Está en la página 1de 26

Fuentes de información externa

para el diseño de instalaciones


de manufactura
Facilitadora: Ing. Juana Iris Montas Reyes, MAG
 El diseño de instalaciones depende de información básica que el
diseñador debe obtener de fuentes distintas. Gran parte de esta
información proviene de otros departamentos de la compañía.

 A veces, su consecución es algo que “no se desea hacer”, pero el


diseñador requiere información confiable y la mejor fuente son las demás
personas. Entre más grande es una empresa, menos datos produce en
realidad el diseñador.
 Algunas empresas tienen varios subdepartamentos de manufactura e ingeniería
industrial. Algunos ejemplos de ello son los siguientes:

1. La sección de procesos establece las rutas y selecciona la máquina por usar.

2. En la sección de diseño de herramientas se diseñan las partes integrantes y se


especifican las herramientas.

3. Los estándares de tiempo de cada operación se establecen en la sección de


aplicaciones.

4. El departamento de calidad especifica los procedimientos de inspección y


requiere espacio para herramientas y personal.

5. El departamento de seguridad quiere revisar y hacer que se tomen en cuenta sus


requerimientos.

6. Las políticas del departamento de control de la producción e inventarios


afectarán el espacio necesario, así como los procedimientos.
Información
Externa

Información
Interna

Diseño de las Instalaciones


de Manufactura
Fuentes básicas de información fuera
del departamento de manufactura:

Marketing

Diseño del
producto

Política de
administración
EL DEPARTAMENTO DE MARKETING

 Este departamento proporciona una función de investigación que analiza lo que


los consumidores quieren y necesitan. Busca maneras de satisfacer las demandas
de los clientes potenciales.

 Algunos tipos de información que proporciona el marketing son:

1. precio de venta,
2. volumen (¿cuántos podemos vender?),
3. demanda estacional (¿se trata de un producto para el verano o para el
invierno?), y
4. las partes de reemplazo o refacción que tal vez requieran los antiguos productos.
 La determinación del precio de venta no es función exclusiva del
departamento de marketing. La organización de ingeniería
industrial podría suministrar los datos de costo para fijar los precios,
pero la cantidad en que se vende un producto influye
directamente en el número de éstos que la compañía vende.

 Cada cliente hace un análisis del valor de todas sus compras. Entre
más bajo es el precio, más personas elegirán el producto. Fijar
precios es muy complicado, y los departamentos de marketing,
producción y finanzas toman parte en estas decisiones, sin
embargo, el primero requiere tener dicha información antes de
que pueda preguntar a los clientes, “¿Cuántos quiere comprar?”
 El volumen es resultado de la definición de cuántas unidades por día quiere
elaborar la compañía. El departamento de marketing podría tomar algunas
muestras de modelo a mano destinadas a unos cuantos clientes importantes
y solicitar su opinión.

 Si el producto nuevo agrada a estos consumidores, se les preguntaría cuántos


comprarían. Es común que el 20 por ciento de los compradores adquieran el
80 por ciento de la producción total.

 Por tanto, si un grupo pequeño de clientes dice que compraría 125,000


unidades, lo que representaría el 50 por ciento de las ventas anuales, se
requerirían 250,000 unidades.

 Si la planta trabaja 250 días por año (50 semanas, 5 días cada una), entonces
es necesario fabricar 1,000 unidades al día. El número de unidades diarias
requeridas es una cifra importante para el diseñador de instalaciones porque
determina el número de máquinas y personas para las que necesita
proporcionar espacio.
Determinación del tiempo de
procesamiento o tasa de la planta
 Para alcanzar la meta de producción o un volumen de producción actual,
cada máquina y cada operación debe mantener cierto ritmo. Por
ejemplo, si la programación establece la producción de 1,500 parrillas por
día o por turno, entonces, la compañía debe tener 1,500 parrillas
terminadas, empacadas y listas para su envío al final del periodo de
producción. Para cumplir con dicho programa, en esencia, la planta debe
producir partes y componentes suficientes por periodo para satisfacer la
demanda de producción.
 Ejemplo: suponga que necesita producir y enviar 1,000 unidades de producto de la
planta en un turno de 8 horas. Durante cada turno están asignados 30 minutos para
el almuerzo, 10 minutos de descanso y 8 minutos para reuniones del grupo.
Además, suponga que la planta opera con el 90 por ciento de eficiencia (el
cálculo de la eficiencia de la planta está más allá del alcance de este análisis; sin
embargo, baste decir que no es realista esperar una eficiencia del 100 por ciento,
y que el 90 usado en este ejemplo es muy razonable.)
 Con los datos anteriores, ¿cuánto tiempo tiene para generar una unidad del
producto?
 Turno de 8 horas × 60 minutos = 480 minutos de tiempo de producción 480 minutos
de tiempo de producción − (30 minutos del almuerzo) − (10 minutos para
descansar) – (8 minutos de reuniones) = 432 minutos de tiempo real de trabajo 432
minutos de tiempo real de trabajo ×0.90 por ciento de eficiencia =389 minutos de
tiempo efectivo (productivo)
 Por tanto, sólo dispone de 389 minutos para producir 1,000 unidades de producto.
 Tiempo de procesamiento o R = 389 minutos / 1,000 unidades = .389 minutos por
unidad
 Tiempo de procesamiento o R (tasa de la planta) = .389 minutos por unidad
 Cada .389 minutos debe salir de la línea de ensamblado y empaque un
producto terminado, es decir, aproximadamente, 2.5 unidades por minuto. Esto
significa que cada estación de trabajo y cada máquina de la planta necesitan
producir unas 2.5 partes o juegos de partes por minuto.
 Unidades por minuto =1 unidad /.389 minutos por unidad = 2.57 unidades por
minuto
 Si necesitara dos partes (como los ejes de un vagón de juguete o dos mesas
laterales para una parrilla) por producto terminado, entonces se requeriría
hacer 5.14 partes por minuto.
Cálculo de las tasas de desperdicio y
retrabajo

 Si bien nadie lo quiere, las operaciones de manufactura sí producen partes


desperdiciadas o inútiles. Además, existe la necesidad de repetir una
operación tan sólo porque la parte no se produjo al primer intento dentro
de las especificaciones establecidas. Esto se denomina retrabajo. El
desperdicio y el retrabajo ocasionan el uso ineficiente y derrochador de los
recursos de las instalaciones. Debe hacerse todo para eliminar este
desperdicio. Sin embargo, en tanto la planta tiene que vérselas con el
desperdicio y el retrabajo, no es posible ignorar la demanda que ejercen
de tiempo de producción.
 Para ilustrar lo anterior, se supondrá que en uno de los ejemplos anteriores
la operación de prensado produce el 3 por ciento de desperdicios. Por
tanto, para llegar a 1,000 vagones terminados, se debe comenzar con un
número mayor, de modo que después de tener el 3 por ciento de
desperdicios, se tendrán 1,000 partes buenas. Si se designa con la letra O a
las partes terminadas, la entrada, I, se calcula así:
 I = 1,000 / (1 -.03) = 1,031 unidades
 Éste es el número de entradas en bruto con el que necesita arrancar el
proceso.
 Por ejemplo, suponga que además de la operación de prensado se
ejecutan otros dos procesos. Uno de ellos tiene una tasa de desperdicio de
2.5 por ciento, y el otro, de .5 por ciento. La entrada se calcula como
sigue:
 I = 1,000 / (1- 0.03) (1-0.025) (1 – 0.005) = 1,063 unidades
 La fórmula general queda así:
 I = salida / (1 − % de desperdicio 1)(1 − % de desperdicio 2)(1 − % de
desperdicio 3). . . (1 − % de desperdicio n)

 A usted ya no le preocupan las piezas de equipo que se requieren para


producir 1,000 cuerpos de vagón. Ahora, el tiempo de procesamiento se
calcula sobre la base de 1,063 unidades.
 389 / 1,063 = 0.366 minuto/unidad
 Por tanto, el tiempo ajustado de procesamiento, o tasa de la planta, es: =
0.366 minuto/unidad
 La tasa de la planta es uno de los números más importantes para el diseño
de instalaciones de manufactura. Se usa para calcular el número de
máquinas y estaciones de trabajo, la velocidad de la banda y el número
de empleados que requiere el diseño de la instalación.
EL DEPARTAMENTO DE DISEÑO DEL
PRODUCTO
 Los planos, facturas de materiales, esquemas de ensamblado y
muestras de modelo a mano dicen al diseñador de instalaciones
cuál es la misión principal —describen detalladamente lo que se
necesita cumplir.

 La primera pregunta que cualquier persona haría al enfrentarse a


un proyecto nuevo de diseño de instalaciones es: “¿qué vamos a
fabricar?” La salida del departamento de diseño del producto dice
con exactitud lo que se va a manufacturar.
 Todos los planos, bosquejos, películas, dibujos de CAD (diseño asistido por
computadora), y muestras de modelo a mano, comunican la idea de lo que la
compañía quiere manufacturar.
 Habrá dibujos de cada parte del producto, como lo muestra la figura 2-1a. En la
figura 2-1b se presenta un dibujo más detallado de un subensamble de
abrazadera y placa.

 Estos dibujos le dicen el tamaño, la forma, el material, las tolerancias y los


acabados. Los dibujos de ensambles (vea la figura 2-2) muestran muchas partes
(si no es que todas) y la manera en que se ajustan unas con otras.
INFORMACIÓN DE LA POLÍTICA DE
ADMINISTRACIÓN
 El término administración se refiere a los empleados de nivel superior que
son responsables del desempeño financiero de una compañía. La
información que tendrá algún efecto en el diseño de las instalaciones de la
planta es de los tipos siguientes:
 1. política de inventario y pensamiento esbelto,
 2. política de inversión,
 3. programación de arranque,
 4. decisiones de fabricar o comprar,
 5.relaciones organizacionales, y
 6.estudios de factibilidad. Los diseñadores de instalaciones deben entender
estas políticas a profundidad, de otra manera desperdiciarían mucho
tiempo.