Está en la página 1de 1

Vladimir León Vidal

de interesar que dicho agente tenga la calidad de funcionario público, en mé-


rito a un acceso formalmente y legalmente impecable(26).

En ese sentido, lo que caracteriza al funcionario público para efectos


penales es su acercamiento al bien jurídico protegido (administración pú-
blica), pues la atribución de un hecho delictivo conlleva necesariamente un
quebrantamiento o violación de los deberes a su cargo; por lo demás, así lo
reconoce nuestra Corte Suprema de la República, al señalar: “Que el con-
cepto penal de funcionario público es amplio. A la ley penal le interesa que
el sujeto activo tenga un deber especial derivado del ejercicio de una función
pública y de la cercanía con el bien jurídico tutelado”(27); admitiendo también
la configuración del funcionario de hecho o de facto, como aconteció en el
caso del ex asesor Vladimiro Montesinos Torres: “El procesado Montesinos,
al disponer de los fondos que administraba de hecho y fueron entregados
para favorecer a terceros, permite colegir que existía una relación funcional
entre el citado procesado con los recursos públicos, lo cual implicaba un de-
ber de custodia y correcta administración por ser un patrimonio que pertene-
cía al Estado; por lo que al financiar la campaña de su coprocesado Bedoya
de Vivanco, incurrió en el delito de peculado en calidad de autor”(28).

2.3. El concepto de funcionario público regulado en el artículo 425 del


Código Penal

El artículo 425 del Código Penal recoge diversos supuestos en los que un
sujeto puede ser considerado funcionario o servidor público, incidiendo en el
desempeño de un cargo público y en la participación en el ejercicio de funcio-
nes públicas; por lo tanto, puede afirmarse que en este aspecto nuestro Códi-
go se caracteriza por ser normativo –en tanto que su significación no es pura-
mente descriptiva sino que lleva implícita una selección de entre la generalidad
de los sujetos– y funcional, pues resulta aplicable para todos los delitos en que
el sujeto activo o el sujeto sobre que el que recaiga la acción sea funcionario.

En tal medida, es menester realizar una breve revisión de cada uno los
supuestos regulados en el referido artículo:

a) Los que están comprendidos en la carrera administrativa. A


los efectos de comprender el alcance de este precepto legal, basta
con remitirnos al Reglamento de la Ley de la Carrera Administrativa

(26) PEÑA CABRERA FREYRE, Alonso Raúl. Ob. cit.


(27) CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. Ejecutoria suprema del 15 de enero de 2013, Recurso de
Nulidad Nº 1923-2012.
(28) CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. Ejecutoria suprema del 14 de noviembre de 2003, Recurso
de Nulidad Nº 1813-2003.

24