Está en la página 1de 3

“Nuestra mente es un papel en blanco y solo al contacto de los sentidos con las cosas

empieza a grabar impresiones. ’’

Se conoce como empirismo a la doctrina filosófica que se desarrolla en Inglaterra en


parte del siglo XVII y el siglo XVIII, y que considera la experiencia como la única
fuente valida de conocimiento, mientras que niega la posibilidad de ideas espontaneas.
Solo el conocimiento sensible nos pone en contacto con la realidad. Teniendo en cuenta
esta característica, los empirismos toman las ciencias naturales como el tipo ideal de
ciencias, ya que se basa en hechos que podemos observar. Para esta doctrina, el origen
de nuestro conocimiento no está en la razón, sino en la experiencia, ya que todo el
conocimiento ha tenido que pasar primero por los sentidos. (David, 2004, pág. 34)

Se suele considerar en contraposición al racionalismo, más característico de la filosofía


continental. Hoy en día la oposición empirismo-racionalismo, como la distinción analítico-
sintético, no se suele entender de un modo tajante, como lo fue en tiempos anteriores, y más
bien una u otra postura obedece a cuestiones metodológicas, heurísticas o de actitudes vitales,
más que a principios filosóficos fundamentales.

El empirismo también se opone al historicismo, ya que tanto el empirismo como el


racionalismo son teorías individualistas del conocimiento, mientras que el historicismo es una
epistemología social. Si bien el historicismo también reconoce el papel de la experiencia, difiere
del empirismo al suponer que los datos sensoriales no se pueden entender sin considerar las
circunstancias históricas y culturales en las que se hacen las observaciones.

En relación a la ciencia, el empirismo no se debe mezclar con la investigación empírica, ya


que las diferentes epistemologías se deben considerar puntos de vista opuestos sobre, las
máximas figuras del empirismo inglés fueron John Locke, George Berkeley y David Hume.
Sostenían que, para alcanzar el conocimiento sobre algo, es necesario, ante todo, observarlo,
describirlo y recopilar datos suficientes para hacer predicciones correctas.

Sin embargo, entre los investigadores hay cierto consenso de que los estudios deben ser
empíricos. Por lo tanto, el empirismo actual se debe entender como uno entre los ideales en
competencia de obtener conocimiento. Como tal, el empirismo se caracteriza primeramente
por el ideal para permitir que los datos de la observación «hablen por sí mismos», mientras
que los puntos de vista opuestos se oponen a este ideal. El empirismo, por lo tanto, no solo se
debe entender en relación con cómo este término se ha utilizado en la historia de la filosofía.
También se debe interpretar de una manera que permita distinguir el empirismo entre otras
posiciones epistemológicas en la ciencia contemporánea. En otras palabras: el empirismo
como concepto se debe construir junto con otros conceptos, que juntos hacen posibles
discriminaciones importantes entre los diferentes ideales subyacentes de la ciencia
contemporánea.

El empirismo, a diferencia del racionalismo, sigue un proceso a la inversa que aquel:


toma ejemplos particulares y, en función de los resultados, termina por desarrollar una
ley general, algo que se conoce como método inductivo; de ahí que su máximo
exponente metodológico sea el científico. Ensayo y error que, a la larga, nos dará una
explicación cierta y real de los fenómenos, al ser estos probados por la experiencia
(como diría después el escritor español Benito Pérez Galdós, “la experiencia es una
llama que no alumbra si no es quemando”).
Aristóteles:

De suerte que, si filosofaron para huir de la ignorancia, es claro que buscaban el saber
en busca del conocimiento, y no por ninguna utilidad. Y así lo atestigua lo ocurrido.
Pues esta disciplina comenzó a buscarse cuando ya existían casi todas las cosas
necesarias y las relativas al descanso y al ornato de la vida. Es, pues, evidente que no la
buscamos por ninguna utilidad, sino que, así como llamamos hombre libre al que
es para sí mismo y no para otro, así
Consideramos a esta como la única ciencia libre, pues está sola es para sí misma. Por
eso también su posesión podría con justicia ser considerada impropia del hombre. Pues
la naturaleza humana es esclava en muchos aspectos; de suerte que según Simón des,
“sólo un Dios puede tener tal privilegio, aunque es indigno de un varón buscar la
ciencia a Él proporcionada”

(Macmillan, Wiquipedia, 1969, pág. 153)

Los conceptos para el empirismo no son una garantía de conocimiento objetivo y por
tanto la ciencia tiene solamente un valor relativo y justificado en la generalización de
las experiencias comunes, convencionalmente representadas en los conceptos y el
lenguaje. La tradición más empirista está representada por los sofistas y los escépticos,
pero cada escuela Estoicismo, Cinismo, Epicureísmo, Pirronismo y cada momento
histórico tiene sus respectivos representantes con diversos matices más o menos
cercanos al empirismo o al racionalismo.
Bibliografía
David, H. (2004). Wikipedia. Obtenido de https://es.wikipedia.org/wiki/Empirismo

Macmillan. (1969). Wiquipedia. Obtenido de https://es.wikipedia.org/wiki/Empirismo

2004. EMPIRISMO. 2nd ed. p.34.


Wiquipedia, M., 1969. 1st ed. p.153.
Su Representantes: Tomas Hobbes De origen inglés, nacido en 1588, hijo de un
pastor rural. Estudia en Oxford y allí conoce la filosofía escolástica, que no logra
interesarle. Su estadía en París, así como su contacto con varias personalidades
filosóficas y científicas fueron decisivas para la formación de sus ideas filosóficas.
Fue secretario de Bacon y testigo de la revolución y la restauración de su patria.
Murió en 1679. Sus obras las escribió en latín y en inglés. De manera especial: De
corpore, De homine, De Cive, y el Leviatán, su obra cumbre, en la cual sostiene en
filosofía el materialismo y el empirismo, en moral el utilitarismo y el despotismo
en la política. Su pensamiento Según Hobbes, hay dos clases de conocimiento: el
conocimiento de hecho, que no es sino "sentidos y memoria" y el conocimiento de
la consecuencia que va de una afirmación a otra que es propiamente ciencia. El
conocimiento para Hobbes "se funda en la experiencia, y su interés es la
instrucción del hombre para la práctica." Su filosofía es empirista porque parte de
los fenómenos tal y cual como son aprehendidos por los órganos de los sentidos.
También en la antropología de Hobbes domina el materialismo. El hombre es
cuerpo; entendimiento y razón no rebosan el sentido y, por tanto, entre hombre y
animal sólo hay diferencia de grado.