Está en la página 1de 59

UNIVERSIDAD DOMINICANA ORGANIZACIÓN Y METODOS

O&M
SANTO DOMINGO, ESTE
ASIGNATURA: FINANZAS PUBLICAS
PROFESOR:
MANUEL CUEVAS

DESCRIPCION

En esta asignatura se tratan aspectos relacionados con la historia y evolución del


pensamiento económico y financiero, como se relaciona las finanzas públicas con
otras ciencias, el Estado, Gobierno y el sector público, los ingresos fiscales del sector
público, presupuesto público, la deuda pública, entre otros, los cuales constituyen una
herramienta indispensable para que los profesionales de la contabilidad puedan
comprender situaciones que tienen que ver con el manejo económico del sector
público.

OBJETIVO GENERAL
Comprender el manejo económico del sector público a través de la relación de las
finanzas con el Estado y el Gobierno.

OBJETIVOS ESPECIFICOS
1. Reconocer el manejo de los aspectos técnicos y administrativos de las finanzas
del Sector Público, específicamente los relacionados con los ingresos fiscales,
el gasto público, los indicadores económicos, la deuda pública y el presupuesto
público.
2. Analizar el concepto de finanzas públicas.
3. Analizar y clasificar los ingresos fiscales
4. Describir los aspectos básicos de una buena gestión económica-financiera del
Sector Público.

CONTENIDO TEMATICO.

TEMA I: ASPECTOS GENERALES DE LAS FINANZAS PUBLICOS.


1.1 Definiciones conceptuales:
Existe gran similitud entre los conceptos de Actividad Financiera y Actividad
Económica. Con objetividad la actividad financiera constituye una categoría
particular de la actividad económica.
Por Actividad Económica se debe entender aquella actividad humana
encaminada a la obtención de medios escasos, como son los llamados bienes y
servicios económicos, los cuales se ordenan con respecto a la satisfacción de
las necesidades. No obstante, cuando se trata de la Actividad Económica
realizada por el Estado, como entidad de Derecho Público, a fin de satisfacer
necesidades sociales o colectivas a través del gasto público, esta actividad se
denomina Actividad Financiera.

1.1.1 Finanzas:
Las finanzas se distinguen de la economía en su objeto de estudio, la última
estudia las leyes socio-económica que rigen los procesos de producción,
distribución, cambio y consumo de bienes y servicios, mientras las finanzas se
encargan de estudiar la actividad financiera que resulta de las acciones
realizadas por las diferentes entidades e individuos, que constituye una
categoría particular de la actividad económica. Es decir, las Finanzas como
ciencia en sentido general y práctico, estudian los medios para obtener fondos y
los métodos y criterios para administrar y asignar esos fondos en función del
interés u objetivo que persigue la entidad que desarrolla la actividad. En este
sentido, las Finanzas pueden estudiarse a nivel individual, a nivel de Empresas
y con relación al Estado.
1.1.2 Actividad económica:
La actividad económica es aquella parte de la actividad humana en el
intercambio de bienes económicos, entendiendo por tales aquellos bienes o
servicios capaces de satisfacer necesidades humanas y que, además, tienen la
particularidad de ser escasos en relación con su apetencia o demanda por parte
de los diversos agentes económicos: personas físicas, empresas, entidades sin
ánimo de lucro, etc. Como ejemplos de bienes económicos citaremos los
siguientes, bien dispares entre sí.
1.1.3 Actividad financiera:
La Actividad Financiera del Estado son aquellas actividades que realiza el
Estado con la finalidad de obtener los recursos necesarios para satisfacer los
gastos públicos destinados a la satisfacción de las necesidades colectivas y en
general a la realización de sus metas y objetivos. La actividad Financiera del
Estado, se integra por tres etapas que determinan las relaciones jurídicas en su
ejercicio establecidas entre los diversos órganos del Estado o entre dichos
órganos y los particulares.

1.1.4 Finanzas públicas:


Las Finanzas Publicas constituyen una rama del conocimiento que tiene por
objeto registrar, sistematizar, analizar, comprender y explicar la actividad
económica y financiera del Estado en base al interés del bien común. En
consecuencia cuando desde el Estado se hace un mal uso de los recursos, las
finanzas públicas deben proveer criterios y metodología lo suficientemente
adecuado para explicar de manera coherente la deficiencia e irracionalidad en
la utilización de los recursos y los efectos de la decisión tomada.
Se considera como administración financiera del Estado al conjunto de acciones y
tareas que realiza la Administración Pública para obtener recursos financieros,
administrarlos y aplicarlos al logro de los fines que tiene asignados de acuerdo con el
ordenamiento legal.
La administración financiera es una actividad realizada por cualquier organización, sea
privada o pública, que tiene el propósito de lograr recursos financieros para garantizar
la satisfacción de ciertas necesidades básicas y la concreción de unos objetivos
planteados. Desde este punto de vista, la administración financiera tiene carácter
instrumental.
La administración financiera pública también puede ser concebida como un sistema,
como lo expresa el Artículo 1° de la Ley 5-07: “El Sistema integrado de administración
financiera del Estado (SIAFE) comprende el conjunto de principios, normas, sistemas,
órganos y procesos que hacen posible la captación de 1os recursos públicos y su
aplicación para el cumplimiento de 1os fines del Estado”.
La administración financiera pública contribuye al logro de los siguientes fines del
Estado:
1. La satisfacción de las necesidades públicas mediante la producción directa de los
bienes y servicios públicos o la compra de dichos servicios a los agentes privados
para que los pongan a disposición de los usuarios o beneficiarios.
2. La corrección de las desigualdades sociales existentes mediante una mejor
distribución de la renta.
3. La obtención de un crecimiento económico estable, lo que produce un cierto nivel
de desarrollo económico mediante el crecimiento sostenido de la producción y la renta
nacional, combinado con una situación de pleno empleo y ausencia de inflación.
4. La creación de armonía entre las partes de un todo o entre los elementos que
deben concurrir a un mismo fin.
1.1.5 Relación de las finanzas públicas con otras ciencias:
Las Finanzas Públicas como parte integral de la Economía Política necesitan
auxiliarse de otras ciencias y ramas del conocimiento para analizar y explicar
con objetividad, coherencia y profundidad el conjunto de actividades que
conforman la acción económica y financiera del Estado. En tal sentido, las
Finanzas Publicas se relaciona con:
a) El Derecho y sus diferentes especialidades: Financiero, Constitucional,
Administrativo, Privado, Tributario y Económico entre otros.
b) La Economía
c) La Historia
d) La Estadística
e) La Contabilidad
f) La Lógica, y
g) La Política, entre otras.
1.1.6 Aspectos políticos, económicos y jurídicos de las finanzas públicas:
A) Las Finanzas Publicas y el Derecho: Las relaciones que existen entre las
Finanzas Publicas y el Derecho en sus diferentes especialidades (financiero,
constitucional, administrativo, público y privado) son muy estrechas. Autores
tales como, Cesare Cosciani, sostienen el criterio de que las Finanzas Publicas
se dividen en dos grandes ramas, a). La Economía Financiera y b). El Derecho
Financiero. La primera estudia la actividad financiera y la segunda, su aspecto
jurídico. Se entiende que la relación entre las Finanzas Publicas y el Derecho
tiene varios aspectos importantes.
a) Derecho Financiero. Este es un elemento auxiliar fundamental porque
estudia las normas jurídicas que regulan la actividad financiera de las
diferentes entidades, incluyendo el Estado, y se entiende que el Estado es el
sujeto activo de Finanzas Publicas.
b) Derecho Constitucional. La relación en este aspecto consiste en que la
autoridad y orden, así como, el poder político, coercitivo y coactivo que
posee el Estado para imponer los tributos y normas procedimentales, son
regulados en primer término por el Derecho Constitucional y la Constitución
de cada Estado.
c) Derecho Tributario: Es el conjunto de normas jurídicas que se refieren a
los tributos regulándolos en sus distintos aspectos. En lo formal, el derecho
tributario aporta las reglas de procedimiento para que el tributo legalmente
creado y aplicado se transforme en ingreso fiscal percibido.
d) Derecho Administrativo. Mediante esta especialidad, se estudian y
establecerán las normas jurídicas que regulan la Administración de los
diferentes órganos y funciones del Estado, incluyendo la administración
tributaria.
e) Derecho Privado. El Estado, a través de su poder coercitivo e instrumentos
jurídicos, regula los actos de las personas físicas y las entidades privadas
constituidas por comunidades de intereses. Estas entidades pueden ser
civiles o comerciales y se rigen por un Código de Derechos Civil y/o de
Derechos Comercial, los cuales están basados en los fundamentos del
derecho privado.
B) Las Finanzas Públicas y la Economía.
Las Finanzas Públicas están estrechamente relacionadas con la Economía
hasta el grado en que las mismas, se conceptualizan como una rama de la
Economía Política.
Una continuidad de esta relación, se expresa en la Política Económica a través
de la Política Fiscal. Se entiende por Política Fiscal, una rama o área de la
Política Económica que apoyada en los instrumentos de Finanzas Publicas,
como son los tributos y los gastos públicos, permite lograr determinados
objetivos económicos y sociales, ya sea en el ámbito del Sector Público o del
Sector Privado.
C) Las Finanzas Publicas y la Historia
La Historia como ciencia, le ofrece un gran apoyo a las Finanzas Públicas,
sobre todo, las áreas que corresponden a la Historia política, la Historia
Económica y la historia de la actividad financiera del Estado. La historia
Económica es una rama de la Historia General que tiene por objeto el estudio
de la vida económica de los pueblos, la cual experimenta transformaciones en
el tiempo desde las épocas más primitivas hasta la actualidad y al igual que las
instituciones económicas y el trabajo se ha modificado significativamente. En
síntesis, la Historia como ciencia es un gran auxiliar de las Finanzas Públicas.
D) Las Finanzas Publicas y las Estadísticas: Las Estadísticas auxilian las
Finanzas Publicas en su objeto mismo de estudio y trabajo. La Estadística
como disciplina científica, enseña a registrar sistemáticamente datos
cuantitativos de fenómenos y a establecer distintas relaciones posibles entre los
datos que se refieren a un mismo fenómeno. El crecimiento del Gasto Publico,
por ejemplo, es un fenómeno generalizado en el mundo actual, el cual se mide
y cuantifica conforme a la metodología que aporta la Estadística.
E) Las Finanzas Publicas y La Contabilidad: Las relaciones que existen entre
estas dos ramas del conocimiento, se expresan en el aporte que hace la
Contabilidad del método de registro por partida doble de las operaciones que se
realizan en las Finanzas Públicas. Con los métodos contables sistémicos, se
pueden conocer los resultados de las operaciones gubernamentales y
controlarlas en su funcionamiento.
La contabilidad, es un instrumento importante que hace posible una
administración correcta de las Finanzas Publicas y cuando se aplica a esa área,
recibe el nombre de Contabilidad Pública o Gubernamental.
F) Las Finanzas Públicas y la política. La política como ciencia social, tiene por
objeto el estudio de las leyes y principios que rigen el ejercicio del poder y
gobierno, así como las relaciones de los grupos que compiten por el poder,
mientras, las finanzas públicas tratan sobre el desempeño económico-financiero
de la gestión del gobierno y del Estado. Para entender la racionalidad de las
decisiones en la gestión pública en muchos casos, es necesario emplear los
principios y reglas de la racionalidad política que prevalecen en el entorno de
cada coyuntura socio-económica.
La racionalidad de las finanzas públicas como ciencia encargada de explicar el
manejo de la gestión de Estado, no responde en todo momento a criterios
técnicos y económicos, sino que en ocasiones responde a leyes y mecanismos
que en muchos casos generan la apariencia de estar en contradicción entre sí.
Con frecuencia las acciones del Estado, se acusan de irracional e ineficiente en
su operatividad. Sin embargo, hay aspectos y atributos en las acciones del
gobierno que responden en esencia a la visión, la valoración y decisiones
políticas de los gobiernos, y no a criterios científicos derivados del instrumento
técnico-analítico de las finanzas públicas.

1.2 Reseña histórica y evolución del pensamiento económico y financiero:

En la evolución del pensamiento económico y financiero se distinguen dos etapas con


bastante precisión. La primera, llamada del Pensamiento No Sistematizado y que
comprende el periodo de la Antigüedad y la Edad Media, y La segunda, que se
identifica como etapa del Pensamiento económico Sistematizado, comprende todas
las teorías económicas, desde la Edad Moderna hasta el periodo Contemporáneo.

1.2.1 Pensamiento económico y financiero no sistematizado:

Esta etapa del pensamiento económico se ubica históricamente entre el periodo


conocido como Antigüedad y Edad Media. Algunos autores han señalado que es
posible encontrar ciertos tipos de prácticas sobre manejo de finanzas en Egipto, 3,500
años A.C.

En los Estados de la Antigüedad, con características muy distintas a los llamados


Estados Modernos, la riqueza se obtenía mediante el pillaje, el saqueo, la guerra y la
conquista de otros puebles (formas de finanzas). La Edad Media, es un prolongado
periodo de la Historia de la Humanidad que se entiende desde la caída del Imperio
Romano, en el Siglo V, hasta la toma de Constantinopla por los turcos en 1453.
Durante este periodo se desarrolla el feudalismo, régimen en el cual, el poder político
se encuentra fraccionado entre los Señores Feudales y el Estado como órgano
superior no existe de manera consolidada.

En el pensamiento Económico y Financiero No Sistematizado se identifican tres


vertientes importantes:

a) El Mercantilismo
b) El Cameralismo, y
c) La fisiocracia

El surgimiento de estas corrientes contribuyo significativamente a la conformación y


desarrollo de criterios, metodologías y esquemas que posteriormente facilitaron
planteamientos conceptuales más avanzados.
1.2.2 Mercantilismo:

Es la corriente más importante del Pensamiento Económico No Sistematizado. El


término Mercantilismo se utiliza para denominar en Economía, la Política Económica
que “mantuvieron los Estados durante el periodo final del Feudalismo”, en Europa.
Con esas políticas se facilitaba la acumulación de riquezas y se creaba la organización
necesaria para el surgimiento de la producción capitalista que va a caracterizar el
Estado Moderno. Los mercantilistas del último periodo del Feudalismo proclamaban al
dinero como única riqueza y consideraban que hacer dinero era la misión de la
sociedad.

Las primeras expresiones del sistema monetario aparecen en el Siglo XIV y se


desarrollan en los Siglos XV y XVI. Esta corriente de pensamiento tiene la
particularidad de ser la primera expresión teórica partidaria de la intervención de la
acción Estatal en la actividad económica, siempre con el propósito expreso de que se
aseguren saldos positivos en la Balanza Comercial (SBC). Como se refiere en la
expresión siguiente.

SBC = Exportaciones (X) – Importaciones (M)

BC = EXPORTACIONES $45,156 – IMPORTACIONES $52,254

$45,156 - $52,254 = $7,098 DEFICIT

Los mercantilistas auspiciaban la aplicación de elevados impuestos a las


importaciones, no solo para lograr un saldo positivo de Balanza Comercial, sino para
proteger su industria local incipiente, surgiendo así la práctica del proteccionismo.

El Mercantilismo como teoría y como política alcanzo la cima de su desarrollo en la


primera mitad del Siglo XVII, su desaparición se acelera a mediado de ese siglo,
cuando el comercio dejo de predominar sobre la industria y el capital industrial
subordino al capital comercial como una de sus formas de movimiento, en el proceso
de evolución y desarrollo socio-económico.

En el último periodo del régimen Feudal, el pensamiento mercantilista se fundamentó


principalmente sobre la base de dos criterios.

a) El crecimiento de la Economía Monetaria, y


b) La formación de los Estados Nacionales.

Mediante el desarrollo del Estado Moderno se consolidó la Economía Monetaria y


gano aceptación la Teoría Económica Mercantilista. El Estado Moderno apareció
primero en Francia durante el mandato de Luis XI, alrededor de 1461 y luego en
Inglaterra durante el mandato de Enrique VII, alrededor de 1485. Antes del Siglo XVIII,
se formó la mayoría de los Estados Nacionales en Europa.
Finalmente el Mercantilismo, como sistema de pensamiento que favoreció la
acumulación de metales preciosos y de dinero, ganado mediante el comercio, entro en
una fase de decadencia y fue cediendo espacio y perdiendo prestigio frente a nuevas
corrientes del Pensamiento Económico.

1.2.3 Cameralismo:

Esta corriente del pensamiento corresponde a un tipo de particular de mercantilismo


que se desarrolló en los Estados Alemanes y en Austria, alrededor de 1750. El
concepto Cameral se deriva del vocablo alemán “Kammer” cuyo significado es
Cámara o Gabinete Real. Las conceptualizaciones de esta corriente del pensamiento
se refieren a nociones de Administración, Economía, Política Económica, Gobierno y
Finanzas Publicas. Constituye la primera corriente del pensamiento económico en
tratar las Finanzas Publicas de manera específica.

La contribución de la corriente Cameral al desarrollo del pensamiento consiste en


examinar los problemas de la Economía y las Finanzas Publicas desde la óptica del
Estado como sujeto de las actividades económicas y financieras. Los cameralitas
tenían como función básica asesorar a los Monarcas y Príncipes sobre el buen manejo
de la hacienda Pública.

El Príncipe de esa época poseía y le eran reconocidos derechos sobre la vida y


propiedades de sus súbditos, razón por la cual obtenía gran parte de su renta o
riqueza. El monarca tenía como objetivo básico los siguientes:

a) Lograr un mayor poderío político a través de un mayor poder económico, y


b) Tratar de resolver los grandes problemas que planteaba la organización del
Estado.

Para lograr esos objetivos se utilizaron los primeros criterios y principios que luego
formaron el conjunto de conocimientos que hoy se aceptan como Finanzas Publicas,
ya que los cameralistas aconsejaban aplicar en la administración de la Hacienda
Pública, los principios que rigen una prudente economía privada y concebían las
finanzas como un atributo, que con carácter privativo, le correspondía al Monarca
utilizar de acuerdo a sus propósitos.

En la época monárquica los ingresos ordinarios más importantes del Estado eran
patrimoniales, es decir, provenían de la explotación del patrimonio del Estado, o de la
hacienda pública y generalmente se confundían con los recursos o patrimonios,
propios del Monarca. En otras palabras, para la época de las Monarquías muchas
veces no se podía diferenciar con precisión qué cosa era propiedad personal del
Monarca ni cuales eran propias del Estado como poseedor de los bienes e intereses
de una colectividad que debe representar.

La economía socialista, orienta la producción para satisfacer el máximo de


necesidades materiales y culturales, con el mínimo de recursos, lo que constituye su
Ley Económica Fundamental. Una característica importante de la organización
socialista de la producción es que pretende obtener la máxima productividad de sus
recursos y no la máxima rentabilidad, como ocurre en el Sistema Capitalista.

El cálculo de la Productividad de un factor se obtiene al dividir el nivel de la producción


total sobre la inversión realizada en el factor que interesa.

Productividad = Producto Total / Inversiones en el Factor x 100 =

El cálculo de la Rentabilidad se obtiene al dividir el nivel de beneficios alcanzado en la


actividad sobre el monto de la inversión realizada en el factor que interesa.

Rentabilidad = Beneficio Total / Inversiones en el Factor x 100 =

El Cálculo de la Productividad de un factor se obtiene al dividir el

1.2.4 Enfoque Neoliberal:

La concepción que sostiene el Neoliberalismo en relación a las Finanzas Públicas,


plantea que el Estado debe reducir los niveles de su participación en el proceso
económico porque crea distorsiones en el funcionamiento de las leyes mecanismos
del mercado, generando desequilibrios.

Los Neoliberales al plantear una reducción de la intervención del Estado en la


economía proponen de hecho limitar la actividad financiera del Estado, lo que implica,
de manera simultánea, restringir el campo de acción de las Finanzas Públicas.

A partir de sus planteamientos principales, sugieren que las decisiones más


importantes en el orden de las actividades económicas deben corresponder a los
mecanismos del mercado, como únicos elementos capaces de garantizar el equilibrio
general de la sociedad.

La restricción de las Finanzas Publicas limita las posibilidades de implementar


políticas fiscales relativas al gasto público y a la tributación que puedan contribuir a la
reasignación de los recursos, redistribución del ingreso y promoción del desarrollo
económico y social.

La doctrina del neoliberalismo adopta como horizonte de su paradigma, el


planteamiento que la economía se debe manejar como un fin en si mismo y no como
un instrumental para contribuir a mejorar la condición social y existencia material de la
humanidad, razón por la cual no consideran otros elementos de análisis en su matriz
conceptual, y están imposibilitados de entender y explicar coherentemente por qué la
sociedad y la mayoría de la población está en crisis, mientras los indicadores extraídos
de sus enfoques insinúan bienestar.
Las principales posiciones y características de la concepción Neoliberal se sintetizan
en los planteamientos siguientes:

1. Admite que los derechos sociales y económicos son negociables y que


dependen esencialmente de los intereses y de las fuerzas que interactúan en el
mercado.
2. Su concepción del desarrollo se fundamenta en el predominio del individualismo
económico minimizando la importancia de factores de orden moral y cultural.
3. Proponen orientar el crecimiento económico a partir del libre juego de la oferta y
la demanda, suponiendo la neutralidad del Estado, y planteando la
maximización de los beneficios vía el mercado como único regulador efectivo
de las actividades productivas y de las decisiones de las fuerzas económicas.
4. Se privilegia el capital frente al trabajo personal, proponen la participación
competitiva en el mercado y prefieren la rentabilidad financiera en desmedro de
la rentabilidad social.

El salario es un precio determinado por las fuerzas del mercado y en consecuencia


no se valora como elemento relevante de interés social. Rechazan toda posibilidad
de un salario mínimo establecido al margen de las condiciones de competitividad
dadas por el mercado.

1.2.5 Globalización:

La globalización de la economía es un proceso fragmentario que privilegia las


inversiones en los sectores improductivos de la sociedad (sectores comercial y
financiero), incrementa las acciones especulativas y desarticula el sector que genera
riquezas nacionales vía empleo de insumos factoriales de origen local.

La globalización es una guerra económica por el mercado mundial que se realiza entre
las empresas transnacionales de la triada: América del Norte, La Unión Europea y
Japón.

El proceso por el cual se desplazan las inversiones hacia sectores improductivos se ha


caracterizado por generar un desmantelamiento gradual del aparato productivo y del
Estado Intervencionista Social, de la progresiva exclusión y concentración de capital
en manos transnacionales.

El grado de integración económica y los cambios en el comercio mundial interior de la


triada a favor de Japón y a costa de los Estados Unidos generaron fricciones sobre
todo entre estas dos naciones, aumentando a partir de ahí las medidas
neoproteccionistas en estos países no solo a nivel del comercio sino también para la
inversión extranjera. Aumento la preocupación de que pudiera surgir una depresión
económica similar a la de los años treinta (30). En este contexto las negociaciones en
la Ronda de Uruguay (GATT-OMC) tenían que fomentar una mayor apertura comercial
a nivel mundial para impedir que se expandiera a los demás países el progresivo
proteccionismo de que habían dado muestra los grandes en la triada.
La Ronda de Uruguay eliminó barreras tarifarias cuando ya estaban funcionando las
no tarifarias en las principales potencias capitalistas del mundo, como son: las cuotas,
las clausulas sociales, las ecológicas, las normas y controles de calidad, entre otras, e
introdujo además una nueva barrera en la intención de frenar la competencia desde el
sur, como es el llamado Derecho de Propiedad Intelectual.

En materia de tecnología avanzada (aeroespacial, aviones, audiovisuales,


computadoras, etc.) y en materia financiera se llegó al acuerdo de no tener acuerdo.
A partir de ahí se inició el fomento de un neoproteccionismo en el Norte y una
simultanea apertura en el sur, situación que es favorecida por la desaparición del
bloque socialista que permitió sin mayores reparos políticos o sociales llegar a la
repartición del mundo periférico entre las transnacionales de las principales potencias.
Esta política de globalización desemboca en un “Laissez faire” hacia el sur y la
regionalización y constitución de diferentes bloques económicos.

Los efectos de la globalización sobre la población se evidencian en el informe de


1997, del Programa de las Naciones Unidas Para el Desarrollo (PNUD), según el cual,
el proceso de globalización profundiza la pobreza en todo el mundo. El referido
informe señala como indicadores de su afirmación los aspectos siguientes:

1) El 20% más pobre de la población mundial, que en 1960 percibía el 2.3% del
ingreso mundial, ahora solo percibe el 1.1% y sigue bajando. Esto implica que
la liberalización económica ha generado una mayor desigualdad en distribución
del ingreso que se traduce en una mayor desigualdad social.
2) Los países en vía de desarrollo sufren, por efectos de la globalización
económica, pérdidas anuales de 500% mil millones de dólares, es decir, diez
(10) veces más que lo que perciben en ayuda externa.
3) Los países pobres suelen perder ventajas porque las reglas de la competencia
globalizada están sesgadas en su contra, particularmente en lo que se refiere al
comercio internacional.
4) Los precios reales de los productos básicos (agrícolas) son inferiores en un
45% a los que prevalecían diez (10) años antes. Estos productos representan
más del 50% de los bienes exportables en mucho de los países en vía de
desarrollo.

Se debe destacar que el PNUD en su informe de 1997, recomienda a los países en vía
de desarrollo adoptar criterios más selectivos en torno a las inversiones extranjeras
directas y el mercado mundial.

A partir de la integración comercial y financiera el sometimiento de naciones


periféricas se hizo más económico. Los mecanismos de control monetario y los
condicionamientos impuestos a los países periféricos han significado una clara
supeditación indirecta de esas naciones al capital transnacional perdiendo su
capacidad de autodeterminación. En el pasado la repartición del mundo requería una
ocupación territorial y cualquier una ocupación territorial cualquier cambio en ella
podría generar una conflagración internacional.
En los términos del nuevo rol que se le asigna la globalización al Estado, así como
también el desmembramiento y desarticulación de los mecanismos de defensa
(Fuerzas Armadas) cualquier potencia puede atribuirse el derecho de intervenir y
subordinar a cualquier nación periférica en nombre de la defensa y protección a los
intereses de sus ciudadanos.
Durante el siglo XIX la intervención del Estado fue en extremo limitada y los aspectos
de la vida que dominaba el mercado también eran pocos. Las relaciones sociales no
estaban impregnadas por el individualismo egoísta que caracteriza el comportamiento
del mercado y del Estado en estos tiempos de globalización. El compromiso de los
ciudadanos para con la sociedad y su Estado obedecía principalmente a rasgos y
condiciones extra-económicas, como la defensa, la ocupación de un territorio, etc., sin
embargo, con el Estado del bienestar social de Bismark y sobre todo con el Estado
Intervencionista Keynesiano se institucionaliza la solidaridad de los ciudadanos a
través de la seguridad social y al mismo tiempo se monetizan los conceptos de
compromiso y solidaridad.
El compromiso de los ciudadanos con el Estado se monetiza, de la misma manera
que:
1. El estado debe operar como un facilitador de las actividades e iniciativas de los
agentes económicos particulares.
2. El Estado debe legitimar el lema Neoliberal que plantea: “Más mercado y
menos Estado”, es decir, garantizar las ganancias extraordinarias de las
transnacionales en una economía con bajas expectativas de crecimiento.
3. El Estado como agente normativo se debe limitar a los términos de contratos
que aseguran la posesión, adquisición y defensa de mercados.

TEMA II: ESTADO, GOBIERNO Y SECTOR PUBLICO.


2.1 Origen y Naturaleza del Estado:
En las primeras fases de desarrollo de la humanidad no había clases sociales,
ni estado como estructura de dirección política, su aparición se vincula al
surgimiento del excedente económico, la propiedad privada y la división social
del trabajo.
Con el surgimiento de la propiedad privada y la desigualdad económica como
resultado de la lucha por el control del excedente económico aparece la división
de la sociedad humana en clases sociales antagónicas y la dirección de los
asuntos públicos pasó a ser responsabilidad de una parte de la sociedad, es
decir, aparece una clase social dominante que crea un instrumento de
dominación, (el Estado) y comienza a ejercer el poder coercitivo como medio
para apropiarse del excedente, mantener la hegemonía y la supremacía
económica.
A partir de la situación planteada en el párrafo anterior se explica la
conformación de aparatos especiales (ejercito; policía, tribunales, cárceles, etc.)
que operan sobre la sociedad para mantener el dominio de las clases y
sectores sociales dominantes, formándose de esta manera el Estado y sus
distintos órganos.
En torno a la conceptualización del Estado se han formulado diferentes criterios
y definiciones provenientes de distintas áreas del conocimiento, por lo que el
concepto de Estado no es homogéneo ni único, de suerte que se pueden
encontrar definiciones opuestas que resaltan aspectos marcados como
relevantes por algunos, mientras otros lo desestiman por considerarlos de poca
trascendencia, lo cual evidencia la complejidad del fenómeno y de sus
correspondientes conceptualizaciones.
El Estado constituye la organización jurídica y política de una nación o
demarcación geográfica que tiene por fin mantener un orden de cosas
establecido mediante la constitución jurídico y política de dicha nación, el cual
puede beneficiar o perjudicar a la gran mayoría de la población en un periodo
histórico determinado.
Esta definición no solo comprende aspectos jurídicos, si no también. Políticos y
económicos, trata de reflejar los efectos que en diferentes órdenes provocan las
acciones del Estado. Estas dependen de un conjunto de elementos,
características y fines vinculados a la misma naturaleza del Estado y sobre
todo, dependen de los intereses a que responden los sectores dominantes que
ejercen el poder político en la sociedad.
El orden constitucional, jurídico y político se convierte en armadura de todo el
cuerpo social que protege el funcionamiento de las fuerzas creadas por la
sociedad mediante la organización llamada Estado, por otra parte, se establece
que el Gobierno constituye la organización del conjunto de autoridades que
administra y dirige los asuntos públicos según los principios y criterios
emanadas del orden constitucional y de la voluntad política de los gobernantes.
2.1.1 Organización y Fines del Estado.
La organización del Estado está conformada por un conjunto de estructuras y
órganos a través de los cuales se expresa su figura jurídica y se efectúan las
diferentes acciones en representación del Estado. Por figura jurídica del Estado
se debe entender la responsabilidad o personalización que asume el pueblo en
el ámbito del derecho a través de su constitución jurídica. Tradicionalmente el
Estado lo integran tres órganos de poder fundamentales: Legislativo, Ejecutivo
y Judicial. Modernamente se reconocen además, los gobiernos locales
(ayuntamientos), el poder electoral y el poder de contraloría general (Cámara
de Cuentas en R.D).
Los fines del Estado se han transformado a lo largo del proceso histórico, y
para comprender su evolución es necesario conocer la evolución histórica de
las diferentes naciones y la forma de organización social características en
cada tipo de Estado. La historia reseña cuatro (4) modalidades: a) Esclavista,
b) Feudal, c) Burgués o Capitalista y d) Socialista.

Entre las modalidades anteriores, se sitúa la atención en el llamado Estado


Burgués o Capitalista, el cual incluye tres tipologías formales que son: a) El
Estado Liberal, b) El Estado Democrático Social, y c) El Estado Corporativo.

a) El Estado Liberal. Se caracteriza por los siguientes aspectos: 1) Sus


funciones se limitan a proteger los derechos individuales, la libertad y la
propiedad privada, 2) Teóricamente no se le atribuye fin en sí mismo, su
justificación reside en la aceptación por parte del pueblo, de sus acciones
por el logro del bien común.
b) El Estado Democrático Social. Sustituye o coexiste con el Estado Liberal y
se caracteriza por una mayor injerencia en la actividad económica con el
propósito de mejorar el bienestar social.
Se considera que el Estado tiene fines acorde con su naturaleza y con los
intereses de la clase social dominante, a la cual le sirve para ejercer el
poder y apropiarse del excedente económico. Los fines del Estado,
relacionados con su naturaleza, se expresan mediante las acciones que
aseguran el orden interno, la administración de justicia y la defensa a la
soberanía. Los fines del Estado, relacionados con los intereses de la clase
social dominante que lo controla, se expresan mediante aquellas acciones
que realiza el gobierno para lograr objetivos específicos y particulares en la
gestión pública.
c) El Estado Corporativo. Constituye y representa la forma más autocrática de
dirigir el Estado surgida después de la Segunda Guerra Mundial. En este
tipo de Estado, se reduce el reconocimiento de las organizaciones e la clase
obrera, se elimina el órgano electivo de representación, el Parlamento, que
se sustituye por una representación de corporaciones cuyo resultado es
minimizar el Estado de derecho.
El objetivo básico del Estado corporativo es encubrir el predominio del
capital monopolista y conferir al Estado la apariencia de una “Colaboración
de Clases”, y una “Armonía de Intereses” en el marco de la formalidad
corporativa.
2.1.2 Naturaleza del Estado.
Existen tres (3) escuelas del pensamiento social que resaltan diferentes
aspectos de la naturaleza del Estado: La Escuela Económica, La Escuela
Sociológica y la Escuela Política.

a) La Escuela Económica, orientada por el pensamiento económico clásico,


plantea que la naturaleza del Estado y su actividad financiera son
fundamentalmente de carácter económico debido que el Estado necesita
satisfacer un mayor número de necesidades públicas con unos recursos
económicos que son siempre escasos, lo que constituye el problema central
de la economía como ciencia y en consecuencia la esencia de la naturaleza
del Estado y sus acciones.
b) La Escuela Sociológica. Su inspirador principal fue Wilfredo Pareto, quien
inserto el estudio de la economía política en el campo de la sociología. Por
su parte, sostiene que la naturaleza del Estado no puede ser de carácter
económico, sino sociológico, porque entiende que el propósito básico del
Estado es satisfacer necedades colectivas, y según se observa, los recursos
provienen precisamente de una colectividad a la que se pretende satisfacer
sus necesidades básicas, en consecuencia el problema responde a un
carácter social y no económico. Además, según Pareto desde el punto de
vista normativo el Estado es una ficción porque no es lo que en realidad
debe ser ya que la relación que se establece entre gobernantes y
gobernados es una relación elitista y no de carácter democrático, pues un
grupo social relativamente pequeño se impone siempre a las grandes
mayores y utiliza el Estado y sus mecanismos para beneficios de sus
intereses particulares.
c) La escuela política, orientada básicamente por B. Griziotti, plantea que el
Estado es un ente político, y que sus fines son esencialmente políticos. Los
procedimientos y mecanismos de consecución de los recursos por parte del
Estado, así como los criterios bajo los cuales se asignan y realizan los
gastos públicos, responden básicamente a un carácter político, en
consecuencia, el Estado, en su actividad económica y financiera posee
elementos de carácter económicos, sociológicos, administrativos, y otros,
pero su esencia es fundamentalmente política.

2.1.3 Intervención del Estado en la economía.


Las principales corrientes del pensamiento económico convencional consideran
la injerencia el Estado en la economía como un atentado contra los estímulos
fundamentales del Estado en la economía como un atentado contra los
estímulos fundamentales de la evolución económica y una amenaza contra la
democracia. Sin embargo, no hay entre los economistas convencionales una
unidad de criterios en cuanto a cómo debe ser la relación entre el Estado y el
conjunto de la economía.
Algunos ideólogos de la Economía Política Tradicional presentaban al Estado
como un guardián nocturno que cuidaba por la tranquilidad y el orden. En este
contexto, la mejor política económica era la no intervención del Estado en la
economía, una política de libertad total para los empresarios la iniciativa
privada. Es por ello que, la intervención del Estado en la economía se
considera un mal que se debe reducir al mínimo para que no distorsione el
proceso económico.
La gran mayoría de los economistas convencionales afirmaban que el
mecanismo de la competencia capitalista era capaz de eliminar todas las
dificultades y desproporciones económicas, el paro y las crisis sin la
intervención del Estado.
Con el estallido de la crisis general de 1929, muchos perdieron la fe y la
confianza en el mecanismo de la competencia para renovar la actividad
económica y recurrieron con mayor frecuencia a buscar auxilio en el Estado
como fuerza capaz de corregir los defectos que generaba el mecanismo de la
competencia en el sistema económico. Particularmente el economista J.M.
Keynes presenta la intervención del Estado como regulador de la producción y
el cambio, equilibrador de la demanda social y la oferta global, y como único
capaz de asegurar la ocupación plena, de los factores productivos.
La intervención Estatal en la economía puede tomar la forma de regulación,
participación, control, operación directa y/o propiedad Estatal. En sentido
moderno surgen, en parte, debido a la industrialización y los métodos de
producción en gran escala y como consecuencia de los ciclos Económicos y la
profundización de la crisis.
El crecimiento de la intervención Estatal en las actividades económicas
modernas es un proceso complejo en razón de que cuando el Estado decide
que un logro o cambio económico es conveniente, tiene que examinar los
efectos secundarios de los medios elegidos para lograr el objetivo deseado, si
tales efectos no lo son, se necesitaran otras políticas que los neutralicen y de
esa manera una intervención Estatal limitada y prudente se pueden convertir en
una intervención amplia.

Al consultar la Historia de la Intervención Estatal en la actividad económica


moderna se puede afirmar que la misma aparece en los inicios del Siglo XIX
cuando se introdujeron cambios significativos en las condiciones de trabajo por
medio de la legislación, tales como: Limite a la duración de la jornada de
trabajo, prohibición legal del empleo de los niños y de las mujeres así como la
conciliación de una ley de salarios adecuados (mínimo) y la incorporación de un
Ministerio de Trabajo.
En el Siglo XX, la intervención se amplió hasta convertirse en algunos casos, en
control por parte del Estado de la actividad económica de manera particular en
el periodo que comprende las dos Guerras Mundiales.
En la actualidad no existe ningún Estado que pueda conceptualizarse como no
interventor a pesar de que muchos economistas y gobiernos son defensores del
Neoliberalismo Económico.
En los términos de la economía globalizada, el Rol del Estado en un medio de
baja equidad socio-económica debe ser el siguiente:

1. Promover y garantizar crecientes niveles de libertad, participativo y


competitiva sustentada en política, mecanismos y acciones que fomenten la
equidad y la justicia social
2. Patrocinar y mantener la independencia real del ejercicio de las funciones de
interés público en los principales órganos de poder.
3. Garantizar la ejecución de un proceso progresista de transformaciones
socio-económicas en favor de la equidad social.
4. El Estado debe funcionar además de facilitador, como ente racionalizados
en las áreas donde el mercado opera en forma administrada o dirigida en
base a fuerzas condicionantes y no competitivas por diferentes razones.
2.2. Aspectos Generales del Gobierno y el Sector Público.
Históricamente los gobiernos han adoptado funciones crecientes en número y en
intensidad, algunas con carácter de exclusividad, y otras en concurrencia con
actividades propias del sector privado. Esto ha ocurrido así debido al carácter variable
de los factores que inciden en las diferentes acciones y fines que se les atribuyen al
Estado con relación a lo económico, político, social y cultural.

2.2.1 Concepto de Gobierno.


A pesar de que los conceptos de Gobierno y Sector Publico son manejados
frecuentemente como si fueran iguales, en realidad no lo son, es necesario
precisar algunas diferencias que permiten manejar con mayor propiedad ambos
conceptos. Siempre que se habla de Gobierno se hace referencia a una
condición fundamentalmente política de orientación y gestión que destaca
determinadas formas de organización y ejecución de las acciones púbicas,
mientras que cuando se habla de Sector Público se hace referencia a la
segmentación del conjunto de actividades que realizan los distintos órganos del
Estado en la sociedad, resultando las características que asume el vínculo de la
actividad económica del Gobierno con las actividades que desarrollan los demás
sectores de la economía.

De lo anterior se infiere que el concepto de Sector Público es significativamente


distinto al concepto de Gobierno y que mientras aquel destaca el aspecto
económico de la actividad gubernamental, considera como la acción de la
estructura Estatal que está sobre el resto de la estructura económica y social,
este se refiere a la manera cómo se dirigen, organizan, y ejecutan las distintas
acciones del Estado en cada periodo.

Al estudiar las diferencias que se expresan en los conceptos Gobiernos y Sector


Público es necesario establecer que ambos se refieren al mismo sujeto, es decir,
al Estado, pero destacando aspectos diferentes. El funcionamiento de la
estructura gubernamental dependerá de los objetivos del Gobierno, en
diferentes órdenes y prioridades contenidos de manera explícita o
implícitamente en su política económica y social, mediante la definición de sus
objetivos. En el uso de los instrumentos de la política económica
correspondiente a cada rama: Fiscal, Monetaria, Agropecuaria, Habitacional,
entre otras.

2.2.2 Objetivos del Gobierno.


Los objetivos económicos básicos que desde el punto vita normativo persiguen los
gobiernos, en interés de la colectividad a través de todo el accionar institucional y
operativo del sector público, son los siguientes:

a) Asignación optima de los recursos conforme al interés social, es decir,


promover y ejecutar acciones que contribuyan a que los agentes económicos
utilicen los recursos en las actividades más eficientes y productivas.
b) Redistribución del Ingreso y la riqueza nacional. Este propósito consiste en
promover una redistribución progresiva del ingreso y la riqueza nacional
mediante la captación de recursos en los grupos sociales de mayor capacidad
económica y favorecer con estos a los grupos sociales más deprimidos.
c) Estabilización económica y social. Para tal fin, se requiere programar y
ejecutar una política pública compensatoria (presupuestaria y fiscal), que
estimule la demanda sin descuidar la atención a la oferta global y en especial a
los sectores productivos de bienes y servicios básicos de origen local.
d) Promoción del Desarrollo económico y social. Se asume que en la medida
en que se logran los propósitos anteriores, se promueve el desarrollo
socioeconómico.
Los propósitos señalados se podrán lograr siempre que el sector privado acepte
que los objetivos de la participación Estatal contribuyen a su salvación y a la del
sistema como un todo. Si por el contrario el sector privado no los considera
atractivos, aunque teóricamente las autoridades de turno los mantengan, las
estructuras y acciones del aparato estatal no se orientaran en su
funcionamiento al logro de los mismos, en razón de que el sector público
generalmente se subordina al privado en el funcionamiento de la economía
capitalista.

2.2.3 Concepto de sector público.


Es el conjunto de organismos administrativos mediante los cuales el Estado cumple, o
hace cumplir, la política o voluntad expresada en las leyes del país.
El sector público es la esfera de la economía en la que el Estado tiene el
principal protagonismo y se opone al sector privado, en el cual la iniciativa
empresarial es el motor de la actividad económica.

El sector público, se refiere al conjunto que forman las corporaciones,


instituciones y oficinas del Estado. De manera que el Estado es una forma de
organización de la sociedad, y es entendible que todo aquello que es estatal, es
público, en el sentido de que no pertenece a una sola persona o empresa, sino
que es propiedad de todos, en otras palabras, el sector público nos pertenece a
todos.

2.2.4 Clasificación del sector público.


El sector público dominicano comprende a todos aquellos organismos que
pertenecen o son propiedad del Estado. El Sector Publico Dominicano está
estructurado de la siguiente manera:

Poder Ejecutivo (Gobierno Central), Poder Legislativo, Poder Judicial y otros


organismos muy especiales

El Gobierno Central (o Sector Centralizado). Es la parte del Gobierno General


que tiene por finalidad la conducción política y administrativa del país, la
prestación de servicios públicos o de necesidad publica a la comunidad. Estos
servicios son considerados como imprescindibles, tales como preservación del
orden, seguridad, justicia y otras funciones generales que no se transan en el
mercado, y que ningún caso persigue fines de lucro.

TEMA III: NECESIDADES Y SERVICIOS PUBLICOS


3.1 Necesidades públicas.
La necesidad en sentido amplio, es un requerimiento o deseo cuya satisfacción
condiciona al hombre en el desarrollo de determinadas actividades.

Se admite que no todas las necesidades condicionan de igual manera las


acciones humanas, en tal sentido, se pueden identificar dos grandes categorías
de necesidades:
a) Las necesidades básicas y
b) Las necesidades no básicas o complementarias.
Las necesidades básicas son generalmente espontaneas, independientes y en
el sentido más simple son limitadas por su cuantificación y en la capacidad de
satisfacción.
Las necesidades no básicas o complementarias son exclusivas del hombre y
generalmente inducidas, no espontaneas ni independientes. Se refieren a
requerimientos de bienes y servicios no esenciales, de donde se deriva su
carácter ilimitado. Existen dos fuentes fundamentales que inducen las
necesidades complementarias: a) El desarrollo socio-cultural del hombre
mediante la expansión del conocimiento científico y tecnológico, b) El mercado
como mecanismo de asignación, distribución, comercialización y consumo de
bienes y servicios.
Existen múltiples agrupaciones y clasificaciones de las necesidades, no
obstante, desde el punto de vista del interés para la colectividad se pueden
agrupar en:
a) Necesidades Privadas o Preferentes y
b) Necesidades Publicas
Las necesidades privadas son satisfechas por la acción del mercado de bienes
y servicios con respecto al cual el gobierno se limita a corregir distorsiones en el
sistema de precios, la producción y la comercialización, entre otros aspectos.
3.1.1 Concepto.
Las necesidades públicas nacen de la vida colectiva de la población y son
satisfechas por medio de la acción del gobierno, a través del ofrecimiento de
bienes y servicios públicos. En determinados casos se satisfacen en combinación
con el sector privado (mercado), esto ocurre siempre que sea económicamente
rentable, sin que se afecte sensiblemente la capacidad de satisfacción de la
mayoría social.

3.1.2 Características.
Las principales características de las necesidades públicas son:

1. Ilimitadas en su número ya que siempre existe la posibilidad de que surjan


nuevas necesidades para el desarrollo de la comunidad.
2. Existe una limitada capacidad para su satisfacción, debido a la escasez de
los recursos ante la magnitud de dichas necesidades.
3. En ellas no se cumple el principio de “Exclusión”, como en las necesidades
privadas, si no el principio de “No Exclusión”. Ejemplo: La existencia de libre
tránsito en una vía pública.
4. Son Básicas o Esenciales y Complementarias. En función de su
importancia para la colectividad pueden ser administradas con diferentes
criterios de urgencias y prioridades.

Las necesidades públicas son también concurrentes en razón de que se


manifiestan de manera simultánea, aun cuando tengan distintos grados de
intensidad, como es el caso de las necesidades públicas esenciales y las
complementarias.

En atención a la importancia para la subsistencia del Estado, las


Necesidades Publicas pueden ser clasificadas en dos grandes categorías.

1. Necesidades Publicas Absolutas o Esenciales


2. Necesidades Publicas Relativas o Complementarias
Las Absolutas, son aquellas que el Estado debe satisfacer en algún grado para que el
mismo pueda subsistir y en ese sentido son esenciales, constantes y de exclusiva
satisfacción por parte del Estado. Se identifican fundamentalmente tres tipos de estas
necesidades: a) La defensa de la soberanía o defensa del exterior, b) La
administración de justicia y c) El mantenimiento del orden interno.
Las Relativas, son aquellas que su insatisfacción no pone en peligro inmediato la
existencia del Estado, pero satisfacerlas es imprescindible para el incremento y
consolidación del bienestar social. En tal sentido, son contingentes, mudables y no
vinculadas a la existencia misma del Estado.
El Estado como organización social tiene necesidades inherentes a su propia
existencia y funcionamiento, y en este orden, se entiende que las Necesidades
Publicas son tales porque el Estado las asuma como propias y no son asumidas por el
Estado por ser públicas.
3.1.3 Clasificación del sector público.
Esta clasificación incluye dentro del sector público: El poder legislativo, poder
ejecutivo, poder judicial y organismos públicos autónomos, instituciones, empresas y
personas que realizan alguna actividad económica en nombre del Estado y que se
encuentran representadas por el mismo, es decir, que abarca todas aquellas .

3.2 Servicios públicos.


Los servicios públicos pueden definirse como todas aquellas actividades o funciones
que de manera directa o indirecta realiza la administración pública, con el propósito de
satisfacer necesidades en forma colectiva.
3.2.1 Concepto. Los servicios públicos constituyen la contrapartida que ofrece el
Estado, mediante algún órgano o función administrativa, a las necesidades
colectivas que representan demandas por parte de la población.
3.2.2 Características. Las principales características de los servicios públicos son:
a) Tienen un carácter de generalidad, se ofrecen con la finalidad de satisfacer
necesidades de grupos sociales significativos y nunca a una persona en
particular.
b) Se ofrecen con un carácter de igualdad, todos los habitantes de una
colectividad tienen derecho a exigir igualdad o tratamiento similar en el
ofrecimiento del servicio público de acuerdo con el procedimiento legal
correspondiente.
c) Están regulados siempre por algún procedimiento técnico jurídico
preestablecido según la naturaleza del servicio que se ofrece.
d) Poseen un carácter de continuidad, los servicios públicos no deben
suspenderse bajo ningún pretexto, y cuando son interrumpidos por cualquier
causa, el Estado está en la obligación de garantizar su continuidad, lo cual
también depende de la naturaleza del servicio.

3.2.3 Clasificación.
En atención a la forma de favorecer a la comunidad, los servicios públicos se
clasifican en:

1) Divisibles son aquellos que aun siendo útiles a todas la colectividad, se ofrecen
en forma tal que los beneficios o satisfacción que obtienen sus usuarios en
términos de costos, pueden ser cuantificados a nivel individual este tipo de
servicio se financia generalmente a través de Tasas Tributarias. Ejemplo
Servicio de corros y telecomunicaciones.
2) Indivisibles. Son aquellos servicios públicos que se ofrecen y utilizan los
usuarios de una colectividad, en tal forma que resulta muy difícil efectuar algún
tipo de división o cuantificación de la satisfacción o del beneficio que obtiene
cada beneficiario. Este tipo de servicio se financia generalmente a través del
fondo general con recursos provenientes de los impuestos. Ejemplo: servicios
mediante los cuales el Estado garantiza el orden interno, y la soberanía del
Estado.

En atención a la forma de prestación, los servicios públicos por el Estado para


su validez (otorgamiento de licencias y patentes).

a) Públicos del Estado. Son aquellos que solo pueden ser ofrecidos por el
Estado para su validez (otorgamiento de licencias y patentes).
b) Públicos Concedidos. Estos pueden ser ofrecidos por alguna entidad en
particular mediante un contrato de concesión. (comunicación Telefónica), y
c) Públicos de Economía Mixta. Estos pueden ser ofrecidos indistintamente
por el Estado o por entidad particular (ofrecimiento de transporte)

El Estado debe prestar directamente los servicios públicos cuando se trate


de funciones esenciales para su propia existencia, los demás pueden ser
prestados mediante concesión.

En República Dominicana existen ocho (8) tipos diferentes de servicios cuyo


carácter público se establece por ley desde el año 1965, y son los
siguientes: (Ley No.695 del 1965)

a) Servicios de Comunicaciones.
b) Transporte
c) Expendio de alimentos en los mercados
d) Abastecimiento de agua
e) Suministro de gas
f) Electricidad para uso domestico
g) Servicios farmacéuticos de hospitales y sanidad
h) Expendio de combustible para transporte.

IV. INGRESOS FISCALES


4.1 Concepto de Ingresos Fiscales.
Los ingresos fiscales son aquellos que recauda el Estado para financiar las
actividades del sector público, tales como impuestos, derechos, productos y
aprovechamientos. De éstos, los impuestos constituyen la mayor parte de
los recursos fiscales de que dispone el Estado para financiar sus
erogaciones.
Los ingresos fiscales son los que percibe el sector público para hacer frente
a los gastos del gobierno contenidos en el presupuesto nacional.
4.1.1 Clasificación.
Impuestos: estos son los tributos exigidos sin contraprestación, cuyo hecho
imponible está constituido por negocios, actos o hechos de naturaleza
jurídica o económica que ponen de manifiesto la capacidad contributiva del
sujeto pasivo, como consecuencia de la posesión de un patrimonio, la
circulación de los bienes o la adquisición o gasto de la renta.
Tasas: Es el tributo exigible por la prestación efectiva o potencial de un
servicio individualizado hacia el contribuyente.
Contribuciones especiales: El hecho gravado generador de la obligación
tributaria, consiste en un aumento o incremento de valor de sus bienes
inmuebles, en virtud de la realización de una obra pública (hay una
contraprestación).
4.1.2 Clasificación de los impuestos en República Dominicana
Impuestos directos: Aquellos que recaen directamente sobre las personas o
empresas, gravando sus ingresos o sus propiedades.
Impuestos indirectos: Aquellos que recaen sobre los bienes y servicios, y
por ende afectan indirectamente el ingreso del consumidor o del productor.
Impuestos reales: Aquellos en los cuales no se consideran las condiciones
personales del contribuyente.
Impuestos personales: Aquellos impuestos que tienen en cuenta las
condiciones personales del contribuyente que afectan su capacidad
contributiva.
4.1.3 Concepto de ingresos corrientes. Son los ingresos que el Estado obtiene
de personas naturales (como usted) y jurídicas (empresas, organizaciones);
quienes de acuerdo a la ley están obligados a pagar impuestos. Siendo el
Dirección General de Impuestos Internos y la Dirección General de Aduana
quienes definan objetivos y metas de esa recaudación.
Clasificación.
Por tributación los ingresos se clasifican en términos generales en la siguiente
forma: Impuestos, Tasas, Contribuciones Especiales o de Mejora, Recargos y
Retenciones Cambiarias, Aportes para Previsión Social-Monopolios Fiscales,
Empréstitos Forzosos, Otros Ingresos para Tributarios, Ingresos Tributarios, Ingresos
para Tributarios.
Jurídica: Esta clasificación se hace en base a:
1. La naturaleza jurídica de los sujetos que están en relación con el Estado.
2. Las fuentes jurídicas de las obligaciones
3. La fuente unilateral del Estado.
Financiera: El criterio financiero los clasifica en ordinarios y extraordinarios, tomando
en consideración la regularidad o periodicidad de los ingresos, y las características de
la fuente que los genera.
1. Ingresos Ordinarios. Son aquellos que el Estado recibe en forma periódica,
puede repetir su recaudación periodo tras periodo, y su generación no agota la
fuente de donde provienen ni compromete el patrimonio actual o futuro del
Estado y sus entes.
2. Ingresos extraordinarios, la fuente que los genera no permite su repetición
continua y periódica, y afecta o compromete la disminución del patrimonio del
Estado en el presente o en el futuro.

4.1.4 Concepto de ingresos de capital. Son aquellos recursos que se originan


en la venta de activos no financieros, la disminución de las existencias, la
variación positiva de la depreciación y las transferencias y donaciones
recibidas para fines de capital.
4.1.5 Clasificación. Ingresos tributarios e ingresos no tributarios

Ingresos Fiscales: Son medios ó recursos a través de los cuales el Estado


logra el poder de compra necesario para efectuar los gastos y el pago o
amortización de la Deuda Pública que demanda la ejecución de sus actividades
teniendo en cuenta el interés público y los fines políticos en los que se inspira
su acción.

Dichos ingresos son captados por el Estado mediante leyes que crean
obligaciones de pagar impuestos a cargo de los contribuyentes y los ingresos
que capta por la prestación de servicios que tienen finalidad pública; además de
los ingresos que obtiene como resultado de la explotación de su patrimonio.

Ingresos No Tributarios: Son aquellos ingresos en los cuales no existe una


obligación preestablecida por parte del contribuyente, estos incluyen las Tasas,
que son tarifas establecidas por el Estado y que no tienen contrapartida.

Ingresos Tributarios. Son aquellos ingresos que obtiene el Estado por su


poder de imperio, y que éste exige con el objetivo de obtener recursos que le
permitan el cumplimiento de sus obligaciones. Estos ingresos están avalados
jurídicamente con carácter obligatorio para el contribuyente, sin
contraprestación efectiva de servicios públicos. Incluyen los impuestos sobre
los ingresos, sobre el patrimonio, sobre mercancías y servicios, sobre el
comercio exterior y otros impuestos no clasificados en las categorías anteriores.

Los ingresos tributarios están formados por los beneficios totales de los factores
de producción (sueldos, jornales y toda otra remuneración del trabajo,
utilidades, intereses, dividendos y alquileres).

Ingreso Nacional Disponible: Recursos de los cuales dispone un país como


resultado de su esfuerzo productivo, el mismo se puede destinar a la
adquisición de bienes y servicios de consumo final o al ahorro. Ingresos del
Gobierno Central: recursos que obtiene el Gobierno mediante los cuales logra
el poder de compra necesario para cumplir con sus funciones de Estado.

Ingresos Corrientes, se puede entender, como todas las recaudaciones


provenientes de la aplicación de leyes impositivas, concepciones y servicios
otorgados por el Estado e ingresos por violaciones a las disposiciones legales
vigentes.

Ingresos Corrientes se subdividen en Ingresos Tributarios e Ingresos no


Tributarios. Los Ingresos Tributarios, en ejercicio de su poder de imperio,
exigen con el objeto de obtener recursos que le permitan el cumplimiento de
sus fines. Los ingresos No Tributario se pueden definir como todos esos
ingresos que recibe el Estado en los cuales no existe una obligación
preestablecida por parte del contribuyente.

Ingresos por Donaciones, son los aportes que se obtienen de los organismos
internacionales, gobiernos extranjeros y sector privado.

TEMA V: GASTOS PUBLICOS


5.1 Concepto: Gastos Públicos son erogaciones gubernamentales destinadas a
obtener o producir bienes y servicios públicos con los que se tratará de satisfacer
necesidades a individuos y empresas de la colectividad.

5.2 Clasificación tradicional del gasto: Existen diversos criterios para clasificar el gasto
público. Los desembolsos gubernamentales se ordenan tomando en consideración
elementos y características que a su vez originan diferentes clasificaciones.

1. Gastos Ordinarios. Son aquellos que se destinan a cubrir las actividades y


operaciones de carácter normal y periódico en las instituciones públicas, por
ejemplo, los gastos de sueldos y salarios.
2. Gastos Extraordinarios. Son aquellos desembolsos que se realizan de
manera no habitual ni periódica por una entidad en determinadas
circunstancias, por ejemplo, los originados por guerras, catástrofes naturales y
desastres.

La principal diferencia entre los gastos Ordinarios y los Extraordinarios está


determinada por el carácter de periodicidad, es decir, que los gastos ordinarios
son de carácter periódicos, permanentes y se presente en cada ejercicio
presupuestario para la misma actividad funcional, mientras que los gastos
extraordinarios carecen de periodicidad y por tanto no aparecen siempre para
la misma actividad operativa en cada ejercicio fiscal.
5.2.1 Gastos corrientes: Los Gastos Corrientes, se definen en sentido general como
aquellos en que incurre una institución para el desenvolvimiento normal de sus
operaciones, es decir, para efectuar siempre la misma actividad o función en el
proceso económico. Incluyen las partidas básicas siguientes.
1. Gastos de Operación.
2. Aportes y/o Transferencias Corrientes
3. Intereses Deuda Pública y pago diferido, entre otros.
Los gastos de operación comprenden gastos de administración en general, tales como
sueldos y salarios (servicios personales), gastos de comunicación y publicidad
(servicios no personales), Viáticos, alquileres y seguros entre otros.
Los Aportes y/o Transferencias Corrientes se refieren a desembolsos habituales en
favor de instituciones públicas, privadas o personas cuyas transacciones no implican
el sentido de la contraprestación en bienes o servicios.
Los intereses de la deuda pública, se pueden considerar para la deuda pública interna
o externa y corresponden a una parte de los gastos necesarios por servicios de la
deuda pública.
Los pagos diferidos, son gastos cuyos conceptos se refieren a compromisos
contraídos en fechas anteriores al periodo presupuestario vigente.
Los pagos por comisiones y otros gastos, se derivan del servicio de la deuda pública.

5.2.2 Gastos de Capital. (Estructura): Son aquellos desembolsos destinados


generalmente a incrementar la formación de capital en diferentes áreas de la
economía, es decir, son gastos que contribuyan a aumentar el monto de acumulación
de capital. Se caracterizan porque se realizan una sola vez para cada actividad.
Los gastos de capital tradicionalmente se denominan Inversión (apreciación no del
todo correcta), ya que se excluyen de la inversión, los gastos de capital no
reproductivo y la compra de activos existentes, así como la amortización de la deuda
pública, cuenta considerada como gastos de capital, pero no como inversión.
El concepto de Inversión implica la realización de un gasto que genere un aumento en
el valor real del capital inicial utilizado, del inventario o stock y de los bienes en
elaboración en un periodo dado. Si por el contrario no haya aumento de valor sino
una disminución, aparece lo que se denomina desinversión de Capital.
En la clasificación Económica del Gasto Público se identifican dos tipos de
Inversiones: a) Inversión Real. Y b) Inversión Financiera.
Los demás Gastos de capital no constituyen inversiones conforme a los conceptos
identificados anteriormente.
a) Inversión Real: Son los desembolsos destinados efectivamente a la formación
de capital para toda la economía en su conjunto, es decir, son gastos de capital
destinados a ampliar la capacidad productiva de la economía en sentido
macroeconómico.
b) Inversión Financiera: Se refiere a la formación de activos de capital financiero
mediante la creación de títulos de valores tales como: bonos, acciones,
obligaciones, hipotecas, y otros. Esta considera solo la transferencia de la
propiedad de títulos valores entre personas o instituciones. Este tipo de
inversión no incrementa la formación de capital desde el punto de vista
macroeconómico debido a que se registra solo una transferencia de propiedad
a través del mercado de valores.
1. Inversión Real: Incluye Maquinaria y equipo nuevo o usado del exterior,
construcciones y plantaciones agrícolas.
2. Adquisición de Activos Existentes: Comprende las compras de Terrenos,
edificios, obras existentes, maquinaria y equipo usado del país.
3. Aportes de Capital. Aporte del gobierno central al sector público, privado y
externo.
4. Amortización de la Deuda Publica: Comprende el pago correspondiente al
capital de la deuda interna y externa.
5. Inversión Financiera: Incluye préstamos concedidos, compra de valores
mobiliarios (activos financieros), estudios de factibilidad y preinversion, etc.
Con respecto al concepto de gasto de operación, además se consideran otros criterios
para su definición y en este sentido aparecen las expresiones: Gastos Corrientes de
Consumo y Gastos de Transferencia.
a) Gastos Corrientes de Consumo, son aquellos gastos utilizados para producción
de los servicios del Estado.
b) Gastos de Transferencia, son aquellas erogaciones del Estado que no se
utilizan para la producción de servicios públicos, sino que solo retribuyen a
determinados beneficiarios el dinero extraído de otros sujetos. Están
constituido por:
5.3 Clasificación Moderna del Gasto
5.3.1 Económica. Esta clasificación tiene como objeto básico ofrecer
informaciones sobre las características más relevantes de las principales variables
macroeconómicas del sector público vinculadas a los desembolsos gubernamentales.
Ella permite cuantificar la actividad económica del Estado en forma efectiva y en
consecuencia, facilita la determinación de variaciones o alteraciones que la actividad
gubernamental provoca en el crecimiento económico general.
5.3.2 Funcional. Esta clasificación agrupa los gastos de las instituciones públicas
atendiendo a los grandes propósitos o funciones básicas del Estado que se destinan
dichos recursos. Es decir, agrupa el gasto público según el tipo de servicio en que se
utiliza: educación, defensa, seguridad, salud, administración, financiera, justicia, y
otros.

En la administración pública es normal que un organismo cumpla con una o más


funciones y que por otra parte, una misma función se realizada por varios organismos
a la vez. La clasificación funcional tiene como propósito básico corregir esa dispersión
de funciones, y su correspondiente cuantificación en términos de gastos, agrupando
los gastos públicos en cuatro categorías de servicios.

1. Servicios Generales (Gastos de Administración general, policía, justifica,


defensa.
2. Servicios Sociales. (Comprende gastos netos y formación de capital en
educación, salud, trabajo, asistencia social y otros).
3. Servicios Económicos. (Incluye Gastos Netos, y formación de Capital en
agricultura, industria, comercio, transporte, energía, comunicaciones, turismo).
4. Servicios Financieros. (Comprende gastos por concepto de Deuda Pública
interna y externa, servicios de banco, seguros y otros).
La clasificación funcional además sintetiza las erogaciones gubernamentales con
arreglo a objetivos inmediatos a corto plazo, y por tanto no considera el impacto que
dichos gastos puedan tener en el mediano y largo plazo, ni su incidencia en el
crecimiento de la economía.
La principal utilidad de esta clasificación es que proporciona información general sobre
la magnitud y naturaleza de las grandes funciones o propósitos del Gobierno por cada
periodo Fiscal, cuantificando la proporción de los gastos públicos que se destina a
dichas funciones.
Las informaciones que proporciona esta clasificación son de alto interés para ponderar
la direccionalidad y destino del gasto en relación a la formulación, aprobación y
ejecución del presupuesto público, por ejemplo. Si se desea saber cuánto gasto el
Estado durante un año en los servicios de educación y salud, se debe consultar la
clasificación funcional del gasto público y no la clasificación institucional como podría
parecerle a cualquier ciudadano poco entendido en asuntos presupuestarios
gubernamentales.
5.3.3 Objetar. Esta clasificación ordena los gastos públicos de acuerdo a su objeto o
naturaleza, teniendo en cuenta la naturaleza de los distintos bienes y servicios que el
sector público adquiere para la realización de sus actividades.
5.3.4. Institucional. Esta clasificación ordena los desembolsos gubernamentales en
base a la institución que los realiza. Su propósito fundamental es identificar la
institución del Estado que dentro del sector público ejecuta o efectúa determinado
gasto. Tiene por objeto facilitar la gestión administrativa y generar información
estadística para la programación y análisis de las actividades del Gobierno en cada
periodo fiscal.
En función de los propósitos señalados aparecen, tanto en el proyecto como en el
informe de ejecución presupuestaria del Gobierno, los gastos realizados por el
Ejecutivo y los diferentes organismos especiales del gobierno central, el Poder
Judicial, el Poder Legislativo, las instituciones descentralizadas y autónomas del
sector público dominicano.
El presupuesto público en la Republica Dominicana no se aprueba y ejecuta en forma
global o consolidada para todo el sector público, debido entre otras razones a que la
ley orgánica del presupuesto público solo considera capítulos de gastos para la
aprobación de la Ley de Gasto Público, a los organismos que conforman el gobierno
central (ver art. 15 y 28 de la Ley No.531 del 1969)
5.3.5 Por Programas. El sistema de presupuesto por programas tiene por finalidad la
presentación sistemática de las actividades y acciones que cumplirán los organismos
o instituciones del sector público durante un periodo fiscal.
El presupuesto por Programas, desde un punto de vista integral, incluye una
programación del trabajo que debe desarrollarse para lograr los objetivos y metas
cuantificadas y proyectadas, tanto en términos físicos como financieros tratando de
medir y evaluar los resultados que se esperan obtener. En forma más precisa el
objetivo de un presupuesto por programas es mostrar lo que el Gobierno hace, y no
poner su interés en lo que el Gobierno compra o adquiere para hacer determinadas
cosas, como ocurre en el presupuesto tradicional en este sentido, el presupuestó por
programas está orientado no solo por las acciones inmediatas, sino por metas de
mediano y largo plazo establecidas en programas globales y/o sectoriales de
desarrollo económico y social.

Esta forma de presupuesto está adaptada a las necesidades de la planificación


económica de cada país, por lo que se utiliza con mayor efectividad en los países
donde la planificación desempeña un rol más dinámico que trasciende la formalidad
ritual de un listado enunciativo y la simple indicación como sugerencia de políticas que
caracteriza la programación normativa convencional.
5.4. Crecimiento causas. En lo que se refiere al crecimiento de los gastos públicos,
todo parece indicar que la historia no se ha completado aun, en razón de que para
cada nuevo periodo surgen nuevas y viejas razones que tienen por finalidad justificar
el crecimiento del presupuesto. En ocasiones se argumentó que el Estado tenía
capacidad de pago ilimitada, y en consecuencia el Gasto Publico podía crecer en
cierta forma de manera indeterminada y el Gobierno siempre obtendría de la
población, los recursos necesarios para cubrir los incrementos de gastos, no obstante,
cuando la población se resistió a nuevas cargas impositivas, el sector público acudió a
dos nuevos mecanismos para financiar sus gastos que por necesidad debía seguir
creciendo:
La emisión monetaria y el crédito público, es decir, el endeudamiento público a través
de los empréstitos nacionales o extranjeros, ambos mecanismos permiten el
crecimiento de los gastos públicos aunque cada uno presenta diferentes tipos de
política y tiene distintos efectos sobre el proceso económico.
Dentro de los diferentes crecimientos están:
a. Crecimiento Aparente. Se acepta que el crecimiento de los gastos públicos es
una condición necesaria para el cumplimiento de las funciones públicas, sin
embargo, en términos aparentes, se observa que un aumento aritmético de su
monto constituye la única respuesta que puede generar el gobierno. Cuyo
significado no representa necesariamente una mejoría en los servicios, ni l
adquisición de una mayor cantidad de bienes por un monto superior de gastos.
E existen dos causas principales que explican un crecimiento aparente de los
gastos públicos, ellas son:
1. La desvalorización de la moneda nacional (inflación) y
2. Los métodos y criterios de formación del presupuesto público y la
administración corrupta de su ejecución.
La pérdida del poder adquisitivo del dinero es un fenómeno realizado a causa
de la inflación que padecen la mayoría de los países del mundo capitalista. En
la Republica Dominicana la inflación ha surgido a consecuencia de distintas
causas: desajustes estructurales de la economía, baja productividad,
inadecuada política monetaria (emisiones inorgánicas y con uso no adecuado) y
la política de gastos públicos improductivos, entre otros. Por la inflación, para
adquirir una misma cantidad de bienes y servicios se debe pagar precios cada
vez más altos, de donde se puede establecer que la inflación es una causa
aparente del crecimiento de los gastos públicos.
La otra causa aparente para el crecimiento de los gastos públicos se verifica en
la formación del presupuesto público y algunas formas de operar en los
diferentes sistemas de contabilidad pública. Si los gastos públicos de un país
no son comparados y contabilizados con arreglo a un mismo criterio pueden
reflejar incrementos no reales entre un año y otro a causa de una inconsistencia
del sistema contable o por la formación del presupuesto público en base a
criterios no homogéneos y coherentes. Un elemento que representa una causa
aparente para el incremento de los gastos públicos es la administración
corrupta en la ejecución del presupuesto gubernamental.

b. Crecimiento Real. Obliga a que el Estado incremente los gastos públicos en


razón de que requiere mayores inversiones que pueden ser consideradas
fundamentales, tales como carreteras, canales, presas y facilidades físicas en
general, que constituyen la infraestructura económica básica suplida por el
Estado, sobre la cual se apoya el proceso de desarrollo socio-económico. Las
asignaciones de recursos en este orden deben ser priorizadas en función de la
disponibilidad de recursos y las necesidades públicas cuya satisfacción
garantiza el desarrollo armónico y sostenible de la colectividad.
Entre las causas reales del crecimiento de los gastos públicos se pueden señalar
los siguientes:
1. El desarrollo económico de los países.
2. Las guerras, la presión política y las tensiones internacionales
3. La ampliación de las atribuciones del Estado y el incremento de la Burocracia.
4. El avance tecnológico y el aumento en los costos de producción
5. La urbanización y el crecimiento poblacional entre otros.
Las guerras constituyen factores causales importantes en la determinación del
crecimiento de los gastos públicos, lo cual se pone en evidencia, al analizar el
comportamiento de los gastos públicos alrededor de las dos guerras mundiales es
decir de 1914 a 191 y de 1939 a 1945. Además se debe agregar que las tensiones
políticas internacionales, aun sin declaraciones de guerras, generan fuertes
incrementos en los gastos militares y en consecuencia de los gastos públicos.
El Estado contemporáneo según la concepción moderna, trata de alcanzar el bienestar
social por lo que aumenta su participación en la economía y de igual modo aumentar
sus gastos.
La urbanización es un proceso mediante el cual crecen las ciudades y aparecen
nuevas. Se acepta que las ciudades son grandes demandantes de bienes y servicios
públicos. También se admite que las condiciones de vida urbana generan
necesidades colectivas nuevas que el Estado debe satisfacer, para lo cual tiene que
recurrir a incrementar sus gastos.

Ley de Wagner
La evolución de las finanzas públicas a partir del último cuarto del Siglo XIX no puede
describirse con acierto sin considerar la obra del gran hacendado alemán Adolfo
Wagner. La cual se caracteriza por ser un intento de explicar todo el proceso de
formación de ingresos y gastos públicos. En oposición a la corriente clásica, la teoría
wagneriana considera el gasto público como una parte importante del producto total de
un país, es decir, como una parte de la actividad económica en general.
La explicación del gasto público, para Wagner “debe encontrarse en la estructura
económica de la que forma parte”. Todo proceso de desarrollo económico provocara
alteraciones en la composición de la estructura productiva tanto pública como privada
que compete analizar a través del gasto público.
Para Wagner “la peculiaridad de la producción publica reside en que precisa,
(requiere) de una financiación específica que debe realizarse en base a un doble
principio: a) el puramente fiscal, que supone la existencia de una distribución
equitativa de la Renta Nacional, tal principio conduce al establecimiento del Impuesto
Proporcional sobre la Renta Nacional no es equitativa, tal y como se determina en la
actual circunstancia historia por las fuerzas del mercado y la institución de la herencia,
se concluye que el impuesto progresivo debe corregir esta desigual distribución. Es
decir, este principio conduce a la justificación de los Impuestos Progresivos.
5.5. Efectos del gasto sobre la economía. El gasto público puede producir distintos
efectos sobre la economía en función de las condiciones, objetivos y características de
la política de gastos que ejecuta el Gobierno en cada periodo fiscal. En sentido
general, los efectos del gasto público pueden ser analizados con relación al volumen y
composición del producto o Renta Nacional, con relación a la estabilidad económica y
a a la compensación social, con relación a la distribución de la Renta Nacional, y con
relación a la forma de su financiamiento.
5.6 Efectos sobre el volumen y composición del producto. El gasto público,
realizado en una economía, puede provocar efectos diferentes sobre el volumen y
composición del Producto Nacional, en función de la situaci9on o nivel de uso de los
factores productivos y de la asignación por tipos de gastos. Si la economía se
encuentra en una situación de contracción (recesión), y con factores productivos
desocupados en proporción apreciable, un incremento significativo del gasto público,
dirigido a promover la utilización de esos factores productivos ociosos, lo más
probable es que genere un crecimiento Real del Producto Nacional en los renglones
productivos donde se aplicó el gasto público, reflejando efectos sobre el volumen y
composición del Producto Nacional.
Los efectos van a depender de la magnitud expansiva que pueda ejercer el
multiplicador del gasto o inversión pública, el cual, depende en gran media de la
propensión marginal a consumir y del grado de eficiencia económica con que opera el
proceso productivo.
En el caso de que la economía se encuentre funcionando cercad del pleno empleo de
los factores productivos, un aumento del gasto público, provocará efectos
inflacionarios, porque en el corto y mediano plazo no es posible aumentar más el nivel
de producción, siempre que exista plena ocupación de los factores productivos, y sin
embargo, la población obtendrá mayores ingresos como consecuencia del incremento
del gasto público, lo que podría generar presiones inflacionarias por el aumento de la
demanda.
5.7 Efectos sobre la distribución de la renta. Los gastos públicos tendrán
efectos sobre la distribución de la Renta Nacional en diferentes sentidos a
partir de su estructura y formas de financiamiento. En este orden, pueden
promover una redistribución progresiva de la Renta Nacional cando su
realización tiende a igualar o a reducir las diferencias de ingresos entre los
habitantes de un país. En cambio, producen efectos redistributivos, regresivos
de la Renta Nacional cuando su realización tiende a expandir las diferencias de
ingresos entre la población.
El gasto público tendrá por efecto una redistribución progresiva de la Renta
Nacional siempre que el gobierno lo canalice para beneficiar grupos sociales
económicamente más deprimidos, obteniendo los recursos fundamentalmente
de los grupos sociales con mayor capacidad de pago. En caso contrario, el
efecto del gasto público será regresivo si beneficia a los grupos y clases
sociales de alto nivel económico, financiado mediante contribuciones de los
grupos sociales con menos capacidad de pago, se está promoviendo la
concentración del Ingreso Nacional.
TEMA VI: INDICADORES DEL SECTOR PÚBLICO
6.1 Concepto: Los indicadores del Sector Publico son los cocientes basados en
cualquiera de las partidas que representa una medida sectorial del sector
público.
Por ejemplo tenemos las medidas presupuestarias, el PIB, y la Renta Nacional.
6.2 Algunos indicadores económicos de mayor importancia.
6.2.1 Elasticidad tributaria.
El concepto de elasticidad apunta a cuantificar la relación que existe entre los
cambios que tienen lugar en dos variables a lo largo del tiempo. Se busca, en
particular, establecer cuánto se modificará el valor de una variable cuando se
altere el de otra.
E = Variación porcentual de A/variación porcentual de B
El concepto de elasticidad tiene implícita la idea que A depende exclusivamente
de B. Por ejemplo, cuando se estima la elasticidad precio de las cantidades
vendidas de un cierto producto, se busca establecer el cambio que se producirá
en el volumen de ventas (b) ante un cambio en el precio del bien (a). Se asume,
implícitamente, que las ventas sólo dependen del precio del producto. Si así no
fuera, para obtenerse el coeficiente E debe eliminarse el efecto de cualquier
otra variable explicativa de los cambios en esa variable. De otro modo, se
estaría estimando la capacidad de reacción de a, medida que relaciona el
cambio total que tiene lugar en una variable con el que se produce en otra.
La elasticidad de la recaudación tributaria es una variable de gran importancia
en los análisis de la evolución de la situación fiscal y en las proyecciones de
ingresos tributarios. En este documento, se utiliza una metodología de cálculo
que muestra la elasticidad en cada punto de la serie, lo que permite hacer
estudios de períodos tales como las etapas del ciclo económico.
La metodología aplicada tiene en cuenta el conjunto de factores que determinan
la recaudación tributaria y, básicamente, consiste en depurar ese valor para
obtener un dato que refleje sólo el impacto de la materia gravada, es decir, el
factor que puede ser comparado con otras variables macroeconómicas, como el
PIB, el consumo, etc.
La elasticidad de los ingresos tributarios es un concepto ampliamente difundido
en la literatura y práctica de las finanzas públicas. Sus aplicaciones más
habituales ponen de manifiesto la razón de la trascendencia que se le otorga al
tema.
Por un lado, en el análisis de la evolución de la situación fiscal, en especial en
momentos de cambio en la tendencia de las variables macroeconómicas, es un
elemento al que siempre se le otorga considerable importancia, pues es común
que acentúe la caída de los ingresos tributarios -y, por ende, agudice las crisis-
y, también, provoque su rápida recuperación, acelerando la salida de las
dificultades financieras.
También se emplea el concepto en las tareas de estimación de la recaudación
en períodos futuros. En esta labor, constituye uno de los insumos para los que
deben efectuarse hipótesis acerca de su valor en el período proyectado.
Por último, la elaboración de los balances estructurales del sector público
requiere la utilización de un coeficiente de la elasticidad de largo plazo de los
ingresos tributarios.
6.2.2 Coeficiente de tributación. Este indica en cuantas unidades
porcentuales aumentan los ingresos tributarios por cada unidad
porcentual de aumento del Producto Bruto Interno (PBI).
6.2.3 Coeficiente de flexibilidad. Es el cociente entre los cambios
experimentados en los Ingresos Tributarios y los cambios en el Producto
Interno Bruto.
CFF = [(IT2-IT1)/ (PBI2-PBI)]
6.2.4 Relación del Gasto Público con el PBI. El concepto de tributación está
condicionado por la magnitud y extensión de la actividad del gobierno y
por las fuentes de financiamiento tributario que pueden utilizarse. Se
observa que la magnitud relativa de los gastos públicos, como proporción
del PBI, constituye una relación determinada por factores históricos,
sociales y políticos colocados por encima de las políticas económicas de
tipo instrumental, como es la política tributaria y fiscal. En los Estados de
Derecho no se deben establecer impuestos en forma arbitraria, sino que
estos deben ajustarse a las normas que, dispone la Constitución en
primer lugar, el Derecho Constitucional y de manera específica el
Derecho Tributario.
6.2.5 Valor Agregado. En la aplicación del IVA, existen varios métodos para
calcular la cantidad que realmente se debe pagar, ya sea a nivel de
productor o industrial, y de intermediarios (mayoristas o minoristas). Los
principales son los siguientes:
1. Método de Sustracción sobre Base Efectiva o Real (IVA tipo de
producto).
Este método consiste en que al total de la producción de una
empresa en un periodo es él debe deducir el total del valor de los
insumos utilizados en ese periodo y la diferencia será el valor
agregado real de esa empresa, el cual debe ser gravado. Este
método supone un sistema muy complejo, por lo que generalmente
no se aplica, ya que resulta difícil identificar en todas las empresas
los diferentes tipos y proporción de insumos que realmente utilizan en
su proceso productivo.
Ejemplo:
Valor de producción – Valor Total de Insumos = Valor Agregado del periodo.
(En el periodo) (Utilizados en el periodo) (Debe gravarse este valor).
2. Método de sustracción sobre Base Financiera (IVA tipo renta).
Este método supone ´la reproducción del movimiento financiero de
las empresas, y tiene la ventaja administrativa de permitir el cruce de
informaciones sobre una misma transacción comercial.
Para la aplicación del IVA en base a este método se adoptan dos
formas o vertientes:
a) Se aplica el IVA en forma de “Base contra Base”, lo cual
consiste en que al total de ventas de una empresa en un periodo
se le deduce el total de compras en el mismo periodo y la
diferencia será el valor agregado que debe gravarse.
Ejemplo:
Total Ventas - Total Compras = Valor agregado al periodo
(Un periodo) (Mismo periodo) (Debe gravarse este valor)
100 60 = 40
Si el impuesto es de 10% según el ejemplo se deben pagar RD$4.00
como tributación total. (10% de RD$40.00).
b) Impuesto contra Impuesto. Esta forma consiste en que se debe
determinar el Debito Fiscal de un periodo, (impuesto/Total de
ventas del periodo), y se debe deducir el valor del Crédito Fiscal
del periodo (Impuesto/Total de Compras del mismo periodo), y la
diferencia que generalmente debe ser un Debito Fiscal Positivo es
lo que debe pagarse al Fisco por parte del contribuyente o
empresario.
Ejemplo:
Total Debito Fiscal - Total Crédito Fiscal = Total Impuesto a pagar
(Imp./Total ventas (Imp./Total compras (Debito Fiscal Liquidez Positivo)
200 - 80 = 120
Si el pago de liquidación es de RD$120 como indica el ejemplo, el fisco está
recibiendo como tributo un 60% del débito fiscal generado por las ventas gravadas.
6.2.6 Consumo del gobierno. Comprende el gasto corriente total del gobierno
en todos sus niveles institucionales, es decir, la compra de bienes y
servicios de uso intermedio más la remuneración a sus asalariados;
también se incluyen montos poco significativos del consumo de capital
fijo e impuestos indirectos que algunas dependencias consignan en sus
registros contables.
6.2.7 Demanda del gobierno.
La adquisición gubernamental de bienes y servicios para su uso actual
para satisfacer directamente las necesidades individuales o colectivas de
los miembros de la comunidad se clasifica como gasto de consumo final
del gobierno.
La adquisición gubernamental de bienes y servicios destinados a generar
beneficios futuros, tales como la inversión en infraestructuras o el gasto
en investigación, se clasifica como inversión pública (formación bruta de
capital fijo), que suele ser la mayor parte de la formación bruta de capital
del gobierno. La adquisición de bienes y servicios se realiza a través de
producción propia por parte del gobierno (uso de la fuerza de trabajo del
gobierno, activos fijos y bienes adquiridos y servicios para el consumo
intermedio) o a través de las compras de bienes y servicios a
productores de mercado.

Los gastos del gobierno que no son la adquisición de bienes y servicios, y


en su lugar sólo representan transferencias de dinero, como los pagos de
seguridad social, son llamados pagos de transferencias. El gasto público puede
ser financiado por impuestos o préstamos del gobierno.

Suma de los gastos realizados por las instituciones, entidades y organismos


integrantes del sector público de una economía nacional. Comprende el gasto
realizado por el Estado y sus Organismos Autónomos, las Corporaciones
Locales, las Empresas Publicas y la Seguridad Social.

Los dos primeros tipos de gastos públicos, es decir, los gastos en consumo final
y la formación bruta de capital del gobierno, constituyen uno de los principales
componentes del producto interno bruto.

.
6.2.8 Sacrificio fiscal. Este concepto se usa en el contexto de la economía y
las finanzas públicas. Estos son ingresos que deja de cobrar el gobierno
por concepto de tributación para estimular determinadas actividades
económicas: Estímulos Fiscales, certificado de devolución de Impuestos,
etcétera.
Son recursos monetarios derivados de ingresos tributarios que el Estado
deja de percibir a consecuencia de alguna decisión de Política
Económica, para favorecer o impulsar a algún sector público.
TEMA VII: RECURSOS PUBLICO
7.1 Concepto. Son todas las percepciones o ingresos del Estado de cualquier
naturaleza que sean, con el objeto de financiar los gastos públicos.
7.2 Clasificación. Los recursos públicos se pueden clasificar en atención a
distintos criterios, algunos de los cuales se señalan a continuación:
7.2.1 Ordinario. Son todos los ingresos que recibe el Estado en forma periódica,
procedentes de la tributación y otras fuentes de percepción de ingresos
Fiscales habituales de carácter no Tributarios, como son las transferencias, las
ventas de bienes y servicios, entre otros.
7.2.2 Originarios. Son aquellos que obtiene el Estado directamente por la
explotación de su patrimonio. Se llaman también recursos patrimoniales.
7.2.3 Derivados. Son todos aquellos que recibe el Estado de la economía de los
particulares mediante la potestad de la tributación. El impuesto representa un
recurso derivado típico.
7.2.4 Extraordinarios. Son los que obtiene el Estado en virtud de leyes, acciones o
contratos especiales, los cuales no tienen un carácter de periodicidad y
permanencia.
7.2.5 Contractuales. Son ingresos que recibe el Estado en virtud de acuerdos o
contratos entre este y los contribuyentes. Por ejemplo: el empréstito no
forzoso, alquiler o arrendamiento de sus bienes, entre otros.

TEMA VIII: SISTEMA TRIBUTARIO


8.1 Aspectos generales: El Sistema Tributario implica la coordinación de los tributos
entre si, la concordancia con el sistema económico y los objetivos de la política
económica vigente.
8.1.1 Concepto: Es el nombre aplicado al sistema impositivo o de recaudación de un
país. Un sistema tributario es el conjunto de impuestos establecidos por la
Administración Publica, cuyo fin principal es la obtención de ingresos para el
sostenimiento del Gasto Publico, es decir, el cubrimiento de las necesidades de la
sociedad general.
8.1.2 Clasificación:
Impuestos directos: Aquellos que recaen directamente sobre las personas o
empresas, gravando sus ingresos o sus propiedades.
Impuestos indirectos: Aquellos que recaen sobre los bienes y servicios, y por ende
afectan indirectamente el ingreso del consumidor o del productor.
Impuestos reales: Aquellos en los cuales no se consideran las condiciones personales
del contribuyente. Impuestos personales: Aquellos impuestos que tienen en cuenta las
condiciones personales del contribuyente que afectan su capacidad contributiva.
8.1.3 Características
El conjunto de impuestos y tributos que conforman la estructura tributaria de la
Republica Dominicana se caracteriza porque no constituye un sistema tributario
racional y más bien se ajustan al sistema tributario de tipo histórico, donde los
impuestos se han aplicado conforme a una yuxtaposición, producto del devenir
histórico cuya finalidad es simple recaudación sin unidad ni coherencia.
La estructura tributaria conformada de ese modo se caracteriza por:
a. Insuficiencia en la generación de Recursos para satisfacer el nivel de exigencias del Gasto
Publico. 
b. Una estructura inelástica, en razón de que los cambios en los volúmenes del
PBI son generalmente de mayor proporción que los cambios en los volúmenes
de las recaudaciones.
c. Estructuras muy regresivas en términos reales: porque los tributos que más
aportan afectan en mayor proporción a los grupos sociales que poseen menor
capacidad de pago. Tal situación se verifica por el hecho de que existe un
número significativo de impuestos que se aplican y transfieren efectivamente,
sin embargo, el sistema de medición del producto no los imputa como tales y
solo los registra parcialmente, no los reconoce enteramente como ingreso fiscal
percibido, sin embargo, las familias y los asalariados los tienen que soportar
como costos crecientes en los valores de la canasta familiar y los asalariados
los tienen que soportar como costos crecientes en los valores de la canastas de
bienes y servicios de consumo cotidiano.

Por ejemplo: ITBIS y El Diferencial de los Derivados del Petróleo que inciden en todos los productos
de consumo masivo del país, aunque las personas no perciban su efecto directo y por la falta de
información adecuada al consumidor.
 
d. Refleja poca eficiencia en la orientación de los recursos hacia un proceso de desarrollo económico
y social favorable a las grandes mayorías nacionales.
 
e. Duplicación de gravámenes sobre un mismo bien de consumo no suntuario como se observa en
varios de los impuestos a las importaciones (ver características de los impuestos en la sección
correspondiente de esta publicación).
 
f. No cumple los principios de equidad horizontal ni vertical porque la mayoría de los impuestos están
formulados con un criterio fiscalista donde el propósito básico es obtener mayores recaudaciones.

8.2 Equidad tributaria: Este principio como postulado fundamental de la tributación


ha sido y tiene un notable desarrollo científico en base a elaboraciones jurídicas y
económicas. En la obra de Smith se identifica con el canon de las facultades,
mientras en la obra de J. Stuart Mill, igual que en otros autores, se plantea integrado
en las doctrinas del sacrificio. Modernamente la igualdad se estructura en el principio
de la capacidad contributiva, entendida en el marco de una política de bienestar.

8.2.1 Concepto: Equidad: este principio hace referencia a que todos los individuos
deben contribuir con el Estado de acuerdo a su capacidad de pago; es decir, que el
Estado colombiano puede ejercer su capacidad impositiva, sin realizar cobros
arbitrarios a los contribuyentes, esto es, que cada individuo pueda responder a dicha
imposición de acuerdo con los ingresos que percibe.

8.2.2 Tipos de equidad: Existen lo que es la equidad horizontal y la equidad vertical.


8.2.3 Horizontal: Se entiende por Equidad Horizontal aquella en que los impuestos
afectan en igual proporción a contribuyentes de similar capacidad contributiva.
8.2.4 Vertical: Se obtiene cuando se grava en proporciones diferentes a
contribuyentes que tienen diferentes capacidades contributivas, es decir, a mayor
ingreso, mayor impuesto.
TEMA IX: PRESUPUESTO PUBLICO
9.1 Concepto. El Presupuesto Público se define como un plan de la economía
del sector público que se expresa mediante una Ley, la cual representa el
marco legal en el que deben desarrollarse las actividades y acciones del
Gobierno en cada periodo fiscal.
El proceso de evolución del concepto sobre el presupuesto público ha generado
la idea de presupuesto nacional, el cual supone un reflejo de toda la actividad
económica de la nación para un año dado. El presupuesto público suele
definirse como: Presupuesto de Ingresos y Ley de Gastos Públicos, en razón de
que los ingresos son una estimación de los recursos que obtendrá el Gobierno
durante un periodo fiscal determinado, por su parte, los gastos son tratados
como ley en razón de que para su ejecución debe ser anualmente aprobado por
el Congreso Nacional, según la constitución de la Republica.

9.2 Funciones básicas del presupuesto. Al Presupuesto Público se le


atribuyen varias funciones que relacionan la política económica del gobierno
con el funcionamiento de la estructura económica en general, entre ellas se
destacan las siguientes.

1. Permite cuantificar y determinar en cifras, por periodos de tiempo, la


actividad económica del Gobierno.
2. Facilita el conocimiento y control, por parte de la opinión pública y el poder
legislativo, del nivel y proyección de la actividad económica y financiera del
Gobierno.
3. Permite considerar el “PLAN” económico del sector público como si fuera un
“Plan Económico Nacional”. Esta función adquiere mayor relevancia en los
países donde existe un proceso continuo de planificación nacional
básicamente donde el Estado asume una función activa en el proceso
económico con la finalidad de mejorar la asignación de los recursos y
contribuir a la redistribución de riqueza social y a promover el desarrollo
económico.
4. Tratar de corregir y estabilizar los desajustes de los sectores económicos y
los precios de los bienes y servicios que pueden provocar asignaciones de
recursos y/o de actividades no adecuadas ni convenientes para un efectivo
proceso de desarrollo económico y social.
5. Expresa la proyección de actividades factibles en que se traduciría el
comportamiento económico de la actividad financiera del Estado mediante la
ejecución de los gastos y la percepción real de los recursos aprobados por
el Congreso.
9.3 Principios del presupuesto. La doctrina y la práctica presupuestaria han
contribuido a elaborar algunos principios generales que son aplicables no solo
en el sistema de las finanzas liberales, sino también en el sistema de la
economía dirigida y orientada en base a diferentes tipos de política económica.
Los principios serán válidos siempre que tengan relevancia para el
cumplimiento de las funciones básicas del presupuesto. Se acepta que los
principios, en su marco doctrinario, tienen una íntima relación entre sí y en tal
sentido se identifican como fundamentales los siguientes:
1. Principios de Anualidad.
2. Principio de Unidad
3. Principio de no afectación de Recursos
4. Principio de especificación de Gastos
5. Principio de Universalidad
6. Principio de Publicidad.

1. Principio de Anualidad. Exige la fijación de un Periodo Anual para la


ejecución del presupuesto el cual puede coincidir o no con el año calendario.
Este principio tiene como principal razón de ser, el propósito de asegurar un
control sistemático y regular de la Hacienda Pública, en forma periódica, por
parte del Parlamento.
2. Principio de la Unidad. Según este principio no debe existir más que un
único presupuesto del Gobierno, el cual debe contener todos los ingresos y
gastos públicos sin excepción, lo que permite determinar si el presupuesto
está equilibrado o desequilibrado desde el punto de vista financiero. De
este principio se derivan algunos criterios que dan seguridad de orden
técnico y de carácter político entre los que se destacan:
a) Dificulta la realización de maniobras como la simulación de economía o
la ocultación de Gastos Especiales.
3. Principio de no afectación de Recursos: Según este principio todos los
ingresos públicos deben depositarse en un fondo común único, para
financiar sin distinción de origen o procedencia el total de los gastos
públicos. En su aplicación práctica este principio tiene como objetivo evitar
que determinados ingresos se utilicen para financiar partidas de gasto
específicos.
Por medio de este principio se pretende lograr que los recursos no tengan
una afectación especial ni un uso predeterminado, sino que ingresen a los
fondos generales de la nación y sirvan para financiar todas las asignaciones
públicas, sin tomar en cuenta su procedencia.
Las leyes impositivas Dominicanas que especializan fondos para financiar
determinados gastos públicos, violan en esencia el principio de la no
afectación. Sin embargo, dichas leyes crean fondos especiales como forma
de garantizar que determinados recursos sean utilizados en actividades
específicas. No obstante esa salvedad, lo aconsejable es la no
especialización de los fondos públicos, porque ello limita la libre acción del
Gobierno en caso de que se proponga una prioridad en la distribución o
asignación de los recursos públicos en función de un efectivo proceso de
desarrollo económico en un periodo fiscal o situación económica coyuntural.
El presupuesto público Dominicano se agrupan los ingresos en dos grandes
categorías de fondos: 1) Fondo General y 2) Fondos Espaciales, codificados
como 100 y 1,000, respectivamente. Al fondo General Presupuestario se
imputan los ingresos provenientes de leyes que no especializan fondos,
mientras que al Fondo 1000 deben ir todos los recursos provenientes de
leyes que refieren el uso especializado de los mismos.
4. Principio de la Especificación del Gasto. Este principio establece que el
Presupuesto Público no debe permitir autorizaciones en bloques (monto sin
desagregar) de los gastos públicos, pues esto impediría realizar un efectivo
control administrativo y financiero en los desembolsos gubernamentales.
Desde el punto de vista contable eta regla es muy útil, en razón de que
permite registrar el gasto en forma precisa y perfectamente identificable,
haciendo posible la elaboración de series estadísticas comparables, y con
suficientes detalles para su análisis e interpretación.
5. Principio de Universalidad. Consiste en la exigencia de que todos los
recursos y los gastos, por separado, sin excepción, estén contenidos en el
presupuesto. Todas las partidas (recursos o gastos) deben ser consignadas
en el presupuesto por su importe bruto sin deducción ni compensaciones.
El cumplimiento de este principio persigue garantizar la función política del
Presupuesto Público como instrumento de racionalidad y decisión de la
actividad económica y financiera del Estado al ser sancionado por el
Parlamento, lo cual supone el cotejo evaluativo entre recursos y gastos
como base objetiva para la aprobación o rechazo.
6. Principio de la Publicidad. Este principio exige que las diversas fases de
ejecución presupuestaria se verifiquen en público, con el propósito de que
todos los ciudadanos tengan la posibilidad de formarse claros conceptos
acerca de la administración financiera del Estado. Es decir, permite
establecer de donde provienen los recursos del Gobierno, qué nivel
alcanzan y para que se destinan.
En el sistema democrático la publicidad del presupuesto debe ser amplia,
autentica y real de modo que supere lo meramente formal y la
fragmentación del contenido presupuestario.

9.4 Etapas del presupuesto. Las normas según las cuales se elabora
formalmente el presupuesto son determinadas por leyes específicas que deben
poseer un alto nivel técnico, contable y administrativo.
En la Republica Dominicana las fases del presupuesto público y sus formas
generales aparecen consignadas en la Ley Orgánica del Presupuesto para el
Sector Publico. El presupuesto cumple su cometido a través de etapas que
pueden denominarse proceso vital del presupuesto. Este proceso contiene
cuatro (4) fases en su evolución: Preparación, Sanción, Ejecución y Control.
a) Preparación o Formulación
En República Dominicana la Ley No.531-69 (Ley Orgánica del presupuesto
público), establece los criterios y normas que sirven de base legal para la
preparación, aprobación, ejecución, control y evaluación del presupuesto del
gobierno central.

Para fines de estimar los ingresos fiscales del gobierno central y así formular el
presupuesto público, los organismos dependientes del Ministerio de Hacienda
(Secretaria de Estado de Finanzas) y cualquier otro organismo a quien se le
solicite, deben enviar a la Oficina Nacional de Presupuesto (ONAPRES), antes
del primero de agosto de cada año, una estimación debidamente justificada de
los ingresos fiscales, para lo cual se recomienda utilizar alguna de las técnicas
de estimación tales como:
1. Método de Estimación sobre Base Incremental promedio, la cual puede
considerar la tasa de crecimiento histórico de las principales fuentes de
ingresos fiscales o algunos factores de ponderación de crecimiento
pertinentes.
2. Método de Estimación en base a la evaluación y determinación directa del
nivel de incidencia de cada fuente de ingreso fiscal en el presupuesto. Esta
técnica se considera la más recomendable para la estimación objetiva del
nivel de ingresos fiscales que obtendrá el gobierno en cada periodo.
Por otro lado, para estimar los gastos, según la ley, se establece que antes
del primero de septiembre de cada año, los diferentes organismos del
gobierno central deben presentar a ONAPRES, sus respectivos proyectos
de presupuesto de gastos para el siguiente año, los cuales deberán ser
preparados de acuerdo a las clasificaciones que señala la ley, o mediante
cualquier otra clasificación que ONAPRES considere más conveniente.
Según la ley, la falta de envío de los proyectos de gastos, a la fecha limite
señalada por lay, faculta automáticamente a ONAPRES para proponer el
momento y destino de dichos gastos.
b) Aprobación.
El Articulo 26 de la indicada ley establece: “El presidente de la Republica,
previo conocimiento del Consejo Nacional de Desarrollo, someterá el
proyecto de Presupuesto de Ingresos y ley de Gastos Públicos al Congreso
Nacional para su aprobación, durante la segunda legislatura ordinaria que
se inicia el 16 de agosto de cada año, tal y como lo establece el artículo 55,
inciso 23 de la constitución de la Republica”.
También se establece en la referida ley que el congreso nacional aprobará
el presupuesto de ingresos a nivel de grupos de fuentes, según la
clasificación vigente, y el presupuesto de gastos a nivel de “Capitulo” y
“Partida”. Según la misma ley basada en la constitución de la Republica, se
debe entender a las apropiaciones concedidas a los programas
presupuestarios destinados a cumplir las funciones del Estado, cuya
ejecución está a cargo de una unidad administrativa responsable.
Luego de aprobado el presupuesto por el Congreso, este lo remite al Poder
Ejecutivo convertido en Ley, para su promulgación y que se adopten las
providencias de lugar para la ejecución.
Ejecución
Cumplida la etapa de discusión y sanción del presupuesto público, en virtud
de su aprobación y promulgación, se inicia de inmediato la fase de
ejecución. En dicha fase está presente, en forma permanente e
instantánea, la acción administrativa del Control Contable y Operativo,
reglamentada por las normas de funcionamiento del Estado.
En la fase de ejecución es importante distinguir dos tipos de operaciones
consignadas en el presupuesto:
a) Operaciones de libramiento de Gastos
b) Operaciones de Recaudación de Ingresos.
Las operaciones de gastos requieren intensas y sistemáticas labores de registros y
control contable, y de igual modo sucede con las funciones que se cumplen en la
percepción de los Ingresos.
Por considerar de interés se reproduce el contenido del artículo 115 de la Constitución
de la Republica Dominicana el cual establece que: “La Ley de Gastos públicos se
dividirá en capítulos que correspondan a los diferentes ramos de la administración y
no podrán trasladarse sumas de un capitulo a otro ni de una partida presupuestaria a
otra, sino en virtud de una ley. Esta ley, cuando no sea iniciada por el Poder
Ejecutivo, deberá tener el voto de las dos terceras partes de la totalidad de los
miembros de cada cámara.
Párrafo 1: No tendrá efecto ni validez, ninguna ley que ordene o autorice un pago o
engendre una obligación pecuniaria a cargo del Estado, sino cuando esa misma ley
cree fondos especiales para su ejecución o disponga que el pago se haga de las
entradas calculadas del año, y de esta quede en el momento de la publicación de la
ley una proporción disponible suficiente para hacerlo.”
Se evidencia que la fase de ejecución presupuestaria está debidamente pautada por la
constitución de la Republica, en consecuencia cuando los gobiernos realizan
transacciones y transferencias de fondos de un capitulo a otro operan en violación a lo
establecido no solo en la ley de Gastos Públicos, sino también y fundamentalmente de
la constitución Dominicana.
Control y Evaluación:
El control de la ejecución del presupuesto es la última etapa de proceso
presupuestario. Generalmente se sostiene que el Congreso debe comprobar si sus
disposiciones han sido respetadas, esto que parece extremadamente sencillo en el
plano teórico, resulta de difícil cumplimiento en la práctica, debido fundamentalmente a
la falta de estructura de seguimiento adecuada por parte del congreso, y por el
carácter vicioso de los organismos creados para tales fines, así como por la magnitud
y complejidad técnica que ha asumido el presupuesto. Esta situación surge porque el
Congreso se sumerge en debates que dejan de lado la posibilidad de realizar un
efectivo control de la ejecución presupuestaria, pero sobre todo se debe a Problemas
de Naturaleza Política y Económica derivados de la correlación de fuerzas que
generalmente integran los Parlamentos.
Ante la ineficacia del Congreso para controlar la ejecución del presupuesto se ha
originado una tendencia a la creación de organismos y medios que puedan realizar
dicho control. De este modo aparecen instituciones como la Cámara de Cuentas,
Tribunales de Cuentas, Comités de Ciudadano, entre otros.
En la Republica Dominicana, el control de la ejecución presupuestaria se realiza en
términos Formales a dos niveles:
a) A nivel Interno
b) A nivel Externo
A nivel Interno, el control corresponde a la Oficina Nacional de Presupuesto
(ONAPRES) obedeciendo a la voluntad política del gobierno ejecutada a través de la
Contraloría y Auditoria Nacional de la Republica Dominicana.
A nivel Externo, el control corresponde a la Cámara de Cuentas y a las Comisiones
Especializadas estructuradas por el Congreso de la Republica conforme a un interés
público independiente. Los propósitos básicos de este tipo de control, se anulan o
pierden su independencia, cuando los realiza la Cámara de Cuentas, en razón de que
sus miembros son nombrados de hecho por el presidente de la Republica.

En relación con la evaluación: Se admite que es necesario efectuar


simultáneamente y de manera combinada con el control, un proceso de evaluación del
cumplimiento de los objetivos y metas programadas en la formulación presupuestaria.
Se acepta de igual modo que la evaluación en el control debe realizarse de manera
periódica en el tiempo, a fin de identificar y corregir posibles desviaciones,
incoherencias y deformaciones en la ejecución del presupuesto que conduzca a
distorsiones o que generen situaciones no deseadas.

TEMA X: TEORIA GENERAL DE LA TRIBUTACION


10.1 Conceptos generales. Es evidente que trasciende los marcos de esta
investigación establecer un planteamiento acabado sobre la caracterización moderna
que implica una Teoría General de la Tributación, pero se reconoce que la Teoría de la
Política Tributaria refleja fundamentalmente el pensamiento clásico y neoclásico de la
Política Fiscal, en razón de que sus principales preocupaciones se refieren a la
neutralidad y equidad de los tributos.
El concepto de tributación ésta condicionado por la magnitud y extensión de la
actividad del gobierno y por las fuentes de financiamiento tributario que pueden
utilizarse. Se observa que la magnitud relativa de los gastos públicos, como
proporción del PBI, constituye una relación determinada por factores históricos,
sociales y políticos colocados por encima de las políticas económicas de tipo
instrumental, como es la política tributaria y fiscal. En los Estados de Derecho no se
deben establecer impuestos en forma arbitraria, sino que éstos deben ajustarse a las
normas que, dispone la Constitución en primer lugar, el Derecho Constitucional y de
manera específica el Derecho Tributario.

10.2 Principios de la tributación. Se consideran principios de la tributación, los


postulados que limitan y orientan las decisiones de los órganos del Estado al
momento de elaborar y configurar determinados impuestos. Dichos principios
son reglas formuladas por las doctrinas económicas que permiten establecer
las condiciones y características que deben tener los distintos tipos de
impuestos para que puedan adecuarse al logro de los propósitos que persigue
la política tributaria en cada periodo fiscal. En tal sentido, se deben señalar y
explicar varios de los principios básicos de la tributación, así como su
significación y utilidad práctica.

10.2.1 Legalidad. Este es un principio que procede de las luchas contra el Estado
de dominio absoluto, de acuerdo con las doctrinas inglesa y norteamericana,
en él se sustenta la necesidad de la aprobación parlamentaria de los
impuestos para su validez. El principio de la Legalidad se fundamenta en el
postulado que establece: No taxation without representación, en esta
afirmación coinciden el pensamiento económico liberal y el pensamiento
jurídico-político contractualita.

El pensamiento económico liberal sostiene que el impuesto es una restricción


al cerco de propiedad y el pensamiento jurídico-político contractualita plantea
que es necesario el consentimiento del pueblo, a través de sus
representantes, para la validez de los impuestos. Actualmente se interpreta el
referido principio como: “No hay tributo sin ley que lo ampare”, Esto significa
en sentido práctico que a nadie se le puede obligar a pagar un impuesto que
no haya sido sancionado legalmente.

Al analizar la doctrina, según la cual al política fiscal, en sus funciones


estabilizadoras y de desarrollo es incompatible con el principio de legalidad,
se observa que sus principales argumentos acusan dicho principio de ser una
derivación de la doctrina liberal individualista y que las finanzas públicas
modernas exigen decisiones rápidas para adaptarse con eficiencia a los
cambios que impone la dinámica económica en la utilización de los diferentes
instrumentos fiscales, por lo que no se considera conveniente esperar el
trámite de la aprobación parlamentaria.

10.2.2 Igualdad. Este principio como postulado fundamental de la tributación ha


tenido y tiene un notable desarrollo científico en base a elaboraciones
jurídicas y económicas. Modernamente la igualdad se estructura en el
principio de la capacidad contributiva, entendida en el marco de una política
de bienestar.
En la época del pensamiento económico no sistematizado, por principio de
igualdad se entendió una intención de justicia que consistía en precisar que:
“Los súbditos de cada Estado han de contribuir a los gastos del Gobierno
hasta donde sea posible, en proporción a la renta que respectivamente
disfruten bajo la protección del Gobierno”.

El principio de la capacidad contributiva, como se acepta en la actualidad, no


es una medida objetiva de la riqueza de los contribuyentes, sino una
valoración apriorística de la misma, la cual implica una decisión política para la
formulación del impuesto sobre la base de los valores que conforman la
sustentación ideológica del Gobierno.
Técnicamente, la equidad tributaria puede ser conceptualizada y aplicada en
base a dos criterios: a) Equidad horizontal y b) Equidad vertical. Se
entiende por Equidad horizontal aquella en que los impuestos afectan en igual
proporción a contribuyentes de similar capacidad contributiva. En cambio, la
Equidad Vertical se obtiene cuando se grava en proporciones diferentes a
contribuyentes que tienen diferentes capacidades contributivas, es decir, a
mayor ingreso, mayor impuesto.
La estructura tributaria dominicana se caracteriza porque la mayoría de los
tributos, en su aplicación practicas no afectan a los contribuyentes con
Equidad vertical ni horizontal sino con bajos niveles de equidad social.
Introducir mejoras en esos niveles de equidad debería ser un propósito básico
para garantizar el éxito de las futuras reformas tributarias.

10.2.3 Economicidad. De acuerdo con este principio toda contribución tributaria se


debe establecer de forma tal que la cantidad de dinero que absorba de los
bolsillos del pueblo exceda lo menos posible de la que haga entrar en el
tesoro del Estado, es decir, que su costo de recaudación sea mínimo.
Situación que se traduce en niveles de eficiencia fiscal atribuible a cada
impuesto en relación con los demás.
La ineficiencia de un impuesto es susceptible de ser medida por la diferencia
de los excedentes de gravámenes correspondiente a situaciones “con y sin” el
impuesto.
En las decisiones del Estado con respecto de la creación de uno u otro
impuesto, al lado de las consideraciones de Equidad horizontal y vertical, debe
estar el principio de economicidad, en el sentido de minimizar la carga
excedente (excess burden) del instrumento impositivo. Lo ideal es que el
impuesto cumpla al mismo tiempo los requisitos de la Equidad y no genere
ninguna carga excedente, pero eso generalmente no ocurre, sucediendo con
frecuencia precisamente lo contrario.
Es necesario advertir acerca de la posible incompatibilidad entre los principios
económicos de desarrollo y de Equidad, al momento de formular y aplicar
determinados impuestos, en razón de que así se evitarían contradicciones o
incoherencias en la estructura impositiva y se haría viable el logro de los
propósitos de la política fiscal y económica.

10.2.4 Neutralidad. El principio de neutralidad es, en su génesis, la bandera de las


finanzas liberales, se ha observado en su contra, que todos los impuestos
producen efectos paramétricos en la economía de mercado, lo que ha servido
de base para que se utilice el impuesto no solo y no siempre para cubrir
gastos públicos, sino también para el logro de propósitos como la
redistribución del ingreso, la estabilización, la reasignación de los recursos, y
con estos la promoción del desarrollo. No obstante, este principio no ha
perdido su total vigencia en los hechos, ni es incompatible con los propósitos
antes señalados.

Las finanzas modernas se plantean que el impuesto no debe provocar, en el


mercado, otras modificaciones que las intencionales respecto a los fines de la
política fiscal implementada en cada periodo. Para tales fines, se recomienda
que los impuestos deben tener determinadas características que posibiliten
alcanzar eficazmente sus propósitos.

La neutralidad del impuesto, nos refiere Dino Jarach, significa que este debe
dejar inalteradas las condiciones del mercado, en otras palabras, no debe
modificar las condiciones de la oferta, de la demanda y de los precios, no solo
en las transacciones de los bienes gravados, sino en todos los bienes y
servicios” que circulan en la economía.

10.2.5 Comodidad de pago. El principio de la comodidad en el pago del impuesto


plantea que todo impuesto debe ser recaudando en el tiempo y forma que sea
conveniente para el contribuyente pagarlo.
La percepción del impuesto en el tiempo y modo que disponga el legislador o
la administración fiscal, produce una sustracción de dinero de la liquidez
necesaria para cumplir con la obligación legal. Situación que debe tenerse
muy en consideración al momento de establecer las condiciones, el modo y el
tiempo para el pago y liquidación de cada tipo de impuesto.

10.3 Sistema tributario. Existen distintas conceptualizaciones acerca del sistema


tributario como instrumento para racionalizar la distribución del financiamiento
del Gasto Público Total sobre la Economía. Según Dino Jarach, “Implantar un
sistema tributario totalmente racionalizado constituye una empresa titánica,
pero tal vez posible por lo menos por etapas, aunque sea necesaria la
continuidad del gobierno no solo de un partido político, o de una corriente de
doctrina política, económica y social, sino también de un grupo de técnicos
legislativos en materia económica y financiera.

10.3.1 Concepto. El concepto de sistema tributario implica además la coordinación


de los tributos entre sí, la concordancia con el sistema económico y los
objetivos de la política económica vigente”.

Clasificación.
En la actualidad se consideran dos tipos de sistemas tributarios que son:
a) Sistema Tributario Racional o Ideal. La noción sistema tributario
presupone un conjunto ordenado, lógico y coherente de impuestos, donde
cada uno se considera parte de un todo armónicamente relacionado.
El sistema tributario ideal o racional supone una estrecha coordinación
entre los objetivos de la imposición y la política económica vigente, de
modo que no aparezcan contradicciones entre sí, ni entre los tributos y el
conjunto de objetivos que persigue la política económica que sigue el
sistema económico implementada en cada periodo de gestión
gubernamental.
Se considera que un sistema de imposición ideal, es óptimo cuando logra
los niveles de recaudación requeridos al tiempo que hace mínimo el exceso
de gravamen total. Para tal fin, los impuestos deben aplicarse en base a
los niveles y comportamiento de la elasticidad compensada de la demanda
y la oferta de bienes y servicios, así como los tipos de impuestos y las
características de las bases imponibles, entre otros aspectos.
b) Sistema Tributario Histórico o Real. El sistema tributario Histórico o Real es
el conjunto de disposiciones tributarias de un país que resulta por una
yuxtaposición de tributos establecidos frutos del transcurrir histórico,
generalmente tienen una finalidad de siempre recaudación fiscal. Los
impuestos no son coincidentes, ni coherentes con los demás, ni con la
política económica, con frecuencia sus efectos económicos son
contradictorios sobre otros instrumentos de la política pública.
10.4 Efectos económicos de los impuestos. Los efectos económicos de los
impuestos son considerados en base a dos criterios fundamentales:
a) La forma como se distribuye la carga tributaria sobre la economía, y los
grupos sociales. Vinculados a esto estaba el efecto ingreso o financiero que
produce todo impuesto lo cual depende fundamentalmente de la Alícuota o
Tarifa y de la amplitud de la Base Imponible.
b) Los efectos que generan sobre las fluctuaciones económicas, en relación a
las cuales se explican los llamados efectos Paramétricos de los Impuestos,
que básicamente dependen de la naturaleza y las características con que
realmente se formule y aplique cada impuesto.

Las leyes que crean impuestos determinan siempre al contribuyente de


derecho, es decir, señalan quien debe pagar el impuesto al Estado.

En una economía libre no es posible determinar por Ley quien paga


realmente el impuesto, de la misma manera que no se puede determinar
con exactitud cuánto valdrá en términos monetarios el esfuerzo productivo
que un individuo debe desarrollar durante un año. El aspecto legal del pago
del impuesto es el punto de partida, sin embargo, el sujeto legal puede tratar
de hacer que otro pague el impuesto y tener éxito. Al tratar de descubrir
quién paga efectivamente los impuestos, se hace una distinción entre el
impuesto, la traslación y la incidencia, lo que conduce a analizar los
principales efectos que provocan los impuestos sobre los agentes y
decisiones económicas.

10.4.1 Percusión. Los distintos efectos de los impuestos sobre el comportamiento de


la económica de los agentes individuales se resume en los ítems detallados a
continuación.
La Percusión o Impacto del Impuesto. Es el acto mediante el cual un tributo
afecta al contribuyente de derecho, es decir, aquel sujeto que por designación
y por coacción legislativa debe liquidar el impuesto. La Percusión es el
impacto inicial por el que se obliga al deudor legal a efectuar el pago del
tributo.

10.4.2 Traslación. Es el fenómeno por el cual el contribuyente de derecho logra


transferir el peso de los tributos sobre otras personas quienes terminan
pagando como contribuyentes de hecho. Ejemplo: Cuando a un productor se
grava con un impuesto, y este mediante un aumento de precios transfiere,
parcial o totalmente, el monto del Impuesto al precio de venta, quien
realmente paga el impuesto es el consumidor del bien o servicio.

La Traslación realiza una recomposición en la distribución de hecho, de la


carga tributaria, este fenómeno puede resultar fácil para algunos grupos o
agentes económicos, mientras que para otros no lo es, sobre todo si tienen
que cumplir con la obligación del pago.
Principales tipos de traslación impositiva: En la doctrina tributaria, se
identifican varias formas de traslación impositiva, las cuales se producen por
diferentes razones, en tal sentido se pueden señalar las siguientes:
Traslación “Hacia Adelante” y Traslación “Hacia Atrás”
a) Traslación Hacia Adelante o Pro-traslación, es aquella que aplica el
productor cuando traslada el impuesto al consumidor vías elevación de los
precios. Este que en un régimen de competencia perfecta, el productor no
puede por sí solo aumentar el precio del mercado. Esto significa que mientras
menos competitivo es el mercado del productor gravado más fácil es la
traslación impositiva.
b) Traslación Hacia Atrás, llamada también Retro-traslación, es aquella que
sigue el proceso inverso al de la corriente de los bienes en el circuito
económico. Este tipo de traslación supone la existencia de un monopsonio
(monopolio de demanda), el cual significa que el productor afectado por un
impuesto, mediante la reducción de su demanda, puede obtener un menor
precio de compra en sus insumos, lo cual se traduce en la transferencia del
pago del impuesto.
Ejemplo: Si un productor es gravado con un impuesto cuya cuantia depende de
la cantidad producida, puede elevar los precios de los bienes que produce, en
la proporción del monto del impuesto aplicando una traslación hacia adelante o
pro-traslación, pero también puede reducir la cuantía de su producción
disminuyendo su demanda de materia prima y demás factores de la producción
al tratar de adquirir insumos a más bajos precios descontando el impuesto, con
lo que aplica una traslación hacia atrás. Esta situación es poco frecuencia,
debido a las escasas formaciones de monopolios por el lado de la demanda de
bienes y servicios.
Traslación Simple o de Varios Grados: La traslación es Simple cuando se
cumple en una sola etapa y de Varios Grados cuando la traslación se efectúa
del contribuyente de derecho a otra persona y de este a una tercera, y asi
sucesivamente.
Traslación Aumentada: Es aquella en que el contribuyente de derecho
traslada el impuesto incorporando al precio de venta un margen superior a la
proporción que representa el monto del impuesto para aumentar su beneficio.
Traslación Oblicua, la cual puede ser hacia adelante o hacia atrás. La
traslación es oblicua hacia adelante, cuando el contribuyente legal logra
trasladar el impuesto mediante aumento del precio de otro bien o servicio que
no ha sido gravado, pero que es de producción conjunta, en cambio la
traslación es oblicua hacia atrás, cuando el contribuyente legal, logra reducir el
precio de compra de un insumo mediante la reducción de la demanda de otro
factor o insumo no gravado, que es de producción complementaria.
10.4.3 Incidencia. Los impuestos en sentido general, afectan las rentas o los
ingresos de las personas y entidades a través de dos vías básicas distintas,
las cuales son:
a) Mediante la reducción de las rentas nominales de los individuos y
entidades que participan en el proceso productivo, cuando se gravan sus
salarios, remuneraciones o beneficios de las empresas. Estos determina
la renta nominal disponible.
Yn = Ingreso nominal
Tx = Impuesto directo

Ynd. = Yn - Tx
900 = 1000 - 100

10.4.4 Difusión. El impuesto, después de haber afectado al contribuyente legal que


es su primer impacto, se irradia sobre todo el mercado mediante lentas,
sucesivas y fluctuantes variaciones en los precios relativos de la demanda y la
oferta. Este concepto se puede definir proponiendo que es el efecto
económico que se produce sobre el consumo y/o la producción, a
consecuencia de la traslación y la incidencia final de los impuestos.
10.4.5 Concepto. Se llama así el movimiento de extensión que realizan las
contribuciones, uniéndose al precio de las cosas y de los servicios.

La difusión obliga a distinguir el anticipo y el pago del impuesto, porque el verdadero


contribuyente no es el que satisface la cuota, sino aquél sobre quien recae en
definitiva. La acción de ese principio desnaturaliza los impuestos y debe tomarse
como punto de partida para hacer la reforma de los actuales sistemas tributarios.

10.4.6 Equidad horizontal. El concepto se utiliza con más frecuencia con respecto a los
impuestos y la renta, así se sostiene que la equidad horizontal se consigue si
individuos con la misma renta se enfrentan a la misma carga impositiva. Sin
embargo, puede aplicarse en otras áreas, por ejemplo, con respecto a los beneficios
del gasto público; se puede decir que la equidad horizontal exige que los individuos
con rentas o necesidades similares deberían recibir el mismo beneficio. En la
utilización del concepto debemos tener claro qué características son empleadas para
definir el término -similar-, generalmente la renta es la variable relevante, pero
también podrían considerarse relevantes otras características, tales como la salud.
10.4.7 Equidad vertical. En el campo impositivo, la equidad vertical requiere que las
cargas impositivas de los individuos estén relacionadas con sus niveles de renta. De
este modo la equidad vertical se presenta como un argumento en favor de los
impuestos progresivos o proporcionales, de modo que los que perciben mayores
rentas paguen más impuestos. Usualmente se afirma que una cantidad marginal de
renta tiene menos significación a niveles altos de renta que a niveles bajos, de modo
que la equidad en el reparto de las cargas impositivas requiere mayor tributación para
los mejor remunerados. La distribución de las percepciones de, por ejemplo,
educación gratuita también podría analizarse en términos de equidad vertical. En
última instancia, el concepto de equidad vertical debe implicar alguna opinión sobre lo
que constituye una distribución -justa- de la renta.
10.5 Elementos para el cálculo de los impuestos. Existen varios elementos para el
cálculo de la tributación que se consideran, tanto para formular leyes impositivas
adecuadas, como para calcular y aplicar efectivamente los impuestos en cada periodo
fiscal correspondiente.
Los principales elementos para identificar, evaluar y calcular la magnitud, importancia
y significación de los impuestos son los siguientes:

10.5.1 Base imponible. Es la unidad física, actividad económica o hecho generador de


impuesto que el Estado selecciona, a través de las leyes, para imponer los tributos.
Ejemplo, los sueldos y salarios, las utilidades, la producción, las ventas, las
importaciones, los servicios de comunicaciones entre otros.
10.5.2 Recaudación. Son las tarifas o porcentajes que se aplican a la base imponible para
obtener los ingresos tributarios o Recaudaciones. Pueden ser proporcionales,
progresivas y compuesta. Ejemplo de proporcionales. El 10% de los beneficios debe
ser pagado al Estado. Ese 10% representa una Tasa o Alícuota proporcional. Un
ejemplo de tasa Progresiva corresponde al impuesto sobre la renta de la persona
física en la Republica Dominicana que cuenta con tres (3) tarifas: 15%, 20% y 25%.
10.5.3 Tasa. Una tasa es un tributo cuyo hecho imponible consiste en la utilización privativa
o el aprovechamiento especial del dominio público, la prestación de servicios o la
realización de actividades en régimen de derecho público que se refieran, afecten o
beneficien de modo particular al obligado tributario.
Las tasas son contraprestaciones económicas que hacen los usuarios de un servicio
prestado por el estado.
La tasa no es un impuesto, sino el pago que una persona realiza por la utilización de
un servicio, por tanto, si el servicio no es utilizado, no existe la obligación de pagar
por él.
Recaudaciones o Monto Fiscal: Son los ingresos fiscales que el Estado obtiene al
aplicarle la tasa o alícuota a la base imponible.
Procedimiento para la Determinación de la Tasa y el Cálculo de las Recaudaciones
Fiscales.
Relación: T = ® Recaudaciones x 100
(Bi) Base Imponible
Dónde: T = Tasa
R = Recaudaciones
Bi = Base Imponible
R = T x Bi
200 = 0.10 x 2,000
Los elementos determinantes de las recaudaciones tributarias son: La tasa y la base
imponible, mientras mayor es la base imponible, mayor recaudación se obtendrá con
igual tasa. Cuando se tiene interés en aumentar las recaudaciones, se recomienda la
aplicación de impuesto que incidan sobre una base amplia, de aquí surge la
preferencia para la aplicación de impuestos generales al consumo, como es el IVA o
el ITBIS en República Dominicana.
10.6 Clasificación de los impuestos según su relación con los elementos.
La relación que se establece entre la tasa o alícuota y la base imponible, es utilizada
como criterio técnico para clasificar los diferentes tipos de impuestos, con excepción
de los impuestos fijos, los cuales no se definen en función de la Relación señalada,
sino en función del Monto Fiscal.
10.6.1 Fijos. Son aquellos que se establecen en función de un Monto Fiscal Fijo o
Invariable, sobre el hecho generador del impuesto, sin tener en cuenta la variación
que pueda experimentar la base imponible. Ejemplo. El pago de una patente fija por
el ejercicio de una actividad comercial.
Ejemplo: Impuestos Fijos Graduales (Impuestos fijos por tramos de capital).

10.6.2 Proporcionales. Son aquellos en que la tasa permanece constante. Mientras la


base imponible sufre variaciones. Ejemplo.

Años Ingresos (Bi) Tasa Recaudación


1980 RD$ 500 10% RD$ 50.00

1985 RD$1,000 10% RD$ 100.00

Bi: Base Imponible

10.6.3 Regresivos. Son aquellos en donde al aumentar la base imponible, la tasa también
aumenta y como los aumentos pueden ser en diferentes proporciones, surgen
diferentes tipos de progresividades:
a) Impuestos Progresivos Crecientes: Son aquellos donde tanto la tasa como la
base imponible aumentan, pero la tasa aumenta en una mayor proporción.
b) Impuestos Progresivos Decrecientes: Son aquellos en que la base y la tasa
aumentan, pero la tasa aumenta en una menor proporción que el aumento de la
base imponible.
c) Impuestos Progresivos Proporcionales: Surgen cuando la tasa y la base
aumentan en la misma proporción. Estos impuestos se orientan en su
formulación y aplicación en base al principio de la equidad vertical.
10.6.4 Progresivos. Son aquellos en que la base imponible aumenta, mientras que la tasa
disminuye. Este tipo de impuestos surge generalmente como resultado de la
aplicación práctica de determinadas leyes impositivas, ya que formalmente ninguna
ley resulta aplicable cuando deliberadamente se agrava al que tiene mayor capacidad
de pago con menor tasa. Por ejemplo:
___________________________________________________________________________
Años Ingresos Tasa Recaudación
1980 RD$ 500 10% RD$ 50.00
1985 RD$1,000 5% RD$ 50.00

TEMA XI: POLITICA FISCAL


11.1 Concepto
La política Fiscal constituye una rama de la política económica que generalmente se aplica
como parte de la política de Estabilización, limitándose a perseguir objetivos de corto plazo.
Sin embargo, modernamente se admite que los instrumentos fiscales pueden ser utilizados
para lograr objetivos de mediano y largo plazo.
La racionalidad y eficiencia de la política fiscal dependen del uso de instrumentos adecuados
para alcanzar los fines propuestos en cada coyuntura económica.
La Política Fiscal propiamente dicha, está formada por las decisiones que adopta el Gobierno
sobre los gastos públicos y los impuestos, cuyos efectos no llegan a modificar la estructura
del crédito en la economía. Para delinear la política fiscal es necesario que el
Gobierno identifique los objetivos que pretende alcanzar y al mismo tiempo
seleccionar los instrumentos más eficientes y eficaces para el logro de dichos
objetivos.

11.2 Objetivos
Los objetivos de la Política Fiscal estarán en función de las características que
presente la coyuntura económica y de la voluntad política de los Gobiernos. Con
frecuencia los objetivos de la Política Fiscal aparecen relacionados con la Política de
Estabilización, la Compensación, el Empleo, el Déficit o Superávit presupuestario y el
Endeudamiento. Sin embargo, modernamente se identifican objetivos de la Política
Económica que pueden ser logrados adecuadamente con la Política Fiscal, tales
como: redistribución de la riqueza y la renta, aumento de la producción, mejor
asignación de los recursos y promoción del desarrollo económico.
11.3 Instrumentos de Política fiscal
Los principales instrumentos de la política son: la Política de Gastos Publico, Política
de Ingresos Tributarios y la Política de Ingresos No Tributarios. Cada instrumento
sirve para lograr determinados objetivos propios de la Política Fiscal o de la Política
Económica.
TEMA XII: DEUDA PUBLICA
12.1 Concepto: La Deuda Publica es la deuda del Estado o de los entes públicos
descentralizados o territoriales, la cual puede crear diferentes tipos de obligaciones y
derechos sobre las condiciones del crédito establecido.
El Estado, al igual que el sector privado, cuando sus gastos son superiores a sus
ingresos, recurre a tomar dinero prestado. Situación que origina la obligación de
pagar la suma recibida mediante cuotas que incluyen las amortizaciones más los
intereses correspondientes.
La deuda pública se define como el conjunto de obligaciones que debe cumplir el
Estado como resultado de los préstamos recibidos en un periodo de tiempo
determinado, que constituye el plazo de la deuda.
La deuda flotante es una deuda a corto plazo que se renueva constantemente para
financiar las necesidades del capital de una institución.
Todo préstamo en dinero descansa sobre la creencia, confianza y fe de parte del
prestamista, en que el prestatario está dispuesto a cumplir con el deber de devolver el
dinero recibido (aspecto moral), y además en la creencia de que el prestatario podrá
cumplir con ese deber porque dispone de los medios suficientes (aspecto económico)
El crédito público se puede conceptualizar planteando que es la capacidad política,
económica, moral y jurídica de un Estado para obtener dinero en préstamo apoyado
en la confianza de que goza por el patrimonio y recursos que puede disponer.
El Crédito Publico supone la existencia de una relación doble: a) Una relación jurídica
y b) Una relación económica.
a) La relación Jurídica se establece entre el acreedor o prestamista, para quien la
operación es un crédito, y el deudor o beneficiario, para quien es una deuda u
obligación.
b) En la relación Económica se destaca la deuda pública y específicamente la
carga de la deuda en sentido de una obligación que el Estado debe cumplir,
cuyo resultado tiene gran incidencia sobre la Económica Nacional.
12.2 Clasificación
12.2.1 Interna: Es aquella que se contrae dentro del mercado de un país determinado,
sin considerar la nacionalidad ni la residencia de los prestamistas. El régimen de este
tipo de deuda está determinado por las leyes de cada país, surge de la propia
economía nacional y corresponde a la expresión: “Debernos a nosotros mismos”.
12.2.2 Externa: La deuda externa consiste en el conjunto de compromisos financieros
de un país contraídos con el exterior que representan obligaciones de pago del corto,
mediano o largo plazo, los cuales deben ser honrados por dicho país, entendido a
partir de la sumatoria de los esfuerzos de los sectores público y privado.
12.2.3 Consolidada: Se entiende por Deuda Flotante, la deuda del Gobierno central
por concepto de emprestititos mediante Letras de Cambio del Tesoro, generalmente a
corto plazo y en cantidad relativamente pequeña. Carece de sanción legal o
congresional y tiene un carácter transitorio, surge de necesidades momentáneos de
caja (efectivo) por gastos imprevistos o retrasos en los ingresos ordinarios del
gobierno.

12.2.4 Flotante: Se entiende por Deuda Flotante, la deuda del Gobierno central por
concepto de emprestititos mediante Letras de Cambio del Tesoro, generalmente a
corto plazo y en cantidad relativamente pequeña. Carece de sanción legal o
congresional y tiene un carácter transitorio, surge de necesidades momentáneas de
caja (efectivo) por gastos imprevistos o retrasos en los ingresos originarios del
gobierno.
12.3 Deuda Pública como instrumento de política fiscal:
RECURSOS BIBLIOGRAFICOS:
Bienvenido Griziote. Principios de Ciencias de las Finanzas Públicas.

OTROS
Burato Alfredo. Manual de Finanzas Publicas
González Cano Hugo y Juan Gómez Sabani. Manual de Finanzas Públicas y Política
Fiscal
Somers, Harol M. Finanzas Publicas e Ingreso Nacional
Oficina Nacional de Presupuesto. Manual de Clasificación Presupuestaria. Julio 2003
Finanzas Públicas y Gestión Fiscal. El Nuevo rol del Estado en el Marco de la
Globalización Económica. Pautas para la Dirección Central y Municipal. Segunda
Edición. 1998.

Por: Juan Toribio – Teófilo A Reyes.

Un proceso puede definirse como todo aquello que las organizaciones hacen
orientadas al cliente y con el fin de conseguir sus objetivos. Es a través de los
procesos que las empresas alcanzan sus objetivos y el talento humano se encamina
para lograrlos.

1. Satisfacción al Cliente: es el resultado que deseamos como resultado de la


comercialización de nuestros servicios de calidad con nuestros clientes.
2. Selección de Personal: individuos que reúnan las competencias necesarias
para dar seguimiento a los servicios prestados a nuestros clientes.
3. Entrenamiento: Fortalecer las competencias del nuestro personal seleccionado
para dar atenciones a los clientes.
4. Orientación al Servicio: Desarrollar en nuestro personal de Atención al
Cliente, el sentido de pertenencia a la Organización y hacerlo sentir parte de un
equipo.
5. Encuestas de Satisfacción: herramienta por la cual se determina el grado de
satisfacción que tienen nuestros clientes, sean internos o externos, la cual
permitirá que la Alta Gerencia pueda tomar decisiones que fomenten su mejora
continua.
6. Análisis de las Encuestas: es el resultado objetivo de interpretar los
resultados de las encuestas de satisfacción de los clientes. Este Análisis se le
presenta a los Líderes de la organización para la toma de decisiones.
7. Base de Datos: se debe mantener una base de datos con la información
pertinente a las encuestas de satisfacción al cliente, de manera que los
procesos sean mejorado continuamente.
8. Propuestas a Mejoras: es el resultado de adaptar a los deseos o
requerimientos de las expectativas de nuestros clientes.
9. Satisfacción Total: es el estado final que cada organización desea, para lograr
la satisfacción de sus clientes al 100%.

También podría gustarte