Está en la página 1de 140

Psiónica:

Introducción a la psiónica
Es un concepto acuñado por el editor y escritor de ciencia ficción John W. Campbell acuñó el término y lo definió
como “la ingeniería aplicada a la mente”, derivado de los términos “psi” mente y “ónica” de electrónica referidos a la
máquina. Se entiende como la utilización a nivel psíquico de elementos simbólicos ya sean gráficos, tipos de
ejercicios mentales o maquinas totalmente inútiles desde un punto de vista físico. La psiónica utiliza elementos
simbólicos, elementos energéticos y geométricos para actuar tanto en el entorno, como sobre las personas de modo
directo o a distancia. 

Cambell era muy aficionado a las cuestiones científicas de vanguardia, a finales de la década de 1950 y principios de
la de 1960 mantuvo contacto con Thomas Galen Hieronymus, uno de los personajes importantes de la radiónica
instrumental americana, desarrollando una versión simbólica de su aparato consistente es un simple dibujo. A
Hieronymus no le gustó mucho la idea, pues sostenía que para diagnostico sí era efectiva, pero no tanto para
tratamiento, pues no tenía la energía suficiente. 

Simultáneamente a la evolución de la radiónica clásica en Estados Unidos e Inglaterra, en


Francia y Bélgica se produce un desarrollo de la radiestesia centrándose en la onda de forma, primero utilizando
objetos como pirámides y pilas radiestésicas entre otros elementos, posteriormente gráficos realizados a veces con
tinta especial (algunos eran con tinta férrica)  e incluyendo cada vez más elementos simbólicos, desde formas
sagradas hasta letras en alfabetos sagrados (hebreo fundamentalmente, sanscrito y otros según algunos autores).  
Esta evolución de la radiestesia se suele llamar radiónica franco-belga, pero entra más en la categoría de “psiónica”
por la incorporación de elementos simbólicos a modo de instrumentos junto con piezas energéticas tales como
imanes, espirales, piedras, colores y similares. La visión franco-belga entiende que toda geometría en volumen o
plana es una interposición en la energía de fondo que puede dirigirse tanto para actuar sobre elementos biológicos en
contacto directo o a distancia con un testigo (muestra, biológica, papel con el nombre o foto). Autores clásicos de la
radiónica franco-belga que hace un desarrollo que podríamos denominar “psiónico” son: A. de Belizal,A. Chaumery,
Jean de la Foye, Jean Pagot y los hermanos Servranx.

1
A finales de la década de 1970, principios de la de 1980, surge un personaje
que interpreta todas las maquinas radiónicas a un nivel puramente simbólico, en donde únicamente es importante la
mente del operador, es Charlie Cosimano (más conocido en los círculos de estos temas como “Tío Chuki”).
Actualmente muchos practicantes utilizan para tratamiento máquinas simbólicas realizadas en papel, así como
uniones de cristales de cuarzo, orgonitas, espirales metálicas, símbolos… que, aunque en una primera aproximación
podrían tener un comportamiento energético, son utilizados mayormente como elementos de estímulo y
concentración mental. 

Utilizaremos el termino psiónica para referirnos a aquellos elementos que tienen un papel más simbólico que
energético como tal. Por ejemplo, si en vez de una máquina radiónica con componentes electrónicos (ya estén
conectados a una fuente eléctrica o a un imán) se trata de unos simples botones conectados entre sí con un cable o
dibujados sin más, no se trata de un auténtico dispositivo radiónico sino puramente simbólico. Otro ejemplo sería el
de una pirámide conectada a un símbolo o gráfico y a una serie de espirales con o sin cuarzos, sería un diseño
psiónico, aunque se empleen elementos que pueden tener un valor energético.

A partir de la década de los 60 del siglo pasado, y con el auge de la energía de las pirámides, de las propiedades de
los minerales y demás conocimientos relativos a las energías sutiles, se tiende a unificar elementos; esto es en
principio positivo, pero a veces se produce un abuso, llegando a incluir elementos que se contradicen.

Tras lo dicho anteriormente puede surgir la duda sobre cuál es el límite entre radiónica y psiónica, marcarlos es muy
difícil, ya que una de las características de las energías sutiles es que sigue a la mente o interactúa con ella y por lo
tanto lo que entraría dentro de una denominación, según la disposición y modo de empleo pasando fácilmente a otra
categoría. Por esto los gráficos activos o circuitos radiónicos, pertenecerían más a la categoría de psiónica, pues
todavía no había surgido este término cuando empiezan a utilizarse y sí era conocida por los practicantes franco-
belgas la denominación de radiónica.

La radiación de color en la pirámide


La pirámide desde el punto de vista radiestésico emite toda la gama de colores, por lo que es útil tanto para ser
empleada como instrumento para la acción a distancia, como para cargar un objeto selectivamente con un color u
otro según las necesidades. Fue el radiestesista Bovis quien se dio cuenta del poder energético de estas figuras al
detectar en la cámara del rey de la pirámide Keops radiación del tipo Verde Negativo, investigadores posteriores
encontraron la distribución del resto de colores utilizados en radiestesia.

En la punta de una pirámide orientada al Norte por el centro de una de sus bases la radiación que da es Verde
Positivo, mientras que a un tercio el centro interior su radiación es verde negativo. Como la pirámide es muy sensible
a las energías del entorno, así como a la posición y localización exacta, las radiaciones o colores que emiten pueden
variar, a falta de que cada operador pueda determinar con el péndulo la localización exacta de cada color. Belizal y
Morel definieron un código que resulta de gran utilidad para la carga energética con el color deseado de piedras,

2
gemas, cuarzos o remedios. El conocimiento de las distintas frecuencias emitidas por la geometría de la pirámide es
de gran utilidad para el diseño de instrumentos radiónicos y psiónicos. Esta es la distribución de Belizal y Morel:

Un modo clásico de los radiestesistas para descargar un objeto es hacer girar el péndulo ordenándoselo
voluntariamente, igualmente se le ordena girar en sentido horario para cargarlo hasta que deje de girar. Aunque
cualquier péndulo sirve para esta operación, los péndulos emisores son los más adecuados, en especial para el
trabajo con la pirámide el denominado “Karnak” o “egipcio”.

Situar el objeto en el centro de la pirámide orientada en un soporte que lo mantenga a un tercio de altura, aunque
también se puede poner en la base. A un tercio en el centro de la estructura es donde la radiación de tipo Verde
Negativo es más intensa. Si bien el verde negativo puede deshidratar y tener efectos negativos, se puede volver
positivo con la influencia de otros elementos, siendo por ello un buen portador para remedios o medicamentos.

Con la pirámide bien orientada y el objeto dentro de ella se hace girar el péndulo voluntariamente encima de la punta
de la pirámide en sentido contrario a las agujas del reloj. El operador debe dar la orden mental de descargar, de
limpiar girando en este sentido, cuando deje de girar se dará por terminada esta fase. Para cargarlo con un
determinado color, se toca con el dedo índice de la mano libre el lado de la pirámide correspondiente al deseado
mientras se hace girar el péndulo en sentido horario, con la conversación mental de que cargue energéticamente el
objeto. Se deja girar hasta que deje de hacerlo por sí mismo, es una carga por saturación. 

La carga de un objeto debe realizarse en tres momentos para evitar una sobre saturación inmediata que según
algunos investigadores puede producir una reacción negativa en el cuerpo del portador. También se recomienda
envolver en una tela fina el objeto si se va a llevar encima a modo de amuleto o protector. 

Se puede incluir un deseo o intención escrita en un papel junto al objeto a cargar, también se puede poner alguno de
los gráficos activos de los habituales en el uso psiónico.  Para un propósito general de favorecer el bienestar y la
vitalidad de una persona se puede cargar un cuarzo o una gema situando el índice en la posición de Verde positivo.

El color necesario para emitir para cada objeto o situación se puede determinar por medios radiestésicos utilizando
un péndulo cromático o cono virtual, un péndulo Universal, péndulo ecuatorial o tabla de colores.

3
El disco ecuatorial de Jean de la Foye

Jean de la Foye desarrolló un instrumento para el diagnóstico y emisión de los


colores del espectro, tanto de los del meridiano eléctrico como del magnético. Se trata de un círculo de madera con
una aguja de cobre en forma de “L” que sirve para marcar el grado correspondiente al color del espectro, suele tener
30 cm de diámetro, aunque en desarrollos posteriores puede ser más pequeño. Está orientado al norte por su grado
0 y en el grado 180 se pone el testigo a indagar o influenciar, y como es corrector no provoca efectos negativos en
caso de tratamientos inadecuados. Es un instrumento muy fácil de realizar y de gran utilidad, tanto en su versión
original como parte del desarrollo de otros elementos emisores de onda forma.

Este radiestesista tenía una influencia cabalística muy importante, por lo que su
interpretación de los colores radiestésicos y de la energía de la onda forma está basada en la geometría hebrea, es
decir, al valor y cualidades de las letras de este alfabeto. El espectro de colores lo planteó de acuerdo con el
tetragrama que es el nombre de Dios, representativo de la trinidad; la palabra YHWH (‫ )יהוה‬posee los valores de 1 o
10 para la letra Yod (Y, ‫)י‬, indicativo del Padre, la letra He (H, ‫ )ה‬con un valor de 5 es indicativo del Espíritu y la letra
Vav (W, ‫ )ו‬con un valor de 6 representa al Hijo. La letra Yod se encontraría a 180º en donde la radiación es Verde
positivo magnético, la Vav puntuada (ׄ‫ )ו‬emitiría una radiación sobre el aura a 40º del Norte y a 320º, la He emite
negro eléctrico a 105º. El estudio de las radiaciones y sus correspondencias cabalísticas requiere un estudio y
comprensión detenido. De la Folle dedujo los 24 colores probando con un imán, posteriormente con el péndulo
poniendo una aguja de cobre en forma de “L” en un disco de madera orientado al norte realizó la disposición de su
instrumento; se asemeja a la filosofía que inspira la técnica de los gráficos de Malcom Rae y del Doctor Papel.

Su construcción es sencilla, pues se trata de un círculo de 30 o 15 centímetros de diámetro en el que se han inscrito
los grados y colores del espectro eléctrico y magnético, con una aguja en forma de “L” de cobre u otro material
insertada por su lado más corto. El lado de la aguja se mueve al color a emitir. Puede ser de cartón o madera, y si
bien parece ser que el tamaño o material de la aguja no es crítico, tiene más potencial cuanto mayor es la masa del
disco. Se orienta al norte en su grado 0 y se sitúa el testigo a influenciar en un soporte o imán a unos pocos
centímetros de distancia en el grado 180, que corresponde a Verde + magnético. Como su potencia no es muy
grande se puede amplificar uniéndole una espiral o bobina de cobre con el final de la aguja a través de un cable, en
vez de la espiral se puede hacer pasar por una pila radiestésica u otro generador de ondas forma, como una
pirámide; también se pueden usar imanes para amplificar su efecto. Este es el gráfico para inscribir en el disco en su
versión clásica de la Foye en tinta negra y en su versión en color:
    

4
Los colores van divididos en su doble aspecto, tanto en el espectro magnético o eléctrico, siendo doce en cada
sector: Verde Positivo (V+), Azul (Az), Índigo (I), Violeta (Vi), Ultravioleta (Uv), Blanco (B), Verde Negativo (V-), Negro
(Ne), Infrarrojo (Ir), Rojo (R), Naranja (Na) y Amarillo (Am).  El grado 320 se utiliza para limpiar de toda influencia,
tanto externa como por la necesidad de neutralizar cualquier efecto. El Este es el hemisferio o fase eléctrica y el
Oeste el magnético.

Para diagnosticar que color se debe influenciar, se puede


realizar tanto a través de un gráfico típico de los utilizados en radiestesia para tomar decisiones como con el propio
disco. El color a proyectar se determina con el grafico y se obtiene moviendo muy lentamente la aguja mientras se
sostiene el péndulo sobre el grado 180 a espera que indique con el acuerdo convencional cual es la posición
adecuada, el testigo se encuentra en su posición correcta para su irradiación, es decir, en el extremo fuera del disco.
Para determinar el color con un gráfico de decisiones como el que reproducimos, se coloca el péndulo en el centro de
este y se le pide que se incline por una de las dos mitades y por un color determinado, el testigo se encuentra en el
centro del gráfico.  No hay peligro de efectos negativos tanto por el exceso de exposición como porque la elección del
color no sea la adecuada, pues cesa la emisión si hay sobresaturación.

5
Con orientarlo al Norte magnético en el grado 0 es suficiente, aunque algún autor sugiere que la posición sea
respecto al Norte “forma”, que depende de la latitud y longitud del lugar, lo que da la declinación magnética.  Por
ejemplo, para Madrid que está a 4º 2´ 5´´ Oeste y 39º 54´ 0´ Norte lo que da es una declinación 1º 10´Oeste, por lo
que este valor habría que restarlo de 360, siendo el grado 359 donde estaría el Norte, y si el resultante por la
localización del lugar es al Este, se debería sumar. Es decir, al Oeste el lado magnético y al Este el eléctrico. Por lo
que en nuestro ejemplo hay que apuntar el grado 359 o 358 al Norte, y si fuese al Este, por ejemplo 10º se apuntaría
el grado 10 al Norte. En España se puede utilizar la página web del Instituto geográfico Nacional y a nivel mundial
aquí. Se deja actuar sobre el testigo el tiempo determinado por radiestesia, aunque no hay peligro en que esté
actuando durante días, pues como hemos indicado antes, deja de emitir si hay sobresaturación.

El disco ecuatorial es un instrumento muy interesante de trabajar, permite explorar el campo de la influencia a través
de los colores y resulta un elemento constructivo muy valioso para el diseño de dispositivos de onda forma.  Todo
practicante de radiestesia y psiónica debería disponer de algunos de ellos, ya sea realizándolo uno en cartón mismo
empleando los gráficos o adquiriéndolo ya hecho en madera.

6
El reequilibrador de De la Foye
En el estudio de las formas que generaran ondas beneficiosas, De la Foye describe un objeto muy simple que
permite neutralizar todo tipos de energías negativas y requilibrar el entorno.  Aunque pude funcionar como emisor, y
se le puede añadir un selector de la radiación que debe emitir, su función es más de tipo pasivo similar a la “vara
Atlante”. Es sencillo de construir y de situar. Este sencillo objeto fabricado en cualquier material, es fruto del
desarrollo y estudio de las radiaciones de la onda forma.

Consiste en una superficie de madera, cerámica, resina o similar de unos 20 cm por 10, se graban superficialmente
tres círculos con una profundidad de 2 o 3 milímetros, de igual modo se añaden una línea central que recorre todo el
largo, otra diagonal a 40 grados de la anterior. Una línea atraviesa el centro, con otra línea a 15 grados de esta, de
lado a lado. En la parte derecha del grabado se sitúa una línea a 30 grados del centro, desde este hasta el borde. En
los 5 puntos correspondientes a la intersección de la línea central con los círculos se hacen agujeros pasantes,
representado en el gráfico con cirulos pequeños en negro, y en los 4 puntos donde se cruzan los 3 círculos grandes
se realiza unos agujeros ciegos a poca profundidad.

7
Los tres círculos hacen que la energía se compense por sí misma, mientas que las líneas que atraviesan los agujeros
crean una fuerte corriente energética que eleva la frecuencia, pero para que no se produzca saturación se sitúan los
trazos a 40º y a 15º con el fin de estabilizar todas las ondas emanadas por la forma. El origen de la fuerza que se
diversifica para equilibrar es la acción de las líneas y los agujeros con los neutrinos presentes en todo el universo,
esto es lo que defienden algunos y la idea original que inspiró a De la Foye.

Este es un modelo realizado por Alternativ-lab:

Este objeto se sitúa en plano con la línea central en el 355 grado del Norte magnético. Puede encontrarse situado
tanto en el interior de una vivienda como fuera. Se concibió como un equilibrador de energías tanto
electromagnéticas como las perturbaciones de origen terrestre (magnetismo, líneas Curry, líneas Hatmmann …). 
    

8
También se puede emplear como equilibrador a distancia de una persona, colocando un testigo (una muestra de
pelo, una fotografía, muestra biológica, etc. …) de ésta en el centro del circulo Norte, es decir el 2º orificio.
Igualmente, para cargar o limpiar un objeto, se sitúa este en el agujero del círculo Norte y se deja unos minutos.

En el círculo norte se puede acoplar una aguja en forma de “L”, con lo que se tendría la posibilidad de seleccionar el
color o tipo de onda a emitir. Para hacer más fácil la elección de color deseado, se puede colocar un esquema de los
colores conforme al “Disco ecuatorial” del mismo De la Foye.  Los objetos colocados en el centro del círculo Norte
emiten ondas verticales, los objetos colocados en el centro del circulo Sur emiten ondas por encima suya.

Es interesante el conocimiento de este instrumento, que más que radiónico pertenecería a la categoría de psiónica,
ya que es sencillo de realizar y utilizar, su efecto sobre los espacios en donde se coloca es permanente y permite
tener un instrumento de acción a distancia eficaz y automático. Es el complemento perfecto para un radiestesista que
experimenta con el disco ecuatorial.

Botella tipo Violet con disco ecuatorial

Una aplicación del disco ecuatorial es para influenciar con la


frecuencia de color  un líquido. Este sencillo artilugio aprovecha la capacidad del disco ecuatorial de Jean De la Foye
de discriminar y dirigir la frecuencia de color deseada para cargar un líquido con ella, pudiendo repetir la operación
con diferentes patrones para preparar remedios personalizados. Se combina el disco ecuatorial con una botella con
espirales de cobre en torno a una botella, basándose en la idea del agua vitalizada de  Marcel Violet, aunque su
9
dispositivo es más eléctrico, su fundamento es el mismo, tratar de ordenar las moléculas del agua de un modo más
energético y vitalizante. Presenta este dispositivo la peculiaridad de que es posible elegir el tipo de frecuencia (color)
para cada caso concreto. Su diseño es original, aportando ideas distintas del uso del disco ecuatorial.

El dispositivo es muy sencillo de realizar si se dispone de un


disco ecuatorial. Conviene que el disco ecuatorial tenga la mayor masa posible, por ejemplo 30 cm de diámetro y de
10 cm a 15 de grueso, con la aguja de cobre en forma de “L” que sobresalga un poco del disco. El disco está
orientado al Norte en su grado 0, y se ha elegido el color a influenciar con una tabla radiestésica o bien directamente
sobre el disco con el testigo en el grado 180, dependiendo de si es para un propósito general o para una persona en
concreto. A la aguja en forma de “L” en su parte más larga se une un hilo de cobre que va a una espiral de cobre un
poco más gruesa en torno a una botella; dicha espiral se enrolla hacia la izquierda para mantener la polaridad. El
tiempo de exposición, las tomas diarias y la cantidad se determinan por medios radiestésicos, aunque con una hora
de exposición es suficiente y con 10 cm cúbicos al día ingeridos por las mañanas en ayunas será más que suficiente.
Se tapa el con papel la entrada de la botella y si el recipiente es de arcilla se girará a mitad del proceso. La mejor
sustancia para cargar es el agua natural, pero se pueden utilizar otros líquidos.

Para cargar más de una influencia se puede repetir el proceso con distintas posiciones de la aguja, preferentemente
en el hemisferio magnético del disco que es de efecto terapéutico. Pero también se puede cargar más de un color al
mismo tiempo poniendo distintas agujas en las posiciones adecuadas y soldando un cable entre ellas, que a su vez
se une a la espiral en torno a la botella.

Un modo más elaborado y que permite añadir propiedades


extras al líquido es poniendo al conjunto una arandela de corcho o madera en la boca de la botella en donde se ha
puesto una varilla de oro o plata, que no tiene necesariamente que estar en contacto con el líquido, encima de ésta
se coloca un disco de madera con un agujero en el centro y encima de éste algún objeto que haga de amplificador,
como un cuarzo, una semiesfera o una pirámide. De este modo las propiedades de la plata o el oro se añaden a las
cargas de frecuencia forma aportada por el disco ecuatorial. Se podría decir que es un modo más sutil o energético
de hacer agua coloidal.

Este  dispositivo es un ejemplo de las aplicaciones y diseños posibles con los objetos que emiten onda forma.

El caduceo, instrumento de equilibrio de energías


10
El caduceo es el símbolo del comercio y de la medicina, consiste
en una o dos serpientes enroscadas en torno a una vara o bastón central.  Es un símbolo muy antiguo, que en su
versión actual se remonta a época de los griegos y representa el equilibrio de fuerzas
contrarias. Su forma inspiró dos instrumentos para el requilibrado de energía y la acción a distancia a los
investigadores A. Masson y J. Bersez en un libro repleto de instrumentos de onda forma llamado “La médicine d
´Asklepio. Initiation aux ondex de forme”. Se trata de dos instrumentos sencillos de realizar que tienen un gran interés
tanto por su potencial como por permitir un entendimiento práctico de dos aspectos de las energías sutiles: que se
conduce por el metal y que sigue las leyes de reflexión de la luz.

Caduceo de alambre: Se hace con dos espirales de metal, preferentemente de


cobre, una por encima de la otra y en sentidos distintos. Si el hilo que se enrolla a la izquierda está por encima del
que se enrolla hacia la derecha, este instrumento servirá para tratar a zurdos, en caso contrario el hilo que se enrolla
hacia la derecha está encima del otro, servirá específicamente para tratar a diestros. Basta con sujetarlos un
momento con la mano dominante para que se noten los efectos de requilibrado de energía. También se puede sujetar
con las dos manos para una mayor acción.  Se debe dejar 5 centímetros de alambre libres recto al inicio de cada
espiral, quedando ambos en el mismo plano. Este instrumento orientado Norte sur puede hacer efectos similares a
los de la pirámide, poniendo en su base un alimento a conservar o momificar, e incluso poniendo el testigo y el
remedio de una persona a tratar se puede ejercer una acción a distancia. Se le ha encontrado efectos de
deshidratación y de pulido sobre los metales. No es necesario orientarlo hacia el Norte para que produzca sus
efectos, tampoco es crítico el número de espirales, pero es conveniente comprobar todos estos parámetros por
métodos radiestésicos. Con este instrumento se puede comprobar que la energía sutil se transmite a  través de los
metales, pues la captan y emiten inmediatamente. En el centro del caduceo se crea una línea de energía intensa
fruto de las captadas por las espirales.

11
Caduceo de espejos: Consiste en dos espejos un frente a otro con dos tubos pequeños en su parte superior a un
centímetro,  uno frente al otro inclinados hacia arriba un grado; el agujero del tubo debe tener un milímetro de
diámetro, de tal modo que la proyección de estos sobre los espejos y la trayectoria de un haz hipotético de luz se
reflejase múltiples veces. Puede tener una estructura cuadrada o rectangular, pudiendo estar en una estructura de
madera totalmente cerrada, aunque no es imprescindible. El tamaño no es decisivo, así como los materiales,lo
importante es que los dos tubos metálicos uno frente al otro desplazados ligeramente un milímetro. La interrelación
de los dos tubos genera un campo de energía vertical en el centro de la doble espiral generada por la reflexión que
hace la energía, por lo que aquí se comprueba la propiedad que tiene la energía sutil de seguir las leyes de la óptica.
Se puede orientar al Norte por el centro de una de sus caras donde está el tubo. Su efecto es similar al del caduceo
de alambre, pero más intenso y duradero, ya que es un dispositivo que se puede dejar con el testigo
permanentemente. Deshidrata, conserva, pule metales y permite aumentar el potencial de un remedio.  El testigo u
objeto a tratar se sitúa en la base, y si no se le añade remedio produce un equilibrio personal necesario para la
recuperación o potenciación de la vitalidad.

Aunque la orientación parece tener su función para propósitos generales como los ya descritos, se puede utilizar
cambiando la posición y teniendo en cuenta un código zodiacal, donde el inicio del signo de Cáncer estaría al Norte.
Por ejemplo si se desease la influencia de la tenacidad práctica de Capricornio se colocaría el caduceo de espejos en
el inicio de este signo, o en medio del mismo para aprovechar los aspectos astrológicos. Particularmente preferimos
un uso energético puro con el testigo en la base y el remedio encima, pero dejamos esta nota astrológica para
aficionados y practicantes de la misma, pues los autores citados lo mencionan.

Ambos dispositivos, el basado en alambre y el de los espejos opuestos, captan la energía desde dos puntos
opuestos y diferencia entre uno y otro para crear un campo intenso en el centro que es el que se aprovecha para
efectos muy similares a los de las pirámides. Tanto uno como otro pueden ser el punto de partida para nuevos
dispositivos, en donde ambos se combinen entre sí o con otros elementos como pirámides, disco ecuatorial de De la
Foye, pila radiestésica, cuarzos…

Los sólidos platónicos

12
En radiestesia, en psiónica y otras técnicas energéticas se utilizan los denominados sólidos platónicos en cristal de
cuarzo como elemento potenciador y de orientación de la energía para funciones concretas. Son figuras geométricas
sólidas que toman su nombre del filósofo Platón, al que se le atribuye su primer estudio.

Se le denominan sólidos platónicos a poliedros convexos de tal modo que todas sus caras son polígonos regulares
iguales entre sí, y en el que todos los ángulos sólidos son iguales. También son conocidos como cuerpos platónicos,
cuerpos cósmicos, sólidos pitagóricos, sólidos perfectos, poliedros de Platón o, en base a propiedades geométricas,
poliedros regulares convexos. Solo son cinco, y no hay ningún otro cuerpo que solido que  tenga las propiedades de
convexidad y regularidad; aunque  actualmente se le incorpora dos más para hacerlos coincidir con los chakras, pero
esto no corresponde con su concepción original.

Suelen estar hechos en cristal de cuarzo o en materiales cristalinos naturales. Se ponen dentro de instrumentos
radiónicos para incrementar la influencia de una tendencia, en gráficos activos para potenciar un efecto, en el interior
de una pirámide con el testigo del sujeto o con el remedio a cargar energéticamente. También se puede utilizar sobre
el cuerpo para restablecer el equilibrio energético, determinando por medios radiestésicos la localización exacta
donde situarlo. Se puede considerar un símbolo, pero actúa más en función de su onda forma.

Para su uso adecuado es conveniente estudiarlos detenidamente y comprender su esencia. Para una mejor
compresión de estos elementos como las estructuras que sostienen el Universo es conveniente asimilarlos dentro del
contexto de los cuatro elementos de la naturaleza de la filosofía clásica, siendo el “éter” el quinto elemento  o el que
lo impregna todo correspondiente al dodecaedro pentagonal. Platón en su obra Timaeus, dice de ellos: “El fuego está
formado por tetraedros; el aire, de octaedros; el agua, de icosaedros; la tierra de cubos; y como aún es posible una
quinta forma, Dios ha utilizado ésta, el dodecaedro pentagonal, para que sirva de límite al mundo”.

Los cuerpos platónicos y sus características son:

 Tetraedro: Cuatro lados. El elemento asociado es el Fuego. Relacionado con la energía que permite emprender
nuevas acciones o tener ideas renovadoras, también se le atribuye la capacidad de equilibrar la energía magnética
polarizada.  

   
Hexaedro: Es un cubo con seis caras en forma de cuadrado. Se le asigna al elemento Tierra. Útil para aclarar las
situaciones personales y tomar un camino a seguir, así como con los asuntos materiales y el cuerpo físico. 

13
Octaedro: Ocho caras de triángulos equiláteros del mismo tamaño. Su elemento es el Agua. Se le atribuye la acción
de integrar aspectos mentales inconexos en el ser interior. 

Icosaedro: Veinte caras de triángulos equiláteros. Corresponde con el elemento Agua. Útil para los procesos de
transformación y regeneración interior, donde las emociones deben dar un cambio. 

Dodecaedro pentagonal: Doce caras formadas por pentágonos. Representa el Universo entero. Se le relaciona con la
profundidad del yo interior con connotaciones cósmicas, la ascensión y el misterio.

Gráficos activos I
En el tratamiento a distancia y en directo se pueden utilizar una serie de gráficos que tienen capacidad para portar un
efecto o la influencia de un medicamento, se le llaman gráficos radiónicos, radiestésicos o psiónicos; se podrían
clasificar en esta última categoría, pues la psiónica utiliza elementos geométricos y de forma para canalizar la energía
hacia el objeto de la acción. Son propios de la radiestesia francesa y belga, los más conocidos son los realizados por
los hermanos Servranx de Bélgica a partir de los años 50 del siglo XX.

La base teórica de su funcionamiento se basa en las denominadas “ondas de forma”, que surgen de los estudios de
los radiestesistas franceses de principios del siglo XX, sobre todo de Chaumery y De Belizal. El tema de las ondas es
muy extenso en la radiónica y en radiestesia, por la energía que pueden emitir las figuras geométricas y que sirven
como portadoras de la influencia deseada a enlazarse con el sujeto a influir. Se basan en modelos geométricos
tradicionales y considerados sagrados por distintas culturas, aunque existen múltiples adaptaciones y variaciones; se
pueden realizar geometrías personalizadas de ondas de forma por medios radiestésicos. 

Se trazan en un cartón o superficie blanca, aunque lo más adecuado es una placa para circuitos impresos, quedando
la bakelita de fondo y el trazado en cobre. Cuando se hace como circuito impreso, se le puede incluir un generador
de impulsos de distintas frecuencias o una entrada de audio para transferir la música o frecuencia, hay distintos
modelos comerciales, cada uno con sus peculiaridades técnicas y funciones. Por lo general se traza sobre una
cartulina blanca gruesa y en trazo negro, Servranx los vende en cartón de 300 gramos satinado de 24,5 x 33 cm, con
las instrucciones por detrás y cuando los tenía disponibles a la venta Jacques Bersez estaban confeccionados en una
cartulina gruesa de tamaño folio, con una lámina transparente para protegerlos y dibujados con una tinta especial.
Para utilizarlos cada uno tiene sus indicaciones específicas, a menudo se sitúa el testigo en el centro del mismo o en
un punto determinado, para lo que es conveniente ir girando el testigo hasta obtener una reacción con medios
radiestésicos o con un detector táctil para hallar su punto de ajuste. Muchos de estos gráficos activos son orientados
al Norte y el operador al sur, que suele ser una regla general tanto para los gráficos activos y las maquinas
14
simbólicas. Nunca dejar abandonado el montaje del grafico orientado con el testigo y la acción o deseo, mantenerlo el
tiempo recomendado o el determinado por medios radiestésicos.

Incluimos en sucesivas entradas los gráficos activos más utilizados. Los modelos pueden ser impresos en un acetato
transparente para velar la placa fotosensible de un circuito impreso. Para un uso personal experimental bastará con
dibujarlos o imprimirlos en un papel en blanco. Empecemos por los más clásicos:

Decágono: Es muy utilizado para cargar un remedio con una tendencia determinada o magnetizar un elemento como
una gema, un vaso con agua o cualquier otra sustancia. Suele hacerse de un diámetro de 33 cm. Se orienta una de
sus puntas al Norte y en el centro se pone el remedio junto con la sustancia a impregnar, por ejemplo un vaso de
agua y un remedio homeopático o una gema y el deseo de la acción para que se pueda llevar cargada como
potenciador de una tendencia. Se deja actuar durante unos 30 minutos. El decágono tiene múltiples variaciones y
aplicaciones ya que en radiestesia ha sido muy utilizado.

Decágono amplificador: Es un purificador y potenciador de energía, se puede poner una gema, cuarzo o remedio de
cualquier tipo para potenciar sus cualidades. Deja la energía pura del objeto, por lo que es recomendable utilizarlo
antes del tratamiento o de la detección con un testigo para tener su nivel de energía en niveles puros, sin
interferencias. También se puede poner el testigo en el centro con un papel escrito con el deseo, dejándolo un tiempo
determinado por medios radiestésicos. Se orienta uno de sus lados en el centro al Norte y el remedio junto con el
testigo o elemento a cargar en el centro.  Cuando se utiliza como circuito eléctrico se le aplica una frecuencia de 300
MHz a 3 GHz. Se deja actuar durante unos 45 minutos.

15
Multioscilador: Se orienta con las aberturas al Norte y para utilizarlo basta con poner el testigo y el deseo o el remedio
juntos en el centro. Por ejemplo, si queremos calmar un dolor, pondremos la foto o la muestra de la persona en el
centro y el analgésico encima, o bien si no tenemos el analgésico escribimos un mensaje en un papel con el deseo
de mejora. Bersez disponía de este modelo para su distribución.

Laberinto de la catedral de Chartres: Se emplea para energizar el cuerpo y equilibrar sus energías. Situado al Norte,
aunque algunos en este caso prefieren situarlo al Este con el grafico recto, poner el testigo en el centro durante unos
30 minutos, repitiendo cada cuatro días, también se puede situar el remedio o un papel con el deseo a influir. Cuando
se utiliza como circuito eléctrico se le aplica una frecuencia de 100 MHz a 1GHz.

Laberinto de la catedral de Amiels: Se utiliza para curar y fortalecer, puede proteger de las energías externas
contaminantes, así como de las influencias telúricas adversas. El testigo desimpregnado previamente con otros
gráficos activos o por otros medios se sitúa en el centro, junto el deseo de la acción escrito en un papel; se debe
mantener unos 30 minutos. Se orienta al norte, con el grafico recto

Gráficos activos II
Seguimos con los gráficos activos, radiestésicos o máquinas radiónicas simbólicas, pues es muy estrecho el margen
entre un concepto u otro y según cada autor los engloban dentro de una de estas categorías.

Desimpregnador: Es útil para descargar o limpiar de influencias externas un remedio, un objeto o el testigo. Antes de
16
utilizar otro gráfico activo para cualquier propósito es conveniente descargarlo de cualquier influencia externa y
dejarlo con sus valores naturales. Derecho se orienta en su centro al Norte, dejar el objeto unos 45 minutos.

Anillo Volter: Para mejorar cuestiones de salud, ánimo y materiales, como los problemas judiciales. Se sitúa el testigo
dentro con el deseo o el remedio a transferir. El propósito o lo deseado debe ser muy exacto y concreto. No requiere
orientación, se mantiene unos 30 minutos. De los hermanos Servranx.

Emisor Herrinckx 4 diamantes: Se orienta recto Norte-Sur, el testigo con el deseo o el remedio en el centro y se
puede tener por tiempo indefinido o el determinado por medios radiestésico. Es útil para tanto cuestiones de salud de
personas como de animales o vegetales. Combina la energía electromagnética terrestre con la energía solar.
Hermanos Servranx.

Cruz Atlante: Utilizado para cuestiones materiales, orientado al norte, se pone el deseo escrito en un papel en la base
y el testigo del sujeto en el centro. Repetir el tiempo necesario en sesiones de 20 minutos.

17
Programador físico: Se utiliza para ir condicionando en una dirección las células del cuerpo, actúa lento y de forma
continua; por lo que una vez orientado en su centro al Norte, con el testigo y el deseo escrito en un papel o el
remedio en el centro del gráfico.

El escudo: Protege a nivel físico, psicológico y espiritual tanto de ataques externos como de influencias de todo tipo.
Orientado al Norte por el círculo externo al hexágono, proporciona por cada 10 minutos de exposición 36 horas de
protección, simplemente hay que colocar el testigo en centro del gráfico. Se puede añadir un deseo al testigo, pero
para una protección general no es necesario. Hermanos Servranx.

Gráficos activos III


Continuamos con otra tanda de gráficos radiónicos o activos. En esta ocasión incluimos algunos diseños que han
dado lugar a distintas máquinas radiónicas, objetos psiónicos como pulseras, colgantes, anillos y similares.

18
Magnetrón: Hay muchos diseños distintos tanto gráficos como realizados con imanes o de otros modos, es un clásico
en la radiónica y en la psiónica, este es el diseño de los hermanos Servranx. Como gráfico se puede utilizar para
transferir cualquier efecto con el testigo y el remedio en el centro. Otro modo es situar el testigo del sujeto a tratar en
el centro y con el péndulo el hueco de los extremos apropiado para situar el remedio. Orientado en su centro al Norte,
dejar actuar por el tiempo determinado por medios radiestésicos.

Momificador Delgado: Creado por Pedro S. Ocana Delgado, es útil tanto para momificar como haría la pirámide o la
pila radiestésica, aunque también es empleado para amplificar el potenciar un remedio con el decágono, así como
para transferir un remedio a distancia. Es un emisor de Verde Negativo y es orientado por su centro al Norte,
dejándolo actuar el tiempo necesario en el caso de la momificación o el determinado por radiestesia para el
tratamiento a distancia con el testigo y el remedio en el centro.

Nueve círculos: Se utiliza para la protección de personas, animales y propiedades. Se pone simplemente el testigo en
el centro durante el tiempo determinado por medios radiestésicos.

19
Liberador de obstáculos: Es útil para desatascar una situación material o desbloquear obstáculos, tanto en el aspecto
económico, emocional o de todo tipo. Acelera la resolución de cualquier proceso. Situar el testigo en el centro durante
un periodo de 45 minutos diarios.

Luxor: Basado en el diseño de un anillo que llevaba la momia de un sacerdote egipcio encontrado por egiptólogo
Horward Carter, también conocido como “anillo atlante”. Es utilizado como elemento psiónico por Roger De Lafforest,
que le atribuyó capacidad para eliminar los efectos negativos de la energía de la tierra, limpiando y equilibrando el
entorno donde se encuentra; puede ser un gráfico impreso o estar confeccionado en madera u otro material con
volumen. Se sitúa debajo de la cama si hay alteraciones del sueño, si se emplea para tratamiento a distancia, se
emplaza el testigo y el remedio o un papel con lo deseado en el centro del diseño. También se pueden realizar en
cobre los círculos y las líneas, mientras que los triángulos en aluminio. Hay anillos, pulseras, placas y objetos con
distintas formas basados en este diseño y su uso específico.

Pirámide plana: Es un diseño en dos dimensiones que intenta reproducir el potencial de la pirámide, emite verde
negativo en su centro. Puede ser empleado para momificar material orgánico o para el tratamiento a distancia
situando en el centro el remedio y el testigo orientando en su centro al Norte.
20
Laberinto catedral de Sens: Tiene efectos para equilibrar los campos telúricos, por lo que se puede situar debajo de
la cama, bajo la almohada elimina el dolor y mejorar el sueño. Es útil para magnetizar agua o potenciar las cualidades
naturales de cualquier sustancia. Es más efectivo cuando está diseñado en cobre sobre placa de baquelita. 

Gráficos activos IV
Una nueva serie de gráficos activos que pueden ser incorporados en los diseños de instrumentos radiónicos o
cualquier tipo de máquinas, ya sean como parte del circuito, en elementos del cableado u otras variaciones. 

Pirámide plana 2: Es una recreación en plano de las fuerzas que actúan en una pirámide, se orienta en su
centro al norte. El testigo con o sin el remedio o el deseo se sitúa en el centro. Al principio puede producir
dolor, pero desaparece rápidamente para dejarse notar un alivio. Es utilizado para la mejora de la salud, de
asuntos económicos o de cualquier tipo. Dejar el tiempo determinado por medios radiestésicos.

Armonizador: Orientado al norte en su círculo negro, sirve para equilibrar las energías entre un sujeto y
otros, situando el testigo de la persona en concreto en el centro y el de las otras personas a armonizar en los
pétalos. También aporta protección grupal, resuelve problemas entre las personas y revitaliza las relaciones
en grupo. Dejar el tiempo que sea necesario para obtener los efectos deseados.
21
Revitalizador del hígado: De los hermanos Servranx. Orientando su centro al norte se coloca un vaso con
agua en el centro de las tres líneas durante 35 o 45 minutos, después se bebe. Elimina toxinas y revitaliza el
hígado, recomendado para cualquier afección hepática.

Emisor cruz asada: Es un emisor especialmente diseñado para cuestiones de salud, aunque es útil para
cualquier influencia. Se orienta al norte y se pone el deseo o el remedio durante unos 10 minutos en el
decágono, luego se mueve hasta el círculo, se pone el testigo en el decágono y se deja por un tiempo igual al
anterior o el determinado por radiestesia.

Éxito: De los hermanos Servranx, diseñado para propiciar el éxito económico y material, así como la
prosperidad en todos los sentidos, tanto en el ámbito privado como público. Simplemente dejar el testigo en
el centro del grafico orientado al norte durante el tiempo necesario.

22
Psico-protección: Protección psíquica contra todo tipo de influencias externas a nivel mental de cualquier
tipo y origen, basta con poner el testigo en el centro durante 45 minutos y protege durante más de un día. Si
se considera necesario dejarlo activar por el tiempo determinado por medios radiestésicos. Hermanos
Servranx.

Gráficos activos V
Continuamos añadiendo gráficos activos para distintos usos, centrándonos sobre todo en diseños tradicionales y
protectores. Los gráficos tradicionales como los laberintos son muy recomendables para la armonización personal y
para potenciar la sensibilidad psíquica, sobre todo si son realizados en pista de cobre y sometidos a una frecuencia
de 111 Hz. 

Grum: Grafico protector de influencias negativas externas y potenciador de la sensibilidad psíquica, además de
cargar energéticamente a las personas y objetos. También se le atribuye beneficios en las cuestiones legales y en el
bienestar completo de la persona bajo su influencia. Se orienta al norte y se pone el objeto o testigo de la persona a
cargar en el centro, se recomienda dejarlo actuar durante 10 minutos, aunque siempre es conveniente consultarlo por
medios radiestésicos.

23
Neutralizador: Sirve para descargar o limpiar de influencias de cualquier tipo un objeto o elemento personal, útil para
limpiar cuarzos antes de empezar a utilizarlos o para objetos heredados eliminando cualquier carga o historia
anterior. Orientado al norte se pone el objeto en el centro y se deja actuar 15 minutos o el tiempo estimado por el
péndulo. Similar al conocido gráfico llamado “desimpregnador “.

Eliminador: Es útil para eliminar la influencia negativa de cualquier tipo, tanto de otras personas como de las
condiciones ambientales, telúricas, cósmicas o de otro tipo. Orientado al norte, se coloca el testigo de la persona a
tratar, no tiene un efecto preventivo sino para las influencias actuales. Se deja actuar unos 30 minutos. Creado por
los hermanos Servranx.

Laberinto Catedral de Reims: Diseño medieval que sirve como armonizador de las fuerzas telúricas y para influenciar
a distancia situando el testigo de la persona en el centro junto con el remedio o un papel con el deseo y dejar actuar
durante 30 minutos. Se orienta al norte.

24
Encrucijada de San Benito: Diseño medieval que se emplea tanto para transferir remedios, como para equilibrar a la
persona con sus ritmos naturales para que se recupere de trastornos y dolencias.  Se orienta al norte con el testigo
en el centro y el remedio o deseo junto a este. 

Cuadrado de Amiens: Gráfico tradicional presente en distintas culturas, siendo esta la variante que se encuentra en la
ciudad francesa de Amiens. Es apropiado para la transmisión a distancia, colocando el testigo y el remedio en el
centro, orientado al norte y dejándolo actuar el tiempo estimado por radiestesia.

Gráficos activos VI
Otra nueva tanda de gráficos activos para distintas utilidades, la mayoría tiene su origen en los hermanos Servranx o
su entorno. Son clásicos estos seis modelos y no pueden faltar en la colección de gráficos activos o radiónicos de un
practicante experto.

Revitalización por magnetismo natural: Devuelve el potencial propio de un remedio vibracional, ya sea homeopatía,
flores de Bach o de otro tipo. Orientado al norte se pone el frasco con la sustancia durante 10 minutos en el círculo
blanco, nunca en el negro. Diseño de los hermanos Servranx.

25
Flama: Clásico gráfico de los hermanos Servranx destinado a emitir un remedio o deseo. Orientado por su punta al
norte, se sitúa el testigo en el centro y encima de éste el deseo o el remedio, se deja actuar el tiempo determinado
con el péndulo o detector táctil. 

El pentadecágono: Imprescindible en el equipamiento de cualquier practicante radiónico, ya que permite crear un


testigo artificial o potenciar un remedio. Si no se sabe qué remedio utilizar se pone un papel con el deseo y se deja en
el centro con un vaso de agua encima durante 10 minutos, después se bebe el agua. Si no se tiene un testigo de la
persona a tratar, se escribe el nombre y la fecha de nacimiento y se deja en el centro del gráfico durante 3 minutos,
después se utiliza como si se tratase de una foto o muestra biológica. Lo mismo con un remedio del que no se
disponga.  Potencia y equilibra cualquier sustancia, por ejemplo,

al agua le mejora su sabor.

26
Tricicle Holotrónico: Diseño de Jean de la Foiye, se trata de un emisor completo. En C se sitúa el elemento, deseo o
remedio a emitir; en F, debajo de la raya, un cuarzo o imán que hará las veces de amplificador y fuente de energía, y
en T el testigo de la persona a tratar. Se deja actuar el tiempo determinado por el péndulo.

Cruz cósmica: Protector de cualquier energía nociva externa de todo tipo. Orientada al norte y poniendo en el centro
el testigo de la persona lo protege de agentes externos, así como de desequilibrios cosmo telúrico. También es
utilizado por los radiestesistas como soporte para hacer las preguntas con el péndulo, ya que elimina interferencias
del exterior. Consta de dos elementos del emblema atlante de Luxor y nueve círculos. 

Antahkarana: Clásico símbolo del hinduismo que representa el corazón, que para esta cultura es el lugar donde
reside el alma. Se puede utilizar tanto de modo directo por contacto de la superficie impresa en la zona a sanar,
situándolo en el entorno a armonizar como orientado al norte con el testigo y el deseo. Es una llamada a la energía
interna y al equilibrio de todo el ser, tanto a nivel físico como espiritual o transcendente. Se utiliza para la sanación, la
búsqueda de respuestas interiores y el reequilibrado de todos los potenciales de la persona.

Gráficos activos VII


Añadimos unos nuevos gráficos activos. Incluimos distintas variaciones del conocido como “S. C. A. P.”, diseño
original del gran radiestesista André Phillipe. Este símbolo de protección fue originalmente diseñado para protegerse
de las radiaciones negativas que producen todo tipo de aparatos eléctricos, aunque posteriormente se ha convertido
en el grafico activo más utilizado para acción a distancia si se tienen dudas sobre cual elegir. 

27
S. C. A. P. 1: Su nombre se deriva de la primera letra de “Símbolo Compensador de Andre Phillipe”. Debe tener un
tamaño mínimo de 10 cm de diámetro y se sitúa en el elemento que emite la radiación (televisor, radios, etc…).

S. C. A. P. 2: Una evolución del gráfico. 

S. C. A. P. 3:  Por las influencias de los radiestesistas como Jean De la Foye y otros se incluyó elementos
cabalísticos.  La letra hebrea Yod en la parte superior, Hei a la derecha y Vav a la izquierda.
28
S. C. A. P. 4: Otra variación. Esta versión es utilizada para trabajos a distancia, poniendo el testigo y el deseo en el
centro, la Yod está orientada al Norte.

S. C. A. P. 5:  Versión con la letra hebrea Shin en el centro.

S. C. A. P. 6: Otra versión.
29
Gráficos activos VIII
Otra nueva entrega de gráficos activos o radiónicos como son también denominados. En esta ocasión incluiremos
algunos de tipo tradicional y algunas variaciones de los de los hermanos Servranx.

Sello de Salomón: Grafico para aumentar la energía tanto de la persona como de un elemento (gema, remedio,
etc…). Se orienta al Norte y se sitúa el testigo o elemento en el centro, se deja actuar el tiempo estimado
determinado por métodos radiestésicos. Es el clásico símbolo hebreo con tres círculos externos para evitar
interferencias externas. Según algunos investigadores es muy efectivo para incrementar la energía personal y crear
el equilibrio mente cuerpo.

Hinaraya: Símbolo tradicional empleado para requilibrar las energías, tanto de personas como de alimentos. Con
alimentos, hace que duren más su estado y cualidades propias. Incrementa las propiedades de los remedios, tales
como homeopatías, flores de Bach o gemas. La utilización como gráfico activo parece ser de Antonio Rodríguez. Se
orienta al Norte y se coloca el elemento o testigo en el centro.
30
Anti-Magia: Clásico grafico activo de la radiestesia franco-belga. Se emplea para proteger a su portador o al
propietario del testigo situado en el centro de las influencias externas. Obsérvese que incorpora tres círculos, lo que
en los diseños de los gráficos activos equivale a delimitar cualquier influencia externa. Se orienta al Norte.

Keala Maui: Símbolo polinesio que es empleado en psiónica para aumentar la energía vital y establecer la armonía
con el cosmos. Puede ser utilizado portándolo en un bolsillo o elemento pegado al cuerpo, como también orientado al
Norte con el testigo en el centro. También se puede emplear como protector de un lugar, o para atraer la energía
universal. 

31
Regulador intestinal: Orientado al Norte, se sitúa el testigo en el centro, se deja actuar todo el tiempo o el
determinado por medios radiestésicos. 

Regulador del hígado y el intestino: es una combinación del anterior con el regulador del hígado (publicado en
entregar anteriores). Situado al Norte, con el testigo en el centro se deja actuar indefinidamente o el tiempo
determinado por radiestesia.

Gráficos activos IX
En esta ocasión solo se va a abordar un solo gráfico, impresionante simetría con implicaciones cabalísticas. Se trata
de la denominada “la lápida templaria”, famosa por una novela de idéntico nombre y que se encuentra empotrada en
la escalera del ayuntamiento de Arjona (Provincia de Jaén, España). Es un complejo gráfico con significado
cabalístico que hemos investigado y experimentado como gráfico activo con valor psiónico, presentado aquí por
primera vez para que esté disponible para todos los investigadores en el área de las energías sutiles. Este gráfico,
como ocurren con los laberintos tradicionales u otros tradicionales, pueden ser utilizados como elementos
equilibradores, circuitos destinados a la acción a distancia o como antena radiónica.

32
Esta lápida estaba originalmente en la Cripta del Barón de Velasco, supuestamente basado en una lápida o
manuscrito perteneciente a una logia Masónica denominada “Los doce apóstoles”, realizándose una para cada uno
de sus miembros. Se relaciona este elemento geométrico con la mesa de rey Salomón; este objeto mítico pudo
acabar en esta localidad jienense cuando se produjo su captura por parte de los musulmanes del tesoro Visigodo de
Toledo y su intento de traslado a Damasco, este sería el resumen que se encuentra a mitad camino entre la historia y
la leyenda. Consta de una estrella de doce puntas con una serie de círculos en cuatro de sus extremos con dos
concéntricos cerrando el conjunto geométrico, tiene tres letras hebreas en exterior de los círculos: Alef (centro), Mem
(izquierda) y Shin (derecha).

Modos de uso energético de la piedra templaria:


Modo sencillo, carga energética:  Orientar el centro de la estrella al Norte geográfico, en el centro se coloca el testigo
de la persona y un remedio o intención escrita en un papel. Se determina el tiempo de actuación por medios
radiestésicos. También se puede energizar un remedio, objeto o alimento en el centro; es suficiente con una
exposición de 15 o 20 minutos. Este es un modo simple de utilizar esta estructura geométrica.

Modo cabalístico: Como en el original que se conserva incluye tres letras, se puede deducir una correspondencia de
cada sector con una letra hebrea y por lo tanto atribuir un valor o una propiedad que es utilizada para transmitir o
cargar energéticamente con una intención específica. La función deseada se establece en base a los signos del
zodiaco y el significado de las letras según la cábala, esta sería la distribución:
33
Para utilizarlo se orienta de tal modo que la letra Alef (en el centro) quede al Norte geográfico, se requieren de unas
puntas de cuarzos o gemas para colocar que se sitúan en los puntos de intercepción que se quieran activar, se pone
el testigo en el centro y se deja actuar. Un ejemplo, para tratar problemas de garganta o tiroides, que es regido por
tauro se pone una punta de cuarzo o un cuarzo rosa (que es la gema que se atribuye a este signo) en la intercepción
de la letra Vav, el testigo en el centro y se deja un tiempo determinado por radiestesia. Con distintas puntas de
cuarzo se puede establecer una red dependiendo de los puntos que se deseen activar. Este es el gráfico a utilizar,
que es similar a la lápida original:

34
Gráficos activos X: Valoración de testigos
En la mítica revista “La Radiesthésie pour Tous” de los hermanos Servranx se publicaron muchos gráficos y técnicas
hoy olvidadas. En su número 11 del año 1957, Jean Gautier y Joseph Andre describen dos sencillos gráficos para
transferir un testigo a un elemento. Se pone en el centro del grafico un remedio, la foto o se escribe la intención y se
pone un frasco con agua y luego se toman unas gotas como si fuese homeopatía, el tiempo de exposición y la
cantidad de gotas a tomar se determinan por medios radiestésicos. 

La primera figura es un cuadrilátero que tiene dos lados de 10 cm, otro de 7,5 cm y otro de 8 cm. No se puede
ampliar ni reducir, se debe mantener la medida. La valorización del testigo a la copia según los autores, es decir, el
porcentaje de copia es 11.10, pero otros investigadores pueden llegar hasta un 22 %. Se orienta al Norte.

La segunda figura sí puede ser ampliada o reducida, los autores del articulo la llaman “octalateral” y según ello en 42
segundos de exposición puede hacer una transferencia del 22 % del original. Este es el diseño que aparece en el
artículo de sus ángulos y medidas:

35
Este sería el grafico listo para ser utilizado:

Los autores advierten que no se debe exponer a estos gráficos alimentos, pues provocan una sobresaturación que es
perjudicial para la salud. 

Gráficos activos XI: Desimpregnador de Charles François


Recuperamos en esta ocasión un gráfico aparecido en el año 1962 de la revista “La Radiesthésie pour Tous”. Se
trata de un desimpregnador muy especial diseñado para uso uso directo sobre la persona o a distancia.  Se le
atribuye la capacidad de eliminar las energías negativas y de restablecer la vitalidad tanto sobre personas como
sobre el entorno. Actúa generando onda de forma tanto horizontales como verticales.

36
Consiste en dos círculos, uno interior con 93 puntos y otro exterior con una abertura que se orienta al Sur. Su uso
personal es muy sencillo, en plano se orienta al Sur por la parte de la abertura y se pone la mano encima unos
segundos, según su diseñador en muy poco tiempo es capaz de aumentar la vitalidad en un alto porcentaje,
permitiendo un mejor descanso por la noche y una mayor resistencia al cansancio durante el día.   Lo conveniente es
poner la mano encima del gráfico unos segundos por la mañana y por la noche, así se eliminarán las ondas dañinas
acumuladas.

También funciona como amplificador, se puede poner una foto de la persona con su cabeza orientada al Norte,
estando el gráfico en plano con la abertura al Sur. Se pone la foto o bien un testigo y una nota con lo que se desea
transferir o con algún elemento restaurador del equilibrio, como una homeopatía, un remedio floral o similar. El tiempo
de transferencia se determina radiestesicamente. Un modo simple es hacer girar el péndulo en sentido horario
encima de la foto o el testigo para incrementar la energía vital del sujeto.

Otro modo de uso es ponerlo en sentido vertical para eliminar las cargas negativas de un lugar o las ondas
indeseables.

Se debe imprimir tamaño folio y puede estar metido en una funda de plástico, lo que no le resta vitalidad

Gráficos activos XII: Cuatro espirales


En la revista “Radiesthesie Magazine” de Abril-Mayo-Junio, número 199, el radiestesista Maurice Tronquet hace una
breve nota sobre el uso de un gráfico de cuatro espirales. El uso de las espirales a nivel energético es muy
interesante y no demasiado explorado. 

37
Maurice Tronquet desarrolló este gráfico con la originalidad de reunir cuatro espirales en un
único centro en noviembre de 1980. Su punto de partida fue la antena catalítica descrita por M. Pagot en su libro
“Radiesthésie et Émission de forme”, pero como este elemento es delicado de manipular y de construir, decidió hacer
un gráfico que los sustituyese. La antena catalítica de Pagot consiste en un cono isósceles, con unos conectores que
producen una descarga de alto voltaje y alta frecuencia. El primer proyecto de Tronquet de antena plana fue una
espiral y funcionaba bien, pero necesitaba una orientación de acuerdo con el desequilibrio del sujeto cuya vitalidad se
quería mejorar; esto se relaciona con la carga de vitalidad del individuo de acuerdo a su ángulo personal, tema
complejo para otra ocasión desarrollado en su momento por el ingeniero belga Bogdan N. Djoritch y publicado en el
libro de los Hnos. Servranx: “Aux Sources de la Force vitale”). Finalmente se decantó por este diseño más poderoso
que solo requiere de la orientación del mismo respecto al Norte. 

El presente grafico sirve para cargar elementos energéticamente, purificar testigos y elementos de influencias
nocivas, reequilibrio de lugares, revitalizar tanto sean objetos o a nivel directo por contacto personal. Situar en el
centro el elemento a cargar, ya sea solo o con una nota o testigo de lo que se desea transferir o activar.   También se
puede poner la mano en el mismo durante unos segundos como requilibrador a nivel personal, para esto hay que
consultar si es conveniente tocarla y la duración del contacto. En general hay que respetar el tiempo de exposición,
que debería ser corto, y el alejamiento del sujeto respecto a la salida. El gráfico se orienta al Norte en las salidas de
las espirales, su radiación parece ser que está en el espectro del negro magnético. Puede utilizarse cualquier tipo de
regla universal o la de los Servranx para medir su radiación en el espectro visible e invisible saludable. 

Sobre el tema de las espirales en radiestesia se han probado distintos modelos hechos de múltiples formas y
materiales, pero esta versión en papel es la única que incorpora cuatro espirales unidas en plano.

La vara vril y el cono de Cameron


Verne L. Cameron (1896-1970) es uno de los grandes investigadores de las energías sutiles, muy conocido por su
“aurímetro” y por sus trabajos de radiestesia. Se interesó por las energías de las pirámides y de los conos,
desarrollando unos dispositivos para redirigir la energía sutil o éter, muy poco conocidos y de los que apenas existen
referencias. La vara vril recibe su nombre de la denominación de la energía que se utilizaba en la cultura germánica,
de algún modo se podría decir que este diseño de Cameron es un antecesor de la “power wand”, se denomina de
este modo a un tubo de cristal con un cilindro de hierro en su interior, envuelto con una espiral de cobre. Creemos de
gran interés rescatar estos diseños ignorados durante tanto tiempo.

38
El cono de Cameron está realizado en aluminio, y está compuesto por múltiples lados en vez de ser totalmente
circular, su diámetro es 56 cm de diámetro aproximadamente y de una altura de unos 25 cm, su extremo superior se
corta para poder introducir un conector eléctrico común del que sale un cable que es enrollado en torno a un tubo de
cristal que en su interior tiene un cilindro de hierro, este conjunto tiene unos 80 centímetros de largo y unos pocos de
diámetro, el grosor del tubo y el cilindro no parece crítico. Las espirales se enrollan en torno al tubo con una distancia
entre ellas de medio centímetro aproximadamente, si el arrollamiento se hace en sentido contrario a las agujas del
reloj, la energía se proyecta al extremo conectado al cono.  El sujeto u objeto a cargar se sitúa en el extremo libre de
la barra, si las espirales van en sentido contrario, descargará lo que esté frente a él. El cono se pone en una viga o
pared a unos 2 metros del suelo, en teoría, absorbe la energía de la tierra, de algún modo se asemeja al concepto de
ondas forma verticales. El cono se puede probar sin conectar con el alambre para experimentar los efectos de las
energías telúricas.

Para hacer el cono se corta un disco de aluminio de unos 56 cm de diámetro, y con ayuda de un tubo se va doblando
en ángulos rectos un poco suavizados, se recorta el sobrante y se suelda la pestaña que se ha dejado a propósito, el
extremo superior se recorta y aplana para conectar una clavija al cable; se puede hacer un agujero en un extremo del
cono para poder fijarlo a la pared a través de una alcayata a la pared. La forma final del cono es similar a la de un
paraguas.  Según Cameron el alcance de la energía que proyecta por el extremo del tubo de cristal es de un alcance
de decenas de metros. Varios conos se pueden conectar en serie a través del ápice, incluso combinar con pirámides
metálicas. El cono funciona bien tanto si se sitúa apoyado en una pared como si está con su base hacia abajo. La
energía que emiten los conos es similar a los rayos X, a las radiaciones ultravioletas y la infrarroja, por su capacidad
de atravesar las paredes.

Un montaje alternativo de la vara Vril o Rayo de Cameron, está compuesta del cono de aluminio y la vara que
anteriormente se ha descrito, pero insertando el tubo de cristal con el cilindro de hierro dentro de la estructura del
cono. Debería ser sujetado con un paño o envolverlo con algún material aislante. 

39
Este diseño de Cameron es muy interesante como elemento constructivo para otros dispositivos tanto radiónicos
como psiónicos. Según Cameron el cono en la pared creaba una cortina de energía y la vara vril proyectaba su
energía como si de un caño se tratase. Hemos rescatado y adaptado está información que fue publicada en la revista
“Bordelands” en el cuarto trimestre de 1996.

El arca Pi-Rays

Christopher Hills, conocido divulgador de temas relacionados con la meditación y la


espiritualidad desarrolló un instrumento que lo consideraba un “generador psicotrónico” y que encuadramos dentro
del apartado de psiónica por su estructura y funcionamiento. En plena efervescencia del uso de la pirámide, ideó un
dispositivo que reproducía la energía de la pirámide en una caja, aunque algunos consideran que fue un truco
comercial, es interesante analizar y conocer su diseño pues algunos diseños posteriores tienen similitudes con esta
caja a veces denominada “Pi-Rays cofre acumulador de orgón” y que aparece en su libro “Rays from the captones”. 

Se le atribuye la capacidad de captar y amplificar los rayos Pi, que sería una franja muy específica de la radiación
radiestésica del tipo verde negativo. Funcionaría como una pirámide o cualquier otro instrumento psiónico, se
introduce el objeto a cargar, momificar y haría su efecto. Puede según su autor momificar elementos orgánicos,
cargar una piedra o colgante con energía positiva o utilizarlo como máquinas de los deseos metiendo un testigo y un
papel con el deseo. Para sintonizar la caja adecuadamente se requería un péndulo especial, pero con orientarla en el
centro de una de sus aristas al norte es suficiente. Hay muchos instrumentos similares, tanto derivados de las
investigaciones de la pirámide como de los estudios de los radiestesistas europeos, aunque estos últimos adoptasen
otras vías y utilidades.

Consiste en una caja de madera, de palo de rosa en el original, con un hueco circular en donde se aloja una espiral
de cobre con dos almohadillas en la parte interior inferior y otra en la base de la caja, con una tapa con orificio en el
centro que contiene el grafico conocido como “pirámide plana” o “pirámide 2D”, con perfil de imán cuadrado encima.
Sus medidas eran de 3 x 3 x 3. Aquí se puede ver al detalle:   

40
En una versión más actual consistiría en una caja de madera con un alojamiento
circular en el centro, opcionalmente una almohadilla en el interior, una espiral de cobre y una tapa con un imán
circular en la parte inferior, un orificio central y el grafico de la pirámide plana. El grafico puede ser dibujado o
grabado en cobre en una placa de baquelita de las utilizadas para hacer circuitos impresos, aunque en versiones más
lujosas está chapado en oro.

Al margen de lo comercial o no que es este diseño y la polémica con su autor, es interesante conocerlo, pues es de
fácil reconstrucción y puede servir como inspiración para otros dispositivos.

El generador psicotrónico de Hoffman

El presente dispositivo es una evolución del “Arca Pi-Rays” de Christopher Hills, se asemeja por el
uso de pirámides planas y por el de imanes, pero su propósito y diseño final es muy diferente. Es útil como
instrumento de tratamiento a distancia ya que la energía generada por las pirámides planas y concentradas por los
imanes le hace ser un instrumento muy bueno para aquellos que se inician en la construcción y manejo de
dispositivos psiónicos al no poseer diales de ajuste u otras cuestiones que requieran de cierto entrenamiento
sensitivo.
41
Su construcción es sencilla: Cinco bases de plástico o cualquier material aislante con el grafico de la pirámide plana,
en la parte inferior de cada una se encuentra un imán cerámico en el centro. El grafico puede estar pintado o
gravado, incluso se puede emplear una placa de las usadas para los circuitos impresos de unos 18 cm de lado. Entre
placa y placa se pone unos tubos de plástico de separación, de unos 4 cm de tamaño, dejando unos 12 cm en la
parte final para poder situar el testigo u objeto a cargar. Los imanes de cada base deben atraerse tirando uno del
otro, creando un empuje de energía desde la parte inferior a la superior. Un tubo de plástico transparente rodea el
conjunto, y en torno a ese se enrolla una espiral de cobre en sentido horario, que tiene la función de controlar el
efecto de la radiación denominada “verde negativo”. El extremo de la espiral debe estar en el centro de la una de las
aristas y estar orientada al norte. Las medidas pueden variar en función del tamaño deseado y del grafico piramidal.

Para usarlo, basta con una vez orientado situar en la parte inferior un testigo de la persona a beneficiar o influir, junto
con el deseo o el remedio. Según su diseñadora es un canalizador de la intención del operador. Así mismo es muy
útil para cargar objetos energéticamente. Es interesante conocer este dispositivo por la similitud con otros similares
diseñados sobre todo por los radiestesistas franceses y belgas. 

Máquina simbólica Hieronymus

John W. Campbell ideó un sistema de radiónica simbólica basado en la máquina de


Heronymus, es un dispositivo que utiliza el diseño en papel del instrumento para canalizar la energía del operador. Es
una maquina psiónica, pues no depende del instrumento físico; esta concepción de su instrumento no le gustó a
Hieronymus y le alejó de Campbell, pues consideraba que esto retrasaría la aceptación de sus investigaciones. Por
su fácil construcción y utilización es interesante conocer este instrumento psiónico para el tratamiento a distancia,
similar a los gráficos activos

.
Consta de dos partes, el panel del diagrama de la máquina y el dial, que según el diseño puede tener forma triangular
o circular. Imprimir el diagrama y el botón del dial por separado. El diagrama se imprime a tamaño folio o más grande,
se plastifica o  se cubre con plástico rígido transparente entero o al menos la parte del detector táctil para que se
pueda deslizar el dedo fácilmente. El conjunto puede estar encima de una superficie sólida. El botón dial se imprime
por separado, pegado en una superficie más gruesa, para que sea fácil moverlo. Se hace un orificio al botón del dial y
otro al centro del dial del diagrama, se unen con una tuerca o pasador de los utilizados para encuadernar hojas, en
algunos diseños se pone un potenciómetro real con su mando, de todos modos estos elementos son simbólicos.

Hay cuatro zonas diferenciadas: la del testigo donde se pone una muestra biológica del sujeto o una foto; la zona de
energía donde se pone un imán, una orgonita, un cristal de cuarzo o cualquier elemento que represente energía; la
zona del dial con su botón móvil y la parte del detector táctil que se utilizará para tener la reacción de adherencia que
permita sintonizar el dial.
42
La forma de operar con el dispositivo es la siguiente: exponer durante unos minutos el dispositivo a la luz del sol, a un
imán potente o a otra fuente de energía; poner en el lugar marcado para energía un objeto energético, un cristal de
cuarzo, un símbolo, etc…; concentrado en el propósito del trabajo (curación de una dolencia, elevación del ánimo,
etc…) ir moviendo el dial al tiempo que se desplaza el dedo por la zona del detector táctil hasta encontrar reacción de
adherencia, si cuando se llega al final no hay reacción, volver desde el principio hasta encontrarla. El acuerdo mental
debe algo así como: ¿Cuál es el valor para que se produzca el efecto deseado? Dejar el dispositivo actuar un tiempo.
Se puede utilizar el péndulo para determinar la posición del dial en vez de hacerlo con el detector táctil o el tiempo de
actuación del dispositivo.

Diseño de Joseph  Max, en su blog “Aetheric Arts”:

Plantilla PDF.
      
Otro diseño:

43
Plantilla PDF.
   
Diseño clásico:

Plantilla PDF.

Doctor papel
En la línea de gráficos activos es popular en el mundo de la radiónica el denominado “doctor papel”, que consiste en
un juego de imágenes que corresponden con distintas enfermedades o dolencias poco importantes y que son
utilizadas para cargar líquidos o alimentos que ingeridos hacen mejorar la situación del paciente. Este tipo de
patrones geométricos desarrollados por Don Gerrard y publicados en 1991, sigue la estela marcada por Malcolm Rae
y posteriormente continuada por otros, como el sistema de tarjetas Sai Sanjeevini. Publicamos por primera vez en
español los patrones y el método realizado por Gerrard, se han representado una a una de los valores originales y se
han diseñado en forma de carta con líneas punteadas para su corte. Se tratan en origen de 58 patrones que fueron
ampliados hasta  82 remedios.

44
Don Gerrard como se ha señalado anteriormente siguió los estudios de Malcolm Rae sobre la geometría como factor
de identificación del valor energético de una sustancia, como firma propia de la misma. Este campo energético
interactúa con el campo magnético de la tierra, de tal modo que por medios radiestésicos y en un eje de las ocho
direcciones terrestres delimitaba los límites del campo magnético de la sustancia. Rae desarrolló un sistema de
tarjetas en tinta magnética que servían para tratamiento con unos dispositivos radiónicos de tratamiento a distancia.
El sistema de Gerrad es más directo y simple, pues no requiere de ningún dispositivo especial o tarjetas magnéticas,
salvo un pequeño imán y las tarjetas con los patrones de los remedios. Gerrad como Rae realiza unos patrones
energéticos de la sustancia activa o remedio que proyectado de algún modo es capaz de reproducir el efecto de la
vibración energética original.  Los valores en las ocho direcciones geográficas permiten reproducir exactamente el
patrón por medios informáticos. En el caso del doctor papel se utiliza un vaso de agua que se pone encima de la
tarjeta con el patrón energético y carga el líquido para producir el efecto; de algún modo es como los gráficos activos
utilizados en psiónica, estamos ante los efectos de la onda forma. El sistema de Rae es más costoso y los patrones
son amorfos, los trabajos e investigaciones que este requiere son de una gran profundidad y requiere de un estudio
propio y no solo de estas las reseñas.

Para que el patrón de los remedios sea efectivo debe estar alineado con el norte magnético de la tierra, en los
gráficos ese punto de alineación está representado por un punto, que debe estar alineado con el norte magnético y
es donde se sitúa el vaso con agua para recibir la influencia energética del patrón.  Como no todo el mundo podía
alinearlo correctamente con el norte magnético de la tierra se empleó un pequeño imán que hace la misma función.
En un cartón, hacer un agujero e introducir un imán normal de los de nevera por el lado que atraiga la punta sur de la
brújula, poner un papel en blanco con un punto en el centro que se hará coincidir con el punto central del patrón
gráfico. Aunque la posición del imán es relativa, puede elegirse por medios radiestésicos, como cuando se determina
con el péndulo el denominado “rayo principal”. Para comprobar que el imán utilizado es suficientemente potente se
puede introducir una brújula pequeña en un vaso de cristal vacío, se va acercando al punto donde está el imán y si a
unos pocos centímetros la aguja no para de moverse es que es adecuado para transmitir el patrón del remedio.  El
vaso para realizar el remedio debe ser liso y contener un centímetro o medio de agua normal, se puede poner una
lámina de plástico transparente entre la tarjeta del remedio y la base del vaso para evitar humedad en la tarjeta; se
puede plastificar la tarjeta con cuidado de que el calor en la maquina sea uniforme.  El imán puede ser de los
utilizados en las neveras o de neodimio fino, y la tarjeta o soporte de cartón o madera no excesivamente grueso, para
que encaje sin sobresalir. 

Elegir el patrón del remedio de acuerdo al título de cada tarjeta y la necesidad. Para realizar un remedio, basta con
poner un poquito de agua en un vaso de vidrio, con medio centímetro aproximadamente será suficiente, elegir el
patrón adecuado, alinear su punto con el imán, poner el vaso encima, esperar 5 minutos y tomar. Utilizando tres
vasos con agua, se puede hacer la siguiente prueba: dejar un vaso de control, poner encima del imán sin patrón,
dejar 5 minutos; elegir un patrón energético entre los remedios, ponerlo alineado en su punto con el imán y dejar 5
minutos. Beber con un intervalo de tiempo los vasos de agua y ver si se aprecia diferencia de sabor. 

Este sistema de patrones energéticos del Doctor papel es empleado como un botiquín de urgencias, pero
nunca debe sustituir a la consulta inmediata con el facultativo médico adecuado, ya que solo es algo
experimental que se realiza bajo la propia responsabilidad. Hemos aportado está información a título
indicativo del desarrollo de la radiestesia actual. 

A continuación reproducimos todas las imágenes de los patrones de los remedios con el título de su utilidad, puede
descargarse todo el conjunto en un pdf aquí.

45
46
47
48
49
50
51
52
53
54
55
56
57
58
59
60
61
62
63
64
65
66
67
68
69
70
71
72
73
74
75
76
77
78
79
80
81
82
83
84
85
El Nombramatic
El Nombramatic es un instrumento simbólico que más que un gráfico activo es un instrumento corrector del tipo de las
maquinas radiónicas de papel tipo Hieronymus.  Originalmente este tipo de gráfico se hacía con tinta férrica y para
los números o notas que se situaban encima de las distintas casillas se escribían con la denominada “tinta
magnetizada”. Dicha tinta se confeccionaba dejando un bote de tinta china sobre el polo Sur de un imán. En cualquier
caso, impreso de forma normal y utilizando elementos de escritura comunes funciona igualmente, se ha redibujado el
gráfico sobre un original de principios de 1980.

86
Consiste en una hoja tamaño folio que se orienta al Norte por el punto indicado con la flecha, en el centro de la parte
superior tiene un rectángulo destinado a poner el testigo, a su izquierda hay un circulo donde se sitúa el número
corrector. En el círculo de la derecha se pone el remedio o corrector, pudiéndose tratar de un remedio floral, de una
gema o de cualquier otro elemento de compensación. En el rectángulo de la parte inferior se aloja una nota escrita
con el resultado que se desea obtener. La lamina puede estar plastificada o con una hoja de acetato encima, los
papeles o trocitos de cartulina donde se escriben los distintos elementos se colocan encima de cada lugar. Este es el
esquema de la distribución del tablero:

El modo de proceder es el siguiente:

Situar en el rectángulo superior un testigo de la persona o elemento a tratar.


En el rectángulo inferior colocar una trozo de papel o cartulina blanca escrita con el resultado final deseado, en trazo
negro.

En el circulo superior derecho poner un remedio, un elemento a trasferir o similar.

87
Con el péndulo, o detector táctil, y la pregunta mental: ¿que número es el corrector general?, encontrar un número
del 1 al 9, escribirlo y situarlo encima del circulo superior de la izquierda.

Con la pregunta mental: ¿cuál es el primer valor corrector? Se encuentra un valor entre el 1 y el 9, se escribe en el
trozo de papel y se sitúa en el circulo de la izquierda de encima de la hilera. Ha continuación se repite la operación
con los siguientes círculos, colocado escrito en los trozos de papel los distintos valores encontrados.

Una vez encontrados los números de las seis columnas, se deja actuar por un tiempo hallado por el péndulo o de
modo indeterminado. Se estima unos 20 0 30 minutos diarios como media común.

Pantáculo de Verne

Entre las estructuras geométricas que tienen efectos energéticos, una de las más curiosas y
que no tiene un origen tradicional conocido es el denominado “pantáculo de Verne”, “medallón de Verne” o “rejilla de
Verne”.  Se dice que tenía esta forma gravada en el respaldo de su silla el escritor Julio Verne. Es citada esta forma
en el curso de Jacques Ravatin de la sociedad Arkology. Ravatin le asigna a esta forma y a otras similares la
capacidad emisora de energía, utiliza el término “L´Avaecum”, concepto similar al orgón. Esta forma, ya sea como
gravado, dibujo o parte de otro instrumento generador de ondas forma es muy interesante de conocer y experimentar
con ella.

88
Se realiza en papel, metal, cristal o plástico. Se puede grabar los círculos o hacer los agujeros. En los orificios se
puede insertar otros elementos como cristales de cuarzo, espirales de cobre u otros elementos energéticos, como por
ejemplo una pila radiestésica en el centro. Es un elemento constructivo muy interesante para otro tipo de
instrumentos psiónicos, radiónicos o escalares; podría ser la antena de un generador de pulsos escalares. Aunque el
nombre de “pantáculo” tiene connotaciones mágicas o esotérica, como grafico activo o radiónico resulta muy
interesante. Parece ser que la energía generada tiene distintas cualidades dependiendo de la orientación, hora y
fases de la luna. Las cualidades de este elemento según la orientación y su situación pueden ser determinadas con el
biómetro de Bovis o con la asignación de colores radiestésicos.

Fuente externa en francés: http://www.editions-arqa.com/editions-arqa/spip.php?article2960

El emisor de energía vital de Joseph Hellebroeck


Este pequeño dispositivo fue diseñado por Joseph Hellebroeck, y aparece en el libro de los hermanos Servranx
“Ondes bénéfiques”. Está destinado a enviar vitalidad a distancia a través de un testigo. Su sencilla construcción y
utilización puede hacer que algunos experimentadores lo desestimen, pero en el campo de las energías y las ondas
forma, muchas veces lo más sencillo, resulta lo más eficaz. 

Consiste en un imán de barra, apoyado en una base de plástico o madera, que tiene una espiral de cable de cobre
rojo conectada en su inicio al lado positivo y su fin en el lado negativo. La espiral es 3 cm de diámetro a la que se le
ha dado 12 vueltas, se apoya en el lado negativo del imán. Todo el conjunto se orienta por su lado negativo al Norte
magnético. En el interior de la espiral se emplaza el testigo, que, según el creador del dispositivo puede ser una gota
de sangre, un trozo de pelo, una foto o una firma. Nos han comentado algunos que lo han probado que el mejor
testigo para este dispositivo es una firma hecha con un lápiz de grafito o de carbón conductor, ya que por lo menos la
89
gota de sangre en un papel secante a la larga puede dar problemas. Para que funcione basta, según Hellebroeck,
con situar el testigo en interior de la espiral y dejarlo actuar por tiempo indefinido.

1 – Base de plástico o madera.  2. – Imán. 3. – Solenoide de 12 espirales. 4. – Espirales de 3 cm de diámetro.

Es recomendado para situaciones en donde la baja vitalidad produzca insomnio, cansancio continuo o inapetencias
general. Está basado en que la unión del testigo con el individuo al que pertenece se establece a través de la línea
Norte-Sur de la Tierra, por ello se orienta el dispositivo en ese sentido. Este ingenio trata de equilibrar las energías
negativas y positivas que se encuentran en el individuo y que un exceso de unas u otras producen alteraciones en el
bienestar, esto realizado a distancia a través de la conexión que produce el testigo.

Hemos descrito este simple instrumento porque en psiónica y radiónica el uso de los imanes es muy empleado en
sus aparatos para generar bienestar o como elemento terapéutico; así como a petición de algunas personas que lo
han experimentado.

Sistema simple para la negativización del agua, según André


Philippe
En el número 204 de la revista “Radiesthésie magazine”, André Philippe describe un método para la negativización
del agua siguiendo lo descrito en unos números antes de la misma publicación por el gran Jean de la Foye. De algún
modo es similar a los procedimientos empleados por Violet, pero sin emplear carga eléctrica. Según la radiestesia,
cuando el agua se hace negativa adquiere las cualidades de todos los colores del espectro magnético, siendo válida
para todo tipo de tratamientos. 

Se tiene que disponer de una buena toma tierra, ya que un cono hecho con alambre de cobre de 1,5 milímetros de
diámetro se debe enterrar a poca profundidad, no sirven ni toma tierras de los enchufes eléctricos, ni tuberías. El
cono consiste en un círculo de alambre de 200 milímetros de diámetro de mínimo y de un cable central y dos unidos
en el centro que dan una altura igual que la base. De la punta del cono sale un cable que se conecta a una placa de
cobre, donde se apoyará la botella o recipiente con agua.

Conectar en serie dos pilas de 4,5 V para obtener 9 V, estas se sitúan en un soporte a la altura del cuello de la
botella. Del polo negativo de la batería se conecta un cable con un electrodo de cobre que se introduce dentro del
recipiente.  El polo positivo de la pila se conecta a una antena (puede ser la de un receptor de radio) de unos 40 cm
de largo, la base de la misma está al mismo nivel que el polo positivo de la pila y junto al polo positivo de ésta.

Para cargar negativamente el agua se ha de dejar actuar durante 4 horas, una vez concluido ese tiempo, desconectar
la batería del polo positivo y negativo. Durante la carga no debe encontrarse ningún alimento cerca de la antena, ya
que emite todo el espectro de colores eléctrico, incluido verde negativo. El agua generada debe ser preservada en la
oscuridad, para que se mantenga su carga magnética el mayor tiempo posible. 

Su funcionamiento se basa en que cuando la persona es cargada con todo el espectro de colores magnéticos,
automáticamente se complementa con los colores eléctricos, lo que produce un equilibrio. Según recomienda el
90
creador de este ingenio, no se debe abusar de la ingesta del agua cargada negativamente. Medio vaso por las
mañanas en ayunas, si se está cansado, durante unos pocos días será suficiente. También indica que puede
emplearse para tratar problemas en la piel, aplicándola en la zona específica. 

Esquema original de André Philippe:

Decágono con generador de campo de torsión


El decágono es una de las figuras geométricas más utilizadas en psiónica y radiónica como potenciador de remedios
o para cargar elementos neutros con cualidades energéticas, en está ocasión lo hemos diseñado como pequeña caja
para contener un generador de campos de torsión simple. Uniendo ambos conceptos se ha conseguido un elemento
de alta emisión de energía para una amplia gama de usos en el campo de la investigación, con posibles aplicaciones
a la salud y a la potenciación de productos en distintas áreas.

Vitaliy Zamsha y Vladimir Shevtsov en un artículo describen un modo muy sencillo


de hacer un generador de campos de torsión. Consiste en cortar por la mitad un imán circular y unirlo en polos
contrapuestos girándolo 180 º. Según dichos autores en el punto de unión de los dos polos se crea un campo de
torsión de espines, que denominan como “campo escalar magnético”, siguiendo la teoría desarrollada por el Dr.
Gennady Nikolaev; en el gráfico se han nombrado como “-H” y “+H”, correspondiendo con su carga contractiva y
expansiva. 

91
A partir de las ideas de estos dos prestigiosos investigadores, desarrollamos nuestro
propio modelo integrándolo en un envase con una forma energética por sí misma, tomando la decisión de utilizar el
dodecaedro por su amplio uso en gráficos activos y diseños radiónicos. El imán utilizado era un aro de ferrita de
40/22 mm por 9 mm de alto, para cortarlo se empleó una mini amoladora con un disco de diamante. Cualquier corte
de ferrita debe realizarse con mascarilla y en espacio abierto, ya que produce un polvo muy fino que puede ingerirse
al respirar.  Una vez cortado el aro, se giró 180º. Es interesante comprobar el cambio de polaridad girando el aro
frente a una brújula. 

La caja con forma de dodecaedro se diseñó en 3D para imprimirla en PLA. En ella se introduce el imán que encaja
perfectamente con las medidas anteriormente indicadas. En caso de utilizar otro tamaño de imán, se puede escalar el
modelo. Se pueden añadir en su interior algunos elementos que potencien su capacidad energética, en este caso, se
pusieron unos cristales de cuarzo y una mezcla de resina con shungita en polvo para fijar el conjunto. Si bien la
mezcla de resina no es necesaria le da un aspecto de “espejo negro” interesante. 

En las pruebas realizadas ha mostrado una gran energía cuando se somete al péndulo, al tensor o a un aurímetro.
Las personas que lo sujetan en su mano notan un pulso o corriente, algunas de ellas han comentado que su dolor
desaparecía al ponerlo en la zona afectada. 

92
Este es un ejemplo de como combinar los conocimientos de campos de torsión y de las geometrías que generan
ondas forma. Por si solo el diseño de la caja se puede utilizar como emisor radiónico

Energía:
Las energías sutiles, sus distintas denominaciones

La visión de un Universo sólido y rígido, en los últimos decenios ha


ido desapareciendo por la de energía en movimiento, pues desde las estrellas hasta los propios humanos todo parte
un punto inicial, de una única esencia. Esta perspectiva no solo es científica sino también compartida por la mayoría
de religiones y filosofías, tanto tradicionales como contemporáneas. Todo lo existente, visible e invisible a la
percepción humana es de la misma naturaleza, pero a un nivel vibratorio distinto. 

Nuestros sentidos solo perciben una gama de frecuencias determinadas, por lo que se tiene una apreciación de la
realidad conforme a lo que nos es sensible, pero la ciencia con sus instrumentos nos abre la visión y ya se asignan
realidades que los sentidos no son capaces de captar. Por ejemplo, no es perceptible a los ojos los rayos X o
Gamma, pero nadie duda de su existencia, pues la ciencia con sus métodos así lo avala y se pueden experimentar
con distintos instrumentos. Igualmente ocurre con otra serie de energías, que si bien la ciencia oficial de momento no
le da carta de existencia, pueden explicar fenómenos que entrarían en el campo de la fe, las supersticiones o lo
oculto. Las curaciones a distancia, el poder benéfico de cristales naturales, de las pirámides o de otro tipos de
artilugios, solo puede defenderse desde la existencia de una energía infinita, que no tiene límites en su alcance y que
está disponible si se sabe sintonizar con ella, ya sea con herramientas en apariencia más o menos simples o con el
instrumento más fascinante que se conoce: la mente humana. No es algo insustancial o espiritual, es una energía en
una gama distinta, pero a la que se puede tener acceso.

Los pueblos indígenas han tenido la concepción de que un vínculo invisible une a
todos los seres con una fuerza única o inicial, dándole distintos nombres. Por ejemplo en polinesia se le denomina
“Mana” o “Ha”, los indios Lakota la llaman “Wakan”, para los indios iroqueses “Orenda”, “Itz” para el pueblo Maya o
“Ch´ulel”, el pueblo Shoshon en Norte América le denomina como “Boha” o “Poha” y también como “Puha” en África
Occidental en pueblo Thonga la conoce como “Bula”, los indios Akawaio de Guyana se refieren a esa fuerza como
“Akwalu” y en micronesia el pueblo Palau la denominada “Kalit”; estas son algunas de las formas en la que estos
pueblos se ha referido a esta energía vital e invisible, solo son una pocas de las muchas que tradicionalmente se han
empleado. El caso más ilustrativo es el de los sacerdotes Kahunas de las islas Hawai , que considera que existe un
hilo de energía o “hilo de aka” que conecta a todos los seres y que mediante un acto de voluntad por parte del
sanador se curaba al paciente dirigiendo la energía reparadora a través de ese hilo; visión similar a la planteada por
las explicaciones racionales de los siglos XIX y XX, y que ahora en el siglo XXI va tomando veracidad gracias a la
física cuántica.
93
En las culturas y religiones ha tomado otras denominaciones, como “Prana”, “Vril”, “Kundalini” y “Shakti” en el
Hinduismo. Es el Ki en Japón y el Chi de la medicina tradicional China, en Madagascar “Hasina”, en el mundo
islámico dentro de la corriente sufí se le menciona como “Baraka”,”Tummo” en el Tíbet, es el “Pneuma” de la Grecia
clásica, la “energía eterica” o “éter” en occidente y muchas múltiples menciones a tradicionales a un mar de energía
que rodea a todos los seres y que acude en auxilio de ellos cuando es llamado a manifestarse o concentrado a través
de un rito, instrumento o plegaria.

Desde el siglo XVIII, la ciencia ha intentado definir esa energía de fondo de muchos modos, y aunque en el siglo XX
se impuso un racionalismo extremo que rechazaba toda visión de lo sutil, siempre hubo voces a favor de
reencontrarse con lo energético y vibrante que es intrínseco a la naturaleza del Universo. La primera definición
científica occidental más conocida fue la de Franz Mesmer como “magnetismo animal”, poco tiempo después el varón
Cal von Reichenbach la nombra como “Od”, le siguen M. R. Blondlot con la “Emanación N”, y en el mundo de las
paraciencias se le conoce como “Energía biocósmica” o filosóficamente la acuñada por Henri Bergson como “Élan
vital”. Desde una perspectiva biológica es el “Campo L” para Harold Saxton Burr, para Victor Inyushin es el
“Bioplasma”, la “Energía fluoroplasmica” de Barry Hilton, la “Energía mitogénica” o “Rayos mitogeneticos” según
“Alexander Gavrilovich Gurwitsch”, el “Biocampo” de Yu Tszyan Kanchzhen , la “Biogravedad” de A. P. Dubrov o para
A. I. Veinik es el “Campo Chronal”. Rupert Sheldrake popularizo la denominación de “Campos morfogenéticos” o
“Campos mórficos”, que a pesar de ser muy criticada en la década de los años 80 del siglo XX, sigue vigente entre
sectores de biólogos de mente abierta. Investigadores del campo de la radiónica como George de la Warr le
asignaron la etiqueta de “Biomagnetismo”, mientras que para Tomas Gales Hieronymus se refiere a ésta como
“Energía elóptica”. A nivel de física existen muchos nombres asignados a esta energía capaz de llegar a todos los
confines del Universo, denominaciones tales como “Deltrons” por parte de William Tiller, para Nikolai Alexandrovich
Kozyrev es la “densidad del tiempo” o la “teoría del tiempo” en donde ve el transcurrir del tiempo como una energía
relacionada con los “Campos de Torsión”; para otros como Barry Carter se trata de la “Materia exótica” o la “Materia
oscura” para Shakhparonov y Shipov, mientras que Berald Feinberg identificó a las partículas elementales

conocidas como “taquiones” como la fuerza energética motriz capaz de moverse a velocidades superlumínicas.
Wilhelm Reich le llamó “orgón”, siendo sus investigaciones de las más sólidas y seguidas en la actualidad sobre una
energía universal implicada en la vida. Quedarían muchas denominaciones e investigaciones por citar como la de
“Radiación cerebral” de Oscar Brunler o la “Emanación Kozyrev-Dirac” de Ivan Shakhparonov; son muchas
asignaciones distintas para el mismo fenómeno energéticos y en la mayoría de los casos las diferencias son desde
donde se ha observado el fenómeno, si se trata desde una perspectiva biológica o física, pues este principio muta de
apariencia según el medio en el que se desenvuelve. Se utilizará de modo genérico el término de “Energía sutil”
propuesto por William Tiller.

Cuando se refiere a una energía que lo penetra todo estamos hablando de energía sutil, igual que cuando se habla
de que hay factores más allá de los puramente biológicos, físicos o químicos que favorecen la vida, o que hay unos
canales que conducen la energía por el cuerpo o unos centros que regulan y equilibran el organismo (nombrados
tradicionalmente por el hinduismo como “chakras”), se trata de la misma energía pero que se manifiesta en distintos
medios y para determinadas funciones. Lo mismo ocurre con la curación a distancia, es esa misma fuerza que es
capaz de conectar todo por muy distante que esté. También es reflejo de esta energía la sanación por remedios
vibracionales, ya sean gemas, homeopatías o transferencia de energía por contacto entre seres vivos. Si bien existe
una energía primaria, unitaria, está se manifiesta de distinta manera y calidades según el medio en que se manifieste
o la transforme, por ejemplo, el aura o bioplasma en los seres vivos, la radiación de color en los objetos que generan
onda forma… No hay todavía una definición clara y totalmente aceptada, pero poco a poco con los esfuerzos de los
múltiples investigadores se está más cerca de alcanzar esta meta.

La energía de la pirámide

94
Las pirámides han ejercido una gran fascinación sobre el
ser humano, tanto por el misterio que las rodea, como el simbolismo que puedan encerrar. Muchas culturas
diferentes construyeron su propia representación del monte cósmico, aunque las más conocidas son las de
Egipto, se encuentran también en Suramérica, en China e incluso en Bosnia. Su cualidades energéticas casi
nadie las pone hoy en día en duda, si bien fueron popularizadas en los años 70 del pasado siglo, su
descubrimiento como concentrador de la energía universal se remonta a los años 30.

En los primeros años del siglo XX, los radiestesistas sobre todo franceses, empezaron a clasificar las
energías sutiles como positivas y negativas a partir de una radiación primordial, dando lugar a una escala de
colores “radiestésicos” que no corresponden con los colores de la escala visible. En ese espectro de
radiaciones se encontraba una particularmente diferente a las demás, la denominada “verde negativo”, capaz
de momificar elementos biológicos por deshidratación y de transmitir efectos a distancia, sirviendo de
energía “portadora”. En este ambiente, el radiestesista Antoine Bovis viajó a Egipto visitando la pirámide de
Keops, se fijó en las ratas y gatos momificados naturalmente en los pasadizos de esta mega estructura;
analizando con su péndulo la gama de energía que se producía en la cámara del rey, se quedó  sorprendido al
comprobar que correspondía con el misterioso “verde negativo”. De regreso a Francia, Bovis hizo un
modelo a escala de la gran pirámide en la que introdujo a la altura de un tercio el cuerpo de un gato, este se
momificó a los pocos días. Años más tarde en un viaje a Paris el ingeniero Karel Drbal, adquirió un libro de
Bovis en donde explicaba sus experiencias con las pirámides. Este ingeniero realizó sus propios
experimentos y se atrevió a presentar un expediente en el registro de patentes de su país, que tras numerosos
rechazos y vuelta a presentar la solicitud en 1.959 apareció la pirámide de cartón en el mercado checo como
“regenerador de cuchillas de afeitar”. Inspirado por los trabajos de Bovis, en Estados Unidos el místico
Vérne Cámeron realizó sus propios experimentos sobre la pirámide y su energía, obteniendo resultados
similares. En Francia los radiestesistas A. de Belizal y L. Chaumery realizaron instrumentos con figuras
geométricas con efectos similares al de la pirámide; como no conocían muy bien la naturaleza y
comportamiento de la misteriosa radiación denominada verde negativo, pudieron llegar a intoxicarse con
ella, ya que se le atribuye la muerte de Chaumery a esta causa. El estallido de popularidad de la energía de
las pirámides no vendrá hasta los años 70 del siglo XX en Estados Unidos, pero como hemos visto el origen
de su descubrimiento es muy anterior y como consecuencia de las investigaciones sobre radiestesia. 

Cualquier pirámide cuadrada orientada al norte en el centro de uno de sus lados es capaz de producir una

95
energía capaz de momificar organismos biológicos, cargar alimentos o medicamentos energéticamente,
afilar cuchillas de afeitar, ayudar a la curación o servir como instrumento para la acción a distancia. Todos
estos efectos se deben a que su forma interrumpe el flujo de energía universal, generando la radiación
denominada verde negativo por los radiestesistas. Aunque su energía se propaga por las aristas, la mayor
concentración se produce a un tercio de su altura y en la unión superior de sus vértices, siendo positivo o
negativo a medida que se aleja que la estructura física, ya que su efecto se propaga por encima y por debajo
de la misma manera; esto es importante a tener en cuenta cuando se sitúa una pirámide debajo de una silla o
una cama o encima de una persona a tratar, aunque es activo o pasivo su efecto es de carga. 

Su medida y proporción debería ser a escala de la pirámide de Keops, aunque cualquier base piramidal
proporciona efectos similares. Se suelen hacer de cualquier material, aunque preferentemente no metálicos,
ya que carga la energía y la emite inmediatamente; el aluminio, salvo que sea de gran pureza, se ha
comprobado que produce sobre las personas dolor de cabeza. Con fabricar las aristas solo es suficiente,
aunque se pueden hacer de papel sólido en sus paredes, sus aristas al aire o de cualquier modo, sus
posibilidades de construcción son muy amplias. A dos de las aristas se le puede conectar un cable para
conducir la energía a otros dispositivos, además refleja esta energía a través de espejos situados a un tercio
de su altura en el centro de la estructura. En el centro de la pirámide a un tercio de su altura, como se ha
dicho anteriormente es donde mayor concentra su energía, por lo que es conveniente poner algún objeto en
donde poner el elemento a tratar.

Un modo sencillo de experimentar la energía de la pirámide es situar a un tercio un elemento a momificar y


se comprobará como esto ocurre en pocos días o que su descomposición se produce de un modo distinto al
habitual.  Para potenciar un medicamento o un alimento dejarlo durante unos minutos debajo de la pirámide
orientada convenientemente. Se pueden hacer pirámides de orgonita para potenciar instrumentos radiónicos
o hacer un emisor de extremada baja frecuencia (ELF por sus singlas en Ingles) situando dentro de la
estructura piramidal un cristal de cuarzo con una bobina de moebius y siendo excitado por un zapped de 15
Hz. o 7,82 Hz. También se puede poner en la base de la pirámide una foto de la persona a tratar y el
medicamento o deseo escrito en un papel, actuando como un instrumento psiónico para la influencia a
distancia.

Son muchas las investigaciones, usos y modos de construir y aplicar la energía de las pirámides, pero en esta
primera aproximación hemos querido profundizar en la historia de su descubrimiento y en una introducción
a sus usos.

Dejamos a continuación una tabla con sus proporciones adecuadas y una plantilla para imprimir una
pirámide básica en papel.

Proporciones:

96
Altur Base Arista Apotema
a
100 157,0 149,4 127,9
150 235,6 224,2 191,8
200 314,1 298,9 255,8
250 392,7 373,8 319,7
300 471,2 448,3 383,7
350 549,7 523,1 447,6
400 628,3 597,8 511,6
450 706,8 672,5 575,5
500 785,4 747,3 639,5
550 863,9 822,0 703,4
600 942,4 896,7 767,4
650 1021,0 971,4 831,3
700 1099,5 1046,2 895,3
750 1178,1 1120,9 959,2
800 1256,6 1195,6 1023,2
850 1335,1 1270,4 1087,1
900 1413,7 1345,1 1151,1
950 1492,2 1419,8 1215,0
1000 1570,8 1494,6 1279,0
1050 1649,3 1569,3 1342,9

Plantilla:

97
El orgón

Wilhelm Reich, partiendo de la psicología y buscando una explicación biológica al impulso de la libido,
encontró un tipo de energía pulsante, no solo en cuerpo, sino en todas partes; al modo del éter de los antiguos. Esta
energía, que denominó con el nombre de “ORGON”, no tiene masa y es contrario al electromagnetismo; aparece en
los visores como una partícula luminosa azulada y en los acumuladores produce un aumento de temperatura, está en
continuo movimiento, es la portadora de la vida y del equilibrio.

Reich descubrió el “bión”, que  se trata de una vesícula  intermedia entre la vida y lo inerte es otro tipo de existencia,
es una energía pura que se divide en “ORBS” (Orgon Biological) y “DOR” (Deadly Orgon). Los orgbs son esféricos,
de color azulado, luminosos, translucidos y favorecen la vida, la armonía, así como el bienestar tanto biológico como
físico. Los dor son opacos, negros o marrones, principalmente oblongos, alargados y de apariencia pringosa.
También encontró otro tipo de partículas muy brillantes, azuladas, de una alta energía, magnetizaba objetos
metálicos, generaba electricidad estática, emitía radiación capaz de regenerar todo tipo de células enfermas, a las
que denominó partículas SAPA BIONS (Sand Packet). Se le denomina orgón a una partícula de energía presente en
todo, mientras que el bión es la transición de la misma a la vida.

El orgón está presente en todo el Universo, penetrando en toda clase de materia a distinta tasa de velocidad, de
forma pulsante (se contrae, se expande y fluye) con un movimiento circular. Tiende a bajar la temperatura. Lo
metales lo atraen, absorben y emiten rápidamente, mientras que los materiales naturales lo atraen y retienen; esta es
la base de los acumuladores y descargadores de orgón. Los seres vivos acumulan esta energía de forma natural y su
mala circulación en el organismo causa enfermedades físicas y los bloqueos psicológicos dejan su reflejo en el
cuerpo impidiendo el flujo normal de la misma. Las bobinas planas acumulan más orgón que las bobinas normales al
tener un campo magnético radial y no constante, pues se trata de una energía pulsante. La energía que Reich
denominó como orgón es la misma que otros investigadores han descrito con distintos nombres y la misma que se

98
manifiesta en el cuerpo como libido o kundalini, así como fuera del cuerpo llamada tradicionalmente como aura o
bioplasma, en versiones más modernas.

Cuando las partículas de orgón son sometidas  a una hiperactividad por contaminación electromagnética o radiactiva,
se inmovilizan y pasan a denominarse “DOR”, siendo perjudicial para la salud y el bienestar. Esta energía se
manifiesta de tres modos: orgón negativo o DOR, orgón neutro (OR) y del orgón positivo (POR). El DOR, es cuando
el orgón es depresivo y ORANUR cuando es excitante, dado este nombre por el experimento con orgón y
radiactividad.

Los instrumentos básicos para el estudio y manipulación del orgón ideados originalmente por Reich son:

Acumuladores: Consiste en poner un material conductor y otro aislantes, poniendo tantas capas como se desee, pero
empezando en  aislante y concluyendo en conductor. De esta manera se pueden hacer mantas con lana de oveja o
sintética y lana de acero, cajas o habitaciones con capas metálicas y aislantes, como la madera o fibra de vidrio. Hay
un aumento de temperatura en el interior, que en los modelos experimentales de Reich corresponden a un grado por
hora. Capta la energía del entorno y la dirige hacia el centro, pues el material aislante retiene y el conductor, retiene y
se desprende del orgón lentamente, mientras que el conductor capta la energía y la suelta rápidamente. Para
cargarlo basta con dejarlo un tiempo al sol y al aire lo más puro posible. Para el aislante se suele utilizar lana,
plástico, cera de abeja, papel o madera; mientras que para el conductor, acero, aluminio y si es para uso médico el
hierro. En torno a un tubo de hierro o acero tapado por un extremo, de treinta centímetros de longitud y uno de
diámetro se pueden enrollar cuarenta capas alternativas de papel de aluminio y celofán, empezando en celofán y
terminando celofán. Un acumulador sencillo de construir sería a base de papel normal y papel de aluminio, se
empieza por el papel, se pone una capa de papel de aluminio, y así sucesivamente hasta terminar en aluminio; el
número de capas puede ser el deseado, con estos materiales es fácil hacer un acumulador de 32 capas; si se desea
dirigir la energía a través de unos cables para ser utilizada en otros dispositivos, basta con poner un cable metálico
(cobre) en la primera y última capa conductora respectivamente. Con la alternancia de capas (aislante-conductor-
aislante-conductor) es posible construir diferentes dispositivos orgónicos con la forma adecuada al uso que se vaya a
dar, por ejemplo con forma de caja para contener un dispositivo radiónico o psiónico, con forma de torre o tubo para
contener un cuarzo, etc.…

El siguiente acumulador es útil para los tratamientos de puntos de acupuntura o para dirigir la energía a un sector
concreto, apuntando por el extremo abierto a unos centímetros de distancia, su construcción es sencilla: En torno a
un tubo de hierro o acero tapado por un extremo, de treinta centímetros de longitud y uno de diámetro se pueden
enrollar cuarenta capas alternativas de papel de aluminio y celofán, empezando en celofán y terminando en este
mismo material.

99
Descargadores: Cualquier tubo metálico conectado a agua es un potente extractor de
energía orgónica, así como de DOR. Se puede construir con un tubo de acero, aluminio  o hierro de cuarenta
centímetros, abierta por un extremo y conectado con el extremo cerrado a través de un cable a un recipiente con
agua. El tubo se ha de coger con un paño seco, pues de lo contrario descargaría al operador. Se aplica sobre el
punto en concreto a unos centímetros. El instrumental descrito posee una mejora que es el D.O.R.-Buster, que
consiste en lo mismo que lo anterior, pero con la peculiaridad de que hay varios tubos y que a éstos por detrás, antes
de ponerle la tapa con la conexión, a agua, se le aporta energía a través de un “shooter”. El shooter es un
acumulador orgónico con un tubo de metal que sale desde el interior y que permite el tratamiento localizado. Reich
manejó y realizó múltiples prácticas y "defensas" con Cloud-Buster (rompenubes), que era como un cañón que podía
permitir cambios climatológicos y apuntó con éste a unas luces anaranjadas, amarillas y azules que sobrevolaron su
laboratorio en diferentes ocasiones. El rompenubes era una serie de ocho tubos en dos hileras, conectado con unos
tubos a un manantial de agua o rio; su altura era superior a los tres metros, pudiendo alcanzar hasta los seis metros.
Hay versiones actuales del Cloud-Buster que incluyen orgonita y cuarzos. 

Orgónometro: Permite observar el orgón en movimiento. Consiste en un cilindro metálico de aproximadamente 10


centímetros de largo, por 5 de ancho que en uno de sus extremos tiene una malla de alambre, un disco de celulosa
con su cara exterior mate, y debajo otra malla como la superior. En vez de celulosa, puede ser cristal o cualquier
material orgánico.  En el otro extremo del cilindro se pone una lente biconvexa de 5 aumentos, enfocada en el centro
del cilindro. Desde esta lente, sale un tubo de aproximadamente 30 centímetros  de largo y 5 de ancho; pudiendo
acoplarse otro tubo de la misma medida con una lente de 5 hasta 10  aumentos para ajustar el enfoque. El conjunto
está pintado de negro mate por dentro,  tras acostumbrar los ojos a la oscuridad se puede apreciar el orgón en
movimiento.

El orgón descubierto por Reich tiene muchas derivaciones tanto de instrumentos, aplicaciones o adaptaciones
actuales, como la orgonita, que será tratado en sucesivos artículos.

La orgonita
100
Derivado de las investigaciones de Reich ha surgido un nuevo dispositivo que
según sus defensores es un generador de orgón positivo, a diferencia de su antecesor los acumuladores, éste es
capaz de transformar el orgón negativo en positivo. La orgonita tiene detractores y defensores, es fácil de fabricar, es
muy estética visualmente  y en muchos dispositivos radiónicos se utiliza como potenciador de la energía, siendo en
ocasiones acompañada de generadores de frecuencias tipo zapper. 

A través de la presión constante que crea la resina en el


cuarzo, se crea un efecto piezoeléctrico que es capaz de transformar el orgón negativo (DOR) atraído del ambiente
por las virutas de metal y convertirlo en orgón positivo (POR) antes de devolverlo al ambiente. Se atribuye la
capacidad de limpiar el ambiente de contaminaciones electromagnéticas producidas por la red eléctrica, la wifi, los
microondas, las antenas de telefonía y similares. Está modificación del acumulador de orgón de Reich se le deben a
Don y Carol Croft, actualmente hay algunas dudas sobre la utilización de la resina y se piensa que también pueden
acumular energía negativa o electrostática; pero a pesar de lo dicho anteriormente es muy utilizada en todo tipo de
trabajos e investigación energéticas. Las orgonitas se pueden fabricar con multitud de diseños distintos, desde
pirámides, conos con espirales o figuras de cobre a los más típicos con forma de pastelitos para situarlos cerca de
fuentes de contaminación electromagnéticas son los llamados “tumba torres” (en inglés “towerbuster”). Don Crof
también diseñó una variación del “cloudbuster” o “caza nubes” de Reich basado en la orgonita.

Se suelen colocar en lugares donde hay mucha acumulación de elementos eléctricos, como en la oficina, cerca del
microondas o en el entorno familiar donde hay televisores, red inalámbrica o cualquier tipo de equipo que sea
susceptible de impregnar  con iones positivos el ambiente. Los denominados “tumba torres” se dejan habitualmente
en las proximidades de las antenas de telefonía, para contrarrestar su efecto negativo, se ha convertido en un tipo de
activismo energético social. En radiónica es común incluir en algunos de sus dispositivos una punta de cuarzo
rodeada de hilo de cobre o una bobina del tipo moebius y envuelta en orgonita para incrementar la acción del equipo.
Se pueden llevar pequeñas orgonitas como protectores personales, para mejorar la vitalidad y el ánimo positivo.

Materiales necesarios para fabricar las orgonitas:


• Viruta de metal no ferromagnético, habitualmente aluminio o bronce. En la misma proporción que la resina,
dependiendo de su tamaño y densidad deseada.
• Resina de poliéster y catalizador.
• Cristales de cuarzo o gemas.
• Desmoldeante o aceite en spray.
• Hilo de cobre para hacer figuras. Opcional.
• Colorante para resina o el utilizado para pintura acrílica. 
• Moldes, pueden de ser cualquier tipo, incluso fabricados por uno mismo con plastilina, silicona o alginato. Deben
resistir cierto calor, ya que al añadir el catalizador a la resina se produce una reacción térmica.
• Papel de lija de agua de cuatro granos distintos: de 600, de 800, de 1000 y de 2000. Opcional.
• Cera abrillantadora para coches o pulimento. Opcional.
• Guantes, mascarilla, espátula de madera o plástico para mezclar  y papel de periódico para no manchar.

Modo de hacer las orgonitas:


• Poner papel de periódico o plástico para no manchar.
101
• Engrasar los moldes con desmoldeante o aceite en spray, una capa muy fina.
• Poner junto a cada molde los cuarzos, las espirales o los elementos a utilizar.
• Ponerse los guantes y la mascarilla.
• Mezclar las resina con el catalizador, según las indicaciones del fabricante. En general suele ser 2 mililitros de
catalizador por cada 100 mililitros de resina. Remover bien, pero no muy rápido para que no queden burbujas.
• Si se va dejar una capa transparente, verter sobre los moldes. 
• Mezclar la resina que contiene el catalizador con la viruta de aluminio, y el colorante si es que se desea darle color.
• Cubrir  los moldes con esta mezcla.
• Se ponen dentro de cada molde las espirales y los cristales de cuarzo. Cuando se hacen los denominados “tumba
torres”, se pone un trozo de cuarzo en el centro. Si la orgonita es decorativa el proceso sería el de añadir una capa
transparente de resina con catalizador, poner las espirales o figuras de cobre con las gemas o cuarzo, añadir una
capa de la mezcla de resina con el catalizador, tintada o no, y la viruta de aluminio.
• Cuando estén bastante sólidos, darles la vuelta apoyándolos sobre una bandeja o superficie lisa limpia, de este
modo será más fácil desmoldarla y la superficie queda lisa y menos rugosos los bordes.
• Una vez  secas y desmoldadas, lijarlas primero con una lija de agua de grano 600, después con una 800, más tarde
con una de 1000 y finalmente con la de 2000. Abrillantar o aplicarle pulimento para darle brillo.

Los rotores
Desde mediados del siglo XIX se hicieron intentos de detectar una energía sutil, que en primer lugar se situó en los
seres vivos y posteriormente en todo el universo. Los dispositivos para detectar esta radiación eran piezas móviles
con algún mecanismo que giraba o desplazaba una aguja; en este sentido se crearon múltiples instrumentos en ese
siglo y el siguiente, culminando en los dispositivos psicotrónicos que durante la época de la guerra fría se realizaron
en la U.R.S.S.

Los primeros dispositivos fueron ideados por C. Lanfontaine, Puyfontaine (galvanómetro), Fortín La Chailette
(magnetómetro), Luis Lucas (biómetro), J. Thore, Paul Joire, G. Le Goarant Conde Tromelín, M. Fayol y G. Russ
entre otros. En el siglo XX se desarrollan el rotor de Ripof, el generador piramidal de Pavlita, el rotor Aura, el rotor
piramidal de Patrick Flanagan, el de Julius KrmssKi, el clásico “psiwheel” y más modernamente los dispositivos de
Carlo Splendore y el medidor de vitalidad de Gyorgy Egely; no dejan todos ellos de ser rotores basados de un modo u
otro en los de los pioneros anteriormente mencionados.

Un rotor es fundamentalmente una pieza móvil de plástico ligero, papel o un material fino que suspende de un hilo o
se apoya en un soporte que le deja girar libremente. Acercándoles las manos o cualquier elemento energético,
(pirámides, orgón u otros objetos generadores-acumuladores de energía), debería girar o mostrar alguna variación en
su equilibrio. A continuación se exponen los más conocidos y sencillos de experimentar:

Rotor básico: Un aro de papel de 2 cm. ancho, por unos 10 cm. de diámetro unido por tres tiras de papel o de plástico
fino a un circulo de  3 cm. de diámetro con una aguja o punta metálica en el centro, que se apoya en un hueco sobre
un soporte, por ejemplo la base de un tornillo que se introduce en un trozo de madera que eleva la estructura. El
círculo con la aguja esta elevado del aro unos centímetros y unido por unas tiras de papel, plástico o cable metálico,
en tres puntos. Una vez está la estructura en equilibrio, al acercar las manos debe girar o en proximidad de algún
elemento energético.

El rotor de Ripoff: Fue dado a conocer por el doctor del mismo nombre en Praga en 1.973, su construcción es simple
y permite comprobar la existencia de una energía capaz de mover algo físico sin grandes complicaciones. Se
necesita una tira de papel o cartón rectangular de 7,5 cm. por 17 cm.; haciéndole dos hendiduras a medio cm. del
extremo; se contará con una cinta de 7,5 cm. de largo por 1 cm. de ancho, donde justo en el centro se habrá
atravesado dos veces un alfiler. Esta cinta se colocará entre las dos hendiduras, después de haber pegado una de
las solapas del recortable rectangular. Se situará el ingenio en una botella cuyo tapón sea de corcho, clavando la
aguja de tal manera que queden unos pocos milímetros entre la cinta de papel y el tapón. Se pondrán las manos a

102
unos cm. del tubo de papel y se verá cómo a uno o dos intentos con un poco de concentración se logra mover.
Imaginar que la energía sale a través de las manos y llega al rotor situado a uno o dos cm. Realizar también con cada
mano y probar el cambio de dirección que se opera.

El generador piramidal de Pavlita: Sin duda este investigador es el más prolífero de


toda la psicotrónica. Diseñó múltiples Ingenios y realizó numerosas demostraciones, aunque actualmente no existe
mucha documentación de aquella época. Sus instrumentos pretenden almacenar la energía biológica, aunque
pueden aprovechar también la energía estelar, como en el caso del presente rotor. Se trata de una pirámide de 8
lados vacíos, quedando sólo las aristas sobrepuesta en otra de también 8 lados a la que se le se le han dejado
aristas también en cuatro de ellos de forma alternativa. La base se pega a los lados solidos de la segunda pirámide, y
todo el ingenio cuelga de un hilo al que se ha hecho un nudo en el extremo, y que atraviesa la punta de las dos
estructuras. Las partes citadas corresponden a los recortables A, B y C respectivamente. Para ponerlo en marcha se
suspenderá el rotor de algún objeto que permita mantenerlo a la altura de los ojos, se controlará que no haya aire o
ninguna vibración que pueda moverlo. El experimentador situado a unos cm. lo mirará fijamente y apreciará como al
cabo de breves instantes empieza a girar, intentar variar el sentido del giro con la mirada. 

  
   
 Enlace a la plantilla en PDF.

103
Rueda psíquica o psiwheel: Es un rotor sencillo similar a una pajarita de papel que se apoya sobre una aguja que
está sobre un soporte. Se parte de una hoja de papel de 4 por 4 cm, que se dobla primero en diagonal en ambos
sentidos, después se le da la vuelta al papel, se dobla por la mitad y se presiona en el centro para formar una especie
de estrella. Esta estrella se sitúa su centro en una aguja sobre un soporte y sin contacto se trata de moverlo, bien
solo con la mente o con las manos cerca sin tocarlo; también se puede introducir dentro de un recipiente transparente
para evitar corrientes de aire o que sea movido por otras fuerzas físicas. Los pasos a seguir para su construcción
gráficamente son:

El rotor de Julius KrmssKi: Checo como los dos anteriores. Consiste en una jarra o recipiente de cristal al que se le
ha pegado un hilo de seda en su fondo del cual suspende un palillo de tipo plano quedando situado a media altura del
recipiente, cuando la cola haya secado, se invierte el ingenio, situando las manos a unos centímetros del recipiente
con las palmas hacia él. Se imaginará que el palillo gira en el sentido de las agujas del reloj, la atención en la mirada,
visualizando cómo la energía  de una mano y de otra giran en el sentido deseado. Intentar cambiar el sentido del giro.

El generador piramidal psicotrónico de Flanagan: Es una figura en papel que reproduce las proporciones de la
pirámide de Keops y que suspendido de un hilo fino, gira en un sentido u otro con el impulso energético de la
proximidad del cuerpo o con la mirada. Se recortan las líneas sólidas y se pliegan las discontinuas.

El rotor Egely: Diseñado por el ingeniero húngaro Gyorgy Egely, vendido como medidor de vitalidad, consiste en una
rueda dentada de material plástico, en cuyo eje tiene una pequeña punta metálica que lo hace girar sobre un pivote.

104
Dispone de una versión con un visualizador digital de los giros. Es fácil de experimentar con él, y responde muy bien
a orgonitas, bobinas de moebius y similares. Es solo una versión bien realizada y calibrada de los rotores clásicos.

El rotor de Paul Joire o “sthenometer”: Es uno de los primeros detectores de energía sutil, ideado a finales del siglo
XIX. Consiste en una campana o recipiente de cristal con una aguja colgando de un hilo fino sobre una escala
graduada circular. El sthenometer fue diseñado por Joire para demostrar que hay una energía que va más allá del
cuerpo humano.

 
  

105
El bioplasma
Los seres vivos, así como los objetos inanimados, tienen en torno a ellos un campo de energía que varía según las
circunstancias físicas como mentales. A estas zonas de energía exterior se le ha llamado tradicionalmente aura, y en
la actualidad se le denomina biocampo o bioplasma, emplearemos esta última expresión acuñada por el científico
ruso Dr. Inyushin. En los seres vivos el bioplasma es cambiante y tiene, por así decirlo, una cierta respiración o
movimiento; en los objetos inorgánicos es estático, modificado por factores externos.

El bioplasma se comporta como la bioenergía o energías sutiles en general. Sigue las leyes de la refracción de la
luz, es contrario a la electricidad y los campos magnéticos le afectan, pues cuando se le acerca un imán se modifica
su estado.  Le afecta el magnetismo propio de la tierra, interfiere en la posición Norte-Sur con el flujo de la energía
telúrica que es Este-Oeste. Se trasmite a través del metal inmediatamente, y los aislantes la absorben lentamente y
la liberan lentamente; por esto los cuarzos que son considerados semi conductores tienen la cualidad de acumularlo
y liberarlo lentamente. Tienen polaridad, y los polos opuestos se atraen y de la misma polaridad se rechazan. 

En el siglo XVIIII y principios del XIX, Friendich Mesmer (1733-1815), redescubrió un “fluido magnético” que podía
ser utilizado para curar, a estas técnicas se le denominaron “mesmerismo”; de ahí surge lo que se vino en llamar
“pases magnéticos”. Von Reichenbach acuñó este término “fuerza odílica”  o “od” en 1845, para una energía que
emitían los seres vivos, los magnetos y los cristales. Son distintos modos de describir la energía que circula por el
cuerpo físico y emana de él, con polaridad inversa en las capas exteriores. En el siglo XX fue muy popular la
fotografía llamada Kirlian, lleva el nombre del matrimonio que durante los años de la guerra fría investigó sobre la
fotografía realizada por  descarga de alto voltaje y frecuencia. Este sistema, si bien no fotografía el bioplasma o
biocampo, sí aporta información sobre éste; actualmente se ha desarrollado por Konstantin G. Korotkov denominado
GDV (Visualizador de Descargas de Gases), que a través de un aparato similar utilizado por el matrimonio Kirlian y
un programa aporta un gráfico del estado energético del biocampo. Schlieren es también otro sistema a base de
lentes y que, aunque recoge los cambios del aire en torno al cuerpo, también aporta indirectamente información
sobre el bioplasma. Otro sistema es de la pantalla de Kilner compuesta con di-cianina, así mismo distinto tipo de
filtros de color que permiten una cierta visión directa.

Las características de la polaridad de esta energía en torno al cuerpo son;


• Positivo: Lado izquierdo del cuerpo. De tono rojizo amarillento. Es emisor, activo, transmite la energía. Corresponde
con el polo Sur magnético. Su sensación física es de calor o tibieza con ciertas molestias.
• Negativo: Lado derecho. De tono azul eléctrico. Es receptor, pasivo, acumula. Corresponde con el polo Norte
magnético. Produce la sensación física de frescor y adormecimiento.
Se presupone una polaridad en cada dedo de la mano, de tal modo que el primero y último de la mano izquierda es
positivo, junto con el central y los dos intermedios negativos; en la mano derecha los negativos o receptores serian el
primero y el último, así como el central, mientras que los dos restantes positivos.

106
Hay muchas divisiones del campo energético en torno al cuerpo, cada tradición le da un nombre especifico, como
cuerpo astral, causal, éterico,… éstas no dejan de ser más interpretaciones filosóficas. Según las distintas
investigaciones realizadas a lo largo de casi dos siglos, se pueden distinguir cuatro estadios o niveles del bioplasma
externo:
• Primer campo externo: Hasta 12 milímetros por el exterior del cuerpo, es el que representa la energía vital más
física y primaria. El sistema Kilian, el GDV y el Voltímetro de Burr ponen de manifiesto este nivel, se dice que es fácil
poder apreciarlo a simple vista con algo de entrenamiento.
• Segundo campo externo: Hasta 8 centímetros en torno al cuerpo, revela sobre todo los estados mentales. Los filtros
de colores y la pantalla de di-cianina lo revelan.
• Tercer campo del externo: Hasta 15 centímetros en torno al cuerpo en el hombre y 20 en la mujer.  Se le atribuye a
este nivel el reflejo de los aspectos psíquicos más profundos, junto con los ideológicos o filosóficos. Se puede
apreciar con el sistema de Kilner y el aparato diseñado por Stavely Bulford.
• Cuarto campo externo: Se expande desde los sesenta centímetros a un metro, es un espacio neutro que algunos
definen como vacío, en donde se produce un intercambio de energías con el entorno y los otros seres vivos.  Cuando
hay una sobresaturación energética en el cuerpo desprende y absorbe si lo requiere. Perdura unas cuatro horas
después de la muerte, antes de ser absorbido por la tierra. Este campo determina los anteriores y es sumamente
sutil. Se puede detectar con el aparato inventado por Sergeyev y con los mismos con los que se aprecia el nivel
anterior. Entre esta última capa y la anterior, no hay un vacío absoluto, sino un lugar de reajuste y movimiento entre
los distintos campos del bioplasma y el exterior.

El campo energético que rodea al cuerpo humano en sus diferentes capas forma
una especie de capullo que encierra el organismo como los distintos niveles de la llama de una vela. Posee una
especie de respiración o latido que se describe como una envoltura luminosa azul-grisacea o gris-azulada, que se
extiende de sesenta a ciento veinte centímetros, para desvanecerse y mezclarse con la atmósfera circundante.
Durante dos segundos crece alejándose del cuerpo, permaneciendo un cuarto de segundo totalmente desarrollado,
desapareciendo repentinamente. Se desvanece totalmente en un octavo de segundo y, tras una pausa de unos tres
segundos, se vuelve repetir el proceso, siendo el ritmo de esta "respiración energética" de quince a veinticinco veces
por minuto. Este ritmo se puede ver alterado por diferentes procesos mentales o fisiológicos.

Los chakras aparecen en el bioplasma como vórtices energéticos a unos dos centímetros y de unos 8 centímetros de
diámetro. Aparte de estos vórtices se han detectado los llamados “patrones biológicos” o “puntos nodales”. El cuerpo
energético posee como unos puntos de suma intensidad que son el reflejo de la estructura física, considérese como
lo que define la realidad morfología. Al igual que puntos de sutura marca el lugar más activo y más frágil del cuerpo
sutil. Se podría comparar con el concepto chamánico de los puntos de encaje. George Delawarr ideó un instrumento
radiónico denominado “detector trans-atómico” detector que permite realizar gráficos tridimensionales de estas
configuraciones  energéticas. 

107
Manejo del bioplasma

A pesar de los distintos instrumentos que a lo largo de los últimos doscientos años se han
desarrollado para medir, detectar o manejar la energía en torno al cuerpo, biocampo o bioplasma, todavía no se ha
encontrado un método totalmente fiable y objetivo. El ser humano tiene capacidad innata para detectar y manejar
estas energías, y aunque parezca muy subjetivo, con el entrenamiento adecuado se pueden obtener resultados
coincidentes entre distintos sujetos. Indicaremos a continuación distintas técnicas para visualización y manejos de la
energía que irradia el cuerpo, como los pases magnéticos derivados de Mesmer.

Para percibir la energía del biopasma basta con poner las palmas de las manos una frente a otra sin tocarse, a unos
dos o tres centímetros de separación, moviéndola ligeramente, hacia delante y hacia atrás; al poco tiempo se tendrá
la sensación de que entre ambas manos se tiene algo denso. Apoyando las palmas de las manos sobre una
superficie lisa y poniendo dedos frente a dedos, con unos dos centímetros de separación, se notara que algo fluye
entre ambos; cruzar las piernas y tratar de apreciar la diferencia de sensaciones. Esta es la energía que mueve los
rotores tipo: Ripoff, Pavlita, KrmssKi, Egely, etc…

Para renovar la energía del bioplasma, situarse en el suelo con la cabeza al


Norte y los pies al Sur, respirar lentamente y al poco se notará un hormigueo sutil que se irá incrementando;
permanecer unos minutos en esa posición. Para descargarse de energía cuando se está sobresaturado o porque se
ha absorbido energías negativas del entorno o de otra persona, se puede realizar poniendo las manos durante unos
minutos bajo el chorro de agua fría circulando; también es posible descargarse tocando una tubería o cable
conectado a tierra, o apoyando la espalda en el tronco de un árbol.  Es típica la sacudida enérgica de ambas manos
en dirección al suelo. Los cuarzos también ayudan a equilibrar la energía del bioplasma, sosteniéndolo entre las dos
manos a la altura del pecho y respirando lentamente. Otros elementos como las pirámides o los acumuladores
orgónicos también producen un aumento en la energía interna y por lo tanto en el campo externo. La respiración
consciente en lugares no contaminados químicamente ni electromagnéticamente es un modo muy eficaz de
recargarse energéticamente.

Se suele percibir el bioplasma con una sensación de leve hormigueo, más un cierto frescor o calor, si se está
recibiendo o emitiendo respectivamente, en el caso del sujeto pasivo las sensaciones son contrarias. Para hacer un
diagnóstico de las zonas afectadas por un trastorno o dolencia se puede emplear el código de polaridad, de tal modo
que si al pasar por una zona del cuerpo el operador nota sensación de calor es que el sujeto a tratar necesita en
dicha zona un aporte, mientras que si se nota la sensación de frio es que está emitiendo por un exceso.
108
Los pases magnéticos fueron muy conocidos durante el siglo XVIII y principios del XIX,
aunque cayeron en desuso, poco a poco se están recuperando. Básicamente consisten en pasar las manos por la
parte de la palma a unos pocos centímetros del cuerpo, desde la parte superior a la inferior. Un modo clásico con la
punta de los dedos a una cierta distancia de la piel, es el de ir desplazando las manos a lo largo de la parte trasera de
la persona desde la cabeza hasta los pies muy lentamente, se debe repetir hasta que quien recibe el tratamiento note
una sensación de hormigueo que le recorre el cuerpo, siendo más intensa en los pies. En el memerismo clásico se
practicaba la catalepsia de un miembro del cuerpo a base pasar las manos por encima de la zona en cuestión.  La
polaridad en este tipo de pases es muy importante, si se trata de adormecer o de aliviar el dolor del brazo derecho,
pongamos por ejemplo, se utilizará por parte del terapeuta la mano izquierda. Para cuestiones de inflamación o dolor
por golpes se empleará la mano derecha, mientras que para otro tipo de dolencias que requieran aporte de energía el
izquierdo.
También se puede transferir energía por contacto, se puede poner la palma de la mano izquierda en la frente y la
derecha en la parte trasera de la cabeza de la persona a tratar. Imaginarse que fluye la energía de una mano a otra
tras recorrer todo el cuerpo de la persona a tratar. Se puede utilizar la visualización de colores para esta energía, rojo
para infecciones e inflamaciones, el amarillo para las fiebres, y el azul para relajar y calmar dolores. Es típico la
transmisión de energía a otra persona a través de las palmas de las manos, poniendo la palma de la mano izquierda
encima de la derecha  del receptor y la derecha encima de su izquierda, dejando actuar durante un tiempo mientras
se tiene la sensación de hormigueo. Para cargar un objeto energéticamente, basta con sostenerlo con la mano
izquierda y respirar lentamente hasta que se tenga la sensación de hormigueo. En todas estas técnicas el imaginar
los flujos de energía con colores o como fluidos resulta muy útil y facilita el proceso.

Hemos descrito algunas de las técnicas básicas del manejo de la energía del bioplasma, hay muchas variaciones y
aplicaciones distintas, pero todas ellas se fundamentan en las que se han descrito.

Las redes de Hartmann y Curry

La Tierra presenta un entramado energético en el que se han descrito distintos


tipos de redes, líneas y similares. Las más conocidas son las Líneas Ley, las líneas o redes de Hartmann y Curry,
siendo las más conocidas estas dos últimas. Las redes de Curry y Hartmann son las que más afectan a los seres
vivos al producirse más frecuentemente. Estas redes, y sobre todo los cruces, crean zonas geobiológicamente
negativas o los denominados “puntos geopátogenos”. El planeta dispone de entramados energéticos que lo cubren
por completo, menos los polos, a modo de sistema nervioso que distribuye las energías magnéticas y telúrica. Las
líneas Hartmann y Curry, se consideran de naturaleza electromagnética. Muchas de las construcciones de la
antigüedad (dólmenes, menhires y templos) estaban localizados en estos puntos.  Se analizan las características de
las redes de Curry y Hartmann desde la perspectiva radiestésica y energética.

109
Líneas Hartmann: Esta red son unas cuadriculas
electromagnéticas que se alzan desde el suelo hasta varios kilómetros por la superficie, constituyendo un entramado
que se prolonga por toda la Tierra, a modo de sistema nervioso del planeta. Su función es la de disipar los excesos
energéticos de la Tierra, ya sean de origen natural o artificial. Se extiende en dirección Norte-Sur y en Este-Oeste,
con una distancia de 2 m. y 2,50 m. respectivamente, su ancho es de 25 cm. aproximadamente. Las que se extiende
de N-S son de polaridad negativa o pasiva, mientras que las que transcurren en dirección E-O son de polaridad activa
o positiva. La distancia y el grosor se altera por la orografía, vetas de agua, masas metálicas, cavidades y otros
elementos tanto naturales como artificiales. Donde se cruzan dos líneas Hartmann se produce una concentración de
energía que afecta a los seres vivos (plantas y animales) que estén allí durante mucho tiempo, a estas zonas se les
denominan “puntos geopátogenos”, siendo los síntomas más comunes en personas que permanecen en ellos mucho
tiempo el insomnio, dolor de cabeza, cansancio y cierta carga de agresividad o estrés; así mismo agravan cualquier
dolencia o enfermedad, así como retrasan los procesos de curación. 

Las líneas y los cruces Hartmann presentan una variación en el micro voltaje del entorno, así como un mayor índice
en los niveles de radioactividad natural, pero el método más utilizado de medida es la escala de Bovis, o
abreviadamente “UB”, siendo en las líneas de 6300 UB y en los cruces de 5800 UB. Junto a las líneas principales
están los Armónicos de Hartmann que tienen un ancho de 19 cm., se distancian entre dos armónicos 2,47 m. en
dirección N-S y 2,02 m. en la orientación E-O; en las líneas arrojan un valor de 6500 UB y en los cruces de 6300 UB,
teniendo una menor intensidad. 

Las líneas y cuadriculas Hartmann se pueden clasificar por “ordenes” dependiendo de su distancia de repetición con
las principales o cuadriculas de Hartmann, aparecen las líneas de primer orden con una distancia de 5,10 m en la
alineación N-S y 4,20 m. en la de E-O, siendo 5600 UB en las líneas y 5000 UB en los cruces. Cada siete cuadriculas
de orden, aparecen las de segundo orden, con una distancia en las líneas N-S de 37 m. y en las E-O de 29,50 m.; su
110
intensidad es 5200 en las líneas y 4500 en los cruces. Las líneas de tercer orden aparecen cada 7 de segundo orden,
distantes a 260 m. en la alineación N-S y 208 m. en la de E-O, con una intensidad de 5000 UB en las líneas y 4000
en los cruces. También se consideran las de cuarto orden, que se distancian entre si 1820 m. en la alineación N-S y
1457 en la E-O, con 3500 UB en las líneas y 3000 en los cruces.

Las líneas y los cruces son rectilíneos, pero muchos factores pueden alterar su linealidad. La intensidad también
cambia dependiendo de la fase de la Luna, el clima, las horas y la actividad cósmica (por ejemplo, las manchas
solares).  Es entre las 2 y 4 de la mañana cuando la intensidad es mayor, pues la Tierra descarga las radiaciones
solares que ha absorbido durante el día. Las actividades telúricas, tales como erupciones volcánicas o terremotos,
también provocan cambios en las líneas Hartmann, antes de un terremoto las líneas pasan de un ancho de 21 cm.
hasta 80 cm. doce horas antes de que acontezca. Durante un eclipse solar hasta 80 cm. 

El descubridor de estas líneas fue el médico alemán Ernst Hartmann, que en 1935 concluyó sus investigaciones con
la certeza que la salud depende en gran medida del lugar donde se vive. Palm, un ayudante de Hartmann.
Científicamente se pueden detectar con georritmogramas, medición de radiación, receptores de onda corta
adaptados, micro amperímetros de precisión y otros elementos; pero por ahora la radiestesia (ya sea con el péndulo
o las varillas) es el método más sencillo.

Líneas Curry: Son diagonales en su orientación magnética respecto a la red de Hartmann, transcurren de Noreste a
Suroeste y de Sureste a Noroeste. Están distanciadas entre sí 6 m. las que van de Sureste-Noroeste y 8 m las de
Suroeste-Noreste, tienen un ancho de 40 a 80 cm, variando según el terreno y los elementos que se encuentren en
él.  Son de menor intensidad que las redes de Hartmann, pero sus cruces son considerados mucho más dañinos, así
mismo son más difíciles de detectar con por los medios radiestésicos. En la medición en unidades Bovis, se muestra
como más baja que las registradas en las redes y cruces Hartman, pero su densidad es mayor, por lo que deben ser
evitadas por su alta capacidad de desequilibrar los organismos vivos. Las líneas Curry dan una medición de 5800
unidades Bovis, mientras que los cruces 5300. 

Nota sobre la medición en Unidades Bovis (UB): Todas las medidas mencionadas están formuladas en base a un
suelo de calidad biótica optima, es decir sin ninguna alteración, que arroja 7600 UB; si la medición inicial del suelo
fuese mayor, puede variar incrementándose algunas unidades a las descritas para cada caso (líneas y cruces,
Hartman de cualquier tipo y orden, igualmente en el caso de la red Curry).

Los lugares más dañinos para los seres vivos son donde hay un cruce de Hartmann coincidiendo con una línea o
cruce de las redes de Curry. Este diagrama muestra la estructura de las dos redes:

111
Hemos adaptado un biómetro de Bovis a las mediciones estimadas de los distintos tipos de líneas y cruces, tanto de
Hartman como Curry: 

Efectos sobre la salud de las redes de Hartmann y Curry


Anteriormente se han tratado las características de las redes de Hartmann y Curry, señalándose que pueden
tener efectos perjudiciales sobre los seres vivos. En esta ocasión se especificarán los posibles efectos de
estar en zonas geo patógenas durante mucho tiempo, como cuando se duerme, y algunos consejos sobre
cómo evitarlas. Vivimos en un entramado energético que nos rodea por todas partes, siendo imposible poder
evitarlo completamente, aunque sí poder adaptarse para que resulte menos dañino. Las geopatías, o lugares
enfermos, por su posicionamiento respecto a las redes telúricas, es una cuestión relevante para mantener un
estado de bienestar. Las indicaciones que aquí se exponen no deben tomarse como una verdad
comprobada, sino lo que según algunos investigadores han experimentado y afirman, solo pretende ser
una guía informativa.

La detección de los cruces de líneas tanto del tipo Hartmann como Curry debe hacerse por un experto en
geobiología, en donde no solo se valore las redes telúricas, sino también su interrelación con los elementos
eléctricos y magnéticos. Hay que recordar que elementos metálicos en el subsuelo o en la planta de la
estancia pueden ocasionar reflejo de puntos activos negativos, y que se solucionan desplazando simplemente
el objeto o el emplazamiento de la cama o silla donde se permanece. Los electrodomésticos y los aparatos

112
eléctricos en general, también amplifican las señalas telúricas, tanto en su efecto como en su radio de
acción. 

La exposición prolongada a zonas geopatógenas producen un desequilibrio energético en el cuerpo, en unos


pocos meses permaneciendo durante un tiempo considerable en un punto de cruce se producen la
despolarización del organismo y la aparición de trastornos en el estado físico. Por ello hay que evitar que la
cama, el lugar de trabajo o el sofá estén en una zona activa de las redes energéticas terrestres. Una forma
sencilla de comprobar si una zona es patógena, es situando una planta en ese punto y ver si empeora su
estado o llega a morir. La intuición, y el analizar el sentimiento que surge al estar en un punto u otro es buen
consejero, si el sentimiento de incomodidad, intranquilidad o de agresividad es más acentuado en un punto
que otro es mejor evitarlo, pues seguramente se trate de una zona patógena.

Las geopatías producen: Dificultad para eliminar toxinas. Promueve las infecciones por hongos y bacterias
(como la candidiasis). Perdida de vitaminas y otros elementos. Un periodo de años propicia enfermedades
degenerativas. La posibilidad de padecer enfermedades como el Parkinson, la artritis o la depresión crónicas
pueden verse considerablemente incrementadas. 

Síntomas de las geopatías son: el cansancio crónico, los dolores de espalda, los dolores de cabeza, la
aparición de síntomas de disfunción cardiaca, los dolores reumáticos, mala circulación arterial, insomnio,
estados de irritabilidad y de depresión. Si no se tenía estos síntomas, y al cambiar de lugar de estancia
aparecen, es conveniente hacer un estudio radiestésico del lugar.

Según algunos investigadores, existen unas patologías asociadas a las zonas del cuerpo y al tipo de cruce de
líneas energéticas terrestres. Esto no quiere indicar que se produzca este problema por estar en esa posición,
sino que aumentan las posibilidades marcadas por las condiciones físicas y la predisposición genética de la
persona. A continuación, se exponen unas representaciones graficas de las zonas del cuerpo y las redes
terrestres, junto con su tendencia patológica:

En las mujeres pueden darse casos de parto con malformaciones si afecta a la zona de la matriz, en particular
si se encuentra un cruce de líneas Hartmann y una línea Curry.

113
Un cruce a la altura del pecho, tanto Hartmann o Curry puede propiciar el cáncer de mama. 

El insomnio, los dolores de cabeza, la sensación de levantarse cansado después de dormir, pueden estar
propiciadas por un cruce de líneas a la altura de la cabeza, pasando una de las líneas desde la cabeza a los
pies.

Un cruce de líneas en diagonal puede favorecer el mal de Parkinson.

114
Las dolencias en hígado y bazo causadas por virus pueden ser fomentadas por un cruce a la altura de dichos
órganos.

Si el cruce de dos líneas se produce a la altura hígado puede surgir el cáncer en este órgano.

El cruce de líneas en la zona del bazo puede aumentar las posibilidades de que dicho órgano padezca cáncer.

El cáncer de esófago puede estar fomentado por la excesiva permanencia en un lugar en donde a esa altura
del cuerpo se produce un triple cruce.

La negatividad eléctrica
De modo natural los organismos vivos producen cargas eléctricas, la alteración del equilibrio entre cargas positivas y
negativas dan lugar a todo tipos de trastornos y enfermedades.  Las patologías se manifiestan en el organismo
cuando no es posible equilibrar o eliminar las cargas eléctricas positivas que provienen del exterior.  La conservación
de la electronegatividad de las células vivas es la que permite mantener el bienestar y no producir un mal
funcionamiento biológico. El insomnio, el stress, así como toda una serie de trastornos físicos y psicosomáticos se
115
deben a la sobrecarga eléctrica positiva que deben ser neutralizadas con aportaciones negativas. El principio de la
negatividad eléctrica es el restablecer las cargas eléctricas negativas que por diversos motivos externos el organismo
ha perdido.

Para explicar el efecto del desequilibrio iónico en los organismos vivos se


recurre a los llamados “radicales libres”.  En la naturaleza de modo usual las cargas negativas de los electrones que
giran en torno al núcleo están equilibradas con la carga positiva del núcleo, por lo que el estado del mismo es neutro;
debido a contaminaciones externas son desprovistos del átomo electrones, por lo que posee más carga positiva,
pasando a ser un “ion positivo”. Si ocurre al revés, es decir que un átomo neutro adquiere un electrón, este se carga
negativamente y se le denomina “ion negativo”. Al ion positivo se le denomina “radical libre”, poseyendo efectos
nefastos sobre la salud cuando este proceso ocurre a nivel celular, lo que da lugar a que intente recuperar su
equilibrio de forma agresiva. Los radicales libres son responsables de distintas degeneraciones celulares, llegando a
dañar el núcleo de las mismas, afectando al material genético. En el envejecimiento, el parkinson, el alzheimer, la
artritis reumatoide y ciertos tipos de cáncer se sabe que tienen un gran papel los radicales libres.

El profesor Charles Laville a partir de 1920 realizó estudios que coinciden con los del profesor Jean Bader en la
influencia del entorno en ese equilibrio eléctrico en el organismo y sus efectos sobre la salud. Otra serie de
investigadores de distintos países confirmaron los hallazgos de Laville, como K. S. Cole, H. J. Curtiss, A. L.  Hodgkin
y F. Bohatichek. Laville llegó a sus conclusiones siguiendo los estudios de D´Arson Val efectuados sobre el músculo
desde 1827, los de Kolliver y Muller en 1856, y los de Lippmann sobre las corrientes eléctricas del corazón en 1873.
Las primeras pruebas experimentales se realizaron en la escuela veterinaria de Affort, posteriormente los doctores
Leprince y Chevalier, siendo el doctor J. Vanet quien recupera el tratamiento instrumental de Leville y sobre pacientes
el doctor Aubourg en el hospital de Beaujon, verificó la efectividad de este tipo de tratamiento.

El dolor y malestar biológico se manifiesta cuando hay una sobrecarga de energía positiva en un mismo punto, este
desequilibrio viene propiciado por la influencia del entorno, tales como radiofrecuencias, microondas y elementos
similares que contaminan el organismo; así mismo los edificios de acero y hormigón actúan como un aislante del flujo
de energía natural, al modo de jaulas de “Faraday”. La contaminación eléctrica del aire, los espacios cerrados donde
no hay ventilación, donde hay mucha electricidad estática, hacen que se produzcan efectos patógenos de la aero-
ionización positiva. A partir de diversas investigaciones se desarrollaron diversos instrumentos que inducen cargas
negativas en el organismo restableciendo el equilibrio eléctrico celular.

Los organismos biológicos funcionan como auténticas baterías y están sometidos a un equilibrio eléctrico que puede
ser alterado por múltiples factores, por lo que un mayor número de iones positivos generan trastornos y el exceso
impide recuperar la salud. No solo el intercambio químico es fundamental en el sistema inmunológico, sino también el
intercambio eléctrico; en la oxidación de las células la carga de iones negativos disminuye y aumentan las positivas.
En el aire libre del campo la cantidad de iones negativos es más alta que en la ciudad o en lugares donde la
contaminación electromagnética es alta a causa de las redes eléctricas, radio, wifi las células aumentan su carga
iónica positiva, acelerando la oxidación celular y la degradación orgánica. La negatividad eléctrica aumenta el efecto
de medicamentos, por lo que hay que tener cuidado cuando se utilizan algunos productos de tipo analgésico,
tranquilizantes o similares.

Charles Laville desarrolló un instrumento llamado “electropulsator” que introducía en el organismo pequeñas
cantidades de electricidad negativa a una frecuencia fija por segundo; aunque el aporte de energía que emitía el
116
aparato en los estudios clínicos que realizaron demostró ser un potente modificador celular, siendo efectivo en el
tratamiento de dolores musculares, cicatrización de heridas y aceleraba la regeneración celular. Un ejemplo de sus
efectos fue la experimentación con el vaciado del contenido estomacal, que si en un proceso normal se realiza en 6
horas, con la aplicación de los pulsos eléctricos negativos esto se producía en hora y media, y si se aplicaba en el
segmento de la séptima vertebra de la columna este proceso se realizaba en media hora.

El Marion es un desarrollo comercial de las ideas de Laville que en los años 50 fue muy utilizado por naturópatas,
acupuntores y homeópatas en Francia, con un considerable éxito en todo tipo de tratamientos tanto de dolores y
cicatrización de heridas como en todo tipo de dolencias y mejoras de la salud. Constaba de un electrodo que induce
al organismo cargas eléctricas negativas de bajo voltaje (5, 6, 7, 9 ó 12 voltios) y muy poca intensidad. A través de un
auricular se iba regulando la frecuencia, reajustándolos cada 5 minutos, pues varian las necesidades del pulso a
medida que se aplica el tratamiento. Este tipo de ajuste sonoro es similar al que hacía la doctora Hulda C. Clark en su
instrumento llamado “syncrometro”. Este ajuste requiere por parte del terapeuta de un cierto entrenamiento, por lo
que se puede utilizar un flujo detwrminado por segundo de modo fijo.  

Se suelen utilizar dos tipos distintos de electrodos, uno cilíndrico para el tratamiento en general y otro plano para
tratamiento local de dolores o heridas. El electrodo en una mano se utiliza en sesiones de 3 o 5 veces por semana
durante 15 minutos o una hora para tratamientos de enfermedades crónicas; en edades comprendidas entre los 15 y
25 años, se aplican sesiones de una, dos o tres veces al año para regenerar y renovar el equilibro  iónico celular. El
electrodo plano se utiliza a nivel local para cicatrizar heridas, para dolores locales y se ha constatado que aplicados
en las vértebras L1 y L2 es útil para el estreñimiento crónico, en las D11 y D12  para el estreñimiento espástico y en
la C7 y D3 para extrasístoles. Siempre se ha de tener en cuenta que el uso de este instrumento aumenta el efecto de
los fármacos. El sujeto puede estar conectado a tierra, bien a través de un cable o directamente con los pies en
contacto con el suelo, en algunas variaciones de este aparato se tiene dos electrodos y uno de ellos conectados a la
tierra de la red eléctrica; en los modelos más modernos de los derivados de Marion y Leville no parece necesario que
se tenga conexión a  tierra.

Es indicado el tratamiento con la negatividad eléctrica para fatiga y malestar en general, prevención de los procesos
cancerosos, trastornos endocrinos, problemas respiratorios y asma, hipertensión, circulación sanguínea, problemas
cardiacos, espasmos diversos, problemas digestivos. También se le adjudica efectividad en dolores de cabeza, en la
depresión, en la ansiedad, en la neurastenia y en el pesimismo fruto de la ausencia de vitalidad. La negatividad
eléctrica es un modo de equilibra los valores iónicos del organismo, por lo que facilita la regeneración celular y
armoniza la propia energía interior. La negatividad eléctrica no produce la curación por sí misma, sino que provoca
que el organismo recupere su equilibrio natural y restablezca la salud. Una variante de la implementación de iones
negativos es la llamada “iontophoresis”, que en vez de un electrodo utiliza dos.

El electropulsator
El organismo a causa de los diversos agentes externos pierde su equilibrio eléctrico a nivel celular ocasionando
numerosas enfermedades y trastornos vitales. Las cargas eléctricas positivas y negativas que interactúan en el
organismo son fundamentales para el bienestar físico y psicológico, si hay una excesiva positivación de la electricidad
de las células, una ionización positiva, es cuando se producen las enfermedades y dolencias. Charles Laville ideó un
instrumento que permite restablecer las cargas negativas que las células van perdiendo, por aplicación de la
negativación eléctrica, es el “electropulsator”. La negativación eléctrica no cura directamente las enfermedades, sino
que origina el equilibrio necesario para un mejor rendimiento celular.

Los efectos negativos de una excesiva positivación sobre la salud se manifiestan como fatiga crónica, nerviosismo,
ansiedad, palpitaciones, insomnio, migrañas, irritabilidad, problemas respiratorios, asma, problemas de circulación y
cardiacos, mala estabilidad en la tensión arterial, reumatismo, rapidez en los procesos de cicatrización de heridas….
117
La contaminación atmosférica, eléctrica, la excesiva exposición a radiofrecuencias, así como los malos hábitos
alimenticios, el alcohol, el tabaco, la ingestas de tóxicos en general, crean una híperpositivación de las cargas
eléctricas del organismo que desencadenan la enfermedad.

El electropulsator ayuda a mejorar la salud, pues no cura directamente, sino que remueve las células del cuerpo para
restablecer su equilibrio natural, por la aportación de cargas eléctricas negativas pulsadas. Al aportar cargas
negativas a las células, se origina un efecto regenerativo y revitalizante del organismo. No se han descritos efectos
negativos, pero se recomienda seguir siempre el tratamiento médico prescrito por el facultativo y no
someterse a tratamiento con carga eléctrica negativa si se está embarazada o se porta un marca pasos.  La
ciencia oficial no reconoce ningún efecto en los tratamientos con la negativación eléctrica, a pesar que el uso de
instrumentos eléctricos para calmar dolores y algunos trastornos es cada vez más generalizado.

El electropulsator puede utilizarse para trastornos crónicos como para dolores localizados. Para la regeneración
celular y los tratamientos a largo plazo se utiliza un cilindro que se mantiene durante un periodo en la mano derecha
o izquierda, o alternándose de una a otra a lo largo de la sesión. Para el tratamiento de una zona dolorida o de una
cicatriz, se puede adaptar un electrodo flexible a la salida de la carga negativa.

Descripción del instrumento: 

En frontal dispone de una pantalla digital que permite ver la frecuencia a la que se
están aportando las cargas negativas. Un interruptor con tres posiciones: la primera posición hace que la frecuencia
sea fija, que aparecerá reflejada en la pantalla, aunque puede darse una pequeña fluctuación; la segunda posición o
central mostrará en la pantalla el 0, pues no da ninguna salida de frecuencia. La tercera posición, permite variar la
frecuencia con el mando giratorio, que se encuentra bajo el interruptor. El mando giratorio, permite variar la
frecuencia, que se mostrará en la pantalla. La elección de la frecuencia para el tratamiento puede ser seleccionada
con la ayuda del auricular y por el procedimiento que más adelante  se describe.

En el lateral izquierdo, hay una clavija de salida para el electrodo que viene incluido en el equipamiento, pudiéndose
incorporar otro tipos de electrodos de los existentes comercialmente para instrumentos de tratamiento del dolor. El
electrodo cilíndrico de acero inoxidable que se proporciona con el instrumento se sujeta con una de las manos
durante la sesión de tratamiento.

En el lateral superior se tiene un interruptor de encendido, un pulsador rojo, una clavija de conexión al auricular y un
led rojo indicativo del funcionamiento. El pulsador rojo permite desconectar y conectar la pantalla de visualización de
la frecuencia, con el fin de ahorrar batería. 

118
El equipo es alimentado con una batería de 9 voltios estándar, preferentemente del tipo salina.

Tratamiento:

Para tratamiento de patologías crónicas se recomiendan sesiones de 15 o 20 minutos 4 o 5 veces por semana, en
algunos casos es aconsejable que cada sesión alcance incluso la hora. Para un mantenimiento general o
regeneración, se emplean sesiones de una hora, tres o cuatro veces al año.

El paciente que recibe el tratamiento se encuentra sentado o echado relajadamente, sosteniendo el electrodo con la
mano derecha o izquierda, aunque a mitad de sesión se puede cambiar de mano. Cuando se trata un dolor localizado
o una cicatriz, se pone el electrodo adecuado en la posición oportuna. En algunos tratamientos o para intensificar la
acción es conveniente que el sujeto esté con los pies descalzos tocando el suelo o por ejemplo sosteniendo un cable
de toma tierra.

La frecuencia de tratamiento que recomendaba Charles Laville es una fija, aunque se puede ajustar manualmente
con ayuda del auricular. Para la fija el interruptor de la parte frontal se sitúa en la primera posición para ir variando la
frecuencia con el mando giratorio, se pone en la tercera posición el interruptor (la pantalla mostrará una marcación),
se va girando lentamente desde la izquierda a la derecha. Mientras el sujeto sostiene el electrodo en su mano, se va
moviendo con lentitud el mando giratorio, escuchando a través de auricular se apreciará un zumbido, que en un
determinado momento hará una especie de chisporroteo particular constante, que no se encuentra ni por debajo ni
por encima de ese punto. Es recomendable acostumbrarse a detectar ese punto exacto, practicando durante unos
minutos, aunque este método de ajuste requiere de ir haciéndolo cada 5 minutos durante la sesión de tratamiento y
depende mucho de la sensibilidad del terapeuta. En caso de duda o de no encontrar el punto exacto de ajuste se
recomienda aplicar la función fija.

Orgonstrahler

El “orgonstrahler” es un instrumento para transferir energía de un objeto a otro o


más bien para pasar la impregnación de un elemento activo a otro pasivo. Es muy utilizado como duplicador de
remedios, aunque la variación en su diseño y usos ha crecido desde su creación por Arno Herbert en la década de
1960. Está basado en la energía orgónica descrita por W. Reich, su función principal es transferir y amplificar, pero
sus usos abarcan aspectos de transferencia a distancia (radiónica), sanación en directo, limpieza de elementos,
etc… 

El modelo original consiste en dos tubos aluminio, uno de ellos terminado en forma cónica, que en su interior contiene
distintos elementos, con una clavija que a través de un cable conecta con un recipiente metálico en cual se coloca el
elemento a transferir su influencia o patrón. En uno de los tubos esta relleno de arena de sílice como la empleada
para las aves, una varilla de latón al que se le ha enrollado un cable de cobre desnudo de un metro
aproximadamente; en el tubo que acaba en punta cónica, se sitúan una gemas, ya sean piedras preciosas, cuarzos o
de otro tipo de piedras semipreciosas. Los dos tubos están unidos a través de un pivote que enganche en el soporte
y que permite orientar el conjunto hacia el objeto a potenciar. Todo este conjunto suele acompañarse de un gráfico o
esquema activo, de unas ampollas cargadas a modo de remedios y algunas gemas o superficies de cuarzo donde
poner el cubilete o recipiente metálico para los remedios. Su esquema es el siguiente:

119
A veces el tubo es de una sola pieza y en otros modelos la pieza cónica es
sustituida por otra con formas geométricas distintas, similares a las que se utilizan en los péndulos activos. A raíz del
diseño original han surgido distintas variaciones con usos similares, por ejemplo, en vez de ser un tubo de aluminio
es una pieza de resina con gemas, virutas de metal no ferromagnéticas y terminada en una punta metálica con una
espiral a su alrededor, siendo esto una adaptación tipo orgonita. Otros diseños son de madera, con varilla en su
interior y conectores en ambos lados. También hay modelos sin soportes, con formas geométricas rectas que se
utilizan para potenciar directamente un alimento, la zona de una persona enferma, etc.… La empresa creada por
Arno Herbert también dispone de dispositivos similares para limpiar y carga energéticamente el agua, los alimentos u
otros elementos. En realidad en la actualidad se entiende como orgonstrahler cualquier elemento con ciertas
características orgónicas capaz de transferir energía. 

La lógica de este instrumento es la del orgón, donde lo metálico recoge la energía y emite inmediatamente, mientras
que lo aislante la desprende lentamente, W. Reich ya utilizó en su momento tubos metálicos para estos fines y es
conocido el acumulador orgónico en torno a un tubo con múltiples capas conductoras y aislante empleado para tratar
zonas concretas del cuerpo afectadas.

120
Uno de los desarrollos más curioso de este instrumento es a base de orgonitas y placas de metálicas, pues aunque
es menos lucido visualmente, sigue la lógica del orgonstrahler, resultando más económico y fácil de realizar para
cualquier investigador. Consiste en una orgonita normal (resina, virutas de aluminio y cuarzo) conectada a través de
un cable a una placa de metal (cobre) donde se sitúa el remedio y ahí con otro cable a otra placa con el testigo u
objeto a cargar. Entre una placa y otra a veces se colocan dos medias esferas de metal separadas por unos
centímetros, a esto se le denomina inversor y su objetivo es requilibrar al sujeto con su propia energía; para ello se
coloca en las dos placas metálicas sendos testigos del sujeto.

Modo de utilizar en orgonstrahler:


• Duplicar remedios: Situar la homeopatía, el remedio floral o el medicamento en el pozo metálico y orientar la punta a
un frasco con agua destilada o a cápsulas de leche en polvo o cualquier elemento orgánico receptor. Dejar durante
unos quince minutos que actúe. 
• Cargar con energía un alimento: Situé la punta del instrumento sobre el alimento o bebida a cargar
energéticamente. No es necesario que esté conectado al pozo y se puede sostener con la mano. Mantener ahí
durante unos minutos.
• Tratamientos a distancias: En el pozo receptor colocar un remedio, una intención escrita o un gráfico activo, apuntar
con el extremo cónico a un testigo de la persona a tratar, ya sea una foto o una muestra orgánica; mantener unas
horas o el indicado por medios radiestésicos. 
• Tratamiento directo sobre el sujeto: Sujetando el cilindro con la mano, el terapeuta va apuntando con la parte cónica
del instrumento a unos pocos centímetros de la zona afectada del paciente. En esta ocasión y si el instrumento lo
permite, se pueden cambiar las gemas del extremo cónico por unas adecuadas al tratamiento necesario; también se
pueden situar las gemas o el remedio adecuado en el pozo de aluminio y sosteniendo el tubo con la mano pasarlo
por la zona afectada.
• Transferir la energía de un lugar de poder: Los monumentos megalíticos o ciertos elementos considerados sagrados
en la antigüedad, así como los arboles tienen una energía propia particular que puede ser amplificada y dirigida hacia
personas u objetos. Para ello, sostener el tubo del orgonstrahler, sin el cable de conexión ni el pozo, se apoya el tubo
en el objeto (árbol, piedra, etc…) y se apunta a la persona u objeto a cargar, por ejemplo un cuarzo.
• Limpieza de energética de objetos: Apoyar la parte trasera del instrumento en el objeto y dejar actuar, si se tiene
clavija conectora en la parte trasera se puede sujetar al objeto y dejar que extraiga las influencias negativas.
• Descargar energía de zonas afectadas: En caso de inflamaciones en partes del cuerpo se puede utilizar para
descargar de energía la zona afectada, para ello se coloca la parte trasera y dejar actuar durante unos minutos,
también puede hacerse a través del cable poniendo la zona afectada con el extremo contrario del cable conectado al
orgonstrahler.
• Utilización de gráficos activos: Se puede utilizar el instrumento para transferir influencias a través de gráficos activos
del tipo utilizado por la psiónica, así como geometrías sagradas o mandalas, basta con ponerlo en el pozo metálico o
ponerlo sobre una placa conectada a la clavija y dirigir la punta cónica a la persona, testigo u objeto a cargar.
• Reequilibrase: Si se dispone de un orgonstrahler con dos clavijas, una en la parte trasera y otra en la parte cónica,
se conecta un cable a cada una de ella y se sujeta el extremo opuesto con cada mano, la propia energía del sujeto se
renueva y equilibra. También se puede sujetar la clavija de la parte trasera con una mano y poner la otra en el
extremo cónico.

En definitiva el orgonstrahler es un instrumento que esta entre la energía orgónica y las ondas forma como es
utilizada en la psiónica. Por esta proximidad algunas versiones actuales están más cerca de la pila radiestésica que
de las ideas orgónicas de W. Reich. Hay una tremenda similitud entre este instrumento y las denominadas “varas de
poder” (power wand) hechas con tubos de cobre, resina, virutas metálicas, gemas y puntas de cuarzo. Cada
investigador desarrolla un sistema para transferir, redirigir y purificar la energía; ya sea añadiendo más conexiones,
placas o cambiando las formas geométricas. Todo lo descrito en este artículo es puramente con objetivos
experimentales, no tiene ninguna validez médica o científica reconocida.

Cazanubes con cuarzo central

Existen muchos tipos de cazanubes o “cloudbuster”, desde los clásicos diseñados por Reich consistentes en
alineaciones de tubos conectados a agua, hasta los diseños con orgonitas que son los más conocidos en los últimos
tiempos. El presente diseño se realizó para poder albergar una punta de cuarzo grande (más de 30 cm de largo y
más 20 de diámetro), que es excitada por un generador de frecuencias, combinando la idea original con las actuales.

121
Las medidas propuestas deben ser adaptadas a la punta de cuarzo grande central. Se utilizaran seis tubos de 150
cm de largo y 2,5 cm de radio exterior, que irán alojados en unos tubos más pequeños de unos 7 cm de largo y un
diámetro suficiente para que encaje con el tubo largo. Los tubos deben ser metálicos, preferentemente cobre. En
estos tubos cortos que albergaran a los otros se ha hecho una orgonita con una punta de cuarzo de unos 5,5 cm de
longitud, con una espiral de cobre en torno a él y rellenos hasta una altura un poco inferior a éstos de resina y viruta
de metal. La orgonita en torno a la punta de cuarzo está hecha de viruta de metal no ferromagnético, el presente
diseño juega con la diferencia de potencial entre distintos metales, por lo que tres de los rellenos podrían ser de
virutas de aluminio y los otros tres de viruta de latón o cobre; también son posibles otras combinaciones, como tres
orgonitas de cobre y tres de latón, o tres de aluminio y tres de shungita, etc... Es importante que tres de los tubos
sean de resina y un tipo de metal y los otros tres de otro tipo.

Estos seis tubos cortos se disponen en un disco o superficie de madera de unos 34 cm de


radio,alternando los de un tipo con los de otro, formando una estrella de seis puntas. En el  centro se situará la  punta
de cuarzo grande de unos 25 cm de diámetro y unos 60 cm de largo, en torno a la que se ha hecho una espiral de
cobre  o una bobina tipo Rodin. Esta bobina es excitada con un generador de pulsos o zapper, preferentemente de
7,83 Hz. Se pone otro disco de madera de las mismas dimensiones que el anterior, con agujeros pasantes del
diámetro de los tubos cortos y un agujero central de 15 cm de radio para dejar espacio al cuarzo central.

122
Los tubos largos están unidos entre sí por dos discos de madera  con los agujeros  para los mismos y un hueco
central en el centro. Constituyendo de este modo dos conjuntos distintos, que se pueden separar cuando no está en
uso. En el conjunto que lleva el cuarzo grande central, en torno a cada uno de los tubos cortos, se hace un bobinado
exterior de cobre con un cable que irá a una pieza metálica del mismo material con el que está hecho relleno junto a
la resina, es decir, del mismo material que la parte metálica de la orgonita. 

Por lo dicho anteriormente se tendrán tres tubos unidos a una pieza y tres a otra, entre el conjunto de
un tipo de material y la pieza del mismo material puede llevar una pieza de empalme, con el fin no solo de poder
desmontar el conjunto sino de añadir más extensión si fuese necesario. Finalmente las dos piezas metálicas irían a
un recipiente de agua grande, a un pozo o a una corriente natural. 

El conjunto de tubos puede estar sobre algún tipo de soporte móvil para poder apuntar correctamente, como un
trípode de telescopio por ejemplo, y el cuarzo central y excitado con una frecuencia de 7,83 (frecuencia de la
123
resonancia Schumann) o 110 Hz según el efecto deseado. Otra modificación posible es excitar cada uno de los
cuarzos que forman la estrella con un generador de frecuencias para el conjunto de las seis, mas aparte otro
generador diferente para el cuarzo grande central. El cuarzo central al aire, no tiene ningún tubo que dirija hacia un
punto su energía, con el propósito de influenciar el entorno, mientras que los tubos con sus cuarzos pequeños
enfocan la acción hacia una zona en concreto. El que lleve dos tipos de materiales metálicos distintos en las
orgonitas y en las piezas en el agua, es con el propósito de crear una diferencia de potencial que movilice más el flujo
de energía.

Los anillos tensores y armonizadores de Slim Spurling

Desde finales de los años 90 del siglo pasado, se ha venido desarrollando unas
pulseras y posteriormente otros tipos de objetos realizados usualmente en cobre, a los que se atribuyen cualidades
energéticas. Slim Spurling trabajó en estos llamados anillos tensores basados en determinadas medidas o “codos”
que se consideran sagrados y que corresponden con una determinada longitud de onda en la gama de mega hercios.
Aunque inicialmente eran anillos grandes y figuras esféricas compuestas de dos hilos de cobre trenzados de unas
medidas concretas, se han desarrollado en múltiples diseños como “trikeles”, nudos con el signo del infinito o
diademas. Los anillos tensores emiten armónicos de las ondas gravitacionales según algunos investigadores. Es muy
interesante conocer su fundamento pues son elementos de fácil realización que pueden ser aplicados a diseños de
máquinas radiónicas o psiónicas.

124
Un anillo tensor es básicamente un trozo de alambre del doble de una
determinada medida o codo tradicional doblado por la mitad y retorcido, uniendo sus dos extremos con el mismo
correspondiente. Al cerrar el circuito hay una cancelación de los campos electromagnéticos, que según Spurling
crean una columna de energía. Para el astrofísico Hans Becke, cuando una bobina opera como circuito cerrado la
energía empieza a fluir creando un campo específico que anula las leyes de la física convencionales, esto tiene que
ver con los llamados “campos de torsión”. Un alambre retorcido
de una medida cualquiera no genera ningún efecto, para que se produzca un efecto energético debe mantener una
medida en relación con los denominados codos tradicionales o “cubit” en inglés. Existen distintos codos explorados
por Spurling, se hablan de 19 tipos distintos, aunque según los herederos de este investigador llegó a identificar 64.
El codo Real que es el que Spurling utilizó inicialmente, corresponde a la medida utilizada en la Gran Pirámide de
Giza, que son 52,5 cm y corresponde con los 144.000 Hz, un armónico de la velocidad de la luz. Posteriormente
identificaron el llamado “codo largo” o “codo perdido” con una longitud de 59.69 cm, que produce una frecuencia de
resonancia de 177.000 Hz. No es necesario que tenga el alambre la medida total completa, pueden hacerse con
armónicos de esta medida, es decir con 1/2, 1/3, 1/4 o 1/8. 

Las medidas más utilizadas de los codos son:


99,8554 cm, 333.000 Hz.
196,9982344 cm, 764.000 Hz.
73,3 cm, 188.000 Hz.
59,69 cm, 177.000 Hz. Codo Perdido.
52,5 cm, 144.00 Hz. Codo Real.
La unidad de Teotihuacán estándar tiene 105,94 cm.
El codo galáctico tiene 61,8728 cm, al que se le atribuye la cualidad de depurar el ADN y tiene la peculiaridad que en
el anillo se unen los polos opuestos. 

Las cualidades que se le atribuyen a los anillos tensores son: aumenta la vitalidad de quien lo lleva, revitaliza a las
plantas y favorece su crecimiento, depura el agua y le da una “coherencia” a las moléculas cargándolas de energía.
Cuando se llevan encima o se colocan durante un cierto tiempo (15 minutos) alivia dolores musculares en las
muñecas, los pulgares y los hombros, relaja muscularmente eliminando la tensión o rigidez y parece efectivo para
eliminar las inflamaciones. Neutraliza las energías electromagnéticas y telúricas, se suelen utilizar para anular la
influencia de una línea de Curry o Hartmann. Amplifica las energías sutiles, añade potencia a los distintos
instrumentos energéticos, tales como: pirámides, cuarzos, maquinas radiónicas, etc.

La forma más sencilla es con dos trozos de hilo de cobre de la medida del pie deseado, por ejemplo, del codo Real
(52,5 cm), unirlos y retorcerlos en forma espiral; un taladro puede ayudar a hacerlo de un modo más fácil y rápido si
el alambre es grueso. Se sueldan un extremo con el suyo correspondiente, salvo en el caso del codo galáctico, que
se sueldan los extremos contrarios para generar un efecto distinto de renovación continua. Cualquier metal es útil
para hacer los anillos tensores, aunque se debería de tener en cuenta las cualidades de estos según el efecto
buscado. Aunque se realiza a la medida adecuada con un alambre del doble de la requerida doblado, y
posteriormente se retuerce, algunos investigadores sugieren tomar la medida con el alambre ya retorcido. A veces se
utiliza alambre plano en vez de cilíndrico. 

Se utiliza llevándolo como pulsera, como anillo o situando un objeto encima o en el centro del mismo. También se
puede rodear un cuarzo o gema con este alambre trenzado para incrementar su potencia. También se le puede
aplicar unos auriculares para emitir una frecuencia e intensificarla a través de los anillos tensores o las figuras que
mantienen la proporción de algunos de los codos empleados.

125
Utilizando las medidas de los distintos codos se pueden realizar no solo anillos, sino también
espirales simples o dobles o triples como el conocido “trikele” de la tradición celta. En estos casos se utiliza un solo
cable, a estas figuras se le llaman “masculinas” tienen cualidades activas; en contraposición se le denomina
“femeninas” cuando se utilizan tres hilos trenzados. El trikele o espiral de vida puede ser utilizado de distintos modos:
para energizar un líquido basta con ponerlo encima de la botella, para favorecer el crecimiento de una planta solo hay
que colgarlo en ella, para limpiar un mineral se introduce en agua junto con el trikele y se deja toda una noche. 

Si el anillo tensor da unas mediciones espectaculares en la escala de Bovis, la experimentación radiestésica con
cuarzos y trikele resulta muy curiosa de hacer, pues se comprueba fácilmente las líneas de fuerza que arrastra al
péndulo de un modo palpable. Es útil para la investigación de las energías sutiles tener distintos juegos de anillos y
trikeles, como elemento para potenciar y dirigir las energías.

Existen muchas versiones y modelos comerciales, basándose en dos hilos metálicos retorcidos y en los codos
tradicionales, se pueden encontrar en forma de joyas con todo tipo de añadidos; pero resulta más enriquecedor
hacerlos uno mismo. Se patentó en Estados Unidos con el numero: US 2009/0040122 A1.

El Vivaxis

En el momento del nacimiento de todo ser vivo se crea un


vínculo entre su propio campo energético y el lugar en el que nace, este enlace permanece a pesar de la distancia a
la que se encuentre de dicho punto físico. Vivaxis significa “el eje de la vida” y la reconexión con estos “ejes” aporta
beneficios a la salud y vitalidad del individuo, está referido a los campos de energía personales y no tiene que ver con
ningún aspecto “astral” sino puramente físico y energético. La investigadora canadiense de fenómenos magnéticos
Frances Nixon fue quien descubrió este fenómeno y acuñó el término “Vivaxis”, siendo apoyada por investigadores

126
de la Universidad de Stanford como William Tiller y otros físicos que confirmaron sus trabajos. La reconexión con el
Vivaxis personal hizo recuperar vitalidad en personas con enfermedades debilitantes.

Para entender bien este concepto hay que partir de la consideración del planeta Tierra como un ser vivo sometido a
diversos tipos de energía externas, tales como los otros planetas y todo tipo de fuerzas cósmicas que repercuten en
él como en todos los que están conectados a éste o bajo su influencia. Los humanos mantenemos esa unión como
motor de equilibrio y vitalidad captado a través de los chakras, algunos meridianos de acupuntura y otros
mecanismos internos; pero a causa de los tóxicos, la contaminación química y radioeléctrica se puede descompensar
causando enfermedades que tienen que ver con la propia vitalidad. Esta conexión con nuestros ejes vitales puede ser
restablecida con cierto tipo de ejercicios. 

Al nacer se crea un flujo de energía magnética de doble vía


única con el punto geofísico de donde nace, este punto energético esférico giratorio se crea de forma permanente,
incluso aunque se esté distante del lugar este vínculo se mantiene. Independientemente de donde se encuentre la
persona hay una especie de cordón umbilical con el origen de la vida. La tierra forma una red de energía masiva que
viaja tanto horizontalmente como verticalmente, que cuando el feto es sometido a estas fuerzas se crea un punto o
eje común. El feto queda magnetizado a ese punto exacto geofísico y un patrón de  alineamiento magnético se
establece en la estructura atómica de los huesos. Se puede considerar que este punto o esfera energética
permanente, aproximadamente del mismo tamaño que el feto al nacer, es un generador energético personal; pero
esta conexión va en doble dirección, pues lo que afecta al individuo también es recibido por el Vivaxis. Todo lo que
ocurre a la persona a nivel físico, emocional y mental es recibido por el Vivaxis a través de la alineación magnética
existente en los huesos. De algún modo es un intercambiador de energías, entre las del propio individuo y las del
punto Vivaxis que recoge de las profundidades de la Tierra y las influencias cósmicas. Una mala conexión con el
propio punto Vivaxis causará distintos tipos de enfermedades, mientras que una buena conexión dará vitalidad y
proporcionará salud. 

Hay dos flujos o bandas de fuerzas que conforman en Vivaxis, interior y exterior a la persona en torno al cuerpo
similar al aura o bioplasma, una la compuesta por las “gravitacionales” y otra compuesta por las distintas frecuencias
que componen la banda  “magnética”. Si el individuo se encuentra en una superficie por debajo de su Vivaxis, la
banda interior será la del grupo magnético, mientras que la exterior la de la banda gravitacional; por el contrario si el
sujeto se encuentra por encima de su Vivaxis se invierten de tal modo que la banda magnética es exterior y la
gravitacional interior. 

Nixon recomendaba antes de alinearse con el Vivaxis propio neutralizar la energías con un ejercicio que ella
denominaba “el acordeón”.  En un lugar tranquilo, con los pies descalzos en contacto con el suelo, erguido, se ponen
las palmas de las manos una frente a la otra, se unen los dedos a los dedos y se aprieta con fuerza dentro y fuera; al
mismo tiempo los pies están unidos por los talones uno con otro, los tobillos y los dedos gordos de los pies, formando
un circuito. Se realiza durante unos minutos.

Antes de empezar con el ejercicio realineación con el punto Vivaxis, se debe saber si se está por encima o por debajo
de él, para ello basta con averiguar la altitud del lugar de nacimiento y la del lugar actual. 

La energía fluye desde el Vivaxis hacia la persona por la mano y pie izquierdo, saliendo hacia el Vivaxis por nuestra
mano y pie derecho tras atravesar la espalda. La energía desde el Vivaxis se desplaza en vertical y luego en

127
horizontal hasta llegar al pie y mano del individuo. Si se está por encima del Vivaxis se recibirá la energía a través del
índice izquierdo, si se está por debajo se recibirá la energía por el dedo anular de la misma mano.

Para sintonizar con el Vivaxis es necesario no llevar joyas, gafas, lentillas o nada metálico, así como que la ropa este
a cierta distancia del cuerpo, por lo que es mejor estar desnudo. El lugar debe ser tranquilo, se ha de haber dejado
pasar unos 20 minutos después de comer y no se debe estar en periodo de tres días de la luna nueva o llena. Se
debe mirar hacia la posición del Vivaxis por lo que es conveniente el uso de una brújula. Cuando se gire se gira todo
el cuerpo a la vez.

El mejor método para localizarlo es utilizar las varillas de zahorí, por lo que se va girando todo el cuerpo mientras se
sostienen con ambas manos las varillas y se marcará o recordará el punto donde se cruzan. Dejar las varillas, y
poniendo las palmas de las manos en los muslos intentar sentir un hormigueo o la sensación de que hay una energía
que fluye. Se puede evocar un recuerdo de la infancia o una canción infantil, para comprobar que se tiene esa
sensación energética y que ese es el punto correcto. Marca la dirección y su punto opuesto, así como los laterales a
90 grados. 

El método para canalizar la energía del Vivaxis es el denominado “cuatro cuatro”, que es el siguiente:

El suelo debe estar nivelado y  los pies descalzos con una distancia uno del otro de unos 30 cm, las palmas de las
manos están pegadas a las piernas, la cabeza recta mirando hacia el Vivaxis. Con los ojos cerrados, respirar
profundamente para eliminar cualquier contaminación de otro tipo de ondas.  Con la cabeza apuntando hacia el
pecho, se va estirando hacia atrás todo lo posible hasta donde alcance el cuello, despacio, durante unos 8 segundos.

Abrir los ojos, girar lentamente 90 grados a la derecha (en el diagrama la posición 2), colocar los pies bien, cerrar los
ojos e inclinar el cuello primero hacia abajo y después hacia atrás permaneciendo 8 segundos. Esto mismo se
repetirá en las 8 posiciones. Ahora girar hasta la posición 3 que será la contraria al Vivaxis, repetir el ejercicio, se
sentirá que el punto energético tira de desde la espalda. Girar a la posición 4, repetir el movimiento del cuello.  

Ahora que se está mirando al Vivaxis en la posición 5, se repite el ejercicio y  se cambia el sentido del giro que será
contrario al de las agujas del reloj, girar a la posición 6 y hacer el ejercicio, luego en la posición 7, y finalmente la 8.
Estar un tiempo tomando consciencia del fluir de la energía propia con la energía inicial de nuestra manifestación
física, es decir el Vivaxis.

Nota: Este texto está basado en gran parte en el de M. Carol Assa, llamado “Vivaxis - Brain Wave States”, pero con
aportaciones tanto de otras fuentes como propias

Densidad del tiempo o teoría del tiempo de Nikolai Alexandrovich


Kozyrev

128
Tiempo y energía son dos aspectos de una misma fuerza,  y a través del entendimiento de
esto se puede acceder a otras realidades, pues todo en el Universo ocurre a la vez y se experimenta si se rompen los
velos puestos a esta fuerza, esta es la “teoría del tiempo” o de “densidad del tiempo” de Kozyrev. Nikolai
Alexandrovich Kozyrev (1908-1983) fue uno de esos científicos que se salió de la ortodoxia oficial y desarrolló sus
propias teorías al margen de las corrientes de su época. Marginado por la comunidad científica y el régimen Soviético
en el que le tocó vivir, sus aportaciones  todavía están por proporcionar grandes avances en el pensamiento científico
y humanista. Ideó unos espejos curvos que permitían experimentar realidades distintas y situaciones atemporales,
como si de puertas a mundos paralelos y la memoria del Universo o archivos Akásicos (en la tradición Hindú) se
tratase. La teoría de la densidad del tiempo y la de los campos de torsión está íntimamente relacionada.

Kozyrev se planteó que la energía de fusión no era suficiente


para alimentar a las estrellas durante miles de millones de años, por lo que debería de estar detrás de lo visible una
energía distinta, que para él era el tiempo. Postuló que el tiempo, o su densidad, una vez aprendidas sus leyes
reales, puede constituir una energía inagotable o de punto cero; además podría permitir los viajes en el tiempo. En el
aspecto de la consciencia humana, le atribuye al tiempo cualidades intrínsecas que determinan la apreciación de la
realidad.

De la teoría de Kozyrev y sus sucesores se sacan estas conclusiones: la realidad que consideramos como autentica
es producida por el campo electromagnético de la tierra que filtra el tiempo y el espacio produciendo un tiempo-
realidad lineal,  en ausencia de campos electromagnéticos se tiene acceso a un “campo de localización instantánea”
subyacente a nuestra realidad y que interactúa con la mente, la cantidad de actividad electromagnética solar que
recibe la persona mientras esta en el útero determina la limitación que produce el campo electromagnético sobre el
individuo y por lo tanto su sujeción a una realidad lineal, cuando se accede a esos niveles de experiencia su
consciencia se incrementa, pues sabe atravesar ese velo impuesto por el campo electromagnético terrestre. El
tiempo es una fuerza, que contiene los patrones de cualquier cosa que haya ocurrido en este planeta, por ello todo
cada proceso material o psíquico deja rastro en el patrón del tiempo convirtiéndose en una información que es
accesible desde cualquier parte del cosmos  a modo de campo de información holográfica. 

129
En la década de 1990, y ya muerto Kozyrev, un grupo de científicos de la Academia de Ciencias Médicas de Rusia en
su división de Siberia sacaron del ostracismo las investigaciones de éste realizando una serie de experimentos. Para
ello realizaron unas pruebas con espejos curvos y superficies curvas, que según la teoría de la densidad del tiempo
eran capaces de amplificar el flujo de la energía del tiempo. 

Cuando situaban a una persona dentro de este artilugio, experimentaron cosas muy curiosas, como apreciación de
otras realidades, o situaciones relacionadas con tiempos pasados y futuros. Además, eran capaces de dar
informaciones precisas sobre lugares o personas distantes que posteriormente eran contratadas. El artilugio era un
tubo de aluminio en forma de espiral, con una persona sentada en su centro, más adelante se utilizo un tubo curvado
horizontal en donde se acostaba el sujeto del experimento y que pareció demostrar propiedades terapéuticas. 

Los sujetos expuestos a dichos instrumentos desarrollaban una gran sensibilidad psíquica que incluso perduraba
algún tiempo después de las sesiones. Se hicieron experimentos telepáticos a base de símbolos elegidos al azar por
un ordenador que debía recibir una persona lejana con grandes resultados. Los experimentos tuvieron que detenerse
por las secuelas psicológicas y trastornos que provocaban en los sujetos expuestos.

En el centro de los cilindros surge una densidad de flujo del tiempo que neutraliza el flujo del tiempo del planeta y
hace que se conecte con un campo de información Universal. De algún modo se podría decir que en el centro del
cilindro se crea una interrupción con el flujo de tiempo local para abrirse la conexión al flujo de tiempo global o zona
nula. 

No solo los efectos de estos artilugios eran a nivel psíquico, sino que incluso a las instalaciones, ya que se
observaron fenómenos en el cielo; esferas luminosas y auroras boreales  hacían su aparición de la nada en el
momento de iniciar los experimentos y desaparecían a finalizar los mismos. Esto hizo pensar que muchos fenómenos
de los que se denomina ufológicos o de apariciones místicas (vírgenes, ángeles, etc...) eran producto de  la acción de
la densidad del tiempo. En este punto, coinciden con el conocido investigador radiónico David V. Tansley que en su
libro de finales de la década de 1970 llamado “Mensajeros de la luz” proponía explicaciones similares a las
apariciones de los OVNIS. Otro fenómeno observado es que en algunas ocasiones se creaba una especie de campo
invisible en torno al edificio en donde se realizaban las pruebas, que producía una sensación de pánico y ansiedad a
quien lo atravesaba, desapareciendo cuando salía de éste. Se repitieron los experimentos en Gran Bretaña con
idénticos resultados. 

130
Debido a estas investigaciones se creó con posterioridad y bajo el auspicio de la ya mencionada
Academia de Ciencias Médicas de Rusia, el “Instituto de Investigación Científica en Antropoecología Cósmica”,
dirigido por los científicos Alexander Trofimov y Vlail Kaznacheev. Trofimov ideó una cabina cilíndrica basada en las
investigaciones sobre la densidad del tiempo que tenía efectos terapéuticos, mientras que Kaznacheev se interesó
por la interrelación celular a distancia a través de los rayos ultravioletas. En la Universidad de Viadrina en el 2012 se
realizaron una serie de experimentos con estos dispositivos, suponiendo un escándalo por lo heterodoxo y siendo
expulsado el profesor Gesine Schwanque que estaba realizando su tesis doctoral sobre las teorías de Kozyrev.

El tema de la densidad del tiempo y los campos de torsión es de un gran interés tanto a nivel científico como para
aquellos interesados en la radiónica y en la psiónica, pues da base física a los fenómenos de transferencia energética
y la utilización de las formas geométricas como instrumentos.

Elección y limpieza de los cristales naturales

Los cristales naturales son muy utilizados como remedios para tratamientos energéticos, como
parte de un dispositivo radiónico, psiónico o instrumentos bionenergéticos.  Con los cristales de cuarzo o gemas se
pueden hacer elixires para tratamiento, cargarlos y potenciarlos en la pirámide o formar parte de la bobina de un
equipo radiónico, por ello es muy importante elegir cual mejor sintoniza con el propósito al que se va a destinar y su
usuario. Así mismo, hay que despojarlos de cargas externas, tanto en el momento posterior a su adquisición como
descargarlos después de un uso intensivo.

La elección  del cristal se hace en primer lugar a través de las cualidades asociadas a cada uno y
para determinar el ejemplar en concreto a través de la afinidad o sensación al tacto con la piedra. Si se tienen varias
del mismo y hay que seleccionar una para una persona en concreto se puede utilizar el péndulo y un testigo del
sujeto para determinar cuál de entre ellas es la adecuada. También se puede emplear el biómetro de Bovis para
cuantificar la intensidad energética de cada ejemplar mineral y elegir el que arroje mayor resultado. Si se van a
utilizar para un tratamiento de una dolencia o como activador de una cualidad es mejor que se traten de cantos
rodados si se han de poner sobre una zona en concreto o llevar encima a modo de colgante o en una bolsita. Para
maquinas radiónicas o instrumentos psiónicos se emplean normalmente puntas minerales, su tamaño está entre los 3
cm y los 7 cm, normalmente solo llevan unas pocas vueltas de hilo de cobre, pero si se va a realizar una bobina larga
el tamaño ha de ser mayor y preferentemente deben ser puntas biterminadas, por ejemplo la bobina principal de una
131
máquina Hieronymus. Las puntas con talla tipo Marcel Vogel, son útiles para curación o para dispositivos energéticos,
como sistema para revitalizar el agua; se ha de sentir una afinidad especial con ella nada más verla, como si se
notase una frecuencia común.

Hay distintos modos de limpiar un cristal:

La luz del sol y de la luna, además de recargar su energía, sirven para restablecer su vibración natural. Antes de
utilizar un cristal o cuando se quiere potenciar su potencial se deja durante unas horas a la luz de uno de los dos
astros.

Agua y sal, es el método más conocido y común para todas aquellas piedras que no se descompongan. En un
cuenco con agua pura se añade un buen puñado de sal y se deja el cristal dentro todo un día y una noche, luego se
limpian los granos con un trapo con sumo cuidado de no rayar la superficie. La sal puede ser marina o de roca.

Otras piedras también se pueden limpiar de energías externas para el primer uso o después de utilizarla
terapéuticamente. El cuarzo claro y la coralina limpian otros cristales, se puede poner una de estas piedras en la
bolsa o caja donde se guardan el resto para que las vayan desimpregnando y volverlas a su vibración original. La
shungita también elimina influencias de otras piedras, es suficiente con dejar la gema encima de una plancha o
dentro de unos cuencos hechos de este material. Son autolimpiables el citrino, la azeztulita y la cianita.

El método de Marcel Vogel. A él no le gustaba el método de limpiar los cuarzos con agua y sal, pues pueden
rayarlos, empleaba un sistema más íntimo o espiritual. Con el cristal en la mano, se hace una llamada a lo superior
(dependiendo de las creencias personales) y se inspira por la nariz aire pensando que está lleno de luz, se expira
sobre el cristal visualizando que una luz lo purifica de cualquier influencia externa.

Con luz ultravioleta se pueden eliminar las influencias. Este método es sobre todo para cristales (mayormente puntas)
que se encuentran dentro de máquinas y no es posible desmontarlos después de su uso.  Se necesita un led
ultravioleta, una resistencia de 4,7 KΩ, una pila de 9 voltios, interruptor, cable y clip para la pila. Basta con unir o
soldar la resistencia a la patilla larga del led y el otro extremo al interruptor y de allí al cable positivo (habitualmente
rojo) del clip de la pila; el extremo corto se une al lado negativo del clip de la pila (normalmente negro). Si el cristal va
dentro de una máquina, se sujeta de algún modo (con cinta adhesiva, por ejemplo) a la base del mismo o a uno de
sus lados, se acciona el interruptor durante unos minutos. Este mismo mecanismo se puede construir sobre una base
de cristal donde apoya la gema o el cuarzo durante unos minutos para que reciba la luz ultravioleta.

132
Los gráficos activos como el “desimpregnador” o el denominado “revitalización por magnetismo natural”, pueden
limpiar cualquier cristal poniéndolo durante unos 20 minutos en el centro del gráfico o circuito radiónico como son
también llamados. El gráfico debe estar orientado al Norte. Consultar los artículos sobre gráficos activos de la sección
de psiónica.
Realización de un elixir de gemas
Las gemas o cristales se pueden utilizar como remedios tanto para cuestiones emocionales, psíquicas o
físicas a través de llevar estas piedras encima o con elixires bebibles, similar a como se hace con las esencias
florales. Hay distintos modos de impregnar el agua de la frecuencia vibratoria de la gema o gemas que se
requiera, este es un repaso por los métodos más utilizados.

Para hacer un elixir de gemas o piedras hay que impregnar agua mineral con la esencia vibracional de la
misma, posteriormente se envasan en recipientes más pequeños con un 25 por ciento de alcohol de uso
alimenticio, como conservante. El alcohol puede ser orujo blanco, brandi o vodka. Si no se tolera el alcohol,
éste se puede sustituir por una cucharadita de miel. Se conserva en torno a unos dos años para uso interno y
unos 6 años para uso externo, si se pone turbio el líquido debe de realizarse uno nuevo. Tomar 4 gotas
cuando sea necesario o según lo indique la prescripción determinada indicada por el terapeuta o averiguada
por medios radiestésicos. El recipiente final puede ser tipo pipeta o cuentagotas, siendo recomendable que
esté hecho de cristal opaco, caramelo o ahumado. 

Para hacer un elixir de gemas de uso externo, basta con introducir la gema en un recipiente con dispensador
tipo atomizador y dejarla al sol un día antes de su primer uso. Este sistema es útil para esparcir sobre la piel
con el fin de obtener las cualidades energéticas de la gema. Este modo solo es adecuado para piedras
cristalinas que no se disuelven y que sus cualidades químicas no son tóxicas.

133
El modo más sencillo de realizar un elixir de gemas es poner una de ellas en una garra con agua mineral o
pura durante todo un día al sol. A este modo se llama “directo” y es adecuado para piedras que no se
disuelven en agua, como el cuarzo. Una vez pasado el tiempo de exposición a la energía de la piedra se pasa
a recipientes más pequeños llenando solo tres cuartos y el resto con alcohol alimentario, como se ha
indicado anteriormente.

Otro modo consiste en poner una botella con agua pura en un recipiente mayor con agua y exponerlo al sol y
la luna durante todo un día. Este método es adecuado para piedras o minerales que se descompongan o
suelten algún tipo de partículas. El agua del recipiente pequeño, se pasa a otros con el conservante
alcohólico. Es el conocido como método “indirecto”.

Otros modos menos tradicionales serían utilizando


instrumental radiónico, dispositivos. Un instrumento para copias radiónicas puede realizar la copia
simplemente poniendo la gema en la placa emisora y el frasco con agua en el receptor, como si de una copia
homeopática se tratara. También se podría utilizar un gráfico activo para el mismo propósito. El sistema de
Jacques Benveniste puede ser uno de los más fiables, ya que el ruido blanco ayuda a una transmisión
efectiva de la esencia vibracional de la piedra en cuestión. También se puede transmitir poniendo la gema y
el frasco con el agua encima de una bobina bifilar plana y someterla durante unos 10 minutos a ruido blanco
o a una frecuencia Schumann.

Son muchas las gemas y piedras que se pueden emplear para hacer un elixir por los métodos descritos
anteriormente, pero hay una combinación que cubre muchos aspectos, ya que incluye cualidades de todos
chakras más otras dos, a modo del conocido “remedio rescate” de las Flores de Bach; es el denominado
“Elixir Arco Iris”. Está compuesto de las siguientes piedras: rubí (chakra primero), coral (chakra segundo),
perla (chakra tercero), diamante (chakra cuarto), topacio azul (chakra quinto), zafiro (chakra sexto),
esmeralda (chakra séptimo), ónix (para los trastornos físico severos) y el crisoberilio (para los trastornos
psíquicos severos). Se podría utilizar una combinación distinta de piedras, pero esta es la hindú tradicional.
La administración de este elixir de gemas se realiza en caso de ansiedad extrema, periodo de luto, después
de una operación, traumatismo grave, desanimo, durante y después del parto, etc… En general con cuatro

134
gotas es suficiente para armonizar tanto el físico como la psiquis y puede repetirse cuantas veces sean
necesarias.

Iluminación de cuarzo con los colores correspondiente a los


Chakras

En ocasiones se necesita iluminar un cuarzo con diferentes luces o colores, utilizando un led
RGB y un Arduino se pueden obtener efectos muy interesantes. Se realizaron dos dispositivos distintos para controlar
un led RGB: Un succor punch con una bobina moebius y led que permite a través de dos mandos y una pantalla
controlar eligiendo de unas listas tanto los colores que se proyectan en el cuarzo como las frecuencias que se
inducen a la bobina; el otro es un dispositivo sencillo que proyecta los colores asignados a los chakras cambiando
cada 3 minutos. Este último dispositivo es el que se describe en esta ocasión y del que se aporta el código.

Como el objetivo es que la punta de cuarzo luzca el color del chakra correspondiente, se recomienda que el cuarzo
no sea excesivamente transparente, sino que tenga las denominadas “nubes” internas, o algún tipo de impureza
interna que retenga la luz proyectada. La caja debe ser la apropiada al tamaño del cuarzo que se utilice, pegándolo
firmemente encima del orificio donde asoma el led RGB.

Se requieren los siguientes elementos: 


- Un Arduino nano u otro modelo, el niño es recomendado por su tamaño y si se van a utilizar frecuencias, ya que
éste es bastante preciso sin necesidad de elementos externos.
- Un led verde o de otro color, conectado a una resistencia de 10 KΩ.
- Un led RGB de cátodo común y 3 resistencias de 220 Ω.
- Un interruptor.
- Una conexión para la pila adecuada. El Arduino funciona a partir de 5 V con una pila de 9 V es suficiente, también
se puede conectar a un adaptador de red eléctrica.
- Se puede añadir un diodo 1N4807 o similar para evitar la inversión de polaridad.

Este es su esquema:

135
Un led RGB tiene 3 patillas correspondientes cada una a uno de los colores básicos, por lo que se le asigna cada
conexión a un pin de salida analógica del Arduino nano, en nuestro caso hemos utilizado el 8, el 9 y el 10. Dando un
valor de salida PWM comprendida entre 0 y 255, se consigue la intensidad de color adecuada. A través de la
instrucción “delay” limitamos el tiempo en mili segundos que se desea que actúe cada color correspondiente a un
chakra determinado, en el ejemplo se han empleado 120.000. El programa se inicia sin proyectar ningún color,
pasados unos segundos pasa a iluminarse con el tono del primer chakra (rojo) y pasados los mili segundos indicados
al siguiente y después a los sucesivos; cuando llega al último vuelve a iniciar la secuencia. El led verde conectado a
la salida de 5 V a través de la resistencia de 10 KΩ solo es un mero indicador de que el dispositivo está en
funcionamiento.

Aquí se pueden apreciar los distintos tonos conseguidos:

  

  

136
Si desea un dispositivo de este tipo adaptado a sus necesidades y no se cree capaz de hacerlo por usted mismo,
en Alternativ-lab se lo pueden realizar.

Este es el código:
//------------------------------------
// Codigo RGB con los colores de los Chakras
// COPYRIGHT LIBRE POR "TESLAMEN"
int R;
int G;
int B;
void setup() {

  pinMode(9, OUTPUT);
  pinMode(10, OUTPUT);
  pinMode(11, OUTPUT);
}
void loop() {
  //Parar
  R = 0;
  G = 0;
  B = 0; 
  analogWrite(9 , R) ;   // Red    - Rojo
  analogWrite(10, G) ;   // Green - Verde
  analogWrite(11, B) ;   // Blue - Azul
  delay(1800); 
  // Rojo
  R = 255;
  G = 0;
  B = 0; 
  analogWrite(9 , R) ;   // Red    - Rojo
  analogWrite(10, G) ;   // Green - Verde
  analogWrite(11, B) ;   // Blue - Azul
  delay(120000); 
  // Naranja
  R = 50;
  G = 0;
  B = 0;
  analogWrite(9 , R) ;   // Red    - Rojo
  analogWrite(10, G) ;   // Green - Verde
  analogWrite(11, B) ;   // Blue - Azul
  delay(120000);   
  delay(120000);         
  //Amarillo      
  R = 255;
  G = 255;
  B = 0;
  analogWrite(9 , R) ;   // Red    - Rojo
  analogWrite(10, G) ;   // Green - Verde
  analogWrite(11, B) ;   // Blue - Azul  
  //Verde     
  R = 0;
  G = 255;
  B = 0;
  analogWrite(9 , R) ;   // Red    - Rojo
  analogWrite(10, G) ;   // Green - Verde
  analogWrite(11, B) ;   // Blue - Azul
  delay(120000);                                
  //Azul  
  R = 0;
  G = 0;
  B = 128;
  analogWrite(9 , R) ;   // Red    - Rojo
  analogWrite(10, G) ;   // Green - Verde
  analogWrite(11, B) ;   // Blue - Azul

137
  delay(120000);                              
  //Indigo
  R = 0;
  G = 255;
  B = 255;
  analogWrite(9 , R) ;   // Red    - Rojo
  analogWrite(10, G) ;   // Green - Verde
  analogWrite(11, B) ;   // Blue - Azul
  delay(120000);  
  //Violeta
  R = 255;
  G = 0;
  B = 126;
  analogWrite(9 , R) ;   // Red    - Rojo
  analogWrite(10, G) ;   // Green - Verde
  analogWrite(11, B) ;   // Blue - Azul
  delay(120000);       
}
//----------------------------------

Las miasmas
El concepto de miasmas procede de la homeopatía, consisten en factores externos al físico que predisponen a una
enfermedad. Es un tipo de patrón de respuesta que posteriormente se manifestará como enfermedad. Se puede
interpretar como una tendencia en la estructura del campo morfogenético (en la teoría de Rupert Sheldrake), una
predisposición genética, una tendencia karmica o simplemente como una perturbación en el campo energético
externo que posteriormente se manifestará como enfermedad. En el análisis del estado de bienestar por medios
radiestésicos o radiónicos debe contemplar la medición de estas tendencias, para una posterior disolución por algún
tipo de terapia vibracional o energética. 

No deben verse estos factores como enfermedades latentes, sino más bien como patrones de virus, enfermedades o
conflictos que no se solucionaron desde su raíz, y que con el envejecimiento, la falta de equilibrio emocional o
factores medioambientales, darán como resultado una enfermedad crónica.

El redescubridor de la homeopatía, el doctor Hahnemann, consignó tres factores de tendencia o miasmas: Psora,
sicosis y Sífilis. Posteriormente se añadieron dos más: Tuberculinico y Canceroso. No hay que ver estas influencias
con la visión actual, por ejemplo, sifilis, no se refiere a la enfermedad tal cual, sino a la tendencia energética. Las
miasmas pueden estar latentes o manifiestas. Las características de las cinco miasmas son:
Psora: Es la causa general de la debilidad energética, se trata de una hipersensibilidad general y cuyo origen es el
miedo. Es la miasma primordial y se trasmite de generación en generación. Se manifiesta como minusvalía,
ansiedad, angustia y todo tipo de temores. Latente hace que reduzca o modifique la energía vital, con trastornos
esporádicos. Manifiesta se muestra como incapacidad para aliviar las tensiones psíquicas, con desequilibrios
psicosomáticos que estimulan y aumentan los trastornos existentes. Sus síntomas son: temor, depresión, humor
cambiante, cefaleas nerviosas, vomito, constipación, fiebres repentinas, sequedad y poca segregación de los fluidos
corporales.
Sicosis: Es el desequilibrio por exceso, cuando el yo individual es anulado por factores externos. No corresponde con
la denominación psiquiátrica de psicosis. Es causado por medicamentos, por las emociones intensas y por los
momentos de cambios intensos. Se asocia con la producción de tumores, las verrugas, las varices, la obsesión,
hemorroides, las actitudes tiránicas, egoísmo, tendencia a fantasear, los dolores suelen ser pulsantes e intensos.
Sífilis: Se le denomina “miasma destructivo”, es una tendencia patológica con degeneración psíquica y somática.  En
tanto a nivel psicológico se reduce la capacidad intelectual y se entra en un ciclo auto destructivo. A nivel físico se
138
manifiesta con ulceras y necrosis. Los síntomas son: dolor en el cráneo, neuralgia, supuración en los oídos, costras
sangrantes en la nariz, cefaleas abundantes y periódicas, así como diarreas sin cólicos.
Tuberculinico: Es la unión de los síntomas emocionales de la psora con los destructivos de la sífilis. Es una debilidad
general del organismo que evoluciona a la degeneración y posteriormente a la autodestrucción. Sus síntomas son la
delgadez extrema con infecciones respiratorias, sudoración, diabetes, diarreas y algunos tipos de alergias. La
intolerancia, la irritabilidad e inadaptabilidad son síntomas de esta miasma que también pueden aparecer.
Canceroso: Es la unión del aspecto emocional de psora con los destructivo de la sífilis, más la hipertrofia de la
miasma sicosis. Por causa de la debilidad y de una defensa excesiva el cuerpo llega un proceso de degeneración y
autodestrucción. Es la complicación más severa de las miasmas con un bloqueo total del flujo de energía.  Se
manifiesta como reumatismo crónico, enfermedades cardiacas, cáncer como manifestación final, adelgazamiento
rápido e injustificado. A nivel mental surgen las obsesiones en aspectos insignificantes, las ideas fijas y una
preocupación obsesiva por la salud.

En los manuales de homeopatía se puede encontrar una descripción más detallada de las miasmas y de sus
síntomas, pero este no es el objetivo de la presente explanación, solo se pretende dar una introducción. Un
homeópata cualificado puede dar el remedio y tratamiento adecuado. A nivel energético el balance de las miasmas
se puede determinar por medios radiestésicos cuales son las que afectan, y de este modo actuar con tasas o con
frecuencias. A continuación, se aporta lista de las mismas:

Frecuencias, el ciclo de trabajo (duty) debe ajustarse a un 75%, durante 40 minutos:


 Miasma general: 4686.6 Hz.
 Luesinum: 4686.6 Hz.
 Psora: 7011.8 Hz.
 Sicosis: 6152.8 Hz.
 Sífilis adquirida: 7909.5 Hz.
 Sífilis congénita: 8650 Hz.
 Tuberculinico: 402 Hz.
 Tuberculinico Klebs: 4598.6 Hz. 
 Canceroso: 5293.7Hz.
 Carcinoma: 309 Hz.

Tasas radiónicas base 10:


 Miasma general: 599883 y 50908.
 Luesinum: 560290.
 Psora: 448756.
 Sicosis: 787558.
 Sífilis adquirida: 8099373.
 Sífilis congénita: 553599.
 Tuberculinico: 402.
 Tuberculinico Klebs: 294311.
 Canceroso: 677593 y 70091.
 Carcinoma: 309.

139

También podría gustarte