Está en la página 1de 2

Protocolo sanitario de las actividades mineras, de hidrocarburos y electricidad

para la implementación de medidas de prevención y respuesta frente al COVID-19


El pasado miércoles 06 de mayo, el Ministerio de Energía y Minas (MINEM) publicó la
Resolución Ministerial N° 128-2020-MINEM/DM, que aprueba el “Protocolo para implementar
medidas de prevención y respuesta frente al COVID-19 en las actividades mineras, de
hidrocarburos y electricidad”, documento técnico que contiene las medidas sanitarias mínimas
para garantizar la seguridad y salud en el trabajo, que las empresas de estos rubros deberán
tener en cuenta para elaborar, implementar y presentar a registro ante el MINSA, sus Planes de
Vigilancia, Prevención y Control del COVID-19 en el Trabajo, en forma previa a la reanudación
de labores, medidas que esencialmente buscan prevenir el contagio de dicha enfermedad
durante el desarrollo de sus actividades operativas. Aquellas empresas que ya se encuentren
operando, deberán adecuar sus planes y protocolos a lo dispuesto en esta norma.

Este Protocolo es de aplicación a todos los empleadores, trabajadores y contratistas que


laboran o prestan servicios en todas las actividades de los subsectores Minería, Hidrocarburos
y Electricidad, a nivel nacional, incluyendo al Comité de Operación Económica del Sistema
Eléctrico Interconectado Nacional – COES.

Entre las principales medidas que deberán adoptarse, tenemos las siguientes:

4.4 EN LOS INCISOS A ASTA LA E MENCIONAN LS MEDIDAS DE PREVENCION Q SE DEBEN


GUARDAR PARA UN CUIDADO DENTRO DEL LUGAR TRABAJO

4.4 Difusión y comunicación de medidas preventivas, los empleadores deberán


proveer a los trabajadores la información general sobre los cuidados que deben tener
sobre el COVID-19, facilitando los medios y canales de comunicación para responder a
las inquietudes de los trabajadores.
a) Proporcionar al trabajador la información general con respecto a la protección que
debe guardar sobre el COVID – 19, a través de diferentes medios, incorporando carteles
en lugares visibles. Así también se deben disponer los medios para contestar a las
interrogantes de los trabajadores en relación al COVID-19
b) Difundir la importancia del lavado de manos e higiene respiratoria y distanciamiento
c) Efectuar campañas frecuentes en medidas de prevención de comunicación,
incurriendo principalmente en la importancia de comunicar tempranamente la presencia
de síntomas del COVID-19
d) Difundir el uso de las mascarillas, de forma obligatoria durante la jornada de trabajo.
e) Enseñar constantemente las medidas de prevención, para de esta forma evitar la
propagación del COVID-19 dentro del centro de trabajo, y en el hogar.
5 Medidas de Aislamiento Temporal, evaluación de casos sospechosos o
confirmados
5.1 Zonas de aislamiento temporal, los empleadores deberán disponer o implementar
espacios aislados destinados para la recepción de personas para la evaluación de casos
sospechosos o confirmados por COVID-19. El aislamiento de pacientes confirmados en
el caso fuera con síntomas leves se realizará en lugares que cuenten con
establecimientos de salud que puedan responder a posibles complicaciones.
Una vez evaluado el paciente y en presunto caso de sospecha o confirmación de
COVID-19, el personal de salud procede de acuerdo a lo estipulado en el numeral
VI.2.2 del protocolo.
Con respecto al paciente fuera de la unidad, se efectúa a la brevedad en ambulancias
dispuestas para ese fin.
5.2 Reincorporación al trabajo del paciente diagnosticado con Covid 19, con
respecto al retorno de los trabajadores diagnosticados con COVID-19, se realizará en las
condiciones establecidas en el Documento Técnico aprobado por el Ministerio de
Salud2, para lo cual se requiere la alta epidemiológica: en los casos leves, los
trabajadores se reincorporan 14 días calendario después haber iniciado el aislamiento
domiciliario y en casos moderados o severos, 14 días calendario luego del alta clínica,
periodo puede variar según las evidencias que se tengan.
El profesional de salud en el trabajo debe contar con los datos del trabajador, para
efectos de efectuar un seguimiento clínico y evaluar las condiciones de reincorporación
al trabajo.