Está en la página 1de 3

1) ¿Qué análisis hace la autora respecto de la transmisión de la memoria como parte

central del contacto entre generaciones?


2) ¿Cuál es su análisis sobre las dimensiones de multitemporalidad y reproducción en la
transmisión de la memoria?
3) ¿Cómo describe la autora la relación entre memoria y la propuesta museográfica del
Museo de Arte Moderno de New York realizada en el año 2000?
4) ¿Cuáles son los elementos de la “pedagogía materialista” que la autora señala en el
Museo del Holocausto de Washington?
5) De acuerdo a la autora, ¿Cómo se relacionan las propuestas museográficas analizadas
con la memoria como sostén e impulsora del arte?

Pregunta 1

La autora concluye en que la memoria siempre fue un contenido importante de la educación a


las nuevas generaciones. Hace tiempo, en las sociedades antiguas, los ancianos convertían a
los jóvenes en adultos mediante la transmisión de secretos y misterios del mundo. Más cerca
en el tiempo, los monasterios ponían énfasis de la enseñanza en el arte de la memoria para
recordar las lecciones de los Padres de la Iglesia. La memoria también era fundamental para
entender los libros, todavía sin organización en párrafos y oraciones, los textos se cantaban y
era la cadencia vocal lo que otorgaba sentido a los signos. Por estos motivos es que puede
decirse que transmitir la memoria y el acto de recordar es una parte central del contacto entre
las generaciones.

Pregunta 2

En la transmisión de la memoria, se debe tener en cuenta que no existe una temporalidad


simple, es decir que no existe una flecha unidireccional que va del pasado hacia el futuro.
importante revisar el concepto de multitemporalidad, porque la transmisión de información es
un proceso denso, cargado de múltiples dimensiones, donde intervienen distintos sujetos e
instituciones que imprimen sus huellas, mandatos y deseos. Y con respecto a este término, hay
que tener en cuenta algunos factores que se dan hoy en día.

En primer lugar, hay un quiebre de relaciones en cuanto a la autoridad entre las generaciones.
Hoy en día a los ancianos no se les permite trasmitir sus historias, debido a la sociedad
“juvenil” en donde lo que vale y lo que corre es ser eternamente jóvenes.

En segundo lugar, las tecnologías se han pluralizado, y por ende la transmisión de memoria
también. La televisión, la computadora y demás bienes tecnológicos, han puesto en circulación
una cantidad de información como pocas veces en la historia humana. Para algunos, esto va en
contra de la transmisión genuina, ya que no le da un sentido a dicha información; para otros,
estos mensajes están estandarizados y no son distintos de los transmitidos con anterioridad; y
para otros, implica un desafío para las instituciones de transmisión de cultura (Por ejemplo, la
escuela) para desarrollar capacidades de selección en este flujo de información.

En tercer lugar, existe un fenómeno local que se vincula a los efectos de la represión en los
adultos y en jóvenes. En muchos casos, los adultos no se quieren hacer cargo de esa
transmisión y queda al hijo ocupar ese lugar de conservar y transmitir la memoria.
Pregunta 3

La relación que encuentra entre la memoria y la propuesta museográfica de New York, tiene
que ver con que la memoria impulsa al arte contemporáneo al debate social y político que
siguió a las guerras mundiales y el holocausto, y lo instala en el lugar de denunciar los límites
de la representación y las narrativas oficiales sobre el pasado. Algunas de sus piezas son
sugerentes a la hora de buscar formas de transmisión que den cuenta de la unidad de cada
reencuentro con el pasado y de cómo representar el dolor.

Pregunta 4

En cuanto a los elementos que conforman la “pedagogía materialista” que señala la autora,
podemos destacar:

 La ubicación del museo junto a los museos nacionales gratuitos de Washington. Lo


normal hubiese sido que tuviera lugar en New York, donde vive la mayoría de
comunidad judía, pero a este museo se lo quería convertir en otra institución nacional
del país, en el cual la identidad judía no sea la parte excluyente.
 La primera sala a la cual se llega en el museo es el “Hall del testigo”, desde la cual se
pueden partir en muchas direcciones, pero la particularidad es que esta rodeada de
paredes de ladrillo, puertas de metal cerradas y ventanas clausuradas. Todo esto para
intentar representar aquello que podrían haber sentido los prisioneros en los campos
de concentración. Y esto es algo que se practica en todas las partes del museo de
distintas formas, siempre tratando de lograr esa representación nombrada
anteriormente
 En muchas partes del museo, el diseño obliga a los visitantes a una proximidad física
con otros que también podría asociarse a la vida cotidiana en los campos de
concentración. Por ejemplo, cuando los visitantes tienen que acercarse a los monitores
de video que muestran películas de archivo sobre las matanzas de los nazis
 En otro Hall del museo llamado Ejszyski, cuyo nombre corresponde a un pueblo
polaco, se puede ver una torre fotográfica en la cual en un principio se observa a los
habitantes de la forma en que querían “ser vistos”, pero a medida que los visitantes
van subiendo la mirada, comienza ser difícil de diferenciar a los habitantes de las
primeras fotos. En esto se buscaba captar la imposibilidad de recordarlos a todos y que
se perciba la magnitud del daño que esto implicaba

Todos estos rasgos mencionados invitan al visitante a tomar el lugar, a personificar a la


víctima, por medio de la representación de los escenarios vividos en el Holocausto, pero
evidentemente esto también confirma la gran diferencia existente entre la personificación y
nuestros sentimientos de terror momentáneos y las experiencias reales de las victimas

Pregunta 5

Para la autora, ambos museos toman partida por la “pedagogía critica”, pero redefinen las
formas y contenidos de transmisión. Ambos nos enseñan que es imposible tratar de explicar y
representar todo, y es en medio de esa “niebla” donde nos movemos para intentar encontrar
justicia para las deudas del pasado y del presente, buscando nuevas formas de conectarnos
con la historia. Las expresiones artísticas que aquí se muestran nos invitan a reencontrarnos
con el pasado de repensar la responsabilidad que tenemos como sociedad de transformar los
dolores del pasado en esperanzas hacia el futuro

También podría gustarte