Está en la página 1de 26

INTEGRANTES:

BACA CHUMBE RITA

CALDAS MORALES JUDITH

ORTIZ DEL AGUILA LORENA

TEMA:

PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO TRILATERAL

CURSO:

DERECHO PROCESAL ADMINISTRATIVO

CARRERA:

DERECHO

CICLO:

VI

PROFESOR:

ROBERTO BACA MERINO

PERIODO:

2019-1
I. INTRODUCCIÓN 

II. DEFINICIÓN 

III. ANTECEDENTES DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO

TRILATERAL 

IV. CARACTERISTICAS DEL PROCEDIMIENTO TRILATERAL 

V. PROCEDIMIENTO 

VI. SUJETOS EN EL PROCEDIMIENTO TRILATERAL 

VII. ENTIDADES QUE UTILIZAN EL PROCEDIMIENTO TRILATERAL 

VIII. REGULACIÓN DEL PROCEDIMIENTO TRILATERAL EN PERÚ 

IX.  PROBLEMAS 

X. CASOS 

XI.  CONCLUSION 

XII. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 

 
1. INTRODUCIÓN. 

El presente trabajo, está elaborado con el propósito de dar a conocer el procedimiento

trilateral, el cual se encuentra dentro del título IV, de la ley 27444.  

En este trabajo no sólo definiremos el procedimiento trilateral, sino explayaremos el

tema, desarrollando características propias de dicho procedimiento, cuáles son los tipos

de procedimientos que se encuentran regulados en el derecho administrativo, quiénes

son los sujetos que participan y cuáles son sus roles dentro de dicho tratamiento, qué

entidades son las que recurren a esta herramienta, la regulación actual que tiene el

procedimiento trilateral en el territorio peruano, las problemáticas que se pueden

presentar por el uso del procedimiento trilateral y cuáles son las consecuencias que

pueden repercutir; además de ello, representaremos la teoría del procedimiento trilateral

con un caso práctico en el cual se ejerce la teoría planteada; por último haremos una

breve conclusión rescatando los puntos más importantes de dicho tema. 

Para entender dicho tema, es necesario rescatar ciertos puntos, como antelación: 

Procedimiento: "Los administrados gozan de todos los derechos y garantías del debido

proceso adjetivo o procesal, que comprende el derecho a exponer sus argumentos, a

ofrecer y producir pruebas y obtener una decisión motivada y fundada en derecho"

(Guzmán, 2017, p. 33) 

Procedimiento de parte: los administrados tienen la facultad de iniciar un

procedimiento, para lo cual debe de presentar información y documentación relevante al

caso concreto; estos deben de ser vinculadas a las peticiones y a los reclamos que estime

necesarios para obtener un pronunciamiento por parte de la administración. En caso que

no exista suficiente medio probatorio, la solicitud puede ser desestimada. (Guzmán,

2017, p. 280). 
Procedimiento de oficio: "Las autoridades administrativas deben de dirigir e impulsar de

oficio el procedimiento y ordenar la realización práctica los actos que resulten

convenientes para el esclarecimiento y resolución de las cuestiones necesarias la

continuidad del procedimiento no depende la ministra dócil a la autoridad

administrativa" (Ley N° 27444): En relación a la administración, se entiende

por trilateralidad, a aquel procedimiento en el cual existen tres sujetos a más. En donde

la administración se pronuncia con imparcialidad para determinar una verdad material,

en donde determina cuál administrado tiene la razón en cuanto a la controversia.

(Guzmán, 2017, p.49). 

2. ANTECEDENTES DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO

TRILATERAL 

El procedimiento administrativo trilateral fue ingresando a nuestro país bajo el Decreto

Ley 26111, dentro de este se modificó el artículo 1° del Decreto Supremo 0006-67-SC

que paso a ser: 

            “Artículo 1.- La presente ley rige la actuación de orden administrativo de las      

entidades de la Administración Pública, siempre que por leyes especiales no se     

establezca algo distinto:  

            En consecuencia, se aplica a:  

            a) Los procesos administrativos que se siguen ante las diversas entidades de la    

Administración Pública que resuelven cuestiones contenciosas entre dos o más    

particulares, entre éstos y la Administración Pública o entre entidades de ésta      última;

(...)” 
Esto quiere decir que, se reconoció de forma expresa que podían existir controversias en

sede administrativa en este tipo de procedimiento con las siguientes situaciones: 

a. Entre dos particulares ante la administración publica 

b. Entre un particular y la administración publica 

c. Entre dos entidades publicas 

Sin embargo, según Martin (s/f), citando a Moron, menciona que: 

            “No obstante lo señalado por MORON, aún antes de la dación del Decreto Ley

26111, ya se había consagrado legislativamente la posibilidad de que

existan conflictos en sede administrativa entre dos o más partes, conforme a los

supuestos  antes descritos.” (pág. 5).

Es decir, existía ya con anterioridad del Decreto Ley 26111 la posibilidad de que los

conflictos en sede administrativa se den entre dos o más partes, solo que no estaba dada

de manera expresa el modo del procedimiento administrativo trilateral. 

La creación de este procedimiento especial, tuvo como motivo las materias que fueron

apareciendo a lo largo del tiempo, como la defensa de la competencia, la protección al

consumidor, la propiedad intelectual o la regulación de los servicios públicos por los

procesos de reforma del Estado en la que se mencionaba la no intervención del Estado

en la economía para arbitrar a las actuaciones de los particulares en el mercado, pero si

se llega a arbitrar esas actuaciones es posible que existan controversias entre los

administrados y estos son resueltos por organismos especializados de la administración

pública. 

3. DEFINICIÓN DEL PROCEDIMIENTO TRILATERAL 

 
La LPAG define al Procedimiento Trilateral como el procedimiento administrativo

contencioso seguido entre dos o más administrados ante un órgano administrativo.  

Hernández (2012) nos precisa que el procedimiento trilateral implica la existencia de

intereses contrapuestos entre dos o más administrados. Este conflicto deberá ser resuelto

por la administración pública, la que actúa como “árbitro, sin confundir, por cierto, esta

labor con la del arbitraje propiamente dicho, pues la decisión de la administración

siempre será plausible de revisión en sede judicial”. 

Por otro lado, respecto al procedimiento trilateral, se puede distinguir que este

procedimiento especial persigue otros fines, como bien señala Tirado: “Llamado

también, triangular, lo que se presenta es la existencia de una situación de conflicto

entre dos particulares sobre la determinación o ejercicio de derechos de naturaleza

disponible, pero vinculados a un interés público protegido por la Administración, la que,

por ese motivo, es investida por el ordenamiento de la competencia para resolverlo.”

(Tirado 2015, p.119). 

Con el nombre de procedimiento triangular, Ramón Parada lo define así:  

El procedimiento triangular es aquel en el que, como en el proceso civil, el órgano

administrativo se sitúa en una posición de independencia e imparcialidad frente a dos o

más administrados con intereses contrapuestos la Administración aparece decidiendo en

un conflicto entre particulares, de manera que carece en absoluto de la condición de

parte, pues es totalmente ajena a la relación jurídica discutida (Parada, 2010, p.476). 

En el Procedimiento Trilateral un órgano de la Administración Pública colegiado o

unipersonal resuelve un conflicto de intereses entre dos o más administrados. El órgano

administrativo actúa como un juez al resolver la contención, por lo que debe actuar con

independencia e imparcialidad. Las partes en contención son “administrados”, en


principio privados (personas naturales o jurídicas), pero también entidades de la

Administración Pública en condición de administrados en la relación jurídico-

procedimental, es decir, en igualdad procesal que la otra parte. 

Lo que define al Procedimiento Trilateral no es que en él hay tres partes involucradas,

sino la independencia e imparcialidad de la autoridad que resuelve el conflicto y la

naturaleza del conflicto suscitado entre los dos administrados. Este procedimiento sirve

para resolver conflictos que podrían ser resueltos por una autoridad jurisdiccional pero

que el legislador ha decidido otorgarle competencia primaria a una autoridad

administrativa para que ella actúe como si fuera una autoridad jurisdiccional,

sólo que en sede administrativa, por tanto no exactamente con los mismos poderes y

privilegios que un juez, aunque sí con independencia y mayores prerrogativas (Merkl,

2004, p.476). 

Gonzales, (1967), precisa que un procedimiento especial es “aquel procedimiento que

ha sido pensado para una hipótesis  particular y concreta cuyo contenido aconseja una

tramitación distinta de la general”. 

 Procedimiento Trilateral (art. 219 al 227) 

 El Procedimiento Administrativo General, es el que se produce, entre el administrado y

la administración, en cambio el procedimiento trilateral de conformidad con el Art.

219 .1 de la Ley, insurge bajo dos hipótesis:  

 Cuando existe una reclamación entre dos o más administrados, ante las entidades

de la administración. 

 Cuando intervienen personas jurídicas de derecho privado que prestan servicios

públicos o ejercen función administrativa en virtud de concesión, delegación o

autorización del Estado, y ante el incumplimiento de las atribuciones otorgadas


recurren a un organismo regulador para la solución del conflicto (OSIPTEL,

SUNASS, OSINERG, etc.). 

El procedimiento trilateral se inicia de oficio o de parte, la parte que inicia el

procedimiento será designada como reclamante y cualquiera de los

emplazados, reclamados; quien debe contestar la reclamación dentro de los quince días,

posteriores a la notificación. 

De conformidad con el Art. 221, 2. en el desarrollo del procedimiento trilateral, la

administración debe favorecer y facilitar la solución conciliada de la controversia. 

Las pruebas que se presentan en este tipo de procedimientos son las que señalan en el

Art. 162 y 166, documentos, informes, dictámenes, pericias, testigos, inspecciones y

alegatos.  

Los recursos impugnativos existentes en el procedimiento trilateral son el de apelación,

cuando la autoridad que lo resuelve está sometida a subordinación jerarquía; y

únicamente el de Reconsideración, cuando no existe superior jerárquico. 

El plazo para resolver los recursos es de 30 días:   

 En el recurso de reconsideración, desde la interposición del mismo. 

 El recurso de apelación, el plazo comienza a correr desde la realización de la

audiencia para la vista de la causa, que se programa, vencido el plazo de 15 días

para que se absuelva la apelación. 

4. CARACTERISTICAS DEL PROCEDIMIENTO TRILATERAL 

Para reconocer que estamos frente al procedimiento administrativo trilateral, es

necesario tener conocimiento de ciertas características especiales del mismo: 


a. Es un procedimiento especial ya que fue creado para casos particulares y concretos en

las que se necesita que se haga una tramitación diferente a la que normalmente se usa. 

b. La materia que se discutirá en el procedimiento trilateral será propia de la

administración pública, por motivo de que se trata de una controversia por algún tema

de interés público o por algún acto de la entidad pública. Además, dicha materia tiene

como objetivo que a través del procedimiento se llegue a una finalidad especifica dada

por la norma. 

c. La autoridad encargada de resolver las controversias en el procedimiento trilateral

debe ser imparcial, es importante este punto ya que en este tipo de procedimientos la

administración actúa como tercero imparcial en el sentido de que esa misma autoridad

que resuelve la controversia es, al mismo tiempo, el que toma la decisión. 

5. PROCEDIMIENTO 

El procedimiento trilateral, según el TUO de la Ley N° 27444, se da de la siguiente

manera: 

a. En primer lugar, el inicio del procedimiento se realiza, según el artículo 231°, con la

presentación de una reclamación por parte del administrado o de oficio. Mientras el

procedimiento se realiza se debe buscar favorecer y facilitar la solución conciliada de la

controversia. Y cuando se admite a trámite la reclamación se le hará saber a la otra parte

de que existe una reclamación en su contra para que así este presente su descargo. 

b. La reclamación que se realiza, según el artículo 232°, tiene que contar con los

requisitos interpuestos por el artículo 124° junto con el nombre y dirección de cada

reclamado, los motivos y la petición de sanciones. Esta deberá ofrecer pruebas mediante

anexos. Si se llega a admitir la reclamación, la autoridad administrativa podrá pedir la


aclaración de la misma por si tiene dudas en los fundamentes de los hechos o de

derecho. 

c. Con respecto a la contestación de la reclamación, según el artículo 233°, el reclamado

puede presentar la contestación de la reclamación en un plazo de quince días luego de

ser notificado, culminado el plazo se declarará en rebeldía al reclamado si no la ha

presentado, sin embargo la administración tiene la potestad de decidir si deja que la

contestación sea presentada fuera de este plazo si lo considera apropiado y razonable. 

La contestación de la reclamación debe contener los requisitos estipulados en el artículo

124° del presente, la absolución de todos los asuntos controvertidos de hecho y de

derecho, las alegaciones y los hechos relevantes de la reclamación. Con respecto a lo

último, si no son denegadas en la contestación, se asumirá que han sido aceptadas. Las

cuestiones siempre se encuentran en la contestación de la reclamación y son resueltas en

la resolución final. Además, se podrá presentar una réplica invocando alguna violación a

la legislación frente al organismo competente. 

d. La única prohibición de responder a las contestaciones, según el artículo 234°, es la

réplica a las contestaciones de la reclamación. Los nuevos problemas serán tomados

como materia controvertida. 

e. Las pruebas son ofrecidas por las partes tras un acuerdo unánime. 

f. En cualquier etapa del procedimiento administrativo trilateral, según el artículo 236°

del TUO, se podrán dictar medidas cautelares. Si la parte que está obligada a cumplir

con una medida cautelar no lo cumple, la administración puede aplicar las normas de

ejecución forzosa. Se puede apelar en un plazo de tres días luego de su notificación, sin

embargo, la administración o la disposición legal decide si la apelación afecta o no la

medida cautelar, y la apelación se deberá elevar al superior jerárquico en el plazo de un


día contado desde la fecha de concesión del recurso y se resolverá en un plazo de cinco

días. 

g. Con respecto a la impugnación, según el artículo 237°, solo procede el recurso de

apelación ante una resolución final de un procedimiento trilateral expedida por alguna

autoridad u órgano sometido a una subordinación jerárquica, pero si no cuenta con uno

se puede plantear el recurso de reconsideración. Esta podrá ser presentada ante el

órgano que dictó la resolución apelada en un plazo de quince días desde su notificación,

el expediente se deberá elevar al superior jerárquico en un plazo de dos días desde la

fecha de concesión del recurso, mientras la otra parte se le dará quince días para la

absolución de la apelación. Vencido el plazo para la absolución o con ella en sí misma,

la autoridad que está vinculada con la apelación señalará el día y la hora para la vista de

la causa que se dará en un plazo de diez días desde la notificación de la absolución de la

apelación. La resolución se dará en un plazo de 30 días luego de la audiencia por la

administración. 

h. Refiriéndonos a la conciliación, transacción extrajudicial y desistimiento, según el

artículo 238° del texto único ordenado de la ley n° 27444 (2019), menciona que: 

            “Artículo 238.- Conciliación, transacción extrajudicial y desistimiento  

            238.1 En los casos en los que la Ley lo permita y antes de que se notifique

la    resolución final, la autoridad podrá aprobar acuerdos, pactos, convenios

o  contratos con los administrados que importen una transacción extrajudicial o

conciliación, con el alcance, requisitos, efectos y régimen jurídico específico que

en cada caso prevea la disposición que lo regule, pudiendo tales actos poner fi n

al procedimiento administrativo y dejar sin efecto las resoluciones que se

hubieren dictado en el procedimiento. El acuerdo podrá ser recogido en una

resolución administrativa.  
            238.2 Los citados instrumentos deberán constar por escrito y establecer como

contenido mínimo la identificación de las partes intervinientes y el plazo de

vigencia.  

            238.3 Al aprobar los acuerdos a que se refiere el numeral  

           238.1, la autoridad podrá continuar el procedimiento de oficio si del análisis

de   los hechos considera que podría estarse afectando intereses de terceros o la

acción suscitada por la iniciación del procedimiento entrañase interés general.  

      238.4 Procede el desistimiento conforme a lo regulado en los artículos 200 y 201.” 

(pág. 36).

  

Esto quiere decir que, siempre y cuando la ley lo permita y esta sea antes que se

notifique la resolución final se podrá aprobar acuerdos con los administrados que

realicen una transacción extrajudicial o conciliación cumpliendo con todos los requisitos

que cada caso necesite, pudiendo estos culminar con el procedimiento administrativo y

a su vez dejar sin efecto las resoluciones dictadas. El acuerdo que se llegue puede

adherirse a una resolución administrativa. Si se llega a aprobar los acuerdos,

sin embargo la autoridad podrá seguir con el procedimiento de oficio si es que encuentra

que la controversia dada afecta algún tercero o intereses generales. 

6. SUJETOS EN EL PROCEDIMIENTO TRILATERAL 

En el  artículo 50º LPAG prescribe lo siguiente: 

Artículo 50.- Sujetos del procedimiento. 

Para los efectos del cumplimiento de las disposiciones del Derecho Administrativo, se

entiende por sujetos del procedimiento a: 


1. Administrados: la persona natural o jurídica que, cualquiera sea su calificación o

situación procedimental, participa en el procedimiento administrativo. Cuando una

entidad interviene en un procedimiento como administrado, se somete a las normas que

lo disciplinan en igualdad de facultades o deberes que los demás administrados. 

2. Autoridad administrativa: el agente de las entidades que, bajo cualquier régimen

jurídico, y ejerciendo potestades públicas conducen el inicio, la instrucción, la

sustanciación, la resolución, la ejecución, o que de otro modo participan en la gestión de

los procedimientos administrativos. 

En un procedimiento trilateral, la autoridad administrativa, tiene una participación bajo

la figura de árbitro, ya que está destinado a resolver conflictos entre los administrados,

para lo cual se rige a lo dispuesto en el Capítulo I del Título IV de la Ley del

Procedimiento Administrativo General, sin embargo hay procedimientos trilaterales

regidos por leyes especiales; para lo cual la Ley de Procedimiento Administrativo, entra

a actuar de manera supletoria, regulando solo lo que la norma especial no hace

referencia. 

Dentro de los administrados, este se subdivide de la siguiente manera: 

a. Sujeto activo: Dícese de un órgano de la Administración, el cual tiene

competencia para resolver la controversia entre los particulares. 

b. Sujeto pasivo: Son aquellos interesados en resolver dicha controversia, los

cuales se ven afectados por el procedimiento, por lo tanto tienen legitimidad para

obrar. 

 Reclamante: Se le denomina de esta manera al particular que ejerce el reclamo,

atribuyéndose la afectación de un derecho, y ejecuta la potestad de reclamar hacia

una entidad administrativa pública competente. 


 Reclamado: Figura representada mayormente por una entidad particular, a la

cual se le atribuye un reclamo por exceder sus derechos dentro de la relación

jurídica que se tenía con el reclamante, vulnerando la conducta pasiva de la

contraparte en cuanto a su primer contacto jurídico con el ahora reclamante. 

7. ENTIDADES QUE SE TRAMITAN EL PROCEDIMIENTO TRILATERAL 

En nuestro país tramitan Procedimientos Trilaterales las Comisiones y Salas del

Tribunal de INDECOPI, los cuerpos colegiados y Tribunales de los Organismos

Reguladores (OSIPTEL, OSINERGMIN, SUNASS y OSITRAN), el Tribunal

Administrativo de la Comisión Nacional Supervisora de Empresas y Valores

(CONASEV), la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de

Fondos de Pensiones (SBS) cuando resuelve las controversias entre las empresas

administradoras privadas de fondos de pensiones y sus consumidores afiliados, etc. 

Estos nuevos árbitros el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la

Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI). 

Los Organismos Reguladores de Servicios Públicos, vale decir  

 el Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones

(OSIPTEL) 

 el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía (OSINERG) 

 el Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso

Público (OSITRAN)  

  la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS)  

Estas entidades van resolver conflictos entre empresas, entre consumidores y empresas,

entre empresas prestadoras de servicios públicos y entre estas y los usuarios, por lo que
necesitan un instrumento procedimental que les permita solucionar dichos conflictos en

la vía administrativa, y ese instrumento es el Procedimiento Trilateral, el procedimiento

especial regulado en el Capítulo I del Título IV de la LPAG. 

Los procedimientos trilaterales la Administración actúan no sólo como gestora del

interés público el cual siempre se mantiene distante y deja que la actividad probatoria

esté en manos de las partes (demandante y demandado). En el Procedimiento Trilateral

la autoridad administrativa es un juez con capacidad para actuar pruebas de oficio,

consecuencia de la aplicación del principio de verdad material o, sino también como

árbitro entre intereses privados en conflicto, por lo que tiene que actuar con

imparcialidad. (García, 2006, pp. 1387 y 1411) 

8.- REGULACIÓN DEL PROCEDIMIENTO TRILATERAL EN EL PERÚ  

La legislación peruana reconoce de modo expreso la existencia de los procedimientos

trilaterales sancionadores. 

  El numeral 18.2 del artículo 18° del Decreto Legislativo N° 1034 - Ley de

Represión de Conductas Anticompetitivas (en adelante el DL 1034), publicado el 25

de junio de 2008, califica como trilateral sancionador al procedimiento de

investigación y sanción de conductas anticompetitivas (abuso de posición de

dominio y prácticas colusorias horizontales y verticales) iniciado por denuncia de

parte.  

  El numeral 28.2 del artículo 28° del Decreto Legislativo N° 1044 - Ley de

Represión de la Competencia Desleal (en lo sucesivo, el DL 1044), publicado el 26

de junio de 2008, califica como trilateral sancionador al procedimiento de

investigación y sanción de actos de competencia desleal (actos que afectan la


transparencia del mercado, de explotación indebida de la reputación ajena, que

alteran indebidamente la posición competitiva propia o ajena y los de competencia

desleal desarrollados mediante la actividad publicitaria) iniciado por denuncia de

parte.  

 El Subcapítulo II del Título III del Título V del Código de Consumo hace

referencia al “Procedimiento Sancionador” en materia de protección al consumidor.

¿Esto significa que no es trilateral? Para responder esta interrogante conviene

empezar señalando que en el referido subcapítulo no hay una estructura

procedimental. 

Numeral 219.1 del artículo 219° de la LPAG. “La LPAG define al Procedimiento

Trilateral como el procedimiento administrativo contencioso seguido entre dos o más

administrados ante un órgano administrativo” 

Numeral 219.2 del artículo 219° de la LPAG “La parte que inicia el procedimiento con

la presentación de una reclamación se llama “reclamante” y cualquiera de los

emplazados se denomina “reclamado”. 

Además de lo establecido en la LPAG17, el reclamo del reclamante debe cumplir con

los presupuestos de admisibilidad y procedencia respectivos para que sea admitido a

trámite por la autoridad administrativa. Los presupuestos de admisibilidad son los

requisitos formales exigidos en el TUPA. 

LPAG.- “Artículo 222°.- Contenido de la reclamación  

222.1 La reclamación deberá contener los requisitos de los escritos previstos en el

artículo 113° de la presente Ley, así como el nombre y la dirección de cada reclamado,

los motivos de la reclamación y la petición de sanciones u otro tipo de acción

afirmativa.  
222.2 La reclamación deberá ofrecer las pruebas y acompañará como anexos las

pruebas de las que disponga. 222.3 La autoridad podrá solicitar aclaración de la

reclamación de admitirla, cuando existan dudas en la exposición de los hechos o

fundamentos de derecho respectivos.”  

LPAG.- “Artículo 125°.- Observaciones a documentación presentada  

125.1 Deben ser recibidos todos los formularios o escritos presentados, no obstante

incumplir los requisitos establecidos en la presente Ley, que no estén acompañados de

los recaudos correspondientes o se encuentren afectados por otro defecto u omisión

formal prevista en el TUPA, que amerite corrección. En un solo acto y por única vez, la

unidad de recepción al momento de su presentación realiza las observaciones por

incumplimiento de requisitos que no puedan ser salvadas de oficio, invitando al

administrado a subsanarlas dentro de un plazo máximo de dos días hábiles. (…)  

125.4 Transcurrido el plazo sin que ocurra la subsanación, la entidad considera como no

presentada la solicitud o formulario y la devuelve con sus recaudos cuando el interesado

se apersone a reclamarles, reembolsándole el monto de los derechos de tramitación que

hubiese abonado. 

125.5 Si la documentación presentada no se ajusta a lo requerido impidiendo la

continuación del procedimiento, lo cual por su naturaleza no pudo ser advertido por la

unidad de recepción al momento de su presentación, así como si resultara necesaria una

actuación del administrado para continuar con el procedimiento, la Administración, por

única vez, deberá emplazar inmediatamente al administrado, a fin de que realice la

subsanación correspondiente…”  

LPAG.- Artículo 223°.- Contestación de la reclamación  

223.1 El reclamado deberá presentar la contestación de la reclamación dentro de los

quince (15) días posteriores a la notificación de ésta; vencido este plazo, la


Administración declarará en rebeldía al reclamado que no la hubiera presentado. La

contestación deberá contener los requisitos de los escritos previstos en el artículo 113°

de la presente Ley, así como la absolución de todos los asuntos controvertidos de hecho

y de derecho, Las alegaciones y los hechos relevantes de la reclamación, salvo que

hayan sido específicamente negadas en la contestación, se tendrán por aceptadas o

merituadas como ciertas.  

223.2 Las cuestiones se proponen conjunta y únicamente al contestar la reclamación o la

réplica y son resueltas con la resolución final.  

223.3 En el caso de que el reclamado no cumpla con presentar la contestación dentro del

plazo establecido, la administración podrá permitir, si lo considera apropiado y

razonable, la entrega de la contestación luego del vencimiento del plazo.  

223.4 Adicionalmente a la contestación, el reclamado podrá presentar una réplica

alegando violaciones a la legislación respectiva, dentro de la competencia del organismo

correspondiente de la entidad. La presentación de réplicas y respuestas a aquellas

réplicas se rige por las reglas para la presentación y contestación de reclamaciones,

excluyendo lo referente a los derechos administrativos de trámite.” 

LPAG.- “Artículo 226°.- Medidas cautelares  

226.1 En cualquier etapa del procedimiento trilateral, de oficio o a pedido de parte,

podrán dictarse medidas cautelares conforme al artículo 146°.  

226.2 Si el obligado a cumplir con una medida cautelar ordenado por la administración

no lo hiciere, se aplicarán las normas sobre ejecución forzosa prevista en los artículos

192° al 200° de esta Ley.  

226.3 Cabe la apelación contra la resolución que dicta una medida cautelar solicitada

por alguna de las partes dentro del plazo de tres (3) días contados a partir de la

notificación de la resolución que dicta la medida. Salvo disposición legal o decisión de


la autoridad en contrario, la apelación no suspende la ejecución de la medida cautelar.

La apelación deberá elevarse al superior jerárquico en un plazo máximo de (1) día,

contado desde la fecha de la concesión del recurso respectivo y será resuelta en un plazo

de cinco (5) días.”  

 LPAG.- “Artículo 228°.- Conciliación o transacción extrajudicial  

228.1 En los casos en los que la Ley lo permita y antes de que se notifique la resolución

final, la autoridad podrá aprobar acuerdos, pactos, convenios o contratos de los

administrados que importen una transacción extrajudicial o conciliación, con el alcance,

requisitos, efectos y régimen jurídico específico que en cada caso prevea la disposición

que lo regule, pudiendo tales actos poner fin al procedimiento administrativo y dejar sin

efecto las resoluciones que se hubieren dictado en el procedimiento. El acuerdo podrá

ser recogido en una resolución administrativa.  

  

228.2 Los citados instrumentos deberán constar por escrito y establecer como contenido

mínimo la identificación de las partes intervinientes y el plazo de vigencia.  

228.3 Al aprobar los acuerdos a que se refiere el numeral 228.1, la autoridad podrá

continuar el procedimiento de oficio si del análisis de los hechos considera que podría

estarse afectando intereses de terceros o la acción suscitada por la iniciación del

procedimiento extrañase interés general.”  

LPAG.- “Artículo 227°.- Impugnación 227.1 Contra la resolución final recaída en un

procedimiento trilateral expedida por una autoridad u órgano sometido a subordinación

jerárquica, sólo procede la interposición del recurso de apelación. De no existir superior

jerárquico, sólo cabe plantear recurso de reconsideración.  

227.2 La apelación deberá ser interpuesta ante el órgano que dictó la resolución apelada

dentro de los quince (15) días de producida la notificación respectiva. El expediente


respectivo deberá elevarse al superior jerárquico en un plazo máximo de dos (2) días

contados desde la fecha de la concesión del recurso respectivo.  

227.3 Dentro de los quince (15) días de recibido el expediente por el superior jerárquico

se correrá traslado a la otra parte y se le concederá plazo de quince (15) días para la

absolución de la apelación.  

227.4 Con la absolución de la otra parte o vencido el plazo a que se refiere el artículo

precedente, la autoridad que conoce de la apelación podrá señalar día y hora para la

vista de la causa que no podrá realizarse en un plazo mayor de diez (10) días contados

desde la fecha en que se notifique la absolución de la apelación a quien la interponga.  

227.5 La administración deberá emitir resolución dentro de los treinta (30) días

siguientes a la fecha de realización de la audiencia.” 

9.- FUNCIONES DEL PROCEDIMIENTO TRILATERAL Y ACTOS DE IMPULSO. 

Una de las principales funciones que tiene el procedimiento trilateral es, el

descongestionamiento de conflictos en el Poder Judicial; ya que este procedimiento

sirve como filtro, en cuanto a la resolución de problemas, pasando al poder judicial solo

los casos que no pudieron ser resueltos en la vía administrativa. 

Además de ello, permite que los problemas entre los administrados, tengan un

procedimiento más acelerado, lo cuál beneficia a las partes interesadas con respecto al

reclamo, ya que los plazos empleados para la resolución del problema no pueden

superar los 30 días hábiles. 

Ante ello, el reclamo debe estar redactado con la presencia de los siguientes requisitos,

los cuales se encuentran en el artículo 113 de la Ley general de procedimientos

administrativos: 
- El nombre y dirección del reclamado. 

- Motivos del reclamo, el cuál debe estar debidamente sustentado para su admisibilidad. 

- Petición de sanciones o acción afirmativa, la cuál debe tener relación con los motivos,

además de presentar relevancia, proporcionalidad y que a su vez sea pertinente. 

- Pruebas, sin ellas, no se puede ejercer el derecho a la reclamación, ya que debe de

presentar un sustento entre lo que dice con la realidad. 

- Por último, anexos. 

Consecuente a ello, el reclamado haciendo uso del art 113° de la misma ley, cumple con

los siguientes requisitos para la contestación: 

- El reclamado debe presentar la contestación dentro del plazo de 15 días hábiles

posterior a la notificación. 

- Debe de absolver todos los puntos que se le fue atribuido por parte del reclamante,

haciendo uso de las pruebas necesarias para contradecir las atribuciones hechas por el

reclamante; caso contrario se interpreta un silencio negativo, por el cual se entiende que

está actuando en rebeldía y con ello aceptando las atribuciones establecidas en el

reclamo. 

9.1. PROBLEMA CON EL CONTROL DIFUSO EN RELACIÓN A LA SEDE

ADMINISTRATIVA. 

La Constitución goza de supremacía, ante cualquier otra, pues es la más importante que

hay en relación a otras que se encuentren en el ordenamiento jurídico.  

"La Constitución prevalece sobre toda norma legal; la ley,  sobre las normas de inferior

jerarquía, y así sucesivamente. La publicidad es esencial para la vigencia de toda norma

del Estado" (art 51° de la Constitución Política del Perú de 1993). 


"La potestad de administrar Justicia emaná del pueblo y se ejerce por el poder judicial a

través de sus órganos jerárquicos Con arreglo a la Constitución y las leyes. En todo

proceso del sistema incompatibilidad entre una norma inconstitucional una norma legal,

los jueces prefieren la primera. Igualmente, refiere la norma legal sobre todo normal

error inferior" (Art 138° de la Constitución Política del Perú de 1993). 

Es verdad que no existe normativamente en nuestra Constitución dispositivo

expresamente que faculta a los órganos de la Administración Pública para que efectúe el

control constitucional en el ejercicio concreto de sus atribuciones y competencias, pero

una sana aplicación de la disposición contenida en su Artículo 138° nos conduciría

inexorable mente manifestar que " en efecto todos tenemos la obligación de respetar y

cumplir la constitución. Adicionalmente a lo anterior una evaluación de ubicación de

normas en nuestro sistema constitucional nos informa que el artículo 138 Que Norma el

control difuso en sede judicial se ubica en el capítulo V que cubre única y

exclusivamente en la función jurisdiccional del poder judicial en tanto capítulo

uno vicula a todas las personas naturales y jurídicas de derecho privado público en cuyo

artículo 51 está claramente establecido la primacía de la constitución. 

La ley número 27444, en su artículo 10°, inciso 1, precisa en forma clara que son nulos

de pleno derecho los actos administrativos contrario a la Constitución ya la ley es por lo

que se desprende que las autoridades administrativas deben de actuar con respeto a la

constitución. 

Sin embargo, el tribunal constitucional señaló una serie de criterios para el ejercicio de

mecanismo de defensa en la supremacía normal la constitución, " la Facultad de

declarar inaplicable norma jurídica conforme a lo establecido en el artículo 138 de

nuestra constitución política, sólo se encuentra reservada para aquellos órganos

constitucionales que en el poder judicial, el Jurado Nacional de Elecciones o el propio


Tribunal Constitucional, ejerce funciones jurisdiccionales en materia que le

corresponden y no para los órganos de naturaleza o competencia eminentemente

administrativa. 

Ante ello cabe recalcar que la administración se encuentra directamente vinculada a la

Constitución y que debe aplicar Al momento de tomar una decisión o emitir una

resolución. Si no fuera así se consideraría erróneamente que la administración no se

encuentra vinculada en la Constitución o qué es ajena a ella, situación que no sólo

negaría la idea de la misma de constitución, sino que rompería con la concepción de

estado constitucional de derecho. 

La polémica inicia cuando se empieza a discutir si el control difuso puede ser otorgado

a la administración pública En cuanto a la aplicación el principio de supremacía de la

constitución. En primer lugar porque no Se comprende Cuál es su alcance lo que hace

que el tribunal señal de dos posibles aplicaciones de dicho control difuso: a pedido de

parte y de oficio; en el primero se faculta a los órganos antes referidos para evaluar la

procedencia de la solicitud con criterios objetivos y razonables. 

Lo cual dichos parámetros podrían ser subjetivos al punto que podría permitir una

decisión arbitraria en cualquiera de dichos órganos definidos por el tribunal, además de

ello se podría confundir la "justicia administrativa" puesto que la administración tiene

una actividad heterocompositiva, en los procedimientos administrativos trilaterales la

jurisdicción vulnera el principio de unidad y exclusividad de la función jurisdiccional el

cual se encuentra consignado en la constitución; dicho esto nos encontramos en la

aplicación de conceptos de interpretación vinculante y de precedente vinculante

señalados en el código procesal constitucional y no ante el control difuso por parte de la

Administración pública. 

10.- CASO: PROCEDIMIENTO TRILATERAL  


 

11. CONCLUSIÓN 

  

Podemos concluir que, el procedimiento administrativo trilateral es aquel procedimiento

especial en el que en las que participan dos o más administraos ante un órgano

administrativo que actúa como árbitro para que de esta manera pueda dar su decisión.

La controversia dada tiene por objeto la determinación o ejercicio de derechos de

naturaleza disponible que tienen vinculación al interés público. 

Lo que realmente define este tipo de procedimiento es la imparcialidad e independencia

de la autoridad que resuelve los conflictos porque estos podrían resolverse por una

autoridad jurisdiccional, pero se le dio a la autoridad administrativa la potestad de actuar

como una autoridad jurisdiccional con independencia y mayores prerrogativas. 

Este procedimiento busca y debe favorecer y facilitar una solución conciliada de la

controversia suscitada. 

BIBLIOGRAFÍA  

 Artículo IV, inciso 1 , literal 1.3 del Título Preliminar de la

Ley N° 27444.                                                                                                    
 Congreso de la Republica. (25 de enero de 2019) Artículo 219 [Procedimiento

trilateral Artículo]. Ley del Procedimiento Administrativo General. [Ley 27444]. 

 GARCÍA DE ENTERRÍA, Eduardo y FERNÁNDEZ, Tomás-Ramón (2006).

Curso de Derecho Administrativo. Tomo II, Versión Latinoamericana, en base a

la duodécima edición. Palestra - Temis, Lima - Bogotá, pp. 1387 y 1411 

 GONZALES NAVARRO, Francisco (1967). Procedimientos

especiales. Madrid  España: Editorial de la Escuela Nacional de la

Administración Pública, p. 18  

 Guzmán, C. (2017). Manual del procedimiento administrativo general.

Recuperado de https://www.minjus.gob.pe/wp.content/uploads/2017/03/Manual-

del-Procedimiento-Administrativo-General-Christian-Guzmán-Napurí.pdf. 

 HERNÁNDEZ HUAMAÑAHUI, H. (2012). ¿Pueden las entidades públicas

actuar como parte en el procedimiento trilateral? Una interpretación forzada del

artículo 219 de la Ley 27444. En: Revista Jurídica del Perú, Tomo 135, Lima, p.

105  

 Ley del Procedimiento Administrativo General. (2001).Artículo 50. Lima.

Diario El Peruano. 

 Martin, R. (s/f). El Procedimiento Administrativo Trilateral y su Aplicacion en

la Ley del Procedimiento Administrativo General. PUCP. Recuperado

de: http://files.uladech.edu.pe/docente/17882157/Derecho_Procesal_Administrat

ivo/SESION%2007/Contenido_07c.pdf 

 MERKL, A. (2004). “Teoría General del Derecho Administrativo”. Editorial

Comares, S.L., Granada, p. 476  

 PARADA, Ramón (2010). Derecho Administrativo. Tomo I - Parte General,

decimoctava edición, Marcial Pons, Madrid - Barcelona - Buenos Aires, p. 202  


 Texto Único Ordenado de la Ley° 27444, 2019 

 TIRADO, J. A. (2015). El desistimiento del denunciante en el procedimiento

administrativo sancionador de Protección al Consumidor. Praeceptum Indecopi,

Año 2, Nro. 2, abril. Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la

Protección de la Propiedad Intelectual.  

También podría gustarte