Está en la página 1de 1

El reportaje televisivo, según el profesor Edgar Fernández, es todo “relato periodístico

esencialmente informativo, libre en cuanto a tema, objetivo en cuanto al modo y redactado


preferentemente en estilo directo, en el que se da cuenta de un hecho o suceso de interés
actual o humano”.

“Los reportajes son frutos de una cuidadosa investigación. En esa misión, el periodista debe
bucear en muchos lugares, hablar con personas, enterarse de cosas que han podido ser
ocultadas. Debe recolectar el mayor número posible de datos para, con esa herramienta y una
vez seleccionada, dar forma a la información. Si la información conseguida es confidencial, la
exclusiva de la misma otorgará al reportaje gran clase, superior si cuenta con un material
gráfico de calidad”.

El reportaje se caracteriza por:

 Debe estar basado en un tema actual, preferiblemente de algún hecho noticioso.


 Presenta a la noticia desde el ángulo de sus últimas causas.
 Se basa en la investigación.
 Se apoya en las entrevistas.
 Es el género más completo del estilo informativo.
 Es un género donde se trabaja de forma, creativa, personal y libre.

Entonces, se puede finalizar este punto definiendo el término reportaje como:

Un género periodístico, del estilo informativo, en el cual se tienen que tratar temas de
actualidad o noticiosos, estableciendo nuevos datos que parecían no existir. Es rico en cuanto
la flexibilidad de su formato. La investigación, entrevista, narración y descripción son
fundamentales en su constitución.

El reportaje televisivo: se basa en el testimonio directo de acciones espontáneas que explica


con imágenes, palabras y sonidos, y desde una perspectiva actual, historias vividas por
personas relacionándolas con su contexto, narran los acontecimientos vividos por las personas
contadas por ellos mismos.

En cuanto a su estructura, el reportaje se presenta como algo confuso capaz de integrar


cualquier posibilidad narrativa (se puede intercalar el lead de una noticia con una entrevista o
declaraciones acotadas) en el que no caben valoraciones personales. La entrevista y la
encuesta se utilizan como elementos auxiliares en lo que a explicación de hechos se refiere: no
se trata de entrevistas íntegras, sino de fragmentos que interesen a la narración de lo que se
trae a la pantalla.

En el caso de la televisión, se dice que algo es un reportaje cuando se trata de una información
elaborada con datos que se salpican de declaraciones de una o varias personas.