Está en la página 1de 1

“L

a televisión tiene dos exigencias”, comien-


za diciendo una desmaquillada Mariaca
Semprún: “O eres tremenda actriz o eres
preciosa”. Y la pregunta inmediata —¿En
cuál de los dos extremos te ubicas tú?—
hace que la actriz sonría con esos dientes ¿Te sentiste la elegida?
que militan con el orden. La aún joven “Algo parecido. Además, era la nueva del elenco”.
histriona responde: “Yo me considero
muchísimo más actriz que preciosa”, mientras se Aunque obvia revelar si se siente blindada dentro
dibujan dos hoyuelos que endulzan su cara morena. del reparto de La mujer perfecta, Mariaca Semprún
resalta que se trata de un reto gigante. “Hago a mi
Además de su trabajo en la pequeña pantalla, opuesto, porque es una chica que se ocupa de su
interpreta a Adela, uno de los personajes femeninos físico, su nivel intelectual es bajo y su gran objetivo
que habitan La casa de Bernarda Alba, escenificada es la fama. Yo, en cambio, soy más cerebral”.
actualmente en el teatro Luisela Díaz.
¿Llegas a ser acólita de un escritor?
Mariaca se siente ganada a hablar de una vuelta “Soy respetuosa y obediente a un escritor. No me
a la estética natural. Y, coherente con su idea, sostie- gusta cambiar el texto. Prefiero consultar”.
ne que en ella no tienen cabida la nariz concebida
en la premeditación, los senos erguidos en el quiró- ¿Facilita estar convencida del texto?
fano ni la cintura chupada a fuerza de liposucción. “Por supuesto. Si no estoy convencida de lo que
Sus protuberancias se manifiestan en otra área: digo, se me nota”.
En unas piernas cuya delgadez sólo alcanza con
mesoterapia. “Por supuesto, he entendido que debo ¿En Harina de otro costal lo estabas?
ayudarme en lo físico, y ahora más con el personaje “Me es difícil emitir opinión, porque se trató de
de la telenovela”. un personaje pequeñito, satelital, y no había llegado
a un punto de desarrollo”.
Se refiere al reto de caracterizar a “La popular
Shirley”, en La mujer perfecta. “Esa que, por cierto, Entonces, la actriz habla, a pedido, de la relación
no soy yo. Podría mostrarte una lista larga de imper- que sostiene con Padrón. “Me llena de orgullo esa
fecciones”, bromea sobre sí misma. Y revierte esa relación. Creo que estamos en la nubecita, porque
lista, enumerando, más bien, su perfección: se han juntado la admiración, la amistad y las cosas
bonitas que se sienten por alguien especial”.
“SOY UNA PERSONA COMPLETAMENTE
Mariaca Semprún, la chica nacida el 18 de agosto
HONESTA, CREO QUE MI INTEGRIDAD de 1980 en la clínica El Ávila de Caracas, de tono
de voz inalterable, sin gestualidad que delate hastío
ES UNA DE MIS PERFECCIONES”. por la sobreabundancia del interés que ha desperta-
do el romance con el poeta televisivo, admite que en
¿Cómo entiendes la integridad? su mundo de pareja se cuenta un divorcio. Ha per-
“Está vinculada con lo moral, la determinación de dido la batalla de mantenerse en bajo perfil, lo cual
no llevarte por el medio a los demás ni perjudicar se ha acentuado una vez que diera a conocer su
a nadie de forma consciente”. afecto por el escritor: “Creo que la opinión pública
nos ha agobiado, en especial porque es una relación
Venida del teatro y del canto lírico, dos ámbitos poco convencional”.
elitescos del arte, la televisión suponía otro mundo
de competencias. “Yo había dicho que me gustaría Una relación de la cual aseguraste que
hacer telenovelas de la mano de un buen escritor. la diferencia de edad no es obstáculo…
Y a Leonardo Padrón lo he admirado desde Amores “Fue algo que fui descubriendo por nuestras
de fin de siglo. Así que yo estaba eufórica cuando aproximaciones. Hablábamos de cine, teatro, libros,
me llamó para participar en La vida entera”. de cualquier tema. Y descubrí que detrás de ese
gran nombre hay un ser humano. Me gustaría que
supieran que Leonardo Padrón no es una idea,
es tan real como todos nosotros. Coincido con él
en las ganas de comernos la vida, en la sed artística
y en el deseo de pasarla bien”.

Estampas 8 AGOSTO 2010 ?