Está en la página 1de 2

BOLETÍN

BOLETÍN
PSICOLABORAL
PSICOLABORAL

MANEJO DEL ESTRÉS LABORAL

La OIT, define el estrés laboral como una “enfermedad peligrosa para las economías industrializadas y en vías de
desarrollo, que perjudica a la producción, al afectar a la salud física y mental de los trabajadores”. Para la Health and
Safety Commission es la reacción de las personas a presiones excesivas. Para el National Institute for Occupational Safety
BOLETÍN
and Health (NIOSH), son las respuestas nocivas físicas y emocionales que se producen cuando las exigencias del trabajo
no se corresponden con las capacidades, recursos o necesidades del trabajador.
PSICOLABORAL
Por otra parte, Selye (1976) señala al estrés como un proceso que tiene diferentes etapas. En situaciones tensas las
personas pasan primero por una etapa de alarma, luego por una de resistencia y finalmente, cuando han consumido todos
sus recursos, sienten agotamiento. En la etapa de alarma las personas se enfrentan a un tensor o elemento causante de
estrés, es decir, a un aspecto de la situación que hace que suba la adrenalina y aumente la angustia. Si el tensor persiste,
las personas tratan de responder a él en la etapa de resistencia. Podrían atacar al tensor de forma directa o usarlo para
llenarse de energía y conseguir mayor productividad o creatividad. Si los tensores persisten y producen daños fisiológicos
se presentará el agotamiento.
La mayoría de los autores define el estrés laboral como un conjunto de reacciones físicas y mentales que sufre un
trabajador cuando se ve sometido a diversos factores externos que superan su capacidad para enfrentarse a ellos.
El estrés laboral se puede y se debe prevenir. Los riesgos no siempre se pueden evitar, pero siempre se debe actuar
preventivamente sobre ellos antes de que se manifiesten.

Síntomas frecuentes del estrés laboral:

 Cognitivos: Dificultad de concentración, confusión, olvidos, pensamiento menos efectivo, reducción de la capacidad
de solución de problemas y toma de decisiones, reducción de la capacidad de aprendizaje, pensamientos negativos,
miedo, inseguridad.
 Fisiológicos: Músculos contraídos, dolor de cabeza, problemas de espalda o cuello, malestar estomacal, fatiga,
palpitaciones, respiración agitada, aumento de la presión sanguínea, agotamiento, mayor riesgo de obesidad y de
problemas cardiovasculares.
 Emocionales: Ansiedad, miedo, irritabilidad, mal humor, frustración, agotamiento, impotencia, inseguridad,
desmotivación, intolerancia.
 Conductuales: Disminución de la productividad, cometer errores, reportarse enfermo, dificultades en el habla, risa
nerviosa, trato brusco en las relaciones sociales, llanto, apretar las mandíbulas, aumento del consumo de tabaco,
consumo de alcohol y otras sustancias.

Consecuencias del estrés laboral

 Consecuencias Cognitivas: Algunos estudios se han focalizado más en las consecuencias cognitivas que implican
problemas de memoria (lapsus y olvidos selectivos de información relacionada con el ámbito laboral), dificultad para
centrar la atención en temas laborales, problemas de concentración y un decremento en la capacidad para realizar
varias tareas a la vez (errores en la memoria de trabajo).
 Consecuencias Físicas: La persona a menudo se queja de insomnio, indicadores cardiovasculares anormales,
padecimiento de hipertensión y diabetes, problemas de tiroides, y en una gran mayoría, surge sintomatología de
enfermedades dermatológicas, así como dolores de cabeza y cefaleas tensionales.
 Consecuencias Emocionales: Labilidad emocional, ataques de pánico, ansiedad y sintomatología
depresiva.
A continuación, te brindamos algunos consejos para reducir el estrés:

 Establecer Buenas Relaciones con los Compañeros: Este es el factor determinante para poder
tolerar más o menos estrés. La red social, sentirse valorado por los compañeros, apoyado en los
momentos difíciles, sentirse entendido ante las dificultades, es la herramienta con la que contamos
los humanos más potentes para tolerar mejor lo que nos sobrepasa. Si estás pasando por una
situación de estrés laboral, lo primero que debes hacer es buscar un apoyo cercano para
poder compartir tu experiencia. Ya sea un compañero de trabajo, un amigo o un familiar, hablar con
otra persona te ayudará a sentirte menos solo.

 Organice y Organícese: Es necesario que se organice. Si lleva un equipo de personas, para trabajar
bien, las herramientas que usan para trabajar deben estar en condiciones, el espacio debe estar
ordenado, las cosas deben estar en su lugar. Valores como el cumplimiento de plazos, la puntualidad,
el orden, etc. son necesarios para trabajar bien.

 Delegue: Si usted está sobrecargado de tareas, una opción para tener una lista menos cargada es
delegar; pero piense en los otros también, si ellos están como usted, lo único que hará es cambiar el
problema de persona, pero el problema seguirá existiendo. Delegar es una herramienta que
contribuye al crecimiento organizativo, ayuda a la maduración y la adquisición de nuevos
aprendizajes.

 Ponga Límites: La asertividad es la herramienta que nos ayuda a nivel individual a combatir este
sentimiento incómodo. Expresar en el momento oportuno, a la persona indicada, en el contexto
adecuado y de una manera respetuosa. Una organización asertiva no guardará el malestar, la
incomodidad; genera una cultura en la que las cosas se pueden expresar de manera respetuosa.

 Relajación Progresiva de Jacobson: Conseguir un estado de relajación corporal y liberar la tensión


que el estrés nos hace acumular en nuestro cuerpo. La idea es trabajar con el propio cuerpo
tensando y destensando grupos de músculos durante pocos segundos.

 Desconecta del Trabajo: El trabajo es necesario para nuestra vida y es esencial para el bienestar o
cuando terminas tu jornada laboral te llevas el trabajo a casa, debes plantearte seriamente tomarte
un descanso. El descanso es sinónimo de bienestar, y, por tanto, el trabajo no debe comprometer tu
salud psicológica.

 Haz Ejercicio: El descanso es importante, pero también lo es tener hábitos saludables. Son muchas
las personas que practican ejercicio físico cuando salen del trabajo porque les ayuda a desconectar.
Los estudios científicos han demostrado que el ejercicio físico reduce los niveles de cortisol (que es
la hormona relacionada con el estrés), incrementa la producción de norepinefrina (noradrenalina),
un neurotransmisor que puede moderar la respuesta del cerebro al estrés, y produce endorfinas
o serotonina, que ayudan a mejorar el estado de ánimo.

Unidad de Riesgos del Trabajo

El GRUPO MAPFRE pone a disposición de sus clientes del SCTR, el SERVICIO GRATUITO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES, destinado a colaborar en el desarrollo de la gestión de prevención, asesorar en la adopción de medidas más
eficaces para la reducción de los riesgos profesionales y mejorar las condiciones de trabajo.