Está en la página 1de 10

Federación Nacional

De Yoga Sadhana

LAS CURVAS DE LA COLUMNA


Con el estudio de la pelvis vimos como el paso de cuadrúpedos a la
verticalización ha supuesto la aparición de las dos lordosis, lumbar y cervical en
la columna vertebral.

Esto también se repite durante el desarrollo de lo bebes, que en un principio es


una columna como un gran arco y que a partir de un año hasta los ocho se van
formando las lordosis lumbares y cervicales.

Tenemos así una columna vertebral formada por tres curvas móviles y
articuladas la curva cervical, la curvatura dorsal y la curvatura lumbar; y dos
curvas más fijas formada por el occipital y el sacro-coxis.

El enderezamiento se da por una verticalización de la pelvis, lo cual ha creado


un desequilibrio entre la musculatura flexora y extensora.

La lordosis se ha formado por una tensión de los flexores: los psoas iliacos. Y
por otra parte la debilidad de los glúteos. A nivel de las cervicales ha provocado
una tendencia a la tonicidad de los músculos posteriores especialmente los
complejos y a una adaptabilidad de la musculatura anterior del cuello.

Al observar la columna se puede ver como las cifosis, es decir las dorsales y
sacras son más rígidas, en una por las costillas y en otra por que el sacro
forma un solo hueso y cuya función es la de proteger los órganos, mientras que
las lordosis, lumbar y cervical son más móviles, cuya función es el movimiento
y la dinámica.

Cada uno de nosotros tiene más o menos acentuado las curvas, dependiendo
de su morfología. Podemos ver dos tipos de columna vertebral atendiendo al
grado de sus curvas:
Los que tienen las curvas más acentuadas sobre todo la lordosis lumbar, y los
que tienen menos grado de curvatura. Funcionalmente las personas con curvas
acentuadas están en mejor condiciones para el movimiento y la dinámica que
las que sus curvas son menos acentuadas. Algunos autores han clasificado
según esto en una tipología funcional dinámica o estática.

Esto lo podemos relacionar a cuando hablamos de la tipología anterior (


domina los flexores del cuerpo, que lo podemos asociar con los “PACOS”) o
con la tipología posterior (dominada por los extensores del cuerpo, y lo
podemos asociar con los SAM)

Recordar que entre los dos polos hay muchos matices y variaciones, pero son
hijos de alguno de estos.

Esto nos lleva a que tenemos que distinguir entre las curvas fisiológicas que
siempre hay que respetar, y el aumento de las mismas debido a las actitudes
corporales, retracciones musculares o respuestas de adaptación a las fuerzas
Federación Nacional
De Yoga Sadhana

viscerales.

La movilidad del conjunto de la columna vertebral está hecha de pequeños


movimientos entre las vértebras. En la práctica de Hata yoga buscamos
movilizar la columna en todas sus posibilidades: flexión, extensión,
lateralización, rotación y las combinaciones entre ellas.

El trabajo de autorregulación consiste que con la práctica y la guía de un


profesor cada uno vaya descifrando como trabajan las diferentes zonas de la
columna, su grado de movilidad y su relación con otras zonas del cuerpo, en
una mirada global.

Ya hemos estudiado en este respecto la relación de las piernas y pelvis con la


columna vertebral. En la medida que uno toma conciencia de cómo es su
columna vertebral, va adaptando las diferentes posturas a sus necesidades.
Cada asana incide con mayor intensidad en una u otra zona de la columna, y
todos los asanas tienen variantes que podemos usar según nuestras
necesidades y constitución.

Los asanas se adaptan según las necesidades y morfologías de cada uno, y


esta adaptación es lo que llamamos autorregulación. Y lo repito en este
capítulo por que centro por el cual adaptamos y regulamos las posturas es la
columna vertebral. “trabajamos para la columna no con la columna” esta frase
dicha por Iyengar es muy apropiada para expresar este concepto.

La regulación se efectúa en primer lugar con las diferentes posiciones de las


piernas y brazos, en segundo lugar con la intensidad y duración de la postura,
en tercer lugar con la respiración y en cuarto lugar con soportes externos. (no
es un orden a seguir, eso depende de cada caso)

Se trata de hacer una práctica inteligente y que me permita progresar hacia una
mayor armonía del conjunto. Desde la aceptación de los límites y el
conocimiento de su estructura y necesidades ir regulándose con todos estos
elementos, y escogiendo los que le sean más adecuados atendiendo a un
principio: Respeto las curvas fisiológicas, que significa trabajar sin
compresiones ni tensiones compensatorias.

Para ello tenemos que tener en cuenta:

• En todo momento se debe dar un dialogo libre y armonioso entre el


tono/proyección y abandono/articulación.
• La proyección en la columna nace desde las piernas, con el ajuste de la
esfera pélvica e Infra abdominal.
• En los movimientos de flexión del tronco el eje del movimiento está en
las caderas, tanto en las asanas de pie como sentadas, y esta
proyección respetará siempre lo mencionado anteriormente.
• Una vez conseguida la proyección es decir ese dialogo entre cabeza y
pies o sacro occipital, podemos abandonarnos y articular la columna.
Federación Nacional
De Yoga Sadhana

Recuerda que esto necesita de mucha sensibilidad y de un constancia


en la practica.
• Todo movimiento o asana en el cual notemos tensión en la columna
deberemos reducir su intensidad y revisar su ejecución o su preparación.
Esto es igual de aplicable a una serie, trabajamos para ir hacia un
estado de salud que en el marco del Hata yoga se expresa por la
axialidad, que la podemos traducir como una postura donde están en
armonía dinámica las partes con el todo y el centro con la periferia.
• Decimos las fuerza en las piernas y pelvis, el pecho dulce y la cabeza
borrachita. Como ves trabajar para la columna supone un constante
diálogo entre las partes “periféricas” para producir el mayor confort en el
centro.

Lo que asegura una proyección de la columna:


• Las fuerzas que se transmiten en los apoyos de los pies, -adaptación- en
los ejes de las piernas –elasticidad y fuerza- y la posición de la pelvis, –
movilidad de las caderas-
• La proyección lumbar depende de la posición de la pelvis,
• la proyección dorsal depende de la acción de los músculos extensores:
los epi-espinosos,
• la proyección de las cervicales depende de la cabeza.

Pero como ya hemos visto cualquier desequilibrio en una zona tiene


consecuencias en el resto. A nivel de las curvas las dos lordosis son “primas
hermanas”, lo que le ocurre a una repercute a la otra.

Hay unas zonas a tener mayor sensibilidad, y son aquellas donde se dan los
cambios de curvatura, llamadas zonas bisagra.

De abajo arriba tenemos:

L5,L4 con su relación con el sacro, supone desde el punto de vista de las
cargas el punto débil de la columna, la D11, D12 bisagra entre las lumbares y
dorsales, y también porque es donde se empiezan las rotaciones del tronco, y
es la zona donde se compensan las rotaciones de la pelvis. D5,D4,D3 es la
zona donde se acumulan la mayor tensiones de la columna vertebral y la que
nosotros llamamos la zona dulce, ya que es la expresión de la distribución de la
energía del corazón. En la experiencia de asana esta íntimamente ligada con la
respiración. D1, C7, son las vértebras bisagra entre la columna dorsal y
cervical. C3,C2,C1 son las vértebras que en cierta manera mejor expresan la
axialidad, en la que incluimos la posición de la cabeza, ya que es ella la que
coordina todo el equilibrio.

Localización de puntos en la espalda:


7C y 1D son las que presenta apófisis espinosas más prominentes
3D Intersección de las espinas de los omóplatos.
7D Intersección los dos extremos inferiores de los omóplatos
4L intersección de las cretas iliacas
Federación Nacional
De Yoga Sadhana

2S A nivel de las dos espinas iliacas postero superiores.

Tipos de curvatura lumbar


Las lordosis (cervical y lumbar) están hechas para poder movernos.
Son
curvas con mucha movilidad pero más frágiles.
Sus apófisis transversas están
libres de toda relación ósea.
Por delante de la lordosis cervical y lumbar las
paredes del abdomen y del cuello son flexibles. Sus centros, el ombligo y el
hueso hioides, están en el vértice de la lordosis en L3 y C3.

A grandes rasgos podemos tener 4 tipos de curvatura lumbar.


1. Lordosis normal: como se observa, el individuo tiene las curvas
fisiológicas normales en la espalda (hay que comentar que dentro de la
normalidad también hay pequeñas desviaciones asintomáticas, que no
producen dolor, por lo que no se pueden describir como potencialmente
patológicas).
2. Hiper-lordosis: en este caso están aumentadas las curvas de la
columna. Como se muestra en la infografía el individuo tiene más
acentuada las curvas de la columna vertebral.
3. Rectificación lumbar: en este caso hay una pérdida de curvatura
normal y las curvas fisiológicas se rectifican.
4. Inversión: se trata de una evolución de la rectificación de la curva
lumbar
Federación Nacional
De Yoga Sadhana

Hiperlordosis lumbar
Decimos que existe una Hiperlordosis Lumbar, es decir un aumento de curva a
nivel Lumbar cuando el ángulo resultante formado por las 5 vértebras lumbares
es mayor a 60º

Causas de la hiperlordosis lumbar


Las principales causas que provocan un aumento de la Lordosis Lumbar
pueden ser intrínsecas al sujeto tales como ( factores genéticos, hiperlaxitud,
…) o extrínsecas ( estrés, sedentarismo, …)
• Sedentarismo
• Estrés
• Trastornos posturales
• Hipotonía muscular
• Hiperlaxitud
• Factores genéticos
• Alteraciones congénitas
• Pie plano y alteraciones de la biomecánica podal

Consecuencias de la hiperlordosis
En el caso de la Hiperlordosis, lo que sucederá en el raquis es un aumento de
sus curvas fisiológicas (lordosis y cifosis) que conlleva a que la distribución de
la carga axial que sufre el cuerpo debido a la gravedad y a su propio peso se
distribuirá de manera más posterior ubicándose sobre las carillas o facetas
articulares de las vértebras, por lo que estas estructuras estarán sometidas a
una mayor carga lo que provocará su pronta degeneración y la aparición
de artrosis facetaria.
Federación Nacional
De Yoga Sadhana

Descripción de la hiperlordosis
• El arco puede ser más o menos largo y estar situado más o menos alto.
o La acodadura lumbar baja suele dar generalmente una cifosis en
gran arco, o a veces, por una cifosis baja con aplanamiento dorsal
superior. La anteversión pélvica puede ser mínima
o En cambio, la lordosis larga puede alcanzar hasta bien entrada
las dorsales. La cifosis será alta y entonces la anteversión será
muy pronunciada.
o Una acodadura baja también puede venir seguida por una
rectificación lumbar media y alta
• Podemos encontrar una lordosis rígida que no se invierte cuando
hacemos una flexión anterior. En general se encuentra compensada por
una laxitud coxofemoral.
• Encontramos también una lordosis que se invierte fuertemente en flexión
hacia delante o en postura de sentados piernas estiradas. Esto nos
indica que la articulación coxofemoral tiene poca amplitud de flexión.

Para ver si existe hiperlordosis lumbar:


• Hemos de ver si hay o no anteversión pélvica. La sínfisis y la espina
ilíaca antero-posterior deben estar en la misma plomada.
o Si en la pared sólo tocan los glúteos es que hay anteversión.
• Si hay contracción lumbar
• Si hay atonía abdominal
• Ver si hay antepulsión de la pelvis

Músculos Implicados En La Hiperlordosis Lumbar


En este caso, la pelvis caerá en anteversión pélvica por lo que habrá hipertonía
o acortamiento de la musculatura flexora de cadera y una pérdida de tono de la
faja abdominal

Músculos anteversores (que hay que estirar):


• Recto anterior del cuádriceps (suele estar asociado a unas rodillas
hiperextendidas)
• Tensor fascia lata
• Glúteo menor, fibras anteriores del glúteo medio
• Aductores de la cadera.
• Psoas-iliaco
• Erectores de la columna
• Cuadrado lumbar

Músculos retroversores (que hay que tonificar):


• Isquiotibiales
• Glúteos
• Abdominales
Federación Nacional
De Yoga Sadhana

Rectificación Lumbar
En lo que respecta a la Rectificación, el raquis sufrirá un "envaramiento" que
mermará la capacidad de éste de amortiguar y distribuir la carga axial
distribuyendo esa carga hacia atras y recayendo sobre el conjunto de los
cuerpos vertebrales y los discos intervetebrales provocando así a largo plazo
lesiones que afecten a estas estructuras como discopatías tipo protusión o
hernia discal

Hablaremos de Rectificación Lumbar o Disminución de curva lordótica lumbar,


al encontrar un ángulo menor a 20º.

Causas de la Rectificación Lumbar


• El sedentarismo, la falta de ejercicio físico y dinamismo: las curvas de
nuestra espalda son sinónimo de dinamismo, de movilidad, flexibilidad y
en definitiva de salud. La sociedad de hoy en día nos hace estar
demasiado tiempo sentados. Desde que somos niños, en la escuela, con
los video juegos, en el ordenador... hasta adultos, en la universidad en el
trabajo… vivimos en una sociedad cada vez menos dinámica y activa ya
que no tenemos que andar largos recorridos como se hacia antaño. Todo
esto nos hace perder las curvas fisiológicas de nuestro organismo.
• El exceso de estrés y el acumulo de cansancio nos hace perder curvatura,
sobre todo lumbar: como sabéis el estrés físico y sobre todo mental, nos
hacen perder energía y vitalidad, esta pérdida de energía
nos repercute directamente en nuestra postura corporal, con el paso del
tiempo.
• La afectación emocional como tristeza, sentimiento de fracaso,
desánimo: estas emociones negativas nos hacen que estemos cabizbajos
con una “postura de derrotado” que a la larga hace que el cuerpo adquiera
una postura de decaimiento que acaba por afectar a las curvaturas de
nuestra espalda.

Por lo tanto el dinamismo, el ejercicio y la actividad física son sinónimos de


salud de espalda y de mantenimiento de las curvas de la espalda y a su
vez los sufridos discos intervertebrales.

La columna de ésta manera se torna ineficaz: las vértebras lumbares pierden


movimiento y el hueso sacro se vuelve hipermóvil, para compensar los
movimientos que faltan. Ésto genera una presión en los discos intervertebrales
lumbares, fundamentalmente de los últimos discos L4-L5, facilitando la
aparición de deshidrataciones, protusiones, hernias discales, y otros síndromes
degenerativos discales.

Músculos implicados en la Rectificación Lumbar


La pelvis estará en retroversión pélvica por lo que habrá un aumento de tono o
acortamiento de la musculatura abdominal así como extensora de cadera e
hipertonía lumbar.

• Acortamiento musculatura abdominal


Federación Nacional
De Yoga Sadhana

• Acortamiento musculatura isquio-tibial


• Hipotonía de los músculos espinales

LAS CIFOSIS

Las cifosis no son curvas que están hechas para el movimiento. Como se
puede observar, delante de cada cifosis hay una estructura dura (Cráneo, tórax,
pelvis) que sirven de protección (cerebro, pulmones, corazón, órganos de la
pelvis menor).
 Son curvas poco móviles pero más sólidas.

Hipercifosis
Una hipercifosis en sentido patológico se refiere a una enfermedad donde la
columna vertebral se curva en 45 grados o más y pierde parte o toda su
capacidad para moverse hacia dentro.

Existen múltiples causas por las que se origina la hipercifosis dorsal, entre ellas
tenemos:
• Desequilibrios musculares: el aumento del tono de los músculos del tórax
y de la región abdominal hacen que por alteración de las fuerzas haya un
aumento de la curvatura de la columna dorsal hacia adelante (los
músculos de la parte anterior aumentan su fuerza y los de la columna
dorsal se vuelven débiles, por los que vencen los de la parte anterior).
• Postura corporal y emociones:
o Malas posturas escolares y profesionales, muchas horas sentados
delante de un escritorio
o las emociones se manifiestan en nuestra postura. Cuando nos
sentimos tristes, abatidos, con miedo o desvalorizados tendemos a
llevar los hombros hacia adelante y hacia abajo, como si estuviéramos
Federación Nacional
De Yoga Sadhana

escondiendo algo en nuestro estómago.


o Por compensación de una lordosis lumbar u otras
descompensaciones.

• Componente genético: hay cierto componente genético que predispone a


la aparición de patologías o alteraciones en el cuerpo que provocan la
hipercifosis dorsal, sin embargo esto no es determinante en todos los
casos
• Fracturas y acuñamientos vertebrales: cuando se disminuye la cantidad y
lalidad de tejido óseo las vértebras son propensas a deformarse e incluso
fracturarse, aumentando la curva de la cifosis dorsal. Existen a su vez
enfermedades en las que las vértebras crecen en forma de cuña, como en
la enfermedad de Pott o de Scheuermann.

Desventajas de la hipercifosis dorsal


• Un aumento de la cifosis dorsal hace que el tórax se haga más pequeño,
disminuyendo el espacio en el que el diafragma puede contraerse para
permitir la respiración (el diafragma chocará con las vísceras antes de
tiempo, limitando la cantidad de aire que entra por disminución de la
presión negativa).
• Limitación en los movimientos de los hombros, y te ponemos éste
ejemplo: intenta encorvarte lo más que puedas. Ahora, intenta llevar los
brazos hacia arriba. ¿Es difícil, no? Pues una postura hipercifótica limita
los movimientos de la cintura escapular, que representa un obstáculo para
actividades tan sencillas como peinarnos o levantar objetos por encima de
la cabeza.
• Además, la columna necesita equilibrar las fuerzas: como compensación
del exceso de la curva dorsal las curvas lumbares y cervicales también se
aumentan, todo por mantener la mirada en posición horizontal. Este
aumento de las lordosis cervical y lumbar puede generar a su vez
cervicalgias, cervicobraquialgias y lumbalgias, dolores que no van a cesar
a no ser que mejore la postura de la cifosis.

Descripción de la hipercifosis
• Se puede hablar de cifosis congénita, del adolescente y senil.
• Distinguimos dos tipos:
o Cifosis larga o de gran arco, compensada por una lordosis baja muy
acodada. Frecuente en niños, flexible e hiperlaxa.
o Cifosis alta, de arco muy corto, compensada por una lordosis lumbar
de gran arco. Puede afectar a las últimas cervicales. La cabeza se
proyecta hacia delante provocando una lordosis cervical.

• Hay predisposición a la artrosis en la charnela dorso-cervical.


• En los puntos donde se acentúa la curvatura las apófisis espinosas
están más separadas y están menos verticales.
• La manera de ver el ángulo de la cifosis es trazando sobre las
radiofrafías líneas paralelas de los bordes superior e inferior de los
extremos de la cifosis hasta que se cruzan. Una curvatura de menos de
Federación Nacional
De Yoga Sadhana

25 grados es un dorso plano, y más de 45 grados una cifosis ya


preocupante.
• Elongación de los músculos profundos del dorso: transverso espinoso,
epiespinoso, dorsal largo y sacrolumbar.
• Estiramiento de los ligamentos posteriores: ligamento vertebral común
posterior.
• Puede haber una calcificación de ciertos ligamentos
• El enrollamiento de la columna dorsal provoca una caída de las costillas,
los músculos intercostales se acortan impidiendo una buena expansión
del tórax con una insuficiencia respiratoria por lo que es necesario el
desbloqueo torácico para una buena amplitud respiratoria.

Que debemos trabajar


• Observamos el dorso redondo y caída del hombro hacia delante.
• Habría que dar tono dorsal en las cifosis flexibles.
• Procurar los estiramientos axiales.
• Previamente habría que corregir la lordosis lumbar.
• Y dar flexibilidad lateral, abriendo las costillas.
• Flexibilizar la cintura escapular.
• Las torsiones también van a flexibilizar las zonas rígidas.

Ricardo Sánchez Moreno


Formación de Profesores de Yoga
Sadhana Sevilla

También podría gustarte