Está en la página 1de 3

1

 ¿EN QUÉ SITUACIÓN ESPECÍFICA DE LA VIDA DEL SIGLO XXI ME

PUEDO IMAGINAR QUE APLICAR EL IMPERATIVO CATEGÓRICO KANTIANO

PUEDE SER MUY IMPORTANTE? ¿POR QUÉ?

Ivonne Natali Echeverría Hernández1

El imperativo categórico en el pensamiento kantiano como el princio de su ética, sus

repercusiones en el hombre (ser racional) y unas dificultades en la práctica de dicho

imperativo. Este elemento, visto como el punto de partida de toda actividad moral del hombre

resulta ser de gran importancia. Fundado en el deber, será un nuevo paradigma ético que

vendrá a cambiar la concepción moral que se tenía establecida desde el pensamiento

aristotélico pasando por la escolástica y el sistema tomista que fundamentan toda reflexión en

el ser.Si bien, este trabajo tiene la intención de explicar cómo Kant, partiendo de una reflexión

del conocimiento puro, llega a la conclusión de una moral (razón práctica) también se ha

propuesto plantear qué repercusiones tiene su propuesta en el hombre y cuáles son algunas de

las dificultades en su práctica, incluso que el mismo Kant logró encontrar y como él logró

aclararlas. Ciertamente es que las repercusiones de las que se trata y algunas de las

dificultades ya son tomadas en cuenta por el mismo Kant o por otras teorías filosóficas, por

esta razón el propósito solamente es el de exponer dichas posturas y aclararlas ahí mismo. Por

tanto las problemáticas que se presentan en el último apartado del texto son, ahí mismo,

aclaradas.

Estudiante de Contaduría Pública, VIII Semestre de la Fundación Universitaria del


Área Andina
2

El texto está articulado por cuatro apartados los cuales tienen la intención de ir

acotando su tema de interés para poder así, llegar a la problemática que le interesa. El primer

apartado explica las nociones del deber y de verdad dentro de la filosofía trascendental. El

segundo apartado especifica el imperativo categórico como fundamento y punto de partida de

la moral. En el tercer apartado se analiza las implicaciones que trae concebir al hombre como

un fin dentro de la moral kantiana y por último, en el cuarto apartado se señalan algunas

posturas que ponen en duda al imperativo categórico y sus posibles soluciones.

La metafísica es una empresa necesaria pero imposible según el pensamiento kantiano.

La metafísica, entendida como la ciencia que estudia las primeras causas y los últimos

principios, según la concepción aristotélica, no ha podido dar solución a sus interrogantes

sobre sus temas propios que son Dios, la inmortalidad del alma y el mundo. De ahí que Kant

entienda a la metafísica como aquel “conocimiento especulativo de la razón, completamente

aislado, que se levanta por encima de lo que enseña la experiencia.”1

La propuesta de Kant sobre este tema es plantear si es posible una metafísica y para

esto invierte el trabajo de la razón ya que ésta, que veía todo, no se veía a sí misma. Ahora la

razón se piensa críticamente a sí misma. La metafísica es el campo de estas disputas.

De esta postura es famosa la comparación que el mismo Kant hace con la revolución

copernicana para hacer referencia a que ahora el centro es la razón juzgada por ella misma.

Dios, el alma y el mundo son tres postulados de la metafísica que Kant ocupa como

ideas reguladoras sin comprobar que estos existen. Estos postulados, aunque son propios de la

Estudiante de Contaduría Pública, VIII Semestre de la Fundación Universitaria del


Área Andina
3

metafísica, escapan de sus posibilidades para darles solución. A pesar de esta limitante Kant

los toma en cuenta como ideas reguladoras, como ejemplo podemos nombrar un círculo, ya

que éste es sólo una idea reguladora puesto que no existe un círculo perfecto en la naturaleza.

(s.f.). Obtenido de https://tbpd.wordpress.com/2009/07/07/el-imperativo-categorico-en-la-etica-

kantiana/

Estudiante de Contaduría Pública, VIII Semestre de la Fundación Universitaria del


Área Andina

También podría gustarte