Está en la página 1de 4

I.

ANTIJURICIDAD

Es toda manifestación, actitud o hecho que contraviene no sólo una norma


prohibitiva, sino también la conducta que viola el sistema jurídico en su totalidad, en
el sentido de afectar los valores o principios sobre los cuales ha sido construido el
sistema jurídico. Por tanto, no existe responsabilidad civil cuando el daño se ha
producido dentro de los límites de una conducta lícita.

En la responsabilidad extra contractual la antijuricidad puede ser típica, cuando la


conducta se encuentra prevista en supuestos de hecho normativos, y atípicas, en
cuanto a pesar de no estar regulados en esquemas legales, la producción de las
mismas viole o contravenga el ordenamiento jurídico.

II. DAÑO

Desde una perspectiva jurídica el daño es una condición desfavorable para un sujeto
de derecho que merece ser resarcida, siempre que el evento y la ha producido afecte
una posición protegida por el ordenamiento, y cuando sea imputable a otro sujeto,
según un juicio reglamentado por la Ley. Es importante diferenciar el daño del evento
que lo genera.

Este elemento es fundamental en la responsabilidad civil ya sea esta contractual o


extra contractual, pues en ausencia de daño no hay nada que reparar o indemnizar.
El daño se clasifica en:

A) Daño Patrimonial.- viene a ser la lesión de derechos de naturaleza económica o


material, que debe ser reparada, por ejemplo: la indemnización de un auto.

El daño patrimonial se clasifica a su vez en:

• Daño emergente: Viene a ser la pérdida patrimonial efectivamente sufrida por


el incumplimiento de un contrato o por haber sido perjudicado por un acto ilícito, implica
siempre un empobrecimiento; comprenden tanto los daños inmediatos como los daños
futuros, pues no siempre las consecuencias van a ser inmediatas. Es en consecuencia
la disminución en la esfera patrimonial, es una afectación actual que ya corresponde a
la persona en el instante de daño. Por ejemplo la factura por la reparación del automóvil
abollado.
• Lucro cesante: Se entiende como la ganancia dejará de percibir, o el no
incremento en el patrimonio dañado, mientras que en el daño emergente al
empobrecimiento, en el lucro cesante hay un impedimento de enriquecimiento ilegítimo;
es decir, hace un bien o interés actual que todavía no es de la persona al momento de
daño. Por ejemplo, el dueño del auto destruido no podrá seguir trabajando, por lo que
está dejando de obtener una ganancia.

B) Daño Extrapatrimonial.- También llamado subjetivo o inmaterial. Viene a ser el daño


ocasionado a la persona en sí misma, dentro de la cual se encuentra el daño moral y a
persona.

• Daño moral: es el daño no patrimonial que se entiende como una lesión a los
sentimientos de la víctima y que produce un gran dolor, aflicción o sufrimiento, por
ejemplo, la pérdida de un ser querido.
• Daño a la persona: es una novedad del Código Civil de 1984, y viene a ser el
daño que lesiona a la persona en sí misma estimada como valor espiritual, psicológico,
inmaterial. Afecta y compromete la persona en cuanto en ella carece de connotación
económico-patrimonial.

III. NEXO CAUSAL O RELACIÓN DE CAUSALIDAD

Viene a ser un tercer requisito que se presenta en la relación de causalidad, que se


entiende como “causa-efecto”, o ”antecedente-consecuencia”, es indispensable
pues sin ella no existe responsabilidad civil.

Este requisito se presenta tanto en el ámbito contractual como extra contractual, la


diferencia reside en que mientras en el campo extra contractual la relación de
causalidad debe entenderse según el criterio de la “causa adecuada”, en el ámbito
contractual la misma deberá entenderse bajo la óptica de la “causa inmediata y
directa”, aunque finalmente ambas teorías nos llevan al mismo resultado.

a) Causa adecuada: esta teoría se cumple cuando un acto, una actividad o una conducta
incrementa las posibilidades de que un daño ocurra. Es decir, no es causa cara
condición del evento, sino sólo la condición que sea adecuada o idónea para
determinarlo. En consecuencia, para establecer cuál es la causa de un daño conforme
a esta teoría es necesario formular un juicio de probabilidad.

b) Causa directa: por la cual se llama causa solamente a aquella de las diversas
condiciones necesarias de un resultado que se halla temporalmente más próxima a este;
las otras eran solamente "condiciones". El fundamento de esta teoría se centra en la
imposibilidad de poder determinar en un caso en concreto las causas de las causas, y
por ello se juzga la causa inmediata.

IV. FACTORES DE ATRIBUCIÓN


Es el último de los elementos de la responsabilidad civil y se resume en la pregunta
¿a título de que es responsable?. Viene a ser el fundamento del deber de
indemnizar; existen los sistemas de responsabilidad: el sistema subjetivo y el
sistema objetivo, cada uno de ellos fundamentados en distintos factores de
atribución, denominados factores de atribución subjetivos y objetivos.

a) Sistema Subjetivo

• El dolo: se entiende enroló como la voluntad o el ánimo deliberado de la persona


de causar el daño.
• La culpa: es la creación de un riesgo injustificado, la culpa es el fundamento del
sistema subjetivo de responsabilidad civil (fluye claramente el Articulo 1969º).

b) Sistema Objetivo
• Riesgo creado: Para la doctrina en riesgo creado viene a ser el riesgo adicional
al ordinario, tales como: los automotores, los artefactos eléctricos, las cocinas de gas,
ascensores, los diferentes tipos de armas de fuego, los medicamentos, las actividades
industriales. En todo este tipo de bienes y actividades no será necesario examinar la
culpabilidad del autor, pues deberá bastar con acreditar el daño producido.

V. SUPUESTOS ESPECIALES DE RESPONSABILIDAD CIVIL

a) Responsabilidad civil indirecta

La responsabilidad civil indirecta es aquella que se genera por mandato de la Ley,


aun cuando el sujeto no haya causado daño alguno, siempre y cuando se cumplan
determinados requisitos legales exigidos para el nacimiento de dicho supuesto de
responsabilidad civil.

b) Responsabilidad por daños ocasionados por denuncia calumniosa.

La denuncia calumniosa es entendida como la denuncia ante una autoridad de un


hecho punible que no ha sido cometido por el denunciado, con el objeto de
perjudicarlo. El derecho que se tutela es el del honor, entendido como un juicio de
valor que se hace de una persona.

c) Alcances de la responsabilidad del asegurador.


El artículo 1987º establece un supuesto especial no exactamente de responsabilidad
sino de asunción de los costos de la reparación.
• Este artículo supone que bajo circunstancias especiales, como la existencia de
un contrato de seguro de responsabilidad civil a favor del agresor en que el daño esté
previsto como siniestro, el asegurador está obligado a reparar directamente a la víctima.
En otras palabras el artículo 1987º del código civil resulta inútil para la víctima si su
agresor no se encuentra asegurado, o si el seguro no es por responsabilidad civil.

Bibliografía:
• El ABC del Derecho Civil y Procesal Civil - EGACAL

• Código Civil Peruano de 1984

También podría gustarte