Está en la página 1de 2

SALMO DE LA FRATERNIDAD

SALMO DE LA FRATERNIDAD
¡Qué bueno, que dulce, habitar los hermanos juntos!
¡Qué bueno, es vivir apiñados como un racimo! ¡Qué bueno, que dulce, habitar los hermanos juntos!
¡Qué dulce es sentirse, acompañados mutuamente! ¡Qué bueno, es vivir apiñados como un racimo!
¡Qué maravillo, Señor Jesús, vivir juntos en fraternidad! ¡Qué dulce es sentirse, acompañados mutuamente!
¡Qué maravillo, Señor Jesús, vivir juntos en fraternidad!
Tú nos quieres Señor Jesús, miembros de una misma familia.
Nos quieres sentados alrededor de tu palabra y tu pan. Tú nos quieres Señor Jesús, miembros de una misma familia.
Tú nos has reunido con la fuerza de tu Espíritu de amor. Nos quieres sentados alrededor de tu palabra y tu pan.
Tú eres el centro y la fuerza de nuestra vida. Tú nos has reunido con la fuerza de tu Espíritu de amor.
Tú eres el centro y la fuerza de nuestra vida.
El amor Jesús Señor Jesús, es como perfume precioso y caro;
El amor es como la luz que abre camino en la noche; El amor Jesús Señor Jesús, es como perfume precioso y caro;
El amor es como la lluvia temprana sobre el prado; El amor es como la luz que abre camino en la noche;
El amor es como darse sin miedo al derroche. El amor es como la lluvia temprana sobre el prado;
El amor es como darse sin miedo al derroche.
Tú llamaste a los doce a juntarse como amigos a tu lado
Y les diste como norma el servicio y el compartir Tú llamaste a los doce a juntarse como amigos a tu lado
Les diste el reto de olvidarse cada cual de si mismo. Y les diste como norma el servicio y el compartir
Les desafiaste a ocupar el último lugar como norma en el vivir. Les diste el reto de olvidarse cada cual de si mismo.
Les desafiaste a ocupar el último lugar como norma en el vivir.
El amor Señor Jesús, es como la rosa nacida en primavera;
El amor es como la mirada limpia y transparente de un niño; El amor Señor Jesús, es como la rosa nacida en primavera;
El amor es como la pureza y claridad de las estrellas; El amor es como la mirada limpia y transparente de un niño;
El amor es como el canto de un pajarillo en la mañana. El amor es como la pureza y claridad de las estrellas;
El amor es como el canto de un pajarillo en la mañana.
El amor es Señor Jesús libre como gaviota al viento.
El amor es fuerte como fuego crepitante en la hoguera El amor es Señor Jesús libre como gaviota al viento.
El amor es flexible como la arcilla en nuestras manos. El amor es fuerte como fuego crepitante en la hoguera
El amor es fiel como la madre que no cesa de darse entera. El amor es flexible como la arcilla en nuestras manos.
El amor es fiel como la madre que no cesa de darse entera.
Tú dijiste, Señor Jesús que nadie tiene amor más grande
Que aquel que da la vida por el amigo; Tú dijiste, Señor Jesús que nadie tiene amor más grande
Danos saber buscar fecundidad en nuestras relaciones, Que aquel que da la vida por el amigo;
Amándonos como Tú que te entregaste hasta el extremo. Danos saber buscar fecundidad en nuestras relaciones,
Amándonos como Tú que te entregaste hasta el extremo.