Está en la página 1de 7

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación

C.D. Mons. Francisco Miguel Seijas

San Carlos – Cojedes

Ensayo

Profesora: Estudiante:
Leydi Utrera Juan Agosta
#13
CARACTERÍSTICAS VANGUARDISTAS DEL POEMA

MI PADRE EL INMIGRANTE

Antes de adentrarnos en las características líricas de la vanguardia del


poema Mi Padre el Inmigrante de Vicente Gerbasi, es importante retomar un poco
la historia que envuelve esta corriente literaria que llegó para transformar el mundo
artístico. Puesto que, al tener conocimiento de su trayectoria resulta más fácil
entenderla.

La formación del vanguardismo se consideró una revolución en el marco de


la literatura, ésta se desarrolló a finales del siglo XIX y principio del siglo XX. Pero
no fue hasta el inicio del siglo XX que se dio a conocer en Venezuela. Con la
llegada de este movimiento los escritores proyectaron una nueva forma de
plasmar sus ideas, cultos, memorias y sentir.

En el caso de Venezuela fue tardía su aparición, el escritor Nelson Osorio


señala que la aparición de la vanguardia en Venezuela inicia con el movimiento
estudiantil que estalla en 1928. De ahí viene el nombre de “la generación de 28”.
Surge en un momento de protesta como elección para expresa la rebeldía a través
de las palabras escritas. Este género literario originó varios cambios en las
personas en ese tiempo, fue utilizado para expresar libremente temas de política,
religión, sociales entre otros. Lo escritores fueron influenciado por este nuevo
lenguaje para manifestar sus ideas de una forma metafórica y estética.

Una de las características principales de la lírica de la vanguardia es la


libertad de expresión, se permite inventar nuevas formas de comunicación como el
uso de imágenes, de recursos literarios como la metáfora así lo expresa el escritor
Barjalía en su obra “Literatura de vanguardia”

Dentro de los representantes más destacados en la literatura vanguardista que


se destacó por su amplia libertad para expresarse fue Vicente Gerbasi. Un gran
escritor y ensayista nacido en Canoabo. Hijo de padres inmigrantes italianos, que
fueron su inspiración para escribir una de las mejores obras poéticas de
Venezuela.

Mi padre el Inmigrante escrita por Vicente Gerbasis está compuesta por 30


cantos cuyo mensaje poético va dirigido a su padre. El autor se expresa
libremente para manifestar un sentimiento de nostalgia y añoranza del pasado que
transcurre en todo el poema. El escritor vanguardista tiene libertad plena para
plasmar sus emociones y que resulta a veces difícil entenderlo por su falta de
lógica, por ejemplo:

Relámpago extasiado entre dos noches,

pez que nada entre nubes vespertinas,

palpitación del brillo, memoria aprisionada,

tembloroso nenúfar sobre la oscura nada,

sueño frente a la sombra: eso somos

Canto III

Otro rasgo característico de la literatura vanguardista de la obra Mi Padre el


Inmigrante publicada en 1945, es el uso de la métrica libre, se libera de la estrofa
tradicional para predominar el versolibrismo, que se caracteriza por su
irregularidad y extensión:

Áspero cuero de tigre,

estrellada lentitud de arqueado lomo, 13

fuerte cabeza insomne,

dientes detenidos en la sombra.

Un viento vegetal lame las peñas,

húmedas lumbres vagan por el río,

y tensos pasos hunden 7


las flores de la noche en la memoria

Canto XIV

Asimismo, el uso fónico es frecuente en la lírica vanguardista Mi padre el


inmigrante como la metáfora, la anáfora, la aliteración, enumeración y alegorías.
Metáfora:

Yo te llamo desde un reloj de piedra,


donde caen las sombras, donde el silencio cae.

Canto V

En el canto XXV se aprecia una enumeración:

Vienen de ti mi afán y mis palabras,

y es tu sangre la que dice con mis labios:

hierro, pan, campana, frente, piedra, flor, caballo,

casa, sartén, naranjo, césped vespertino,

romero, yerba, clavo, cayena y astromelia.

Por otro lado, el poema construye mediante una asociación de imágenes todo
el entorno en el cual vive el recuerdo y las experiencias de su padre
relacionándolo con su angustia, como se observa en el canto IV:

El hombre es de la noche que lo sigue,


sueño que el sol defiende,
paréntesis de incierta maravilla,
imagen que derriba la tiniebla.
Aún mi madre contempla tu retrato
y en su cabello blanco se hace un lejano resplandor.
Aquí en la tierra estoy, aquí en la tierra,
y en tu muerte, disperso en mis sentidos.

En los discursos poéticos de Vicente Gerbasi, prevalece imágenes de la


naturaleza en la mayoría de los cantos. Otro rasgo más en la literatura
vanguardista. El poeta transmite sus emociones realizando analogías con el medio
ambiente, como lo demuestra en el canto VIII:

como los sacos, como los barriles,


a la orilla de los grandes navíos.
Un campesino te daba una copa de aguardiente.
aún era la noche oscura como un tambor,
salvaje como las patas, las mías y los dientes del tigre.
La noche, la noche llena de rumores de tamarindos,
que te devolvía a otro tiempo

Otro tema que prevalece y que es considerada como otro rasgo vanguardista
es la temática existencial, en los primeros cantos el poeta se plantea grandes
problemas que preocupan al hombre ante el cosmos, como el tiempo, la vida y la
muerte. Como así lo expresa Díaz Pedro “deja la constancia de una reflexión que
coloca al ser humano frente al trémolo metafísico de la existencia.” Veamos el
canto IV:

es lo que desciende en secreto hacia mi muerte:

rumor que me sostiene y me dibuja

en mi retrato antiguo,
con un halcón sobre el hombro,

en la penumbra de tus olivares:

marco de la conciencia,

La obra poética lírica Mi padre el inmigrante de Vicente Gerbasi, es considerada


vanguardista porque envuelve elementos propios de esta corriente literaria. Como
es la libertad de expresión, se sale de lo tradicional, rompe con la métrica, sus
mensajes son incoherentes y sin finales que deja al lector con la duda.

Gerbasi utiliza todo un discurso poético para transmitir sus emociones, la


nostalgia y la tristeza que le envuelve por la pérdida de su padre el inmigrante.
Construye mediante una asociación de imágenes existencialistas, de simbología
toda la obra literaria para reflejar en ella sus sentimientos. Para culminar este
ensayo un fragmento más, donde se manifiesta el cosmo y una frase que se repite
en varios versos:

Venimos de la noche y hacia la noche vamos.

Atrás queda la tierra envuelta en sus vapores,

donde vive el almendro, el niño y el leopardo.

Atrás quedan los días, con lagos, nieves, renos,

con volcanes adustos, con selvas hechizadas

donde moran las sombras azules del espanto.

Atrás quedan las tumbas al pie de los cipreses,

solos en la tristeza de lejanas estrellas.

Atrás quedan las glorias como antorchas que apagan

ráfagas seculares.

Atrás quedan las puertas quejándose en el viento.


Atrás queda la angustia con espejos celestes.