Está en la página 1de 9

FACULTAD DE INGENIERÍA Y

ARQUITECTURA

ESCUELA DE MEDICINA

CICLO VII

Mecánica de fluidos II –LABORATORIO

LABORATORIO N°02

RESALTO HIDRÁULICO

ALUMNO:

Alata Bustamante, Juan Ricardo

DOCENTE:

Velarde Villar, Oscar Fernando

FECHA:

2/06/20

Lima, Perú

2020
ÍNDICE
OBJETIVOS
OBJETIVO GENERAL:
OBJETIVO ESPECIFÍCOS:
1. MARCO TEÓRICO.

1.1. Definición
El resalto hidráulico es el fenómeno que se genera cuando una corriente
supercrítica, es decir, rápida y poco profunda, cambia súbitamente a subcrítica,
esto es, se vuelve una corriente lenta y profunda. Este fenómeno es de central
importancia en la Hidráulica de Canales, por lo cual se trata aquí con suficiente
amplitud. Considérese el comportamiento del flujo en un canal de sección
uniforme, cuya pendiente cambia gradualmente de S01 < Sc a S02 > Sc.

Para un caudal constante y una sección transversal uniforme, la Línea de


Profundidades Críticas, L.P.C. es paralela al fondo del canal, y en la primera
zona, en donde S01 < Sc, el perfil de la superficie libre queda por encima de
dicha línea y la energía específica es mayor que la Emín . La profundidad, y la
energía específica disminuyen continuamente a medida que aumenta la
pendiente del canal y se alcanzan las condiciones críticas, esto es, en la
sección en que la pendiente alcanza un valor crítico, es decir, la pendiente
crítica ( S0 = Sc ).
La reducción que experimenta la energía específica en el canal, desde el valor
inicial E1 hasta Emín, en la sección crítica, se disipa por el efecto de fricción y
por pérdida de cabeza de posición. De la sección crítica en adelante, la
profundidad continúa disminuyendo con el aumento de la pendiente, lo cual
abastece de mayor energía al flujo, por aumento de velocidad, que la que se
disipa por fricción.
En el caso de una intersección brusca de dos pendientes, de subcrítica a
supercrítica, el efecto general es muy similar al del caso anterior, aunque es
factible que el perfil de la superficie libre se altere más en la zona de transición.
Aguas arriba de la intersección, la profundidad no puede, al menos
teóricamente, ser menor que la profundidad crítica, yc, ya que esto requeriría el
suministro de energía desde el exterior, lo cual no es posible, mientras no se
alcance la pendiente pronunciada.
Por lo anterior, se concluye que la transición de régimen subcrítico a
supercrítico es gradual, acompañada de poca turbulencia y de pérdida de
carga, debido, exclusivamente, a la fricción durante el movimiento. Dicho
proceso puede explicarse al recorrer la curva E vs. y, desde un punto de la
rama superior (subcrítica) a otro punto sobre la rama inferior de la misma curva
(régimen supercrítico).
El régimen de flujo, aguas arriba de la intersección, es supercrítico, mientras
que aguas abajo, la pendiente impone un tirante normal en régimen subcrítico,
presentándose, en algún punto intermedio, la transición entre ambos.

Para explicar el proceso de transición se recurre a un análisis similar al


anterior. El flujo, inicialmente en régimen supercrítico, se frena por efecto de la
fricción y de la reducción de la pendiente, aumentando gradualmente su
profundidad, y disminuyendo su energía específica, hasta alcanzar la condición
crítica (E = Emín). Como quiera que, aguas abajo, existe régimen subcrítico, la
energía específica del flujo debe ser menor que la Emín. Ello se debe a que la
poca pendiente del canal no abastece al flujo de energía adicional. Esto
imposibilita la continuación de la explicación del fenómeno, tal como se hizo en
los casos anteriores.
Con el objeto de analizar la forma de la transición del régimen, se puede
recurrir a la evidencia experimental, la cual muestra que, al contrario de los
casos anteriores, la transición de régimen supercrítico a régimen subcrítico es
en forma violenta y acompañada de mucha turbulencia y gran “pérdida” de
energía. En efecto, al entrar el agua a la zona de pendiente menor, se reduce
la gran velocidad del flujo, por efecto de la resistencia debida a la fricción, y se
produce un incremento brusco de la profundidad que, virtualmente, rompe el
perfil del flujo, y produce un estado de gran turbulencia y una fuerte pérdida de
carga. A cierta distancia, aguas arriba del punto hipotético de intersección del
perfil de la superficie libre (que se va elevando) con la Línea de Profundidades
Críticas, L.P.C., la energía específica está ya en exceso sobre aquella que
corresponde a la del flujo uniforme de aguas abajo; se produce, así, la
discontinuidad y la superficie libre se eleva rápidamente hasta la profundidad
normal. A este fenómeno se le denomina Resalto Hidráulico.
El resalto hidráulico ocurre con fuertes pulsaciones y como si el agua entrara
en ebullición, indicio irrefutable de la inclusión de aire. Después de un
crecimiento irregular y brusco de la superficie libre del agua, hasta alcanzar una
profundidad igual a la normal, yn , en un tramo relativamente corto, el frente
turbulento se regulariza de manera inmediata, y continúa libremente en
régimen subcrítico, hacia aguas abajo. La expansión turbulenta y la
desaceleración del chorro de gran velocidad están asociadas con una “pérdida”
apreciable de energía, disipada ésta por calor, principalmente, y la energía
específica final es, precisamente, la correspondiente a la profundidad normal.
1.2. Ecuación general para el resalto hidráulico
Supóngase el resalto hidráulico formado en un canal, como el que se muestra en la siguiente
figura:

Siendo:
M: Fuerza Específica
g: Gravedad
Ff: Fuerza de fricción
Faire: Fuerza del aire
P: Densidad
1.3. Ecuación general para las profundidades conjugadas de un
R.H. en canales horizontales o de pendiente pequeña
Para canales horizontales o de pendiente pequeña (  5º), sen   tan   0 y cos2   1.

Si, además, en la ecuación se desprecian las fuerzas de resistencia con el aire y con las
fronteras sólidas de canal (Faire = Ff = 0 ), resulta: M1=M2.

Es decir:
Las profundidades y1 y y2 que satisfacen las ecuaciones anteriores se llaman
profundidades conjugadas o secuentes del resalto hidráulico, y son las
respectivas profundidades antes y después del resalto hidráulico.

Estas ecuaciones son las ecuaciones generales para las profundidades


conjugadas de un resalto hidráulico en canales horizontales o de pendiente
pequeña.
1.4. Altura de un resalto hidráulico
Se define altura del resalto hidráulico a la diferencia entre las profundidades
conjugadas y2 y y1.

1.5. Tipos de Resalto Hidráulico


Los resaltos hidráulicos pueden ser de varios tipos, y suelen clasificarse en
atención a su ubicación respecto de su posición normal y al número de Froude
F1.

1.5.1. Tipos de R.H., según posición


Existen tres posibles posiciones del R.H. con respecto a su fuente de generación (compuertas,
vertederos de rebose y rápidas), dependiendo de la profundidad y’2, de aguas abajo, impuesta
por algún control o por cualquier condición particular del flujo.
1.5.1.1. Resalto hidráulico libre o en posición normal
Es la posición ideal de un R.H. para la cual y1 y F1, inmediatamente aguas
arriba del mismo son tales que, al mismo tiempo que satisfacen a la ecuación
de las profundidades conjugadas también se verifica que y2 = y’2.

1.5.1.2. Resalto hidráulico repelido


Es aquel resalto que se forma a una distancia, no determinada teóricamente,
aguas abajo de la posición normal descrita en el numeral anterior. Ocurre
porque la profundidad impuesta aguas abajo, y’2, es menor que y2.

1.5.1.3. Resalto hidráulico sumergido o ahogado


Es la situación del R.H. que se desplaza hacia aguas arriba, es decir, hacia la
fuente generadora, en virtud de que la profundidad y’2, del flujo, aguas abajo
del resalto, es mayor que la profundidad y2 que, junto con y1 y F1, satisfacen a
la ecuación de las profundidades conjugadas.

1.5.2. Tipos de R.H., según el número de Froude


La U.S. Bureau of Reclamation (Ref. [4]) ha clasificado los resaltos hidráulicos,
en canales horizontales, de acuerdo al valor del número de Froude,
inmediatamente aguas arriba del resalto. Dicha clasificación se resume en la
siguiente tabla.