Introducción: Las uñas artificiales han ido evolucionando desde su salida al mercado.

Como resultado, la industria de las uñas postizas se ha dedicado a desarrollar nuevos métodos y tipos de uñas artificiales que parecen cada vez más naturales. Hoy en día las uñas postizas más utilizadas están hechas de acrílico, gel o porcelana. Dependiendo de cuánto te quieras gastar y el mantenimiento que vayas a proporcionar a estas uñas, podrás elegir entre estas diversas opciones. Los tipos: La cuestión es que para mostrar las uñas decoradas estas han de ser perfectas y es cuando, en la mayoría de los casos, hay que recurrir a las artificiales, en donde también se puede elegir. Básicamente las uñas artificiales se dividen en dos grandes grupos: las de gel o lino y las de acrílico o porcelana. En el primer caso su inconveniente es el de que su diseño tiene el tamaño y la forma predeterminada y hay uñas que no las admiten al no poder adaptarse por completo a su forma natural de crecimiento. La duración es de aproximadamente 6 meses. Estas uñas tienen una vida de 6 meses, siempre y cuando se realice dos veces por mes el mantenimiento en el salón, lo que también permitirá mantener una higiene perfecta. Acrílicas: son la elección más popular y las más duraderas. Primero se pegan sobre tu uñas y después se les aplica el acrílico. Este acrílico es una combinación de un líquido especial con un polímero en polvo. La capa seca y se forma una robusta formación que parece plástico duro. Suelen parecer más gruesas que las naturales y son muy resistentes. Porcelana: similares a las anteriores, pero estas se forman a partir de vidrio. Debido a que es un material más fino, son más frágiles que las de acrílico. Gel: tienen un aspecto natural, pero no son tan resistentes como las uñas de acrílico. Están formadas por la aplicación y el endurecimiento de capas de resina. La resina se endurece cuando se expone a la luz. A diferencia de las acrílicas, las uñas de gel ya vienen con colores y, por lo tanto, no es necesario pulirlas para pintarlas.

Quítate el esmalte con un quitaesmalte recomendado para uñas acrílicas para que no se resequen. En cuanto a las de acrílico o porcelana. Si están muy largas.Aplicación: Las que son de gel se realizan mediante capas de este material que a continuación se liman y pulen. Limpia las uñas remojándolas por unos minutos en agua tibia jabonosa. Debes ir a hacerles mantenimiento cada 15 días para evitar la proliferación de hongos o alergias. Mantenimiento: Es importante saber que las uñas artificiales necesitan mantenimiento quincenal La duración es de aproximadamente 6 meses. córtalas con una tijera curva. Nunca te lo quites. La aplicación consiste en un molde de uña en donde se dan capas de pasta acrílica hasta que se le va dando la forma que deseada. Las que no quieran pintárselas con frecuencia pueden inclinarse por elegir las coloreadas del tono que ellas quieran. no implica que vas a tener un destornillador permanente en tus manos. Para darles el toque final límalas con lima de cartón. mordiéndolas o arrancándote el esmalte. . Igualmente se pulen y se liman. En el caso de las de lino son capas de esta tela que luego se endurece y después se liman y pulen. son las más utilizadas porque permiten la adaptación perfecta sobre la uña y se ven completamente naturales. No las uses como herramientas. que sean un poco más duras que las uñas normales.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful