Está en la página 1de 12

AÑO XII

TERCERA ÉPOCA — NÚMERO 133

ARÉVALO—JUNIO DE 2020
http://lallanura.es

Un puente mudéjar Con respecto a la primera, como


todos sabéis, hace algo más de un año
solicitamos su salida de la Lista Roja
en razón a las obras de consolidación
Los trabajos se llevaron a efec- sarias, solicitó su inclusión en esa lis- que en ella se hicieron. Al parecer, una
to sin demora ni descanso, y en el ta; lista que recoge aquellos elementos vez restaurada, el Obispado de Ávila,
dintel del arco ojival que había a del Patrimonio Histórico español que que inmatriculó la iglesia a su nombre
la entrada del puente sostenido por se encuentran sometidos a riesgo de en el año 2004, pretende ahora obtener
la muralla, se leía esta inscripción: desaparición, destrucción o alteración beneficio de ella mediante su venta.
«Reinando Carlos III y siendo su esencial de sus valores.
corregidor de esta villa don Juan En lo que al puente de Valladolid
La inclusión del monumento supu- se refiere, una vez se acaben de rea-
Antonio Sigüenza (Abat) se reedi- so el inicio de una campaña, continua-
ficaron estas obras a las que con- da en el tiempo, cuyo fin último era
lizar las obras de restauración, desde
tribuyeron los pueblos de treinta nuestra asociación cultural procede-
la recuperación del puente. A lo largo remos a elevar informe a “Hispania
leguas en contorno. Año de 1781.». de los años se siguió insistiendo en
(Marolo Perotas) Nostra” de forma que el monumento
la necesidad de abordar, por parte de deje de estar en la Lista Roja y pase a
las administraciones competentes, las formar parte de la llamada Lista Verde
Octubre de 2010. Hispania Nostra, obras necesarias para que este vestigio del Patrimonio.
a instancias de la campaña que ha pro- de nuestro pasado no siguiera mante-
movido “La Alhóndiga de Arévalo”, niendo aquel estado de ruina. El trabajo de “La Alhóndiga” a lo
Asociación de Cultura y Patrimonio, largo de estos años, y en referencia al
incluyó en la Lista Roja del Patrimo- Desde “La Alhóndiga”, a lo largo Patrimonio Monumental, nos ha per-
nio el Puente de Valladolid debido al de sus 12 años de historia, se han in- mitido cumplir con esa máxima que
avanzado estado de ruina en el que se cluido en esa Lista Roja del Patrimo- nos recuerda que «los ciudadanos no
encontraba entonces el viaducto. nio tres elementos muy importantes: son otra cosa que depositarios de un
La iglesia de Santiago, perteneciente bien del que la Comunidad tiene de-
La Asociación, en su faceta de ve- al extinto colegio de los Jesuitas, en
lar por la integridad del legado monu- recho a pedirles cuenta. Los bárba-
Arévalo; la iglesia de Nuestra Señora ros y los esclavos detestan la ciencia y
mental de nuestra ciudad, al conside- del Rosario, en Villar de Matacabras,
rar que el antiguo puente reunía, en destruyen las obras de arte. Los hom-
y el puente de Valladolid, también en bres libres las aman y las conservan»
aquel momento, las condiciones nece- Arévalo.

Luis J. Martín
pág. 2 la llanura número 133 - junio de 2020

Actualidad cultural La importancia de los mechinales.


Javier y David García nos ponen sobre
aviso de un asunto en el que no había-
“El Bulevar” y los plátanos de som-
mos caído. Textualmente nos hacen
bra. Como se puede comprobar, desde
llegar este mensaje: “El puente me-
que en la zona de la Avenida de Emilio
dieval del río Adaja, conocido como
Romero se optó por no podar de for-
puente de Valladolid, ya en desuso
ma radical los plátanos de sombra, este
desde hace algo más de 40 años y que
espacio luce verde y sombreado. Los
daba acceso a la Villa de Arévalo, está
beneficios que nos reporta a los ciuda-
en proceso de rehabilitación. Todo un
danos, frente a la barbarie de la poda
logro. Pero es un error que no se de-
radical, son evidentes.
jen mechinales, tanto ecológicamente
Se percibe, además, que la enfermedad
Federación del Patrimonio de C. y L. como estéticamente y, para nosotros,
que sufren estos árboles, causada por
Obras de acceso en la iglesia mudé- lo desluce en ambos aspectos. De ni-
un hongo, y que las herramientas usa-
jar de Espinosa de los Caballeros. A ños pasábamos varias veces al día por
das en las podas ayudan a transmitir,
través de la Federación del Patrimonio él, o bajo él nos deleitábamos con la
ha disminuido notoriamente en estos
fauna que le habitaba (gorriones, co-
Cultural de Castilla y León nos ha he- últimos años, seguramente al no haber
cho llegar algunas fotografías que po- lirrojos, estorninos, murciélagos...) Y
seguido realizando dichas podas radi-
nen de manifiesto unas obras de acceso eso se está perdiendo para siempre”.
cales.
a la iglesia de Espinosa de los Caba-
lleros.
Consideramos que, siendo esta una
iglesia de las más singulares del Mu-
déjar al Sur del Duero, debería haberse
consultado con expertos en Patrimonio García Javi David
a la hora de realizar estas obras que, Sumario:
desde nuestro punto de vista, no le
hacen ningún favor al entorno de este 1. Editorial: Un puente mudéjar.
Juan C. López
monumento.
2 y 3. Noticias de Cultura y Patrimo-
Indicar que sería importante que, por Reapertura de la Biblioteca y de los nio.
parte de la Diócesis de Ávila y, en su museos locales. El pasado martes, 19
caso, de la Consejería de Cultura de la de mayo de 2020, se procedió a la re- 4. De cine. “El bueno, el feo y el
malo”. Juan C. López.
Junta de Castilla y León, se dotara una apertura al público de la biblioteca mu-
partida presupuestaria a fin de consoli- nicipal. 5. Así empezó todo (III). Javier S.
dar el ábside de esta iglesia y limpiar El horario de apertura establecido es Sánchez.
y acondicionar los enfoscados de las de 16:30 a 20:30 horas y los servicios 6. El Patrimonio, un valor en sí. Pedro
fachadas. que presta provisionalmente serán: Montarelo.
Como decimos, la iglesia de Nuestra lectura en sala y préstamo y devolu- 7. En el año de Miguel Delibes.
Señora de la Asunción es una de las ción de obras. Fragmentos.
más singulares existentes en la Tierra El aforo máximo permitido será de 20
de Arévalo. 8. Don Virgilio, el dentista. José María
personas y las normas a cumplir son Lara Sanz.
Luis J. Martín las específicas referidas al uso de este
tipo de espacios públicos. 9. La figura discordante. Ricardo J.
Por otra parte, desde el viernes 5 de Gómez Tovar.
junio el Museo de Historia de Aréva- 10. Nuestros escritores y poetas: Juan
lo, el Centro de Actividades del Mu- Ramón Jiménez, Julio Collado y Roxa-
déjar, el Museo de Cereal y el Centro na Sánchez Seijas.
de Interpretación de la Naturaleza 11. Los últimos hombres fuertes.
también abrieron sus puertas al públi- Luis J. Martín García-Sancho
Siguen pendientes de reparar las hu- co interesado. En este caso, las visitas 12. Clásicos arevalenses: Un primerí-
medades en los intradós de los arcos están siendo individuales, entendiendo simo cumpleaños. Luis Prieto Jr.
del puente de Medina. Recordamos como tales tanto la visita de una per-
de nuevo que, hasta donde sabemos, sona como la de una unidad familiar o
siguen pendientes de resolver las hu- unidad de convivencia análoga.
LA LLANURA de Arévalo.
medades existentes en los intradós de Publicación editada por:
“La Alhóndiga” de Arévalo,
los arcos del Puente de Medina. Di- Asociación de Cultura y Patrimonio.
chas humedades, que probablemente Avda. Emilio Romero, 14-B - 05200 Arévalo
procedan de filtraciones causadas por lallanuradearevalo@gmail.com
el mal estado de los imbornales, siguen Número 133 - Junio de 2020
dañando el enfoscado de los arcos que, Depósito legal: AV-85-09
como se aprecia, va cayendo, poco a Diseño y maquetación: “La Alhóndiga”,
poco, al suelo. El daño también afecta Asociación de Cultura y Patrimonio.
ya a los propios ladrillos mudéjares. Imprime: Imprenta Cid.
la llanura número 133 - junio de 2020 pág. 3

Luis J. Martín absoluta impunidad, y contribuyen a ses para efectuar el Estudio.


la destrucción sistemática de las plan- El Plan Especial del Conjunto Histó-
tas endémicas que habitan el sitio de rico está vinculado a la declaración
“Cantazorras” de Madrigal de las Altas Torres como
Conjunto Histórico.
Luis J. Martín Hay que destacar que la solicitud, por
parte de esta localidad como Conjunto
Histórico, lleva muchísimos años es-
perando. Ya en el año 1963 Madrigal
fue propuesto para ser declarado Bien
Se reitera la solicitud de protección de Interés Cultural con la categoría de
para la microreserva de “Cantazo- Conjunto Histórico, sin que a la fecha,
rras”. El grupo naturalista “García algo que es incomprensible, se haya
Ornitólogos”, compuesto por Javier llegado a resolver la correspondiente
García Sáez y David García López, declaración.
han reiterado nuevamente ayuda al
Ayuntamiento de Arévalo para la pro- Fugas de aguas fecales en el Paseo
tección del paraje de “Cantazorras” en Fluvial. Siguen produciéndose fugas
el término municipal de Arévalo. En la periódicas de aguas fecales proceden-
solicitud se pide que el Ayuntamien- tes del alcantarillado urbano desde las
to inste a la Junta de Castilla y León cuestas de foronda hasta el paseo flu-
para que el paraje sea declarado Mi- vial.
croreserva de Flora Vascular, debido a Mientras no se subsane de forma de-
su valor botánico al albergar especies finitiva el problema, quizás fuera ne-
de flora muy escasas a nivel nacional, cesario cortar el mencionado paseo https://eacnur.org/
cuando no únicas. en el tramo de La Isla a la calle de la
En el año 2016 se solicitó, de igual for- Lechuga, por motivos evidentes de in- Reconocimiento a las personas que,
ma, al Ayuntamiento de Arévalo cola- salubridad. de forma anónima, han contribuido
boración y apoyo para la creación de de forma voluntaria a ayudar en es-
dicha Microreserva. tos tiempos de pandemia. Desde las
En el paraje indicado habitan algunas páginas de “La Llanura” queremos
pequeñas plantas de gran interés, como extender nuestra más sincera grati-
la “Malvella sherardiana”, una peque- tud a todas aquellas personas que, de
ña malva amenazada y con poblacio- forma totalmente altruista y desde el
nes muy distantes entre sí. Su pobla- más completo anonimato, han estado
ción a nivel nacional es muy escasa, durante todas estas semanas de pan-
por ello goza de una protección espe- Juan C. López demia, trabajando, en Arévalo y en
cial estando incluida en el Catálogo de muchos de los pueblos de la Tierra de
Flora Protegida de Castilla y León en Plan Especial del Conjunto Históri- Arévalo y La Moraña, también en las
la categoría de atención preferente. co de Madrigal de las Altas Torres. vecinas comarcas de Valladolid, Sala-
También existe en este paraje la pre- El Ayuntamiento de Madrigal de las manca y Segovia, en proyectos solida-
sencia de otras plantas de interés vas- Altas Torres ha sacado a licitación la rios, realizando elementos de protec-
cular, como la “Rochelia disperma”, adjudicación de la redacción del Plan ción personal, recogiendo alimentos,
la “Ophrys sphegodes”o el “Triticum Especial del Conjunto Histórico de ropa y enseres para personas necesita-
boeoticum”. esta villa. Esta adjudicación puede das, asistiendo a aquellos que más han
La zona es transitada por vehículos a consultarse en la página web del Ayun- precisado ayuda, aportando donativos
motor de los denominados “de campo tamiento de la localidad. En el anuncio y tantas otras acciones que han sido
a través” que circulan a menudo por se especifica que los equipos redacto- muy necesarias en estos días tan duros
este espacio, de forma ilegal y con res dispondrán de un plazo de seis me- que nos ha tocado vivir.
pág. 4 la llanura número 133 - junio de 2020

De cine https://elpelicultista.com/

El bueno, el feo y el malo


“El bueno, el feo y el malo” forma
parte de la conocida como “La Trilo-
gía del dólar” y pertenece al subgéne-
ro conocido como spaghetti western.
Fue una coproducción hispano-italo-
alemana dirigida por Sergio Leone y
protagonizada por Clint Eastwood,
Lee Van Cleef y Eli Wallach. El guión
fue escrito por el propio director junto
con Agenori Incrocci, Furio Scarpelli
y Luciano Vincenzoni. La fotografía es
obra de Tonino Delli Colli, y la música también ha llegado a tener conoci- El largometraje tiene una duración
fue compuesta por Ennio Morricone. miento del tesoro y está haciendo lo de 161 minutos y su estreno en España
Clint Eastwood, el bueno, al que imposible para encontrarlo. aconteció el 7 de agosto de 1968.
llaman «Rubio»; Lee Van Cleef, el Tiene escenas verdaderamente es-
Después de muchas peripecias los
malo, conocido como «Sentencia» y pectaculares. Antes de llegar al cemen-
tres, El rubio, “Tuco” y el malo man-
Eli Wallach, el feo, de nombre Tuco terio, el rubio y “Tuco” se encuentran
tienen un duelo en el cementerio en el
Benedicto Pacífico Juan María Ramí- con el ejército de la Unión que intenta
que está enterrado el oro disputándose
rez, alias «Tuco», son, en este orden, evitar la voladura del Puente de Langs-
el hallazgo del mismo.
un cazarrecompensas, un asesino a tone por parte del ejercito confederado
sueldo que luego deviene en sargento La película se rodó en las provin- que se encuentra al otro lado del río. Al
del Norte sin escrúpulos y un ladrón. cias españolas de Madrid, Burgos, final, para poder llegar al cementerio,
Se ubican en un ambiente del viejo Granada y Almería. a nuestros héroes solo les queda volar
oeste durante la Guerra de Secesión el puente.
estadounidense. En Madrid, en Hoyo de Manzana-
res, Sierra de Guadarrama, se utiliza- Cuentan las crónicas que la voladu-
“El rubio” y “Tuco” tienen forma-
ron decorados existentes en los que se ra tuvo que hacerse 3 veces. La prime-
da una “sociedad” mediante la cual re-
rodaron muchas películas del oeste. ra fue un fiasco y Sergio Leone quería
caudan las recompensas que en distin- algo espectacular.
tos pueblos del oeste dan por la entrega Por su parte, en Burgos, en el Mo-
de “Tuco”, el feo. El bueno entrega a Para la siguiente toma se colocaron
nasterio de San Pedro de Arlanza, se
“Tuco”, cobra la recompensa y a la más de 400 kilos de TNT y 12 cámaras
rodaron escenas de los interiores de la
hora de la ejecución, con acertada pun- para registrar la voladura con detalle.
Misión de San Antonio, lugar en el que
tería, dispara a la cuerda de la que pen- El director cedió el privilegio de la de-
el feo se encuentra con su hermano,
de el feo y de esta forma lo libera. En tonación a un coronel del ejército es-
que es prior en ese lugar. El Campa-
el momento en que ambos mantienen pañol encargado de los extras pero una
mento de Beterville fue construido en
una disputa en torno a si disuelven o no descoordinación de órdenes hizo que
las inmediaciones de Carazo. El puen-
la “sociedad” descubren la existencia el puente saltara por los aires antes de
te de Langston fue construido sobre el
de una importante cantidad de oro es- que las cámaras comenzaran a grabar.
río Arlanza.
condida en la tumba de un cementerio. El puente tuvo que ser reconstruido
Deciden recomponer la sociedad. El Y, por supuesto, en las cercanías
en una semana y lo fue por los extras
rubio conoce el nombre que figura en de Santo Domingo de Silos se recreó
que pertenecían al ejército español. La
la tumba y “Tuco” sabe cómo se llama el “Cementerio de Sad Hill” o de la
tercera voladura salió perfecta.
el cementerio. “Colina Triste”, lugar donde se rodó la
escena final de la película, el famoso La banda sonora fue escrita por En-
Por su parte, “Sentencia”, el malo, duelo entre el bueno, el feo y el malo. nio Morricone.
Al apoteósico preludio final en el
que “Tuco”, el feo, corre desespera-
do por el cementerio de “Sad Hill” en
busca de la tumba de Arch Stanton, le
acompaña el tema titulado «L’Estasi
dell’Oro». Por su parte, en el duelo a
tres, en el que se dirime el epílogo del
film suena imponente «Il Triello», al
tiempo que alternan las escenas en las
que destacan las de los rostros de mira-
das torvas de los protagonistas.
https://www.elindependiente.com/ Juan C. López
la llanura número 133 - junio de 2020 pág. 5

Así empezó todo


Cap. III. Una académica.
- Y esto, señoras y señores, no se
le podía conceder a una mujer, por eso
jamás se le permitió entrar en la aca-
demia. Esta mujer, “una académica sin
sillón” fue… María Moliner. Propon-
go por ello que debatamos esta cues-
tión desde la perspectiva de la lengua
del pueblo, tomando como referencia
las acepciones que aparecen en este
volumen- añadió levantando en alto el
tomo que comprende los vocablos de
la “H” a la “Z”.
El silencio podía cortarse, todas las
miradas se clavaron en ese gran tomo
negro que guardaba la esencia de una
lengua, y eso no podían negarlo sin
permitir que se mostrara a cada uno Javier S. Sánchez
de los académicos. Así, el presidente
pidió que pasase de mano en mano texto y traduciendo simultáneamen- acceder a las peticiones del america-
para que escudriñasen la riqueza de te- como dice en su obra Doña María no. Léase la entrada completa– dijo
una lengua apenas conocida por unos Juana Moliner Ruiz, el “Conjunto de con serenidad.
pocos. Cuando llegó de vuelta a Jam, todos los hechos ocurridos en tiem-
este buscó en la letra “H” y mostró la pos pasados”. ¡Todos!– recalcó ahora - Señor presidente– solicitó Jam.
página a todos. en voz tenue pero segura. Pido a esta
- Señor Jam.
presidencia que se dé lectura a todo el
- Este –tosió dos veces mientras texto.
trataba de reincorporar su discurso a - Convendría, para un análisis más
su nivel inicial– este es el concepto objetivo e imparcial, despegar la his-
- ¿Pero quién se ha creído que es
de “historia” –dijo señalando con el toria de todos los condicionantes, de
este altanero producto del capitalis-
índice de la mano derecha mientras cualquier eventualidad que pudiera
mo? ¿Acaso tenemos que reescribir
sujetaba el libro con su izquierda. emponzoñar su significante y con ello
la historia? ¿Acaso se pueden cambiar
Ocupa este término la columna dere- su significado.
los hechos del pasado? –gritaba exas-
cha de la página cincuenta y dos y ape- perado Wei Kang, quien poco honor - ¿Cómo dice, Señor Jam?– apeló
nas seis líneas de la columna izquierda hacía a su nombre: “Salud”. Chen Tao.
de la página cincuenta y tres. Lo que
viene a ser poco más que el tamaño de - Una institución como la RA- - Permítanme.
la esquela de un pobre en un periódico CHEL ha de ser receptiva a todas
de provincias. las opiniones- proclamó con cier- Chen Tao asintió con la cabeza.
ta solemnidad la veterana Lu Xia, Del bolsillo interior de su chaqueta
- No es la historia- dijo ahora le- quién sí que correspondía su proce- Jam sacó un estuche forrado con ter-
vantando la voz-, como quieren ha- der con su nombre (Xia, resplandor ciopelo negro…
cernos creer, una relación de guerras, de la puesta de sol o el amanecer).
(Cuarentinuará)
conquistas y conflictos. Es– tosió nue- La intervención de Xia apaciguó los
vamente y añadió leyendo del propio ánimos, lo que movió al presidente a Javier S. Sánchez
pág. 6 la llanura número 133 - junio de 2020

El Patrimonio, un valor en sí más allá de eso sostienen que la con-


servación de la ciudad histórica ha de
ser abordada desde la perspectiva de
Las asociaciones que forman la Fe- que no sea “falsificado”. Por este mo- concebirla como un organismo vivo y
deración por el Patrimonio de Castilla tivo, es preciso exigir siempre una es- complejo en el que resulta indispensa-
y León parten del supuesto de que el pecialización y una cualificación pro- ble preservar su habitabilidad, su mul-
Patrimonio es valioso por sí mismo y fesional adecuadas que aseguren una tifuncionalidad y su diversidad social.
que de esta consideración deriva direc- rehabilitación sensata y documentada Partiendo de esta concepción y de este
tamente el compromiso y la obligación de edificios, reurbanización de ca- marco, es el momento de dar cabida
de protegerlo y conservarlo. A la vez, lles, tratamiento de espacios libres de al visitante e implicarle como un actor
el Patrimonio es un elemento determi- la ciudad o intervenciones en espacios más de esa responsabilidad de conser-
nante de identidad y de pertenencia a naturales. vación y de autenticidad. No se puede
una comunidad. Conciliar estos dos enfocar la promoción turística como
elementos tiene como resultado una
Esta manera de entender el Patri- la búsqueda del indispensable “con-
monio como bien en sí, no cierra el sumidor de Patrimonio”, porque haya
convivencia armoniosa entre el man-
paso ni tiene que ser opuesta a la po- que hacerlo rentable. Sin embargo, la
tenimiento de los valores históricos e
sibilidad de rendimiento económico propia práctica de las Administracio-
identitarios, arquitectónicos, naturales,
que puede generar, sobre todo, como nes favorece esta tendencia cuando
industriales e inmateriales que consti-
factor de atracción turística. Significa establecen el principio de rentabilidad
tuyen eso que llamamos Patrimonio,
que el valor “rentabilidad” no puede económica como el factor determinan-
con las condiciones y necesidades de
ser el prioritario y, menos, el deter- te de las intervenciones en Patrimonio,
quienes habitan esos espacios. La con-
minante a la hora de establecer una aunque lo revistan de “sostenibilidad”.
servación de esa riqueza cultural here-
escala de prioridades en la conserva- Así se violentan formas culturales que
dada, debe ser una conservación acti-
ción o recuperación del Patrimonio. debieran protegerse y se favorecen
va, creativa y sensata, que respete la
autenticidad de los bienes protegidos y
Es preciso salvaguardar la relación del otras acordes con la afluencia masiva
Patrimonio histórico con el entorno de turistas. Tampoco los parajes natu-
los haga compatibles con nuevos usos
humano en que ha llegado hasta no- rales se libran de este criterio y se in-
adecuados.
sotros y en el que ha cobrado sentido troducen en ellos elementos espurios
En esta tarea, colectiva, es nece- y singularidad. Los organismos inter- para facilitar el acceso masivo aunque
sario fomentar un compromiso y una nacionales repiten que los primeros ello signifique una violencia deforma-
mayor sensibilidad de los ciudadanos cuidadores de su Patrimonio son sus dora del paisaje. La no validez de este
hacia el Patrimonio. Pero es insustitui- habitantes. Pero difícilmente podrán criterio es aún más clara en el caso de
ble también la aplicación rigurosa de hacerlo si son expulsados de su ciudad la despoblación y la pérdida que lle-
la normativa de protección que regu- o de su medio por presiones externas o va aparejada del Patrimonio. Nuestra
la la atención y las intervenciones en por la desfiguración de la finalidad del sociedad tiene el reto de una apuesta
los bienes declarados Patrimonio. Esta Patrimonio reducido a objeto de espe- decidida y urgente de inversión en ese
responsabilidad compete en primer lu- culación o consumo. La mejor manera ámbito si se quiere llegar a tiempo de
gar y doblemente a las Administra- de evitar la conversión de los Cascos evitar la pérdida definitiva de un rico
ciones Públicas. Ellas deben velar por históricos, por ejemplo, en “parques Patrimonio y de una herencia cultu-
el cuidado y conservación del Patrimo- temáticos”, es asegurar en ellos con- ral singular que lleva inevitablemente
nio, conforme a la normativa existente diciones y servicios de habitabilidad aparejada, si no se rompe la tendencia,
y conforme a los compromisos inter- permanente. Todos los documentos la desaparición de la población.
nacionales contraídos, garantizar su que han ido emanando de las distin-
permanencia y su autenticidad, y, en tas Convenciones de UNESCO apun- Pedro Montarelo Sanz
consecuencia, exigir lo mismo en el tan cada vez más hacia un concepto Presidente de la Federación por el
caso de la iniciativa privada. En ambos de conservación de la ciudad que va Patrimonio de Castilla y León.
casos y para asegurar esos objetivos no más allá del cuidado y preservación
vale con dar por buena cualquier inter- de un conjunto de monumentos por (Publicado en “Municipalismo”.
vención que salve la materialidad del su alto valor y significación histórica. Patrimonio de Castilla y León.
bien protegido: debe buscarse también Esto, sin duda hay que hacerlo. Pero Norte de Castilla).
la llanura número 133 - junio de 2020 pág. 7

rácter definitivo.
En el año de Miguel Delibes Valladolid no sólo rebosaba de ar-
tesanos competentes y nobles de pri-
Turismo Valladolid mera fila, sino que las Cortes y la vida
política no daban ninguna impresión
de provisionalidad. Al contrario, una
vez llegado el medio siglo, el progreso
de la ciudad se manifestaba en todos
los órdenes. Valladolid crecía, su ca-
serío desbordaba los antiguos límites
y la población aumentaba a un ritmo
regular. «No cabemos ya dentro de la
muralla», decían orgullosos los valli-
soletanos. Y ellos mismos se replica-
ban: «Construiremos otra mayor que
nos acoja a todos».
Un visitante flamenco, Laurent Vi-
dal, decía de ella: «Valladolid es una
villa tan grande como Bruselas». Y el
El hereje La Seca. Según normas de la Cofradía ensayista español Pedro de Medina
(fragmentos) Los Herederos del Vino, monopoliza- medía la belleza de la Plaza Mayor
dora de esta bebida, en Valladolid no por los huecos que ofrecía al exterior:
Asentada entre los ríos Pisuerga podían ser vendidos mostos ajenos en «¿Qué decir —escribía— de una plaza
y Esgueva, la Valladolid del segun- tanto no hubieran sido consumidos los con quinientas puertas y seis mil ven-
do tercio del siglo XVI era una villa propios. Una ramita verde a la puerta tanas?». Pero, doblado el medio siglo,
de veintiocho mil habitantes, ciudad de una taberna anunciaba cuba nue- la construcción, activa ya desde 1540,
de servicios a la que la Real Chanci- va y, en tales casos, los criados de se aceleró, se acabaron de urbanizar
llería y la nobleza, siempre atenta a casa grande, las criadas de casa me- las Tenerías, frente a la Puerta del
los coqueteos de la Corte, le presta- dia y los vallisoletanos más pobres en Campo, y se levantaron importantes
ban un evidente relieve social. Con el persona, formaban largas colas a la edificios más allá de las puertas de
Duero, Pisuerga y Esgueva, antes de puerta del establecimiento, para deci- Teresa Gil, San Juan y la Magdalena.
desmembrarse éste en los tres brazos dir sobre la calidad del nuevo caldo. Las huertas de Santa Clara perdieron
urbanos, daban acogida, por un lado, Amigo del zumo de cepas, el vallisole- pronto su carácter agrícola y se con-
a las casas de placer de la aristocra- tano del siglo XVI, hombre de paladar virtieron primero en solares y, luego,
cia, mientras facilitaban, por otro, una sensible, distinguía el vino bueno del en casas de pisos con balcones de he-
suerte de muralla natural a los perió- malo, aunque gustara de ambos, de tal rraje, formando un barrio que corría
dicos asedios de la peste. El recinto modo que la cifra de consumo por ha- paralelo al río Pisuerga.
propiamente urbano estaba circuido bitante y año ascendía a los doscientos
por huertas y frutales (almendros, diez cuartillos, guarismo que, descon- El frenético ritmo de edificación
manzanos, acerolos) y éstos, a su vez, tando a las mujeres, no bebedoras en hizo surgir en todas partes nuevas
por un círculo más amplio de viñas, general, los niños, los abstemios y los manzanas de casas, utilizando tanto
que se extendían en ringleras por los pobres, expresaba una cantidad per los espacios cerrados, patios y jar-
cerros y el llano, hasta el extremo de cápita de mucho respeto. dines, como los terrenos abiertos de
que las calles de cepas, revestidas de los arrabales. Para Cipriano Salcedo
hojas y pámpanos en el estío, cerraban y sus convecinos constituyó un mo-
el horizonte visible desde el Cerro de tivo de orgullo la transformación de
San Cristóbal a la Cuesta de La Ma- su barrio, desde la Corredera de San
ruquesa. En la margen izquierda del Pablo a la Judería, próxima al Puen-
Duero, avanzando hacia el oeste, de- te Mayor. Tres docenas de casas de
tonaban los nuevos pinares, en tanto, nueva planta se habían edificado en
más allá de las grises colinas, en di- las calles Lechería, Tahona y Sinago-
rección norte, una ancha franja de ce- ga, y otras tantas aún más sólidas en
real enlazaba el valle con el Páramo, la huerta del Convento de San Pablo
una gran extensión de pastos y encinas cedida para este fin. Para dar salida
habitada por los pastores de ganado a estos bloques se abrió la calle Im-
lanar. Semejante disposición facilita- perial, que enlazaba con el barrio re-
ba el abastecimiento de la villa, tierra https://saldeplata.aremesal.net/ cién construido. Otras licencias para
preferentemente de pan y vino, con un obras de envergadura se concedieron,
tinto flaco en los majuelos más próxi- Cipriano Salcedo fue uno de los asimismo, en la calle Francos y en la
mos, alegres tintillos en la zona de muchos vallisoletanos que, mediado el huerta del convento de monjas de San-
Cigales y Fuensaldaña y los extraor- siglo XVI, creyeron que la instalación ta María de Belén, entre el Colegio de
dinarios blancos de Rueda, Serrada y de la Corte en la villa podía tener ca- Santa Cruz y la Plaza del Duque.
pág. 8 la llanura número 133 - junio de 2020

Don Virgilio, el dentista comida.


En la clínica, actuaba don Virgilio
disfrazado de dentista, con una bata
Hoy, harto de Coronavirus, de como blanco. En su casa siempre se gris, por lo sucia, a la que no faltaban,
los políticos, de la cuarentena...; per- tomaba comida traída de fuera...; y se como es natural, pintas de sangre, de
dida la fe humana y convencido de decía que, para mudarse, don Virgilio mayor o menor tamaño, en distintos
que esto, mal que bien, si funciona lo tenía que estrenar; cuando pasado un estadios de oxidación, procedentes de
hace por milagro; y avergonzado de tiempo, no corto, comprendía que su las sucesivas fuentes de contaminación
mi condición de español, viendo la camisa, sus calcetines, sus calzoncillos humanas.
actitud borreguil de nuestro paisa- y demás prendas menores alcanzaban
naje, creo conveniente dedicar, si os un estado inconfortable (no digo sucio, En la pila había un solo vaso y am-
parece, un rato de nuestro tiempo a orden este mucho tiempo antes alcan- bos recipientes, pila y vaso, estaban
un tema jocoso, hilarante, que quie- zado), el buen dentista bajaba a la tien- ribeteados por los restos humorales de
re ser homenaje a mis colegas den- da de ropa que había debajo de la casa muchos pacientes anteriores.
tistas, a esos que con atinado acierto en que vivía y se pertrechaba con una Fumador impenitente , no se sabe
bautizó, el colega Franciscus, como unidad de cada prenda necesitada. bien si don Virgilio trabajaba fuman-
Atorrantes. La carcajada es a mi do o más bien fumaba trabajando; lo
Empedernido fumador, de aquel ta-
parecer algo muy necesario en estos cierto es que un nuevo aporte de sucie-
baco picado, que para ser quemado era
tiempos de tristeza que nos está to- dad y de contaminación, nevaba sobre
preciso liar, en poco tiempo el deterio-
cando vivir. el, para entonces, indefenso paciente,
ro y el camino hacia el trapero de la
A mediados de la centuria pasada camisa recién estrenada, se iniciaba re- pues, cuando resignado se sentaba en
había en Medina del Campo tan solo cibiendo los impactos en perdigonada aquel inhóspito sillón, esperando lo
tres dentistas (hoy se disputan los pa- del alegre chisporroteo de su deforme peor, recibía sobre su encogida ana-
cientes al menos una docena): Don Ar- cigarro; y sus descuidadas manos “ali- tomía, la ceniza de una abandonada
turo, don Tomàs y don Virgilio. De los viaban” de amarillo nicotina, el luto de “pava” de cigarro, que pendía, indis-
tres, el que gozaba de mayor populari- sus aguileñas uñas. tintamente de cualquiera de las dos co-
dad era este último. misuras, de un labio mal afeitado, que
La consulta que, indudablemente por la práctica de tantos años soportan-
Don Virgilio era un personaje pin- alguna vez tuvo que ser nueva, por do el cigarro, había adquirido hábitos
toresco, estrambótico, de esos que hoy falta de limpieza, por el mucho uso prensiles.
los snobs llamarían “friqui” y yo sim- y hasta por el abuso de sus muchos
plemente personaje. Un personaje de pacientes-clientes, cuando yo la cono- A pesar de todo, cuando los pacien-
época, en un escenario muy especial, cí, acompañando a mi padre en visita tes salían aliviados del dolor que les
con caracteres muy definidos; la Medi- a su amigo Virgilio, era una zahúrda llevara a aquella tan pintoresca clínica
na militar, ferroviaria, agrícola y gana- en cuya sala de espera, con las pare- se deshacían en elogios, exaltando la
dera, que despertaba lentamente, con des desconchadas, aparecían todo tipo “calidad” de las manos de aquel típico
pereza, de la pesadilla de una guerra de inscripciones y en ellas, dentista y “sacamuelas”.
civil. clientes se enviaban todo tipo de des- Si alguno dudara de la veracidad
calificadores mensajes: “don Virgilio de lo que aquí se cuenta, testigos tengo
Natural de Béjar, en la vecina Sala-
es un guarro”, decía uno. “Y tú un que no me dejarán por mentiroso. Un
manca, don Virgilio estudió Medicina
cabrón”, por el mismo medio gráfico abrazo y buena espera.
en la Universidad de la capital de su
contestaba el dentista. “Aquí se sacó
provincia y, a decir del progenitor de José María Lara Sanz
una muela fulano en tal fecha”...etc.
quien esto escribe, a la sazón compa-
ñero de estudios en la misma Facultad, Las cortinas de las ventanas estaban
era el susodicho un joven bien pareci- desgarradas y, a duras penas, prendidas
do, incluso elegante y de inteligencia de la barra por alguna residual aran-
más que mediana. No alcanzo a saber dela. En los sillones, apenas dejaban
la razón por la cual este buen estudian- espacio donde el paciente, encogido,
te terminara eligiendo la plaza de Me- pudiera reposar, los muelles que, por
dina para el desenvolvimiento de su re- aquí y por allá, asomaban en las más
cién estrenada especialidad. Lo cierto variadas y grotescas posiciones, como
es que don Virgilio, como digo, vino a si acabaran de salir, por voluntad pro-
ser el dentista por antonomasia de Me- pia, de alguna de aquellas típicas cajas
dina y su comarca durante más de me- sorpresa en que habían permanecido
dio siglo... Y de aquel joven inteligente comprimidos y quisieran participar,
y apuesto, en poco tiempo no quedaba aportando un aire cómico a aquella
más que su esbelta planta, mal vestida escena de naturaleza más bien trágica,
y siempre sucia. que, al decir de muchos, todavía podía
animarse, a poco silencio que hubiese,
Mal casado, se cuenta que en su casa
con la aparición exploradora de algún
nunca se limpiaba, jamás se cocinaba,
osado ratoncillo doméstico, más en
amén de no lavarse ni plancharse nada
busca de distracción que infrecuente https://www.pinterest.at/
que estuviese destinado a ser mostrado
la llanura número 133 - junio de 2020 pág. 9

La figura discordante mar un baño de expresividad, una de


aquellas figuras abandonaría su antina-
I. ma iconográfico ya establecido por sus tural pose agazapada para enderezarse
comitentes. Como artista, había algo plenamente hasta alcanzar dimensio-
Por su modo de dibujar las manos,
en aquel bello conjunto escultórico nes humanas. Juan Granza sintió que
alargándolas como para conferirles
que no satisfacía por entero las expec- el corazón le latía apresuradamente
majestuosidad, el escultor delataba sus
con solo pensar en la falta que iba a
influencias francesas. Era cierto. Tra- tativas que se había creado al aceptar
el trabajo, una incoherencia formal, cometer aquella misma noche. Según
bajó a las órdenes de un maestro de
acaso incompatible con los nobles ma- avanzaba hacia el andamio para conti-
Saint-Honoré de Greville cinco años
teriales de que disponía, la inclusión nuar trabajando, sintió que los ojos de
antes, por lo que, consciente o no de
en el todo armonioso de una perspec- uno de los dragones de su bestiario se
ello, había adquirido tal vez para siem-
tiva ligeramente inarmónica. De su clavaban en él acusadoramente, por lo
pre aquel rasgo distintivo. Juan Granza
pericia como escultor se esperaba que que se santiguó hasta tres veces antes
se alejó deliberadamente del andamio
hiciese todo lo posible por servir de de seguir dando forma al animal mítico
para contemplar a cierta distancia las
que había dejado a medias.
figuras que, saliendo de la piedra des- la mejor manera al semicírculo que
nuda, habían ido poblando de hierática constituía el espacio del tímpano. Sin II.
vida el tímpano y los capiteles de las embargo, los asimétricos niveles a los Divisando la llanura de Villadoncel
columnas que ornamentaban la porta- cuales se había visto obligado a situar desde el Cerro de Faetón, Juan Gran-
da principal de la iglesia de Villadon- a aquellas figuras tan frontales, sus so- za no quiso esperar a que se hiciera de
cel. Allí estaban sus fieles devotos, sus lemnes posturas alejadas del estatismo día para despedirse de sus ayudantes
obispos, sus santos y apóstoles aga- y del movimiento real de las personas ni de la familia que le había propor-
chados, encorvados o agrandados con- del mundo en que vivía, no dejaban de cionado cama y comida a cambio de
forme a la dictadura impuesta por los causarle cierta desazón. Entonces, una escaso dinero de vellón durante los
cánones geométricos de Euclides; allí idea que ya había venido acariciando meses que había trabajado en el pue-
ejercía un inquietante magnetismo su días antes cuajó con inesperada fuerza blo. Debía seguir adelante. En su retina
fantástico bestiario, capaz de infundir- en su mente, adhiriéndose a sus pare- todavía permanecían frescos los rasgos
le temor incluso a él mismo, de cuyo des con el espesor de una capa de ca- del Evangelista, una imagen que había
ingenio artesano había surgido. Drago- lafateo. Tenía que hacerse de noche, esculpido a su antojo, como si el pro-
nes, arpías, grifos, centauros y serpien- cuando nadie pudiese verle, cuando pio San Mateo, el Hombre, le hubiese
tes cobraban un relieve extrañamente las autoridades eclesiásticas durmie- servido de modelo con su proverbial
vívido, con sus formas de animales sen su sueño más profundo. A la luz de pragmatismo. Las efigies que pronto
brumosos calculadamente distorsiona- la luna, elegiría un personaje de aquel tallaría en la Ceca de Burgos, el lugar
das hasta adoptar posturas inverosími- grupo escultórico sin vida y lo dotaría adonde se dirigía, planeaban ya en su
les a fin de adaptarse a las exigencias de todo aquel realismo que se le nega- pensamiento cual imágenes vivientes.
simétricas del espacio que se le había ba bajo el sol. Un rostro de aquellos
encargado embellecer con un progra- perdería su seca abstracción para to- Ricardo J. Gómez Tovar

https://i.pinimg.com/
pág. 10 la llanura número 133 - junio de 2020

Nuestros poetas Agua


Cómo quieres ser mi amiga
Si por ti daría la vida
Si confundo tu sonrisa
Por camelo si me miras
El lado oscuro Razón y piel, difícil mezcla
Agua y sed, serio problema.
Puede que hayas
nacido en la cara buena del mundo Cómo quieres ser mi amiga
yo nací en la cara mala Si por ti me perdería
llevo la marca del lado oscuro Si confundo tus caricias
y no me sonrojo si te digo que te quiero Por camelo si me mimas
y que me dejes o te deje Pasión y ley, difícil mezcla
eso ya no me da miedo Agua y sed, serio problema.
habías sido sin dudarlo la más bella Cuando uno tiene sed
de entre todas las estrellas Pero el agua no está cerca
que yo vi en el firmamento. Cuando uno quiere beber
¿Cómo ganarse el cielo Pero el agua no está cerca.
cuando uno ama con toda el alma?
Y es que el cariño que te tengo Qué hacer, tú lo sabes
no se paga con dinero Conservar la distancia
como decirse que sin ti muero Renunciar a lo natural
y no me sonrojo si te digo que te quiero Y dejar que el agua corra.
y que me dejes o te deje Cómo vas a ser mi amiga
eso ya no me da miedo Cuando esta carta recibas
habías sido sin dudarlo la más bella Un mensaje hay entre líneas
de entre todas las estrellas Cómo quieres ser mi amiga.
que yo vi en el firmamento.
Cuando uno tiene sed
Puede que hayas Pero el agua no está cerca
nacido en la cara buena del mundo Cuando uno quiere beber
yo nací en la cara mala Pero el agua no está cerca.
llevo la marca del lado oscuro
y no me sonrojo si te digo que te quiero Pau Donés
y que me dejes o te deje
eso ya no me da miedo
habías sido, sin dudarlo, la más bella
de entre todas las estrellas
que yo vi en el firmamento
no me sonrojo si te digo que te quiero Yo no soy yo
si te digo que te quiero. Yo no soy yo.
Pau Donés Soy este
que va a mi lado sin yo verlo,
que, a veces, voy a ver,
y que, a veces olvido.
El que calla, sereno, cuando hablo,
el que perdona, dulce, cuando odio,
el que pasea por donde no estoy,
el que quedará en pie cuando yo muera.
Guardaste compasión en el frescor más hondo de una vasija rota.
Querías protegerla del viento de las áridas mesetas tras caminar a Juan Ramón Jiménez
tientas cegada de deseo hasta llegar a Amitaba en la rueda del Samsara.
Su néctar nunca se secó. Fue como un manantial profundo y silencioso
deseando brotar en el momento preciso para estallar en gozo. Sólo había
que esperar. Dejar sedimentar el alma en tan ínfimo espacio. En el
silencio…
Ahora que eres luz, renaces sobre el loto, protege nuestros niños y
mujeres, esparce la ternura que añoran nuestras almas; la pureza que
brota desde el lodo, como un bálsamo suave en el desierto.»
(Kannon, Roxana Sánchez Seijas)
la llanura número 133 - junio de 2020 pág. 11

Los últimos hombre fuertes En la parte alta, cerca del enorme


pino blanco, había lo que parecían ser
los restos de una cabaña. Eran cuatro
Durante el proceso de confinamien- cueros vivos ofreció a Ana las lascas largos troncos de pino rojo clavados
to Luis José Martín García-Sancho, de piedra donde había hecho los dis- en el suelo y, en lo más alto, una gran
compañero de “La Alhóndiga” y redac- tintos barros de colores. Ana entendió plataforma de palos cubierta con ra-
tor de “La Llanura”, ha podido contar y estuvo pintando el cuerpo del joven mas secas de pino.
con el tiempo necesario para escribir la hombre de barro con la misma delica-
novela “Los últimos hombres fuertes”, deza con la que antes le había pintado - Qué cabaña más rara -dijo Ana
segunda parte de la saga “Por la senda a ella. Cuando ya había terminado le susurrando en voz baja, contagiada
de Tumut”. La primera parte, “La no- preguntó: por el tono de su guía-. ¿Vive alguien
che de Jara”, se publicó en 2012. en ella? ¿Tal vez el guardián de vues-
- ¿También quieres que te pinte tros muertos?
Se trata de una novela de ficción esto? -sujetando el pene erecto-. Pare-
de ambiente naturalista, cuya trama ce que al oso le ha gustado como le he - No Ana, no es una cabaña, es el
transcurre en el paleolítico superior, untado el barro. túmulo del gran negro.
momento en que coinciden dos espe- - ¡Ah! -exclamó Ana abriendo mu-
- Sígueme -ordenó Chouis, apar-
cies humanas: los neandertales (Homo cho los ojos- ¿habéis levantado esa
tando las manos de Ana mientras le
neanderthalensis) y los cromañones plataforma para que el gran negro,
quitaba las lascas de piedra-. Ahora
(Homo sapiens). Aborda diferentes que es el mensajero de vuestros muer-
ya puedes conocer al abuelo del bos-
aspectos desde la óptica de las relacio- tos, haga su nido?
que.
nes humanas, y trata asuntos comple-
tamente actuales, como el racismo o la - ¿No nos llevamos la ropa? - No exactamente. En lo alto de la
xenofobia, el machismo o las imposi- plataforma dejamos a nuestros muer-
Chouis se puso a caminar ladera tos para que los buitres devoren su
ciones culturales o dogmáticas.
arriba sin contestar. Ana dejó su ropa cuerpo. Solemos levantar este túmulo
Un canto a la libertad y a la natura- en el suelo y le siguió, estaba empezan- cerca de donde el gran negro cons-
leza, a la tierra como “madre de todas do a comprender aquellos silencios. truye sus nidos. Porque es para noso-
las madres”. tros un gran honor que uno o varios
Cuando llevaban un rato andando
Les mostramos un pequeño extrac- escucharon las voces de Leno. Ana tiró grandes negros devoren los cuerpos
to del primer capítulo de la novela: del brazo de Chouis y se escondieron de nuestros seres más queridos. Es un
entre unos robles jóvenes. Se quedaron cumplido con que nuestra madre, la
“Chouis siguió desnudando a la tierra, honra al muerto. Así sabemos
inmóviles mientras Leno pasaba prác-
joven Ana sin contestar, mirándola di- que mientras nosotros cazamos ellos
ticamente a su lado sin darse cuenta.
rectamente a los ojos, con gesto tran- nos observan y nos acompañan desde
quilo. Despacio, con mucho cuidado, - Por esto nos llaman los hombres las alturas. Es como si nuestros seres
como si se tratase de un ritual. Ana invisibles o los hombres de barro -dijo queridos pudieran vernos a través de
calló y se dejó quitar toda la ropa sin Chouis cuando Leno se había alejado la prodigiosa vista del gran negro, ca-
ofrecer resistencia. Entonces Chouis sin verlos. paz de distinguir a una cabra muerta
machacó pequeños trozos de rocas de en las montañas del Sol desde su mo-
Al cabo de un buen rato llegaron a
diferentes colores sobre finas lascas de rada de las montañas del Oso.”
un pequeño valle por el que se exten-
piedra. Luego mojó aquellos polvos
día una pradera alargada y, sobre ella, El espacio físico en el que transcu-
con el agua de un charco, hasta que
a media ladera se levantaba el árbol rre toda la trama de la novela es bien
se formó barro, con el que fue untan-
más grande que los jóvenes ojos de conocido por el autor: Sierra de Ávila,
do poco a poco el cuerpo desnudo de
Ana hubieran visto jamás. Era un pino Valle de Amblés, La Moraña, Tierra de
Ana. Un escalofrío recorría la espalda
blanco con un nido de gran negro en lo Arévalo, Tierra de Pinares y Tierra de
de la joven cada vez que aquel extraño
más alto de su copa. Medina, unidas todas ellas por el hilo
hombre ponía sus manos sobre ella y
esparcía aquel barro viscoso, lenta- - ¡Madre mía! -exclamó Ana-, ¿es conductor de varios ríos como vías de
mente, con delicadeza, pero con deci- este el abuelo del bosque? comunicación entre diferentes territo-
sión. Cerró los ojos, mientras notaba rios. Adaja, Arevalillo y Voltoya.
- Ahí lo tienes -contestó Chouis-,
cómo las manos de Chouis se desli- Tras la fase de corrección y edi-
¿a que no has visto nunca otro árbol
zaban por sus pechos, por su vientre, ción, la novela verá la luz en un breve
igual?
por sus muslos, por sus glúteos, por su espacio de tiempo.
espalda. Cuando llegó a la cara, Ana - ¡Madre mía! -repitió Ana lleván-
le agarró las manos e intentó besarle. dose las manos a la cabeza- Pero si es
enorme, ¡vaya pino más grande! ¡Ma-
- ¿Es esta la prueba? ¿Tengo que
dre mía!
dejar que me desnudes para que me
untes de barro y así puedas besarme? - Aquí traemos a nuestros muertos
para que el gran negro acabe con sus
Chouis volvió a dejar a la joven
cuerpos sin vida.
sin respuesta. Comenzó a desnudarse
con la misma lentitud con que antes Chouis bajó el tono de voz al entrar
había desnudado a Ana. Una vez en en la pequeña pradera.
pág. 12 la llanura número 133 - junio de 2020

Clásicos Arevalenses https://www.eltiempo.com/

Radio “Arévalo” Un primerísimo cumpleaños radiofónicas. Su palpitar diario, su


madurez cotidiana, su progresivo de-
Reproducimos a continuación una Fue un hecho realmente emotivo y sarrollo, su historia y la de sus hom-
breve crónica, redactada en abril de una ocasión trascendental el que, por bres, y, por qué no, sus «achaques»
1970, por Luis Prieto (Jr.). Fue publi- primera vez en la historia de nuestra pasajeros, han tenido eco en los cuatro
cada en el programa de Ferias y Fies- Ciudad, la Primera Autoridad Mu- puntos cardinales del paisaje castella-
tas de Arévalo del año 1970, es decir, nicipal se dirigiese a todos los habi- no de nuestras tierras, merced a una
ha hecho en este mes de junio, ni más tantes de los pueblos de la Comarca técnica de información hasta entonces
ni menos que 50 años. y a todos los que, fraternalmente, se nunca empleada en nuestra ilustre vi-
sintieran vinculados a la existencia de lla que, de este modo, sabe amar su
En conversación privada con
Arévalo, lanzando al aire el Pregón de tradición y abrazar a la vez el progre-
“Chuchi” Prieto, hermano de Luis
sus Ferias y Fiestas a través de los mi- so, que quiere lo antiguo y siente lo
y que, según nos contó, participó de
crófonos de una emisora de radio. El moderno.
aquel proyecto, nos hemos enterado
primer anuncio de alegría, el primer
que, precisamente, hace muy pocas He querido, pues, en este primer
clarinazo festivo de estas Ferias que,
fechas él mismo les habló a sus nietos cumpleaños de su programación, de-
cada Junio esperan los arevalenses,
de aquella aventura de Radio “Aréva- dicar estas líneas a recordar un hecho
propagado a través del aire por los pri-
lo” del que “Chuchi” también formó
meros estudios radiofónicos que han de tanta significación, un nuevo logro
parte. que tanto dice a favor de Arévalo y
sido instalados en Arévalo.
Nos aporta, en esa conversación, que pone al alcance de todos su vida y
Y estos estudios especiales de sus peculiaridades, dentro de una ma-
algunas simpáticas anécdotas vividas
Radio Gredos montados en nuestra yor actualidad en la información.
en aquellos estudios que estuvieron
Ciudad para expansión de sus fronte-
montados en el edificio que conoce- ¡Feliz Cumpleaños!
ras, cumplen ahora, por estas mismas
mos como “el de Sindicatos”.
fechas, su primer año de existencia. Luis Prieto Jr.
Invitamos a “Chuchi”, si en algún Cada Lunes, a lo largo de más de cin-
momento le apetece, a compartir con cuenta programas, Arévalo se ha he- Programa de Ferias y Fiestas de
Arévalo. Junio de 1970.
los arevalenses esas vivencias. cho noticia a través de unas antenas