Está en la página 1de 1

Marya Azzarelli

Tributo al

EXCESO
“El mío es un exceso organizado”, dice la gerente
de imagen de Casablanca, multimarca que maneja
para Latinoamérica las firmas de moda Versace,
Armani, Cavalli y Dolce & Gabbana
NÉSTOR LUIS LLABANERO. FOTOS: RAFAEL SERRANO

Ante la pregunta “quién es esa chica de voz grave de fumadora”, vino


una respuesta: “Tienes que conocerla”. Lo que había sido un contacto tele-
fónico, con fines corporativos, derivó en un segundo acercamiento, cara a
cara, y esta vez con objetivos periodísticos. ¿La intención? Ir tras los exce-
sos (estéticos) que rondan a la joven. No fuma. Aunque habla como quien
lleva semanas con la garganta afectada. El sonido de sus palabras está ves-
tido de “mandibuleo”, lo que le otorga un eco especial. De cuerpo presente,
sobreviene la mirada que servirá para escanearla de arriba a abajo.
En ella todo parece caprichoso, incluyendo su oralidad, que se manifiesta
con fallos inoportunos. El pelo rapado en los lados y el delineado “chorrea-
do” dark hacen que su cara redonda luzca demacrada. De pensamiento cal-
culador, como se define a sí misma, asegura también que cualquier prenda
que lleva puesta resulta premeditada. Con su look, el de ese día, exhibe el con-
cepto de elegancia, no de tristeza. Se proyecta en un vestido negro bordeado
de encajes, y sus medias, igualmente negras, parafrasean a una viuda con li-

? 7 NOVIEMBRE 2010 Estampas