Está en la página 1de 6

FICHA DE IDENTIFICACIÓN DE TRABAJO MONOGRÁFICO

Asignatura: Cardiología
Docente: Dr. Miguel Francisco Herrera Balderrama
Título: Cardiopatía Chagásica Crónica
Autor: Maccapa Chanca John

Código de estudiante: 51543

Carrera: Medicina Humana


Grupo: A
Periodo Académico: I – 2020
Fecha: 12/06/20

Subsede: La Paz
Copyright © (2020) por (John). Todos los derechos reservados.

TABLA DE CONTENIDO
Pág.
CARDIOPATÍA CHAGÁSICA CRÓNICA.......................................................................................................3
1. DEFICION.....................................................................................................................................3
2. ETIOLOGÍA...................................................................................................................................3
3. MANIFESTACIONES CLÍNICAS......................................................................................................3
4. HALLAZGOS DE SIGNOS POR ECOCARDIOGRAFÍA.......................................................................3
5. FASES Y ESTADIOS DE LA CARDIOPATIA CHAGASICA CRONICA...................................................4
6. COMPLICACIONES.......................................................................................................................4
7. DIAGNOSTICO..............................................................................................................................5
8. TRATAMIENTO.............................................................................................................................5
BIBLIOGRAFÍA......................................................................................................................................6

CARDIOPATÍA CHAGÁSICA CRÓNICA


1. DEFICION
La enfermedad de Chagas es una patología infecciosa producida por el parásito protozoario
Trypanosoma cruzi. También conocida como Tripanosomiasis americana, es la tercera parasitosis más
común a nivel mundial, por detrás de la malaria y la esquistosomiasis. La fase aguda inicial dura entre
30 a 90 días y la fase crónica tiene una duración aproximada de 10 a 30 años y entre el 30 y el 40 %,
se desarrollará síntomas clínicos varios años después de la exposición inicial.
2. ETIOLOGÍA
T. cruzi es transmitido principalmente por las heces infectadas de un vector a través de una picadura
o a través de las mucosas del huésped. Otras vías de transmisión son las transfusiones, trasplante de
órganos o médula ósea, o congénita. El principal vector es Triatoma dimidiata, un insecto hematófago
de la subfamilia Triatominae. Posterior a la transmisión del parásito por el vector el periodo de
incubación es de 1 a 2 semanas.
3. MANIFESTACIONES CLÍNICAS
FASE CRÓNICA (20-30%)
Miocardiopatía (27%)
- Bradiarritmias o taquicardias: Palpitaciones, sincope, presíncope, lipotimia.
- Insuficiencia cardiaca: Disnea de esfuerzo, dolor en hipocondrio derecho (por congestión hepática),
síntomas de congestión pulmonar (Ortópnea y disnea paroxística nocturna).
- Fenómenos tromboembólicos venosos y sistémicos: Embolias pulmonares o sistémicos, accidente
Puede durar años o décadas

vascular cerebral.
- Alteraciones microvasculares (o esofágicas): Dolor precordial o retroesternal.
Cardiológicos: disnea, mareos, síncope, palpitaciones, edemas de miembros inferiores,
dolor precordial, síntomas de déficit motor, etc.
anamnesis Digestivos: disfagia, regurgitación, ardor retroesternal, constipación persistente y
prolongada, antecedentes de fecaloma. (daño de neuronas intramurales, que afecta al
esófago, colon o ambos) (6%)
Signos de insuficiencia cardíaca:hipotensión arterial, ingurgitación yugular, hepatomegalia,
tercer ruido cardiaco con ritmo de galope, edemas periféricos, crepitantes bibasales, etc.
Examen Arritmias: pulso irregular y/o bradicardia persistentes.
Físico
Megacolon: palpación abdominal.
Alteraciones Neurológicos (3%)
Formas Mixtas de las dos primeras principalmente (miocardiopatías y megaesófago)
4. HALLAZGOS DE SIGNOS POR ECOCARDIOGRAFÍA
La ecocardiografía es una técnica incruenta de amplia difusión, y muy útil para valorar la función
ventricular, todo paciente con Enfermedad de Chagas es candidato a la realización de un
ecocardiograma basal.
- Disfunción diastólica (alteración en su - Agrandamiento de cavidades (31%)
relajación) (47.3%) - Alteración de la relajación ventricular
- Dilatación de cavidades (42.1%) (27%)

Para la realización del ecocardiograma son útiles las siguientes recomendaciones:


A) Se aconseja realizar un estudio ecocardiográfico transtorácico convencional, siguiendo un sistema
específico:
a. Utilizar un transductor de alta frecuencia.
b. b. Realizar un corte transversal (para el análisis segmentario de la región inferoposterior),
otro apical de dos cámaras y cortes intermedios entre dos y cuatro cámaras, para detectar la
posible existencia de aneurismas apicales.
c. c. Se debe valorar con especial atención la región posteroinferior del ventrículo izquierdo (VI),
incluyendo el ápex cardiaco, en busca de hipocinesias o acinesias segmentarias y de
aneurismas apicales. Es frecuente observar además la presencia de hiperrefringencia y
adelgazamiento parietal, semejante a lo descrito en la cardiopatía isquémica, siendo éste un
sustrato para el desarrollo de arritmias ventriculares por reentrada.
d. Se recomienda prestar especial atención a la búsqueda de ecocontraste espontáneo y a la
existencia de trombos intracavitarios.
e. Valorar específicamente la función diastólica y la función del ventrículo derecho en todos los
pacientes con sospecha de cardiopatía chagásica. La alteración de la función diastólica del VI
ocurre de forma precoz en la enfermedad de Chagas, y su gravedad generalmente se
correlaciona con el grado de disfunción sistólica.
f. El estudio transesofágico está indicado cuando la ventana transtorácica no permite valorar las
cavidades izquierdas.
5. FASES Y ESTADIOS DE LA CARDIOPATIA CHAGASICA CRONICA
La fase aguda se da en 5% de los infectados, con duración de 2 a 3 semanas y ocasionalmente hasta
cuatro meses; los síntomas inician alrededor de 10 días después de la infección y en los casos de
transmisión por transfusión sanguínea aparecen entre 20 y 40 días.
La fase crónica asintomática o indeterminada, dura entre 5, 10 y hasta 20 años

6.
COMPLICACIONES
 Alteraciones cardiacas (forma cardiaca) (20-30%)
 Alteraciones digestivas (forma digestiva) o ambas (forma mixta) ( un 10% ).
 Forma neurológica, arritmias ventriculares, insuficiencia cardíaca congestiva,
tromboembolismo pulmonar y bloqueo auriculoventricular completo (< 5%).
Cuando el daño miocárdico es grave, se manifiesta como una disfunción miocárdica, que puede ser
segmentaria o global.
7. DIAGNOSTICO
La resonancia magnética (RM) cardíaca es el examen de elección para evaluar el corazón en los
pacientes con enfermedad de Chagas.
El diagnóstico se confirma al demostrar la respuesta inmunológica del huésped frente al parásito; se
debe obtener reactividad al menos en dos técnicas serológicas de distinto principio; ambas pruebas
deben realizarse con la misma muestra de suero y utilizar, por lo menos, una de las pruebas
consideradas de mayor sensibilidad como ELISA (enzyme linked immuno sorbent asssay) o IFI
(inmunofluorescencia indirecta). En síntesis, se basa en la coexistencia de dos criterios:

Estudio Holter
En el caso del Estudio Holter (EH) de 24 horas, se recomienda su realización en pacientes con (24):
- Síntomas sugestivos de arritmia cardíaca (síncope, presíncope o palpitaciones).
- Presencia de determinadas arritmias cardíacas en el ECG, como bradiarritmias sinusales (con
frecuencia cardíaca media inferior a 40 lpm y/o pausas sinusales prolongadas), bloqueos
auriculoventriculares de segundo grado y extrasístoles ventriculares frecuentes y/o con formas
repetitivas (salvas). El Holter de 24 horas permitirá establecer la posible relación de los síntomas
con una arritmia, identificar a los pacientes en riesgo de muerte súbita y evaluar la presencia de
disfunción autonómica.
8. TRATAMIENTO
Con relación al tratamiento farmacológico, este incluyó el uso de nitroglicerina endovenosa (0,3-0,5
ug/Kg/min) o sublingual (0,4 a 0,6 mg) cada 5 a 10 minutos, furosemida endovenosa 40 mg; enalapril
por vía oral en dosis de 2,5 mg diarios o mayor en dependencia de que las cifras de tensión arterial
del enfermo alcancen valores normales o no y digoxina (0,25-0,5 mg/día). En un paciente que no
respondió al tratamiento antes descrito, se utilizó amrinona 0,37-0,75 mcg/Kg/min.
Actualmente sólo existen dos antiparasitarios específicos aprobados para el tratamiento, que son el
Benznidazol y el Nifurtimox.
BIBLIOGRAFÍA
- Kevin D. Hine Chavez, Rebeca Zumbado Vasquez, Valeria Castro Corrales; (mayo 2019),
“Enfermedad de chagas: afección cardiaca”, Vol.4, Num: 5. pag: 101 – 110.

- ENFERMEDAD DE CHAGAS GUÍA PARA LA ATENCIÓN AL PACIENTE INFECTADO CON Trypanosoma


cruzi. Julio de 2018 (Actualización de Pautas por Resoluciones 461/2019 y 569/2019). Ministerio
de Salud de Argentina.

- Julieta Rojo Medina, Cuitláhuac Ruiz Matus, Paz María Salazar Schettino, Jesús Felipe González
Roldán, “Enfermedad de Chagas en México”, Gac. Med. Mex. 2018; Rev. 154, Pag :605-612

- Laura Isabel Jaramillo Jaramillo, Camilo Ruiz Mejía, Lina María Martínez Sánchez, Sebastian Vera
Henao, “Enfermedad de Chagas: una mirada alternativa al tratamiento”, Revista Cubana de
Medicina Tropical. 2017; Rev. 69 N° 2.

- Eduard M. Diaz Cardozo, Orfa Y. Motta Quimbaya, German Giraldo Bahamon y colaboradores,
“Hallazgos clínicos, ecocardiográficos y electrocardiográficos en donantes de sangre
seropositivos para Trypanosoma cruzi en un centro de referencia del sur de Colombia”, Acta
méd. Peru vol.34 no.3 Lima jul-set. 2017.