Está en la página 1de 10

ALTA AUTOESTIMA

Se considera que una persona tiene una alta autoestima cuando tiene una
valoración positiva de si mismo. Sin embargo, esto no quiere decir que una
persona con alta autoestima sea una persona perfecta, o que todo le salga bien.
La autoestima depende de la valoración que uno tiene y hace de si mismo. Por
ejemplo, una persona podría hacer muchas cosas bien y pensar que debería
hacer mucho más de lo que hace o hacerlas todavía mejor, mientras que otra
persona podría aceptarse mas fácilmente como es aun cuando algunas cosas no
le salgan tan bien o no le resulten tan fáciles. Para tener una alta autoestima no
hay que ser perfecto, sino saber aceptarse como uno es, con imperfecciones y
todo. Pero tampoco hay que caer en el conformismo y no luchar por aquellas
cosas que se quieren solo por aceptarse como uno o una es. Uno siempre puede
mejorar, aprender y capacitarse, lo que no quiere decir que si a veces no se logra
lo que se pretende sea motivo para deprimirse o para auto castigarse.

BAJA AUTOESTIMA

La autoestima se define como un conjunto de percepciones, evaluaciones e ideas


sobre nosotros mismos, en las cuales se fundamente nuestra capacidad de
autoconfianza, de amor propio y nuestra necesidad de ser reconocidos por los
demás, entre otros aspectos de la personalidad.

Se trata de un concepto complejo, a menudo fluctuante, pero cuyas bases se


echan durante la infancia y adolescencia, inicialmente a través de la relación
paterna y luego con los pares.

Las personas con baja autoestima, entonces, tienen problemas de autoaceptación.


Esto puede significar que son jueces muy severos de sí mismos, que no se
respetan a sí mismos o que se tienen demasiada compasión; del modo que sea
esto se traduce en una relación particular con los demás, en las que el individuo
siempre ocupa un lugar inferior o de sometimiento.
Tener baja autoestima no significa, sin embargo, que la persona actúe
constantemente en función de ese criterio: las personas somos complejas,
tenemos múltiples caras y no siempre es sencillo determinar los elementos que
conforman nuestra personalidad. Tampoco debe confundirse la baja autoestima
con enfermedades mentales o dolencias anímicas más complicadas, como la
depresión.

INICIO DE LA AUTOESTIMA

Las personas con una alta autoestima, por lo general:

 Son más felices.

 Se relacionan mejor con las demás personas pero también aprecian y


saben estar solas.

 Suelen lograr lo que se proponen y las metas que se plantean.

 Tienen confianza en si mismos y saben lo que son capaces de lograr.

 Se sienten más capaces de enfrentarse a retos aun cuando saben que


corren el riesgo de no lograrlos.

 Suelen ser apreciados y respetados por los demás.

 Saben plantear sus puntos de vista, sus gustos,  mostrar su opinión y decir
cuando están de acuerdo y cuando están no lo están

 Son personas seguras que se muestran fuertes ante los demás por lo que
difícilmente no serán tomados en cuenta.

 Pueden aceptar sus errores sin sentirse unos fracasados.

 Les resulta más fácil entender y perdonar a los demás.


 Son mas independientes y más capaces de mantenerse e ingeniárselas por
si solos.

 Tienen menos dificultades para expresarse o dar a conocer sus


sentimientos.

EJERCICIOS PARA AYUDAR A AUMENTAR LA AUTOESTIMA

Ejercicio 1

 Piensa en 5 logros que hayas conseguido a lo largo de tu vida: Terminar tu


carrera, trabajar en el sector que querías, aprender un tercer idioma, tocar
un instrumento musical, aprender a cocinar solo, lograr seducir a tu
pareja… Si te cuesta encontrarlos es porque no estás siendo generoso
contigo mismo, así que imagínate que ese éxito lo hubiera conseguido un
amigo, ¿qué le dirías?, ¿cómo se lo reconocerías?

 Luego piensa qué características personales positivas son necesarias


para conseguir cada uno de esos logros: la curiosidad, la iniciativa…

 Ya lo tienes, ¡éstas son tus fortalezas!.

Ejercicio 2

La gratitud es una fortaleza muy relacionada con la autoestima, pon a prueba


esta técnica para practicarlas.

 Carta a una persona muy querida: La actividad consiste en escribirte a ti


mismo una carta describiéndote en tercera persona. Se dejan 20 minutos
para completarla. Tras ese espacio, se le pregunta a las persona cómo se
ha sentido y qué ha aprendido de ellos mismos.

“Tengo muchas ganas de que llegue el viernes porque te voy a presentar a una
persona a la que quiero mucho. Se llama (aquí escribe tu nombre)……… y es
(describe las características físicas, psicológicas y sociales positivas tuyas que te
gustan).

A continuación, sigue describiéndote en tercera persona como si la carta la


escribiera una persona que te quiere mucho.

Lo que más me gusta de él/ella es que ………………………

Algunas de las personas que más le quieren son………………

De lo que más orgullos@ se siente es…………………………

Lo que necesitaría para sentirse más a gusto consigo mism@ y con más


autoestima es dejar de…………

Termina escribiendo textual el siguiente párrafo: “Yo creo que se sorprendería si


supiera lo importante y especial que es para mí, porque la verdad es que es la
persona con la que tengo la relación más estimulante, apasionante y duradera de
mi vida.”

Convierte tus pensamientos negativos en respuestas racionales

Nuestro diálogo interno es fundamental a la hora de construir nuestra autoestima.

En personas con una autoestima sana este diálogo suele ser amable, positivo y
reconfortante. Pero en aquellas personas con la autoestima baja se convierte en
todo lo contrario, aparece una voz que critica, castiga y desprecia los logros
constantemente.

Esta voz interior es irracional y suele interpretar cualquier situación de la peor


forma posible, incluso cuando no haya pruebas objetivas para llegar a esa
conclusión.

¿Qué tenemos que hacer? Detectar esos pensamientos irracionales, negativos


acerca de ti mismo/a y cuestionar su objetividad, cambiándolos por otros más
realistas y objetivos. Tocará ponerlos a prueba para que tu razón los venza. ¿Es
una amenaza real o está totalmente infundada?

Identifica en qué situaciones aparecen y qué es lo que te dicen exactamente. Tus


pensamientos negativos suelen ser siempre los mismos, así que ¿de qué manera
te hacen interpretar las situaciones?, ¿qué emociones te provocan?
VIDA SALUDABLE PARA LA MATERNIDAD

Toma un suplemento de yodo y ácido fólico

Durante el embarazo y la lactancia se recomienda un suplemento de yodo y


de ácido fólico, nutrientes esenciales para el correcto desarrollo del bebé.

Los médicos suelen recomendar suplementos alimenticios que contienen estas


sustancias junto a otras importantes como calcio, hierro, omega-3, vitaminas... por
si la alimentación de la madre tiene carencias y no llega a las recomendaciones.

Procura mantener un peso adecuado

Es difícil hablar del el aumento de peso ideal durante el embarazo, ya que


aunque en general se recomienda un incremento entre seis y doce kilos, las
embarazadas con bajo peso deben aumentar más kilogramos para recuperar su
estado nutricional, mientras que las que comienzan con exceso de peso han de
limitar su aumento.

Mantén una buena hidratación


Mantenerse bien hidratada durante el embarazo bebiendo agua suficiente es
fundamental para mantenerse sana, para prevenir problemas como la obesidad,
las varices, el edema, estreñimiento... Se recomienda beber al menos dos litros de
agua diarios durante el embarazo, probablemente más si es verano y siempre que
tengas sed.

También puedes optar por zumos naturales (mejor que los envasados), leche,
batidos caseros y tomar abundante fruta y verdura también te mantendrá bien
hidratada.

Di no a tabaco y alcohol

Está comprobado que fumar durante el embarazo plantea riesgos. Debido a la


falta de oxígeno, el feto puede no crecer y su ritmo cardiaco se acelera. El tabaco
se relaciona con muchos abortos y muertes de bebés, por lo que ha de
evitarse en la medida de lo posible, no solo en la madre, también en el entorno.

Por otro lado, el alcohol pasa al torrente sanguíneo del bebé y también le afecta
negativamente y si el consumo es habitual pueden darse complicaciones
obstétricas e incluso el síndrome alcohólico fetal. En definitiva, mejor no beber ni
una gota de alcohol durante el embarazo.

Haz ejercicio durante el embarazo

Si no existe contraindicación médica o riesgo para el embarazo, la práctica


habitual de ejercicio proporciona múltiples beneficios a la madre y al bebé. El
momento y el ritmo con el que empecemos dependerá de cada mujer y a lo que
esta estuviera acostumbrada, pero en general no hay límites para ello y se puede
seguir con actividad física hasta el final del embarazo.

Hay algunos ejercicios más adecuados para la embarazada, como la natación y


otros ejercicios en el agua, caminar, yoga, ir en bicicleta... Dependerá de nuestros
gustos y además nos prepara para afrontar fuertes y con más ánimos el parto,
ayudando a una mejor recuperación.

ELEMENTOS QUE INFLUYEN EN LA AUTOESTIMA

AUTOCONOCIMIENTO

Como autoconocimiento designamos al conocimiento que tenemos de nosotros


mismos, es decir, al conjunto de cosas que sabemos acerca de quiénes somos.
Asimismo, es el proceso en el que todo niño, a cierta edad, empieza a descubrir
su propio cuerpo.

La palabra, como tal, se compone del prefijo auto-, que significa ‘propio’ o ‘por uno
mismo’, y el sustantivo conocimiento, que es la capacidad de comprender por
medio de la razón.

Autoconocimiento es un concepto muy usado en la psicología y en el ámbito de


desarrollo personal en referencia a la capacidad de introspección que tiene una
persona para reconocerse como un individuo y para diferenciarse de los demás.
En este sentido, el autoconocimiento ayuda a la construcción de una identidad
personal.

AUTO IMAGEN

La autoimagen (conocida en inglés como self-image) es la imagen o


representación mental que se obtiene de uno mismo, generalmente resistente al
cambio, y que no representa solamente los detalles que pueden estar disponibles
a la investigación u observación objetiva de otros (como la altura, peso, color del
cabello, género, cociente intelectual, etc.), sino también los elementos propios que
se han aprendido acerca de sí mismo, ya sea por experiencias personales o por la
internalización de los juicios de los demás. Una definición simple de lo que
representa la auto-imagen de una persona es la respuesta a esta pregunta
- "¿Qué es lo que cree o piensa la gente de usted?".

La autoimagen es esa fotografía interna (y con frecuencia falsa), que tenemos de


nosotros mismos y que está presente, cada vez que decimos o pensamos “yo soy”
o “yo no soy” y es la responsable de decir “yo puedo” o “yo no puedo”.

La autoimagen se puede clasificar en tres tipos:


 Autoimagen resultante de cómo el individuo se ve a sí mismo.

 Autoimagen resultante de la forma en que otros ven a la persona.

AUTO VALORACIÓN

La autoevaluación es un método que consiste en valorar uno mismo la propia


capacidad que se dispone para tal o cual tarea o actividad, así como también la
calidad del trabajo que se lleva a cabo, especialmente en el ámbito pedagógico.

Las personas estamos más acostumbradas al típico proceso de evaluación regular


al que nos sometemos a instancias de la escuela o la universidad, en el cual son
los profesores quienes evalúan si los conocimientos fueron aprendidos
correctamente. Este procedimiento es externo, es decir, lo realiza un tercero, el
profesor mediante una prueba oral o escrita, o por la presentación de un trabajo
práctico.

AUTO RESPETO

El autorespeto es el respeto por nosotros mismos como seres humanos dignos y


valiosos, que necesitamos no solo que nos comprendan y nos valoren los demás
sino ante todo, nosotros mismos. Mirarnos atentamente y saber cuánto valemos,
reclamar y luchar por satisfacer nuestras necesidades personales, sin dañarnos ni
tratando de sobrepasar nuestros límites. ¿Cuántas veces hemos exigido a nuestro
cuerpo y nuestra mente más de lo que le pediríamos a otro que haga? ¿Alguna
vez hemos incorporado a nuestro organismo sustancias que nos ponen en peligro
o nos enferman? ¿Descansamos en forma adecuada? ¿Reflexionamos sobre lo
que nos conviene para nuestro futuro para llegar a realizarnos nosotros y no
cumplir expectativas ajenas?

Vivir una vida sin sentido, demasiado presionada o por el contrario solo dirigida al
ocio y al tedio, tomar actitudes de riesgo innecesario, tener hábitos de vida poco
saludables es no respetarnos, y ante todo, el respeto comienza por uno mismo.
Cuando aprendamos que valemos, que somos capaces de concretar las ideas que
nos llevarán a un desarrollo pleno sin avasallar los derechos ajenos, entendiendo
nuestros límites, conociendo nuestras fortalezas y debilidades, aprendiendo de
nuestros errores y perdonándonos por ellos, pudiendo decir que “no” cuando se
nos impone conductas que exceden nuestros límites físicos, psicológicos o
morales, habremos aprendido a autorespetarnos.

AUTOACEPTACIÓN

Consiste en aceptar y aprobarse a uno mismo y cada una de las partes que nos
forman o nos integran, teniendo en cuenta tanto nuestras virtudes y nuestros
defectos, ya que todos forman parte de nuestro ser.

Carol Ryff la define como la actitud positiva hacia uno mismo, aceptando los
aspectos positivos y negativos de nuestro ser. Cuando su nivel es óptimo,
valorando siempre positivamente nuestro pasado, ya que este es una fuente de
aprendizaje.

Así pues, un nivel deficitario en esta área conllevaría al perfeccionismo y al uso


exagerado de los criterios externos. Aumentando la actitud positiva hacia uno
mismo, además podemos conseguir otros beneficios a nivel psicológico.

Según este modelo para conseguir aceptarnos a nosotros mismos debemos tomar
la decisión para poder tomar consciencia de quienes somos y que nos consolida
como persona.