Está en la página 1de 3

1- Elabora un ensayo con ideas propias acerca de los recursos y capacidades

de la empresa. 

El análisis de recursos y capacidades busca identificar el potencial de recursos y


habilidades que posee la organización o a los que puede acceder, este se ubica
dentro del análisis interno de la organización.

Los recursos pueden clasificarse como tangibles e intangibles, siendo los primeros
aquellos activos que posee la empresa y se pueden detectar y medir como las
instalaciones, la maquinaria, las materias primas, el capital, entre otros, mientras
que los recursos intangibles no tienen soporte físico y dependen en su mayoría,
principalmente, del conocimiento y la información, estos son las patentes de
propiedad de la empresas, la(s) marca(s), también se consideran la cultura de la
empresa, las redes personales y organizacionales, el Know-how de los
trabajadores, asesores, proveedores y distribuidores; se podría decir que los
recursos intangibles son originados por el recurso humano y recursos del capital
de la empresa.

Las capacidades son el resultado de la acción de la orientación para movilizar los


recursos a través de la creación de un sistema de prácticas de la organización que
permite la interacción entre estos y además, son las encargadas de la creación de
valor dentro de la empresa

La teoría de los recursos y capacidades nos dice que las organizaciones son
diferentes entre sí en función de los recursos y capacidades que poseen en un
momento determinado, así como por las distintas características de la empresa y
que dichos recursos y capacidades no están disponibles para todas las empresas
en las mismas condiciones, es esto lo que hace a una empresa más rentable que
la otra. También nos dice que los recursos y capacidades cada vez tienen un
papel más relevante para definir la identidad de la empresa y que el beneficio de la
empresa es consecuencia de las características competitivas del entorno y de la
combinación y uso de las capacidades y/o recursos de los que dispone.

De lo anterior se deriva la heterogeneidad (diferentes recursos, capacidades y


características) y la movilidad imperfecta (dichos recursos, capacidades y
características no están disponibles para todas las empresas).

Mediante este análisis se identifican las fortalezas y debilidades de una


organización, así como la probabilidad de explotar las oportunidades y reducir las
amenazas, para obtener una ventaja competitiva y poder ajustar su estrategia de
negocio.

La competitividad es la capacidad de identificar y aprovechar ventajas económicas


en un mercado globalizado generando la relación de intercambio que se desarrolla
dentro de un sistema comercial, en el que existen una serie de factores no
controlables por la organización, que constituyen el entorno. La empresa, a través
de la estrategia, busca aprovechar y anticipar dicho entorno, de manera que
pueda adaptarse a los cambios que se produzcan en el mismo, buscando
simultáneamente innovar y crear valor para sus clientes.

Se deben de tener en cuenta los constantes y rápidos cambios del entorno, la


visión y el propósito organizacionales, las necesidades y expectativas de los
diversos agentes que interactúan con la empresa como clientes, proveedores,
empleados, propietarios, competencia, gobierno y el proceso de creación de valor,
con la posibilidad de operar en un entorno complejo e incierto, pero generando
ventaja competitiva. Después de haber evaluado todo esto podemos ver también
que la competitividad depende de los recursos y capacidades de la organización
ya que, si los recursos usados para competir son valiosos, raros, imperfectamente
movibles y no sustituibles, características que presenta el conocimiento construido
y mejorado por los seres humanos.

Podemos considerar 3 ideas básicas que sustentan el enfoque de recursos y


capacidades:

a) Dichos recursos y capacidades no están a disposición de todas las


empresas en las mismas condiciones.

b) Juegan un papel cada vez más relevante en la definición de la identidad de


la empresa.

c) El beneficio de una empresa es consecuencia tanto de las características


competitivas del entorno, como de la combinación de los recursos de que
dispone.

Es preciso tener en cuenta tres actividades fundamentales:

a) Identificar sus recursos y capacidades de modo que conozca en


profundidad su potencial de partida para definir la estrategia.

b) Evaluar el valor de su inventario de recursos y capacidades.

c) Analizar las posibles opiniones estratégicas disponibles a partir de la


disponibilidad de recursos y capacidades y de su valor potencial.