Está en la página 1de 8

ANTONIO SPADARO SJ – MARCELO FIGUEROA

TEOLOGÍA DE LA PROSPERIDAD. EL PELIGRO


DE UN "EVANGELIO DIFERENTE"

El presente artículo pretende analizar la propuesta denominada “teo-


logía de la prosperidad”, vinculada al anhelo del “sueño americano”
y propagada por todo el mundo. Analiza su origen y sus peligros aler-
tándonos sobre estos y su relación con la teología neoliberal que os-
curece el evangelio de Cristo.

‘Teologia della prosperità. Il pericolo di un “vangelo diverso”’ La Civil-


tà Cattolica 4034 (2018), 105-118.

“Teología de la prosperidad” es exactamente con este, sino con una


el nombre más conocido y descrip- interpretación reductiva del mismo.
tivo de una corriente teológica neo- La “teología de la prosperidad” si-
pentecostal evangélica. El núcleo gue el ejemplo de esta visión, pero
de esta teología es la convicción de la traduce mecánicamente a térmi-
que Dios quiere que sus fieles ten- nos religiosos, como si la opulencia
gan una vida próspera, esto es, que y el bienestar fueran el verdadero
sean ricos desde el punto de vista signo de la predilección divina a
económico, saludables en el aspec- “conquistar” mágicamente con la
to físico e individualmente felices. fe. Esta “teología” se ha generali-
Este tipo de cristianismo coloca el zado (gracias también a las campa-
bienestar del creyente en el centro ñas gigantescas de los medios de
de la oración y hace de su Creador comunicación) en todo el mundo
alguien que realiza su pensamien- durante décadas por parte de mo-
to y su deseo. vimientos evangélicos y ministros,
El riesgo de esta forma de an- especialmente neo-carismáticos. El
tropocentrismo religioso, que se propósito de nuestra reflexión es
centra en el hombre y su bienestar, ilustrar y evaluar este fenómeno,
es transformar a Dios en un poder que también pretende ser un inten-
a nuestro servicio, la Iglesia en un to de justificar la teología del neo-
supermercado de la fe y la religión liberalismo económico que “oscu-
en un fenómeno utilitarista y emi- rece el evangelio de Cristo”.
nentemente sensacionalista y prag-
mático.
La difusión en el mundo
Esta imagen de prosperidad y
bienestar se refiere al llamado “sue-
ño americano”. No se identifica El “evangelio de la prosperi-
  243
dad” se ha extendido no solo en los Guatemala y Costa Rica probable-
Estados Unidos, donde nació, sino mente se convertirán en los dos
también en África, especialmente principales baluartes de esta co-
en Nigeria, Kenia, Uganda y Sud- rriente religiosa. Costa Rica es el
áfrica. En Kampala hay un gran hogar del canal de televisión por
estadio cubierto, el Miracle Center satélite evangélico TBN-Enlace.
Cathedral, cuya construcción cos-
tó siete millones de dólares. En En América del Sur, la difusión
Asia, el “evangelio de la prosperi- más significativa ocurrió en Co-
dad” ha tenido un gran impacto, lombia, Chile y Argentina, pero
especialmente en la India y Corea Brasil, sin duda, merece una con-
del Sur. En este último país, en la sideración especial, porque tiene
década de 1980, hubo un fuerte su propia dinámica y un movi-
movimiento indígena vinculado a miento pentecostal nativo como la
esta corriente teológica según el “Iglesia universal del Reino de
cual los creyentes, a través del de- Dios”. Este grupo, también llama-
sarrollo de visiones y sueños, po- do “Pare de sufrir”, tiene ramifica-
drían llegar a controlar la realidad ciones en toda América Latina.
y obtener cualquier tipo de pros- Basta con analizar el anuncio de
peridad inmanente. la “Iglesia universal” brasileña pa-
ra encontrar un mensaje fuerte de
También estamos presenciando prosperidad y bienestar, vinculado
un arraigo en la República Popu- a la asistencia personal de sus tem-
lar China, gracias a las “Iglesias plos para recibir múltiples benefi-
de Wenzhou”, una comunidad ori- cios.
ginada por varios empresarios lo-
cales vinculada al movimiento de Este “evangelio” es promocio-
la “teología de la prosperidad”. nado por una presencia masiva en
los principales medios de comuni-
Fue en 1980 cuando la difusión cación, y es sostenido por su fuer-
y propagación de esta teología en te impacto en la vida política.
América Latina se produjo de ma-
nera exponencial, aunque sus raí-
ces se remontan a los años 40 y 50. El origen del movimiento y
Este fenómeno religioso se tradu- el sueño americano
ce, desde el punto de vista de los
medios, en el uso de la televisión
por parte de figuras muy carismá- Si buscamos los orígenes de es-
ticas de algunos pastores, titulares tas corrientes teológicas, las en-
de un mensaje simple y directo. contramos en los Estados Unidos,
Todo ello es montado en torno a donde la mayoría de los investiga-
un espectáculo de música, salpiga- dores de la fenomenología religio-
do de testimonios y siguiendo una sa estadounidense los remontan al
lectura fundamentalista y pragmá- pastor de Nueva York Esek Willam
tica de la Biblia. América Central, Kenyon (1867–1948). Argumentó
244  Antonio Spadaro - Marcelo Figueroa
que las realidades materiales con- Las “mega iglesias” del
cretas se pueden cambiar a través “evangelio diferente”
del poder de la fe. Pero la conclu-
sión directa de esta creencia es que Un impulso fundamental a es-
la fe puede conducir a la riqueza, tas ideas de “prosperidad evangé-
a la salud y al bienestar, mientras lica” fue dado por el llamado “Mo-
que la falta de fe conduce a la po- vimiento de la fe”, que tuvo como
breza, la enfermedad y la infelici- principal mentor al pastor, auto-
dad. La teóloga Kate Ward escri- proclamado “profeta”, Kenneth
bió sobre la influencia de Adam Hagin (1917-2003). Una de las ca-
Smith, especialmente sobre su racterísticas de Hagin fueron las
“teoría de los sentimientos mora- visiones recurrentes, que lo lleva-
les”. Muestra cómo la compasión, ron a dar una interpretación singu-
para Smith, no concierne a los po- lar de algunos textos muy conoci-
bres, sino a la admiración de quie- dos de la Biblia. Este es el caso,
nes han tenido una historia de éxi- por ejemplo, de Mc 11, 23-24, don-
to. de se nos dice que lo que se pida
Estas doctrinas han sido corre- en la oración se crea ya consegui-
lacionadas y alimentadas en gran do y será concedido. Estos dos ver-
medida también por el “pensa- sos son para Hagin los pilares de
miento positivo”, una expresión del apoyo de “la teología de la prospe-
American way of life (la “forma de ridad”.
vida estadounidense”). En este sen- Tanto Kenyon como Hagin en-
tido, Alexis de Tocqueville afirma- tendieron que la comunicación
ba que esta forma de vida también masiva era una herramienta fun-
determina la religión de los esta- damental para la rápida difusión
dounidenses. de sus enseñanzas. En Estados
En su discurso sobre el estado Unidos, millones de personas vi-
de la Unión, del 30 de enero de sitan regularmente “mega-igle-
2018, el presidente Donald Trump, sias” que difunden estas teologías
para describir la identidad del país, de la prosperidad. Los predicado-
dijo: “En Estados Unidos, sabemos res, profetas y apóstoles inscritos
que la fe y la familia, no el gobier- en esta rama extrema del neo-pen-
no y la burocracia, son el centro de tecostalismo han ocupado cada vez
la vida estadounidense. El lema es: más espacios importantes en los
“Confiamos en Dios”. Y celebra- medios de comunicación, publi-
mos nuestras convicciones, nues- cando una enorme cantidad de li-
tra policía, nuestro ejército y los bros que rápidamente se han con-
veteranos como héroes que mere- vertido en best-sellers, y dando
cen nuestro apoyo total y constan- conferencias que muy a menudo se
te”. En unas pocas frases, por lo extienden a millones de personas,
tanto, aparecen Dios, el ejército y con todos los medios disponibles
el sueño americano. de internet y redes sociales.
Teología de la prosperidad. El peligro de un "evangelio diferente"   245
Nombres como Oral Roberts, a lo que proclaman “un evangelio
Pat Robertson, Benny Hinn, Ro- diferente”.
bert Tilton, Joel Osteen, Joyce Me-
yer y otros han aumentado su po-
pularidad y riqueza al profundizar, El bienestar económico y
enfatizar y exacerbar este evange- la salud
lio. Joyce Meyer afirma que su pro-
grama de televisión “Cómo disfru-
Los pilares del “evangelio de la
tar de la vida cotidiana” llega a dos
prosperidad” son sustancialmente
tercios del mundo a través de la ra-
dos: bienestar económico y salud.
dio y la televisión y se ha traduci-
Este énfasis es el resultado de una
do a 38 idiomas.
exégesis literal de algunos textos
Lo que está absolutamente cla- bíblicos que se utilizan dentro de
ro es que el poder económico, me- una hermenéutica reduccionista.
diático y político de estos grupos, El Espíritu Santo está limitado a
que generalmente llamamos un poder puesto al servicio del
“evangélicos del sueño america- bienestar individual. Jesucristo
no”, los hace mucho más visibles abandonó su papel como Señor pa-
que el resto de las Iglesias evangé- ra convertirse en deudor de cada
licas, incluso las de la línea pente- una de sus palabras. El Padre se
costal clásica. Además, su creci- reduce a una especie de botones
m iento es exp onencia l y cósmico que trata con las necesi-
directamente proporcional a los dades y deseos de sus criaturas.
beneficios económicos, físicos y
En los predicadores de este
espirituales que prometen a sus se-
evangelio, la “palabra de fe” pro-
guidores: todas las bendiciones es-
nunciada por ellos se traslada al
tán muy alejadas de las enseñan-
lugar que tradicionalmente ocupa-
zas de una vida de conversión
ba la Biblia en el movimiento evan-
típica de los movimientos evangé-
gélico como norma de fe y cono-
licos tradicionales.
cim iento, hasta el punto de
Aunque han surgido y luego elevarla al poder y al efecto de la
pasado a través de varias denomi- palabra apostólica “ungido”. Ha-
naciones, estos movimientos han blar en nombre de Dios de una ma-
recibido no pocas críticas incluso nera directa, concreta y específica
de los grupos de esas Iglesias ca- le da a la “palabra positiva” un sen-
rismáticas que han mantenido su tido creativo que es capaz de ga-
religiosidad evangélica basada en rantizar que las cosas sucedan, si
milagros, profecías y señales. Mu- aquellos que los asisten no los obs-
chos sectores evangélicos tradicio- taculizan con su falta de fe. Al mis-
nales (bautistas, metodistas, pres- mo tiempo, enseñan que, siendo
biterianos ...) y otros recientes han una “confesión de fe”, los seguido-
criticado duramente estos movi- res son responsables, con sus pala-
mientos, hasta el punto de llamar bras, de lo que les sucede, ya sea
246  Antonio Spadaro - Marcelo Figueroa
la bendición o la maldición econó- jos de Dios se reinterpreta como la
mica, física, generacional o espiri- de los “hijos del rey”: una filiación
tual. que otorga derechos y privilegios
El tema de la salud juega un pa- monárquicos, sobre todo materia-
pel predominante en la “teología les a quienes la reconocen y la pro-
de la prosperidad”. En estas doc- claman.
trinas, es la mente la que debe con- En esta teología, otro aspecto
centrarse en las supuestas leyes bí- central, e íntimamente relacionado
blicas, que luego producen el poder con el anterior, es el principio de
deseado a través del lenguaje. “sembrar”. El texto de referencia
Hay una falta total de empatía clásico es Gal 6,7: “Cada uno re-
y solidaridad por parte de los cogerá lo que ha sembrado”. Tam-
miembros. No hay compasión por bién Mc 10,29-30: “Jesús respon-
las personas que no son prósperas, dió: Os aseguro que todo el que por
porque claramente no han seguido mi causa y por causa del evangelio
las “reglas” y, por lo tanto, viven deje casa, hermanos, hermanas,
en el fracaso y no son amadas por madre, padre, hijos o tierras, reci-
Dios. birá ya en este mundo cien veces
más en casas, hermanos, herma-
nas, madres, hijos y tierras, aunque
Un dios de “pactos” y con persecuciones; y en el mundo
“semillas” venidero recibirá la vida eterna”.
La prosperidad material, física
Una de las características de y espiritual encuentra uno de sus
estos movimientos es el énfasis textos favoritos en v. 2 de la Terce-
puesto en el “pacto” firmado por ra carta de Juan: “Querido herma-
Dios con su pueblo, principalmen- no, pido a Dios que, así como te va
te los pactos con sus patriarcas. De bien espiritualmente, te vaya bien
modo que el texto del pacto con en todo y tengas buena salud”. En
Abrahán tiene un lugar central, en el Antiguo Testamento, el texto de
el sentido de la prosperidad asegu- referencia es Dt 28,1-14.
rada. La lógica de este concepto En última instancia, el princi-
del “Dios de los pactos” es que, co- pio espiritual de sembrar y cose-
mo los cristianos son hijos espiri- char, a la luz de una interpretación
tuales de Abrahán, también son he- evangélica completamente sacada
rederos de derechos materiales, de su contexto, es que la entrega es
bendiciones financieras y ocupa- ante todo un hecho económico, que
ciones territoriales. Más que un se mide en términos de retorno de
pacto bíblico, parece ser un con- la inversión. Así, olvidamos lo que
trato. leemos inmediatamente después
En estas teologías, la pertenen- de Gal 6,7 (“Lo que se siembra, eso
cia filial de los cristianos como hi- mismo se cosecha”), a saber: “El
Teología de la prosperidad. El peligro de un "evangelio diferente"   247
que siembra la semilla de sus ma- de bienes también. La victoria ma-
los deseos recogerá una cosecha terial coloca al creyente en una po-
de muerte; el que siembra la semi- sición de orgullo debido al poder
lla del Espíritu, del Espíritu reco- de su “fe”. Por el contrario, la po-
gerá una cosecha de vida eterna” breza lo carga con una culpa do-
(v. 8). blemente insoportable: por un la-
do, considera que su fe no puede
mover las manos providenciales de
El pragmatismo y el Dios; y, por otro lado, que su situa-
orgullo del éxito ción miserable es una imposición
divina, un castigo inexorable acep-
tado con sumisión.
El “evangelio” descrito se asi-
mila fácilmente en las sociedades
modernas, en las que la legitimi- ¿Una teología del sueño
dad de lo sobrenatural requiere una americano?
verificación experimental. El prag-
matismo del éxito requiere simples
propuestas de fe. La urgencia de Esta teología es claramente
una vida próspera y sufriente se funcional a los conceptos político-
adapta a una religiosidad específi- económicos filosóficos de un mo-
ca del cliente, y el kairos del Dios delo de corte neoliberal. Una de las
de la historia se adapta al frenéti- conclusiones de algunos exponen-
cos kronos de la vida actual. En tes de esta teología es de naturale-
última instancia, estamos hablan- za geopolítica y económica, vin-
do de un dios concebido a imagen culada al país de origen de la
y semejanza de las personas y sus “teología de la prosperidad”. Esto
realidades, y no de acuerdo con el lleva a la conclusión de que Esta-
modelo bíblico. dos Unidos ha crecido bajo la ben-
dición del Dios providente del mo-
En algunas sociedades donde vimiento evangélico. En cambio,
la meritocracia se ha hecho coin- los habitantes del territorio que va
cidir con el nivel socioeconómico del Río Bravo al Sur se han hundi-
sin tener en cuenta las enormes di- do en la pobreza precisamente por-
ferencias de oportunidades, este que la Iglesia Católica tiene una
“evangelio”, que enfatiza la fe co- visión opuesta, diferente, que
mo “mérito” para ascender en la “exalta” la pobreza.
escala social resulta injusto y radi-
calmente antievangélico. En realidad, uno de los proble-
mas serios que trae consigo la “teo-
En general, el hecho de que ha- logía de la prosperidad” es su efec-
ya riqueza o beneficios materiales to perverso sobre los pobres. De
recae una vez más en la exclusiva hecho, no solo exacerba el indivi-
responsabilidad del creyente y, en dualismo y rompe el sentido de so-
consecuencia, su pobreza o falta lidaridad, sino que también empu-
248  Antonio Spadaro - Marcelo Figueroa
ja a las personas a tener una actitud (1 Cor. 11,17) y a Santiago (2,1-7),
milagrosa, por lo que solo la fe quienes reprendieron a las iglesias
puede traer prosperidad, no com- que viven de tal manera que los
promiso social y político. pobres no se sienten en su casa.
Entonces, el riesgo es que los “Ésta es una tentación a la prospe-
pobres que permanecen fascinados ridad”, comentó.
por este pseudo-evangelio perma- Las referencias a “la teología
nezcan enredados en un vacío po- de la prosperidad” también son re-
lítico-social que fácilmente permi- conocibles en las homilías de Fran-
te que otras fuerzas den forma a su cisco en Santa Marta. El 5 de fe-
mundo, haciéndolos inofensivos e brero de 2015, el Pontífice dijo
indefensos. El “evangelio de la claramente que “la salvación no es
prosperidad” nunca es un factor de una teología de la prosperidad”, si-
cambio real, que sin embargo es no que “es un regalo, el mismo re-
fundamental en la visión que es galo que Jesús había recibido para
propia de la doctrina social de la otorgarlo”. Y el poder del Evange-
Iglesia. lio es “expulsar a los espíritus in-
mundos para liberar, para sanar”.
De hecho, Jesús “no da el poder
“La salvación no es una para maniobrar o hacer grandes
teología de la prosperidad” obras”.
Francisco lo repitió, nueva-
Desde el comienzo de su pon- mente en Santa Marta, el 19 de
tificado, Francisco tuvo en mente mayo de 2016. Algunos, dijo,
el “evangelio diferente” de “la teo- creen “en lo que se llama la “teo-
logía de la prosperidad” y, criticán- logía de la prosperidad”, es decir,
dolo, aplicó la doctrina social clá- Dios te hace ver que eres justo si
sica de la Iglesia. Repetidamente te da tanta riqueza”. Pero “es un
ha resaltado sus peligros. La pri- error”. Para hacerse comprender
mera vez tuvo lugar en Brasil, el mejor, el Papa recordó el episodio
28 de julio de 2013. Al dirigirse a evangélico del “joven rico, a quien
los obispos del Consejo Episcopal Jesús amaba, porque era justo”; él
Latinoamericano, señaló el “fun- “era bueno, pero unido a las rique-
cionalismo” eclesial, que realiza zas, y estas riquezas para él se han
“una especie de teología de la pros- convertido en cadenas que le han
peridad en el aspecto organizativo quitado la libertad de seguir a Je-
de la pastoral”. De este modo, la sús”.
Iglesia tiende a asumir “modalida-
des empresariales” que son abe- La visión de fe propuesta por
rrantes y se alejan del misterio de la “teología de la prosperidad” es-
la fe. Hablando nuevamente a los tá en clara contradicción con la
obispos, esta vez de Corea en agos- concepción de una humanidad
to de 2014, Francisco citó a Pablo marcada por el pecado y con la ex-
Teología de la prosperidad. El peligro de un "evangelio diferente"   249
pectativa de una salvación escato- siempre es una sorpresa y no so-
lógica, vinculada a Jesucristo co- mos nosotros quienes determina-
mo salvador y no al éxito de sus mos en qué circunstancia histórica
propias obras. Encarna una forma la encontramos, ya que el tiempo,
peculiar de pelagianismo de la que el lugar y la manera del encuentro
Francisco ha advertido a menudo. no dependen de nosotros”. Una fe
De hecho, escribió, en la exhorta- utilizada para manipular mental y
ción apostólica Gaudete et exsul- psíquicamente la realidad “preten-
tate, que hay cristianos comprome- de dominar la trascendencia de
tidos en seguir el camino “de la Dios” (n. 41).
justificación por su propia fuerza,
El “evangelio de la prosperi-
la de la adoración de la voluntad
dad” está muy lejos de la invita-
humana y de su propia capacidad,
ción de san Pablo que leemos en el
que se traduce en complacencia
pasaje de 2 Cor 8, 9-15: “Porque
egocéntrica y elitista sin amor ver-
ya sabéis que nuestro Señor Jesu-
dadero». Se manifiesta en muchas
cristo, en su bondad, siendo rico se
actitudes aparentemente diferentes
hizo pobre por causa vuestra, para
y, entre ellas, “la atracción por la
que por su pobreza fuerais voso-
dinámica de la autoayuda y la rea-
tros enriquecidos” (v. 9). Y también
lización autorreferencial” (n. 57).
está muy lejos de la profecía posi-
La “teología de la prosperidad” tiva y luminosa del sueño ameri-
también expresa la otra gran here- cano que ha sido una inspiración
jía de nuestro tiempo, que es el para muchos. La “teología de la
“gnosticismo”: afirma que con los prosperidad” está, por lo tanto, le-
poderes de la mente es posible jos del “sueño misionero” de los
moldear la realidad. Como escribe pioneros estadounidenses, y más
Francisco en Gaudete et exsultate, aún del mensaje de predicadores
el gnosticismo por su propia natu- como Martin Luther King y del
raleza quiere domesticar el miste- contenido social, inclusivo y revo-
rio de Dios y su gracia. En cambio, lucionario de su memorable dis-
“Dios nos supera infinitamente, curso “Tengo un sueño”.

Tradujo y condensó: Manu Andueza

250  Antonio Spadaro - Marcelo Figueroa