Está en la página 1de 5

Lizett Celis

13849
Sociedad, comunicación e información
Análisis crítico
Cómo nos vende la moto
Cómo nos venden la moto es un ensayo escrito por Noam Chomsky e Ignacio Ramonet
en 1995. Su contenido resume cómo la propaganda manipula la mente del consumidor
a través de la concentración de medios dependientes de intereses económicos y políticos.
Dirigido a quienes Chomsky nombra el rebaño desconcertado, para que de alguna
manera se abran los ojos a la realidad que los medios de comunicación venden. Chomsky
da a conocer casos concretos sobre las técnicas de persuasión, cómo y quién las aplica,
con qué intenciones y cómo actúan sobre nosotros. Ramonet analiza y ejemplifica con
hechos cómo los medios de control y vigilancia se multiplican con el uso de las nuevas
herramientas.
Noam Abraham Chomsky lingüista y filósofo, nació en Filadelfia en 1928. Estudió en la
Universidad de Pensilvania, donde se doctoró con una tesis sobre el análisis
transformacional. Su padre lo inició en la lingüística histórica del hebreo. Fue catedrático
de Massachusetts Institute of Technology. Aportó a la lingüística moderna la formulación
teórica y el desarrollo del concepto de gramática transformacional, o generativa, que se
fundamenta en dos niveles distintos en el análisis de las oraciones, primero, la estructura
profunda, segunda, la estructura superficial de la frase.
Ignacio Ramonet nació Redondela (Galicia) en 1943. Estudió en la Universidad de
Burdeos. En 1972 se trasladó a París, donde se inició como periodista y crítico
cinematográfico. Es doctor en Semiología e Historia de la Cultura por la École des Hautes
Études en Sciences Sociales de París y catedrático de Teoría de la Comunicación en la
Universidad Denis-Diderot. Es cofundador de la organización no gubernamental Media
Watch Global (Observatorio Internacional de los Medios de Comunicación).
En la primera parte del texto se analizan varios temas, Chomsky da a conocer la función
de los medios de comunicación en la política contemporánea dentro de una democracia
donde las personas cuentan con los recursos económicos para participar de forma activa
en el manejo de sus asuntos.
Las primeras publicaciones se realizaron en forma de propaganda durante el gobierno de
Woodrow Wilson, quien pretendía convertir a las masas pacifistas en masas bélicas,
movimiento que se conoció como miedo rojo. Este logró disolver sindicatos y alcanzó
eliminar la libertad de prensa y pensamiento político. Los medios obtuvieron gran
provecho. Los medios exageraban los datos para manipular a la población. Buscaban
manipular a los miembros más inteligentes de la sociedad americana para su propio
beneficio.
La llamada democracia del espectador fue el impacto que tuvo esta propaganda y que
algunos intelectuales llamaron la revolución del arte de la democracia, esto era utilizado
para producir miedo en la población, por medio de la propaganda, una aceptación a algo
que inicialmente era no deseado. Ya que según Lippmann, los intereses comunes evaden
a la opinión pública y solo una clase de hombres inteligentes puede resolver los
problemas que derivan de ella. El poder lo tiene cierta clase elitista para mover a las
masas que o tienen voz ni voto. Esta es una teoría democrática liberal.
De acuerdo con el autor, este es uno de los motivos por la que los sujetos se
transformaban sin experimentar ninguna sensación de cambio. Conducir a las masas sin
capacidad de pensamiento a que sean inútiles.
Según Lippmann existen tres clases de ciudadanos: Los ciudadanos que asumen un
papel activo en asuntos como administración y gobierno. Son personas especializadas
que analizan y son capaces de tomar decisiones, ejecuta y dirigen los procesos de los
sistemas ideológicos, económicos y políticos de una nación. Es un grupo selecto.
Otro tipo de ciudadano es un grupo pequeño que se llama rebaño desconcertado: la
mayoría de la población. Hacen lo que los otros dicen. Y los que son solo espectadores.
Se les permite tener como líder a los ciudadanos ejecutivos.
Hay que domesticar el rebaño desconcertado: por medio del consenso, los medios de
comunicación, las escuelas y la cultura popular tienen que estar divididos. Cuidar que este
rebaño no se meta en líos. Tenerlo bajo control. En la década de los años 20 Harold
Lassswell, fundador del sector de las comunicaciones, presentaba que no se debe
aceptar la premisa que los hombres son los mejores jueces de sus propios intereses, sino
es el mismo individuo el mejor juez de los intereses públicos por lo que hay que cuidar
que no queden en manos de personas que pueden tener un juicio equivocado. En otras
palabras, hay que saber dirigir la propaganda, la propaganda es la democracia y es la que
golpea a un estado totalitario.
En cuanto al tema de las relaciones públicas, Chomsky señala que fue Estados unidos
quien cimentó las bases de las ideologías de controlar la opinión pública. Se basaron en
el movimiento de la Comisión Crel y del miedo rojo, y de las consecuencias que este
movimiento generó en cuanto a las relaciones públicas y conseguir la subordinación total
del pueblo. Hoy, las relaciones públicas constituyen una industria que promueve la opinión
común.
Pero si se llegan a organizar un grupo de individuos sin recursos se puede convertir en
una amenaza. Si se unen pueden llegar a convertirse en una fuerza. Por eso eran
peligrosas las uniones obreras y los sindicatos y organizaciones populares. La
propaganda era el medio de disolución. Este método se conoció más tarde como “la
fórmula Mohawk Valley” o método científico para disolver huelgas. Se utilizó muchas
veces, se trataba de mover a la opinión pública a favor de los conceptos de contenido
americano. Crear un slogan con el que toda la población estuviera a favor. El orgullo
americano.
Las relaciones públicas entonces, se dedican a servir a los dueños de la sociedad por
medio de dar a la población la información que deben consumir que refuerce los valores y
que impida su capacidad de emitir algún juicio. Bloquear la capacidad del pueblo de emitir
cualquier opinión. Hay que mantener a las masas con un miedo permanente.
Los medios de comunicación se convierten en un monopolio corporativo, todos exponen
una misma opinión, a favor de los ejecutivos poderosos. La Comisión Creel creó la
ingeniería del consenso que se entendía como la esencia de la democracia. O sea, los
sujetos que tenían la capacidad de crear consenso, son los que tienen la capacidad
económica de y el poder de realizarlo, o sea, la comunidad financiera – empresarial.
Otro tema es la fabricación de la opinión: se necesita el apoyo de la población, obtenida
de forma pacífica. Un ejemplo que cita el autor es el caso de la UFCO en Guatemala, o la
llamada Contrarrevolución de 1954 que fue un movimiento político y militar, orquestado
por Estados Unidos, la United Fruit Company y algunos terratenientes guatemaltecos que,
provocó la renuncia el 27 de junio de 1954 del presidente de Guatemala en aquel
momento, Jacobo Árbenz, a quien acusaban de comunista. La verdadera razón por la
cual buscaron la salida de Árbenz era para preservar los intereses económicos de
Estados Unidos en Guatemala. Cosa que aún sucede en la actualidad.
Durante los años 30 el régimen democrático entró en una crisis porque algunos sectores
de la población se organizaron para participar en asuntos políticos. Así había que actuar
para disolver estas organizaciones. ¿Cómo? Una forma que utilizaron era falsificar la
historia y así tener un control absoluto de la población. Más tarde, nace la cultura
disidente opositora de los años 70, aparecen movimientos populares: ecologistas,
feministas, anti nucleares. No solo organizaban protestas, sino que exponían algún tipo de
sufrimiento. Lograron impactar la opinión pública americana. Estos individuos eran
capaces de tener pensamientos propios.
Volviendo al tema de la propaganda, en un sistema de propaganda engañoso nadie se
preocupa por corroborar si lo que se presenta es verídico o no. Los medios de
comunicación nos convencen subliminalmente. Un ejemplo que utiliza el autor de un buen
sistema de propaganda es la caída de los misiles Scud en Israel, ningún medio se mostró
satisfecho por este hecho. Esto, debido a que las Naciones Unidas respaldaban la opinión
americana. Manipulación informativa.
Por otro lado, en la segunda parte del texto, Ramonet hace referencia a los nuevos
mercados en el campo de la información, por ejemplo, Bill Gates domina los campos de
los mercados estratégicos de la comunicación, información por medio de la tecnología,
mundialización de intercambios de signos gracias a la revolución informática y de la
comunicación. Afecta principalmente a los Mercados financieros y redes de información.
El mundo de las finanzas este reúne las cuatro cualidades del nuevo modelo de orden
tecnológico: inmaterial, inmediato, permanente y global. Sin interrupción, actual, en vivo.
Otro tema al cual se refiere Ramonet es, los llamados mandamientos del pensamiento
único o la pretensión universal de los intereses de un conjunto de fuerzas económicas de
carácter internacional. El primer pensamiento único: lo económico prima sobre los político.
El capitalismo no se pude derrumbar, porque es el estado natural de una sociedad. Otro
concepto de pensamiento único es el mercado, que corrige las disfunciones del
capitalismo, especialmente los mercados financieros que determinan el movimiento
general de la economía, la competencia y la competitividad y que llevan a las empresas a
la modernización por medio de un mercado libre.
Están también las armas de control social: todos los poderes del marcado. Gerentes de
fondos, riqueza, geografía financiera. Los mercados obligan a los gobiernos a adoptar
medidas para beneficiar a los mismos mercados. El sistema financiero internacional no
tiene la capacidad de enfrentar los desafíos globales de la apertura económica. La
mayoría de gobernantes busca su propio enriquecimiento.
El autor hace mención también de los nuevos poderes, el poder de los medios de
comunicación de masas es uno de los más temibles y que tiene más poder de persuasión
por medio de la conquista de audiencias masiva. La competencia entre los generadores
de información multimedia es grande. Global. Esta información influye y trastorna las
prácticas culturales, conducta y las costumbres de la audiencia que se ha acostumbrado
a la manipulación por medio de la información. Aunque en teoría el bien más preciado de
la democracia son los medios informativos, estos cautivan la libertad del ciudadano de
emitir juicios críticos o de valor, ya que son regidos por los poderosos económicos e
intelectuales que manejan la información a su conveniencia.
Otro asunto es la llamada Ingeniería de la persuasión: los medio de comunicación influyen
en el comportamiento de los individuos desde muy temprana edad, principalmente la tv,
lamentablemente, la mayoría de programas incluyen violencia, incluyo los que son
destinados para niños. Es preocupante el impacto que pueden tener ciertas emisiones
para los pequeños. Por tal razón, algunos países han tomado la decisión de limitar ciertas
escenas de violencia. En Estados Unidos, por ejemplo, cuatro de cada cinco ciudadanos
aseguran que la violencia en los programas televisivos contribuye a la violencia que se
manifiesta en la vida real. Por ejemplo, se ven 41 actos de violencia por hora en los
dibujos animados.
No hay que olvidar que dentro de los programas de tv están los informativos, que se
cuentan como los de más contenido violento. Si lo trasladamos a nuestro contexto,
Guatemala está dentro de los países con más alto índice de violencia. Las noticias que se
transmiten son, en gran parte, acerca de la delincuencia que se vive día a día.
A parte de esto, existe un problema aun mayor, cabe mencionar la dependencia que ha
generado en los niños la tv. Lo cual los expone a interiorizar, desde muy pequeños,
normas ideológicas dominantes y criterios consensuales sobre lo que es bello, lo justo y lo
verdadero, valores sobre los cuales se construye su visión moral y estética del mundo. Lo
que es preocupante, ya que en algún momento los medios de comunicación masiva,
impondrán los criterios emocionales que superan los argumentos racionales por medio de
la publicidad.
Sin embargo, existen otras formas de persuasión que pretenden domesticar la mente de
las masas, que son los sondeos, el marketing y la publicidad que forman parte de la
ideología dominante, que suele ser invisible y pocas personas se percatan de su
existencia. Lo que la publicidad pretende es desentrañar los más profundos deseos,
debilidades y puntos vulnerables de la audiencia y así alcanzar sus puntos sensibles. De
esta manera esta audiencia se convierte en su público objetivo. Incluso la publicidad se
aprovecha es los discursos políticos y el mensaje subliminal es capaz de manipular la
mente de los ciudadanos para que elijan a los gobernantes. Este condicionamiento es
monitoreado por medio de la capacidad que tiene las nuevas herramientas tecnológicas.
Estamos híper conectados y los mismos individuos ponemos al alcance de los medios de
comunicación nuestra información y nuestras preferencias, lo que hace más fácil la tarea
de seguimiento. Las redes electrónicas tienes a su alcance toda nuestra información, lo
que nos hace vulnerables. Tienen en sus manos nuestro perfil y nos convertimos en presa
fácil.
Todo esto conlleva al adoctrinamiento constante, invisible y clandestino. Este
adoctrinamiento es conocido como el cuarto poder y tiene por objetivo, en teoría, sacar a
luz la verdad y proteger a los ciudadanos de los otros tres poderes, el legislativo, el
ejecutivo y el judicial. En un inicio, el objetivo principal de la prensa escrita era informar y
brindar una descripción precisa y verificada de acontecimiento y permitir al lector
trasladarse al lugar de los hechos. Esto ha cambiado con el nacimiento de los nuevos
medios de comunicación, especialmente la televisión y las redes sociales. En el caso
específico del periodismo online suple las necesidades de contar las historias de forma
innovadora de manera de captar la atención del lector, usando las herramientas que
ofrece la tecnología.
El nuevo concepto de información, ahora predomina la instantaneidad, la información en
tiempo real. Otro concepto que se maneja en la actualidad es la veracidad de la
información, la competencia entre medios permite la confirmación de la información. No
hay que confundir el término información y comunicación, la nueva carrera periodística,
involucra, no solo al periodista, sino a la sociedad a la hora de generar una noticia.
Todo el poder al mercado: el mercado en el ámbito de las comunicaciones implica
compras y fusiones que generan gran cantidad de ingresos. Lo que se ha convertido en
un modelo de mercado de capitales y flujos financieros ininterrumpidos. Monopolios de la
comunicación. Este monopolio tiene por objetivo un abuso en la manipulación y vigilancia
que se utilizan como forma de condicionamiento y persuasión que pretende la
emancipación de los individuos y que está al servicio de los nuevos poderes y
representan una amenaza a la democracia.
En conclusión, luego de leer el ensayo, en la actualidad tenemos la ventaja de contar con
nuevos formatos de contenido para web pretenden y buscan conectarse con la audiencia,
aunque al principio los medios informativos preparaban su contenido para cierto público
objetivo, hoy en día eso ya no funciona así. La información es abierta y está a disposición
de quien quiera leerla. Además, las historias permiten desarrollar una interpretación
propia de lo que se lee, para luego contarlo de acuerdo a nuestra comprensión y utilizar el
propio discurso, el usuario se convierte también en emisor. No es tan fácil la
manipulación y tenemos la oportunidad de dejar de ser el rebaño desconcertado.