Está en la página 1de 2

Ozwald boateng

El emprendedor inglés de la moda y diseño de vestuario Ozwald boateng ha hecho una carrera como
empresario de la alta costura a la medida. A pesar de haber iniciado estudios en computación, se decidió
por el corte y la confección debido la influencia de su novia adolescente, sin más inversión que la vieja
máquina de coser de su madre. Su padre lucía siempre trajes inmaculados, lo cual fue infundiendo en
Ozwand el anhelo y pasión por el diseño y la costura de alta calidad. Comenzó a diseñar y a vender a sus
compañeros de curso, mientras terminaba por graduarse en moda y diseño.

Proveniente de una familia africana de clase trabajadora, con padres qué emigraron de Ghana en 1950
Boateng nació en 1967 en Londres, Inglaterra. Desde que inició su carrera como diseñador de moda
trabajo duro con el objetivo de abrir su propio estudio en portobello Road, lo cual concreto a la edad de
23 años, en 1991. Durante los años siguientes desarrolló su propia filosofía de diseño, provocadora e
innovadora. Al final de 1994, ya había abierto su tienda en Vigo Street, muy cerca de la afamada Calle
Savile Row. Con el paulatino crecimiento de su negocio en moda masculina fue ampliando su red de
contactos, relacionándose con la realeza y vistiendo a estrellas famosas.

En efecto, Bouteng ha sido un Revolucionario que se atrevió a innovar y volver a descifrar el arte
británico de la alta costura. Ha construido fama como icono sofisticado y moderno a la vez y ha dado
giros a los conceptos de lujo para hombres usando refinadas telas y formas contemporáneas para
desarrollar una experiencia de lujo única. En el 2007 abrió una tienda en la Calle Savila Row, siendo el
primer diseñador de raza negra lograrlo. Así, pudo expandir este conocimiento único la moda hecha a la
medida con una mirada más integral y ampliando el concepto original de vestimenta a accesorios,
equipaje de estilo y otros, intentando combinar moda, diseño, arte y arquitectura. Hoy lo vemos
frecuentemente como experto invitado en programa de televisión y revistas de moda, ampliando su
área de influencia y redes de contacto.

En Bouteng podemos observar aquel tipo de caso que se origina como un emprendimiento individual,
que a lo largo de los años y del trabajo duro comienza a transformarse en uno de mayor envergadura y
compromiso. Esto, sin duda, le impone a voten la constante necesidad de innovar y reinventar los
códigos de la moda masculina. Esto que aparece como una bendición, somete permanentemente al
fundador a mantenerse actualizado y vigente, con la amenaza de los críticos y la copia de las
competencia. Es la paradoja del empuje.

Esta presión ejerce un innumerable apremio sobre el negocio ya que sin grandes activos fijos o
tecnología propietaria, este tipo de empresas está obligada a mantener una ejecución creativa
impecable. ¿Cuántos sostenible es esto en el mediano plazo sin la figura de Bouteng? sus habilidades
creativas, de venta en negociación, a la vez que su acceso a importantes redes de contacto son un activo
fundamental en el negocio. ¿Cómo le afecta el fundador esta constante presión para sostener su
empresa? ¿Estaba consciente de ello Cuando comenzó? por eso, necesitamos visualizar
permanentemente qué tipo de emprendedor queremos ser.

Impacto emprendedor, la fuerza que mueve al mundo. Jorge herrera Ronco, editorial UC. 2016

También podría gustarte