Está en la página 1de 97

TEM ¿QUIÉN ES

DIOS?
PROPÓSITO: Reconocer a Dios como autor, centro y
sentido de nuestras vidas.

Indicaciones:

- Preparar un cartel con la frase “bienvenidos”


- Empezar el tema con cantos dinámicos.
- Tener pedazos de papel, tijeras y colores.

SALUDO Y BIENVENIDA:
Niños y niñas, que nos acompañan, hoy es un día de fiesta, de alegría, porque
comenzamos esta gran aventura de la catequesis; una forma siempre nueva de
conocer a Jesús, de escuchar sus historias y ser sus amigos. Aquí tendremos
también la oportunidad de descubrir la alegría que es vivir la fe en
comunidad.

CANTO DE BIENVENIDA:
¿Cómo están mis amigos, cómo están?
¡Muy bien!
Este es un saludo de amistad ¡Qué bien!
Haremos lo posible para ser buenos amigos
¿Cómo están mis amigos, cómo están?
¡Muy bien!

ORACIÓN INICIAL:
Empecemos nuestro encuentro invocando la presencia de Dios: En el nombre
del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Rezamos juntos el Padre Nuestro.
CANTO: Padre Bueno CNF N° 149.

NUESTRA EXPERIENCIA
Habremos escuchado decir que la Biblia enseña que Dios es como un padre
bueno que cuida y ama a sus hijos. Por amor, el Padre Dios hizo un mundo
maravilloso que podemos explorar y cuidar. Por amor, Padre Dios provee todo
lo que necesitamos: comida, ropa, una familia, profesores. Hoy
reflexionaremos el tema ¿quién es Dios? Estemos atentos a la dinámica; ésta
se llama el reloj:

 En una hoja dibujan un reloj


 Los niños pactan entrevista con otros
niños, máximo 5 encuentros.
 La anotan en su reloj las citas
 Van a la cita y dialogan la pregunta
¿Quién es Dios? Anota su respuesta.
Reflexionan

 Cierran sus ojos:


 Piensan en las montañas.
 En las plantas y sus frutos. Cómo inician
su crecimiento.
 En los animales y sus cachorros.
 En el mar, en los ríos, quebradas.
 En el sol, la luna, el aire y los diversos
astros
 En la lluvia, cómo se sostienen las nubes
en el aire con tanta agua.
 En el desarrollo del bebé en la barriga de
mamá.
 ¿Quién es el que ha hecho todo lo que hemos mencionado? ¿Qué
opinión tienes de aquellas cosas?
 ¿Quién es Dios? Comparten las respuestas recibidas en las
entrevistas
La belleza y grandeza de las cosas nos dicen que quien las hizo es
maravilloso, poderoso, inmenso y que hace grandes obras para nuestra
vida. Qué es un Dios que ama porque todo lo ha hecho para que nadie
sufra. Él es nuestro creador, nos conoce y sabe lo que necesitamos para
vivir bien. ÉL nos va indicando cómo vivir y ser en este mundo.
Apartarnos de él es desviarnos del camino que ha preparado para que
seamos felices con su amor.

 ¿Cómo estás demostrando que amas a Dios?


Tu manera de tratar y valorar lo creado por Dios dice mucho de tu amor
a Dios.
A LA LUZ DE LA PALABRA DE DIOS
Escuchar con mucha atención la lectura Bíblica y descubramos quién es Dios.
1Juan 4,7-16

Dios-Amor es fuente del amor


“Queridos míos, amémonos unos a otros, porque el amor viene
de Dios. Todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. El
que no ama no ha conocido a Dios, pues Dios es amor. Miren
cómo se manifestó el amor de Dios entre nosotros: Dios envió a
su Hijo único a este mundo para que tengamos vida por medio de
él. En esto está el amor: no es que nosotros hayamos amado a
Dios, sino que él nos amó primero y envió a su Hijo como
víctima por nuestros pecados. Queridos, si Dios nos amó de esta
manera, también nosotros debemos amarnos mutuamente. A
Dios no lo ha visto nadie jamás; pero si nos amamos unos a
otros, Dios está entre nosotros y su amor ha llegado a su
plenitud en nosotros. Y ¿cómo sabemos que permanecemos en
Dios y él en nosotros? Porque nos ha comunicado su Espíritu.
Pero también hemos visto nosotros y declaramos que el Padre
envió a su Hijo como Salvador del mundo.  Quien confiesa que
Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él y él en Dios.  Por
nuestra parte, hemos conocido el amor que Dios nos tiene, y
hemos creído en él. Dios es amor: el que permanece en el amor
permanece en Dios y Dios en él”. PALABRA DE DIOS.

Dialogar:

 ¿Qué personajes se mencionan en el texto bíblico?


 ¿Qué palabras son las que más se repiten?
 ¿Dónde ves a Dios?
 ¿Por qué es importante estar con Dios?
Los siguientes numerales del catecismo de la Iglesia Católica nos enseña que:
CIC N° 47. La Iglesia enseña que el Dios único y verdadero, nuestro
Creador y Señor, puede ser conocido con certeza por sus obras, gracias a la luz
natural de la razón humana.

CIC N°214: Dios, "El que es", se reveló a Israel como el que es "rico en amor
y fidelidad" (Ex 34,6). En todas sus obras, Dios muestra su benevolencia, su
bondad, su gracia, su amor; pero también su fiabilidad (honestidad, honradez,
su constancia, su fidelidad, su verdad... Él es la Verdad, porque "Dios es Luz,
en Él no hay tiniebla alguna" (1 Jn 1,5); Él es "Amor", como lo enseña el
apóstol Juan (1 Jn 4,8)

REFLEXIÓN
En la lectura bíblica que hemos meditado encontramos a Dios como un padre
que ama, cuida, protege todos sus hijos por igual y quiere que siempre estemos
juntos a Él, que le escuchemos y seamos sus amigos.

Dinámica: Dios te ama….

Indicaciones:

- Escriba en pedazos de papel el nombre de los


catequizados que están presentes.
- Colocar los recortes en un recipiente.
- Los niños escogen un pedazo de papel con el
nombre de otro compañero (si un niño escoge su
mismo nombre, pídale que escoja otro).
- Dé una hoja de papel a cada niño, y pídales que
la recorten en forma de corazón.
- En el corazón los niños y niñas escribirán el nombre que escogieron, y
debajo de eso: “Dios te ama porque…”
- Cada niño escribirá dentro del corazón dos razones por las cuales Dios ama
a su amigo o amiga.
- Decorar el corazón a su manera y finalmente lo entregará a su amigo.

¿A quién ama Dios?

Dios no hace ninguna distinción entre sus hijos, nos ama tal y como somos,
chiquitos, altos, gordos, flacos, blancos y morenos,

COMPROMISO
 Compartir con tu familia el mensaje que más te ha gustado del tema de
hoy.
 Elabora una oración a Dios por su amor que nos ofrece y pégalo en un
lugar visible.
ORACIÓN FINAL:
Querido Padre celestial, te damos gracias por bendecirnos y amarnos. Gracias
por el amor que nos das a través de nuestra familia, la creación y de toda la
comunidad. Amén.
Rezar el Ave María.

Hoja para el niño y su familia.


Tarea:
Junto a tu familia leer la lectura Bíblica del libro Éxodo 3, 1-14 y anota en tu
cuaderno cómo es Dios, a partir del texto bíblico.
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________

Coloca las palabras que se han salido del texto


para completar las palabras de Francisco:
GRATITUD -CUIDEMOS - CREACIÓN
-BENEFICIO - DIOS - REGALO)

"La…………………………… es un
………………………………
maravilloso que…………….. nos ha
dado, para que lo……………….. y lo
utilicemos en …………………. de
Solución: Creación, Regalo, Dios, Cuidemos, Beneficio, gratitud

La Catequesis del
Papa Francisco El amor es la señal concreta que manifiesta la
fe en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Y el
La Trinidad es el amor verdadero amor es el distintivo del cristiano...
que no tiene límites

Como nos dijo Jesús:


(Busca Jn 14.35 y completa)

____________________________
____________________________
____________________________
____________________________
____________________________
____________________________
____________________________

Es una contradicción pensar en cristianos que se


odian. Y esto es lo que busca siempre el diablo: hacer que
nos odiemos, porque él siembra la cizaña del odio:
él no conoce el amor: ¡El amor está en Dios!
Todos estamos llamados a testimoniar y a
anunciar el mensaje que 'Dios es amor, que
Dios no es lejano o insensible. Él está siempre a
nuestro lado. Camina con nosotros para
compartir nuestras alegrías y nuestros dolores,
nuestras esperanzas y nuestras fatigas. Dios nos
ama tanto y de tal manera que se hizo Hombre, vino al mundo no para juzgarlo
sino para que el mundo se salve por medio de Jesús. Y éste es el amor de Dios
en Jesús.

El Espíritu Santo, don de Jesús Resucitado, nos comunica la vida divina y de


este modo nos hace entrar en el dinamismo de la Trinidad, que es un
dinamismo de amor, de comunión, de servicio recíproco, de compartir.
Cambia los números por las letras
Una familia en la que se ama y se
para descubrir el mensaje: 1.A 2.D -
ayudan unos a otros es un reflejo
3.E - 4.F - 5.G - 6.I - 7.J 8.L 9.M - de la Trinidad. Una parroquia en
10.N 11.O – 12.P - 13.Q 14.R - 15.S - la que se quiere y se comparten
16.T 17.U los bienes espirituales y
materiales es un reflejo de la
1 1 1 1 1 1 1 Trinidad.
1 3 1
7 0 2 4 5 1 0
1 1 1 1 Solución: “Una persona que ama a los
3 1 9 1 1 8 (Homilía
3 7 1 5 demás por laDomingo 15 Junio
alegría misma 2014)es
de amar
1 1 1 1 reflejo de la Trinidad”
2 3 9 1 8 1
5 2 1 4
1 1
1 8 3 5 6 1 9 6
4 5
1 1
9 1 2 3 1 9 1 3
4 5
1 1
3 4 8 3 7 2 3 8
4 1
1 1 1
1 6 6 2 1 2
6 4 0
TEM SOMOS IMAGEN Y
SEMEJANZA DE DIOS
PROPÓSITO: Reconocer que hemos sido creados a imagen y semejanza de
Dios.

CANTO: Hoy Señor te damos gracias CNF N° 103

ORACIÓN INICIAL: Empecemos nuestro encuentro con la señal de la cruz.


Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios
Nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Extendemos nuestras manos dirigidas hacia Dios y oremos a Él diciendo:

Padre bueno, Tú nos has creado por amor,


Haz que cada día reflejemos tu amor y junto
a ti edifiquemos un mundo lleno de paz, de justicia y esperanza. Amén.

Recordando el tema anterior:

- ¿De qué hablábamos en el tema anterior?


- ¿Quién era Dios para nosotros?
- ¿Cuánto tiempo dedican en familia para orar a Dios?

Seguramente hemos escuchado que Dios es el Creador de todas las cosas: el


universo y todo lo que hay en él. Él creó todos los seres vivientes: las aves, los
peces y demás animales y les dio la capacidad de reproducirse conforme a un
principio establecido: "según su género".

Esta frase "según su género" o "según su especie" se repite ocho veces en el


primer capítulo del Génesis. Esto quiere decir que toda criatura viviente podía
producir criaturas iguales a sí misma. Ningún animal podía cambiarse a
diferente clase de animal, por ejemplo, una perrita no podía tener un gatito.
Este principio es tan verdadero hoy en día como lo fue en aquel entonces. Cada
criatura viviente produce hijos iguales a sí misma.

Hoy reflexionaremos el tema “somos imagen y semejanza de Dios”.


NUESTRA EXPERIENCIA
 ¿Alguna vez les han dicho que se parecen a alguien? ¿A quién? (por
ejemplo, tus ojos son iguales a los de tu mamá ).

 Dibuja un corazón y escribe dentro algunas


cualidades de cómo eres. (Es importante pedir a los
niños que no se copien de su compañero de lado, porque
cada uno es diferente).
Nuevamente se pide a los niños dibujar otro
corazón y escribir en el interior cómo te
imaginas a Dios.

Observarlos corazones que han hecho y lo que han escrito. Mencionan las
cualidades que son semejantes entre ellos y que son de Dios.

Hay muchas cualidades que tiene Dios y que también nosotros poseemos. Él
nos ha dado inteligencia, amor, alegría, paz, fe, esperanza, fidelidad,
honestidad y mucho más. Él nos ha dado todo para que cada uno refleje su
imagen y semejanza.

A LA LUZ DE LA PALABRA DE DIOS


La creación más maravillosa de Dios fue el hombre. El hombre no descendió
de una forma animal inferior. Dios lo creó, escuchemos con mucha atención la
lectura del Libro del Génesis 1,27.

Dijo Dios: «Hagamos al hombre a nuestra imagen y


semejanza. Que tenga autoridad sobre los peces del
mar y sobre las aves del cielo, sobre los animales del
campo, las fieras salvajes y los reptiles que se
arrastran por el suelo.»
Y creó Dios al hombre a su imagen. A imagen de
Dios lo creó. Varón y mujer los creó.
Palabra de Dios.
Dialoguemos:
 ¿Qué personajes se menciona en el texto bíblico?
 ¿Qué responsabilidad da Dios al varón y a la mujer?
 ¿Qué cualidades nos ha dado Dios para asumir esa responsabilidad?

El Catecismo de la Iglesia Católica N° 356 nos dice:


De todas las criaturas visibles sólo el hombre es
"capaz de conocer y amar a su Creador" (GS 12,3);
es la "única criatura en la tierra a la que Dios ha
amado por sí misma" (GS 24,3); sólo él está llamado
a participar, por el conocimiento y el amor, en la
vida de Dios. Para este fin ha sido creado y ésta es la
razón fundamental de su dignidad de persona.

Anota en tu cuaderno las siguientes preguntas y da respuesta a cada pregunta.


(Las preguntas se dictan a medida que los niños van dando respuesta).

 ¿Cómo demuestras en tu familia, en la escuela que eres imagen y


semejanza de Dios?

 ¿Qué actitudes no reflejan la imagen y semejanza de Dios?

 ¿Para qué Dios ha querido hacernos a su imagen y semejanza?

REFLEXIÓN

Ser a imagen de Dios no quiere decir que Dios tiene semejanza física con el
hombre. Dios no tiene piernas, manos, canas, ni barba blanca. Cuando la Biblia
habla del hombre a imagen de Dios, se refiere al hecho de que el hombre tiene
un alma espiritual. Está por encima de los otros seres vivientes que habitan en
la tierra. El hombre no es una cosa, sino una persona que es capaz de conocerle
y amarle. Recordemos que todos nosotros somos creados por él, para él y en él,
por lo tanto, el propósito de Dios para nosotros es que seamos como él. Esto
es una relación de padre e hijo, donde el hijo hereda las características de su
padre.
¿Quizá ahora nos preguntamos entonces cómo es Dios, qué forma tiene?,
Felipe también tenía la inquietud de conocer al Padre y Jesús el Hijo de Dios le
contesta “Quien me ha visto a mí, ha visto al Padre, ¿cómo dices tú muéstranos
al Padre? (Jn 14,8-11), entonces la imagen de Dios es Cristo. Él nos ha
revelado cómo es Dios, un padre lleno de misericordia, de bondad que quiere
que estemos siempre abrazados a Él.

No olvidemos que el alma del hombre es lo que lo hace semejante a Dios.

COMPROMISO
 Escribe una oración a Dios pidiendo su ayuda para reflejar la imagen y
semejanza de Él.

 Cada mañana reza su oración a Dios.

ORACIÓN FINAL. Agradecidos a nuestro Padre Dios le decimos:

Dios Padre, tú nos has hecho a imagen y semejanza tuya.


Nos has dado la inteligencia y la capacidad de amar.
Somos tus hijos y hoy te pedimos que nos concedas la gracia de corresponder
siempre a tu bondad y a tu amor por nosotros.
Haz que sepamos apreciar tu imagen y semejanza en cada persona y que
respetemos la vida y la dignidad de cada hermano y hermana. Amén.

Leo y pienso:

Dios quiere que seamos felices. Nos creó para que fuéramos
sus HIJOS, y tuviéramos su vida para siempre. Cuando vemos
las cosas lindas que nos rodean, sabemos que tenemos un
PADRE MUY BUENO Y PODEROSO: Dios. El amor de Dios es como el
amor de un papá, una mamá, un hermano, un amigo... TODO JUNTO. El amor
de Dios no tiene límites... porque DIOS ES EL AMOR. Dios creó a los
primeros hombres, y les dio sus mejores regalos: nos hizo a su IMAGEN, nos
dio un alma espiritual e inmortal, para que podamos conocerlo y amarlo corno
hijos. Nos hizo libres, capaces de hacer el bien y de amarnos los unos a los
otros. En la Biblia, hay un relato que nos muestra todo lo que quiere Dios para
nosotros, los hombres.

Leemos, comentamos v respondemos la historia de Adán y Eva. Génesis 2,


4b-25

Dios quiere que seamos sus hijos, que nos amemos entre nosotros, y
seamos los señores del mundo. Así podremos ser felices para siempre.

1. ¿Cómo puedo ser mejor HIJO DE DIOS?


2. ¿Cómo puedo ser mejor HERMANO de los hombres?
3. ¿Cómo puedo ser SEÑOR, y no esclavo, de las cosas?

_____________________________________________________________________
_____________________________________________________________________
_____________________________________________________________________
_____________________________________________________________________
_____________________________________________________________________

Rezamos juntos una oración que está en la Biblia y se llama: Salmo 8

¡Oh Señor, nuestro Dios, qué glorioso es tu Nombre por la tierra! Tu gloria por
encima de los cielos es cantada por labios infantiles. Al ver tus cielos, obra de
tus dedos, la luna y las estrellas que fijaste, ¿quién es el hombre, para que te
acuerdes de él, el hijo de Adán, para que de él cuides? Lo hiciste poco inferior
a un dios, lo coronaste de gloria y grandeza; le entregaste las obras de tus
manos, bajo sus pies has puesto cuanto existe: ovejas y bueyes todos juntos,
como también las fieras salvajes, aves del cielo y peces del mar que andan por
los caminos de los mares.
¿Cómo creó Dios al hombre? Dios creó al hombre a su imagen y semejanza.
Nos dio inteligencia y libertad, para que podamos ser sus lujos, querernos entre
nosotros y dominar el mundo.
ESQUEMA PARA EL TEMA DEL
MES SEGÚN CORRESPONDA

Indicaciones:
 El lema y las citas bíblicas que usaremos hoy, lo ubicaremos o en el
libro de Celebraciones o en el folleto de Comunidad Eclesial.
 de Base o Pequeña Comunidad del mes en que estamos.
 Copiar en un papel con letra grande el lema del mes que hemos
 ubicado en el libro de Celebraciones o folleto de Pequeñas
 Comunidades.
 Conseguir el folleto La Vida Cristiana (LVC).
 Preparar un altar con la Biblia y una vela encendida.
 Preparar un altar con la Biblia, flores y velas.

Lema del mes. ……………………………………………………………

ORACIÓN INICIAL: Invitar a los niños a que lean un


párrafo de la oración del folleto de la Vida Cristina (LVC) y
los demás contestamos el lema que está con letra negrita de la
oración.

NUESTRA EXPERIENCIA
Utilizar el lema del mes y preguntar:

 ¿De qué trata el lema?, ¿Qué nos recuerda el lema? (Se pueden adaptar o
hacer otras preguntas).
A LA LUZ DE LA PALABRA DE
DIOS
Elegir una cita bíblica del Libro de Celebraciones o del folleto
de la Pequeña Comunidad.
Preguntas para dialogar:
¿De qué trata el texto bíblico?
¿Qué mensaje nos deja Dios a través del texto bíblico?
Según el texto que hemos meditado, ¿cómo es mi
relación con Dios?
¿A qué nos invita la lectura?

REFLEXIÓN
Realizar un comentario o resumen de la participación de los niños.

COMPROMISO
 ¿Qué les parece si averiguamos cuándo es la liturgia en nuestra zona y
cuándo se van a reunir en nuestra Pequeña Comunidad para participar?
 ¿Qué cosas podemos hacer? Animar con los cantos, leer las lecturas,
hacer peticiones y además podemos ayudar a limpiar la capilla,
ambientar el lugar con dibujos, organizar la convivencia, entre otros.

ORACIÓN FINAL
Invita a los niños a reunirse en torno al altar para concluir el encuentro a través
de la oración.
Enciende la vela del altar y oren juntos:
Gracias, Señor Jesús, por los signos de vida que hoy nos das, porque en Ti
encontramos un Reino de paz, justicia y amor.
Con María, acompáñanos y no dejes que ninguno de nosotros se aparte de Ti y
que quienes no te conocen también puedan llegar a ser tus amigos. Amén.
CANTAMOS: Mira lo que hizo mi Jesús (CNF N° 152).

ACCIÓN SIGNIFICATIVA
Objetivo: Que los niños vivencien el hecho de ser creados a imagen y
semejanza de Dios.

Indicaciones:
 Colocar en un recipiente los colores, goma, tijera, recortes de revistas de la
creación.
 Anotar en diferentes papeles los textos bíblicos que están después de la
oración inicial.

En los encuentros anteriores hablábamos del tema quién es Dios y también


decíamos que Dios nos ha creado a imagen y semejanza de Él. Hoy no haremos
un tema, hoy se hará una acción significativa que tiene como objetivo vivenciar
el hecho de ser creados a imagen y semejanza de Dios. Empecemos este
momento de acción significativa con el canto El profeta CNF N° 140.

ORACIÓN INICIAL

Voluntariamente los niños expresan su acción de gracias. Por ejemplo:


“gracias Señor por la vida, por mis padres y hermanos, por la naturaleza y
por todo lo que nos regalas todos los días”. Gracias Señor.

Después de la oración se invita a los niños a realizar la siguiente actividad.


Indicaciones:
- En una hoja en blanco los niños harán un dibujo de la
creación de Dios, en donde se refleje el cuidado al medio
ambiente, y el respeto mutuo entre los seres humanos.
- Los niños pueden usar material reciclable para su dibujo.
- Entregar a cada niño un texto bíblico el cual lo
escribirán en una esquina del mismo dibujo.

“Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre. ¡Te


alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas,
y esto lo sé muy bien!”Salmos 139,13-14.

Porque toda casa tiene su constructor, pero el constructor de


todo es Dios.Hebreos 3,4.
“Porque todas las cosas proceden de él, y existen por él y
para él.¡A él sea la gloria por siempre! Amén”.Romanos
11,36.

“Las tierras no se venderán para siempre, porque la tierra


es mía y ustedes están en mi tierra como forasteros y
huéspedes”.Levítico 25,23.

“Queridos míos, amémonos unos a otros, porque el amor viene de Dios.


Todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios”. 1 Juan4,7

“Yavé Dios tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo
cultivara y lo cuidara”. Génesis 2,15.

“Del Señor es la tierra y lo que contiene,el mundo y todos sus


habitantes;pues él la edificó sobre los mares,y la puso más arriba que las
aguas”. Salmo 24,1-2

“Pues al llegar al mundo no trajimos nada, y al dejarlo tampoco nos


llevaremos nada. Conformémonos entonces con tener alimento y ropa”.
1Timoteo 6,7-8

“Todos podemos colaborar como instrumentos de Dios para el cuidado de la


creación, cada uno desde su cultura, su experiencia, sus iniciativas y sus
capacidades.”. Laudato Si N° 14.

Después de haber realizado nuestro dibujo,


saldremos ordenadamente y lo vamos a
regalar a las familias vecinas (un dibujo por
casa) e invitaremos a la familia que lo
peguen en la pared de la casa.

- Una vez terminado este hermoso gesto,


se felicita a los niños por sus dibujos y
se termina el encuentro con la oración
EL PECADO ROMPE LA
TEM
COMUNIÓN
PROPÓSITO: Valorar la importancia de estar en comunión con Dios.

ORACIÓN INICIAL:

Empecemos nuestro encuentro poniéndonos en la presencia de Dios. Por la


señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios
nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Señor Jesús enséñanos a ser buenos hijos e hijas, no permitas que nuestras
malas actitudes nos aparten de ti, has que cada día nos sintamos más cerca
tuyo. Amén.

CANTO: Pueblos nuevos CNF N° 45.

NUESTRA EXPERIENCIA
El tema que compartiremos hoy es el pecado que rompe la comunión con Dios,
con los demás y con la naturaleza.
 ¿Qué entendemos por pecado? (animar a los niños a dar opiniones).

El Pecado es toda acción u omisión que hacemos contra la ley de Dios, que
consiste en decir, hacer, pensar o desear algo contra los mandamientos de la
Ley de Dios o de la Iglesia, el pecado nos hace vivir en tristeza, y lejanos a
Dios.
Dibujar en su cuaderno 3 cosas que los alejan de Dios, por ejemplo: un niño
que no hace caso a su mamá o papá o una niña robando, o tal vez niños
peleando.
Después de unos minutos cada niño comparte lo que ha dibujado.

Dialoguemos:
- ¿Por qué actuamos así?
- ¿Dios quiere que seamos así?
- ¿Qué quiere Dios de nosotros?

Muchas veces somos desobedientes con papá o mamá, mentimos, nos burlamos
de los compañeros de clase, no somos solidarios, y estas actitudes nuestras
hacen que nos alejemos de nuestro papá Dios.
A LA LUZ DE LA PALABRA DE DIOS
En el libro del Génesis 3,1.4-13 vemos cómo Eva desobedece a Dios.
Escuchemos con mucha atención:

“La serpiente era el más astuto de todos los animales del campo que
Yavé Dios había hecho. Dijo a la mujer: “¿Es cierto que Dios les ha
dicho: ¿No coman de ninguno de los árboles del jardín?”
La serpiente dijo a la mujer: “No es cierto que morirán. Es que Dios
sabe muy bien que el día en que coman de él, se les abrirán a ustedes
los ojos; entonces ustedes serán como dioses y conocerán lo que es
bueno y lo que no lo es.”
A la mujer le gustó ese árbol que atraía la vista y que era tan
excelente para alcanzar el conocimiento. Tomó de su fruto y se lo
comió y le dio también a su marido que andaba con ella, quien
también lo comió. Entonces se les abrieron los ojos y ambos se dieron
cuenta de que estaban desnudos. Cosieron, pues, unas hojas de
higuera, y se hicieron unos taparrabos.
Oyeron después la voz de Yavé Dios que se paseaba por el jardín, a
la hora de la brisa de la tarde. El hombre y su mujer se escondieron
entre los árboles del jardín para que Yavé Dios no los viera.
Yavé Dios llamó al hombre y le dijo: “¿Dónde estás?” Este contestó:
“He oído tu voz en el jardín, y tuve miedo porque estoy desnudo; por
eso me escondí.”
Yavé Dios replicó: “¿Quién te ha hecho ver que estabas desnudo?
¿Has comido acaso del árbol que te prohibí?” El hombre respondió:
“La mujer que pusiste a mi lado me dió del árbol y comí.” Yavé dijo
a la mujer: “¿Qué has hecho?” La mujer respondió: “La serpiente
me engañó y he comido”. PALABRA DE DIOS.

Dialogar:

 ¿Qué pasó con Eva?


 ¿Qué le dijo Dios a Eva?
 ¿Qué demostraron, Adán y Eva al comer del fruto prohibido?
 ¿Qué enseñanza podemos sacar nosotros de esta desobediencia de Adán y
Eva?

REFLEXIÓN

En los temas anteriores reflexionábamos que el ser humano fue creado a


imagen y semejanza de Dios. Adán y Eva fueron creados de las manos de Dios,
no tenía pecado. Su naturaleza era pura. No tenía ni siquiera la tendencia al
pecado. Sin embargo, sí era posible que Adán porque era libre para decidir
obedecer o desobedecer a Dios. Cuando dejamos apoderarse de nosotros al
pecado, este nos va convirtiendo en personas muchas veces vengativas,
violentas y llenas de injusticia.

Para recordar:
- ¿Qué es el pecado?
Es toda desobediencia voluntaria a la ley de Dios.
- ¿De qué manera se comete pecado?
El pecado se comete por pensamientos, deseos,
palabras, obras y omisión.
- ¿Cómo se llama el primer pecado?
Se llama pecado original
Pecado original Pecado venial Pecado mortal
Se llama así porque Debilitan nuestra fe y Los pecados mortales
tiene su origen en fidelidad a Dios. Por son los que rompen los
nuestros primeros ejemplo: cuando cogemos mandamientos de Dios y
padres y se borra con el los colores, cuadernos de nos alejan del reino del
Bautismo. nuestros amigos. creador.
El pecado es grave
cuando se dan
juntamente estas tres
cosas:
- Que el pecado sea
GRAVE, o sea,
grande.
- Que el pecador SEPA
que eso que va a hacer
¨es pecado¨.
- Que a pesar de saber
que eso es pecado,
decida hacerlo.
- Por ejemplo: planificar
una muerte, violación,
aborto, suicidio.

Estos pecados son los más cometidos por el ser humano y nos hacen quebrantar
los mandamientos en materia grave.
¿Qué virtudes nos ayudan a vencer los pecados capitales?

COMPROMISO
 Reconocer nuestros pecados y elaborar una oración pidiendo perdón a
Dios por lo que hemos hecho mal.
 Dialogar en familia la siguiente pregunta:
- ¿Qué cosas ayudan a limpiar nuestro corazón para no vivir en pecado?
(anota la respuesta en tu cuaderno).

Tarea: Aprender la siguiente oración.

Jesús, mi Señor y Redentor, yo me arrepiento de todos los pecados que he


cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos ofendí a
un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar y confío que por tu infinita


misericordia me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar
a la vida eterna. Amén.

ORACIÓN FINAL:
Terminamos este encuentro dirigiéndonos a nuestra madre la Virgen María con
la Salve.

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza


nuestra; Dios te salve.
A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y
llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a
nosotros tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a
Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce siempre
Virgen María!
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar
las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Que el Señor nos bendiga, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu
Santo. Amén.

TEM LOS MANDAMIENTOS


DE DIOS
PROPÓSITO: Reconocer el camino para ser un buen cristiano

CANTO: El amor de Dios es maravilloso CNF N° 167.

ORACIÓN INICIAL: Empecemos nuestro encuentro con la señal de la cruz.


Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios
Nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
(Animar a los niños a que voluntariamente realicen su acción de gracias).

Canto: Demos gracias al Señor CNF N° 103.

Recordando el tema anterior:

- ¿De qué hablábamos en el tema anterior?


- ¿Cuántas clases de pecado existen?
- ¿Qué cosas nos pueden ayudar a limpiar nuestro corazón para no vivir
en pecado?
Como decíamos en el tema 1, Dios, es un Dios amoroso, un Padre lleno de
Misericordia, que nunca nos deja solos, y su deseo más grande es que nosotros
también estemos unidos a Él y vivamos en armonía con los demás y con la
naturaleza y para que este sueño se realice, nos deja ( ) los Mandamientos
como regalo.
 ¿Qué son los Mandamientos?
Los mandamientos son un regalo que Dios ha hecho a la humanidad que nos
permite experimentar el amor y la cercanía de Dios.

NUESTRA EXPERIENCIA
Observamos las imágenes.
Dialogar:
- ¿Qué vemos en las imágenes?
- ¿Para qué sirven estas indicaciones?
- ¿Qué otras normas o reglas conocemos?
- ¿En qué nos ayudan?

En las 3 primeras imágenes observamos señales que nos ayudan a evitar algún
accidente.
La última imagen nos hace recordar a las indicaciones que nuestros padres nos
dan, por ejemplo: antes de comer debes lavarte bien las manos, para ir al
colegio tienes que ir limpio y peinado, pórtate bien, no llegues tarde a la casa;
lo mismo sucede en la comunidad y el país, hay normas que los ciudadanos
debemos cumplir, para que en el ambiente en que habitamos, haya orden,
armonía y paz y así vivamos felices.

A LA LUZ DE LA PALABRA DE DIOS


En la lectura del Libro del Éxodo 20,1-22 se resalta Dios (como número uno
en nuestra vida) tiene que ser el número uno en nuestra vida y luego està (es)
nuestro deber para con los demás y la tierra que habitamos. Nuestro amor y
nuestra alianza se viven en el cumplimiento de las diez palabras de Dios a sus
hijos. Escuchemos con atención.
Entonces dijo Dios todas estas palabras:
“Yo soy Yavé, tu Dios, el que te sacó de Egipto, país de la esclavitud. No
tendrás otros dioses fuera de mí. No te harás estatua ni imagen alguna de
lo que hay arriba, en el cielo, abajo, en la tierra, y en las aguas debajo
de la tierra.
No te postres ante esos dioses, ni les sirvas, porque yo, Yavé, tu Dios, soy
un Dios celoso.
Yo pido cuentas a hijos, nietos y biznietos por la maldad de sus padres

Dialoguemos:
 Según la lectura que hemos escuchado ¿Cuáles son los
Mandamientos?
 ¿Qué importancia tienen los mandamientos en la vida
cristiana?
REFLEXIÓN
La lectura que hemos reflexionado nos cuenta que el pueblo de Israel vivió
muchos años siendo esclavo en Egipto. Para que salga este pueblo de la
esclavitud, Dios envió a Moisés para que se encargue de guiarlo y llevarlo a la
tierra prometida donde había paz, tranquilidad y vida digna.

Jesús también nos dejó un mandamiento nuevo:


“ÁMENSE LOS UNOS A LOS OTROS
COMO YO LES HE AMADO”. (Jn. 13,34).

CANTO: Un Mandamiento nuevo CNF N° 305.


DINÁMICA
1. Asignar a todos los niños un Mandamiento.
2. Cuando el mandamiento se mencione, los niños cambian de lugar. Quien
dirige el juego, va inventando una pequeña historia, o frases sueltas,
nombrando los mandamientos:
Ejemplo:
El animador dice: En mi zona hay una familia que va a misa todos los
domingos. (Los que tienen el tercer mandamiento cambian de puesto). Pero
sus dos primeros hijos son desobedientes con la mamá (cambian los del cuarto
mandamiento). La hija menor en el colegio siempre dice mentiras y jura
diciendo por “diosito lindo que no me he copiado la tarea” (los niños que
tienen los respectivos mandamientos cambian de lugar) y así sucesivamente se
va creando una historia con los mandamientos que faltan.
COMPROMISO
- Qué vamos a hacer para poner en práctica los Mandamientos (anotar la
respuesta en su cuaderno).
Tarea:

- ¿Qué son los mandamientos?


- ¿Qué pasa cuando no cumplimos con los Mandamientos?
- Escoge unos de los 10 mandamientos y con tus palabras da una breve
explicación.
- Con tu familia lee el Evangelio de san Mateo 22, 36-40 y dialoguen
cómo resume Jesús los Mandamientos.

ORACIÓN FINAL.

Con mucha fe rezamos juntos la oración de SAN FRANCISCO DE ASIS.


Oh, Señor, hazme un instrumento de tu Paz;
donde hay odio, ponga yo amor,
donde haya ofensa, ponga yo perdón,
donde haya discordia, ponga yo armonía,
donde haya duda, que lleve yo la fe,
donde haya error, ponga yo la verdad,
donde haya desesperación, ponga yo esperanza,
donde haya tinieblas, ponga yo la luz,
donde haya tristeza, que lleve yo la alegría.
Oh, Señor, que no me empeñe tanto en ser consolado, sino en consolar; en ser
comprendido, como en comprender; en ser amado, como en amar; porque
dando, se recibe; perdonando, se es perdonado; muriendo, se resucita a la vida.
Amén.
Formar un círculo y tomados de la mano nos dirigimos a Dios, rezando el
Padre Nuestro y el Ave María.
CANTO. Yo tengo un amigo que me ama (CNF N° 184).
ESQUEMA PARA EL TEMA DEL
MES SEGÚN CORRESPONDA

Indicaciones:
 El lema y las citas bíblicas que usaremos hoy, lo ubicaremos o en el
libro de Celebraciones o en el folleto de Comunidad Eclesial.
 de Base o Pequeña Comunidad del mes en que estamos.
 Copiar en un papel con letra grande el lema del mes que hemos
 ubicado en el libro de Celebraciones o folleto de Pequeñas
 Comunidades.
 Conseguir el folleto La Vida Cristiana (LVC).
 Preparar un altar con la Biblia y una vela encendida.
 Preparar un altar con la Biblia, flores y velas.

Lema del mes. ……………………………………………………………

ORACIÓN INICIAL: Invitar a los niños a que lean un


párrafo de la oración del folleto de la Vida Cristina (LVC) y
los demás contestamos el lema que está con letra negrita de la
oración.

NUESTRA EXPERIENCIA
Utilizar el lema del mes y preguntar:

 ¿De qué trata el lema?, ¿Qué nos recuerda el lema? (Se pueden adaptar o
hacer otras preguntas).
A LA LUZ DE LA PALABRA DE
DIOS
Elegir una cita bíblica del Libro de Celebraciones o del folleto
de la Pequeña Comunidad.
Preguntas para dialogar:
¿De qué trata el texto bíblico?
¿Qué mensaje nos deja Dios a través del texto bíblico?
Según el texto que hemos meditado, ¿cómo es mi
relación con Dios?
¿A qué nos invita la lectura?

REFLEXIÓN
Realizar un comentario o resumen de la participación de los niños.

COMPROMISO
 ¿Qué les parece si averiguamos cuándo es la liturgia en nuestra zona y
cuándo se van a reunir en nuestra Pequeña Comunidad para participar?
 ¿Qué cosas podemos hacer? Animar con los cantos, leer las lecturas,
hacer peticiones y además podemos ayudar a limpiar la capilla,
ambientar el lugar con dibujos, organizar la convivencia, entre otros.

ORACIÓN FINAL
Invita a los niños a reunirse en torno al altar para concluir el encuentro a través
de la oración.
Enciende la vela del altar y oren juntos:
Gracias, Señor Jesús, por los signos de vida que hoy nos das, porque en Ti
encontramos un Reino de paz, justicia y amor.
Con María, acompáñanos y no dejes que ninguno de nosotros se aparte de Ti y
que quienes no te conocen también puedan llegar a ser tus amigos. Amén.
CANTAMOS: Mira lo que hizo mi Jesús (CNF N° 152).

ACCIÓN SIGNIFICATIVA
Objetivo: vivenciar la gracia de estar con Dios a través del sacramento de la
reconciliación.

Indicaciones:
 Es importante que todos los niños participen.
 Tener preparado un corazón partido en varios pedazos según la cantidad de
niños.(Si los niños son más de ocho el gesto lo hacen de dos en dos).
 Entregar a cada niño un trozo del corazón.
 A medida que los niños vayan llevando los trozos
de papel irán formando un corazón donde todos
puedan verlo.
 Los niños que llevarán el trozo del corazón
estarán en un solo lugar.
 Irán saliendo según el orden que el catequista
designe.
 Los niños que van a leer las súplicas de perdón
estarán adelante del salón en donde se
comúnmente se lee las lecturas bíblicas.

Desarrollo del acto penitencial:

- Niño 1: Perdón Señor por las veces que he desobedecido a mis padres.
Perdón Señor, perdón.
- Niño 2: Perdón Señor, por las veces que hemos arrojado basura,
matado las aves y quemado los árboles. Perdón Señor, perdón.
- Niño 3: Por las veces que hemos mentido a nuestros padres, profesores.
Perdón Señor, perdón.
- Niño 4: Sabemos los conceptos de perdón y reconciliación, pero
muchas veces nos cuesta perdonar y hacer las paces por eso le decimos
perdón Señor, perdón.
- Niño 5: Muchas veces preferimos quedarnos jugando, viendo tv o en
muchos otros quehaceres dejando de lado nuestro padre Dios por eso le
decimos perdón Señor, perdón.

Canto: Cómo puedo yo orar CNF N° 21


TEM LOS MANDAMIENTOS
DE LA IGLESIA
PROPÓSITO: Reconocer lo que significa “ser la Iglesia comunión.”

Indicaciones:

- Preparar un altar con la Biblia.


- Empezar el tema con cantos dinámicos.

ORACION INICIAL:

Empecemos nuestro encuentro con la señal de los cristianos: En el nombre


del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Rezamos juntos con fe y esperanza: El Padre Nuestro y el Ave María.

CANTO: Yo edifiqué una casa (CNF N° 266).

Recordando el tema anterior:


 ¿Cuál era el tema anterior?
 De qué trata el Evangelio de san Mateo 22, 36-40.

Como veíamos en el encuentro anterior, Dios nos ha regalado 10


Mandamientos, pero también nuestra Iglesia nos ha dado 5 mandamientos que
van muy ligados con los mandamientos de Dios.

NUESTRA EXPERIENCIA
Doña Luci, es una anciana de 87 años, ella es una mujer de mucha fe, va todos
los domingos a Misa con su nieta Juni, antes de iniciar la Misa la anciana busca
al sacerdote para confesarse, recibe la comunión de rodillas, siempre lleva de
ofrenda huevitos, papitas o arvejas, es muy caritativa con sus vecinos, durante
el viernes santo suele hacer mucho silencio y ayuna.

Dialoguemos:

 ¿De qué trata la historia que acabamos de escuchar?


 ¿Saben cuáles son los Mandamientos de la Iglesia?
 (Hacer notar que en la historia que hemos escuchado están los 5
mandamientos).
A LA LUZ DE LA PALABRA DE DIOS
Vamos a reflexionar sobre los mandamientos de la Iglesia uno por uno:
1. Participar de la Misa todos los domingos y fiestas de guardar: (Hechos:
2, 41-42).

“Los que acogieron la palabra de Pedro se bautizaron, y aquel día se unieron


a ellos unas tres mil personas. Eran asiduos a la enseñanza de los apóstoles, a
la convivencia fraterna, a la fracción del pan y a las oraciones”.Palabra de
Dios.

2. Confesar los pecados graves por lo menos una vez al año, en peligro de
muerte y se ha de comulgar (1 Juan 1, 9).

“Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos perdonará y
nos limpiará de toda maldad”. Palabra de Dios.

3. Comulgar por Pascua de Resurrección (Juan 6,53-54).

“Jesús les dijo: «En verdad, en verdad les digo:


si no comen la carne del Hijo del hombre, y no
beben su sangre, no tendrán vida.
El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene
vida eterna, y yo lo resucitaré el último día.
Palabra de Dios.

4. Ayunar y abstenerse de comer carne cuando lo manda la Santa


Madre Iglesia (Hechos 13,2).

“Un día, mientras celebraban el culto del Señor y ayunaban, el Espíritu Santo
les dijo: “Sepárenme a Bernabé y a Saulo y envíenlos a realizar la misión para
la que los he llamado”.Palabra de Dios.
5. Ayudar a la Iglesia en sus necesidades (Marcos 12, 42-44).

“Jesús se había sentado frente a las alcancías del Templo, y podía ver cómo la
gente echaba dinero para el tesoro; pasaban ricos, y daban mucho, pero
también se acercó una viuda pobre y echó dos moneditas de muy poco valor.
Jesús entonces llamó a sus discípulos y les dijo: “Yo les aseguro que esta viuda
pobre ha dado más que todos los otros. Pues todos han echado de lo que les
sobraba, mientras ella ha dado desde su pobreza; no tenía más, y dio todos sus
recursos”. Palabra del Señor.

Dialoguemos:
 ¿Qué les llama la atención de las lecturas bíblicas que hemos
escuchado?
 ¿Qué nos quiere decir Dios a través de su Palabra?
 En nuestra vida diaria ¿ponemos en práctica los mandamientos de la
Iglesia? ¿En qué momento lo hacemos?

REFLEXIÓN
Los mandamientos de la Iglesia son aquellos mandatos dados por la Iglesia
para promover el acercamiento a los sacramentos y a la vida litúrgica de todos
sus hijos y así ayudarles a participar activamente en la vida de la Iglesia, a
cumplir sus deberes con Cristo y beneficiarse de los dones de salvación que
Él nos entregó.

1. Oír Misa entera los domingos y fiestas de guardar


La Misa es el acto fundamental del culto católico. De este modo la Iglesia
concreta el tercer mandamiento de la Ley de Dios y el deber de los cristianos
es cumplirlo, además de ser sobre todo un inmenso privilegio y honor.

2. Confesar los pecados graves cuando menos una vez al año, en


peligro de muerte y si se ha de comulgar.
No basta con acudir, sino que hay que cumplir con todos los requisitos que el
sacramento impone. El asistir sin cumplir con los actos del penitente, se
convierte en una confesión sacrílega. Esto no implica que la confesión
frecuente no sea recomendable, sino todo lo contrario, para quienes quieren ir
perfeccionando su vida, confesarse con frecuencia es uno de los mejores
medios.

3. Comulgar por Pascua de Resurrección


Este mandamiento garantiza un mínimo en la recepción del Cuerpo de Cristo.
Siempre hay que comulgar en estado de gracia y cumplir con el ayuno
eucarístico. Se debe de recibir la comunión dentro de la Misa, los enfermos
incapacitados para asistir a Misa deben de recibir el viático.

4. Ayunar y abstenerse de comer carne cuando lo manda la Iglesia


La abstinencia es una práctica penitencial por la que se le ofrece a Dios el
sacrificio de no tomar carne u otro alimento, recordando así y uniéndose a los
dolores de Cristo por nuestros pecados.

5. Ayudar a la Iglesia en sus necesidades


El mandamiento señala la obligación de cada uno según sus posibilidades a
ayudar a la Iglesia en sus necesidades materiales, para poder continuar con su
misión.

COMPROMISO
 Elegir uno de los mandamientos de la Iglesia y ponerlo en práctica.

ORACIÓN FINAL:
Alegres de haber compartido este bonito tema de los Mandamientos de la
Iglesia, nos despedimos dando gracias a Dios por todo lo que nos regala cada
día y le pedimos que nos ayude hacer sencillos, humildes y tener nuestro
corazón lleno de amor para ayudar a nuestros hermanos.
Rezamos juntos el Padre Nuestro y el Ave María.
Que Dios todo poderoso nos cuide y nos bendiga: En el nombre del Padre y del
Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

TEM LOS MANDAMIENTOS


DE LA IGLESIA
PROPÓSITO: Reconocer a la Virgen María como Madre de Dios y de la
Iglesia.

CANTO: A María le gusta tanto CNF N° 320.

ORACIÓN INICIAL:
Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios
nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Encomendemos nuestro encuentro a nuestra madre la Virgen María rezando
juntos el ángelus.

ÁNGELUS
G. El Ángel del Señor Anunció a María.
T.Y ella concibió por obra del Espíritu Santo.
Dios te salve, María...
V. He aquí la servidora del Señor.
T. Hágase en mí según tu palabra.
Dios te salve, María...
G. Y el Verbo se hizo carne.
T.Y habitó entre nosotros.
Dios te salve, María...
G. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios.
T. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor
Jesucristo.
Oremos: 
Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros, que hemos conocido por el anuncio
del ángel la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos por su pasión y su cruz
a la gloria de la resurrección. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Recordando el tema anterior:


- ¿De qué hablábamos en el tema anterior?
- ¿Cómo les fue con su compromiso?

NUESTRA EXPERIENCIA
Todos tenemos una mamá; muchos le tenemos enorme cariño y confianza,
otros han tenido experiencias difíciles. Pero al fin y al cabo son nuestras
mamás con sus virtudes y debilidades porque también son seres humanos.
Pensemos unos instantes:
 ¿Qué es lo que más admiras de tu mamá o de la persona que ha hecho las
veces de mamá?
 Anotar en su cuaderno las actitudes de tu mamá.
 Jesús también tiene una mamá, así como la nuestra, ¿cómo se llama la
mamá de Jesús?
 ¿Quién es la virgen María?
 ¿Qué virtudes conocemos de la madre de Jesús? Anotarlas en su cuaderno.
Cantamos la estrofa 4 de la canción Yo tengo un amigo que me ama CNF N°
184.
A LA LUZ DE LA PALABRA DE DIOS
Escuchemos con mucha atención el Evangelio según san Juan 2,1-11.
Dialoguemos:

“Tres días más tarde se celebraba una boda en Caná de Galilea, y la madre de
Jesús estaba allí. También fue invitado Jesús a la boda con sus discípulos. Sucedió
que se terminó el vino preparado para la boda, y se quedaron sin vino. Entonces la
madre de Jesús le dijo: “No tienen vino.” Jesús le respondió: “¿Qué quieres de mí,
mujer? Aún no ha llegado mi hora.”

Pero su madre dijo a los sirvientes: “Hagan lo que él les diga.”

Había allí seis recipientes de piedra, de los que usan los judíos para sus
purificaciones, de unos cien litros de capacidad cada uno. Jesús dijo: “Llenen de
agua esos recipientes.” Y los llenaron hasta el borde. “Saquen ahora, les dijo, y
llévenle al mayordomo.” Y ellos se lo llevaron.

Después de probar el agua convertida en vino, el mayordomo llamó al novio, pues


no sabía de dónde provenía, a pesar de que lo sabían los sirvientes que habían
sacado el agua. Y le dijo: “Todo el mundo sirve al principio el vino mejor, y cuando
ya todos han bebido bastante, les dan el de menos calidad; pero tú has dejado el
mejor vino hasta ese momento.”

Esta señal milagrosa fue la primera, y Jesús la hizo en Caná de Galilea. Así
 ¿Qué personajes se menciona en el texto bíblico?
 ¿Quién nota el problema de falta de vino?
 ¿Cuál es la actitud de María con respecto a Jesús y a sus sirvientes?
 ¿Cuál es el fruto de este primer signo de Jesús?

Catequesis de San Juan Pablo II (24-IX-97)

María, durante su vida terrena, manifestó su maternidad espiritual


hacia la Iglesia por un tiempo muy breve. Sin embargo, esta
función suya asumió todo su valor después de la Asunción, y está
destinada a prolongarse en los siglos hasta el fin del mundo. El
Concilio afirma expresamente: «Esta maternidad de María
perdura sin cesar en la economía de la gracia, desde el
consentimiento que dio fielmente en la Anunciación, y que
mantuvo sin vacilar al pie de la cruz, hasta la realización
plena y definitiva de todos los escogidos» (Lumen gentium,
62).
 Según la catequesis de san Juan Pablo II: ¿Cómo es la maternidad de
María?

REFLEXIÓN
En el Evangelio de Juan 2,1-11, María se muestra muy atenta a las
necesidades de esta familia que están con problemas (cuando faltó el vino) a
falta de vino. En el Evangelio de Juan 19, 26-27“Jesús, viendo a su madre y al
lado al discípulo predilecto, dice a su madre: Mujer, ahí tienes a tu hijo. Después dice
al discípulo: Ahí tienes a tu madre. Desde entonces, aquel discípulo la recibió en su
casa”.

En este pasaje bíblico Jesús nos deja a María como madre de toda la Iglesia o
sea de todos y cada uno de nosotros, al entregar Jesús a María su madre a Juan.

Por eso es que la Iglesia en el mundo entero le rinde culto y la aclama con los
dogmas y advocaciones Marianas.

¿Qué es Dogma? es una verdad revelada definida por la Iglesia católica. La


entiende como una verdad perteneciente al campo de la fe, revelada por Dios
y transmitida desde los Apóstoles a través de la Escritura o de la Tradición, y
propuesta por la Iglesia para su aceptación por parte de los fieles. Estos son:
a) ¿Qué es una advocación Mariana?
Una advocación mariana son los distintos nombres que se le da a la virgen
María en los diferentes lugares, o a circunstancias históricas o geográficas que
rodean a la devoción de una imagen determinada. La Iglesia católica admite
numerosas advocaciones que significan la figura de la madre de Jesús o alguna
de sus cualidades, a las que se rinde culto de diversas maneras.
RECORDANDO LO APRENDIDO
 ¿Quién es María?
María es la madre de Dios y la madre de la iglesia que nos acompaña siempre.
 ¿Cómo respondió María a la invitación de Dios?
María dijo SI a Dios aceptando cumplir con su voluntad, por eso es un modelo
de humildad y servicio, un ejemplo a seguir.
 ¿Cuáles son los dogmas Marianos?
La Maternidad Divina, La Inmaculada Concepción, La Perpetua Virginidad y
La Asunción de María.

COMPROMISO
Como fruto de este encuentro ¿qué virtud de la Virgen María vamos a practicar
esta semana?

Tarea:
- ¿Qué celebraciones en honor a María hay en tu comunidad?
- ¿En cuál de ellas puedes participar?

Para el próximo encuentro: traer los nombres de las advocaciones Marianas


que pertenecen a tu parroquia.

ORACIÓN FINAL.

Terminamos nuestro encuentro rezando juntos el Magníficat. (Esta bonita


oración es un cántico de acción de gracias que pronunció María cuando visitó a su prima
Isabel y es tomado del Evangelio de San Lucas 1, 46-55).

MAGNIFICAT (Cántico Evangélico).


“Proclama mi alma la grandeza del Señor, se
alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque
ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las


generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras
grandes por mí: su nombre es santo, y su
misericordia llega a sus fieles de generación en
generación.

Él hace proezas con su brazo: dispersa a los


soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los
humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide
vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo, de la misericordia como lo había prometido a


nuestros padres en favor de Abrahán y su descendencia por siempre”.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo acordándose. Como era en el
principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
Gesto. Nos damos un abrazo de paz y decimos: “María, madre de Jesús y
madre nuestra”.
Canto: Junto a ti María (CNF N° 131).
ESQUEMA PARA EL TEMA DEL
MES SEGÚN CORRESPONDA

Indicaciones:
 El lema y las citas bíblicas que usaremos hoy, lo ubicaremos o en el
libro de Celebraciones o en el folleto de Comunidad Eclesial.
 de Base o Pequeña Comunidad del mes en que estamos.
 Copiar en un papel con letra grande el lema del mes que hemos
 ubicado en el libro de Celebraciones o folleto de Pequeñas
 Comunidades.
 Conseguir el folleto La Vida Cristiana (LVC).
 Preparar un altar con la Biblia y una vela encendida.
 Preparar un altar con la Biblia, flores y velas.

Lema del mes. ……………………………………………………………

ORACIÓN INICIAL: Invitar a los niños a que lean un


párrafo de la oración del folleto de la Vida Cristina (LVC) y
los demás contestamos el lema que está con letra negrita de la
oración.

NUESTRA EXPERIENCIA
Utilizar el lema del mes y preguntar:

 ¿De qué trata el lema?, ¿Qué nos recuerda el lema? (Se pueden adaptar o
hacer otras preguntas).
A LA LUZ DE LA PALABRA DE
DIOS
Elegir una cita bíblica del Libro de Celebraciones o del folleto
de la Pequeña Comunidad.
Preguntas para dialogar:
¿De qué trata el texto bíblico?
¿Qué mensaje nos deja Dios a través del texto bíblico?
Según el texto que hemos meditado, ¿cómo es mi
relación con Dios?
¿A qué nos invita la lectura?

REFLEXIÓN
Realizar un comentario o resumen de la participación de los niños.

COMPROMISO
 ¿Qué les parece si averiguamos cuándo es la liturgia en nuestra zona y
cuándo se van a reunir en nuestra Pequeña Comunidad para participar?
 ¿Qué cosas podemos hacer? Animar con los cantos, leer las lecturas,
hacer peticiones y además podemos ayudar a limpiar la capilla,
ambientar el lugar con dibujos, organizar la convivencia, entre otros.

ORACIÓN FINAL
Invita a los niños a reunirse en torno al altar para concluir el encuentro a través
de la oración.
Enciende la vela del altar y oren juntos:
Gracias, Señor Jesús, por los signos de vida que hoy nos das, porque en Ti
encontramos un Reino de paz, justicia y amor.
Con María, acompáñanos y no dejes que ninguno de nosotros se aparte de Ti y
que quienes no te conocen también puedan llegar a ser tus amigos. Amén.
CANTAMOS: Mira lo que hizo mi Jesús (CNF N° 152).
ACCIÓN
SIGNIFICATIVA
Objetivo: Reconocer la importancia de su participación en la zona que
edifica la Iglesia comunión.

Indicaciones:
 Coordinar con el animador de la CEB o coordinador de la zona, para
que comuniquen a las familias que los niños de catequesis irán a
visitarles y rezaran el rosario.
 Se puede hacer dos grupos de los niños al momento de rezar.
 Es importante que cada grupo sea acompañado por el catequista,
animador de la Pequeña Comunidad o el Coordinador de la zona.

SANTO ROSARIO

 MISTERIOS GOZOSOS (lunes y sábado).


1. La Anunciación del ángel a la Virgen María.

2. La Visitación de Nuestra Señora a Santa Isabel.

3. El Nacimiento del Hijo de Dios.


4. La Presentación del niño Jesús en el templo.
5. El niño Jesús perdido y hallado.

 MISTERIOS LUMINOSOS (jueves). 
1. El Bautismo de Jesús en el Jordán.
2. Jesús en las bodas de Caná.
3. Jesús llama a la conversión.
4. La Transfiguración de Jesús.
5. Cristo instituye la Eucaristía.

 MISTERIOS DOLOROSOS (martes y viernes).


1. La Oración de Nuestro Señor en el Huerto.
2. Jesús atado y azotado.
3. Jesús es coronado con una corona de espinas.
4. Jesús carga con la Cruz.
5. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor.

 MISTERIOS GLORIOSOS (miércoles y domingo).


1. La Resurrección del Señor.
2. La Ascensión del Señor.
3. La Venida del Espíritu Santo.
4. La Asunción de la Virgen María a los Cielos.
5. La Coronación de la Santísima Virgen.

¿CÓMO REZAR EL ROSARIO?

1. La Señal de la Cruz.
2. Acto de Contrición.
3. Rezar tres avemarías y 01 Gloria.
4. Se anuncia el Primer Misterio.
5. Se rezan: 01 Padre Nuestro, 10 Avemaría, 01 Gloria y a
continuación la Invocación: “María, Madre de gracia, Madre de
misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos
ahora y en la hora de nuestra muerte”. Amén.
6. Al final de rezar los cinco misterios se puede rezar las Letanías a
la Santísima Virgen María que está en las últimas páginas del
cancionero. o también se puede rezar la siguiente oración:

Bendita sea tu Pureza


Bendita sea tu pureza, y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza.
A ti, celestial Princesa, Virgen sagrada María, yo te ofrezco en este día
alma, vida y corazón; mírame con compasión, no me dejes, Madre mía.
Amén.
Para el siguiente
encuentro traer
colores, lápiz y
tijera.
TEM LOS MANDAMIENTOS
DE LA IGLESIA
PROPÓSITO: Que los niños y las
niñas reconozcan la presencia real y
efectiva de Jesús en la Eucaristía.

Indicaciones:
- Conseguir un macetero con
tierra, una jarra con agua y unas
semillas.

ORACION INICIAL:

Nos ponemos en presencia de Dios diciendo juntos: Por la señal de la Santa


Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios nuestro.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Te damos gracias, Señor, por todas las bendiciones que nos regalas todos los
días, en especial por dejarnos a la Sagrada Familia como ejemplo de fe y
oración para todas nuestras familias. Todos decimos: ¡Gracias, Señor!

Nos tomamos de las manos y rezamos a una sola voz el Padre Nuestro.

CANTO: El Señor nos da su amor (CNF N° 81).

NUESTRA EXPERIENCIA
Escuchemos con mucha atención la organización de una fiesta de
quinceañero:

Mamá: Juanjo ya se acerca el quinceañero de Estrella qué le


vamos a preparar.
Juanjo: No te preocupes mujer, vamos a preparar 15 pavitas,
con arroz relleno y jugo de piña, las tortas las va a regalar mi
hermana.
Mamá: Me gusta la idea, hablaré con mis sobrinas que me
ayuden en la preparación de la cena.
Juanjo: Muy bien yo me encargaré de buscar el local y a una
persona para que decore el lugar y quede hermoso.
Hijo mayor: Papá yo me encargo del brindis.
Mamá: ¡Maravilloso! la fiesta de 15 años de mi Estrella saldrá muy bonita.

Dialoguemos:

 ¿Qué estaba organizando la familia de Juanjo?


 ¿Qué preparativos iban a realizar?
 ¿Cuándo van a celebrar un cumpleaños qué prepara su familia? ¿A
quiénes invitan?
Así es chicos y chicas cuando algún integrante de la familia va a celebrar su
cumpleaños, (el complementado) la complementada invita a sus amigos más
cercanos a (Él) ella para pasar un rato de alegría juntos.

Hace más de dos mil años atrás sucedió algo parecido, Jesús organizó una cena
muy especial para sus discípulos, en esta cena Jesús instituye el sacramento de
la Eucaristía.

A LA LUZ DE LA PALABRA DE
DIOS
Escuchemos con mucha atención la lectura del Evangelio según san Lucas
22,14-20.

«”Llegada la hora, Jesús se puso a la mesa con los apóstoles y les dijo:
“Yo tenía gran deseo de comer esta Pascua con ustedes antes de padecer.
Porque, se lo digo, ya no la volveré a comer hasta que sea la nueva y
perfecta Pascua en el Reino de Dios.”
Jesús, aceptando una copa, dio gracias y les dijo: “Tomen esto y
repártanlo entre ustedes, porque les aseguro que ya no volveré a beber
del fruto de la vid hasta que llegue el Reino de Dios”. Después tomó pan
y, dando gracias, lo partió y se lo dio diciendo: “Esto es mi cuerpo, que
es entregado por ustedes. Hagan esto en memoria mía”. Hizo lo mismo
con la copa después de cenar, diciendo: “Esta copa es la alianza nueva
sellada con mi sangre, que es derramada por ustedes” ». PALABRA
DEL SEÑOR.
Dialogar:

 ¿Qué palabras son las que más se repiten?


 ¿Qué significa para ustedes la frase “Hagan esto en memoria mía”?
 ¿A qué nos invita la lectura bíblica?

REFLEXIÓN
 ¿Qué es la Eucaristía? Es el Sacramento del Cuerpo y Sangre de nuestro
Señor Jesucristo. Es la consagración del pan en el Cuerpo de nuestro Señor
Jesucristo y del vino en su Sangre.
En el Evangelio de san Lucas que hemos reflexionado, Jesús en la Ultima Cena
con sus discípulos instituyó el sacramento de la Eucaristía al momento en que
Jesús tomó pan y, dando gracias, lo partió y se lo dio diciendo: “Esto es mi
cuerpo, que es entregado por ustedes. Hagan esto en memoria mía”. Hizo lo
mismo con la copa después de cenar, diciendo: “Esta copa es la alianza nueva
sellada con mi sangre, que es derramada por ustedes”.
Desde entonces Jesús da autoridad a los apóstoles y a sus sucesores para hacer
presente este misterio a lo largo de la historia.
 ¿Cuándo empezó la Eucaristía?
Jesús, la noche antes de comenzar su Pasión, quiso tener con sus apóstoles una
ÚLTIMA CENA. Él sabía que pronto moriría y no estaría más en este mundo.
Entonces quiso dejarnos ¨algo¨ para que SIEMPRE PUDIÉRAMOS
TENERLO CON NOSOTROS.
 ¿En qué momento Jesús instituyó la Eucaristía?
Jesucristo instituyó la Eucaristía el Jueves Santo, «la noche en que fue
entregado» (1 Cor 11, 23), mientras celebraba con sus Apóstoles la Última
Cena. (Catecismo de la Iglesia Católica #1323-1337-1340).
 ¿En qué momento el pan y el vino se transforman en Cuerpo y Sangre
de Cristo?
En el momento de la consagración por acción del Espíritu Santo, el pan y el
vino se transforman en el Cuerpo y la Sangre de Cristo.
 ¿Qué es consagración?
Es el momento principal de la Misa. Jesucristo, por medio del sacerdote,
convierte el pan y el vino en su Cuerpo y Sangre
 ¿Qué nombres recibe la Eucaristía?
La inagotable riqueza de este sacramento se expresa con diversos nombres.
Según el Catecismo de la Iglesia Católica son los siguientes: Eucaristía, Santa
Misa, Cena del Señor, Fracción del Pan, Celebración Eucarística, Memorial
de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, Santo Sacrificio, Santa y
Divina Liturgia, Santos Misterios, Santísimo Sacramento del Altar, Sagrada
Comunión. (Catecismo de la Iglesia Católica #1328-1332).
 ¿Cuál es el mandato de Jesús para celebrar la Eucaristía?
Con las palabras «hagan esto en memoria mía» Jesús dio a los Apóstoles
y sus sucesores el poder y el mandato de repetir aquello que Él mismo
había hecho: convertir el pan y el vino en su Cuerpo y en su Sangre,
ofrecer estos dones al Padre y darlos como manjar a los fieles.

COMPROMISO
Lo más hermoso de la Eucaristía es reconocer el AMOR DE JESÚS, que no
sólo dio su vida por nosotros, sino que se ha quedado con nosotros para
siempre en este sacramento.
Como no han realizado todavía su primera comunión, esta semana
aprenderemos la siguiente oración y la rezaremos durante la comunión cuando
vayamos a la Misa o Liturgia dominical: “Creo, Jesús mío, que estás
realmente presente en el Santísimo Sacramento del altar. Te amo sobre todas
las cosas y deseo ardientemente recibirte dentro de mi alma, pero no pudiendo
hacerlo sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón.
Quédate conmigo y no permitas que me separe de ti”. Amén.

- Dialogar en familia: ¿cuál es el mandato que hace Jesús a sus discípulos al


instituir la Eucaristía?
- Como familia, ¿a qué nos comprometemos para dar vida al mandato de
Jesús?

CANTO: Yo tengo un amigo que me ama (CNF 184).

ORACIÓN FINAL:
Terminamos nuestro encuentro dando gracias al Señor porque en el pan y el
vino nos entregas tu vida y nos llenas de tu presencia. Gracias Señor.
Gracias Señor, porque nos amaste hasta el final, hasta el extremo del amor :
morir por otro, dar la vida por otro. Gracias Señor.
Gracias Señor, porque quisiste celebrar tu entrega, en torno a una mesa con tus
amigos, para que fuesen una comunidad de amor. Gracias Señor.
Gracias Señor, porque en la Eucaristía nos haces UNO contigo, nos unes a tu
vida, en la medida en que estamos dispuestos a entregar la nuestra también.
Gracias Señor.

Gracias, Señor, porque todos los días puedo volver a empezar..., y continuar mi
camino de fraternidad con mis hermanos, y mi camino de transformación en ti.
Gracias Señor.

Finalizamos este encuentro, pidiendo la bendición de nuestro papá Dios. En el


nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Eucaristía

Sagrada
Santa Misa Comunión

Santa y Divina Cena del


Liturgia Señor

Santos Misterios Fracción


del Pan

Santísimo
Sacramento del
Altar Celebración
Memorial de Eucarística
la Pasión,
Muerte y
Resurrección
del Señor
1. ¿Por qué y para qué se celebra la Eucaristía?
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
JESÚS VIVO EN TEM
LA
EUCARÍSTÍA
PROPÓSITO: Valorar la presencia de Jesús vivo y real en la Eucaristía.

CANTO: Mi Dios está vivo CNF N° 7

ORACIÓN INICIAL: Damos inicio a nuestro encuentro invocando la


presencia de Dios: “En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.
Recordando el tema anterior:
- ¿Qué recuerdan del tema anterior?
- ¿Aprendieron la oración?
Muy bien ahora vamos a rezar juntos la oración que hemos aprendido:
“Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del
altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo ardientemente recibirte dentro de
mi alma, pero no pudiendo hacerlo sacramentalmente, ven al menos
espiritualmente a mi corazón. Quédate conmigo y no permitas que me separe
de ti”. Amén.

NUESTRA EXPERIENCIA
1. Presentar el macetero con un poco de tierra y un vaso
con agua y preguntar, ¿Para qué sirven estos elementos?
(son elementos fundamentales para poder vivir).
2. Se muestra las semillas y se pregunta. ¿Qué se necesita
para que estas semillas crezcan y den fruto? (es
importante hacer notar que para que la semilla crezca, necesita ser sembrada y
cuidada).
3. Después de ver la importancia del cuidado que necesita una semilla para
que crezca y de frutos utilizar las mismas preguntas para dar importancia
al Cuerpo y la Sangre de Cristo.

Como decíamos que para que la semilla crezca y de frutos que


necesita ser cuida, lo mismo sucede con nosotros que para recibir a
Cristo necesitamos limpiar nuestro corazón, dejarlo libre de
egoísmos, mentiras, chismes, y de esta manera cuando recibamos a
Cristo en la santa Comunión, germine en nosotros semillas que dan vida, luz,
paz, esperanza, justicia, unión, generosidad y amor.

A LA LUZ DE LA PALABRA DE
DIOS
Cuando tomamos y comemos ese Pan, nos unimos a la vida de Jesús, entramos
en comunión con Él. Escuchemos con atención la lectura del Evangelio según
san Juan 6,51-56.

«Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá
para siempre. El pan que yo daré es mi carne, y lo daré para la vida del
mundo.”
Los judíos discutían entre sí: “¿Cómo puede éste darnos a comer carne?”
Jesús les dijo: “En verdad les digo que, si no comen la carne del Hijo del
Hombre y no beben su sangre, no tienen vida en ustedes. El que come mi
carne y bebe mi sangre vive de vida eterna, y yo lo resucitaré el último día.
Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come
mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él». Palabra del Señor.
}

Dialoguemos:
 ¿Qué les dice la lectura bíblica?
 ¿Qué significa para ustedes la frase “El que come mi carne y bebe mi sangre
permanece en mí y yo en él”?
 ¿A qué les invita la frase “El que come mi carne y bebe mi sangre permanece
en mí y yo en él”?

REFLEXIÓN
En cada Santa Misa, cuando el sacerdote pronuncia estas palabras de nuestro
Señor, está conmemorando su sacramento. Y no se trata de un simple recuerdo,
sino de un "memorial". Es decir, de una celebración que "revive" y actualiza en
el hoy de nuestra historia el misterio de la Eucaristía y del Calvario, por nuestra
salvación. En cada santa Misa, Jesucristo renueva su Pasión, muerte y
resurrección, y vuelve a inmolarse al Padre sobre el altar de la cruz por la
redención de todo el género humano. De modo incruento, pero real. ¡Por eso
cada Misa tiene un valor, que sólo con la fe podemos apreciar!

 ¿Qué actitudes debemos tener frente a Jesús Eucaristía?


- Respeto, amor, fe, y oración.

COMPROMISO
Como fruto de este encuentro ¿a qué nos comprometemos? ¿Cuándo lo vamos
a hacer?

ORACIÓN FINAL
Gracias, Señor, por tu Eucaristía, por el gran don de Ti mismo, gracias por esta
gran prueba de tu amor que deseamos ansiosamente recibirte y entrar en intima
unión contigo. Gracias Señor.
Rezar el Padre nuestro y la Salve.

HOJA PARA EL NIÑO

ESQUEMA PARA EL TEMA DEL


MES SEGÚN CORRESPONDA
Indicaciones:
 El lema y las citas bíblicas que usaremos hoy, lo ubicaremos o en
el libro de Celebraciones o en el folleto de Comunidad Eclesial.
 de Base o Pequeña Comunidad del mes en que estamos.
 Copiar en un papel con letra grande el lema del mes que hemos
ubicado en el libro de Celebraciones o folleto de Pequeñas
Comunidades.
 Conseguir el folleto La Vida Cristiana (LVC).
 Preparar un altar con la Biblia y una vela encendida.
 Preparar un altar con la Biblia, flores y velas.

Lema del mes. ……………………………………………………………

ORACIÓN INICIAL: Invitar a los niños a que lean un párrafo


de la oración del folleto de la Vida Cristina (LVC) y los demás
contestamos el lema que está con letra negrita de la oración.

NUESTRA EXPERIENCIA
Utilizar el lema del mes y preguntar:

 ¿De qué se trata el lema?, ¿Qué nos recuerda el lema? (Se


pueden adaptar o hacer otras preguntas).

A LA LUZ DE LA PALABRA
DE DIOS
Elegir una cita bíblica del Libro de Celebraciones o del folleto de la Pequeña
Comunidad.
Preguntas para dialogar:
¿De qué trata el texto bíblico?
¿Qué mensaje nos deja Dios a través del texto bíblico?
Según el texto que hemos meditado, ¿cómo es mi relación con Dios?
¿A qué nos invita la lectura?

REFLEXIÓN
Realizar un comentario o resumen de la participación de los niños.

COMPROMISO
 ¿Qué les parece si averiguamos cuándo es la
liturgia en nuestra zona y cuándo se van a reunir
en nuestra Pequeña Comunidad para participar?
 ¿Qué cosas podemos hacer? Animar con los
cantos, leer las lecturas, hacer peticiones y
además podemos ayudar a limpiar la capilla,
ambientar el lugar con dibujos, organizar la
convivencia, entre otros.
ORACIÓN FINAL
Invita a los niños a reunirse en torno al altar para concluir el encuentro a través
de la oración.
Enciende la vela del altar y oren juntos:
Gracias, Señor Jesús, por los signos de vida que hoy nos das, porque en Ti
encontramos un Reino de paz, justicia y amor.
Con María, acompáñanos y no dejes que ninguno de nosotros se aparte de Ti y
que quienes no te conocen también puedan llegar a ser tus amigos. Amén.
CANTAMOS: Mira lo que hizo mi Jesús (CNF N° 152).

ACCIÓN SIGNIFICATIVA
Objetivo: Valorar la Eucaristía como alimento que fortalece la misión.

Indicaciones:
- Elegir una zona, coordinar con el coordinador y catequista de primera
comunión para que inviten a las familias, niños o jóvenes que estén
preparándose para recibir los sacramentos y realizar una liturgia
especial y una convivencia.
- Llevar algo para compartir
- En este encuentro o celebración irán los niños y sus papás.
- Se sugiere que en la convivencia haya juegos, números artísticos,
jinkana.

Oración antes de salir de visita a la zona.

ORACIÓN MISIONERA
Señor Jesús, que diste tu vida por nuestra salvación, ayúdanos a continuar
Construyendo tu Reino de paz, justicia y amor en comunidad.
Infunde en el corazón de todos los cristianos el deseo de transmitir tu Palabra y
de testimoniarla con una vida semejante a la tuya.
Cultiva en el corazón de los niños y jóvenes el sublime ideal de entregarse al
servicio de los demás.
Sostén el ánimo de aquellos que, abandonándolo todo, cumplen tu mandato de
ir por el mundo anunciando la Buena Nueva.
Crea en nosotros un corazón misionero, que sepamos amar, a los demás y que
te amemos con todo su ser. Amén.
EUCARÍSTÍA ENCUENTRO
TEM
CON JESÚS

PROPÓSITO: Los niños descubren la importancia del


encuentro con Jesús en su vida y participan activamente
en la Eucaristía.

Cantos: Eucaristía N° 85. El Señor nos da su amor N°


81. Otros…

ORACIÓN: Empecemos nuestro encuentro invocando la


presencia de Dios: En el nombre del Padre y del Hijo y
del Espíritu Santo. Amén.

Gracias, Señor, por quedarte con nosotros en la Santa Eucaristía para


alimentarnos con tu Cuerpo y tu Sangre, y así unidos a ti, producir buenos
frutos de amor, servicio, honestidad en bien de nuestra familia y la comunidad.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

NUESTRA EXPERIENCIA
EL VALOR DE LA MISA:
Un sacerdote contaba que un día en un pequeño barrio de una ciudad, estaba el
capitán del ejército en una amena (agradable) conversación con un carnicero,
cuando de repente llegó una mujer anciana. Ella le pidió al carnicero que le
diera gratis un pedazo de carne para la comida, pues no tenía dinero para
pagarle. Solamente le prometió rezar por él.
El carnicero le dijo: “Muy bien, usted va a Misa a rezar por mí, cuando vuelva
le daré tanta carne cuanto pese la Misa”.
La anciana se fue a la Misa y después de una hora regresó. El carnicero, al
verla, le dijo: “Vamos a ver, voy a escribir en un pedazo de papel: “Usted
asistió a Misa por mí, le daré tanta carne cuanto pese el papel”.
El carnicero puso un pedacito de carne, pero pesaba más el papel. Después,
puso un hueso grandecito y lo mismo. Colocó un pedazo grande de carne y el
papel pesaba más. A estas alturas, ya no se reía el carnicero. El capitán que
estaba presente, estaba admirado de lo que veía. El carnicero miró su balanza a
ver si estaba en buenas condiciones, pero todo estaba bien. Entonces colocó
una pierna entera de cordero, pero el papel pesaba mucho más.
Esto fue suficiente para el carnicero. Allí mismo se convirtió y le prometió a la
buena mujer que todos los días hasta su muerte le daría una ración diaria de
carne, incluida la pierna de cordero que había puesto en la balanza.
En cuanto al capitán, también Dios tocó su corazón y a partir de ese día iba a
Misa todos los días. Con su buen ejemplo y sus oraciones, dos de sus hijos
llegaron a ser sacerdotes.
El sacerdote terminó este relato diciendo que él era uno de los consagrados a
Dios y que su padre era el capitán que había visto con sus propios ojos que la
Misa pesa y vale más que todo lo que hay en el mundo.

Dialoguemos:
 ¿Por qué creen ustedes que el papel pesaba más que la carne?
 ¿Cuál fue la actitud del capitán?
 ¿Cuál es la enseñanza de este cuento?

A LA LUZ DE LA PALABRA DE
DIOS
Escuchemos con mucha atención la lectura Bíblica del Evangelio según san
Juan 6, 35-40.

“En aquel tiempo Jesús dijo: “Yo soy el pan de vida: el que viene a mí no
pasará hambre, el que cree en mí no pasará nunca sed. Pero ya les he dicho:
ustedes me han visto y sin embargo no creen. Los que el Padre me ha
confiado vendrán a mí, y al que venga a mí no lo echaré afuera; porque no
bajé del cielo para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió. Y
esta es la voluntad del que me envió, que no pierda a ninguno de los que me
confió, sino que los resucite en el último día. Porque esta es la voluntad de mi
Padre, que todo el que contempla al Hijo y cree en él tenga vida eterna, y yo
lo resucitaré en el último día”. Palabra del Señor.

Dialogar:
 ¿Con qué otros nombres conocemos a Jesús? (Jesús Nazareno, Señor
Cautivo, Señor de los Milagros, etc).
 En la lectura que hemos escuchado, ¿con qué nombre se presenta Jesús?
(Como el pan de vida eterna).

REFLEXIÓN
 ¿Qué es la Eucaristía?(realizar la pregunta de tal manera que los niños
recuerden lo que se ha compartido en el tema anterior).

La Eucaristía es el sacramento del Cuerpo y la Sangre de Cristo bajo las


especies de pan y vino.

 ¿Qué significa Eucaristía? Significa acción de gracias, pues todos estamos


llamados a agradecer a Dios por todo lo que nos da: La vida, la salud, la
familia, el pan de cada día, su amor, su perdón y por la creación.

 ¿Qué promesa cumple Jesús al instituir la Eucaristía?: de quedarse con


nosotros para siempre hasta el fin de la historia. Por eso este sacramento es
presencia viva de Cristo. Es el regalo más grande que el Señor nos ha dejado
para calmar nuestra hambre y nuestra sed: “Yo soy el pan de vida, el que viene
a mí no pasará hambre, el que cree en mí no pasará nunca sed” (Juan 6, 35).
 ¿La Eucaristía es el mismo sacrificio de Cristo en la Cruz?: sí, porque en
Él se celebra el sacrificio de amor por cada uno de nosotros y este amor fue tan
grande e infinito que se quedó como alimento de vida
espiritual, para darnos fortaleza y vencer las cosas del mal:
La mentira, desobediencia, pereza, pleitos, chismes…
Quien se alimenta de su Cuerpo y de su Sangre cada día se
va transformando en una persona de bien.
Recordemos que cada vez que se celebra la Eucaristía,
vivenciamos a Jesús, que muere en la Cruz por nosotros y
por todos los hombres, se hace presente en el altar con su
Cuerpo y su Sangre.

Dialoguemos:

 ¿En qué sacramento recibimos a Jesús como pan de vida eterna?


 ¿Qué sucede cuando recibimos a Jesús en la Eucaristía?
CANTO: Fiesta del Banquete CNF N° 90.
 ¿CUÁNTAS PARTES TIENE LA MISA? Comprende dos partes
fundamentales que forman una unidad básica: La Liturgia de la Palabra y la
Liturgia de la Eucaristía. “Liturgia de la Palabra y liturgia Eucarística
constituyen juntas un solo acto de culto; por lo tanto, la mesa preparada para
nosotros en la Eucaristía es a la vez la de la Palabra de Dios y la del Cuerpo del
Señor” (Catecismo de la Iglesia, N° 1346).

 ¿CÓMO SE DESARROLLA LA SANTA MISA? se desarrolla de la


siguiente manera:

Preguntar a los niños que sucede en cada momento de las partes de la Misa
según el dibujo. (van anotando la respuesta en su cuaderno).

 Procesión de entrada: mientras el sacerdote va en procesión hacia el altar,


los participantes se ponen de pie y entonan un canto adecuado para iniciar la
Santa Misa.
 El saludo que hace el sacerdote al pueblo.
 El acto penitencial: Momento donde se pide perdón a Dios para que la
Eucaristía dé frutos de conversión y salvación en cada uno de nosotros.
 El Gloria: Alabamos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, tres personas
distintas pero un solo Dios verdadero; es la familia perfecta donde todo es
amor (Solo domingos, fiestas y solemnidades)
 Oración colecta: Recoge las intenciones de todo el pueblo de Dios.
Estos ritos iniciales preparan al pueblo para oír con atención la Palabra de Dios
y a celebrar dignamente la Eucaristía.
1. LITURGIA DE LA PALABRA: Esta parte comprende:
 Lecturas bíblicas (lecturas, Salmo y Evangelio): Constituyen la parte

principal de la liturgia de la Palabra. Es el momento donde se dispone la


mesa de la Palabra de Dios a los fieles. Se debe escuchar con mucha
atención y respeto. Las lecturas bíblicas no se pueden reemplazar por
otras lecturas no bíblicas.
 Homilía: Reflexión que el sacerdote hace a la luz de la Palabra de Dios,
para animarnos a mejorar nuestra vida cristiana.
 Credo: Profesión de nuestra fe: Es el resumen de nuestra fe cristiana.
Lo reza el sacerdote junto con el pueblo de Dios.
 Plegaria universal: Son las peticiones que con fe hacemos a Dios por
las diversas necesidades de la Iglesia y la salvación de todo el mundo.
En la liturgia de la Palabra, Dios habla a su pueblo, le ofrece alimento
espiritual, y el mismo Cristo se hace presente en medio de los fieles.

2. LITURGIA DE LA EUCARISTÍA: Esta segunda parte de la Misa


comprende:
 Presentación de ofrendas (ofertorio): Es la presentación del pan y

del vino al altar que el sacerdote los ofrece a Dios en nombre de


Cristo y que después se convierten en su Cuerpo y su Sangre por
acción del Espíritu Santo. En este momento también se pueden
presentar otros dones (productos) para después compartirlos con los
pobres.

 Plegaria Eucarística: Es el momento donde empieza el centro y la


cumbre de toda la celebración. Es una oración de acción de gracias y de
consagración. Comprende:
 Prefacio: Es la oración de acción de gracias a Dios por tantas
maravillas que ha hecho por amor a nosotros: La creación, la
salvación y por darnos su Espíritu Santo.
 Santo: Toda la asamblea canta el Santo.
 La Consagración: Es el momento cuando el sacerdote invoca a Dios
que envíe su Espíritu Santo sobre el pan y el vino, para que se
conviertan, por su poder, en el Cuerpo y la Sangre de Cristo.
 Padre nuestro: Lo reza el sacerdote juntamente con el pueblo.
 Rito de la paz: Es el rito con el que la Iglesia implora la paz y la
unidad para sí misma y para toda la familia humana.
 La Comunión: Es el momento en que los fieles reciben el Cuerpo de
Cristo, el pan de vida eterna.

3. RITO DE CONCLUSIÓN: Comprende la bendición, despedida del


sacerdote al pueblo, y beso al altar del celebrante.

 ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE RECIBIR A CRISTO EN LA


COMUNIÓN? Es importante recibir a Cristo en la comunión porque nos
unimos íntimamente con Él para tener vida y comunicarla al mundo herido
por el pecado de los hombres: “El pan que yo doy para la vida del mundo es
mi carne. Les aseguro que, si no comen la carne y beben la sangre del Hijo
del Hombre, no tendrán vida en ustedes” (Juan 6, 51.53).
¿Qué frutos produce el participar de la Eucaristía y recibir a Cristo?:

- Nos ayuda a vivir en unidad con la familia, en la Institución Educativa y en


la comunidad. Por lo tanto, estamos llamados a amarnos, cuidarnos y
respetarnos unos a otros.
- Fortalece nuestro espíritu, nuestra fe y acrecienta el amor a Dios, los demás
y a la naturaleza.
- Al recibir la Eucaristía, nos unimos íntimamente con Cristo Jesús, quien nos
transmite su gracia.
- La comunión nos separa del pecado, es este el gran misterio de la redención,
pues su Cuerpo y su Sangre son derramados para el perdón de los pecados.
- La Eucaristía es el Sacramento de la unidad, pues quienes reciben el Cuerpo
de Cristo se unen entre sí en un solo cuerpo: La Iglesia. La comunión
renueva, fortifica, profundiza esta incorporación a la Iglesia realizada ya por
el Bautismo.
- La Eucaristía nos compromete a favor de los pobres; pues el recibir el
Cuerpo y la Sangre de Cristo que son la Caridad misma nos hace caritativos.
Queridos niños recuerden que los que se están preparando para recibir este
sacramento, se encontrarán por primera vez con Cristo, pan de vida eterna, se
unirán íntimamente con él para que así produzcan buenos frutos de amor,
servicio, humildad, honestidad, obediencia, perdón y respeto. “El que
permanece unido a mí, como yo estoy unido a él, produce mucho fruto; porque
sin mí no pueden hacer nada” (Juan 6, 5).
Tienen que estar convencidos de que en la vida no hay algo más importante
que la presencia de Jesús en la Eucaristía. No tenemos que separarnos de Él,
porque es el amigo que nunca nos falla. Sin Cristo nada tiene sentido. Por lo
tanto, estamos llamados a participar con fe y alegría en la celebración de la
Misa porque es fiesta de gozo en el Señor.
Canto: La Misa es una fiesta CNF N° 177.

COMPROMISO
- ¿Qué les gustaría guardar en el corazón de lo que han aprendido hoy
sobre Jesús?
- Dibuja en tu cuaderno una canasta
con panes y escribe en cada pan los
frutos que produce el estar unidos a
Jesús.
- Junto a tu familia elijan un fruto,
anótenlo en su cuaderno y pónganlo
en práctica como familia. (por
ejemplo, visitar en familia a un
enfermo).
ORACIÓN FINAL:
Rezar el Padre Nuestro y el Ave María.
HOJA PARA EL NIÑO:
JESÚS HABITA ENTEMA
MI
CORAZÓN
PROPÓSITO: Los niños asuman la importancia de la presencia de Jesús en su
vida.

CANTO: Es Jesús que está en mí CNF N° 313.

ORACIÓN INICIAL: Empecemos nuestro encuentro con la señal de la cruz.


Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios
nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración: Señor Jesús, Tú eres el amigo fiel que nunca nos abandona, siempre
va con nosotros acompañándonos, guiándonos y sosteniendo nuestra mano para
no caer en el pecado. Gracias por amarnos, perdonarnos y habitar en nuestro
corazón. Amén.

NUESTRA EXPERIENCIA
Juan Macías nació el 2 de marzo en villa de Extremadura en la diócesis de
Badajoz, España. Sus padres fueron Pedro de Arcas y Juana Sánchez, por lo
que su nombre debió ser Juan de Arcas Sánchez. El cambio de nombre se debe
fundamentalmente a que las tierras de pastoreo eran llamadas "las Macías" y a
los pastorcitos "los Macías". Por eso es que se le conoce como Juan Macías.
Cuando tenía cuatro años y medio de edad sus padres fallecieron, quedando
bajo el cuidado de un tío, quien le pidió que le ayudara en el trabajo de
pastoreo.

Llegó al Perú en tiempo del virreinato. Era un joven bueno y humilde. Sintió el
llamado de Dios e ingresó a la Orden de Predicadores de los Dominicos.
Estando en el convento se distinguía por la penitencia y la caridad
compartiendo lo poco que tenía con los pobres y mendigos del pueblo.

Le dieron la responsabilidad del cuidado de la portería y es aquí donde muchos


mendigos, enfermos y pobres acudían para que los ayudara. Cuando se le
terminaba el dinero salía a las calles pidiendo limosna para poder ayudar a los
pobres de Lima. Atendía a todas las personas sin hacer distinción de raza o
condición social.

San Juan Macías se distinguía por su fe, oración y penitencia. Daba de comer a
los pobres puesto de rodillas. Falleció de una grave enfermedad el 16 de
setiembre de 1645.

Dialoguemos:
 ¿Qué virtudes cristianas practicaba San Juan Macías?
 ¿Por qué creen que San Juan Macías fue una persona de bien?
 ¿Qué podemos aprender de la vida de San Juan Macías?

Canto: Amar es entregarse, CNF N° 37.

A LA LUZ DE LA PALABRA DE
DIOS
Jesús nos invita a permanecer unidos en el amor, escuchemos con mucha
atención el Evangelio según sanJuan 15,4-8.

En aquel tiempo Jesús dijo: “Permanezcan en mi como yo permanezco en


ustedes. Así como el sarmiento no puede dar fruto por sí solo, si no
permanece en la vid, tampoco ustedes, si no permanecen en mí.
Yo soy la vid, ustedes los sarmientos: quien permanece en mí y yo en él
dará mucho fruto; porque separados de mí no pueden hacer nada. Si uno
no permanece, lo tirarán afuera como el sarmiento y se secará: los
toman, los echan al fuego y se queman. Si permanecen en mí y mis
palabras permanecen en ustedes, pedirán lo que quieran y lo obtendrán.
Mi Padre será glorificado si dan fruto abundante y son mis discípulos”.
Palabra del Señor.

REFLEXIÓN
En la sociedad en que vivimos hay muchas cosas que suceden que nos llenan
de tristeza y dolor: muerte, asaltos, violencia, secuestros, violación de menores,
tráfico de personas, contaminación, etc. ¿Se han preguntado por qué sucede
todo esto? ¿Quiénes son responsables de cometer este desorden? Los
responsables de estos actos que causan dolor son algunos hombres y mujeres
creados a imagen y semejanza de Dios, bautizados, que son parte de la Iglesia.
Pero lamentablemente siguieron el camino del mal consintiendo en su corazón
malos sentimientos de odio y resentimiento haciendo daño a los demás en la
sociedad. Le dieron la espalda a Dios separándose de su amor, convirtiéndose
en rama seca sin producir nada bueno. No supieron hacer la voluntad del
Señor.
Ante una realidad así, Jesús nos invita a unirnos a Él para producir muchos
frutos de bien que construyan el Reino de Dios y renueven la sociedad “Quien
permanece en mí y yo en él dará mucho fruto” (Jn 15, 5). El mayor fruto que
podemos producir unidos a Cristo es el amor que comprende, perdona y
renueva: “Ámense los unos a otros como yo los he amado…en eso conocerán
todos que son mis discípulos, en el amor que se tengan unos a otros” (Juan 13,
34-35).
¿De qué manera nos unimos a Cristo?
- Cuando rezamos de manera personal y comunitaria en la familia, en la
liturgia y la Santa Misa.
- Cuando visitamos a los enfermos y ancianos de nuestra comunidad y
compartimos el pan espiritual y material con ellos.
- Cuando leemos y meditamos su Santa Palabra, que es luz y vida para cada
uno de nosotros.
- Pero nos unimos más íntimamente a Cristo cuando lo recibimos en su Cuerpo
y su Sangre en la Eucaristía: “Quien come mi carne y bebe mi sangre habita
en mí y yo en él” (Juan 6, 56). Recibir a Cristo en la comunión es hacernos uno
con Él, entra en nuestra vida y nuestra vida en Cristo, y nos anima con su
fuerza invencible a colaborar en la construcción de la comunión en la familia,
en la institución, en la zona y a participar en las fiestas de fraternidad, en la
liturgia y en la Santa Misa.
Los que reciben por primera vez a Cristo en su corazón, reciben al que es
fuente inagotable de amor y están llamados a ser como la rama que está unida
al tronco llena de vida, dando frutos de respeto y obediencia a sus padres y a
Dios, de responsabilidad en el cuidado de la vida y la creación de Dios. El que
tiene a Cristo en su vida y en su corazón no puede hacer el mal a nadie porque
sería una contradicción.
 ¿Qué frutos produce una persona cuando tiene a Cristo en su
corazón?: Los frutos que produce son: Humildad, servicio, amor, perdón y
obras de caridad en favor de los enfermos y los pobres de la comunidad. Un
ejemplo claro de esto fue San Juan Macías, que, teniendo a Cristo en su vida,
en un tiempo concreto de la historia supo ser signo del amor de Dios sirviendo
la caridad fraterna con los más pobres.
El Papa Francisco nos dice: “Los que se alimentan de la Eucaristía están
llamados a transformarse en eucaristías vivientes”. Esto significa vivir como
Cristo siendo signos de amor, unidad y servicio en medio de un mundo
marcado por el pecado del divisionismo y el egoísmo.

COMPROMISO
Después de compartir y profundizar en el tema: Jesús habita en mi corazón,
¿Qué vamos a hacer para poner en práctica lo aprendido?
 ¿Cuáles son las razones por las que no dejamos que Cristo habite en
nuestro corazón?

 ¿Cómo vive una persona que tiene a Cristo en su corazón?


 ¿Cómo representas a una familia que tiene a Cristo como centro de su
vida?

ORACIÓN FINAL. Agradecidos a nuestro Padre Dios le decimos:

Dios Padre, tú nos has hecho a imagen y semejanza tuya.


Nos has dado la inteligencia y la capacidad de amar.
Somos tus hijos y hoy te pedimos que nos concedas la gracia de corresponder
siempre a tu bondad y a tu amor por nosotros.
Haz que sepamos apreciar tu imagen y semejanza en cada persona y que
respetemos la vida y la dignidad de cada hermano y hermana. Amén.

ESQUEMA PARA EL TEMA DEL


MES SEGÚN CORRESPONDA
Indicaciones:
 El lema y las citas bíblicas que usaremos hoy, lo ubicaremos o en el
libro de Celebraciones o en el folleto de Comunidad Eclesial.
 de Base o Pequeña Comunidad del mes en que estamos.
 Copiar en un papel con letra grande el lema del mes que hemos
ubicado en el libro de Celebraciones o folleto de Pequeñas
Comunidades.
 Conseguir el folleto La Vida Cristiana (LVC).
Lema del mes. ……………………………………………………………

ORACIÓN INICIAL: Invitar a los niños a que lean un párrafo


de la oración del folleto de la Vida Cristina (LVC) y los demás
contestamos el lema que está con letra negrita de la oración.

NUESTRA EXPERIENCIA
Utilizar el lema del mes y preguntar:
 ¿De qué trata el lema?, ¿Qué nos recuerda el lema? (Se pueden
adaptar o hacer otras preguntas).

A LA LUZ DE LA PALABRA
DE DIOS
Elegir una cita bíblica del Libro de Celebraciones o del folleto de la Pequeña
Comunidad.
Preguntas para dialogar:
¿De qué trata el texto bíblico?
¿Qué mensaje nos deja Dios a través del texto bíblico?
Según el texto que hemos meditado, ¿cómo es mi relación con Dios?
¿A qué nos invita la lectura?

REFLEXIÓN
Realizar un comentario o resumen de la participación de los niños.
COMPROMISO
¿Qué les parece si averiguamos cuándo es la
liturgia en nuestra zona y cuándo se van a
reunir en nuestra Pequeña Comunidad para
participar?
 ¿Qué cosas podemos hacer? Animar con los
cantos, leer las lecturas, hacer peticiones y
además podemos ayudar a limpiar la
capilla, ambientar el lugar con dibujos,
organizar la convivencia, entre otros.
ORACIÓN FINAL
Invita a los niños a reunirse en torno al altar para concluir el encuentro a través
de la oración.
Enciende la vela del altar y oren juntos:
Gracias, Señor Jesús, por los signos de vida que hoy nos das, porque en Ti
encontramos un Reino de paz, justicia y amor.
Con María, acompáñanos y no dejes que ninguno de nosotros se aparte de Ti y
que quienes no te conocen también puedan llegar a ser tus amigos. Amén.
CANTAMOS: Mira lo que hizo mi Jesús (CNF N° 152).

ACCIÓN SIGNIFICATIVA
La Palabra de Dios nos dice que la fe sin obras es una fe muerta: “Hermanos,
¿Qué provecho saca uno cuando dice que tiene fe, pero no la demuestra con su
manera de actuar? (Santiago 2, 14)
Después de haber reflexionado y profundizado en los temas del sacramento de
la Eucaristía que nos ayudan en la formación cristiana, vamos a poner en
práctica lo aprendido.
 ¿Qué vamos hacer?
 Nuestra primera acción será elaborar una o dos canastas con víveres para
compartirla con una persona anciana de la zona que más lo necesite.
Hacemos oración por su salud y bienestar en su hogar.
 También se puede coordinar con las demás familias para hacer una limpieza
de la zona como señal de cuidar nuestro medio ambiente. También se puede
sembrar un árbol comprometiéndose a cuidarlo.
EUCARÍSTÍA ENCUENTRO
TEM
CON JESÚS
PROPÓSITO: Que los niños reconozcan que la Eucaristía es el alimento que
da fortaleza para construir la comunión (unión).

CANTO: Nunca digamos no a Cristo CNF N° 210.

ORACION INICIAL:

Empecemos nuestro encuentro invocando la presencia de Dios: En el nombre


del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Padre nuestro Tú nos has creado con todo el cariño que puede tu corazón, y
quieres que seamos tus misioneros y hablemos de tu amor a nuestros amigos y
hermanos, y que llevemos a casa y al colegio tu mensaje de esperanza.
Tu sabes que no tenemos riquezas materiales, pero te ofrecemos lo que tú nos
has dado: manos para ayudar a otros, corazón para amar a todos los niños
del mundo, voz para hablar de ti a quienes no te conocen, pies para llevar tu
palabra a quien anda triste.
Señor llénanos de valentía y acrecienta nuestra fe para que juntos podamos
construir una comunidad donde reinen los valores cristianos. Amén.

NUESTRA EXPERIENCIA

¿Qué observan en las imágenes?


 Alguna vez han visto un imán. ¿Cómo es? ¿Para qué sirve un imán?
 ¿Cómo se sienten cuando mamá o papá les dan un abrazo o juegan con
ustedes?
El imán es un objeto duro que atrae a todo tipo de metal y los sujeta hacia él,
este ejemplo nos hace pensar en Jesús, él siempre nos está llevando hacia él a
diferencia del imán que solo atrae metales, Jesús nos invita a todos quiere que
estemos unidos a él.

A LA LUZ DE LA PALABRA DE
DIOS
En el evangelio según san Juan 15, 4-7, Jesús nos explica que debemos
mantenernos cerca de él. Escuchemos con mucha atención.

“Permanezcan en mí como yo permanezco en ustedes. Un sarmiento


no puede producir fruto por sí mismo si no permanece unido a la vid;
tampoco ustedes pueden producir fruto si no permanecen en mí.
Yo soy la vid y ustedes los sarmientos. El que permanece en mí y yo
en él, ése da mucho fruto, pero sin mí no pueden hacer nada. Al que
no permanece en mí lo tiran y se seca; como a los sarmientos, que los
Dialogar:

 ¿De qué trata el Evangelio?


 ¿Qué significa para ustedes permanecer unidos a Jesús?
 ¿De qué manera permanecemos unidos a Jesús?

REFLEXIÓN
“La copa de bendición que bendecimos, ¿no es comunión con la sangre de
Cristo? Y el pan que partimos, ¿no es comunión con el cuerpo de Cristo? Así,
siendo muchos formamos un solo cuerpo, porque el pan es uno y todos
participamos del mismo pan”(1Cor. 10,16-17). Este texto bíblico nos muestra
claramente que la Eucaristía es signo de la unidad de la Iglesia.
La Eucaristía es "signo de unidad" pues su misma materia del sacramento pan
y vino sirvió de inspiración a los Padres de la Iglesia para llegar a esta
conclusión: al igual que el pan está compuesto por muchos granos de trigo y el
vino por muchas uvas, así también los cristianos, aun siendo muchos y
diferentes, forman parte de un solo Cuerpo Místico de Cristo, la Iglesia
Católica.
La Eucaristía es, por tanto, "sacramento de piedad, signo de unidad, vínculo de
caridad, banquete pascual, en el cual se come a Cristo, el alma se llena de
gracia y se nos da una prenda de la gloria venidera".
En el Evangelio que hemos meditado Jesús nos dice “Yo soy la vid y ustedes
los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto, pero
sin mí no pueden hacer nada”. La imagen de la vid y los sarmientos nos ayuda
a comprender la unión íntima entre el Señor y sus discípulos. De la misma
manera que las ramas están unidas al tronco y recibe la savia de él y así es
capaz de mantenerse viva y dar fruto, el cristiano no puede vivir sin Cristo, sin
estar unido íntimamente a Él.

COMPROMISO
Jesús quiere que vivamos unidos a él por eso me comprometo a:
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
____________

ORACIÓN FINAL:
Terminemos este encuentro rezando juntos.
“Señor Jesús, te damos gracias porque nos amas y somos para ti muy
importantes.
Te pedimos grandeza de alma para amar, fuerza contra las tentaciones.
Luz para reconocer nuestros defectos, nobleza para no engañar a nadie.
Sinceridad para no decir mentiras, alegría para hacer felices a los demás.
Decisión para ser buenos misioneros, entusiasmo para ser tus discípulos.
Valentía para anunciar tu Palabra, amor para quererte cada día más.
Y así amar a todos los niños del mundo.
Todo esto te lo pedimos para que no dejes que nos apartemos de ti”. Amén.
Hoja de trabajo

Jesús quiere que vivamos unidos a él por eso me comprometo a:


_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
____________
JESÚS NOS ENSEÑATEMA
A
ORAR
12

Indicaciones:
- Preparar un altar con la Biblia abierta y una vela encendida.
- Buscar a 2 niños voluntarios para que lean la reflexión del “diálogo con
Dios”.
PROPÓSITO: Interiorizar las peticiones del Padre nuestro y demás oraciones.

CANTO: Iglesia peregrina CNF N° 106.

ORACIÓN INICIAL: Empecemos nuestro encuentro con la señal de la cruz.


Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios
Nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Indicaciones:
- Invitar a los niños a cerrar los ojos por un minuto y pensar en
todo aquello que les causa alegría en sus vidas.
- Ahora van a dibujar lo que han reconocido que causa alegría y
felicidad.
- Cada niño presentará su dibujo y expresará una acción de gracias
(por ejemplo, Lizet ha dibujado a su mamá en medio de un jardín,
presenta su dibujo y dice gracias Señor por mi mamá y por el color de
las flores).

Recordando el tema anterior:


- ¿De qué hablábamos en el tema anterior?
- ¿Cómo les fue con su compromiso?

DINÁMICA: El teléfono malogrado

Con esta dinámica se pretende crear en los niños un ambiente de confianza, así
mismo mostrar la importancia de la buena comunicación para ser buenos
amigos.
Indicaciones:
- Forman un círculo con todos los participantes, es importante que haya una
distancia entre niño y niño (ellos) para evitar que escuchen alguna palabra
cuando todavía no es su turno.
- Transmitir un mensaje al niño que está a tu costado y este debe transmitirlo
al otro y así sucesivamente hasta que llegue al que dirige la dinámica.

 ¿Qué les pareció la dinámica?


 ¿Alguna vez hemos distorsionado o inventado el mensaje de alguna
conversación con los amigos?
 ¿Creen ustedes que es importante la buena comunicación? ¿Por qué?

NUESTRA EXPERIENCIA
Escuchemos con atención el Diálogo con Dios:
Hombre: Padre nuestro que estás en los cielos.
Dios: sí. Aquí estoy.
Hombre: por favor... no me interrumpa. ¡Estoy rezando!
Dios: ¡pero tú me llamaste!
Hombre: ¿llamé? no llamé a nadie. Estoy rezando.... Padre Nuestro que estás
en los cielos...
Dios: ¡¡¡ah!!! Eres tú nuevamente.
Hombre: ¿cómo?
Dios: ¡me llamaste! tú dijiste: Padre nuestro que estás en los cielos. Estoy aquí
¿en qué te puedo ayudar?
Hombre: pero no quise decir eso. Estoy rezando. Rezo el Padre Nuestro todos
los días, me siento bien rezando así. Es como cumplir con un deber y no me
siento bien hasta cumplirlo.
Dios: pero ¿cómo puedes decir Padre nuestro sin pensar que todos son tus
hermanos, ¿cómo puedes decir que estás en los cielos, si no sabes que el cielo
es paz, que el cielo es amor a todos y para todos
Hombre: es que realmente no había pensado en eso.
Dios: pero... prosigue tu oración.
Hombre: santificado sea tu nombre...
Dios: ¡espera ahí! ¿Qué quieres decir con eso?
Hombre: quiero decir... quiero decir... lo que significa. ¿Cómo lo voy a saber?
es parte de la oración ¡solo eso!
Dios: santificado significa digno de respeto, santo, sagrado.
Hombre: ahora lo entiendo. Pero nunca había pensado en el sentido de la
palabra santificado. "venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad, así en la
tierra como en el cielo..."
Dios: ¿estás hablando en serio?
Hombre: ¡claro! ¿Por qué no?
Dios: ¿y qué haces tú para que eso suceda?
Hombre: ¿cómo que qué hago? ¡Nada! es que es parte de la oración. Hablando
de eso... sería bueno que el Señor tuviera un control de todo lo que acontece en
el cielo y en la tierra también.
Dios: ¿tengo control sobre ti?
Hombre: bueno... ¡yo voy a la iglesia!
Dios: ¡no fue eso lo que te pregunté! ¿Qué tal el modo en que tratas a tus
hermanos, la forma en que gastas tu dinero, el mucho tiempo que dedicas a ver
la televisión y el poco tiempo que me dedicas a mí?
Hombre: Por favor, ¡para de criticar!
Dios: Disculpa. Pensé que estabas pidiendo que se haga mi voluntad. Si eso
fuera a acontecer ¿qué hacer con aquellos que rezan y aceptan mi voluntad, el
frío, el calor, la lluvia, la naturaleza, la comunidad....
Hombre: Es cierto, tienes razón. Nunca acepto tu voluntad, pues me quejo de
todo. Si mandas lluvia, pido sol si mandas sol me quejo del calor, si mandas
frío, continúo quejándome, pido salud, pero no cuido de ella, dejo de
alimentarme bien o como mucho.
Dios: Excelente que reconozcas todo eso. Vamos a trabajar juntos tú y yo.
Vamos a tener victorias y derrotas, me está gustando mucho tu nueva actitud.
Hombre: Oye señor, preciso terminar ahora, esta oración está demorando
mucho más de lo acostumbrado. Continúo..."danos hoy el pan de cada día".
Dios: ¡para ahí! ¿Me estas pidiendo pan material? no sólo de pan vive el
hombre sino también de mi palabra. Cuando me pidas el pan, acuérdate de
aquellos que no lo tienen ¡puedes pedirme lo que quieras! deja que me vea
como un padre amoroso! estoy interesado en la última parte de tu oración,
continúa...
Hombre: "perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los
que nos ofenden..."
Dios: ¿y tu hermano despreciado?
Hombre: ¿ves? oye señor, él me criticó muchas veces y no era verdad lo que
decía, ahora no consigo perdonarlo. Necesito vengarme.
Dios: Pero... ¿y tú oración? ¿Qué quieres decir con tu oración? ¡Tú me llamaste
y estoy aquí, quiero que salgas de aquí transformado, me gusta que seas
honesto, pero no es bueno cargar con el peso de la ira dentro de ti! ¿Entiendes?
Hombre: Entiendo que me sentiría mejor si me vengara.
Dios: ¡no! te vas a sentir peor, la venganza no es buena como parece, piensa en
la tristeza que me causarías, piensa en tu tristeza ahora, yo puedo cambiar todo
para ti. Basta que tú lo quieras.
Hombre: ¿puedes? ¿Pero cómo?
Dios: perdona a tu hermano, y yo te perdonaré a ti y te aliviaré.
Hombre: Pero Señor… no puedo perdonarlo.
Dios: ¡Entonces no me pidas perdón tampoco!
Hombre: ¡estás en lo cierto! pero solo quería vengarme, quiero la paz Señor.
Está bien, está bien: ¡perdono a todos, pero ayúdame Señor! Muéstrame el
camino a seguir.
Dios: Esto qué pides es maravilloso, estoy muy feliz contigo. Y tú... ¿cómo te
estás sintiendo?
Hombre: ¡bien, muy bien! a decir verdad, nunca me había sentido así. Es muy
bueno hablar con dios.
Dios: Ahora terminemos la oración... prosigue...
Hombre: "no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal..."
Dios: Excelente, voy a hacer justamente eso, pero no te pongas en situaciones
donde puedas ser tentado.
Hombre: y ahora... ¿qué quieres decir con eso?
Dios: Deja de andar en compañía de personas que te llevan a participar de
cosas sucias. Abandona la maldad, el odio. Todo eso te lleva al camino errado.
No uses todo eso como salida de emergencia.
Hombre: ¡no te entiendo!
Dios: ¡claro que me entiendes! has hecho conmigo eso varias veces. Vas por el
camino equivocado y luego corres a pedirme socorro.
Hombre: tengo mucha vergüenza, perdóname señor.
Dios: ¡claro que te perdono! siempre perdono a quien está dispuesto a perdonar
también. Pero cuando me vuelvas a llamar acuérdate de nuestra conversación,
medita cada palabra que dices. Termina tu oración.
Hombre: ¿terminar? ¡Ah, sí, “amén!"
Dios: ¿y qué quiere decir "amén"?
Hombre: no lo sé. Es el final de la oración.
Dios: debes decir amén cuando aceptas todo lo que quiero, cuando concuerdas
con mi voluntad, cuando sigues mis mandamientos, porque amen quiere decir
así sea, estoy de acuerdo con todo lo que oré.
Hombre: Señor, gracias por enseñarme esta oración, y ahora gracias también
por hacérmela entender.
Dios: Yo amo a todos mis hijos, pero amo más a aquellos que quieren salir del
error, a aquellos que quieren ser libres del pecado. ¡Te bendigo, y permanece
en mi paz!
Hombre: ¡gracias Señor! ¡Estoy muy feliz de saber que eres mi amigo!
Dialoguemos:
1. ¿Quiénes están dialogando en la historia que hemos escuchado?
2. ¿Cuál es la actitud del hombre a la hora de rezar?
3. ¿Qué significa para nosotros el Padre nuestro?
4. ¿Alguna vez hemos reflexionado el Padre Nuestro frase por frase?
5. ¿Qué te ha gustado más de la historia? ¿Por qué?
6. ¿Qué otras oraciones conoces?

El Padre nuestro “no es una de tantas oraciones cristianas, sino que es la


oración del Hijo de Dios. Es una oración que hace resonar en nosotros los
mismos sentimientos que pertenecieron a Jesucristo”, por eso cada vez que
rezamos debemos hacerlo pensando en cada palabra que forma el Padre
nuestro.
Canto: Yo tengo un amigo que me ama CNF N° 184.

A LA LUZ DE LA PALABRA DE
DIOS
Escuchemos con mucha atención el santo Evangelio según san
Mateo 6,5-8.

 “Cuando ustedes recen, no imiten a los que dan espectáculo; les


gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas,
para que la gente los vea. Yo se lo digo: ellos han recibido ya su
premio. Pero tú, cuando reces, entra en tu pieza, cierra la puerta y
ora a tu Padre que está allí, a solas contigo. Y tu Padre, que ve en lo
secreto, te premiará.

Cuando pidan a Dios, no imiten a los paganos con sus letanías


interminables: ellos creen que un bombardeo de palabras hará que se
los oiga. No hagan como ellos, pues antes de que ustedes pidan, su
Dialoguemos:
 Según el texto bíblico ¿cómo debe ser la oración?
 ¿Qué se necesita para orar a Dios?
 ¿Qué nos enseña Jesús en esta lectura?

El Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) N° 2648


nos dice que: Toda alegría y toda pena, todo
acontecimiento y toda necesidad pueden ser motivo
de oración de gracias, la cual, participando de la de
Cristo, debe llenar la vida entera: “En todo dad
gracias” (1 Ts 5, 18).

REFLEXIÓN
Jesús nos enseñó a comunicarnos con nuestro Padre- Dios, con su propia vida.
Los evangelios nos muestran varias veces a Jesús en oración.
 ¿Qué es la oración?
La oración es conversar con Dios, es tener un diálogo con Él, en donde le
expresamos nuestros problemas, dificultades, le hacemos algún pedido, le
damos gracias o simplemente nos comunicamos como lo hacemos con
cualquier amigo.
La oración marca la vida de Jesús, pues Él ora en los momentos más
importantes de su vida: el Bautismo (Lc. 3,21), en el desierto (Lc 4,1-3), antes
de los milagros (Jn 11,41-42), cuando escogió a los discípulos (Lc 6,12-13),
ora por Pedro (Lc 22,32), pasa las noches en oración (Lc 5,16;6,12), ora al
bendecir el pan (Mc 6,41), en la transfiguración (Lc 9,28), en la agonía (Mc
14,32-39), en la cruz (Lc 23,24), en la oración sacerdotal (Jn 17,1-26), en la
hora de muerte (Lc 23,46; Mc 15,34).
 ¿Cómo debemos orar?
Debemos orar con mucha fe y confianza en Dios, ya que Él nos escucha
siempre y nos concederá todo lo que crea conveniente y necesario para nuestra
salvación.
Nuestra oración puede ser personal o comunitaria.
 ¿Por qué es importante la oración comunitaria?
Es importante porque nos hace sentirnos hermanos. “Donde hay dos o tres
reunidos en mi nombre, nos dice Jesús, yo estoy presente en medio de ellos”
(Mt 18,20).
 ¿Cuántas peticiones tiene el Padre nuestro?
Son siete, las tres primeras son para dar gloria al Padre, son los deseos de un
hijo que ama a su Padre sobre todas las cosas. Las cuatro últimas le pedimos su
ayuda, su gracia.
1. Santificado sea tu nombre: En esta frase expresamos nuestro deseo de que
el nombre de Dios sea pronunciado, honrado y respetado por todos los
hombres de una manera santa, para bendecirlo y no para hablar mal de él.
Nos comprometemos a bendecir el nombre de Dios con nuestra propia vida.
2. Venga a nosotros tu reino: Al hablar del Reino de Dios, nos referimos a
hacerlo presente en nuestra vida todos los días, a tener a Cristo en nosotros
para darlo a los demás y así hacer crecer su Reino; y también nos referimos
a que esperamos a que Cristo regrese y sea la venida final del Reino de
Dios.
3. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo: se pide que unidos a la
obediencia del Hijo cumplamos su plan de salvación, (que todos hagamos lo
que Jesús nos enseña, practiquemos los mandamientos, las obras de
misericordia, y seamos personas de mucha fe, esperanza y oración).
4. Danos hoy nuestro pan de cada día: Al decir “danos” nos estamos
dirigiendo a nuestro Padre con toda la confianza con la que se dirige un hijo
a un padre.
Al decir “nuestro pan” nos referimos tanto al pan de comida para satisfacer
nuestras necesidades materiales como al pan del alma para satisfacer
nuestras necesidades espirituales.
5. Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los
que nos ofenden: La fragilidad humana nos hace pecar y esto nos aleja de
Dios, por eso necesitamos pedirle perdón cuando lo ofendemos. Para poder
recibir el amor de Dios necesitamos un corazón limpio y puro, no un
corazón duro que no perdone a los demás. Este perdón debe nacer del
fondo del corazón.
6. No nos dejes caer en tentación: Le pedimos a Dios que no nos deje tomar
el camino que conduce hacia el pecado, hacia el mal. El Espíritu Santo nos
ayuda a decir no a la tentación.
7. Y líbranos del mal: Le pedimos a Dios que nos guarde de los males
presentes, pasados y futuros. Pedimos estar en paz y en gracia para la
venida de Cristo.
AMÉN: Así sea.
Como te das cuenta, al rezar el Padrenuestro, le pides mucha ayuda a Dios que
seguramente Él te va a dar y al mismo tiempo te comprometes a vivir como
hijo de Dios.
ria
Á
n o
lc
G
sYd
P
tE
u
g
feíM
v
S
LA
C
ñ
z

Oraciones
Básicas

COMPROMISO
- Esta semana haremos el compromiso de rezar a Dios, por las mañanas
el Padre nuestro y por las noches el Ave María.
- En esta semana trataremos de vivir pensando que Dios está junto a ti, te
ve y te escucha siempre.
ESQUEMA PARA EL TEMA DEL
MES SEGÚN CORRESPONDA

Indicaciones:
 El lema y las citas bíblicas que usaremos hoy, lo ubicaremos o en
el libro de Celebraciones o en el folleto de Comunidad Eclesial.
 de Base o Pequeña Comunidad del mes en que estamos.
 Copiar en un papel con letra grande el lema del mes que hemos
ubicado en el libro de Celebraciones o folleto de Pequeñas
Comunidades.
 Conseguir el folleto La Vida Cristiana (LVC).
 Preparar un altar con la Biblia y una vela encendida.
 Preparar un altar con la Biblia, flores y velas.

Lema del mes. ……………………………………………………………

ORACIÓN INICIAL: Invitar a los niños a que lean un párrafo


de la oración del folleto de la Vida Cristina (LVC) y los demás
contestamos el lema que está con letra negrita de la oración.

NUESTRA EXPERIENCIA
Utilizar el lema del mes y preguntar:

 ¿De qué trata el lema?, ¿Qué nos recuerda el lema? (Se pueden
adaptar o hacer otras preguntas).

A LA LUZ DE LA PALABRA
DE DIOS
Elegir una cita bíblica del Libro de Celebraciones o del folleto de la Pequeña
Comunidad.
Preguntas para dialogar:
¿De qué trata el texto bíblico?
¿Qué mensaje nos deja Dios a través del texto bíblico?
Según el texto que hemos meditado, ¿cómo es mi relación con Dios?
¿A qué nos invita la lectura?

REFLEXIÓN
Realizar un comentario o resumen de la participación de los niños.

COMPROMISO
¿Qué les parece si averiguamos cuándo es la
liturgia en nuestra zona y cuándo se van a
reunir en nuestra Pequeña Comunidad para
participar?
 ¿Qué cosas podemos hacer? Animar con los
cantos, leer las lecturas, hacer peticiones y
además podemos ayudar a limpiar la
capilla, ambientar el lugar con dibujos,
organizar la convivencia, entre otros.
ORACIÓN FINAL
Invita a los niños a reunirse en torno al altar para concluir el encuentro a través
de la oración.
Enciende la vela del altar y oren juntos:
Gracias, Señor Jesús, por los signos de vida que hoy nos das, porque en Ti
encontramos un Reino de paz, justicia y amor.
Con María, acompáñanos y no dejes que ninguno de nosotros se aparte de Ti y
que quienes no te conocen también puedan llegar a ser tus amigos. Amén.

CANTAMOS: María testigo (CNF N° 129).

Para el siguiente encuentro pedir a


los niños que traigan colores,
tijeras y hojas de papel bon.
ACCIÓN SIGNIFICATIVA
CANTO: Id y enseñad CNF N° 104.

ORACIÓN INICIAL
Voluntariamente los niños expresan su acción de gracias. Por ejemplo:
“gracias Señor por la vida, por mis padres y hermanos, por la naturaleza y
por todo lo que nos regalas todos los días”. Gracias Señor.

RECORDANDO EL TEMA ANTERIOR:


- ¿Quién hizo su compromiso? (animar a los niños a compartir su
experiencia).
- ¿Qué recuerdan del tema anterior?

Muy bien en el encuentro anterior veíamos que Jesús nos enseña a orar
personal y comunitariamente. Hoy vamos a realizar tarjetas para los vecinos.

Indicaciones para elaborar la tarjeta:


- Diseñar una tarjeta
- Anotar en la tarjeta un mensaje de deseo
de bendiciones.
- Los mensajes de las tarjetas deben ser
diferentes (creatividad de cada niño).
- Una vez terminada la tarjeta todos los
niños salen ordenadamente de casa en casa (las casas más cercanas) y
regalan la tarjeta a la familia.
- Después de un tiempo prudente regresan todos para a hacer la oración
final.

Oración final:
Gracias Señor por las familias de nuestra comunidad, te pedimos que las
bendigas y aumentes en ellas la fe, esperanza y caridad. Por Jesucristo
nuestro Señor. Amén.