Está en la página 1de 158

ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

BOLETÍN HISTORIAL
ÓRGANO DE LA ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX

ISSN: 0121-6287 Valor: $5.000°°

No. 31 – 32. Santa Cruz de Mompox, mayo de 2011 Año LXIX


_______________________________________________________________________

SANTA CRUZ DE MOMPOX


EN EL SEGUNDO CENTENARIO DE SU INDEPENDENCIA,
“ABSOLUTA DE ESPAÑA Y DE CUALQUIER OTRA POTENCIA EXTRANJERA”

Director:
Miguel Orlando Ramírez Serafinoff

Editor:
Academia de Historia de Santa Cruz de Mompox
Casa de la Cultura, Mompox- Bolívar

Diseño, montaje e impresión:


HUGO E. QUINTERO S.
IMPRESIONE- Impresores
Bogotá, Colombia

Asesoría en Bogotá:
Giovanni di Filippo Echeverri

Pedidos o canjes:
miguelramirezsff@gmail.com

Edición:
1.000 ejemplares

Carátula: Parque de la Libertad, (1930). Fotógrafo Andrés Romero “Romerito”.


Cortesía del Honorable Académico José Antonio Muñoz Estor, curador del Archivo
Fotográfico de Mompox.
Contracarátula: Próceres mompoxinos. Uno de 7 afiches conmemorativos, diseñados y
editados por Giovanni y Leonardo di Filippo Echeverri.

2
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

La ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX no se hace responsable por


los conceptos emitidos por los autores, quienes serán los únicos responsables de sus
respectivos artículos.
La reproducción total o parcial del contenido de este Boletín Historial, podrá hacerse
siempre y cuando se cite la fuente.

3
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX

JUNTA DIRECTIVA 2010 – 2011


Presidente: Luis Eduardo Cabrales Jiménez
1er. Vicepresidente: Dora Serafinoff de Ramírez Román
2º Vicepresidente: Miguel E. Taboada Fernández
Tesorero: José Juvencio Dávila Mejía
Fiscal: Pablo Miranda De León
Secretario: José Antonio Muñoz Estor
Director del Boletín Historial: Miguel Orlando Ramírez Serafinoff
Director del Archivo y Museo Histórico-Bibliotecario: Cecilia Jiménez de Silva
Relator: Alfredo Zambrano Arias

MIEMBROS NUMERARIOS POR ANTIGUEDAD

1. Orlando Ramírez Román 18. Jaime Fonseca Arquez


(q.e.p.d). 19. Adolfo Pedroza Arias (q.e.p.d)
2. Argemiro Taboada Pereira 20. David Ernesto Peñas Galindo
(q.e.p.d). 21. Dora Serafinoff de Ramírez
3. Harmodio Flórez Torres Román
(q.e.p.d). 22. Oscar Arquez Van-Strahlen
4. Humberto de León Fonseca 23. Jaison Galvis Pinillos
5. Benjamín di Filippo Peñas 24. Luisa Isabel Acuña Arquez
(q.e.p.d). 25. Gabriel Bustamante M.
6. Armando Rodríguez Cunha 26. José María Dávila Peñas
7. Enrique Altamar Valest 27. Ernesto Hernando Jaramillo Silva
8. Manuel Guillermo Alvarado 28. Francisco Javier Jiménez Acuña
Cabrales (q.e.p.d)
9. Raúl Argüelles Ochoa (q.e.p.d) 29. Cecilia Jiménez de Silva
10. Antonio Padilla Nieto 30. Ana Helena Rojas de Navarro
(q.e.p.d). 31. Augusto Tinoco Pérez
11. Enrique Pacheco Arquez (q.e.p.d).
12. Miguel Pupo Dovale 32. Gonzalo Urbina Ospino
(q.e.p.d). 33. Aquilino Alemán Pianeta
13. Rosario Salcedo de Barraza 34. Jesús Zapata Obregón
14. Oswaldo Gutiérrez Lara (q.e.p.d) 35. José Juvencio Dávila Mejía
15. Irene Martínez Cabrales 36. Miguel J. Faciolince López
16. Oscar Pupo Daza (q.e.p.d) (q.e.p.d).
17. Orlando Fals Borda (q.e.p.d) 37. Miguel De Jesús Borja Pérez

4
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

38. Nilva del Carmen Orozco Sajona 46. Jimmy Alvarado Martínez
39. Álvaro Castro Abuabara 47. Alfredo Zambrano Arias
40. Gladys Beltrán de Arquez 48. Pablo Miranda de León
41. Virgilio di Filippo Rodríguez 49. Miguel Ramírez Serafinoff
42. Cruz María Campo de Ramírez 50. José Silva Jiménez
43. Miguel Taboada Fernández 51. Luis Alfredo Domínguez Hazbún
44. Leonardo di Filippo Echeverri 52. Gladys Martínez Serrano
45. José Antonio Muñoz Estor 53. Luis Eduardo Cabrales Jiménez

MIEMBROS CORRESPONDIENTES

1. Ignacio Diazgranados 12. Tomas Alberto Villalobos G


2. Judith Porto de González (q.e.p.d)
3. Alfredo Lamus Rodríguez 13. Juan Antonio Pérez Rapalino
4. Alberto Corradine Angulo 14. Manuel Clemente Cruz Góez
5. Armando Gómez Latorre 15. José Guillermo Daniels García
6. José Ignacio Nieto Simanca 16. Manuel Antonio Vanegas
7. Bernardo Ramírez Del Valle 17. Olga Pizano Mallarino
8. Santiago Pérez Mendoza 18. Luis Isaza Londoño
9. Carlos Alemán Zabaleta 19. Fernando Mayorga García
10. Rodolfo Segovia Salas 20. Jorge Barbas Zambrano
11. Moisés Álvarez Marín

5
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

CONTENIDO

Pág.
PRESENTACIÓN. Miguel Orlando Ramírez Serafinoff. 7

INDEPENDENCIA DE MOMPOX. José Juvencio Dávila Mejía. 9

MOMPOX CONMEMORA EL BICENTENARIO DE SU INDEPENDENCIA


ABSOLUTA. José I. Nieto S. 13

MOMPOX: SU INDEPENDENCIA Y CONSECUENCIAS.


Enrique Alberto Altamar Valest. 17

BOLÍVAR Y MOMPOX. Luis Eduardo Cabrales Jiménez. 29

CEMENTERIO DE MOMPOX. Puertas de occidente de la Jerusalén Celestial.


Álvaro Luis Castro Abuabara. 35

CORRUPCIÓN POLÍTICA: Vicios de los Funcionarios Reales en el Caribe


Colombiano (Mompox siglo XVIII). Moisés Munive Contreras. 45

MUJERES MOMPOSINAS. Giovanni di Filippo Echeverri. 63

PURO TEATRO. Nancy Martínez Caraballo. 81

LA FANTASIA DEL ARTE EN EL SUELO DE MOMPOX ENMARCADO EN EL


BICENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA. Gladys Martínez Serrano. 89

LOS SABORES DEL BICENTENARIO EN MOMPOX BROMATOLOGÍA


Y SITOPLASTIA. Cruz María Campo de Ramírez. 95

CALLEJÓN DE LAS FLORES. Janeth Galé Domínguez. 121

BENJAMÍN DI FILIPPO PEÑAS. Dora Damaris Serafinoff de Ramírez Román. 129

DATOS BIOGRÁFICOS DEL LICENCIADO ORLANDO RAMÍREZ ROMÁN.


Dora Damaris Serafinoff de Ramírez Román. 133

OBITUARIO. 139

LIBROS ENTREGADOS AL PÚBLICO MOMPOSINO EL 6 DE AGOSTO DE 2010,


EN EL MARCO DEL BICENTENARIO DE NUESTRA INDEPENDENCIA ABSOLUTA. 143

SEPARATA. 147

6
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

7
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

PRESENTACIÓN

Después de trece años este Boletín vuelve a aparecer, el cual resulta ser el producto
acumulado de pequeños esfuerzos de obstinados Académicos que de diversas
maneras han contribuido a que esta edición sea una realidad.

En las espumas de la celebración del Bicentenario de nuestro grito de independencia


absoluta encontramos una oportunidad para poner a disposición de diferentes
públicos lectores, un repertorio de textos e imágenes, relacionados de maneras
distintas con los procesos de formación de la identidad de nuestra muy ilustre ciudad.
Esperamos que su lectura y análisis contribuyan a proponer nuevas preguntas por
parte de distintos públicos lectores, a entender mejor nuestra rica diversidad
sociocultural, sus sentidos y significados y a elaborar historias múltiples, desde
distintos puntos de vista, espacios y sujetos que quizás puedan contribuir a articular
una representación de nuestro pasado para el presente.

Debo presentar mi agradecimiento a Cruz Campo de Ramírez por la revisión de los


textos, a Luis Cabrales Jiménez quien propuso el esquema en el orden de presentación
de los artículos, a José Antonio Muñoz Estor que con su proyecto de rescate del
patrimonio visual de Mompox aporta un invaluable recurso fotográfico para ilustrar el
boletín, a Giovanni y Leonardo di Filippo Echeverri quienes colaboraron en lo
relacionado con la fase de arte e impresión y a todas las personas que con su
contribución económica permitieron que por fin este boletín fuera una realidad.

MIGUEL RAMÍREZ SERAFINOFF

8
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

9
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

INDEPENDENCIA DE MOMPOX

Por: JOSÉ JUVENCIO DÁVILA MEJÍA.

Para Mompox, el 6 de Agosto de 1810 es un símbolo de la Libertad. Este presente


histórico representa el grito aguerrido de nuestros antepasados, quienes consecuentes
con la misión defender los intereses de los habitantes de la Villa de Santa Cruz de
Mompox, no escatimaron esfuerzos ni recursos para emprender la empresa libertaria
de los países Bolivarianos, aún a costa del sacrificio de sus propias vidas.

Sin lugar a dudas, el pueblo valeroso de Mompox se ha distinguido por su acendrado


amor a la Patria, en el altar debe brillar el amor, en que tributan culto las almas
grandes, los cerebros sabios, ofrendando abnegaciones heroicas y méritos
asombrosos. De igual manera tenemos que decir, que es característica de los pueblos
cultos conmemorar con fiestas solemnes sus efemérides gloriosas y sus hechos
notables que más han contribuido al aumento de su gloria. Indiscutiblemente, lo
anterior es la ley de la gratitud, que se ha impuesto sobre la humanidad desde los
tiempos de su iniciación. Es esta la causa por la cual se engalana Mompox “La
Valerosa” con los más grandes valores de patriotismo y forma en todos sus hijos un
solo pensamiento y en sus corazones un solo afecto celebrando el patriótico 6 de
Agosto de 1810, día en que se gestó una de las más grandes proezas de aquellos
nobles y valientes hijos, por ser Mompox el primer pueblo que en el Virreinato de la
Nueva Granada desafió al poderío Español, proclamando su Independencia Absoluta
de España y cualquier dominación extranjera.

El grito de Independencia Absoluta, no es un suceso repentino y aislado de los


independentistas, es el fruto y la maduración de ideas fértiles y concebidas en el
cerebro de los paladines de la libertad, para bajar triste y humillada la frente de los
tiranos. Sin lugar a dudas, la problemática sociopolítica-económica del Viejo Mundo
venía determinando la conjugación de hechos que hacían permisible la crisis del
Sistema Colonial de España. Ésta, con la ambición del poder, y el afán de sostener la
guerra con Inglaterra, impone el pago de altos impuestos a sus Colonias, sometiendo a
la miseria y al hambre a los pequeños campesinos, comerciantes y artesanos. Es, pues,
esta la causa fundamental para que se plasmaran hechos tan trascendentales en la
Nueva Granada, como fue la Revolución de los Comuneros en 1781.

No menos importante fue para nuestra Independencia la Revolución Francesa en 1789,


es ella para el movimiento anticolonial la fuente en la cual paladean los revolucionarios

10
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

la panacea del aguerrido grito: Igualdad, Libertad y Fraternidad; determinándose así


universalmente los Derechos del Hombre y del Ciudadano. En idénticas circunstancias,
y siguiendo el contexto de la historia, guiado por el desarrollo de las luchas
económicas, sociales y políticas reinantes en la Nueva Granada, se da el famoso
movimiento del 20 de Julio de 1810 en Santa Fé de Bogotá, con el cual los santafereños
se declaran independientes del Consejo de Regencia; pero que desafortunadamente se
dio con mucha debilidad, ya que se prometió obediencia y fidelidad al señor Rey de
España.

Estos movimientos anteriormente citados, eran seguidos de cerca por los decididos
momposinos, quienes embriagados de júbilo por el panorama que se veía venir
resolvieron tomar la Tea revolucionaria de la causa, declarando su Independencia
Absoluta de España el 6 Agosto de 1810.

El día anterior– 5 de Agosto de 1810 – teniendo conocimiento Mompox de lo sucedido


en Santa Fé de Bogotá el 20 Julio del mismo año, con el corazón lleno de alegría, el
pueblo se volcó a las calles, inspirándose en sentimientos de libertad, hizo resonar las
campanas de los templos concentrando al pueblo en las plazas para así dar gracias a
Dios por haberles hecho llegar al fin el momento deseado para exigir en voz alta y
desafiante su Soberanía e Independencia Absoluta de España y de cualquier otro
dominio extranjero, respondiendo al principio universal de la libre determinación de
los pueblos; fue tanto el entusiasmo que las fiestas populares se apoderaron de las
calles de la ciudad, las cuales fueron iluminadas desde la casa del más pobre hasta la
del más rico, de tal manera que las situaciones estaban dadas y el momento era
apremiante, por lo que no fue cuestión de simple entusiasmo ni de aspiraciones
mezquinas, pero sí una noble y serena reflexión de haber llevado a cuesta aquella
pesada cruz de la esclavitud, de lo que tenemos como pruebas incontestables la
constancia y fidelidad de su pueblo, el incomparable valor de sus héroes, y la
abnegación y firmeza de sus mártires.

Al terminar el día 5 de Agosto 1810 todo estaba listo, la revolución era incontenible,
los ánimos irreversibles y fue así como los Alcaldes ordinarios de primera y segunda
nominación, el doctor Vicente Celedonio Gutiérrez de Piñeres y D. Pantaleón Germán
Ribón convocaron al Cabildo con el objetivo de examinar y resolver lo que debía
hacerse en aquellos momentos apremiantes y anhelados por el pueblo. Con el fervor y
emotividad de la gente. En la noche del 5 de agosto tuvo lugar el Cabido Abierto; y
como se tenía conocimiento de la existencia de algunos traidores se pidió en forma
categórica la expulsión del ayuntamiento de aquellos miembros que se oponían a la
Independencia, y se hizo inmediatamente la aclamación de los que debían
reemplazarlos dando como candidatos a los aguerridos patriotas doctores José María
Gutiérrez– El Fogoso- y José María Salazar. De esta manera se integró la Asamblea
Popular, quedando constituida por los cerebros de la revolución, y fue citada para el

11
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

día siguiente 6 de Agosto de 1810. En este día el pueblo momposino lleno de


entusiasmo y deseoso de libertad vio definitivamente reunido a su ilustre Cabildo,
para dar comienzo al acto más solemne y meritorio que haya tenido lugar en la
historia de un pueblo que ha sufrido por muchas generaciones, esclavizado con la más
tiránica y degradante opresión. Seguidamente, tras una acalorada discusión se dio el
debate en el nuevo Cabildo, se reconoció provisionalmente a la Junta Suprema
constituida en la capital del Nuevo Reino de Granada, se ratificaron las aclamaciones
del pueblo dadas el día anterior declarándose igualmente independiente del Supremo
Consejo de Regencia, y de una vez por todas se proclamó la “ Independencia Absoluta
de España y de cualquiera otra dominación extranjera”, realizándose así el deseo del
pueblo momposino y las sublimes aspiraciones patrióticas de sus Capitulares.
Aprobada el acta de lo consignado en el prodigioso Cabildo, sus cabildantes en pleno
en horas de la mañana del lunes 6 de Agosto de 1810 se dirigieron a la plaza de San
Carlos, hoy plaza de la Libertad, allí esperaba el pueblo enardecido, donde juró junto
con sus patricios representantes defender la Independencia Absoluta entonando el
combativo grito revolucionario “Libertad o Muerte, ser libres o morir”.

Ahora bien las cosas no podían quedar de ese tamaño, Mompox era la tercera ciudad
más importante del Nuevo Reino de Granada, cuna de la burguesía comercial y
Cartagena, cabecera de la provincia que no veía con buenos ojos el desenvolvimiento
de la Villa, consideró amenazado su poderío pues sus primates solamente pretendían
enquistarse dentro de la estructura del Gobierno Colonial, pero sin romper su
andamiaje. Mompox en cambio proponía la unidad Nacional frente a la previsiva
eventualidad de una reacción española. Por esta razón ante el desconocimiento por
parte de los cartageneros del grito de Independencia Absoluta, y la tozudez de apoyar
un inconveniente y disociador Congreso Federativo en Antioquia, Mompox se vio
obligada a erigirse en provincia independiente y establecer su gobierno en una Junta
Patriótica. Esto fue sumamente peligroso para los cartageneros ya que se veían
desplazados por los momposinos en la representación del Primer Congreso General a
reunirse en Bogotá en el cual tendrían asiento solo los partidarios de la revolución.

Así las cosas, la Junta de Gobierno de Cartagena se debilitaba y su presidente José


María García de Toledo, para someter a Mompox organizó un ejército que al mando
de Antonio José de Ayos se lanzó contra esta ciudad. Al saber Mompox la insolente
determinación de Cartagena, se dio a la tarea de contrarrestar el ataque, y de
inmediato los aguerridos patriotas Vicente Celedonio Gutiérrez de Piñeres, Pantaleón
Germán Ribón, y Nicolás Valest dirigieron la defensa de “La Valerosa”. Debido a la
disparidad numérica y a la superioridad de armas del enemigo, Mompox es vencida en
la batalla de la Quinta, localizada en la parte norte de la Villa. Aunque el ingenio de
Valest para fabricar los cañones de guadua fue impredecible, el mayor número de los
veteranos del Regimiento Fijo, armados con numerosa flota y la artillería de treinta
cañones metálicos de alto calibre, Ayos sometió a nuestra ciudad; pero es de resaltar

12
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

que los vencedores no se atrevieron a entrar al espartano fuerte de Mompox y para


reclamar su presunta victoria se retiraron al pueblo de San Zenón para poder firmar
allí la Capitulación respectiva.

Estas cosas son gajes de la guerra, una batalla perdida con dones de triunfo. Por esto y
muchas cosas más Mompox ostenta su brillante titulo de ciudad Señorial del Río
Grande de la Magdalena. No menos importante es la Villa de Santa Cruz de Mompox
para la continuada revolución independentista del Libertador Simón Bolívar cuando en
sus mejores momento de triunfo dijo:”Si a Caracas debo la Vida a Mompox debo la
Gloria”. “El valor de Mompox me abrió las puertas de Venezuela “. “Mompox es la
generatriz de la Libertad Venezolana”.

Hoy el pueblo Momposino clama en idénticas circunstancia un amplio pluralismo


democrático, una nueva organización social-política administrativa, ya no por la
voracidad de la madre España, sino debido al engendro desmoralizante de la
corrupción en donde la delincuencia de cuello blanco y la lumpenburguesía escriben
páginas de principios sacramentales disfrazada de honradez. Es por ello que esta
nueva sociedad tiene un serio compromiso con nuestros antepasados como es el de
defender aquellos grandes valores culturales y patrióticos que nos dieron nuestra
Independencia.

Hagamos de nuestra ciudad una comunidad más justa y equitativa con patriotismo,
honradez y rectitud para que con la bandera de la paz se enarbole el lema IGUALDAD
LIBERTAD Y FRATERNIDAD.

13
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

MOMPÓS CONMEMORA BICENTENARIO DE SU INDEPENDENCIA


ABSOLUTA

Por: JOSÉ I. NIETO SIMANCA.

En la historia de Colombia el 20 de julio de 1810 es una fecha de gran importancia en la


lucha por liberarnos del poder colonial español, pero en esa lucha hay otra fecha
igualmente importante, desafortunadamente desconocida por muchos colombianos:
el 6 de agosto de 1810. Ese día Mompós o Mompox, su nombre histórico, proclamó
con gran valentía su independencia absoluta de España y de todo poder extranjero,
mientras que en Bogotá unos días antes, el 20 de julio, el movimiento de
independencia que surgió a raíz del incidente del florero seguía manifestando su
fidelidad al rey Fernando Séptimo, de España.

Este 6 de agosto Mompós conmemora, pues, el bicentenario de ese gran


acontecimiento de su historia, pero para los momposinos, ya seamos de corazón o de
nacimiento, esta conmemoración debe ser la ocasión para reflexionar sobre tantas
dolencias de nuestra ciudad, sobre su decadencia y, por supuesto, sobre su futuro.

En efecto, duele tener algunos pésimos servicios públicos, como el del acueducto;
duele ver funcionarios públicos incompetentes; duele ver el nivel académico tan bajo
al cual ha caído el Colegio Pinillos, en el cual hice todo mi bachillerato y era en ese
entonces un colegio de prestigio en toda la región; duele ver tanta pobreza, que obliga
a unos a emigrar en busca de trabajo y mueve a otros a aprovechar cada elección
para vender su voto, que equivale a vender sus consciencias; y, finalmente, duele ver
cómo esta corrupción electoral verdaderamente corrompe o deja sin sentido ese
derecho fundamental que es el de poder elegir libremente nuestros gobernantes.

Se llega a esa conclusión al constatar que, en general, nadie puede aspirar a ser elegido
alcalde o concejal en Mompós si no cuenta con un financiador de su campaña de
publicidad y de compra masiva de votos, campaña que, naturalmente, deberá
resultarle más tarde rentable a su financiador. Esta situación trae como consecuencia
que ciudadanos competentes y honestos, animados de un gran deseo por mejorar las
cosas en Mompós, tengan que renunciar a la vida política, es decir tengan que “tirar la
toalla“, con el agravante de que la ciudadanía deja de interesarse en vigilar a los
gobernantes y de cómo ellos hacen uso de los dineros públicos.

Creo que basta pensar un poco para darse cuenta que se gana más eligiendo a buenos
gobernantes que vendiendo el voto. Con la venta de sus votos una familia puede tener
comida por unos días mientras que eligiendo a buenos gobernantes esa familia gozará
de mejores servicios públicos y, en particular, podrá beber mejor agua, algo básico
para una buena salud, y todo eso para toda la vida.

14
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Toda esta situación que se vive en Mompós y en toda nuestra región es consecuencia
de la corrupción, sobre todo de la electoral, y en mi opinión, si en 1810 el reto fue
cómo liberarnos de España, en 2010 el nuevo reto para los momposinos y también
para todos los colombianos, es cómo luchar para liberarnos de la corrupción teniendo
como meta acabar con la electoral, que es la peor.

Este mal existe en todos los países, y la diferencia entre ellos es sólo de grado, pero en
general mientras mejor sea el nivel educativo mayor será la vigilancia ciudadana a los
funcionarios públicos y por consiguiente menor será la corrupción.

Este análisis nos deja ver que la mejor manera de luchar contra la corrupción es
mediante una buena educación, es decir una educación que nos forme, nos haga ver lo
que es esencial y nos enseñe a ser críticos e imaginativos.

La formación debe ser un rasgo esencial de una buena educación y en un país en


donde abunda la inmoralidad y el fanatismo una formación ética es fundamental.

Un ejemplo que ilustra muy bien lo que significa esta formación educativa es esa bella
carta de Bolívar a su gran maestro Simón Rodríguez enviada en enero de 1824 desde
Pativilca (Perú), en la cual escribió: “Usted formó mi corazón para la libertad, para la
justicia, para lo grande, para lo hermoso”. Esa carta, que le hace honor a Bolívar al
reconocer la deuda que tenía con su maestro, es desafortunadamente poco conocida,
inclusive en Mompós, en donde se recuerda mucho esa famosa frase de él y que
enorgullece a los momposinos: “Si a Caracas debo la vida a Mompox debo la gloria de
haber liberado la ciudad de mi nacimiento”. Bolívar hace ahí alusión al apoyo militar
oportuno y decisivo que recibió en Mompós en enero de 1813 para su Campaña
Admirable, que culminó con su entrada triunfal a Caracas en agosto de ese mismo año.
De los próceres del 6 de agosto de 1810 hubo uno que me ha impresionado mucho por
la importancia que le atribuyó a la educación y quien con gran coraje enseñó y sostuvo
con sólidos argumentos la justicia de la causa de la independencia, que él sólo podía
concebirla como absoluta: Juan Fernández de Sotomayor, quien ese 6 de agosto actuó
como párroco de Mompós.

Fernández de Sotomayor nació en Cartagena y su formación para ser sacerdote, con un


doctorado en filosofía, la recibió en Bogotá en los Colegios de San Bartolomé y del
Rosario, en este último fue alumno de ese gran prócer nacional nuestro: Camilo Torres,
autor del famoso Memorial de Agravios.

Sus ideas sobre la necesidad de la independencia las presentó en su obra “Catecismo o


instrucción popular”, publicada en 1814. La escribió, usando el método socrático de
preguntas y respuestas, a fin de presentar como justa la causa de la independencia y al
mismo tiempo para educar políticamente al pueblo sobre la necesidad y las ventajas
de independizarnos en momentos en que se temía una reconquista española y,
además, para contrarrestar la influencia de algunos clérigos que se oponían a la
independencia.

15
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Comienza su obra con la afirmación de que España pudo colonizarnos tanto tiempo
porque nos mantuvo en la ignorancia y luego escribe que una vez independientes lo
primero que habría que hacer es construir escuelas. Sobre el nuevo tipo de educación
que se debería dar en esas escuelas hay una frase en la cual, refiriéndose a la
enseñanza de la religión en los catecismos de la época colonial, deja ver la necesidad
de una reforma en ese campo a fin de formar, naturalmente en un marco católico,
espíritus críticos. La frase, en la cual él también denuncia el oscurantismo y el
fanatismo religioso de la época, dice:

“Es sumamente doloroso ver la ignorancia en que hasta aquí hemos vivido respecto a
ella. Un mal catecismo en que con las menos palabras posibles se duplicaban los
principales misterios de nuestra creencia; una multitud de librejos que con el título de
vida y milagros de este o aquel santo servía para darnos las primeras lecciones en la
escuela como para acostumbrarnos desde la infancia a creer patrañas y falsos
milagros, a ser fanáticos y supersticiosos; maestros que educados de la misma suerte
jamás podrían formar sino discípulos peores que ellos; colegios y universidades en que
se embotaba el talento de la juventud con los embrollos y sutilezas del escolasticismo, y
que con el nombre de Teología todo se enseñaba menos las pruebas y fundamentos de
la religión cristiana, todo esto entrará en el plan de una reforma capaz de hacernos
cristianos por principios, y de consiguiente librarnos de los falsos temores de peligro en
la religión por nuestra comunicación con los que no la profesan“.

Con igual coraje Fernández de Sotomayor también denunció la Conquista como


ilegítima por dos razones principales: por habernos sido impuesta por la fuerza, de
manera “bárbara y feroz” utilizando la cruz y la espada, y por carecer de todo
fundamento la famosa bula del Papa Alejandro Sexto, según la cual él se consideraba
con poder “terrenal” para hacer donación de las tierras conquistadas al rey de España.
Para Fernández de Sotomayor la Conquista fue, pues, ilegítima y eso lo llevó a concluir
que la causa de la independencia era justa.

Para Camilo Torres, quien en su Memorial de Agravios le daba cierta legitimad a la


Conquista por la sangre derramada en ella por los conquistadores, la independencia
que él proponía tenía un sentido diferente: integrarnos sobre una base de igualdad a la
Corona Española.

Fernández de Sotomayor fue, pues, en sus ideas sobre la independencia más radical
que Camilo Torres; sin embargo, cuando uno piensa que Camilo Torres murió fusilado,
el Catecismo y su autor condenados por la Inquisición, uno constata que después de
haber tenido que huir y verse obligado a retractarse, gracias a un indulto Fernández de
Sotomayor no terminó su vida en los calabozos de esa institución sino, por el contrario,
recibiendo dos grandes distinciones: ser Rector del Colegio del Rosario en Bogotá y
luego ocupar el cargo más alto de su carrera eclesiástica, que fue el de ser obispo de
Cartagena, su ciudad natal, en donde murió.

Admiro en este gran patriota la forma inteligente de defender nuestra libertad


basándose en ideales de justicia y también por haber comprendido muy bien que, una
vez liberados de España, para la construcción de un nuevo país tendríamos que

16
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

liberarnos, mediante una buena educación, de la ignorancia y de los fanatismos, sobre


todo del religioso, que a lo largo de la historia tanto daño le ha ocasionado a nuestro
país.

En el Catecismo de este gran cura rebelde que tuvo Mompós durante varios años hay,
pues, ideas de actualidad que merecen ser recordadas con motivo del bicentenario del
6 de agosto.

17
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

MOMPOX: SU INDEPENDENCIA Y CONSECUENCIAS

Por: ENRIQUE ALBERTO ALTAMAR VALEST

1 – FUNDACIÓN DE MOMPOX Y SU IMPORTANCIA GEOGRÁFICA - ESPACIAL

En el territorio de la Costa Atlántica, los conquistadores fundaron numerosos centros


urbanos desde los cuales ejercieron su poder delimitados por un complejo sistema de
circunscripciones de lugares, Parroquias, Villas, y Ciudades.

La necesidad de mantener vínculos estrechos con la metrópoli, hizo que los españoles
otorgaran considerable importancia a ciertos núcleos urbanos, tales como los
marítimos y fluviales que actuaban como enclaves económicos y militares.

Por supuesto que, la distribución espacial pre-hispánica de los recursos económicos y


demográficos, constituyó un criterio importante en el proceso de fundación de
Ciudades.

1.1 La conquista española produjo una profunda dislocación de la forma como estaba
organizado el espacio, según las necesidades de las comunidades indígenas. En primer
lugar el espacio conquistado por los españoles fue sometido a un estricto control
Administrativo y Político total situación que no existía hasta entonces

El espacio se jerarquizó mediante las gobernaciones de Santa Marta y Cartagena y en


el interior de ellos, siguiendo el modelo de poblamiento hispánico, conformando por
una estricta jerarquía de Ciudades, Villas, Parroquias y Pueblos de Indios, cada uno de
ellos con funciones determinadas y normatizadas. Este poblamiento se realizó
copiando la ocupación prehispánica. Los españoles se asentaron donde había
indígenas, y sólo donde encontraban comunidades susceptibles de ser dominadas. La
administración del espacio contaba con un elemento nuevo, que permitió el "manejo y
control del mismo", como es la representación simbólica del espacio: El Mapa.

Los conquistadores provenían de Europa, por esta razón, organizaron el espacio de


acuerdo con su patria de origen y así, se establecieron redes orientadas a privilegiar los
intercambios con la metrópoli lejana. Esto es lo que determinó la sobrevaloración de
las vías que comunican el interior de la colonia, donde vivía la mayor parte de la
población colonial, con los puertos marítimos. Lo anterior, explica la importancia
otorgada a los puertos fluviales, ubicados en la jerarquía urbana con el rango de villas,
y a los puertos marítimos, clasificados como ciudades.

18
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Esta nueva lógica de organización espacial tenía como finalidad principal la de sostener
el abastecimiento de alimentos y vituallas para los puertos fluviales de la boga,
Mompox, entre ellos, y para las plazas fuertes de los puertos marítimos. Estas
funciones se acentuaron cuando se le otorgó a Cartagena la función de ser la "Llave de
las Indias", desde donde se controlaba el Caribe y todo el subcontinente.

A pesar de que España quiso construir un "Orden soñado" a través de sus autoridades
coloniales, nunca pudo establecer un control real, total y efectivo sobre los espacios y
las gentes conquistadas. Existieron dos elementos que perturbaron el modelo de
control espacial español:

El primero fue el contrabando que representaba, según algunos, el cuarenta por ciento
del comercio total. Este activísimo comercio ilegal se hacía por dos vías: Una, iba desde
Mompox-Paso del Adelantado–Valledupar-La Guajira-Curazao, el llamado "Camino de
Jerusalén" y la otra salía del Bajo Cauca Antioqueño-Urabá-Jamaica.

El segundo fue el poblamiento alterno, espontáneo, que se desarrolló paralelo, en


contra de aquél, dirigido por las autoridades coloniales, en el siglo XVIII, en los
inmensos espacios vacíos del Sur de la provincia de Cartagena; los cuales se poblaron
por blancos pobres, mestizos, zambos y esclavos fugitivos, "arrochelados",
estableciendo un modelo alterno de poblamiento, no en función de la organización del
espacio según los intereses de la metrópoli española, sino de las necesidades de la
nueva población mestiza.

En conclusión, la unificación política que impusieron los españoles sacrificó la


integración espacial que existía antes de la conquista, pero aportó una visión integral
macro, de la región geográfica, que en el caso de Mompox se constituiría a principios
del siglo XIX en un hinterland* regional con deseos de autonomía. La geografía del
Imperio Español en cierta medida era elemental: Una zona productiva (minera,
encomendera o arrendataria). El puerto marítimo (Cartagena), y sus redes de
itinerarios (los puertos del río Magdalena).

------------

*El hinterland es un territorio o área de influencia. Este concepto se aplica específicamente a la región
interna situada tras un puerto, donde se recogen las exportaciones y a través de la cual se distribuyen
las importaciones.

Las relaciones económicas del interior con el litoral, por débiles que hayan sido,
establecieron un sistema de transporte y comunicaciones entre diversas regiones
geográficas. Estos itinerarios comprendían los caminos de herradura, donde el
principal se llamaba "El camino Real", y una larga parte fluvial que dio origen a la
formación de importantes centros como Mompox.

19
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

1.2. Mompox fue fundada por don Alonso de Heredia, el 3 de Mayo de 1537 (?) en la
margen occidental del Río Grande de la Magdalena. Desde su fundación, la Villa de
Santa Cruz de Mompox, adquirió gran importancia ya por su situación geográfica –
espacial que la hacía llave de la comunicación de la principal vía del Reino o por la
existencia de oro en su Distrito y a principios del siglo siguiente -dice Pedro Salzedo del
Villar- "contaba cuatrocientos vecinos españoles cabezas de familia"(l).

La Villa de Santa Cruz de Mompox, distribuía el comercio hacia Antioquia hacia el


interior de la Nueva Granada a través del Río Magdalena. La necesidad de mantener el
contacto con las provincias andinas del interior, determinó el poblamiento del río
Magdalena; posteriormente la navegación a vapor y las labores de leñateo.

1-3. El dinamismo del comercio, obligaba a la violación de la restrictiva legislación


española, y fomentaba- según David Ernesto Peña- “La aparición de una nueva
estructura económica que se centró en Mompox” (2). Esta ciudad, a causa de sus
relación directa con el mercado, legal e ilegal, dio origen a la formación de grandes
fortunas, fomentó nuevas relaciones de producción y se podría considerar que fue uno
de los focos donde se gestó el balbuciente “Capitalismo Neogranadino” (3). El
contrabando adquirió proporciones insospechadas, y durante la época colonial, la Villa
de Santa Cruz de Mompox, se convirtió en la capital del tráfico ilícito.

El proceso de descomposición de las autoridades fue acelerado, lo cual originó una


serie de diferencias debidas a intereses comerciales y económicos entre las
autoridades Cartageneras y los encomenderos mompoxinos quienes no tenían en
cuenta ni las leyes, ni a los legisladores cartageneros. La Corona y la Audiencia “Habían
comenzado a alarmarse por estas demostraciones de fuerza, que podían dar lugar a
peligrosas imitaciones en los otros territorios de la Nueva Granada” (4).

Desde ese momento, comenzaron los problemas entre mompoxinos y cartageneros


que culminarían en un conflicto armado, durante el Período Republicano a principios
del siglo XIX. Y continuarían durante todo ese siglo, primero con el sometimiento de
Mompox obligado a formar parte del “ESTADO DE CARTAGENAS DE INDIAS”, desde
1826 hasta 1849, pisoteando su autonomía. En 1857, nuevamente Mompox formó
parte del Estado Soberano de Bolívar, cuya capital era Cartagena, trayéndole como
consecuencia que en 1861 el General Juan José Nieto en su calidad de Jefe del Cuarto
Ejército de Estados Unidos de Colombia acantonado en Mompox expropiara los bienes
de algunos comerciantes mompoxinos (5). Con la Constitución de 1886, quedó
definitivamente bajo el paternalismo de Cartagena, a pesar de su conformación como
departamento de 1905 a 1908, para regresar, desde esa fecha, ahora sí para siempre, a
ser municipio del departamento de Bolívar y bajo la custodia de la ciudad
“AMURALLADA”.

20
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

2. INDEPENDENCIA DE MOMPOX.

Toda gesta de sublevación tiene sus propias características peculiares en un contexto


universal de necesaria repercusión en los movimientos locales y regionales, e
igualmente, tienen la impronta de su propia originalidad específica, y muy
especialmente, en lo que hace relación, con el continente hispanoamericano, a la
emancipación de los países sometidos por España durante los siglos XVII y XVIII
quienes buscaban el camino de su autodeterminación.

Los sucesos acaecidos en España produjeron en las colonias americanas, el natural


descontento contra la monarquía por los deseos de separación del nuevo sistema
político, incapaz de alcanzar soluciones satisfactorias. Lo anterior contribuyó a agudizar
el antagonismo entre los criollos y los chapetones. Estos propugnaron por acatar
irrestrictamente las decisiones del Consejo de Regencia, surgido en la península
hispánica en 1809, y eran partidarios del Rey Fernando VII, es decir, continuaron con
su mentalidad colonialista. Los criollos, con nuevas ideas, cultura ilustrada y
aspiraciones de igualdades políticas, habían logrado conocimiento de grupo y eran
orgullosos de ser americanos; ellos optaron por la independencia, buscando en el
movimiento revolucionario político su dignidad y la conformación de un gobierno
autónomo, libre y autárquico. En lo interno de esta colectividad se encontraban los
criollos mompoxinos, quienes detentaron el poder político local y regional, y la masa
del pueblo le siguió "espontáneamente porque ellos no contaban con el auxilio de las
bayonetas para sostener sus ideas, sino con la fuerza popular y el ascendiente de su
propio nombre"(6). Se lanzaron al proceso de insurrección.

Mompox, como hemos señalado, al entrar el siglo XIX se encontraba llena de


esperanzas que le prometían la prosperidad y el engrandecimiento a que le llamaban
su importante posición y los elementos de que disponía en aquella época colonial.
Señora del Río, era dueña del tráfico y la navegación de él. Su comercio era
considerable, siendo de éste la segunda plaza granadina. Comercio que durante la
larga guerra de independencia desapareció casi por completo y restablecida la paz y la
tranquilidad, recuperó su importancia y volvió a ser notable hasta 1860, cuando con la
creación del Estado Soberano de Bolívar y la guerra civil encabezada por Juan José
Nieto, comenzó su decadencia de la cual no se ha podido levantar.

Pero, a principios del siglo, en cuanto florecían las industrias, prosperaban las artes,
especialmente la herrería y la orfebrería. La población era de diez mil habitantes que
contribuían a crecer su importancia. Su cabecera albergaba más familias nobiliarias
que ciudad alguna y contaba con sólidas casonas, algunas de ellas, frutos del
contrabando. Además de ser centro comercial, a donde llegaban las noticias del
interior y del exterior, era lugar de depósito para la mercancía entre la Costa y la
Capital. En este sentido un viajero extranjero dijo al respecto: "Mompox consta de tres
calles de por lo menos una milla de longitud que corren paralelas al río; las casas son

21
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

grandes y cómodas y de un solo piso. Está bien abastecida de víveres a precios


módicos" (7).

Realmente, la gran novedad que surgió en el siglo XIX, fue el aparecimiento del
sentido de pertenencia regional. En efecto, se pasó de una concepción geográfica de la
región, a una concepción política de la misma. Es decir, el sentimiento de pertenencia
regional fue el resultado de estos cambios y modificaciones, ya que apareció cuando
una élite local -caso de la mompoxina- impuso su proyecto local a nivel regional.

2.1. Es importante destacar que la revolución política de 1810, en el Nuevo Reino de


Granada, giró en torno a los cabildos, con la participación efectiva de los sectores
populares. Pero surgió no de la capital de Virreinato, sino a la inversa. Estas
circunstancias influyeron en el decisivo paso dado por Mompox. En Cartagena, la
capital seccional, aunque no existía todavía ninguna Junta Suprema, estaba el Cabildo,
el cual con los actos cumplidos en favor de la independencia el 22 de Mayo y el 14 de
Junio de aquel año, se había apoderado, por así decirlo, así, del gobierno provincial;
aunque continuaba reconociendo al Rey y al Consejo de Regencia. En Pamplona, el
Cabildo compuesto por patriotas denodados -fieles exponentes del carácter
santandereano- había depuesto al gobernador español el 4 de Julio. El 10, estalló,
también, en tierras santandereanas, la tremenda revolución de la Villa de El Socorro. El
20 de Julio Santafé había derrocado al Virrey Amar y a la Real Audiencia y había
sancionado su nueva forma de gobierno en el acta de independencia. Y mucho antes
de ocurrir éstos acontecimientos, la altiva Villa de Santa Cruz de Mompox, empleando
la fuerza armada (compuesta de parte del pueblo y por esclavos negros) "había puesto
en fuga al suspicaz Jefe Español de la Villa, Teniente Coronel de Ingenieros Vicente
Talledo y Rivera, en la revuelta del 25 de Mayo del mismo año 1810." (8).

Así las cosas, la revolución levantaba sus estandartes en el Nuevo Reino de Granada.
Había llegado el tiempo de expresar las cosas con las palabras que la significaban.
Debía dejarse de ser esclavos para ser libres o algo más que libres. En este cúmulo de
circunstancias favorables a la revolución ¿qué faltaba a los patricios de Mompox para
sacudir el yugo después de haber expurgado el Cabildo, después de ver derribado el
gobierno central del Virreinato, y de ver puesto ellos mismos en precipitada fuga a
Talledo, el Comandante de Armas de la Villa? Declararse independientes y libres del
gobierno español, pregonando en todo el territorio nacional, en arrogante, osado y
colosal gesto, en forma incuestionable, la proclamación de su inquebrantable decisión
de ser independiente del Consejo de Regencia y declarar su ABSOLUTA
INDEPENDENCIA DE ESPAÑA Y DE CUALQUIER OTRA DOMINACIÓN EXTRANJERA el 6 de
agosto de 1810.

2.2. Lo de Mompox no hay que observarlo desde una mirada subjetiva, es decir, que
ese movimiento fue sólo el anhelo de separarse de Cartagena, -quien sin éste acto no
hubiese tenido ni reconocido el 11 de Noviembre-, sino en forma diamantina, objetiva,

22
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

cristalina y no como equivocadamente ha sido interpretada por algunos historiadores,


entre ellos José Manuel Restrepo y el Señor López de Mesa, quienes han pretendido
ignorar la contribución de Mompox a la obra grande de la fundación de la República.
Hay que analizar el techo de la independencia absoluta, según Ernesto Jaramillo "bajo
el prisma objetivo de la historia a través del tiempo y del espacio, de un contexto
general de todo un proceso, sopesando el verdadero alcance e importancia de sus
antecedentes y posteriores consecuencias" (9). De allí la importancia, según Braudel
que "la policromía perfecta de un hecho histórico la crea el examen de todas las causas
que lo han producido”. Por eso la historia de “La Valerosa” es cosa buena y útil porque
permite ver y reconocer aquellas que no se habían visto ni conocidos.

Decretada la independencia absoluta, el Cabildo de Mompox envió un expreso a la


Junta de Gobierno de Cartagena comunicándole el paso dado y acompañando un
ejemplar del acta respectiva-no apareció y aún hoy, no se encuentra a pesar de
innumerables gestiones para ello y como pasase el tiempo sin obtener más respuestas
que un sospechoso "silencio", aquél en sesión de 17 de Agosto, aprobó la segregación
de la cabecera seccional.

Cartagena y sus cabildantes no dieron aprobación a lo hecho por el Cabildo de la Villa,


y ésta ante este proceder "misterioso" (calificativo que dio años después el Q. H.
Precursor Antonio Nariño a la política de Cartagena) los mompoxinos se sintieron
heridos en su patriotismo y decretaron solemnemente la separación del departamento
de Mompox de la Provincia de Cartagena, constituyéndolo en provincia independiente.
Esto Sucedió el 11 de Octubre de 1810. Los mompoxinos pagaron caro su intrepidez,
pues fiel a su juramento de ser libre para siempre, afrontaron la brutal represión
cartagenera.

2.3. Como consecuencia de lo anterior, la poderosa Cartagena declaró la guerra a


Mompox el 9 de Noviembre de 1810. Del campo de las ideas puras, las que no tienen
fronteras ni aduanas, no tienen cárceles, son indestructibles, habían saltado los
patriotas de Mompox al de la experiencia. La Junta de Cartagena -siendo Presidente
de su Junta Provisional José María del Real, quien había reemplazado a García Toledo,
envió una expedición contra Mompox, que por la fuerza, disolvió la Junta que allí se
había establecido y derramó, -en esa primera lucha fratricida -la primara sangre de la
mucha que había de verterse en nuestras disensiones civiles durante el siglo XIX.

La expedición preparada cuidadosamente para asegurar el triunfo, bajo el comando de


Ayos y compuesta del batallón Fijo, bien arando con soldados aguerridos y una
numerosa flotilla de guerra, salió de Cartagena el 16 de Enero de 1811. El día 21, del
mismo mes, se avistaron las fuerzas que venían a aplastar el fervor y el patriotismo de
los cuales, Mompox estaba dando muestras tan elocuentes.

23
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Las fuerzas mompoxinas desarmadas, puede decirse, sin preparación alguna,


comandadas por don Pantaleón Germán Ribón y el Teniente Coronel Nicolás Valest,
hicieron frente al enemigo en el sitio la "MENDOZA’’ (10) y la Quinta, siendo
derrotados, pero no sin antes ofrecer una fuerte y poderosa resistencia. Los patriotas
mompoxinos portaban, entonces, la bandera que habían adoptado, o sea, la de una
cruz blanca sobre fondo rojo.

Fue entonces cuando Mompox inventó los cañones de "guaduas" con alto y diciente
decoro libertario. Esta resistencia conllevó para los mompoxinos, en sus entrañas, la
mentalidad de un pueblo que había nacido para no ser vencido por el hombre
materialista, que vuela por encima de los seres entecos, que no entienden, en verdad,
los grandes y sutiles secretos interiores.

En Noviembre de 1881, Manuel Dávila Flórez, como Diputado por la Provincia de


Mompox, comunicó al Concejo que "el señor Secretario Jeneral del Estado 3r. Dr.
Manuel Ezequiel Corrales, parece que ya se halla publicado en el Diario de Bolívar
número 2.646 y que haya llegado el día en que haya de hacerse justicia plena al
civismo de nuestros próceres de 1810; pues parece que no se ha perdido para siempre
el precioso documento que atestigua que Mompós fue el primer pueblo de Colombia
que lanzó el grito de independencia absoluta de la España”.

Posteriormente en Diciembre 28 de 1882, el Concejo de Mompox nombró a los


Diputados Juan N. Ballesteros, Pedro Salzedo del Villar y Miguel Martínez Piñerez con
el objeto de ir a Bogotá "para las diligencias conducentes a la consecución de la Acta
de Independencia de Mompós firmada el 6 de Agosto de 1810. Se comisionó al Dr.
Manuel Ezequiel Corrales, José J. del Villar- y a Candelario Obeso, residentes en
Bogotá, para lo anterior, recomendados por el Dr. Manuel Dávila Flórez.

El 19 de Enero de 1882, el Concejo de Mompox solemnizó la fecha del 21 de Enero de


1811 como el aniversario de la "Mendoza" y lo declaró día cívico y autorizó a los
señores Manuel Díaz Granados, Joaquín Álvarez E, Dimas Pontón V., Manuel del
Castillo, Sixto Vides Choperena y José Antonio Nieto para que pudieran celebrarlo
como a bien tuviesen.

Evacuada Mompox y ocupada por las armas regentistas de Cartagena, ésta disolvió la
Junta Patriótica, la cual había sido establecida bajo principios liberales y justos. La
justicia y el derecho estaban de parte de Mompox, mas cuando impera el poder de la
fuerza, sucumben el derecho y la justica.

Como secuela, el Comisionado Director levantó causa criminal contra los miembros del
Cabildo del 6 de Agosto y de la Junta Suprema Provisional, como contra los demás
patriotas que habían tomado parte en aquellos memorables sucesos, confiscando sus
bienes en favor de la Real Hacienda y repartiendo otros a los del partido vencedor. Y
siguió contra los vencidos la más tenaz y desalmada persecución y "así permanecieron

24
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

hasta el 11 de Noviembre de 1811, fecha en la cual el pueblo de Cartagena, más


generoso que los gobernantes, con D. Gabriel Gutiérrez de Piñeres a la cabeza, pidió
completo olvido de lo acaecido en la Villa de Mompox" (11).

En conclusión se puede señalar que Mompox, la cual fue víctima de tantos


sufrimientos y dueña de tantas glorias, no sólo en la Colonia sino en nuestra
emancipación, puede decir con orgullo que fue la primera ciudad del país en declarar
la INDEPENDENCIA-ABSOLUTA DE ESPAÑA Y CUALQUIER OTRA DOMINACIÓN
EXTRANJERA.

Es importante indicar ¿en qué se basan algunos destacados historiadores cartageneros


-Alejandro Amador y Cortés y Gabriel Porras Troconis, entre otros-, para afirmar que
Mompox no proclamó la independencia absoluta? Por la simple razón de que el Acta
no aparece. En este espacio hay que expresar el concepto del epónimo y esclarecido
historiador cartagenero don Enrique Otero D'Costa, afirmando no ser necesario el
formulismo literario de muestra acta de independencia en razón de "que sobra tal
cantidad de documentos fehacientes, pruebas y repruebas, que contumacia* fuera no
oírlas, el no considerarlas y el no aceptarlas como comprobatorios de la ocurrencia de
un hecho real, efectivo, consumado, cuando la dicha valerosa Villa de la ciudad de
Mompox proclamó su independencia absoluta del poder español el 6 de Agosto de
1810” (12).

También, sale en nuestra defensa, el más grande de los historiadores cartageneros, el


doctor Manuel Ezequiel Corrales, quién refiriéndose a Mompox expresa: "Allí hubo
también declaración de independencia absoluta de España; pero la poderosa Junta
Suprema de Cartagena, que reconocía la autoridad del Consejo de Regencia, la calificó
como un acto de rebelión. De aquí que sea cierto que hubiese habido en 1810 un acto
de declaración de independencia; y que también sea cierto, y muy conforme con las
circunstancias en que se encontraba Mompox en Agosto de 1811, que el Presidente de
la Junta Suprema de Cartagena recomendase al Comisionado Doctor Don Antonio José
de Ayos que explorara la voluntad de los vecinos de la mencionada población, sobre la
conveniencia de declarar independiente de la Península toda la Provincia, por
TRAMITES CONSTITUCIONALES." (13) (Las mayúsculas son de Corrales.)

------------

Contumacia* Esta añeja palabra se define en el diccionario de la Real Academia Española como
“tenacidad y dureza en mantener un error”.

En síntesis encontramos en el Caribe Colombiano a la Villa de Mompox, que durante el


proceso de independencia buscaba su autonomía enfrentándose a la capital seccional
de provincia, Cartagena, finalizando con el vencimiento de los cartageneros que veían
perjudicados sus intereses por la rebelde Villa y sometiéndolos a la fuerza.

25
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Después que Mompox fue reprimida por Cartagena y declarada la independencia por
ésta y que el pueblo cartagenero, al sentir de Don Pedro Salzedo del Villar, "perdonó"
al mompoxino, surgen los siguientes interrogantes o reflexiones:

¿Cuál fue el impacto popular de la independencia? ¿Le gustó o no a los bogas? ¿A los
analfabetos? ¿A los humildes? ¿A los artesanos? ¿Se sentían mompoxinos o
granadinos?

¿Por qué no regresaron a Mompox Caviedes y Salazar? ¿Cómo estos señores, con
menos de un año de residencia en la Villa, ya que llegaron como profesores al Colegio
Universidad de San Pedro Apóstol, desataran una revuelta?

¿Qué pasó con Doña Manuela Tomasa de Nájera? ¿Por qué no se opuso al
movimiento? ¿Por qué no se volvió a hablar de ella sino hasta 1825, año de su muerte?
¿Qué sucedió con ella en el lapso de 1810 a 1825?

Algo muy importante y que muchos otros Honorables Académicos se han preguntado
es: ¿Si hubiese estado vivo Don Pedro Martínez de Pinillos se habría dado el 6 de
Agosto de 1810 en Mompox?

¿Qué pasó posteriormente al caer Mompox bajo el yugo de Cartagena, después del 21
de Enero de 1811?

Como colofón encontramos que Mompox durante la colonia tenía su propia región que
fue derrumbada al declarar su independencia y quedar sometida a la potencia
marítima. Pero buscó una nueva autonomía de 1826 a 1849 y logró su cometido, pero
por decisión del Congreso Republicano se plegó para siempre a Cartagena y en su
territorio se encuentra en la actualidad. Los patricios mompoxinos, con sentido de
pertenencia, tomaron la decisión de legarnos símbolos que les sirvieron y nos sirven
modernamente, para el logro de una identidad. Esta es lo que le permitió a la UNESCO
declararnos “PATRIMONIO HISTÓRICO DE LA HUMANIDAD”.

Cuando Mompox fue sometida por Cartagena, perdió el norte que traía desde la
Colonia. Su autonomía regional se volvió subregional y su entorno se cubrió de nubes
sombrías.

La proclamación del 11 de Noviembre de 1811 ratificó a la Provincia de Cartagena de


Indias, en la Costa Caribe. En el interior se estableció la República de Cundinamarca,
con su constitución, como un Estado libre, soberano e independiente al cual, como es
lógico, se adhirió Mompox y consiguió ciertas prebendas. Así las cosas, el 12 de Enero
del año siguiente, se instaló una convención constituyente con 36 diputados, la cual
expidió el 14 de junio LA CONSTITUCIÓN DEL ESTADO DE CARTAGENA DE INDIAS. A
esta asamblea asistieron como Diputado por Mompox, Remigio Márquez y como

26
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

delegados por el Departamento de Mompox, Gabriel Gutiérrez de Piñérez, Juan


Fernández de Sotomayor y Picón, Vicente García y Cecilio Roxas (14).

La constitución dividió el territorio en cinco departamentos; Cartagena, Mompox, San


Benito Abad, Tolú y Simití, gobernados, como era la pretensión de los convencionistas,
bajo la forma de una República democrática y representativa con los tres poderes de la
administración pública. A su vez, los Departamentos fueron divididos en partidos,
parroquias y capitulares.

La constitución prohibía la importación de esclavos en el Estado, se establecían


escuelas de primeras letras en todos los poblados y ordenaba perfeccionarlas en la
medida en que se proporcionaran los fondos necesarios para sus dotaciones
competentes. Permitía la libertad de imprenta y las elecciones, pero como un derecho
de todo hombre libre, vecino padre o cabeza de familia con casa poblada y que viviera
de su renta o su trabajo, excluyendo de este ejercicio a los esclavos, los asalariados, los
vagos y aquellos que hubiesen vendido, previa constancia, o comprado votos en las
elecciones presentes o pasadas. Recomendaba a la Sociedad, como uno de los
mayores servicios que puede hacer a la república, la fundación de escuelas para ambos
sexos. Así mismo permitía a cualquier ciudadano abrir escuela de enseñanza pública,
pero con permiso del gobierno y bajo el examen y la inspección de la Sociedad
Patriótica. Concedía al gobierno amplios poderes para emitir billetes y lo autorizaba
para la formación de corporaciones y asociaciones. Además, como cuerpo central, la
necesidad de organizar su propio cuerpo político-administrativo. La Constitución
Política del Estado de Cartagena de Indias, en estos aspectos no podía legislar ni
innovar demasiado. A pesar de que se creía, en el papel, que no existiría ninguna clase
de rivalidades entre los departamentos, la realidad demostró que debido a los
frecuentes cambios en el ordenamiento jurídico-administrativo del Estado cartagenero
originaban desequilibrios internos que sirvieron para aumentar las rivalidades tanto de
la independencia como de las guerras civiles durante el siglo XIX.

NOTAS:

1/-SALZEDO DEL VILLAR, Pedro. Apuntaciones Historiales de Mompox. Gobernación del


Departamento de Bolívar, Cartagena, 1987, pág. 37.
2/-PEÑAS GALINDO, David Ernesto. Las Bogas de Mompox. Editorial. Tercer Mundo,
Bogotá 1988.
3/-Ibídem pág. 25.
4/-BORREGO PLA, María del C. “Mompox y el control de la boga del Magdalena” en
temas Americanistas, No. 4, Sevilla, 1984, p. 1.
5/-ALTAMAR VALEST, Enrique Alberto. Un episodio político del caudillo Juan José Nieto
y Mompox. Boletín Historial, Santa Cruz de Mompox, nos. 27-28, pág. 213.

27
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

6/-CORRALES, Manuel Ezequiel. Documentos para la Historia de la Provincia de


Cartagena. Bogotá, imprenta de Medardo Rivas, 1883, t. 1, pp. 70.73, Doc. 30, pp. 81-
91, Doc. 37.
7/-HANS SHAW, John. Crónicas del Río Grande de la Magdalena. Recopilación. Notas
de Aníbal Noguera Mendoza. Editorial. Sol y Luna, Banco Cafetero, Bogotá 1980. p.
261.
8/-CORRALES, Manuel Ezequiel. op. cit. pág. 102-103.
9/-JARAMILLO SILVA, Entesto H. Mompox y el 6 de Agosto en el proceso
independentista de 1810. Boletín Historial Santa Cruz de Mompox, nos. 24-25, 1992,
Pág., 58.
10/-ALTAMAR VALEST, Enrique Alberto. op. cit. pág. 223.
11/ SALZEDO DEL VILLAR, Pedro. Op. cit. pág. 119.
121-ACADEMIA NACIONAL DE HISTORIA. No. 2838, Bogotá, 6 de Dic. De 1944, citada
por Boletín Historial, Cartagena 126 - 127: 58-59, Oct. 1987.
13/-CORRALES, Manuel Ezequiel. Rectificaciones y adiciones a “Cartagena y sus
cercanías” Edit. La Luz, Bogotá, 1887.
14/-POMBO, Manuel Antonio y GUERRA, José Joaquín. Constituciones de Colombia.
Tomo II. Banco Popular, vol. 128, Bogotá, l986, pág. 168.
15/- Ibídem, pág. 174.
16/- DEAS, Malcolm. Del Poder y la Gramática. Terca Mundo, Bogotá, 1993, p. 183.
17/- FALS BORDA, Orlando. El Presidente Nieto. Historia Doble de la Costa. Carlos
Valencia editores, Bogotá, 1981, pág. 133A.
18/- CODIFICACION NACIONAL. SALA DE NEGOCIOS GENERALES DEL CONSEJO DE
ESTADO. Tomo X, Bogotá 1925.
19/-PEREZ, Felipe. Geografía Física-Política de los Estado Unidos de Colombia. Tomo 1,
Imprenta La Luz, 1881, Bogotá, pág. 402.
20/- CODIFICACION NACIONAL Op. Cit. Tomo V.
21/- Ibídem. Tomo VIII.
22/- PEREZ, Felipe Op. cit. pág. 114.
23/- CODIFICACION NACIONAL, Op. Cit. Tomo XV.
24/- CONCEJO DE MOMPOX, Actas de 1860. Sesión de Julio 21 y Julio 27 de 1862.
25/- Ibídem, sesión de Mano 18 de 1865.
26/- CODIFICACION NACIONAL Tomo III.
27/- Ibídem, tomo VII.
28/- Ibídem, tomo III.
29/- RESTREPO, José Manuel. Historia de la Nueva Granada. Tomo 1-1832-1845
Cromos, Bogotá, 1952, pág. 402.
30/- CONCEJO DE MOMPOX. ACTAS, sesión de Oct. 9 de 1853.
31/- Ibídem, sesión de 11 23 de 1860.
32/- CASA DE LA CULTURA. Archivo Histórico de Mompox. Escritura de Julio 4 de 1850.
Legajo de ese mismo año.

28
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

33/- ALTAMAR VALEST, Enrique Alberto, Op. Cit, pág. 219.


34/- CONCEJO DE MOMPOX. ACTAS, sesión de Febrero 6, 1861.
35/-Ibídem, sesión, Marzo 11 de 1862.
36/-Ibídem, Junio 4.
37/-.Ibídem, Actas. Sesión de Agosto 6 de 1871.
38/-CODIFICACION NACIONAL. Tomo XI.
39/- CONCEJO DE MOMPOX. Libro de Proposiciones. Sesión de Agosto 6 de 1874.

29
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

BOLIVAR Y MOMPOX

Por: LUIS EDUARDO CABRALES JIMÉNEZ

“Cuando de él hablo o escribo, es siempre en tono de himno arrebatado y siento el alma poseída de ese mismo
vertiginoso vuelo con que él cruzó en tres lustros los sesenta siglos de historia, volando y venciendo todas las cimas
de la grandeza… Bien lo sé; ante él sólo puedo convertir mi alma en pétalos innúmeros para regalarlos sobre los
estrados inverosímiles de su gloria”.
Padre Villegas Ángel

PLACA PIEDRA DE BOLIVAR- Mompox.

Los padres de Simón Bolívar fueron Don Juan Vicente Bolívar y Ponte y Doña
Concepción Palacios y Blanco, familia venezolana, poderosa e influyente, dueños de las
minas de cobre de Aroa, latifundios, cafetales, casas y muchísimos esclavos.

Simón Bolívar quedó huérfano de padre a los tres años y de madre a los nueve,
quedando bajo la crianza de “La Negra Hipólita”, a quien quiso mucho, prueba de ello
es que desde el Cuzco el 10 de julio de 1825 le escribió a su hermana María Antonia 1:
“te mando una carta de mi madre Hipólita, para que le des todo lo que ella quiera;
para que hagas por ella como si fuera mi madre, su leche ha alimentado mi vida y no
he conocido otro padre que ella…”

1
GUTIÉRREZ VILLEGAS, Javier. Cátedra Bolivariana. Editorial Bedout S.A. Medellín 1981. Págs. 8, 9.

30
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

A la edad de siete años comenzó a recibir enseñanzas de Simón Rodríguez, pedagogo


formado por los preceptos roussonianos a quien quiso mucho 2: “Usted formó mi
corazón para la libertad, para la justicia, para lo grande, para lo hermoso. Yo he
seguido el sendero que Usted me señaló”. En 1815 le dijo a Simón Rodríguez en el
Monte Sacro: “Juro delante de Usted; juro por el Dios de mis padres; juro por Ellos; juro
por mi honor y juro por la patria, que no daré descanso a mis brazos, ni reposo a mi
alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder
español”.

Ya metido de lleno en la lucha por la independencia de Venezuela, Simón Bolívar sufrió


la derrota de Puerto Cabello, cuya defensa le había sido encomendada por orden del
General Miranda. Un oficial de origen italiano al servicio de las filas patriotas, Francisco
Fernández Vignoni se dejó sobornar y abrió las puertas del castillo donde se
encontraban muchísimos prisioneros españoles cayendo Puerto Cabello en manos de
los españoles. Este hecho tuvo grandes repercusiones en Bolívar quien declaró: “Mi
espíritu se halla de tal modo abatido que no me hallo en ánimo de mandar un solo
soldado… estoy en una especie de enajenamiento mortal”.

Simón Bolívar viajó a Curazao, donde se le notificó que sus bienes en Venezuela
quedaban embargados por su participación en las actividades revolucionarias. El 14 de
noviembre de 1812 llegó a Cartagena y le ofreció sus servicios al Gobernador
Rodríguez Torices, quien le confirió el cargo de comandante del Puerto de Barrancas
del bajo Magdalena, a órdenes del Jefe de División del Magdalena, el Coronel Pedro
Labatut, quien había sido Capitán de la Guardia de Napoleón. Bolívar sin permiso de
su jefe ataca y vence a los realistas que se encontraban en la población de Tenerife,
para obstruir la comunicación con el Alto Magdalena. La guarnición realista huyó
entonces hacía Valledupar, y cayeron en poder de Bolívar la artillería y los buques que
estaban allí. Labatut se enojó contra Bolívar, lo acusó de indisciplina y solicitó que se
le juzgara en un consejo de guerra, sin embargo el Gobernador de Cartagena aprobó la
conducta de Bolívar.

Una vez que los realistas fueron vencidos en Tenerife, Simón Bolívar, con el título de
Teniente Coronel, se dirigió a Mompox a donde llegó al amanecer del 26 de diciembre
de 1812, acompañado de los venezolanos: José Félix Rivas, Florencio Palacios, Lino de
Clemente, José María Carreño, Judas Tadeo Piñango, Manuel Cedeño, Antonio Freiles,
Miguel Monagas, Tomás Montilla, Francisco Tinoco, Ramón García de Sena y los
cartageneros Juan de Narváez y Francisco Fernández Madrid, además del bogotano
José María Vergara. Desembarcaron en el Fuerte de San Antonio en donde fue recibido
por el Teniente Matías del Villar y Longaray, de ahí fue conducido a la casa del
Corregidor doctor Vicente Celedonio Gutiérrez de Piñeres.

2
Ibíd. Pág. 11.

31
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

El 28 de diciembre del mismo año, Bolívar, partió con 400 momposinos, contingente
de voluntarios que recibió del doctor Vicente Celedonio Gutiérrez de Piñeres y del
Coronel Pantaleón Germán Ribón. Al momento de su partida desde la Plaza de Santa
Bárbara lleno de entusiasmo ante los voluntarios momposinos dijo la siguiente
proclama:

“Momposinos:
La providencia ha querido que después de tantas vicisitudes y amargos contratiempos
que han combatido mi corazón y llenado de luto mi esperanza, pueda hoy lisonjearme
de mandar este importante Distrito Militar, donde he hallado la decisión más franca y
la leal cooperación con que podré llevar a cabo el anhelo de redención que me domina.
Agradezco cordialmente la amistosa acogida que me han dado así las autoridades
como el virtuoso pueblo de la “Ciudad Valerosa”, la cual es agüero de la buena fortuna
que me ha traído a esta tierra hospitalaria y heroica.
Hoy se espera nueva prueba de vuestro patriotismo y del valor de vuestras almas
intrépidas de que habéis dado claros testimonios.
Los enemigos de la causa americana, adueñados aún del Alto Magdalena, amenazan la
salud pública y la seguridad del Estado, y es preciso debelarlos y escarmentarlos
completamente.
Yo empeño en ello el honor de vuestras armas y vuestro denuedo incomparable,
mediante los cuales, con el favor de Dios, tengo fe de llevar la libertad al infortunado
pueblo caraqueño, que gime bajo la más ominosa opresión.
La obra de independencia que proclamasteis de una manera absoluta el seis de agosto,
quedaría incompleta si fuerais indiferente a la desgracias de vuestros hermanos
oprimidos; pero vosotros amáis la libertad verdaderamente.
Habéis ofrecido acompañarme. Vamos pues a aprender juntos el arte de la guerra y de
vencer.
En la lucha que la razón y el derecho oponen al despotismo y a las malas pasiones,
decide la justicia. Nadie podrá así dudar que el triunfo esté de nuestro lado. Vuestro
propio valer es garantía también de mi palabra, y de que alcanzaremos la gloria,
premio de los nobles esfuerzos”.

La independencia absoluta dada por Mompox el seis de agosto y el triunfo del 19 de


octubre tal vez fue lo que dio esperanza a Bolívar y lo trajo a esta ciudad, que le
entregó a cuatrocientos de sus mejores hijos, quienes lo llevaron triunfante a Caracas
su tierra natal.

Desde ese momento se inició la ruta libertadora. Bolívar llegó el 30 de diciembre a


Guamal donde los realistas salieron huyendo, sin haber enfrentamiento. El 1 de enero
de 1813, se tomó El Banco, aquí los españoles se pusieron en fuga llegando a
Chiriguaná en donde fueron completamente derrotados. Luego se tomó a

32
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Tamalameque, Simaña, Puerto Real, entrando triunfante a Ocaña el 12 de enero en


donde se le brindó un gran recibimiento.

Bolívar regresa a Mompox.


Bolívar informó a Cartagena y pidió permiso para atacar a Pamplona, el cual le fue
concedido el 28 de enero. El 9 de febrero regresó a Mompox a provisionarse de
armamento y sale al día siguiente. Recibió recursos del gobierno de Cundinamarca y de
Ocaña donde amplió su ejército, reiniciando su campaña el 21 de febrero con la toma
del Alto de la Aguada, luego el 22 sometió a Salazar, el 26 a San Cayetano, Vadea el
Zulia el 28, atacó al Coronel español Correa quien ocupaba a Cúcuta con 800 hombres
y lo derrotó apoderándose de esta importante plaza.

Bolívar solicitó permiso al Congreso y a Cundinamarca para emprender la campaña


hacia Venezuela, concedido el permiso el 1 de marzo desalojó al enemigo de San
Antonio, la Grita el 13 de abril, se tomó a San Cristóbal el 4 de mayo, a Mérida el 23, el
14 de junio ocupó a Trujillo, el 6 de julio invadió a Barinas, el 30 ocupó a San Carlos y
a Tinaquillo, el 31 se apoderó de Taguanes, el 2 de agosto entró a Valencia y el 6 de
agosto entró triunfante a Caracas con el ejército momposino. En Caracas emocionado
y lleno de gratitud hacia el pueblo de Mompox exclama:

“SI A CARACAS DEBO LA VIDA, A MOMPOX DEBO LA GLORIA DE HABER LIBERTADO LA CIUDAD DE MI
NACIMIENTO, COLOCANDO LA BANDERA DEL GOBIERNO DE LA UNIÓN EN LA CUMBRE DEL AVILA, LLENA
DE TRIUNFOS Y DE GLORIAS”.

Rafael Soto dice: “No se han ocupado los historiadores de Colombia en nombrar a los
momposinos que formaron las primeras huestes triunfales de Bolívar, libertadoras de
Venezuela y Nueva Granada e iniciadoras en ulteriores consecuencias de la
emancipación de Ecuador, Perú y Alto Perú, después Bolivia. Por tanto nos parece
justísimo hacer aquí una mención honorífica de los patriotas José León Vigil, Policarpo
Ribón, bizarro oficial momposino que, con tantos otros, pereció en la campaña de
Venezuela, muriendo en la acción de los Horcones, cerca de Barquisimeto, donde
triunfaron los patriotas: Rafael y Rufino Ribón, Miguel Cañarete, Diego Silguero, Pedro
Guillén, Matías del Villar, Pío Castellanos, Salvador Sánchez, Juan Cabarcas, Francisco
Martínez, Pedro Cárcamo, Santos Surmay, Pedro Blanco, Pedro Villa, José María Flórez,
Matías Serrano, Juan de Dios Cachete, Gerónimo Barrera, N. Urrutia, y otros más que
no podemos recordar”3.

Nuevamente en Mompox
Los realistas triunfaron en la Batalla de la Puerta en Venezuela. Cartagena acusó y
levantó cargos contra Bolívar. El 12 de octubre volvió Bolívar a Mompox, acompañado
de su Edecán Páez, el General Mariño y el Coronel D`Elhuyar. Mompox le proporcionó

3
SOTO, Rafael. Decenios de Mompox en la independencia, Tomo Segundo. Barranquilla, 1960. Pág. 106.

33
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

recursos para que se presentara al Congreso de Tunja para exponer los motivos del
fracaso de La Puerta. El Congreso aceptó sus descargos y le brindó apoyo. Bolívar
prometió libertar a Venezuela del dominio español.

Por cuarta vez Bolívar en Mompox


El 9 de febrero de 1815, llegó Bolívar a Mompox con el grado de General en Jefe
Granadino que le había conferido el Congreso el 15 de diciembre de 1814 acompañado
del Estado Mayor, compuesto por los siguientes personajes: Brigadier Fernando
Carabaño, Comandante Ambrosio Plaza, General José Antonio Anzoátegui, Capitán
Félix Pelgrán, Capitán Francisco Piñango, Coronel Bartolomé Chávez, Oficiales
Florencio Palacio, Pedro León Torres, Comandante Juan Salina y Secretario Rafael
Ravenga, y un contingente de más de 200 soldados del Batallón Barlovento de
Mompox, que se le unieron en Puerto Real.

Bolívar se hospedó en la casa del doctor Vicente Celedonio Gutiérrez de Piñeres. En


uso de sus facultades restableció en la Comandancia Militar al General de Brigada
Pantaleón Germán Ribón y Segura, y como Auditor de Guerra a Vicente Celedonio
Gutiérrez de Piñeres.

Quinta y sexta llegada a Mompox


El 20 de agosto de 1820, el “Libertador” acompañado del General Gabriel Pérez
llegaron a Mompox cargados de gloria, habían reconquistado a Venezuela, dejándola
totalmente libre, logró triunfar en la “Batalla de Boyacá” el 7 de agosto libertando a la
Nueva Granada. Según los historiadores era imposible describir la llegada de Bolívar a
Mompox, ¡Cuánto Jubilo!, el entusiasmo y el derroche de alegría de los momposinos
no tiene comparación. Al día siguiente siguió su marcha hacía Barranquilla, Soledad y
Turbaco a pasarle revista a las tropas allí establecidas. Después de este encuentro con
los soldados, regresó a Mompox el 4 de septiembre de 1820, y el 7 reanudó su viaje
hacia Bogotá.

Nuevamente en Mompox
Bolívar llegó o retornó nuevamente a Mompox el 14 de agosto de 1827. Fue
hospedado en la Universidad de San Pedro Apóstol, hoy Institución Educativa Nacional
Pinillos, donde se le brindó un gran homenaje. Después de los honores fue invitado a la
residencia de Venancia Vásquez donde se le agasajó con un emocionado baile que
contó con la presencia de una de las hijas de Don Pantaleón Germán Ribón, a quien el
General le expresó su admiración y respeto por la memoria de su padre.

Aquí sería conveniente que apareciera la piedra de Bolívar destacando las entradas y
salidas a y de Mompox

34
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

El Libertador se despide de Mompox


El General Bolívar, cansado, desengañado y enfermo, llegó por última vez a Mompox el
18 de mayo a despedirse de estas tierras, que lo querían y lo llenaron de gloria. Arribó
acompañado de los edecanes Diego Ibarra y Belford Wilson, y su guardia de honor
compuesta por 100 hombres.

Toda la población momposina lo recibió en el puerto ubicado en la Plaza Mayor, donde


se encuentra el edificio del mercado público. Fue conducido bajo palio al templo de la
Concepción en donde fue recibido por el cura Vicario doctor Luis José Serrano Díaz,
quien le presentó el incienso y el agua bendita. Después de la ceremonia religiosa fue
alojado en el colegio Pinillos, donde pernoctó por dos días con sus noches.

Simón Bolívar salió de Mompox por última vez el 20 de mayo, con destino a Santa
Marta, en donde el español Joaquín de Mier y Benítez, le ofreció la Quinta de San
Pedro Alejandrino a donde llegó el 6 de diciembre. Allí fue atendido por el médico
francés Alejandro Próspero Réverend, y murió el 17 de diciembre de 1830.

Se calcula que Bolívar peleó en 472 combates, organizó y dirigió 11 campañas, mandó
como jefe en 37 batallas campales y se calcula en un millón el número de soldados que
estuvo a sus ordenes durante la gesta emancipadora.

BIBLIOGRAFÍA

GUTIÉRREZ VILLEGAS, Javier. Cátedra Bolivariana. Editorial Bedout S.A. Medellín, 1981.

SOTO, Rafael. Decenios de Mompox en la independencia. Barranquilla, 1960.

SALZEDO DEL VILLAR, Pedro. Apuntaciones Historiales de Mompox. Cartagena:


Gobernación de Bolívar, 1987.

35
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

CEMENTERIO DE MOMPOX
Puertas de Occidente de la Jerusalén Celestial

Investigación: Arq. ÁLVARO LUIS CASTRO ABUABARA


“Sobre todos los símbolos cabalgas tu aquí hacia todas las verdades”
Federico Nietzsche- Así Habló Zarathustra.

Para el ENCUENTRO DE CEMENTERIOS PATRIMONIALES que se realizó en Buenos Aires en Octubre de


2006.

Este trabajo que presento sobre la simbología del cementerio de Santa Cruz de
Mompox, no fue desarrollado exclusivamente para encontrar elementos simbólicos de
esta edificación, y que no tienen significado para la mayoría de personas que visitan
este sitio; ha sido sencillamente, el trabajo de investigación sobre la Morfología y las
Tipologías de la ciudad, que con el transcurso del tiempo fue derivando hacia un tema
que la mayoría de profesionales no toma en cuenta y sobre el cual no estamos
familiarizados: LA SIMBOLOGIA.

Me encontré con las ideas sobre las ciudades ideales de pensadores del pasado y
descubrí, que en la antigüedad los constructores pensaban sus edificaciones y sus
ciudades desde un punto de vista simbólico; respondiendo a la necesidad de la época
de relacionar todo acto humano con el creador, con DIOS.

Haber encontrado explicaciones desde el punto de vista simbólico, a la arquitectura y


la morfología de la ciudad de Santa Cruz de Mompox; nos plantea preguntas aún más
complejas, tan desconcertantes que me han llevado a pensar que he llegado a una
especie de locura. Lo cierto, que si descartamos el efecto antrópico de mi hipótesis las
respuestas encontradas en la construcción de la ciudad, son de una fascinación
impresionante; aún mayor si sabemos de dónde han venido estas posibles respuestas.

CEMENTERIO DE SANTA CRUZ DE MOMPOX

EL cementerio de Mompox inicia su construcción en el año de 1829 como respuesta a


las recomendaciones hechas por José Celestino Mutis y por la prohibición de seguir
enterrando en las iglesias que se había hecho en 1814.

1. Empieza a funcionar como tal en el año de 1831. De planta rectangular, en las


afueras de la ciudad, al occidente, en el punto equidistante de los extremos
norte y sur de una población desarrollada a lo largo del Río Grande de la
Magdalena. De aquí en adelante es poca la información que se puede agregar;
incluso, es la información que cualquier habitante de la ciudad nos daría sobre
este lugar.

36
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Pero estoy convencido de que el cementerio de Santa


Cruz de Mompox, es parte integral del juego mayor
que es toda la ciudad, de una ciudad ideal, de una
ciudad perfecta, inspirada en los libros sagrados.

Fue el clérigo Eisimenich del siglo XIV que en su


descripción de esta ciudad perfecta me dio los
primeros indicios, cuando dijo que esta ciudad debía
tener tres puertas a oriente, tres puertas a occidente,
tres puertas al sur y tres puertas al norte. Aunque
Santa Cruz de Mompox no es en nada una ciudad
cuadrangular, tiene todos los elementos urbanos que
él describe para esta ciudad perfecta: “LA JERUSALÉN
CELESTIAL”.

Santa Bárbara La Concepción San Francisco

Sin embargo, esta Jerusalén Celestial estuvo incompleta por muchos años. Santa Cruz
de Mompox hasta 1903 sólo tuvo las tres calles que iban de norte a sur, con las tres
plazas de las mismas características que miraban a oriente. No existían las puertas de
occidente, porque creía que la parte urbana no se había completado por las
limitaciones geográficas que ofrecía el sistema lagunar de la parte occidental de la
ciudad.

Y he aquí que viene en mi auxilio el historiador español Rafael Alarcón y su libro “A la


Sombra de los Templarios”, donde se describen antiguos ritos druídicos, célticos, que
se desarrollaban en lo que hoy se conoce cristianamente como el Camino de Santiago
y que terminaban en el sitio conocido como “Finisterra” o el “Finís Terrae” o el
“Finubus Terrae”; al occidente, en donde terminaba el mundo conocido en la época
medieval; porque de allí en adelante, se encontraba el mar tenebroso o el mar de las
ánimas a donde iban estas, para hacer el viaje hacia el mas allá, hacia occidente, para
acompañar al dios sol en su ocaso, para renacer al día siguiente en compañía de la
deidad, convertidas en ocas.

37
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Entonces entendí que nuestro cementerio era su equivalente, se completaron los


símbolos de la Jerusalén Celestial, de la cual me hablaba el resto de la ciudad. El
cementerio completaba las tres puertas de occidente de esta ciudad ideal.

Puerta Sur Puerta Central Puerta Norte

¿Por qué a pesar de existir todos los elementos no había podido completar el símbolo?
Sencillamente no estaba familiarizado con este tipo de lenguaje. Escrito a la luz del día
y a la vista de todos, para ser visto por aquellos que lo supieran ver. Porque el secreto
se esconde en la luz del día como comenta Fulcanelli en su libro “El Misterio de las
Catedrales”.

“AQUÍ CONFINA LA VIDA CON LA ETERNIDAD”


O nuestro “Finís Terrae” o el “Finubus Térrea”

Frase lapidaria a la entrada de nuestro


cementerio y controvertida por lo que
encierra su significado. En las puertas de
occidente de la ciudad que a la vez son
puertas de oriente del cementerio. Con lo
que podemos entender que se duplica el
símbolo. Nuestro cementerio está ubicado
a occidente, en la parte cenagosa donde
también se acababa nuestro mundo habitable; es el ímago mundi de la ciudad
perfecta. Nuevamente es la Jerusalén Celestial, porque al final está la Jerusalén que
habitamos, en donde estamos los que al final marcharemos a occidente, para iniciar el
viaje al más allá con el ocaso del dios sol. Y está el cementerio, la ciudad del mundo
espiritual con sus puertas a oriente, para hacerle honor cada mañana a la deidad
resucitada, Se resucita de modo espiritual cada día acompañando al dios sol naciente,
convertidos en algo más que simples espíritus, como sucedía en el finibus térrea
céltico.

38
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

ALGUNOS DE LOS SIMBOLOS DEL CEMENTERIO DE MOMPOX

Nuestro cementerio no pertenece a ninguna comunidad religiosa, pertenece y es


manejado por el municipio, porque así lo plantearon sus fundadores; momposinos
hombres libres y de buenas costumbres.

La capilla de mediados del siglo XIX guarda una serie de símbolos que nada tienen que
ver con la religión católica, los símbolos cristianos parecen sobre puestos a éstos, como
sucede en otros sitios momposinos, inclusive en algunas iglesias.
Piso Ajedrezado de La Capilla

El piso ajedrezado es uno de éstos, orientada la


capilla de oriente occidente, tiene un piso que nos
hace recordar en la actualidad a una logia.

En el centro de la Logia se extiende el "pavimento


mosaico", tapiz de cuadros blancos y negros
exactamente igual que el tablero de ajedrez, cuyos
orígenes son también simbólicos como el de la
mayoría de los juegos. El "pavimento mosaico" es,
sin duda, un símbolo de la manifestación que,
efectivamente está determinada por la lucha y
delicado equilibrio que entre sí, sostienen las
energías masculinas y centrífugas (yang, luminosas)
y las energías, femeninas y centrípetas (yin,
oscuras), expresadas también en la alternancia de los ritmos y ciclos vitales y cósmicos.
En este sentido, es alrededor del pavimento mosaico por donde se efectúan las
circunvalaciones rituales que alguna hermandad realiza a cubierto.

LAS COLUMNAS DEL TEMPLO

Ubicadas disimétricamente para no ser tan evidentes, una de ellas rota; que no es más
que la transposición de una creencia más antigua que viene del antiguo Egipto.

39
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

La Columna Rota: Es la creencia en la cual Isis no pudo proteger a Osiris, su esposo


hermano, de la envidia de su hermano Set, quien lo mató, lo desmembró en doce
partes y lo arrojó al Nilo.

Isis luchó por todos los medios, para encontrar por segunda vez el cuerpo de su amado
esposo, con un trabajo inmenso. Isis, a pesar de buscar mucho, sólo pudo reunir once
partes; pues una, la más pequeña, la habían devorado los peces. Pero, para no dejarlo
incompleto, talló una de madera, para sustituir la perdida. El cuerpo de Osiris, fue
colocado en una de las columnas del Templo, para evitar que Set pudiera volver a
encontrarlo. Set, al saberlo, invadió el reino de Anubis y al no saber cuál era la
columna, las partió todas, pero solamente encontró una hueca. Para sorpresa de Isis,
el cuerpo de Osiris, no se encontraba ya allí, había resucitado. Isis, muy triste, se sentó
al pie de la columna rota, a llorar la desaparición de Osiris. Más tarde, en su
desesperación, sintió la voz de Osiris, que le decía que no estaba muerto; que ahora
pertenecía a otro mundo, y que ella, sería fecundada por él, para renacer, en el cuerpo
de su hijo. Así nació Horus, el hijo de la viuda, quien con la ayuda de Anubis y de su
madre Isis, mató a Set, para reinar otra vez en Egipto.

Es una trinidad, dios Padre que a la vez es dios hijo y madre diosa también (como la
trinidad de las antiguas iglesias mistéricas).

EL ÁNGEL DUMA O DEL SILENCIO

Se encuentra frecuentemente en los cementerios


del mundo como lo plantea nuestro respetado
amigo, Arquitecto, Alberto Escobar, en su libro
Guía del Cementerio Central de Bogotá. Pero
como estamos en el lenguaje de los dioses, puedo
creer que se trata de la cristianización del dios
Egipcio Arpócrate4, dios del silencio y de la
discreción cuya representación típica era la de un
hombre arrodillado con el gesto de llevarse el
dedo a la boca.

Representación del dios Arpócrates del siglo XV

4
Arpócrate: Es el nombre con que se conoce en italiano al tercero y último hijo de Isis-Osiris

40
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

SÍMBOLOS ALQUÍMICOS

No olvidemos que el siglo XVII fue el siglo de mayor


fulgor de la alquimia tradicional asociada al
fenómeno rosacruz, de cuyo bagaje cultural esta
disciplina hacía parte esencial.

En nuestro cementerio encontramos símbolos


fácilmente identificados y asociados a los rosacruces
y a la alquimia, sus significados reales y profundos
sobrepasan el contenido de este artículo. El
verdadero dilema está en que estos símbolos, sus
mensajes están en contraposición a las creencias de
la mayoría de miembros de nuestra comunidad;
¿Cómo sucedió esto? Una de las muchas preguntas
complejas que han aparecido al tratar de responder
preguntas sencillas sobre el génesis y la morfología
de la ciudad de Mompox.
Foto ángel con cruz adornada con
rosas y cruz en forja con rosas

EL VITIOL O VITRIOLO

Representado en las extrañas puertas de cristal verde


esmeralda, puertas esmeraldas del altar de la capilla del
cementerio; es un principio hermético o alquímico, del que
conocemos poco su significado simbólico.

En fecha del año aún por determinar, estando cerradas las


puertas esmeraldas, con la luz del sol de occidente, deben
verse tres puntos redondos de luz y sobre este triangulo, un
rombo, de luz. Es fácil observarlo desde la parte posterior
de la capilla pero no me canso de repetir que es difícil verlo
para alguien que no esté familiarizado con el lenguaje de
los símbolos.
Puertas Esmeraldas

41
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

PUNTOS LOS TRES LUMINOSOS

¿Alquimia o gnosis?, simbolizan el misterio de la


unidad, de la dualidad y de la trinidad. El punto
superior es la unidad fundamental de la cual todo
tuvo nacimiento.

Los dos puntos inferiores son, igualmente, una


imagen de la dualidad, los dos mismos principios que
representan las dos columnas, de cuyas múltiples
acciones y reacciones aparece producida la
multiplicidad fenoménica del universo

EL ROMBO

Símbolo muy complejo y controvertido más cuando se sobrepone a los tres puntos.
Podríamos entenderlo como una reminiscencia y una necesidad de recuperar la
feminidad perdida, protagónica en las religiones mistéricas antiguas. (Ver foto
anterior).

LA PUERTA DE ACCESO

Planteada como una gran puerta de un templo, donde se destacan las tres luces que
coronan el Pórtico. Desde la época más antigua el símbolo natural de todo paso o
ingreso, y en lo particular de toda iniciación. Además, la puerta ya es por si misma un
templo y el ternario con sus dos columnas con el arquitrabe constituye el elemento
fundamental de toda construcción arquitectónica. En los templos egipcios como en el
cementerio de Mompox, estaban orientadas hacia oriente y se le denominaba
“princeps portas” (podemos deducir de donde proviene la palabra orientación “recibir
el conocimiento”). Sobre su significado profundo es un tema que también sobra los
límites de este artículo.

ALTAR GÓTICO DE LA CAPILLA CENTRAL

Es un contraste fuerte entre la


arquitectura de la capilla y el cementerio
de Mompox, con la arquitectura de su
Altar. En estilo Gótico o Arte Gótico o AR
-GOT o ARGOT, el modo en que se dicen
las cosas. Fulcanelli, hermetista, es
quien más nos habla de los símbolos y
los misterios representados en el arte
gótico, un estilo aparecido de la nada
según el libro de Historia del Arte,

42
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Espasa; con fecha fija en 1142. De lo que poco se habla es que apareció de mano de la
Orden de los Caballeros Templarios, con toda la simbología portada de oriente medio.

EL CUBO Y LA PIRAMIDE INCONCLUSA

Símbolo alquímico, símbolo del orden perfecto en la


conjunción de elementos que se equilibran entre si,
reflejo y símbolo del hombre libre y de buenas
costumbres.

EL ARCA DE LA ALIANZA

¿Por qué esa necesidad de crear un mausoleo


inspirado en el arca de la alianza? Es también
contenedor de profundos símbolos y secreto

CLEPSIDRA ALADA.

Símbolo del tiempo y el símbolo


gnóstico ondulatorio representado
por las alas, se unen el tiempo y el
conocimiento. En el hermetismo,
“Echar a volar el águila” es abrirse al
conocimiento absoluto, como único
camino de llegar a Dios.

43
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

EL SENDERO DE LOS APRENDICES

El símbolo de los aprendices, de


los hombres libres y de buenas
costumbres, acompaña en su
último recorrido, a sus
hermanos, a su morada final en
el oriente eterno. Nuestro
cementerio es un Imago Mundi,
especular, de la Jerusalén
Celestial.

El mundo hermético, el mundo


de los símbolos no es algo
sencillo de entender; por eso
esta última parte ha sido una lista de algunos de los elementos que sabemos tienen
un significado ignoto.

Se que no he incluido todos los que son, porque lo que antes consideraba ingenuos
adornos y elementos de carácter formal y/o estético al entrar al mundo de los
símbolos han comenzado a trasmitir mensajes que la mayoría de veces nos sorprenden
por lo que transmiten. Aún quedan demasiados elementos formales o estéticos en
nuestro cementerio, como para que solamente tengan esta condición y después de
conocer lo que aquí les muestro, todos son sospechosos.

Por ser un tema que toca a nuestras creencias, se convierte en algo delicado de tratar;
presento disculpas a aquellas personas a las cuales haya podido ofender.

Por lo tanto, quiero que esto lo entiendan como un delicioso ejercicio intelectual, no
dar lo que aquí expongo por verdad. Partiendo de mis conocimientos borrosos y
lagunosos en el lenguaje de las aves, o de los dioses, he construido esta interpretación
diversa a la que comúnmente se puede aceptar sobre el cementerio y la ciudad de
Santa Cruz de Mompox. Sin embargo, debo reconocer honestamente que mi posición
permanecerá como una hipótesis interpretativa de dignidad no superior a otras; por lo
tanto prefiero no entrar en polémica al respecto. Lo mejor que puedo hacer según
creo, es contarla como una ficción, una historia, una hipótesis de lo que ha podido ser;
que permita referirnos con toda libertad a un momento histórico del cual conocemos
poco. No pido al lector compartir mis ideas, pero sin embargo estaré contento si la
historia que les conté, los deleitó por lo menos un poco.

44
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

BIBLIOGRAFIA

Alarcón, Rafael, A la Sombra de los Templarios, Interrogantes sobre el esoterismo


Medieval, Edit. Martínez Roca, Barcelona, 2002, 3ª edición.

Castro Abuabara, Alvaro L. Análisis Tipológico y Morfológico de Mompox, Ministerio de


Cultura (Colcultura), 1991.

Chevalier, Jean y Gheerbrant, Alain Diccionario de Los Símbolos, Edit. Herder


Barcelona, 2003, 7ª edición.

Corradine A., Alberto MOMPOX, Impreso. Op. Grafica LTDA, Bogotá 1982.

Escobar W, Alberto, Guía del Cementerio Central de Bogotá, Panamericana Formas e


Impresiones S.A. Bogotá. 2003.

Grupo Editorial OCEANO, Religiones del Mundo, Barcelona, ISBN 84-494-2195-0.

Picknett, Linn y Prince, Clive, La Revelación de los Templarios, Edición Martínez Roca
Madrid 2001, tercera edición.

Wilkinson, Richard, Como Leer el Arte Egipcio, Edit. Critica, Barcelona.

Vercelloni, Virgilio, Atlante Storico dell Idea Europea Della Citta Ideale, Edit. Jaca Book
spa, Milan.

Beingbeder, Oliver, La Simbologia, Edit. Oikos Tau S.A-, Barcelona, 1971.

Santos, Demetrio, Astrología y Gnosticismo, Edit. Barah S.A. Madrid, 1986.

Fulcanelli, El Misterio de las Catedrales.

45
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

CORRUPCIÓN POLÍTICA:
VICIOS DE LOS FUNCIONARIOS REALES EN EL CARIBE
COLOMBIANO (MOMPOX, SIGLO XVIII)

Por: MOISÉS MUNIVE CONTRERAS

1. Introducción
Cuando leemos sobre el problema de los vicios por parte de los servidores públicos en
Colombia siempre se piensa en los desfalcos monetarios a través de contratos ficticios
o amañados. Es decir, se relacionan con dinero y afán de enriquecimiento. Sin
embargo, tales comportamientos no han sido motivados por las mismas circunstancias
en todas las épocas, pues un ejemplo claro fue el siglo XVIII para nuestro territorio.
Partimos de la base que dentro de la estructura social española en la centuria
decimoctava y, por ende americana, predominaban aun los valores aristocráticos; por
lo tanto los estímulos para la corrupción de los funcionarios reales eran un tanto
diferentes si los comparamos con la actualidad. Es por esto que el hilo conductor de la
investigación expone los vicios políticos de los empleados en Mompox durante el
transcurso del siglo XVIII como evidencia de la oportunidad de status y prestigio que
brindaba el cargo, más que de la oportunidad monetaria ofrecida por éste. Los pleitos
o litigios jurídicos experimentados en este período histórico se exponen con el fin de
rastrear los vicios de los funcionarios. A través de éstos se nota la corrupción en torno
a límites jurisdiccionales, fraudes electorales, agravios, abuso de poder y desacatos,
entre otros. Veintidós casos ubicados en el Archivo General de la Nación, Fondo
Empleados Públicos de Bolívar facilitan el trabajo y le dan la debida consistencia.

2. Política española en América


El imperio español en América descansaba sobre un equilibrio de poder entre la
administración, la iglesia y las instituciones locales. La primera detentaba el poder
político, aun cuando contaba con cierto poder militar y derivaba su autoridad de la
soberanía de la Corona y de sus propias funciones burocráticas 5. Parecía que el Estado
descansaba en unos sólidos cimientos, burocracia, leyes y tribunales; pero las
instituciones no funcionaban automáticamente. El instinto normal de los súbditos
coloniales les llevaba a cuestionar, evadir o modificar las leyes y solo, en último
extremo, a obedecerlas6. Además, el gobierno colonial actuaba a gran distancia de
España, en medio de una población dividida por intereses encontrados y en unas
sociedades que absorbían en su seno a los funcionarios más que enfrentarse a ellos. La
burocracia colonial sufría constantes presiones para que forzara la modificación de la
legislación a favor de los grupos de intereses locales ubicados en su entorno, el

5
LYNCH, John. Hispanoamérica 1750-1850. Bogotá: Universidad Nacional, 1987. Página 11.
6
LYNCH, John. El siglo XVIII. Barcelona: Editorial Crítica, 1991. Páginas 296-299.

46
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

municipio. Éste era marco de determinante de referencia social y espacio de acción


política que funcionaba conforme a sus propias reglas, pues a pesar del control
intensivo y de la limitación de sus competencias por parte de la Corona, los gobiernos
municipales mantuvieron una considerable autonomía 7. Tales circunstancias
motivaron a los criollos a involucrarse en la dirigencia local.

Los americanos deseaban poseer cargos por una serie de razones, como inversión para
la familia, para realizar una carrera, como medio de influir en la política de sus
regiones y para su beneficio personal. No solo aspiraban a conseguir una igualdad de
oportunidad con los peninsulares o una mayoría de nombramientos, sino que lo
deseaban sobre todo en sus propios distritos y con exclusión de los criollos de otras
regiones8. Sencillamente porque el municipio, en definitiva, fue la institución de más
fuerza vital y la más directamente en contacto con los habitantes de América. Dentro
de esta unidad local de gobierno político en Hispanoamérica se encontraba el cabildo,
la etapa más baja de la jerarquía administrativa. Era una corporación cerrada en la que
generalmente se compraba la membrecía, se heredaba, era regalo de algún rey o
pasaba en rotación entre las principales familias del pueblo, así se efectuaran las
debidas elecciones. Para los criollos los puestos municipales eran prácticamente las
únicas posiciones en la jerarquía política a las que podían aspirar, casi la única esfera
de acción en la que podían distinguirse por encima de sus compatriotas 9. Tales cargos
les aportaban un gran prestigio en la sociedad colonial, pues la burocracia aun en los
más modestos niveles era una reputada actividad noble apetecida por muchos.

A la vez, este ambiente de distinciones y afanes de nobleza y privilegio convertía a los


empleados públicos en significativas armas de competencia social entre quienes tenían
enemistades o litigios penales civiles 10. Estos comportamientos un tanto anómalos
estaban motivados por el rango, el honor y el prestigio de un modo más importante
que por el interés económico, pues el prestigio que un hombre poseía en esta época
era una expresión de su peso en multipolar equilibrio de tensiones sociales y en la
posibilidad de influir en los demás11. Precisamente los cargos o puestos burocráticos
inyectaban status al que lo tenía; en el nivel municipal los criollos aspiraban a uno en
especial.

El representante de poder en la ciudad del estado imperial español era un funcionario


llamado Alcalde Mayor en unas regiones o Corregidor en otras. Estaban supeditados
directamente a los virreyes, presidentes, gobernadores y capitanes generales,
representando en la localidad funciones de gobierno 12. Con frecuencia tuvieron

7
WINDLER, Christian. Élites locales, señores reformistas. Sevilla: Universidad de Córdoba-
Universidad de Sevilla, 1997. Página 59.
8
LYNCH, John. El siglo XVIII...., pagina 299.
9
JARAMILLO URIBE, Jaime. Ensayos de historia social. Bogotá: Tercer Mundo Editores, 1989.
Páginas 176 y 188.
10
HARING, Clarence. El imperio español en América. México: Alianza Editorial, 1990. Paginas
209 y 232.
11
ELIAS, Norbert. La sociedad cortesana. México: Fondo de Cultura Económica, 1982. Páginas 89
y 136.
12
OTS CAPDEQUI, José María. El Estado español en las Indias. México: Fondo de Cultura
Económica, 1957. Página 68.

47
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

conflictos con los cabildos municipales y sus Alcaldes ordinarios, siempre en defensa
del rango. Los Alcaldes mayores, lo mismo que los corregidores, procedían por lo
general de otra región, mientras que el caso de los Alcaldes ordinarios se trataba de
gentes del lugar que necesariamente no debían tener una formación jurídica
específica13. De alguna forma esto también explica los enfrentamientos, siendo los más
comunes aquellos relacionados con la delimitación de funciones. Tales imprecisiones
del más alto tribunal colonial tanto en el campo legislativo, judicial como fiscal, hacían
que se comportaran habitualmente como dirigentes inmunes a cualquier crítica y a
todo control14. Sin embargo, esto existía.

La desconfianza y el temor a la corrupción de la burocracia parecían inspirar la política


de la Corona. Para controlar la conducta de los funcionarios y establecer
responsabilidades, la administración colonial dispuso de la visita y la residencia. Esta
última tomaba la forma de un juicio. Conducido por un juez de residencia se efectuaba
la investigación sobre la conducta y manejo de los asuntos confiados a funcionarios
que particularmente tenían jurisdicción y manejo de caudales 15. Es decir, que hasta las
funciones de exclusiva incumbencia de las autoridades locales tales como trazado de
la ciudad, medidas de urbanismo y ornato, fijación de aranceles, es decir, la tarifa
oficial de derechos que debían cobrar los concejales y algunos profesionales por sus
servicios y lo que podían cobrar los artesanos por la confección de determinados
artículos16; entre otras estaban en cierta medida fiscalizadas.

En torno a tales ejecuciones se presentaron pleitos principalmente entre los mismos


funcionarios sobre corrupción política, la mayoría de los cuales tenían que ver con los
límites de la jurisdicción, autoridad particular, tratamiento que merecía de acuerdo
con su posición en la jerarquía de funcionarios y al título de la población que estaba
bajo su cargo, desobediencia, etc. Aunque la mayoría reflejan rivalidades personales,
de todos modos revelan un profundo y significativo sentido del honor, de la dignidad y
del respeto personal que necesitaba ser desplegado y confirmado a través de actos
simbólicos17. Por eso vale la pena examinar de una manera desmenuzada cada uno de
los que se experimentaron en la villa de Santa Cruz de Mompox durante el siglo XVIII.

3. Orgullo entre funcionarios.


El capitán de guerra, administrador de la Real Hacienda, Alcalde mayor de minas, y
corregidor de Loba, Miguel Fernández, se quejó ante el gobernador de Cartagena por
la manera como lo trataron los Alcaldes ordinarios de Mompox en un asunto de
autoridad política. El lío se desarrolló por el cobro de impuestos a unos indígenas. Los

13
WINDLER, Christian...., pagina 113.
14
COLMENARES, Germán. “Factores de la vida política colonial en el Nuevo Reino de Granada
1713-1740. EN: Manual de Historia de Colombia. Bogotá: Biblioteca Colombiana de Cultura,
1978. Tomo 1, pagina 413.
15
JARAMILLO URIBE, Jaime. “La administración colonial” EN: Manual de Historia de
Colombia. Bogotá: Biblioteca Colombiana de Cultura, 1978. Tomo 1, pagina 359.
16
DOMÍNGUEZ, francisco. Estudio sobre las instituciones locales hispanoamericanas. Caracas:
Academia Nacional de Historia, 1981. Pagina 178.
17
GARRIDO, Margarita. Reclamos y representaciones. Bogotá: Banco de la República, 1993.
Páginas 219 y 220.

48
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

implicados, Francisco Borja, Domingo Benítez, José Hernández, Valerio de la Hoz y


Salvador Martínez debían aproximadamente $40 en tributos. En vista de tal situación,
los indígenas decidieron trasladarse de Loba a Mompox, seguramente con el propósito
de evadir sus responsabilidades. Fernández los estuvo buscando en lugares donde
frecuentemente trabajaban o pasaban ratos de descanso, pero no contó con la suerte
suficiente.

Con el tiempo se enteró que los evasores se hallaban en Santa Cruz de Mompox y
procedió a capturarlos: “habiendo podido conseguir en esta villa a los citados, los
cuales adeudan tributo...., tuve a bien ínterin dando aviso, ponerlos entre rejas en la
real cárcel”18. La idea era apresarlos hasta que saldaran sus deudas y presentaran los
recibos correspondientes. Precisamente en este punto se desencadenó el pleito entre
Miguel Fernández y los Alcaldes ordinarios de Mompox. Éstos consideraron el acto de
Fernández como una intromisión a los límites jurisdiccionales, lo cual significaba
desacreditar sus rangos de poder. En vista de la desautorización, el capitán de guerra
de Loba presentó su indignación ente la gobernación de Cartagena, expresando que:
“nadie como usted sabrá bien discernir que para la captura de los indios prófugos de
mi corregimiento por deuda de sus tributos, debo proceder a sus prisiones para
impartir justicia real” 19. Sin embargo, cuando intentó proceder se enteró de la
prohibición emitida por Martín Ribón y Cipriano Salcedo de Bustamante, Alcaldes de la
villa.

El meollo del asunto no se encontraba propiamente en si debían o no encerrar a los


indígenas, sino quién era el encargado de hacerlo en concordancia con su status
político. Era necesario dirimir a quién le correspondía efectuar el proceso, pues era
signo de reconocimiento o posición que ocupaba dentro de la estructura en la
sociedad colonial. Estaba en juego el prestigio. Fue por esto precisamente que Miguel
Fernández se alborotó, pues supuestamente lo estaban tratando de una manera poco
apropiada para el puesto que ejercía: “parezco y digo que a no ser tan apetecible la
paz y la tranquilidad y la buena armonía que deben guardarse especialmente unos con
otros los jueces, aun por el decoro de su propio ministerio, sin duda no me hallara en
la precisión por tercera vez representar el despreciativo modo con que me tratan los
Alcaldes ordinarios de la villa de Mompox, y principalmente con mas orgullo el de
primera nominación D. Martín Ribón” 20. Al corregidor de Loba no le gustaba la forma
autoritaria como le comunicaron la cuestión. Parece que el tono de mando no era al
más adecuado para su posición, solo el gobernador de Cartagena contaba con el
permiso que le ameritaba el cargo público.

Igualmente los Alcaldes de Santa Cruz de Mompox, se sintieron ofendidos porque no


se les tuvo en cuenta a la hora de ordenar la aprehensión de los indígenas. Era como
no reconocerles el status político que les representaba el puesto ocupado. Por tal
motivo, decidieron multar a Fernández con el pago de unos gramos de oro en polvo

18
Archivo General de la Nación. Sección Colonia. Fondo Empleados Públicos del Departamento de
Bolívar. Tomo 2, folio 34 (A partir de ahora: A.G.N.).
19
Ibíd..., folio 3.
20
Ibíd...., folio 2.

49
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

para contener el irrespeto. Además, acusaron al capitán de guerra de Loba de haberse


llenado de orgullo y petulancia al reaccionar de una manera agria y violenta cuando se
le reconsideró haberse extralimitado en facultades que no le correspondían. Es claro
que estaban reclamando el prestigio de su empleo.

4. Soberbia recíproca.
En una estancia ubicada cerca del río de Loba se encontraban trabajando a jornal
Carlos Martínez y Celio Rodríguez. Este estaba casado con una zamba llamada Andrea
Mejía y tenían una hija de nombre Manuela, la cual contaba con 16 años. De repente
llegaron unos soldados de parte del capitán José Urueta con el propósito de detenerlos
y llevarlos a la cárcel. Obviamente la reacción del peón no se hizo esperar llegando
incluso a forcejear con los agentes del capitán. Fue conducido bruscamente hasta el
despacho y allí se le informó de los motivos de su aprehensión. Habían llegado noticias
del cura y unos vecinos que señalaban a Carlos Martínez como practicante de
relaciones incestuosas con su hija.

Una vez apresado le embargaron los bienes y le remitieron a la cárcel de la villa de


Mompox, mientras se determinaba el asunto. Ahí comenzó el conflicto de jurisdicción
entre el capitán de guerra de Loba, José Antonio Urueta y Nicolás Serrano, Alcalde de
Mompox. El capitán expresó que: “se empeña el Alcalde osadamente desaprobarme
con violencia del conocimiento privativo que en dicha causa me corresponde, y
haciéndose insufrible este atentado según el mérito del proceso…, la facultad que se
abroga el Alcalde sin atender el agravio que infiere al superior gobierno” 21. Por eso se
afanó en recomendarle al gobernador interviniera en el pleito.

Nicolás Serrano vio agredido su prestigio político cuando José Urueta no le consultó
sobre el traslado del preso a la cárcel. Esperaba que, si era uno de los encargados de
administrar la villa, cualquier suceso relacionado con su jurisdicción debía conocerlo y,
sobre todo, autorizarlo. Igualmente, el capitán de Loba creía poseer la independencia
suficiente para tomar tal decisión sin tener que instruirla a Serrano. Las disputas de
jurisdicción que ocurrían entre capitanes de guerra, corregidores y Alcaldes eran
frecuentes. En su momento esto motivó al gobernador de la provincia a resolver si la
jurisdicción de Loba quedaba independiente o subordinada a Mompox.

Mientras tanto nada se podía determinar hasta que se expidiera lo relacionado con los
límites. Los directamente perjudicados, por los problemas de competencia entre el
capitán y el Alcalde, fueron Celio Rodríguez y Carlos Martínez, quienes permanecían en
prisión, este último acusó a José Urueta de haberle despojado y vendido sus bienes,
utilizando parte del importe, pues lo legal era que debían permanecer en depósito
hasta la conclusión del pleito. Todo litigio relacionado con circunscripción nunca
experimentaba un final claro ni pronto. Generalmente el cruce de correspondencia
entre gobierno superior y las partes en concurso era interminable y podían transcurrir
meses y hasta años sin llegar a una conclusión precisa ni transparente. Este caso no fue
la excepción.

21
A.G.N. Empleados Públicos de Bolívar. Tomo 3, folio 885.

50
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Tanto a José Antonio Urueta como a Nicolás Serrano les importaba poco que los
detenidos tuvieran seis meses en la cárcel esperando una resolución a favor o en
contra; pero sí les desvelaba saber hacia qué lado de la balanza se iba inclinar el
proceso, pues el prestigio político estaba en juego. Ante semejante situación, el fiscal
encargado del conflicto solo pudo expresar sentencia temporal en la que consideró
conveniente: “mantener a Don Juan José Urueta Capitán Aguerra de Loba en lo que
hasta ahora ha disfrutado, mientras que conforme lo que exponga el estado
Gobernador, se restringe o extiende su jurisdicción y, por consiguiente, sin embargo de
lo que exponen Carlos Martínez y Celio Rodríguez, deberá el Capitán Aguerra seguirles
las causas con toda brevedad” 22.Es decir, el pleito terminó en la misma parte donde
había comenzado.

5. Reivindicando el honor.
José Fernando de Mier y Guerra fue uno de los personajes nobles con mayor
trascendencia económica y política en la villa de Santa de Mompox. Era hijo del mayor
de la Casa de Mier, Dionisio de Mier, y de su mujer Isabela Guerrera. De Cádiz viajó a
Santa Marta, done realizó sus primeras armas, siendo comisionado para perseguir la
represión de los indios arhuacos y coguis al sureste de la Sierra Nevada23. Esto le
permitió ejercer dominio territorial de las zonas desocupadas por los indígenas, por
medio de mercedes de tierras.

En su época logró consolidarse como el mayor ganadero de la costa Atlántica, pues


solo en tres sitios, Sispatoca, Sispatoca la Vieja y San luís de las Sabanas de Tolú, tuvo
dieciséis mil cabezas de ganado24. Como si fuese poco, la Corona de España le encargó
la misión especial de fundar poblaciones con el propósito de reducir a comunidad
cristiana a todas las gentes que habitaban las márgenes y orillas del río Magdalena 25.
Ante semejante acto la Metrópoli le confirió el título de Maestre de Campo.

José Fernando había comenzado con la fundación de Nuestra Señora de la Candelaria


del Banco, San Sebastián de Buenavista, Tamalamequito, Nuestra Señora del Carmen
de Barrancas (hoy Guamal), Nuestra Señora de la Asunción de Chimichagua, Cascajal,
San Zenón de Navarro, San Fernando de Carvajal de Oriente, Santa Ana de Buenavista
de Pueblo Viejo, Santa Bárbara de Pinto, Cerro de San Antonio, Sitionuevo; Y terminó
con el establecimiento de Plato26. Las fundaciones le acrecentaron su poder
económico y político. Precisamente este hombre con todos sus pergaminos tuvo un lío
de competencia política con unos jueces de Mompox. Hacia mitad del siglo el maestre
de campo estaba atareado con unos asuntos afines al traslado a España de unos
22
Ibid…, folio 897.
23
FALS BORDA, Orlando. Historia doble de la Costa. Mompox y Loba. Bogotá: Carlos Valencia
Editores, 1980. Página 83 B.
24
TOVAR, Hermes. Grandes empresas agrícolas. Bogotá: Universidad Nacional, 1980. Pagina
126.
25
MORA DE TOVAR, Gilma. “doblamiento y sociedad en el bajo magdalena durante la segunda
mitad del siglo XVIII” EN: Anuario colombiano de Historia Social y de la Cultura. Bogotá:
Universidad Nacional, No 21, 1993. Páginas 42 y 46.
26
ZAMBRANO, Fabio. Ciudad y territorio. Bogotá: Academia de Historia de Bogotá, 1993. p. 57.

51
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

dineros que hacían parte de los bienes mortuorios pertenecientes a Juan Bautista de
Mier y la Torre. En el testamento se expresaba la voluntad de no dejar en tierras
americanas aproximadamente sesenta mil pesos usufructo del mayorazgo.

Se pretendía que un nieto del difunto, Juan Toribio Trespalacios, que viajaba a la
Metrópoli recibiera el dinero, fuera a Cartagena y de allí zarpara en uno de los tres
navíos que se encontraban en el puerto. El asunto era sencillo, José Fernando de Mier
y Guerra mandó llamar a su pariente para entregarle la plata: “que conforme a la
voluntad en el testamento y respecto a nuestros cargos se deben remitir a los Reinos
de España en los tres navíos de su majestad al presente en el puerto de Cartagena los
sesenta mil pesos destinados al mayorazgo”27. Hasta aquí no se había presentado
problema alguno.

Los actores del traspaso se reunieron para efectuar la operación, pero al atardecer se
apareció el Alcalde ordinario de la villa, Blas Álvarez de Oporto, quien tenía y sentía la
facultad política de acompañar la encomienda de Mompox a Cartagena. El dinero se
hallaba depositado en 16 cajones bien clavados. Una vez abiertos para verificar la
cantidad fueron nuevamente cerrados. El Alcalde y otros emprendieron el viaje a
Cartagena. El embrollo se armó cuando la comitiva encabezada por Blas Álvarez
regresó, pero con: “la notable falta de recibo que obligó a traer a las márgenes del
testimonio con que condujo dicha cantidad”28. Esta situación provocó un
enfrentamiento entre el maestre de campo y el Alcalde, quien estaba preocupado no
porque se desconfiara de él a raíz de una posible pérdida del dinero, sino porque
públicamente estaban denigrando de su status.

Bien se sabía que los $60.000 tomaron rumbo hacia la península y en las manos
correctas. Las dos partes en cuestión estaban reivindicando el honor de su empleo.
José Fernando de Mier y Guerra demandaba respeto hacia su digno rango, pues no
querían que le pasaran por alto en un asunto tan importante como la legislación de
una suma monetaria relacionada con el mayorazgo. Simplemente quería que se le
rindiera las cuentas respectivas. Por otro lado, Blas Álvarez exigía la honra que el ser
Alcalde ameritaba. Sin embargo, es claro que éste actuó de una manera corrupta.

6. Presiones y preferencias.
Las elecciones para los cargos correspondientes al cabildo municipal generalmente
fueron bastante traumáticas y complejas, puesto que siempre existían preferencias y
choques o enfrentamientos internos. Tanto las de Alcalde de primera y segunda
nominación como las del procurador general se constituían en verdaderos espacios de
conflictos políticos. Aquellos que ya estaban posesionados presionaban para que sus
preferidos subieran al poder, igualmente los sectores que habían experimentado tal
posición o los que por primera vez lo buscaban, movían todo lo necesario para cumplir
su objetivo.

27
A.G.N. Colonia. Empleados Públicos de Bolívar. Tomo 7, folio 871.
28
Ibid…, folio880.

52
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

En semejante circunstancia era conveniente que la autoridad superior de la provincia


mandara un representante encargado de fiscalizar el buen desarrollo de las elecciones.
El coronel de milicia Gonzalo José de Hoyos, precisamente en cierta ocasión, había sido
nombrado por el gobernador para que regulase y presidiese el sufragio local. Reunidos
los personajes aptos para votar procedieron a elegir los próximos dirigentes, siendo el
resultado un poco complicado pues: “para Alcalde ordinario de primera nominación
quedó Dionisio Antonio de la Torre abogado de la Real Audiencia de este Reino…., y
para de segunda el capitán Benito González; y para procurador general José de
León”29. Dos de los ganadores eran militares y los acuerdos internos impedían esto,
porque si se presentaba alguna batalla con la compañía, no quedaría vacío el poder
civil. Por lo menos eso afirmó el exalcalde Mariano José Santos, quien estaba
interesado en que uno de los suyos quedar habilitado.

La situación entonces se tornó candente ante la pugna entre el veedor electoral M. J.


Santos. El primero solo deseaba que ocuparan los cargos aquellos que habían obtenido
mayoría de votos, y el segundo presionaba hasta más no poder con el fin de lograr su
propósito. Pero como no logró convencer G. J. de Hoyos decidió utilizar métodos
atrevidos e irrespetuosos, acusándolo de parcializarse hacia un grupo determinado de
políticos momposinos. Las argumentaciones del exalcalde parecía que estaban llenas
de rencor y venganza contra los actuales mandatarios de la villa. Así lo hizo ver el
supervisor de las elecciones: “enardecido y ciego de sus pasiones porque el anterior
gobierno interino…, como bien informado truncó su pandilla en el nuevo
nombramiento de regidores; destinado para ellos dos patricios y dos europeos” 30.
Como que desde tiempo atrás estaba intentando colocar a sus protegidos.

Gonzalo José de Hoyos ya había sido prevenido de las intenciones políticas de Mariano
José Santos, por eso se mostró siempre desconfiado y predispuesto durante la
dinámica electoral a la cual había sido asignado. Estuvo pendiente y recriminó el
comportamiento ofensivo que cometió contra las personas que habían sido elegidos
legalmente. Santos hizo: “un denigrativo informe o representación contra ellos,
fulminándoles varias calumnias y falsedades que lastiman y ofenden lo más delicado
del honor”31. El exmandatario estaba entre ojos y no contaba con el beneplácito del
comisionado.

El pleito estaba entre los dos. Uno contradecía la elección y el otro la confirmaba. De
una u otra forma las dos partes tenían algo de razón pues así como existían acuerdos
que apoyaban los argumentos de Gonzalo, también era evidente la jugada corrupta
que pretendía realizar Mariano. El litigio tenía que resolverse en un espacio de mayor
grado, representado por el gobernador de la provincia de Cartagena.

7. Distinciones y reemplazos.
En vista de los inconvenientes presentados por los mandatarios locales en relación con
asuntos electorales, el cabildo en pleno acordaba una serie de medidas pertinentes.

29
A.G.N. Colonia. Empleados Públicos de Bolívar. Tomo 6, folio 670.
30
Ibid…, folio 692.
31
Ibid..., folio 696.

53
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Por ejemplo, la alternancia de la dirección en los actos públicos fuera del recinto tuvo
que reglamentarse. Sin embargo, el fraude no dejaba de presentarse. En la festividad
de Nuestra Señora del Carmen el Alcalde Blas Álvarez de Oporto no tomó el asiento
que le correspondía en la iglesia y esto significaba una anomalía. Las autoridades
civiles de la ciudad disfrutaban la celebración de fiestas y desfiles cuya ostentación
debía corresponder al rango. Con el ofrecimiento de la fiesta, el uso de los atuendos
propios por los miembros del cabildo y la adopción de una etiqueta elaborada, los
notables del lugar impresionaban y se distinguían del resto de la población. Los títulos,
el orden riguroso para la ocupación de los lugares y el lenguaje ceremonial, indicaban
la categoría de los dirigentes y les aseguraban la admiración y el reconocimiento por
parte de otros32. Fraudes y usurpaciones de tal tipo sucedían con frecuencia.

Igualmente fueron evidentes los tropiezos a raíz del concepto errado de suponer
alguna distinción entre el Alcalde de primer voto y el de segundo, pues generalmente
se creía que podía atribuírsele mayor prerrogativa y jurisdicción al primer nominado. El
gobierno provincial despachó aclaraciones al cabildo con el fin de evitar competencias
y sentimientos de choque entre las familias dirigentes. Lo que sí era claro es que al
individuo que saliera elegido de primer voto le correspondía el asiento número uno a
mano derecha del recinto municipal. En relación con actividades eclesiásticas y otros
actos fuera del cabildo, tenía el primer asiento los dos primeros meses del año,
alternando los siguientes con el de segundo voto.

Frecuentes también eran los problemas relacionados con reemplazos, ausencias y


sucesiones. El cabildo de la villa se reunió para dirimir el escollo sobre la admisión y
recepción de alférez mayor que se había concedido a Fernando Pascual, debido a la
ausencia de Blas Ponce de León quien era el titular. El cabildo se congregó: “para
efecto de tratar de conferir las cosas tocantes al servicio de su Majestad..., se acordó lo
siguiente, Fernando Pascual Zea hizo presentación de un título de Alférez Real librado
por el virrey, igualmente una certificación dad por los oficiales de la Real Hacienda, por
la cual se hace constar haber pagado el real derecho de media anata” 33. Hasta ese
punto, todo correcto.

Pero Fernando reclamaba la entrega de la vara de Alcalde de segunda nominación


depositada en el sargento mayor y regidor Ramón de Sierra, debido a la ausencia del
que estaba nombrado. El teniente Jerónimo del Villar opuso resistencia para favorecer
a otro. Citando la ley 4 título 10, libro 4 de la recopilación Indiana enfrentó la situación.
Además, estaba dispuesto por la ley 13, título 3, libro 5 que cuando sucediera muerte o
ausencia de alguno de alguno de los alcaldes ordinarios, el regidor más antiguo entrará
en ejercicio del cargo mientras se efectuara la nueva elección. Solo se concedía al
alférez real la preeminencia de depositario de la vara de Alcalde ordinario por ausencia
o muerte del elegido. Es decir, supuestamente no había campo para el nombramiento
de Fernando Pascual Zea.

Obviamente la defensa de aquellos que preferían a Fernando no se hizo esperar. Uno


de sus protectores expresó que: “por cuanto hallándome informado de la carta
32
GARRIDO, Margarita…., pagina 223.
33
A.G.N. Colonia. Empleados Públicos de Bolívar. Tomo 28, folio 175.

54
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

aplicación de los vecinos de esta villa a comprar los empleos honoríficos del cabildo, y
de la escasez de sujetos que los sirvan lo que redunda en perjuicio del común, siendo
uno de los que están vacantes el oficio de Alférez real” 34, la mejor decisión era por lo
tanto la que se había tomado. A simple vista se nota que el fraude a la elección de
Fernando Pascual Zea.

8. Vanagloria de poder
El procurador general Mariano José de los Santos entabló una querella contra el
Alcalde de Mompox, Benito González Pérez, a raíz de un agravio cometido por éste al
prestigio político del primero. El problema se desarrolló debido a un préstamo de
dinero que confusamente no se le había terminado de efectuar. En cierto momento
Miguel Díaz Romero asistió con $324 a Mariano, el cual los necesitaba para cubrir unos
pagos personales. El primero había aceptado el negocio de arriesgar tal suma de
dinero gracias a que Mariano José fue elegido para ocupar un cargo de bastante honor
en la villa. Habían estipulado que el contrato se vencía a los diez meses del desembolso
o si no se le daría vía judicial. Al mes y medio Mariano José de los Santos: “en efecto
remitió 150 cast de oro que siendo su valor el de trescientos pesos quedaba solo el
pico de veinticuatro pesos”35. Como la suma que faltaba era relativamente poca, el
deudor se despreocupó por cumplirla prontamente, pues sabía que contaba con
tiempo suficiente para saldarla.

Cuando el prestamista recibió la primera parte de la deuda envió cartas a Mariano


informándole de la espera del próximo pago. Una y otra vez estuvo esperando
respuesta del procurador general, pero nada sucedió. Teniendo en cuenta la cantidad
de avisos que mandó Miguel Díaz Romero sin ninguna clase de contestación, se
entiende la demanda puesta ante el Alcalde de la villa; en cuyo tribunal compareció
Mariano José aclarando que aun no se le habían cumplido los diez meses estipulados.
Además, que la cantidad restante era parcialmente menor y no merecía ser definida en
los estrados judiciales. El pequeño pleito adquirió dimensiones de trascendencia
cuando el alcalde decidió, de una forma precipitada, arrestar y hasta humillar con
grilletes a Mariano José. Estando preso reconvino que algunas veces estuvo buscando
al prestamista y éste le importunaba sobre el asunto y no le daba la cara para llegar a
un acuerdo. Lo relevante en este instante es que uno de los participantes en la
contrariedad aprovecha su posición política para conducirse de una forma poco
correcta.

De ahí en adelante cada uno comienza a defender su posición dentro de la estructura


política. Uno recrimina al Alcalde la explosión de ira, semblante descompuesto y voz
insultante que tuvo delante del juez cuando Mariano José de los Santos exigía siempre
que se le justificase la deuda. El otro simplemente exigió que se le estime su
intervención en el proceso, así no sea el que haya prestado el dinero. Al procurador
general no le gustó la actitud del Alcalde en pleno estrado judicial, pues aunque:
“contestando que pagaría cuando justificara que tenía obligación de pagarle tal
cantidad con pedantería muy ajena de la circunspección y seriedad de la judicatura,
34
Ibid..., folio 176.
35
A.G.N. Colonia. Empleados Públicos de Bolívar. Tomo 3, folio 629.

55
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

dijo el alcalde que el señor se lo justificará yendo ahora a la cárcel” 36. Mariano José no
supo qué reacción tomar y sorprendido ante semejante violencia, dijo que estaba bien.
Pero atropellándole el alcalde sin dejar que se defendiera lo mandó directo a prisión, y
por la tarde el carcelero le colocó un par de grillos. Eso era mucha humillación para un
procurador general.

Precisamente el reproche que hacia iba dirigido a la forma corrupta como se habría
obrado; tal vez el Alcalde fue estimulado por la vanagloria de ostentar su poder. De
igual modo Mariano José actuó, pues fue sumamente pedante en el espacio de los
tribunales, expresándose con la jactancia que le brindaba su empleo. Definitivamente
los dos se sentían ofendidos por la manera como el uno menospreciaba el cargo
público del otro, ya que no estaban en juego $24 o cualquier otra cantidad de plata,
eso era lo menos relevante. Estaba en consideración la reputación y el prestigio que la
sociedad momposina reconociera en estos personajes. Al final de todo este enredo, lo
único cierto que se concluyó fue mandar los autos seguidos en el proceso al
gobernador de la provincia para que sentenciara el veredicto; el cual consideró que
Mariano José de los Santos ya había pagado su delito y por lo tanto debía adquirir
nuevamente su libertad. Eso sí, notificando el pago a Miguel Antonio Díaz Romero del
saldo de la deuda contraída.

9. Desluciendo la ornamenta.
José Joaquín de Nájera, marqués de Torrehoyos, fue nombrado Juez Subdelegado de
Reales Rentas para que se encargara de contener el comercio clandestino de efectos y
ropas; pues era una realidad la práctica del contrabando en la villa. El nombramiento
no implicaba grandes complicaciones, solamente había que presentarse ante el cabildo
para tomar posesión del empleo. El virrey había asignado el empleo a través de un
decreto, el cual se haría efectivo sin traba alguna. Una vez que J. J. Nájera prestara el
correspondiente juramento de fidelidad, iba entrar en ejercicio de sus funciones;
solamente tenía que desplazarse hasta la casa de gobierno y recibir con orgullo el
cargo público. El inconveniente se presentó cuando el marqués de Torrehoyos
comenzó a sentir que sus piernas flaqueaban. Una extraña enfermedad le sobrevino
repentinamente. Sentado en su mecedor y pensando en las medidas que utilizaría para
impedir el contrabando en

Mompox, notó una sensación anómala en sus extremidades inferiores. Este pequeño
percance significó un gran obstáculo para la posesión y desenmascaró ciertas
contaminaciones políticas. Teniendo en cuenta que José Joaquín no podía dirigirse
hasta el cabildo, presumía éste que los encargados de darle nombramiento irían hasta
su casa: “manifesté en el recurso que hice, los alcaldes utilizan excusas meditadas para
ajar mi decoración y dilatar la posesión; pues aun por cuanto no poder subir las
escaleras de la sala capitular..., revestido el cuerpo de autoridad se niega a mi
impedimento, parece que gozando como tal título de Castilla la prerrogativa de que el
juez haya de venir a mi casa a ejercer cualquier acto judicial” 37. Es notoria la exaltación
que hace marqués de su nuevo cargo.

36
Ibid.., folio 631.
37
A.G.N. Colonia. Empleados Públicos de Bolívar. Tomo 12, folio 630.

56
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Los alcaldes no querían dar su brazo a torcer y les parecía rebajarse si se movilizaban
hasta la vivienda del favorecido, igualmente José Joaquín se mantuvo en su posición.
Ninguna de las partes pretendía ceder ante el otro, pues la celebridad estaba en
consideración. De hecho el contratiempo no era tan trascendental. Pero sí lo era el
honor político que defendían. Mientras el marqués de Torrehoyos acusaba al cabildo
corrupto por no quererle dar posesión de juez Subdelegado de Reales Rentas y
atrasarle sus servicios al rey, el órgano municipal censuró la actitud de José Joaquín
como negligente y atrevida. Negligente por no procurar esforzarse en hacer presencia
ante los responsables de tomarle juramento, y atrevida por imponer sus caprichos
para posesionarse.

El cabildo argumentó que la petición del marqués no era costumbre realizarle y


evidenciaba un comportamiento típico de corrupción. La práctica común les decía que
tal acto estaba contra la autoridad pública. Evitaban que se les tildara de políticos
libertinos, viciosos y extraviados de la ley. Sin embargo, de eso mismo los señaló José
Joaquín porque supuestamente no quería que desempeñara el puesto. La situación
estaba bastante comprometida tanto para el gobernador de la provincia como para el
virrey, porque inclinar la balanza hacia uno de los implicados no era tan fácil. Parecía
como si ambas partes tuvieran la razón. En cierta forma el marqués de Torrehoyos
estaba en lo correcto porque los impedimentos físicos eran reales y se le hacía
imposible comparecer en la casa gubernamental. Igualmente el cabildo tenía buena
justificación para exigir que la ceremonia se efectuara en el recinto municipal.

Lo único que podían hacer el virrey y el gobernador era presionar que el pleito político
se finiquitara lo más pronto posible. También logró que el cabildo designara otro lugar
donde no hubiese escaleras que subir. Pero fue peor, porque decidieron designar un
oratorio de la cárcel pública, lo que hizo saltar en ira al marqués puesto que se le
estaba degradando, y eso menos lo iba aceptar. El fiscal encargado del caso tan solo
pudo sentenciar que: “si el Marqués de Torrehoyos ha recobrado ya fuerzas deberá
comparecer a la sala de ayuntamiento a prestar el juramento y recibir la posesión del
empleo; pero si aun estuviese débil deberá el cabildo destinarle sala decente en donde
se verifique con decoro aquellos actos”38. Afortunadamente mientras se fue
desarrollando este pleito, las piernas volvieron a fortalecerse, permitiéndole a José
Joaquín desplazarse hacia el lugar apropiado para adquirir el cargo.

10. Acción viciosa


El agravio por parte de un empleado público a cualquier otra persona de la villa,
igualmente puede enmarcarse dentro de los comportamientos corruptos. En este
sentido se ubica el caso del notario eclesiástico de Mompox, Carlos José de Flórez y la
demanda que entablo contra el Alcalde ordinario Alonso de Acosta. El pleito se
desarrolla a raíz de un impase relacionado con el suministro y venta de carnes.

El abasto y distribución de las carnes en la villa fue siempre una diligencia bastante
complicada, en la que los ejecutores del gobierno municipal participaban activamente.
El regidor de turno siempre era juez competente en primera instancia respecto a las
38
Ibid..., folio 632.

57
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

carnicerías y mataderos, por lo tanto los abastecedores y distribuidores quedaban


sujetos a la jurisdicción del alcalde. En consecuencia era claro que de acuerdo a las
leyes y superiores ordenanzas, también se corregía y penalizaba los excesos que
perturbaban el negocio. Un ciudadano de la villa de Santa Cruz de Mompox delató el
atropello por parte de una de las encargadas de suministrar el producto a los
consumidores. Tres sujetos estaban realizando matanzas clandestinas de reses a horas
nocturnas. Los implicados eran los hermanos Luardo y Bernardino Lino Vides, quienes
conducían la carne en vara a la casa de José Antonio Ortiz; además, mezclaban huesos
con la carne del proveedor Faustino Pedroso. Llevaban el producto a la Real Carnicería
y lo vendían revuelto. Lo que se pretendía era conseguir la captura de los hermanos
envueltos en el fraude.

El alcalde ordinario, preocupado ante semejante situación obligado a enderezar el


delito, dispuso de unos oficiales y soldados para que investigaran si la denuncia era
cierta o no. Una vez llevado a cabo los seguimientos pertinentes, se logro pescar a los
infractores y determinarles el embargo de la carne. Posteriormente el mismo Alonso
de Acosta retuvo algunas reses vivas y las llaves del matadero. Incluso, parece que
algunos esclavos faltaron el respeto a la autoridad, supuestamente incitados por el
mismo Flórez. En ese instante se desencadeno un litigio jurídico entre el Alcalde y el
proveedor de carnes.

Este último, aseguraba que el primero había actuado de manera corrupta; pues lo
estaba persiguiendo premeditadamente, animado del odio y declarada enemistad que
le profesaba: “o por no prescindir de la costumbre que siempre ha tenido de perseguir
y perjudicar en lo posible a los abastecedores con daño y detrimento del bien
público”39. Es decir, Carlos José de Flórez se sentía amenazado en su comercio por la
actitud hostigante del mandatario municipal. Cada una de las partes contrato a su
apoderado para que lo representara en el pleito, produciendo escritos, testigos,
testimonios, informaciones, probanzas, papeles y recaudos favorables.

La postura viciosa de Acosta se evidenciaba, según el notario eclesiástico, por el


despojo de reses sin contemplación alguna. Por su parte Alonso de Acosta considero
extremadamente irreverente que unos negros africanos motivados por su amo se
atrevieran a deslucirlo, prácticamente en público. El fiscal encargado de dirimir el
asunto jurídico ejecuto insuficiencia de fundamento legal en todo aquello que se
afirmo contra Carlos José de Flórez. Expuso que el trato dado por el alcalde ordinario al
proveedor de carnes, provocaba: “que estos se retraigan del abasto de carnes para no
tener que sufrir sus caprichos y perniciosas intenciones, cuyas irregularidades haya
evidencia en los documentos”40. En los mismos también se veía la corrupción en el
ejercicio del empleo. Según los testimonios se comprobó que durante la investigación
y confiscación de los productos la autoridad del Alcalde ordinario Alonso de Acosta fue
siempre excesiva, agraviante y salida de los parámetros conductuales de un empleado
público. Extrajudicialmente procuro truncar el proceso aduciendo que estaba haciendo
perder el tiempo a los tribunales.

39
A.G.N. Colonia. Empleados Públicos de Bolívar. Tomo 22, folio 951.
40
Ibid…, folio 1053.

58
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

11. Injusto proceder


Bien se sabe que el cargo público de Alcalde, sea mayor u ordinario, de primer o
segundo voto, denotaba una posición prestigiosa dentro de la configuración social en
Santa Cruz de Mompox. El reconocimiento ante los demás era adquirido una vez se
tomaba posesión del empleo. Sin embargo, a pesar de que eran muchas las
oportunidades sociales y de prestigio que se obtenían con el puesto, también eran
muchos los peligros inherentes a este. Uno de esos, precisamente, se relacionaba con
el exceso de autoridad. Era bastante complicado abstraerse de los beneficios que iban
sujetos a un empleo tan importante como este y ninguno de los Alcaldes que paso por
esta silla fue la excepción a la regla. Todos acariciaron y consideraron la oportunidad
de sobrepasarse.

Constantemente luchaban con los riesgos del abuso, experimentando algunos el deseo
de realizarlo lo más pronto posible y otros conteniendo el ansia para mantenerse
rectos. Al igual que algunos hombre que gobernaron la villa durante el siglo XVIII, como
Pedro Gutiérrez de la Rozuela, Diego González de Retamosa, Esteban de Espiada,
Gaspar de Castilla y Alarcón, Miguel de la Borda, Blas Godoy y Vargas, Francisco de
Torres Morales, Esteban Gamarro, Juan de la Torre de Vargas Machuca, Toribio
Valiente, Lucas de la Cueva, Antonio Carranza, Juan Bautista de Mier y la Torre,
Francisco García, Julián de Trespalacios Mier, Alejandro Vásquez de Mondragón, José
Pozo de Campo, Pedro Martínez de Pinillos, Domingo Ribero, Pablo Álvarez Navarro,
Ángel Bautista de Trespalacios Mier, Pedro de Olmedo, Ignacio de Campo y Ribón,
Benito González Pérez y Antonio López de Montoya41; José Martínez Troncoso
administró los destinos de Mompox, experimentando un pleito por abuso de poder.

El mandatario fue demandado a manos de María de los Ángeles Robles, por el


destierro del cual había sido víctima y el despojo de sus pertenencias. La mujer vivía
con su madre y un pequeño hijo en situación de pobreza, logrando sostener la familia
por medio de continuos viajes que hacía a la villa para vender productos de granjas,
pues no habitaba en Mompox. Allí trabajaba arduamente comerciando los frutos en las
principales calles, con lo cual lograba subsistir. Su comportamiento, según testimonios,
durante los días que pasaba en la villa era notable; no se le conoció ofensa ni perjuicios
a otros.

Un día cualquiera cuando se encontraba en plenas labores se le presento a su posada


el alcalde José Martínez Troncoso, el cual después de hacerle algunas preguntas la
remitió con rigor y brusquedad al capitán del pueblo para que la embarcara en una
nave y la sacara de Mompox. María de los Ángeles insistió en que le explicaran los
motivos de su destierro, pero el mandatario nunca le brindo argumentos justificantes.
Como si fuese poco, los bienes que poseía le fueron despojados. Puesto que no tenía el
dinero suficiente para seguir el juicio contra la autoridad, le entrego poder especial al
procurador que quiso representarla. Este arguyó a favor de su parte que ella: “se hallo
impensadamente desterrada, con despojo de su casa y bienes por el injurídico,

41
SALZEDO DEL VILLAR, Pedro. Apuntaciones historiales de Mompox. Cartagena: Gobernación
de Bolívar, 1987. Páginas 59-76.

59
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

violento e injusto procedimiento del alcalde ordinario” 42. Era claro, el gobernador
había abusado de su poder.

Para colmo de males, una hermana y un cuñado de la agraviada aprovecharon el


acontecimiento para hacerse a las pocas posesiones. Los dos se valieron de la ocasión
para saciar su codicia apoderándose de un pequeño número de ganado vacuno que
tenía en la villa, vendiéndose al precio que quisieran y quedándose con la plata. Ante
tal situación, María de loa Ángeles Robles pedía a la alta jurisdicción la dejaran volver a
Mompox para arreglar todas sus desgracias. Como cosa extraña nunca se pudo
establecer las motivaciones que tuvo José Martínez Troncoso para perseguir a esta
mujer.

12. Ofensa eclesiástica.


La ciudad de Cartagena experimentaba un descenso considerable en el número de
soldados en el regimiento fijo, lo cual condujo al gobernador de la provincia pedir a las
diferentes localidades los reclutamientos correspondientes. Mompox no fue la
excepción. Los alcaldes ordinarios Gabriel Martínez Guerra y Domingo López Bordel
pusieron en marcha las órdenes del mandato superior, llevándose a cabo las batidas
necesarias. El teniente encargado dispuso de unas fechas, sitios y horarios adecuados.

Una vez que el reverendo Padre Prior Fray Antonio Flórez y Fray José María Longaray
se enteraron de la situación, extrañamente acudieron varias veces a la casa del Alcalde
mayor Ángel Juan Bautista de Trespalacios Mier, con el fin de persuadirlo a exceptuar
el reclutamiento a un joven que tenían en el convento. El muchacho les colaboraba
con algunos mandados y no se atrevían a presentarlo ante los comisionados por temor
a que lo escogiesen. El alcalde les recomendó que era conveniente la presentación del
joven, pues de esta manera evitarían serios problemas tanto a este como al convento
que lo estaría encubriendo. En vista de la posición de Juan Bautista, los del clero
prefirieron mandarlo con su madre para que convenciera al teniente. Este, a fin de
cuentas, les aseguro que no sería alistado en el ejército y remitiría una carta al
gobernador explicando los motivos de la exclusión 43. Pero de todos modos debía
presentarse.

Los hechos posteriores demostraron que los frailes no creyeron en las promesas del
alcalde, pues nunca se vio al muchacho en el lugar que debía asistir. Tal actitud puso
en prevención y sigilo a los oficiales autorizados de efectuar el reclutamiento, quienes
se habían enterado que en el convento estaban escondiendo no solamente al joven
mencionado, sino también a otros diez muchachos aptos para prestar servicio. Uno de
los delatores notificó el lugar exacto dentro del convento donde se encontraban los
evasores, por eso el Alcalde y los oficiales ordenaron a los comisarios de barrio vigilar
la calle donde terminaban las paredes de la huerta perteneciente al convento de San
Francisco. La idea era cercar con algunos carros la Calle Real del Medio donde caía una
puerta de la huerta para ver si alguno de los refugiados saltaba los muros para
apresarlo.
42
A.G.N. Colonia. Empleados Públicos de Bolívar. Tomo 19, folio 664.
43
A.G.N. Colonia. Empleados Públicos de Bolívar. Tomo 3, folio 525.

60
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

La vigilancia no molestó al Padre Prior ni al notario eclesiástico, pero indudablemente


la forma como quisieron penetrar al claustro sí los fastidió, obligando a demandar a los
alcaldes por abuso de poder. Los oficiales militares autorizados por los mandatarios
locales no solicitaron a la iglesia investigar y registrar el interior del convento, sino que
lo cercaron y se dispusieron allanarlo. Al encuentro les salió Fray José María Longaray
diciéndoles que no era cierta la existencia de diez jóvenes escondidos en la huerta.

Además, legalmente debían pasar un oficio al prelado para que franquease el


convento. Precisamente tal acto hirió la reputación del Padre prior, quien argumentó
cómo: “los jueces se exceden mas en ultrajar mi estado, se han valido con pretexto de
documentar el informe que la superioridad ha pedido y entrada que hicieron a mi
convento sin haberme pasado un recado político”44. Semejante exceso de autoridad
era una deshonra para la iglesia y su religión. Al final del pleito jurídico, el fiscal
reconoció tanto que el teniente y los Alcaldes actuaron con fundamento a la hora de
intentar la inspección en el huerto, como que existió exceso en la forma de actuar.
Siendo gravemente afectados los frailes, sobre todo porque la ofensa se realizó a la luz
del día y con público numeroso.

13. Despido y encubrimiento.


Carlos III emitió decreto de expulsión a os jesuitas de América, el cual debía aplicarse
primero en España y posteriormente en las colonias de Ultramar. El virrey Pedro Mesía
de la Zerda recibió los pliegos, documentos e instrucciones referentes al lanzamiento
de la campaña y a la vez se encargó de efectuar la orden en el Nuevo Reino de
Granada45. La rigurosa medida del soberano igualmente afectó a la villa de Mompox,
donde hacía más de 125 años mantenían influencia religiosa y económica, sobre todo
en las actividades agrícolas 46. Al cabildo se le comunicó nombrara personas idóneas
dispuestas a tomar la organización del acto, avisando a los religiosos su pronto
abandono de la ciudad para ser conducidos a Cartagena como lugar de embarque y
partir de allí al puerto de Santa María 47. Obviamente, al mismo tiempo se notificó que
todos los bienes quedaban confiscados a beneficio del erario real; bienes constituidos
por el edificio de un colegio y su iglesia, casas, alhajas, heredades, tierras, animales de
labor, beneficios de fundaciones, etc. 48. Lo mismo se iría realizando en los colegios de
Tunja, Honda, Pamplona, Llanos de Casanare, Popayán, Antioquia, Cartagena y Buga.
En América fueron cerrados un total de 120 colegios.

Es decir, era necesario que las personas o los oficiales públicos que se encargarían de
la confiscación y contabilidad debían cumplir por lo menos con el requisito de la
cautela y honestidad. En la villa tal encomienda fue delegada al cabildo en cabeza del
Alcalde ordinario, el cual compartió dichas responsabilidades. Ignacio Esteban Ribón,
precisamente había sido designado tesorero oficial de los bienes muebles de la Junta

44
Ibid…, folio505.
45
SANTOS, Ángel. Jesuitas en América. Madrid: Editorial MAPFRE, 1992. Pagina 360.
46
SALZEDO, Pedro…, pagina 67.
47
SANTOS Ángel…, pagina 145.
48
SALZEDO, Pedro…, pagina 68.

61
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Municipal de los Jesuitas. La dinámica del trabajo era sencilla, solamente tenía que
llevar al día las cuentas relacionadas con el grupo religioso y remitirlos a las arces del
rey.

Obviamente las expropiaciones y futuras ventas en dicho ejercicio eran fiscalizadas por
algunos funcionarios del gobierno municipal. Las disposiciones respecto al asunto
advertían, entre otras cosas, que los encargados no debían vender productos sin el
consenso de la junta y menos aun retener fuera de las arcas los intereses
correspondientes al reino. Específicamente este fue el motivo que condujo a Juan
Manuel Ballesteros, escribano público de la villa, a delatar ante los superiores las
irregularidades cometidas por Ignacio Ribón, pues presenció: “cómo retuvo el tesorero
el residuo de $3400 de las cuentas que dio la junta desde el 31 de mayo hasta el 9 de
noviembre”49. La acusación contra el funcionario era bastante grave.

En vista de tal situación, el tesorero decidió dar un paso adelante para truncar la
delación. Antes que se conociera el caso, despidió del cargo a Ballesteros, pero éste no
se amedrentó y de todos modos puso en conocimiento tanto el desfalco en la tesorería
como el abuso de poder. El notario testificó que el comisionado de las cuentas había
estado vendiendo sin consulta de los vocales de la Junta Municipal de Temporalidades
algunos bienes muebles que no se remataron judicialmente.

Era claro que Ignacio Esteban Ribón no iba a dejar que lo fueran a desacreditar en los
tribunales. A los productos en consideración como caco, mieles, cuero y botijas se les
había dado salida sencillamente porque no había que venderlas en la subasta pública.
Y en cuanto al retiro del notario, aclaró que lo indujo a tal actitud la intromisión
fiscalizadora de Juan Manuel Ballesteros, cuando a éste no le competía dicho
comportamiento50. De todos modos el pleito judicial se finiquitó con la destitución del
empleo y la comprobación del abuso de autoridad.

49
A.G.N. colonia. Empleados Públicos de Bolívar. Tomo 15, folio 850.
50
Ibid…, folio 893.

62
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

63
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

MUJERES MOMPOSINAS

Por: GIOVANNI di FILIPPO E.


gdife@hotmail.com

A la abuela momposina
y a las muchas anónimas.
A mis amigas y demás mujeres momposinas..

Las expediciones que por vez primera llegaron a estas tierras, no trajeron mujeres y las
que siguieron, contaron con pocas. Las prevenciones hacia América, que incluían desde
enfermedades hasta la posibilidad imaginaria de ser engullido por algún nativo
hambriento, pasando por las más palpables, como eran: la dificultad del viaje, el no
saber qué se encontrarían, la comida, el clima, la beligerancia obligada por la
imposición de una nueva cultura, la ausencia de asentamientos apropiados en donde
ellas pudieran desarrollar el papel encomendado a las de su género, amén de la mala
suerte que en ese entonces se les imputaba para algunas cosas; así lo determinaron.
Leyendas se crearon en ese sentido, siendo así, que se piensa que con Colón en su
primer viaje, vino una, pero de la manera más singular, camuflada como hombre. Al
parecer su nombre verdadero era Mariam, que terminó por evidentes razones en
Mario.

Confundidos los europeos con los anímales tan diferentes, les pareció ver en uno muy
singular, el manatí, que tiene la hembra tetas como de mujer pero una cola
inconfundible de pez; una mujer algo anormal que dio para encontrar “la sirena” de
sus imaginarios.

Como es lógico de suponer, la necesidad de dar cumplimiento al instinto reproductivo,


sumado a la cultura diferente que se encontraron por acá, dio para descubrir una
mujer diferentísima a la que las convicciones morales formó en la España de esa
época. Aparecieron éstas como ellos las soñaron: sin ropa, aparentemente ingenuas,
con una visión de lo sexual diferente y en muchos casos al parecer sumisas y
dispuestas a experimentar una nueva vida con el recién llegado; creándose la situación
propicia para iniciar el “sancocho” cultural y genético, que se da en la actualidad. A
pesar de que en un principio a las nativas se les despreció, catalogándolas de ladronas,
idólatras, hechiceras, propensas a perversiones morales, desvergonzadas y muchos
más epítetos; lo cierto es que al cabo de menos de un año, nació el primer mestizo en
tierra americana.

64
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

En muchos casos por estrategia, en otros, porque verdaderamente sucumbieron al


encanto de las nativas o no sabiendo por qué, especulando hasta en pócimas dadas a
beber, como el maranguango; las mujeres americanas empezaron a ser parte
importante de la conquista y del equilibrio y desequilibrio emocional de sus principales
actores. Anayanci en el Darién, Catalina en Calamarí, Isabel Corral en Cartagena,
Malinche en México, Pocahontas en los territorios del Norte, son nombres aún
recordados, aunque para algunos, algunas son catalogadas de traidoras para la causa
de sus pueblos y para otros, seres que fueron utilizados como vehículo de conquista.
Otras, resultaron excelentes guerreras que se opusieron a la invasión, como en el caso
de la Cacica Gaitana, en tierras del Sur, quien al Capitán de los invasores sometió a
indecibles torturas. Muy seguramente en la región de Mompox también existieron,
mas la historia no las ha registrado.

La visión que los españoles tenían sobre sus propias mujeres en esos momentos, no
dejó de ser también excluyente, pasando ellas casi desapercibidas para los cronistas. A
pesar de “ser las mujeres una mercancía preciosa para los conquistadores, no
trascienden a pesar de todo dicho concepto, y son a menudo mencionadas después de
la larga lista de objetos y herramientas con que se equipan unos bergantines, o a
continuación del número de caballos con que se inicia una expedición”.

Ante las situaciones tan duras para las que se atrevieron, fueron “las más humildes,
necesitadas, perseguidas y aventureras” las que inicialmente, antes de las de “familias
principales”, llegaron a América, que de paso debían ser casadas. Al parecer, estas
primeras mujeres, vinieron en 1502, pero no se conoce su número ni los nombres.
Según el “catálogo de Pasajeros a Indias”, implantado a partir de 1509, ese año
llegaron 4, en 1510 fueron 10, en 1511 aumentó a 42. Para la época, habían unas
pocas en Cartagena y Santa Marta, no obstante una, mujer del gobernador de Santa
Marta, don Vicente de los Reyes Villalobos, Doña Agustina Sarmiento, dominaba tanto
a su marido, que llegó en ausencia de él, “a poner y quitar oficios, dar licencias y
mandamientos y proveía actos oficiales y extraoficiales” y además transformó la casa
del gobernador en “tienda”, donde se expendía licor y naipes para el juego.

En general, esas primeras mujeres de todos los grupos étnicos, desempeñaron oficios
de gran importancia en los inicios de la América conquistada, que sin su presencia “la
conquista española no hubiera podido ser sino una aventura bélica y comercial”.
Fueron ellas, las que en muchos casos, “empuñaron la lanza y la rodela, las que
sembraron el primer trigo de América, las ladinas, las prostitutas, las amantes, las
aventureras, las brujas, las esclavas, las parturientas, las madres, las torturadas, las
asesinadas, las suicidadas. Anónimas la mayoría”.

La mujer española, para una escritora reciente, cumplió los papeles de: “Paridora
oficial, vehículo de transmisión de la propiedad y perpetuadora de los usos y
costumbres del viejo mundo”.

65
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Por las barrancas que posteriormente serían el Mompox que trasciende hasta el
presente, por la época de su fundación 1540, con los soldados de Jerónimo de Lebrón
pasaron las primeras mujeres españolas que por el Río se adentraron en estos
territorios y que terminarían casi todas en Santa Fe. 5 mujeres y una niña que nació
por aquí cerca, fueron las protagonistas, aunque una de ellas fue robada por los indios
de Tamalameque. Terminaron teniendo como oficio, una la primera panadera y otras
con sus maridos fueron encomenderas.

En Mompox y la región, para 1556, Gonzalo Jiménez de Quesada en sus ordenanzas


donde hace la tasación de bogas, relaciona como encomenderas, vivientes
seguramente en Mompox, La Mujer de Diego Millán y la Mujer de Juan de Aguilar,
quizá las primeras que aparecen en documentos oficiales que trascienden hasta el
presente. En general al principio, mujeres españolas debieron ser pocas en Mompox,
aumentando su número en la medida en que se organizaba la nueva ciudad y
provincia.

Desde un comienzo, los africanos esclavizados, prestaron un servicio importantísimo,


sobre todo en los asuntos productivos y reproductivos. Aunque en los cargamentos de
negros, solo un 25% fueron mujeres, la legislación española les reservó el triste papel
de perpetuar la ignominia, al determinar que: “Es esclavo quien es hijo de madre
esclava”. Esta determinación quedó abolida con la “Ley Sobre la Libertad de los Partos”
del 21 de julio de 1821.

En un principio, los indígenas creyeron en los sistemas administrativos traídos e


implantados por los peninsulares, pero el tiempo se encargaría de mostrar que
estaban equivocados. Los aborígenes trataron de defenderse legalmente. Es relevante
el litigio planteado en 1674 por la indígena María Pérez Quimbay, contra una persona
perteneciente al gremio más poderoso, el Licenciado Presbítero, Cristóbal Lucero
Rendón, por una parte de tierra de la isla de Quimbay, que estaba frente a Mompox,
la cual desapareció por ausencia de uno de sus brazos, aproximadamente en 1985.

A mediados del siglo XVII entró en escena la mompoxina María Ortiz Nieto, heredera
de Diego Ortiz Nieto, a quien se le había concedido una merced de tierras llamada “las
tierras de Loba”, que al heredarlas, las defendió con su espíritu resuelto y animoso,
ante insistentes invasores. Sus actitudes le valieron una investigación y condena por
parte del temible Tribunal de la Inquisición.

La protomédica, herbolaria, Juana Bartola de Mier, casada con su primo José Fernando
de Mier y Guerra, fue protagonista en su momento. Mantuvo permanente
correspondencia de tipo médico, con el sabio Mutis.

Para 1785, Petrona, indígena Chimila, fue llevada a España por el religioso capuchino
Fray Miguel de Pamplona, con el fin muy seguramente de mostrar que si existían, ante

66
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

el temor que se les profesaba a los de su etnia y para justificar los altos costos que le
significaba a la corona, la pretendida y fracasada campaña de su sometimiento.

Las mujeres de Mompox, tuvieron una participación directa muy destacada en los
sucesos que a la postre concluyeron con el acta de independencia del 6 de agosto de
1810, sólo es recordada la más influyente, de extracción popular, Etanislaa Barón.

En los sucesos del 5 de Mayo de 1815, Santos “La Manchada”, era la que disparaba un
cañón de guadua en la proa del champán “El Cristo”, antes de caer herida.

María Isabel de Hoyos y Hoyos, Marquesa de Torre Hoyos, realista y quien al parecer
tuvo la osadía suficiente para pedirle al Pacificador Don Pablo Morillo, a cambio de los
favores recibidos, la mano de su oficial Juan Antonio Imbrecht, con quien se casó en
segundas nupcias la noche de la víspera de la partida el 17 de marzo de 1.816; fue un
personaje importante de su época.

Con las tropas de Morillo vinieron oficiales de la Corona, que no dejaron gratos
recuerdos entre las mujeres mompoxinas, porque muchas de ellas fueron conducidas a
la fuerza al Colegio Pinillos que servía de cuartel, “con el inicuo designio de ofender su
honra”.

Doña Jerónima Rosa del Pontón Olave y Ospina, llamada “Doña Rosa, la momposina”,
de rancio abolengo, se casó con el payanés Pedro Agustín Valencia, trasladó su morada
a Popayán, donde dejó amplia descendencia y reconocimiento.

Doña Manuela Tomasa de Nájera, la esposa del ilustre benefactor de Mompox, Don
Pedro Martínez de Pinillos, cumplió un papel de gran importancia “ya que llevó en
dote a tan feliz enlace, el caudal de virtudes que distingue a las mompoxinas i que hace
de ellas un timbre de gloria de la Ciudad Valerosa”, según palabras del director del
Colegio Pinillos, señor doctor Manuel María Casas.

A diferencia de la Marquesa, a quien las luchas de independencia le aportaron algo


positivo, muchas señoras de familias prestantes de la Villa, sufrieron familiar y
personalmente, por pertenecer al bando de los insurgentes. Entre ellas tenemos a:
Petronila Ribón quien fue desterrada; María Ignacia Márquez de Mondragón,
degollada en la Casa Fuerte de Barcelona junto con su esposo Vicente Celedonio
Gutiérrez de Piñeres; Josefa Fernández de Silguero, desterrada junto con su esposo
Nicolás Valest; Marcelina del Corral, esposa de Pantaleón Germán Ribón, desterrada.
La misma suerte corrieron las señoras Rosalía Guillín, Encarnación Larios, Sebastiana
Godoy y Jacinta Canedo. Juana Gutiérrez de Piñeres y su sobrina Josefa Colorete de
Velilla, Francisca Rabelo de Navarro y su hermana María de Jesús, Antonia de la
Barrera Valdés y su hija Salomé de la Barrera, entre muchas otras, fueron encerradas
en las Bóvedas de Cartagena.

67
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

En 1832, la Provincia de Mompox estaba compuesta por los Cantones de: Mompox,
Magangué, Majagual, Ocaña y Simití y la instrucción pública contaba con 147
establecimientos con 1.588 alumnos, de los cuales 82 eran de niñas, con 459 alumnas.

A comienzos del siglo XX, sumada a la decadencia de la población por razones


naturales, se libró una de las guerras más crueles, la de los Mil Días, que ayudó a que
todo se detuviera, siendo afectada en extremo la educación, hasta el punto que el
Colegio Pinillos que en esa época era sólo para varones, no abrió sus puertas de 1900 a
1905.

En 1913, los colegios y algunas escuelas que existían en la ciudad eran: La Escuela de
Niñas del Distrito, dirigidas por las Reverendas Madres Terceras Franciscanas; La
Escuela urbana de Santa Bárbara, dirigida por Doña Petrona Emilia de Flórez; El Colegio
del Sagrado Corazón de Jesús, con su Directora Doña Juliana Esparragoza; El Colegio
del Carmen, con su Directora Doña Sofía Futz de Tinoco; La Escuela Nocturna, a cargo
de Don Bernabé Mercado; La Escuela de Varones del Distrito, dirigida por Don Manuel
Díaz Granados; El Colegio Herrera Ribón, con su Director Don Manuel Herrera Ribón y
el Colegio Pinillos que tenía como Rector al Presbítero Pedro María Revollo. De todos,
los 4 primeros establecimientos eran para mujeres.

Con éste número de colegios, donde los de mujeres representaban un número


modesto, era raro encontrar que en la población, señoritas del momento resultaran
con inquietudes literarias. Sin embargo, en los actos de los festejos del 103º
aniversario de la proclamación de independencia absoluta de MOMPOX, y del
centenario de la entrada triunfal del Ejercito Libertador a CARACAS, el día 8 de agosto
de 1913; las señoritas que residían en el “barrio Arriba” (Cuartel Santander) de la
ciudad, Pura Luz Daza, Policarpa y Hortencia Peñas, María Josefa Casaleth y Esperanza
Peñas Echávez, pronunciaron sendos discursos patrióticos. Este hecho es de enorme
trascendencia, pues en muchos actos públicos importantes, la mujer era “para
mostrar”, recitando poesías de otros (hombres la mayoría de las veces) o
representando heroínas en carros alegóricos.

Un caso digno de mención, es el que se dio unos pocos años antes, en la inauguración
del efímero Departamento de Mompox, el cual contó con la asistencia del Presidente
General Rafael Reyes, cuando la señorita Juana Rojas Nájera pronunció un discurso,
comprometiendo al homenajeado como “salvador de Mompox”, a cambio de “la
gratitud eterna de las mujeres momposinas”.

En estos momentos, para la mujer se tenía un papel reservado muy claro: “hacendosa,
modesta, humilde discreta,…hacer la delicia de cuantos le rodean”. “Silenciosa,
resignada, pasiva, y que su encanto resida, en cierta manera, por parecer borrada,
inexistente, dulce y reposada”.

68
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

“La mujer, para cumplir en la tierra, para llenar su objeto, no necesita ser sabia, no es
preciso que brille por su ciencia, bástele con ser hacendosa, modesta, humilde, discreta,
para que brille por su ciencia y en el cielo de su hogar, haga las delicias de cuantos la
rodean ya que ella sabe convertir a aquél en un paraíso; ya sea el rico alcázar del
potentado o la humilde choza del labriego. La mujer hacendosa es un tesoro. Si es de
encumbrada esfera nos deleita, se nos hace más atractiva si la vemos dedicarse al
trabajo y a las tranquilas faenas domésticas. Si es la hija del pueblo, también nos
encanta y admira, porque sin elementos, trasforma el hogar del compañero de su vida,
de los autores de sus días en un edén”. Decían documentos publicados en Barranquilla
a comienzos del siglo XIX, que muy seguramente no distaban de las apreciaciones que
se tenían de la mujer en Mompox.

Un papel, que podríamos considerar un tanto cruel, la sociedad le tenía reservado a un


sector importante de las mujeres, al de las solteronas y las viudas, quienes en un
momento fueron un número importante en Mompox, dado el hecho de la escasez de
hombres, sobre todo por las guerras, y a los prejuicios sociales que presionaron a
cientos de mujeres a quedarse solitarias, haciendo “panelitas de leche, tejiendo o
rezando el rosario”, como se decía en Mompox, y mirando discretamente a través de
los canceles de las ventanas el paso del tiempo, pues esas presiones les hicieron
considerar a la mayoría de padres y madres de la época, que no existían hombres
dignos de la condición que ellas merecían para desposarlas. Algunas enloquecieron de
amor.

Un columnista de un periódico de la época, al escribir sobre ellas, decía:


“Experimento una compasión infinita, un hondo malestar, ante todas las cosas que se
marchitan, ante todas las glorias que se frustran. Y una mujer que al doblar la cumbre
de la treintena pierde las esperanzas de ser madre, es un ser digno de piedad y respeto.
Es algo inútil, fracasado, anormal y enojoso. Y ella lo sabe y lo llora en silencio; y
aunque en público finge estar satisfecha de su destino, se siente sola en medio de la
muchedumbre y abandonada allí, donde todos la oprimen.
Nunca sus brazos mecerán a un hijo salido de sus propias entrañas; jamás un hombre
la besará en la frente, con ese respeto, esa unción, esa intensidad de gratitud y cariño
con que sólo se besa a las madres o las esposas dignificadas por la virtud y por el
sacrificio”.

Respecto a los atributos físicos de las mompoxinas, estos fueron expresados de la


siguiente manera por un escritor: “Las unas trigueñas y menudas; juncales y doradas
otras; todas rítmicas, cimbreantes, donairosas, cálidas. Qué piel aquella! Si parecen
moldeadas en sílice refractaria y pulpa de cerezas. Domina el color pálido, no la palidez
clorótica de las desencantadas, sino aquella otra, sazonada, que fue gala y buen tono
en las romanas patricias”.

69
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

En Mompox, las inquietudes literarias y musicales hasta estos momentos, lo mismo


que la mayoría de actividades públicas, estuvieron reservadas al sexo masculino,
aunque muchas señoritas de las familias más destacadas, dentro de su educación,
tenían el aprender la ejecución de algún instrumento musical, casi siempre para
diversión y ocupación hogareña. Como manifestación curiosa, entre 1882 y 1883,
existió un pequeño periódico llamado “La Primavera”, que como situación increíble
para el momento, era exclusivo para mujeres, donde expuso sus composiciones
poéticas la señorita profesora María de Jesús Madarriaga.

A comienzos del siglo XX aparece la “REVISTA GEMA”, publicación en forma de revista,


escrita a mano a pesar de que desde mitad del siglo anterior había aparecido la
imprenta en la población. Esta revista, que se presentaba como “Revista de Literatura
y Variedades”, fue fundada por Sabas Cunha T., aspiraba a salir quincenalmente y se
promocionaba como de distribución gratuita. Tuvo como redactor al señor Luís H.
Ovalle y el primer número apareció el 30 de agosto de 1914.

En el segundo número de la revista, de fecha 20 de septiembre de 1914, se inicia una


relación de coqueteo literario, entre la revista y una señorita de unos veinte años, que
había sido parte del grupo que el año anterior participó en las festividades “del 103º
aniversario de la proclamación de independencia y del centenario de la entrada triunfal
del ejercito libertador a Caracas”. En la sección de “Variedades”, se lee: “JUSTICIA AL
MÉRITO – Tenemos el placer de ofrecer las columnas de “Gema” a la inteligente y
simpática señorita Esperanza Peña, espíritu selecto y exquisita intelectual. Ojalá la
estimable srita srta. Peña, viendo en nuestra oferta sólo la exteriorización de la honda
simpatía que por sus preciosos dotes nos arranca, quisiera dispensarnos el honor de
acceder a nuestro íntimo deseo de ver refulgir en nuestra humilde revista las hermosas
filigranas de sus producciones”.

En la revista Nº 3, que apareció el 4 de octubre de 1914, se dice:

“FRASES QUE NOS HONRAN”

“Mompós 26 de septiembre de 1914.


Señores
Director y Redactor de “Gema”
E.L.C.

Muy señores míos:

Al hallar en el segundo número de “Gema”, que tuvieron la amabilidad de


obsequiarme, la galante invitación de Uds. para colaborar en su amena revista, he
recordado al viejo cantor de las dolosas (¿?) y exclamado: ¡Quién supiera escribir!
Doy a Uds. mis más sinceras gracias, tanto por el honor que me han dispensado, como
por el alto concepto que se han formado de mi humilde persona.

70
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

¿Qué podría escribir para una revista tan amena como “Gema” quien como yo carece
de la divina inspiración de las musas? ¿Qué papel haría mi tosca pluma de ganso junto
a la de oro de Uds. y del inteligente grupo de colaboradores con que cuentan?
No debo escribir; porque escribir no sé. Sé apenas admirar el entusiasmo literario de
Uds., su vigorosa elocuencia y elegancia de estilo, que me hacen adivinar en Uds., más
que una esperanza, una promesa para las letras colombianas.
Abandonen, pues, la idea de hacerme escribir y reciban mi voz de aliento que, en pié
para aplaudirlos, regocijada con sus triunfos, y gritarles ¡adelante! En la hermosa tarea
que han emprendido, estará siempre.
Esperanza Peñas Echávez.”

Seguida de la anterior, hay otra nota que dice:

“Gustosamente hemos insertado la simpática y honrosa carta que, con motivo de


haberle brindado la columna de esta revista, nos ha dirigido la Srta. Esperanza Peñas,
escritora reciente que, de un paso, ha alcanzado un puesto culminante en la región
augusta de las letras.
La Srta. Peñas ha usado en su carta de una modestia extrema, al manifestar que
escribir no sabe, pues, en nuestro humilde concepto, su pluma no es de ganso, sino de
diamante, de la cual brota siempre, como de la roca que tocara Moisés, un torrente de
perlas cristalinas que ella, hábil y artísticamente, sabe engarzar en sus pulidas
producciones, en donde campea, como un sol, la originalidad.
Insistimos, pues, ya que su excusa es infundada en solicitar con mayor avidez, su
importante colaboración”.

Como “CARTA ENIGMÁTICA”, fue catalogada la siguiente, publicada en la Revista Nº 4


del 18 de octubre de 1914.

“A los inteligentes señores:


Director y Redactor de “Gema”.
E.S.O.
Amables señores:
Disimulen Uds. que sin haberme brindado las columnas de su bien servido periódico,
me tomé la libertad de dirigirles la presente misiva para su publicación; pero es mi
anhelo aprender a escribir, y confío en que ustedes, caballeros cultos y benévolos, han
de ayudarme y no desestimarán mi colaboración por nada que ella sea, como tiene que
serlo.
Ignoro yo, respetados señores porque en este bello país cause indignación, la
posibilidad de que una mujer dé a los vientos de la publicación sus trazos literarios. No
lo sé. No me lo explico.
Lejos está de ocultárseme que mis bellas compañeras han de ser las primeras en
ridiculizarme y tratarme de arrojada y atrevida, y que muchos de mis jóvenes amigos

71
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

exclamarán en voz grave y concisa ¡No le está dado a la mujer el ingresarse en el


campo intelectual ¡Tal es la creencia de hombres y mujeres de éstas tierras…¡ Y tienen
razón. Verdad es que en estos países, aun indígenas, se oculta el talento de las mujeres,
en los colegios se nos da escasa instrucción, y apenas aprendimos a marrullar un
paternóster, siendo así para el mañana verdaderas momias de lujo- permítame la
frase- en la casa del esposo ilustrado y trabajador… Pero no es ese el quid de la
cuestión, que todo es, porque su corazón tiene de ser.
Grandes escritoras hay que nunca jamás pisaron los claustros universitarios ¿Por qué
una mujer que también tiene un cerebro, no ha de poder escribir? ¿Será cierto que a
nosotras nos esté vedado comunicar nuestras dulces o amargas impresiones, emitir
nuestros conceptos, y decir públicamente lo que uno piensa y siente? Bien pudiera yo
decir que nuestro cerebro es un mero adorno interno que no tiene objeto alguno… pues
¿así hacemos con los bordados de nuestra ropa interior, si no levantamos la falda con
el acostumbrado disimulo, para dejarnos ver el rico encaje o las bordadas telas? ¿Qué,
con un hermoso cerebro encerrado en la cavidad craneana, si por medio de la palabra,
hablada o escrita, no damos a comprender que lo tenemos?
Así como una máquina se inutiliza con el uso, así nuestro cerebro también se inutiliza
sin el debido trabajo.
Más que probado está, y si no haga cualquiera la prueba que una persona en perfecto
estado de salud, después que la tengan varios días en una posición que no le permita el
funcionamiento del aparato de la locomoción, al levantarse para andar, le será difícil
conseguirlo inmediatamente.
Es que los órganos necesitan funcionar, pues de lo contrario enferman, se atrofian.
Usemos de nuestro cerebro. Todo representa su papel. Todo necesita trabajar; más no
entiendo por trabajo del cerebro hablar de amores y otras arduas empresas de ese
estilo, represiones a nuestras fuerzas cerebrales… Es que es mala la exageración!
¡Ah, naturaleza sabia! Y sin embargo las muchas de estas tierras te contradecimos.
Sabemos más que tú.
Válgame estas mal tratadas líneas más de un duro calificativo. Nada me importa. Creo
con Esperanza Peñas, la escritora insigne, mi compañera ilustre, que no hemos venido
al mundo para adornar únicamente la casa de nuestros esposos, pues también
tenemos un cerebro con que poder pensar… y así es!
¡OH musa de Esperanza!, yo te envidio y hoy te invito a escribir. Sé mi compañera y mi
guía. Yo te sigo. No seas exageradamente modesta. Todo en exceso es malo. Olvida el
viejo cantor de las dolosas, y exclama con ésta tu discípula y admiradora fiel: Yo escribo
lo que sé… ¿Condesa de Pardo Bazán? Válgame el cielo!. Apenas si mascullas un
paternóster! Por ti siento compasión ¿Por qué no me sigues?
Persigo un noble ideal: aprender a escribir y ya hoy he comenzado.
Ruego a ustedes distinguidos señores se dignen excusarme. Comprendo que he sido
inoportuna, pero de ello no tengo yo la culpa: deseo aprender a escribir. Por eso tengo
derecho a exigirles que me ayuden. Son ustedes muy caballeros, muy inteligentes,

72
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

liberales en el sentido estricto de la palabra y jóvenes compasivos, que saben lamentar


el muy triste y ridículo papel que aquí representamos las del sexo bello.

Publicada esta carta, les remitiré un artículo: “Siluetas masculinas”, en el que, como es
natural admiro al joven psicólogo Simón G. de Piñeres.
Respetuosamente,
Margarita Macaulay.
La Ciudad, octubre 11 de 1.914.”

La nota que sigue y que aparece en el mismo número, está referida a la anterior y dice:

“Para conocimiento de nuestros amables lectores insertamos en nuestra edición de hoy


la carta que de manera misteriosa ha llegado a nuestra oficina de redacción.
Estamos muy de acuerdo con la escritora en lo tocante a la mentalidad femenina y
hallamos justísimas sus quejas por una como injustificable indiferencia de juzgar a la
mujer indigna de ingresar en el campo intelectual, porque de que el cerebro de la mujer
es tan formado como el del hombre, es cosa que no admite discusión; díganlo si no
Acosta de Samper, Pardo Bazán, Inés Aminta Consuegra, etc., etc.
Margarita Macaulay viene con Esperanza Peñas a dar un mentís más a la falsa creencia
de hombres y mujeres de estas tierras.
Quedan a sus órdenes nuestras columnas; y a la vez que la felicitamos, nos permitimos
encarecerle la revelación de su nombre, aunque después siga haciendo uso del
seudónimo.
Y vengan las “Siluetas masculinas”.

Hay pistas de estilo que darían para pensar que Margarita Macaulay (seudónimo), era
la misma Esperanza Peñas.

En el editorial de la Revista Nº 7, se lee.

“Mompós, noviembre de 1.914.


SIN COMENTARIOS.
Para que nuestros benévolos lectores valoren una vez más los quilates de la inteligencia
de nuestra apreciable amiga y colaboradora Srita. Srta. Esperanza Peñas, insertamos
con viva complacencia a continuación, la carta que nos ha dirigido, al remitirnos el
simpático y bien pensado artículo que, a mucha exigencia, y para amenizar a nuestra
humilde revista, ha tenido la galantería de escribir.
Porque Esperanza Peñas es ya bien conocida entre las intelectualidades
contemporáneas y porque sus artículos no merecen recomendación alguna para ser
acogidos con aplausos, va sin comentarios”.

Seguidamente aparece el artículo:

“Señores:

73
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

A tanta instancia era imposible mostrarme inaccesible. Al fin escribo y les envío ese
manojo de flores pálidas y mustias, que he recogido en mi jardín, que más que jardín
parece erial. Esas flores son pálidas como todas las que necesitan los besos del astro
del día y se les tiene en la sombra, o como aquellas que han menester abono y riego
constante, y se les descuida, pero siempre florecen aunque sean anémicos sus pétalos.
No podría negar que a veces me sucede que… ¿pasa en Uds. lo mismo? a veces tengo
ideas muy bellas, que cual bandadas de azules mariposas revoletean en mi cerebro;
pero en vano busco palabras bastante hermosas en que poder condensarlas y al fin
cansadas de tanto revoletear, escucho que desfilan entre mi cortejo de reproches hacia
el santuario de donde se escaparon, ansiosas de tener vida sobre el nítido papel!...
Porque al fin y al cabo, Señores Director y Redactor, tengo un cerebro, y nadie puede
gritarle a este órgano precioso: cállate, no pienses!
Quizá a Uds. no les suceda lo que a mí, porque al influjo benéfico de la instrucción, se
rompe la malla que aprisiona el pensamiento, y, por consiguiente, emprenden libre
vuelo las mariposas azules de la idea!
Yo no ignoro, como Margarita Macaulay, que las de mi sexo serán las primeras en
dirigir reproches a mi conducta, pero no importa, no tendrán cerebro, no pensarán
como yo!...
Como última en esa religión que se llama literatura, de la cual son ustedes ministros,
me suscribo gustosa,
Esperanza Peñas.
Mompós, octubre de 1.914.”

En la Revista Nº8, del 1 de diciembre de 1914, aparece el siguiente escrito.

“¡POBRE ARTISTA!”
A los señores:
Don Manuel y Don Juan Herrera Ribón.
Tras larga ausencia volví a ver a Juan, el travieso colegial de otros tiempo, hermano
mayor de Arturo, aquel artista casi adolescente, de frente altiva, cabellos negros
rizados y sedosos como pluma de paujil, ojos negrísimos de mirar profundo, que en su
rostro de blancura pálida de cera, semejaban dos grandes gotas de tinta sobre el
plumaje blanco de una garza.
Ambos habían sido mis amigos desde la época de colegio. Por eso al ver a Juan sin
Arturo, su compañero inseparable, le pregunté por él.
¿Arturo!, pobre hermano, exclamó.
Y aquel amigo, que no hacía mucho charlaba alegremente, tornose triste y
cogitabundo. Tal vez su pensamiento bogaba por el ruidoso mar de la evocación, hacia
la pradera gris de los recuerdos, en busca de tristes remembranzas.

74
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

¡Arturo!, repitió con un dejo infinito de amargura, él murió, el mundo hirió su corazón
enfermo con su fatídica sonrisa de desdén. Fue su pecado haber nacido artista. Nadie lo
comprendía, por eso murió pobre y solo, en una noche en que creyó encender el sol de
su gloria con la antorcha de su genio!
Sus amigos, viendo consumirse como nostálgico de espacio el cóndor de su genio, más
altivo que los que anidan en las montañas andinas, lo instaron a hacer su entrada en el
mundo literario, y con tal fin invitaron a los amantes de las letras para una velada, en
la cual el poeta, hasta entonces ignorado, recitaría sus mejores versos.
Un murmullo de aprobación y entusiasmo saludó al artista al comenzar sus
recitaciones, empapadas en el amargor que en su alma desbordaba.
En aquel suntuoso salón, profusamente iluminado, parecía haberse dado cita lo más
selecto de la sociedad. Y aquel murmullo, que fue como tierna caricia prodigada a su
esperanza, que él creyó presagio de su triunfo, fue decreciendo poco a poco…
Rendido de emoción calló, y pensó que iba a ensordecer con el estrépito de los aplausos
que sus sentidos versos arrancaran, pero ¡ay!, sólo escuchó discusiones sobre
intrincada política entre algunos caballeros, cuchicheos de confidencias amorosas entre
los jóvenes, y discusiones sobre la falda-pantalón entre las damas.
¡Solo! murmuró herido por tan espantosa soledad, dejando escapar en esa sola palabra
toda la hiel de su amargura…
Dos horas más tarde el corazón del artista, minado hacía algún tiempo por terrible mal,
dejaba de latir, y con un último suspiro su alma voló a la región desconocida!...
Despídome de Juan, y exclamo emocionada… ¡pobre artista!...
Esp. Peñas.

El 1 de Enero de 1915, aparece la Revista Nº 11, con la siguiente colaboración:

“¡OH NOCHE!
(A mis amigos S.C.T. y V.C.)
Ya el crepúsculo con su oscuro manto de tristeza, ha envuelto la arboleda, y tras las
torres de la vetusta iglesia se apagan los reflejos postreros de la antorcha mágica del
día.
Poco a poco el diáfano azul del cielo se va oscureciendo, y allá en el vecino monte,
como una legión de fantasmas evocados por la tristeza de la hora, van saliendo
silenciosas las sombras, cortejo de la soberana noche que ya llega diademada de
luceros…
Todo calla, la naturaleza entera parece soñar adormecida por los acordes de una
música sublime. Tiemblan en sus tallos las flores silvestres, como la novia pudorosa que
espera la hora de una cita. La brisa parece remedar el eco de un suspiro, al pasar por el
espeso ramaje de los árboles. Las aves no cantan; han recogido sus alas cansadas de
volar, y reposan junto a la rama de donde pende el nido, mientras piensan en sus
tiernos polluelos.

75
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

El monte, como la inmensa silueta de un gigante del imperio de las sombras, se retrata
sobre la tersa superficie de las aguas.
Y para completar este cuadro sublime que ningún artista imitaría jamás, la luna, como
una pálida virgen, asoma su frente por entre las blancas gasas de una nube. ¡Qué bella
es! y con qué majestad se levanta y se aleja por las azules ondas de los cielos…
Esp. Peñas E.
Diciembre 2 de 1.914.”

En la última revista que trasciende hasta el presente, la Nº12, aparecida el 17 de Enero


de 1915, hay otro escrito titulado SARA, que Esperanza Peñas Echávez hizo para la
revista. No se conoce con seguridad cuantos números de la revista aparecieron. En la
revista Nº 10 se avizoraron cambios, con la aparición de Vicente Caraballo O. como
nuevo Director y Luís Cunha T. como nuevo redactor.

“SARA”
“Sara, niña mimada por los suyos y admirada por sus amigos, había llegado a la edad
de diez y nueve años, sin que el amor, ese huésped misterioso de las almas sensibles,
hubiera llamado jamás a las puertas de su ingenuo corazón.
Era ella una pálida trigueña, hermosa como una mañana de diciembre, tenía los labios
rojos como una manzana en sazón; sus blanquísimos dientes semejaban finas perlas
engastadas en el coral de sus encías, y sus ojos de color oscuro, un par de soñadoras
golondrinas anidadas bajo el castaño alero de sus bucles. Su carácter era sincero; su
natural alegre. En su compañía jamás se estaba triste. Tocaba divinamente la guitarra,
y cantaba que era un primor. Era inteligente y modesta como las mismas violetas…
Como se desliza llevada por la arrulladora corriente de un manso río un manojo de (¿),
se desliza por el mar de la vida la hermosa existencia de nuestra heroína.
La fatalidad puso en su camino una sierpe bajo la agradable figura de un muchacho de
su edad, que con la fascinadora máscara de la hipocresía le fingió tan grande amor,
que ella, que más de una vez había salido vencedora de estas luchas juveniles, llena de
fe creyó en sus falsas promesas, y le amó con un amor puro como la sonrisa de un
ángel, inocente como la caricia de un niño, intenso como la claridad de una noche de
luna, bello como un campo de flores. Su alma como un lirio de ternura, había plegado
sus delicados pétalos a los albores del amor, y perfumaba con su fragancia las horas
grises de tedio y ocio de aquel adolescente…
¡Cuántas veces las amigas de Sara le advirtieron que su novio tenía la vulgar costumbre
de calumniar a las mujeres ¡pero ella toda fe, toda ternura, les respondía que eso no
podía ser, él tan cariñoso, tan bueno!
Llegó por fin el invierno del olvido, o mejor dicho, el cansancio de fingir invadió el alma
del amante, que con estúpidos pretextos truncó aquellos amoríos, que en Sara sólo
dejaron leves huellas de uno que otro beso arrancados en momentos de efusión…
Sara fue cobardemente calumniada por el hombre a quien tanto amó. Ella lloró
desesperadamente ante el lívido fantasma de la calumnia, que con su dedo tiznado

76
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

tocaba su frente de virgen, y renunció a la vida sin pensar que el mañana trajera
consigo la reparación de su honor herido gravemente…
Esp. Peñas E.
Noviembre 30 de 1.914.”

En el año 1917, Esperanza Peñas Echávez resultaría en embarazo, muriendo con este
acto sus aspiraciones literarias importantes, cumpliéndose el designio que la cultura de
su época les tenía reservada a las de su género y el cual ella hábilmente había
presentido en sus escritos. Transmitió sus inquietudes a algunos de sus hijos.

No podríamos olvidar el concurso que prestaron las mujeres en las contiendas que se
dieron entre los nativos y los españoles, pues al parecer las mujeres de los indígenas
los auxiliaban suministrándoles las flechas en la medida que se iban agotando. Hasta la
Guerra de los Mil Días, eran mujeres las encargadas de suministrar la alimentación a la
tropa, llamadas Juanas o Vivanderas, algunas tomaban parte en los combates o
ayudaban con los heridos o con la munición, siendo muchas de ellas, las esposas o
compañeras de los combatientes.

A pesar de que el siglo XX se había iniciado con grandes logros en lo que respecta a los
derechos del sexo femenino, tanto Mompox como el país, en la realidad, siguieron
detenidos en ese aspecto, siendo solo hasta 1954, por ejemplo, que por medio del acto
legislativo Nº 3 de 1954, la mujer adquiere en Colombia, sus derechos ciudadanos
completos, al poder acceder al voto, situación que se hace efectiva en el plebiscito de
1957.

Fueron mujeres campesinas, las que diariamente surtieron el mercado de Mompox en


sus burros o canoas, con peces, frutas y verduras. Pequeñas empresas nacieron ante la
responsabilidad de mujeres al enfrentar las necesidades de su prole, sobre todo de
alimentos: comedores, carniceras, almojábanas, pan de queso, dulces caseros y
costura.

Mompox, tuvo la satisfacción en el año 1967, de ver su primera hija accediendo al


primer cargo del municipio, el de Alcalde, con Regina Escorcia, hija de uno de los
principales dirigentes conservadores que ha tenido la región. Su hermana Asunción, ha
sido 4 veces alcaldesa de Mompox, dos por elección popular, siendo el primer Alcalde
que tuvo Mompox por esta forma de elección. En el año 1978, ejerció el cargo de
Gobernadora del Departamento de Bolívar, la también mompoxina Elvira Facio Lince
de Espinosa.

En la Academia de Historia de Mompox, no fue sino hasta la década del setenta del
siglo anterior, con la señora esposa de mompoxino, Rosario Salcedo de Barraza, que se

77
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

inicia la participación de la mujer en asuntos de historia regional. Posteriormente otra


eminente señora, Dora Serafinoff de Ramírez, haría parte también de ese Centro.

En la década del ochenta del siglo anterior, la primera mujer ocupa el cargo de Notaria
de la segunda Notaría creada por los españoles en estos territorios. Cargo que recayó
en Ketty Méndez Fortich, persona con parientes cercanos a estas tierras.

En las mujeres de extracción popular, el cambio se ha venido dando de manera más


lenta, la influencia externa para estas familias era muy poca y máxime con el
aislamiento que sufría la ciudad desde el siglo XIX. La transformación se inicia, con la
apertura del Colegio Sagrado Corazón de Jesús en 1924 por las Hermanas Franciscanas;
con la inauguración de la Escuela Normal de Institutoras en 1944 y con la apertura del
Colegio Pinillos para la mujer en la década del setenta del siglo pasado, aunque por los
años 40 hubo algunas allí estudiando. Antes de estas instituciones, la mujer asistía a
escuelas de solo primaria, para lo cual fuera de las escuelas públicas ya nombradas que
eran pocas, existieron escuelas privadas “de banco”, donde las niñas de la población
recibían su primera enseñanza, que casi siempre era la única. Esta modalidad de
enseñanza estuvo a cargo de mujeres, que casi siempre organizaban el colegio en sus
casas. Entre otras cumplieron el oficio de profesoras: Sofía Futz de Tinoco, alemana,
Otilia Salzedo, María de Jesús Madariaga, Petrona Emilia López de Flórez, Julia
Esparragoza, Comunidad Terciaria Capuchina, Hermanas Franciscanas, Hortensia Peñas
Alvarado, Hermanas Peredo Ibarra, Josefa Torres, Las Ribón Cordero, Ana María Borré,
Marina Gutiérrez de Alvarado, María Isabel Bastidas de Cajar, Vicenta Cajar Peñas,
Cristina Dovale Flórez, Ana Elena y Margarita Rojas Pontón, las hermanas Martínez
Rojas, Judith Castillejo, Nelly Cabezas de Gutiérrez, Rosario Rodríguez Cunha y otras
muchas, entre ellas las que trabajaron en la zona rural, como Clara Nieto, sus hijas y
Caridad Alvarado de Nájera.

En Mompox, ciertas actividades siempre estuvieron reservadas para los hombres, la


joyería, la forja, la alfarería, la carpintería y la ebanistería; entre otras. La situación
cambió sólo a finales del siglo pasado, en 1996, con la aparición de La Escuela Taller
Santa Cruz de Mompox, la que democratizó y dio igualdad de género a los usuarios de
estas actividades.

Hasta el presente, las mujeres momposinas han sido guardianes fieles de ciertas
tradiciones, religiosas, gastronómicas, festivas y otras. En la actualidad son mujeres las
que defienden algunos sectores culturales, Cecilia Jiménez en el Archivo Histórico,
Josefina Ciódaro Caraballo en el Museo religioso. Siempre ha habido mujeres
manejando los archivos de la Parroquia y en las tradiciones gastronómicas y de
dulcería, ellas las han sabido mantener. Adalgiza Mejía Peñas, con sus casi cien años,
no deja morir la tradición del “dulce de casquitos de limón”.

78
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Mujeres que han hecho un aporte fundamental en el Mompox actual, son aquellas
nacidas en otras partes, pero que por la fuerza del amor unieron sus vidas a la de
mompoxinos, que en su mayoría eran estudiantes en universidades de diferentes
regiones del país (abogados, médicos, ingenieros, educadores, etc.), y que juntos
decidieron venir por estas tierras, a trabajar, a fundar y a criar una familia, a contribuir
con su cultura diferente en la modificación de ciertas visiones, que con el tiempo como
detenido, los mompoxinos habían desconocido y habían considerado como ciertas en
el mundo del momento.

Fueron mujeres las que ayudaron a traer al mundo los niños de la región, y mucho
tiempo fueron obstetras en el hospital las recordadas madres alemanas. Muchas
mujeres esclavizadas y después campesinas, fueron las encargadas del aseo, la comida
y hasta hicieron de madres sustitutas, en muchos casos, en casas de familias
mompoxinas.

Es importante resaltar a mujeres que han sabido preservar la cultura musical de la


región con sus composiciones e interpretaciones que le han dado la vuelta al mundo,
como “Totó la momposina” y “la Chula”, esta última recién fallecida, descendiente de
los indómitos Chimilas y quizás de las últimas cantadoras del “Chandé” nativo.

Fue importante en época reciente, el pensamiento modernista de Alicia di Filippo


Cunha, empresaria del campo, quizás la primera con inquietudes políticas, atrevida en
su comportamiento, novedosa, que mostró al pueblo lo nuevo en tecnología urbana,
en la moda, trayendo y usando el primer pantalón “vaquero”, entre otros y quizás la
primera que condujo un auto.

Para finalizar, en la segunda mitad del siglo pasado, se dio como curiosidad, pero que
quizás fue síntoma de algún cambio, la aparición en la población de una muchacha con
comportamientos muy singulares, llamada Denis Camacho, que gustaba de los trabajos
en ese momento reservados a los hombres, siendo muy seguramente la persona
dentro de los de condición social popular, que primero trabajó con la pala, vendió
lotería, cargó equipajes, voceó periódicos, promocionó salida de carros y chalupas; y
además fue de las pocas que lograba cruzar a nado el río Magdalena, en igualdad de
condiciones con los hombres, cuando ésta era la diversión más osada. Muchos
atribuían su comportamiento a una posible condición que haría honor a su apellido,
situación que se desvirtuó cuando un día apareció embarazada. Lo que nunca pudo
ser, fue “nazarena”, aunque siempre lo quiso hacer.

Hoy, es corriente encontrar mujeres dirigiendo institutos oficiales y privados, y


ejerciendo profesiones antes reservadas a los hombres. En los colegios, los alumnos de
sexo femenino igualan a los del masculino y en algunos casos los superan.

79
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Algo se ha avanzado y quizás en ciertos aspectos se ha retrocedido, sin embargo,


“mamá Esperanza”, lo que pensaste hace casi cien años, sigue vivo, existiendo muchas,
que hoy, deben seguir luchando por sus derechos.

Chía, febrero de 2008.

BIBLIOGRAFÍA:

Arciniegas, Germán, América Tierra Firme, Plaza y Janes, Bogotá, 1982.


Beltrán de Árquez, Gladis, Educadoras momposinas, Revista Brújula Nº2, Julio-
Septiembre, 2.001. Tomado de Internet.
Colección de Revistas “GEMA”, del Nº 1 al Nº 12, aparecidas entre el 30 de agosto de
1.914 y el 17 de enero de 1.915, originales en poder de Rosario Rodríguez Cunha.
Permitida copia al autor, quién las guarda en medio magnético.
Exequias de Don Pedro Martínez de Pinillos i Doña Manuela Tomasa de Nájera,
Imprenta de “La Palestra”, Mompós, 1881.
Germán Ribón, Segundo, Homenaje a Pedro Martínez de Pinillos con motivo al
bicentenario de su nacimiento, Boletín Historial del Centro de Historia de Santa Cruz
de Mompox, Nº12, Año VII, Mayo de 1.948.
Narváez López, Carlos, Mompós, Boletín Historial, Órgano del Centro de Historia de
Santa Cruz de Mompox, Año II, Nº 4, Mompós 6 de Agosto de 1943.
O´Sullivan Beare, Nancy, Las Mujeres de los Conquistadores, Bibliográfica Española.
Peñas Galindo, David Ernesto, Espacio, Poblamiento y Sociedad en la Región
Momposina, Ediciones Malibú, Mompox, 1994.
Quinto Centenario, El Primer Viaje de Colón, Planeta-Agostini, Barcelona, 1992.
RELACIÓN de los festejos del 103º aniversario de la proclamación de independencia
absoluta de MOMPOX, y del centenario de la entrada triunfal del Ejercito Libertador a
CARACAS. Documento original en poder del autor.
Ribón, Francisco de P., Estadísticas de Mompox, Imprenta de la Palestra, Mompox,
1880. Copia original en poder del autor.
Salzedo del Villar, Pedro, Apuntaciones Historiales de Mompox, Espitia Impresores,
Cartagena, 1987.
Sau, Victoria, La mujer en América, Internet, 2007.
Soto, Rafael, Decenios de Mompox en la Independencia, Tipografía Dovel, Barranquilla,
1.960.
Vos Obeso, Rafaela, Mujer, cultura y sociedad en Barranquilla 1900-1930, Ediciones
Universidad del Atlántico, Barranquilla, 1999.
Fals Borda, Orlando, Resistencia en el San Jorge, Carlos Valencia Editores, Bogotá,
1986.

80
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

PURO TEATRO

Por: NANCY MARTÍNEZ CARABALLO

¿Es función natural del ser humano, el fenómeno teatral? Parece ser que el hombre
carga una mezcla imperativa de necesidades, las cuales originan formas mágicas y
místicas a través de su vida.
El mundo de la magia (antes que los griegos) creó al actor: el mago, mezcla de
individuo “representante” y “representativo” del poder oculto, que pretende dominar
ciertas fuerzas exteriores y utiliza toda clase de elementos para fascinar al espectador.
Si nos remontamos a las costumbres tribales, al admirarse adornados con atributos
animales y re - creando sus expresiones características, veremos una serie de
espectáculos de las más variadas formas de esa misteriosa naturaleza teatral.

Hacia el siglo XI el Clero de Occidente recurrió al elemento teatral para proporcionar a


los contenidos de su dogma, una divulgación fácil, con el fin de entrar en las
conciencias populares. Los atrios de los templos y de las catedrales sirvieron,
entonces, de escenarios para la representación de los grandes acontecimientos
religiosos narrados en las páginas de los Evangelios y cuando estas obras requerían
mayor intimidad, por la profundidad de los temas incorporados, la representación
litúrgica se convirtió paulatinamente en obra dramática y nacieron los “misterios”. (1)

En las tierras americanas, conquistadas por los españoles, el teatro se inició de


acuerdo con las fórmulas medievales y en un sentido estrictamente religioso.

Organizada la vida colonial, los misioneros, en particular los jesuitas, fueron quienes –
a la manera de la Madre Patria, medio siglo antes – compusieron y representaron
alegorías, loas y coloquios de profundo sentido teológico y cuya finalidad era la
propagación de la fe cristiana.

Este teatro de los misioneros era interesantísimo, por cuanto en muchos caos, el texto
de estas representaciones estaba escrito en lenguas indígenas y a fin de dar mayor
vistosidad al espectáculo y hacerlo más agradable y familiar a los nativos, se incluían
en él los incipientes elementos dramáticos conocidos y usados por los aborígenes:
cantos y danzas rituales, pantomimas, imitación de los animales, etc. Parece ser, que

81
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

la primera obra teatral ofrecida en tierra americana fue un JUICIO FINAL en lengua
nahuatl, representado en México en 1533. (2) La primera representación en español
fue un coloquio, ofrecido también en México y atribuido al Padre Toribio de Metolinia.
El tema de este “coloquio” sería la conversión al cristianismo de cuatro reyes
indígenas, aliados después, de Hernán Cortés contra Moctezuma.

Lo interesante de este teatro de los misioneros, no es tanto el retroceso a los temas y


formas medievales, sino la mezcla de lo autóctono con lo importado; la fusión de lo
español con lo indígena. Es justamente este elemento indígena, de origen pagano, lo
que la Iglesia al avanzar la segunda mitad del S. XVI, trata de depurar, de arrancar del
teatro misional. Este, entonces, empieza en todas partes a languidecer. Durante
mucho tiempo, sin embargo, continúan las representaciones, sobre tablados cada vez
más profanos. El cambio de las costumbres, el crecimiento de las ciudades, la
influencia del humanismo y la creación de las universidades, contribuyeron a desterrar
el teatro misional, para dar paso a un teatro calcado de los moldes europeos con
temas locales.

Un mexicano de adopción, Hernán González de Eslava (1534-1601) de fácil ingenio,


evidentemente disminuido por las influencias virreinales y la censura de la Inquisición,
presenta sobre el tablado de la farsa los hechos más notables de la vida colonial. Por
ejemplo, la orden del Virrey de que construyan 7 fuertes en defensa contra los indios
chichimecas, le inspira un Coloquio en el cual, las 7 fortalezas se han transformado,
nada menos, que en los 7 sacramentos. Y al establecerse en el país una fábrica de
tejidos de lana, la correspondiente “Alegoría” de González de Eslava, muestra cómo “la
Penitencia trabaja la lana del Cordero Divino en el Obrador de la Santa Iglesia”. (3)

En el siglo XVII en Mompox, ya se hablaba de la tradición de esta ciudad en


representaciones de comedias, por la noche, tradición que para algunos se remonta a
los “reynos de España”.

En un valioso e interesante documento, Marina Lamus Obregón (4), investigadora de


teatro colombiano, registra el suceso en el cual un grupo de actores artesanos de
Mompox sufrieron la excomunión por una comedia .que en honor de Santa Bárbara
había sido “botada por la villa”, debido a las penalidades de la población por la
creciente del “Río Grande” y las enfermedades, en 1673.

Don Cipriano de Salcedo y Ruimoroso, cura beneficiado, vicario, juez eclesiástico,


solicitó al capitán Vicente de Peñalosa, Procurador General de Mompox que no
autorizara la presentación de comedias de noche, como “regocijo de la fiesta de la
gloriosa virgen y mártir Santa Bárbara, puesto que por una parte, ”las comedias así
sean decentes y actuadas de manera decente, de día, dan mal ejemplo y por otra, la
presentación de comedias de noche, son un peligro para el alma, porque entre otros
males, los hombres y las mujeres tienen facilidad de comunicarse, los hombres

82
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

festejan a las mujeres con palabras gratas, las sirvientas están cerca de los patrones y
algunos hombres llevan a sus mancebas y se sientan junto a ellas”. Esta solicitud no fue
acatada y según el testimonio de trece personas, en su mayoría curas de Mompox, se
hizo la representación sobre un tablado iluminado, en la Plaza de la Compañía de
Jesús, contando con la intervención como actores, de varias personas de la misma
ciudad. Los nombres de algunos de ellos son: Juan Fernández, sastre, pardo libre,
Tomé Martínez, zapatero, pardo libre, Bernabé del Castillo, ayudante platero, pardo
libre, Juan Miguel, zambo, esclavo del capitán Juan Rafael, Juan Gómez, alguacil de la
cárcel, pardo libre. “No se excomulgó a dos jóvenes Marcelo, pardo, hijo de Úrsula
Ramírez, viuda, zamba libre y al hijo de Dorotea, negra”. (5)

Así mismo, Mario García Molina en su ensayo: “El teatro en la Nueva Granada: Una
historia por hacer”, indica que en Mompox “intentaban hacer comedias los
mayordomos de las Cofradías de la Reliquia de Jesús Nazareno y San Benito de
Palermo en 1.781”

Con base en testimonios de la Tradición Oral (6), sabemos también que en Mompós,
hasta bien entrado el siglo XX, se representó, con prescindencia total de la Iglesia, la
“Bajada de los Reyes Magos” (tal vez retomada del más antiguo “misterio” escrito en
romance, manuscrito de Nevers, copiado de un códice de 1606).

La noche del 5 de enero, aproximadamente, a las 8 de la noche, colocaban una gran


estrella en la esquina de la Cruz – Calle del Medio- donde llegaban Gaspar, Baltasar y
Melchor en caballos blancos con frenteras de “oro”, acompañados de pastoras,
pastores y músicos. Se iniciaba el cortejo precedido por un “esclavo” portador de la
reluciente estrella; desfilaban todos, entonando la cancioncilla:

“Pastores y Reyes
Vamos a Belén
Que ha nacido un Niño
Para nuestro bien
Pastores y Reyes
Vamos a adorar
Al Niño precioso
Que está en el portal”

Al llegar a San Miguel, la estrella desaparecía y los Reyes, desorientados, buscaban


información en uno de los “palacios” y “tiendas” ubicados en la Albarrada.
En una de esas tiendas, en la cual había “borrachos” que dormían en el suelo y otros,
que peleaban, otro actor cantaba un vals:

“...cuando una noche de Reyes


A mi hogar regresaba

83
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Comprobé que me engañaba


Con el amigo más fiel
Ofendido mi amor propio
Quise vengar el ultraje
Lleno de ira y coraje
Sin compasión los maté
Qué cuadro compañeros
No quiero recordarlo
Me llena de vergüenza
De odio y de rencor
De qué vale ser bueno
Si aparte de vengarme
Clavaron en mi pecho
La flecha del dolor”
(...)

No sabemos si la señora ZOILA CAÑARETE DE GARCIA y el señor BENJAMIN GUTIERREZ,


encargados de instruir a los actores, eran también los responsables de los “libretos”,
pero corroboramos lo expresado antes, sobre la interesante fusión de lo religioso con
lo profano.

Antes de llegar al destino final: El Pesebre de Belén, situado delante de los portales de
Santa Bárbara, los Reyes debían pasar por dos escenarios más: En la esquina de Coco
Solo, donde el Ángel anunciaba el Nacimiento y el Palacio del Rey Herodes (junto a la
torre de Santa Bárbara) en el cual era muy destacada la actuación del Xingo (Cingo) (7)
el esclavo del Rey.

Las pastoras con vestidos blancos, delantales azules y cantando al son de castañuelas,
llevaban ofrendas a la Virgen. Así mismo, los pastorcitos con sus zapatos rotos,
sombreritos, mantos y delantales, llevaban en sus manos varitas, palomas y otros
presentes como aquel que llevaba una botella de leche y cantaba la siguiente tonada:

“Custodiando mi rebaño
Pude saber con delicia
La grata y fausta noticia
De un caso grande y extraño
El gran Dios que ha muchos años
Por Profetas fue anunciado
Dijeron: “el día ha llegado”
De su feliz nacimiento
Y este pobre alimento
Os traigo, Dios humanado”

84
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

La última representación de estos “Reyes” se llevó a cabo en 1945, cuando los


hermanos Helia y Jeremías Alvarado Casaleth hicieron los papeles de María y José,
acompañados entre otros, por Carlos Pontón, Argimiro Muñoz, Carlos Peñas, Otoniel
Gutiérrez, Manuel García. Este acto fue repetido en el teatro MOMPOX, para recaudar
fondos y llegar a mayor público.

Momposinos de mayor edad (8) recuerdan también otros “elencos” como Carmen
María Vanegas y Concepción Mojica, en el papel de los padres de Jesús; Luis Casaleth,
como el Ángel; Eleazar Domínguez, uno de los Magos; Micaela Garrido como Capitana
de las Pastoras: Petrona García, Berta Vanegas, “Chula” Jaraba y Natividad Echávez,
agraciadas niñas del Barrio Arriba.

Como puede verse, la cultura popular se manifestó con luz propia y se integraban
heterogéneos niveles intelectuales y sociales, como se apreció en otra representación
teatral, a finales del siglo XIX, inicios del XX, - “Los Moros”- en la cual uno de los
sencillos actores – Cipriano Ribón – debía recitar:

“el SOL cuando amanece


Resplandece el día
Sale radiante
Brindando alegría”

Pero no fue capaz de producir el sonido alveolar, fricativo (L) en la palabra Sol, por su
arraigado uso del líquido vibrante (R), motivo por el cual fue conocido durante el resto
de su vida, como “el SOR Cipriano”.
En 1956 José Cervantes Pardo tuvo la idea de organizar una “velada lírico – musical”
con el fin de recolectar fondos para el arreglo de algunos daños del templo de Santa
Bárbara. Este acto cultural fue génesis de los ARTISTAS ASOCIADOS, un grupo dirigido
por Bienvenido Barraza Montenegro, Angel María Valdivieso y Miguel Fernández
Piñeres. Este grupo teatral durante aproximadamente dos años, puso en escena obras
como “El Médico a Palos” de Moliére y Los Apuros de Orlando.

Vieron también los momposinos de esa época, la Zarzuela española “Las Segadoras”.

Actores como Rafael Thomas Villalobos, Rosario Martínez, Angela y Petrona Castaño,
Esperanza Peñas Ortega, Gonzalo Urbina, Glorys Lerma, Ascanio Navarro, Luisa
Domínguez, Mariela y Ramona Martínez, Rosa Villanueva y Severiano Mejía,
emocionaron a un auditorio, que aún recuerda la dramatización de “Salomé”
hermosamente representada por Eloína Castaño Argáez, como la protagonista, Miguel
Ramírez Martínez, como Herodes y Gonzalo Urbina Ospino, como el verdugo.

85
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

También formó parte de los “Artistas Asociados”, durante unos pocos meses,
MAKOTO TAKAMURA, bailarín y cantante oriental, quien llegó por esa época a
Mompós, donde fue muy bien recibido, especialmente por el clero local, puesto que el
artista manifestaba su complacencia por haber abrazado la religión católica .

Años después, sólo en algunas instituciones educativas floreció el género dramático,


siendo muestra de ello, en los años 60, las representaciones organizadas por la Madre
Pancracia Weisskopf en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús y en la década del 70, el
teatro contemporáneo fue reconocido en el Colegio Pinillos, bajo la dirección del
Profesor David Ernesto Peñas Galindo.

Actualmente, sólo queda tomar las palabras de Francisco Cajiao: (9) “Cada persona al
salir de su casa cada día, inicia su actuación de modo similar al de los buenos o malos
actores. A través de la vida una difícil relación entre su mundo individual y el entorno
material y humano en el que se desenvuelve, va marcando su papel, su escenografía y
sus diálogos. Quienes logran una mayor fortaleza interior pueden asumir las
consecuencias de un destino asumido con la entereza del deseo y la voluntad. La vida,
con todas sus circunstancias va siendo a la vez la escuela donde se aprende la acción y
el escenario en el que se desarrolla el acto, y entretanto cada cual tiene que ir
escribiendo su libreto”.

NOTAS

1. Diccionario Enciclopédico Salvat. Tomo XII


2. Universitas. Enciclopedia. Salvat Editores. Barcelona 1960
3. Universitas, op. Cit.
4. LAMUS OBREGON Marina: Excomunión de Actores Artesanos de Mompox ,por una
comedia en honor de Santa Bárbara, 1673, en Revista Credencial Historia, 1996
5. Colonia, Fondo Policía. Legajo N° 10.Mompox, 1672-1673.Archivo General de la
Nación, Bogotá.
6. Importantes informaciones son obtenidas de la señora LILIA ALEMAN DE MEJIA,
quien a sus 89 años, conserva una memoria privilegiada. No menos valiosos son los
datos que ROSARIO MARTINEZ guarda en su recuerdo, puesto que fue protagonista
de algunos de estos hechos teatrales.
7. El diccionario no registra esta voz. Tal vez sea derivación de Xingu: “Río del Brasil”-
tomando la palabra como” habitante” de la región que atraviesa dicho río –
Descarto que el origen sea CICNO, (hijo de Estenelao, rey de Liguria, quien
entristecido por la muerte de su amigo Faetón lo lloró largamente hasta cuando los
dioses apiadados, lo transformaron en cisne), puesto que el actor que
representaba el personaje en mención, siempre era de apariencia ridícula.

86
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

8. Doña Emma Cassaleth, octogenaria vecina del Barrio Arriba y Porfirio García Peñas,
hijo de uno de los actores de la época.
9. CAJIAO Francisco. La Piel del Alma. Edit. Magisterio. Santafé de Bogotá, 1996

BIBLIOGRAFIA

CAJIAO, Francisco. La Piel del Alma. Edit. Magisterio. SantaFé


de Bogotá, 1996.

Colonia, Fondo Policía. Legajo Número 10, folios 279-391. Mompox. Archivo General
de la Nación, Bogotá
Diccionario Enciclopédico Salvat. Tomo XII
Enciclopedia Universitas. Salvat Editores, Barcelona. 1960.
ENTREVISTA CON Lilia Alemán de Mejía. Mompós, febrero de 2000
ENTREVISTA CON Emma Cassaleth y Porfirio García. Mompós, marzo de 2000
ENTREVISTA CON Rosario Martínez. Mompós, marzo 14 de 2000
Jackson Grohlier Diccionario.
LAMUS OBREGON, Marina. Excomunión de Actores Artesanos de Mompox por una
comedia en honor de Santa Bárbara, 1673. En Revista Credencial Historia, 1996.

87
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

88
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

LA FANTASIA DEL ARTE EN EL SUELO DE MOMPOX ENMARCADO EN EL


BICENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA

Por: GLADYS MARTÍNEZ SERRANO

Historia y origen
Según las Sagradas Escrituras las alfombras se pisan porque sirven de paso a los Reyes
y a las Divinidades. Mompox fiel a esta tradición tapiza las calles para que camine el
Rey de Reyes.

En el marco de la declaración de Mompox como Monumento Nacional y Patrimonio de


la Humanidad el 6 de Diciembre de 1995 por la Unesco (Organización de Naciones
Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), se rescatan las manifestaciones
artísticas y culturales propias de la región, entre ellas el legado de la elaboración de las
alfombras mompoxinas, acervo cultural de la época colonial que data
aproximadamente desde que se celebra la Semana Santa en la Villa de Santa Cruz de
Mompox. Por desconocer la importancia de las artes en el desarrollo de los pueblos,
esta tradición histórica, cultural, social y espiritual, se había adormecido.

Desde su fundación, Mompox heredó la costumbre de elaborar alfombras para las


festividades religiosas, de sus primeros pobladores, oriundos de la cultura andaluza, de
la señorial Sevilla en España, y de su gran río Guadalquivir, quienes se radicaron con
sus familias en la Villa y en recordación y nostalgia, de su patria, copiaron,
impregnaron y marcaron su espiritualidad religiosa cristiana y su devenir e historia en
estas nuevas tierras.

Las alegorías, símbolos y rituales bíblicos de la memoria oral y saber popular describen
la iconografía de las “alfombras”, que consistían en que el pueblo creyente tapizaba,

89
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

regaba, arrojaba y lanzaba vistosas flores naturales de diferentes colores y hojas como
las de trébol al camino para que fuera pisadas durante y por donde transitaban las
procesiones.

En Mompox a media noche del día Jueves de Dolores se hace la alegoría al “Paso
Robao” único ritual en el mundo católico, que es llevado en andas, al son de marchas
y entre dos cordones de nazarenos. Esa noche, en el suelo de las calles de Mompox,
por donde debe pasar la procesión, se decoran con alfombras hechas de semillas,
flores y hojas. En un principio, estos arreglos se hacían desde el callejón de los Cobos
con la calle Atrás hasta el templo de Santo Domingo que llaman “Calle de la
Amargura“, nombre simbólico a esta representación, era el único espacio alfombrado,
tiempo después, esta bella costumbre se prolongó hasta el templo de San francisco.

Algunas familias desgranaban las flores nativas como las acacias, flor de uvita de
monte, corales, bonches, el buqué de novia, azucenas, trinitarias, capachos; iban a la
calle de Atrás cuando era monte y no estaba poblado a buscar sacos de hojas de
trébol que picaban ya que expele un olor agradable. Como en aquella época no existía
el pavimento, frente a sus casas hacían un marco con tronquitos, luego con un toque
femenino distribuían las flores con motivos sencillos no lujosos, no hacían figuras,
eran común y corriente, rellenaban primero el cuadro o marco con las hojas de trébol
y encima le colocaban las flores, No todas las familias lo hacían, eran muy contadas,
porque no era tradición hacerlas, el que quería las hacía y se sentían satisfechos
porque se las ofrecían al Señor cuando pasaba.

Como todo proceso evoluciona de forma natural, sin cambiar la técnica ni su forma
plana en Mompox, fueron adoptando representaciones simbólicas del mundo judeo
cristiano como cruces, cálices, custodias, ángeles en adoración y toda clase de
emblemas eucarísticos.

La comunidad fue recreando esta tradición; el trébol se extinguió y fueron


introduciendo en forma artesanal elementos típicos de la región cambiando la
técnica de elaboración, pero no su forma plana y agregándole otras formas simbólicas
como cal, el carbón que molían para hacer rostros, el aserrín natural (desecho de la
madera en las industrias artesanales de los muebles y mecedoras mompoxinas),
utilizados y adaptados como materia prima de esas expresiones culturales, espirituales
y artísticas populares y o acompañados de algunos pigmentos que muchas veces eran
hervidos para darle consistencia al color. Utilizaban el rastrojo y piedras para hacer el
camino al calvario al cual le colocaban las sandalias del Salvador, panes y una corona
de espinas hecha con la flor de la palma de vino, la cual identifica la Semana Santa de
Mompox; con sus flores se adorna el Paso Robao y los demás pasos de la Pasión del
Señor; constituye un símbolo de nuestra Semana Santa por su olor característico que
deja por las calles por donde hace su recorrido el paso, por lo que el pueblo dice:
“Huele a Semana Santa”.

90
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Las fiestas del Corpus Cristi (Jesús Sacramentado) y de la Virgen del Carmen eran muy
suntuosas. Los caballeros que llevaban el palio iban vestidos con ropas de paño
entero, lo mismo que los que portaban los estandartes. El colegio Nacional Pinillos
encabezaba estas suntuosas procesiones con la banda de marcha. Los colegios EL
Carmen y el Sagrado Corazón de Jesús llevaban angelitos vestidos de blanco con sus
alas. Los altares eran cuadros vivos, no sacaban el carro, el sacerdote llevaba la
custodia en sus manos. Algunas familias desgranaban las flores de los jardines de sus
casas, pétalos de rosas, corales. No había flores especiales, sobre la tierra echaban
unas hojitas verdes y encima les colocaban las flores, con las cuales adornaban
también las ventanas. Un grupo de niñas vestidas de blanco llevaban unas canastas
que forraban con satín, las llenaban de flores y las arrojaban durante el trayecto de la
procesión.

En el año 2005, con el apoyo de personas y amigos del arte, pero también muy llenas
de fe y sentimiento religioso, se comenzó a promocionar la realización del concurso de
alfombras; no sólo se le dio una mayor proyección al aspecto de la religiosidad
popular de la fe, los sentimientos y los afectos que los mompoxinos expresan a
través de esa expresión artística, sino que también se ha tenido la oportunidad de
explorar, reconocer y estimular los talentos de los niños, jóvenes y personas mayores
que estaban escondidos y desde entonces se ha venido manifestando como una
experiencia de apropiación social y del patrimonio cultural.

No tiene un enfoque de espectáculo cultural, presenta otra dimensión social, es un


espacio dinámico de competencia artística. Es un proceso donde se han fortalecido las
artes plásticas como elemento generador de cultura, de integración humana, que le
permite al ser humano transformarse y transformar su entorno. El concurso es un
espacio de expresión de convivencia y de construcción humana, en el cual los artistas o
pintores, personas empíricas humildes de la comunidad mompoxina, se lanzan al arte
a su manera, genuinos con su talento, su creencias y capacidades de creadores
plásticos, en su empeño de hacer lo mejor, donde juegan sus emociones en la
búsqueda de mostrar, de mejorar partiendo de la tradición, elaboran pasajes bíblicos
con nuevas técnicas sin un conocimiento técnico partiendo de la tradición, preparan
su paleta de colores con aserrín como materia prima y otros materiales y pigmentos
procesados que ellos mismos experimentan con su imaginación innata que les permitió
evolucionar en su trabajo en forma natural, elaborando bocetos como pintores,
sufriendo otra transformación la técnica de la elaboración de la alfombras
mompoxinas, porque por primera vez los pintores con este material introducen en
estas bellas artes el alto relieve, líneas, volumen, la proporcionalidad, el contrapicado,
parece que estas pinturas brotaran del piso sin tener nada que envidiarles a los
artistas profesionales ni a las pinturas del vaticano.

91
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

En el año 2009, como aporte intelectual al arte, el cineasta Aníbal Gallego Muñoz se
vinculó al proyecto realizando una charla a los pintores sobre la Historia del Arte
Universal. Él los invitó para que ampliaran su universo como artistas conociendo otras
técnicas, leyendo o coleccionando obras alusivas a la pintura, al arte, y así desarrollar
el arte personal. El cineasta sorprendido ante este patrimonio vivo, dijo: “Mompox no
solo posee la belleza embriagante de su arquitectura colonial sino también este
puñado de personas artistas empíricos, que entregan toda su imaginación y creatividad
al elaborar estas alfombras que son un legado cultural”. Resaltó que algunos aspectos
de las escenas que pintan son casi vivas, patéticas: el dolor, la fe, las miradas de Jesús,
las Lágrimas de la Virgen María, la agresividad de los soldados romanos, el rostro de
Judas y Pilatos, se ven, se sienten.

La mayoría de los participantes niños y adolescentes han tomado como referente la


alfombra ganadora de la categoría profesional y tratan de imitar su estilo volviéndose
copistas. Como estrategia de acción se han creado algunos procesos para enriquecer
el proyecto con un componente pedagógico como el taller en “Técnica de Aserrín
Preparado” y “Elaboración de Imágenes Religiosas”, lo que permite en una dinámica de
participación a los pintores mayores, otro espacio en el concurso de ser los docentes
de este taller, con el fin de compartir con los niños y adolescentes sus experiencias y
conocimientos en la cual manipulan la materia prima que utilizan para elaborar estas
bellas artes, que los ayuda a despertar sus emociones para crear su propia técnica,
estilo artístico y que los lleve a nuevas actitudes ante la vida haciéndoles crecer
culturalmente.

Por ser un proyecto incluyente, el licenciado en artes plásticas Gabriel Caraballo


Jiménez elaboro los lineamientos del concurso. En él se tiene en cuenta como aspectos
evaluables: la estética, la creatividad, la temática, la presentación y causales para
descalificar a los participantes y sus obras en los que se resaltan el no utilizar plantillas
o moldes.

Oswaldo de Jesús Gamarra Amarís, estudiante de la Institución Educativa Normal


Superior de 14 años de edad, fue el ganador este año del primer puesto en la
categoría infantil con la alfombra: “Perdónalos Porque No Saben lo que Hacen”.
Comentó que toda la vida le ha gustado pintar especialmente hacer rostros de la
Virgen y de Jesús a pesar de que son difíciles de hacer lo mismo que las manos. Piensa
que es muy importante el concurso porque es una oportunidad para demostrar el
amor a Cristo desde la manipulación de las artes, ya que son dos cosas que le
apasionan y son importantes en su vida. Ojalá el concurso no se pierda porque es algo
sano, porque se aprende y se forma como persona.

El seis 6 de marzo del presente año participamos con una alfombra realizada en la
Alcaldía Municipal en el Lanzamiento del Centro Municipal de Memoria que el

92
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Ministerio de Cultura planteó como uno de los principales ejes de acción para el
Bicentenario de las Independencias.

Innovación: Se comienza a desarrollar el arte personal lo que permite que éste siga
evolucionando. Feiber Felaife Alandete, participante del concurso desde su inicio, ha
utilizado como materia prima el aserrín y otros materiales, creando una nueva técnica
que convierte lo tradicional o efímero en permanente, no sobre el suelo o pavimento
que sirve de lienzo sino en un lienzo verdadero donde se atreve a plasmar la
alfombra: Por ejemplo, es el caso de la alfombra titulada “Jesús Bajado de la Cruz”
ganadora del primer puesto de la categoría profesional en el año 2008.

Este año en las “Bodas de Oro del Colegio Tomasa Nájera” elaboró con la misma
técnica su segunda alfombra “La Piedad” que sirvió de fondo de una las carrozas
presentadas en estas efemérides.

Como experiencia significativa presentó una propuesta de elaborar tres alfombras


mompoxinas en proyecto curatorial, hacer del cuerpo - 13 salones regionales- zona
norte- región Caribe, propuesta que fue seleccionada y en el mes de diciembre del
año 2009 en Cartagena de indias en el complejo acuático se mostró el arte y el
talento mompoxino

Conscientes del papel fundamental que juega la cultura en la vida de los pueblos con
este concurso, hemos abierto en nuestra comunidad un espacio histórico, cultural,
social y espiritual de fortalecimiento, sin limitaciones, de rescate y protección de
nuestras tradiciones con el compromiso de construir nuevas sociedades inspiradas en
lo que tenemos, en lo que aparentemente no vale, en lo que nos identifica ante una
sociedad.

Este espacio cultural nos ha comprometido a cultivar en la niñez mompoxina las artes
plásticas como un componente indispensable en el desarrollo humano, donde se
descubren elementos socioculturales y éticos en un espacio público

Seguiremos fortaleciendo este proyecto como elemento generador de cultura, de


memoria y conciencia histórica colectiva, que ha institucionalizando en la sociedad
mompoxina un espacio de expresión cultural reconocido y valorado por ésta. Es un
atractivo nuevo que nutre la Semana Santa de Mompox, ofrece al turista una
tradición que se rescata y se conserva, constituyéndose en uno de los más bellos
atractivo turístico de la sociedad mompoxina que genera dinámica cultural, construye
identidad y éste a su vez genera ingresos a través de la demanda de bienes y servicios.
Se ha convertido en el espacio ideal para preservar la tradición artesanal ancestral de
la técnica en la elaboración de las alfombras mompoxinas.

93
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Relatores:

Faride Jalilie Gandur (85 años)


Ignacia Arias Herrera (58 años)
Amelia Palomino Mejía (73 años)
Padre Alfredo Campo Ruiz (50 años)
Ana Elena López (78 años q.e.p.d)
Hortensia Serrano Miranda (75 años)
Cecilia Zambrano (78 años)

94
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

LOS SABORES DEL BICENTENARIO EN MOMPOX


BROMATOLOGÍA Y SITOPLASTIA

Por: CRUZ MARÍA CAMPO DE RAMÍREZ

“No hay amor más sincero que el amor a la comida”

Conocer el origen de los platos típicos colombianos, como la viuda de pescado, es


remontarse cinco siglos a la época de la Colonia y descubrir que ese manjar que
enorgullece la mesa de cada región, es el resultado de la mezcla de tres culturas,
indígena, española y africana. Esos platos, algunos de los cuales constituyen el menú
diario de los colombianos o imprescindibles en la mesa en las grandes celebraciones,
responden a todo un proceso de aculturación.

Los indígenas de la región basaban su alimentación en el maíz, la yuca, el pescado,


pero a través de los siglos, esta comida se fue enriqueciendo con sabores de otros
continentes por ejemplo, el coco, el plátano, el arroz vinieron del Asia y los
condimentos de Europa. Los españoles se interesaron por el maíz, originario de
América, por las características de la planta y por su forma de cultivo.

El maíz fue y es la base de muchas preparaciones culinarias de los colombianos. En


Mompox se come a diario en diferentes preparaciones como en bollos, arepas, y se
toma en chicha, en peto, en mazamorra de maíz quebrado.

La yuca es otro de los alimentos prehispánicos que se come a diario en nuestra región:
puede prepararse asada, frita, en viuda, en casabe (torta de casabe de sal, casabito,
casabón y casabe de panela con coco y anís), en caramañola (le dicen también
carimañola, caribañola), etc.

Propios y muy usados en las comidas son el ají y el achiote (unas pepitas que dan color
a la comida). Se usa para guisar los alimentos especialmente el arroz con cerdo, de
pescado o con pollo, al cual le da un color amarillito que provoca. Hay un dicho
popular que alude al uso habitual de este condimento: “estás en todas partes, ya
pareces un casquito de achiote”. En cuanto al ají, también muy usado en nuestra
alimentación, vale la pena considerar que su uso ha sido considerado como un
indicativo del grado de fortaleza de la cultura indígena frente a la europea. Los
aborígenes mexicanos retaban a los europeos a comer alimentos picantes y aún lo
hacen.

Con la llegada de los árabes a Mompox, se adoptaron algunos de los hábitos


alimenticios propios de su cultura como los quibbes y las cebollitas encurtidas.

95
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

HORARIO DE LA ALIMENTACION

DESAYUNO: En Mompox el desayuno se sirve generalmente entre seis y ocho de la


mañana; los estudiantes desayunan más temprano porque la entrada al colegio es a las
seis y treinta o siete menos cuarto. Como en casi todos los pueblos de la región, el
desayuno es muy abundante; por lo general se toma café con leche, huevos, estos se
preparan en: arepaehuevo, pasados por agua (cocidos) fritos, en revoltillo (huevos
revueltos generalmente con cebolla y tomate), el acompañamiento puede ser
almojábanas que son vendidas en unas chazas por niños que las vocean cantando en la
calle desde las 5 de la mañana. El desayuno también puede ser acompañado por
bollos. Otro bastimento es el casabe. El suero es otro buen acompañamiento del
desayuno mompoxino.

Algunas personas según su estado económico, comen al desayuno pescado frito


acompañado con yuca en viuda, o una viuda de pescado salado o salpreso con yuca y
plátano; la viuda puede ser de carne salada (carne de res, de cerdo de ponche), de
tripas de cerdo, de chicharrón, etc.

En ocasiones se come hígado frito o asado acompañado de bollos limpios. El hígado


puede ser también guisado en salsa con cebolla, tomate y jugo de naranja agria.

A veces se come sancocho de mondongo (sopa acompañada de verduras, mondongo


(panza de res) y la vitualla que consiste en plátano, yuca, ñame y a veces batata. Este
desayuno o “levanta muerto” es muy socorrido después de una borrachera.

ONCES: Se sirven entre las 9 y media y las 10 y media en la mañana y a las 3 y media en
la tarde. Son más frecuentes entre la gente menuda; cuando están en el colegio se las
llevan para tomarlas allá. Los alimentos que se consumen a esa hora son: Un jugo de
fruta acompañado por algunas galletas, estas galletas son de diversas clases, de
acuerdo con la repostería mompoxina. Pueden ser: panochas, pandero, polvorosas,
cucas, pandequesos, pan de coco, piñitas, mazapán, caballitos.

Los jugos se hacen de patilla, melón, de mango, mamey, de zapote, de naranja, de


guanábana, de guayaba dulce o agria, de níspero, de piña, de carambola...

Se sirven en esa hora dulces (famosa es la repostería mompoxina), estos pueden ser de
coco, de piña, de guayaba, de mamón, de plátano, de ñame, de ajonjolí, de limón (en
concha, llamado casquitos de limón), de papaya, de mango verde, etc.

ALMUERZO: El almuerzo en Mompox generalmente consta de arroz, pescado, (se


cocina salado en viuda o fresco frito o guisado), carne (que puede ser sancochada, frita
o asada), sopa o sancocho, acompañado de una viuda de yuca con plátano o con
ñame.

96
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

El arroz puede comerse sólo como plato principal y se prepara con pescado, chorizo,
pollo, cerdo o carne picada y verduras.

Cuando se sirve arroz y carne por separado, el arroz se puede preparar sólo y se le dice
arroz blanco o se combina con coco, fríjol cabecita negra, fideos, o con plátano maduro
cortado en trocitos, el cual se fríe antes de cocerlo y a esta preparación se le llama
“arroz de pajarito”.

El almuerzo se sirve entre las doce (cuando las campanas de la Concepción repican o
repicaban) y las dos de la tarde.

CENA: La última comida del día se sirve entre las 5 y las 7 y media de la tarde. La
comida consta de arroz y un acompañamiento que puede ser carne, queso,
chicharrones y bollo o pan (el pan puede ser de sal o de dulce, estas son las famosas
almohadillas).

SOBREMESA: Después del almuerzo y la comida se sirve la sobremesa que es un jugo o


un platico de dulce con galletas.

LÉXICO DE LA ALIMENTACIÓN

Este léxico se ha trabajado en forma alfabética a manera de listado teniendo en cuenta


los alimentos que se toman o se comen en Mompox. También se han seleccionado
algunos términos alusivos a las comidas o relacionados con ellas.

En algunos platos se ha trabajado su receta de preparación, pero faltan muchas, ojalá


podamos seguir ampliando este tema con sus aportes, los cuales serán bienvenidos.

Achiote: (Bixia orellana), es un cultivo originario de América, fundamenta su


importancia en el colorante que de él se extrae. Se utiliza como condimento.

Agua de Panela: Bebida refrescante a base de panela disuelta en agua, es usual


tomarla con hielo picado y jugo de limón.

Agua de arroz: Bebida dulce y refrescante preparada a base de arroz cocido. Se utiliza
sólo el agua, se dice que sirve para malestares estomacales, es muy hidratante.

Agua de Coco: El agua de cocos tiernos, técnicamente es el líquido endospermo. Es


uno de los nutrimentos más puros, más alimenticios que nos provee la naturaleza. Los
habitantes de Mompox llevan siglos disfrutando el agua de coco. La han usado para
refrescar, rehidratar, alimentar y mantener los niveles correctos de alimento y fluido
en sus cuerpos. Esta agua natural tiene un valor calórico de 17.4 por 100 gramos. El

97
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

agua de coco es naturalmente dulce, calma la sed, ayuda a la digestión propia, limpia
naturalmente nuestras vías urinarias y lubrica nuestro cuerpo.

Agua de azúcar con limón, limonada o Agua de limón: Agua azucarada a la cual se le
han exprimido varios limones, se adereza con hielo picadito. Es una bebida muy
refrescante y apetecida en cualquier momento, pero es una delicia en las horas de
calor.

Agua de azahares: Agua preparada con los azahares del naranjo agrio, es muy usada
con la chicha de arroz a la que aromatiza.

Agua llorada: Agua que mana de la tierra.

Agua de sal: (Aguasal) alimento o caldo que consiste en cocer ajos, cebollas y sal, muy
usual para evitar la deshidratación.

Agua de uvita de lata o agua de corozo: Los corozos se hierven en agua para que
suelten el jugo, se prepara con azúcar y hielo.

Ají casero: Para su preparación se utilizan los siguientes ingredientes: una cebolla
cabezona, un manojo de cebolla larga, un huevo cocido pelado, un tomate pelado,
unas hojitas de cilantro, unas hojitas de perejil, sal al gusto, una cucharada de agua,
una cucharada de vinagre, algunas pepitas de ají machacadas. En una vasija vierta las
cebollas picadas finamente y agregue el agua, vinagre y sal. Deje por 10 minutos,
Después agregue tomate, el huevo, el ají, cilantro y perejil picaditos. Mezcle todo y
rectifique la sal.

Alegría: Golosina en forma esférica, hecha de mijo o millo y miel de caña.

Almohadilla: Pan de trigo de forma alargada y semicilíndrica, a semejanza de una


almohada pequeña con fondo de madera que usaban antes las niñas para aprender a
coser (R.P.)

Almojábanas: Roscas hechas de maíz y asadas al horno, que pueden ser de dulce o de
sal.

Alunado: Coco seco en el meollo.

Amarroso: Dícese de una fruta o alimento de sabor astringente. Por ejemplo el


caimito.

Arepa: Voz del cumanagoto (erepa). Torta de maíz duro (que llaman seco), pilado y
molido, con dulce y queso. Pan de maíz cocido, molido y asado, sin dulce y sin sal en
forma circular. Las arepas pueden hacerse de diferentes formas, por ejemplo, asadas,
fritas, con huevo, etc.

Arepita: Tortica hecha de la masa del maíz y condimentada con panela y queso.

98
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Ariquipe o Arequipe: Voz de origen quechua (ariquipa). Dulce de leche y azúcar,


aderezado con canela. Se deja secar la leche hasta que se forma una pasta suave.

Arropilla: Corrupción de arropía, que procede según la Academia Española, de arrope


"mosto cocido hasta que toma consistencia de jarabe y en el cual suelen echarse
trozos de calabaza u otra fruta". (Lexicón de colombianismos)

Arroz: Este alimento es infaltable al almuerzo y comida de los mompoxinos, se prepara


de diferentes formas y de acuerdo con la preparación, recibe también diferentes
nombres. Por ejemplo:

Arroz con leche o Arroz de leche: Preparación especial del arroz ordinario con leche.
Se cuece el arroz con agua y cuando está blandito, se le echa la leche, vainilla o astillas
de canela. También suele aderezarse con uvas pasas.

Arroz seco: El que se hace solamente con agua, sal, manteca, o aceite y queda seco, se
dice que un buen arroz es el que queda “sequito”.

Arroz volado: El arroz cocido que se crece sin esperar su madurez.

Arroz con perico: El arroz guisado con plátano maduro o pintón, el cual se corta en
cuadritos y se fríe antes de echarlo al arroz.

Arroz con coco: El arroz guisado en el aceite de coco o la leche de coco. Su preparación
es un poco trabajada y se hace de dos formas:

1. Se ralla el coco, se le echa agua hirviendo, se exprime muy bien el coco y con esa
leche, se cocina el arroz.

2. Se ralla el coco, se le echa agua hirviendo, se exprime muy bien el coco y esa leche
se pone en el caldero a consumir hasta que se vuelve aceite de coco. El arroz se cocina
normalmente, pero sin grasa y cuando no ha secado del todo, se le echa este aceite, se
revuelve y se deja secar.

El arroz con coco acompaña muy bien al pescado y es un plato de “postín”, usado en
celebraciones especiales. Puede hacerse de sal o de dulce o mezclado punto de sal y
punto de dulce; se adereza con uvas pasas. Es muy provocativo por su color y aroma.

Arroz afunchado o afunchao: Arroz cocido con agua, sal, aceite pero que queda
húmedo (aguado). Esta voz es de origen kikongo.

Arroz con fideos: El arroz guisado con fideos fritos.

Arroz con pescado: El arroz guisado con pescado que puede ser bagre o bocachico
desmechado (esmechao) y verduras picaditas.

99
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Arroz con cerdo: Arroz guisado con trozos de cerdo adobado y puestos al sol y
verduras. Este arroz lleva su poquito de achiote para darle color. En algunos casos los
trocitos de cerdo se sofríen previa la cocción del arroz.

Arroz con queso: Arroz normal, pero aderezado con queso rallado, el cual se le pone
un poco antes de servirlo.

Arroz con fríjol cabecita negra: Arroz guisado con fríjol cabecita negra, que ha sido
previamente ablandado. Es una preparación muy nutritiva y agradable a la vista.

Arroz con chorizo o Arroz de chorizo: El arroz guisado con chorizo o longaniza frita y
verduras picaditas. También se adereza con achiote para darle color.

Arroz enchumbado (enchumbao): Dícese del arroz con mucha agua.

Asadurita: Entrañas del cerdo (corazón, hígado, riñón y bofe) que se guisa y se
condimenta muy bien. Se adereza con panela rallada. Es vendida por las señoras en la
tarde, estas personas las venden en un perol por libras y por medias libras.

Atiputarse: Hartarse.

Atorugarse: Atorarse, atragantarse, voz originaria del quechua turu que significa lodo y
atorugar que significa tapar.

Atracarse: Hartarse. “Se dio una atracada de barbules”

Avellanado: Dícese del coco que se ha secado del todo por dentro, ha perdido el agua
y su pulpa se ha desprendido de la corteza interior quedando como avellana.

Bácharo: Dícese de los frutos que salen dobles como los plátanos y de los huevos de
dos yemas.

Bagre: Pez de agua dulce, llamado también pez gato por sus largos bigotes, pertenece
al orden Siluriformes, es muy usado en la alimentación de los mompoxinos, se prepara
de diferentes formas, frito cuando está fresco, sólo condimentado con ajo, sal y
pimienta.

Bagre esmechao cuando está salado, Se desagua y se cuece, al ablandarse se esmecha


y se guisa con sofrito de ajo, cebolla, tomate, ají y condimentos como pimienta o
comino.

Bagre en viuda, el bagre salado al cual se le saca la sal desaguándolo desde la noche
anterior, se pone a cocinar al vapor con yuca y plátano amarillo. Mi abuelita Ila, tenía
una olla, a la cual le ponía unos palitos en el fondo, encima ponía la yuca, el pescado, el

100
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

plátano, le ponía dos o tres tazas de agua y le ponía por encima hojas de plátano.
Queda delicioso.

Barbul: Pez de agua dulce, de la especie pimelodus clarias; muy usado también en la
alimentación, sobre todo en época de cuaresma. Se prepara de diferentes formas:
frito, en viuda, guisado.

Barraquete: Ave acuática de la familia de los anátidos, orden anseriformes. Mide 38


cm. y pesa 400 gramos. Presenta parches azules grandes encima de las alas, que junto
con el pico pequeño y su tamaño reducido son distintivos. Se utiliza en la alimentación
mompoxina en época de cuaresma. Se prepara en viuda o en pebre; el pebre es un
guisado con ajo, cebolla, tomate y condimentos, se sirve con arroz blanco y yuca. Es
bueno recordarles que su caza indiscriminada, pueden llevarlo a la extinción.

Bate: Jugo de frutas con la pulpa batida y machacada (macerada) con un molinillo (aún
se usa este utensilio, sobretodo, cuando no hay energía eléctrica y la licuadora está
fuera de servicio). Se adereza con agua, azúcar y hielo picadito. Al bate de guanábana,
se le pone leche en vez de agua. Se hacen bates de diferentes frutas:

 Bate de tamarindo.
 Bate de guayaba agria
 Bate de guanábana
 Bate de guayaba dulce
 Bate de mamón
 Bate de uvita de lata

Batidillo: Melcocha bien batida, aderezada con anís o coco y hojas de limón o naranja
y envueltas en hojas de caña o en corteza de plátano.

Bienmesabe: "En la isla de Mompox, es una tortilla de huevos de tortuga, harina y


leche". (Lexicón de Colombianismos, pág. 35)

Bitute: (Voz de origen kikongo). Es la comida. El pan nuestro de cada día.

Bocachico: Pez originario de Colombia, de los ríos Magdalena y Sinú. Se encuentra


también en las ciénagas. Su nombre científico es Prochilodus magdalenae. Fue el pez
de consumo más popular en la costa Caribe Colombiana hasta mediados de la década
del 90, cuando su captura en estos ríos y sus ciénagas, comenzó a disminuir
vertiginosamente debido a la sobrepesca indiscriminada en su época de "subienda"
(Enero y Febrero de cada año) y a la falta de una política sostenida de fomento de la
especie por parte del gobierno nacional.

En Mompox es muy apetecido, aunque su talla ha disminuido porque se le pesca muy


joven. Se come frito o relleno. Para rellenarlo, se escogen los más grandes, se abren,

101
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

se les sacan las entrañas, se rellenan con condimentos, pero se les dejan las escamas.
Se envuelve en hojas de plátano, y se pone a la parrilla a asar.

Bogar: Beber ávidamente un líquido sin detenerse.

Bolones: Conserva de fruta que se hace en forma de bolas, se adereza con azúcar.

Bola de tamarindo: Tamarindo amasado con azúcar hecho bolas.

Bollos: Los bollos son un alimento de origen indígena a base de masa de maíz, de
forma cilíndrica, envueltos en hojas de mazorca o de plátano y cocidos o sancochados.
La masa puede ser de yuca, maíz o de plátano. Reciben diferentes nombres según
haya sido trabajada la masa. Por ejemplo:

Bollo limpio: Sólo de maíz cocido; se le llama limpio, porque no tiene condimentos.

Bollo de mazorca: De maíz tierno o choclo, es dulce y muchas veces se adereza con
uvas pasas.

Bollo harinao: De maíz hecho harina sin cernir. Se sienten migajas del maíz.

Bollo de plátano: De plátano maduro, el bollo queda de color oscuro (morado).

Bollo de queso: Bollo limpio con queso

Bollo de angelito: de sabor dulce y color violáceo, a base de maíz blanco con coco y
anís. Debe su nombre a que se solía regalar el 1º de noviembre, día de Todos los
Santos.

Boronía: Mote. Es un plato de origen árabe. Se prepara machacando berenjenas


cocidas y plátano maduro cocido formando una crema; se le agrega queso rallado,
cebolla y ajo sofritos en manteca de cerdo y se condimenta con sal y vinagre.

Sus ingredientes son los siguientes: Dos plátanos maduros, pelados y troceados con la
mano. 1/2 libra de berenjenas peladas y partidas, 1 diente de ajo pelado y macerado
con el mortero, 1 cebolla cabezona pelada y picada, 2 cucharadas de aceite, sal,
pimienta, 1/4 de queso blanco rallado.

Se cocinan los plátanos por 1/2 hora para que queden muy blanditos. Aparte
cocinamos las berenjenas para queden igual. Luego mezclamos el plátano y las
berenjenas machándolos bien. Agregamos los dientes de ajo, la cebolla, sal y el queso.
Ponemos a calentar el aceite de cerdo y vertemos la mezcla en él por 10 minutos,
teniendo cuidado de no dejar de rebullir. Salpimentamos en este momento.

Butifarra: La butifarra (del catalán botifarra) es un embutido fresco compuesto de


carne picada de cerdo condimentada con sal, pimienta, y a veces otras especias. Es
originario de Cataluña. En Mompox, la butifarra es una especie de longaniza, más bien

102
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

pequeña, hecha de carne de cerdo molido y condimentado, se introduce esta masa en


tripas de res que se divide en secciones amarradas con una pita. Se ahúman en sartal
por un largo rato, hasta que se compactan. Son célebres en toda la costa las butifarras
mompoxinas.0

Caballito: Galleta negra en forma de caballo. Hecha con harina de trigo, miel de
panela, coco y otras especies.

Cabellitos de Ángel: Dulce que se prepara con papaya verde, azúcar y canela. Se
cuecen los tres ingredientes, hasta que dé punto.

Cafongo: o cafungo. Manjar compuesto de harina de maíz, panela, queso y pimienta


envueltos en hojas de bijao y cocido al vapor. Voz de origen kikongo.

Calabazate: Dulce hecho con calabaza picadita, azúcar y agua. Se cocinan en una
plancha.

Caldo: Jugo de carne, de pollo o de pescado que se cocina con ajos y cebollas se
acompaña con yuca, ñame o plátano. Sirve para aderezar otros platos o para tomarlo
con el almuerzo, con las presas cortadas en trozos y la verdura. En el mercado venden
un atadito de verduras que alcanza para un caldo.

Calducho: Cocción de ajos, cebolla y sal. Se usa mucho para alentar a los enfermos, se
dice que evita la deshidratación. Se le pone pollo o paloma. (Por ejemplo, caldo de
paloma).

Carimañola: Empanada de yuca frita rellena de queso, carne, huevo o pescado; (uno
de los anteriores). La yuca se cuece con sal y se cocina hasta que ablanda, luego se
muele y se amasa. Se arman de forma ovalada o redondita, con piquitos en los
extremos. Una vez armadas, se fríen en aceite bien caliente hasta que doren y queden
crujientes. Es llamada también caramañola o caribañola.

Carambola: Dulce de leche con panela, cuando tiene punto se amasa y se hace con ella
pequeños cilindros. Estos se empolvan con harina de trigo y se envuelven en papeles
de colores. Es una golosina muy apetecida por los niños.

Cariseca: Pasta de dulce seco con coco y anís en forma de torta.

Carne: En Mompox se le llama carne, sólo a la de res; es la base de la alimentación, un


plato sin carne es un “plato triste” se prepara de diversas formas, las más comunes
son:

 Carne molida: se muele la carne con cebollas y ajo y se adereza con pimienta o
comino. Se cocina hasta que seca.

103
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

 Carne asada: Se abre muy delgadita, se adereza con ajos, sal y pimienta y se asa
a las brasas.
 Carne salada: Se cocina en viuda o en sancocho. Otra forma de prepararla, es
cortada en trocitos y cocida con cebollas, tomates y ajíes. Se condimenta con
pimienta.
 Carne puyada: Se limpia bien el muchacho o la carne de bola, se le hacen
huequitos con una puya o un cuchillo y se le introduce en ellos, ajos, cebollas,
zanahoria, habichuelas… Se cocina con suficiente agua hasta que ablande. Se
corta en torrejas y se le hace un guiso para servirla. También se puede hornear
y aderezarla con una salsa de ciruelas pasas o de piña.
 Carne desmechada (esmechada): Se cocina la carne con sal y ajos y cuando
está cocida se desmecha (se le sacan flecos). Se hace un guiso y se sofríe en él
antes de servirla.
 Carne sancochada: Se hacen trozos de carne y se guisan con cebollas, sal, ajos,
tomate y ajíes. Se le dice sancochada, porque queda como la carne de un
sancocho, sin color.
 Carne frita: Se abre la carne en lonjas delgadas, se adereza con sal y ajos y se
fríe hasta que dora.

 Carne sudada o en pebre: Es un guiso que se prepara con los siguientes


ingredientes: Libra y media de carne cortada en trozos, una libra de yuca, una
libra de papa, Tomillo, Orégano, Sal
Pimienta, 1/4 de taza de miga de pan. Preparación: Primero sofría la carne en
aceite por todos lados luego en taza y media de agua póngala a hervir junto con
el guiso preparado anteriormente con la cebolla, tomate, orégano, mejorana,
sal y pimienta. Déjela por 20 minutos. Luego adicione la yuca y las papas y
déjela conservar por 1/2 hora. Al final agregue la miga de pan para que espese
la salsa. Deje reposar unos 10 minutos y sirva con ensalada o arroz.

Casabe: El casabe es un producto hecho a base de yuca conocido por ser el “pan” de
los indígenas, esto debido a que en la época precolombina la yuca era uno de los
principales cultivos, por lo tanto los productos que se generaban de sus preparaciones
formaban parte fundamental de la alimentación aborigen. La palabra yuca proviene de
casabi, nombre dado por los indios Arawacos a las raíces de yuca, de ahí el nombre con
el que se le conoce al casabe. Es una torta circular y delgada que se hace de harina de
yuca. Del taíno cacabi (pan de yuca). Se ralla la yuca cruda, se arman las tortas y se
hornean hasta que sequen. Pueden ser de sal o de dulce.

Casabe de dulce: Tiene forma de empanada, pero más grande, se rellena con panela,
anís y en algunos casos queso.

Casabito: Empanadita de yuca rellena con coco, anís y azúcar; más pequeño que el
casabe. Sus ingredientes son los siguientes: 1 libra de yuca, 1/4 de libra de queso
blanco rallado, 1 cucharada de semillas de anís. Su preparación es como sigue: Se pela

104
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

la yuca y se ralla. Luego se exprime bien y se apila. Después se le añade el queso y el


anís. Se hacen bolitas y se forman círculos. Se ponen a asar en una paila plana por un
lado, luego por el otro y antes de que estén totalmente secas se doblan por la mitad y
se dejan dorar por ambos lados.

Casabón: Empanada de harina de yuca rellena con panela. Es más grande que el
casabe.

Casadilla: Golosina de harina de maíz o de trigo, con relleno de dulce de coco. Se hace
en forma de platico con bordes y en el centro se le pone el aderezo.

Cocada: Dulce que se hace con coco rallado, leche y azúcar o panela al estar a punto se
baja de la paila, se echa en una mesa y se corta en trozos cuadrados. Se puede hacer
con piña, mamey, o guayaba.

Cocadita: Dulce de coco rallado, leche y azúcar. Se corta en un tamaño menor que la
cocada.

Conserva de leche: dulce de leche con azúcar y canela, se le llama así, por analogía,
con las conservas de frutas.

Cucayo: Capa formada por los granos de arroz que se quedan adheridos al caldero,
medio quemados y duros. Voz de origen bantú.

Cucas: Torticas aderezadas de pan viejo y miel gruesa de caña sazonada con especies.

Cocorrón: Dulce hecho de plátano verde frito y de panela o de harina, coco y azúcar.

CH

Chicha: Voz arahuaca o chibcha. Bebida refrescante, ligeramente fermentada y de


consistencia espesa. Se hace de maíz. Es bueno aclarar que la chicha en Mompox es
una bebida refrescante y no se toma fermentada como en el interior. Se hace también
chicha de arroz o de frutas.

Chicha de Arroz: Se cocina el arroz con suficiente agua, se licúa, se endulza y se


adereza con agua de azahares. Es una bebida aromática y muy refrescante.

 Chicha de mamón: Se pelan los mamones, se les echa agua, azúcar y hielo
picadito. Se pueden macerar con el molinillo, para que suelten un poco la
pulpa.
 Chicha de patilla: se pela la patilla, se le sacan las pepas y se macera un poco la
pulpa. Se le pone azúcar y hielo. No es necesario echarle agua, porque esta
fruta es muy jugosa.

105
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

 Chicha de uvita de lata: Se cocina las uvitas en suficiente agua hasta que
suelten su jugo. Se maceran las semillas con el molinillo, se cuela el jugo, se
adereza con azúcar y hielo.
 Chicha de tamarindo: se pela el tamarindo, se le echa suficiente agua para que
ablande, se macera con el molinillo, se cuela, se le echa azúcar y hielo picado.

En las procesiones de la Virgen del Rosario en el mes de Octubre era costumbre


repartir chicha de maíz o de arroz, a los acompañantes de la procesión. Esta bella
costumbre ha decaído mucho. Ojalá la retomemos como una manera de agasajar a los
cantores y para no perder esa bella tradición. A esa procesión le decíamos “La Virgen
de la chicha”.

Chicharrón: Tocino de cerdo frito y crujiente. Se puede comer con yuca, bollo o sólo.

Chicharronada: Comida en que la vianda principal y más abundante es el chicharrón.


Se acompaña con yuca, tajadas de plátano, bollo limpio. A veces, la chicharronada
viene con costillitas de cerdo, hígado, bofe y corazón.

Chichaloja: Chicha fresca sin fermentar hecha de corteza de piña, agua, azúcar y hielo.

Chocolatinas: Pasta hecha de azúcar y chocolate, especie de confite, muy parecido a


las frunas, pero alargaditos. También se hace con colorantes de frutas. Se envuelven
en papel transparente, O de seda.

Chorizo: Carne de cerdo aderezada con ajos, pimienta y achiote, metida en una tripa
de res lavada y ahumada. Se compra por libras.

Chupetín: Una golosina muy apetecida por los niños, hecha de miel de azúcar y
colorantes artificiales, su forma es de un cono pequeñito.

Delicado de piña: Se cocina el arroz con las cáscaras de la piña y cuando está frío, se
licúa, se cuela y se endulza. Se le pone hielo. Esta es una bebida muy refrescante y
delicada, de ahí su nombre. Se le llama también Chichaloja.

Dorada: Pez de la familia: Brycon sinuensis o brycon Moreii. Lo llaman el pez de los
siete colores, por los reflejos de sus escamas y sus aletas rojas-Amarillas pálidas, que lo
convierten en el más hermoso del río. No tan abundante en esta época, debido a su
pesca indiscriminada de peces sin desovar. Se prepara frita o rellena asada a las brasas.
El relleno se hace con cebolla, tomate y condimentos.

Dulce: Conserva. En Mompox se hacen muchos dulces especialmente para la época de


Semana Santa, para compartir con las visitas y vecinos. Tenemos una gran variedad:

106
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Dulce de ahuyama: Se toma la Ahuyama, se pela, se parte en trozos y se pone a


cocinar en suficiente agua hasta que ablande. Se macera o licúa, se le pone leche y
azúcar y se pone a cocinar hasta que esté a punto.

Dulce de breva: Se toman las brevas, se les hacen cruces en la base y se ponen en agua
que se cambia regularmente, luego se cuecen hasta ablandarlas, se les echa azúcar y
se aderezan con canela. No se cocinan hasta secar, se les deja un poquito de miel para
servirlas como postre.

Dulce de coco: Pasta de coco que se hace con leche, azúcar o panela y el coco rallado.
Se cocina hasta que dé punto

Dulce de fríjol: Se pone el fríjol en agua para ablandarlo, se cocina con agua y azúcar
hasta que dé punto.

Dulce de guayaba: Guayaba partida en trozos que se cuece hasta ablandar, se licúa o
se macera con el molinillo, se cuela, se le pone azúcar en proporciones iguales a la
pulpa y se cocina hasta que dé punto.

Dulce de Leche: Ariquipe o arequipe. Se pone a cocinar la leche con azúcar y canela
hasta que seque o dé punto. Puede aderezarse con uvas pasas.

Dulce de mamón: Se pelan los mamones y se ponen a cocinar con agua y azúcar, hasta
que el agua esté a punto de caramelo. Es conveniente no dejarlo secar tanto para
servirlo con su miel.

Dulce de mango: pasta de mango verde que se pela, se corta en trocitos y se cocina
hasta ablandar, se pasa por el cedazo, se adereza con azúcar y se pone a cocinar hasta
que dé punto.

Dulce de orejero: Se le sacan las pepas al Orejero, se cocinan con agua y azúcar. Se
adereza con canela.

Dulce de piña: Piña pelada, cortada en trocitos, coco, agua y azúcar. Se cocina hasta
que dé punto.

Dulce de plátano: Se trocea el plátano maduro, se cocina hasta ablandar con azúcar y
canela. Se puede dejar como una pasta o un poco más seco, se pone en una superficie
plana y se corta en cuadritos como las panelitas.

107
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Empanada: Pan de harina de maíz en forma de panocha relleno de carne o queso. Se


pone a remojar el maíz desde la noche anterior, se cocina hasta que ablande, se muele
y se arman las empanadas, se rellenan y se ponen a freír en aceite bien caliente.

Enyucado: Pasta de yuca, queso, coco anís y azúcar puesta al horno.

Falluco: Con hambre. Se dice: “Estoy falluco”

Fresco: Bebida fría hecha con agua, azúcar, hielo y jugo de algunas frutas. Se habla de
fresco de guanábana, de mango, de zapote…

Galápago: Responde al nombre científico de Trachemys Scripta Elegans. Es un


quelonio reptil que se come en época de Semana Santa para guardar la vigilia. Se
prepara en pebre (guisado con cebolla, tomate, ajos y condimentos).

Gollería: Golosina hecha de plátano verde frito y miel de caña o panela. Se fríe el
plátano en trocitos. Se hace la miel de panela, con una cuchara se pone en una plancha
al fuego y a cada tortica se le pone encima una porción de trocitos de plátano. Se
espera un poquito hasta que se vuelva una melcocha.

Guacharacazo: Trago de ron

Guarapo: Voz quechua. Zumo de caña de azúcar, y en general cualquier agua


azucarada, fermentada o no.

Guarapazo: Trago de ron.

Guarrús: Sedimento constituido por los granos del maíz en la chicha.

Horchata: Es el nombre de una bebida azucarada que, dependiendo de los productos


utilizados para su elaboración puede ser: de arroz, de ajonjolí o de frutas.

Una bonita tradición de las familias mompoxinas es preparar agua de sabor para
refrescarse en las épocas de calor y para acompañar los alimentos en la comida.

Toda fruta puede terminar convertida en ingrediente para agua. Así tenemos agua de
limón, de piña, de tamarindo, de mango, de naranja, de papaya, de lima, de toronja, de
mandarina, de patilla, de uva de lata, de coco, de papaya, de carambola, de melón...
Hay aguas de sabor como frutas disponibles.

108
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Hacer agua de sabor con frutas es bastante simple: Se llena una jarra con agua hervida.
Se escoge la fruta predilecta, por ejemplo mandarina. En su caso, se exprime o se
muele la fruta elegida. El jugo o la pulpa obtenida en el paso anterior se mezcla con el
agua. Se agita vigorosamente para mezclar el agua con el jugo/pulpa. Si es necesario se
agrega azúcar al gusto para endulzarla. Y ¡Listo!

Hay un agua de sabor cuyo procedimiento de elaboración no es tan simple ni tan


obvio. Se trata del agua de Horchata a partir de arroz (Nota cultural: hay agua de
horchata a partir de arroz y también hay agua de horchata hecha con coco).

Para hacer 4 litros de agua de horchata de arroz, se necesita: tiempo, 300 gramos de
arroz, canela en rama, 1 lata de 397 gramos de leche condensada, 1 lata de 410
gramos de leche evaporada, 1 litro de leche, azúcar, 1 cucharadita de vainilla líquida.

El procedimiento para hacer agua de horchata es el siguiente: En una cacerola se pone


a calentar agua. Cuando el agua empiece a hervir, se quita del fuego. En esa agua
caliente se debe poner el arroz sin cocer. El arroz debe ponerse a remojar previamente
durante 20 minutos. Se enjuaga el arroz y se saca del agua. En una cacerola al fuego se
pone agua y el arroz remojado. El arroz debe cocerse hasta que esté suave. En otra
cacerola se pone 250 mililitros de agua con unas ramas de canela a hervir. El agua
debe ponerse de color rojizo. Al final se obtendrá un té de canela. El té de canela se
debe colar para quitarle las ramas de canela. En una licuadora se deben licuar los 300
gramos del arroz cocido, los 250 mililitros de té de canela y medio litro de agua simple.
La mezcla resultante es el jarabe para hacer el agua de horchata. Este jarabe rinde
hasta para 4 litros de agua.

En una jarra se vierten: un litro de leche, 1/2 lata de leche condensada, 1/2 lata de
leche evaporada, 2 litros de agua, 1 cucharadita de vainilla líquida, azúcar al gusto, el
jarabe de horchata al gusto. Se agita vigorosamente para mezclar los ingredientes. Y
¡Listo!

Horra (jorra): Dícese de la yuca cuando está pasada y tiene mal sabor.

Huevo: Se comen mucho en Mompox. En revoltillo con cebolla y tomate, fritos,


pasados por agua en las arepaehuevo, en tortas, pudines. El huevo se prefiere criollo
(de gallina con gallo). No gusta mucho el huevo de gallina criado en galpón y le dicen
huevo de purina.

Huevo de iguana: Iguana, es un género de lagarto de la familia Iguanidae. Sus huevos


se venden en sartales cocidos y asoleados. Es una práctica repudiada por muchos
sectores de la sociedad, porque a las iguanas las rajan para sacarles los huevos y luego
las dejan por ahí y mueren. Si no hacemos algo, estos animales pronto estarán en
peligro de extinción.

- Huevos de tortuga: Se comen muy blandos, sólo pasados por agua hirviendo.

- Huevos de galápago.

109
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Iguana: Iguana, es un género de lagarto de la familia Iguanidae. Muy común en


Mompox y sus alrededores. Se come guisada. Es un animal que debido a la forma en
que le sacan los huevos puede estar ya en peligro de extinción.

Indios: Pastelitos de repollo.

Ingredientes: 8 hojas de repollo, guiso para empanadas, 1 taza de leche, sal, pimienta

Preparación: Quítele las venas al repollo y cocínelas por 10 minutos sin que se le
rompan. Sáquelas, escúrralas y coloque en su centro el relleno. Doble la hoja y coloque
los cierres hacia abajo en la cacerola.

Adicione la leche con el guiso de cebolla, tomate, sal y cominos y deje conservar a
fuego bajo por 20 minutos.

Jalea de tamarindo: Bolitas de dulce que se prepara con tamarindo y azúcar,


mezclando uniformemente sus ingredientes y preparando luego unas bolitas que son
muy apetecidas por los niños por su sabor ácido. Se presentan espolvoreadas de
azúcar. Ninguno de los ingredientes se cuece.

Hay otra jalea de tamarindo que se prepara con mucha azúcar y un poquito de agua, se
pone en un bongo al sol, poco a poco se macera y queda como miel. Se usa para hacer
jugos.

Jamiche (bagazo): Se denomina bagazo al residuo de materia después de extraído su


jugo. Una clase de bagazo es el resto de caña de azúcar que queda después de extraer
el guarapo.

Jecho: Cuando se refiere a las frutas, significa a medio madurar. Es bueno aclara que
esta palabra también se utiliza para aludir a las personas jóvenes.

Lambecazuela: Dícese de la persona golosa.

Macho: Grano sin descascarar que a veces se encuentra en el arroz.

Machucho: Vianda o plato de arroz con carne o pescado y otros ingredientes cocidos
en caldero o cazuela, que usaban los bogas del Río Magdalena.

110
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Maduro: Plátano maduro se come frito en tajadas, u horneado con bocadillo y queso,
también se come cocido en miel de panela.

Maranguango: Bebedizo o filtro amoroso, usado principalmente por las mujeres para
retener a los hombres a su lado. Voz de probable origen kikongo.

Masato: Voz caribe. Es una de las bebidas autóctonas de amplio consumo en el mes
de Octubre. En su preparación generalmente intervienen la harina de maíz o de arroz,
agua, azúcar, clavos de olor y canela. Sin embargo también existen preparaciones con
piña y maíz, las cuales son más espesas. Algunas veces se aromatiza con jugo de
frutas, o con agua de azahares.

Para prepararlo se miden 9 tazas de agua, ¾ de taza de harina de maíz, 1 panela, 8


hojas de naranjo agrio, clavos y canela al gusto. Ponga a al fuego 6 tazas de agua con la
panela, canela, clavos y hojas de naranjo. Agregue la harina de maíz disuelta en las 3
tazas de agua restantes revolviendo continuamente y deje hervir durante 10 minutos.

Baje y deje fermentar durante 3 días. Al momento de servir licúe y póngale un poquito
de canela en polvo a cada vaso.

Para hacer el masato de arroz: Prepare un almíbar con poco menos de un litro de agua
y el azúcar hasta obtener un punto hilo. Aparte, cocine el arroz a fuego medio bajo,
con 3 litros de agua, durante 1 hora aproximadamente o hasta que se ablande muy
bien y se abra el grano completamente.

Si es posible, añada más agua durante la cocción a medida que se vaya consumiendo.
Retire del fuego y deje reposar.

Cuele el arroz, exprimiéndolo, reserve el agua y deseche el grano.

Agregue al agua del arroz el almíbar previamente preparado, la canela, los clavos y la
hoja de naranjo.

Cocine esta mezcla durante 30 minutos, revolviendo constantemente con cuchara de


madera.

Refrigere en jarras de vidrio con tapa o conserve a temperatura ambiente en olla de


barro con tapa hasta que fermente ligeramente. Sirva en pequeños vasos,
espolvoreándolo con canela molida.

Mataburro: Ron de mala calidad.

Mazacote: Comida seca, pegada o apelmazada que debería haber resultado más
jugosa, ligera o esponjosa: “Este arroz ha quedado hecho un mazacote”.

111
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Mazamorra: Se hace de maíz de granos enteros, triturados o cascados, cocidos en


agua y mezclado en polvo de ceniza. Para tomarla se suele ponerle un poco de leche y
trocitos de coco. Es famosa la mazamorra de maíz quebrao. La mazamorra es
simplemente maíz muy bien cocido. Su preparación consiste en hacer hervir el maíz en
agua durante varias horas, el cual debe quedar completamente blanco para su
presentación final. Para que el grano ablande suficientemente es necesario ponerlo en
remojo durante toda la noche previa a la cocción. Cuando hierve, se le puede agregar
una pizca de bicarbonato de soda. Como el maíz así preparado puede resultar algo
insípido, puede ser importante combinarlo con otros sabores, especialmente dulces
como la panela y el azúcar. La mazamorra suele ir acompañada con leche, y se sirve en
tazones grandes.

Media: Media botella de ron.

Merengue: El merengue, suspiro o meringue (galicismo de meringue o merendinio de


ahí el término merienda) es un tipo de postre, hecho con clara de huevo batida y
azúcar, preferiblemente glasé, a los que se le puede añadir aromatizantes, como
vainilla, coco, almendras... Los merengues son muy ligeros y dulces. Así hechos suelen
ser usados como relleno de tartas o pasteles.

Pueden ser blandos si se utilizan dos cucharadas de azúcar por clara o duros si se
utilizan cuatro cucharadas.

Minguí: Mazamorra de plátano maduro sin hervir. También se usa esta voz para
referirse a la persona Mística, esta acepción no tiene connotación religiosa: Persona
remilgada, sobre todo para comer.

Mojarra: Es el nombre genérico de los peces de la familia Gerridae. Pez que se pesca
en abundancia en las ciénagas del río Magdalena, se come frito.

Mote: Sopa que tiene como ingrediente cabeza de bagre.

Mote de queso: Voz quechua (mutti) mote con el aditamento del queso, que se toma
entonces como ingrediente principal. Sus ingredientes son los siguientes:2 libras de
ñame pelado y picado, 1/2 libra de queso criollo 1 y 1/2 cucharada de suero 6 hojas de
bleo de chupa, (Planta comestible de tallo rastrero, hojas de color verde oscuro y flores
rojas, muy pequeñas y en racimos auxiliares. Familia de las quenopodiáceas). De ahí
viene la expresión: ¡¡¡Y lo que digan.......me importa un bledo!!! 1 cucharadita de jugo
de limón 1 diente de ajo machacado, 1 tomate pelado y picado, 1 cebolla cabezona
grande picada, sal, 1 cucharada de aceite.

Preparación: Se hace un sofrito en el aceite con la cebolla, tomate, sal, ajo. Aparte se
cocina el ñame 1 hora en suficiente agua hasta que quede totalmente desbaratado.
Luego se le pone el sofrito, el queso y las hojas de bleo de chupa y se deja cocer por
1/4 de hora. Finalmente se le pone el suero y se deja cocer 5 minutos más (el suero es
opcional, lo mismo las hojitas de bleo. Se sirve rociado de sofrito y el juego de limón.
112
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Mondongo: Sopa muy rica hecha con el mondongo (panza de la res). El mondongo,
también llamado mute, es una sopa espesa con aires españoles, de contenidos
diversos, y muy sazonado, pero de sabor inigualable. Se prepara con panza de res,
(mondongo) muy limpia y finamente troceada, paticas de marrano blandas y
troceadas, diversos vegetales y verduras, cocinados por largo tiempo y acompañado de
aliños y especies. Su preparación lleva tiempo, sobre todo la limpieza y preparación de
los ingredientes previos a la cocción, es un plato dominguero o de fiesta en las casas de
familias mompoxinas, pero la puede encontrar en toda la región en restaurantes de
comida criolla. Si quiere preparar esta deliciosa sopa, ponga atención a la receta, que
con paciencia y amor por la cocina, puede prepara. Con este potaje puede dejar a más
de un comensal con la frente llena de sudor, de tan cálido y delicioso sabor.
Necesitará: 1 Kg. de panza de res, 1 Kg. de paticas de marrano, 5 litros de agua, 1
pimiento rojo o ají dulce, 8 dientes de ajo, 250 grs. de repollo, 250 grs. de papas, 250
grs. de auyama, 250 grs. de zanahorias, 250 grs. de apios, 100 grs. de aceitunas verde,
2 libras de plátanos troceados, 2 cucharaditas de alcaparras, sal. Para el sofrito
necesita: 6 tomates maduros, 1 cebolla grande, 8 dientes de ajo, 3 cucharadas de
mantequilla, 1 pimiento verde, sal al gusto, comino, pimienta.

Se prepara así: Lave cuidadosamente el mondongo frotándolo a fondo con limones


partidos, déjela en remojo un día antes de su preparación, al otro día vuelva a lavarla
frotándolo muy bien, hasta que este muy limpio, aparte limpie las paticas de cerdo ya
troceadas, corte el mondongo en cuadritos pequeños y ponga en una olla al fuego, con
el agua, la cebolla, el pimiento rojo y el ajo. Sazone con sal. Cuando el mondongo y las
paticas hayan ablandado, retírelas del fuego y cuele el caldo. Al caldo ya colado
agregue las verduras limpias y troceadas en dados pequeños, y hiérvalas hasta
ablandar. Aparte sofría los tomates en la mantequilla con el ajo, la cebolla y el
pimiento verde finamente picados, y agréguelo al caldo, agregue el mondongo y las
paticas de cerdo, las aceitunas, alcaparras, sazone con sal y especies y déjelo hervir
hasta que se mezclen todos los sabores. Este plato se sirve bien caliente, si se usa
picante se recomienda discreción.

Natilla: Manjar que se hace en abundancia en los días de navidad y otras fiestas,
compuesto de maíz cocido, molido y tamizado, al que se le agrega leche en gran
cantidad, panela o azúcar, canela y otras especies que por enfriamiento se solidifican.

Ingredientes: 1 litro de leche normal, 1/2 libra de panela raspada, 2 astillas grandes de
canela, 2 paquetes de Maicena medianas

Preparación: Se pone a hervir el litro de leche con la media libra de panela raspada y
las astillas de canela. Cuando la mezcla anterior comience a hervir se le agrega la
Maicena diluida en un poco de agua o leche, como se prefiera. Se comienza a revolver

113
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

continuamente, llegando hasta el fondo del recipiente donde la está preparando para
evitar que se ahúme o se pegue. Se recomienda cocinar a fuego lento durante 5
minutos, luego se baja del fogón y se deposita en moldes o en recipientes de cristal. Si
es de su gusto puede ponerle canela en polvo por encima o pasas.

Ñeque: Mamífero roedor. Se come salado, en viuda o esmechado. Voz de origen


quechua. Familia Dasyprocta punctata. De tamaño similar a un conejo, espalda
redondeada, patas largas y delgadas. El color varía desde café oscuro y cuartos
traseros anaranjados, finamente salpicado con color negro hasta café claro en la parte
delantera, parte media de la espalda tiene color anaranjado y los cuartos traseros son
de color negro/crema. Los pelos son largos en los cuartos traseros, en ocasiones son
erectos y en forma de abanico. Las orejas son desnudas, rosadas, con los extremos
redondeados. Las patas delanteras tienen 4 dedos y las patas traseras 3 dedos, con
uñas. Todavía quedan algunos ejemplares silvestres en nuestros campos, pero este
animal que de acuerdo con las crónicas fue muy abundante en un tiempo, está casi
extinto en la región.

También es Ñeque el ron de mala calidad.

Pailita: Ron blanco.

Palangana: Fuente donde se sirven las viandas.

Pan: Porción de masa de harina de maíz o de trigo que después de cocida al horno, se
sirve de alimento. Hay panes de diversas clases y tamaños.

Pandequeso: Porción de masa de harina de maíz y queso que después de cocida al


horno sirve de alimento.

Pan de Yuca: Porción de masa, en distintas formas, hecha con almidón de yuca, huevos
y queso cocidos al horno.

Pan Francés: El pan de la masa de harina suave, esponjoso, liviano y sin grasa por lo
común usado en el desayuno.

Pandero: Especie de bizcocho hecho de almidón, mantequilla, azúcar, huevos y a veces


panela. Se preparan en forma de huevecillos o rosquetes que se cuecen al horno.

Panela: Piloncillo de azúcar en bruto o mascabo sin purificar; generalmente de tamaño


variable y en forma de panes rectangulares o circulares como cono truncado de muy
poca altura. A veces es muy blanca, de blanco pálido y a veces muy negra. En
ocasiones se hace agregándole la miel, anís o coco como verdadera golosina.

114
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Panocha: Galleta grande como una empanada crujiente, rellena de dulce y queso.

Papuche: Endocarpio de la naranja.

Pasmao: Fruta que ya no se va a madurar.

Pastel de arroz: Tamal.

Pastel Gloria: Pastel abarquillado, hecho de masa de hojaldre en que en lugar de carne
se le echa yemas de huevo batidas, manjar blanco, azúcar y otras cosas como
bocadillo.

Patacón: "Rebanada de plátano verde y cortada a través, que se ha freído". Recibe


este nombre por alusión a sus semejanzas con la moneda de plata llamada patacón.
(Lexicón de Colombianismos pág. 253).

Patacones de plátano verde: Ingredientes: 2 plátanos verdes, Aceite, Sal al gusto

Preparación: Se cortan los plátanos en ruedas gruesas y se fríen en aceite, se sacan y se


machacan, dejándolas bien delgadas, se introducen en agua con sal y se vuelven a freír
hasta que queden doradas.
Hay una variedad de patacones hechos con guineo verde propio de la zona bananera.

Petacazo: Trago de licor.

Pebre de Galápago
Ingredientes: 4 galápagos, 2 cocos, 3 dientes de ajo, 3 cebollas cabezonas rojas, ½
cucharadita de pimienta picante, ½ cucharadita de pimienta de olor, 6 limones, Sal al
gusto.
Preparación: Se despresan los galápagos, se pasan por agua caliente y se pelan,
teniendo cuidado al quitar toda la piel y las uñas.

Se lavan las presas con limón. Aparte se rallan los cocos y se les extrae la leche (2
litros). Se ponen a hervir las presas con los condimentos y en la leche de coco, se deja a
fuego alto por 1 hora. Se sirve acompañado de arroz blanco, plátano maduro, yuca y
guarapo de panela.

Peto Costeño: Bebida espesa de maíz que se toma caliente, especialmente en horas de
la tarde.

Ingredientes: 1 libra de maíz pilado blanco, 1 litro de leche, 1 libra de azúcar, 6 astillas
de canela.

Preparación: Se pone a cocinar el maíz junto con la canela en 4 litros de agua durante
dos horas. Cuando el maíz está blando, se retiran algunos granos, se trituran y se
agregan a la preparación para que espese.

115
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Se agrega el azúcar mezclando bien; por último se agrega la leche, se deja hervir y se
sirve.

Nota: este alimento se consume frío o caliente, es además muy popular, y se vende
por las calles.

Ponche: Bebida hecha con huevos crudos batidos, licor y azúcar.

Pudín: Ponqué

Queso: Es una de las viandas que nos identifican, sobretodo el queso de capa.
Ingredientes: 10 litros de leche pura (sin pasteurizar), 150 gramos de cuajo, 125
gramos de sal.

Preparación: Se coloca la leche en un balde plástico, se agrega el cuajo revolviendo en


forma circular, y se deja reposar por 20 minutos.

Después de los 20 minutos la leche se cuaja. En este momento se revuelve de abajo


hacia arriba para eliminar el suero dulce, y se deja reposar por 10 minutos más. Con las
manos se recoge la parte sólida, separándola del suero dulce. Esta masa se coloca en
una bandeja, se le agrega la sal, se revuelve bien y se exprime.

En un molde de madera se va colocando el queso y se aprieta para que se compacte.


Se tapa el molde colocándole un peso encima, después de 6 horas se desmolda.

Raguñao: Dulce casero de batata, plátano, o guandú.

Raspao: Refresco que se adereza con hielo pulverizado o desmenuzado y jarabe de


frutas (de cola, de cola con leche, de limón…).

Recao: Conjunto de cosas necesarias para condimentar un guiso.

Rosquete: Bizcocho en forma de rosca. Se prepara con harina de yuca, se fríe y se


adereza con azúcar.

Rungo: Vianda de pobres, compuesta de arroz, carne, fríjoles, yuca y plátano cocidos
juntos en una olla de barro sin caldo; le dicen también "mololo".

Rungo-Rungo: Potaje hecho de pescado, arroz y legumbres, con plátano y yuca que
comen los bogas del Río Magdalena.

116
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Sabajón: (Ver ponche).

Salpicón: Bebida fría hecha con jugo y trocitos de frutas diversas. También es arroz
con lebranche (una clase de pescado).

Sambumbia: Bebida adulterada.

Sancocho: Olla compuesta de carne de res o gallina, cerdo o pescado, con yuca,
plátano, ñame, papa verduras y otros ingredientes, con mucho caldo.

Sancocho Trifásico: Es un sancocho con tres carnes. Sus ingredientes son los
siguientes: 1 libra de carne de costilla de res. Se debe adobar el día anterior con
cominos, pimienta y ajos, una gallina o pollo despresado, se debe adobar con ajo y
cominos, 1/2 libra de costilla de cerdo condimentada con ajo, cominos y pimienta,
chorizos, dos por persona, 4 papas grandes peladas
una libra de batata, una libra de ñame, pelado y partido en trozos, cuatro mazorcas
tiernas, partidas en 4, una libra de yuca pelada y cortada en trozos tres plátanos verde
pelados y trozados con la mano, un plátano maduro, cortado en 4 y con cáscara, 1/2
libra de ahuyama pelada y partida en trozos, 2 zanahorias peladas y partidas por la
mitad, cuatro hojas de col lavadas, quitándoles la vena gruesa, dos tomates pelados y
picados, una cebolla cabezona picada finamente, un manojo de cebolla larga picada
finamente, dos cabecitas de ajo picado o triturado, dos cucharadas de sal, dos
cucharadas de cilantro picado, una cucharada de perejil picado, doce tazas de agua.

Preparación: Se pone a cocinar el agua fría con la carne de costilla y la cebolla larga por
45 minutos. Luego se le agrega el pollo o gallina, las costilla de cerdo, las mazorcas y se
deja hervir por 15 minutos. Después adicione la yuca, el plátano pelado, el apio, la
zanahoria, el repollo, las papas y el ñame. Es el momento de probar el sabor y
adicionar condimentos, si se requiere. Se deja hervir otros 15 minutos. Se le añade
entonces el plátano maduro con la cáscara, los tomates, el picado de cebolla cabezona
y la ahuyama. Se deja hervir por 10 minutos. Luego se apaga y se deja reposar. Al
servirse se coloca en una vasija el caldo y los ingredientes. Se decora con un picado de
cilantro y perejil. Suele acompañarse con arroz blanco, aguacate, cebollitas en
encurtido y ají picante o suero al gusto.

Sancocho de Bocachico: cuatro bocachicos, cuatro plátanos, cuatro libras de yuca, ½


libra de cebolla, tres libras de ñame, ½ libra de tomate, cuatro limones, dos cocos,
ocho ajíes criollos, Verduras, Sal y ajo al gusto.
Preparación: Se quitan las escamas a los pescados, se abren, se desechan las agallas y
vísceras, con mucho cuidado, para no tocar la glándula secretora de la hiel (muy
amarga y daña el pescado). Después hay que arrollarlo, es decir hacer pequeños cortes
horizontales a todo lo largo del pescado. En una olla con agua se añade ajo, cebolla
picada, limón al gusto, verduras, plátano, yuca y ñame en trozos. Cuando lo anterior

117
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

esté cocido, se agregan las postas frescas del bocachico y se deja cocinar unos 20
minutos. Cuando esté en su punto, si quiere hacerlo más sabroso, se le agrega zumo
de coco, se mezcla y se sirve

Sarapa: Son los residuos o sobras de comida.

Seco: Es la comida, pero sin caldo.

Señorita: Cierto bizcocho.

Sorbete: Pitillo.

Suero: Crema que se prepara con leche cruda y sal que se deja en un calabazo por
varios días sacándole el agua que va botando, llamada espiche.

Suero atolla buey:

Ingredientes: 3 litros de leche pura (sin pasteurizar), 2 cucharadas de sal.

Preparación: Se coloca la leche en un recipiente plástico de boca amplia y se deja


reposar por 24 horas. A las 12 horas de estar en reposo se menea la leche y sea vuelve
a dejar en reposo. Después de las 24 horas la leche tiene arriba una masa blanca y al
fondo un agua amarilla-verdosa (espiche); con un caldero se separa el espiche. Cuando
se ha terminado se sacamos el espiche, se llevan los sólidos de la leche a la licuadora,
allí se agrega la sal y se continúa licuando hasta que no tenga grumos.

El suero acompaña todas las comidas.

Tamarindada: Refresco de tamarindo, aderezado con azúcar.

Tapetusa: Aguardiente de contrabando.

Tentempié: Refrigerio.

Tinto: Café puro sin leche.

Tomata: Bebezón.

Turrón: Dulce de leche cortada o cuajada con azúcar, canela o vainilla.

Topocho: Cuatrofilos o mafufo. Se come frito o en viuda de pescado.

Torta: Ponqué.

118
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Uva de Lata: O uvita de lata. Corozo, pequeño, negro y áspero, producto de la planta
de corozo. Se prepara en jugo, hirviendo estos corozos y pisándolos después con un
molinillo para que suelten su jugo, se adereza con azúcar y se le pone hielo picado.

Vacío: Dícese de las bebidas o comidas que se hacen sin acompañamiento de pan,
bollo, arepa o casabe como es de usanza.

Vino: En Mompox se prepara vino con las frutas de la región. Se hace vino de uvita de
lata, de guayaba agria, de cerezas…

Viranga: Bebida de leche y agua de panela.

Viti Viti: La comida, el pan de cada día.

Vitualla: Legumbre (ñame, yuca, plátano, etc.)

Viuda: Su preparación es como sigue: en el fondo de una olla preferiblemente de


barro, se coloca un poco de agua. Sobre la superficie de ésta se colocan a manera de
parrillas unos palitos y hojas de plátano, encima de los cuales se colocan secos carne,
yuca y plátano, cubiertos de hojas. Colocada la olla al fuego, el vapor del agua hervida
cuece las viandas. La viuda puede hacerse de pescado, barraquete, carne salada,
barbules, tripas de cerdo o solo de yuca, ñame y plátano.

Viuda de Bocachico Salao


Ingredientes: 6 bocachicos medianos con escamas, 2 libras de yuca, 2 libras de ñame
criollo, 2 plátanos amarillos, 6 mafufos, cuatro filos verdes, 3 cebollas cabezonas rojas,
½ cucharadita de pimienta picante, ½ cucharadita de pimienta de olor, 6 limones, Sal al
gusto.

Preparación: Se abren los pescados por el lomo, se salan y se dejan secar al sol durante
dos días.

Al momento de prepararlos se remojan en agua con sal durante cinco minutos, para
retirar el exceso de sal; o se dejan en remojo de un día para otro, después se lavan en
agua simple por tres veces. En un caldero se colocan la yuca, el ñame, los plátanos, los
guineos, la ahuyama y las batatas partidas en trozos grandes. Se le agrega agua (½
litro) que apenas cubra la vitualla. Se coloca a fuego alto durante 15 minutos.

Se agregan los bocachicos sobre la vitualla, se tapan y se dejan cocinar durante 5


minutos. Se sirven calientes.

119
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Yuca: Raíz amilácea. Se come a diario como acompañamiento de las comidas. Se


prepara frita, en viuda, asada, en carimañolas, rosquetes, etc.

Zabaleta: Pescado, de carne muy apreciada, se come frito, en viuda o guisado (pebre).

Nota: Faltan muchas cosas de nuestras recetas tradicionales, pero es un trabajo que
espero seguir engrandeciendo con la ayuda de todos.

120
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

CALLEJÓN DE LAS FLORES


Por: JANETH GALÉ DOMÍNGUEZ
Trabajo ganador del concurso “Historia de mi barrio” organizado por la Academia de Historia de Santa
Cruz de Mompox.

DEDICATORIA
A la memoria de “Mamarrosa”, quien me relataba sus historias, anécdotas y travesuras vividas en su
niñez y juventud, lo cual facilitó la elaboración de este trabajo”

UBICACIÓN
El sector de las Flores y la Bahía está ubicado en el Barrio Arriba de la ciudad de Santa
Cruz de Mompox, consta de dos calles las cuales forman la letra T.

La primera, Calle de Las Flores, colinda por el este con la Calle de la Albarrada; por el
oeste con la Calle Real del Medio; por el sur con Callejón de la Cruz y por el norte con
Callejón de la Bahía, Consta de 16 casas.

La segunda, Callejón de la Bahía, colinda por el sur con la Calle de las Flores; por el
norte con el Callejón de Santa Teresa; con el oeste con la Calle Real del Medio y por el
este con la Calle la Albarrada. Está conformado por once casas.

¿A QUIÉN DEBE SU NOMBRE?

Las “Bodegas de Minguillo” 51, o “Los Portales de la Bodega”, ubicados en la esquina del
Callejón de la Bahía, saliendo a la Calle de la Albarrada, otrora centro del comercio de
la ciudad de Mompox, hacían las veces de bóvedas; albergaban la mercancía bajada de
los barcos. Este puerto se extendía a lo largo de la Calle de la Albarrada, desde el
Monumento a la Cruz hasta el frente de la casa del difunto Caraballo.

La Albarrada de la Cruz y el Callejón de la Bahía, a orillas del Río Grande de la


Magdalena, era el lugar de trabajo de los calafates Roberto Camargo Barraza y su
cuñado Santiago Berrío Maza, hermano de su esposa Eleuteria Berrío Maza, habitantes
de ese mismo sector - Albarrada del Arsenal- los patios colindaban con los de la Calle
de las Flores, los cuales eran terrenos enmontados, también los acompañaban en sus
faenas los señores David Caamaño, residente de la Calle de las Flores, sector oeste y
Cipriano Ribón residente del Callejón de la Cruz. Sus casas estaban construidas de
palma, paredes de bahareque y los patios cercados con guadua.

Mientras laboraban los calafateadores, sostenían conversaciones prolongadas sobre


política y problemas sociales del país, pronosticaban los tiempos a través de las
cabañuelas, manteniendo informados a los vecinos de cuanto acontecía en el país.

51
Mompox, Isla en el Tiempo, Diego Samper Ediciones, Segunda Edición 1996. Pág. 129

121
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Se cree que el origen del nombre del Callejón de las Flores, se debe a un personaje
importante de apellido Flores que vivió en ese lugar. 52 Algunos afirman que el nombre
proviene de unas mujeres muy bonitas que vivieron allí, quienes todas las tardes salían
con sombrillas y abanicos cada una, a pasear por las calles de Mompox”.

En los años de 1939 y 1940 un señor de apellido Pardo fundó en este callejón la
primera casa de lenocinio que existió en Mompox. Este sector se le llamó Callejón de
Santa Gertrudis de Cucambar o el Culeadero. Como ya se dijo, allí vivieron prostitutas
muy famosas que salían por las tardes a las calles de la ciudad contorneando las
caderas, en plan de ofrecer su mercancía y de llamar la atención de la clientela, lo que
hizo que les dedicaran unos versos de la picaresca española, escritos por F. Rodríguez
Marín que dicen así:

La mujer que al andar culea


Y los ojos retuercen
Yo no digo lo que sea
Pero sí que los parece.53

ANTECEDENTES

El Callejón de las Flores y la Bahía lo formaban pantanos llenos de monte de malva,


pitopito y bicho; eran las colas de los patios de las casas de la Calle Real del medio y de
la Calle de la Albarrada. En el Callejón de las Flores del lado este sólo había una casa
colonial con techo de zinc, llamada por los habitantes del Barrio Arriba “La Casa del
Zinc”. Consultando en la Oficina de Instrumentos Públicos y en charlas informales con
los vecinos, con los vecinos, se encontró que el primer dueño de ese predio fue el
señor Antonio Alcendra quien venía haciendo posesión aproximadamente desde el año
1910. Dicha casa la heredó su hija Aminta Alcendra de Nájera, quien la vendió por
trescientos pesos a los señores Esteban Enrique Alcendra y Juana Victoria Alcendra
Rivas según consta en la escritura pública No. 83 del 28 de agosto de 1930. La casa
tenía un solo salón, con paredes de ladrillo y cal, el andén era bien alto. Del lado oeste
comenzaron a tomar posesión de terrenos aproximadamente a partir del año 1910,
primero la señora Clemencia Mier, quien los legalizó mediante escritura pública No.
20 del 25 de febrero de 1926, hoy pertenecen al señor Manuel Dolores Jiménez
Rangel ; luego la señora Prudencia Vda. de Alvear, quien legalizó su tenencia con la
escritura pública No. 97 del 9 de septiembre de 1937 de la Notaría Única de Mompox,
hoy pertenecen a Glory Lerma Montero, y después siguió la señora María Lidueñas ,
quien también legalizó sus terrenos mediante escritura pública No. 16 de 29 de enero
de 1946 de la Notaría Única de Mompox, hoy pertenecen al señor Miguel Gómez;
también tomó posesión de esos terrenos, la señora Leonarda Rivera Moreno, hoy, le
pertenecen al señor José Isabel Villarreal Gutiérrez, en este orden siguieron: la señora
Emelina Urieles, luego la seño Merlys Alandete Jaraba, el Señor David Caamaño, hoy,
pertenecientes al señor Eleuterio Caamaño Moreno, la señora Dionisia Figueroa, quien
hizo la escritura pública No. 175 del 15 de junio de 1964, hoy, propiedad de Diego
52
Boletín Historial, Órgano de la Academia de Historia, No. 27-28, 1996, Año LIV, Santa Cruz de
Mompox, Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad. Pág. No. 203
53
Boletín Historial, Órgano de la Academia de Historia, No. 27-28, 1996, Año LIV, Santa Cruz de
Mompox, Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad. Pág. No. 203

122
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Ospino Navas. En el año 1945 llegó el señor Severiano Ospino Meza de San Zenón
Magdalena y adquirió unos terrenos que hoy pertenecen a la señora Edith Cecilia
Ospino Vda. de Ospino, junto con su hermano Diego Ospino Meza, hoy figuran como
propiedad del señor Emiro Ospino Navas.

En el callejón de La Bahía en las esquinas colindantes con la Calle de la Albarrada


estaban las casas del señor Francisco A. Vides, una casa de material con techo de teja,
piso alto y balcón con su solar, y la de la señora Justa Vda. de Alvarado, de techo de
teja, paredes de material de ladrillo y mezcla de cal y arena; legalizadas mediante
escritura pública No. 186 del 11 de diciembre de 1951 y No. 50 del 23 de febrero de
1966. La señora Bárbara Gutiérrez Vda. de Pedrozo, compró el solar y lo legalizó
mediante escritura pública No. 4 del 18 de enero de 1934, hoy perteneciente a Senilda
Ávila Hernández.

El sector era poco transitable por ser una poza. Aproximadamente en el año 1942
siendo presidente el doctor Eduardo Santos fue traída la draga a la ciudad para
levantar las orillas en la Calle de la Albarrada. En las horas de la noche los hombres y
algunos niños se dedicaban a coger arena con el propósito de aterrar y abrir vía en el
sector, a los pequeños les daban agua de panela con limón y casabe, para refrescarse y
coger fuerzas para la larga faena.

En los años 39 al 40 funcionó el burdel en la Casa de Zinc tomando como nombre el


“Cucambar”. El propietario del negocio fue el señor Eduardo Pardo, apodado
“Cucarrón”, porque era negro prieto. Allí trabajaban unas muchachas rubias muy
bonitas, no se sabe su procedencia; unos dicen que eran de la “Depresión
Mompoxina”, que vinieron de muy lejos, gitanas, nómadas, etc. Había alrededor de 6 a
8 mujeres, a quienes les decían las “Cucamberas”.

En las noches se acercaban hombres a visitarlas para conversar y tomar “ron blanco”
con ellas, se sentaban sobre el “pretil” de la casa, la cual hacía de recepción, el hombre
que les gustaba lo hacían pasar, se escuchaban voces donde le pedían licor al dueño
del establecimiento “wisqui Pardo, wisqui Pardo”, “Los visitantes eran del centro de la
ciudad, los magnates de Mompox, de las familias más adineradas y distinguidas, los
tertulianos les traían flores a las damiselas”. El lugar estaba bastante apartado del
centro y se prestaba para que aquellos elegantes caballeros pudieran satisfacer sus
deseos sexuales.

En las noches, los residentes vecinos al Cucambar, cerraban temprano las puertas de
sus viviendas debido a los escándalos que se formaban allí. La música que escuchaban
era de una vitrola, luego vino el “traganíquel”. Los hombres que no eran aceptados por
las mujeres reclamaban brutalmente, todas las noches, hacían escándalos y algunos
vecinos reclamaban ante las autoridades. Formaban orgías, cuatro o cinco parejas
desnudas bailaban al son del “baile de la pluma”: el hombre se colocaba una pluma en
su “vicho” y al que se le cayera le tocaba pagar la cuenta. Las muchachas comían en un
restaurante ubicado en el Puerto de Minguillo, de propiedad de la señora Felicia
Barraza Berrío, llamada “Fela”, sobrina de Eleuteria Berrío Maza. Las cucamberas salían
corriendo descalzas por los traspatios a almorzar. Una de las prostitutas, la más joven y
vistosa era de poco comer, no quería engordarse, la dueña del restaurante la consentía
mucho, le acariciaba la cabeza rogándole que comiera. “Mija coma, que así no la van a

123
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

mirar los del centro”, “me contaba la difunta Ruca que se hacía trenzas con sus vellos
púbicos amarrándolas con cintas rojas”. El establecimiento a finales del año 1945 fue
cerrado.

PERSONAJES DESTACADOS EN LOS AÑOS 1907 A 1915

El Calafate. El señor David Camaño, calafateaba las embarcaciones que arrimaban al


Puerto de Minguillo.

La Curandera. Clemencia Alvarado Mier, curaba a los niños enfermos con mal de ojo,
les daba tomas de yerbas medicinales que ella misma preparaba, le rezaba a muchas
imágenes milagrosa, recitaba oraciones. Mantenía siembras de plantas medicinales en
vasijas viejas o poteras, colocándolas unas sobre trojas hechas de lata y otras las
colgaba de una ramada ubicada en la parte trasera del patio. Su esposo era Manuel
Dolores Jiménez Cantillo, dedicado a la cacería de animales domésticos.

PERSONAJES DESTACADOS EN LOS AÑOS 1930 A 1935

Lito Pío. El señor Andrés Manuel Jiménez Alvarado, heredó la casa de su señora madre
Clemencia Alvarado Mier, era un señor que se ganaba su vida echando agua desde el
Puerto de la Cruz, ayudado por un burro, al cual le colocaban múcuras en las
aguaderas. Para esa época Mompox no tenía acueducto y el agua era tomada del río
por personas que se dedicaban a esta faena, lo cual hacían transportándola en
múcuras de barro a hombro, o en carretilla utilizando latas o galones de metal o en
asnos con aguaderas.54 O a hombros mediante un palo que en los extremos colgando
de un alambre colocaba dos galones. Más tarde, el Señor Andrés dejó este oficio y se
dedicó a vender pollos llevándolos en una carretilla fabricada por él mismo armada de
tablas rústicas sobre una rueda; caminaba lentamente con ella y en cada callejón se
detenía avisando: “Los polloooos”, parecían que los animales se despertaban y
comenzaban a contestarle con un coro “pío, pío, pío, pío, pío, pío…”, los niños que
andaban jugando se detenían y burlescamente escondiéndose detrás de los corralitos
que protegían las matas, o de las puertas de las casas le gritaban “Lito Pío, Lito Pío”
entonces, él, con voz pacífica contestaba “En tu culo voy metío”. Tuvo varios hijos;
Adolfo, José Ángel, Catalina y Manuel Dolores Jiménez Rangel, éste último heredó de
su padre el apodo “Mañe Pío”.

Los colombianos. La señora Leonarda Rivera Moreno tuvo dos hijos llamados
Francisco y Abel Villarreal Rivera, hombres altos, de tez negra, muy fornidos, su trabajo
era bucear, los buscaban para sacar a los ahogados, eran bogas, los apodaron “Los
Colombianos”, Francisco era muy chistoso, también se dedicaba a la carpintería,
tomaba mucho ron y formaba escándalos. Se sentaba sobre las raíces de las ceibas de
la Albarrada, compartiendo la botella de licor con sus colegas, echándoles piropos a las
jovencitas que pasaban cerca de ellos. En sus borracheras declamaba versos mirando
fijamente el alar de una casa y alzando el brazo como en posición de reclamo:

54
Obeso, el Negro y el Río: Elementos de su Vida, Luis Eduardo Cabrales J., Editorial Lealon, 2006,
Pág. 153

124
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Santa Bárbara Bendita


Hija de la Concepción
Pregúntale a Colombiano
Porqué toma tanto ron.

Una vez fue a entregar un mueble que le arregló a la señora Cristina Dovale, conocida
como “La Niña Cristi”, residente en la calle de la Albarrada, ésta no le pagó, sólo le dijo
“Dios se lo pague”, él contestó: Páguemelo usted mejor porque raras son las veces en
que yo me veo con ese señor.

Abel practicaba el arte de la cacería de animales de monte y la pesca. Sus herramientas


de trabajo eran la escopeta y el anzuelo, cuando solían buscarlo en su casa
contestaban los presentes: “si no está en el río, debe estar en el monte”.

El Peluquero. Evaristo Angarita Rocha, el único peluquero del Barrio Arriba, ejercía su
profesión en su casa, a veces, se ubicaba en el mercadito.

Manuel Planta. El señor Manuel Arcia Moreno, trabajó durante mucho tiempo en la
primera planta eléctrica que tuvo Mompox, por lo que se le apodó “Manuel Planta”, su
esposa se llamó Prudencia Barraza Berrío, hermana de “fela”. De este matrimonio
nacieron cinco hijos, Ruth María a quien le llamaban “Ruca”, Miguel apodado “El
Buitre”, José, Eloísa y Orfelina

PERSONAJES DESTACADOS EN LOS AÑOS 1945 A 1950.

El Mejor Mecánico - Electricista y el Primer Transportador. El señor Diego Ospino


Meza era mecánico y electricista, considerado el mejor mecánico de la población.
Cuando el pueblo sufría los apagones de tres y cuatro meses sin luz, él le daba vida a
las máquinas de la antigua planta eléctrica. Tenía un taller donde arreglaba radios,
siendo el primero del barrio Arriba en tener un radio.

Se recuerda mucho a “Los Doctores”, nombre que recibieron los calafateros para esa
época, porque a toda hora conversaban en el Puerto de Minguillo sobre todo lo que
ocurría en la población. Llegaban bien temprano a la puerta de la casa del señor Diego
para escuchar las noticias transmitidas a través de una radio emisora e informarse de
los últimos acontecimientos, especialmente de su caudillo liberal, Doctor Jorge Eliécer
Gaitán.

El señor Diego también fue el primero en comprar un carro, al que llamó “El Avispón
Verde”. Este carro se quemó por un incendio, más tarde logró comprar un camión con
caparazón en madera “los primeros salidos al mercado”, lo llamó “El tigre”.

El Mecánico. El señor Severiano Ospino Meza, trabajó en la antigua planta eléctrica de


Mompox durante muchos años, cuando en ese tiempo quitaban la luz a las seis de la
tarde y la volvían a poner a las cuatro de la mañana. La policía andaba muy pendiente
de quien desperdiciaba la energía, no se podía tener abanicos, neveras, ni planchas; la
luz era muy bajita.

125
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Corazón. Andrés Gómez Laguna, apodado “Corazón”, era un hombre silencioso,


caminaba solitario por las calles de Mompox sin atreverse a expresar palabras, pero no
era mudo.

PERSONAJES DESTACADOS EN LOS AÑOS 60

Los Dovale. Después del incendio llegó de Margarita - Bolívar el señor Rodolfo Dovale
Rangel, era muy orgulloso, entraba y salía de su casa sin saludar a sus vecinos, vestía
camisa guayabera y zapatos blancos. Descendientes de una familia de gran relevancia,
cirujano dentista y comerciante judío, oriundo de Curazao, quien se asentó en
Mompox ejerciendo su profesión y montando negocios de importaciones y
exportación.55

El Músico. El señor Domingo Mejía era músico, procedente del Callejón de Rincón
Guapo, prolongación del Callejón de San Miguel. Su instrumento musical era el
contrabajo, participaba en todas las festividades religiosas: Semana Santa, Corpus
Christi, etc., además iba a los pueblos circunvecinos en las fiestas de sus patronos.

El Cachaco Pérez. El señor Dionisio Gil Pérez llamado por todos “El Cachaco Pérez",
llegó del Caquetá en el año 1961, fue policía en el Municipio de Margarita, y luego
Inspector Militar en el Municipio de Talaigua Nuevo, corregimientos de Mompox en
esa época, más tarde se retiró y se dedicó al comercio de loza junto con su esposa Ana
Badillo.

La Señora Quemada. Para el año 1970 en el Callejón de la Bahía en una de las casas de
los Amarís vivió un sastre llamado Natividad Alemán, trabajaba en la alcaldía municipal
como cobrador de Impuestos, era un señor muy grosero, poco sociable, macheteaba a
los burros o asnos que se apacentaban en la cola de su patio, su esposa era Sebastiana
Gutiérrez. “chana”, hija del señor Martín Gutiérrez, se dedicaba a la modistería, era
alta, gruesa, clara, muy amable y atenta, en su casa tenía muchos animales, hacía toda
clase de granjerías, vivía además con sus hijos Fanny y Jorge, de otro matrimonio.
Aconteció un día muy temprano a las 5:00 de la mañana, la señora amaneció con su
pecho y estómago quemado dando gritos, según versiones “el señor prendió a la
señora con gasolina”, otros comentan “le echó agua caliente”, porque “el señor era
muy celoso y la mujer le había sido infiel”, como también que “el señor estaba
enamorado de su hijastra y quería deshacerse de su esposa”.

La Calle del Peligro. Para el año 1994, un señor alto, claro, muy simpático, en las horas
de la noche llegaba al Callejón de la Bahía a guardar su carro en uno de los garajes. En
una noche muy oscura sin presencia de alumbrado público los vecinos se llenaron de
mucho miedo y terror, cuando sentados en las puertas de sus casas, escucharon varios
tiros y vieron al señor correr hacia la Calle de las Flórez pidiendo ayuda “ayúdenme,
ayúdenme”, todos se levantaron y cerraron sus puertas, el hombre tocó y tocó y nadie
le abrió. Salió de las Flórez dirigiéndose hacia la Bahía donde lo vieron lleno de sangre

55
Mompox: Música, Autores y Notas, Una visión Histórica y Social, Jesús Zapata Obregón, Academia de
Historia Santa Cruz de Mompox, 1992, Pág. 158

126
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

con una mano en el pecho y otra en el estómago. La noticia fue como un reguero de
pólvora, de tal forma que la calle tomó por nombre “La Calle del Peligro”.

Los Fandangos. En los años 1912 los jóvenes de esa época iban a fandangos que se
realizaban en diferentes sitios de la población: “El Terraplén” ubicado en la Esquina del
Callejón de la Cruz, “La Pollera Colorá”, en el sitio donde es hoy la casa de la señora
Angelmina de Quintero. “El Tamarindo” y “La Cumbia” ubicados en la Calle de la
Albarrada con Esquina de la Calle de la Cruz.

Las mujeres vestían con polleras largas hasta los pies, llenas de collares, pañoleta en la
cabeza, prendían velas cuando iban a bailar la cumbia. En navidad para los 24 y 31 de
diciembre trasplantaban matas de plátano y guarumo adornadas con farolitos y
cadenetas de papel. En el centro se sentaban los músicos y las parejas bailaban
alrededor. Se recuerda mucho a la señora “Julia”, habitante de la población de
Troncosito, vendedora de bollo limpio, muy conocida en el sector, por ser alegre y
sociable. Para un 24 de diciembre, día de fandango, se quedó bailando cumbia hasta
que sus velas se acabaron, al cruzar el río para regresar a su pueblo murió de tétano.

En los carnavales de ese tiempo los vecinos se reunían y celebraban en grupos,


ubicándose en la esquina de la calle de las Flores saliendo a la calle de La Cruz, se
sentaban en el piso o en unos taburetes recostados contra la pared, se colocaban
máscaras asustando a todo los niños que pasaban, arrojaban harina, y agua, algunos
hacían un hueco que convertían en lodazal, se embarraban y sometían a las personas
que no les daba plata, otros se iban corriendo por todas las calles y quien no les daba
lo traían cargado, lo metían en el hueco y lo embarraban. Pasaban las danzas, disfraces
y parodias que recorría las calles en una rumba seguida de tres días; salían “Las
rezanderas”, que eran hombres disfrazados grotescamente de mujeres, recitaban
ingeniosas letanías en las que recogían y sazonaban con ácido y picante todos los
hechos y chismes del año; “Los negros”, pintados todo su cuerpo con negro de humo
que con el sudor va formando pegostes de todas las tonalidades imaginables; “Las
farotas”, “Diablos y cucambas” al son de millos, maracas, guacharacas y tambores. 56 La
danza de “Los indios” bailaba al son de una puya tocada con una flauta o pito de millo.
Usaban penachos con plumas y espejos, escudos y pecheras, argollas y narigueras. “Los
coyongos” bailando al ritmo de violina y tambor al son de un paseo. También salía la
danza de “Los goleros”, al son de la violina y tambor.

A mediados del siglo XX aparecieron los populares salones o academias de baile en


plazas públicas de cada barrio, iban jóvenes con permiso previo de sus padres. 57 El
salón número uno estaba ubicado en la esquina de la Cruz con Calle Real del Medio,
era un lugar encerrado con cerca de guadua, techo de palma o descubierto y música
de viento en vivo. Estos fueron reemplazados más tardes por las casetas.

NO PUEDEN FALTAR LOS MITOS Y CREENCIAS

Relatan los vecinos que en la década de los 50 a media noche salía un perro negro
ladrando, un cerdo o una babilla, que se paseaba por el sector, salía a la Calle Real del
Medio, llegaba hasta la “casa del diablo” y se regresaba, no dejaba pasar a los músicos
56
Mompox, Isla en el Tiempo, Diego Samper Ediciones, Segunda Edición 1996, pág. 77
57
Mompox, Isla en el Tiempo, Diego Samper Ediciones, Segunda Edición 1996, pág. 78

127
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

que venían tarde de las fiestas. Las personas se santiguaban y rezaban tres Padres
Nuestros, entonces el animal se retiraba.

La Semana Mayor. Al muelle llegaba gente que venía de todos los rincones del país y
de otros lugares del mundo, los braceros bañados de sudor corrían a la llegada de los
visitantes, peleándose sus equipajes.

“Cuando niños nos llevaba mi mamá para que viéramos las procesiones de la Semana
Santa, nos metíamos entre miles de gente y nos perdíamos entre tantos nazarenos
buscando a mi papá y nunca lo encontrábamos. El Viernes Santo nos llevaba a
escuchar el sermón de las siete palabras, pero nos escapábamos de la iglesia
escondidos y nos sentábamos en el sardinel de las casonas cercanas para no escuchar
tanta réplica del padre. Al final nos regañaba, nos jalaba las orejas, nos daba palmadas
en los hombros y nos metía miedo. De regreso caminábamos por toda la calle de la
Albarrada con los pies descalzos porque terminábamos muy cansados. Durante la
cuaresma y toda la Semana Santa no nos dejaba mecer en las hamacas porque decía
que el diablo estaba suelto y nos podíamos caer y partir una pierna. Al monte no se
podía ir a cortar leña por miedo a que del árbol saliera sangre. Cocinábamos para toda
la semana, no se podía encender ni un trozo de leña, la comida se calentaba en brasa,
no se usaba ropa de colores, escuchar música, bailar y por nada del mundo podíamos
responder a un llamado de atención y aceptábamos los castigos.”

EL INCENDIO SE APODERÓ DE LAS CASAS DE PALMA

En el mes de marzo del año 1952, en las horas de la noche, el sector sufrió un
incendio. La señora Belén Villanueva, habitante de la Calle Real del Medio quien vivía
diagonal a la entrada del Callejón de la Bahía, prendió un “mechón” para buscar unos
pollos que tenia perdidos, alzó la mano, tropezó con una ramada y debido a la brisa
que había, se extendió inmediatamente el fuego por todo el sector, logrando
quemarse muchísimas viviendas.

128
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

BENJAMÍN di FILIPPO PEÑAS


Por: DORA DÁMARIS SERAFINOFF DE RAMÍREZ ROMÁN

El 15 de septiembre de 1998 falleció en Barranquilla el


Académico de Número Benjamín de di Filippo Peñas.
Sus cenizas fueron traídas a Mompós. Estuvieron en
cámara ardiente en el recinto del Concejo desde
donde fueron llevadas por su hija mayor, Patricia y
descansan en la cripta de la Iglesia de San Juan de
Dios. En la puerta de la iglesia fueron recibidas por los
sacerdotes Héctor Muñoz Bolívar, antioqueño,
pariente de Beatriz, su esposa, el padre Alfredo
Campo Ruiz, Director de la Clínica San Juan de Dios de
la Ceja y el padre Manuel Domingo Arteaga, párroco de la Vicaría Foránea de
Sabanalarga. En su oración fúnebre, el padre Héctor Muñoz destacó el padre Héctor
Muñoz los sacrificios que tuvo que sufrir para conquistar con los cuales conquistó el
título de médico, título el cual que llevó con gallardía, con altura y marcó huella por su
capacidad de servicio El doctor Benjamín di Filippo amaba entrañablemente a su
ciudad natal. Había manifestado: “Si muero fuera de Mompós quiero que me
lleven para descansar en medio de mi Gente”.

Fue miembro importante en la Academia de Historia de Santa Cruz de Mompox. En la


Institución ocupó los cargos de Vicepresidente en el período 1984-1985 y Revisor Fiscal
desde 1992 hasta su deceso en 1998.

Entre sus trabajos de investigación está “MOMPÓS Y SUS CEMENTERIOS”, en el cual


acopia datos sobre la costumbre de enterrar a los muertos en el interior de los
templos, y la intervención del sabio José Celestino Mutis para solucionar el grave
problema de salud pública que se desencadenó por la saturación ambiental, debido a
métodos inconvenientes, a fines del siglo XVIII, y las normas que aconsejó al respecto,
para dar solución a esta situación. También se refiere allí al origen del actual
cementerio de la Ciudad.

Otra conferencia dictada, cuyo texto se halla en uno de los Boletines Historiales, al
igual que el anterior, fue “NOMENCLATURA ANTIGUA DE LA VILLA DE SANTA CRUZ DE
MOMPÓS“ en el cual da los nombres de calles, callejones y plazas y el origen o
significado de algunas de esas denominaciones.

129
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

El doctor Benjamín di Filippo P. fue uno de los académicos, que, junto con el arquitecto
Álvaro Castro, los licenciados Oscar Árquez, Orlando Ramírez Román, Gladys Beltrán de
Árquez, los doctores Humberto de León Fonseca, Aquilino Alemán Pianeta, Miguel
Borja Pérez, doña Cecilia Jiménez de Silva, don Hernando Jaramillo Silva, y quién estas
líneas escribe, participó activa y asiduamente en el estudio y estructuración del
Reglamento Urbano de Mompox, que con los lineamientos de la Subdirección de
Patrimonio de Colcultura, la asesoría y entusiasmo de la arquitecta Olga Pizano
Mallarino, el apoyo del alcalde municipal, doctor Víctor Serrano Gómez y el Concejo
Municipal, fue presentado a la UNESCO para la declaración de MOMPOX, como
PATRIMINIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD. Es este un documento oficial con valor
jurídico, cuyo objeto es garantizar la protección de los bienes reconocidos como
insustituibles del patrimonio cultural. Además regula las posibles intervenciones que
los propietarios de los inmuebles pueden realizar en el interior del perímetro
determinado como centro histórico.

Benjamín di Filippo Peñas nació en Mompós el 5 de noviembre de 1923. Fueron sus


padres, Benjamín di Filippo A. y Esperanza Peñas E. Aprendió a leer y escribir en casa,
con su mamá, doña Esperanza. Cursó estudios primarios, a partir de 2º en la Escuela
Pública dirigida por el maestro Víctor Pupo. Bachillerato de 1º a 4º en el Colegio
Pinillos en donde fue interno. Debido al proceso de nacionalización del Pinillos, le fue
trasladada la beca al Liceo Celedón de Santa Marta donde realizó los dos últimos años
de educación secundaria y obtuvo su título de bachiller. Siempre fue un estudiante
excelente.

Sus hermanos don Aníbal y don Virgilio llamado El Mono, lo describen como un niño
muy travieso. Ellos manifestaron que debido a que vivían en la Albarrada, frente al río,
aprendió a nadar antes de los seis años, sin que sus padres se hubieran percatado de
ello. No tenía miedo de a tirarse al río a fin de llenar las vasijas para aprovisionar los
tinajones del agua, tarea que los muchachos realizaban por turnos para el consumo de
la casa. Además la finca de la Isla frente a su casa era de su padre, quien poseía dos
canoas, y era frecuente atravesar el río, inclusive varias veces al día, lo cual estimuló
su afición por la natación. Resolvía los conflictos con sus contemporáneos a los puños.
Cuando estaba en el Colegio Pinillos existía la costumbre de citarse a pelear en la
manzana que quedaba frente al Plantel, y tenía salida al Callejón de Don Blas,
costumbre que, en ocasiones trajo consecuencias funestas para los contrincantes.

Con el apoyo decidido de sus hermanos mayores, don Aníbal y don Virgilio, quienes se
dedicaban a la joyería, viajó a Bogotá para cursar estudios universitarios. No habiendo
podido Como no pudo ingresar a la U. Nacional se desplazó a Medellín con su amigo
Clímaco Cassaleth y mediante una recomendación del doctor Gerardo Molina.
Ingresaron a la Facultad de Agronomía en la Universidad de Antioquia, en la cual cursó

130
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

un año. Posteriormente presentó exámenes e ingresó a la Facultad de Medicina en la


misma Universidad donde se graduó como médico cirujano el 29 de agosto de 1953.

Realizó el año rural en San Andrés de Cuerquia, en Antioquia, donde desarrolló una
hermosa labor humanitaria. Se desplazaba a lomo de mula, debido a la falta de vías y
lo quebrado de la topografía de la región, para atender a sus pacientes. Se entregó con
alma, vida y corazón a su profesión.

Contrajo matrimonio en Medellín con doña Beatriz Echeverri el 31 de agosto de 1953


de cuya unión nacieron ocho hijos.: Patricia, Giovanni, Leonardo, Beatriz Elena,
Margarita, Claudia, María Esperanza y Benjamín. Todos profesionales. Su gran
preocupación fue la formación de sus hijos, sus estudios y su permanente superación.

Desempeñó cargos públicos. Estudió Administración Hospitalaria. Fue director del


Hospital de Sonsón, Antioquia, donde hizo una gran amistad con el doctor Daniel
Franco. Fue concejal de Sonsón. Director del Hospital San Juan de Dios de Mompós,
durante más de ocho años, cuando aun esta Institución era administrada por una junta
directiva. Era presidente de dicha junta don Nelson Piñeres Arquez y algunos de sus
miembros don Rafael Ferreira Peña, el doctor Faruk Jalilie. Siendo síndica del Hospital
doña Graciela Montes de Vides, fue conseguido un auxilio con el gobernador del
departamento de Bolívar , el coronel Luis F. Millán Vargas en un monto de $ 50.000
con los cuales se adquirieron e instalaron los doce primeros servicios sanitarios, se
cambiaron los pisos y se colocó cielo raso, lo cual nos habla de la diferencia del valor
adquisitivo del dinero y de la pulcritud y deseo de verdadero servicio de todas las
personas vinculadas a esta benemérita Institución. Reestructuró la planta física del
hospital. Adquirió instrumental importante, tal como la unidad de Rayos X Simmens,
que se consiguió con facilidades de pago, labor que se realizó cuando era síndica Alicia
Alemán de Jiménez. Esta unidad aun se halla en servicio. Separó la sala de Maternidad
de la de Cirugía. Cambió el manejo administrativo del hospital y le tocó afrontar crisis
económicas cuando aun estaban las hermanas Franciscanas en su loable labor de
servicio a la comunidad, entre quienes se destacaba por su profesionalismo y bondad
la madre Estebana. La gestión de servicios de salud del hospital se extendía hasta
regiones tan apartadas como San Martín de Loba y Barranco de Loba.

Fue alcalde de Mompós, concejal en varios períodos. Fue candidato a diputado de la


asamblea. Como alcalde adquirió los terrenos para la Plaza de Ferias, que se extendía
hasta el actual barrio 1º de Mayo de predios de la hacienda Turbaco, que pertenecía a
don Ernesto Gutiérrez de Piñeres. Gestó la consecución de plantas nuevas de energía
eléctrica para Mompós, empresa de la cual era gerente el ingeniero Alfonso Vides
“Paquito Vides”

Desarrolló actividades en el campo cultural, especialmente en los últimos años de su


vida. Escribía para la revista literaria La Taruya, el periódico Brisa. Dejó inéditas dos

131
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

novelas, dos cuentos, poesías. Le gustaba declamar, y lo hacía en celebraciones que


realizaban con las hermanas Franciscanas, para Navidad y otras fechas en el Hospital.

La vida de este académico polifacético permite continuar ahondando en las distintas


actividades que realizó.

La información de la vida y logros del doctor Benjamín di Filippo Peñas la adquirí por
conocimiento personal, ya que sus hijos varones estudiaron en el Colegio Santa Cruz
de Mompós. También a través de entrevistas con sus hermanos Don Aníbal y don
Virgilio, su esposa Beatriz Echeverri, sus hijos, además de haber sido testigo presencial
de algunos de los hechos narrados, por haber sido colegas en la Academia de Historia
de Santa Cruz de Mompox, en donde compartimos labores.

Mompós, marzo 22 de 2000.

132
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

DATOS BIOGRÁFICOS DEL LICENCIADO ORLANDO RAMÍREZ ROMÁN

Por: DORA DÁMARIS SERAFINOFF DE RAMÍREZ ROMÁN

El Licenciado Orlando Ramírez Román, fundador


del COLEGIO SANTA CRUZ DE MOMPÓS,
EXRECTOR DEL COLEGIO NACIONAL PINILLOS Y
AUTOR DE LA LETRA DE SU HIMNO, nació en la
ciudad de Cartagena el 27 de noviembre de 1917.
Fue el segundo hijo del matrimonio de Miguel
Ramírez López y Emma Francisca Román Muñoz.
Fueron sus hermanas María del Socorro, Emma
Alejandrina y Ofelia Francisca Margarita Ramírez
Román. Cuando nació esta última murió la madre el 13 de septiembre de 1922,
habiendo quedado a cargo de su abuela paterna Antonia López. Posteriormente, en
1924, su padre viajó a Mompós con el cargo de Teniente de Rentas. En dicha ciudad
contrajo matrimonio en segundas nupcias con Sara María Martínez Piñeres, cuyos hijos
fueron: Germania, Miguel Armín, Aira, Amaury Gabriel y Aleida Fabiola.

Fue bautizado en la Catedral de Cartagena con los nombres de Rafael Orlando, pero
en su cédula de ciudadanía aparece solamente como Orlando. Aprendió las primeras
letras en el preescolar del Colegio la Esperanza de su ciudad natal. Después del
segundo matrimonio de su padre en Mompós fueron traídos los cuatro hermanos a
esta ciudad por Ramón Piñeres, primo hermano de la esposa de su padre habiendo
viajado en tal ocasión en tren y en barco.

Cursó estudios primarios en el Colegio del Carmen y en el Colegio Pinillos. Estudió en


esta benemérita Institución hasta cuarto de bachillerato antes y después de la
nacionalización debido a la diferencia de pensum. Se graduó de Bachiller en el Liceo
Celedón de Santa Marta, a donde le fue trasladada la beca de la cual gozaba en el
Pinillos, pues para entonces el Plantel no tenía los grados 5o y 6º de Bachillerato.

Con grandes esfuerzos se trasladó a Bogotá en 1943 para adelantar estudios


superiores y obtuvo tres becas conseguidas por sus anteriores maestros los doctores
Aurelio Tobón Hernández, quien había sido el Rector de Liceo Celedón, y el doctor
Antonio Brugés Carmona, rector del Colegio Pinillos. Escogió la de la Escuela Normal
Superior de mayor valor económico, $40 que le permitía la mejor ayuda para subsistir.
Cursó estudios de Licenciatura en Ciencias de la Educación con especialidad en

133
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Ciencias Sociales y Económicas en la Normal Superior de Bogotá, adscrita a la


Universidad Nacional, y, actualmente Universidad Pedagógica Nacional habiéndose
graduado el 6 de diciembre de 1946. En esa Institución tuvo grandes profesores tales
como Rudolf Hommes, José de Recasens, Burbano de la Calle, Pablo Vila, entre otros.

En su práctica docente realizada en el Instituto Nicolás Esguerra se destacó por su


entereza de carácter, habilidad y buen tino para resolver situaciones conflictivas,
dedicación y buen manejo de la didáctica. Para no suspender los estudios
universitarios tuvo necesidad de trabajar durante las vacaciones de fin de año; viajó a
Tenerife donde se iniciaba la carretera en el páramo de Chinche hacia e Palmira, que
apenas comenzaba su trazado. Allí se hallaba su amigo del alma Alberto Alario di
Filippo, quién lo recomendó con el ingeniero contratista, doctor Jiménez Higuera, en la
cual se inició como ¨cadenero¨ que consistía en llevar la ¨mira¨, instrumento de
agrimensura, para jalonar los puntos principales de la vía. Fue una dura experiencia
por el clima, las condiciones de trabajo, pero la asumió con dignidad y mucho interés;
el baño lo hacían al aire libre bajo un chorro intermitente de agua muy fría recogida
por ¨pencas¨ de guadua. Desayunaban en el campamento. El almuerzo lo llevaba un
muchacho en burro al lugar donde estuvieran trabajando. Los alimentos llegaban
helados, en la tarde al terminar la faena se adelantaba y bajaba corriendo hasta la casa
donde pernoctaban para llegar antes que el ingeniero que bajaba a caballo. Se ganó el
respeto de todo el personal que laboraba y escaló una mejor posición en el trabajo,
llegando a hacer las veces de segundo ingeniero. Su ánimo siempre fue conciliador
entre quienes lo rodeaban allí. Refiere algunas anécdotas relativas a lo escarpado del
terreno: en una ocasión rodó con la mira hasta el arroyo debido a la alegría que le
produjo poder dar la distancia tomada en un barranco peligroso. Los compañeros
corrieron a auxiliarlo pero lo encontraron sacudiéndose. Afortunadamente no le pasó
nada. Preguntaba a los lugareños como podían sembrar maíz en esos lugares de difícil
acceso y socarronamente le decían: con escopeta mi don.

Aun antes de graduarse, en 1946, comenzó a trabajar en el Colegio Americano de


Bogotá y continuó allí por espacio de ocho años, hasta 1953. En su propia expresión
fue su Época de Oro. Le tomó cariño especial a la Institución. En 1948 durante el
Bogotazo del 9 de abril, a raíz del asesinato del caudillo liberal doctor Jorge Eliécer
Gaitán, le tocó vivir una odisea en la repartición de estudiantes del Plantel a través de
los peligros de movilización por la ciudad en medio del pueblo enardecido y
enloquecido amén del torrencial aguacero, que salvó de mayor destrucción por los
múltiples incendios del centro de la capital del país. No dudó en poner en riesgo su
vida para llevar a sus hogares a sus discípulos.

EXPERIENCIA LABORAL

Profesor del Instituto Central Colombiano 1945- 46; profesor del Colegio Americano de
Bogotá 1946 a 1953; profesor del Colegio Pinillos de Mompós 1954 a 1956, 1957

134
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

1959, 1960 y 1961 hasta el mes de abril. Prefecto del Colegio Pinillos en 1961 a partir
de la renuncia del cargo de rector; rector del Colegio Nacional Pinillos de julio 1964 a
agosto de 1966. Fundador del Colegio Santa Cruz de Mompós en unión de su esposa
Dora Dámaris Serafinoff de Ramírez Román 1957. Profesor del colegio Sagrado
Corazón de Jesús desde 1958 a 1987; profesor de la Escuela Normal de Señoritas, de
Mompós. En el Colegio Americano se desempeñó como profesor de ciencias sociales,
director de disciplina, director de actividades culturales entre las cuales fue de especial
importancia la dirección de grupos de teatro con obras escritas por los estudiantes
para el concurso de comedias de la tradicional Semana del Libro, en donde se
conjugaba la habilidad en el manejo del castellano, la creatividad y el deseo de
contribuir al enriquecimiento de la biblioteca del Plantel. Fue siempre persona muy
importante en la toma de decisiones a nivel de directiva. Además de las asignaturas de
su especialidad dictó castellano y literatura colombiana con lujo de competencia. En
1953 cuando el Ministerio de Educación estableció la Cátedra Bolivariana en el
Bachillerato fue visitado en el Colegio Americano por un Inspector de dicho Ministerio,
el doctor Rafael Bernal Jiménez, quien inicialmente cuestionó su forma de hacer los
registros del diario de clases. Pero una vez que observó los resultados de los
exámenes finales de los alumnos de 6o Bachillerato y conoció las conferencias dictadas
fueron tomadas como modelo de programa en su enseñanza y fue la persona que le
alentó para que se vinculará con el sector oficial.

Contrajo matrimonio en Bogotá con Dora Dámaris Serafinoff Cuervo el 25 de diciembre


de 1952, de cuya unión hubo nueve hijos: Miguel Orlando, Alberto Ricardo Alexis,
Rafael Esteban de la Cruz, David Antonio, Dora Emma de Lourdes, Boris Arturo, Perla
María del Pilar, Héctor Dimitri y Stoyan Vladimir.

A fines de 1953 se trasladó a Mompós, con la intención de continuar viaje, radicarse en


Barranquilla y seguir vinculado al Colegio Americano. Pero al arribar a la ciudad
Valerosa se enteró de una vacante en Ciencias Sociales en el Colegio Pinillos, solicitó
ser nombrado, lo que en efecto ocurrió, habiendo vivido desde entonces en esta
ciudad. Pronto se dio a conocer cómo un gran profesor y se ganó el respeto y la
consideración de alumnos, profesores, padres de familia y de la sociedad en general.
Se desempeñó además como director de internos y coordinador de actividades
culturales. Pero su sueño dorado era crear un colegio como “Una Ciudad de Puertas
abiertas”. Además le preocupaba mucho la falta de cupos en el Colegio Pinillos, el
único plantel de bachillerato en la educación masculina, para satisfacer la demanda
del servicio educativo, no sólo de Mompós sino de la región y poblaciones como
Magangué, El Banco, Chimichagua, Chiriguaná, Majagual, Sucre y aún puntos más
distantes como Barrancabermeja, poblaciones de las sabanas de Bolívar y de la Guajira
de donde venían a estudiar en este prestigioso plantel. Fue profesor de esa Institución
durante los años de 1954, 1955 y 1956. Renunció para crear El Colegio Santa Cruz de
Mompós, el cual inició labores el 3 de febrero de 1957. Pero no se alejó del Pinillos.

135
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Cada vez que eran solicitados sus servicios por necesidades urgentes del Plantel estuvo
presto a darlos con creces, en algunas ocasiones sin remuneración, en las instalaciones
de su propio Plantel que ha funcionado en su casa de habitación, muchas veces en las
horas de la noche y aún alumbrándose con lámparas de gasolina, cuando en Mompós
el servicio de energía eléctrica era muy deficiente, racionado y/o esporádico.

Fue llamado por el Rector del Pinillos, Licenciado Demetrio Vallejo Mendoza en 1957,
por considerar vital la prestación de sus servicios para la institución. Posteriormente,
en 1959 con el fin de colaborarle a don Segundo Germán de Ribón, quien se
desempeñó como rector ese año. En 1960 fue nombrado Rector del Colegio Pinillos
por el Ministerio de Educación Nacional, cargo que aceptó con el compromiso formal
de recibir el respaldo necesario de dicho Ministerio para la celebración del
SESQUICENTENARIO DE FUNDACIÓN DEL PLANTEL, la cual en realidad debería haberse
efectuado en 1959, pero que pasó totalmente desapercibida.

Dedicó todo su tiempo, energía y entusiasmo a la celebración aprovechando este


motivo para despertar y avivar el fervor por el colegio, enriquecer el laboratorio, la
biblioteca y hacer mejoras locativas, tales como el arreglo del comedor de internos, el
piso de la segunda plante del costado donde se encuentra el Paraninfo. Creó el “Bono
Pinillista”, y vinculó a exalumnos de todas partes del país en los programas elaborados,
quienes se hicieron presentes con obsequios por delegaciones. Compuso el Himno del
Plantel, escrito para rendir tributo de gratitud y de admiración al Munífico, Don Pedro
Martínez de Pinillos y fue estrenado en las festividades del Sesquicentenario. Es autor
de la música el profesor José Santos Martínez Rojas. Bajo su dirección fue cantado por
primera vez en una serenata que le fue ofrecida doña Olivia Cunha Troncoso de
Herrera Ribón, viuda de uno de los rectores más queridos y recordados del Pinillos en
su Epoca de Oro, Don Manuel Herrera Ribón. Uno de los estudiantes que cantó
entonces fue quién hoy es el cardiólogo doctor Juan Antonio Pérez Rapalino.
Posteriormente se entonó en todos los actos de la celebración y hoy sigue siendo el
himno de la Institución, que con orgullo de pinillistas cantan los estudiantes.

En 1961 en el mes de abril presentó renuncia de la Rectoría del Pinillos, candidatizó a


don Saúl Bustamante Machado para dicho cargo, y solicitó ser nombrado en la
prefectura, cambio que no le parecía conveniente al Ministerio. El licenciado Orlando
Ramírez manifestó que ese era un honor y que se puede renunciar a los honores, que
lo malo hubiera sido que por mala conducta se le degradara o se le excluyera del
escalafón docente.

En julio de 1964 fue nombrado nuevamente rector del Colegio Nacional Pinillos, cargo
que desempeñó hasta agosto de 1966.

Fue profesor del colegio Sagrado Corazón de Jesús desde 1958. Era entonces la
Directora del Plantel Sor María Leony Schwediman. Fue muy importante su

136
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

colaboración y asesoría pues la institución se hallaba en el proceso de completar el


bachillerato y buscar su aprobación ante el Ministerio de Educación Nacional el cual lo
delegó para la inspección respectiva. Continuó prestando valiosos servicios en ella
hasta los últimos años de la década de los ochenta, en las cátedras de filosofía,
sicología y francés. También fue profesor de la Escuela Normal de Señoritas de
Mompós, por corto tiempo, en la cátedra de filosofía.

El éxito de este educador ha estado en el afecto, el amor, la dedicación, la constancia


con que ha realizado su labor. Para él un estudiante con dificultades ha sido una
oportunidad para dirigir a alguien y hacer de esta persona su amigo y la razón de su
trabajo. Muchos de sus alumnos lograron éxito, casi a pesar de ellos mismos gracias a
la constancia de su labor educativa. Cuando un muchacho no le rendía en su materia
“se la dedicaba”, le preguntaba todos los días, pues la evaluación para el profesor
Ramírez fue siempre continua e integral. Sus clases siempre se iniciaban con alguna
forma de preguntar por lo visto en la clase anterior. Sus métodos eran variados a fin
de mantener la motivación del estudiante.

Ha sido como un padre para muchos de los estudiantes. Llegaba a sus casas se
interesaba por sus problemas. Conseguía adecuada cooperación familiar si no la
estaba recibiendo. Siempre ha hecho crecer la autoestima de sus estudiantes. Pero
siempre los ha hecho conscientes de la necesidad del esfuerzo y tesón personales. Son
sus palabras: A la cima se llega con las rodillas rotas y el corazón sangrante. Su
solicitud: ÍLUMINA DONDE ESTES.

Pertenencia a otras instituciones

Miembro de número del Centro de Historia de Santa Cruz de Mompox desde 1955, y
luego de la Academia de Historia de Santa Cruz de Mompox al haber sido ascendido a
esta categoría en 1959, de la cual ejerció la presidencia y se convirtió en el decano de
la Institución, hasta hacerla la primera entidad cultural y guardiana fiel del patrimonio
de nuestra querida ciudad. Miembro del Club de Leones desde 1955 en el cual ocupó
distintos cargos como presidente, vicepresidente y vocal. Lideró conjuntamente con el
compañero león Armando Rodríguez Cunha la consecución de la Gobernación del
Distrito F2 en la persona del doctor Humberto de León Fonseca. Miembro de la
Sociedad de Mejoras Públicas de Mompós. Concejal de Mompós en dos períodos.
Miembro del Consejo Parroquial.

Recibió reconocimiento del Ministerio de Educación Nacional con la Medalla “Simón


Bolívar” por Resolución 08657 de julio de 1990 en cuyos considerandos dice “Que el
educador ORLANDO RAMÍREZ ROMÁN, ha dedicado más de 40 años de su vida a la
formación de la juventud colombiana y desempeñado un papel preponderante en el
ámbito cultural y educativo, ... Que el Gobierno Nacional por intermedio Ministerio
de Educación Nacional, reconoce y exalta la labor realizada por ORLANDO RAMÍREZ

137
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

ROMÁN,” resolución que fue firmada por el Ministro Manuel Francisco Becerra Barney
y secretaria General María Cristina Zea de Durán. Con motivo de la condecoración
anterior recibió un pergamino de congratulación del Concejo Municipal de Santa Cruz
de Mompós.

El Colegio Nacional Pinillos le ha otorgado la Medalla Pedro Martínez de Pinillos en tres


oportunidades. Noviembre 22 de 1961, agosto 29 de 1990 y agosto 29 de 1999. El
Colegio Sagrado Corazón de Jesús lo ha condecorado en dos ocasiones, en 1988 y en
1999 cuando este Plantel celebró sus bodas de diamante. La Academia de Historia de
Santa Cruz de Mompox le otorgó placa conmemorativa en sus Bodas de Oro. La
alcaldía de Mompox también le hizo entrega de una placa honorifica en el año de
1996.

138
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

OBITUARIO

Academia de Historia de Santa Cruz de Mompox

Creada por la Ley 209 de 1959

“ Verum Inveniendi Gratia Queaerite”

Resolución de 12 de Agosto de 2008 mediante la cual se deplora un sensible fallecimiento de Eximio


Académico de Número

La Academia de Historia de Santa Cruz de Mompox en uso de sus facultades estatutarias y

CONSIDERANDO:

En la ciudad de Bogotá D.C ha fallecido el Maestro Orlando Fals Borda numerario de esta Academia.

Que el Maestro Orlando Fals Borda a traves de su quehacer científico social plasmado en su
monumental obra “Mompox y Loba: Historia Doble de la Costa” mostró nuevas sendas para la
interpretación histórico social de la Región Mompoxina.

Que su vida es ejemplo de esclarecido patriotismo, gestor de identidad, dignidad y soberanía popular.

Que es propósito de esta Academia exaltar la memoria de este hijo adoptivo de Mompox que como el
Maestro Orlando Fals Borda honro a sus ancestros mompoxinos.

RESUELVE:

Artículo Primero: Deplorar la irreparable pérdida para la Sociología Nacional y Mundial por la
desaparición física del Maestro Orlando Fals Borda.

Artículo Segundo: Honrar la memoria del ilustre Maestro Orlando Fals Borda exaltando su vida y obra
intelectual.

Artículo Tercero: Expresar la más sentida condolencia a sus familiares, amigos y la comunidad
intelectual.

Artículo Cuarto: Hacer llegar la presente RESOLUCIÓN a sus familiares.

Publíquese y cúmplase.

Dado en MOMPOX, a los 12 días del mes de Agosto de 2008

PABLO MIRANDA DE LEÓN MIGUEL RAMÍREZ SERAFINOFF

Presidente Secretario

139
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Anexo firmas de Academia en Pleno

Academia de Historia de Santa Cruz de Mompox

Creada por la Ley 209 de 1959

“ Verum Inveniendi Gratia Queaerite”

Resolución de 9 de Abril de 2009 mediante la cual se rinde homenaje a la memoria del Académico de
Número OSVALDO ANTONIO GUTIÉRREZ

La Academia de Historia de Santa Cruz de Mompox en uso de sus facultades estatutarias y

CONSIDERANDO:

Que el Ilustre Académicos OSVALDO ANTONIO GUTIÉRREZ LARA fallecido en el último año, fue
invaluable defensor de nuestra Institución

Que trabajó de forma ejemplar en la construcción de identidad, dignidad y sob

eranía regional

Que uno de los propósitos de esta Academia es exaltar la memoria de quienes honran a través de su
quehacer intelectual los altos valores mompoxinos

RESUELVE:

Artículo Primero: Rendir Homenaje a la memoria del Honorable Académico OSVALDO ANTONIO
GUTIÉRREZ LARA, en Sesión Solemne del día 9 de Abril de 2009 en el REENCUENTRO MOMPOXINO

Artículo Segundo: Hacer llegar la presente RESOLUCIÓN a sus familiares.

Publíquese y cúmplase.

Dado en MOMPOX, a los 12 días del mes de Agosto de 2008

PABLO MIRANDA DE LEÓN MIGUEL RAMÍREZ SERAFINOFF

Presidente Secretario

140
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

Academia de Historia de Santa Cruz de Mompox

Creada por la Ley 209 de 1959

“ Verum Inveniendi Gratia Queaerite”

Resolución de 9 de Abril de 2009 mediante la cual se rinde homenaje a la memoria del Académico de
Número RAÚL ARGUELLES OCHOA

La Academia de Historia de Santa Cruz de Mompox en uso de sus facultades estatutarias y

CONSIDERANDO:

Que el Ilustre Académicos RAÚL ARGUELLES OCHOA fallecido en el último año, fue invaluable defensor
de nuestra Institución

Que trabajó de forma ejemplar en la construcción de identidad, dignidad y soberanía regional

Que uno de los propósitos de esta Academia es exaltar la memoria de quienes honran a través de su
quehacer intelectual los altos valores mompoxinos

RESUELVE:

Artículo Primero: Rendir Homenaje a la memoria del Honorable Académico RAÚL ARGUELLES OCHOA,
en Sesión Solemne del día 9 de Abril de 2009 en el REENCUENTRO MOMPOXINO

Artículo Segundo: Hacer llegar la presente RESOLUCIÓN a sus familiares

Publíquese y cúmplase.

Dado en MOMPOX, a los 12 días del mes de Agosto de 2008

PABLO MIRANDA DE LEÓN MIGUEL RAMÍREZ SERAFINOFF

Presidente Secretario

141
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

Academia de Historia de Santa Cruz de Mompox

Creada por la Ley 209 de 1959

“Verum Inviniendi Gratia Queaerite”

RESOLUCIÓN DE DUELO

(19 de mayo de 2.009)

Mediante la cual se deplora un sensible fallecimiento de Eximio Académico de Número.


La Academia de Historia de Santa Cruz de Mompox, en uso de sus facultades estatutarias y,

CONSIDERANDO:

En esta ciudad de Santa Cruz de Mompox, ha fallecido el Licenciado RAFAEL ORLANDO RAMÍREZ
ROMÁN, Miembro de Número de esta Academia.
Que el Profesor Rafael Orlando Ramírez Román, a través de su ciclo existencial realizó una obra
importante que merece ser reconocida y exaltada.
Que su vida es ejemplo de convicción, compromiso, dedicación, inductora de dignidad, identidad y
patriotismo.
Que para la Honorable Academia de Santa Cruz de Mompox es menester exaltar la memoria de su digno
Académico de Número, que nos honró con sus acciones como hijo, esposo, padre, maestro, ciudadano y
académico.
En atención a lo expresado en los Considerandos anotados y sensibilizándonos como institución,

RESUELVE:

Artículo Primero: Deplorar la irreparable pérdida para la educación, la historia de la comunidad del
caribe colombiano, por la desaparición física del ilustre humanista Rafael Orlando Ramírez Román.
Artículo Segundo: Rendir tributo de reconocimiento y honrar la memoria del distinguido Maestro Rafael
Orlando Ramírez Román, exaltando su vida y obra ejemplar.
Artículo Tercero: Expresar las más sentidas condolencias a su esposa, la Académica Dora Serafinoff de
Ramírez Román, a sus hijos, nietos y demás familiares, a la comunidad estudiantil del Colegio Santa Cruz
de Mompós y de la ciudad.
Artículo Cuarto: Hacer llegar la presente RESOLUCIÓN a su familia.
Publíquese, Comuníquese y cúmplase.
Dado en Mompox, a los 19 días del mes de mayo de 2.009.

PABLO MIRANDA DE LEÓN JOSÉ ANTONIO MUÑOZ ESTOR

Presidente Secretario ad hoc

142
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

LIBROS ENTREGADOS AL PÚBLICO MOMPOSINO, EL 6 DE AGOSTO DE


2010, EN EL MARCO DEL BICENTENARIO DE NUESTRA INDEPENDENCIA
ABSOLUTA.

1- UNA MIRADA EN EL ESPEJO


En el Bicentenario de la Independencia de
Mompox.

AUTOR: Lic. OSCAR ARQUEZ VAN-STRAHLEN


EDITOR:
Género Literario: Obra Histórica, donde el autor
presenta su propia visión de los hechos que
suscitaron la Independencia Absoluta de Mompox
y al final, en el capítulo 13, hace un comparativo
de lo que hoy es nuestra sociedad respecto a lo
que fue en los años de la Independencia.
Número de páginas: 112

2- MOMPOX: Musa Macondiana y


matriz de Libertad – Gabonadas e Historia.

AUTOR: ERNESTO H. JARAMILLO SILVA


EDITOR: Ediciones Jarévalo.
Género Literario: Novela historiada, donde el
autor sintetiza su visión sobre el acontecer en
Mompox y su zona de influencia, desde los
últimos años del siglo pasado hasta nuestros días.
Recurriendo osadamente a una particular
narrativa, pone en boca de los personajes las
criticas mordaces a la alianza de la parapolítica, el
capital financiero en las campañas políticas y su
articulación con el narcotráfico.
Número de páginas: 163

143
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

3- LA INDEPENDENCIA ABSOLUTA
Santa Cruz de Mompox

AUTOR: Ing. Y Antropólogo GIOVANNI DI FILIPPO


ECHEVERRI
EDITOR: Gdife – Santa Cruz de Mompox. 2010
Género Literario: Texto histórico, donde el autor
nos muestra una sesuda y minuciosa recopilación
de documentos en el archivo de Indias, Nacional y
de baúl e igual que referencias históricas en
periódicos, revistas, boletines y textos de
reconocidos autores y otros menos conocidos,
ofreciendo su propia interpretación de los hechos,
que hace de esta obra un obligado abrevadero
donde saciar la sed de conocimientos sobre el
acontecer del Mompox en sus años de gloria
cuando da su grito de Independencia absoluta,
primero en el territorio de la Nueva Granada. Esta obra igualmente fue presentada en el marco
de la Feria Internacional del Libro en Bogotá de este año.
Número de páginas: 417

4- CRÓNICA DEL GUACAHAYO.

AUTOR: Ing. LEONARDO DI FILIPPO ECHEVERRI


EDITOR: Fundación Mompox, arte y cultura –
FMAC-
Género Literario: Novela, donde con rica
narrativa el autor nos ilustra la singular cultura de
La Depresión Momposina a través de una familia
y un pueblo. En el texto convive la belleza de
palabras cultas y populares, con hermosísimos
tropos para describir el paisaje, costumbres,
mitos, sentimientos, leyendas, querencias y
afecciones de los personajes que perviven
alrededor de un rio, el Guacahayo, que es como
el eje central donde se arma la trama de la obra y
produce en el lector la sensación de pertenecer
de alguna manera a ese pueblo y a esa familia.
Número de páginas: 152

144
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

5- SANTA CRUZ DE MOMPOX,


POESIA Y ARQUITECTURA.

Candelario Obeso. Cantos populares de mi


tierra.
AUTOR: SILVIA V. PATIÑO STITZER.
EDITOR: S. Patiño
Género Literario: Presentación bilingüe
(español-inglés) de la obra poética de
CANDELARIO OBESO. Por el inmenso
esfuerzo que debió representar la traducción
de los versos, cargados de una particular
gramática, esta obra es de una especial
exquisitez. La policromía en la fotografía de
paisajes urbanos y rurales de nuestra ciudad,
el papel empleado en su edición, su tamaño y
en general su presentación le aportan al libro
un encanto especial al texto. Siempre serán
bienvenidas obras de tan alta calidad.
Número de páginas: 255

6- LA INSULA SITIADA.

Autor: Miguel Fernández Gutiérrez de


Piñeres
Editor; YMLL
Género literario: Ensayo en que Miguel
Fernández Gutiérrez de Piñeres hace un
análisis crítico de la idiosincrasia del
mompoxino y la implicaciones de
postración social que determina, a pesar
haber sido escrito en 1959 tiene hoy toda
vigencia.
Número de Páginas: 60

145
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

146
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

SEPARATA

El Director del Boletín Historial considera de suma importancia los documentos que a
continuación se presentan, el patrimonio arquitectónico de Mompox podría estar
amenazado de extinción:

Mompox, septiembre 14 del 2010

REFERENCIA: DERECHO DE PETICIÓN SOBRE LA INTERVENCIÓN EN LA CASAQUE FUERA DE LA


FAMILIA VITOLA-ALARIO

Doctores:

ALBERTO HERNÁNDEZ RICARDO


Alcalde de Mompox

FAIBER LOPEZ BARRAZA


Subsecretario de Planeación de Mompox

ALVARO LUIS CASTRO ABUABARA


Delegado del Consejo de Monumentos de Bolívar a la Junta de Patrimonio de Mompox

PABLO MIRANDA DE LEÓN


Ex presidente de la Academia de Historia de Mompox

LUIS EDUARDO CABRALES JIMENEZ


Presidente de la academia de Historia de Mompox

Demás Miembros de la Junta de Patrimonio de Mompox.

Respetados señores:

En el marco del interesante debate que se desarrolla en la web, sobre la problemática de


Mompox, como sociedad y como estado, y solo animado con el deseo de ayudar a la búsqueda
de soluciones, ejerciendo mi inalienable derecho a la crítica y el cuestionamiento, me dirijo a
ustedes, con todo el respeto y consideración, como Miembros de la Junta de Patrimonio de
Mompox, para solicitarles lo referido, como autoridades competentes con lo relacionado al
Patrimonio Arquitectónico de Mompox.

Si bien es cierto, que la actual situación de nuestro municipio, amenaza inviabilidad, por las
diferentes problemáticas que nos afectan; en el sector ambiental (crisis en acueducto,

147
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

alcantarillado, depósito de residuos sólidos, inundaciones y crecientes, entre otros), carencia de


vías de comunicación que nos integren a los mercados nacionales, poca generación de riqueza
con un PIB, muy por debajo del promedio de poblaciones como la nuestra, serios problemas de
orden fiscal, pérdida de la confianza en la acción de sus autoridades y dirigentes, bajo niveles
en nuestra calidad educativa, ausencia de sociedad gremial y de ciudadanía y deterioro
creciente del tejido social; entre los más importantes; no lo es menos que, Mompox tiene la
capacidad suficiente, para como el Ave Fénix, surgir de sus propias cenizas y elevarse a las más
encumbradas cimas.

Por ello, me ocupo en este ocasión, en la situación del cumplimiento y respeto de las normas
contempladas en el Acuerdo 001 del 20 de mayo de 1994: Problemas de invasión de espacio
público y de desorden en el parqueo en calles y plazas de motos y vehículos, circulación de
vehículos prohibidos por el Centro Histórico, incumplimiento de normas sobre movilidad,
deterioro absoluto de algunas calles y plazas, con el agravante de la muy delicada
contaminación generada por las aguas servidas corriendo por ellas, son apenas botones de
muestra de una crítica situación, que amenaza seriamente nuestra condición de Sitio
Patrimonio de la Humanidad. Creo que todas ellas serían juzgadas y ordenadas las autoridades
municipales a encontrar solución, en acciones populares y acciones de cumplimiento
demandadas ante los jueces de la república.

Por ahora, solicito de ustedes acciones, pertinentes en lo referente a la “restauración” de la


Casa que fuera de la Familia Vitola Alario, ubicada en la Calle del Medio. Lo hago teniendo en
cuenta su condición de responsables por lo establecido en los artículos 9º y 10º de Acuerdo
001-1994.

El acuerdo 001 de 1990, fue el resultado de un largo proceso científico, que se desarrolló como
condición para la inclusión del Centro Histórico de Santa Cruz de Mompox, en la Lista de
Monumentos y Sitios que son Patrimonios de la Humanidad declarados por la UNESCO. Ha sido
herramienta fundamental para la defensa del patrimonio arquitectónico de Mompox. Sin
embargo, se observa con preocupación y no poca indignación, que en los últimos tiempos, las
administraciones municipales no lo consideran norma de obligatorio cumplimento para el
gobierno de la ciudad y en el peor de los casos lo violan o permiten su violación, como lo
evidencia, la intervención en la referida vivienda.

La referida vivienda es de categoría de Conservación Tipológica. Las obras en inmuebles de esta


categoría “tienen por objeto la adaptación del inmueble a condiciones normales de habitación
o uso, sin llegar a intervenir en los elementos que definen el tipo arquitectónico. La adaptación
del inmueble por lo tanto, debe partir de la preservación, recuperación y realce de los
elementos tipológicos formales y estructurales de la edificación, entre los cuales se señalan: La
fachada……..los espacios de carácter singular tales como el gran salón, el comedor, el zaguán,
los pórticos y galerías, los muros principales y/o antiguos; los patios y traspatios en su calidad
de espacios abiertos; los elementos de cubierta tales como armaduras, soportes, cielo raso y
recubrimiento de cubiertas como las tejas momposinas o del tipo Marselles ”. (Art. 34º.
Acuerdo 001-94)

“No se permiten la partición de los espacios singulares como el zaguán, el gran salón, el
comedor, los pórticos, las galerías, los patios y los traspatios” (Art. 36º. Acuerdo 001-94)

148
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

“No se permite la demolición de ningún muro antiguo o principal………” (Art. 37º. Acuerdo
001-94)

“……..Cualquier reparación o remplazo en cubiertas debe mantener la pendiente, altura y


materiales de la cubierta antigua……” (Art. 38. Acuerdo 001-90)

“En patios y traspatios su ancho no podrá ser inferior a la mitad para las casas de patio
lateral… Los patios y traspatios deben conservar su carácter como áreas ambientales
abiertas…..” (Art. 42º. Acuerdo 001-94)

Además de las anteriores se viola totalmente lo contemplado en el artículo 48º Acuerdo 001-
90, en lo que hace referencia a “normas específicas para Ampliación y Sobreelevación”, ya que
lo que se está construyendo en el ala posterior y el traspatio de la referida vivienda es un
edificio de tres o más pisos, con columnas en concreto, que bien obedece a lo que el
arquitecto restaurador Álvaro Luis Castro Abuabara considera crítica y acertadamente, como
la implementación en Mompox, del estilo arquitectónico definido por él como “el
barranquillero tardío”

Por otra parte además de la flagrante violación de la norma municipal, no se tuvieron en


cuenta conceptos clásicos de la restauración arquitectónica, como los planteados en el III
Congreso de Ingenieros y Arquitectos en Roma, en 1883; por el Profesor Camilo Boito ( 1.836-
1914); arquitecto crítico, maestro de gran influencia en el mundo cultural como que es
considerado por muchos estudiosos del tema como el más importante teórico de la
restauración arquitectónica y quien en su momento señalo, “que los monumentos
arquitectónicos del pasado, no solo valen para el estudio de la arquitectura , sino que
también sirven como documentos esenciales para aclarar e ilustrar en todas sus partes La
historia de varios tiempos y pueblos y por ello es preciso respetarlos con escrúpulos tal como
documentos….Por lo tanto cuando se demuestre la necesidad de intervenir en los
monumentos, estos deberán ser consolidados, antes que reparados, reparados antes que
restaurados, evitando con todo estudio agregado y renovaciones”.

No se tuvo en cuenta postulados tan importantes como los siguientes:

La Carta de Atenas, suscrita por varios estados en 1933, establece con claridad que “ la
conferencia profundamente convencida que la mejor garantía de conservación de los
monumentos y de las obras de arte proviene del afecto y del respeto de pueblo y
considerando que estos sentimientos pueden ser notablemente favorecidos por unja acción
adecuada de los poderes públicos emite el voto de que los educadores dediquen todo su
cuidado para habituar a quela infancia y la juventud se abstenga de todo acto que pueda
degradar a los monumentos y los guíen para que entiendan su significado y se interesen en
forma general, por la protección de los testimonios de toda civilización”

Y este planteamiento, me llega profundamente, porque cada tarde, cuando subo a los salones
del segundo piso, en la sección nororiental, y mis estudiantes me preguntan por qué se han
hecho obras que atentan contra el patrimonio arquitectónico de Mompox, no tengo otra
respuesta que darles; o porque las autoridades competentes lo han permitido o porque el
pueblo le perdió el afecto y respeto.

149
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

En 1.964 la Carta Internacional sobre Conservación y Restauración de los Monumentos y Sitios;


consideraba que “estos son portadores de un mensaje espiritual del pasado y testimonio vivo
de sus tradiciones seculares. Por ello la humanidad los considera patrimonio de todos y
pensando en las generaciones futuras, se reconoce solidariamente responsable de su
conservación”i porque el monumento es inseparable de la historia de la cual es testigo y
también del medio en el que está situado.

En Quito, Ecuador, en 1967, el Informe de la Reunión sobre la Conservación y Utilización de


Lugares de Interés Histórico y Artístico, las denominadas Normas de Quito; señalaban entre
otros planteamientos que la riqueza patrimonial en Hispanoamérica, “se ha arruinado
irremediablemente en el curso de las últimas décadas o se haya hoy en trance inminente de
perderse”. Señala como causa múltiples factores, pero afirma “que la razón fundamental de la
destrucción progresivamente acelerada de ese potencial de riqueza radica en la inexistencia
durante muchos años de una política oficial capaz de imprimir eficacia a las medidas
proteccionistas actuales y de promover el patrimonio monumental en función del interés
público y para beneficio de la nación”. En esa misma dirección el Informe Weiss, señalaba
que “queda claro que la defensa y conservación del patrimonio monumental en ningún caso
contravienen, ni teórica de ni prácticamente, con una política de regulación urbanística,
científicamente desarrollada, ya que es posible equiparar a un país, sin desfigurarlo, de
preparar y servir al porvenir, sin destruir el pasado”

En 1974 en Santo Domingo, capital de República Dominicana, se reunió el Primer Seminario


Internacional sobre Experiencias en la Conservación y Restauración del Patrimonio Documental
de los Períodos Colonial y Republicano y se adoptó una resolución que en sus aspectos más
relevantes planeta que “ la salvación de los Centros Históricos es un compromiso cultural y
debe formar parte de una política de vivienda, para que en esta se tomen en cuenta los
recursos potenciales que en ellos se puedan ofrecer….”

En la Declaración de México en 1975, se plantea que “ cada cultura representa un conjunto de


valores únicos e irremplazables …..ya que constituyen a su manera, la más lograda de estar
presente en el mundo. En consecuencia todo pueblo tiene el derecho y el deber de defender y
preservar el patrimonio cultural, ya que las sociedades se reconocen así mismas a través de
los valores en que encuentran fuentes de inspiración creadora, haciéndose necesario evitar
toda acción que contribuya a romper el vínculo y la memoria de los pueblos con su pasado”

Muchos más y más criterios se han venido elaborando hasta los días de hoy. Todos en la misma
dirección de la que abrieron los pioneros de la conservación arquitectónica del mundo.

El Acuerdo 001 del 20 de mayo de 1994 está en sintonía, con estos planteamientos, pero veo
con mucha preocupación, que hoy no forma parte de la agenda de los gobernantes
momposinos. Lo que está ocurriendo en la referida vivienda es un pésimo precedente, para el
tratamiento del Centro Histórico de Mompox.

Desconozco el arquitecto autor de tan descabellado proyecto, pero si tengo la plena convicción
que ustedes no lo avalaron, porque de ser así, el problema es de tamaño mayor. La
intervención referida es un muy mal precedente para el Centro Histórico de Mompox y

150
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

contrasta con el buen gusto y la capacidad científica demostrada en otras intervenciones como
la Casa de Alberto Chueca, el Colegio Pinillos y la Casa de la Cultura.

En consecuencia con lo anterior, con el deseo de ayudar a construir lo correcto, consecuente


con mis deberes y derechos constitucionales y legales; especialmente el que me otorga el
artículo 23 de la Constitución Política de Colombia y las normas legales y jurisprudencias que lo
reglamentan, con el debido respeto, solicito a ustedes como autoridad competente lo siguiente:

Que se ordene la suspensión inmediata de la obra de la Casa Vitola, por violatoria al Acuerdo
001 del 20 de mayo de 1994.

Que se ordene la realización de las obras que restituyan el patrimonio arquitectónico de dicha
vivienda.

Que se me expida copia del acta de la Junta de Patrimonio de Mompox, en donde se aprobó la
intervención en la Casa Vitola.

Que se me certifique que lo que se está realizando en dicha casa, está de acuerdo o es
violatorio a lo ordenado en el Acuerdo 001 del 20 de mayo de 1994

Que a los responsables de tales violaciones se les aplique las sanciones establecidas en el Título
VI, artículos 142- 145 de Acuerdo 001 de 1994.

Que se cumpla con lo ordenado en el Acuerdo 001 del 20 de mayo de 1994

Recibo respuesta a la presente solicitud en mi residencia en Mompox en la Carrera 2 Número


16 A- 18.

OSCAR ARQUEZ VAN-STARHLEN

CC. 19241574 DE BOGOTÁ

C.C: Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura, Consejo Nacional de Monumentos,


Consejo de Monumentos Seccional de Bolívar, Sociedad Colombiana de Arquitectura,
Personería Municipal de Mompox, Concejo Municipal de Mompox, Academia de Historia de
Mompox, Fundación Cultural de Mompox, Arquitecta Olga Pizano Mallarino, Arquitecto
Rodolfo Ulloa…….y por medio de la web a todo quien se interese por el tema.

NOTAS

DOCUMENTOS INTERNACIONALES SOBRE PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO. Facultad de Arquitectura de


la Universidad de los Andes. Ediciones Proa. Bogotá, 1987, p1.
CARTA DE ATENAS de 1933. En Op. Cit., p. 3
CARTA DE VENECIA de 1.964. En Op. Cit., p-4-6
INFORME WEISS. En Op. Cit., p. 9
DECLARACIÓN DE MÉXICO de 1975. En Op. Cit . p. 15

MARANANA 876

151
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

152
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

153
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

154
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

155
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

GIOVANNI DI FILIPPO ECHEVERRI


Ingeniero Civil-Antropólogo-MBA

156
BOLETÍN HISTORIAL Nº 31-32

157
ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTA CRUZ DE MOMPOX.

158

También podría gustarte