Está en la página 1de 8

La historia que hoy vamos a analizar, nos llevará a comprender un poco del

corazón de Dios, No hay nada más grande en esta vida ni lo habrá en la eternidad,
que conocer a Dios y ver algún destello de Su Gloria. “Y esta es la vida eterna:
que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has
enviado. (Juan 17:3)

Estos últimos domingos hemos estado estudiando la vida de Jonatán y hemos visto
en ello matices de nuestro Dios y nuestro Salvador Jesucristo.

El tema que hoy nos toca estudiar se titula “Hacedor de Pactos”, Ya hemos visto
que David y Jonathan hicieron pactos de lealtad y amistad, y hoy veremos un poco
más de ello.

Vamos a resaltar cuál fue el fundamento de su pacto. Pero no queremos ver


simplemente una historia bonita en este texto. No queremos ver solamente una
buena amistad. En esta historia podemos ver reflejado quién y cómo es nuestro
Gran Amigo. Queremos verle a Él en el texto.

Así que seguidamente después de mirar a Jonatán intentaremos mirar con los ojos
de la fe a aquel que ha hecho un pacto con nosotros. Vamos allá!

Continuemos entonces con nuestro estudio, hoy leeremos parte del capítulo 20 de 1
Samuel

Recapitulemos lo que hemos estado viendo hasta el momento … Hemos visto que
el rey Saúl, sabía por parte del profeta que él había sido desechado por Dios como
rey.

El alma de Jonathan quedó ligada a la de David y dice la escritura que lo amaba


como así mismo. Jonathan a diferencia de su padre no tuvo ningún problema en
abandonar la idea de ser rey algún día, aceptar la voluntad de Dios y entregarlo
todo en manos de David.

Aunque David trabajaba en el palacio, y era uno de los hombres más distinguidos y
fieles al servicio del rey Saúl. Saúl igual quería matarlo porque entendía que Dios
entregaría el reino en manos de David. En varias ocasiones Saúl intentó sin éxito
matar a David lanzándole su lanza. David por su parte no se atrevía a levantar su
mano en contra el que era “el ungido de Dios” , Así que David comenzó a huir de
Saúl

Jonathan protegía a David de Su padre e incluso le pedía a Su padre que reflexione


y no peque matando a un inocente ya que David no tenía ninguna intención de
dañar a Saúl.
Ahora, era el comienzo del mes, y como de costumbre habría un banquete en el
Palacio, donde los que trabajaban en el palacio debían asistir, los cercanos al rey
tenían Su lugar designado a la mesa.

David no quería asistir porque Saúl estaba intentando matarlo nuevamente. Jonatán
se había puesto de acuerdo con David en que le avisaría a David del estado de
humor de Su padre, Si su padre no tendría intención de matar a David entonces le
haría volver, de lo contrario le diría que escape.

Y en este contexto encontramos el texto que hoy examinaremos: 1 Samuel 20: 12-
17 y 42

En los versículos siguientes, leemos que, Saúl sigue con intención de matar a
David, y de hecho casi mata a Jonatán también, Jonatán con mucha lealtad a sus
propias palabras y a lo ya pactado con David se lo hace saber y le permite escapar
de su padre Saúl

Leemos esto en versículo 42:

Jonatán sabía de sobra que David sería el próximo rey y que Dios estaba detrás de
todo eso. Lo natural y humano en aquella época era que si un nuevo rey se
levantaba, eliminaba por completo y sin piedad todo familiar del rey anterior para
asegurarse que no haya ningún sucesor al trono de la otra familia.

Por eso Jonatán le pide en el V14 que no actúe humanamente sino que muestre en
su actuar, no su propia misericordia sino la misericordia del Señor.

Y si todavía vivo, ¿no me mostrarás la misericordia del SEÑOR,


14 

para que no muera?

La palabra que aquí aparece en el original, es una palabra que se puede traducir
como “Amor leal (amor + lealtad) O un amor constante.

En otras palabras Jonatán le dice , si yo vivo, ¿No me mostrarás el amor constante


tal como Dios lo da? ¿o tal como Dios te lo muestra a ti?

¿No es este el amor leal y continuo que Dios emplea también con nosotros
perdonándonos la vida? ¿No es acaso el mismo amor leal que Dios quiere que
como hijos suyos mostremos a nuestro prójimo?

Esta era la base solida en la que se apoyaba la amistad de David y Jonatan (amor y
lealtad) y la base que debe existir en la relación tanto con nuestro conyugue o con
nuestro hermano en la fe si queremos que la relación perdure

Leamos ahora los siguientes 3 versículos (15,16 y 17)


V15 Aquí comenzamos a ver lo que ellos están pactando

No quitarás (cortarás) tu misericordia de mi casa para siempre, ni


15 

aun cuando el SEÑOR haya quitado de la faz de la tierra a cada uno


de los enemigos de David (Jonatán tenía en mente aquí que uno de los
enemigos era su propio padre). 16 Jonatán, pues, hizo un pacto con la
casa de David, diciendo: El SEÑOR lo demande de la mano de los
enemigos de David. 17 Y Jonatán hizo jurar a David (así se sellaba un
pacto) otra vez a causa de su amor por él, pues le amaba como a sí
mismo

¿Qué es un pacto? En la biblia encontramos 286 versículos que contienen la


palabra PACTO

Encontramos pactos entre naciones, pactos entre personas y una gran cantidad de
veces en la que Dios pacta con el hombre. Pactó con Adán, con Noé, con Abraham
con David con Israel

¿Qué es un Pacto? Según el diccionario

El pacto establece un compromiso y fija la fidelidad hacia los términos acordados o


hacia una declaración; por lo tanto, obliga al cumplimiento de ciertas pautas

¿Para qué sirve? Nos otorga paz interna, quita la preocupación de que la otra
persona o la otra parte me salga con alguna sorpresa, nos da tranquilidad y
podemos descansar seguros en que lo pactado se respetará V42 Y Jonatán dijo
a David: Vete en paz, ya que nos hemos jurado (ya que hemos
pactado) el uno al otro en el nombre del SEÑOR, diciendo:
“El SEÑOR esté entre tú y yo, y entre mi descendencia y tu
descendencia para siempre.” David se levantó y se fue, y Jonatán
entró en la ciudad.

Es habitual y ya es común que el hombre rompa los pactos, continuamente los


vemos en las noticias. Aun en los matrimonios, Pero Dios por su parte, nunca
rompería un pacto

Dios conoce que difícilmente el hombre cumpliría al pie de la letra su parte del
pacto con Dios. Israel vez tras vez no cumplía con su parte del trato.

Por esto Dios en su gran misericordia y también basado en su amor leal por el
hombre hizo un nuevo Pacto con nosotros. Un pacto que no daba ningún margen
de error, un pacto que no podría ser roto. Un pacto donde solo pacta Dios y por
tanto hay Margen de error porque es Dios quien lo hace todo. ¿No es eso
maravilloso? En este pacto si puedo descansar
No quiero centrarme hoy tanto en los beneficios que Dios nos concede a los que
nos hemos arrepentido y creído en la muerte sustitutoria de nuestro Señor
Jesucristo.

Tendríamos mucho que decir y de lo que alegrarnos pensando este nuevo pacto
de Dios con nosotros y de la seguridad que esto nos brinda delante de El este pacto
que ha sellado Cristo Jesús con su Sangre, pero nos vamos a centrar hoy en esto.

Quisiera que veamos juntos y nos centremos hoy en el Dios que ha hecho el pacto,
examinemos cual fue el motivo que le llevo a hacer un pacto con nosotros. ¿Porque
lo hizo?

La clave la podemos ver en el texto que hoy estamos leyendo

1 Samuel 20:16-17 16 Jonatán, pues, hizo un pacto con la casa de


David, diciendo: El SEÑOR lo demande de la mano de los enemigos de
David. 17 Y Jonatán hizo jurar a David otra vez a causa de su amor por él, pues
le amaba como a sí mismo Aquí tenemos una clave de que fue lo que le llevo a
Dios hacer pacto con nosotros. le amaba como a sí mismo

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo


16 

unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas


tenga vida eterna.

Hasta entregó a Su propio hijo para que muera en tu lugar, “no escatimo ni a su
propio hijo” así es como te ama El Dios que ha hecho el pacto. Y toda la razón de
haber hecho un pacto con nosotros es porque nos ama de una manera inexplicable

El Amor de Jonatán por David no era un amor de palabras solamente, hemos visto
que era un amor muy activo, él suplicó por David ante su padre. Salió al campo, y
pidió el consejo de David. Organizó planes y métodos para guardar con vida a
David; Sí, su amor no era un asunto de simples palabras, sino que era real,
práctico, activo; era un amor que no cedía nunca.

Era el amor de Dios, es el tipo de amor que Dios pide que tengamos a nuestro
prójimo.

Y fue ese amor el que les llevo a pactar y también fue ese amor lo que hizo que
David no rompiera el pacto como veremos en los próximos domingos.

Nos volveríamos vacios a nuestras casas si solo miramos esto como una bonita
historia de amistad, amor y lealtad. Y pasáramos por alto que esta historia es un
reflejo nuestra historia.

La historia de amistad, amor y lealtad que Dios tuvo y tiene con nosotros. Cuanto
nos ha amado el Salvador.!
Que expresiones saldrían de nuestras bocas ahora si pudiéramos verlo con los
ojos de la fe.

¿Saben? Cuando los filisteos mataron en la guerra a Jonatán, David muy


entristecido por la muerte de su amigo y la de su padre Saúl, compuso un canto de
lamentación y ordeno que se enseñe este cantico a todo Judá para mantener viva
la memoria de Saul y Jonatan. El canto está escrito en 2 Samuel 1, y en versículo
26 se encuentran estas palabras: Angustia tengo por ti, hermano mío Jonatán,
Que me fuiste muy dulce. Más maravilloso me fue tu amor Que el amor de las
mujeres

David quiso con esta canción conservar vivo el recuerdo de su amigo, amigos como
estos no son comunes y si los hemos tenido no hemos de olvidarlos

¿Qué debiéramos hacer nosotros entonces para mantener vivo el nombre de Cristo
delante de los hombres?

Qué bueno fuera que en esta mañana después de meditar en nuestro amigo, El
Salvador Jesucristo, salgan de nuestras bocas estas palabras “Tu amor por mi ha
sido más maravilloso”.

Jesús dijo “13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su
vida por sus amigos” Y el lo hizo por ti y por mi

Miremos un momento Al Señor ahora con los ojos de la fe, el está aquí ahora, ha
dicho “estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”

Meditemos ahora en sus hechos, recordemos por un momento lo que ha hecho por
nosotros, Y tu puedes decir con toda seguridad “Lo que ha hecho por mi”.

Sentémonos un momento al pie de la cruz y observémosle con los ojos del alma,
miremos su frente tiene una corona de espinas clavada. Miren sus benditos ojos,
rojos del dolor, ha llorado gotas de sangre. Observa sus manos clavadas, esas
manos que tanta bendición esparcieron., mira sus pies sangrantes. Son los pies
que se apresuraron para cumplir con la misiones de misericordia. Mira ahora su
costado abierto, que ancha es la abertura.

Este es el Señor de la vida y de la Gloria que muere así en medio de la vergüenza y


la burla. Sufriendo el Justo por los injustos para llevarnos a Dios

Si pudieras imaginarte a Cristo en la Cruz y creer que El murió por Ti serias llevado
a clamar ahora y decir al igual que David de su amigo “Más maravilloso me fue tu
amor que el amor de la madre o de la esposa” Tu amor por mí es inigualable, es
maravilloso
Jonatán había muerto y seguro que David hubiera preferido volver a ver a Jonatán y
expresarle su gratitud y amor, cara a cara y no simplemente escribirle una canción

Hermanos nuestro salvador no está muerto como para que no podamos hablar con
él y expresarle nuestro amor, el está vivo, El Vive. Mi amigo está vivo, mi redentor
vive, mi Señor vive!

El Vive para amarnos para toda la eternidad de la misma manera que nos amo
mientras le escupían en la cara y le golpeaban.

Dale un sitio a ese amor en tu corazón hoy y dile tu amor por mi ha sido más
maravilloso que el amor de un esposo, de una esposa, de una madre..

Piensa…. Es maravilloso que Cristo ame a alguien, pero la suprema maravilla es


que El me ame a mi. ¿Quién soy yo? ¿Qué había en ti que pudiera merecer que El
creador te estime?

En mi no había nada bueno, es más… había muchas razones por las que tu amor
Señor debería pasarme por alto, pero tu amor por mi fue maravilloso porque Tu me
elegiste

¿Pueden imaginarse ustedes que Dios que es más grande que la inmensidad, que
Dios el ser todo ilimitado le ame?

Estaría bien que piense en ustedes, que tenga piedad de ustedes, que los tenga en
consideración, todo eso está muy bien, pero que les ame, que su amor sea para
ustedes, que los elija, que los haya grabado en las palmas de Sus manos, que no
tenga descanso en el Cielo sin ustedes, que no considere completo el cielo hasta
que los lleve allá. Que ustedes sean Su esposa y Cristo su esposo, que haya amor
eterno entre Él y ustedes.

Cuando pienso en todo esto no puedo más que gritar al cielo “Maravilloso me fue
tu amor”

"Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia." Dice


el Señor

Recuerdas cuando el amor de Cristo hacia nosotros lo condujo a venir hasta aquí,
¿no es eso algo maravilloso? El Reinaba allí, entronizado en el cielo, rodeado de
majestad, rodeado de serafines, y querubines que cumplían con alegría sus
ordenes, El era Dios y sin embrago, se quito su manto y descendió de aquel palacio
al establo de Belén, hasta el pesebre donde comían los bueyes. Sí es El, es El,
pero se ha desvestido Su manto tomado nuestra condición humana, porque nos
ama.
Mira a Cristo con el cetro del Cielo en Su mano y después mírale sentado al lado
del pozo hablando con una mujer adultera.

Mira a Cristo en el cielo, rodeado de ángeles que le cantan alabanzas y después


mírale en medio del gentío en Jerusalén que pide que muera en la cruz

El se humillo haciéndose como nosotros y y se humillo hasta muerte. La verdad


que cada uno de nosotros sus redimidos puede exclamar “Maravilloso me fue tu
amor”

Pero es más maravilloso cuando pienso que no solo tomó nuestra naturaleza, El
También tomó todo nuestro sucio pecado . Y lo cargo sobre El y pagó por ellos.
Para hacerme libre de culpa

Han habido épocas en la que nosotros que amamos al Señor hemos tenido
problemas y El ha estado muy cerca de nosotros. Ha habido momentos en que
hemos sido malinterpretados y agredidos y El muy dulcemente nos ha sonreído. Ha
habido momentos en los que estuvimos a punto de desmayar y El nos ha abrazado
y sostenido.

¿Cómo has sentido tú al Señor en tus días oscuros, en tus días de cansancio?
¿Cuál ha sido tu experiencia? Acaso no has descubierto que El es un amigo
incomparable? que no hay consuelo como Su consuelo, que no hay una sonrisa
como Su sonrisa, que no hay ayuda que sea como la de Su mano "Maravilloso me
fue tu amor".

Y cuantas cosas más podríamos recordar, de su generosas provisiones, de


cuantas cosas nos ha librado, cuanto nos ha vigilado y como nos ha cuidado,
Ninguna Madre ha cuidado tanto a su bebe como Cristo nos cuida.

Fue el amor incondicional lo que les llevo a David y Jonatán hacer un pacto de
lealtad y amor eterno. Y fue también El amor de Dios por ti y por mi lo que le llevó a
El hacer un pacto eterno con nosotros. Fue tanto Su amor por nosotros que nos ha
hecho sus hijos. ¿Cómo no entregarle al El mi vida entera!!?

Maravilloso me fue Tu Amor Señor!!

NADIE PUDO AMARME COMO CRISTO… Así se llama la canción que ahora
vamos a entonar para despedirnos.

Es un himno muy antiguo, pero tiene palabras que nos ayudan a expresar como
Cristo nos amo!

El Señor os bendiga!
NADIE PUDO AMARME COMO CRISTO

Yo quisiera hablarte del amor de Cristo,


Pues en Él hallé un amigo fuerte y fiel;
Por su gracia transformó mi vida entera,
Lo que en esta vida soy, lo debo a Él.

CORO Nadie pudo amarme como Cristo,


Es incomparable su amistad;
Sólo Él pudo redimirme del pecado,
Por su amor y su bondad.

-2- Mi alma estaba llena de ayes y tristezas,


Llena estaba, de miserias y dolor;
Con ternura Cristo me tendió la mano,
Y me guió por el sendero del amor.

-3- Cada día viene a darme nuevo aliento,


A mi corazón infunde dulce paz;
No comprenderé por qué vino a salvarme,
Hasta que en el cielo pueda ver su faz.