Está en la página 1de 2

Recursos fónicos

Estos recursos se utilizan para emplear sonido a la lengua con un sentido estético y expresivo, provocando una sensación determinada
en el lector:
Aliteración: Reiteración sistemática de un sonido para producir determinados efectos sensoriales. En el siguiente ejemplo se repiten
ciertos sonidos para dar sensación de movimiento suave.
Onomatopeya: Imitación de un sonido real. La onomatopeya se logra a veces mediante la aliteración. En los siguientes versos, por
ejemplo, la reiteración de la “s” evoca el zumbido de las abejas.
Recursos morfosintácticos
Se producen al añadir, suprimir o repetir palabras, o al alterar el orden de las palabras en la oración:
Epíteto: Consiste en emplear un adjetivo que expresa una calidad propia del sustantivo al que se une.
Sinonimia: Es una enumeración de términos que tienen un significado común.
Asíndeton: Consiste en omitir conjunciones para producir un efecto de rapidez.
Polisíndeton: Es el recurso contrario al anteriormente citado. Consiste en la repetición de conjunciones innecesarias; produce un efecto
de solemnidad, intensidad o lentitud.
Elipsis: Consiste en la supresión de términos por considerarse que están sobreentendidos.
Anáfora: Consiste en la repetición de una o varias palabras al principio de varios versos o enunciados.
Paralelismo: Es la repetición de construcciones similares en dos o más versos u oraciones.
Hipérbaton: Consiste en la alteración del orden lógico de las palabras en la oración.

SEMÁNTICOS
La paradoja: Figura en la que se relacionan dos ideas o conceptos que parecen opuestos o contradictorios pero que en un sentido más
profundo no lo son.
La antítesis: Consiste en contraponer palabras o frases de significado contrario.
La ironía: Consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice. El sentido real se deduce del contexto.
El símil: Es la comparación entre dos palabras o ideas.
La hipérbole: Es una exageración.
La metáfora (tropo): Consiste en denominar una realidad con el nombre de otra con la que el autor establece una identificación por su
semejanza.
La metonimia (tropo): Consiste en nombrar una realidad con el nombre de otra con la que mantiene una relación de proximidad, como la
que hay entre el autor y su obra, el contenido y el continente, el lugar y el producto que de él procede, etc.
La sinécdoque: Es un tipo particular de metonimia que consiste en designar la parte por el todo o el todo por la parte. Ejemplo: “Reunió
más de trescientas cabezas”
Clasificación de los recursos estilísticos de carácter SEMÁNTICO
Los recursos estilísticos semánticos anteriormente vistos se clasifican a su vez en tres categorías diferentes, quedando divididos de la
siguiente forma:
Recursos semánticos basados en la contraposición de ideas: En estos entrarían la ironía, la paradoja y la antítesis.
Recursos semánticos basados en las relaciones de semejanza: En esta división estarían los recursos de metáfora (que a continuación
veremos más y mejor explicado), imagen y símil.
Recursos semánticos basados en las relaciones de contigüidad: En estos entrarían los recursos de metonimia y sinécdoque.
Recursos basados en la semejanza
La metáfora es un recurso literario basado en la semejanza. Ejemplo: “coged de vuestra alegre primavera / el dulce fruto, antes que el
tiempo airado / cubra de nieve la hermosa cumbre” (versos de Garcilaso de la Vega). En este caso, además, puede hablarse de una
alegoría porque en el discurso se presenta un sistema de metáforas que funcionan de manera conjunta para expresar una misma idea:
“la alegre primavera” en este caso sería la juventud; “el dulce fruto”, sería el presente actual; “el tiempo airado o invierno” representaría a
la vejez; “la nieve, las canas y la hermosa cumbre” sería la cabeza. Sin embargo, la metáfora no es el único recurso semántico que se
crea atendiendo a este tipo de relaciones. El símil y la imagen también presentan estas características. A continuación, con un ejemplo
de las llamadas “Greguerías” de Ramón Gómez de la Serna podemos verlo:
Ejemplo de símil: La lava parece un cocodrilo que avanza / Las ranas se tiran al estanque como si se echaran al correo.
Ejemplo de imagen o metáfora impura: El 8 es el reloj de arena de los números / El cazador es la cuchara de los zapatos.
Es importante observar que mientras en la metáfora se sustituye un término (canas) por otro (nieve), en el símil y en la imagen se
nombran las dos realidades semejantes (lava, cocodrilo, 8, reloj de arena).
https://www.actualidadliteratura.com/recursos-estilisticos-en-literatura/

8 de septiembre de 2019