Está en la página 1de 4

Biología

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Commons-emblem-question book yellow.svg
Este artículo tiene referencias, pero necesita más para complementar su
verificabilidad.
Puedes colaborar agregando referencias a fuentes fiables como se indica aquí. El
material sin fuentes fiables podría ser cuestionado y eliminado.
Este aviso fue puesto el 6 de marzo de 2020.
Escherichia coli (bacteria)
Helecho (planta)
Drosera (planta carnívora)
Flammulina velutipes (hongo)
Escarabajo Goliat (insecto)
Gacela (mamífero)
La biología estudia lo que tienen en común y también lo que distingue a las
diferentes formas de vida. De izquierda a derecha y de arriba abajo se muestran
diversas formas de vida: E. coli (bacteria), helecho (planta), Drosera (planta
carnívora), Flammulina velutipes (hongo), escarabajo Goliat (insecto) y gacela
(mamífero).
La biología (del griego βίος [bíos] ‘vida’, y -λογία [-logía] ‘tratado, estudio,
ciencia’,1 que se connota como la 'ciencia de la vida'2) es la rama de la ciencia
que estudia los procesos naturales3 de los organismos vivos,4 considerando su
anatomía, fisiología, evolución, desarrollo, distribución y relaciones.15

La biología se ocupa tanto de la descripción de las características y los


comportamientos de los organismos individuales, como de las especies en su
conjunto, así como de la reproducción de los seres vivos y de las interacciones
entre ellos y el entorno. De este modo, trata de estudiar la estructura y la
dinámica funcional comunes a todos los seres vivos, con el fin de establecer las
leyes generales que rigen la vida orgánica y los principios de esta.[cita
requerida]

La escala de estudio va desde los subcomponentes biofísicos hasta los sistemas


complejos. La biología moderna se divide en sub-disciplinas según los tipos de
organismos y la escala en que se los estudia. La biología molecular es el estudio
de la química fundamental de la vida, mientras que la biología celular tiene como
objeto el examen de la célula, es decir, la unidad constructiva básica de toda la
vida. A un nivel más elevado, la fisiología estudia la estructura interna del
organismo.[cita requerida]

Los campos biológicos de la botánica, la zoología y la medicina surgieron desde los


primeros momentos de la civilización, mientras que la microbiología fue introducida
en el siglo XVII con el descubrimiento del microscopio. Sin embargo, no fue hasta
el siglo XIX cuando la biología se unificó, una vez que se descubrieron
coincidencias en todos los seres vivos y se estudiaron como un conjunto. Algunos
desarrollos clave en la ciencia de la biología fueron la genética, la teoría de la
evolución mediante selección natural, la teoría microbiana de la enfermedad y la
aplicación de técnicas de física y química a nivel celular y molecular, que dieron
lugar a la biofísica y bioquímica, respectivamente.[cita requerida]

En su sentido moderno, la palabra «biología» parece haber sido introducida


independientemente por Gottfried Reinhold Treviranus (Biologie oder Philosophie der
lebenden Natur, 1802) y por Jean-Baptiste Lamarck (Hydrogéologie, 1802).
Generalmente, se dice que el término fue acuñado en 1800 por Karl Friedrich
Burdach, aunque se menciona en el título del tercer volumen de Philosophiae
naturalis sive physicae dogmaticae: Geologia, biologia, phytologia generalis et
dendrologia, de Michael Christoph Hanow y publicado en 1766.[cita requerida]
Índice
1 Historia de la biología
2 Organismos vivos
3 Principios de la biología
3.1 Universalidad: bioquímica, células y el código genético
3.2 Evolución: el principio central de la biología
3.3 Cromosomas
3.3.1 Genes
3.3.2 Filogenia
3.4 Diversidad: variedad de organismos vivos
3.5 Continuidad: el antepasado común de la vida
3.6 Homeostasis: adaptación al cambio
3.7 Interacciones: grupos y entornos
4 Alcance y disciplinas de la biología
4.1 Estructura de la vida
4.2 Fisiología de los organismos
4.3 Diversidad y evolución de los organismos
4.3.1 Clasificación de la vida
4.4 Organismos en interacción
5 Problemas básicos no resueltos en la biología
6 Ramas de la biología
7 Etimología
8 Véase también
9 Referencias
10 Bibliografía
11 Enlaces externos
Historia de la biología
Esta sección es un extracto de Historia de la biología[editar]

La portada del poema sobre la evolución de Erasmus Darwin The Temple of Nature
muestra a una diosa que retira el velo de la naturaleza (en la persona de
Artemisa). La alegoría y la metáfora han desempeñado a menudo un papel importante
en la historia de la biología.
La historia de la biología narra y analiza la historia del estudio de los seres
vivos, desde la Antigüedad hasta la época actual. Aunque el concepto de biología
como ciencia en sí misma nace en el siglo XIX, las ciencias biológicas surgieron de
tradiciones médicas e historia natural que se remontan a el Āyurveda, la medicina
en el Antiguo Egipto y los trabajos de Aristóteles y Galeno en el antiguo mundo
grecorromano. Estos trabajos de la Antigüedad siguieron desarrollándose en la Edad
Media por médicos y eruditos musulmanes como Avicena. Durante el Renacimiento
europeo y a principios de la Edad Moderna el pensamiento biológico experimentó una
revolución en Europa, con un renovado interés hacia el empirismo y por el
descubrimiento de gran cantidad de nuevos organismos. Figuras prominentes de este
movimiento fueron Vesalio y Harvey, que utilizaron la experimentación y la
observación cuidadosa en la fisiología y naturalistas como Linneo y Buffon que
iniciaron la clasificación de la diversidad de la vida y el registro fósil, así
como el desarrollo y el comportamiento de los organismos. La microscopía reveló el
mundo, antes desconocido, de los microorganismos, sentando las bases de la teoría
celular. La importancia creciente de la teología natural, en parte una respuesta al
alza de la filosofía mecánica, y la pérdida de fuerza del argumento teleológico
impulsó el crecimiento de la historia natural.

Durante los siglos XVIII y XIX las ciencias biológicas, como la botánica y la
zoología se convirtieron en disciplinas científicas cada vez más profesionales.
Lavoisier y otros científicos físicos comenzaron a unir los mundos animados e
inanimados a través de la física y química. Los exploradores-naturalistas, como
Alexander von Humboldt investigaron la interacción entre organismos y su entorno, y
los modos en que esta relación depende de la situación geográfica, iniciando así la
biogeografía, la ecología y la etología. Los naturalistas comenzaron a rechazar el
esencialismo y a considerar la importancia de la extinción y la mutabilidad de las
especies. La teoría celular proporcionó una nueva perspectiva sobre los fundamentos
de la vida. Estas investigaciones, así como los resultados obtenidos en los campos
de la embriología y la paleontología, fueron sintetizados en la teoría de la
evolución por selección natural de Charles Darwin. El final del siglo XIX vio la
caída de la teoría de la generación espontánea y el nacimiento de la teoría
microbiana de la enfermedad, aunque el mecanismo de la herencia genética fuera
todavía un misterio.

A principios del siglo XX, el redescubrimiento del trabajo de Mendel condujo al


rápido desarrollo de la genética por parte de Thomas Hunt Morgan y sus discípulos y
la combinación de la genética de poblaciones y la selección natural en la síntesis
evolutiva moderna durante los años 1930. Nuevas disciplinas se desarrollaron con
rapidez, sobre todo después de que Watson y Crick descubrieron la estructura del
ADN. Tras el establecimiento del dogma central de la biología molecular y el
descifrado del código genético, la biología se dividió fundamentalmente entre la
biología orgánica —los campos que trabajan con organismos completos y grupos de
organismos— y los campos relacionados con la biología molecular y celular. A
finales del siglo XX nuevos campos como la genómica y la proteómica invertían esta
tendencia, con biólogos orgánicos que usan técnicas moleculares, y biólogos
moleculares y celulares que investigan la interacción entre genes y el entorno, así
como la genética de poblaciones naturales de organismos.
Organismos vivos
Artículo principal: Ser vivo

Los virus se consideran como un tipo de organismo en debate, esto debido a que
cuentan con diversos de los criterios para considerarlo como un ser vivo, pero
generalmente se cavila, hasta la fecha, que no lo son, esto debido a sus cualidades
particulares, como falta de datos de su homeostasis, su incapacidad de reproducirse
sin un hospedero o la falta de una estructura celular.6
Los organismos se definen como el conjunto de entidades que manifiestan vida,7 sin
embargo hasta la actualidad no se ha podido definir ni delimitar a los seres vivos
con precisión,6 por lo que se han desarrollado listas con características en común
entre ellos, llamadas propiedades de la vida, la cual define que para considerar
una entidad como un ser vivo, debe de cumplir con las siguientes cualidades; una
estructura organizada, metabolismo, homeostasis, crecimiento, reproducción,
irritabilidad y evolución,6 no obstante la lista discrepa dependiendo al autor, por
lo que otras listas incluyen; movimiento, adaptación, ADN, carbono, entre otras,7
como propiedades definitorias que debe tener un ser vivo, o incluso otras listas
eliminan características como la reproducción, puesto que no es una propiedad
obligatoria de los seres vivos.6

El registro más antiguo que se tiene de un organismo vivo es de 3 800 millones de


años, cuatrocientos millones de años antes de lo que se conocía anteriormente, de
acuerdo a un estudio de 1996 de la Universidad de California en los Ángeles
(UCLA).8

Principios de la biología
A diferencia de la física, la biología no suele describir sistemas biológicos en
términos de objetos que obedecen leyes inmutables descritas por la matemática. No
obstante, se caracteriza por seguir algunos principios y conceptos de gran
importancia, entre los que se incluyen: la universalidad, la evolución, la
diversidad, la continuidad, la homeóstasis y las interacciones.

Universalidad: bioquímica, células y el código genético


Artículo principal: Vida

Representación esquemática de la molécula de ADN, la molécula portadora de la


información genética.
Hay muchas constantes universales y procesos comunes que son fundamentales para
conocer las formas de vida. Por ejemplo, todas las formas de vida están compuestas
por células, que están basadas en una bioquímica común, que es la química de los
seres vivos. Todos los organismos perpetúan sus caracteres hereditarios mediante el
material genético, que está basado en el ácido nucleico ADN, que emplea un código
genético universal. En la biología del desarrollo la característica de la
universalidad también está presente: por ejemplo, el desarrollo temprano del
embrión sigue unos pasos básicos que son muy similares en muchos organismos
metazoo.

Evolución: el principio central de la biología


Artículo principal: Evolución biológica
Uno de los conceptos centrales de la biología es que toda vida desciende de un
antepasado común que ha seguido el proceso de la evolución. De hecho, ésta es una
de las razones por la que los organismos biológicos exhiben una semejanza tan
llamativa en las unidades y procesos que se han discutido en la sección anterior.
Charles Darwin conceptualizó y publicó la teoría de la evolución en la cual uno de
los principios es la selección natural (a Alfred Russell Wallace se le suele
reconocer como codescubridor de este concepto). Con la llamada síntesis moderna de
la teoría evolutiva, la deriva genética fue aceptada como otro mecanismo
fundamental implicado en el proceso.

Cromosomas
Artículo principal: Cromosoma
Sabemos que el ADN, sustancia fundamental del material cromático difuso (así se
observa en la célula de reposo), está organizado estructural y funcionalmente junto
a ciertas proteínas y ciertos constituyentes en formas de estructuras abastonadas
llamadas cromosomas. Las unidades de ADN son las responsables de las
características estructurales y metabólicas de la célula y de la transmisión de
estos caracteres de una célula a otra. Estas reciben el nombre de genes y están
colocadas en un orden lineal a lo largo de los cromosomas.

Genes
Artículo principal: Gen
El gen es la unidad básica de material hereditario, y físicamente está formado por
un segmento del ADN del cromosoma. Atendiendo al aspecto que afecta a la herencia,
esa unidad básica recibe también otros nombres, como: recón, cuando lo que se
completa es la capacidad de recombinación (el recón será el segmento de ADN más
pequeño con capacidad de recombinarse), y mutón, cuando se atiende a las mutaciones
(y, así, el mutón será el segmento de ADN más pequeño con capacidad de mutarse).

En términos generales, un gen es un fragmento de ADN que codifica una proteína o un


péptido.

Filogenia
Artículo principal: Filogenia
Se llama filogenia al estudio de la historia evolutiva y las relaciones
genealógicas de las estirpes. Las comparaciones de secuencias de ADN y de
proteínas, facilitadas por el desarrollo técnico de la biología molecular y de la
genómica, junto con el estudio comparativo de fósiles u otros restos
paleontológicos, generan la información precisa para el análisis filogenético. El
esfuerzo de los biólogos por abordar científicamente la comprensión y la
clasificación de la diversidad de la vida ha dado lugar al desarrollo de diversas
escuelas en competencia, como la fenética, que puede considerarse superada, o la
cladística. No se discute que el desarrollo muy reciente de la capacidad de
descifrar sobre bases sólidas la filogenia de las especies está catalizando una
nueva fase de gran productividad en el desarrollo de la biología.