Está en la página 1de 5

Accesibilidad.

Se relaciona con la garantía del acceso al sistema educativo conforme al principio


universal de igualdad y no-discriminación.

DERECHO AL AGUA, A LA IGUALDAD, A LA NO DISCRIMINACIÓN, AL DEBIDO


PROCESO, A LA DIGNIDAD HUMANA,
“Una vez revisada la trayectoria de la red, se encontró una derivación ilegal de una tubería
de 1 pulgada, dentro del predio, a través de la cual se estaba extrayendo el agua de la red
principal sin que fuera registrada por el medidor.

negar el cobro que el Acueducto les haga a los usuarios señalados de consumir agua sin permiso. 
Una vez hecho el cálculo, la siguiente factura del usuario incluirá el cobro del agua no facturada en
los meses anteriores. Si la apelación no sale a favor de los afectados y estos aun así deciden no
pagar, se les suspenderá el servicio e incluso se iniciará un cobro jurídico, según los tiempos que
estipula la ley.
T- 223 de 2018

DERECHO FUNDAMENTAL AL AGUA-Obligaciones del Estado


para garantizar disponibilidad, accesibilidad, calidad del servicio de agua
y no discriminación en la distribución
Al Estado le corresponde el deber de garantizar la provisión del servicio de
agua, en principio, a través del municipio, quien debe asegurarse de la
prestación efectiva del servicio de acueducto, y cuando no hubiere la
infraestructura necesaria para ello, ofrecer soluciones alternativas de
mediano y largo plazo que garanticen el acceso al recurso hídrico para
consumo humano.
De forma general, el artículo 366 Superior establece que “el bienestar
general y el mejoramiento de la calidad de vida de la población son
finalidades sociales del Estado” y precisa que “[s]erá objetivo fundamental
de su actividad la solución de las necesidades insatisfechas de salud, de
educación, de saneamiento ambiental y de agua potable.”
 Sobre la procedencia de la acción de tutela para exigir la protección del
derecho fundamental al agua, es preciso traer a colación lo expuesto en
la sentencia T-348 de 2013[25], la cual explicó que la característica para
determinar la posibilidad de ejercer la acción de amparo depende de que la
pretensión sea obtener agua para consumo humano:
 
“Para establecer la procedencia de la acción de tutela cuando su
pretensión es la protección del derecho al agua, el juez debe verificar que
esté destinada al consumo humano, pues ésta es la característica que
define su carácter de fundamental, de lo contrario, se trataría del derecho
colectivo al agua y en este caso se debe acudir a la acción popular,
consagrada en la Ley 472 de 1998”.
A nivel legal, es pertinente analizar la Ley 142 de 1994, que desarrolla el
deber del Estado de asegurar la prestación efectiva de los servicios públicos,
principalmente, en cabeza de los municipios, y en su artículo 5º dispone que
éstos deben “[a]segurar que se presten a sus habitantes, de manera
eficiente, los servicios domiciliarios de acueducto, alcantarillado, aseo,
energía eléctrica, y telefonía pública básica conmutada, por empresas de
servicios públicos de carácter oficial, privado o mixto, o directamente por la
administración central del respectivo municipio en los casos previstos en el
artículo siguiente.”  (Negrilla propia).
de conformidad con el artículo 366 de la Carta que establece que es finalidad
del Estado garantizar las necesidades insatisfechas de la población, en
específico las relacionadas con agua potable; y con el artículo 311 Superior
que indica que el municipio debe prestar los servicios públicos que determine
la ley, que es la forma más adecuada de proteger el derecho fundamental al
agua.

SU 1010 2008

JURISPRUDENCIA CONSTITUCIONAL RESPECTO DE LA POTESTAD DE LAS


EMPRESAS DE SERVICIOS PUBLICOS DOMICILIARIOS PARA IMPONER
SANCIONES DE TIPO PECUNIARIO
EMPRESAS DE SERVICIOS PUBLICOS NO GOZAN DE
POTESTAD SANCIONATORIA-No pueden imponer sanciones
pecuniarias a los usuarios
 
Las empresas de servicios públicos domiciliarios no tienen facultad para imponer
sanciones de tipo pecuniario a los usuarios, por cuanto el legislador no las ha
legitimado para ello. En este sentido, la imposición de cobros a ese título ha
comportado una vulneración del derecho al debido proceso de los usuarios y
suscriptores, por desconocer los principios de reserva de ley, legalidad y
tipicidad, en cuanto las conductas, las sanciones y el procedimiento que informan
el ejercicio de la potestad sancionadora y la regulación de los servicios públicos
domiciliarios, debían estar contenidos en la ley.
No sucede lo mismo con la posibilidad de que las empresas de servicios
públicos domiciliarios impongan sanciones de tipo pecuniario a los usuarios
del servicio, ya que ninguna disposición de la Ley 142 de 1994, mediante la
cual el legislador reguló de manera especial el tema de los servicios públicos
domiciliarios, establece una facultad en tal sentido, ni consagra conductas
frente a las cuales las empresas puedan ejercer dicha potestad, como
tampoco el procedimiento a seguir. En efecto, en dicho Estatuto, ni expresa ni
implícitamente, el legislador le reconoce facultades a las empresas de
servicios públicos domiciliarios para imponer sanciones pecuniarias, por
razón del incumplimiento del contrato, y por tanto, tampoco reguló un
procedimiento para ejercer dicha facultad. Por lo tanto, de la Ley 142 de 1994
no se deriva la competencia de las empresas de servicios públicos para
imponer sanciones pecuniarias a los usuarios.
ACCION DE TUTELA CONTRA EMPRESAS DE SERVICIOS
PUBLICOS DOMICILIARIOS-Procedencia
 
Cuando quiera que la actuación de las empresas de servicios públicos
domiciliarios frente a los usuarios se torne arbitraria y contraria al orden
jurídico, valiéndose de su posición de privilegio, la acción de tutela resulta
procedente como mecanismo de protección de los derechos fundamentales del
usuario, frente a la ineficacia de los medios ordinarios de defensa judicial para
proteger de manera inmediata los derechos conculcados. En los casos objeto de
estudio, las entidades accionadas han impuesto sanciones de contenido
pecuniario a los usuarios frente al incumplimiento del contrato de condiciones
uniformes. A pesar de que la mayoría de ellos ejercieron el recurso de
reposición ante la propia entidad, e incluso en algunos casos, los recursos de
apelación y queja ante la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios,
lo cierto es que éstos fueron decididos bajo la consideración de que las
empresas de servicios públicos domiciliarios sí están facultadas para imponer
sanciones de contenido pecuniario, conclusión que, de acuerdo a lo
anteriormente expuesto, resulta inaceptable. En este sentido, es claro que los
recursos administrativos con los que cuentan los accionantes no resultan
eficaces como mecanismo para solicitar la protección de sus derechos
fundamentales, puesto que el encargado de decidirlos tiene como parámetro
una interpretación errada del ordenamiento que regula la materia.
EMPRESAS DE SERVICIOS PUBLICOS DOMICILIARIOS-El
usuario debe ser informado de las razones  por las cuales se efectúa
determinado cobro y de la forma en que fue calculado
 
En algunas de estas decisiones no se presentaron de manera clara, expresa y
específica, las fórmulas que se utilizaron para calcular las sumas de dinero cuyo
cobro se impuso y el cálculo de cada uno de los rubros incluidos en los actos
administrativos sancionatorios, situación que impidió que los usuarios ejercieran
con el pleno de garantías sus derechos de defensa y contradicción, al desconocer
los fundamentos técnicos y jurídicos de los mismos. La necesidad de que el
usuario sea informado por la empresa prestadora de las razones por las cuales
se efectúa determinado cobro y de la forma en que éste fue calculado, constituye
precisamente uno de los derechos reconocidos por la Ley de servicios públicos
domiciliarios a los suscriptores y/o usuarios de los servicios. En efecto, de
acuerdo con el artículo 148 de la Ley 142 de 1994, las facturas que expidan las
empresas deben cumplir con unos requisitos mínimos, dentro de los cuales se
encuentra la necesidad de consignar en ellas la información requerida para que
el usuario pueda establecer con facilidad los fundamentos del cobro y ejercer los
derechos que el ordenamiento jurídico les reconoce.

EMPRESAS DE SERVICIOS PUBLICOS DOMICILIARIOS-


Decisiones empresariales no constituyen en estricto sentido un acto de
facturación
 
Si bien las “decisiones empresariales” no constituyen en estricto sentido un acto
de facturación, lo cierto es que ellas son el fundamento para que, posteriormente,
las empresas incluyan dentro de las facturas cobros adicionales al valor del
consumo del servicio y, además, constituyen actos administrativos susceptibles
tanto de recursos en la vía gubernativa como de acciones ante la jurisdicción
contenciosa, razones por las que resulta necesario que para su expedición las
empresas cumplan con los mismos requisitos de precisión, suficiencia y
especificidad que el artículo 148 de la Ley 142 de 1994 exige para los actos de
facturación. Por todo lo anterior, la protección de los derechos de los
accionantes exige que las decisiones administrativas referidas a los grupos i) y ii)
aquí señalados, sean dejadas sin efectos, por constituir una extralimitación de
las prerrogativas reconocidas por la ley a las empresas de servicios públicos
domiciliarios -al imponer el cobro de una suma de dinero por concepto de
sanción pecuniaria.
DERECHO DE LOS USUARIOS DE EMPRESAS DE SERVICIOS
PUBLICOS DOMICILIARIOS-Casos en que hubieren cancelado las
sumas impuestas  y dejadas sin efecto por ésta providencia
 
En caso de que para la fecha de notificación de esta sentencia, los accionantes ya
hubieren cancelado las sumas impuestas por las empresas demandadas mediante
las decisiones administrativas que serán dejadas sin efectos en esta providencia,
las empresas deberán realizar la compensación de saldos entre las sumas que ya
fueron pagadas por los usuarios y las que resulten de la nueva reliquidación. En
caso de que las sumas pagadas hayan respondido al único concepto de sanción
pecuniaria, las accionadas deberán devolver estos dineros a los actores.
Mientras se realizan los procesos de reliquidación a los que haya lugar, las
empresas accionadas deberán efectuar la reconexión inmediata de los servicios
públicos domiciliarios respectivos, en los inmuebles en los cuales éstos se hayan
suspendido como consecuencia de las decisiones administrativas que serán
dejadas sin efectos en la parte resolutiva de esta providencia. Del cumplimiento
de las órdenes aquí consignadas, serán responsables los representantes legales
de las entidades accionadas, quienes deberán dar cuenta de ello a los jueces que
conocieron de las acciones de tutela de la referencia en primera instancia.

Lo que en esta sentencia se protege, es el derecho de los usuarios y suscriptores a


no ser afectados con cobros que no corresponde a los consumos de servicios y
que no están autorizados por el ordenamiento jurídico.

EMPRESAS DE SERVICIOS PUBLICOS DOMICILIARIOS-Casos en


que no se ha instalado el medidor de consumo del servicio en los inmuebles
 
Obsérvese cómo, en relación con este asunto, es claro que en el ordenamiento
jurídico existen otros mecanismos de defensa judicial que resultan eficaces e
idóneos para solicitar la protección de los derechos que los accionantes estiman
vulnerados. En efecto, los actos de facturación de las empresas de servicios
públicos domiciliarios son susceptibles de demanda ante la jurisdicción de lo
contencioso administrativo, mediante el ejercicio de las acciones de nulidad o
de nulidad y restablecimiento del derecho según el caso. 

Todas estas preguntas las realizó en un tono de protesta, incitando asi a todos los
asistentes a irse en contra mía y de mi esposa. La gente gritaba como en condena
como solía pasar hace más de mil años atrás, cuando era degollado algún
ciudadano en frente de su pueblo

También podría gustarte