Está en la página 1de 11

ESCUELA NAVAL DE SUBOFICIALES ARC

BARRANQUILLA
PROGRAMA DE ELECTROMECANICA
FUNDAMENTOS DE ELECTROMECANICA

TRABAJO GRUPAL

AULA: BRAVO FECHA: 14/11/19

INSTRUCTOR: JT CARDENAS

INTEGRANTES:

1) GTE1 CASTRO BEDOYA


2) GTE1 CARVAJAL RAMOS
3) GTE1 CERQUERA JULIAN
1) ¿Qué es la refrigeración?
La refrigeración es un proceso que consiste en bajar o mantener el nivel de calor
de un cuerpo o un espacio. Considerando que realmente el frío no existe y que
debe hablarse de mayor o menor cantidad de calor o de mayor o menor nivel
térmico (nivel que se mide con la temperatura), refrigerar es un proceso
termodinámico en el que se extrae calor del objeto considerado (reduciendo su
nivel térmico), y se lleva a otro lugar capaz de admitir esa energía térmica sin
problemas o con muy pocos problemas. Los fluidos utilizados para llevar la
energía calorífica de un espacio a otro, son llamados refrigerantes.

2) Realice una breve reseña histórica del desarrollo de la refrigeración,


como proceso para el control de la temperatura hasta nuestros días?
Cuando hablamos de refrigeración nos vienen a la cabeza potentes máquinas
de frío que refrigeran los alimentos en un breve periodo de tiempo. Pero lo cierto
es que la práctica de la refrigeración se lleva realizando desde tiempos
inmemorables.

Ya en la prehistoria el hombre se vio en la necesidad de almacenar los alimentos


en cuevas frías o en la nieve para así tener reservas.

A lo largo de la historia hemos podido ver su evolución hasta llegar a los equipos


de refrigeración que disponemos hoy en día:

LA REFRIGERACIÓN EN LA ANTIGUA GRECIA E IMPERIO ROMANO


Los griegos y romanos solían amontonar nieve en hoyos cavados en la
tierra que eran aislados con paja y ramas. La nieve se convertía en hielo y se
utilizaba en las épocas de más calor. Esta práctica se extendió por el Mediterráneo
donde se siguió utilizando en las zonas más rurales hasta el siglo XX.

LA REFRIGERACIÓN EN EL ANTIGUO EGIPTO:


Los egipcios producían hielo llenando de agua vasijas poco profundas de
arcilla para después colocarlas sobre un lecho de paja durante la noche. La paja
impedía el paso del calor de la tierra a la vasijas y la poca profundidad de éstas
favorecía la pérdida de calor. Si el tiempo era frío y seco la pérdida de calor
formaba finas capas de hielo en la superficie.

LA REFRIGERACIÓN EN LA EDAD MEDIA:


En la India en el siglo IV y durante el periodo musulmán en la Península Ibérica
se empezaron a utilizar los primeros métodos artificiales mediante procesos
químicos. Mediante el uso de nitrato sódico y nitrato de potasio en el agua se
conseguía disminuir la temperatura.
En el siglo XVI Blas Villafranca, un médico español asentado en Roma se
dedicaba al enfriamiento del agua y el vino mediante mezclas refrigerantes pero
fue en 1607 cuando se descubrió que con una mezcla de agua con sal, el agua se
podía congelar.

LA REFRIGERACIÓN EN LA EDAD MODERNA:


Tras el descubrimiento anterior, numerosos científicos como Robert Boyle o
Philippe Laire empezaron a utilizar mezclas refrigerantes en los laboratorios.
Estos procesos permitieron experimentar a bajas temperaturas hasta que en 1715
mediante una mezcla de nieve y nitrato amónico, Fahrenheit estableció el cero de
su termómetro.
En 1748 Guillermo Cullen consiguió desarrollar el primer método de
refrigeración artificial que se conoce dejando el ether ethyl hervir al vacío
parcial. El farmacéutico y catedrático Antoine Baumé posteriormente formó hielo
artificial exponiendo ether al aire. Pocos años después Priestley descubrió las
propiedades termodinámicas del amoniaco y el dióxido de carbono como
refrigerantes.
 

LA REFRIGERACIÓN EN LA EDAD CONTEMPORÁNEA: En el siglo


XIX científicos como von Karsten, Hanneman, Pfandler y Brendel descubrieron
nuevos métodos que permitían disminuir la temperatura hasta los -20ºC. Estos
métodos sin embargo, eran discontinuos y de capacidad limitada.

Finalmente llega la refrigeración mecánica. Este tipo de refrigeración se basaba


en la expansión de un fluido mediante su evaporación. Aunque los primeros
intentos fueron por evaporación de un líquido, en 1805 Oliver Evans diseñó
la primera máquina de refrigeración utilizando vapor en lugar de líquido. Pero
no fue hasta 1842 cuando el americano John Gorrie diseñó una máquina para
refrescar habitaciones de pacientes de fiebre amarilla. El aparato se basaba en el
principio de comprimir un gas que lo enfría a través de bobinas de radiación y
después ampliarlo para bajar la temperatura.

En 1856 el australiano James Harrison, basándose en los refrigeradores de


Gorrie, introdujo la refrigeración de compresión a vapor en las industrias
cerveceras, que a día de hoy sigue siendo utilizada.
A partir de entonces la maquinaria de refrigeración empieza a despegar a un
ritmo vertiginoso. En 1859 Ferdinand Carré diseña un sistema más complejo con
amoniaco. A partir de entonces surge el transporte refrigerado.
 

Todas las investigaciones y experimentos realizados sobre la refrigeración a lo


largo de la historia nos llevan a los equipos actuales: equipos de refrigeración
potentes compuestos por un compresor, un condensador, un dispositivo de
extensión (válvula, motor, turbina, …) y un evaporador.

3) ¿Qué es la termodinámica, y cuántos y cuáles son sus leyes?


La Termodinámica es la rama de la física que describe los estados del equilibrio a través
de la energía interna y volumen, también de magnitudes de temperatura y presión que
son derivados del volumen y la energía interna.

La termodinámica trata acerca de la transformación de energía térmica en energía mecánica y


el proceso inverso, la conversión del trabajo en calor, pues casi toda la energía disponibles de
la materia prima se libera en forma de calor resulta fácil advertir por que la termodinámica
tiene un papel demasiado importante en la ciencia y la tecnología

Primera Ley de la Termodinámica: El título de esta ley es “Ley de la Conservación


de la Energía”, pues dicta que, en cualquier sistema físico aislado de su entorno, la
cantidad total de energía será siempre la misma, a pesar de que pueda
transformarse de una forma de energía a otras diferentes. O dicho en otras palabras: “La
energía no puede crearse ni destruirse, sólo transformarse”.

De ese modo, al suministrar una cantidad determinada de calor (Q) a un sistema físico, su
cantidad total de energía podrá calcularse hallando la diferencia del incremento de su
energía interna (ΔU) más el trabajo (W) efectuado por el sistema sobre sus alrededores.
O expresado en una fórmula: Q = ΔU + W, o también: ΔU = Q – W, lo cual
significa que la diferencia entre la energía del sistema y el trabajo efectuado será siempre
desprendida del sistema como energía calórica (calor).

Para ejemplificar esta ley, imaginemos el motor de un avión. Se trata de un


sistema termodinámico al cual ingresa combustible que, reaccionando con el oxígeno
del aire y la chispa que genera la combustión, libera una cantidad importante de calor y de
trabajo. Este último es, precisamente, el movimiento que empuja al avión hacia adelante.
Entonces: si pudiéramos medir la cantidad de combustible consumido, la cantidad de
trabajo (movimiento) y la cantidad de calor liberado, podríamos calcular la energía total
del sistema y concluir que la energía en el motor se mantuvo constante durante el vuelo:
ni se creó ni se destruyó energía, sino que se la hizo cambiar de energía química a energía
calórica y energía cinética (movimiento, o sea, trabajo).

Segunda Ley de la Termodinámica: Este segundo principio, llamado a


veces Ley de la Entropía, puede resumirse en que “la cantidad de entropía en el
universo tiende a incrementarse en el tiempo”. Eso significa que el grado de
desorden de los sistemas aumenta una vez que hayan alcanzado el punto de equilibrio,
por lo que dado el tiempo suficiente, todos los sistemas tenderán eventualmente al
desequilibrio.

Esta ley explica la irreversibilidad de los fenómenos físicos, o sea, el hecho de que una
vez quemado un papel, no pueda hacérselo volver a su forma original. Y además,
introduce la función de estado entropía (representada como S), que en el caso de los
sistemas físicos representa el grado de desorden, es decir, su inevitable pérdida de
energía. Por ende, la entropía se vincula al grado de energía no utilizable por un sistema,
que se pierde hacia el medio ambiente. Sobre todo si se trata de un cambio de un estado
de equilibrio A un estado de equilibrio B: este último tendrá más alto grado de entropía
que el primero. La formulación de esta ley establece que el cambio en la entropía (dS)
será siempre igual o mayor a la transferencia de calor (Q), dividido por la
temperatura (T) del sistema. O sea, que dS ≥ δQ / T.

Ejemplo, basta con quemar una cantidad determinada de materia y luego juntar las
cenizas resultantes. Al pesarlas, comprobaremos que es menos materia que en su estado
inicial. ¿Por qué? Porque parte de la materia se convirtió en gases irrecuperables que
tienden a la dispersión y el desorden, o sea, que se extravían en el proceso.

Por eso no puede revertirse esta reacción.

Tercera Ley de la Termodinámica: Este principio atañe a la temperatura y el


enfriamiento, planteando que la entropía de un sistema que sea llevado al cero
absoluto, será una constante definida. Dicho en otras palabras:

 Al llegar al cero absoluto (0 K), los procesos de los sistemas físicos se detienen.
 Al llegar al cero absoluto (0 K), la entropía poseerá un valor mínimo constante.

Resulta difícil alcanzar cotidianamente el llamado cero absolutos (-273,15 ° C),


como para dar un ejemplo sencillo de esta ley. Pero podemos equipararla a lo que ocurre
en nuestro congelador: los alimentos que depositemos allí se enfriarán tanto y a
temperaturas tan bajas, que se enlentecerán o incluso detendrán los procesos bioquímicos
en su interior. Esta es la razón de que se retarde su descomposición y dure mucho más
tiempo apta para su consumo.

Ley “cero” de la Termodinámica: La “ley cero” se conoce con ese


nombre porque aunque fue la última en postularse, establece preceptos básicos y
fundamentales respecto de las otras tres. Pero en realidad su nombre es Ley del
Equilibrio Térmico. Este principio dicta que: “Si dos sistemas están en equilibrio térmico de
forma independiente con un tercer sistema, deben estar también en equilibrio térmico
entre sí”. Es algo que puede expresarse lógicamente del siguiente modo: si A = C y B = C,
entonces A= B.
Dicho más simplemente, esta ley nos permite establecer el principio de la
temperatura, a partir de la comparación de la energía térmica de dos cuerpos distintos:
si se encuentran en equilibrio térmico entre sí, entonces tendrán necesariamente la misma
temperatura. Y, por ende, si ambos se hallan en equilibrio térmico con un tercer sistema,
entonces lo estarán también entre sí.

Los ejemplos cotidianos de esta ley son fáciles de hallar. Cuando nos metemos al agua
fría o caliente, notaremos la diferencia de temperatura sólo un tiempo, ya que
nuestro cuerpo luego entrará en equilibrio térmico con el agua y no notaremos más la
diferencia. También ocurre cuando entramos a una habitación calurosa o fría: notaremos
la temperatura inicialmente, pero luego dejaremos de percibir la diferencia pues
entraremos en equilibrio térmico con ella.

4) ¿Describa las formas de transferencia de calor? Existen tres


formas de transferencia de calor: conducción, convección y radiación. En
nuestro día a día presenciamos estas tres diferentes formas
de transmisión de calor, ya que hacemos uso de ellas al calentar la casa, cocinar
lo alimentos, tomar el sol…

Conocer con exactitud la diferencia entre las tres es importante tanto para
comprender correctamente el funcionamiento de los sistemas de calefacción como
el de algunas energías renovables.

1. Conducción: El calor por conducción se produce cuando dos objetos a


diferentes temperaturas entran en contacto. El calor fluirá a través del objeto de
mayor temperatura hacia el de menor buscando alcanzar el equilibrio térmico
(ambos objetos a la misma temperatura).

Un ejemplo lo tenemos a la hora de cocinar. Cuando estamos cocinando en una


sartén, si se nos ocurre dejar un cubierto metálico apoyado en el borde, al cogerlo
notaremos que se ha calentado (incluso puede que nos quememos). El calor se ha
transferido de la sartén al cubierto por conducción.

2. Convección: La transmisión de calor por convección tiene lugar en líquidos


y gases. Ésta se produce cuando las partes más calientes de un fluido
ascienden hacia las zonas más frías, generando de esta manera una circulación
continua del fluido (corriente convectiva) y transmitiendo así el calor hacía las
zonas frías.
Los líquidos y gases, al aumentar de temperatura disminuyen de densidad,
provocando la ascensión. El hueco dejado por el fluido caliente lo ocupa el fluido
más frío (de mayor densidad).

Un error común suele ser pensar que un radiador calienta por radiación. Esto no
es así. El radiador calienta el aire que está en contacto con él y éste asciende
creando un flujo de aire de manera que se acaba distribuyendo por toda la
estancia. Esto sería por lo tanto calor por convección natural.
En el caso de un calefactor que incorpora un ventilador sería convección
forzada. El ventilador fuerza el flujo de aire.

3. Radiación: La transferencia de calor por radiación no necesita el contacto de la


fuente de calor con el objeto que se desea calentar. A diferencia de la conducción
y convección, no precisa de materia para calentar.
El calor es emitido por un cuerpo debido a su temperatura. Para este caso
podemos tomar como ejemplo el sol. El calor que nos llega del sol viaja por el
espacio vacío y calienta la superficie de la Tierra.
De entre todas las energías renovables es la energía solar la que más aprovecha
la radiación, pero en concreto la energía solar térmica juega con estas formas de
transferencia de calor. Los tubos por los que transportan el agua están al vacío, de
manera que todo el calor lo capta mediante radiación y evitan todas las pérdidas
que se producirían por convección

Resumen
Las tres formas de transmisión de calor se pueden resumir en la siguiente imagen:
¿Serías capaz de identificar las tres formas de transmisión de calor? Intenta
identificar en la imagen la diferencia entre conducción, convección y radiación y
cuando creas que lo tengas mira la lista que hay a continuación.
 
Las formas de transferencia de calor de la imagen:
 Conducción: El calor que se transmite a través de la cuchara metálica.
 Convección: El flujo del café dentro de la taza.
 Radiación: La foto en sí. Al ser una imagen térmica tomada con una cámara
termográfica capta el calor emitido por radiación de los cuerpos.
Son tres formas totalmente diferentes de transferencia de calor, pero a veces por
confusión o por mal uso del lenguaje pueden surgir dudas.

5) ¿Describa las etapas del ciclo básico de


refrigeración, incluyendo un dibujo o grafico que
refuerce la información dada?
Hay 4 componentes: el evaporador, el compresor, el condensador y la válvula de
expansión o regulador. Y en base a ellos, se realiza el ciclo en 4 etapas:

 EXPANSIÓN – El refrigerante en estado líquido, a alta temperatura y alta


presión, fluye a través del regulador hacia el evaporador. La presión del líquido
se reduce a la presión del evaporador cuando el líquido pasa por el regulador,
de tal forma que la temperatura de saturación del refrigerante entra en el
evaporador y será en este lugar donde disminuirá su temperatura para
enfriarse. Una parte del líquido se evapora al pasar por el regulador con el fin
de reducir la temperatura del refrigerante líquido hasta la temperatura de
evaporización.
 EVAPORIZACIÓN – En el evaporador el líquido se evapora a una temperatura
y presión constante gracias al calor latente suministrado por el refrigerante. La
presión se mantiene constante a pesar de que la temperatura del vapor
aumenta debido al sobrecalentamiento. El refrigerante se evapora
completamente en el evaporador.
 COMPRESIÓN – Por la acción del compresor, el vapor resultante de la
evaporación es aspirado por el evaporador hasta la entrada del compresor. La
temperatura y la presión del vapor en el compresor aumentará debido a la
propia compresión. El vapor de alta temperatura y alta presión se descarga del
compresor en la línea de descarga.
 CONDENSACIÓN – El vapor fluye por la línea de descarga hacia el
condensador donde libera el calor hacia el exterior. Cuando el vapor libera su calor
hacia el aire más frío, su temperatura se reduce a la nueva temperatura de
saturación correspondiente a la nueva presión y el vapor se condensa, volviendo
al estado líquido. Antes de que el refrigerante alcance el fondo del condensador se
condensa todo el vapor y se enfría. El líquido enfriado llega al regulador y está
listo para comenzar un nuevo ciclo de refrigeración.

En resumen, el ciclo de refrigeración hace que la unidad interior de un equipo de


climatización extraiga calor del ambiente y lo libere posteriormente a través de la
unidad exterior. La unidad interior distribuirá de manera uniforme el aire frío en el
ambiente, lo que evita las desagradables corrientes de aire frío y garantiza que la
estancia permanezca fresca y confortable.

La calidad de cada uno de los 4 componentes influirá directamente en la


optimización de todo el proceso. Esta apuesta por la fabricación de calidad es uno
de los ejes de Kosner y por eso, nos permitimos poder ofrecer 5 años de garantía
en un elemento tan importante como es el compresor.

6) ¿Describa las características técnicas, estructurales, y


de funcionamiento de los principales componentes de un
sistema de refrigeración? Haga especial énfasis, en el
compresor, la válvula de expansión, el condensador y el
evaporador
El compresor
Mueve el refrigerante en estado gaseoso y lo comprime para elevar la presión y la
temperatura.
Dependiendo el tipo de proyecto, estos son algunos de los compresores más
usados en la industria:
 

COMPRESORES DE PISTÓN
Los compresores de pistón semi-herméticos y compactos son universales y aptos
para muchos refrigerantes.

COMPRESORES HELICOIDALES
Compresores para refrigeración industrial y aire acondicionado. Tecnología con énfasis en
ahorro de energía, eficiencia energética y sustentable.

COMPRESORES DE TORNILLO
Los compresores de tornillo están diseñados para aplicaciones comerciales e industriales,
son aptos para refrigerantes HCFC/CFC y ofrecen una eficiente regulación de la potencia.
COMPRESORES SCROLL
Constan de dos scrolls por donde el refrigerante es comprimido: scroll fijo y
scroll orbitante.
El scroll fijo está unido al cuerpo del compresor. El scroll orbitante está acoplado al
cigüeñal y gira en órbita en lugar de rotar. El movimiento orbitante crea una serie
de bolsillos de gas refrigerante que se desplazan entre ambos scrolls aumentando
la presión sobre el mismo. 

COMPRESORES HERMÉTICOS
Los compresores herméticos tienen amplia aceptación y se han convertido en un
clásico de la industria con su amplia variedad de aplicaciones para sistemas de
aire acondicionado, bombas de calor y refrigeración.

COMPRESORES SEMI -HERMÉTICOS


Los compresores semi- herméticos son para sistemas que requieren un
rendimiento a alta temperatura, incluso en condiciones a bajas temperaturas de
evaporación de hasta -4,5 °C (-40°F).