Está en la página 1de 2

Rediseño

¿Qué es Rediseño?

Re es uno de los prefijos más utilizados a instancias de nuestra lengua y que


usamos delante de algunas palabras para indicar la repetición de una acción. En
este caso entonces un rediseño refiere a la acción de volver a diseñar algo.
“El diseño es la actividad creativa a través de la cual una persona idea objetos y
elementos útiles, y con una determinada impronta estética, para luego ser
fabricados en serie y comercializados en un mercado.” (Ucha. 2015)

¿Por qué necesitas rediseñar tu producto?


En un supermercado encontramos entre 15.000 y 60.000 productos distintos y la
mayoría de la gente va a comprar una vez por semana una media de entre 30 y 40
artículos. Este número aumenta espectacularmente cuando se trata de comprar
por Internet, actualmente el comercio electrónico está saturado de millones de
productos y ha ampliado la clientela potencial de cualquier empresa a millones,
incluso las empresas más pequeñas son capaces de vender en el otro lado del
mundo. ¿Hagámonos una idea de la cantidad de productos que descartamos en
cada proceso de compra?

En este ambiente de competición, los productos deben ser atractivos e


inteligentes, destacar del resto y comunicar un mensaje de valor a sus
consumidores potenciales.

Por ello, es muy importante hacer un seguimiento de vuestro producto, comprobar


que funciona (mediante encuestas, estadísticas, análisis de mercado...), mantener
la coherencia y el enfoque de vuestra marca e ir creciendo y variando
dependiendo conforme a los cambios y las necesidades de vuestros clientes. 
Onestudio nos dice que es muy común entre las marcas, comprobar que el
packaging de un producto no funciona como debería y, un buen
rediseño, consigue volver a encaminar la filosofía de la marca y aumentar las
ventas.

Razones por las que rediseñar tu producto:

Las razones pueden ser varias pero es muy importante tener claras qué
necesidades se intentan solventar y cuáles son los objetivos a conseguir:

 La forma del producto ha cambiado y necesita un nuevo envase.


 La empresa ha crecido creando numerosos productos y necesita que haya
una unidad estética entre ellos.
 La empresa ha cambiado y necesita dar un nuevo estilo a sus productos.
 Aparecen nuevas regulaciones o requisitos gubernamentales.
 El negocio o producto pretende extenderse a nuevos mercados -ya sean
dentro del territorio español o en países extranjeros.
 La opinión de los clientes potenciales del producto, extraída de encuestas,
muestra que el mensaje o la apariencia del producto está anticuada o no
corresponde con sus gustos.

Los avances tecnológicos le marcan el paso al rediseño:

La revolución que vivió la industria a partir del siglo XIX y que permitió fabricar en
serie muchos productos y también los constantes avances que propone
la tecnología que no para de avanzar hacia mejores opciones, ha generado que
muchos bienes materiales sean objeto del rediseño.

Pensemos en un automóvil, uno de los bienes más demandados en el mundo


entero, suele ser plausible de un rediseño por parte de la compañía que lo fabrica
y comercializa si es que se enfrenta a razones de peso para hacerlo. Muchas
veces se lanzan propuestas al mercado que finalmente no cumplen las
expectativas ni satisfacen las necesidades de los usuarios, entonces, éstos se lo
hacen saber a los diseñadores a través de sus críticas, y la empresa fabricante,
para no perder espacio en el mercado, decide rediseñar el automóvil.

Algunos reclamos comunes suelen darse en aquellos modelos populares, es decir,


aquellos que son los más baratos del mercado, y están vinculados especialmente
a cuestiones de confort que obviamente les faltan a los mismos y que terminan
siendo molestas para el cliente.

También el rediseño puede aplicarse sobre intangibles pero no solamente objetos


tangibles pueden ser objeto del rediseño también el rediseño puede aplicarse
sobre cosas no palpables, como ser una estrategia de marketing o
de comunicación.

Entonces, es muy importante el rediseño porque gracias a él se pueden reelaborar


objetos y cosas que no satisfacen al consumidor. (Ucha, 2015)

Conclusión:

Cuando se trata de Rediseñar un producto, se habla de nuevos cambios ya sea en


la marca, en la forma, el logo, teniendo en cuenta lo que la empresa quiere darle al
consumidor y que esperar ganar con ello.