Está en la página 1de 2

Karla Monzón Medina. Gpo.

422
#18

¿Fiesta de xv años?
La fiesta de xv años, ¿vas a querer o no vas a querer?, es una pregunta que se le

genera a toda niña que está cerca de cumplir los quince años, todo es alegría,

planeación cuando la realidad es necesaria saberla, sin embargo a muchas personas

solo les interesa la fiesta. Es importante de donde proviene esta costumbre, por qué

se celebra, y el enfoque que le da Ariadna Casas Ortiz nos lo explica.

Esta celebración tiene objetivos sociales y obviamente religiosos, desde que naces

siendo mujer, existe arquetipos que se imponían o se imponen, como o son la

pureza y sensualidad, y en esta celebración se juntaban ambas, haciendo de dos

solo una.

El enfoque que se le daba a una mujer sensual, este enfoque se basaba en que se le

daba placer a otro, obviamente este otro era un individuo masculino, mientras que

el de la pureza era enfocado solo como procreación.

Esto es un tanto reaccionario o conservador, ya que esto solo complace al hombre o

se hacía con el fin de complacerlo a él, el presentarte en sociedad al mejor postor,

¿impresionante, no?.

Esta celebración es planeada, y es una planeación inmensa, desde escoger

padrinos, madrinas, que la coronación, los bailes, esto con el fin de presentar a la

mujer en sociedad. Haciendo saber que ya no es una niña, esto era para dar a

conocer a la mujer y hacer saber que ya estaba lista para conformar una familia y

hacerse cargo de ella, cuando en el siglo XXI es todo lo contrario.


Karla Monzón Medina. Gpo.422
#18
En este momento yo tengo 17 años y mi forma de ver las cosas referente a esta

lectura es la siguiente, en ese momento en el cual yo estaba por cumplir XV años

decidí celebrarlo con una fiesta, la cual para mí significo estar con mis amigos y

familia y disfrutar del momento, un momento mágico en el cual me iba a divertir,

etc.

Como en todas las familias, las niñas acostumbran celebrar sus XV, o al menos en

la mayoría de estas, sin embargo mi fiesta estuvo llena de emoción, ya que fui la

única niña que los celebró de esa manera y mi familia cumplió su sueño de

organizar un evento de este tipo.

Ahora a mis 17 años pienso diferente y respeto mucho a las niñas que pronto los

cumplirán sus 15 años, sin embargo ahora lo veo como una costumbre muy linda,

con gastos totalmente innecesarios.

No estoy totalmente de acuerdo con este ritual, al final del día es un ritual

religioso, ya que antes de este se acostumbra una misa, mostrando cierto prestigio

y agradeciendo esos XV año de vida que Dios te ha permitido vivir.