Está en la página 1de 10

CORTE SUPERIOR

DE JUSTICIA DE CUSCO SALA CIVIL

Expediente : 00867-2012-0-1001-JR-CI-01.
Demandante : María Cecilia Bueno Schimon,
Demandado : Jorge David Yépez Solís.
Materia : Ejecución de Garantías.
Proviene : 1er Juzgado Civil de Cusco.
Ponencia : Pinares Silva.

AUTO DE VISTA

Resolución N° 22.

Cusco, 30 de noviembre de 2015.

I. VISTO: El presente proceso materia de apelación.

Materia de apelación: Es el auto final contenido en la Resolución No. 13 de


25 de junio de 2015 (fojas 164 a 170), mediante el cual, se resuelve: “… 1.-
DECLARAR FUNDADA en parte la contradicción formulada por la parte ejecutada Jorge
David Yépez Solís, sustentada en la causal de inexigibilidad de la obligación; FUNDADA
en cuanto al pago de la suma de veinticuatro mil dólares americanos. 2.- INFUNDADA
la contradicción en cuanto a la adquisición del inmueble por el valor de ochenta y cuatro
mil dólares americanos. 3.- DECLARAR concluido el trámite del presente proceso, y
pasar a la etapa de la ejecución.4.- LLEVAR adelante la ejecución del remate del bien
inmueble otorgado en garantía hipotecaria a favor de la ejecutante, hasta por la suma
de US$ 84,000.00 (OCHENTA Y CUATRO MIL CON 00/100 DOLARES AMERICANOS),
más los intereses legales, debiendo de oficiarse a la REPEJ para que designe a un
martillero público…”

Pretensión impugnatoria: el demandado Jorge David Yépez Solís, con escrito


de 7 de julio de 2015 (fojas 179), interpone recurso de apelación contra la
resolución señalada, solicitando su revocatoria.

Con el informe oral de los abogados de las partes, como se tiene de fojas 204,
se procede a revisar el grado en mérito a los siguientes,

II. FUNDAMENTOS:

1. La demandante María Cecilia Bueno Schimon, interpone demanda de


ejecución de garantía hipotecaria mediante escrito de fojas 40 a 45, con
las siguientes pretensiones: i) que el demandado cumpla con pagar la
suma de $ 24,000.00 (veinticuatro mil con 00/100 dólares americanos),
más los intereses legales a favor de la demandante; ii) cumpla con adquirir
un bien inmueble por el valor de $ 60,000.00 (sesenta mil con 00/100
dólares americanos) a favor de sus menores hijos Lucía y Gabriel Yépez

1
CORTE SUPERIOR
DE JUSTICIA DE CUSCO SALA CIVIL

Bueno; bajo apercibimiento de procederse al remate del bien inmueble


dado en garantía. Señala que dichas obligaciones se derivan del acto
jurídico de sustitución del régimen patrimonial de matrimonio de uno de
sociedad de gananciales a uno de separación de patrimonios, celebrado
entre la demandante y el demandado en fecha 31 de octubre de 2005. Y a
efecto del cumplimiento de dichas obligaciones el demandado ha otorgado
a favor de la demandante hipoteca hasta por la suma de $ 90,000.00
dólares americanos respecto del inmueble inscrito en la partida electrónica
N° 11000498 de los Registros Públicos de la Ciudad de Cusco.

2. Notificado el demandado, éste mediante escrito de fojas 55 a 59, formula


contradicción contra el mandato ejecutivo sustentándola en la causal de
inexigibilidad de la obligación, señalando, que, i) en cuanto al pago de $
24,000.00 dólares americanos, reclamados por la parte demandante, se
debe tener presente que la actora y el demandado han celebrado el acto
jurídico denominado Aclaración y Declaración de la Escritura Pública de
Sustitución de Régimen Patrimonial del Matrimonio extendida por ambas
partes el 31 de octubre de 2005, acto de aclaración contenido a su vez en
la escritura pública de 31 de octubre de 2006 (folio 53-54), mediante el
cual las partes han novado la obligación dineraria reclamada,
estableciéndose que la misma solo es por el monto de $ 6,000.00 dólares
americanos, los cuales ya fueron cancelados al momento de la celebración
de dicho acto jurídico, ii) respecto a la segunda obligación, ella existe, y
por acuerdo de las partes el monto de adquisición del inmueble se
incrementó a $ 84,000.00 dólares americanos; sin embargo, dicha
obligación es inexigible, pues la parte demandante no cumplió con elegir el
departamento para su compra, conforme a lo acordado por las partes en el
acto de aclaración.

3. Mediante el auto final materia de grado, el A quo ha declarado fundada en


parte la contradicción respecto de la suma de dinero puesta a cobro, e
infundada la contradicción respecto de la obligación de la compra del
departamento, disponiendo llevar adelante la ejecución de la garantía
otorgada, hasta por la suma de $ 84,000.00 dólares americanos, que
representa el valor del inmueble que debía adquirir el demandado a favor
de la parte demandante.

4. Mediante el escrito de apelación de fojas 179 a 183, el demandado apela


del auto final que dispone adelantar la ejecución, señalando como
fundamentos básicos, que, i) la obligación dineraria es inexigible, pues en
mérito a la escritura pública de aclaración y declaración de 31 de octubre
de 2006, ya no existe obligación dineraria a favor de la parte demandante,

2
CORTE SUPERIOR
DE JUSTICIA DE CUSCO SALA CIVIL

ii) solo subsiste la obligación de adquirir un inmueble por la suma de $


84,000.00 dólares americanos, la misma que tampoco es exigible, pues en
el documento de aclaración y declaración las partes han estipulado que la
demandante debía elegir el departamento a efecto de la compra del mismo,
lo que no ha sucedido a la fecha; por lo que la obligación de adquirir el
inmueble deviene en inexigible.

Materia de análisis

5. Estando al recurso de apelación, dos son los aspectos que deben ser
revisados en el presente caso: i) si se presenta la causal de inexigibilidad
de la obligación invocada por la parte demandada en su contradicción, y
ii) si se debe disponer la ejecución de la garantía otorgada a favor de la
demandante, conforme a lo señalado por el A quo.

Análisis

6. Previamente importa señalar, que la demandante solicita la ejecución de


una garantía hipotecaria otorgada a su favor, pretensión que conforme a lo
dispuesto por el artículo 720 del Código Procesal Civil 1 procede siempre
que se haya cumplido con las formalidades para el otorgamiento de la
hipoteca conforme a lo dispuesto por el artículo 1097 y siguientes del
Código Civil, debiendo existir una obligación garantizada por la hipoteca, y
acompañarse los requisitos exigidos en la norma procesal acotada. De
fojas 29, se tiene que se ha inscrito en la partida electrónica N° 11000498
una hipoteca a favor de la demandante María Cecilia Bueno Schimon
hasta por la suma de $ 90,000.00 dólares americanos. Así como de los
actuados de fojas 6 a 39 fluye que la demandante cumple con los demás
requisitos establecidos en la norma procesal en referencia, ya que se
adjunta el documento que contiene la garantía y el estado de saldo
deudor, se anexa la tasación del inmueble actualizada, y se ha presentado
el Certificado Registral Inmobiliario del inmueble dado en garantía. En ese

1
"Artículo 720.- Procedencia 1. Procede la ejecución de garantías reales, siempre que su constitución cumpla con las
formalidades que la ley prescribe y la obligación garantizada se encuentre contenida en el mismo documento o en
cualquier otro título ejecutivo. 2. El ejecutante anexará a su demanda el documento que contiene la garantía, y el estado
de cuenta del saldo deudor. 3. Si el bien fuere inmueble, debe presentarse documento que contenga tasación comercial
actualizada realizada por dos ingenieros y/o arquitectos colegiados, según corresponda, con sus firmas legalizadas. Si el
bien fuere mueble, debe presentarse similar documentos de tasación, la que, atendiendo a la naturaleza del bien, debe
ser efectuada por dos peritos especializados, con sus firmas legalizadas. 4. No será necesaria la presentación de nueva
tasación si las partes han convenido el valor actualizado de la misma. 5. Tratándose de bien registrado se anexará el
respectivo certificado de gravamen.(…)

3
CORTE SUPERIOR
DE JUSTICIA DE CUSCO SALA CIVIL

sentido es válida la ejecución que realiza la demandante, a través del


presente proceso.

Respecto de las obligaciones reclamadas

7. En el caso, mediante el acto de separación del régimen patrimonial


celebrado entre Jorge David Yépez Solís y María Cecilia Bueno Schimon de
fecha 31 de octubre de 2005, inscrito en el asiento N° 01 de la partida
electrónica N° 11042869, el demandado Jorge David Yépez Solís se obliga
en un principio a cancelar a favor de la demandante María Cecilia Bueno
Schimon la suma de $ 30,000.00 dólares americanos, así como a adquirir
un departamento valorizado en la suma de $ 60,000.00 dólares
americanos, a favor de sus menores hijos Lucía y Gabriel Yépez Bueno, el
que debía ser administrado por la demandante.

8. Sin embargo, como se tiene del acto jurídico de aclaración y declaración de


fecha 31 de octubre de 2006 que obra a fojas 53 a 54, las mismas partes
novan las obligaciones antes señaladas, e indican que la obligación
dineraria, solo es respecto de la suma de $ 6,000.00 dólares americanos,
la que se cancela a la celebración de dicho acto mediante un depósito en
cuenta, y que el departamento a adquirirse debía tener el valor de $
84,000.00 dólares americanos. En ese sentido queda claro que por
voluntad de las propias partes, en mérito al principio de libertad
contractual establecido en el artículo 1354 del Código Civil 2; las
obligaciones que se deben entre éstas, son las establecidas en el acto de
aclaración y declaración de 31 de octubre de 2006.

9. Ahora, la hipoteca contenida en la escritura pública de 31 de octubre de


2005, tiene por finalidad garantizar las obligaciones asumidas por las
partes mediante el acto jurídico de separación de patrimonios, el cual
como se ha indicado contiene las obligaciones precedentemente señaladas,
y debidamente estipuladas en la escritura pública de fecha 31 de octubre
de 2005 y la de 31 de octubre de 2006.

De la obligación dineraria

10. Respecto a la obligación dineraria estipulada, las propias partes han


señalado en la escritura pública de aclaración y declaración de fojas 53:
(…) María Solís Bueno Schimon recibe de Jorge David Yépez Solís la suma de Seis
Mil Dólares Americanos, mediante depósito a la cuenta de ahorros N° 780-7211630

2
Artículo 1354.-  Las partes pueden determinar libremente el contenido del contrato, siempre que no sea contrario a
norma legal de carácter imperativo.

4
CORTE SUPERIOR
DE JUSTICIA DE CUSCO SALA CIVIL

del Scotiabank Perú S.A.A de fecha 19 de octubre de 2006, y ya no la suma de


treinta mil Dólares Americanos como estaba estipulado en la cláusula séptima
numeral 7.2 de la escritura de sustitución de régimen patrimonial de matrimonio
(…) En ese sentido, queda claro que ya no existe obligación dineraria entre
las partes, pues la misma ha sido cancelada a la celebración de dicho acto
jurídico; por tanto la hipoteca otorgada ya no garantiza el cumplimiento
de la obligación dineraria. En ese entendido al extinguirse la obligación
por propia voluntad de las partes, se presenta la causal de contradicción
contenida en el inciso 3 del artículo 690-D del Código Procesal Civil. Al
respecto tómese en cuenta que: ... La causal [de contradicción a la ejecución] de
extinción de la obligación se produce cuando se cumple voluntariamente con el pago
o se da alguna de las otras formas de extinción de las obligaciones... (Casación Nro.
1369-2000 /Chincha, publicada en el Diario Oficial El Peruano el 30-01-2001, págs.
6806-6807).

11. Por la razón descrita corresponde confirmar la resolución objeto de grado,


en el extremo que declara fundada en parte la contradicción respecto de la
obligación dineraria requerida; sin embargo, debe aclararse que la misma
es por la causal de extinción de la obligación y no la de inexigibilidad de la
obligación, la misma que si bien no ha sido invocada expresamente en el
escrito de contradicción, se deduce de los hechos descritos en la misma,
pues el demandado a fojas 57 ha señalado expresamente , …no existe ya
obligación dineraria a favor de la actora, es decir que con el acto jurídico anotado,
se ha novado la obligación de dar a una obligación de hacer, por lo que reitero no
existe ya obligación alguna para dar la suma de dinero…

De la obligación de compra del departamento

12. Ahora bien, en mérito a las alegaciones realizadas en el escrito de


apelación, el debate entre las partes en puridad recae sobre la obligación
consistente en la adquisición de un departamento de $ 84,000.00 dólares
americanos, que debía realizar el demandado a favor de los hijos menores
de éste y la hoy demandante.

13. El demandado respecto de esta obligación señala que la misma es


inexigible. Pues como se tiene de la escritura pública de aclaración y
declaración, se ha estipulado que a efecto de adquirir el inmueble la
demandante previamente debía elegir el departamento que debía comprar,
y al no haberse realizado dicha elección hasta la fecha, la obligación
reclamada por la parte demandante, es inexigible.

14. La causal de inexigibilidad de la obligación, es descrita por Hinostroza


Mínguez en los términos siguientes: La inexigibilidad de la obligación

5
CORTE SUPERIOR
DE JUSTICIA DE CUSCO SALA CIVIL

contenida en el título ejecutivo, lo cual significa que la obligación en cuestión se


encuentra sujeta a plazo todavía no vencido o sometida a condición o cargo
pendiente de cumplimiento3.

15. En el caso, es cierto que las partes del proceso, estipulan expresamente en
el acto de aclaración y declaración: …Jorge David Yépez Solís, deberá adquirir
un inmueble por el valor de Ochenta y cuatro mil dólares americanos, que será
elegido por María Cecilia Bueno Schimon…(El subrayado nos corresponde). De esa
forma se estipula una condición a la adquisición del inmueble por el
demandado. Por lo que debe revisarse si esta condición fue cumplida o no
por la parte demandante, a efecto de exigir la adquisición del
departamento al demandado.

16. La demandante al momento de absolver la contradicción a fojas 55


expresa que ésta sí eligió el departamento para su compra, por lo que el
demandado celebró un contrato de compraventa para adquirir el
departamento elegido por la demandante de la constructora denominada,
Grupo Alfard, habiendo incluso el demandado, en determinado momento,
cancelado en total la suma de $ 84,000.00 dólares americanos como
adelanto del mismo.

17. Dicha afirmación se encuentra acreditada con la carta remitida por la


empresa Grupo Alfard de folio 141 a 142, en la que expresa que el
demandado José Yépez Solís realizó un contrato de compraventa de bien
futuro a efecto de adquirir el departamento N° 502 de la residencial
“Viena” ubicado en la Av. Clorinda Matto de Turner N° 312 de la
Urbanización Magisterial del Distrito de Cusco, llegando incluso a celebrar
este acto jurídico de compraventa a través de la escritura pública de fecha
29 de mayo de 2009 (fojas 130 a 137), en la que consta que el demandado
adquiría el departamento a nombre de sus menores hijos Lucía y Gabriel,
en mérito al acuerdo arribado con la demandante, así se señala en la
cláusula tercera de dicha escritura pública que a la letra consigna: …se
celebró una escritura pública denominada sustitución de régimen patrimonial,
debidamente inscrita en la partida electrónica N° 11043869 a cargo de la oficina
registral X-sede Cusco, en cumplimiento de lo acordado en la referida escritura
pública, se verifica el presente acto jurídico, obligándose el comprador, a transferir
a favor de su menores hijos llamados (…).

18. Sin embargo, como se tiene del mismo informe de fojas 141, el
demandado, luego de haber celebrado la compraventa antes referida, no
cumplió con el pago del íntegro del valor del departamento en los plazos
estipulados en el contrato, así en un primer momento como cuota inicial
3
HINOSTROZA MINGUEZ, Alberto, Comentarios al Código Procesal Civil, Ed. Idemsa, Lima-2010, Págs. 356.

6
CORTE SUPERIOR
DE JUSTICIA DE CUSCO SALA CIVIL

canceló la suma de $ 70 000.00 dólares americanos, en fecha 20 de mayo


de 2009, pero no cumplió con el pago de la segunda cuota por la suma de
$ 14 000.00 dólares americanos en la fecha estipulada; por lo que se le
requirió el cumplimiento por medio de una carta notarial, llegando a
cancelar dicha cuota tres meses después del requerimiento y después de
resuelto el contrato por la empresa constructora; así se aprecia del informe
emitido por la mencionada empresa constructora: … El señor José David
Yépez Solís no cumplió con cancelar el monto requerido dentro del plazo pactado, lo
hizo 3 meses después del envío y recepción de la carta notarial, cuando el contrato
ya había quedado resuelto. En esa oportunidad, el Sr. Yépez abonó la suma de US$
14 000.00 (catorce mil con 00/100 Dólares Americanos). En ese sentido, la
empresa constructora al no haber abonado el hoy demandado la segunda
cuota resolvió el contrato de compraventa, y procedió a la devolución de
las sumas de dinero canceladas por el demandado como se tiene de la
copia del cheque de gerencia de fojas 140 por la suma de $ 84,000.00
dólares americanos.

19. Estando a los hechos descritos, aparece de modo indubitable que la


demandante sí eligió el departamento que el demandado debía adquirir,
pero el demandado no concretó su adquisición, por sus propios actos. Por
lo que se concluye que la condición estipulada por las partes si fue
cumplida, y siendo esto así, la obligación puesta a cobro resulta
plenamente exigible al demandado.

20. De este modo no concurre la causal de inexigibilidad de la obligación


alegada por la parte demandada, por lo que procede la ejecución de la
garantía, pues existe una obligación, cierta, expresa y exigible, consistente
en la adquisición del inmueble a favor de los hijos del demandante y del
demandado, la misma que se incumplió por voluntad propia del
demandado.

De la congruencia procesal en el caso de autos

21. Ahora bien, el apelante por medio de su defensa técnica al momento de


realizar el informe oral ante este colegiado ha señalado que en el caso
existiría una incongruencia entre las pretensiones formuladas y lo
dispuesto por el A quo. Al respecto, el Tribunal Constitucional en el EXP.
N.° 7022-2006-PA/TC, respecto al principio de congruencia procesal, ha
expresado:

9. En el caso de autos, los recurrentes alegan, de manera particular, la


violación del principio de congruencia. A este respecto, este Tribunal ha
señalado que dicho principio procesal forma parte del contenido

7
CORTE SUPERIOR
DE JUSTICIA DE CUSCO SALA CIVIL

constitucionalmente protegido del derecho a la motivación de las decisiones


judiciales (STC 8327-2005-AA/TC, FJ 5), y que garantiza que el juzgador
resuelva cada caso concreto sin omitir, alterar o exceder las pretensiones
formuladas por las partes.

10. Sin embargo, no se trata de un principio absoluto puesto que deberá ser
razonablemente ponderado de acuerdo con el principio iura novit curia, el
mismo que, por ejemplo, cobra especial relevancia en el marco de los
procesos constitucionales. En efecto, luego del análisis fáctico de cada caso
concreto, el juez constitucional deberá conocer el trasfondo o núcleo de lo
solicitado y pronunciarse respecto de él, de conformidad con lo dispuesto en
el artículo VIII del Título Preliminar del C.P.Const., que establece que “el
órgano jurisdiccional competente debe aplicar el derecho que corresponda al
proceso, aunque no haya sido invocado por las partes o lo haya sido
erróneamente.” Esta actuación no representará una extralimitación de las
facultades del juez constitucional, siempre que éste proceda de conformidad
con los fines esenciales de los procesos constitucionales, los cuales se
orientan a garantizar la vigencia efectiva de los fundamentales y el respeto
del principio de supremacía jurídica de la Constitución (Artículo II del Título
Preliminar del C.P.Const.) (El subrayado nos corresponde)

22. En ese sentido, si bien es cierto en un primer momento se solicita el


cumplimiento de las obligaciones del acto de separación de patrimonios
primigeniamente celebrado en fecha 31 de octubre de 2005, se debe tener
en cuenta que el contenido de las obligaciones del acto jurídico de
aclaración y declaración de fecha 31 de octubre de 2006, no ha sido
negado por ninguna de las partes procesales; por tanto, se faculta a que
este órgano jurisdiccional se pronuncie sobre las misma. Más aún, si se
toma en cuenta que la obligación reclamada se encuentra dentro del
monto de la solicitud de ejecución de la garantía hipotecaria, la que
alcanza hasta la suma de $ 84 000.00 dólares americanos, como se tiene
del escrito de demanda de fojas 40 a 45, en ese sentido este reclamo
coincide con la obligación reconocida por el demandado en su escrito de
apelación de fojas 179 a 183, al señalar expresamente: …En efecto, conforme
al documento anotado no existe ya obligación dineraria a favor de la actora, es
decir que con el acto jurídico anotado, se ha novado la obligación de dar a una
obligación de hacer, por lo que reitero no existe ya obligación alguna para dar la
suma de dinero, consistente en los US$ 24 000.00 dólares americanos - Entonces
subsiste únicamente la obligación de adquirir un inmueble de un valor de US$ 84
000.00 dólares americanos.… Entonces el mismo demandado reconoce la
existencia de la obligación, la misma que coincide con el monto de la
ejecución solicitada; en ese sentido no se vulnera el derecho de
congruencia procesal, pues solo se dispone la ejecución de la garantía,

8
CORTE SUPERIOR
DE JUSTICIA DE CUSCO SALA CIVIL

dentro de lo pedido por la demandante, y dentro de la obligación


reconocida por el demandado.

23. Determinar lo contrario, significaría atentar contra el derecho a la tutela


jurisdiccional efectiva, y los principios de economía y celeridad procesales,
no obstante haberse demostrado ampliamente que el demandado no ha
cumplido con la obligación a la que se comprometió, por lo que
corresponde ejecutarse la garantía otorgada.

24. Por otro lado, es importante tener en cuenta que tanto en el primer acto de
separación de patrimonios y su aclaración, las partes estipulan que el
departamento debe ser comprado a favor de sus menores hijos; acuerdo
que debe ser respetado, y que limita la forma de la ejecución de la garantía
otorgada, ya que los beneficiarios de la ejecución serán los menores en
referencia; en ese sentido en el caso de autos, se debe precisar que la
ejecución reclamada hasta por la suma de $ 84 000.00 dólares americanos
debe ser realizada a favor de la demandante, pero, en su condición de
representante de los menores Lucía y Gabriel Yépez Bueno, pues
finalmente el patrimonio con el que debía adquirirse el inmueble
corresponde a éstos por propia decisión de la demandante y el
demandado. En virtud de esta precisión, estando a lo dispuesto por el
último párrafo del artículo 172 del Código Procesal Civil 4 corresponde
integrar la resolución objeto de grado en dicho extremo, a efecto de que se
tome en cuenta al momento de la ejecución.

III. DECISIÓN:

Por estas consideraciones, y con las facultades conferidas a esta Sala por el
artículo 138 de la Constitución Política del Estado, se resuelve,

1. CONFIRMAR el auto final contenido en la Resolución No. 13 de fecha


25 de junio de 2015 (fojas 164 a 170), mediante el cual, se resuelve: “…
1.-DECLARAR FUNDADA en parte la contradicción formulada por la parte
ejecutada Jorge David Yépez Solís, debiendo entenderse que la misma se sustenta
en la causal de extinción de la obligación; en cuanto al pago de la suma de
veinticuatro mil dólares americanos. 2.-INFUNDADA la contradicción en cuanto a
la adquisición del inmueble por el valor de ochenta y cuatro mil dólares
americanos. 3.-DECLARAR concluido el trámite del presente proceso, y pasar a la
4
(…) El Juez puede integrar una resolución antes de su notificación. Después de la notificación pero dentro del plazo
que las partes dispongan para apelarla, de oficio o a pedido de parte, el Juez puede integrarla cuando haya omitido
pronunciamiento sobre algún punto principal o accesorio. El plazo para recurrir la resolución integrada se computa
desde la notificación de la resolución que la integra. El Juez superior puede integrar la resolución recurrida cuando
concurran los supuestos del párrafo anterior. (…)

9
CORTE SUPERIOR
DE JUSTICIA DE CUSCO SALA CIVIL

etapa de la ejecución.4.-LLEVAR adelante la ejecución del remate del bien


inmueble otorgado en garantía hipotecaria a favor de la ejecutante, hasta por la
suma de US$ 84,000.00 (OCHENTA Y CUATRO MIL CON 00/100 DOLARES
AMERICANOS), más los intereses legales, debiendo de oficiarse a la REPEJ para
que designe a un martillero público…”

2. INTEGRAR el auto final, disponiendo que la suma de dinero obtenida


de la ejecución deberá entregarse a favor de los menores LUCÍA Y
GABRIEL YÉPEZ BUENO, quedando inalterable en lo demás que
contiene.- Y devolvieron los actuados.- T. R. y H. S.
s.s.

PINARES SILVA FERNÁNDEZ ECHEA DELGADO AYBAR

10

También podría gustarte