Está en la página 1de 95

viernes, 17 de mayo de 2013

LA EXTINCION DE LAS OBLIGACIONES

LA EXTINCION DE LAS OBLIGACIONES

Se entiende por  modos de extinguir las


obligaciones  aquellos actos y hechos
jurídicos en virtud de los cuales  se
disuelve  o extingue el vínculo obligatorio
que une al deudor y al acreedor.

El artículo 1625 del Código Civil dispone las


formas como se pueden extinguir las
obligaciones así:

1.- Por la solución o pago efectivo


2.- Por la novación

3.- Por la
transacción                                                       
            

4.- Por la remisión

5.- Por la compensación

6.- Por la confusión

7.- Por la pérdida de la cosa que se debe

8.- Por la declaración de nulidad o por la


rescisión

9.- Por el evento de la condición resolutoria

10.- Por la prescripción

El autor Guillermo Ospina Fernández


considera que dicha enumeración  es
incompleta porque al lado de los modos de
extinción relacionados existen otros,
también consagrados por la ley, a los que
les da el siguiente orden:

1.-  La simple convención extintiva


2.-  La revocación unilateral

3.-  La muerte del acreedor o del deudor

4.-  La solución o pago

5.-  La Novación

6.-  La compensación

7.-   La Remisión.

8.-   La confusión

9.-   La imposibilidad de ejecución

10.- La prescripción liberatoria

11.- El plazo extintivo y la condición


resolutoria

12.- La declaración judicial de nulidad o


rescisión

13.- La resolución judicial y el pacto


comisorio

14.- La revocación judicial

15.- La declaración judicial de simulación

16.- La transacción
17.- La perención de las acciones
procesales.

LA SIMPLE CONVENCIÓN EXTINTIVA

La simple convención extintiva , como un


acuerdo de voluntades entre el acreedor y el
deudor, encaminado a privar de eficacia el
vinculo obligatorio, bien sea que ese
acuerdo se limite exclusivamente a este
vinculo concreto, o que se refiera a todos
los efectos del contrato, no se puede
confundir con otros modos de extinción de
las obligaciones, que también son de
naturaleza  convencional, pero que ofrecen
características  especificas  que no
obedecen a la simple aplicación del
postulado de la autonomía de la voluntad
privada.
La simple convención extintiva se produce
cuando el acuerdo entre el acreedor y
deudor, fruto del postulado de la voluntad
privada, extingue la obligación, pero la
causa y las características de ese acuerdo
no encajan en otro de los modos  extintivos
convencionales tipificados por la ley.

LA REVOCACIÓN UNILATERAL

La ley le concede a una de las partes el


derecho  para revocar  unilateralmente
ciertos contratos como el mandato, el
arrendamiento de servicios, la confección
de obra material, en los cuales es
indispensable,  para su normal desarrollo, la
inteligencia o la confianza reciproca entre
dichas partes.
LA MUERTE DEL ACREEDOR O DEL DEUDOR

Por regla general las obligaciones no se


extinguen por causa de muerte del acreedor
o del deudor, sino que pasan a los
herederos  de estos o a los legatarios 
instituidos por el testador.

Los créditos personalísimos como el


derecho a pedir alimentos, las obligaciones
de hacer, cuando por su naturaleza o por la
convención  deban ser cumplidas  por el
deudor  mismo y no por  otras personas, son
intrasmisibles.

En consecuencia, las obligaciones que se


encuentran en la situación ya indicado, se
extinguen por la muerte del acreedor o del
deudor respecto del cual existe el intuite
personae.

EL PLAZO EXTINTIVO

Lo normal es que  las obligaciones se


extingan por su cumplimiento o pago
efectivo por el deudor  o sus herederos y el
transcurso del tiempo afecta la existencia
de ellas al consumarse el modo de la
prescripción.  Sin embargo,  la existencia de
un derecho u obligación puede estar
subordinada a un plazo, es decir, a un hecho
futuro y cierto, como la llegada de tal día, o
la muerte de una persona, en forma que el
acaecimiento de  esta circunstancia  le
pone fin al derecho o a la obligación.

LA CONDICION RESOLUTORIA

El acaecimiento  del hecho condicionante a


que se subordina la existencia actual de
estas, como sucede con el fiador que ha
garantizado la obligación principal mientras 
el deudor continúa dedicado a determinada
actividad comercial. Si este cambia de
actividad, la obligación del fiador se
extingue.

EL PAGO

El artículo 1626 del Código Civil define el


pago como  la prestación de lo que se debe. 
Esta definición es omnicomprensiva puesto
que no solo se circunscribe a la cancelación
de las obligaciones en dinero.

Se paga una obligación de dar cuando se


hace  tradición de la especio o del género
objeto de la dación; se paga la obligación de
hacer cuando se entrega el producto
contratado y se paga la obligación de no
hacer mientras se abstiene de ejecutar el
hecho  prohibido.

EL PAGO PURO Y SIMPLE:

Es el que no esta sujeto a modalidades


especiales y esta sujeto a las siguientes 
cuestiones:

1.- LA CAUSALIDAD DEL PAGO:

Todo pago supone una obligación pre


existente que le sirve de causa, pues de no
existir esta, dicho pago es invalido, sin
embargo, para la firmeza del pago no es
necesario que la causa de este sea una
obligación civil perfecta, basta que ella sea
natural.
2.- POR QUIEN PUEDE HACERSE EL PAGO?

Normalmente las obligaciones deben ser


cumplidas por  la persona o personas a cuyo
cargo existen directa o subsidiariamente, es
decir, por el deudor absoluto o por sus
herederos, por sus representantes legales o
convencionales, por los codeudores
solidarios  o de la obligación indivisible, o
por quienes acceden a la obligación
principal ajena directamente como fiadores
o indirectamente como el propietario del
bien hipotecado o pignorado en garantía.

Es más cualquier tercero, es decir, toda


persona extraña al vinculo obligatorio y
carente de la representación legal o
convencional  del obligado esta autorizado
por la ley para hacer el pago aun sin el
consentimiento de estos y aun a pesar del
acreedor.

A. PAGO POR EL ACREEDOR UNICO O POR


SU REPRESENTANTE:  -El deudor único no
solamente esta obligado  a pagar la
prestación debida sino que tiene derecho de
hacerlo desde que su deuda es exigible y
aun antes, si su acreedor  consiente en ello
o si esta facultado para renunciar al plazo
pendiente. Igual puede predicarse de los
representantes del deudor, como su tutor o
curador, sus herederos o mandatarios
generales o diputados especiales para
hacer el pago entre los que esta el legatario
a quien se ha impuesto esta carga.

El pago realizado por cualquiera de las


anteriores personas produce la extinción 
total y absoluta de la obligación, la solución
respecto de todo el mundo (erga omnes).  El
acreedor queda satisfecho y ya nada puede
exigirle al deudor y este queda liberado, es
decir, el vínculo obligatorio desaparece
tanto por su aspecto activo (acreedor) como
por el pasivo (deudor).
Cuando el pago es parcial, el efecto
mencionado no se da en su plenitud, como
en el caso de los deudores conjuntos o en
procesos de liquidación obligatoria  cuando
los bienes son insuficientes para  la total
satisfacción del crédito a pagar.  Es estos
casos, los vínculosobligatorios se extinguen
hasta concurrencia del pago parcial, pero
subsisten por el solo saldo insoluto.

B. PAGO POR PERSONA INTERESADA EN LA


SOLUION DE LA DEUDA.

Si la obligación es solidaria o indivisible,


cada deudor está sujeto al pago total  de
ella, y lo propio sucede con el fiador, quien
responde subsidiariamente de  la obligación
afianzada, y con el propietario del bien
hipotecado o pignorado en garantía de dicha
obligación, cuyo cumplimiento se puede
hacer efectivo  sobre ese bien.

a). PAGO POR EL CODEUDOR SOLIDARIO:  El


codeudor solidario puede haberse
constituido como tal sin tener interés
alguno en la deuda, sino como garante de
otro u otros, o puede participar en la deuda ,
pero solo con una cuota de interés en ella.
El pago que realiza es, en todo o en parte, 
de deudas ajenas, por lo cual satisfecho el
acreedor, quien paga tendría derecho a que
los demás codeudores le rembolsen aquello 
en que se han beneficiado con el pago y a
quien paga se le declara subrogado en el
crédito del acreedor con todos sus
privilegios, accesorios, acciones, etc.,
aunque limitadas estas acciones respecto
de cada uno de los otros codeudores a la
parte o cuota que este tenga en la deuda 
común; de suerte que en esta hipótesis la
obligación no se extingue por el pago sino
que subsiste total o parcialmente a cargo de
los codeudores del que paga quien entra a
sustituir al acreedor satisfecho, aunque
dicha obligación deja de ser solidaria
respecto de tales codeudores.
b) EL PAGO POR EL CODEUDOR DE
OBLIGACION INDIVISIBLE:  El codeudor que
paga obligación indivisible debería quedar
colocado en la misma situación del
codeudor solidario, a lo menos cuando el
objeto de aquella es una  suma de dinero y
la indivisibilidad es convencional, o sea que,
al solucionar la totalidad de la deuda, la
subrogación legal debería operar a favor de
dicho codeudor.  Sin embargo, nuestro
código solo le reconoce al codeudor que
paga obligación indivisible una acción de
indemnización o saneamiento.  Esto quiere
decir que  la obligación pagada se extingue
totalmente erga omnes, y que el pago
genera a favor del que paga  un crédito
distinto a cargo de sus codeudores
beneficiados por él, este crédito ya no
cuenta con los privilegios, accesorios y
garantías del extinguido.

c) PAGO POR EL FIADOR: El fiador que paga


por el deudor principal también queda
legalmente subrogado en el derecho del
acreedor con todos sus privilegios,
accesorios y garantías, pues es un deudor
subsidiario que cumple obligación ajena. 
Existiendo varios fiadores y aun mediando
renuncia de estos al beneficio de división
respecto al acreedor, el fiador que paga la
totalidad de la obligación principal queda
subrogado en el crédito frente al deudor
principal y frente a otros fiadores hasta
concurrencia de lo que a estos
correspondería en la división.

El pago por el fiador tampoco extingue la


obligación principal, sino que solo produce
por ministerio de la ley un cambio de
acreedor, aunque el monto de aquella quede
reducido, para los efectos de la subrogación
y respecto de los otros fiadores, a la
participación que quepa a estos  en la
división de la deuda; pero además el
legislador le concede al fiador otra acción
como es la de  reembolso la que supone que
en el pago con subrogación  la obligación
subsiste por el aspecto pasivo y se extingue
por el activo, dando lugar al nacimiento de
un nuevo crédito a favor del que paga,
crédito que sería pagado con la acción de
reembolso.

d). PAGO POR EL PROPIETARIO DE COSA


HIPOTECADA O PIGNORADA:  Estas
personas si bien no son deudoras ni
codeudoras en la obligación garantizada,
esta directamente interesado  en el pago de
esta, porque en caso de que el deudor no
cumpla, ese derecho real de garantía puede
hacerse efectivo sobre dicha cosa; en
consecuencia, es natural que a esta
persona se le permita pagar la deuda
caucionada para librarse de la acción real
que  sobre su bien podría ejercer el
acreedor y al hacerlo, se le considera
legalmente subrogado en los derechos de
este con todas las consecuencias que tal
subrogación implica, esta garantía la
consagra el artículo 2453 respecto del
poseedor del bien hipotecada en garantía de
obligación ajena, pero respecto al
propietario  de la cosa pignorada no se le
dan las mismas garantías  a pesar de que la
situación es igual que la del propietario de
cosa hipotecada.  Como ese pago beneficia
al deudor  liberado  éste debe rembolsarle al
que pago el valor de lo pagado, porque de lo
contrario habría lugar a un enriquecimiento
injusto.

C.- PAGO POR PERSONA NO INTERESADA


EN LA SOLUCION DE LA DEUDA.

El artículo 1630 del Código civil  dispone


que pueda pagar por el deudor cualquier
persona a nombre de él, aun sin su
conocimiento o contra su voluntad, y aun  a
pesar del acreedor. 

Cuando un tercero paga sin el conocimiento


del deudor no tiene acción sino para que
éste le reembolse lo pagado; y no se
entiende  subrogado por la ley en el lugar  y
derechos del acreedor, ni podrá compeler al 
acreedor a que le subrogue.  El que paga
contra la voluntad del deudor no tiene
derecho para que el deudor le reembolse lo
pagado, a no ser que el acreedor le cesa
voluntariamente su acción.  Art. 1632.

Sobre el particular es pertinente distinguir


tres situaciones: a) el que paga con
conocimiento del deudor; b) el que paga sin
el conocimiento del deudor y c) el que paga 
contra la voluntad del deudor.

En este caso, el consentimiento del


acreedor no juega ningún papel, porque en
cualquier caso de los enunciados cualquier
persona puede pagar  contra la voluntad de
aquel a su pesar, es decir, que la persona
declara injustificada la renuencia del
acreedor para recibir el pago que satisface
su interés en el vínculo obligatorio.

Esos pagos producen efectos distintos así:


a)    Si se hace con el conocimiento del
deudor, el que paga tiene frente a este la
acción legal subrogatoria y la acción  del
mandatario, es decir, puede elegir
cualquiera de estas dos acciones para
determinar si la obligación subsiste  con sus
accesorios o si se ha extinguido por el pago
dando lugar  a la acción  de rembolso ex
mandato.

b)     si el pago se hace sin el conocimiento


del deudor, la obligación se extingue
absolutamente  y el que paga no se subroga
en el respectivo crédito sino que nace en su
favor otro crédito distinto, el de reembolso
contra el deudor liberado, a menos que el
acreedor se allane  a cederle el crédito al
que pago o a subrogarlo convencionalmente
en él,  caso en el cual la obligación no se
extingue, sino que cambia de acreedor.

c)     Si el pago se hace contra la voluntad  del


deudor, la obligación se extingue, pero el
que paga tiene acción  in rem verso contra
el deudor, si el pago le ha sido útil a este y
dicha utilidad subsiste al tiempo de la
demanda de aquel.

A QUIEN DEBE HACERSE EL PAGO

El artículo 1634 dice que para que el pago


sea valido debe hacerse o al acreedor, bajo
cuyo nombre se entienden todos los que le
hayan sucedido  en el crédito aun a título
singular, o a la persona que la ley o el juez
autorice a recibir por él, o a la persona
diputada por el acreedor para el cobro.

El pago  hecho de buena fe  a la persona que


estaba en posesión del crédito, es válido
aunque después aparezca que el crédito no
le pertenecía.

EFECTOS DEL PAGO: El pago que se hace a


las personas enumeradas  es válido, es
decir, que produce efectos propios de este
modo de extinguir las obligaciones,
soluciona absolutamente y erga omnes el
vínculo obligatorio, a menos que dicho pago
se limite a producir un traspaso del crédito,
como sucede en los casos de la subrogación
legal o convencional del deudor al acreedor
satisfecho.

EFECTOS DEL PAGO A PERSONA NO


LEGITIMADA: El pago a persona diferente a
las relacionadas en el artículo 1634  no
extingue la obligación, el acreedor conserva
su derecho y, por ende,  el deudor que paga
mal continúa obligado a satisfacerlo. Esto
sin perjuicio del derecho de repetición que
tiene dicho deudor contra la persona no
legitimada para recibir quien no puede
enriquecerse injustamente.

CONVALIDACIÓN DEL PAGO: La nulidad del


pago a persona no legitimada para recibirlo
se sanea en dos casos consagrados en el
artículo 1635 tales como:

a.- Cuando el acreedor que tiene la libre


administración de sus bienes ratifica
expresa o tácitamente el pago, porque  esta
ratificación equivale a un mandato conferido
a quien recibe.

b.- Cuando el que ha recibido el pago sucede


al acreedor en su derecho como heredero  o
por cualquier título.

c.-La doctrina agrega otro caso en el que


dicha nulidad se sanea como es cuando el
pago al tercero no legitimado se emplea en
provecho del acreedor.

Para que el acreedor o un sucesor suyo


este  legitimado para recibir el pago de la
totalidad de la deuda, es necesario que sea
acreedor o sucesor único, o que, siendo
varios, aquel esté facultado para recibir por
todos, como en las obligaciones
activamente solidarias o indivisibles.

Si la obligación  en favor de dos o más 


acreedores es conjunta, el pago debe
hacerse a cada uno de ellos en proporción a
su cuota en el crédito y no a uno solo
porque, las cuotas de los demás no se
extinguirán por dicho pago.

NULIDAD DEL PAGO AL ACREEDOR: El


artículo 1636  establece que el pago al
acreedor es nulo en los siguientes casos:

1.-  Si el acreedor no  tiene la


administración  de sus bienes; salvo en
cuanto se pruebe que  la cosa pagada  se ha
empleado en provecho  del acreedor.

2.-Si hay embargo de la deuda o se ha


mandado a retener el pago.

3.-  Si se paga  al deudor insolvente en


fraude de los acreedores a cuyo favor se ha
abierto concurso.

EL PAGO AL REPRESENTANTE LEGAL DEL


ACREEDOR:

Es propio de la representación  trasladar al


representado los efectos de los actos
jurídicos realizados por el representante 
como si aquel hubiese intervenido
directamente en dichos actos.

La representación es legal cuando la


autorización al representante  para actuar
por otro se deriva directamente de la ley,
tales como los tutores, curadores, albaceas,
los padres de familia con sus hijos, los
recaudadores fiscales o de comunidades y
establecimientos públicos.

Estos representantes están  legitimados


para recibir válidamente el pago en nombre
del acreedor con los mismos efectos  que el
que se le haya hecho directamente a este.

PAGO AL REPRESENTANTE VOLUNTARIO


DEL ACREEDOR:

Aquí se habla de  quienes derivan su


facultad para recibir  el pago de un acto
jurídico  otorgado por el acreedor, estas
personas reciben válidamente el pago
conforme al artículo 1634.
Según las reglas generales consagradas en
el artículo 1638 esa diputación para recibir
el pago puede nacer de un mandato general 
para la administración de todos los
negocios del acreedor o de un mandato
especial para determinado negocio  o un
mandato específico para el cobro del
crédito que se cobra.  El mandato general y
especial para uno o más negocios del
acreedor implica naturalmente, por
presunción legal de la voluntad del
mandante, la facultad de cobrar los
créditos  de este y de ejercer  las acciones
pertinentes.  En el mandato especifico, no
se presume la facultad de cobrar y por tanto
la misma debe ser expresa.

EL PAGO AL POSEEDOR DEL CREDITO:

Conforme al inciso 2 del artículo 1634, el


pago hecho de buena fe a la persona que
estaba en posesión del crédito, es válido,
aunque después aparezca que el crédito no
le pertenecía.

Son dos los requisitos  para la validez del


pago:

a.- Que el que recibe este en posesión del


crédito

b.- Que el deudor le pague de buena fe.

COMO DEBE HACERSE EL PAGO

Conforme al artículo 1626  el pago efectivo


es la prestación de lo que se debe; paga en
debida forma el deudor que ejecuta a
cabalidad la prestación a su cargo que hace
tradición  o simple entrega  de la cosa que
se ha obligado a dar o a entregar,
respectivamente o que ejecuta 
cumplidamente el hecho material o
inmaterial que se le ha impuesto o que se
abstiene de realizar el hecho prohibido.

QUE SE DEBE PAGAR: El inciso 2 del


artículo 1627 dispone que el pago se hará
bajo todos respectos  en conformidad al
tenor de la obligación; sin perjuicio  de lo
que en los casos especiales  dispongan las
leyes.  El acreedor no puede ser obligado a
recibir  otra cosa que lo que se le deba, ni
con el pretexto de que es igual o mayor
valor a lo debido.

EXCEPCIONES  LEGALES: La parte final del


inciso 1 del artículo 1627 enuncia que la ley
expresamente autoriza  que el pago  de la
prestación debida se realice mediante la
ejecución de otra distinta. Ejemplo de  ello
es  el de que en un acto jurídico como el
testamento o el contrato al atribuirse un
derecho a una persona, también se le
imponga un modo, consistente en la
obligación de  darle una destinación
especial  o en una carga. Este tipo de
obligaciones pueden ser cumplidas por
equivalencia, o sea mediante la ejecución
de una prestación distinta  de la que
constituye su objeto.
DONDE DEBE HACERSE EL PAGO

a.- DOMICILIO CONVENCIONAL PARA EL


PAGO:  Al respecto los artículos 85 y 1645
del Código Civil establecen  que los
interesados pueden señalar  un domicilio
especial para todos los efectos
extrajudiciales del contrato, o solo para el
pago de alguna o algunas de las
obligaciones que este genera, el deudor y el
acreedor salvo el caso de que
posteriormente convengan otra cosa debe
atenerse a dicha estipulación.

b.- DOMICILIO LEGAL PARA EL PAGO: Si los


contratantes guardan silencio respecto al
lugar donde debe cumplirse la obligación o
si esta es de origen extracontractual se
aplican las reglas de los artículos 1546 y
1547 , es decir:

1.- Si es de cuerpo cierto, se hará el pago en


el lugar en que dicho cuerpo existía al
tiempo de constituirse la obligación.

2.- Si se trata de otra cosa, se hará  el pago


en el domicilio del deudor.

CUANDO DEBE HACERSE EL PAGO

El deudor debe cumplir su obligación no solo


en la forma debida, sino también
oportunamente, circunstancia temporal que
se determina según la naturaleza de la
obligación. Es decir, si la obligación es pura
y simple debe cumplirse una vez nacida, si
es condicional al realizarse el hecho futuro
e incierto condicionante, si es a plazo, a la
llegada del día o al realizarse  el hecho
futuro y cierto señalado como término para
el cumplimiento.  En tales casos la
obligación es exigible  y si el deudor no la
paga incurre en retardo que lo expone a la
ejecución coactiva y que sumado a la
reconvención, se convierte en mora, hecho
este que apareja la acción indemnizatoria
de los perjuicios causados al acreedor.

IMPUTACION DEL PAGO

La imputación es la aplicación de la
prestación cumplida a la obligación u
obligaciones a cargo del deudor y en favor
del acreedor.
Se deben mirar diferentes aspectos tales
como:

a.-  LA OBLIGACION ES UNICA:   Se da


cuando el deudor  debe una suma de dinero
que devenga intereses  convencionales,
remuneratorios o moratorios y el pago es
insuficiente para cubrir el principal y sus
intereses.   Si el acreedor se allana a
recibirlos o se ve obligado a hacerlo por la
ley, la imputación se hace primeramente a
los intereses y el saldo al capital (Art. 1653),
de no hacerse asó el acreedor sufriría
perjuicios, ya que el capital devenga
intereses, y estos no por prohibición legal
(1617). Si el acreedor otorga carta de pago
del capital sin mencionar los intereses, se
presumen estos pagados.  Esta presunción
por ser legal, admite prueba en contrario.

b.-EXISTEN VARIAS DEUDAS:  Para que se


suscite problema respecto  de la
imputación  del pago insuficiente para
cubrir las varias deudas a cargo de un
mismo deudor y en favor de un mismo
acreedor, se requiere que estas sean de un
mismo género o clase, porque de no ser así
el pago de cualquiera de estas prestaciones
ha de imputarse a la obligación respectiva.

Pero si las varias deudas  son del mismo


genero, el pago insuficiente  que el
acreedor  recibe o tiene que recibir  si
presenta complicaciones, y para ello, el
código civil establece varias reglas  según
la imputación corresponda al deudor, al
acreedor o a la ley.

a.- La imputación por el deudor: A este la ley


le otorga la facultad de hacer la imputación
al pago teniendo el derecho de pagar por
separado sus diferentes deudas en favor de
un mismo  acreedor, consecuentemente
puede elegir entre ellas cual quiere pagar
primero; pero dicha facultad tiene
restricciones  impuestas en favor del
acreedor tales como:

1).- El deudor no puede entre varias


Obligaciones elegir una que sea mayor a sus
disponibilidades para el pago de ella y sus
accesorios.

Esto por cuanto conforme al artículo 1649 al


acreedor no puede obligársele a  recibir por
partes lo    que se le debe.

2).- Si de las varias deudas unas son ya


exigibles y otras no, el deudor, sin el
consentimiento del acreedor, no puede
preferir la deuda no devengada a la que ya
lo está.

En síntesis, la elección de la deuda, entre


varias a que haya de imputarse el pago,
corresponde  en primer término, al deudor,
quien solo puede elegir aquella que con el
pago quede totalmente solucionada por
principal y accesorios, y que sea
actualmente exigible o que, estando sujeta
a plazo, este sea renunciable por dicho
deudor.  Cumpliéndose estos requisitos el
acreedor no puede negarse a recibir el pago,
so pretexto de que el deudor ha preferido la
obligación  que devenga intereses a la que
no los devenga o que devenga unos
menores,. O que el deudor ha elegido la
deuda mejor garantizada respecto de otra
que lo está menos o que no tiene garantía
específica.

IMPUTACION POR EL ACREEDOR: Si el


deudor no imputa el pago a ninguna de sus
deudas en particular, el acreedor podrá
hacer la imputación en la carta de pago; y si
el deudor la acepta no le será lícito
reclamar después.

IMPUTACION POR LEY: El artículo 1655


indica que si ninguna de las partes ha
imputado el pago, se preferirá la deuda que
al tiempo del pago estaba devengando a la
que no lo estaba; y no habiendo diferencia
bajo este respecto, la deuda que el deudor
eligiere.

GATOS DEL PAGO

Conforme al artículo 1629 del Código Civil,


los gastos que ocasionare el pago serán de
cuenta del deudor; sin perjuicio de lo
estipulado y de lo que el juez  ordene 
acerca de las costas judiciales.

Son gastos del pago los que ocasionen la


ejecución voluntaria o coactiva de la
obligación y la carta de pago.  El pago
puede ocasionar gastos tales como los de
transporte,  de la cosa debida, los de
embalaje, carga, fletes, descarga, seguros,
etc.  La carta de pago también puede causar
gastos, como cuando se hace por escritura
pública o hay lugar al reconocimiento de
firmas.

Si el pago se hace por vía judicial, debe


estarse a lo que el juez resuelva sobre las
costas del proceso, según las reglas
pertinentes.

PRUEBA DEL PAGO

Al deudor que alega haber pagado una


obligación le corresponde acreditar este
pago, bien sea con la carta o los recibos
respectivos, o con otra prueba idónea para
el efecto como la confesión del acreedor.

PRESUNCION DEL PAGO

El artículo 1628 establece que en los pagos


periódicos la carta de pago de tres períodos
determinados y consecutivos hará presumir
los pagos de los anteriores períodos,
siempre que hayan debido efectuarse entre
los mismos acreedor y deudor; como esta
presunción es legal admite prueba en
contrario.

PAGO CON SUBROGACION

Consiste en la sustitución jurídica de una


cosa por otra, o de una persona por otra; si
es de cosas se dice que la subrogación es
real y si es de personas se dice que la
subrogación es personal.

SUBROGACIÓN REAL:

Se presenta cuando, sin mediar, novación,


el derecho crediticio correspondiente a la
deuda se satisface con una prestación
distinta de la debida.  Ejemplo: la 
indemnización compensatoria por el
incumplimiento de una obligación.  Esto
sucede también en las obligaciones
facultativas cuando se paga la prestación
autorizada para el efecto en vez de la
prestación debida.

Ejemplo: Quien debe un ternero y esta


facultado para pagar con $2.000.000 y así lo
hace, sustituye el semoviente por el dinero.

La subrogación real se encamina a evitar la


confusión de patrimonios que la ley quiere
mantener separados. Ejemplo: El remplazo
de un inmueble propio de uno de los
cónyuges por otro bien de la misma calidad
que el cónyuge adquiere con  el producto de
la venta de aquel. La subrogación de esos
bienes  evita que el nuevo  bien entre a
formar parte del haber de la sociedad
conyugal.

SUBROGACION PERSONAL:

Se presenta cuando una persona remplaza a


otra  en uno o más derechos u obligaciones.
Los herederos se subrogan  al difunto, pues
le suceden en todos  los derechos y
obligaciones trasmisibles.

También el causahabiente a titulo singular,


el comprador, el cesionario de un crédito, el
legatario, se subrogan al causante en el
derecho que este traspasa a aquel.

PAGO CON SUBROGACIÓN:

Es la sustitución  del acreedor por otra


persona que le paga por el deudor, o que le
proporciona a este dineros destinados al
pago y que él efectivamente emplea en tal
sentido.  En estos casos, el pago no
extingue el vínculo obligatorio, sino que el
acreedor desinteresado es sustituido en la
titularidad  del crédito por quien le hace el
pago, sucesión esta que puede cumplirse
con el consentimiento del acreedor, o aún
contra la voluntad  de este por el solo
ministerio de la ley.

SUBROGACION LEGAL POR EL PAGO.


Opera por el solo ministerio de la ley.  Opera
únicamente en los casos que la ley lo
consagra.  Respecto a este tipo de
subrogación se dan dos grupos: el primero
que es cuando el que paga esta vinculado al
pago y el segundo grupo se presenta cuando
el que paga no está personalmente
vinculado a la solución de la deuda.

PRIMER GRUPO: Dentro de este grupo se


encuentran el codeudor solidario, art. 1571;
el fiador, Art.2395; el codeudor de
obligación indivisible, Art. 1668;  el dueño
del inmueble hipotecado para seguridad de
una obligación ajena; el tercer poseedor,
art. 2454; el tercer poseedor, art. 2453; el
comprador de inmueble hipotecado, art.
1668 ordinal 2.

SEGUNDO GRUPO: En este caso, la


subrogación se hace en favor de un tercero
extraño al vínculo obligatorio.  Dentro de
este grupo se encuentran el pago por otro
acreedor, a otro de mejor derecho. Art.1668
numeral 1; el pago por heredero
beneficiario, numeral 4 art. 1668; el pago
con consentimiento del deudor, art. 1668
numeral 5.; el préstamo para el pago,
numeral 6 art. 1668.

SUBROGACION CONVENCIONAL

Es resultado de un pacto entre el acreedor y


quien paga, en virtud del cual al recibir el
acreedor el importe total  o parcial del
crédito, conviene en subrogarlo en su
puesto de acreedor con todos los derechos 
y demás accesorios de que el crédito goce. 
Art. 1669.

Para que dicha subrogación surta efectos


deben concurrir los siguientes requisitos:

a.- El consentimiento del acreedor.

b.- Que el pago sea hecho por un tercero


c.-  Que la subrogación se haga al tiempo
del pago y en la carta en que este se haga
constar.

d.- Que se notifique al deudor.

EFECTOS DE LA SUBROGACIÓN

Esos efectos son comunes tanto a la


subrogación legal como a la convencional. 
El artículo  1670  indica que la subrogación 
tanto legal como convencional, traspasa al
nuevo acreedor todos los derechos,
acciones y privilegios, prendas e hipotecas
del antiguo, tanto contra el deudor principal
como contra cualesquiera terceros,
obligados solidarios y subsidiariamente a la
deuda. 

 PAGO POR CONSIGNACION

Hay lugar al pago por consignación cuando


el acreedor no comparece  o se niega
injustamente a recibirlo, y consiste en la
consignación que el deudor, o quien esté
autorizado para pagar por él, hace de la
cosa debida en manos de un depositario
designado por el juez.  Art.1657 C.C.

En consecuencia, cualquier persona está


legitimada para efectuar el pago por
consignación, pero, si se dan los requisitos
especiales para la validez del pago.

El pago por consignación comprende dos


etapas sucesivas: La oferta y la
consignación; la primera se encamina a
establecer la renuencia del acreedor, y la
segunda a consumar el pago con los efectos
propios de este.

PROCEDIMIENTO: El artículo 420 del C. de


P. Civil, establece el trámite que debe darse
a este tipo de demandas.  Con la demanda
se hace la oferta de pago por parte del
deudor al acreedor.  Surtido el traslado de la
demanda pueden ocurrir: Que el demandado
acepte el pago, o que guarde silencio, o que
al contestar la demanda se niegue a recibir.

En caso de que acepte el pago, cesa el


proceso y se considera que hay un pago
puro y simple o un pago con subrogación.

Si el demandado guarda silencio, el


demandante debe depositar la oferta de
pago a órdenes del juzgado si es dinero,
dentro de los 5 días siguientes al
vencimiento del término del traslado. Si lo
debido es cosa distinta de dinero, el juez
señalará fecha y hora para la práctica de la
diligencia de consignación citando a ella al
acreedor o a su representante y nombrando
en el mismo auto al secuestre que deba
recibirla. El día y hora señalados para la
diligencia y si el acreedor no concurre a ella
o se niega a recibir, se le hará entrega al
secuestre de la cosa ofrecida y como el
demandado no se opuso a la oferta, el juez
dictará sentencia que declare la validez del
pago.

En el evento de que haya vencido el plazo y


no se haya efectuado la consignación o no
se presentan los bienes en la fecha
señalada para la diligencia, el juez dictará
sentencia en que negará las pretensiones
de la demanda.

En caso de que el demandado se oponga a


la oferta, el juez debe autorizar la
consignación y el proceso continúa su
trámite.

EFECTOS DEL PAGO POR CONSIGNACION

Siempre que el acreedor o su legítimo


representante no comparezcan o se nieguen
a recibir el pago, el respectivo  proceso
tiene que culminar con una sentencia en
que se declare la validez o invalidez del
pago.
Esto quiere decir que  la oferta y la
consignación por sí solas no producen los
efectos propios del pago.

EFECTOS DE LA CONSIGNACION VALIDA:

a.- La obligación se reputa extinguida desde


el momento de la consignación y este
efecto cobija a los codeudores y fiadores,
así como a las garantías reales y privilegios
inherentes a la deuda solucionada.

b.- Si la obligación es de dinero, cesan los


intereses correspondientes.

c.- Los riesgos de la cosa depositada dejan


de ser de cargo del deudor.

EL PAGO POR COMPETENCIA.

 El artículo 1684 del Código Civil  indica que


el beneficio de competencia es el que se
concede a ciertos deudores para no ser
obligados a pagar más de lo que
buenamente puedan, dejándoseles, lo
indispensable para una modesta
subsistencia, según su clase y
circunstancias y con cargo de devolución
cuando mejoren de fortuna.

LA DACION EN PAGO

Es una modalidad del pago que consiste en


que el deudor o un tercero, con el
consentimiento del acreedor, soluciona la
obligación con una prestación distinta de la
debida.

REQUISITOS DE LA DACION EN PAGO:

a.- Ejecución de una prestación  con ánimo


de pagar.

b.- Diferencia entre la prestación debida y la


pagada.

c.-El consentimiento de las partes.

d.-La capacidad de las partes.


e.- La observancia de las solemnidades
legales.

EFECTOS DE LA DACIÓN EN PAGO:

La dación en pago produce efectos


extintivos de la obligación, liberando al
deudor y satisfaciendo al acreedor. 

LA NOVACION

El artículo  1687 del código civil define la


novación  como la sustitución de una nueva
obligación a otra anterior, la cual queda, por
tanto, extinguida.

La novación puede efectuarse de tres (3)


modos:

1.- Sustituyéndose una nueva obligación a


otra, sin que intervenga nuevo acreedor o
deudor.
2.- Contrayendo el deudor una nueva
obligación  respecto de un tercero, y
declarándole, en consecuencia,  libre de la
obligación primitiva el primer acreedor.

3.- Sustituyéndose un nuevo deudor al


antiguo, que en consecuencia queda libre. 
Esta tercera especie de novación puede
efectuarse sin el consentimiento del primer
deudor.

Cuando se efectúa con consentimiento el


segundo  deudor se llama delegado del
primero.

La nueva obligación puede diferir de la


antigua por el objeto, por la causa, por el
acreedor o por el deudor.

a.- POR EL OBJETO:  Esta modalidad de


novación, denominada novación real u
objetiva, se produce siempre que el
acreedor consiente en liberar a su deudor,
obligándose este a realizar una prestación
distinta de la debida, sea de la misma clase,
como de dar, hacer o no hacer. Ejemplo:
Debo $1.000 y convengo con mi acreedor
que en vez de esa suma  le daré un caballo.

b.- POR LA CAUSA: En este tipo de novación


se sustituye una  nueva obligación a otra.
Ejemplo: Debo $1000 por concepto del
precio de una cosa que he comprado y
convengo con el acreedor en que retendré
ese dinero a título de préstamo.  En este
tipo de novación el acreedor y el deudor
permanecen y la suma de dinero continúa
siendo el objeto debido, pero la obligación
originaria nacida de la compraventa se
extingue y, en su lugar, se crea otra nueva
emanada de un mutuo.

El establecimiento de la novación  por


cambio de causa produce en la práctica  un
efecto importante, como es el de excluir los
efectos del contrato que le dio nacimiento a
la  obligación primitiva.
En el ejemplo propuesto, el acreedor no
puede proponer excepciones al contrato de
compraventa inicialmente pactado, sino al
contrato de mutuo que es el que ya existe.

c.- POR EL DEUDOR: La novación por cambio


de deudor requiere  siempre el
consentimiento del acreedor y el del nuevo
deudor, no así  el del deudor primitivo, quien
puede prestarlo o no. 

Ejemplo: Debo $1.000 y convengo  con mi


acreedor  en que esta suma le será pagada
por un deudor mío, quien también
consciente en ello, y así, dicho acreedor me
declara libre de la deuda para con él.

También puede darse que el deudor  o


cualquier persona legitimada para pagar la
deuda, conviene con el acreedor, sin el
consentimiento del deudor inicial, en
hacerse cargo de la deuda y este último
libera al deudor primitivo de dicha deuda.
Si el deudor primitivo presta su
consentimiento, se configura un acto
tripartito denominado delegación, en el cual
el deudor primitivo es el delegante, el nuevo
deudor es el delegado y el acreedor es el
delegatario.  Esta figura es denominada
delegación perfecta o novatoria, cuando el
acreedor libera al deudor primitivo; si no es
así,  la delegación es imperfecta y no hay
novación.

Si el deudor primitivo no presta  su


consentimiento al acto celebrado entre el
acreedor y el nuevo deudor que asume la
deuda, solamente habrá novación cuando el
acreedor libera a su antiguo deudor. 
Cuando el acreedor no libera a su deudor no
hay novación, sino asunción por un tercero
de la obligación a cargo del deudor
primitivo, que constituye al tercero en
codeudor o fiador de dicho deudor primitivo.
d.- POR EL ACREEDOR: Para que se de la
novación por cambio de acreedor siempre
es necesario el consentimiento del deudor,
porque de faltar este, el negocio entre el
acreedor primitivo y el acreedor  sustitutivo 
deriva hacia otra figura diferente como
puede ser la cesión del crédito, o el pago
con subrogación legal o convencional.  Lo
mismo sucede si falta la intención novatoria
que determina la extinción del vínculo
originario y el nacimiento de otro
enteramente nuevo.

Ejemplo: Por razón de una venta, el


comprador  me adeuda $1.000 y delego a
este deudor para que le pague esa suma a
otro acreedor mio. Si ese acto cuenta con el
consentimiento de los tres se denomina
delegación perfecta que extingue la deuda
inicial.

LA NOVACION Y LA CESION DE CREDITOS:


La diferencia fundamental entre estas dos
figuras consiste en que la cesión de
créditos no afecta en manera alguna al
crédito  cedido que se traspasa al
cesionario  con todos sus accesorios,
privilegios y garantías;  en cambio, la
novación  extingue la totalidad del vínculo
primitivo y da lugar al nacimiento de un
crédito nuevo, que, como tal, está 
desprovisto de los elementos inherentes  o
accesorios al crédito originario, a menos
que las partes convengan en reservarlos
para el crédito nuevo.

LA NOVACION POR CAMBIO DE ACREEDOR


Y EL PAGO CON SUBROGACION.

La diferencia entre estas dos figuras  se da


porque en la novación por cambio de
acreedor necesariamente requiere el
consentimiento del deudor, en cambio en la
subrogación por el pago  se opera de
ordinario sin dicho consentimiento.
La novación no exige una posterior
notificación al deudor quien ya ha
consentido en ella para que se produzcan
sus efectos frente a dicho deudor y
terceros. 

Cuando la subrogación por el pago es legal, 


actúa por ministerio de la ley, sin necesidad
de notificación al deudor; pero si la
subrogación es convencional, si requiere de
notificación al deudor para que la eficacia
de ella trascienda a este y a terceros.

El pago con subrogación de créditos no


extingue el crédito pagado, que pasa del
acreedor satisfecho  al subrogado  con
todos sus accesorios, privilegios y
garantías.

REQUISITOS DE LA NOVACIÓN

Para que se pueda hablar de que existe una


novación  deben cumplirse como
condiciones esenciales las siguientes:
1.-  Existencia de dos obligaciones
sucesivas.

2.- Validez de la causa de ambas


obligaciones

3.- Diferencia  entre ambas obligaciones.

4.- Capacidad de las partes

5.- Intención de novar.

EFECTOS DE LA NOVACIÓN

1.- SUSTITUCION DE OBLIGACIONES: El


efecto principal  de la novación es el de
extinguir  la obligación prexistente y, a la
vez,  generar  otra obligación nueva en
remplazo de aquella.

2.- CODEUDORES SOLIDARIOS Y


SUBSIDIARIOS: Conforme al artículo 1704 la
novación libera a los codeudores solidarios
y subsidiarios que no han accedido a ella.

3.- LA EXTINCION  Y LA RESERVA DE LAS


PRENDAS E HIPOTECAS: Como estos
derechos reales  de garantía son
accesorios  de la obligación que caucionan,
al extinguirse esta, aquellos también se
extinguen; pero el código civil permite  la
reserva de las prendas e hipotecas como
son: a) la reserva requiere el consentimiento
del dueño del bien pignorado o hipotecado;
b) La reserva no puede variar el objeto del
derecho real de garantía ni aumentar el
monto de esta.

4.-EXTINCION DE LOS PRIVILEGIOS: Según


el artículo 1700  del código civil,  los
privilegios de la primera deuda se extinguen
por la novación.

5.- EXTINCION DE LOS INTERESES: Ni los


intereses moratorios ni los remuneratorios
pasan  a la nueva obligación; pero como  los
intereses son un accesorio del crédito
novado, las partes pueden trasladarlo al
crédito nuevo.

6.-LA CLAUSULA PENAL: La estipulación de


una clausula penal, aunque sea posterior a
la formación de la obligación principal, no
implica novación de esta, a menos que se
pacte que el quebrantamiento de dicha
obligación principal solamente dará lugar a
la pena y el acreedor al presentarse dicho
quebrantamiento solo exige la pena.

  LA COMPENSACION (Art.1714)

Es un modo de extinguir las obligaciones


recíprocas entre dos  personas, que evitan 
un doble pago entre estas. Este modo de
extinguir las obligaciones tiene cabida
siempre y cuando  cada una de dichas
personas  sea a la vez acreedora y deudora
de la otra de cosas de género iguales y, por
ello, fungible o intercambiable entre sí. 

CLASIAFICACION DE LA COMPENSACION:
Atendiendo a los distintos modos en que
actúa la compensación se clasifica en legal,
convencional, facultativa y judicial.

COMPENSACION LEGAL:  Es la que obra por


el solo vigor de la ley, sin que para ello
cuente el consentimiento ni el conocimiento
de las partes.

COMPENSACION  CONVENCIONAL: Tiene


lugar cuando la legal no puede actuar por
falta de alguna de las condiciones 
requeridas para ellas, pero las partes,
estando legitimadas para hacerlo,
convienen en compensar sus respectivos
créditos.

COMPENSACION FACULTATIVA: Obra como


la convencional, cuando es una de las
partes la que está legitimada para
producirla, imponiéndosela a la otra parte.

COMENSACION JUDICIAL: Cuando el deudor


demandado, no puede proponer la
excepción de compensación legal por
faltarle a su crédito contra el actor alguna
condición para el efecto, formula
demandada de reconvención  contra dicho
actor, y el juez, al encontrar procedentes las
encontradas pretensiones de las partes,
decreta en su fallo la compensación.

COMPENSACION LEGAL

Para que opere la compensación legal se


requiere:

a.- Que las obligaciones que entran en juego


existan recíprocamente entre dos mismas
personas.

b.-  Que tengan por objeto cosas fungibles


del mismo género y calidad.

c.- Que ambas sean actualmente exigibles

d.- Que las dos deudas sean liquidas.

e.- Que los respectivos créditos sean


embargables.

Esta compensación legal opera por


ministerio de la ley y sin conocimiento de
los deudores.
CASOS EXCLUYENTES DE LA
COMPENSACION LEGAL.

a.-  Si el deudor demandado no alega la


compensación, el juez no la puede declarar
de oficio. Art.1819.

b.-El deudor que acepta sin reserva  la


cesión  que el acreedor haya hecho de sus
derechos  a un tercero, no puede oponer en
compensación al cesionario los créditos que
antes de la aceptación hubiera podido
oponer al cedente. Art. 1718

c.- La cesión legal no puede tener lugar en


perjuicio de los derechos de terceros.
Art.1720

d.-No se permite  la compensación entre


obligaciones pagaderas en lugares distintos;
pero si la permite cuando sean de dinero,
haciendo el deudor, a cuyo cargo quede el
saldo,  los gastos de remesa de este lugar
donde deba ser pagado. Art.1723.
e.- No se puede oponer compensación  a la
demanda de restitución  de una cosa de que
su dueño ha sido injustamente despojado.
Art.1721.

f.- No se puede  oponer compensación  a la


demanda de restitución de depósito o de
comodato, aun cuando perdida la cosa, solo
subsista la obligación de pagarla en dinero.
Art. 1721.

g.- No se puede compensar en las demandas


de indemnización por violencia o fraude. Art.
1721 inciso 2º

h.-Tampoco se puede compensar la


demanda de alimentos no embargables. Art.
172  1 Inc. 2º.

                 EFECTOS DE LA COMPENSACION
LEGAL.
1.- Ambas deudas se  extinguen
recíprocamente hasta la concurrencia de
sus valores.

2.- Si los créditos compensados  son del


mismo valor, sus accesorios como
intereses, garantías reales o personales,
también se extinguen.  Pero si dichos
créditos son de distintos valores, se
extinguen los accesorios del crédito menor
y el saldo no compensado de la mayor
continua provisto de sus intereses,
privilegios y garantías, con las reducciones
a que haya lugar.

3.- La  compensación interrumpe civilmente


la prescripción del crédito de menor valor y
la parte compensada de la del mayor valor.

4.- Cuando hay muchas deudas 


compensables, deben seguirse  para la
compensación las mismas reglas que para
la imputación del pago.
COMPENSACION VOLUNTARIA

Tiene lugar cuando la compensación legal


no opera, pero los interesados convienen en
realizarla, o aquel en cuyo favor se ha
descartado ella, voluntariamente renuncia 
a este beneficio.

La compensación voluntaria puede ser


convencional o facultativa.

COMPENSACION CONVENCIONAL: Tiene


lugar cuando falta alguno de los requisitos
exigidos para la compensación legal o
cuando esta deja de operar  por motivos 
distintos a los atinentes al orden publico o
las buenas costumbres, pero los
interesados  convienen en compensar sus
deudas.

COMPENSACION FACULTATIVA: Tiene lugar


cuando la parte en cuyo beneficio se
excluye la compensación legal, salva el
obstáculo  para la extinción por este modo
de las obligaciones reciprocas,
imponiéndoselas a la otra parte.

COMPENSACION JUDICIAL

Solo tiene cabida cuando el demandante 


ejerce una acción encaminada a que se
declare un crédito suyo, en forma tal que
posteriormente preste mérito ejecutivo
contra el demandado, y este formula contra
aquel una demanda de reconvención para
que, a la vez,  se declare, en la misma
forma, un crédito contra el actor y se
pronuncie la compensación ante ambos
créditos.

  LA REMISIÓN

Es un modo de extinguir las obligaciones


que consiste en  el perdón  que de la deuda
hace el acreedor al deudor. 
REQUISITOS DE LA REMISIÓN:

Se requieren los requisitos generales de


todo acto jurídico tales como capacidad 
legal, consentimiento sano, objeto y causa
lícitos, y los especiales de ciertos actos,
como los solemnes. A más de estos
requisitos, para la remisión también se
hacen necesarios los siguientes:

1.- Tal derecho debe mirarse


exclusivamente  al interés del renunciante y
no estar legalmente prohibida su renuncia.

2.- Solo puede realizarlo el acreedor hábil


para disponer de la cosa que es objeto de
ella, es decir, el acreedor  legalmente
capaz.

3.- La remisión de una deuda  que verse


sobre bienes raíces está sujeta al
otorgamiento de escritura pública  y al
registro de esta.

4.-El artículo 1712 exige la solemnidad de la


insinuación o licencia judicial para la
remisión en los mismos casos  en que ella
se necesita para la donación.

EFECTOS DE LA REMISION

1.- Si es total produce  la extinción del


vínculo obligatorio que no puede subsistir
sin uno de sus elementos esenciales: el
acreedor.

2.-Puede ser parcial; en tal caso la


extinción  de la obligación solamente obra
hasta concurrencia de la parte remitida.

3.-La remisión  total de la obligación no solo


extingue esta, sino  también todos  sus
accesorios, tales como la fianza, prenda o
hipoteca constituidas en garantía de
aquella; pero si la remisión es parcial,
dichas garantías  subsisten caucionando la
parte no remitida, a menos que el acreedor
también renuncie a ellas.

4.- La remisión de la prenda o la hipoteca 


no basta para que se presuma la remisión
de la deuda.
5.- Es censurable cuando  se realiza en
fraude de los acreedores.

 LA CONFUSION

Es un modo de extinguir las obligaciones


por  la concurrencia  en una misma persona
de las calidades de acreedor y deudor.

La confusión puede presentarse  en el


campo de los derechos reales como en el de
los crediticios.

La causa de la confusión es la sucesión


jurídica, entendiendo por tal el traspaso del
derecho  o de la deuda, del acreedor o del
deudor, respectivamente a otra persona.

Comprende la cesión, o sea, la traslación 


por acto entre vivos, que siempre ha de ser
a título singular, y la trasmisión por causa
de muerte, bien sea a título universal o
herencia, o bien a título singular o legado. 
Cuando la sucesión se opera por el traspaso
de la deuda al acreedor o del crédito al
deudor, el vínculo obligatorio se extingue
por confusión.

LA CONFUSIÓN POR CAUSA DE MUERTE: Un


heredero  no adquiere los créditos ni las
deudas de su causante, sino en el momento
en que  le sean adjudicados
individualmente, aunque esta adjudicación
se retrotraiga  al tiempo de la muerte del
causante. Art.1401.

En consecuencia, la confusión por causa de


muerte solamente se puede  configurar en
dicho momento que es cuando se sabe  con
certeza que derechos, créditos o deudas 
relictos le corresponden al heredero.

El heredero puede aceptar la herencia con


beneficio de inventario o sin él.
Si acepta con beneficio de inventario
responde solamente  hasta  concurrencia de
los bienes sucesorales y agotado el activo
hereditario, el pasivo insoluto se extingue
por imposibilidad jurídica y material de
ejecución. 

Si acepta sin beneficio de inventario,


responde de la totalidad de las deudas 
hereditarias y si esos bienes no alcanzan a
cubrir el pasivo heredado, el heredero tiene
que pagar el saldo insoluto con sus propios
bienes.

EFECTOS DE LA CONFUSIÓN:

1.- Concurriendo en una misma persona la


calidad de acreedor y deudor, la obligación
se extingue.
2.- Si las dos calidades se verifican
solamente en una parte de la deuda, no hay
lugar a la confusión, ni se extingue la deuda,
sino en esta parte.  Esta confusión parcial
es de frecuente ocurrencia en la sucesión
por causa de muerte.
3.- La confusión que extingue la obligación
principal extingue la fianza; pero la
confusión que extingue la fianza, no
extingue la obligación principal.
4.- El acreedor solidario con quien se
cumple la confusión, debe pagar a sus co
acreedores sus respectivas  cuotas en el
crédito y el codeudor solidario que ha
participado en aquella, solo puede exigir a
cada uno de sus codeudores su respectiva
cuota en la deuda, o sea, que la solidaridad
entre estos se extingue.

IMPOSIBILIDAD DE LA EJECUCIÓN

Esta imposibilidad abarca por igual  las


obligaciones de dar o entregar cosas y las
que tienen por objeto la realización o la
abstención de cualesquiera otras
prestaciones distintas.
El artículo 1729 indica que “Cuando el
cuerpo cierto que se debe perece, o porque
se destruye, o porque deja de estar en el
comercio, o porque desaparece y se ignora
si existe, se extingue la obligación.

Esa imposibilidad de ejecución no solo se


refiere  a la cosa física o material sino
también a la moral, es decir, cuando se
hace relación al objeto ilícito.

Si el cuerpo cierto se pierde, se extingue la


obligación por imposibilidad de ejecución;
pero si las partes han determinado  el objeto
mediante la fijación de un genero  limitado,
la perdida de este genero también extingue
la obligación como si fuese de cuerpo
cierto.

Además, cuando las cosas son de género


como las drogas alucinógenas, su exclusión
del tráfico  jurídico también conduce a la
extinción de la obligación por imposibilidad
de ejecución.
EFECTOS DE LA PÉRDIDA DE LA COSA. Se
debe distinguir si la perdida es imputable o
no al deudor.

a.- LA PERDIDA NO ES IMPUTABLE AL


DEUDOR:

1.- No pudiéndose da o entregar la cosa  que


ya no existe o que la ley ha puesto fuera del
comercio, hay imposibilidad de cumplir
física o moral, respectivamente y, la
obligación se extingue.
2.-En principio el deudor no responde por el
caso fortuito, pero si lo alega debe probarlo.
3.- El hecho o  culpa de un tercero que no
depende ni es mandatario del deudor, se
asimila al caso fortuito; el deudor queda a
salvo por la perdida de la cosa, causada por
personas de quienes no sea responsable;
pero el acreedor puede exigir al deudor que
le ceda las acciones que tenga contra las
personas responsables.
4.- La culpa exclusiva del acreedor también
exonera al deudor de responsabilidad; la
destrucción de la cosa en poder del deudor,
después de que ha sido ofrecida al acreedor
y durante el retardo de este en recibirla, no
hace responsable al deudor sino por culpa
grave o dolo.

b.- LA PERDIDA ES IMPUTABLE AL DEUDOR:


1.- Aunque el cuerpo cierto perezca por
dolo  o culpa del deudor, la obligación se
extingue, su cumplimiento se hace
imposible.
2.- Las obligaciones de dar o de entregar
cuerpo cierto, implican las de conservar
dichas cosas hasta su entrega, so pena de
pagar los perjuicios al acreedor. El deudor
solo responde cuando ocurre por su hecho o
culpa lo que se presume cuando la cosa
perece en su poder; pero como esta
presunción es legal,  es desvirtuable
acreditando el deudor la prestación de la
diligencia debida o el caso fortuito que
alega.
3.- La indemnización de perjuicios se causa
desde el momento en que el deudor queda
constituido en mora, si la obligación es
positiva porque, al darse la mora,  ya entra a
jugar la presunción de culpa en el retardo, la
cual, debe ser desvirtuada por el deudor,
probando que el caso fortuito es anterior a
la mora, ya que el posterior no destruye la
situación creada por esta.
4.- Si el caso fortuito  no comprende la
responsabilidad del deudor, si hay lugar a
responsabilidad cuando el deudor  ha
asumido expresamente todo caso fortuito o
el alegado por él.
5.- El hecho o culpa del tercero solamente 
constituye caso fortuito exonerante cuando
el tercero es extraño al deudor, no así
cuando es su dependiente o comisionado.
6.- El que ha hurtado  una cosa que se
pierde en su poder no puede exonerarse de
responsabilidad alegando un caso fortuito,
aun de aquellos que la hubieran  destruido
en poder del acreedor.
7.- Cuando la cosa perece por un hecho
voluntario del deudor, si este ignoraba la
obligación, la indemnización se reduce al
precio de la cosa.
Para que la obligación se extinga por
extravío o pérdida de la cosa es necesario
que dicha perdida o extravío o desaparición
deben ser definitivos, porque mientras 
exista la posibilidad de  ejecutar la
prestación debida, aunque esta ejecución
este postergada por la interposición de un
obstáculo que no sea inallanable, la
obligación subsiste y debe ser cumplida 
cuando desaparezca tal obstáculo.
  
LA PRESCRIPCION LIBERATORIA

La voz “prescripción”, anfibológica, pues


unas veces  denota el modo de adquirir el
dominio y otros derechos reales como el
usufructo, el de uso o habitación, las
servidumbres, sobre cosa ajena, en este
caso se denominan usucapión.

Otras veces significa el modo de extinguir


los derechos  patrimoniales en general,
como los derechos reales y los derechos
crediticios u obligaciones y la caducidad de
ciertas acciones  que no tiene por objeto la
efectividad de un específico derecho
patrimonial como las acciones de nulidad,
rescisión, revocación y resolución de los
actos y contratos, por el efecto extintivo  se
denomina prescripción extintiva o
liberatoria 

REQUISITOS DE LA PRESCRIPCION
LIBERATORIA.

a.- La prescriptibilidad del crédito.


b.- La inacción del acreedor
c.- El transcurso del tiempo.

a.- LA PRESCRIPTIBILIDAD DEL CREDITO.


Los derechos reales, instituidos para
asegurar la satisfacción de las necesidades
económicas de los asociados, mediante la
apropiación de la riqueza y el intercambio
de los servicios se extinguen  por
prescripción,   si son derechos reales,
porque otra persona adquiere por usucapión
y si son crediticios, por no haberse exigido
la deuda durante cierto tiempo.

El artículo 1512 se refiere por igual a los


derechos  reales como a los crediticios.

EXCEPCIONES:

Los siguientes derechos no prescriben


porque se refieren a bienes:

1.- El derecho del comunero a obtener


división de los bienes comunes. Art. 1374.
2.- El propietario de un predio para y obligar
a los  dueños de los predios colindantes a
contribuir al deslinde, demarcación y
cerramiento de tales predios y  a la
conservación del cerramiento común.
Art.900 y 904.
3.- La del derecho de obtener la constitución
de servidumbre de tránsito. Art. 905.

b.- LA INACCION DEL ACREEDOR:

Por regla general  al  orden social repugna 


la inactividad prolongada del acreedor ante
el deudor; pero si el motivo de la inactividad
del acreedor es forzada, por estar
imposibilitado para actuar como cuando se
trata de plazo suspensivo o pende de una
condición de la misma índole, la obligación
no se hace exigible mientras no se cumple
el plazo o la condición.

c.- EL TRANSCURSO DE CIERTO TIEMPO:

La ley señala precisos términos dentro de


los cuales el acreedor debe exigir el
cumplimiento de la obligación, so pena de
que su crédito se extinga. El artículo 2536
del Código Civil, establece el término de
prescripción  liberatoria de las acciones
ejecutivas en 10  y las  ordinarias en 20
años.

Dicha norma fue reformada por el artículo 8


de la Ley 791 de 2002, que establece la
prescripción de las acciones ejecutivas en 5
años y las ordinarias en 10.

PUNTO DE PARTIDA DE LA PRESCRIPCION.

El término de la prescripción liberatoria


comienza a contarse desde el día en que la
obligación se ha hecho exigible y no antes. 
Por tanto si la obligación es pura y  simple,
comienza a prescribir desde que se dan los
hechos constitutivos de su fuente; si es a
plazo  desde el vencimiento  de la
obligación y si es condicional, hasta el
advenimiento de la condición.

INTERRUPCION DE LA PRESCRIPCIÓN:  

Conforme al artículo 2539, la prescripción


que extingue las acciones ajenas, puede
interrumpirse  natural, y civilmente.
Se interrumpe naturalmente por el hecho de
reconocer el deudor la obligación bien sea
en forma expresa o tacita.
Se interrumpe civilmente por la demanda
judicial.

Ineficacia De La Interrupción Civil:

El art. 90 del C. de P. Civil dispones que la


presentación de la demanda interrumpe el
termino para la prescripción e impide que se
produzca la caducidad, siempre que el auto
admisorio de aquella, o el mandamiento
ejecutivo, en su caso, se notifique al
demandado dentro del año siguiente a la
notificación al demandante de tales
providencias, por estado o personalmente. 
Pasado este término, los mencionados
efectos solo se producirán con la
notificación al demandado.

SUSPENSION DE LA PRESCRIPCION:

Con el propósito de proteger  a las personas


legalmente incapaces para intervenir en el
comercio jurídico, el código establece  la
suspensión de las prescripciones que
podían correr en su contra, hasta la
finalización de la causa determinante de la
suspensión, o sea, hasta que la readquieran,
si antes la tuvieron.  Por tanto,  la
prescripción se suspende respecto de los
menores, los dementes, los sordomudos que
no pueden dar a entender y los disipadores
en interdicción judicial, a quienes se
contrae la clasificación de las personas
legalmente incapaces.

RENUNCIA DE LA PRESCRIPCION:

A.- RENUNCIA ANTICIPADA:

Al momento de comenzar a correr la


prescripción queda reducida a que en el
momento de comenzar a correr la
prescripción o antes de consumada esta, los
interesados no pueden renunciarla de modo
absoluto ni ampliar los términos legales de
ella.
Pero si en el curso  de estos términos, el
beneficiario de la prescripción reconoce el
dominio ajeno o la deuda, según el caso,
claramente renuncia a lo trascurrido de
dichos términos y, como la prescripción
interrumpida comienza a contarse de nuevo,
la realidad es que por la voluntad del
beneficiario los referidos términos legales
resultan ampliados.

B.- RENUNCIA DE LA PRESCRIPCION


CONSUMADA:

La prescripción, una vez cumplida,  no obra


de pleno derecho, imponiéndoles
forzosamente a sus beneficiarios un
derecho adquirido.  Entonces estos pueden
renunciar a los beneficios que ésta les
otorga; bien sea expresamente o por hechos
que la hacen presumir  tales como la
celebración de un contrato de
arrendamiento entre el usucapiente y el
dueño de la cosa; el reconocimiento de su
obligación;  o la solicitud de plazo por el
deudor; o  que el beneficiario no la alegue
en el proceso que le instaure el dueño de la
cosa o el acreedor.

EFECTOS DE LA PRESCRIPCION
LIBERATORIA:

1.- Consumada la prescripción por el lleno


de los requisitos legales, la obligación, se
extingue civilmente y también  todos
aquellos derechos auxiliares inherentes a
dicho crédito, como son las acciones civiles
de cumplimiento, de indemnización de
perjuicios, de resolución del contrato no
cumplido, las medidas cautelares y la
reconstitutivas del patrimonio del deudor.
Art. 2538.

2.- La extinción civil  de la obligación, si


bien la excluye del  régimen legal pertinente
liberando al deudor de todos los medios
establecidos  para la efectividad del
derecho del acreedor, no destruye
totalmente el vínculo obligatorio, sino que lo
traslada a ese limbo de las obligaciones
naturales, en que estas viven como deberes
morales cuyo cumplimiento respeta y hace
irreversible la ley civil. Art. 1527 ord.2.

3.- La extinción civil del crédito implica la


de sus inherencias, como los privilegios de
que goza y la de sus garantías como las
prendas, hipotecas, fianzas y cláusulas
penales, las que no puede hacer valer el
acreedor  porque ello equivaldría a obtener
la satisfacción del crédito extinguido.  De
suerte que promovida la acción de venta del
bien hipotecado o dado en prenda, o las
personales de cumplimiento o de  la
clausula penal, el deudor o el tercero
demandado puede oponer la excepción de
prescripción. Art. 2537.

4.-La renuncia a la prescripción por el


deudor principal no afecta a los terceros
garantes, como lo son el fiador y los
terceros  constituyentes de prenda o
hipoteca.   El artículo 1516 autoriza al fiador
para oponer al acreedor la prescripción
renunciada por el principal deudor,  regla
que es aplicable a los terceros garantes.
5.- Si la obligación es de sujetos plurales, la
prescripción puede no correr pareja
respecto de estos.  Tanto en las
obligaciones conjuntas como solidarias,
existen pluralidad de vínculos, que permiten
que la exigibilidad de ellas no se produzca a
simultáneamente, como cuando la
obligación es pura y simple respecto de uno
de los deudores, a plazo respecto de otro y
condicional respecto de otro.

La prescripción que favorece a un codeudor


conjunto, puede no favorecer a otro u otros
codeudores; de igual forma cuando la 
prescripción se interrumpe o se suspende
respecto de un codeudor de obligación
conjunta, pues la suspensión o interrupción
no perjudica a los otros codeudores ni la
interrupción beneficia sino  al acreedor en
cuyo favor se produce.  Si la obligación es
solidaria, la interrupción si favorece a todos
los acreedores o deudores.  No así la
suspensión de la prescripción que solo
beneficia al incapaz de cuya protección se
trata.

Publicado por Unknown en 8:24


Enviar por correo electrónicoEscribe un
blogCompartir con TwitterCompartir con
FacebookCompartir en Pinterest
11 comentarios:

1.

said galavis17 de noviembre de


2015, 11:36

muy bueno

Responder

Respuestas

Responder

2.

Unknown23 de noviembre de 2015,


17:39
DISCULPA ME PODRIAS DECIR TU
FUETE DE INFORMACION?? O TUS
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS?

Responder

Respuestas

1.

Unknown8 de noviembre de
2016, 4:19

RÉGIMEN DE LAS
OBLIGACIONES
GUILLERMO OSPINA
FERNANDEZ
EDITORIAL TEMIS

Respuestas

Responder

Responder

3.

José Antonio Contreras Santa Cruz9


de octubre de 2016, 16:26
Excelente blog, me fue de mucha
ayuda para la elaboración de un
artículo de opinión.

Responder

Respuestas

Responder

4.

Unknown10 de octubre de 2016,


16:21

Excelente, muy completo y claro, no


deja lugar a dudas.

Responder

Respuestas

Responder

5.

Lalami Koi21 de noviembre de 2016,


9:17
De donde es este codigo civil?
alguien podria decirme?

Responder

Respuestas

1.

GuillermoGS1 de mayo de
2017, 20:07

De Colombia

Respuestas

Responder

Responder

6.

Mary30 de octubre de 2017, 10:16

Quisiera un modelo de demanda de


la extinción de la obligación pero
que no sea de alimentos para poder
entender mejor

Responder
Respuestas

Responder

7.

Unknown22 de enero de 2018, 6:37

Oferta de préstamo al 2% de interés

Si necesita ayuda financiera, no


dude en contactarnos.
sábado, 25 de junio de 2011

Tabla comparativa: Novación, remisión y confusión.


Novación Remisión Confusión
Definición Acreedor y Deudor Se extingue obligación Acreedor y Deudor recae
extinguen obligación crediticia total o sobre la misma persona,
pendiente y la parcialmente, pero el por lo tanto se extingue
sustituyen con nueva acreedor manifiesta su la obligación.
obligación. voluntad de no recibir
nada a cambio.

Clases Objetiva: sin Parcial: Perdonar Total o Parcial. Propia: se


intervención de tercero parcialmente la deuda. confunden deudor y
(se cambia objeto o Impropia: sobre los acreedor. Impropia: se
causa). Subjetiva: elementos accidentales confunden fiador o
nuevo deudor. (fiador o garantía real). Sin garante con acreedor.
animus donandi:
insolvencia deudor.
Presuntiva: devolución
documento de obligación o
el objeto de la garantía.
Elementos Animus Novandi Animus donandi

Se extingue obligación Se extingue obligación. No se extingue obligación


y nace una nueva. sino que solo libera al
deudor del cumplimiento.

Periodo Se realiza cuando esta vigente el plazo, cuando se vence o posterior.


Si obligación nueva es
nula, subsiste
obligación antigua.

No se satisface el interés del acreedor.


Se extinguen Si se extingue obligación
obligaciones principal se extinguen
accesorias. accesorias, pero también
se puede efectuar la
remisión sobre solamente
las garantías.

Puede darse sin Necesario el Al ser deudor y acreedor


consentimiento del consentimiento del la misma persona, no es
deudor. deudor. necesario ningún
consentimiento.

Publicado por Laura en 23:17

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest

Ejemplo, "A" se obligue originalmente a


vender a "B" un automóvil nuevo, pero luego
acuerden que "A" venderá el mismo vehículo
pero cuando tenga 20,000 kms. de recorrido,
de modo que conforme a la nueva obligación
en rigor la venta sería de un automóvil
usado, solo que dicho bien es el mismo
objeto de la prestación original, lo que
ocurre es que se entregará en condiciones
distintas, según lo estipulado en la nueva
obligación. Cabe aclarar que si la voluntad
de novar es manifiesta, en este supuesto
hay sin duda novación, pues se ha alterado
un elemento sustancial que respecta al
objeto de la prestación.

(el estado del bien); es decir, no se trata de


un caso de no considerado como
novación ,ya que el cambio no es accesorio.
De otro lado, la novación objetiva por
cambio de título se da cuando se modifica la
fuente (causa fuente) de la cual emana la
obligación. Aquí las partes siguen estando
obligadas (claro que luego de haber
sustituido la relación obligatoria), pero por
una razón distinta a la original.
Por ejemplo, si "A" se obliga originalmente a
vender a "B" el inmueble "X", y luego las
partes convienen, en una nueva obligación,
que "A" ya no venda el inmueble, sino que
se lo entregue a "B" a título de
arrendamiento. El inmueble(objeto de la
prestación es el mismo), la prestación (dar)
es la misma; lo que cambia es el título de la
entrega (propiedad por posesión y uso).O
también si "A" se obliga, a título de venta, a
dar a "B" un cuadro "X" pintado por un
tercero; y luego se conviene que "A" pintará
el cuadro (se modifica el título,
compraventa por obra; la prestación, dar por
hacer; e incluso el objeto de la prestación,
un cuadro por otro, ya que al pintarlo "A" el
cuadro no será el mismo que originalmente
se pensaba entregar pintado por un tercero.
O si "A "debía dar en préstamo de uso una
computadora a "B", pero luego se nova la
obligación estableciéndose que "A" dé en
arrendamiento una impresora (aquí hay
cambio de título y de objeto de la
prestación).Así, por ejemplo, si "A" se obligó
originalmente a entregar en venta un
vehículo nuevo a "B", y luego ambas partes
convienen que, en virtud de la novación, el
objeto sobre el que recaerá la prestación de
dar ya no será el vehículo nuevo sino otro
vehículo ya usado. O si "A" se obligó a hacer
el servicio de mantenimiento y limpieza de
la casa de "B", y luego se conviene que
dicho servicio se haga en la oficina de "B".
O finalmente, si "A" se obliga a no vender en
la zona norte de la ciudad los mismos
productos que comercializa "B", y luego las
partes convienen que la abstención sea en
la zona sur de la ciudad.

También podría gustarte