Está en la página 1de 2

Día Internacional de la Solidaridad Humana

Convencida de que la promoción de la cultura de la solidaridad y el espíritu de compartir es


importante para la lucha contra la pobreza, la Asamblea General proclamó el 20 de diciembre
como Día Internacional de la Solidaridad Humana. "La solidaridad ha definido el trabajo de las
Naciones Unidas desde el nacimiento de la Organización que, desde su creación, atrajeron a los
pueblos del mundo para promover la paz, los derechos humanos y el desarrollo económico y
social. La organización fue fundada en la premisa básica de la unidad y la armonía entre sus
miembros, expresada en el concepto de seguridad colectiva que se basa en la solidaridad de sus
miembros a unirse «para mantener la paz y la seguridad internacionales»".

Celebración
El 22 de diciembre de 2005 la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución
60/209 "recuerda que en la Declaración del Milenio, los Jefes de Estado y de Gobierno,
entre otras cosas, consideraron que la solidaridad era uno de los valores fundamentales y
universales en que deberían basarse las relaciones entre los pueblos en el siglo XXI y, a
este respecto, decide proclamar el 20 de diciembre de cada año Día Internacional de la
Solidaridad Humana". Con el objetivo de erradicar la pobreza y promover el desarrollo
humano y social en los países menos industrializados,la Asamblea General decidió crear el
Fondo Mundial de Solidaridad.1

Nuestro futuro se basa en nuestra solidaridad

El programa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible pone en el centro a la persona y al


planeta, se apoya en los derechos humanos y está respaldado por una alianza mundial
decidida a ayudar a la gente a superar la pobreza, el hambre y las enfermedades. Se forjará
por tanto sobre la base de una cooperación y solidaridad mundiales.

El Día Internacional de la Solidaridad Humana es:

 Un día para celebrar nuestra unidad en la diversidad;


 Un día para recordar a los gobiernos que deben respetar sus compromisos con los
acuerdos internacionales;
 Un día para sensibilizar al público sobre la importancia de la solidaridad;
 Un día para fomentar el debate sobre las maneras de promover la solidaridad para el logro
de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre otros, el objetivo de poner fin a la
pobreza;
 Un día para actuar y buscar nuevas iniciativas para la erradicación de la pobreza.

El 31 de agosto de cada año se celebra el Día Internacional de la Solidaridad. Se eligió


esta fecha en honor al movimiento social polaco Solidaridad, que fue representado en 1980
por el gremio sindical 'Solidarność'. Este movimiento fue uno de los tantos responsables de
la caída del muro de Berlín. Es más uno de sus dirigentes, Lech Walesa, fue consagrado
con el Premio Nobel de la Paz gracias a que promovió los ideales de la solidaridad no solo
en su país de origen sino por todo el planeta.

El objetivo principal del Día Internacional de la


Solidaridad
El propósito de este día no ha variado mucho desde que se fundara el partido sindical. En
realidad, se basa en un principio básico que es el de la ayuda mutua o el ser solidarios con
los otros. Según el mismo Walesa, solo en la medida en que todos nos ayudemos y
trabajemos por una causa común que proporcione el mayor bienestar a todos, en esa misma
medida viviremos en un mundo mucho más pacífico, enriquecedor y próspero para cada
nación, pueblo o individuo.

¿Cómo celebrar el Día Internacional de la Solidaridad?


Para celebrar este día, hay primero que ser conscientes de cuáles son las verdaderas
necesidades de nuestra comunidad, ciudad o país. Según la misma ONU, este día no posee
un programa fijo, cada país o pueblo, es libre de celebrarlo como mejor se adapte a las
necesidades de sus habitantes. Lo que sí no se debe perder de vista es que toda actividad
debe reflejar un espíritu solidario propiciado por el deseo del bien común.

Entre las actividades que más se suelen realizar a lo largo y ancho del mundo están las
siguientes:

 Dar de comer a los más desfavorecidos.


 Recolectar ropa para los pobres.
 Realizar actividades de recreación y esparcimiento en zonas públicas.
 Ayudar a los niños y las personas de la tercera edad de la zona en la que se vive.
 Realizar jornadas de salud completamente gratuitas.

Realmente celebrar este día es bastante sencillo, solo basta con interesarse un poco en las
personas del entorno y plantear alguna actividad que brinde una solución a sus necesidades
más básicas. Quizás la respuesta sea simplemente hacer una gran comilona en el medio de
la calle principal de nuestro barrio.