Está en la página 1de 2

Es un hecho, cada vez que una sociedad se ha enfrentado a un avance tecnológico significativo el resultado ha

sido directa o indirectamente un cambio en el tejido social. Por ende este cambio se termina trasladando al
sistema político. Hoy es el día en que mas que nunca el propio sistema político nos solicita a la sociedad que
procedamos a cambiar. En la mayoría de los casos un cambio , calibrado, con cautela, analizando pros y
contras, administrando los tiempos para no causar desequilibrios siempre será para mejor. Cuando estrenamos
la democracia, sabíamos que no era un sistema perfecto, aún así nuestra Monarquía democrática parlamentaria
nos ha servido bien durante todos estos años. Ha sido sin duda el menos malo de los sistemas. No el mejor, por
que en un universo cambiante y que progresa, lo mejor no existe. Tenemos que conformarnos con un termino
menos absoluto, en el que lo mejor, es en realidad , lo mejor posible.

Nuestra sociedad, ha evolucionado, los ciudadanos, tienen ahora otras herramientas para expresar sus
necesidades y su parecer.
Por otro lado la clase política, nos ha enseñado en la última década, que hay un grave desajuste entre la
capacidad de pensar del ciudadano , su capacidad para expresar lo que piensa, y el modo que tienen quienes
nos representan de modificar su conducta cuando esta nos desagrada. Esto está dando lugar a situaciones del
todo inverosímiles que reprimen , ignoran o ningunean la voluntad de los ciudadanos. El pueblo no es
consultado , salvo cuando los políticos precisan el voto para poder gobernar. A los votantes se les entrega un
programa, que dado el grado de decepción pocos leen y que en el mejor de los casos no es ni siquiera realista.
Se nos promete lo que queremos escuchar, se obtiene de nosotros el voto, el aliento sagrado que se entrega a
aquellos que nos tienen que representar para que luego estos simplemente, y de manera (bien intencionada,
por que no), hagan lo que pueden.
Paralelamente a esto, somos ahora conscientes mas que nunca, conocedores, a veces con desgana, de que en
realidad, por encima de nuestros representantes electos, hay elementos, que desarrollan una serie de
influencias que terminan de pervertir el poco ánimo de los políticos por poner en marcha sus iniciativas. Hoy
mas que nunca vemos por ejemplo como wikileaks ha puesto de manifiesto que por encima de los ciudadanos y
de sus intereses priman los de los gobiernos de otros países, que nos consta están a su vez manipulados por
banqueros, multinacionales u organizaciones poco transparentes. Incluso se nos trata de convencer de la
conveniencia de pertenecer a las mismas o de acatar sus directrices por ser estas, mas interesantes que las de
los ciudadanos.
En medio de todo esto, hay un sector vital para todos los países al que si se han trasladado los medios
tecnológicos haciendo si cabe mas desequilibrado el actual estatus del ciudadano, lla economía.
Mientras un votante, debe esperar 4 años para expresar su opinión y en todo caso podrá expresarla sobre un
equipo concreto de gobierno, y sus resultados sobre todo un programa, (no sobre cada uno de los puntos del
mismo), los elementos que controlan el sistema económico, si que recogen información puntual, minuto a
minuto, de lo que acontece en cualquier momento y lugar del mundo.
Aquellos que manejan estas redes, tienen la posibilidad de incluso manipular las variables que pueden
desestabilizar o asentar un determinado mercado en contra de otro. Y digo en contra, por que a nivel
extraterritorial los países están demostrando en última instancia que los intereses comunes no existen.
Si los gobernantes no son capaces de representar a sus votantes, en ultima instancia , sin honor de ningún tipo
vemos como si representan los intereses de las multinacionales que hay detrás. Un ejemplo lo podemos ver en
la relación que tenemos a nivel económico con Alemania. Que a pesar de confesarse aliado en materia de
política de seguridad o social , mina los intereses de la política económica Española una vez tras otra. Este
sistema dicta que países tienen que caer y en que orden. Ahora le ha tocado el turno a Portugal, y pronto
veremos como nuestro vecino ve intervenido su sistema económico. Después se nos mirará ya no de reojo si no
de un modo directo a nosotros.
Nadie nos ha consultado, nadie nos ha advertido, nadie, ni antes el PP ni ahora el PSOE han preguntado al
ciudadano Español, presunto soberano de sus intenciones, que era lo que quería hacer y mas importante
haberle advertido de cuales podrían ser las consecuencias, solo medias verdades o solo medias mentiras.
Y es que lo tienen muy fácil.
Nuestro sistema democrático no lo es tanto si entramos en la consideración de que un ciudadano que quiera
hacer valer sus ideas, tiene que estar en A (Partido Popular) o en B ( PSOE), si no su voto simplemente se
pierde, al carecer de oportunidades ejecutivas el resto de opciones políticas con las que en el mejor de los
casos, se contará en el caso de tener que conseguir algún tipo de mayoría puntual, por estar el partido que
gobierne, sea este A o B en situación de mayoría simple. Por otro lado, al tener que estar en A o en B, se
presume que el ideario del ciudadano se tiene que ajustar al del partido.
¿Cuantas veces te has planteado, como yo, que puedes estar en contra del aborto y a favor de un estado laico?,
¿Cuantas veces has pensado, debo ser un bicho raro, por que mis ideas, no encajan en la línea política de
partido alguno? Si bien estoy de acuerdo en determinadas opciones conservadoras en lo económico, puedo
estar deacuerdo y ver como importantes, determinadas otras opciones en lo social...
Y entonces... ¿que eres? Un perro verde.... Un centrista... un hincha de uno de esos equipos que juegan bien
pero que nunca ganan. ¿Tienes que rechazar a la mitad de tus ideas, para que triunfen la otra mitad? Ahora
quiero economía y voto al PP y cuando estemos bien de pasta... voto al PSOE para que haya un cierto avance en
materia social...
Bicho raro eh....Bueno no te deprimas, no es un caso de bi sexualidad política que precise algún tipo de terapia.
Es mas , estate de enhorabuena. Eres un ciudadano culto y a pesar de sentirte solo o incomprendido , son todos
los ciudadanos que están en tu misma situación los que realmente deciden que partido mandará los próximos 4
años.
El verdadero problema radica en que el actual sistema democrático no se ajusta a nuestras necesidades y que
si bien la realidad tecnológica nos permitiría evolucionar a una democracia 2.0 nadie nos va a preguntar nunca
si queremos cambiar a eso.
Pero. que es la democracia 2.0, o la (e)mocracia.
Imaginemos un sistema político en que el ciudadano tenga presencia parlamentaria a titulo individual.
Pongamos en nuestro caso nuestros dedos, en lugar de en Facebook en algo que se podría llamar Net España.
FaceEspaña TwittEspaña o como se os ocurra.
Cada uno de nosotros , expresamos nuestras inquietudes en tiempo real, proponiendo iniciativas
o desechandolas, valorando los resultados obtenidos y lo que es mas importante, teniendo en tiempo real, el
pulso de lo que el ciudadano piensa y quiere. Démosle a ese canal un poder ejecutivo y legislativo para poner
en marcha de manera calibrada y cautelosa cada una de esas iniciativas, olvidándonos de partidos, de etiquetas
y de tener que pasar por el aro de soportar económicamente un sistema que simplemente se está quedando
obsoleto. Técnicamente se puede, solo hay que ponerse a hacerlo y sinceramente con lo que estamos tirando
por el desagüe subvencionando parásitos se pueden hacer maravillas. Para quien tache esto de utópico, que
piense que los mismos políticos que ahora mismo tendrían un infarto si viesen que los votantes iban a tener en
su mano este poder, son los que nos han creado las firmas electrónicas o nos invitan a recibir las notificaciones
de tráfico por correo electrónico.
Las personas, debemos votar por las ideas, no por otras personas para que nos representen. Estos a menudo
cambian el significado de nuestras ideas en su propio beneficio o en el de terceros. Si votas por una idea, y si te
preocupas de desarrollarla, está sera acertada o no, pero tendrá cabida en el abanico de decisiones de unos
Ciudadanos 2. 0 que si que elegirán como quieren que sea su país.
Como en el caso de los super heroes, ;) todo super poder, conlleva una super responsabilidad, y desde luego se
han de calibrar bien el impacto y las repercusiones que este sistema tendrá. Pero no es bien cierto , que ahora,
con el actual sistema, en el caso de las últimas elecciones un Carmen de Mariena ha obtenido mas votos que el
candidato de unión del pueblo y democracia. Y no es por falta de cultura, es por falta de motivación o de
hastío. Porque no se le puede pedir a una persona que tras años de esfuerzo y de cumplir con sus obligaciones,
termina en la calle, que se tome en serio a ningún político.
Anestesiados por el fútbol y los espectáculos basura, carentes totalmente de contenido, apabullados por el
miedo a lo que sea,( usando el miedo como un sistema mas de control del ciudadano), tratando de que esté
esté totalmente desinformado. O con una información totalmente instrumentalizada, este sistema nos dará un
hilo de luz un camino estrecho y lleno de piedras pero por el que podemos avanzar hacia algo que por ser de
todos de verdad, será un poco mejor.