Está en la página 1de 11

Pautas para un liderazgo en la pastoral eudista del tercer

milenio.

“La autoridad es un pobre


sustituto del liderazgo”.

"Nuestro deseo, nuestro objetivo y nuestra principal preocupación, debe ser formar a
Jesús en nosotros y hacer que en nuestros corazones reine su espíritu, su devoción, sus
afectos, sus deseos y sus disposiciones. Toda nuestra vida religiosa debe tender a eso.
Tal es la tarea que Dios nos ha confiado para que trabajemos en ella constantemente".
San Juan Eudes

Enviados con un mandato del Señor Jesús: “Vallan, pues, y hagan Discípulos míos en
todos los pueblos”. (Mt. 28, 19)

Tres caminos para que un equipo realice su trabajo:

- La autoridad
- El poder
- El liderazgo

Quien ocupa un cargo importante dispone de autoridad y poder para hacer que la
gente haga lo que tienen que hacer, o para castigar o premiar según sea el caso.
Pero la autoridad y el poder apenas alcanza para que la gente haga el trabajo sólo
porque lo tienen que hacer, no por auténtica disposición ni con entusiasmo.
Si como responsable necesitas premiar o castigar, estás en una transacción con el
otro, no en una relación. El liderazgo tiene que ver precisamente con la posibilidad de
lograr que tu gente haga su trabajo por su propia cuenta con verdadero entusiasmo,
porque eres tu quien le invita a la tarea, porque mismo eres una invitación al logro
cuando no recurres a la autoridad ni al poder para tú que tu equipo se mueva.

Ocho grandes herramientas que debe utilizar un verdadero líder eudista


que ejerce a pastoral en la Venezuela del siglo XXI

- Escucha
- Participación
- Modelaje
- Valoración
- Expectativas
- Ambiente y recursos
- Confianza
- Entusiasmo.
Estamos frente a un líder cuando nos hace sentir, capaces, talentosos,
importantes, valorados, poderosos y apreciados y por eso de manera natural y sin que
nos obligue, estaremos dispuestos a acompañarle.

Estas ocho herramientas del Liderazgo son la puerta de entrada para lograr una

1
auténtica pastoral más vivencial y fructuosa.

Escuchar:
“El liderazgo es acción…
… No posición”.

Dimensión Bíblica: La postura del hombre que acoge con docilidad la palabra de
Dios.

“Escucha, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no rechaces la enseñanza de tu madre”


(Proverbios 1, 8)

2
“Padre, te doy gracias porque me has escuchado”. (Juan 11, 41)

- Cuando escuchas y prestas atención verdaderamente al otro, le estás


engrandeciendo. Lo engrandeces porque le haces sentir importante y a todos nos
gusta ser tratados de esta manera.
- Si escuchas al otro involucrándote con lo que está diciendo lograrás captar su lealtad,
su entrega, su devoción, porque escucharle es hacerle sentir importante.
- Tu engrandeces a otro cuando le escuchas con genuino interés, con la intención de
hacerle saber que es importante para ti.
- No basta sólo escuchar sus palabras, es importante lo que dice su cuerpo, lo que
siente, lo que no dice, cuando le haces preguntas que trasciendes lo que escuchas
incrementas su nivel de influencia sobre el, porque esa es una poderosa manera de
decirle “tu me importas”.

Participación
“Donde no hay visión, la gente perece”

Dimensión Bíblica:

“¿quién dice la gente que soy yo? Ellos respondieron: unos que
Juan el Bautista; otros, que un profeta de los antiguos ha
resucitado” (Lc. 9, 18b – 19).

- No es en principio, comunicar a otro una cosa sino ante todo permitirle tomar parte de

3
ella.
- Fomentar la participación consiste en ofrecer espacios genuinos de acción para que
el otro se manifieste, exprese sus ideas e intervenga en las decisiones grupales.
- Con ello la persona empieza a sentir que es tomado en cuanta
- Desde el mismo momento en que se brindan espacios de participación se incrementa
la sensación de autovaloración y aprecio personal.
- Estimular la participación no significa, dejar al otro hacer lo que le provoque, sino
darle el mismo peso a todas las ideas. Escuchar no es estar de acuerdo. Escuchar es
el primer paso para influir positivamente en los demás.
- No debes fomentar la participación de tu gente si no estás dispuesto a ser influido. No
pidas una idea al equipo cuando ya tomaste de ante mano la decisión final. Uno pide
una idea para dejarse influenciar por ella si es valiosa y ofrece alternativas de
solución. De otro modo, es un gesto hipócrita y que erosiona tu poder de influencia.
- Cuando abres espacios de participación para que el otro haga contribuciones reales,
que forma parte de lo que hace el equipo le haces sentir valioso, importante y
potencias tu capacidad de influir positivamente en él.

Modelaje.

“No hay atajos a la excelencia”.

Dimensión Bíblica:

“Si yo diera testimonio de mí mismo, mi testimonio no sería válido” (Jn. 5, 31)


“Al oír esto Jesús quedó admirado y dijo a los que lo seguían: les
aseguro que en Israel no he encontrado en nadie una fe tan grande”
(Mt. 8, 10)

“ Los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús


con gran poder. Y gozaban todos de gran simpatía” (He. 4, 33).

- Es la mejor manera de enseñar algo.


- Hacer tú lo que quieres que otros hagan.
- Lo que hacemos es mucho mas poderoso de lo que decimos. Tenemos la oportunidad

4
de abrirle caminos de expansión al otro, cuando le mostramos cómo hacer bien lo que
tiene que hacer.
- El modelaje es una poderosa herramienta de influencia, porque es el modo de
demostrar con tus propios hechos que sí es posible.
- Es una incuestionable manera de dejar en evidencia, que si tú puedes hacerlo, todos
pueden.
- Ser el ejemplo no comienza en el interés de obligar a otros a seguir una conducta
porque ella sea de tu conveniencia, sino que comienza en la certeza de que eso que
modelas es expansivo, incrementa tu poder personal y potencia tus resultados y los
del equipo.

Valoración

“Si no respetas a la gente…


…No esperes que te respeten”.
Dimensión Bíblica:

- Es hacerle saber a otra persona con acciones y palabras concretas genuinas y


explicitas, cuanto le apreciamos, valoramos y le respetamos.
- Tiene que ver con el entregarle reconocimiento.
- Al igual que escuchar, valorar a otro requiere de una gran cuota de coraje pues, entre
otras cosas, implica renunciar al egoísmo y a la timidez para comunicarle al otro lo
que significa para nosotros.
- Quien se preocupa por valorar, por apreciar cuanto recibe y por hacérselo saber a
quienes se lo otorgan sin duda alguna a la larga resultará beneficiado.
- Valorar es la posibilidad que tiene todo jefe, líder pastoral, gerente, de manifestarle al
otro lo importante que es para él, para que tome conciencia de su propio valor y sea
capaz de elevar exponencialmente su desempeño y su nivel de compromiso contigo
y con el equipo.

5
Expectativas.
“Un líder es un negociante de esperanza”.
Dimensión Bíblica:

- Muchas veces las personas tienen de sí mismas una percepción de minusvalía que
no está alineada con su verdadera capacidad de acción.
- Esto hace que si comenzamos a tratar al otro como un ser talentoso, virtuoso, valioso,
poderoso, empezará a producirse una disonancia en lo que es y lo que puede llegara
ser. Entonces intentará parecerse cada vez más a eso que él ve que le estamos
planteando como reto.
- Si tratas a alguien como si tuviera una capacidad de desempeño superior a la que
está demostrando porque es la que crees que es la que tiene, no sería extraño recibir
la sorpresa de que esa persona en efecto, es capaz de ajustarse a esa expectativa.
Él mismo se sorprenderá de sus nuevos niveles de desempeño.
- Todos somos mucho más capaces de lo que creemos, y son las situaciones las que
nos lo demuestran
- Si tratas a tu gente como capaz, poderosa, talentosa va a sentirse inevitablemente de
la misma manera.
- El poder del líder, reside en la capacidad que tiene en reinventar al otro e imaginarlo
como un ser capaz y dotado de talento
- El líder tiene el poder de cambiar al otro, cuando desde la visión valorativa que de

6
este tiene, decide tratarlo con respeto, atención y aprecio por el simple hecho de ser
persona.

Ambiente y recursos

“ No esperes a que el barco llegue a tí….


…Mejor nada hasta alcanzarlo”.

Dimensión Bíblica:

- Cuando dotamos a nuestra gente de un ambiente expansivo con total seguridad su


rendimiento tenderá hacia la expansión
- Lo contrario no sólo produce los resultados opuestos, sino que genera un mensaje
destructivo: “Ustedes son mediocres, no necesitan más que recursos mediocres”.
- Si bien es cierto que las tendencias actuales se dirigen a la obtención de máximos
resultados con el mínimo de recursos, no significa que ese mínimo está por debajo
de lo que la tarea y el ejecutante requieren para una acción dada.
- Dotar aun equipo con un ambiente y unos recursos más allá de su desempeño,
aumentan caso de manera infalible su rendimiento.
- Ese por tanto, es un aspecto que exige gran cuidado.
- Si te interesa expandir el desempeño de tus colaboradores, incrementar el alcance de
la gestión para lograr mejores resultados e influir poderosa y productivamente en
ellos.

7
Confianza
Si no encontramos el camino…
…¡ lo trazaremos!
Dimensión Bíblica:

- Aprender a depositar confianza en el otro con la mayor frecuencia posible es, sin duda
alguna, una de las maneras más poderosas para influir productivamente en los demás
de manera constructiva y engrandesedora.
- Cuando le entregas al otro un genuino acto de confianza, le estás diciendo con
hechos que valoras sus capacidades, sus talentos, sus posibilidades y sus
competencias.
- Es posible incrementar la confianza de nuestra gente en sí misma, al hacerle
depósitos importantes y sinceros de confianza.
- No sólo reducimos la posibilidad de que nos defrauden y se sientan por ello menos
valiosos, sino que logramos abrirles posibilidades, expandir el concepto que tiene de
sí mismos y recordarles lo valioso que son para nosotros.
- Desde la confianza generamos relaciones sanas, armoniosas. Relaciones que
potencian al otro, y que surgen del pensamiento de abundancia que en ella, más tarde
o más temprano, inevitablemente habrá de desembocar.

8
Entusiasmo.
“Disfruta del proceso…
…de alcanzar el objetivo”.

Dimensión Bíblica:

- Si hay algo contagioso, eso es el “entusiasmo”.


- Si quieres tener gente entusiasmado a tu lado, debes proteger a cualquier precio tu
propio entusiasmo.
- Cuando al hablar de nuestros propósitos lo hacemos llenos de entusiasmo,
inevitablemente despertaremos en los otros las ganas de unirse a nuestro proyecto, y
con ello sumamos entusiasmos que hacen que la meta se vea cada vez más cercana
y más posible.
- Las personas se mueven con mucha más dedicación, entrega y satisfacción cuando
hacen su trabajo con entusiasmo.
- No puedes pedirle entusiasmo a nadie, si tú mismo no estás entusiasmado
- Tú tienes la posibilidad de influir en el entusiasmo del otro, para hacerle sentir que lo
que hace tiene sentido y trascendencia, que vale la pena entregar el máximo de su
capacidad ene so que para todos tiene gran valor y significado.
- Todo empieza por ti: si tú mismo no crees la labor en la que ocupas tu tiempo, a la
que dedicas tu vida es importante y trascendente, es imposible hacerle creer eso a
nadie más.

Estas son los principios que desarrolladas al máximo aumentarán tus


competencias como líder para influir positivamente en tu gente:

- No funcionan por separado; son complementarias y suplementarias.


- No es posible sintonizado con una y descuidar las demás.
- Nadie puede entregar reconocimiento y valoración cuando está deprimido y vacío de

9
entusiasmo. Tampoco pedir grandes expectativas de desempeño desde un alto nivel
de desconfianza.

- En Resumen
- Es hora de reenfocar tu perspectiva de acción, y reconocer que quizá los problemas
no provienen de los demás, sino de tu propia manera de relacionarte con ellos.
- A final de cuantas: ¿quién es el que escucha; estimula la participación, entrega
reconocimientos; valora, tiene expectativas de éxito del otro; quién es el que debe
contagiar de entusiasmo a tu equipo; posibilidades de mejorar el ambiente de trabajo
y ofrecer los mejores recursos?
- Por tanto, este asunto del éxito pastoral y del liderazgo personal tiene que ver
fundamentalmente contigo mismo.
- Si intervienes tus capacidades para asegurar que los demás se sientan capaces,
talentosos y poderosos, incrementarás formidablemente su desempeño y tú elevarás
al máximo nivel tu propio poder de influencia.

Realidad y visión de la pastoral eudista en Venezuela.

1,2,3,4: Crear símbolos (dibujos) que representen su más profundos y apreciados

10
valores. Colóquelos en orden de importancia (siendo el 1 el más importantes, 2 el
que sigue y así sucesivamente)
En el resto de los números emplee frases cortas para responder
1 2

3 4

5 ¿quiénes somos?

6 ¿Cuál ha sido nuestro mayor logro?

7 Tres cosas que hacemos bien, en función de la organización?

8 Tres aspectos en los que sería valioso para nosotros mejorar

9 El lema o slogan de nuestra organización

10 Tres aspectos que debemos aprender a hacer bien en función de nuestra


organización

11 Tres cosas que debemos empezar a hacer ahora

12 Nuestras tres metas de más alta prioridad

11