Está en la página 1de 2

HISTORIA SOCIAL GENERAL

Universidad Nacional de La Plata


Facultad de Bellas Artes

Guía de lectura del Trabajo prácticos Nº 6

Autor: Eric Hobsbawm


Texto: “La Revolución francesa”, en La era de la revolución, Ed. Crítica, 1997.

En el práctico anterior nos concentramos en las discusiones teóricas en torno a la


naturaleza y función del Estado en las sociedades contemporáneas, a sus relaciones con
las clases sociales y el modo de producción dominante. Sabemos hasta aquí que dichas
discusiones fueron y son arduas y que ni siquiera dentro de un mismo marco teórico
como el marxismo existe unanimidad al respecto.

En el presente práctico nos proponemos estudiar un hecho histórico relevante


como lo fue la Revolución Francesa que, junto a la Revolución Industrial, constituyeron
dos hitos fundamentales para la conformación del mundo contemporáneo.

Durante los siglos XVII y XVIII, los burgueses no participaban en el gobierno


de sus países y no podían asegurar el desarrollo de sus negocios a través de leyes y
políticas apropiadas. La contradicción que significaba que los grupos de mayor poder
económico no tuvieran poder político originó el desarrollo de nuevas ideas que negaban
la desigualdad de derechos entre los hombres y el origen divino del poder de los reyes.

El creciente protagonismo que los burgueses tenían en el proceso económico y


en la producción de la nueva riqueza que generaban las diversas actividades
económicas, los llevó a reclamar su participación en el gobierno del Estado. El triunfo
político de la burguesía se expresó a través del establecimiento de Monarquías
parlamentarias y de Repúblicas en las que estaban vigentes Constituciones que
establecían los derechos de los individuos e imponían límites al poder del Estado. A su
vez, estos cambios políticos aseguraron el desarrollo y la expansión de las relaciones
sociales capitalistas.

La afirmación de la igualdad de derechos igualaba a nobles y burgueses, y


potenció el reclamo de las clases subalternas, campesinos y, en particular, trabajadores
urbanos, por hacer efectivos estos derechos. Por esta razón, para mediados del siglo
XIX, la progresiva difusión de los principios del liberalismo político y los conflictos
sociales que originaba el desarrollo de la industrialización, crearon las condiciones para
el desarrollo de la revolución democrática que, desde Europa occidental, muy
lentamente se fue expandiendo por todo el mundo.

Ha sido un lugar común en la historiografía ver en la Revolución francesa la


revolución burguesa por excelencia. En la actualidad predominan las interpretaciones
que enfatizan el carácter burgués de dicha Revolución, más por sus consecuencias para
el desarrollo del capitalismo, que por sus causas o los agentes que las impulsaron.

1
Cuestionario:

1- ¿Cómo inscribe Hobsbawm a la Revolución Francesa en la historia del siglo


XIX?

2- ¿En qué sentido la Revolución Francesa se asemejó a otros procesos políticos


contemporáneos y en qué sentido fue un fenómeno excepcional?

3- ¿Cómo explica el autor el origen de la Revolución?

4- ¿Quiénes fueron sus protagonistas? Identifique sus idearios político-económicos.

5- ¿A qué alude el autor cuando afirma que el nuevo concepto “la soberanía reside
en la nación” constituye un arma de doble filo?

6- ¿Cuál es la forma principal de la política burguesa revolucionaria?

7- ¿Cuál fue la obra de la Revolución entre 1789 y 1791?

8- Caracterice la república jacobina de 1793-1794. ¿Quiénes eran los jacobinos?


¿Quiénes eran los sans-culottes?

9- ¿Cómo caracteriza el autor al período napoleónico?