Está en la página 1de 2

Definiciones:

MILAGRO: En la Biblia el milagro no es simplemente una cosa imposible para las leyes
de la naturaleza que sucede por el poder de Dios. Mucho menos es sinónimo de magia.
Milagro es algo que nos llama la atención de tal modo que la gente abre los ojos hacia la
presencia de Dios en nuestra vida.1
PAN: Al igual que el vino, es el alimento primario que el hombre elabora. Contiene los
dos atributos esenciales: el fruto de la tierra y el trabajo del hombre. En los tiempos
bíblicos se hacía de harina de trigo o de cebada, amasándose en tortas finas cocidas en
brasas. Formó parte de la primera Pascua, en su versión ázima (sin fermento) y volvió a
simbolizar la nueva alianza que Cristo refrendó en la institución de la Eucaristía,
tomándolo como elemento simbólico del sacrificio de su cuerpo y el reparto del mismo
entre los creyentes como alimento esencial del espíritu. Cristo mismo se denomina pan
de vida como alimento elemental y primigenio para el espíritu y la vida eterna.2
Según el Catecismo de la Iglesia Católica: Los milagros de la multiplicación de los
panes, cuando el Señor dijo la bendición, partió y distribuyo los panes por medio de sus
discípulos para alimentar la multitud, prefiguran la sobreabundancia de este único pan
de su Eucaristía.3

La multiplicación de los panes en el Nuevo Testamento


La multiplicación de los panes y los peces, es uno de los milagros de Jesús,  quien con
una pequeña cantidad de panes y de peces como alimento, fue capaz de dar de comer a
toda una multitud.

El suceso está contado en dos ocasiones y  seis veces en los Evangelios: los cuatro
evangelistas describen la primera vez, en que cinco mil hombres son saciados con cinco
panes y dos peces; San Mateo Apóstol y San Marcos, además relatan la segunda en que
cuatro mil hombres se alimentan de siete panes y “unos pocos pescados”.

Este milagro tiene fuertes signos mesiánicos, proféticos y litúrgicos; al igual que el
episodio del camino hacia Emaús.

La Primera multiplicación de los panes puede apreciarse en cuatro textos “paralelos”,


escrito por cada uno de los cuatro evangelistas. En el Evangelio de San Mateo, está en el
capítulo 14, versículo 13 al 21. En el de San Marcos: capítulo 6, 30-44. En el de San
Lucas: capítulo 9, 10-17. Y en el de San Juan 6, 1-15..

1
Vocabulario de Teología Bíblica, León Dufour.
2
Vocabulario de Teología Bíblica, León Dufour.
3
Catecismo de la Iglesia Católica, 1335.
Antecedentes en el Antiguo Testamento

Como todos los signos de Jesús, éste fue profetizado y tiene un antecedente en el
Antiguo Testamento: se trata del profeta Eliseo, que también realizó una multiplicación
de panes, según narra el Segundo libro de los Reyes:

Este libro

Llegó un hombre de Baalsalisá trayendo al hombre de Dios el fruto de las primicias:


veinte panes de cebada y espigas nuevas en su alforja. Eliseo ordenó: Dáselo a la gente
para que coma. ” Su criado le contestó: ¿Cómo voy a dar de comer con esto a cien
hombres? Replicó Eliseo: Dáselo, porque el Señor dice: «Comerán y sobrará». Él se lo
sirvió, comieron y sobró, según La Palabra del Señor. (2 Re 4. 42-44)

Como vemos, la acción es muy similar a la escrita en los evangelios: alguien ofrece
unos pocos panes de cebada, se ordena a un discípulo que lo reparta, el discípulo hace
una objeción, se repite la orden, y finalmente todos reciben su alimento.

¿Cuál es la Buena Noticia en este milagro?

 El humanismo del Hijo de Dios. Es una historia de compasión.


 La iniciativa de alimentar a la muchedumbre es de Jesús. Nadie se lo pide.
 Pide la colaboración de los hombres: “Denles ustedes de comer”. Y comienza
con aquellos cinco panes y dos peces del muchacho.
 Es un milagro, fruto de la oración.
 Generosidad y abundancia. “Y fueron saciados” (v. 12). Pero sin derroche.
No se bota nada. Recogieron doce cestas de pedazos de pan de cebada (v. 13).
Es decir, una cesta por cada tribu de Israel.