Está en la página 1de 19

Introducción.

El presente trabajo de investigación pretende comprender la problemática latente de la


conducta en niños de 4 a 7 años,en instituciones educativas y aulas de clase.

La cual justifica la importancia de encontrar nuevo conocimiento al identificar y entender


las

diferentes estrategias empleadas por los docentes para intervenir sobre la disciplina y

las conductas en el aula “la disciplina es el conjunto de mecanismos y

estrategias que permiten crear en el aula un clima educativo, aunque algunos maestros

prefieren considerarla como la estrategia de la calma, la tranquilidad y el control para

poder enseñar” .

. A su vez, saber si éstas dan los

resultados esperados para su atenuación o eliminación en la conducta de los

educandos. De ahí que, se pretende indagar y corroborar si estos comportamientos

afectan o inciden en las diferentes interacciones dadas entre los individuos que

comparten el espacio escolar, y si alteran el curso normal de las actividades a

desarrollar.

Así pues, estas conductas se ven permeadas por las diferentes personalidades,

emociones y conflictos internos de cada individuo, aspectos que se exteriorizan en ese

espacio que comparten los individuos en la cotidianidad educativa. Los conflictos en el


entorno escolar son innatos a este, y hacen parte del diario vivir entre los actores de la

educación; bajo esta perspectiva, se hace necesario identificar, comprender y atenuar

de alguna manera estas conductas, las cuales, de no ser abordadas de manera

adecuada, se convertirán cada vez más en una obstrucción, en la obtención de un

clima adecuado de aula, el cual es necesario para una buena convivencia.

Considerando que la convivencia es un aspecto necesario e importante para establecer

buenas relaciones entre los individuos que comparten determinados espacios, es

pertinente considerar todos los aspectos que tienen lugar en los procesos de

enseñanza, que a su vez, se ven perturbados por conductas nocivas, que impiden el

cumplimiento de los objetivos propuestos, generando en los docentes sentimientos de

insatisfacción e impotencia, al no poder llegar al cumplimiento de los mismos. La

siguiente cita es contundente respecto a los factores que aquejan y afectan los

procesos formativos al afirmar “vivimos en una sociedad sometida a cambios

vertiginosos, que produce con facilidad grandes inestabilidades y que, sobre todo,

genera continuamente nuevos contextos educativos. Hay cierta novedad en los

alumnos que hoy acuden a las aulas.

puede afirmar que las dificultades de control en la conducta de los educandos y

conflictividad que se vive al interior de los centros educativos y del aula, son dados por

las nuevas generaciones, quienes son hijos de padres jóvenes, con distintas formas y

concepciones de vida, lo cual ha creado un choque respecto a las viejas prácticas .

La investigadora expone, que el actuar de los educadores, derivan en una intervención


más cercana al ámbito de las creencias y el sentido común de la experiencia
profesional, que a un saber específico de las necesidades actuales.
En el aula de clase, la disciplina desempeña un papel de fundamental trascendencia,
pues ésta hace referencia al conjunto de normas precisas, organizadas y específicas .

Antecedentes

El problema de conducta y emocionales, así como la resolución de conflictos han sido


temáticas abordadas o consideradas por profesionales de diferentes campos: educativo,
psicológico, trabajo social. La preocupación por estas temáticas han posibilitado el
estudio de las mismas desde diferentes perspectivas, lo que contribuye al
enriquecimiento teórico y práctico de dichos tópicos.

A continuación, se presentan algunos de los trabajos que han contemplado algunas de


dichas temáticas, a nivel internacional, nacional y local.

1. Del Barrio, Victoria y Miguel Ángel Carrasco (2009). Se refirieron en España a la


importancia de la detección y prevención de problemas emocionales en el ámbito
escolar. Resaltan que la ansiedad y la depresión tienen una incidencia muy alta en las
aulas. La ansiedad oscila entre un 5% y 14% en y la depresión mayor entre un 2 % al
4%, mientras que la distinta alcanza hasta un 10%. Dado que la escuela ha cambiado
significativamente, se hace necesaria en la actualidad una educación que fomente la
salud mental, para contrarrestar la ansiedad y la depresión, que pueden manifestar los
alumnos en el aula, tomando en cuenta las características individuales de cada uno de
los estudiantes.

2. De la Barra, Flora, Virginia Toledo y Jorge Rodríguez. (2002). En Chile


realizaron un estudio de salud mental en dos cohortes de niños escolares en Santiago.
Prevalencia y seguimiento de problemas conductuales y cognitivos. Este estudio llegó a
las siguientes conclusiones: Los docentes reportan más problemas de conducta y
cognitivos que los padres, debido a que en la escuela los niños y niñas deben de atender
más exigencias que en el hogar. Se encontraron diferencias de género en los problemas
conductuales, se encontraron puntajes más altos en los hombres en problemas de
hiperactividad, desobediencia, agresión y concentración.

3. Kohn, Roberth y otros. (2001). Realizaron un análisis sobre los factores de riesgo
de trastornos conductuales y emocionales en la niñez: estudio comunitario en el
Uruguay. El objetivo del estudio era explorar algunos de los factores de riesgo
demográficos que se asocian con la presencia de problemas conductuales o
emocionales en los niños, y examinar la posibilidad de una relación entre el estrés
psicológico en los padres y trastornos psicológicos en los hijos. Y el mismo determinó
que la enfermedad mental del padre o de la madre puede constituir un factor de riesgo
genético y ambiental para el hijo, cuya relación con los demás puede afectar a su
autoestima, a sus vínculos afectivos y a sus facultades cognoscitivas, factores que a la
larga podrían vincularse con un cuadro sintomático.

4. Lozano González Luis y Eduardo García Cueto. (2000). Presentaron un trabajo


en España sobre El rendimiento escolar y los trastornos emocionales y conductuales. El
estudio se realizó a nivel de secundaria y se obtuvieron los siguientes resultados: la
población general de alumnos y alumnas difieren significativamente en el tipo de
trastorno que parecen mostrar en la vida cotidiana. Las mujeres presentan una patología
más interna, con más conductas depresivas, problemas de relación y quejas somáticas.
Los alumnos presentan dos síndromes externos: búsqueda de atención y problemas
delictivos.

5. Montiel Nava y Peña (2001). Realizaron un estudio para determinar las relaciones
existentes entre las valoraciones que dan los padres a cerca de las conductas de sus
hijos y las que proporcionan los profesores respecto de esos mismos niños. Este estudio
concluye que antes de los once años la relación de percibir un problema es baja entre
padres y docentes. Pero conforme los niños tienen mayor edad las percepciones de
ambos concuerdan más.

Venezuela específicamente en San Francisco, en la unidad educativa Maestro Orlando


Enrique Rodríguez, (Mayo 2011), se realizó un proyecto basado en los “factores que
inciden en el comportamiento agresivo de los estudiantes”, realizado por Kevin Alberto
Boscan Acosta, Maygrelys Carolina Colina Fernández, Daniel Alberto González
Martínez, y otros, los autores se enfocaron hacia este proyecto con el fin de investigar el
¿por qué se han incrementado estos comportamientos violentos de los jóvenes a nivel
mundial, nacional estatal y municipal?, de tal manera que este objetivo está estructurado
en determinar los factores que influyen en los comportamientos violentos 21 de los
estudiante de esta institución, generando propuestas, estrategias y métodos,
involucrando a la familia y docente para lograr una buena solución a esta problemática.
Se puede concluir con este proyecto que para los estudiantes la familia es el primer
factor que incide en el comportamiento violento, igualmente por diferentes contextos que
se encuentran en su entorno familiar, como segundo factor la sociedad, como los
amigos, los medios de comunicación los video juegos violentos y agresivos, el tercer
factor se encuentra aspectos biológicos, como el desarrollo de las etapas por las que ha
pasado en niño y su madurez, y por último los factores personales como son las
características propias del ser humano y su forma de ser y actuar.

En esta investigación la convergencia que se encuentra en el apoyo a este proyecto de


investigación son los valores como base fundamental en la vida, porque son los primeros
símbolos mentales para la convivencia, iniciando en el hogar y reforzando en la escuela.

Los anteriores antecedentes ayudaron a fortalecer y a dar soporte al proyecto de


investigación aportando ideas de estrategias apropiadas para cada actividad a realizar,
además aclaran más los conocimientos sobre los comportamientos agresivos de los
niños de transición igual que los teóricos.

Contexto natural;

La provincia La Altagracia está situada en la subregión Yuma; su municipio cabecera es


el municipio Salvaleón de Higüey. Limita al norte con el Océano Atlántico, al este con el
Canal de La Mona, al sur con la Isla Saona y el mar Caribe y al Oeste con las provincias
de El Seíbo y La Romana. Es la provincia número 11, constituida por 2 municipios, 5
distritos municipales, 18 secciones, 387 parajes, 83 barrios y 136 sub-barrios.

Higüey y San Rafael del Yuma son los municipios de la provincia la Altagracia, a su vez
estos poseen los Distrito Municipales Siguiente:

• Las Lagunas de Nisibón.


• La Otra Banda.
• Verón Punta Cana. Boca del Yuma
• Bayahibe.

El 11 de agosto de 1961, La Ley No. 5597 crea la provincia La Altagracia con los
municipios Higüey y San Rafael del Yuma. La Altagracia es una de las provincias con
mayor crecimiento poblacional del territorio Nacional, esto lo podemos observar en la
tasa interesal, por ejemplo, el censo del año 2002 la población era de 182,020,
habitantes y para el IX censo nacional de población y vivienda 2010 esta era de 273,210
lo que supone que el crecimiento ha sido prácticamente de un 50%, en el último censo
nacional de población y viviendas, el mismo establece que el índice de masculinidad
calculado para esta provincia es de 110 hombres por cada 100 mujeres, la estadística
inca que a nivel nacional es de 100.7 hombres por cada 100 mujeres, es decir que la
provincia de la Altagracia muestra un crecimiento mayor que la media nacional y un
índice de masculinidad mayor que el promedio nacional, debido a la incidencia de
algunos sectores productivos como el de turismo y de la construcción.
Higüey es el municipio capital de la provincia La Altagracia, en el este de la Republica
Dominicana. La ciudad fue fundada como villa en 1505 por el conquistador español
Juan de Esquivel, luego de que éste derrotara el cacicazgo que tenía asiento en la zona.

Higüey se encuentra dentro de la provincia con mayor desarrollo turístico del país y
donde el turismo ha desplazado a la agricultura y la ganadería como las actividades
económicas esenciales. En sus cercanías se encuentran los polos turísticos de Bávaro -
Punta Cana, Bayahibe, (donde se encuentra la mayoría de la oferta hotelera de la zona:
hoteles en
Bayahibe, hoteles en Punta Cana), la pequeña ciudad de Boca de Yuma y el Parque
Nacional del Este.
Higüey, con la Basílica de Nuestra Señora de La Altagracia, es un lugar de peregrinaje
para dominicanos y extranjeros (especialmente haitianos). Es una las ciudades de mayor
desarrollo económico, la proyección empresarial y del turismo. Contexto social;

La escuela María Sacha es un centro digno con la formación de cada uno de sus

alumnos…

Esta institución inicio en el año 1973 con el plan de formar y capacitar; el plantel en el

lugar que se encuentra ubicado funciona de una manera extraordinaria…

Está ubicado en la Altagracia; el mismo cuenta con estructura digna de admirar y con

espacio suficiente para cada estudiante, patio amplio, aulas bien ambientadas, docentes,

un cuerpo administrativo y por supuesto un comité de padres.

Debido a cada una de estas condiciones los estudiantes pueden realizar cada una de

sus actividades curriculares de manera armoniosa y con gran calidad, pues la escuela

posee un salón amplio de recreación.

Y sobre todo cuenta con personal sumamente importante; un equipo de orientadora y

psicóloga que trabajan de la mano con docentes, padres y la comunidad.

Planteamiento del problema


La presente investigación trata de dar respuesta a la siguiente interrogante:
conducta en niños de inicial de 4 a 7 años en el centro Educativo María Sacha de la
provincia la Altagracia, Republica Dominicana.

Ante la temática propuesta se pueden inferir las siguientes hipótesis como posibles
respuestas al planteamiento del problema formulado.

❖ Los niños y niñas que manifiestan problemas de conducta desarrollan


estrategias violentas y agresivas para la resolución de problemas que se les
presentan cada día.
❖ Los estudiantes que manifiestan problemas emocionales tienen dificultad en
la resolución de conflictos.
❖ Aunque los niños y niñas presenten problemas de conducta y emocionales,
manifiestan una adecuada resolución de conflictos.
❖ En el Centro Educativo María Sacha se suscitan más problemas de conducta
que emocionales y ambos repercuten en una inadecuada resolución de
conflictos.

❖ Los niños presentan más problemas de conducta y tienen más dificultades


en la resolución de conflictos, que las niñas.

Algunos padres encuentran útil conocer las tres clases


generacionales de comportamiento:

1. Algunas clases de comportamiento son deseadas y aprobadas.

Pueden incluir hacer tareas escolares, ser amable y ayudar en la casa. Estas
acciones reciben halagos libre y fácilmente.

2. Otros comportamientos no son castigados pero se toleran bajo ciertas


condiciones.

Tales como en momentos de enfermedad (de un padre o un hijo) o de tensión (por


ejemplo, un traslado, o el nacimiento de un nuevo hermano). Esta clase de
comportamiento puede incluir no ayudar en la casa, comportamiento regresivo (como
el hablar igual a un bebé), o ser excesivamente egoísta.

3. Otras clases de comportamientos no pueden ni deben ser tolerados ni


consolidados.

Entre ellas se encuentran acciones que son dañinas al bienestar físico, emocional o
social del niño, los miembros de la familia y otras personas. Pueden interferir con el
desarrollo intelectual del niño. Pueden ser prohibidas por la ley, la ética, la religión o
la conciencia social. Pueden incluir comportamiento muy agresivo o destructivo,
racismo aparente o prejuicio, robo, absentismo escolar, fumar o abuso de sustancias,
faltas en la escuela o una rivalidad intensa con sus hermanos.

4. Sus propias respuestas como padre están guiadas por el hecho de que
usted vea el comportamiento como un problema.
Frecuentemente, los padres interpretan o reaccionan con exceso a un cambio menor,
normal, a corto plazo, en el comportamiento. En el otro extremo, pueden ignorar o
minimizar un problema grave. También podría buscar respuestas rápidas y simples
para lo que son, en realidad, problemas complejos. Todas estas respuestas pueden
crear dificultades o prolongar el tiempo para llegar a una resolución.

5. El comportamiento que los padres toleran, pasan por alto o consideran


razonable difiere de una familia a otra.
Algunas de estas diferencias provienen de la crianza de los propios padres, podrían
ellos mismos haber tenido unos padres muy estrictos o permisivos y las expectativas
que tienen de sus hijos por consiguiente, son las mismas. Otro comportamiento se
considera un problema cuando los padres sienten que la gente los está juzgando por
el comportamiento de sus hijos; esto conlleva a una respuesta inconsistente de los
padres, quienes pueden tolerar en el hogar el comportamiento que los avergüenza en
público.

6. El temperamento, estado de ánimo habitual y las presiones diarias propias


de los padres también influyen en la manera de interpretar la conducta del
niño. Los padres permisivos pueden aceptar una gama más amplia de
comportamientos como algo normal y señalar algo como un problema de una
manera más lenta, mientras que los padres que por naturaleza son más severos
actúan más rápidamente para disciplinar a sus hijos. Los padres deprimidos o los
padres que tienen dificultades maritales o financieras son menos propensos a
tolerar mucha flexibilidad en la conducta de sus hijos. Los padres generalmente
difieren entre sí en sus propios antecedentes y preferencias personales, dando
lugar a diferentes tipos de crianza que influirán en el comportamiento y desarrollo
del niño.

Los padres con frecuencia tienen dificultad para diferenciar entre las variaciones en el
comportamiento normal y los verdaderos problemas de conducta. En realidad, la
diferencia entre comportamiento normal y anormal no siempre está claro; generalmente
es un asunto de grado o expectativa. A menudo una línea tenue divide el
comportamiento normal del anormal, en parte debido a que "normal" depende del nivel
de desarrollo del niño, lo que puede variar sobremanera entre niños de la misma edad.

Además, el desarrollo puede no ser parejo, con el desarrollo social del niño atrás del
crecimiento intelectual, o vice versa. Además, el comportamiento "normal" en parte es
determinado por el contexto en el que ocurre; es decir, por la situación y tiempo
particular, así como por los valores y expectativas propias de la familia del niño y los
antecedentes culturales y sociales.
Entender el progreso único del desarrollo de su hijo es necesario para interpretar,

aceptar o adaptar su comportamiento (y el suyo). Recuerde, los niños varían

considerablemente de temperamento, desarrollo y comportamiento.

A través de este proyecto se pretende estimular, sensibilizar, dar a conocer la

importancia que tiene tanto la participación de los padres de familia como la del docente

en eliminar los comportamientos agresivos de los niños y niñas, también para que

ayuden a reforzar sus dimensiones especialmente la socio afectiva, importante en el

desarrollo armónico e integran durante los primeros cinco años de vida, porque afianza

la personalidad del niño, las relaciones con sus semejantes, al igual que la manera de

tomar sus propias decisiones, también el manejo de sus emociones ya que el niño le

pone emoción a todo lo que hace, como puede ser ira, llanto, miedo, gozo, amor,

entusiasmo, alegría o tristeza, como se ve es tan importante la estimulación de esta

dimensión en el niño para su socialización y su afecto.


Justificación
Primordialmente, se investigó sobre los comportamientos de los niños, porque existen
muchas dudas acerca del tema además que es interesante. También porque es
necesario e importante ayudar a los niños y niñas de hoy a que logren cambiar o eliminar
los comportamientos que están optando, ya que afecta en el desarrollo social, emocional
y afectivo, así mismo en el desempeño académico, por lo tanto se establecen estrategias
para que los niños confronten la realidad y puedan llevar a la práctica principios, valores
y deberes.

La evaluación del comportamiento de los niños y adolescentes en edad escolar es


relevante para la detección de grupos de riesgo en ámbitos educativos y clínicos.
Frecuentemente se realiza a través de cuestionarios que muestran algunos problemas
metodológicos no resueltos. El presente estudio explora los factores principales del
Cuestionario de Comportamiento Infantil y Adolescente, instrumento en desarrollo
diseñado para evaluar la población infanto-juvenil sana, a través del criterio de maestros
en Cuba. Fueron seleccionados por muestreo no probabilístico 6,993 niños y
adolescentes, del municipio Centro Habana: 4,991 (71.37%) escolares de primaria entre
6 y 12 años de edad y 2,002 estudiantes de secundaria entre 11 y 15 años de edad; de
ellos, 3,528 (50.45%) fueron mujeres y 3,465 hombres. Un análisis de factores
principales iterados con rotación varimax normalizada extrajo tres factores, que explican
el 70.94% de la varianza total: control de comportamiento, desempeño cognitivo escolar
y socialización. La presente investigación se realizó para establecer como la conducta
nfluye en el ritmo de aprendizaje.

de los niños y niñas la conducta 7 años de edad.

Durante el tiempo compartido con ellos en el centro educativo siriaco maria Sancha
.Republica Dominicana .provincia la Altagracia.

observar que es considerable el número de niños y niñas que presentan problemas de


agresividad, lo

cual perjudica su Ritmo de Aprendizaje.

En las conductas individuales y colectivas influyen factores endógenos y exógenos como


biológicos,

psicológicos, culturales, económicos y pedagógicos. Estos factores modifican el


comportamiento

agresivo en el proceso de enseñanza - aprendizaje y el desarrollo normal de la


personalidad.

Los problemas de comportamiento agresivo más frecuente son: agresión física, verbal,
psicológica,
social, también pude observar inestabilidad, irritabilidad, mentira, timidez e introversión.

La falta de atención a las diferencias individuales por parte de los educadores, la


insuficiente

motivación, el uso inadecuado de técnicas metodológicas y el desconocimiento del


manejo de la

agresividad acarrea serios problemas en el desarrollo del ritmo de aprendizaje. Razón


por la cual me

siento con la obligación moral y profesional de desarrollar estrategias de recuperación

psicopedagógicas para elevar la calidad del aprendizaje de los niños y niñas de esta
institución.

En tal virtud se desarrolló una guía de trabajo dirigida a los docentes, la cual contiene
técnica y

actividades, por medio de la cual va favorecer a bajar el nivel de agresividad y mejoren el


ritmo

aprendizaje de los niños y niñas de 4 a 7 años de edad.La convivencia es un aspecto


fundamental e imprescindible para las óptimas relaciones

personales al interior de las instituciones educativas. Sin embargo, ésta (la convivencia)

se ha convertido en una real preocupación para los docentes, quienes son los directos

encargados de gestionar de manera eficaz las prácticas educativas en las aulas. Se

puede afirmar que los centros escolares son en parte el reflejo de la sociedad en una

menor escala; Así pues, acogen con fines formativos a un sin número de individuos de

diferentes edades, necesidades e intereses, quienes a su vez, vienen permeados por la

sociedad y el entorno en que interactúan en su diario vivir. Teniendo en cuenta los

anteriores planteamientos, se hace necesario mediar y direccionar de la mejor manera

los conflictos que puedan desencadenarse en éstas interacciones. Por esta razón, es

pertinente y necesario contar con educadores aptos para desempeñar dicha labor, y

quienes estén dispuestos a la reflexión permanente sobre su quehacer y a la

comprensión de los comportamientos inadecuados dentro del recinto educativo, para

posteriormente hacer una intervención que dé resultados positivos y no por el contrario


Al respecto Santrock (1996) apunta: Un docente de aula exitosa, además de tener reglas
y procedimientos efectivos, muestra una actitud de cuidado hacia los estudiantes. Este
cuidado propicia en buena parte un ambiente de aula en el que los estudiantes se
sientan seguros y en el que recibían un trato justo. Los maestros eran sensibles a sus
necesidades y ansiedades, tenían buenas habilidades de comunicación y también
expresaban sus sentimientos a los estudiantes. Así la atmósfera en el salón de clases es
relajada y agradable.

De acuerdo con lo anterior es importante considerar que el comportamiento perturbador,


desencadenado por problemas de conducta y emocionales, desestabiliza la homeostasis
del aula y es importante que las docentes no ignoren este tipo de comportamiento, sino
más bien que intervengan oportunamente en beneficio de todos sus alumnos, ya que el
comportamiento perturbador de unos, puede lesionar e indisponer a los otros, y además
afecta la salud emocional de la docente. Los niños y niñas se comportan de manera
inapropiada, no porque ellos quieran, sino por diferentes causas, las cuales son un
desahogo ante situaciones estresantes o fisiológicas.

Las docentes ante estos comportamientos pueden caer en el hecho de ignorar la


situación, reforzar la situación o brindar recursos para ayudar al estudiante.

Objetivo general: Determinar el comportamiento y las estrategias metodológicas


que conlleven a

mejorar la conducta en los niños y niñas de 4 a 7 años en la escuela Ciriaco María


Sancha.

• Objetivo especifico : Describir el nivel conductual de los niños de primaria del


centro educativo

Ciriaco en la provincia la Altagracia.

• Determinar las acciones y estrategias metodológicas que conlleven a mejorar la


conducta de

los estudiantes.

• Identificar las posibles causas del comportamiento actual de los alumnos deprimaria .

• Describir las consecuencias a futuro si no se toman las previsiones del caso en cuanto
a

mejorar la conducta de los estudiantes.


Variables

• Definición Conceptual: Considerando a Sarasson (1996.), se entenderá


como perspectiva de los docentes y padres de familia “al conjunto particular de
creencias o ideas que la gente ve en la conducta de los niños y niñas, cómo
interpreta lo que observa y cómo creen que se pueden manejar los problemas”
• Definición Conceptual: Según Santrock (2006.), los niños y niñas son
sujetos que se ubican en la etapa de la niñez temprana (denominada también
años preescolares), que se extiende desde el final de la infancia hasta los seis
años. Se caracterizan por ser más autosuficientes, desarrollan habilidades que
los preparan para la escuela y pasan más horas con sus pares.
• Definición Conceptual: De acuerdo con Candela (2008.), se entenderá como
conflicto “una situación antagónica que se presenta entre dos partes, pudiendo
ser personas, organizaciones, estados, etc. Y se define la solución de
conflictos, como los mecanismos formales o informales que las partes utilizan
para resolver sus diferencias.

• Se pueden emplear seis estrategias de condicionamiento operante para


incrementar las conductas deseables de los niños: elegir refuerzos eficaces;
que estos sean contingentes y oportunos; seleccionar el mejor programa de
refuerzo; considerar la opción de hacer un contrato; utilizar el refuerzo negativo
eficazmente, y emplear instigadores y la estrategia de moldeamiento de la
conducta.
• Elección de refuerzos eficaces: No todos los refuerzos actúan igual en todos
los niños. El análisis conductual aplicado recomienda que los profesores
determinen qué refuerzos actúan mejor en el caso de cada niño. Para
determinar los esfuerzos más eficaces en cada niño, hay que analizar qué le
ha motivado en el pasado (historial de refuerzos), lo que desea el niño pero no
consigue con frecuencia o fácilmente, y la percepción del niño sobre el valor
del refuerzo.
• Algunos expertos recomiendan preguntar directamente al niño que esfuerzos
prefiere o emplear otros nuevos para no aburrirle. Uno de los esfuerzos más
empleados es permitir al niño que realice una actividad que le guste. El
principio de Premack afirma que una actividad con una probabilidad alta de
que se produzca puede servir de refuerzo para otra de baja probabilidad (Ej.
"Cuando termines tu redacción podrás jugar en el ordenador").
• Aplicación de refuerzos contingentes y oportunos: Para que un refuerzo
sea eficaz, el profesor debe aplicarlo solo después de que el niño muestre una
conducta determinada. El niño debe demostrar la conducta requerida para
obtener su recompensa. Los refuerzos son más eficaces cuando son
oportunos, tan pronto como sea posible, después de que el niño haya
demostrado la conducta objetivo.
• Selección del mejor programa de refuerzo: Skinner desarrolló el concepto
de programas de refuerzo, que son cronogramas de refuerzo parcial que
establecen cuándo se reforzará una respuesta. Los cuatro programas
principales de refuerzo son de razón fija, de razón variable, de intervalo fijo y
de intervalo variable.
En un programa de razón fija, el refuerzo de la conducta se efectúa después de un
número prefijado de respuestas. En un programa de razón variable, se refuerza una
conducta después de un número medio de veces, pero de manera impredecible.

Los programas de intervalo están determinados por el tiempo transcurrido desde que se
reforzó la última conducta. En un programa de intervalo fijo, se refuerza la primera
respuesta adecuada después de un periodo fijo. En un programa de intervalo variable, se
refuerza la respuesta después de transcurrido un tiempo variable. Este programa
produce un ritmo de respuesta lento y uniforme porque los niños no saben cuándo
recibirán el premio.

Elaboración de contratos: Un contrato consiste en poner por escrito las contingencias de


refuerzo. Los expertos proponen que un contrato de aula debe ser el resultado de la
participación tanto del profesor como del estudiante.

Empleo eficaz del refuerzo negativo: Tiene algunos inconvenientes. A veces, cuando los
profesores intentan utilizar esta estrategia conductual, los niños se enfadan, corren por la
clase o destruyen material.

Empleo de instigadores y moldeamiento de la conducta: Dos estrategias de refuerzo


diferencial que pueden utilizar los profesores son los instigadores y el moldeamiento de
la conducta.

Un instigador es un estímulo o indicio añadido que se presenta justo antes de la


respuesta y aumenta la probabilidad de que ocurra.

El moldeamiento comprende la enseñanza de nuevas conductas, al reforzar


aproximaciones sucesivas a una determinada conducta objetivo.

Indicadores
❖ Comparte sus materiales de trabajo con los compañeros que no lo tienen.
❖ Realiza sus actividades con mensura.
❖ Se identifica con el sentir de los compañeros. ❖ Es servicial con sus
compañeros.

❖ Demuestra generosidad al compartir conocimientos.


❖ Llega a la hora indicada.
❖ Entrega oportunamente las tareas encomendadas.
❖ Permanece en clase todos los días desde el inicio hasta la culminación de
cada periodo.

❖ Objetivo: evaluar la validez de la discriminación de los Indicadores de Riesgo del


Perfil de Conductas de Desarrollo-Revisados (INDIPCD-R), como instrumento de
tamizado, para la detección temprana de retrasos y alteraciones del desarrollo en
infantes de 6 meses a 4 años de edad.
❖ Materiales y métodos: estudio transversal comparativo con 145 infantes
provenientes de una clínica y dos estancias infantiles (CENDI). Se evaluaron con
INDIPCD-R y con la Escala Perfil de Conductas del Desarrollo-Revisada 83 niños,
el resto fue evaluado sólo con los INDIPCD-R. Análisis: frecuencias para variables
de estudio. U de Mann-Whitney para comparar INDIPCD-R en clínica y CENDI.
Sensibilidad y especificidad para el INDIPCD-R. Consistencia interna del
INDIPCDR mediante alfa de Cronbach.
❖ Resultados: se encontraron diferencias significativas (p < 0.05) en las frecuencias
de indicadores de riesgo en los grupos evaluados. Grupo de niños de clínica:
sensibilidad 100%; especificidad 69%. Grupo de niños de los CENDI: sensibilidad
94%; especificidad 84%. Alfa de Cronbach: 0.938.
❖ Conclusiones: los Indicadores de Riesgo del Perfil de Conductas de
DesarrolloRevisados son un instrumento de tamizado que discrimina al niño que
presenta alteraciones en su desarrollo de aquéllos cuyo desarrollo es normal y no
se encuentran en riesgo. Se demostró de forma válida y confiable que niños con
aparente desarrollo normal, sin diagnóstico específico, pueden presentar
alteraciones en el desarrollo.
❖ Palabras clave: detección temprana, desórdenes del desarrollo del niño,
tamizado.

Las conductas agresivas, de oposición, desobedientes o desafiantes se

encuentran a menudo en la población infanto-juvenil como parte de un desarrollo

evolutivo «normal». Establecer los límites en donde se debe acudir al profesional

de la salud es difícil de concretar. Las pistas nos las tiene que dar la frecuencia,

magnitud y perseverancia en el tiempo de la conducta en cuestión en función de


la edad del niño. El hecho de que consideremos la manifestación de dicha

conducta como trastorno leve (no clínico) o trastorno más severo (clínico), tiene

una importancia vital ya que de ello va a depender el tipo de intervención.

De acuerdo a lo propuesto por las estrategias inducidas se encuentra como

ejemplo el proceso de comprensión de la lectura de textos académicos el cual

comprende cuatro aspectos básicos:

1. La naturaleza del material a leer, es decir, del material que será aprendido y

comprendido.

2. Las características del aprendiz referidas esencialmente a sus experiencias

previas,

actitudes y habilidades personales.

3. Las estrategias o actividades empleadas por dicho aprendiz en forma

espontánea o

inducida por otros, como serían las referidas repetición, atención, elaboración de

imágenes.

4. Las tareas de criterio, que pueden incluir el reconocimiento, el recuerdo, la

transferencia, la solución de problemas, y para dichos autores, tal modelo incluye en

el procesamiento de texto las siguientes partes:

a. Tomar en cuenta la naturaleza del material por aprender.

b. Conocer la meta de la actividad, las demandas de la tarea y, la forma en

que será evaluado el aprendizaje, es decir, las tareas de criterio.

c. Las características personales, como son las fallas en sus habilidades, en

sus intereses, que le permitan en un momento detectar y adoptar medidas

para solucionar dicho problema, como serían: consultar diccionarios,

releer, buscar otro texto, etc.

d. Y por último el análisis de la tarea, que debe enfrentarse, que de esta

manera le va a permitir seleccionar lecturas y procedimientos o


estrategias de aprendizaje significativas y determinantes para que se

desarrolle, el proceso de lectura, dentro de esas estrategias, estarían las

estrategias de muestreo, las estrategias basadas en esquemas, estrategias

de predicción, de inferencia y de auto control y corrección, haciendo

énfasis en que un lector que trata de comprender, no reproduce

literalmente el contenido de un texto, sino que ejecuta un procesamiento

de tipo constructivo; el proceso es además interactivo; se interrelacionan

las características del lector con las del propio texto, las demandas de la

tarea y las estrategias y actividades de aprendizaje involucrada "... en un

lector experto el aprendizaje y comprensión además de ser activos, son

independientes y, en gran medida consciente".

Definición de términos

➢ Mensura:

La medición es un proceso básico de la ciencia que se basa en comparar una unidad de


medida seleccionada con el objeto o fenómeno cuya magnitud física que se desea medir,
para averiguar cuántas veces la unidad está contenida en esa magnitud.

➢ Desahogo:

Aliviar el ánimo de sus preocupaciones, aflicciones o necesidades. Calmar el ánimo de la


pasión o fatiga que lo oprime.

➢ Homeostasis:

La homeostasis es una propiedad de los organismos que consiste en su capacidad de


mantener una condición interna estable compensando los cambios en su entorno
mediante el intercambio regulado de materia y energía con el exterior.

➢ Desestabiliza:
Afectar o perturbar la estabilidad de algo.

➢ Suscitan:

Aquello que suscita algo, por lo tanto, lo está formando, creando o fomentando.

➢ Perturbador:

Un perturbador o inhibidor de frecuencias es un dispositivo electrónico que impide o


dificulta las radiocomunicaciones en un determinado espectro de frecuencias mediante
interferencias intencionadas. Se compone básicamente de un generador de señal y un
transmisor.
Desencadenado: Es romper o desunir el vínculo de las cosas inmateriales.