Está en la página 1de 4

T.5.4.

Surrealismo‌ ‌
Actividad‌‌3‌ ‌ ‌
fecha‌‌de‌‌entrega‌‌viernes‌‌12‌‌de‌‌junio‌ ‌
 ‌
 ‌
LEE‌‌CON‌‌ATENCIÓN‌‌Y‌‌REALIZA‌‌LO‌‌QUE‌‌SE‌‌TE‌‌PIDE‌‌AQUÍ‌:‌ ‌ ‌ ‌

André‌‌Breton‌ ‌
(Tinchebray,‌ ‌Francia,‌ ‌1896‌ ‌-‌ ‌París,‌ ‌1966)‌ ‌Escritor‌ ‌francés.‌ ‌Participó‌ ‌durante‌ 

tres‌ ‌años‌ ‌en‌ ‌el‌ ‌movimiento‌ ‌dadaísta,‌ ‌al‌ ‌tiempo‌ ‌que‌ ‌investigaba‌ ‌el‌ ‌
automatismo‌ ‌psíquico‌ ‌a‌ ‌partir‌ ‌de‌ ‌las‌ ‌teorías‌ ‌de‌ ‌Jean-Martin‌ ‌Charcot‌ ‌y‌ ‌
Sigmund‌ ‌Freud‌ ‌sobre‌ ‌el‌ ‌inconsciente,‌ ‌que‌ ‌había‌ ‌descubierto‌ ‌durante‌ ‌sus‌ ‌
estudios‌ ‌de‌ ‌medicina.‌ ‌Por‌ ‌último,‌ ‌en‌ ‌1924,‌ ‌rompió‌ ‌con‌ ‌Tristan‌ ‌Tzara‌,‌ ‌
acusándolo‌ ‌de‌ ‌conservadurismo,‌ ‌y‌ ‌escribió‌ ‌el‌ ‌texto‌ ‌fundacional‌ ‌de‌ ‌un‌ ‌nuev
o‌ ‌
movimiento,‌ ‌el‌ ‌Manifiesto‌ ‌del‌ ‌surrealismo‌.‌ ‌
André‌ ‌Breton‌ ‌
Con‌ ‌una‌ ‌prosa‌ ‌casi‌ ‌poética‌ ‌y‌ ‌un‌ ‌estilo‌ ‌emotivo‌ ‌y‌ ‌exaltado,‌ ‌postulaba‌ ‌la‌ ‌
existencia‌ ‌de‌ ‌una‌ ‌realidad‌ ‌superior‌ ‌a‌ ‌la‌ ‌que‌ ‌sería‌ ‌posible‌ ‌acceder‌ ‌poniendo‌ ‌
en‌ ‌contacto‌ ‌dos‌ ‌mundos,‌ ‌la‌ ‌vigilia‌ ‌y‌ ‌el‌ ‌sueño,‌ ‌que‌ ‌tradicionalmente‌ ‌se‌ ‌habí
an‌ ‌
mantenido‌ ‌separados.‌ ‌Reivindicaba‌ ‌la‌ ‌liberación‌ ‌del‌ ‌mundo‌ ‌del‌ ‌subconscien
te‌ ‌
y‌ ‌con‌ ‌ello‌ ‌una‌ ‌nueva‌ ‌forma‌ ‌de‌ ‌pensar‌ ‌que‌ ‌terminará‌ ‌con‌ ‌la‌ ‌dictadura‌ ‌
exclusiva‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌lógica‌ ‌y‌ ‌la‌ ‌moral.‌ ‌
El‌ ‌nuevo‌ ‌grupo‌ ‌surrealista‌ ‌nació‌ ‌con‌ ‌un‌ ‌fuerte‌ ‌componente‌ ‌sectario,‌ ‌
promovido‌ ‌en‌ ‌gran‌ ‌parte‌ ‌por‌ ‌el‌ ‌propio‌ ‌Breton,‌ ‌quien‌ ‌desde‌ ‌la‌ ‌«ortodoxia»‌ ‌
surrealista‌ ‌denunció‌ ‌numerosas‌ ‌«desviaciones»,‌ ‌la‌ ‌menor‌ ‌de‌ ‌las‌ ‌cuales‌ ‌no‌ ‌
fue,‌ ‌sin‌ ‌embargo,‌ ‌su‌ ‌propio‌ ‌intento‌ ‌de‌ ‌politizar‌ ‌el‌ ‌movimiento‌ ‌a‌ ‌raíz‌ ‌de‌ ‌su‌ ‌
afiliación‌ ‌al‌ ‌Partido‌ ‌Comunista‌ ‌(1927).‌ ‌El‌ ‌Segundo‌  ‌Manifiesto‌  ‌surrealista‌ ‌
(1930)‌ ‌responde‌ ‌a‌ ‌la‌ ‌voluntad‌ ‌de‌ ‌insertar‌ ‌el‌ ‌surrealismo‌ ‌en‌ ‌unas‌coordenad
as‌ ‌políticas‌ ‌y‌ ‌revolucionarias,‌ ‌lo‌ ‌que‌ ‌provocó‌ ‌grandes‌ ‌disensiones en‌ ‌el‌
‌grupo.‌ ‌
Sin‌ ‌embargo,‌ ‌en‌ ‌1935,‌ ‌Bretón‌ ‌rompió‌ ‌con‌ ‌el‌ ‌Partido‌ ‌Comunista‌ ‌y‌ ‌viajó‌ ‌a‌ ‌
México,‌ ‌donde‌ ‌su‌ ‌relación‌ ‌con‌ ‌Trotski‌ ‌le‌ ‌llevó‌ ‌a‌ ‌redactar‌ ‌un‌ ‌tercer‌ ‌manifiest
o‌ ‌
en‌ ‌1941.‌ ‌Entre‌ ‌sus‌ ‌obras‌ ‌destaca‌ ‌la‌ ‌novela‌ ‌Nadja‌ ‌(1928),‌ ‌a‌ ‌la‌ ‌que‌ ‌siguiero
n‌ ‌
otras,‌ ‌como‌ ‌La‌  ‌inmaculada‌  ‌concepción‌ ‌(1930)‌ ‌o‌ ‌Los‌  ‌vasos‌  ‌comunicantes‌ ‌
(1932).‌ ‌En‌ ‌1946‌ ‌regresó‌ ‌a‌ ‌su‌ ‌país‌ ‌y‌ ‌fundó‌ ‌nuevas‌ ‌revistas‌ ‌surrealistas,‌ ‌al‌ ‌
tiempo‌ ‌que‌ ‌mostraba‌ ‌su‌ ‌oposición‌ ‌al‌ ‌realismo‌ ‌imperante‌ ‌en‌ ‌literatura‌ ‌y‌ ‌en‌ ‌
especial‌ ‌a‌ ‌Albert‌ ‌Camus‌.‌ ‌
 ‌
1.-‌ ‌Investiga‌ ‌en‌ ‌qué‌ ‌consiste‌ ‌el‌ ‌primer‌ ‌y‌ ‌segundo‌ ‌manifiesto‌ ‌del‌ ‌
surrealismo.‌ ‌
 BRETON, André Manifiesto del surrealismo I y II, 1924 y 1930

1. En su primer manifiesto el autor establece una síntesis de las tendencias que a partir
de la guerra de 1914 habían agrupado a varios artistas y escritores. El manifiesto no se
presenta como una innovación; el espíritu surrealista, señala, se ha manifestado en todos
los siglos pasados, pero sólo ahora es consciente de sí mismo. Al redactarlo, el autor se
presenta como fundador del movimiento surrealista. Posteriormente André Breton se
adhirió al partido comunista y publicó "Nadja". Este compromiso político fue de corta
duración, pues Breton rehusó a someterse al dogmatismo comunista, rompió con el
partido y se acercó al trotskismo y al comunismo libertario.

2. En el primer manifiesto critica el realismo, la observación y descripción en literatura: el


realismo en el arte sería, según él, incompatible con las emociones extraordinarias, con la
revelación de lo "maravilloso" que se espera de la belleza. Igualmente, critica la lógica y la
razón: la razón, identificada indebidamente a toda forma de pensamiento, impediría al
espíritu humano tener acceso a una zona esencial, aunque escondida, del pensamiento.
André Breton se interesa particularmente por los sueños, aprovechando la doctrina
freudiana, para acceder a la zona "surreal" del pensamiento. Así, las actividades
surrealistas deben hacerse "en ausencia de todo control ejercido por la razón, al margen
de toda preocupación estética o moral". El surrealismo intentará así introducir a sus
adeptos en los estados de videncia, por medio de procedimientos tales como la escritura
automática, los dictados del sueño, la búsqueda de lo insólito, etc. Breton presenta
algunas muestras de visiones, dando indicaciones precisas para situarse en estado de
creación surrealista, sosteniendo que su movimiento no es una escuela literaria o artística,
sino un modo de vida.

3. El segundo manifiesto adquiere un tono polémico y cierta dosis de intolerancia.


Reacciona contra los que han abandonado el surrealismo por otras actividades más
lucrativas, o por afiliarse al partido comunista. Esto permite al autor recordar y precisar lo
esencial de sus tesis surrealistas. En este segundo manifiesto, su posición parece
depender más bien del anarquismo.‌
 ‌
2.-Analiza‌l‌os‌‌siguientes‌‌textos‌‌y‌‌reflexiona‌‌acerca‌‌de‌‌ellos‌‌en‌‌función‌‌del‌ ‌
surrealismo.‌‌Anota‌t‌ us‌‌reflexiones‌‌de‌‌acuerdo‌‌con‌‌cada‌‌apartado.‌ ‌
 ‌
SECRETOS‌‌DEL‌‌ARTE‌M ‌ ÁGICO‌‌DEL‌‌SURREALISMO‌‌Por‌‌Andre‌‌Bretón‌ ‌
 ‌
Composición‌s‌ urrealista‌‌escrita,‌‌o‌‌el‌‌borrador‌p ‌ rimero‌‌y‌‌definitivo.‌ ‌
Hazte‌ ‌traer‌ ‌con‌ ‌qué‌ ‌escribir,‌ ‌después‌ ‌de‌ ‌haberte‌ ‌instalado‌ ‌en‌ ‌un‌ ‌lugar‌ ‌lo‌ ‌más‌ ‌
favorable‌ ‌posible‌ ‌para‌ ‌la‌ ‌concentración‌ ‌del‌ ‌espíritu‌ ‌en‌ ‌sí‌ ‌mismo‌ ‌Colócate‌ ‌en‌ ‌el‌ ‌
estado‌ ‌más‌ ‌pasivo‌ ‌o‌ ‌receptivo‌ ‌que‌ ‌puedas.‌ ‌Haz‌ ‌abstracción‌ ‌de‌ ‌tu‌ ‌genio,‌ ‌de‌ ‌tus‌ ‌
talentos‌ ‌y‌ ‌del‌ ‌de‌ ‌todos‌ ‌los‌ ‌demás.‌ ‌Dí‌ ‌bien‌ ‌alto‌ ‌que‌ ‌la‌ ‌literatura‌ ‌es‌ ‌uno‌ ‌de‌ ‌los‌ ‌más‌ ‌
tristes‌ ‌caminos‌ ‌que‌ ‌conducen‌ ‌a ‌‌todo.‌ ‌Escribe‌ ‌velozmente,‌ s‌ in‌ ‌tema‌ ‌previo,‌ ‌con‌ ‌tal‌ ‌
rapidez‌ ‌que‌ ‌te‌ ‌impida‌ ‌recordar‌ ‌lo‌ ‌escrito‌ ‌o‌ ‌caer‌ ‌en‌ ‌la‌ ‌tentación‌ ‌de‌ ‌releerlo.‌ ‌La‌ ‌
primera‌ ‌frase‌ ‌vendrá‌ ‌sola,‌ ‌puesto‌ ‌que‌ ‌cada‌ s‌ egundo‌ ‌hay‌ ‌una‌ ‌frase,‌ ‌ajena‌ ‌a ‌‌nuestro‌ ‌
pensamiento‌ ‌consciente,‌ ‌que‌ ‌pugna‌ ‌por‌ ‌manifestarse.‌ ‌Es‌ ‌bastante‌ ‌difícil‌ ‌
pronunciarse‌ s‌ obre‌ ‌el‌ ‌caso‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌frase‌ ‌siguiente,‌ ‌la‌ ‌que‌ ‌sin‌ ‌duda‌ ‌participa‌ ‌a ‌‌la‌ ‌vez‌ ‌de‌ ‌
nuestra‌ ‌actividad‌ ‌consciente‌ ‌y‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌otra,‌ ‌si‌ ‌se‌ ‌admite‌ ‌que‌ ‌el‌ ‌haber‌ ‌escrito‌ ‌la‌ ‌
primera‌ ‌frase‌ ‌implica‌ ‌un‌ ‌mínimo‌ ‌de‌ ‌percepción.‌ ‌Pero‌ ‌esto‌ ‌no‌ ‌debe‌ ‌preocuparte,‌ ‌
porque‌ ‌allí‌ ‌reside‌ ‌en‌ s‌ u‌ ‌mayor‌ ‌parte‌ ‌el‌ ‌interés‌ ‌del‌ ‌juego‌ ‌surrealista.‌ ‌Siempre‌ ‌sucede‌ ‌
que‌ ‌la‌ ‌Puntuación‌ s‌ e‌ ‌opone‌ ‌a‌ ‌la‌ ‌absoluta‌ ‌continuidad‌ ‌del‌ ‌flujo‌ ‌verbal,‌ ‌aunque‌ ‌
parezca‌ ‌tan‌ ‌indispensable‌ ‌como‌ ‌la‌ ‌distribución‌ ‌de‌ ‌los‌ ‌nudos‌ ‌en‌ ‌una‌ ‌cuerda‌ ‌
vibrante.‌ ‌Continúa‌ ‌así‌ ‌todo‌ ‌el‌ ‌tiempo‌ ‌que‌ ‌te‌ ‌plazca.‌ ‌Confía‌ ‌en‌ ‌el‌ ‌carácter‌ ‌inagotable‌ ‌
del‌ ‌murmullo.‌ ‌Si‌ ‌el‌ ‌silencio‌ ‌amenaza‌ ‌imperar‌ ‌aprovechando‌ ‌la‌ ‌menor‌ ‌falla‌ ‌—‌ ‌que‌ ‌se‌ ‌
podría‌ ‌llamar‌ ‌falla‌ ‌de‌ ‌distracción‌ ‌—‌ ‌,‌ ‌tacha‌ ‌entonces‌ s‌ in‌ ‌vacilar‌ ‌una‌ ‌línea‌ ‌
demasiado‌ ‌clara,‌ ‌y‌ ‌a ‌‌continuación‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌palabra‌ ‌cuyo‌ ‌origen‌ ‌es‌ ‌sospechoso,‌ ‌coloca‌ ‌
una‌ ‌letra‌ ‌cualquiera,‌ ‌la‌ ‌/,‌ ‌por‌ ‌ejemplo,‌ ‌y‌ ‌siempre‌ ‌la‌ ‌/,‌ ‌retornando‌ ‌de‌ ‌ese‌ ‌modo‌ ‌a‌ ‌lo‌ ‌
arbitrario‌‌al‌‌imponer‌‌dicha‌‌letra‌‌como‌‌inicial‌‌del‌‌vocablo‌‌que‌‌ha‌‌de‌‌venir.‌ ‌
Para‌‌dejar‌d ‌ e‌‌aburrirse‌‌en‌‌compañía‌ ‌
Es‌ ‌muy‌ ‌difícil.‌ ‌Trata‌ ‌de‌ ‌no‌ ‌estar‌ ‌en‌ ‌casa‌ ‌para‌ ‌nadie‌ ‌y,‌ ‌a‌ ‌veces,‌ ‌aunque‌ ‌ninguno‌ ‌haya‌ ‌
quebrantado‌ ‌la‌ ‌consigna,‌ ‌interrumpiendote‌ ‌en‌ ‌plena‌ ‌actividad‌ s‌ urrealista‌ ‌y‌ ‌
cruzándote‌ ‌de‌ ‌brazos‌ ‌contesta:‌ ‌“Tanto‌ ‌da;‌ ‌quizá‌ ‌haya‌ ‌algo‌ ‌mejor‌ ‌que‌ ‌hacer‌ ‌o‌ ‌que‌ ‌no‌ ‌
hacer.‌ ‌El‌ ‌interés‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌vida‌ ‌no‌ s‌ e‌ ‌mantiene.‌ ‌Simplicidad,‌ ‌lo‌ ‌que‌ ‌me‌ ‌está‌ ‌pasando‌ ‌
todavía‌‌me‌‌fastidia!”‌‌o‌‌cualquier‌‌otra‌‌indignante‌‌trivialidad.‌ ‌
Para‌‌hacer‌‌discursos‌ ‌
Hacerse‌ ‌inscribir‌ ‌la‌ ‌víspera‌ ‌de‌ ‌las‌ ‌elecciones,‌ ‌en‌ ‌el‌ ‌primer‌ ‌país‌ ‌que‌ ‌juzgue‌ ‌
oportuno‌ ‌recurrir‌ ‌a‌ ‌ese‌ ‌género‌ ‌de‌ ‌consultas.‌ ‌Cualquiera‌ ‌lleva‌ ‌en‌ ‌sí‌ ‌la‌ ‌materia‌ ‌de‌ ‌un‌ ‌
orador:‌ ‌telas‌ ‌multicolores‌ ‌y‌ ‌pedrerías‌ ‌de‌ ‌palabras.‌ G ‌ racias‌ ‌al‌ s‌ urrealismo‌ ‌podrá‌ ‌
sorprender‌ ‌en‌ ‌toda‌ s‌ u‌ ‌pobreza‌ ‌a‌ ‌la‌ ‌desesperación.‌ ‌Un‌ ‌atardecer,‌ ‌subido‌ ‌a‌ ‌un‌ ‌
estrado,‌ ‌destrozará‌ ‌él‌ s‌ olo‌ ‌al‌ ‌cielo‌ ‌eterno,‌ ‌esa‌ ‌Piel‌ ‌de‌ ‌Oso’.‌ ‌Prometerá‌ ‌tanto,‌ ‌que‌ ‌
cumplir‌ ‌algo,‌ ‌por‌ ‌poco‌ ‌que‌ s‌ ea,‌ ‌causará‌ ‌asombro.‌ D ‌ ará‌ ‌a ‌‌las‌ ‌reivindicaciones‌ ‌de‌ ‌
todo‌ ‌un‌ ‌pueblo‌ ‌un‌ ‌rumbo‌ ‌parcial‌ ‌e ‌‌irrisorio.‌ ‌Conciliará‌ ‌a ‌‌los‌ ‌adversarios‌ ‌más‌ ‌
irreductibles‌ ‌en‌ ‌un‌ ‌secreto‌ ‌deseo‌ ‌que‌ ‌hará‌ ‌estallar‌ ‌todas‌ ‌las‌ ‌patrias.‌ Y ‌ ‌ ‌logrará‌ ‌todo‌ ‌
esto‌ ‌con‌ s‌ ólo‌ ‌dejarse‌ ‌levantar‌ ‌por‌ ‌la‌ ‌palabra‌ ‌inmensa‌ ‌que‌ ‌se‌ ‌derrite‌ ‌en‌ ‌piedad‌ ‌y‌ ‌
echa‌ ‌a ‌‌rodar‌ ‌en‌ ‌odio.‌ ‌Incapaz‌ ‌de‌ ‌desfallecimientos,‌ ‌jugará‌ ‌ganando‌ ‌sobre‌ ‌el‌ ‌tapete‌ ‌
de‌ ‌todos‌ ‌los‌ ‌desfallecimientos.‌ ‌Será‌ ‌realmente‌ ‌elegido,‌ ‌y‌ ‌las‌ ‌mujeres‌ ‌más‌ ‌dulces‌ ‌lo‌ ‌
amarán‌‌con‌‌violencia.‌ ‌
Para‌‌escribir‌‌falsas‌‌novelas‌ ‌
Quienquiera‌ ‌que‌ ‌seas,‌ ‌si‌ ‌el‌ ‌corazón‌ ‌te‌ ‌lo‌ ‌pide,‌ ‌comienza‌ ‌por‌ ‌quemar‌ ‌unas‌ ‌hojas‌ ‌de‌ ‌
laurel,‌ ‌y‌ s‌ in‌ ‌preocuparte‌ ‌por‌ ‌mantener‌ ‌ese‌ ‌magro‌ ‌fuego,‌ ‌prepárate‌ ‌a‌ ‌escribir‌ ‌una‌ ‌
novela.‌ ‌El‌ ‌surrealismo‌ ‌te‌ ‌lo‌ ‌permitirá:‌ ‌basta‌ ‌cambiar‌ ‌la‌ ‌aguja‌ ‌pasándola‌ ‌de‌ ‌“Tiempo‌ ‌estable
”‌ ‌a‌ ‌“Acción”,‌ ‌y‌ s‌ e‌ ‌habrá‌ ‌realizado‌ ‌el‌ ‌truco.‌ H‌ e‌ ‌aquí‌ ‌diversos‌ ‌personajes‌ ‌de‌ ‌
apariencia‌ ‌bastante‌ ‌desorbitada;‌ ‌sus‌ ‌nombres‌ ‌en‌ ‌tu‌ ‌escritura‌ ‌se‌ ‌reducen‌ ‌a‌ ‌una‌ ‌
cuestión‌ ‌de‌ ‌mayúsculas,‌ ‌y‌ ‌se‌ ‌comportarán‌ ‌frente‌ ‌a ‌‌los‌ ‌verbos‌ ‌activos‌ ‌con‌ ‌la‌ ‌misma‌ ‌
soltura‌ ‌que‌ ‌tiene‌ ‌el‌ ‌pronombre‌ ‌impersonal‌ ‌francés‌ ‌il‌ ‌frente‌ ‌a ‌‌las‌ ‌palabras:‌ ‌pleut,‌ ‌y‌ ‌
a,‌ ‌faut,‌ ‌etc.’‌ ‌Los‌ ‌dirigirán,‌ ‌por‌ ‌así‌ ‌decir,‌ ‌y‌ ‌ten‌ ‌por‌ ‌seguro‌ ‌que‌ ‌cuando‌ ‌la‌ ‌observación,‌ ‌
la‌ ‌reflexión‌ ‌y‌ ‌las‌ ‌facultades‌ ‌de‌ ‌generalización‌ ‌fallen,‌ ‌ellos‌ ‌te‌ ‌prestarán‌ ‌mil‌ ‌
intenciones‌ ‌que‌ ‌nunca‌ ‌tuviste.‌ ‌Así,‌ ‌provistos‌ ‌de‌ ‌un‌ ‌número‌ ‌limitado‌ ‌de‌ ‌
características‌ ‌físicas‌ ‌y‌ ‌morales,‌ ‌esos‌ ‌seres,‌ ‌que‌ ‌realmente‌ ‌te‌ ‌deben‌ ‌bien‌ ‌poco,‌ ‌no‌ ‌
se‌ ‌apartarán‌ ‌de‌ ‌una‌ ‌determinada‌ ‌línea‌ ‌de‌ ‌conducta,‌ ‌del‌ ‌cual‌ ‌ya‌ ‌no‌ ‌necesitas‌ ‌
ocuparte.‌ ‌Resulta‌ ‌entonces‌ ‌una‌ ‌intriga‌ ‌de‌ ‌apariencia‌ ‌más‌ ‌o‌ ‌menos‌ ‌ordenada,‌ ‌que‌ ‌
justificará‌ ‌punto‌ ‌por‌ ‌punto‌ ‌el‌ ‌desenlace‌ ‌emocionante‌ ‌u‌ ‌optimista‌ ‌que‌ ‌te‌ ‌importa‌ ‌
poco.‌ ‌Tu‌ ‌falsa‌ ‌novela‌ ‌imitará‌ ‌maravillosamente‌ ‌una‌ ‌novela‌ ‌verdadera;‌ ‌harás‌ ‌dinero,‌ ‌
y‌ ‌todos‌ ‌concordarán‌ ‌en‌ ‌reconocer‌ ‌que‌ ‌“tienes‌ ‌algo‌ ‌en‌ ‌las‌ ‌tripas”,‌ ‌ya‌ ‌que,‌ ‌con‌ ‌toda‌ ‌
seguridad,‌‌allí‌‌es‌‌donde‌s‌ uele‌‌estar‌‌ese‌‌algo.‌ ‌
Asimismo,‌ ‌por‌ ‌análogo‌ ‌procedimiento,‌ ‌y‌ ‌con‌ ‌la‌ ‌condición‌ ‌de‌ ‌ignorar‌ ‌aquello‌ ‌de‌ ‌lo‌ ‌
que‌‌vas‌‌a‌‌tratar,‌‌podrás‌‌dedicarte‌‌con‌‌éxito‌‌a‌‌la‌‌falsa‌‌crítica.‌ ‌ ‌

REFLEXIÓN‌‌1 ‌‌
Cuando estamos en un lugar tranquilo o en un lugar que nos hace feliz, haremos
cosas que tal vez nunca habíamos hecho, como el leer o escribir algo nos ayudara a
sentirnos mejor y estar tranquilos ya que lo que escribamos nos ayudara a decir lo
que sentimos como las frases expresan cosas, pero ahora será de nuestro ser y
pensamiento.

 ‌
REFLEXIÓN‌‌2 ‌‌
Al estar con alguien a quien queremos demasiado nos hace sentirnos bien, así
estemos haciendo cosas aburridas el hecho de estar con esa persona no nos
aburriremos porque no es el lugar ni la actividad si no la persona.
 ‌
 ‌
REFLEXIÓN‌‌3 ‌‌
Cuando nos dicen algo así sea la más mínima palabra, si es algo bueno nos hará
darnos cuenta de algunas cosas y querer a esa persona que nos dijo eso en el
instante que lo diga. Y así si la palabra es mala nos hará ver de otra forma a la
persona y no quererla y nos hará sentirnos muy mal.
 ‌
 ‌
REFLEXIÓN‌‌4 ‌
Cada día que pasa es como una novela por mas mala o aburrida que sea la vida o la
novela si así lo decimos, va a quedar escrita en algún lado como nuestra mente o
en alguna persona que marcamos así sea bien o mal, al contrario nuestro futuro no
esta escrito somos nosotros quien lo vamos escribiendo y vamos decidiendo como
va a ser con lo que decidimos y las acciones que tomamos.

También podría gustarte