Está en la página 1de 13

NUEVA QUIMICA

Versión impresa ISSN 0100-4042 Versión en línea ISSN 1678-7064

Quim Nova vol.24 no.1 São Paulo ene./feb. 2001

https://doi.org/10.1590/S0100-40422001000100025

https://www.scielo.br/scielo.php?pid=S0100-40422001000100025&script=sci_arttext

Productos farmacéuticos y medicamentos


a base de hierbas: la necesidad de
desarrollar la industria de los
medicamentos a base de hierbas y hierbas
en Brasil

Rosendo A. Yunes
Departamento de Química, Universidad Federal de Santa Catarina, 88040-900
Florianópolis - SC Rozangela Curi Pedrosa Departamento de Bioquímica,
Universidad Federal de Santa Catarina, 88040-900 Florianópolis - SC Valdir
Cechinel Filho Curso de Farmacia / CCS, Universidad de Vale do Itajaí (UNIVALI),
88302-202 Itajaí - SC

Farmacia y fitoterapia: la necesidad de desarrollar la industria de la


fitofarmacia y la fitoterapia en Brasil. Discutimos brevemente el desarrollo y el
estado actual de la química medicinal. En este contexto, consideramos las
posibilidades terapéuticas de la fitoterapia. Sobre la base de este análisis, se ha
demostrado que el desarrollo de la industria fitofarmacéutica en Brasil es de
importancia esencial tanto para la universidad como para el país debido a los recursos
humanos y tecnológicos involucrados.

Palabras clave: química medicinal, farmacéutica, fitoterapias.

INTRODUCCIÓN

La fitoterapia es una forma de terapia medicinal que ha crecido notablemente en los


últimos años, hasta el punto de que actualmente el mercado mundial de hierbas
medicinales es de aproximadamente 22 mil millones de dólares. Dentro de esta
perspectiva, se esperaría que Brasil sea un país privilegiado, considerando su extensa
y diversificada flora, que posee aproximadamente un tercio de la flora
mundial. Además, hay una gran cantidad de grupos de investigación en el país que
han contribuido significativamente al desarrollo de la química de productos vegetales
naturales, quimiotaxonomía, farmacología de productos naturales y otras áreas
relacionadas. Sin embargo, nuestro país no tiene un papel destacado en el mercado
mundial de la medicina a base de hierbas, incluso detrás de los países menos
desarrollados tecnológicamente. Debido a esta preocupante situación, Buscamos

1
mostrar en este artículo la viabilidad de la inversión en la preparación de
medicamentos a base de hierbas, considerando el avance de la Química Medicinal
Clásica. También discutimos las posibles formas para que Brasil pueda destacarse en
la producción de hierbas medicinales y fitofarmacéuticos en todo el mundo.

BREVE ANÁLISIS DE LA EVOLUCIÓN DE LA QUÍMICA MÉDICA

Hace aproximadamente 100 años, Emil Fisher (1852-1919) usó la analogía de la llave
y la cerradura para comprender la acción de una enzima que luego se extendió a la
acción de un medicamento. Al mismo tiempo, Paul Ehrlich (1854-1915) sugirió, para
guiar el trabajo farmacológico, el modelo de la bala mágica que llevaría el
medicamento a los tejidos enfermos sin afectar los sanos. El reconocimiento del
receptor por el fármaco y la planificación racional de este fármaco son dos aspectos
importantes que forman la base de la Química Medicinal actual 1 .

Podemos decir arbitrariamente que el desarrollo efectivo de la Química Medicinal


comenzó en los años 40 y 50 siguiendo el modelo de aspirina, es decir, síntesis
química y pruebas farmacológicas para evaluar los resultados. En la década de 1960,
la bioquímica se desarrolló de manera efectiva, un área de conocimiento que
contribuyó en gran medida al avance de la Química Medicinal misma. La investigación
en bioquímica permitió conocer las bases moleculares de la homeostasis celular
(bioquímica celular), así como los cambios metabólicos, responsables de varias
patologías (bioquímica fisiológica). Este conjunto de conocimientos hizo posible elegir
objetivos moleculares para ser trabajados por la Química Medicinal. Como ejemplo,
podemos destacar el estudio que involucra el metabolismo del colesterol,2 . Por lo
tanto, fue posible desarrollar medicamentos importantes, como las estatinas
(lavastatina, mevastatina, etc.), inhibidores específicos de la HMG CoA reductasa,
una enzima marcapasos responsable de la regulación de la síntesis endógena de
colesterol 3 .

En la década de 1970, comenzaron a aparecer las primeras contribuciones de la


Química Física Orgánica. Esta área de conocimiento comienza con la conocida
ecuación de Hammett (~ 1930) 4,4a que correlaciona los valores obtenidos de los
datos cinéticos con los obtenidos del equilibrio químico (termodinámica), llamada
relación extra-termodinámica o relación lineal de energías libres. Hammett y
especialmente sus seguidores pueden determinar descriptores moleculares de
factores polares, electrónicos y estéricos que afectan la reactividad química de los
compuestos 5,6 .

Sin embargo, incluso en 1960, Fujita y Hansch propusieron una ecuación de


correlación entre la actividad biológica con factores polares (polar-electrónicos) y
lipofílicos de las moléculas 7. Este nuevo descriptor molecular fue establecido
previamente por Hansch, considerando la necesidad de transportar el medicamento
a través de membranas biológicas al sitio objetivo (receptor). Se han desarrollado
muchos otros métodos para interpretar los cambios en la actividad producidos por
diferentes estructuras moleculares. Actualmente hay una miríada de descriptores
moleculares, lo que demuestra claramente las dificultades del análisis espacial de las
moléculas. Cuando se consideran las tres dimensiones, como en los sistemas
naturales, se convierten en un sistema complejo que no se describe de manera
simplemente lineal, sino que responde a ecuaciones no lineales.

En la década de 1980, con el advenimiento de computadoras nuevas y potentes,


comenzó la Química Computacional, que comenzó a ayudar a la Química
Medicinal 8 . Esto se basa en la química teórica, que consiste en teorías propuestas

2
para describir cantidades determinadas experimentalmente o no determinables. Por
lo tanto, la química computacional, mediante el uso de algoritmos matemáticos,
permite predecir los efectos causados por estructuras reales o imaginarias. La
mecánica cuántica, la mecánica molecular, el análisis conformacional, la teoría de los
gráficos moleculares, el diseño de moléculas asistido por computadora y las
relaciones cuantitativas de estructura-actividad son importantes en esta área 9 .

Finalmente, en los años 90, aparece la biología molecular, que está


fundamentalmente vinculada a la ingeniería genética, una nueva ciencia que tuvo su
hito inicial en 1975. Esta ciencia está haciendo una contribución importante en la
determinación de nuevos objetivos moleculares y nuevas metodologías para el
estudio y la producción. de drogas. Así, entre las aplicaciones de la biología molecular
por parte de la industria farmacéutica, podemos destacar: i) la determinación de la
etiología genética de algunas enfermedades. En este caso, es necesario, por ejemplo,
saber por qué la resistencia de algunas bacterias a ciertos antibióticos en la búsqueda
de objetivos más seguros para su efecto. Por otro lado, hay aproximadamente 5000
trastornos genéticos que afectan al hombre, causando diversas patologías. El
conocimiento de los genes que predisponen a ciertas enfermedades y cómo
interactúan debería conducir al descubrimiento de medicamentos nuevos e
importantes, como en el caso de la hipertensión, el cáncer, la enfermedad de
Alzheimer, etc. ii) identificación y confirmación de la participación de ciertos
receptores en ciertas enfermedades clonándolas; iii) producción de péptidos
terapéuticos como en el caso de la insulina; iv) creación de organismos de cribado; v)
uso de animales transgénicos mediante la incorporación de genes humanos en ellos
para determinar su función y probar medicamentos que actúan sobre su expresión iii)
producción de péptidos terapéuticos como en el caso de la insulina; iv) creación de
organismos de cribado; v) uso de animales transgénicos mediante la incorporación
de genes humanos en ellos para determinar su función y probar medicamentos que
actúan sobre su expresión iii) producción de péptidos terapéuticos como en el caso
de la insulina; iv) creación de organismos de cribado; v) uso de animales transgénicos
mediante la incorporación de genes humanos en ellos para determinar su función y
probar medicamentos que actúan sobre su expresión10 .

NUEVAS DROGAS PRODUCIDAS POR LOS ÚLTIMOS AVANCES EN QUÍMICA


MÉDICA

Es importante tener en cuenta algunas drogas modernas (droga: entendida como


una molécula de estructura determinada con efectos sobre los sistemas fisiológicos
y estados patológicos, cuyos efectos secundarios no deseados están bien
establecidos) que se desarrollaron utilizando las contribuciones más recientes de la
Química Medicinal. Debemos tener en cuenta que esta ciencia sigue el paradigma
occidental, donde un fármaco corresponde a una molécula pura con efectos
terapéuticos y secundarios bien definidos. De esta manera, es posible conocer o
estudiar la probable interacción farmacológica de dos medicamentos, si es necesario
usar ambos simultáneamente.

Medicamentos moduladores del receptor selectivo: se ha demostrado que los


receptores de hormonas esteroides son muy flexibles y que, por esta razón, pueden
asociarse con varios ligandos con la condición de que existan ciertos elementos de
reconocimiento, como el grupo hidroxilo en la posición 3 de la anillo
ciclopentanoperhidrofenantreno. Esto se correlaciona con lo que actualmente se
define como "farmacóforo", que designa el grupo necesario para obtener una
determinada actividad 11. Por lo tanto, esto implica: i) que este patrón estructural
debe ser reconocido por el receptor, ii) que puede unirse al receptor de una manera

3
especial, iii) que después de que se une puede inducir cambios conformacionales en
el receptor que se acompañan de cambios en su propia conformación. En el caso de
los estrógenos, hormonas cuya estructura fundamental es el estradiol, el
"farmacóforo" consiste en dos grupos que pueden formar enlaces de hidrógeno
separados, a través de una estructura lipofílica, para una distancia aproximada de 1
nanómetro ( Figura 1 ).

Durante mucho tiempo, los químicos médicos creían que un medicamento era un
agonista o antagonista de cierta hormona o neurotransmisor en un receptor dado sin
depender del órgano o tejido que tiene este receptor. Sin embargo, se ha demostrado
que algunas moléculas estructuralmente cercanas a los estrógenos son agonistas en
algunos tejidos y antagonistas en otros, pero siempre actúan sobre el mismo
receptor. Por lo tanto, se desarrollaron algunos medicamentos, como tamoxifeno,
raloxifeno e ICI 164384 12, administrado para prevenir la osteoporosis, actúa como
antiestrógenos en el útero (inhibe la proliferación de células endometriales) y en
células cancerosas dependientes de estrógenos, al tiempo que conserva la actividad
estrogénica en los receptores óseos y reduce la concentración de colesterol en la
sangre .

Planificación racional : a partir de los datos obtenidos del análisis estructural, la


bioquímica y la biología molecular, así como de los cálculos cuántico-mecánicos, es
posible realizar el modelado molecular de fármacos. El modelado es la creación de
un modelo tridimensional, mediante el uso de programas informáticos, que pueden
moverse en todas las direcciones en el espacio. Este modelo permite determinar las
propiedades estéricas y electrónicas de estructuras parciales o sustituyentes de
posibles fármacos en relación con su interacción con un receptor conocido. El punto
de partida es una sustancia prototipo en la que se realizan los ajustes finos
(correcciones) necesarios para optimizar sus propiedades 13 .

Este tipo de enfoque es extremadamente importante en la investigación de


medicamentos para el tratamiento de numerosas enfermedades, incluido el SIDA. Por
lo tanto, las moléculas inhibidoras de la proteasa asociadas con la reproducción de
los virus del VIH se idealizaron. De esta manera, algunas ureas cíclicas parecen estar
perfectamente adaptadas a las relaciones de unión simétrica en el centro activo de
las proteasas de virus. Mediante este método se lograron las nuevas combinaciones
triples que fueron capaces de reducir la concentración del virus a límites inferiores a
los que se pueden detectar en la sangre 14 .

4
Estudios recientes realizados con el virus de la influenza tipos A y B (virus de la
influenza) han demostrado que la unión a la hemaglutinina, una proteína viral, con
el ácido siálico presente en la membrana celular, sería la señal que conduciría a la
internalización del virus por la célula. Después de este evento, el virus se reproduce
en el medio intracelular y nuevamente migra a la membrana, exponiendo una mayor
cantidad de ácido siálico. Este ácido, expuesto, atraería rápidamente otros virus
nuevos que conducen a la agrupación de estos en la superficie celular. Para que se
produzca la propagación de la infección viral, es necesario romper la conexión del
virus con la membrana celular, hemaglutinina / ácido siálico, que se realiza de
manera efectiva por la enzima neuraminidasa viral. Entonces, el virus libre puede
caer en circulación e infectar nuevas células. El conocimiento de la base molecular
de la infección viral condujo a la búsqueda de sustancias que pudieran competir con
el ácido siálico para unirse al sitio activo de la neuraminidasa. Por lo tanto, se sintetizó
"zanamivir", un compuesto que se une más eficazmente a esta enzima que el ácido
siálico en sí mismo, evitando la continuación del proceso de infección viral. 15 . Los
resultados clínicos obtenidos con este compuesto han demostrado ser
extremadamente prometedores, por lo que el medicamento pronto se lanzará al
mercado farmacéutico como un medicamento contra la gripe.

Transporte de fármacos: se han realizado muchos esfuerzos para optimizar la


adsorción, solubilidad y otras propiedades de fármacos importantes mediante el uso
de diferentes portadores de fármacos, como ciclodextrinas, microcápsulas, etc. 16 .

Química combinatoria: la necesidad de nuevos compuestos con estructuras que


comprendan una amplia gama de diversidad molecular se logró mediante la
aplicación de la química combinatoria. Las operaciones tales como pipeteo, filtración,
mantenimiento de la temperatura de reacción y otras necesarias para sintetizar una
serie de compuestos están completamente definidas y permiten la construcción de
dispositivos automatizados para la síntesis en fases líquidas y sólidas 17. Por lo tanto,
se pueden sintetizar miles de compuestos para obtener moléculas prototipo y una
mayor optimización. Sin embargo, para el éxito de esta tecnología, es necesaria la
integración con técnicas de cribado a gran escala (HTS: cribado de alto
rendimiento). Actualmente hay equipos robóticos que permiten probar hasta 3 a
4000 compuestos por día para obtener datos biológicos junto con tecnologías para
organizar la relación entre la información química y los resultados biológicos.

Teniendo en cuenta el alto nivel de desarrollo en el que se encuentra actualmente la


Química Medicinal, algunas preguntas se vuelven pertinentes: i) aún será posible
creer que las hierbas medicinales y / o los fitofarmacéuticos pueden ser competitivos,
incluso si se encuentran en áreas totalmente limitadas, frente a estas drogas
modernas? ii) ¿es factible invertir en fitoterapias y / o fitofarmacéuticos,
considerando el futuro de los medicamentos puros, que serán producidos por la
nueva línea de Química Medicinal?

FITOTERAPIA MODERNA

A pesar de todos los avances antes mencionados, observamos que el mercado


mundial de hierbas medicinales (entendido como extractos de plantas, es decir, una
mezcla de varios compuestos, cuantificados química y farmacológicamente) crece
gradualmente, y aún más notable y lamentable es que crece mucho más en el países
desarrollados que en los que no lo son.

¿Cómo podemos explicar este fenómeno? La primera observación que debemos


considerar es con respecto a la mejora de la tecnología farmacéutica en el área de

5
las hierbas medicinales, que permitió un mejor control de calidad de los
medicamentos basados en tecnología moderna para la identificación, determinación
y cuantificación de compuestos químicos, lo que hace posible la fabricación de
fitoquímicos seguros. , efecto efectivo y totalmente reproducible.

Por otro lado, los avances en la investigación de medicamentos a base de plantas a


nivel farmacológico, toxicológico y molecular han demostrado que presentan un
mecanismo de acción total o parcialmente aclarado, con una evaluación toxicológica
segura, y estudios de farmacología preclínica y farmacología clínica realizados de
acuerdo con las normas. que rigen los procesos de validación de drogas puras.

Para comprender mejor este hecho, analizaremos dos medicamentos herbales


importantes de gran venta y repercusión en Europa y los Estados Unidos.

Una medicina herbal ampliamente recetada en estos países para los trastornos
mentales es un derivado de Hypericum perforatum . Esta planta, conocida
popularmente como hierba de San Juan, ya ha sido ampliamente estudiada desde un
punto de vista botánico, anatómico-histológico, agronómico (desde el cultivo para
obtener la máxima concentración de compuestos activos), además de fitoquímicos,
bioquímicos y farmacológico, siendo objeto de una extensa monografía del "American
Herbal Pharmacopoeia TM and Therapeutico Compendium" 18 .

Los análisis químicos y las pruebas biológicas condujeron a la determinación de varios


compuestos activos en los extractos de H. perforatum y se determinó la cantidad de
estos compuestos en las diferentes partes de la planta. Se han identificado varios
flavonoides con actividad antiviral y antiinflamatoria, como campferol, luteolina,
miricetina, quercetina, además de flavonoides glicosilados, como quercitrina,
isoquercitrina, II8-biapigenina, rutina e hiperina / hiperósido 18 . Otro grupo de
compuestos aislados de esta planta y que aparentemente serían responsables de su
efecto antidepresivo en el Sistema Nervioso Central comprende las naftoiantiantonas,
que incluyen hipericina, pseudohipericina e isohipericina, emodina-hormona y
xantonas.

Varios estudios clínicos realizados con pacientes con depresión, que varían de leves
a moderados, han demostrado el efecto antidepresivo de los extractos de H.
perforatum . Las pruebas con animales de laboratorio e in vitro han demostrado que
la hipericina ( 1 ) y la pseudohipericina ( 2 ) serían responsables, en parte, de este
efecto, y se han propuesto varios mecanismos de acción, tales como: i) inhibición de
la monoaminooxidasa ( MAO) y catecol-O-metil transferasa (COMT), enzimas que
catabolizan aminas biogénicas en la hendidura sináptica; ii) reducción en la expresión
de citoquinas, especialmente interleucina-6 (IL-6) y iii) acción sobre los
receptores de ácido d-amino butírico (GABA) 19 .

Más recientemente, confirmando el uso secular de la hierba de San Juan en Europa,


se ha demostrado el potencial antiviral de esta planta. Los estudios in vitro
han demostrado la eficacia de la hipericina y la pseudohipericina para inhibir el
crecimiento de una amplia variedad de virus encapsulados, como el Herpes simplex
tipo I y II, el virus de inmunodeficiencia humana tipo 1 (VIH-1), el citomegalovirus
murino y el virus de para-influenza 3 Esta acción antiviral parece estar asociada con
una unión no específica con la membrana viral y la generación de radicales
libres 20 . Otro mecanismo propuesto para este efecto sería una acción inhibitoria
sobre la enzima proteína quinasa C, que es esencial para los procesos de fosforilación
celular necesarios para el metabolismo basal de los virus 19 .

6
Otra medicina herbal de gran uso en Europa y recientemente comercializada en Brasil
es el extracto lipoesterólico de Serenoa repens. Este fitofarmacéutico ha mostrado
resultados muy prometedores en el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna
(HPB), una enfermedad degenerativa que afecta a aproximadamente el 50% de los
hombres mayores de 50 años y al 80% de los hombres de 80 años 21 . Una de las
principales etiologías de esta patología se ha asociado con una alteración en la
regulación de las hormonas sexuales, particularmente la testosterona, la hormona
masculina circulante más importante, que se metaboliza a deshidrotestosterona
(DHT) por 5  reductasa 22 .

Algunos investigadores han demostrado que este extracto podría inhibir la actividad
de la enzima 5  -reductasa y, muy probablemente, los compuestos responsables de
este efecto serían los fitoesteroles, en particular el  sitosterol ( 3 ) y el
estigmasterol ( 4 ) 23 . Además, se ha demostrado que los fitoesteroles tienen afinidad
por los receptores de andrógenos citosólicos para la DHT, por lo que pueden competir
con esta hormona, lo que reduce la exposición de las células de la próstata a la
estimulación hormonal 24 .

El proceso inflamatorio asociado con síntomas urológicos (retención urinaria, urticaria


nocturna, flujo urinario alterado, etc.) son características clínicas de la HPB. Se ha
demostrado que el extracto lipoesterólico de S. repens puede influir en la síntesis de
metabolitos inflamatorios del ácido araquidónico a través de la inhibición dependiente
de la dosis de la actividad de la ciclooxigenasa y la lipoxigenasa 25 . Este extracto
también tiene  adrenorreceptor compuestos antagonistas y bloqueantes de calcio,
lo que podría explicar su efecto beneficioso en el tracto urinario y la reducción de los
síntomas urológicos 26 .

7
Como se puede ver, la HPB, una patología de alta incidencia en la población
masculina, tiene una etiología múltiple y el estudio de las bases moleculares de esta
enfermedad nos lleva a asumir diferentes objetivos bioquímicos a alcanzar. Esto
significa que sería muy difícil usar una sola droga sintética para el tratamiento de
esta patología. La práctica clínica lo ha demostrado claramente, ya que el tratamiento
sintomático de este trastorno ha requerido, en la mayoría de los casos, el uso
concomitante de un inhibidor de 5  reductasa asociado con antagonistas a-
adrenérgicos, además de medicamentos antiinflamatorios 27 . Las interacciones
farmacológicas resultantes de esta práctica médica pueden ser numerosas, lo que en
consecuencia aumenta considerablemente los riesgos toxicológicos de la asociación
de medicamentos.

En contraste con los nuevos medicamentos producidos por Medicinal Chemistry


basado en el conocimiento actual de las bases moleculares de la HPB, Permixon  se
comercializó , un medicamento a base de hierbas compuesto por el extracto de
lipoesterolic de S. repens . Aparentemente, este fitoterapico alcanza todos los
objetivos moleculares mencionados anteriormente con un menor riesgo toxicológico
y una eficacia terapéutica equivalente a los medicamentos que ya están en el
mercado. Esto fue confirmado claramente por el estudio clínico aleatorizado
comparativo realizado por Carraro et al. 28 que utilizaron 1.098 pacientes tratados
con finasterida (5 inhibidor específico de  reductasa) o Permixon y también por
una reciente revisión sistemática presentada por Wlit et al. basado en el trabajo
científico llevado a cabo desde 1966 hasta 1997 sobre BPH y fitoterapia 29 .

Podemos destacar algunas de las ventajas de las hierbas medicinales que


actualmente justifican su uso, como:

1. Efectos sinérgicos: en general, las plantas tienen varios compuestos con efectos
similares. Podemos mencionar, por ejemplo, el efecto antipalúdico de la artemisinina,
un compuesto presente en Artemisia annua , que actualmente se usa para
combatir Plasmodium falciparum y vivax . Aparentemente, varios flavonoides de esta
planta tienen algún efecto sinérgico sobre la malaria cuando se asocian con
artemisinina. Se sabe que el IC 50 de la artemisinina es 9,0 nM, pero cuando se asocia
con 5  M de chrisosplenol, este índice se reduce a 3,1 nM, y si se asocia con 5  M
de cirsilineol, se reduce este índice a 2.2 nm 30. Por lo tanto, la combinación de estos
compuestos aumenta el efecto antipalúdico de la artemisinina. Otro ejemplo
importante sería el efecto analgésico de Croton urucurana, una planta utilizada
popularmente para tratar el dolor y la inflamación. La catequina ( 5 ) y la
galocatequina ( 6 ) del extracto de acetato de etilo de esta planta ya se han aislado
en nuestro laboratorio , lo que tuvo un efecto analgésico en ratones. Sin embargo,
eran mucho menos potentes que la fracción misma. Lo mismo ocurre con el glucósido
de  sitosterol, presente en la fracción metanólica de esta planta, que tiene una baja
actividad analgésica y por sí solo no justificaría el potente efecto analgésico
observado para esta fracción. El efecto analgésico de C. urucuranase debe a una
asociación de varios fitoquímicos, incluidos campesterol, estigmasterol,  sitosterol,
ácido acetilaleuritólico, catequina, galocatequina y glucósido de b-sitosterol. Es
importante tener en cuenta que en estos ejemplos, los compuestos aislados, a pesar
de estar en bajas concentraciones, actúan sinérgicamente, probablemente a través
del mismo mecanismo de acción o por diferentes mecanismos 31 .

8
2. Asociación de mecanismos por compuestos que actúan sobre diferentes objetivos
moleculares: el uso de extracto lipoesterólico de S. repens estaba previamente
indicado en el tratamiento de la HPB. Este medicamento a base de hierbas tiene
compuestos que actúan inhibiendo la actividad de la 5  reductasa, evitando la
formación de DHT. Además, es posible que otros compuestos presentes en este
extracto puedan competir por los receptores nucleares de DHT y favorecer la
liberación del Factor de Crecimiento Epidérmico (EGF) 32. También tiene compuestos
que posiblemente actúan inhibiendo la ciclooxigenasa o la lipoxigenasa, reduciendo
el proceso inflamatorio y compuestos que actúan como antagonistas de los
receptores adrenérgicos α y bloqueadores de calcio que explicarían su efecto
beneficioso en el tracto urinario permitiendo una mayor micción libre.

3. Menores riesgos de efectos secundarios: teniendo en cuenta que los compuestos


activos están presentes en bajas concentraciones en las plantas, los riesgos de
efectos secundarios indeseables son mucho menores. La experiencia observada con
tés medicinales confirma esta afirmación. Sin embargo, esta opinión es controvertida
porque algunos investigadores creen que la afirmación sobre los efectos secundarios
menores no tiene una base científica, porque no se describe la correlación dosis-
tiempo, no el efecto dosis.

4. Menores costos de investigación: mientras que el descubrimiento y el desarrollo


de un nuevo medicamento implica inversiones muy altas, cuyo costo de investigación
oscila entre 300 y 500 millones de dólares 33,34,35 , el desarrollo de una nueva
medicina herbal se puede obtener a un costo mucho más pequeña.

Los ítems 1 y 2 descritos anteriormente deben analizarse y estudiarse intensamente


para obtener mejores hierbas medicinales que puedan competir con las drogas
modernas producidas por la química medicinal clásica. Esta declaración se basa en el
hecho de que la hominización evolucionó conjuntamente con las plantas durante
millones de años y durante este período los homínidos ingirieron plantas como
alimento y como medicina para defenderse contra las enfermedades. En la evolución
de las plantas, el proceso debe haber favorecido la sinergia y el antagonismo de los
compuestos químicos, que, como se sabe, tiene funciones de defensa. Probablemente
la sinergia debe haber favorecido la supervivencia en la lucha contra los factores
ambientales adversos y las plagas.

Teniendo en cuenta que la actividad de estos fitoquímicos en humanos tiene objetivos


metabólicos y químicos paralelos, parece lógico concluir que la sinergia también debe
actuar en aplicaciones médicas. Por lo tanto, el enfoque de algunas industrias
farmacéuticas o grupos de investigación, que seleccionan uno de los compuestos
activos, generalmente el más abundante, merece ser revisado y descartar la mezcla
que la mayoría de las veces parece ser más efectiva. En este contexto, creemos que
la sinergia y la asociación de mecanismos permitirán el desarrollo de fitoterapias más
seguras y menos agresivas en el futuro.

9
Además, debe tenerse en cuenta que los estudios fitoquímicos de algunas plantas
han permitido un gran avance en la investigación de nuevos medicamentos al
proporcionar también prototipos de sustancias para el diseño de medicamentos más
eficientes en ciertos objetivos moleculares 14 .

FITO FARMACÉUTICA EN BRASIL

Desafortunadamente, el estado del arte de la mayoría de las medicinas herbales


fabricadas actualmente por la industria brasileña se basa solo en el uso popular de
plantas sin ninguna evidencia preclínica o clínica, y por lo tanto no puede ser
competitivo a nivel nacional, y mucho menos a nivel internacional. Esta situación
podría conducir a la desaparición de las industrias nacionales de hierbas
medicinales. Dada esta perspectiva, preguntamos constantemente cuáles serían los
factores responsables de esta grave situación. Evidentemente, hay varios y
diferentes niveles de responsabilidad. Con la intención de generar un cambio en este
sentido, podemos indicar los factores más importantes y decisivos que deben
corregirse para el desarrollo del país en esta área de importancia fundamental.

En primer lugar, parece evidente la falta de una política "definida, permanente y


comprometida" con el desarrollo de la industria farmacéutica, especialmente el
producto fitosanitario nacional por parte de las autoridades responsables a nivel
nacional. El CEME (Central de Medicamentos), hace algunos años, elaboró un plan de
desarrollo de medicamentos a base de hierbas, con la participación de la comunidad
científica y que tendría grandes posibilidades de éxito, pero que fue destruido por la
falta de "continuidad" del apoyo del gobierno debido a la continúa cambiando las
cabezas responsables, provocando la desviación de orientación en el área de salud 36,
36a
.

En segundo lugar, podemos indicar la ausencia de una integración real de las


diferentes áreas de conocimiento (química, bioquímica, farmacología, botánica,
tecnología farmacéutica, etc.) necesarias para obtener un resultado efectivo, ya que
muchos investigadores se dedicaron a la determinación de nuevos estructuras o
nuevos efectos biofarmacológicos, sin la unión necesaria para obtener extractos
activos, como posibles fitoterapias.

En tercer lugar , podemos señalar la incompetencia de la industria herbaria nacional,


interesada solo en obtener ganancias inmediatas y no en el desarrollo de negocios
competitivos a nivel internacional, lo que podría generar empleo para muchos
científicos, técnicos y otros trabajadores de alto nivel en esta área. Podemos decir
que las inversiones en investigación en esta área por parte de la industria fueron
nulas. Sin embargo, actualmente parece haber un mayor interés por parte de la
industria en el desarrollo de medicamentos a base de hierbas o fitofarmacéuticos, tal
vez estimulados por la nueva ley de regulación de medicamentos o la nueva ley de
patentes en Brasil.

La producción de fitofarmacéuticos (entendida aquí como moléculas puras obtenidas


de plantas) debe considerarse en una etapa posterior porque es muy poco probable
que un compuesto extraído de una planta se convierta en un medicamento, sino más
bien en un prototipo que permite la síntesis de análogos con las propiedades que un
droga requiere. Este hecho aumenta notablemente los costos de adquisición.

En vista de estas observaciones, deseamos alertar a los investigadores jóvenes para


que, a través de esta experiencia negativa, puedan corregir esta situación en el futuro

10
a fin de permitir que Brasil ocupe el lugar que merece en el panorama del desarrollo
de medicamentos a base de hierbas / fitofarmacéuticos en todo el mundo.

Referencias

1. Rey, FD; En química medicinal: principios y práctica ; La Real Sociedad de Química,


Inglaterra, 1994. [ Enlaces ]

2. Litwack, G .; En: Textboob de Bioquímica: con correlaciones clínicas ; 3ª ed. Wley-


Liss Publ.; Nueva York, 1992, p.901. [ Enlaces ]

3. Clark, A.M .; Pharmaceut Res . 1996 , 13 , 1133. [ Enlaces ]

4. Hammett, LP; Química Orgánica Física ; 1er Ed. Mc Graw Hill; Estados Unidos,
1940. [ Enlaces ]

4to. La ecuación de Hammett (1930), que correlaciona los valores obtenidos de los
datos cinéticos con los obtenidos del equilibrio químico, es una correlación que no
puede deducirse de ningún principio de termodinámica y, por lo tanto, se llama como
expresada en nuestro texto "relación extra-termodinámica ". Como tanto el equilibrio
químico como las constantes de velocidad se pueden expresar como una función de
la energía libre, también se puede ver que es una relación lineal de las energías
libres.

5. Taft, RW; Efectos estéricos en química orgánica , Wiley; Estados Unidos, 1956.
[ Enlaces ]

6. Taft, RW; Lewis, IC; J. Am. Chem. Soc. 1959 , 81 , 5343. [ Enlaces ]

7. Hansch, C.; Maloney, PP; Fujita, T .; Nature 1962 , 194 , 178. [ Enlaces ]

8. Perun, TJ; Prost, CL; Diseño de medicamentos asistido por computadora: métodos
y aplicaciones ; Dekker Estados Unidos, 1989. [ Enlaces ]

9. Silverman, RB; La química orgánica del diseño de drogas y la acción de


drogas ; Academic Press Inc.; Estados Unidos, 1992. [ Enlaces ]

10. Hobden, AN; La contribución de la biología molecular al descubrimiento de


fármacos, en la práctica de la química medicinal , Ed. Wermuth CG; Prensa
académica; Gran Bretaña, 1996. [ Enlaces ]

11. Patrick, GL; Una introducción a la química medicinal ; Oxford University Press,
Gran Bretaña; 1995. [ Enlaces ]

12. Kuiper, GGJM; Cakquist, M .; Gustafsson, J.; Science and Medicine 1998 , 5 ,
36. [ Enlaces ]

13. Barreiro, EJ; Rodrigues, CR; Albuquerque, MG; Sant`Anna, CMR; Alencastro,
RB; Quim Nova 1997 , 20 , 300. [ Enlaces ]

14. Borris, R .; Propiedades químicas, biológicas y farmacológicas de plantas


medicinales de las Américas, en: Actas del Simposio IOCD / CYTED ; Panamá, 1997,
p.43. [ Enlaces ]

11
15. Laver, G .; Bischofberger, N.; Webster, RG; Scientific American 1999 , 280 , 78.
[ Enlaces ]

16. Montanari, MLC; Montanari, CA; Pilo-Veloso, D .; Beezer, AE; Mitchell,


JC; Quim Nova 1998 , 21 , 470. [ Enlaces ]

17. Furlan, RLE; Labadie, GR; Pellegrinet, SC; Ponzo, VL; Quim Nova 1996 , 19 ,
411. [ Enlaces ]

18. Upton, R.; Graff, A; Williamson, E.; Bunting, D .; Gatherum, DM; Cott, J.; Hierba
de San Jojn: Hypericum performatum , en: American Herbal Pharmacopoeia TM and
Therapeutico Compendium , Carnegie Mellon University, Pittsburh, EE. UU., 1997,
p.3. [ Enlaces ]

19. Alonso, J., Fitociencia 1997 , 1 , 20. [ Enlaces ]

20. Lavie, D.; Freeman, D .; Bock, H .; Fleischer, J.; Van Kranenburg, K .; Ittah, Y
.; Mazur, Y .; Lavie, G .; Liebes, L .; Meruelo, D .; Procediendo del 11 º Simposio
Internacional de Química Médica ; Jerusalén, 1990, p. 321. [ Enlaces ]

21. Tammela, T .; Drug and Aging 1997 , 10 , 349. [ Enlaces ]

22. Lobaccaro, JM; Boudon, C.; Lumbroso, S.; Lechevallier, E .; Mottet, N.; Rebillard,
X .; Sultán, C.; Annales d'Endocrinologie 1997 , 58 , 381. [ Enlaces ]

23. Bombardelli, E .; Morazzoni, P.; Fitoterapia 1997 , 68 , 99. [ Enlaces ]

24. Di Silverio, F .; Flammia, GP; Sciarra, A .; Caponera, M .; Mauro, M. Buscarini, M


.; Tavan, M .; D'Eramo, G .; Minerva Urology Nefrology 1993 , 45 , 143. [ Enlaces ]

25. Marandola, P. Jallou, H .; Bombardelli, E .; Morazzoni, P.; Fitoterapia 1997 , 68 ,


195. [ Enlaces ]

26. Goepel M. Hecker U .; Krege S .; Rubben H .; Michel MC; The Prostate 1999 , 38 ,
208. [ Enlaces ]

27. Albertsen, PC; Hospital Practice 1997 , 15 , 1. [ Enlaces ]

28. Carraro, JC. Raynaud, JP; Koch, G .; Chisholm, GD; Di Silverio, F .; Teillac,
P. Calais Da Silva, F .; Cauquil, J.; Chopin, DK; Hamdy, FC; Hanus, M .; Hauri, D
.; Kalinteris, A; Marencak J.; Perier A; Perrin P.; The Prostate 1996 , 29 , 231.
[ Enlaces ]

29. Wilt, TJ; Ishani, A .; Stark, G .; MacDonald, R.; J. Am. Med. Assoc. 1998 , 280 ,
1604. [ Enlaces ]

30. Kaufman, PB; Lseke, LJ; Warber, S.; Duke, J. A .; Brielmann, HL; Productos
naturales de plantas, CRC Press, Estados Unidos, 1998. [ Enlaces ]

31. Peres, MTLP; Delle Monache, F .; Pizollatti, MG; Santos, ARS; Beirith, A; Calixto,
JB; Yunes, RA; Phytother. Res. 1998 , 12 , 209. [ Enlaces ]

32. Di Silverio, F. Monti, S.; Sciarra, A .; Varasano, PA .; Martinin C.; Lanzaran S


.; Eramo, GD; Di Nicola, S.; Toscano, V .; The Prostate 1998 , 37 , 77. [ Enlaces ]

12
33. Engel S; Jalkiewicz JF; Medical Advertising News 1993 , 12, 10 [ Enlaces ]

34. Nichols, NA; Harvard Business Review , 1994 , enero-febrero. , 89. [ Enlaces ]

35. Binder GM; Harvard Business Review , 1994 , septiembre-octubre. , 47


[ Enlaces ]

36. Ferreira, SH (Organizador); Medicamentos de plantas medicinales en


Brasil . Academia Brasileña de Ciencias, Río de Janeiro, 1998. [ Enlaces ]

36a. Algunos investigadores opinan que pensar en una política "definida, permanente
y comprometida", al final del milenio, sería creer en los dogmas. Piensan que lo que
necesitamos son programas eficientes y dinámicos para el desarrollo de la industria
farmacéutica.

13

También podría gustarte