Está en la página 1de 3

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA


CASACIÓN Nº 158-2002 PUNO

Lima, 24 de junio del 2002.-

LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA


REPÚBLICA; vista la causa número ciento cincuentiocho – año dos mil dos,
con los acompañados; en Audiencia Pública de la fecha y producida la
votación con arreglo a ley, emite la siguiente sentencia.

MATERIA DEL RECURSO:

Se trata del recurso de casación interpuesto por don Constantino Cáceres


Huanacuni mediante escrito de fojas ciento treinta, contra la sentencia de
vista de fojas ciento catorce emitida por la Sala Civil de la Corte Superior de
Justicia de Puno el cuatro de diciembre del dos mil uno que, revocando la
apelada de fojas ochentinueve, su fecha veintidós de octubre de ese mismo
año que declara fundada la demanda de exoneración de alimentos de fojas
siete; reformándola la declara infundada.

Lea también: Estar al día con la pensión de alimentos no es requisito para


demandar divorcio en este caso [Casación 2458-2016, Sullana]

FUNDAMENTOS DEL RECURSO:

Que, concedido el recurso de casación a fojas ciento treinta y cuatro, esta


Sala por resolución de fecha veintiuno de febrero del año en curso estimó
procedente el recurso por la causal contenida en el inciso primero del
artículo trescientos ochentiséis del Código Procesal Civil, esto es, por la
interpretación errónea de una norma de derecho material, sustentada en que
la Sala interpretó erróneamente el artículo cuatrocientos veinticuatro del
Código Civil, pues debió considerar la profesión obtenida por la alimentista,
no siendo necesario que tenga un trabajo remunerado, ya que la norma solo
refiere al hecho de conseguir una profesión, y por otro lado, si se espera a
que pueda contraer matrimonio la alimentista, está por capricho podría no
contraerlo a fin de continuar percibiendo la pensión cuando tiene una
profesión con la que puede afrontar su subsistencia; siendo de acotar que
los cursos de capacitación y el oficio que viene siguiendo no deben ser
merituados por la Sala puesto que la demandada ha culminado
exitosamente una profesión.

CONSIDERANDO:

Primero.- Que, la sentencia de vista en su tercer considerando al hacer la


interpretación del artículo cuatrocientos veinticuatro de la norma sustantiva,
afirma que no está acreditado en autos que la demandada tenga un trabajo
remunerado con el que pueda atender a su subsistencia.

Segundo.- Que, el referido numeral no exige como condición que el hijo


alimentista tenga un trabajo remunerado, ya que el hecho de haber adquirido
un título pedagógico, ya la excluye como beneficiaria de este derecho, cual
es de alimentos.

Tercero.- Que, en lo referente a la condición de soltera de la demandada,


esta sumada al título pedagógico ya adquirido, le posibilitan el lograr si se lo
propone de un trabajo remunerado, ya que tiene la disponibilidad de tiempo
para alcanzar tal objetivo, caso contrario estaríamos ante lo dispuesto por el
artículo II del Título Preliminar del Código Civil; en lo referente al abuso del
derecho.

Cuarto.- Que, la Constitución Política del Estado en el inciso décimo quinto


de su artículo dos consagra el derecho que tiene toda persona a trabajar
libremente con sujeción a la ley, por lo que el derecho está declarado,
dejando la libertad a la demandada Yovana Cáceres Balcona de trabajar
cuando lo estime conveniente.
Lea también: Demanda de exoneración de alimentos: ¿es obligatorio que
demandante esté al día con la pensión?

Quinto.- Que, todo lo expresado hace determinar que se ha interpretado


erróneamente el artículo cuatrocientos veinticuatro del Código Civil, siendo
la interpretación correcta la señalada en los considerandos precedentes,
presentándose así la causal contemplada en el inciso primero del artículo
trescientos ochentiséis del Código Adjetivo, por lo que de
conformidad con el inciso primero del artículo trescientos noventiséis de
ese mismo texto legal, declararon

FUNDADO el recurso de casación interpuesto a fojas ciento treinta; en


consecuencia NULA la sentencia de vista de fojas ciento catorce, su fecha
cuatro de diciembre del dos mil uno; y actuando en sede de
instancia CONFIRMARON la sentencia apelada de fojas ochentinueve, su
fecha veintidós de octubre del dos mil uno que declaró fundada la demanda
de fojas siete; ORDENARON se publique la presente resolución en el Diario
Oficial El Peruano; en los seguidos por don Constantino Cáceres Huanacuni
con Yovana Cáceres Balcona, sobre exoneración de alimentos; y los
devolvieron.

S.S.

MENDOZA R.
LAZARTE H.
INFANTES V.
SANTOS P.
ESTRELLA C.

También podría gustarte