Está en la página 1de 6

U.C.

: Formación Sociocrítica

Facilitadora: Estudiantes:

Fraima Sulbarán Carlos Padilla C.I.: 28.580.867

PQ-01 TIII-FI

Mayo, 2020
GRAN OBJETIVO HISTÓRICO N° 1. DEFENDER, EXPANDIR Y CONSOLIDAR EL BIEN
MÁS PRECIADO QUE HEMOS RECONQUISTADO DESPUÉS DE 200 AÑOS: LA
INDEPENDENCIA NACIONAL

Expectativa: El Primer objetivo propuesto enfatiza a la consolidación de nuestra


Independencia, se refiere a garantizar la soberanía nacional mediante sus objetivos, entre
ellos lograr un potencial agro-productivo en nuestra soberanía alimentaria, también
continuar con el proceso de desarrollo científico y tecnológico en nuestro país y
fortaleciendo la estructura organizativa del Estado venezolano, en el poder popular y en
todas las formas del ejercicio del poder en la sociedad.

Realidad: Nadie duda que después que Bolívar sacara a las tropas realistas del territorio
fuimos y somos independientes, esto no es más que parte del discurso que busca exaltar
una supuesta eficiente gestión al lograr la reconquista de la Independencia. Si se parte que
no éramos independientes porque había unos gobernantes que soslayaron nuestra
soberanía nacional a favor del imperio norteamericano para satisfacer sus intereses
particulares, hoy podría decirse que estamos peor que en décadas pasadas, la corrupción
ha llegado a niveles inmensurables; el país está prácticamente hipotecado a China; todo
el mundo habla de la penetración en todos los espacios por parte de Cuba; en nuestra Faja
Petrolífera del Orinoco, solo en poquísimos espacios PDVSA por sí sola extrae petróleo, la
mayor parte del territorio está operado por empresas mixtas con Vietnam, China, Rusia,
Francia, Noruega, Estados Unidos, Gran Bretaña, Japón, Malasia, India, España e Italia,
así como Petrocaribe y el Alba. Sólo la deuda de PDVSA pasó de 5.000 millones de dólares
en el 98, a 78.506 millones de dólares en el 2012. Es decir, si supuestamente éramos una
colonia americana, ahora pudiera decirse que somos una colonia mundial, bien lejos de ser
independiente.

GRAN OBJETIVO HISTÓRICO N° 2. CONTINUAR CONSTRUYENDO EL SOCIALISMO


BOLIVARIANO DEL SIGLO XXI, EN VENEZUELA, COMO ALTERNATIVA AL SISTEMA
DESTRUCTIVO Y SALVAJE DEL CAPITALISMO Y CON ELLO ASEGURAR LA “MAYOR
SUMA DE SEGURIDAD SOCIAL, MAYOR SUMA DE ESTABILIDAD POLÍTICA Y LA
MAYOR SUMA DE FELICIDAD”, PARA NUESTRO PUEBLO

Expectativa: El segundo objetivo nos indica la importancia que tiene la soberanía en seguir
construyendo el socialismo bolivariano del siglo XXI para alcanzar la felicidad social del
pueblo, para generar como alternativa el cambio del sistema económico rentista petrolero
capitalista al modelo económico productivo socialista para dar mayor suma de estabilidad
política y de tal manera satisfacer las necesidades básicas de nuestro pueblo como el agua,
la electricidad, la vivienda, la salud, la educación, la seguridad, la ciencia y la tecnología, el
deporte y el trabajo digno entre otros y también consolidar el poder popular a través de las
misiones socialistas y conformar comunas en todo el territorio nacional.

Realidad: El Socialismo Bolivariano del siglo XXI nadie sabe definirlo, pues ni siquiera tiene
una concepción ideológica clara, pareciera que lo que se quiere lograr es una combinación
pacífica y adecuada de un gobierno con políticas sociales, mantenido por un capitalismo de
estado que confluye con un poco de capitalismo por parte de algunos particulares, pero con
unas leyes de mercado independientes a las del resto del mundo, pero que han de ser
funcionales para nuestra sociedad. Se quiere presentar este sistema como alternativa al
“sistema destructivo y salvaje del capitalismo”, argumento también discutible, pues es
necesario para lograr el bienestar de los habitantes que funcione un sistema capitalista en
una economía al servicio del hombre y no de los mercados. Para lograr la “mayor suma de
seguridad social” se quiere confundir dos conceptos totalmente distintos, ya que oprimen
esta condición a la implantación del socialismo, cuando eso es uno de los fines de un
“estado social”, el cual puede funcionar perfectamente con la implementación de una
“Economía Social de Mercados”, que evite precisamente que el capitalismo sea destructivo
y salvaje, y que tiene como uno de sus principales postulados “Tanto Estado como sea
Necesario y tanto Mercado como sea Posible”. Bajo ese esquema, se entiende al Estado
como un ente regulador, de fomento e interventor para dinamizar la economía y ser garante
de los derechos de todos los ciudadanos.

GRAN OBJETIVO HISTÓRICO N° 3. CONVERTIR A VENEZUELA EN UN PAÍS


POTENCIA EN LO SOCIAL, LO ECONÓMICO Y LO POLÍTICO DENTRO DE LA GRAN
POTENCIA NACIENTE DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE, QUE GARANTICEN LA
CONFORMACIÓN DE UNA ZONA DE PAZ EN NUESTRA AMÉRICA

Expectativa: En cuanto al tercer gran objetivo, es unos de los que el presidente Hugo
Chávez siempre mencionaba, el cual se refería en convertir a Venezuela en un país
potencia en todos los ámbitos en lo social, lo económico, en lo cultural y lo político,
establecer una soberanía democrática para desarrollar la economía productiva,
fortaleciendo las industrias y promoviendo la defensa militar de nuestra patria como también
contribuyendo con la paz y la unión mediante la Alianza Bolivariana para los Pueblos de
Nuestra América (ALBA) y Petrocaribe, así como También la Unión de Naciones
Suramericanas (UNASUR) y la Comunidad de Estados Latino Americanos y Caribeños
(CELAC).

Realidad: Para convertir a Venezuela en un país potencia, debe abandonarse en forma


definitiva el modelo socialista, esto solo ha servido para empobrecer a los venezolanos,
generar más corrupción, delincuencia, escasez e inflación, pretendiendo lograr “una justa
distribución de la riqueza” pero obteniendo una “injusta distribución de la pobreza”. País
potencia en lo social no podemos ser cuando en este aspecto se incluyen principalmente la
salud, la educación y la vivienda, y los resultados han sido desastrosos. En salud vemos
que hay una crisis inmensa de desabastecimiento de equipos e insumos médicos y
medicinas, hospitales en malas condiciones y una emigración masiva de profesionales de
la salud. En vivienda, la Gran Misión ha sido recientemente la causante del excesivo
incremento del Gasto Público, el cual por una desacertada gestión económica se ha
recurrido a la emisión de dinero inorgánico para poder financiarlo, generando en
consecuencia la inflación más grande del planeta. En educación, en algún momento se
habló que teníamos una de las más altas matrículas a nivel mundial, pero nuestros
profesionales se están yendo a otros países producto de la inseguridad personal y el alto
costo de la vida; por otro lado, no hay una promoción y apoyo a las carreras que pudiesen
lograr el desarrollo nacional, como son las científicas, las de ingeniería y las de
tecnología. Una potencia en lo político es algo irrelevante en nuestro país, aparte que el
término potencia se aplica solamente en el ámbito económico, ya que una nación que
permita dinamizar su economía y la de otros países es la que se conoce como potencia; al
ser una potencia política, esto implicaría la injerencia en políticas internas de otras
naciones. En Venezuela lamentablemente la mayoría de los políticos lo que hace es
constantemente ejercer oposición al que resultó electo en un cargo, para que fracase y
luego ocupar ese puesto, sin importar que tan bien está haciendo su gestión y si realmente
está cumpliendo con los mejores objetivos para nuestra nación, aparte que una minoría de
políticos venezolanos de un bando u otro, con sus excepciones porque si hay gente honesta
y trabajadora, llega al poder para enriquecerse de una manera fraudulenta cometiendo
actos de corrupción. Para ser una zona de paz, debemos deslastrarnos completamente de
la guerrilla y dejar de estar estableciendo relaciones con países que lamentablemente
tienen conflictos, debemos empezar por solucionar nuestros problemas y no buscar
otros. Finalmente, para ser un país potencia debemos resolver el asunto económico, luchar
contra la corrupción y la delincuencia, y plantear un proyecto de país que no le sirva a la
mitad de una población, tiene que ser un proyecto que sea adecuado para una gran
mayoría, para que de este modo todos sumen sus mejores esfuerzos en pos del logro de
esos objetivos.

GRAN OBJETIVO HISTÓRICO N° 4. CONTRIBUIR AL DESARROLLO DE UNA NUEVA


GEOPOLÍTICA INTERNACIONAL EN LA CUAL TOME CUERPO UN MUNDO
MULTICÉNTRICO Y PLURIPOLAR QUE PERMITA LOGRAR EL EQUILIBRIO DEL
UNIVERSO Y GARANTIZAR LA PAZ PLANETARIA

Expectativa: El cuarto objetivo trata de construir un sistema geopolítico multicéntrico y


pluripolar el cual garantice la unión entre países latino-americanos y caribeños para seguir
desarrollando el modelo socialista y respetando la autodeterminación de los pueblos. Del
mismo modo, plantea la necesidad de seguir sumando esfuerzos por desmontar el sistema
neocolonial de dominación imperial, eliminando o reduciendo a niveles no vitales el
relacionamiento económico y tecnológico de nuestro país con los centros imperiales de
dominación, entre otros propósitos.

Realidad: Este es uno de los objetivos más ambiciosos, imprecisos, abstractos, y poco
funcionales para nuestro país. La paz planetaria no depende de nosotros ni que queramos,
eso depende de las grandes potencias y en cuanto al equilibrio del universo es imposible
las grandes potencias puedan lograr un equilibrio con los otros planetas y mucho menos
con otros sistemas solares. Influir en la geopolítica internacional consume grandes
cantidades de tiempo y esfuerzo en los gobernantes, que deben estar totalmente dedicados
a solucionar los problemas de los venezolanos.

GRAN OBJETIVO HISTÓRICO N° 5. CONTRIBUIR CON LA PRESERVACIÓN DE LA


VIDA EN EL PLANETA Y LA SALVACIÓN DE LA ESPECIE HUMANA

Expectativa: El quinto objetivo se destaca en contribuir con la preservación de la vida en


el planeta con la necesidad de construir un modelo económico productivo eco-socialista,
generando acciones necesarias para rescatar el equilibrio del planeta mediante una relación
distinta del humano con la naturaleza como alternativa sustentable para conocer los efectos
y causas generadas del cambio climático por medio del modelo capitalista.

Realidad: Para lograr esto debemos comenzar por nuestro país, explotar de forma más
eficiente los recursos de la tierra para que logremos la sustitución de importaciones de
comida y seamos autosustentables, garantizar la alimentación y satisfacción del resto de
las necesidades de la población, cuidar las cuencas hidrográficas y los reservorios de agua,
proteger la fauna, la flora y el ambiente en general, devolverle al Ministerio del Ambiente un
rol incluso regulador en la construcción de complejos habitacionales.