Está en la página 1de 111

FALLO Nº 17.

357
Mendoza, 10 de Junio de 2020.

VISTO en el Acuerdo de la fecha el Expte. Nº 309-A-2019, DIRECCIÓN


PROVINCIAL DE VIALIDAD – Anexo 30900119 por Juicio
Parcial de Cuentas, correspondiente al ejercicio 2019, del que

RESULTA:

1) Que estos autos fueron iniciados a fs. 20, de conformidad


con lo dispuesto en el art. 22, inc. d) de la Ley N° 1003 y modificatorias, en
virtud del Informe Especial elaborado por la Dirección de Cuentas
Descentralizadas II, que corre agregado a fs. 31/129, respecto de hechos
irregulares detectados en la revisión de expedientes de rendiciones de
fondo fijo correspondientes al CUC 880 División Tesorería.

2) Que el Contador Revisor que tuvo a su cargo el estudio de


la cuenta, oportunamente encomendado por el Tribunal, produce su
informe de juicio parcial, el que se encuentra agregado a fs. 258/360.

3) Que a fs. 361/466 vta., la Secretaría Relatora formula el


respectivo Pliego de Observaciones, aconsejando dar vista del mismo a los
cuentadantes a los fines de su contestación, ofrecimiento y producción de
las pruebas de descargo que pudieran corresponder (artículos 35, 37 y
concordantes de la Ley Nº 1003), en la medida de sus respectivas
intervenciones, bajo apercibimiento de ley; como así también solicitar al
ente cuentadante la remisión de elementos faltantes; lo que así se provee a
fs. 470 y 474/475, y se notifica según constancias de fs. 480/489 y
491/492.

4) Que a fs. 494/681 y 922/930 se acompañan descargos


presentados por los responsables.

5) Que a fs. 682/828 vta. se encuentra agregado informe


complementario de la Revisión, en tanto que a fs. 829 y vta. la Dirección
del Área presenta sus consideraciones respecto de ciertas observaciones.

6) Que a fs. 831/903 se agrega el dictamen final de Secretaria


Relatora, quedando las actuaciones en estado de resolver; y

1
CONSIDERANDO:

I. Que, de la auditoría efectuada en ejercicio de la función


fiscalizadora del Tribunal por la Dirección de Cuentas Descentralizadas II,
se detectaron hechos irregulares vinculados con rendiciones de Fondo Fijo
correspondientes al CUC 880, DPV División Tesorería, por el periodo
comprendido entre el 1/1/2019 y el 30/9/2019.
En el informe elaborado en virtud del examen realizado, la
Revisión dejó constancia que “... la auditoria respecto de los expedientes
detallados se ha realizado sobre los aspectos citados, con auxilio del
sistema SIDICO, sin que las observaciones efectuadas, obste a que en el
futuro se observen hechos o documentos sobre las mismas operaciones u
otras del mismo periodo analizado.
Asimismo, desde el ejercicio anterior es obligatorio por
Acuerdo N° 6413, la presentación de las rendiciones mensuales a través
del sistema GDE (Gestión Documental Electrónica), implementado por el
Decreto Provincial N° 1756/16, ratificado por Ley N° 8959 y prorrogado
al 31/12/2017 su aplicación por el Decreto N° 1075/17. A través de dicho
sistema se han verificado los expedientes observados, además de sus
correspondientes facturas en original, las cuales en algunos casos no
estuvieron disponibles...
Se expone como limitación al alcance la falta de
documentación en los expedientes revisados, ya sea por GDE o sus
originales. Además, se requirieron en varias oportunidades el pase de los
expedientes de GDE y el envío de los originales de la documentación
escaneada en los expedientes de GDE, la cual no fue puesta a disposición,
tal como se informa en las observaciones”.

Atento a lo informado por la Revisión, la Secretaría Relatora


formula el Pliego de Observaciones (fs. 361/466 vta.) en los siguientes
términos:
Observación 1. Irregularidades y deficiencias de control interno en
rendición Fondo Fijo de Tesorería. CUC 880.
Observación 2. Gastos efectuados que exceden los montos aprobados por
reglamentación.
Observación 3. Uso indebido de Fondos Afectados.
Observación 4. Anticipos rendidos de modo extemporáneo y sin
comprobantes de gastos que justifiquen su asignación y posterior
devolución de los fondos.
2
Observación 5. Irregularidades en consumo de combustibles.
Observación 6. Irregularidades en consumos en restaurantes y/o servicios
gastronómicos.
Observación 7. Irregularidades en la adquisición de obsequios.
Observación 8. Irregularidades en gastos de diversa índole.
Observación 9. Irregularidades en la prestación de servicios personales y/o
profesionales.
Observación 10.Irregularidades en la prestación de servicios de chapería.
Observación 11. Duplicidad de facturas en la rendición de gastos.
Observación 12. Irregularidades por gastos rendidos con facturas
adulteradas.
Observación 13. Irregularidades en reembolso de sumas por salidas de
fondos irregulares.
Observación 14. Documentación original faltante en expedientes.
Observación 15. Falta de documentación de respaldo de expedientes
electrónicos.

La Revisión inicia su Informe Complementario (fs. 682/828


vta.) señalando que a fs. 494/495 se presenta descargo del Sr. Eduardo
Alberto Fernández, a fs. 496/509 hace lo propio el Sr. Daniel Alvarado, en
tanto que a fs. 510/536 lo hace el Sr. José Luis Corzo, a fs. 537/644 el
Cdor. Elías David Jurado, a fs. 646/672 contesta Oscar Sandes y a fs.
673/679 formula su descargo la Cdora. Adriana Flores.
Expone a continuación y previo al tratamiento de cada
observación, las contestaciones generales de los responsables Jurado,
Flores y Sandes, y su evaluación general, la cual se refleja posteriormente
en la conclusión de cada una de las observaciones.
“CONTESTACION GENERAL CONTADOR ELIAS JURADO:
Expone el Contador Jurado al final de su contestación: ... a
fin de comprender mi función y el porque si no se me brindaban los datos
acordes para el análisis de mi área dificultosamente podría haber
percibido el accionar malicioso y premeditado que se llevaba adelante por
estas personas.
Difícilmente podría visualizar y llevar mi control de gestión si
no te envían a tu casilla electrónica los movimientos, tal es así que hay más
de 60000000 de expedientes. Por lo que si las personas que se deben
encargar de enviarme estos expedientes para que tengan mi aprobación
resulta netamente imposible alcanzar a un grupo de personas que actuaron
de manera premeditadamente y maliciosamente omitiendo la carga de
3
dichos datos. No tan solo yo fui víctima de este proceder sino el mismo
Administrador donde de manera impune la Gerente de Recursos Humanos
reconoce un hecho delictivo ante una escribana, lo que considero
esclarecedor y la punta del iceberg para desmantelar este accionar que
opacaron mi idónea, respetuosa y profesional forma de llevar a cabo mi
cargo de Gerente.
Tal como he dejado expuesto en reiteradas oportunidades en
los pasajes de este documento el día 30 de octubre 2019 solicite la
remoción de la Sra. Miriam Herrera jefa del área de Tesorería debido a
las reiteradas observaciones sobre su accionar. Este proceder puede ser
observado en el Exp.PV-2019 -06049909-GDEMZA-DPV#MEIYE.
En virtud de todo lo expuesto solo ruego a este excelentísimo
Tribunal tenga a bien servirse de mi persona a los fines de esclarecer todo
hecho que este cuerpo de control necesite siempre obrando con
profesionalidad y decoro en consonancia de los deberes a mi cargo. Tal es
así que, se puede vislumbrar en el despliegue de obras efectuadas a lo
largo de estos años de trabajo, como así también el rendimiento económico
que se ha efectuado desde mi Gerencia.

CONTESTACION GENERAL CONTADORA ADRIANA FLORES:


La Cdora. Adriana Flores dice: En el mes de mayo de 2019 a
través de Expediente 2019-2424177 y Expediente 2019-5154274 de
setiembre de 2019 la Gerencia de Economía y Finanzas solicitó se
realizarán Auditorías Internas al Fondo Fijo de la Tesorería.
En la Resolución Nº 990 del 27/11/2019 donde se deja sin
efecto la Resolución 226/2019, en el párrafo segundo el Dpto. Jurídico
advierte lo que ocurre o puede ocurrir si no se realiza el control de
legalidad correspondiente.
Luego de tomar conocimiento de las situaciones informadas
en este pliego de observaciones se volvieron a implementar los controles
de legalidad que es obligatorio aplicar cuando se administran fondos
públicos.
Por Resolución Nº 226/2019 de Consejo Ejecutivo, aprueba nuevo
organigrama, la Tesorería tiene dependencia directa del Administrador.
Pero con anterioridad a la emisión de la presente dicha división dependía
funcionalmente de la Administración ya que todo lo referido a
autorizaciones de horas extras, viáticos y manejo en general de la División
era autorizado en el sistema SIGER por la Administración y/o Gerencia de

4
Recursos Humanos (Se adjunta copias de las planillas de viáticos
firmadas/autorizadas por la administración).
Por lo cual no dependía de la Gerencia de Economía y
Finanzas, y mucho menos de este Dpto. de Contaduría del cual soy
responsable.

CONTESTACION GENERAL ADMINISTRADOR OSCAR SANDES:


El Administrador Oscar Horacio Sandes contesta diciendo:
En mi carácter de Administrador de la Dirección Provincial de Vialidad,
tengo el agrado de dirigirme a Ud. a fin de informar parcialmente el pliego
de reparos cuya vista se me ha conferido como responsable.
El informe es parcial porque en esta presentación solo se
evacua lo referente a mi responsabilidad en relación a los cargos que se
me imputan. Por su parte el área contable informará lo referente a los
aspectos específicos del área.
En efecto, a raíz de una inspección del Tribunal de Cuentas,
saltó a la luz la existencia de un sinnúmero de facturas adulteradas, de
firmas mías también fraguadas en la documentación que habilita el pago
de las mismas, un manejo indebido de fondos públicos y la absoluta falta
de contralor por parte de los responsables del sector, omitiendo el
cumplimiento del organigrama en vigencia, lo que demostraría
aparentemente su complicidad o al menos la aparente “culpa in vigilando”
de quienes tienen a cargo el sector. Este manejo indebido de los fondos
permanentes se ha realizado durante todo el año 2018 y el año 2019.
La aparente mecánica de la operación era que desde la
Gerencia de RRHH se emitían formularios P18 (notas de pedidos para
gastos) acompañados por facturas cuyo monto se adulteraba o no estaban
vigentes (CAI vencido adulterado), se simulaba y falsificaba la firma del
Administrador y se liberaban los fondos en efectivo y no en cheque como
corresponde. Tampoco esta liberación de fondos se materializaba con todo
el contralor exigido por el organigrama, vale decir con la firma de la
contadora de la repartición (CPN Adriana Flores, DNI 27.062.198) y del
Gerente de Economía y Finanzas (CPN Elías David Jurado). Solamente se
pasaba el formulario P18 y la factura a la Mesa de Revisión a cargo del
Sr. Jaime Obrador, quien daba el visto bueno para ir al banco y efectuar la
extracción de dinero.
Conocida la situación se ordenó un sumario administrativo y
se designó una comisión investigadora integrado por contadores y
abogados para que colabore en la investigación. Asimismo, se solicitó al
5
Sr. Gobernador que la funcionaria aparentemente responsable dejara de
prestar funciones como la Gerente de RRHH y la tesorera Miriam Herrera
fue suspendida preventivamente.
No obstante, lo cual y entendiéndose que se estaba en
presencia de aparentes delitos que debían ser investigados por la Justicia,
procedí en forma personal a formular la denuncia penal pertinente ante la
Unidad Fiscal de Delitos Económicos e Informáticos, que quedó radicada
en la Fiscalía N° 15 a cargo del Dr. Diego Hernán Ríos, en un todo de
conformidad con lo dispuesto para los funcionarios públicos por el art.
274 y concordantes del Código Penal. Esta denuncia corre bajo el N° P-
774707/19.
Asimismo, cabe aclarar que todas aquellas personas que
habían cobrado facturas y tickets por ellos presentadas que estuvieran
adulteradas o que no se hubieran librado a favor de la DPV, fueron
intimados a reintegrar las sumas pertinentes y algunos de los cuales
completaron el reintegro.
Al efectuar esta intimación se descubrió también que en el
área contable había dos personas jubiladas que estaban prestando
servicios, obviamente a cambio de alguna prestación dineraria, sin que la
Administración tuviera conocimiento y justamente son las personas que
habilitaban el pago de los P18 (mesa de revisión), que son los Sres. Jaime
Obrador y José Bucolo. Cabe aclarar que el Sr. Obrador al tomar
conocimiento que se había tomado conocimiento de las irregularidades y
se estaban adoptando medidas, sufrió un infarto y falleció.
Así también se hace saber que por declaración notarial la Sra.
Corina Gallardo reconoció que había falsificado mis firmas sin mi
consentimiento en las facturas adulteradas bajo análisis. Este
reconocimiento se efectuó ante la notaria Rosa Aurora Amaya Blasco,
solicitando se libre oficio solicitando copia del testimonio pertinente.
El sumario y la integración de la comisión investigadora
fueron ordenadas por Resoluciones N° 66/19 y N° 67/19, de la
Administración (Arq. Sandes), refrendadas por Resolución N° 898/19 del
Consejo Ejecutivo, e investiga la presunta infracción al art. 24 “deberes”
incs. 1), 2), 3), 4), 7), 9), 10) y “prohibiciones” incs. b), d), e) y f) del CCT
N° 572/09, a los agentes Elías David Jurado (DNI 29.574.452), Juana
Miriam Nancy Herrera (DNI 12.044.648), Francisco Sánchez (DNI
17.146.196) y Carlos Celso Colombo (DNI 10.509.468).
Lamentablemente no puede sumariarse a los restantes
aparentes responsables de los presuntos ilícitos detectados como Corina
6
Mercedes Gallardo por ser funcionaria y no personal de planta, Jaime
Obrador por haber fallecido y José Bucolo por haberse jubilado y no ser
personal de planta.
A través de la investigación se ha prima facie comprobado
que se han dispuesto con fines ajenos a la repartición, en forma irregular,
contra legem, arbitraria e inconsultamente fondos permanentes de la
repartición. A través de esas sumas se han adquirido bienes que no han
ingresado a la repartición o que les han dado un uso particular y
solventando gastos que nada tienen que ver con la actuación y fines de la
D.P.V. A todo lo cual se debe sumar que se han advertido facturas
adulteradas tanto en relación a su monto como en sus datos fiscales (CAI),
como así también falsificación de firmas del Administrador. Se ha omitido
también el cumplimiento del organigrama en vigencia, aprobado por
Resolución del Consejo Directivo N° 818/11, lo que demostraría
aparentemente su complicidad o al menos la aparente “culpa in vigilando”
de quienes tienen a cargo el sector. Al respecto cabe aclarar que se había
aprobado un organigrama en mayo del 2019, sin dictamen legal, sin mi
conocimiento y abusándose del Consejo Ejecutivo que fue dejado sin efecto
inmediatamente de conocida esta situación. La gran innovación de dicho
organigrama era que las facturas no las supervisaba o autorizaba el sector
contable sino que lo hacía directamente el Administrador a quien le
falsificaba la firma. Vale decir que con la finalidad de eludir el control de
legalidad y “armar” el circuito, la Gerencia de RRHH elabora una
resolución, luego emitida por el Consejo Directivo, el que fue engañado en
su buena fé, aprobando un nuevo organigrama con la excusa de la
aprobación de las normas ISO 9001 y los miembros del Consejo pensaron
que la modificación del organigrama obedecía a requerimientos de éstas,
cuando obviamente no era así.
En el nuevo organigrama la Tesorería quedaba dependiendo
directamente de la Administración, a quien le falsificaban las firmas y
consecuentemente el área de control contable no efectuaba el control
pertinente. La única finalidad era evadir el control de legalidad y autorizar
el pago de facturas con firmas falsificadas del Arq. Sandes.
Este manejo indebido de los fondos permanentes se ha
realizado durante todo el año 2018 y el año 2019.
Asimismo, se debe sumar que se pagaban facturas y tickets
que no estaban a nombre de la DPV, sino que a nombre de nadie o de los
propios agentes viales, lo que es a todas luces inviable y, además, estas
facturas o tickets no respondían a situaciones de emergencia o gastos
7
autorizados por resoluciones, etc. sino que responden a almuerzos o
comidas realizadas durante los fines de semana o feriados (25 de mayo) o
a artículos personales adquiridos por los agentes involucrados. También
se han detectado gastos de combustible durante fines de semana o lugares
alejados del sitio de prestación de servicio de los agentes, y muchas veces
dichos tickets tenia minutos de diferencia en la misma estación de
combustible lo que permite suponer que recogían los tickets tirados en el
piso.
Otra de las maniobras advertidas era el pago de reparación
de elementos de informática (CPU, Impresoras, etc.) que superan muy
generosamente el valor del elemento en sí, si se adquiera como nuevo. Esto
tampoco era supervisado cuando no escapa el abuso a los ojos de nadie.
Por último, también se ha reconocido que se utilizaban los
fondos viales a modo de “financiera” para cubrir gastos personales de los
agentes, como es el caso de Francisco Sánchez al que se le “prestó”
dinero ($40.000=) en el mes de febrero de 2019 y lo fue devolviendo en
cómodas cuotas mensuales hasta “cancelar” su deuda en el mes de
octubre de 2019.
En esta maniobra aparentemente participaron la Gerencia de
RRHH y el área contable, que son los únicos que tenían conocimiento de la
resolución cuestionada. Está acreditado que la resolución que aprobaba el
nuevo organigrama quedó retenida y no fue notificada ni dada a
publicidad por orden expresa de la Gerente de RRHH.
El ardid de la emisión de la resolución resultó una falacia por
dos motivos, en primer lugar, la resolución se emitió sin dictamen jurídico
o de comisión del Consejo, y por expresa orden de la Gerencia de RRHH
se mantuvo en secreto y no tuvo publicidad no fue notificada, las únicas
personas en la DPV que tenían conocimiento de dicha resolución era el
área contable y la Gerencia de RRHH. Si consideramos que una resolución
un acto administrativo complejo, necesariamente para tener vigencia debió
ser notificado, y esto nunca se cumplió. Se ha acreditado en los obrados
que la resolución se mantuvo reservada y no tuvo publicidad. En segundo
lugar, de las propias declaraciones rendidas, surge claramente que la
tesorería no efectuaba ningún pago sino tenía el visto bueno de la Mesa de
Revisión o Jefatura de Contaduría, y ésa área, aún en el organigrama
inexistente, está bajo la supervisión del Gerente de Economía y Finanzas,
ergo surge la falta de control.
Lo que agravó la situación es que las dos personas que
estaban a cargo en la Mesa de Revisión (Obrador y Bucolo) estaban
8
jubilados y no obstante lo cual seguían prestando funciones en el sector
(no consta en la DPV ningún contrato de locación y resolución
homologatoria), de lo cual se deducen dos cosas: 1) el responsable del
sector no advirtió esta irregularidad y dejó durante meses que laboraran
obviamente a cambio de una contraprestación; 2) aún en el hipotético caso
que la tesorería no estuviera bajo la órbita de control del Gerente de
Economía y Finanzas, la Mesa de Revisión siempre lo ha estado y nunca
hubo contralor de las irregularidades que se materializaban, vale decir el
pago de las facturas impertinentes y las personas que trabajaban en su
área de responsabilidad.
Asimismo, cabe aclarar que todas aquellas personas que
habían cobrado facturas y tickets por ellos presentadas que estuvieran
adulteradas o que no se hubieran librado a favor de la DPV, fueron
intimados a reintegrar las sumas pertinentes y algunos de los cuales
completaron el reintegro, con lo que se evitó en algunos casos el perjuicio
fiscal, pero no implica que se deban deslindar las responsabilidades en
relación a la aparente infracción cometida.
De las pruebas rendidas en el sumario, también surge la
aparente sustracción de elementos de propiedad vial por parte de los
señalados como presuntos responsables.
Existen otras personas aparentemente implicadas, José Corzo,
Mariano Yanzón, Ricardo Pizzoglio, Adriana Flores y José Fernández,
cuyo sumario también ha sido ordenado.
Por último, hago saber que ha tomado intervención en el tema
que nos ocupa la Comisión de Ética Pública.
Conforme lo expuesto, vengo a solicitar se me exima de
responsabilidad en relación a los hechos investigados por no haber
participado en ellos, por no haber tenido conocimiento de los mismos,
prueba de ello es que he sido yo quien ha encabezado la investigación, yo
he ordenado la instrucción del sumario, yo ordené la integración de una
comisión investigadora, yo formulé la denuncia penal pertinente”.

La Revisión elabora una conclusión general sobre estas


contestaciones, expresando que lo expuesto en sus contestaciones no tiene
relación directa con ninguna observación en particular ni con las normas
legales que se referencian como parte del fundamento en el que se basa su
responsabilidad en los hechos observados (párrafo de aclaración sobre
inclusión de responsables).
En cada caso particular de estos tres responsables concluye:
9
“CONTADOR JURADO.
Específicamente en el caso del Cdor. Elías David Jurado, su
responsabilidad se fundamenta no sólo en la intervención que tuvo en cada
expediente observado (en los casos que específicamente así lo expone esta
revisión en cada observación) sino en la función que le corresponde al
cargo que ostenta en la institución, más allá de la dependencia directa o
no de los responsables directos de las irregularidades observadas. En el
caso concreto de este funcionario su responsabilidad se encuentra fundada
en la Ley N° 8706 por su función de Jefe del Servicio Administrativo, y
Contador General de la misma, como también por las funciones
establecidas en el Manual de Funciones de la D.P.V. (Ver aclaraciones
sobre inclusión de responsables en cada observación).
CONTADORA ADRIANA FLORES.
Específicamente en el caso de la Cdora. Adriana Flores, su
responsabilidad se fundamenta en la función que le corresponde al cargo
que ostenta en la institución, más allá de la dependencia directa o no de
los responsables directos de las irregularidades observadas. En el caso
concreto de este funcionario su responsabilidad se encuentra fundada en la
Ley N° 8706 y por las funciones establecidas en el Manual de Funciones de
la D.P.V.
ADMINISTRADOR OSCAR HORACIO SANDES.
Específicamente en el caso del Administrador, su
responsabilidad se fundamenta no sólo en la intervención que tuvo en cada
expediente observado, sino en la función que le corresponde al cargo que
ostenta en la institución.
En numerosos gastos se advierte la firma del Administrador,
ya sea en su pedido como en la factura de gasto, incumpliendo la propia
resolución reglamentaria de la DPV que establecía para qué tipo de gastos
se utilizaba el fondo permanente, y no habiendo indicado la vinculación de
los gastos con servicios a la DPV (art. 92, Ley 8706 y Dto. 1000/15), art.
153 Dto. 1000/15 Facturación). Es importante destacar que la Sra. Corina
Gallardo, por medio de Actuación Notarial obrante a fs. 133, manifiesta:
“PRIMERO: -Yo le hago la firma al Arquitecto Oscar Horacio Sandes, en
su calidad de Administrador de la Dirección Provincial de Vialidad de los
Gastos, los que se han rendido por los años 2018 y 2019 en el Fondo
Permanente, que se maneja en el Área de Tesorería de la Dirección
Provincial de Vialidad”. SEGUNDO: “-Que el Arquitecto Oscar Horacio
Sandes, nunca supo que yo le hacía la firma en los comprobantes rendidos
en el Fondo Permanente de los años 2018 y 2019”. Lo expuesto para la
10
firma del Administrador sería aplicable a esta responsable que es quien
dice haber firmado por el Arq. Sandes.
Es de destacar que la Gerente de Recursos Humanos y
Administración, Sra. Corina Mercedes Gallardo no ha efectuado
contestación alguna”.

A fs. 752 vta., la Revisión expresa su conclusión en cuanto al


alcance del juicio parcial: “Téngase presente que el OBJETIVO del
presente INFORME DE JUICIO PARCIAL DE CUENTAS consistió en la
Revisión de expedientes de rendiciones de Fondo Fijo correspondientes al
“CUC 880 DPV División Tesorería” por el período comprendido entre el
01/01/2019 y el 30/09/2019. En tanto que, respecto del ALCANCE, se
expuso como limitación la falta de documentación en los expedientes
revisados, ya sea por GDE o sus originales. Además, se requirieron en
varias oportunidades el pase de los expedientes de GDE y el envío de los
originales de la documentación escaneada en los expedientes de GDE, la
cual no fue puesta a disposición, tal como se informa en las
observaciones”.

II. Que las siguientes observaciones son consideradas


subsistentes por la Revisión y la Secretaria Relatora, aconsejando ésta
última la aplicación de multa. El Tribunal entiende que los responsables
han incurrido en procedimientos administrativos irregulares, por lo que les
aplicará la sanción prevista en el artículo 42 de la Ley N° 1003.
1. Irregularidades y deficiencias de control interno en rendición Fondo
Fijo de Tesorería. CUC 880: De la revisión de los expedientes de
rendición de gastos por Fondo Fijo CUC 880 DPV División Tesorería, se
observaron comprobantes de gastos y rendiciones que no se encontraban
conformes a las disposiciones legales y procedimientos de control interno.
En tal sentido, la reglamentación del ente en materia de Fondo
Fijo estableció los conceptos que pueden ser abonados, los que fueron
plasmados en la Resolución Nº 1199/2018 del Consejo Ejecutivo de fecha
26/12/2018, que dispuso entre otros aspectos, los nuevos valores de los
Fondos Fijos de Tesorería y de las distintas Zonas, con vigencia a partir del
1/1/2019. En los considerandos se establecía que los mismos eran para ser
utilizados en la atención de pagos cuya característica, modalidad o urgencia
no permitía aguardar la respectiva provisión de fondos o para los gastos de
menor cuantía que debían abonarse al contado, para solucionar problemas

11
momentáneos de servicio o adquirir elementos de escaso valor, cuya
necesidad se presentase imprevistamente.
Con posterioridad a ello, con fecha 19/2/2019, mediante
Resolución Nº 14/19, emanada del Administrador ad-referéndum del
Consejo Ejecutivo, se autoriza la ampliación del Fondo Fijo de la División
Tesorería en la suma de $250.000, elevando el mismo a la suma de
$850.000. Seguidamente el Consejo Ejecutivo (20/2/2019) emitió
Resolución Nº 156/19, por la que aprueba en todos sus términos la
Resolución Nº 14/19 de Administración.
Del relevamiento realizado respecto del circuito que siguen los
expedientes de gastos, rendición y reposición de los Fondos Permanentes,
la Revisión concluye lo siguiente:
“- Los pagos con el Fondo Permanente son efectuados en efectivo, con
fondos retirados mediante el sistema de Anticipos entregados a
responsables, o mediante cheque entregados a los proveedores en caso de
haberse emitido las órdenes de compra correspondientes.
- El responsable del Fondo Fijo del CUC 880 Tesorería, confecciona y
presenta las rendiciones para su reposición, como así también las
respectivas órdenes de pago patrimoniales (CUC 880).
- No obra en los expedientes constancias de entrega de los anticipos
firmadas por los responsables a los cuales se le otorgan los mismos según
los registros del SIDICO.
- No surge de los expedientes electrónicos el responsable de la confección
de los Partes de Pago y la efectiva reposición de los Fondos a la cuenta
bancaria del Fondo Permanente.
- Las órdenes de pago obrantes en los expedientes no han sido firmadas
por el responsable del servicio administrativo.
- Los fondos con reposición a que refieren los gastos que se observan
debían ser rendidos por periodos no mayores a un mes, sin embargo, se
han verificado comprobantes pagados que exceden el plazo indicado.
- Respecto de los P-18 (Formularios de Pedido), se detecta la falta de
vinculación entre el responsable que firma el pedido y el sector para el
cual se adquiere, fechas de emisión posteriores al del comprobante
rendido. Además, puede observarse que dicho pedido puede editarse en
más de una oportunidad e incluso modificarse la fecha de emisión,
conforme lo manifestado por el propio Gerente de Economía y Finanzas en
Expediente EX-2019-5395907-GDEMZA-DPV#MEIYE (orden 12).
- No se ha solicitado la Constancia de Cumplimiento Fiscal previo al pago
a proveedores (art. 30 inc. 4) del Código Fiscal 2019), especialmente en
12
aquellos gastos pagados con Fondo Fijo, que debido a sus características
y cuantía, debieron ser pagados con órdenes de pago.
- No surge de la documentación agregada a los expedientes qué tipo de
controles se efectúan ni responsables de los mismos, sobre las rendiciones
presentadas por el responsable del Fondo Permanente, atento a que se
constatan reposiciones de Fondo Fijo, que se detallan seguidamente,
donde se observan que muchos comprobantes de respaldo de los gastos no
están a nombre del organismo, no mencionan el beneficiario, ni la relación
con la actividad de la Dirección Provincial de Vialidad (facturas y tickets
por almuerzos, meriendas, cenas, combustible, panadería, carnicería, etc.).
Incluso, algunos comprobantes no cumplen con las normas impositivas
vigentes (esto es, se emiten en soporte papel cuando deben ser a partir del
01/04/2019 ser comprobantes electrónicos). Es necesario aclarar, además,
que varios de estos gastos fueron realizados en días sábado o domingo, y
durante los días hábiles administrativos en horarios no laborales, siendo
los comprobantes emitidos a consumidor final o sin detallar destinatario.
En definitiva, no existe rendida en los expedientes analizados, evidencia
documental que respalde la vinculación del gasto con las actividades de la
DPV. Por otra parte, se han detectado comprobantes electrónicos rendidos
en más de una oportunidad en una o más rendiciones, y comprobantes
manuales con CAI vencidos, en donde además se presumen adulteraciones
en su emisión. Se agregan además un conjunto de comprobantes de
“distintos proveedores” que tienen como común denominador el hecho de
que han sido efectuados por el mismo puño escritor...
- No se ha justificado en las rendiciones de los gastos de fondos
permanentes la urgencia o menor cuantía que establece como condición el
propio reglamento de rendición del fondo permanente para la DPV”.
Estos aspectos detallados denotan una falta grave de control
interno, exponiendo la Revisión las irregularidades comunes a casi todos
los expedientes, las cuales podían constituir, en caso de no subsanarse,
procedimientos administrativos irregulares.
Por lo expuesto, los responsables debían:
“1) Justificar la falta de constancias documentales de entrega de dinero a
sus responsables (recibos y/o anticipos firmados) (arts. 75 y 107 Ley
8706).
2) Justificar la falta de los partes de pago y respectivas reposiciones de
fondos (transferencias) firmadas por los responsables a cargo (arts. 10, 11,
58, 75 y 107 Ley 8706).

13
3) Justificar la falta de cumplimiento respecto del plazo de rendición de los
comprobantes pagados, atento que exceden el plazo de un mes indicado
por la norma (art. 48 inc. b) Decreto 1000/15) y art. 2 de la Resolución
N°1199/18 DPV. Estas deficiencias se advierten del análisis que se efectúa
en los distintos anexos que forman parte de este informe.
4) Justificar la falta de vinculación entre el responsable que firma el
pedido (P-18) y el sector para el cual se adquiere, a la vez de brindar las
justificaciones respecto de las fechas de emisión posteriores al del
comprobante rendido, y respecto de la posibilidad del sistema de editar la
fecha de emisión de los mismos (art. 139 inc. b) Decreto 1000/15). Estas
deficiencias se advierten del análisis que se efectúa en los distintos anexos
que forman parte de este informe.
5) Justificar la falta de solicitud de Constancia de Cumplimiento Fiscal
previo al pago a proveedores (art. 30 inc. 4 del Código Fiscal 2019), ya
que existen gastos pagados con Fondo Fijo, que debido a sus
características, previsibilidad, recurrencia y cuantía, debieron ser pagados
con órdenes de pago y no por fondo permanente. En este caso, se les debió
exigir la constancia de cumplimiento fiscal.
6) Justificar la falta de firma del responsable del servicio administrativo en
las órdenes de pago de reposición de los fondos (art. 10, 11, 75, 80, 81,
Ley 8706).
7) Justificar las deficiencias detectadas por la revisión, tales como que los
gastos no están a nombre del organismo, no mencionan el beneficiario, ni
la relación con la actividad de la Dirección Provincial de Vialidad
(facturas y tickets por almuerzos, meriendas, cenas, combustible,
panadería, carnicería, etc.), fueron realizados en días sábado o domingo, y
durante los días hábiles administrativos en horarios no laborales o no
habituales de la administración, siendo los comprobantes emitidos a
consumidor final o sin detallar destinatario o comisión de servicio que lo
vincule a algún gasto de la DPV. Se incumple fundamentalmente los arts.
92 y 153 de la Ley 8706 y Decreto 1000/15, además de los arts. 10, 11, 81
y 107 de la Ley 8706.
8) Justificar el incumplimiento de las normas legales en materia fiscal, ya
que algunos comprobantes no cumplen con las normas impositivas vigentes
(esto es, se emiten en soporte papel cuando deben ser, a partir del
01/04/2019, comprobantes electrónicos). Se incumple el art. 153, Dto.
1000/15 (Requisitos de Facturación)”.
Analizadas las contestaciones presentadas por los responsables
(Cdor. Elías David Jurado y Cdora. Adriana Flores), la Revisión concluye
14
que las mismas no son suficientes para deslindar las responsabilidades que
se les endilgan, conforme a las funciones que les corresponden según sus
cargos. Por lo expuesto, todos los puntos del presente reparo (1 a 8) se
mantienen subsistentes como procedimientos administrativos irregulares.
En relación a la contestación del Arq. Oscar Sandes, se expuso
ya su conclusión general en forma previa en el Considerando I.
La Secretaría Relatora comparte lo informado por la Revisión
dictaminando que: “... entiende que los aspectos tratados en la presente
observación deben mantenerse subsistentes como procedimiento
administrativo irregular ..., en virtud de las irregularidades en el manejo
de estos fondos, que han sido minuciosamente detalladas por la revisión, y
cuyas conclusiones se comparten.
Los argumentos defensivos esbozados por los responsables no
resultan aptos ni suficientes para justificar la falta o casi nulo control de
los sectores donde se desarrollaron las operaciones. Aun cuando los
responsables del sector contable argumentan no haber tenido intervención
directa y haber realizado controles, lo cierto es que no aportan los
informes de auditoría a que hacen referencia, y además resultan ser
responsables por el control de la gestión contable. No puede desconocerse
su evidente falla en el sistema de control interno atento que -de acuerdo a
una buena práctica contable que garantiza un mínimo de orden
imprescindible para un control- debieron activarse los controles
necesarios que manda la ley de administración financiera en sus arts. 10,
11, 75, 80, 81, 92, entre otros.
Las irregularidades en el procedimiento han sido numerosas:
No se respaldó documentalmente la entrega de los fondos, ni las
reposiciones de estos; no se emitieron las órdenes de pago
correspondientes a estos gastos; los comprobantes se rindieron en forma
extemporánea, se evidenciaron irregularidades en las fechas de emisión
del formulario de pedido y se advirtió la falta de vinculación no solo con el
sector para el cual se requerían sino también con la actividad del
organismo, se efectuaron reposiciones de fondos sin intervención del jefe
del sector -quien de haber utilizado las técnicas básicas de control
contable hubiera detectado tal situación-, no se observaron los requisitos
fiscales que debían reunir los comprobantes, etc. Todo este cúmulo de
irregularidades evidencia la existencia de un procedimiento administrativo
irregular en la utilización de los fondos fijos, que resulta susceptible de la
aplicación de multa de conformidad a lo dispuesto por el art. 42 de la Ley
Nº 1003”.
15
Normas Legales: Ley N° 8706, artículos 10, 11, 47, 48 inc. b), 58, 75, 80,
81, 92, 107, 153 y 196; Decreto Nº 1000/15, artículos 10, 47, 48 inc. b), 80,
81, 92, 139 inc. b y 153); Código Fiscal 2019, artículo 30, inc. 4; Acuerdo
Nº 2988, artículos 20 y 60 inc. d); Resolución Nº 1199/18 Consejo
Ejecutivo DPV; Resolución Nº 14/19 Administrador DPV y Resolución Nº
156/19 Consejo Ejecutivo DPV.
Responsables: Arq. Oscar Sandes (Administrador), Cdor. Elías David
Jurado (Gerente de Economía y Finanzas), Cdora. Adriana L. Flores (Jefe
Departamento Contaduría) y Sra. Juana Miriam Herrera (Jefe División
Tesorería).

2. Gastos efectuados que exceden los montos aprobados por


reglamentación: Del análisis de los gastos incurridos por todo concepto, se
verificaron excesos en los montos máximos previstos en la Resolución N°
1199/18 del Consejo Ejecutivo de la DPV, toda vez que no debieron
superar los montos de $ 600.000 para el mes de enero de 2019 y de
$ 850.000 para los meses subsiguientes. Además, no se acredita en los
expedientes que existieran “circunstancias especiales” que motivaran una
rotación mayor a la prevista en la reglamentación.
Se destaca que sólo en el mes de junio el gasto estuvo por
debajo del monto máximo permitido por la reglamentación.
Por lo expuesto, los responsables debían justificar en forma
documentada los excesos a los montos máximos de la previsión
reglamentaria (Resoluciones Nros. 1199/18 y 156/19 Consejo Ejecutivo
DPV y Resolución N° 14/19 Administrador emitida ad referéndum del
Consejo Ejecutivo), a fin de no incurrir en un procedimiento administrativo
irregular.
Analizadas las contestaciones presentadas por los responsables
(Cdor. Elías David Jurado y Cdora. Adriana Flores), la Revisión concluye
que, a pesar de su opinión en contrario, efectivamente: “... tenían el control
de los registros contables y efectuaban rendición de cuentas donde podrían
haber advertido esta situación si se hubiese controlado. La Tesorería no
era responsable por subordinación ante la Gerencia de Economía y
Finanzas, pero por funciones que se exponen en aclaración sobre la
inclusión de los responsables, sí debía efectuar controles pertinentes a su
cargo. Además, rendía cuentas donde se expone que los estados contables
surgen de registros contables. Debió advertir que no le pasaban
rendiciones de Fondo Permanente CUC 880 ni las Órdenes de Pago para
reponer fondos para su firma (control por oposición), incumpliendo con su
16
obligación de intervenir las mismas en virtud de lo establecido en el
artículo 81 de la Ley 8706”.
Por tanto, la Revisión entiende que el presente reparo se
mantiene subsistente como procedimiento administrativo irregular para
todos los responsables.
La Secretaría Relatora, en coincidencia con el criterio de la
Revisión, sugiere mantener subsistente el presente reparo como
procedimiento administrativo irregular, debiendo aplicarse multa para
todos los responsables, conforme al artículo 42 de la Ley Nº 1003.
Normas Legales: Ley N° 8706, artículos 10, 75, 80, 81, 90 y 153;
Resolución Nº 1199/18 Consejo Ejecutivo DPV; Resolución Nº 14/19
Administrador DPV y Resolución Nº 156/19 Consejo Ejecutivo DPV.
Responsables: Cdor. Elías David Jurado (Gerente de Economía y
Finanzas), Cdora. Adriana L. Flores (Jefe Departamento Contaduría) y Sra.
Juana Miriam Herrera (Jefe División Tesorería).

3. Uso indebido de Fondos Afectados: Del análisis de los gastos


comprendidos entre el 1/1/2019 y el 30/9/2019, relacionados con el Fondo
Fijo, se observa que los mismos se han abonado con los financiamientos
Rentas Generales (0) $ 587.753,00, Coparticipación Vial (4)
$ 9.713.325,44 y Ley 6063 – Fondo Vial Provincial (132) $ 613.879,95.
El artículo 35 de la Ley Nº 7314 estableció que la Dirección
Provincial de Vialidad debía destinar la totalidad de los recursos
provenientes de la Coparticipación Vial a la construcción, reparación y
mantenimiento de rutas y caminos, de acuerdo a la metodología que
determinase la reglamentación. La DPV debía realizar la registración
contable de todas las operaciones con incidencia presupuestaria, financiera
y patrimonial en el SIDICO, de acuerdo a los procedimientos establecidos
en la reglamentación.
La Revisión verificó que se efectuaron numerosos gastos que
no tenían relación con lo previsto en el artículo 35 de la Ley Nº 7314, tales
como gastos en obsequios, almuerzos, gastos varios y servicios
profesionales.
En virtud de lo expuesto, los responsables debían justificar en
forma documentada el uso del “Financiamiento 4 Coparticipación Vial”,
por haberse abonando gastos que no tenían por objetivo la construcción,
reparación y mantenimiento de rutas y caminos, pudiendo, en caso
contrario, incurrir en un procedimiento administrativo irregular.

17
Analizadas las contestaciones presentadas por los responsables
(Cdor. Elías David Jurado y Cdora. Adriana Flores), la Revisión concluye
que: “... Al igual que en la observación anterior, esta revisión sostiene que
el área contable e incluso la Gerencia de Economía y Finanzas debían
controlar la utilización de los fondos afectados. Además, es una
observación que se venía formulando en las rendiciones de
responsabilidad fiscal del ejercicio 2018, porque como bien describe la
Cont. Flores estos fondos afectados eran para usarse en gastos vinculados
a Vialidad y no para lo que se ejecutaban.
Independientemente de que la Tesorería no estuviera
subordinada a la Gerencia de Economía y Finanzas o al Departamento de
Contaduría, por funciones que se exponen en aclaración sobre la inclusión
de los responsables, estas sí debían efectuar controles pertinentes a sus
cargos. Además, rendían cuentas donde se expone que los estados
contables surgen de registros contables. Debieron advertir que no le
pasaban rendiciones de Fondo Permanente CUC 880 ni las Órdenes de
Pago para reponer fondos para su firma (control por oposición),
incumpliendo con su obligación de intervenir las mismas en virtud de lo
establecido en el artículo 81 de la Ley 8706.
El Arquitecto Sandes es responsable debido a que el Tribunal
desde hace varios ejercicios ha observado esta situación de
incumplimiento de normas legales”.
Por lo expuesto, la Revisión considera que la observación debe
mantenerse subsistente como procedimiento administrativo irregular para
todos los responsables.
La Secretaría Relatora comparte el criterio de la Revisión,
aconsejando mantener subsistente el reparo como procedimiento
administrativo irregular, debiendo aplicarse la sanción de multa, de acuerdo
a lo previsto en el artículo 42 de la Ley Nº 1003.
Normas Legales: Ley N° 7314, artículo 35; Resolución Nº 1199/18
Consejo Ejecutivo DPV; Resolución Nº 14/19 Administrador DPV y
Resolución Nº 156/19 Consejo Ejecutivo DPV.
Responsables: Arq. Oscar Sandes (Administrador), Cdor. Elías David
Jurado (Gerente de Economía y Finanzas), Cdora. Adriana L. Flores (Jefe
Departamento Contaduría) y Sra. Juana Miriam Herrera (Jefe División
Tesorería).

15. Falta de documentación de respaldo de expedientes electrónicos:


Mediante Acta de Requerimiento Digital N° 1, de fecha 22/10/2019, se
18
solicitó la entrega (en soporte papel) y pase digital de los siguientes
expedientes GDEMZA-DPV#MEIYE: 2019-0207866, 2019-0100167,
2019-0683157, 2019-0697996, 2019-1252206, 2019-1478521, 2019-
2451651, 2019-3029023, 2019-3079523, 2019-3631989, 2019-3632178,
2019-3750529, 2019-3956868, 2019-3956990, 2019-4153654, 2019-
4153732, 2019-4822915, 2019-4823120, 2019-4823159, 2019-5525435,
2019-4823101, 2019-5259306, 2019-5259284, 2019-5259262, 2019-
5293283, 2019-3396606, 2019-2625618, 2019-2322658 y 2019-2100221.
La Revisión describe los hechos en relación al cumplimiento
de este requerimiento: “Dicha Acta venció el día 29/10/2019 día en el cual
la Revisión se apersonó en el organismo a efectos de proceder a retirar los
mismos, pero los mismos no fueron entregados debido a un sumario
administrativo en curso (tal como obra en Acta de Constatación a fs. 455
del Expte. 309-A-2019, firmada por el Gerente de Economía y Finanzas
Cdor. Elías David Jurado).
En dicha Acta se solicitó, por parte de la institución, plazo
para la entrega de los mismos debiendo haberse cumplido el día
11/11/2019. Recién el día 13/11/2019 realizan pases de los expedientes
electrónicos, pero no se recibió ningún expediente en soporte papel. Esta
falta de documentación original, se relaciona con las observaciones
anteriores de los distintos anexos, los cuales incluyen algunos de los
expedientes que no se encuentran en soporte papel, pero si han sido
analizados y observados en función de los expedientes analizados por
GDE”.
Por lo expuesto, los responsables debían poner a disposición
de la Auditoría los expedientes indicados en soporte papel (documentos
originales), a fin de no incurrir en un procedimiento administrativo
irregular.
Analizadas las contestaciones presentadas por los responsables
(Cdor. Elías David Jurado y Cdora. Adriana Flores), la Revisión concluye
que: “Respecto a la contestación del Cdor. Elías David Jurado, ... fue
notificado respecto de la puesta a disposición de los expedientes, puesto
que el día 22/10/2019, se le requirieron los expedientes mediante acta de
requerimiento digital Nº 1, y atento a que no habían sido entregados a la
revisión, el día 08/11/2019, se formuló Acta de Constatación y nueva
solicitud de puesta a disposición con vencimiento 11/11/2019. Dicho plazo
venció y sólo se cumplimentó el pase digital de los mismos, quedando
pendiente y observada la falta de puesta a disposición de los expedientes
en soporte papel.
19
Respecto de la contestación de la Cdora. Adriana Flores a la
fecha del presente informe no ha aportado los expedientes solicitados.
Se verifica pues, que a la fecha los responsables no han dado
cumplimiento con la puesta a disposición de los expedientes, por lo que la
observación se mantiene subsistente como procedimiento administrativo
irregular”.
La Secretaria Relatora, en coincidencia con la Revisión,
estima que la conducta observada es constitutiva de un procedimiento
administrativo irregular, por lo que sugiere aplicar la sanción de multa que
establece el artículo 42 de la Ley N° 1003.
Normas Legales: Ley N° 8706, artículos 75 y 107; Acuerdo N° 1591,
artículos 5° y 7°; Acuerdo Nº 2988, artículo 60; Resolución Nº 1199/18
Consejo Ejecutivo DPV; Resolución Nº 14/19 Administrador DPV y
Resolución Nº 156/19 Consejo Ejecutivo DPV.
Responsables: Arq. Oscar Sandes (Administrador), Cdor. Elías David
Jurado (Gerente de Economía y Finanzas), Cdora. Adriana L. Flores (Jefe
Departamento Contaduría) y Sra. Juana Miriam Herrera (Jefe División
Tesorería).

III. Que la observación 4. Anticipos rendidos de modo


extemporáneo y sin comprobantes de gastos que justifiquen su
asignación y posterior devolución de los fondos fue formulado debido a
que, según el listado extraído de SIDICO “RCpMe506”, denominado
“comprobantes pagados sin rendir”, y que a continuación se detalla, surgen
los siguientes anticipos que a la fecha de corte de análisis (30/9/2019) no se
habían rendido, y que conforme con lo dispuesto en el artículo 48 del
Decreto Nº 1000/15 y artículo 2° de la Resolución N° 1199/18 del Consejo
Ejecutivo DPV, ha transcurrido en exceso el plazo máximo de 30 días
desde la fecha en que se habían entregado los mismos.
Nº de Comprobante Proveedor Fecha Último Pago Total Pagado
AN 2019 23 15800 HERRERA MIRIAM NANCY 16/01/2019 10.000,00
AN 2019 48 15800 HERRERA MIRIAM NANCY 22/02/2019 40.000,00
AN 2019 137 16800 JURADO ELIAS 03/05/2019 40.000,00
AN 2019 143 15800 HERRERA MIRIAM NANCY 15/05/2019 100.000,00
Total 190.000,00

A continuación, se detallan los aspectos analizados de cada


anticipo:

20
a) Anticipo Nº 23: Emitido el 16/1/2019, en favor de la Tesorera Miriam
Herrera, por la suma de $ 10.000,00. El mismo fue rendido en expediente
EX-2019-05293283-GDEMZA-DPV#MEIYE, mediante Rendición
Nº 117, de fecha 3/10/2019, con diversos comprobantes.
Del análisis de los comprobantes rendidos, se observa:
- La existencia de comprobantes de gastos de diversa índole (comidas,
estacionamiento y servicios de taxi) que no contienen en la rendición
justificación vinculada a una prestación de servicios (artículo 92 de la Ley
N° 8706).
- Los comprobantes rendidos tienen fecha comprendida entre el 8/2/2019 y
3/9/2019, siendo que el anticipo fue entregado el 16/1/2019, con lo cual se
puede determinar que la salida de fondos no tenía como destino la
aplicación inmediata a un gasto concreto de la DPV, ocasionando con tal
hecho un retiro de fondos injustificado por parte del responsable al que se
le otorgó, en este caso a la Tesorera Miriam Herrera (Resolución
Nº 1199/18 Consejo Ejecutivo DPV).
Esta rendición se produjo una vez que la Revisión lo observara
en Informe de Auditoría in situ y Contable, notificado con fecha
16/10/2019.

b) Anticipo Nº 48: Emitido el 22/2/2019, en favor de la Tesorera Miriam


Herrera, por la suma de $ 40.000,00. El mismo fue rendido en expediente
EX-2019-05836112-GDEMZA-DPV#MEIYE, mediante Rendición
Nº 130, de fecha 1/11/2019, donde se rinde cuentas con dos comprobantes
por la suma de $ 5.900,00 (proveedor Jorge Oscar Gallo, facturas Nros. 33
y 34, concepto: Jardin Caminito, de fecha 2/10/2019).
Del análisis de los comprobantes rendidos, se observa:
- No se indica en los mismos cantidades y productos vendidos, con fecha
de emisión 2/10/2019, siendo que el anticipo fue entregado el 22/2/2019,
con lo cual se puede determinar que la salida de fondos no tenía como
destino la aplicación inmediata a un gasto concreto de la DPV, ocasionando
con tal hecho un retiro de fondos injustificado por parte del responsable al
que se le otorgó, en este caso a la propia Tesorera Miriam Herrera.
- Se pudo constatar a través del reporte “rDis5033 Listado de Devoluciones
en Efectivo de cheque por fecha de proceso”, que para la fecha 1/11/2019
se procedió al reembolso de la suma no utilizada de $ 34.100,00 ($ 40.000 -
$ 5.900). Este reembolso se produjo una vez que la Revisión observara esta

21
falta de rendición, en Informe de Auditoría in situ y Contable notificado
con fecha 16/10/2019.

c) Anticipo Nº 137: Emitido el 3/5/2019, en favor del Gerente de


Economía y Finanzas, por la suma de $ 40.000,00. El mismo fue rendido en
EX-2019-05525602-GDEMZA-DPV#MEIYE, mediante Rendición Nº 124
de fecha 16/10/2019, donde se rinde cuentas con comprobantes por la suma
de $ 20.040,00.
Se observó que:
- Los comprobantes rendidos tienen fecha comprendida entre el 25/6/2019
y 2/9/2019, cuando en realidad el anticipo fue requerido el 3/5/2019, con lo
cual se puede determinar que la salida de fondos no tenía como destino la
aplicación inmediata a un gasto concreto de la DPV, ocasionando con tal
hecho un retiro de fondos injustificado por parte del responsable al que se
le otorgó, en este caso al Gerente de Economía y Finanzas, Cdor. Elías
Jurado.
- Según reporte “rDis5033 Listado de Devoluciones en Efectivo de cheque
por fecha de proceso”, para fecha 1/11/2019 se procedió al reembolso de la
suma no utilizada de $ 19.960,00 ($ 40.000 - $ 20.040).
Este reembolso se produjo una vez que la Revisión observara
esta falta de rendición, en Informe de Auditoría in situ y Contable
notificado con fecha 16/10/2019.

d) Anticipo Nº 143: Emitido el 15/5/2019, en favor de la Tesorera, por la


suma de $ 100.000,00. El mismo fue rendido en EX-2019-05836048-
GDEMZA-DPV#MEIYE, mediante Rendición Nº 129, de fecha
30/10/2019, donde se rinde cuentas con un comprobante por $ 90,00.
Se verifica del reporte “rDis5033 Listado de Devoluciones en
Efectivo de cheque por fecha de proceso”, que para fecha 1/11/2019 se
procedió al reembolso de la suma no utilizada de $ 99.910,00 ($ 100.000 -
$ 90).
Como conclusión final, y no obstante haber constatado la
devolución de fondos del anticipo detallado precedentemente, se observó
que:
- No se cumple con la obligatoriedad de su rendición dentro del plazo de 30
días de recibido (artículo 48, inc. b, Decreto N° 1000/15 y Resolución
N° 1199/18, artículo 2°).
- Los comprobantes rendidos tienen fecha de emisión que se encuentran
fuera del período de rendición, con lo cual se puede determinar que la
22
salida de fondos no tenía como destino la aplicación inmediata a un gasto
concreto de la DPV, ocasionando con tal hecho un retiro de fondos
injustificado por parte del responsable mencionado.
Dichos anticipos fueron rendidos luego de que los
responsables fueran notificados del Segundo Informe de Auditoría
Contable e In Situ elaborado por la Revisión con fecha 16/10/2019.
A criterio de la Revisión, la solicitud de anticipos por parte de
los responsables, no rendidos oportunamente conforme establece el artículo
48 del Decreto Nº 1000/15 y Resolución N° 1199/18 (dentro del mes de
solicitado), podría configurar un daño para el Estado por los intereses
devengados hasta la fecha de su restitución.

Los responsables debían:


1) Justificar la falta de cumplimiento de la rendición dentro del plazo de 30
días de recibido (artículo 48, inc. b, Decreto N° 1000/15 y artículo 2º,
Resolución N°1199/18 Consejo Ejecutivo DPV).
2) Justificar la rendición y utilización extemporánea de los anticipos 23, 48,
137 y 143, lo cual pudo haber ocasionado daño al Estado por la falta de
utilización de los fondos y no rendición en plazos que van entre los 5 y 10
meses desde su entrega (artículo 48, Decreto N° 1000/15).
3) Justificar la vinculación que tenían con alguna comisión de servicio los
comprobantes detallados en la planilla de rendición del anticipo 23
(artículo 92, Ley N° 8706 y artículos 92 y 153, Decreto N° 1000/15 -
Facturación).
Lo observado podría configurar un procedimiento
administrativo irregular, siendo de aplicación la multa del artículo 42 de la
Ley Nº 1003, siempre y cuando no se ocasione un daño al Estado por
partida no comprobada, en cuyo caso deberá aplicarse cargo solidario a los
responsables (artículo 40 de la Ley Nº 1003), por la suma de $ 36.458,54
por los gastos no vinculados a la DPV ($10.428,54 + $5.900,00 +
$20.040,00 + $90,00). Además, por los anticipos no rendidos
oportunamente, que generaron intereses por el uso indebido de los fondos
(desde la fecha de recepción hasta la fecha de reposición y/o rendición).

Analizadas las contestaciones presentadas por los responsables


(Cdor. Elías David Jurado y Cdora. Adriana Flores), la Revisión concluye
que: “... los responsables han procedido a restituir los fondos remanentes
luego de que ... solicitara que se diera cumplimiento con la normativa

23
vigente (art. 48 inc. b) Decreto 1000/15 y art. 2º Resolución N°1199/18
Consejo Ejecutivo DPV).
Sin embargo, expone que se verifican las siguientes
circunstancias:
a) Anticipo Nº 23: su rendición se efectuó mediante la utilización de
comprobantes de gastos de diversa índole (comidas, estacionamiento y
servicios de taxi) que no contienen en la rendición justificación vinculada a
una prestación de servicios (art. 92 Ley 8706), siendo todos ellos, además
emitidos a consumidor final o sin especificación de destinatario, en tanto
que los comprobantes rendidos tienen fecha comprendida entre el 8/2/2019
y 3/9/2019, siendo que el anticipo fue entregado el 16/1/2019, con lo cual
se puede determinar que la salida de fondos no tenía como destino la
aplicación inmediata a un gasto concreto de la DPV, ocasionando con tal
hecho un retiro de fondos injustificado por parte del responsable al que se
le otorgó, en este caso a la Tesorera Miriam Herrera (Resolución
Nº 1199/18 Consejo Ejecutivo DPV) respecto de los ... comprobantes …
(planilla obrante a fs. 706 y vta.).

Por tanto corresponde considerar partida no comprobada por


la suma de $ 9.098,00 correspondiendo la aplicación de cargo solidario
por los importes rendidos y no vinculados a ninguna comisión oficial, tanto
para la Tesorera, por haber solicitado el anticipo y aceptado
comprobantes no conformes, como para el Gerente de Economía y
Finanzas, por ser quien autorizó con su firma y/o autorizó gastos no
conformes”.
En tanto que, respecto de ciertos comprobantes ($ 1.330,54),
en función de las argumentaciones brindadas por los responsables, la
Revisión entiende que guardan vinculación con la prestación de servicios,
por lo que considera salvar esa parte del reparo.

“b) Anticipo Nº 48: su rendición se efectuó mediante la utilización de


comprobantes de gastos, donde no se especifica cantidad ni productos
vendidos, a pesar de hallarse emitidos en favor de la DPV. Dichos
comprobantes son de fecha 02/10/2019, siendo que el anticipo fue
entregado el 22/02/2019, con lo cual se puede determinar que la salida de
fondos no tenía como destino la aplicación inmediata a un gasto concreto
de la DPV, ocasionando con tal hecho un retiro de fondos injustificado por
parte del responsable al que se le otorgó, en este caso a la propia Tesorera
Miriam Herrera.
24
Por tanto, a criterio de la revisión las sumas abonadas que
totalizan $ 5.900,00, carecen de vinculación directa con un gasto de la
DPV, puesto que no se explicita en la misma ni la cantidad ni los productos
vendidos, como así tampoco los responsables han justificado haberlos
realizado en favor de la DPV.
Se pudo asimismo constatar, a través del reporte “rDis5033
Listado de Devoluciones en Efectivo de cheque por fecha de proceso”, que
para fecha 01/11/2019 se procedió al reembolso de la suma no utilizada de
$ 34.100,00 (Anticipo: $40.000 – Gastos: $5.900).
En conclusión y atento a que los comprobantes rendidos no
guardan vinculación con gastos de la DPV, corresponde considerar
partida no comprobada por la suma de $ 5.900, correspondiendo la
aplicación de cargo solidario por los importes rendidos y no vinculados a
ninguna comisión oficial, para la Gerente de Recursos Humanos,
Administrador y Tesorera, los dos primeros por ser quienes autorizaron
con su firma los gastos no justificados y la Tesorera en relación a que
aceptó dichos gastos. En tanto que también corresponde la aplicación de
intereses sobre los fondos retirados por la Tesorera por la suma de $
34.100 y posteriormente devueltos, por el período comprendido entre la
fecha en que se efectuó el anticipo (22/01/19) y la fecha de reposición
(02/10/19).

c) Anticipo Nº 137: su rendición se efectuó mediante la utilización de


comprobantes de gastos diversos con fechas comprendidas entre el
25/06/2019 y 02/09/2019, cuando en realidad el anticipo fue requerido el
03/05/2019, con lo cual se puede determinar que la salida de fondos no
tenía como destino la aplicación inmediata a un gasto concreto de la DPV,
ocasionando con tal hecho un retiro de fondos injustificado por parte del
responsable al que se le otorgó, en este caso al Gerente de Economía y
Finanzas Cdor. Elías Jurado. Según reporte “rDis5033 Listado de
Devoluciones en Efectivo de cheque por fecha de proceso”, para fecha
01/11/2019 se procedió al reembolso de la suma no utilizada de
$ 19.960,00 (Anticipo: $ 40.000 – Gastos: $ 20.040).
Por tanto, a criterio de la revisión las sumas abonadas que
totalizan $20.040,00, presentan vinculación con gastos propios de la DPV,
con lo cual en este aspecto la observación se considera salvada como
partida no comprobada. No obstante ello, y atento haber constatado a
través del reporte “rDis5033 Listado de Devoluciones en Efectivo de
cheque por fecha de proceso”, que para fecha 01/11/2019 se procedió al
25
reembolso de la suma no utilizada de $ 19.960,00 (Anticipo: $ 40.000 –
Gastos: $ 20.040) es que se considera que respecto de los fondos retirados
por la Gerencia de Economía y Finanzas por la suma de $ 19.960, que no
fueran rendidos oportunamente, se ha configurado daño para el Estado
por los intereses devengados desde la fecha de entrega del anticipo
(03/05/19) y hasta la fecha de su restitución (01/11/19).

d) Anticipo Nº 143: su rendición se efectuó mediante la utilización de un


comprobante por $ 90,00 relacionado con un viaje en taxi con destino al
Banco de la Nación Argentina.
Respecto del comprobante en sí, no hay objeciones en que se
trata de un gasto vinculado a la repartición, por lo cual, en ese aspecto se
considera salvado el reparo.
No obstante ello, con relación a la suma no utilizada de
$ 99.910 (Anticipo: $ 100.000 – Gasto: $ 90), se puede inferir que la salida
de fondos no tenía como destino la aplicación inmediata a un gasto
concreto de la DPV, ocasionando con tal hecho un retiro de fondos
injustificado por parte de la Tesorera, con lo cual a criterio de la revisión,
la solicitud de anticipos que fueran requeridos por los responsables y no
fueran rendidos oportunamente, configura daño para el Estado por los
intereses devengados, a calcularse sobre la base de $ 99.910,00 desde la
fecha de entrega del anticipo (15/05/19) y hasta la fecha de su restitución
(01/11/19).

En todos los casos analizados, sin perjuicio de salvar algunos


importes respecto de la configuración de daño para el Estado, ya sea como
partida no comprobada como así respecto de la generación de intereses
por el retiro transitorio de fondos, esta revisión considera que el reparo
subsiste como procedimiento administrativo irregular (Puntos 1 y 2 de la
observación) para todos los responsables anteriores vinculados con los
daños como también para la Cdora. Adriana Flores.
El punto 3 de la observación es el que se relaciona con los
cargos expuestos anteriormente por falta de vinculación de gastos e
intereses por uso de los fondos (Administrador, Gerente de Recursos
Humanos y Administración, Gerente de Economía y Finanzas, Jefe
Departamento Contaduría y Jefe División Tesorería)”.

La Secretaría Relatora, por su parte, dictamina a fs. 846/862,


analizando distintos aspectos, a saber:
26
“A. LA SUBSISTENCIA DEL REPARO.
En conclusión y atento a que los comprobantes rendidos no
guardan vinculación con gastos de la DPV, esta Secretaría Relatora
sugiere mantener subsistente como partida no comprobada
correspondiendo la aplicación de cargo solidario (art. 40 Ley Nº 1.003)
por los importes rendidos y no vinculados a ninguna comisión oficial por
las siguientes sumas:
a) Anticipo N° 23: por la suma de $ 9.098 tanto para la Tesorera por
haber solicitado el anticipo y aceptado comprobantes no conformes, como
para el Gerente de Economía y Finanzas por ser quien autorizó con su
firma gastos no conformes.
b) Anticipo N° 48: por la suma de $ 5.900, para la Gerente de Recursos
Humanos, Administrador y Tesorera, los dos primeros por ser quienes
autorizaron con su firma los gastos no justificados y la Tesorera en
relación a que … -recibió dicho anticipo-.
La formulación del cargo se fundamenta en que estos gastos
no guardan relación con actividades del organismo, careciendo de
razonabilidad, lo que queda evidenciado en el hecho que fueron rendidos
con bastante extemporaneidad y su comisión nunca fue acreditada.
La regla de la razonabilidad que debe inspirar todo el
accionar de la administración, se refleja en el art. 28 de nuestra CN. Aun
cuando resulte difícil definir o conceptuar qué es razonable, tal
apreciación resulta susceptible de una estimación objetiva.
En primer lugar, la razonabilidad consiste en una valoración
axiológica de justicia que nos muestra en el caso concreto, si la decisión,
acto o justificación tiene razón suficiente. En segundo lugar, el sentido
común y el sentimiento racional de justicia de los hombres hace posible
vivenciar la razonabilidad y su opuesto, la arbitrariedad.
La Constitución formal suministra criterios, principios y
valoraciones que, integrando su ideología, permiten componer y descubrir
en cada caso la regla de la razonabilidad. La razonabilidad impuesta por
la constitución en cuanto derecho positivo se extrae del valor justicia o
derecho natural.
Hecha esta breve introducción podemos decir que la
razonabilidad importa una valoración jurídica de justicia, lo cual significa
que la obligación constitucional de que los órganos estatales actúen
razonablemente, implica que actúen con justicia.
Tal criterio ya fue receptado por el Tribunal al analizar la
rendición de cuentas de la DGE, ejercicio 2011 Fallo N° 16.056, donde
27
claramente expuso que: “…La facultad de examinar la razonabilidad del
acto, por otra parte, hace al control contable de legalidad que la
Constitución ha deferido a este Tribunal. Se trata de establecer si el acto
de disposición de caudales públicos cumple el recaudo legal de la debida
fundamentación y no sólo el de una “motivación aparente” (art. 39 de la
Ley 3909)”.
Así, no aparecen como razonables gastos de diversa índole -
comida, estacionamiento, taxi- que no se vinculan a una comisión de
servicio, que están emitidos a consumidor final y que tienen fecha bastante
posterior al otorgamiento de los fondos, y además no obedecen al normal,
habitual y operativo funcionamiento del organismo, incumpliendo así la
Resolución 1199/18.
En efecto, no puede perderse de vista que este fondo se
constituye para ser utilizado en la atención de pagos relativos a gastos de
menor cuantía con el fin de solucionar problemas momentáneos del
servicio o adquirir elementos de escaso valor, resultando imprescindible
que dichos gastos respondan a necesidades indispensables, para lo cual
debe existir un nexo causal que vincule al gasto con la necesidad y
pertinencia del mismo. Tales gastos al no tener relación con las
características de la actividad que desempeña la DPV resultan
impugnables.
Y es aquí donde cobra especial relevancia el criterio de la
razonabilidad del egreso como elemento que sirve de contexto para
establecer el cumplimiento del requisito de normalidad y necesidad del
gasto. En este punto la razonabilidad del gasto está dada por su
vinculación al servicio y con la temporalidad del gasto en relación a la
fecha de solicitud de fondos y los comprobantes aportados, más aún
cuando se trata de erogaciones que se realizan con fondos públicos, donde
el deber de cuidado es mayor y se funda en normas superiores que
imponen conductas ciertas y concretas respecto del modo y condiciones
que se deben respetar en punto a la erogación de fondos públicos, en
consonancia con el principio de buena administración y los objetivos
plasmados en el art. 2 inc. a) de la Ley 8706 (economicidad, eficacia,
eficiencia).
En consecuencia, los gastos observados no eran normales ni
necesarios, y no guardaban relación directa ni de temporalidad con las
funciones que está llamada a desempeñar la organización cuentadante.
Si bien la factura o comprobante es el elemento que prueba
“prima facie” una operación económica, ella por sí sola carece de valor si
28
no se puede acreditar fehacientemente que es real la operación reflejada
en la misma y que el gasto es necesario para la actividad (Similar criterio
adoptó el Tribunal en el Expte. Nº 420-PS-17, pieza separada del expte.
Nº 303-A-2015 UNIDAD COORDINADORA DE PROGRAMAS Y
PROYECTOS (UCPP), Fallo N° 17049).
Por las razones expuestas, esta Secretaría Relatora entiende
que el accionar de los responsables en torno a estos anticipos resulta
irrazonable y los comprobantes presentados son extemporáneos en
relación a la supuesta misión de servicios para el que fueron solicitados,
esto constituye una erogación sin justificar por los montos que subsisten de
los anticipos N° 23 y 48, por lo que se aconseja formular cargo solidario
en los términos del art. 40 de la ley 1003…

B. ANÁLISIS DE RESPONSABILIDAD.
En punto a este tema, esta Secretaria Relatora estima
conveniente formular algunas precisiones respecto del alcance de la
responsabilidad por el perjuicio que se determina en el reparo”.
Como conceptos generales, hace referencia a que: “... Cuando
la actuación personal del funcionario excede las facultades expresas o
implícitas que tiene asignadas como órgano, sus actos generan la
responsabilidad personal del funcionario.
En este sentido, la competencia debe ser asignada por ley en
forma expresa o razonablemente implícita no se presume (-Art. 2 Ley
N° 9003: La competencia administrativa es irrenunciable e improrrogable,
debiendo ser ejercida directa y exclusivamente por quien la tiene atribuida
por el ordenamiento jurídico, en forma expresa o razonablemente implícita,
salvo los casos legítimos de delegación, avocación y sustitución-) y es el
conjunto de funciones que un agente legítimamente puede ejercer.
Actuando dentro de ese ámbito, su voluntad se confunde con la del órgano
del cual forma parte”.
Aborda posteriormente la esfera de actuación del funcionario y
el ámbito de responsabilidad que le corresponde, siendo la responsabilidad
contable (que está dentro del ámbito de responsabilidad disciplinaria
administrativa) y la responsabilidad patrimonial.
“Dentro del primer ámbito, el Tribunal de Cuentas de
Mendoza aplica la sanción de multa (art. 42 ley N°1003), cuando no se ha
llevado la cuenta conforme a los parámetros que establece el artículo 31
de nuestra ley orgánica, es decir, que se realiza un control de legalidad

29
sobre la ejecución financiera y presupuestaria que implica la
administración de caudales públicos…
En el segundo caso, debemos conceptualizar la
responsabilidad patrimonial del funcionario.
Cuando la conducta del funcionario o empleado público
excede el marco de competencias que permite asignar las consecuencias al
Estado, la responsabilidad del funcionario, si el hecho genera un daño, es
personal. La responsabilidad puede ser civil si el daño es generado a un
tercero (regulado por las normas de los códigos de fondo) o patrimonial si
el daño es causado al propio Estado…
De lo expuesto se colige que la responsabilidad patrimonial es
totalmente escindible de la responsabilidad disciplinaria contable, al igual
que la penal, política o civil, ya que protegen diferentes bienes
jurídicos…”.
Finalmente, en cuanto a la imputación de responsabilidad para
el caso analizado, concluye la Secretaría Relatora: “Se exige -a los efectos
de imputar responsabilidad- que exista una vinculación entre el sujeto
imputado y el hecho que le es atribuido, con el daño.
Esta relación de causalidad resulta necesaria para que deba
responderse por el daño causado tanto por acción como por omisión,
constituyendo la conducta la causa de la obligación de resarcir. Esto es,
debe existir una conexión de hechos vinculados entre el incumplimiento del
cuentadante y las pérdidas detectadas que conforman las partidas
ilegítimas o no comprobadas a que refiere el art. 40 de la Ley 1003.
Del criterio expuesto en Dictamen N° 621 de esta Secretaria
Relatora, se desprende la idea que para poder formular un cargo en los
términos del art. 40 de la ley 1003 deben darse dos presupuestos
esenciales: la existencia de un perjuicio cierto y determinado y que este
sea imputable al sujeto responsable.
En consecuencia, concretado el perjuicio resta determinar los
responsables a quienes cabe atribuirles responsabilidad.
Así, en el análisis en particular de cada uno, cabe detenerse
en la particular situación que se presenta con relación al Administrador y
la Sra. Gallardo.
En efecto, al ofrecer descargo, el Arq. Sandes efectúa una
expresa negación de su intervención en la conducta observada
desconociendo su participación en los hechos, lo que a su vez es ratificado
por la asunción de responsabilidad (genérica) que hace la Gerente de

30
Recursos Humanos y Administración mediante declaración ante escribano
y que diera origen a la denuncia penal que se encuentra en curso.
Esta situación merece ser valorada a la luz de los principios
que informan la responsabilidad en el juicio de cuentas a la hora de
imputar una responsabilidad por daño por la configuración de un partida
no comprobada, como es el caso bajo análisis.
Así, … nuestro Tribunal de Cuentas Provincial está
encargado de juzgar la responsabilidad (contable y patrimonial) de
quienes intervienen en el manejo de caudales públicos, en el término del
año que marca la Constitución Provincial (art. 182), aprobando o
desaprobando la cuenta. En dicho plazo anual debe concentrarse el
análisis de los hechos, la determinación de sus responsables, la imputación
y sanción a cada uno de acuerdo a la responsabilidad que le corresponde.
En este orden de ideas, es dable destacar que para poder
atribuir responsabilidad deben concurrir al menos los siguientes
requisitos:
1) Acción u omisión atribuible a quienes recauden, intervengan,
administren, custodien, manejen o utilicen caudales o efectos públicos. En
la extensión de dicha responsabilidad contable se ha dicho que no hace
falta disponibilidad directa sobre los fondos perjudicados sino que basta
con tener capacidad de decisión sobre su uso.
Así, es responsable también el que por pasividad no ejercitó
los controles necesarios permitiendo con dicho accionar que se llevara a
cabo la conducta irregular, como aquel que tiene a su cargo las funciones
directivas de alto rango con competencia para organizar la actividad
económica financiera de una entidad. Y esto es así porque esta
responsabilidad prescinde de la existencia de factores subjetivos para su
atribución.
… esta responsabilidad es objetiva, por cuanto nuestro
ordenamiento no exige la culpa o negligencia del autor respecto del acto
que origina la responsabilidad administrativa contable. Se parte
generalmente de una presunción de culpa. Tal afirmación implica que
cuando el orden jurídico presume la culpa del agente el problema se
concentra en la prueba, por lo que para que el presunto imputado sea
absuelto, debe demostrar que obró con diligencia normal.
2) Debe existir también una violación de la normativa presupuestaria y
contable reguladora del ente de que se trata. En otras palabras, el
incumplimiento de los deberes es un presupuesto de la responsabilidad

31
administrativa, siendo la antijuridicidad del obrar del agente una
condición necesaria.
3) Como requisito especial a considerar para el caso de la responsabilidad
patrimonial del sujeto responsable, debe existir un daño cierto y real por el
cual éste deba responder en virtud de una imputación de responsabilidad
basada en un nexo causal.
Ahora bien, vale destacar aquí que solo cabe formular cargo
conforme lo prevé el art. 40 de la ley 1003 cuando se dan los tres
requisitos, bastando solo para la multa del art. 42, la configuración de los
dos primeros.
Esto es así por cuanto si bien el juicio de cuentas puede dar
lugar a procedimientos administrativos irregulares susceptibles solo de
multa, también puede derivarse de ellos partidas ilegitimas o no
comprobadas por las que corresponde formular cargo en los términos del
art. 40 ley 1003.
Este es el supuesto en que se requiere un especial análisis en
torno al daño y los responsables a los que cabe atribuírselo. El daño,
además de elemento esencial en la formulación del cargo, es la verdadera
razón de ser de este…
El daño es el resultado de un comportamiento antijurídico e
imputable, que requiere de una relación de causalidad que permita
atribuirlo…
Para imponer a un sujeto la obligación de pagar un daño es
necesario realizar un juicio de imputabilidad, que consiste en atribuir el
daño a su autor, lo que requiere la concurrencia de dos elementos: la
relación de causalidad y los criterios normativos de imputación... primero
es necesario que obre una relación de causalidad material entre la lesión y
la actividad del sujeto responsable, para poder atribuirle a éste las
consecuencias del evento lesivo por ser su autor; segundo, se requiere la
concurrencia de un criterio normativo de imputación, que es la
circunstancia que justifica atribuir la lesión a su autor, o sea trasladar el
daño del patrimonio del sujeto lesionado a su autor o al sujeto imputado.
En la situación de que trata el reparo bajo estudio queda
demostrado la intervención que han tenido los responsables en el manejo
de los fondos observados. Por ello, resultan responsables del cargo
aquellos que recibieron los fondos y no justificaron razonablemente su
rendición, así como aquellos que con su firma avalaron tales rendiciones:
Gerente de Recursos Humanos y Administración, Gerente de Economía y

32
Finanzas y Jefe División Tesorería en la medida de su CONCRETA
intervención en cada rendición y/o solicitud de fondos.
En concordancia con el razonamiento expuesto, debemos
atender a la particular circunstancia que rodea al Administrador, quien ha
desconocido su firma en tales rendiciones, y cuya autoría ha sido asumida
en forma genérica por la responsable Gallardo, conforme surge de la
actuación notarial que obra incorporada a fs. 133.
Tal acta notarial, como instrumento público se presume
auténtica, es decir, goza de una presunción de autenticidad, puesto que
contiene las manifestaciones de un oficial público que hacen plena fe hasta
que una sentencia judicial firme diga lo contrario, en un proceso de
redargución de falsedad. Sin embargo, dicha acta no puede dar fe del
contenido -esto es de lo expresado por la parte- con lo cual solo constituye
un elemento más a tener en cuenta a la hora de analizar el grado de
responsabilidad, en este caso del Administrador y de la propia Sra. Corina
Gallardo.
Ello es así, por cuanto la manifestación vertida en el acta
notarial por parte de la Sra. Gallardo solo puede ser valorada en cuanto a
su veracidad y contenido en sede judicial, sea penal, que es donde
transcurre la denuncia formulada en su contra por este ilícito, o en sede
civil, donde podría sustanciarse un eventual juicio civil de responsabilidad
patrimonial.
En el caso concreto se debe dejar en claro primeramente que
el simple desconocimiento que el arq. Sandes hace de su firma, sin que
acompañe otra prueba que sustente la veracidad de sus dichos no lo libera
de responsabilidad.
Tampoco libera al Administrador de responsabilidad la
manifestación privada realizada por Gallardo en actuación notarial, cuyos
efectos y validez legal ya han sido tratados precedentemente.
Entiendo que, dentro de las competencias del juicio de
cuentas, el Tribunal ha agotado los medios probatorios sin poder obtener
la certeza necesaria en cuanto al responsable de la firma, ya que cualquier
pericia que se practique fuera del ámbito judicial, no deja de ser un
elemento más de prueba o un nuevo indicio, que en ningún caso garantiza
el grado de certeza necesaria de vinculación del nexo causal.
La determinación de la autoría de las firmas (que asume
genéricamente Gallardo y desconoce en la misma forma Sandes en su
contestación), excede el marco de actuación de este Tribunal, con lo cual,
se sugiere aplicar los cargos a la Sra. Corina Gallardo en los términos del
33
art. 40 de la ley 1003 en la medida que se acredite documentalmente su
intervención personal en el caso concreto.
En consecuencia, ante la existencia de una posible comisión
de un delito (falsificación de firma) y la negativa de autoría manifestada
por el Sr. Sandes, nos encontramos ante una carencia de un criterio
normativo de imputación del daño y por ende ante una imposibilidad
técnica de formular cargo en tal sentido -al Administrador-.
En esta línea de pensamiento se sugiere aplicar multa por las
graves deficiencias de control al arq. Sandes, quien de acuerdo al
organigrama vigente debió tener conocimiento y control permanente de los
gastos y reposiciones del fondo aquí cuestionado.
Asimismo, y atento a la dificultad para determinar la autoría
de las firmas del Administrador, se sugiere para el Arq. Sandes y para la
Sra. Corina Gallardo, no liberar de responsabilidad ni aprobar la cuenta
en dichos aspectos, quedando a cargo de Fiscalía de Estado el posterior
reclamo judicial de la responsabilidad patrimonial que pueda
determinarse, de acuerdo a las pruebas a rendirse en sede judicial, por
resultar el órgano competente para ello, por imperio del art. 177 de la
Constitución Provincial. En efecto, nuestra S.C.J.M ha sostenido que
resulta ser este órgano de control a quien cabe impulsar el procedimiento
penal tendiente a obtener la verdad real de los hechos y/o el inicio de un
juicio civil de responsabilidad a fin de obtener la reparación de las
consecuencias patrimoniales que de ella se deriven y cuyos autores no han
podido determinarse en el juicio de cuentas.
Esta solución fue adoptada por el Tribunal en el fallo
N°16788 del año 2017, “Expte. Nº 406-PS-16, PIEZA SEPARADA DEL
EXPTE. Nº 254-A-2014 MUNICIPALIDAD DE GUAYMALLEN”. Allí el
Tribunal de Cuentas dispuso “Artículo 1º: Desaprobar la rendición y no
liberar de responsabilidad a los responsables traídos a la presente Pieza
Separada, correspondiente al ejercicio 2014 de la MUNICIPALIDAD DE
GUAYMALLEN, de conformidad con los fundamentos que se exponen en
los Considerandos VI y VII de este pronunciamiento. Artículo 2º - Solicitar
al señor Fiscal de Estado que, en defensa del interés fiscal, se constituya
en parte en los procesos judiciales pendientes y/o promueva las acciones
que resulten pertinentes, para la determinación judicial de los posibles
daños ocasionados al erario público y resarcimiento integral de los que
fueren susceptibles de reparación”.
Por su parte, nuestra Suprema Corte ha dicho respecto a la no
liberación de responsabilidad que “… respecto al significado e
34
inteligencia que debe asignarse a la no liberación de responsabilidad” -
aunque sin formular cargo ni multa-, que la no liberación de
responsabilidad a los cuentadantes, en el sentido de no aprobación de la
cuenta, tiene un significado jurídico y que la misma, sin atribuir una
responsabilidad administrativa contable o fiscal, claramente conlleva a no
cerrar las puertas a una eventual responsabilidad civil de los mismos dada
la observación del HTC de que los actores, como funcionarios, no
cumplieron sino de una manera irregular las obligaciones legales que les
están impuestas, juicio que entendió corresponde a los tribunales
ordinarios y cuya acción está en cabeza del Fiscal de Estado o de la
entidad pública afectada, pero no del HTC (L.S. 435-019)”.1
Resulta también pasible de sanción de multa, la responsable
del Dpto. de Contaduría toda vez que las deficiencias organizativas lejos
de ser una causa de exoneración de la responsabilidad, refuerzan el deber
de diligencia que debe observar todo gestor público; y tampoco resulta
atendible el argumento que utiliza en torno al cumplimiento de las normas
legales, reglamentarias y/o técnicas habida cuenta que ellas resultaron ser
insuficientes para la evitar el desorden y descontrol en manejo de estos
fondos, los que además de transitar por el Sector Contable a su cargo no
pudieron quedar fuera de los registros contables de organismo. Cabe
advertir aquí que no se observado un solo hecho instantáneo sino que, por
el contrario, estamos frente a una sucesión de anomalías e irregularidades
con un desapego notorio a las normas que hacen a la buena práctica
contable, por lo que la responsabilidad al menos por control contable no
puede ser aquí excusada.2
El Gerente de Economía y Finanzas es responsable en virtud
de lo previsto en la Resolución N° 90/1998 del Consejo Ejecutivo de la
DPV (Manual de Funciones), que establece la responsabilidad de la
gestión contable de la repartición y por ser el responsable que recibió
fondos que no rindió oportunamente. Por otra parte, en virtud de lo
dispuesto en Ley N° 8706, arts. 10, 75, 80, 81, 90 y 153.
El responsable del Fondo Fijo de Tesorería, resulta
responsable en función de lo dispuesto en la Resolución N° 1199/18 del
Consejo Ejecutivo de la DPV, de asignación de los distintos fondos fijos
del Organismo, la cual establece que los mismos son para la concreción de
1
AGUERO SERGIO C/ HONORABLE TRIBUNAL DE CUENTAS DE LA PROVINCIA DE MENDOZA
P/ ACCIÓN PROCESAL ADMINISTRATIVA *102138884*
2
Similar análisis para imputar responsabilidad se hizo por parte de la Suprema Corte de Justicia en el
Juicio Nº 65.875, caratulada: "Rini, Estela Alicia c/ Honorable Tribunal de Cuentas s/ A.P.A.". Sala I
35
gastos y reparaciones urgentes y por ser la responsable directa que recibió
fondos que no rindió oportunamente”.
Normas Legales: Ley Nº 8706, artículo 92; Decreto Nº 1000/15, artículo
48, inc. b), 92 y 153; Resolución Nº 1199/18 Consejo Ejecutivo DPV,
artículo 2º; Resolución Nº 14/19 Administrador DPV; Resolución Nº
156/19 Consejo Ejecutivo DPV.
Responsables: Arq. Oscar Sandes (Administrador), Sra. Corina Gallardo
(Gerente de Recursos Humanos y Administración), Cdor. Elías David
Jurado (Gerente de Economía y Finanzas), Cdora. Adriana L. Flores (Jefe
Departamento Contaduría) y Sra. Juana Miriam Herrera (Jefe División
Tesorería).

El Tribunal comparte lo dictaminado por la Secretaría Relatora


respecto de los procedimientos administrativos irregulares configurados,
remitiéndose a lo tratado en estos aspectos en el Considerando II.
Asimismo, en relación al anticipo N° 23, analizada la
contestación y documentación de descargo presentada por parte de los
responsables, sin lograr acreditar el destino dado a los fondos
efectivamente erogados o de acompañar las rendiciones pertinentes, atento
a lo informado por la Revisión y lo dictaminado por la Secretaría Relatora,
entiende que existiría una partida no comprobada de $ 9.098,00, por el
ejercicio 2019 (periodo entre el 1/1/19 y 30/9/19) y, por ende, un perjuicio
para el Estado, correspondiendo la formulación del cargo en forma
solidaria, el cual será aplicado al receptor del anticipo, rendido con
comprobantes no conformes y a quien autorizó con su firma y/o avaló estos
gastos (Jefe División Tesorería y Gerente de Economía y Finanzas).
En cuanto al anticipo N° 48, existiría también una partida no
comprobada de $ 5.900,00, correspondiendo la formulación del cargo en
forma solidaria por los mismos motivos al Administrador, Jefe División
Tesorería y Gerente de Recursos Humanos y Administración.

Ahora bien, previo a la resolución del caso, corresponde


realizar un ANÁLISIS DE RESPONSABILIDADES:

Ley de creación de la DPV.


De la Ley N° 6063, que reestructuró la DPV, surge con
claridad la responsabilidad que tiene el Administrador por el control total
de la repartición. Así en algunos de sus artículos estableció:

36
Art. 5°: “La dirección y administración estará a cargo de un consejo
ejecutivo designado por el poder ejecutivo y compuesto por: un (1)
administrador, un (1) subadministrador y cinco (5) consejeros…”.
Art. 9:“Todas las decisiones del consejo ejecutivo son emitidas mediante
resoluciones y ejecutadas por intermedio del administrador…”.
Art. 10, inciso p): Entre las funciones del consejo ejecutivo está la de
“Ejercer el control sobre todas las acciones de la administración”.
Art. 11: Establece los deberes y atribuciones del Administrador y
Subadministrador:
“A) Es funcion del administrador, además de las que se establezcan por
disposiciones emanadas de esta ley:
- A1) Representar a la Direccion Provincial de Vialidad. Hacer
observar la ley, los reglamentos y las resoluciones del consejo ejecutivo
y ejecutar estas últimas.
- A2) Disponer todos los actos y tomar las resoluciones que sean
conducentes directa o indirectamente a la realizacion de los fines
que establece la presente ley, con excepcion de aquellas de competencia
exclusiva del consejo ejecutivo.
- A3) Disponer todas las funciones del personal y dependencias de la
reparticion.
- A7) Llevar el inventario general de los valores y bienes pertenecientes
a la repartición, conforme con las disposiciones que en la materia
rijan en la provincia”.

De los artículos mencionados de la Ley, surge con claridad la


responsabilidad del Administrador en el control de toda la actuación de la
repartición, así:
- El artículo 5° establece que la dirección y administración del DPV
estará a cargo del Consejo Ejecutivo (del que el Administrador forma
parte).
- El artículo 9° establece que las decisiones del Consejo Ejecutivo deben
ser ejecutadas por el Administrador.
- El artículo 10, en su punto p), dice que el Consejo es quien debe ejercer
el control sobre todas las acciones de la administración.
- El artículo 11, inciso A3), establece que es función del Administrador
determinar las funciones del personal y las dependencias de la
repartición.

37
- Por ende, el Consejo ejerce el control, pero quien debe ejecutar ese
control es el Administrador. Además, es quien debe establecer las
funciones del personal y las dependencias de la repartición.

Análisis de la responsabilidad del Administrador.


El Dictamen Técnico N° 21 del Tribunal de Cuentas, que trata
sobre el tema de la delegación, expresa en una de sus partes:
“A. Responsabilidad del Delegante. Ley N° 9.003: Culpa “in eligendo”
y/o culpa “in vigilando”: En su artículo décimo 10º se encuentra
prescripta la responsabilidad del delegante. La norma consagra la
responsabilidad indirecta del principal receptando los principios de la
culpa in eligendo y la culpa in vigilando. La doctrina es conteste en
señalar la responsabilidad del principal si se dan las siguientes
condiciones:
a) Mala elección del dependiente –delegado- o falta de adecuada
vigilancia ejercida sobre el mismo;
b) Acto u omisión irregular por parte del delegado;
c) Que se encuentre en relación de dependencia –jerárquica- respecto del
responsable indirecto –principal o delegante-;
d) Que aquel acto u omisión sea realizado en ejercicio de tareas inherentes
al cargo desempeñado;
e) Existencia de relación de causalidad entre el acto u omisión y el trabajo
que corresponde al dependiente.
En definitiva, al decir de Sarmiento García, cabrá
responsabilizar al delegante cuando por culpa grave o negligencia haya
elegido mal al delegado, o no lo haya vigilado o controlado debidamente.
Desde el punto de vista del juicio de cuentas entonces, el
delegante (salvo caso de connivencia o vicio grosero en el acto de
delegación), siempre será pasible de una sanción por responsabilidad
indirecta, sea en la elección del delegado o en los defectos de vigilancia.
De todos modos, siempre debemos adecuar estos principios
generales al análisis concreto del caso y la participación real de cada
cuentadante en el procedimiento irregular o ilegítimo observado (Lo
resaltado y subrayado es nuestro)”.
En el tema que nos ocupa, estaríamos ante un caso de
delegación de funciones del Administrador al Gerente de Recursos
Humanos y Administración, al Gerente de Economía y Finanzas y al Jefe
de la División Tesorería.

38
Esto a tenor de lo dispuesto por el artículo 11 de la Ley
N° 6063, que establece los deberes y atribuciones del Administrador,
específicamente en su Inciso A3) “Disponer todas las funciones del
personal y dependencias de la repartición”.
Según manifiesta la Dirección del Área, la Sra. Corina
Gallardo originalmente había desempeñado el cargo de Secretaria Privada
del Administrador. De esto se deduce que era una persona de su confianza.
Luego la designa Gerente de Recursos Humanos y Administración. Con
posterioridad se modifica el organigrama por Resolución N° 226/2019,
para hacer depender directamente del Administrador a la División
Tesorería, que era la responsable directa del fondo permanente objeto de
las irregularidades.
En principio, de acuerdo al Dictamen Técnico antes citado, el
delegante (Administrador) seria pasible de una sanción por responsabilidad
indirecta. No obstante, analizaremos más detalladamente el caso.
Bien lo dice el Dictamen Técnico, referenciando al Dr.
Sarmiento Garcia “... cabrá responsabilizar al delegante cuando por culpa
grave o negligencia haya elegido mal al delegado, o no lo haya vigilado o
controlado debidamente”.
Al respecto, la Secretaría Relatora expresa en su dictamen:“Se
exige -a los efectos de imputar responsabilidad- que exista una vinculación
entre el sujeto imputado y el hecho que le es atribuido, con el daño.
Esta relación de causalidad resulta necesaria para que deba
responderse por el daño causado tanto por acción como por omisión,
constituyendo la conducta la causa de la obligación de resarcir…. Así, es
responsable también el que por pasividad no ejercitó los controles
necesarios permitiendo con dicho accionar que se llevara a cabo la
conducta irregular, como aquel que tiene a su cargo las funciones
directivas de alto rango con competencia para organizar la actividad
económica financiera (El subrayado y resaltado es nuestro)”.
Así también, la Secretaria Relatora al tratar varias de las
observaciones expresa, al incluir como responsable pasible de sanción al
Sr. Sandes:“Se incluye al Administrador, en virtud de lo previsto en el art.
11 de la Ley N° 6063. Además, conforme lo establecido en la Resolución
Nº 226/2019 del Consejo Ejecutivo, que aprueba nuevo organigrama, la
Tesorería tiene dependencia directa del Administrador. Dicho responsable
no efectuó el más mínimo control al respecto no pudiendo resultar
absolutamente ajeno al procedimiento de manejo de estos fondos (El
subrayado y resaltado es nuestro)”.
39
No caben dudas de la responsabilidad del delegante por la falta
de control sobre el delegado. Pero hay que ir más allá, por cuanto en este
caso concreto, el delegante, o sea el Administrador, intervenía con su firma
autorizando los comprobantes de la incorrecta disposición de fondos, que
teóricamente efectuaban los delegados. Es decir, como surge claramente de
las actuaciones, aparece la firma del Administrador en los comprobantes
observados.
Ante esta situación no caben dudas que los delegados (Gerente
de Recursos Humanos y Administración, Gerente de Economía y Finanzas
y Jefe División Tesorería, según hubiesen intervenido) y el delegante
(Administrador), son responsables solidarios.

Nueva prueba.
No obstante, surge un nuevo elemento en el análisis de la
responsabilidad del Administrador, cual es la declarada falsificación de su
firma, por parte de la Sra. Corina Gallardo, que fue presentada como
defensa por el Sr. Sandes en contestación a las observaciones.
Al respecto, la Secretaría Relatora al tratar la observación 4
dice en su dictamen: “… al ofrecer descargo, el Arq. Sandes efectúa una
expresa negación de su intervención en la conducta observada
desconociendo su participación en los hechos, lo que a su vez es ratificado
por la asunción de responsabilidad (genérica) que hace la Gerente de
Recursos Humanos y Administración mediante declaración ante escribano
y que diera origen a la denuncia penal que se encuentra en curso”.
Al analizar la Secretaría Relatora la atribución de
responsabilidad, expresa que deben concurrir al menos tres requisitos: 1)
acción y omisión, 2) violación de la normativa presupuestaria y contable
reguladora del ente de que se trata y 3) un daño cierto y real por el cual éste
deba responder en virtud de una imputación de responsabilidad basada en
un nexo causal.
En relación al primero de ellos, dice: “1) Acción u omisión
atribuible a quienes recauden, intervengan, administren, custodien,
manejen o utilicen caudales o efectos públicos. En la extensión de dicha
responsabilidad contable se ha dicho que no hace falta disponibilidad
directa sobre los fondos perjudicados sino que basta con tener capacidad
de decisión sobre su uso.
Así, es responsable también el que por pasividad no ejercitó
los controles necesarios …. como aquel que tiene a su cargo las
funciones directivas de alto rango con competencia para organizar la
40
actividad económica financiera de una entidad. Y esto es así porque esta
responsabilidad prescinde de la existencia de factores subjetivos para su
atribución.
Hutchinson en el análisis de imputación destaca que esta
responsabilidad es objetiva, por cuanto nuestro ordenamiento no exige la
culpa o negligencia del autor respecto del acto que origina la
responsabilidad administrativa contable. Se parte generalmente de una
presunción de culpa. Tal afirmación implica que cuando el orden jurídico
presume la culpa del agente el problema se concentra en la prueba, por lo
que para que el presunto imputado sea absuelto, debe demostrar que obró
con diligencia normal (El subrayado y resaltado es nuestro).
En la situación de que trata el reparo bajo estudio queda
demostrado la intervención que han tenido los responsables en el manejo
de los fondos observados. Por ello, resultan responsables del cargo
aquellos que recibieron los fondos y no justificaron razonablemente su
rendición, así como aquellos que con su firma avalaron tales rendiciones:
Gerente de Recursos Humanos y Administración, Gerente de Economía y
Finanzas y Jefe División Tesorería en la medida de su CONCRETA
intervención en cada rendición y/o solicitud de fondos.
En concordancia con el razonamiento expuesto, debemos
atender a la particular circunstancia que rodea al Administrador, quien ha
desconocido su firma en tales rendiciones, y cuya autoría ha sido asumida
en forma genérica por la responsable Gallardo, conforme surge de la
actuación notarial que obra incorporada a fs. 133.
Tal acta notarial, como instrumento público se presume
auténtica, es decir, goza de una presunción de autenticidad, puesto que
contiene las manifestaciones de un oficial público que hacen plena fe hasta
que una sentencia judicial firme diga lo contrario, en un proceso de
redargución de falsedad. Sin embargo, dicha acta no puede dar fe del
contenido -esto es de lo expresado por la parte- con lo cual solo constituye
un elemento más a tener en cuenta a la hora de analizar el grado de
responsabilidad, en este caso del Administrador y de la propia Sra. Corina
Gallardo.
En el caso concreto se debe dejar en claro primeramente que
el simple desconocimiento que el arq. Sandes hace de su firma, sin que
acompañe otra prueba que sustente la veracidad de sus dichos no lo libera
de responsabilidad.

41
Tampoco libera al Administrador de responsabilidad la
manifestación privada realizada por Gallardo en actuación notarial, cuyos
efectos y validez legal ya han sido tratados precedentemente.
La determinación de la autoría de las firmas (que asume
genéricamente Gallardo y desconoce en la misma forma Sandes en su
contestación), excede el marco de actuación de este Tribunal…, En esta
línea de pensamiento se sugiere aplicar multa por las graves deficiencias
de control al arq. Sandes, quien de acuerdo al organigrama vigente debió
tener conocimiento y control permanente de los gastos y reposiciones del
fondo aquí cuestionado (Lo subrayado y resaltado es nuestro)”.

El Tribunal entiende que le cabe responsabilidad plena al


Administrador, por los siguientes motivos:
- Responsabilidad in vigilando.
Como ha quedado demostrado, el Administrador en su defensa
solo hace referencia a que desconocía los hechos observados y a que le han
falsificado la firma. Por ende surge de sus dichos que no efectuó ningún
tipo de control, ni el más mínimo. Su falta total de control, no solo ocurrió
en el ejercicio 2019, que estamos tratando, sino también en el ejercicio
2018 en el que se han detectado similares desfalcos, como así también en el
ejercicio 2017 donde el Tribunal advirtió sobre el desmanejo de los fondos
fijos. Por ello esta responsabilidad in vigilando no cumplida, ha permitido
en el tiempo la continuidad de la actuación de malversación de fondos por
parte del o los delegados. Esta falta de control, ha permitido la exacción
ilegal de fondos públicos durante un período de tiempo muy prolongado.
Téngase en cuenta que la dependencia del o los delegados era directa del
delegante. La maniobra de incorporar en las rendiciones comprobantes que
nada tenían que ver con la finalidad de la repartición o que eran
falsificados, en algunos casos en forma burda, fue posible porque se
omitieron los debidos controles. Lo que se ve agravado por la magnitud de
las cifras involucradas.
El Tribunal, al auditar el ejercicio 2017, advirtió la falta de
procedimientos escritos sobre el manejo de los fondos fijos. Así en el Fallo
N° 17230 correspondiente a ese ejercicio se trató el tema y por el cual los
responsables fueron multados por la observación: “10. Irregularidades en
rendición de fondo fijo: De la revisión de los expedientes de rendición de
gastos por Fondo Permanente CUC 880 DPV Tesorero, se observó que se
habían pagado conceptos que no se correspondían con el objeto y/o
destino para el cual se crearon dichos fondos.
42
Por Resolución Nº 1157/16, se dispuso para el Ejercicio
2017, la continuación de los Fondos Fijos creados durante el Ejercicio
2016, señalando además que con posterioridad se emitiría resolución
reglamentando los mismos y fijando los límites e instrucciones para la
ejecución correcta de los fondos fijos. A la fecha del presente informe, no
se ha obtenido constancia de la emisión de las resoluciones
reglamentarias correspondientes.
Es necesario destacar que si bien no se ha emitido resolución
reglamentando el uso de los mismos y fijando los límites e instrucciones
para su correcta ejecución, la Resolución Nº 1157/16 estableció que „… los
mismos son para la concreción de gastos y reparaciones urgentes‟, sin que
se den estas condiciones en los pagos observados”.

El 28/12/2018 se emitió la Resolución N° 1199, referida al uso


de los fondos fijos aplicable al ejercicio 2019, en la que se dispuso:
- Los montos sólo podrán rotar una vez al mes.
- Previo al uso de los fondos se deberá confeccionar el comprobante P-18.
- Solamente se explaya sobre los gastos en el uso de vehículos.
- Los gastos mayores de $ 200 deben ser pagados con cheques con orden de
compra a nombre del proveedor.
- Si se compran bienes de capital deberá constar en la factura el sello de
Patrimonio con el cargo e identificación patrimonial.
Surge de su lectura que es una reglamentación del uso de los
fondos fijos genérica. Las reglamentaciones deben constar de un
pormenorizado detalle que permita guiar a los ejecutores de las tareas que
se reglamentan, tal como se especifica con claridad en esta Resolución para
el caso del parque automotor. Para los restantes gastos, en principio se
autorizaría el uso del fondo sin exigir ningún requisito específico: no fija
condiciones y montos máximos, no fija los conceptos para los cuales se
puede usar, no fija procedimientos ni plazo para la rendición de los
mismos, no fija condiciones de contratación (por ejemplo pedir tres
presupuestos), salvo como ya se dijo para el caso de gastos relacionados
con vehículos. En los Vistos y Considerandos hace referencia a que: “… en
todos los casos los gastos se deben ajustar a la Disposición N° 828-
DGCPyGB-18 que aprueba el convenio marco N° 80177 aprobado por el
gobierno de la Provincia que establece en su art.1 que los gastos
autorizados a realizar con fondos fijos es de hasta $ 1000 en vehículos
menores y de $ 3500 en vehículos pesados y maquinaria vial”. Según
este párrafo, los fondos fijos solo podían usarse para gastos en vehículos, y
43
no para otros gastos.
En esta Resolución, del 28/12/2018, se fijó el monto del fondo
fijo de la División Tesorería, cuyo mal uso es el motivo de este juicio
parcial, en la suma de $ 600.000. Un mes y medio después, con fecha
19/2/2019, mediante Resolución Nº 14/19 del Administrador, se autoriza la
ampliación de dicho Fondo Fijo en la suma de $ 250.000, llevándolo al
monto de $ 850.000.
Es decir, los procedimientos para la ejecución y rendición
correcta de los fondos fijos no se establecieron para los ejercicios 2017 y
2018 y para el ejercicio 2019 la reglamentación establecida fue para los
gastos de vehículos. Por ello, ahora se ve el resultado de la falta de los
mismos. Esto demuestra la grave falta de control en que incurrió el
Administrador. Al no reglamentar, o hacerlo en forma incompleta, el uso
de estos fondos quedó librado al arbitrio de los que lo manejaban con las
consecuencias que estamos tratando.

Inversión de la carga de la prueba.


La responsabilidad de la rendición de cuentas documentada es
del cuentadante. Es quien debe acompañar la rendición munida de los
libros y documentación que justifiquen la cuenta. No es responsabilidad del
Tribunal aportar las pruebas que justifiquen la cuenta y que hagan a la
defensa del cuentadante. De admitirse esto, sería admitir el principio de la
inversión en la carga de la prueba en favor del cuentadante, haciéndolo al
Tribunal de Cuentas responsable de probar que los cuentadantes al
presentar sus rendiciones de cuentas lo hacen justificadamente. Lo que hace
el Tribunal es analizar la cuenta con las pruebas aportadas y verificar que
las mismas la justifiquen.
Es dable referenciar en este caso lo resuelto por el Tribunal en
el Fallo N° 13222, correspondiente al ejercicio 1996 de la Subsecretaría de
Trabajo y Seguridad Social, en el que se trató un caso de falsificación de
documentación a través de distorsiones en la misma. En ese Fallo el
Tribunal dijo respecto de los responsables máximos de la repartición: “La
Suprema Corte de Justicia de la Provincia tiene dicho: „En el campo de la
responsabilidad civil la relación de causalidad cumple una doble función:
por un lado permite determinar con rigor científico a quien debe atribuirse
un resultado dañoso; por el otro, brinda los parámetros objetivos
indispensables para calibrar la extensión del resarcimiento, mediante un
régimen predeterminado de imputación de consecuencias‟. Y, „como regla,
la carga de la prueba de la relación de causalidad pesa sobre el
44
accionante (Suprema Corte Mendoza, Marzo de 1.992, Sala I, Doctrina
Judicial 1.993-2, pág. 490)‟.
Conforme se ha analizado, la conducta omisiva de los
controles exigidos por las leyes, tanto de quien tenía a su cargo el manejo
de los fondos y la registración de los movimientos, como de quienes
ejercían el control general de la repartición, obró como causa necesaria
de la grave extensión del daño que se produjo… (Lo subrayado y resaltado
es nuestro)”.

Expresa la Secretaria Relatora, con relación a la


responsabilidad del Administrador, que el simple desconocimiento que el
Administrador hace de su firma, sin que acompañe otra prueba que sustente
la veracidad de sus dichos, no lo libera de responsabilidad. Pero que no
obstante, y dentro de las competencias del juicio de cuentas, el Tribunal
ha agotado los medios probatorios sin poder obtener la certeza necesaria
en cuanto al responsable de la firma y que se encuentra ante la “…
carencia de un criterio normativo de imputación del daño y por ende ante
una imposibilidad técnica de formular cargo en tal sentido”.
El Tribunal no comparte esta interpretación porque la
Secretaría Relatora tiene en cuenta el acta ante escribana, con la
manifestación de la Sra. Gallardo, para no imputarle responsabilidad al
Administrador, presumiendo que lo que en esa acta consta puede llegar a
ser verdad, pero bien podría haber presumido que fuese falso y en
consecuencia imputar la responsabilidad respectiva. Es decir, el acta obra
como disparador de una indeterminación de responsabilidad y según como
se considere lo que consta en la misma, verdadero o falso, puede
determinarse o no la responsabilidad. Al respecto, la Secretaría Relatora
expresó: “En el caso concreto se debe dejar en claro primeramente que el
simple desconocimiento que el arq. Sandes hace de su firma, sin que
acompañe otra prueba que sustente la veracidad de sus dichos no lo libera
de responsabilidad. Tampoco libera al Administrador de responsabilidad
la manifestación privada realizada por Gallardo en actuación notarial...”.
No obstante tales aseveraciones, concluye no imputando responsabilidades,
dejando la determinación de las mismas a las resultas de las acciones en la
justicia civil y penal. Al respecto, la Suprema Corte de Justicia, en el Fallo
del caso Silvano, que más abajo se comenta, deja en claro que la
responsabilidad contable que juzga el Tribunal no puede quedar supeditada
a las resultas de las otras posibles responsabilidades: penal, civil,
administrativa y política.
45
Téngase en cuenta además que en las observaciones 1 y 3, por
las que aconseja la aplicación de multa, respecto de la responsabilidad de la
Sra. Gallardo, la Secretaría Relatora expresó: “Se incluye a la Gerente de
Recursos Humanos y Administración toda vez que la misma ha declarado
ser quien realizaba la firma del administrador en estos gastos, y una gran
parte de ellos han sido rendidos por ella en forma deficiente”. Es decir,
respecto de algunas observaciones se considera que el contenido del acta
ante escribano es cierto, pero a los efectos de la responsabilidad del
administrador se carece de la certeza necesaria.
El Tribunal entiende que debe analizar las cuentas
confrontándolas con la documentación que le da sustento y que presentan
los cuentadantes. En este caso, el cuentadante desconoce su firma impuesta
en documentos que respaldan gastos, aportando como prueba un acta ante
escribano donde la Sra. Corina Gallardo declara que le falsificó la firma.
Expresó en su defensa: “… por declaración notarial la Sra.
Corina Gallardo reconoció que había falsificado mis firmas sin mi
consentimiento en las facturas adulteradas bajo análisis”. A su vez
transcribe el acta ante escribano: “… la Sra. Corina Gallardo, por medio
de Actuación Notarial obrante a fs. 133, manifiesta: “PRIMERO: -Yo le
hago la firma al Arquitecto Oscar Horacio Sandes, en su calidad de
Administrador de la Dirección Provincial de Vialidad de los Gastos, los
que se han rendido por los años 2018 y 2019 en el Fondo Permanente,
que se maneja en el Área de Tesorería de la Dirección Provincial de
Vialidad”. SEGUNDO: “-Que el Arquitecto Oscar Horacio Sandes, nunca
supo que yo le hacía la firma en los comprobantes rendidos en el Fondo
Permanente de los años 2018 y 2019 (El subrayado y resaltado es
nuestro)”.

La Ley N° 1003, para el juicio de cuentas, no ha previsto un


periodo determinado en el cual se produzcan pruebas, sino que debe estar a
las pruebas aportadas por los cuentadantes, y el acta ante escribano que fue
acompañada es una de ellas.
No es obligación del Tribunal constatar la veracidad del
contenido de lo manifestado ante notario público por parte de la Sra. Corina
Gallardo. Tal declaración fue ratificada por el Sr. Sandes. Por ello se aplica
aquí el axioma jurídico de “a confesión de parte relevo de prueba”, es
decir que por ser tan clara y evidente, debemos aceptar la responsabilidad
asumida por la Sra. Gallardo. No se trata solo de una declaración unilateral
de una de las partes (Sra. Gallardo), sino que la misma es asentida por la
46
otra parte (Sr. Sandes) en el mismo sentido.

Atento a lo expuesto, entiende el Tribunal que corresponde


formular cargo a la Sra. Corina Gallardo por haberse declarado autora
de las firmas del Sr. Sandes, insertas en la mayoría de los comprobantes
observados. Es decir, fue la Sra. Corina Gallardo la que intervino
directamente en la exacción de fondos mediante el refrendo (falsificando la
firma del Sr. Sandes) de la documentación que daba sustento a gastos no
relacionados con el fin del ente, que en algunos casos rayaron lo burdo y/o
ridículo.
Independientemente de la falsificación que se hizo de la firma
del Administrador, éste tiene una clara responsabilidad,
correspondiendo que se le formule también cargo. La misma deviene
por incumplimiento de su “responsabilidad in vigilando”, pues:
- No obró con diligencia normal respecto del control del manejo de los
fondos observados y más teniendo en cuenta los ingentes montos que se
malversaron y las características de la documentación, rendida sin ninguna
relación con los fines del ente, así como la prolongación en el tiempo de los
hechos ilegales. Como bien lo manifiesta la Secretaría Relatora, al
responsabilizar al Arq. Sandes de las graves deficiencias de control, “…
quien de acuerdo al organigrama vigente debió tener conocimiento y
control permanente de los gastos y reposiciones del fondo aquí
cuestionado” (Para el que aconseja la aplicación de multa).
Con razón, la Secretaría Relatora al hacer el análisis de la
imputación de responsabilidad expresa que es necesario “… que exista una
vinculación entre el sujeto imputado y el hecho que le es atribuido, con el
daño. Esta relación de causalidad resulta necesaria para que deba
responderse por el daño causado tanto por acción como por omisión,
constituyendo la conducta la causa de la obligación de resarcir. Esto es,
debe existir una conexión de hechos vinculados entre el incumplimiento del
cuentadante y las pérdidas detectadas que conforman las partidas
ilegítimas o no comprobadas a que refiere el art. 40 de la Ley 1003”.
- No ha aportado ninguna prueba que demuestre que, respecto de los fondos
en cuestión, haya establecido reglamentaciones, instrucciones y/o
procedimientos para el buen destino de los mismos (salvo la Resolución
N° 1198/18 ya comentada) ni que se hacían los debidos controles, , es decir
“… por pasividad no ejercitó los controles necesarios permitiendo con
dicho accionar que se llevara a cabo la conducta irregular, como aquel
que tiene a su cargo las funciones directivas de alto rango con
47
competencia para organizar la actividad económica financiera de una
entidad”. Bien lo expresa también la Secretaría Relatora, incluyendo al
Administrador como responsable de sanción, al tratar varias
observaciones: “… en virtud de lo previsto en el art. 11 de la Ley N° 6063.
Además, conforme lo establecido en la Resolución Nº 226/2019 de Consejo
Ejecutivo, que aprueba nuevo organigrama, la Tesorería tiene
dependencia directa del Administrador. Dicho responsable no efectuó el
más mínimo control al respecto no pudiendo resultar absolutamente
ajeno al procedimiento de manejo de estos fondos”.

En su defensa, el Sr. Sandes hace referencia a la falsificación


de su firma, acompañando documentación donde constan resultados
parciales del sumario instruido, el que mandó iniciar como consecuencia de
la investigación del Tribunal. De dicha documentación, se evidencia el mal
proceder de sus delegados: Gerente de Recursos Humanos y
Administración, Gerente de Economía y Finanzas y Tesorera, además de la
connivencia de otras personas involucradas en el uso indebido de los
fondos. Pero así también se evidencia la falta de controles imperantes en
la administración de la repartición (que era su responsabilidad) que
incidieron en la consumación de los ilícitos detectados y al
desconocimiento que el Administrador tenía de algunos hechos que
ocurrían en la misma, del que era su máxima autoridad, a saber:
- Surge de los antecedentes acompañados del sumario, que existían
personas trabajando en la administración sin saber quién las había
convocado, qué tipo de vínculo tenían con la repartición y quiénes y cómo
se les pagaba por sus servicios.
-También surge que el Consejo Ejecutivo había aprobado una Resolución,
la N° 226/19, de la que no tenía conocimiento y por la cual se hacía
depender directamente de él a la División Tesorería. Esta Resolución fue
dejada sin efecto mediante la Resolución N° 990, del 27/11/2019, firmada
por el Sr. Sandes, en cuyos considerandos se dice “… la Resolución N° 226
de Consejo Ejecutivo aprueba un organigrama para esta DPV, distinto del
que se encuentra aprobado por Resolución N° 818/11. Dicho organigrama,
conforme se nos informa era solo un borrador a título de ejercicio para la
aprobación de las normas ISO 9001-2015 pero el mismo nunca fue
revisado por la Administración… (sic)”.

Sentencia de la Suprema Corte de Justicia. Juicio N° 65.821 “


SILVANO, Jorge Raúl C/ Provincia de Mendoza S/ APA” (Fallo N° 13222
48
de la Subsecretaria de Trabajo y Seguridad Social).
Similar resolución que la que se adopta en el presente fallo,
respecto de los responsables del perjuicio, por deficiencias de control, tomó
el Tribunal en el Fallo N° 13222, correspondiente a la Subsecretaría de
Trabajo y Seguridad Social. En ese Fallo se hicieron responsables del cargo
por el perjuicio económico al empleado infiel que cometió el delito de
sustraer dinero mediante un ardid, a la Contadora y a la autoridad máxima,
el Subsecretario. En este caso, el empleado que incurrió en delito, sustrajo
dinero mediante el cobro de cheques y una burda falsificación de los
extractos bancarios. Dichos extractos fueron firmados además de los
responsables directos (Contadora) por el responsable máximo de la
repartición para ser presentados al Tribunal en las rendiciones.
La autoridad máxima del organismo recurrió el Fallo,
recayendo sentencia de la Suprema Corte de Justicia en el Juicio
N° 65.821 “ SILVANO, Jorge Raúl C/ Provincia de Mendoza S/ APA”
(Fallo N° 13222 de la Subsecretaría de Trabajo y Seguridad Social). En la
sentencia se expresa: “La revisión observó que la situación denunciada y
la omisión de control en el movimiento de los subsidios, se ha producido
por una falta de sistema de control interno, agravado por el hecho de que
dos personas involucradas que surgen de la denuncia, realizaban todo el
circuito: ingresos, egresos, registración…
La responsabilidad de la funcionaria proviene de la ley 4974,
de la cual surge que el Subsecretario de Trabajo y de Seguridad Social es
la máxima autoridad del organismo y tiene a su cargo entre otras
funciones, la de asumir la representación legal de la Subsecretaría y
dirigir y ordenar administrativamente la repartición, controlando el
cumplimiento de las funciones y tareas de cada sección.
El Tribunal no tiene elementos de convicción que permitan
concluir que, de parte de la Subsecretaría responsable..., haya habido
algún tipo de participación en la maniobra dolosa de apropiación de
fondos de la Administración. Por el contrario, si se tiene por acreditado
que la omisión de controles que debía ejecutar la funcionaria
responsable ha permitido una maniobra dolosa de apropiación de fondos
públicos por parte de un agente de la repartición.
Comparto en su totalidad los cargos del Tribunal. Este pone
categóricamente el acento en que la maniobra fue posible porque se
omitió el debido control sobre los saldos de la cuenta corriente
individualizada, que eran groseramente fraguados en los extractos
correspondientes a esa cuenta.
49
Más adelante se prosigue el análisis teniendo en cuenta „la
especial característica del caso analizado, consistente en la forma burda
con que fueron introducidas modificaciones en los extractos bancarios…,
lo que, por lo obvio del ardid desplegado, necesariamente debió llevar a
las responsables a advertirlo y tomar las medidas correctivas
imprescindibles‟.
Es cierto que tales responsabilidades el tribunal se las
reprocha con acierto a la Contadora … Habilitada de la Subsecretaría y
principal responsable del funcionamiento administrativo contable de la
Subsecretaría de Trabajo.
Luego, se le reprochan a la Dra. …: „la omisión de controles
que debía ejecutar por mandato legal permitió una maniobra dolosa de
apropiación de fondos públicos, por parte de un agente de la repartición‟ y
se continúa el análisis de responsabilidad, diciendo que „si se hubieran
realizado los controles …, no habría resultado posible la continuación de
la maniobra dolosa ni la reiteración de las erogaciones indebidas‟ y
concluye que „el método utilizado para ocultar la erogación injustificada e
ilegítima de fondos era tan burda, que los mínimos controles debieron
detectarlo‟.
4. La extensión de la responsabilidad a los habilitados o al
funcionario titular de la repartición: El punto central de esta acción
procesal administrativa es la cuestión de la responsabilidad que tiene …
como Subsecretario, teniendo en cuenta que en su estructura burocrática
cuenta con una persona específica en la tarea de administrar y manejar
los fondos de la Subsecretaría, es decir, que existe un habilitado y
principal responsable del manejo de los fondos.
Desde luego, que el habilitado es el principal responsable del
buen o el mal manejo de los fondos, ya que se trata de su función especial
y específica. Así lo prevé el art. 24 de la ley 1003: „los habilitados de las
oficinas o reparticiones públicas…., presentarán directamente y a más
tardar cada tres meses sus cuentas sobre la inversión de partidas de gastos
que manejen a la Contaduría general, para el control que establece la ley
de contabilidad…‟.
Esta rendición parcial y periódica de cuentas de los
habilitados a contaduría, no excluye a mi entender, la rendición general
del ejercicio y la necesidad de aprobación de las cuentas de los
funcionarios en sentido amplio del art. 77 del Código Penal.
La responsabilidad amplia y genérica de rendir cuentas
deriva directamente de los arts. 181 y siguientes de la carta Provincial.
50
„Habrá un Tribunal de Cuentas con jurisdicción en toda la Provincia y con
poder bastante para aprobar o desaprobar la percepción e inversión de
caudales públicos hechas por TODOS LOS FUNCIONARIOS,
EMPLEADOS Y ADMINISTRADORES de la Provincia‟.
A continuación con toda claridad y precisión dice el art. 182
que „TODOS LOS PODERES PÚBLICOS, LAS MUNICIPALIDADES, Y
CUANTOS EMPLEADOS Y PERSONAS ADMINISTREN CAUDALES DE
LA PROVINCIA U OTRAS CORPORACIONES ESTARÁN OBLIGADOS a
remitir anualmente las cuentas documentadas de los dineros que hubieran
invertido o percibido, para su aprobación o desaprobación, debiendo el
tribunal pronunciarse sobre ellas en el término de un año desde su
presentación, so pena de quedar de hecho aprobadas…‟.
La norma constitucional no trae excepciones: Todos los
empleados o funcionarios que manejen fondos, deben rendir cuentas.
La ley 1003 es más categórica al disponer en su art. 20 que
„la obligación de rendir cuentas comprende SIN EXCEPCION ALGUNA a
todos los poderes públicos, municipalidades, reparticiones autónomas y
autárquicas, funcionarios y empleados que administren caudales de la
provincia‟.
No hay dudas, a mi juicio, que el Subsecretario de Trabajo y
Seguridad Social administraba y manejaba fondos públicos, a través de
las cuentas corrientes bancarias pertinentes y que se detallan en el fallo
cuestionado.
Tampoco tengo dudas de su responsabilidad como titular de
la repartición y sin perjuicio de la que tiene la habilitada y que también
con claridad le imputa el fallo cuestionado. La obligación periódica de los
habilitados de rendir cuentas directamente ante la Contaduría General de
la provincia y prevista en los arts. 24 y siguientes de la ley 1003 no excluye
la obligación de rendir cuentas por parte del titular del organismo
anualmente y cada vez que se produce una sucesión en el cargo, de
conformidad con el Acuerdo 870.
En suma existen dos responsabilidades previstas en la ley
1003: a) la del titular de la repartición que es genérica y propia de la
gestión que asume, el deber de control y previsión; b) la del habilitado
que es específica, referido al movimiento contable de la repartición, pero
que DE NINGUNA MANERA RELEVA DE LA OBLIGACIÓN DEL
TITULAR DE LA REPARTICIÓN DE LLEVAR LOS LIBROS Y LAS
CUENTAS COMO CORRESPONDE.
La responsabilidad del funcionario público por su gestión
51
reconoce varias áreas o facetas que no se superponen. Existe la
responsabilidad política o institucional, una responsabilidad
administrativa o disciplinaria, una responsabilidad contable por el buen
manejo de fondos y, eventualmente, una responsabilidad penal… La
contable propia del juicio de cuentas y responsabilidad específica prevista
en los arts. 181 y siguientes de la Constitución de la provincia,
reglamentada por la ley Orgánica del tribunal de Cuentas. Ley 1003…
El juicio del tribunal sigue siendo básicamente un juicio de
responsabilidad contable y no política, civil, disciplinaria o penal... Y no se
trata de formular una imputación delictiva, ni siquiera una
responsabilidad disciplinaria, sino esencialmente institucional de
conducción y supervisión de la dependencia a su cargo, que no se hizo
del modo pertinente y que ha generado esta situación de irregularidades
administrativa y comisión de delitos penales por parte de empleados
involucrados (El subrayado y resaltado es nuestro)”.

Conclusión.
Se dijo ut-supra que la resolución del presente caso era similar
a la que adoptó el Tribunal en el Fallo N° 13222, correspondiente a la
Subsecretaría de Trabajo y Seguridad Social. Efectivamente, se dan
similitudes en cuanto a la responsabilidad de control de las máximas
autoridades y a lo grosero y burdo del ardid instrumentado por los
empleados infieles.
Las actuaciones ilícitas, cuyo pormenorizado detalle se efectúa
en cada una de las observaciones que se tratan, demuestran una falta total
de control por parte de quien tiene por ley la responsabilidad de “ejercer el
control sobre todas las acciones de la administración”. Esta aseveración,
de falta de control, se ve confirmada, por ejemplo, en las declaraciones del
Administrador, quien en los Vistos y Considerandos de la Resolución N°
67, del 21/10/2019, que tuvo por finalidad constituir una Comisión
Investigadora de los ilícitos, expresa: “Habiendo tomado conocimiento
extraoficialmente que aparentemente habría desprolijidades contables
por no haberse respetado supuestamente el control de legalidad previsto
en el organigrama de funciones de la Repartición”.
Si vemos que los hechos observados se repitieron durante todo
el ejercicio 2018 y hasta setiembre de 2019, resulta a las claras la desidia
en quienes debían ejercer el control que la ley les asignaba y más cuando
ya el Tribunal había advertido en el Fallo del ejercicio 2017 sobre el mal
manejo de los fondos fijos.
52
Téngase en cuenta además que el Tribunal les había
comunicado a las autoridades de la repartición, a través del primer informe
de auditoría in situ del ejercicio 2018, las deficiencias en la estructura
organizativa, en el manual de funciones y en los sistemas de control
interno. En ese informe el Tribunal expresó: “… el Organigrama vigente
de la Estructura Organizacional y el Manual de Funciones, son los
aprobados por Res. Nº 818 /2011.
Conforme lo observado en ejercicios anteriores, se mantiene
subsistente la falta de actualización tanto del Organigrama como el
Manual de Funciones del Organismo.
Lo observado ha sido instruido en numerosas Oportunidades
por este Tribunal (Fallos Ejercicio 2005, 2007, 2008) en los cuales se
instruyó a “… Control Interno: Formalizar en un solo cuerpo normativo el
Organigrama que represente la estructura jerárquica real del Organismo,
implementando manuales de procedimiento para las cobranzas de
reembolso de obras viales y actas de infracción, definiendo circuitos
operativos, procesos, controles, documentación respaldatoria y
responsables de cada tarea e incluir en un plan de auditoría la verificación
de la puesta en práctica de las instrucciones y recomendaciones efectuadas
por el Tribunal, sobre todo en aquellos sectores definidos como críticos
para el control, o donde se ha visto la auditoria limitada en su alcance…”.
Los hechos observados resultan groseros y burdos, no solo por
las falsificaciones y adulteraciones, sino también por los montos y
conceptos incluidos, que nada tenían que ver con la finalidad de la
repartición, tales como: gastos en peluquería, viajes a la costa atlántica,
comidas, etc. Bien lo expresa la Revisión en la observación 1, en la que
detalla en forma genérica los hallazgos de auditoria:
- Muchos comprobantes de gastos no están a nombre del organismo, están
emitidos a consumidor final o no mencionan el beneficiario, ni la relación
con la actividad de la Dirección Provincial de Vialidad (facturas y tickets
por almuerzos, meriendas, cenas, combustible, panadería, carnicería, etc.).
- Algunos comprobantes no cumplen con las normas impositivas. Se emiten
en soporte papel, cuando a partir del 1/4/2019 deben hacerse
electrónicamente.
- Varios de estos gastos fueron realizados en días sábado o domingo o en
días hábiles en horarios no laborales.
- Se detectaron comprobantes electrónicos rendidos en más de una
oportunidad, en una o más rendiciones.

53
- Se detectaron comprobantes manuales con CAI vencidos, en donde
además se presumen adulteraciones en su emisión.
- Existen un conjunto de comprobantes de “distintos proveedores” que
tienen como común denominador el hecho de que han sido efectuados por
el mismo puño escritor.
- A modo de ejemplo, se mencionan algunos gastos incluidos en las
observaciones:
- Gastos por cargas de combustibles, efectuados en horarios diversos
de funcionamiento de la administración, y otros fuera del mismo, incluso
en fines de semana, los cuales no fueron realizados por el sistema
EDENRED, que utiliza en general la DPV, emitidos a consumidor final, y
no identifican el rodado al que se le cargó dicho combustible. Incluso se
visualizó un gasto efectuado por un viaje a Mar de Ajó, Provincia de
Buenos Aires, relacionado con estadía a nombre de la Sra. Corina Gallardo.
No se vincularon dichos gastos con comisión de servicio para la DPV y
según lo expresado por los responsables, los vehículos oficiales no son
utilizados durante los fines de semana, sino que permanecen guardados en
las respectivas dependencias al finalizar cada jornada laboral.
- Gastos de comidas en restaurantes, mercados (mayoristas y
minoristas) y almuerzos para varias personas, fechados incluso en fin de
semana o en horario fuera de la jornada laboral o habitual y sin vinculación
alguna a una comisión oficial. Asimismo, dichos gastos se encuentran en su
mayoría emitidos a consumidor final. A modo de ejemplo, existen cuatro
facturas emitidas por el proveedor Claudia Azucena Luna en concepto de
almuerzos: entre 25 y 30 personas, por $ 19.625, $ 23.550, $ 23.746 y
$ 28.495.
- Gastos vinculados a obsequios, con motivo del día de los
enamorados, día de la mujer, día de la secretaria, regalos empresariales,
juguetes varios, fin de año y un cinturón.
- Gastos correspondientes a servicios personales y/o profesionales,
sin detalle de tareas realizadas ni firma del jefe inmediato del sector en el
cual se han realizado las tareas liquidadas, por $ 557.300,00.
- Gastos correspondientes a servicios de chapería, sin detalle de los
trabajos realizados ni identificación de los vehículos por $ 120.000.
- Gastos correspondientes a servicios de mantenimiento y
reparaciones varias que fueron rendidos dos veces en distintos expedientes,
por una suma de $ 61.980.
- Comprobantes correspondientes a servicios y gastos de diversa
índole, que han sido adulterados de diferentes maneras, modificando los
54
importes originales, los datos del destinatario y las cantidades facturadas.
Dato verificado entre las facturas originales (rendidas por el organismo) y
lo que figura en el duplicado de las mismas (aportadas por el proveedor),
por valores de $ 274.550 y $ 274.710 (observación 12, puntos a y b).

Asimismo, son responsables por la totalidad de los cargos que


se determinen el Gerente de Economía y Finanzas y la Jefa de la División
Tesorería (no solo por los comprobantes que intervinieron, sino por todos
los comprobantes), al igual que el Administrador, por falta de control.

Así se resuelve, por los importes antes mencionados con más


los intereses determinados hasta la fecha de este pronunciamiento, según la
normativa vigente. La determinación de los montos a cargo de cada
responsable y el cálculo de los intereses, cuyo importe asciende a
$ 2.388,72, obran a fs. 905 de autos. Esta suma, adicionada al capital antes
mencionado, totaliza un monto de $ 17.386,72 (siendo imputable hasta esa
suma para el Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y Jefe de
División Tesorería, en tanto que para la Gerente de Recursos Humanos y
Administración, por $ 6.796,15).
Corresponde también formular cargo en función de los
intereses generados por la retención indebida de las sumas no utilizadas de
los anticipos Nros. 48 ($ 34.100,00), 137 ($ 19.960,00) y 143
($ 99.910,00), restituidas todas con fecha 1/11/2019, infiriéndose que la
salida de fondos no tenía como destino la aplicación inmediata a un gasto
concreto de la DPV (retiro de fondos injustificado).
Tal como señala la Revisión, la solicitud de anticipos,
requeridos por los responsables, que no fueron rendidos oportunamente,
configura un daño para el Estado por los intereses devengados, a calcularse
hasta la fecha de su restitución (1/11/2019).
El cálculo de estos intereses, los que totalizan $ 10.266,53, a
cargo del Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y Jefe de
División Tesorería, obran a fs. 906 de autos.

IV. Que la observación 5. Irregularidades en consumo de


combustibles tuvo su origen debido a que, oportunamente, se observaron
una serie de gastos relacionados con cargas de combustibles, efectuados en
horarios diversos de funcionamiento de la administración, y otros fuera del
mismo, incluso en fines de semana, los cuales no fueron realizados por el
sistema EDENRED que utiliza en general la DPV, conforme lo previsto
55
por Decreto Nº 1338/16 y Resolución Nº 181/19 del Consejo Ejecutivo de
la DPV, por lo que prima facie no resultaría justificada la compra directa
evadiendo el sistema contratado.
Dichos gastos no se encontraban a nombre de la DPV sino que
estaban emitidos a “consumidor final”, y además no tenían identificado el
rodado al que se le cargó dicho combustible. Incluso se visualizó un gasto
efectuado, relacionado con un viaje a Mar de Ajó, Provincia de Buenos
Aires, sin justificación alguna y un comprobante emitido a favor de: Fany
B. Córdoba, con DNI 14.456.687, Domicilio: 895, E/834 y 833, Bs. As.
Se verificó que los gastos de combustibles vinculados con el
viaje a la costa atlántica se relacionaban con estadía a nombre de la Sra.
Corina Gallardo.
Los responsables en su rendición tampoco vincularon dichos
gastos con comisión de servicio para la DPV. La Revisión informó que los
vehículos oficiales no eran utilizados durante los fines de semana, sino que
permanecían guardados en las respectivas dependencias al finalizar cada
jornada laboral.
Los comprobantes y las notas de pedido se encontraban
firmados por el Sr. Oscar Sandes, a excepción de un comprobante firmado
por el Sr. Jaime Obrador, y en conjunto con el Sr. José Mariano Yanzón en
los expedientes Nros. 1613418 y 3632178, en tanto que los anticipos de
fondos fueron retirados por la Tesorera, Sra. Juana Miriam Herrera.
Destaca la Revisión que mediante expediente EX-2019-
5869791-GDEMZA-DPV #MEIYE, los responsables contestaron las
observaciones que surgen del Segundo Informe de Auditoría In Situ y
Contable, donde indican que se reponen a la cuenta bancaria
Nº 6280118896 Suc. 2405 del Banco de la Nación Argentina, denominada
“DPV HABILITADO TESORERIA” el importe de algunos comprobantes
por “error de rendición”.

Los responsables debían justificar en forma documentada para


cada una de las facturas detalladas, agrupadas por Anticipos, en el Anexo I
(obrante a fs. 406/413):
1) El destino del gasto (Ley N° 8706, artículos 92 y 153, Decreto
N° 1000/15).
2) Su relación con el objeto del ente (Ley N° 8706, artículo 92 y 153,
Decreto N° 1000/15).
3) Aportar constancias acreditativas de la comisión de servicios realizada
(CCT 572/09, artículo 33).
56
4) Responsable que realizó efectivamente el gasto, ya que las facturas se
encuentran firmadas por el Administrador de la DPV, acompañada en
algunos casos por la firma de José M. Yanzón y en un comprobante por
Jaime Obrador (artículo 153, Decreto N° 1000/15 - Facturación).
5) Identificar los vehículos en los cuales se efectuó la carga de combustible
y que permita asociarlo a una prestación para la DPV (Ley N° 8706,
artículos 75 y 92).
6) Acreditar los controles efectuados por el Contador de la repartición
sobre las rendiciones observadas, ya que no se encuentra la firma de ningún
responsable de Contaduría en las rendiciones del fondo permanente. Sin
embargo, se ha verificado la reposición del fondo (Ley N° 8706, artículos
80, 81 y 92).
En caso de no subsanarse lo observado, los responsables
podían incurrir en procedimientos administrativos irregulares, siendo de
aplicación la multa prevista en el artículo 42 de la Ley N° 1003, siempre y
cuando no se ocasionase daño al Estado por partida no comprobada,
debiendo aplicarse cargo solidario a los responsables (artículo 40, Ley
Nº 1003) por la suma de $ 157.053,05, correspondiente al total de gastos
detallados en Anexo I.

Analizadas las contestaciones presentadas por los responsables


(Cdor. Elías David Jurado y Cdora. Adriana Flores), la Revisión concluye
que: “El Gerente de Economía y Finanzas y la Jefa del Área Contaduría
debieron advertir que no le giraban los expedientes ni las órdenes de pago
para validar la rendición de los fondos permanentes.
La Tesorería no era responsable por subordinación ante la
Gerencia de Economía y Finanzas ni de Contaduría, pero por funciones
que se exponen en aclaración sobre la inclusión de responsables, sí debían
efectuar controles pertinentes a sus cargos. Además, ambos responsables
rendían cuentas donde se expone que los Estados Contables surgen de
registros contables.
Por tanto, los responsables no han justificado
documentadamente para cada una de las facturas detalladas en el Anexo I,
cual fue el destino del gasto (Ley 8706, art. 92 y 153 Dto. 1000/15), ni su
relación con el objeto del ente (Ley 8706, art. 92 y art. 153 Dto. 1000/15),
como tampoco se aportaron constancias acreditativas de la comisión de
servicios realizada (CCT 572/09, art. 33), ni indicación del responsable
que realizó efectivamente el gasto, ni los vehículos en los cuales se efectuó
la carga de combustible y que permita asociarlo a una prestación para la
57
DPV (Ley 8706, arts. 75 y 92). Tampoco pudo acreditarse que el Contador
haya practicado controles sobre las rendiciones observadas, ya que no se
encuentra la firma de ningún responsable de Contaduría en las rendiciones
del fondo permanente, no obstante haberse verificado la reposición del
fondo (Ley 8706, arts. 80, 81 y 92). Las órdenes de pago no están firmadas
ni hechas por el sector Contable. Se constató que fueron realizadas por el
sector de Tesorería, en su mayoría por la Tesorera, cuando armaba la
Rendición en SIDICO.
En virtud de lo expuesto, lo observado subsiste como daño al
Estado por partida no comprobada, debiendo aplicarse cargo solidario,
conforme al art. 40 de la Ley Nº 1.003, por la suma de $ 136.121,38, a los
siguientes responsables: Administrador: Arq. Oscar Sandes, Gerente de
Recursos Humanos y Administración: Sra. Corina Gallardo, Jefe División
Tesorería: Sra. Juana Miriam N. Herrera, Jefe División Equipos: Sr. José
Mariano Yanzón y Contratado con funciones en Contaduría: Sr. Jaime
Obrador.
En tanto que, se salva la observación como daño por el
importe de $ 20.931,67, debido a que fue devuelto con fecha 23/10/2019”.
El tratamiento de los intereses por este saldo retenido será abordado al final
de este Considerando.
Finalmente, la Revisión realiza una aclaración sobre la
inclusión de responsables (fs. 712 vta./714).
La Secretaria Relatora coincide con la Revisión en cuanto a la
existencia de una partida no comprobada, por la que corresponde formular
cargo solidario en los términos del artículo 40 de la Ley N° 1003 por la
suma de $ 136.121,38 (Anexo I), toda vez que se ha incumplido la propia
resolución reglamentaria de la DPV que establecía para qué tipo de gastos
se utilizaba el fondo permanente, y no se ha acreditado la vinculación de
los gastos con servicios a la DPV (Ley N° 8706, artículos 92 y 153, y su
Decreto Reglamentario N° 1000/15).
Agrega la Secretaría Relatora que, siguiendo el criterio
expuesto en el análisis de responsables de la observación 4 (Considerando
III), entiende que solo resultan responsables del cargo aquellos que
recibieron los fondos y no justificaron razonablemente su rendición, así
como aquellos que con su firma avalaron tales rendiciones (Anexo de fs.
814/816, Informe Complementario).
Sin embargo, respecto al Arq. Sandes y la Sra. Corina
Gallardo, caben las mismas apreciaciones en cuanto a la determinación de
su responsabilidad hecha en el reparo 4.
58
Opina, además, que los responsables del Sector Contable
resultan también pasibles de sanción de multa, toda vez que -como se dijo-
las deficiencias organizativas lejos de ser una causa de exoneración de la
responsabilidad, refuerzan el deber de diligencia que debe observar todo
gestor público; y tampoco resulta atendible el argumento que utiliza en
torno al cumplimiento de las normas legales, reglamentarias y/o técnicas
habida cuenta que ellas resultaron ser insuficientes para evitar el desorden y
descontrol en manejo de estos fondos, los que además de transitar por el
Sector Contable a su cargo no pudieron quedar fuera de los registros
contables del organismo. Cabe advertir aquí que no se ha observado un solo
hecho instantáneo sino que, por el contrario, estamos frente a una sucesión
de anomalías e irregularidades con un desapego notorio a las normas que
hacen a la buena práctica contable, por lo que la responsabilidad al menos
por control contable no puede ser aquí excusada.
En honor a la brevedad se remite a las disposiciones que cita el
Revisor en su informe y por medio de las cuales incluye a los responsables
del reparo.
Normas Legales: Ley N° 8706, artículos 10, 11, 47, 48, inc. b), 75, 79, 80,
81, 92, 107, 144, inc. q), 146, 153 y 196; Decreto Nº 1000/15, artículos 10,
47, 48, inc. b), 80, 81, 144, último párrafo y 153; Decreto Nº 1338/16;
Disposición Nº 136 DGCPyGB; Resolución Nº 181/19 Consejo Ejecutivo
DPV; CCT 572/09, artículo 33; Acuerdo Nº 2988 (t.o. Acdo. Nº 6222),
artículos 20 y 60, inc. d); Resolución Nº 1199/18 Consejo Ejecutivo DPV;
Resolución Nº 14/19 Administrador DPV y Resolución Nº 156/19 Consejo
Ejecutivo DPV.
Responsables: Arq. Oscar Sandes (Administrador), Sra. Corina Gallardo
(Gerente de Recursos Humanos y Administración), Cdor. Elías David
Jurado (Gerente de Economía y Finanzas), Cdora. Adriana L. Flores (Jefe
Departamento Contaduría), Sra. Juana Miriam Herrera (Jefe División
Tesorería), Sr. José Mariano Yanzón (Jefe División Equipos) y Sr. Jaime
Obrador (personal contratado, con funciones en Contaduría).
Este último responsable (fallecido), representado por sus
herederos, en función de lo normado por el artículo 23 de la Ley N° 1003
(Teresa Angélica Púrpura, Gabriel Eduardo Obrador Púrpura, Mario Javier
Obrador Púrpura, Pablo Waldo Obrador Púrpura, Mauricio Obrador y
Mailen Paula Obrador Púrpura). Se dispuso su notificación mediante
Acuerdo N° 6513 (fs. 474/475), de fecha 18/12/2019, obrando copia de las
mismas a fs. 480/485.

59
El Tribunal comparte lo dictaminado por la Secretaría Relatora
respecto de los procedimientos administrativos irregulares configurados,
remitiéndose a lo tratado en estos aspectos en el Considerando II.
Asimismo, en relación a los gastos de combustible, analizada
la contestación y documentación de descargo presentada por parte de los
responsables, sin lograr acreditar el destino dado a los fondos
efectivamente erogados o de acompañar las rendiciones pertinentes, atento
a lo informado por la Revisión y lo dictaminado por la Secretaría Relatora,
entiende que existe una partida no comprobada de $ 136.121,38 por el
ejercicio 2019 (periodo entre el 1/1/19 y 30/9/19) y, por ende, un perjuicio
para el Estado, correspondiendo la formulación del cargo en forma
solidaria, el cual será aplicado a los responsables generales determinados
en el Considerando III (Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y
Jefe de División Tesorería) y a los receptores identificados de los anticipos,
rendidos con comprobantes no válidos y a quien autorizó con su firma y/o
avaló estos gastos, según responsables informados en el Anexo I (Gerente
de Recursos Humanos y Administración, Jefe División Equipos y
herederos del Sr. Obrador, personal contratado con funciones en
Contaduría).

Partida no
Expte DPV 2019 N° Rendicion N° Anticipo N° Fecha anticipo comprobada
2363524 42 85 21/3/19 $2.030,02
1928580 35 28 8/2/19 $10.725,28
1343538 23 76 15/3/19 $32.381.70
781333 13 18 15/1/19 $31.895,03
1613418 30 66 7/3/19 $29.599,79
3750511 75 138 2/7/19 $8.381,00
3632178 73 161 3/6/19 $4.012,15
968574 17 45 22/2/19 $1.870,13
3956990 87 202 2/8/19 $15.226,28
$136.121,38

Así lo resuelve, por el importe antes mencionado con más los


intereses determinados hasta la fecha de este pronunciamiento, según la
normativa vigente. La determinación de los montos a cargo de cada
responsable y el cálculo de los intereses, cuyo importe asciende a
$ 19.156,22, obran a fs. 907 de autos. Esta suma, adicionada al capital
antes mencionado, totaliza un monto de $ 155.277,60 (siendo imputable

60
hasta esa suma para el Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y
Jefe de División Tesorería, en tanto que para la Gerente de Recursos
Humanos y Administración, por $ 153.812,18, para el Jefe de la División
Equipos, por $ 48.025,18 y el Sr. Obrador, personal contratado, con
funciones en Contaduría, por $ 1.465,42).
Corresponde también formular cargo en función de los
intereses generados por la retención indebida de $ 20.931,67, siendo las
sumas no utilizadas de los anticipos Nros. 76 ($ 15.270,63), 18 ($ 1.250,81)
y 45 ($ 4.410,23), restituidas todas con fecha 23/10/2019, entendiendo que
la salida de fondos no tenía como destino la aplicación inmediata a un gasto
concreto de la DPV (retiro de fondos injustificado).
Tal como señala la Revisión, los anticipos requeridos por los
responsables, que no fueron rendidos oportunamente, configuran un daño
para el Estado por los intereses devengados, a calcularse hasta la fecha de
su restitución (23/10/2019).
El cálculo de estos intereses, los que totalizan $ 1.696,37, a
cargo del Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y Jefe de
División Tesorería, obran a fs. 908 de autos.

V. Que la observación 6. Irregularidades en consumos en


restaurantes y/o servicios gastronómicos tiene su fundamento en el
Anexo II del informe de la Revisión, donde se exponen distintos gastos de
comidas en restaurantes, mercados (mayoristas y minoristas) y almuerzos
para varias personas fechados incluso en fin de semana o en horario fuera
de la jornada laboral o habitual y sin vinculación alguna a una comisión
oficial. Asimismo, dichos gastos se encuentran en su mayoría emitidos a
consumidor final.
Se observó que los responsables no adjuntaron al expediente
de rendición los respectivos presupuestos ni justificación alguna de la
comisión de servicios o evento para el cual se abonaron las facturas, ni
indicación de los invitados o asistentes (Acuerdo Nº 2988, artículo 60, inc.
d). Además, se visualizaron proveedores con inscripción en AFIP con el
código de actividad Nº 551023, servicios de alojamiento en hoteles y
similares, que no incluyen servicio de restaurante al público, no teniendo
vinculación con la prestación facturada.
Los comprobantes y las notas de pedido se encuentran
firmados por el Sr. Oscar Sandes, Corina Gallardo, Elías Jurado y José
Mariano Yanzón, en tanto que los anticipos de fondos fueron retirados por

61
estos mismos responsables y la Sra. Miriam Herrera, conforme surge del
Anexo II (Pliego de observaciones, fs. 413/420 vta.).
Destaca la Revisión que, mediante el expediente EX-2019-
5869791-GDEMZA-DPV#MEIYE, los responsables contestan las
observaciones que surgen del Segundo Informe de Auditoría In Situ y
Contable, donde indican que se repone a la cuenta bancaria Nº 6280118896
Suc. 2405 BNA, denominada “DPV HABILITADO TESORERIA” el
importe de algunos comprobantes, por “error de rendición”, por un total de
$ 21.230,00.

Los responsables debían justificar en forma documental para


cada una de las facturas detalladas, agrupadas por Anticipos, en el Anexo
II:
1) El destino del gasto (Ley N° 8706, artículos 92 y 153, Decreto
N° 1000/15).
2) Su relación con el objeto del ente (Ley N° 8706, artículo 92 y 153,
Decreto N° 1000/15).
3) Aportar constancias acreditativas de la comisión de servicios realizada
(CCT 572/09, artículo 33), como así también los remitos de entrega de los
productos recibidos en los casos en que corresponda, firmados por el
responsable del sector, los presupuestos por las prestaciones de servicios,
los asistentes a los almuerzos desarrollados (artículo 153, Decreto N°
1000/15).
4) Responsable que realizó efectivamente el gasto, ya que las facturas se
encuentran firmadas por el Administrador de la DPV, acompañada en
algunos casos por la firma de José Mariano Yanzón, Corina Gallardo y
Elías Jurado (artículo 153, Decreto N° 1000/15 - Facturación).
5) Acreditar los controles efectuados por el Contador de la repartición
sobre las rendiciones observadas, ya que no se encuentra la firma de ningún
responsable de Contaduría en las rendiciones del fondo permanente. Sin
embargo, se ha verificado la reposición del fondo (Ley N° 8706, artículos
80 y 81).
De no cumplimentar lo solicitado, los responsables podían
incurrir en procedimientos administrativos irregulares, siendo de aplicación
la multa prevista en el artículo 42 de la Ley N° 1003, siempre y cuando no
ocasionaran daño al Estado por partida no comprobada, siendo de
aplicación, en este caso, cargo solidario a los responsables, por la suma de
$ 216.869,77 (cifra rectificada a fs. 829, la suma total del Anexo presentaba

62
un error), correspondiente al total de gastos detallados en Anexo II,
conforme al artículo 40 de la Ley Nº 1003.

Analizadas las contestaciones presentadas por los responsables


(Cdor. Elías David Jurado y Cdora. Adriana Flores), la Revisión concluye
que: “... no han justificado documentadamente para cada una de las
facturas detalladas en el Anexo II, el destino del gasto (Ley 8706, art. 92 y
153 Dto. 1000/15), su relación con el objeto del ente (Ley 8706, art. 92 y
art. 153 Dto. 1000/15), tampoco aportaron constancias acreditativas de la
comisión de servicios realizada (CCT 572/09, art. 33), como así también
los remitos de entrega de los productos recibidos en los casos en que
corresponda, firmados por el responsable del sector, los presupuestos por
las prestaciones de servicios, los asistentes a los almuerzos desarrollados
(art. 153, Dto. N° 1000/15). Tampoco se acreditaron los controles
efectuados por el Contador de la repartición sobre las rendiciones
observadas, ya que no se encuentra la firma de ningún responsable de
Contaduría en las rendiciones del fondo permanente. Sin embargo, se ha
verificado la reposición del fondo (Ley 8706, arts. 80 y 81). Las órdenes de
pago no están firmadas ni hechas por el sector Contable. Se constató que
fueron realizadas por el sector de Tesorería, en su mayoría por la
Tesorera, cuando armaba la Rendición en SIDICO.
Todas estas irregularidades responden a un procedimiento
administrativo irregular.
Adicionalmente, lo observado subsiste como daño al Estado
por partida no comprobada respecto de la suma de $195.639,77 ...,
conforme surge de los comprobantes de gastos no justificados incluidos en
el Anexo II corregido, efectuado por los responsables Administrador: Arq.
Oscar Sandes; ... Gerente de Recursos Humanos y Administración: Sra.
Corina M. Gallardo; Jefe División Tesorería: Sra. Juana Miriam N.
Herrera y Jefe División Equipos: Sr. José Mariano Yanzón, conforme sus
respectivas participaciones que surgen del detalle de erogaciones sin
justificar.
En tanto que, se salva la observación como daño por el
importe de $ 21.230,00, debido a que fue devuelto con fecha
23/10/2019...”.
El tratamiento de los intereses por este saldo retenido será
abordado al final de este Considerando.
Finalmente, la Revisión realiza una aclaración sobre la
inclusión de responsables (fs. 717 vta./718).
63
La Secretaria Relatora coincide con la Revisión en cuanto a la
existencia de una partida no comprobada por la que corresponde formular
cargo solidario en los términos del artículo 40 de la Ley N° 1003, “… toda
vez que se ha incumplido la propia resolución reglamentaria de la DPV
que establecía para qué tipo de gastos se utilizaba el fondo permanente, y
no se ha acreditado la vinculación de los gastos con servicios a la DPV
(art. 92, Ley 8706 y Dto. 1000/15), art. 153 Dto. 1000/15 Facturación).
Siguiendo el criterio expuesto en el análisis de responsables
del reparo anterior, entiende que solo resultan responsables del cargo
aquellos que recibieron los fondos y no justificaron razonablemente su
rendición, así como aquellos que con su firma avalaron tales rendiciones
(ver Anexo de fs. 816vta./819).
Sin embargo, respecto al Arq. Sandes y la Sra. Corina
Gallardo, caben las mismas apreciaciones en cuanto a la determinación de
su responsabilidad hecha en el reparo 4.
En honor a la brevedad me remito a las disposiciones que cita
el revisor en su informe y por medio de las cuales incluye a los
responsables del reparo…
Respecto de la Cdra. Adriana Flores subsiste lo observado
como procedimiento administrativo irregular, por falta de control”.
Normas Legales: Ley N° 8706, artículos 10, 11, 47, 48, inc. b), 75, 79, 80,
81, 92, 107, 146, 153 y 196; Decreto Nº 1000/15, artículos 10, 47, 48, inc.
b), 80, 81 y 153; CCT 572/09, artículo 33; Acuerdo Nº 2988 (t.o. Acdo. Nº
6222), artículos 20 y 60, inc. d); Resolución Nº 1199/18 Consejo Ejecutivo
DPV; Resolución Nº 14/19 Administrador DPV y Resolución Nº 156/19
Consejo Ejecutivo DPV.
Responsables: Arq. Oscar Sandes (Administrador), Sra. Corina Gallardo
(Gerente de Recursos Humanos y Administración), Cdor. Elías David
Jurado (Gerente de Economía y Finanzas), Cdora. Adriana L. Flores (Jefe
Departamento Contaduría), Sra. Juana Miriam Herrera (Jefe División
Tesorería) y Sr. José Mariano Yanzón (Jefe División Equipos).

El Tribunal comparte lo dictaminado por la Secretaría Relatora


respecto de los procedimientos administrativos irregulares configurados,
remitiéndose a lo tratado en estos aspectos en el Considerando II.
Asimismo, en relación a los gastos en restaurantes y servicios
gastronómicos, analizada la contestación y documentación de descargo
presentada por parte de los responsables, sin lograr acreditar el destino
dado a los fondos efectivamente erogados o de acompañar las rendiciones
64
pertinentes, atento a lo informado por la Revisión y lo dictaminado por la
Secretaría Relatora, entiende que existe una partida no comprobada de
$ 195.639,77 por el ejercicio 2019 (periodo entre el 1/1/19 y 30/9/19) y,
por ende, un perjuicio para el Estado, correspondiendo la formulación del
cargo en forma solidaria, el cual será aplicado a los responsables generales
determinados en el Considerando III (Administrador, Gerente de Economía
y Finanzas y Jefe de División Tesorería) y a los receptores identificados de
los anticipos, rendidos con comprobantes no válidos, y a quien autorizó con
su firma y/o avaló estos gastos, según responsables informados en el Anexo
II (Gerente de Recursos Humanos y Administración y Jefe División
Equipos).

Partida no
Expte DPV 2019 N° Rendicion N° Anticipo N° Fecha anticipo comprobada
2363524 42 85 21/3/19 $3.059,00
1928580 35 28 8/2/19 $2.945,00
1343538 23 76 15/3/19 $14.975,00
781333 13 21 16/1/19 $9.228,00
1613418 30 99 3/4/19 $6.092,10
2738075 57 OC N° 57 27/6/19 $23.550,00
3750529 91 22 14/8/19 $2.120,50
3750511 76 138 3/5/19 $6.853,53
4823120 106 257 16/9/19 $28.495,50
4823101 109 OC N° 85 23/9/19 $23.746,25
3632178 74 169 18/6/19 $23.478,00
821849 14 15 14/1/19 $2.646,89
3632157 71 113 9/4/19 $1.650,00
179 3/7/19 $46.800,00
$195.639,77

Así lo resuelve, por el importe antes mencionado con más los


intereses determinados hasta la fecha de este pronunciamiento, según la
normativa vigente. La determinación de los montos a cargo de cada
responsable y el cálculo de los intereses, cuyo importe asciende a
$ 21.890,04, obran a fs. 909 de autos. Esta suma, adicionada al capital
antes mencionado, totaliza un monto de $ 217.529,81 (siendo imputable
hasta esa suma para el Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y
Jefe de División Tesorería, en tanto que para la Gerente de Recursos

65
Humanos y Administración, por $ 215.892,91 y para el Jefe de la División
Equipos, por $ 169.597,76).
Corresponde también formular cargo en función de los
intereses generados por la retención indebida de las sumas no utilizadas de
los anticipos Nros. 85, 28, 76, 21, 45 y 15 (total de $ 21.230,00), restituidas
todas con fecha 23/10/2019, confirmándose que la salida de fondos no tenía
como destino la aplicación inmediata a un gasto concreto de la DPV (retiro
de fondos injustificado).
Tal como señala la Revisión, los anticipos requeridos por los
responsables, que no fueron rendidos oportunamente, configuran un daño
para el Estado por los intereses devengados, a calcularse hasta la fecha de
su restitución (23/10/2019).
El cálculo de estos intereses, los que totalizan $ 1.953,15, a
cargo del Administrador, Gerente de Economía y Finanzas, Jefe de
División Tesorería y Gerente de Recursos Humanos, obran a fs. 910 de
autos.

VI. Que la observación 7. Irregularidades en la adquisición


de obsequios tuvo su origen debido a que en el Anexo III, confeccionado
por la Revisión, se expusieron distintos gastos vinculados a obsequios (con
motivo del día de los enamorados, día de la mujer, día de la secretaria,
regalos empresariales, juguetes varios, fin de año, etc.).
Dichos gastos se encontraban en su mayoría emitidos a
nombre de la institución y en algunos casos a consumidor final. Se advirtió
que varios de los gastos que correspondían al día de la mujer o día de la
secretaria eran repetidos en sus conceptos (hay dos o más facturas por este
motivo).
Los comprobantes y las notas de pedido se encontraban
firmados por el Sr. Oscar Sandes, Jaime Obrador (un solo caso) y Miriam
Herrera (un solo caso), en tanto que los anticipos de fondos fueron retirados
por estos dos últimos responsables y la Sra. Corina Gallardo, todo ello
conforme surge del Anexo III.
Se observó:
“a) En el caso de la factura emitida por Vendemmia (0012-00000092 por
$ 9.500), el pedido fue solicitado por Jaime Obrador (persona contratada
desde el 01/12/2018), el anticipo con cargo a rendir cuentas también fue
retirado por el agente contratado y la factura conformada por él, no
existiendo control por oposición alguno por parte de los responsables de la
Contaduría.
66
b) En el caso de la factura emitida por Temporada S.A. (0006-00037776
por $ 675), el pedido fue solicitado por Miriam Herrera, el anticipo con
cargo a rendir cuentas también fue retirado por la Tesorera y la factura
conformada por ella, no existiendo control por oposición alguno por parte
de los responsables de la Contaduría.
c) En los restantes casos, referidos a obsequios para el personal con
diversos motivos (día de los enamorados, día de la mujer, día de la
secretaria, juguetes varios, fin de año), se observó que las facturas no
contenían detalle ni cantidad de los productos entregados, no se aportaron
en los expedientes de rendición los remitos de entrega de los mismos ni
conformidad del sector responsable de su recepción, con firma (al menos)
en la factura recibida del proveedor. Téngase presente que todas estas
facturas pasan por la firma de la máxima autoridad del ente, Sr. Oscar
Sandes y los anticipos con cargo a rendir cuentas tramitados y los fondos
retirados por la Gerente de Recursos Humanos, Sra. Corina Gallardo”.
Los responsables debían justificar en forma documentada para
cada una de las facturas detalladas en el Anexo III (Pliego de
Observaciones, fs. 420 vta./423):
1) El destino del gasto (Ley N° 8706, artículos 92 y 153, Decreto
N° 1000/15).
2) Su relación con el objeto del ente (Ley N° 8706, artículo 92 y 153,
Decreto N° 1000/15).
3) Aportar los remitos de entrega de los productos recibidos en los casos en
que corresponda, firmados por el responsable del sector (artículo 153,
Decreto N° 1000/15).
4) Responsable que realizó efectivamente el gasto, ya que las facturas se
encuentran firmadas por Oscar Sandes, Jaime Obrador y Miriam Herrera
(artículo 153, Decreto N° 1000/15 - Facturación).
5) Acreditar los controles efectuados por el Contador de la repartición
sobre las rendiciones observadas, ya que no se encuentra la firma de ningún
responsable de Contaduría en las rendiciones del fondo permanente. Sin
embargo, se ha verificado la reposición del fondo (Ley N° 8706, artículos
80 y 81, artículo 92 Decreto N° 1000/15).
En caso de o cumplimentar lo solicitado, los responsables
podían incurrir en procedimientos administrativos irregulares, siendo de
aplicación la multa prevista en el artículo 42 de la Ley N° 1003, siempre y
cuando no ocasionaran daño al Estado por partida no comprobada, en cuyo
caso, se formularía cargo solidario a los responsables, por la suma de

67
$ 235.385,00, correspondiente al total de gastos detallados en Anexo III, de
acuerdo a lo previsto en el artículo 40 de la Ley Nº 1003.

Analizadas las contestaciones presentadas por los responsables


(Cdor. Elías David Jurado y Cdora. Adriana Flores), la Revisión concluye
que: “... no han justificado documentadamente para cada una de las
facturas detalladas en el Anexo III, el destino del gasto (Ley 8706, art. 92 y
153 Dto. 1000/15), ni su relación con el objeto del ente (Ley 8706, art. 92 y
art. 153 Dto. 1000/15), tampoco aportaron los remitos de entrega de los
productos recibidos en los casos en que corresponda, firmados por el
responsable del sector, ... (art. 153, Dto. N° 1000/15), ni responsable que
realizó efectivamente cada gasto. Tampoco se acreditó los controles
efectuados por el Contador de la repartición sobre las rendiciones
observadas, ya que no se encuentra la firma de ningún responsable de
Contaduría en las rendiciones del fondo permanente. Sin embargo, se ha
verificado la reposición del fondo (Ley 8706, arts. 80 y 81 y art. 92, Dto.
1000/15). Las órdenes de pago no están firmadas ni hechas por el sector
Contable. Se constató que fueron realizadas por el sector de Tesorería, en
su mayoría por la Tesorera, cuando armaba la Rendición en SIDICO.
Considera que se ha producido un daño patrimonial al Estado
por partida no comprobada, debiendo aplicarse cargo solidario (art. 40 de
la Ley Nº 1.003) por la suma de $ 235.385,00, correspondiente al total de
gastos detallados en Anexo III, a los siguientes responsables:
Administrador: Arq. Oscar Sandes; Gerente de Recursos Humanos y
Administración: Sra. Corina Gallardo ...; Jefe División Tesorería: Sra.
Juana Miriam N. Herrera y Contratado: Sr. Jaime Obrador, conforme sus
respectivas participaciones que surgen del detalle de erogaciones sin
justificar.
Respecto a la Cdra. Adriana Flores, lo observado subsiste por
falta de control, debiendo aplicarse multa, de acuerdo a lo previsto en el
art. 42 de la Ley Nº 1003”.
Finalmente, la Revisión realiza una aclaración sobre la
inclusión de responsables (fs. 720 vta./721 vta.).

La Secretaria Relatora manifiesta en su dictamen final que:


“Siguiendo el criterio expuesto en los reparos anteriores,... coincide con la
revisión en cuanto a la existencia de una partida no comprobada por la
que corresponde formular cargo solidario en los términos del art. 40 de la
ley 1003 por la suma de $ 235.385,00, toda vez que se ha incumplido la
68
propia resolución reglamentaria de la DPV que establecía para qué tipo de
gastos se utilizaba el fondo permanente, y no se ha acreditado la
vinculación de los gastos con servicios a la DPV (art. 92, Ley 8706 y Dto.
1000/15), art. 153 Dto. 1000/15 Facturación).
Cabe el mismo análisis de responsables del reparo N° 4,
entendiendo que solo resultan responsables del cargo aquellos que
recibieron los fondos y no justificaron razonablemente su rendición, así
como aquellos que con su firma avalaron tales rendiciones (ver Anexo de
fs. 819).
Caben respecto al Arq. Sandes y la Sra. Corina Gallardo se
sostienen las mismas apreciaciones en cuanto a la determinación de su
responsabilidad hechas en el reparo N° 4.
En honor a la brevedad me remito a las disposiciones que cita
el revisor en su informe y por medio de las cuales incluye a los
responsables del reparo…
Respecto a la Cdra. Adriana Flores, lo observado subsiste por
falta de control, debiendo aplicarse multa, de acuerdo a lo previsto en el
art. 42 de la Ley Nº 1003”.
Normas Legales: Ley N° 8706, artículos 10, 11, 47, 48, inc. b), 75, 79, 80,
81, 92, 107, 146, 153 y 196; Decreto Nº 1000/15, artículos 10, 47, 48, inc.
b), 80, 81 y 153; Acuerdo Nº 2988 (t.o. Ac. Nº 6222), artículos 20 y 60,
inc. d); Resolución Nº 1199/18 Consejo Ejecutivo DPV; Resolución
Nº 14/19 Administrador y Resolución Nº 156/19 Consejo Ejecutivo DPV.
Responsables: Arq. Oscar Sandes (Administrador), Sra. Corina Gallardo
(Gerente de Recursos Humanos y Administración), Cdor. Elías David
Jurado (Gerente de Economía y Finanzas), Cdora. Adriana L. Flores (Jefe
Departamento Contaduría), Sra. Juana Miriam Herrera (Jefe División
Tesorería) y Sr. Jaime Obrador (personal contratado con funciones en
Contaduría).
Este último responsable (fallecido), representado por sus
herederos, en función de lo normado por el artículo 23 de la Ley N° 1003
(Teresa Angélica Púrpura, Gabriel Eduardo Obrador Púrpura, Mario Javier
Obrador Púrpura, Pablo Waldo Obrador Púrpura, Mauricio Obrador y
Mailen Paula Obrador Púrpura). Se dispuso su notificación mediante
Acuerdo N° 6513 (fs. 474/475), de fecha 18/12/2019, obrando copia de las
mismas a fs. 480/485.

69
El Tribunal comparte lo dictaminado por la Secretaría Relatora
respecto de los procedimientos administrativos irregulares configurados,
remitiéndose a lo tratado en estos aspectos en el Considerando II.
Asimismo, en relación a los gastos en obsequios, analizada la
contestación y documentación de descargo presentada por parte de los
responsables, sin lograr acreditar el destino dado a los fondos
efectivamente erogados o de acompañar las rendiciones pertinentes, atento
a lo informado por la Revisión y lo dictaminado por la Secretaría Relatora,
entiende que existe una partida no comprobada de $ 235.385,00 por el
ejercicio 2019 (periodo entre el 1/1/19 y 30/9/19) y, por ende, un perjuicio
para el Estado, correspondiendo la formulación del cargo en forma
solidaria, el cual será aplicado a los responsables generales determinados
en el Considerando III (Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y
Jefe de División Tesorería) y a los receptores identificados de los anticipos,
rendidos con comprobantes no válidos, y a quien autorizó con su firma y/o
avaló estos gastos, según responsables informados en el Anexo III (Gerente
de Recursos Humanos y Administración y herederos del Sr. Obrador,
personal contratado, con funciones en Contaduría).

Partida no
Expte DPV 2019 N° Rendicion N° Anticipo N° Fecha anticipo comprobada
1343338 23 76 15/3/19 $4.550,00
1571170 29 104 3/4/19 $32.800,00
1478536 27 92 28/3/19 $44.260,00
3956990 86 208 5/8/19 $9.500,00
100167 2 9 10/1/19 $28.370,00
4823159 111 267 25/9/19 $83.520,00
4822915 101 247 5/9/19 $31.710,00
4153654 100 204 2/8/19 $675,00
$235.385,00

Así lo resuelve, por el importe antes mencionado con más los


intereses determinados hasta la fecha de este pronunciamiento, según la
normativa vigente. La determinación de los montos a cargo de cada
responsable y el cálculo de los intereses, cuyo importe asciende a
$ 26.711,82, obran a fs. 911 de autos. Esta suma, adicionada al capital
antes mencionado, totaliza un monto de $ 262.096,82 (siendo imputable
hasta esa suma para el Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y
Jefe de División Tesorería, en tanto que para la Gerente de Recursos
70
Humanos y Administración, por $ 250.924,29 y el Sr. Obrador, personal
contratado, con funciones en Contaduría, por $ 10.430,74).

VII. Que la observación 8. Irregularidades en gastos de


diversa índole tuvo su origen en el Anexo IV, confeccionado por la
Revisión, donde se exponían distintos gastos (no contemplados en las
categorías de los restantes anexos). Dichos gastos se encontraban emitidos
a nombre de la institución, a consumidor final y a nombre de la Gerente de
Recursos Humanos, Sra. Corina Gallardo.
Los comprobantes y las notas de pedido se encontraban
firmados por el Sr. Oscar Sandes, Corina Gallardo, Jaime Obrador, José
Mariano Yanzón y Elías Jurado, conforme surge del Anexo IV, en tanto
que los anticipos de fondos fueron retirados por la Gerente de Recursos
Humanos y Jefe de División Tesorería (Pliego de Observaciones,
fs. 423/431).
Se observó:
“a) En el caso de las facturas emitidas que a continuación se detallan, no
se acreditan las prestaciones en las respectivas actuaciones.
Fecha Proveedor Comprobante Importe Cantidad Concepto
Viernes Diaz, Georgina 43.450,0
0002-00000001 N/C Productos y Servicios
21 de junio de 2019 Gabriela 0
Lunes Diaz, Georgina 47.900,0
0002-00000003 N/C Servicios
15 de julio de 2019 Gabriela 0
Lunes Mantello 60.000,0 Reparación integral tren
0006-00004025 1
15 de abril de 2019 Neumáticos SA 0 delantero y frenos
Viernes 37.675,0 No se
NRL S.A. 0004-00000002 Por trabajos realizados
04 de enero de 2019 0 especifica
Viernes 37.250,0 No se
NRL S.A. 0004-00000004 Por trabajos realizados
08 de marzo de 2019 0 especifica
Viernes 37.340,0 No se
NRL S.A. 0004-00000005 Mantenimiento
05 de abril de 2019 0 especifica
Lunes 37.670,0 No se
NRL S.A. 0004-00000008 Mantenimiento Junio 2019
01 de julio de 2019 0 especifica
Jueves
37.670,0 No se
01 de agosto de NRL S.A. 0004-00000009 Mantenimiento Julio 2019
0 especifica
2019

Respecto de las mismas, y dada su significatividad en relación


a los restantes comprobantes incluidos en el anexo precitado, se observa
que los responsables no adjuntan al expediente de rendición, los
71
respectivos presupuestos, ni remitos con los productos entregados, ni
detalle de los servicios prestados, ni especificaciones de ninguna índole
referidas a las tareas de mantenimiento o trabajos realizados, ni vehículo
al que se le efectuó la reparación integral de tren delantero y frenos
(Acuerdo Nº 2988, art. 60 inc. d). Art. 92 y 153 Dto. 1000/15).
b) En el caso de las facturas emitidas por CENCOSUD a nombre de
Corina Gallardo que en su totalidad suman $ 54.405,31, por compras
realizadas durante los días sábado 30/03/19 y domingo 28/04/19, se
observa que se han efectuado adquiriendo los siguientes productos: balde,
acople, regador, sapito, fungicida, limpiavidrios c/cabo, basurero a pedal
(2 unidades), barrehojas metal, pulverizador, ..., kit banco c/patas, cesto,
kit tablero, cuadros varios, juegos de toallas, velas, sin que los mismos
tengan, prima facie, correlación con el objeto del ente, las que si así
hubiese sido, debieran haberse efectuado a nombre de la DPV. Se
incumple Resolución N°1199/18 Consejo Ejecutivo DPV”.
Mediante expediente EX-2019-5869791-GDEMZA-DPV, los
responsables contestan las observaciones que surgen del Segundo Informe
de Auditoría In Situ y Contable, donde indican que se reponen a la cuenta
bancaria Nº 6280118896 Suc. 2405 BNA “DPV HABILITADO
TESORERIA” el importe de algunos comprobantes, por “error de
rendición” ($ 5.934,00).
Los responsables debían justificar en forma documentada para
cada una de las facturas detalladas en el Anexo IV:
1) El destino del gasto (Ley N° 8706, artículos 92 y 153, Decreto
N° 1000/15).
2) Su relación con el objeto del ente (Ley N° 8706, artículo 92 y 153,
Decreto N° 1000/15).
3) Aportar los remitos de entrega de los productos recibidos en los casos en
que corresponda, firmados por el responsable del sector (artículo 153,
Decreto N° 1000/15).
4) Responsable que realizó efectivamente el gasto, ya que las facturas se
encuentran firmadas por Oscar Sandes, Corina Gallardo, Elías Jurado,
Jaime Obrador (artículo 153, Decreto N° 1000/15 - Facturación).
5) Acreditar los controles efectuados por el Contador de la repartición
sobre las rendiciones observadas, ya que no se encuentra la firma de ningún
responsable de Contaduría en las rendiciones del fondo permanente. Sin
embargo, se ha verificado la reposición del fondo (Ley N° 8706, artículos
80 y 81, artículo 92 Decreto N° 1000/15).

72
De no cumplimentar lo solicitado, los responsables podían
incurrir en procedimientos administrativos irregulares, siendo de aplicación
la multa prevista en el artículo 42 de la Ley N° 1003, siempre y cuando no
ocasionaran daño al Estado por partida no comprobada, por la suma de
$ 426.954,31, correspondiente al total de gastos detallados en el Anexo IV,
en cuyo caso los responsables serían pasibles de la aplicación de cargo
solidario, de acuerdo a lo previsto en el artículo 40 de la Ley Nº 1003.

Analizadas las contestaciones presentadas por los responsables


(Cdor. Elías David Jurado y Cdora. Adriana Flores), la Revisión concluye
que: “... no han justificado documentadamente para cada una de las
facturas detalladas en el Anexo IV, el destino del gasto (Ley 8706, art. 92 y
153 Dto. 1000/15), su relación con el objeto del ente (Ley 8706, art. 92 y
art. 153 Dto. 1000/15), ni aportado los remitos de entrega de los productos
recibidos en los casos en que corresponda, firmados por el responsable del
sector, los presupuestos por las prestaciones de servicios (art. 153, Dto.
N° 1000/15), ni indicado responsable que realizó efectivamente el gasto.
Tampoco se han acreditado los controles efectuados por el Contador de la
repartición sobre las rendiciones observadas, ya que no se encuentra la
firma de ningún responsable de Contaduría en las rendiciones del fondo
permanente. Sin embargo, se ha verificado la reposición del fondo (Ley
8706, arts. 80 y 81 y art. 92, Dto. 1000/15). Las OP no están firmadas ni
hechas por el sector Contable. Se constató que fueron realizadas por el
sector de Tesorería, en su mayoría por la Tesorera, cuando armaba la
Rendición en SIDICO.
La revisión considera que se ha configurado daño patrimonial
al Estado por partida no comprobada, debiendo aplicarse cargo solidario
(art. 40 de la Ley Nº 1.003), por la suma de $ 421.020,31, correspondiente
al total de gastos detallados precedentemente, efectuado por los
responsables Administrador: Arq. Oscar Sandes; Gerente de Recursos
Humanos y Administración: Sra. Corina M. Gallardo ...; Jefe División
Tesorería: Sra. Juana Miriam N. Herrera; Jefe División Equipos: Sr. José
Mariano Yanzón y Contratado: Sr. Jaime Obrador, conforme sus
respectivas participaciones que surgen del detalle de erogaciones sin
justificar.
En tanto que, se salva la observación como daño por el
importe de $ 5.934,00, debido a que fue devuelto con fecha 23/10/2019.
Respecto a la Cdra. Adriana Flores subsiste lo observado
como procedimiento administrativo irregular (art. 42 de la Ley Nº 1.003)”.
73
Finalmente, la Revisión realiza una aclaración sobre la
inclusión de responsables (fs. 724 vta./725 vta.).

La Secretaria Relatora expresa en su dictamen final que:


“Siguiendo el criterio expuesto en los reparos anteriores,... coincide con la
revisión en cuanto a la existencia de una partida no comprobada por la
que corresponde formular cargo solidario en los términos del art. 40 de la
ley 1003 por la suma de $ 421.020,31, toda vez que se ha incumplido la
propia resolución reglamentaria de la DPV que establecía para qué tipo de
gastos se utilizaba el fondo permanente, y no se ha acreditado la
vinculación de los gastos con servicios a la DPV (art. 92, Ley 8706 y Dto.
1000/15), art. 153 Dto. 1000/15 Facturación).
Cabe el mismo análisis de responsables del reparo anterior,
entendiendo que solo resultan responsables del cargo aquellos que
recibieron los fondos y no justificaron razonablemente su rendición, así
como aquellos que con su firma avalaron tales rendiciones (ver Anexo de
fs. 820/821).
Respecto al Arq. Sandes y la Sra. Corina Gallardo, caben las
mismas apreciaciones en cuanto a la determinación de su responsabilidad
hecha en el reparo 4.
En honor a la brevedad me remito a las disposiciones que cita
el revisor en su informe y por medio de las cuales incluye a los
responsables del reparo…
Respecto a la Cdra. Adriana Flores subsiste lo observado
como procedimiento administrativo irregular (art. 42 de la Ley Nº 1.003)”.
Normas Legales: Ley N° 8706, artículos 10, 11, 47, 48, inc. b), 75, 79, 80,
81, 92, 107, 146, 153 y 196; Decreto Nº 1000/15, artículos 10, 47, 48, inc.
b), 80, 81 y 153; CCT 572/09, artículo 33; Acuerdo Nº 2988 (t.o. Acdo. Nº
6222), artículo 60, inc. d); Resolución Nº 1199/18 Consejo Ejecutivo DPV;
Resolución Nº 14/19 Administrador DPV y Resolución Nº 156/19 Consejo
Ejecutivo DPV.
Responsables: Arq. Oscar Sandes (Administrador), Sra. Corina Gallardo
(Gerente de Recursos Humanos y Administración), Cdor. Elías David
Jurado (Gerente de Economía y Finanzas), Cdora. Adriana L. Flores (Jefe
Departamento Contaduría), Sra. Juana Miriam Herrera (Jefe División
Tesorería), Sr. José Mariano Yanzón (Jefe División Equipos) y Sr. Jaime
Obrador (personal contratado con funciones en Contaduría).
Este último responsable (fallecido), representado por sus
herederos, en función de lo normado por el artículo 23 de la Ley N° 1003
74
(Teresa Angélica Púrpura, Gabriel Eduardo Obrador Púrpura, Mario Javier
Obrador Púrpura, Pablo Waldo Obrador Púrpura, Mauricio Obrador y
Mailen Paula Obrador Púrpura). Se dispuso su notificación mediante
Acuerdo N° 6513 (fs. 474/475), de fecha 18/12/2019, obrando copia de las
mismas a fs. 480/485.

El Tribunal comparte lo dictaminado por la Secretaría Relatora


respecto de los procedimientos administrativos irregulares configurados,
remitiéndose a lo tratado en estos aspectos en el Considerando II.
Asimismo, en relación a estos gastos de diversa índole,
analizada la contestación y documentación de descargo presentada por
parte de los responsables, sin lograr acreditar el destino dado a los fondos
efectivamente erogados o de acompañar las rendiciones pertinentes, atento
a lo informado por la Revisión y lo dictaminado por la Secretaría Relatora,
entiende que existe una partida no comprobada de $ 421.020,31 por el
ejercicio 2019 (periodo entre el 1/1/19 y 30/9/19) y, por ende, un perjuicio
para el Estado, correspondiendo la formulación del cargo en forma
solidaria, el cual será aplicado a los responsables generales determinados
en el Considerando III (Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y
Jefe de División Tesorería) y a los receptores identificados de los anticipos,
rendidos con comprobantes no válidos, y a quien autorizó con su firma y/o
avaló estos gastos, según responsables informados en el Anexo IV (Gerente
de Recursos Humanos y Administración, Jefe División Equipos y
herederos del Sr. Obrador, personal contratado, con funciones en
Contaduría).

Partida no
Expte DPV 2019 N° Rendicion N° Anticipo N° Fecha anticipo comprobada
1928580 35 28 8/2/19 $550,00
1343538 23 76 15/3/19 $1.390,00
79412 4 2 7/1/19 $37.675,00
781333 18 21 16/1/19 $7.770,00
207843 6 19 15/1/19 $16.030,00
1478536 27 94 28/3/19 $37.250,00
2292755 40 141 10/5/19 $37.340,00
2738075 57 174 2/7/19 $43.450,00
3750529 92 229 20/8/19 $47.900,00
3750538 93 226 15/8/19 $37.670,00
3632175 72 186 y 187 15/7/19 $60.000,00

75
189 15/7/19 $37.670,00
4153654 100 224 15/8/19 $54.405,31
4823120 107 230 20/8/19 $1.920,00
$421.020,31

Así lo resuelve, por el importe antes mencionado con más los


intereses determinados hasta la fecha de este pronunciamiento, según la
normativa vigente. La determinación de los montos a cargo de cada
responsable y el cálculo de los intereses, cuyo importe asciende a
$ 48.796,83, obran a fs. 912 de autos. Esta suma, adicionada al capital
antes mencionado, totaliza un monto de $ 469.817,14 (siendo imputable
hasta esa suma para el Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y
Jefe de División Tesorería, en tanto que para la Gerente de Recursos
Humanos y Administración, por $ 373.716,13, para el Jefe de la División
Equipos, $ 9.044,71 y el Sr. Obrador, personal contratado, con funciones en
Contaduría, por $ 84.957,67).

Corresponde también formular cargo en función de los


intereses generados por la retención indebida de la suma no utilizada del
anticipo N° 45 ($ 5.934,00), restituida con fecha 23/10/2019, atento a que
la salida de fondos no tenía como destino la aplicación inmediata a un gasto
concreto de la DPV (retiro de fondos injustificado).
Tal como señala la Revisión, los anticipos requeridos por los
responsables, que no fueron rendidos oportunamente, configuran un daño
para el Estado por los intereses devengados, a calcularse hasta la fecha de
su restitución (23/10/2019).
El cálculo de estos intereses, los que totalizan $ 508,20, a
cargo del Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y Jefe de
División Tesorería, obra a fs. 913 de autos.

VIII. Que la observación 9. Irregularidades en la prestación


de servicios personales y/o profesionales tuvo su origen en el Anexo V,
confeccionado por la Revisión, donde se expusieron distintos gastos
correspondientes a servicios personales y/o profesionales.
En los pagos efectuados se observó que no se adjuntó detalle
de tareas realizadas ni firma del jefe inmediato del sector en el cual se
habían realizado las tareas liquidadas, encontrándose firmada únicamente la
factura del proveedor por el Administrador de la DPV, uno con la firma de
Jaime Obrador y un caso sin firma de ningún responsable. Se debía
76
acompañar los elementos faltantes y acreditar la prestación de servicios por
$ 557.300,00. (Ley N° 8706, artículo 92 y Acuerdo Nº 2988, artículo 60,
inciso d).
La Revisión señaló el caso particular del proveedor José
Alberto Pereyra: “... tiene alta en AFIP y ATM desde el mes de junio de
2019, fecha en que comenzó a prestar servicios para DPV, siendo la
totalidad de las facturas emitidas a nombre de la DPV, sin que medie
contrato de locación de servicios. Además, el domicilio fiscal declarado
por el proveedor es coincidente con el declarado por la Sra. Corina
Gallardo. La persona que ha solicitado los fondos mediante los anticipos
con cargo a rendir cuentas, en todos los casos, ha sido la Gerente de
Recursos Humanos. Si existiese alguna vinculación entre el funcionario de
la DPV y el proveedor se estaría vulnerando la Ley 8993 de Ética
Pública”.
Los comprobantes y las notas de pedido se encontraban
firmados por el Sr. Oscar Sandes y Jaime Obrador, conforme surge del
Anexo V, en tanto que los anticipos de fondos fueron retirados por los
responsables Corina Gallardo y Miriam Herrera.
Los responsables debían justificar en forma documentada para
cada una de las facturas detalladas en el Anexo V (Pliego de
Observaciones, fs. 431 vta./434 vta.):
1) El destino del gasto (Ley N° 8706, artículos 92 y 153, Decreto
N° 1000/15).
2) Su relación con el objeto del ente (Ley N° 8706, artículo 92 y 153,
Decreto N° 1000/15).
3) Acreditar la prestación del servicio (artículo 153, Decreto N° 1000/15).
4) Acreditar que no existe conflicto de intereses en relación a que el
proveedor José Alberto Pereyra tiene el mismo domicilio que la Sra. Corina
Gallardo, Gerente de Recursos Humanos y Administración de la DPV
(artículos 3°, 4°, y 7° de la Ley N° 8993).
5) Acreditar los controles efectuados por el Contador de la repartición
sobre las rendiciones observadas, ya que no se encuentra la firma de ningún
responsable de Contaduría en las rendiciones del fondo permanente. Sin
embargo, se ha verificado la reposición del fondo (Ley N° 8706, artículos
80 y 81, artículo 92 Decreto N° 1000/15).
Los responsables podían incurrir en procedimientos
administrativos irregulares en caso de no cumplimentar lo solicitado,
siendo de aplicación la multa prevista en el artículo 42 de la Ley N° 1003,
siempre y cuando no ocasionaran daño al Estado por partida no
77
comprobada, por la suma de $ 557.300,00, correspondiente al total de
gastos detallados en el Anexo V, en cuyo caso los responsables serían
pasibles de la aplicación de cargo solidario, de acuerdo a lo previsto en el
artículo 40 de la Ley Nº 1003.

Analizadas las contestaciones presentadas por los responsables


(Cdor. Elías David Jurado y Cdora. Adriana Flores), la Revisión concluye
que: “... no han justificado “documentadamente” para cada una de las
facturas detalladas en el Anexo V, el destino del gasto (Ley 8706, art. 92 y
153 Dto. 1000/15), su relación con el objeto del ente (Ley 8706, art. 92 y
art. 153 Dto. 1000/15), ni acreditado la prestación del servicio (art. 153,
Dto. N° 1000/15), tampoco acreditado que no existe conflicto de intereses
en relación a que el proveedor José Alberto Pereyra tiene el mismo
domicilio que la Sra. Corina Gallardo, Gerente de Recursos Humanos y
Administración de la DPV. Art. 3, 4, y 7 de la Ley N° 8993, ni los controles
efectuados por el Contador de la repartición sobre las rendiciones
observadas, ya que no se encuentra la firma de ningún responsable de
Contaduría en las rendiciones del fondo permanente dado que se ha
verificado la reposición del fondo (Ley 8706, arts. 80 y 81 y art. 92, Dto.
1000/15). Las órdenes de pago no están firmadas ni hechas por el sector
Contable. Se constató que fueron realizadas por el sector de Tesorería, en
su mayoría por la Tesorera, cuando armaba la Rendición en SIDICO.
Adicionalmente se ha configurado daño patrimonial al Estado
por partida no comprobada, debiendo aplicarse cargo solidario (art. 40 de
la Ley Nº 1.003), por la suma de $ 557.300, correspondiente al total de
gastos detallados precedentemente, a los siguientes responsables
Administrador: Arq. Oscar Sandes; Gerente de Recursos Humanos y
Administración: Sra. Corina M. Gallardo; Jefe División Tesorería: Sra.
Juana Miriam N. Herrera y Contratado: Sr. Jaime Obrador.
Respecto de la Cdra. Adriana Flores, lo observado subsiste
como procedimiento administrativo irregular, por falta de control (art. 42
de la Ley Nº 1.003)”.
Finalmente, la Revisión realiza una aclaración sobre la
inclusión de responsables (fs. 728/729).

La Secretaria Relatora dictamina en el siguiente sentido:


“Siguiendo el criterio expuesto en los reparos anteriores, esta Secretaria
Relatora coincide con la revisión en cuanto a la existencia de una partida
no comprobada por la que corresponde formular cargo solidario en los
78
términos del art. 40 de la ley 1003 por la suma de $ 557.300, toda vez que
se ha incumplido la propia resolución reglamentaria de la DPV que
establecía para qué tipo de gastos se utilizaba el fondo permanente, y no se
ha acreditado la prestación del servicio, el destino del gasto ni su relación
con el objeto del ente. Se ha evidenciado un conflicto de intereses en
relación a que el proveedor José Alberto Pereyra que tiene el mismo
domicilio que la Sra. Corina Gallardo, que tampoco ha sido justificado.
Cabe el mismo análisis de responsables del reparo anterior,
entendiendo que solo resultan responsables del cargo aquellos que
recibieron los fondos y no justificaron razonablemente su rendición, así
como aquellos que con su firma avalaron tales rendiciones (ver Anexo de
fs. 821 vta./822 vta.).
Caben respecto al Arq. Sandes y a la Sra. Gallardo las
mismas apreciaciones en cuanto a la determinación de su responsabilidad
hecha en el reparo 4.
En honor a la brevedad me remito a las disposiciones que cita
el revisor en su informe y por medio de las cuales incluye a los
responsables del reparo.
Respecto de la Cdra. Adriana Flores, lo observado subsiste
como procedimiento administrativo irregular, por falta de control (art. 42
de la Ley Nº 1.003)”.
Normas Legales: Ley N° 8706, artículos 10, 11, 47, 48, inc. b), 75, 79, 80,
81, 92, 107, 146, 153 y 196; Ley N° 8993, artículos 3°, 4° y 7°; Decreto
Nº 1000/15, artículos 10, 47, 48, inc. b), 80, 81 y 153; Acuerdo Nº 2988
(t.o. Acdo. Nº 6222), artículo 60, inc. d); Resolución Nº 1199/18 Consejo
Ejecutivo DPV; Resolución Nº 14/19 Administrador DPV y Resolución
Nº 156/19 Consejo Ejecutivo DPV.
Responsables: Arq. Oscar Sandes (Administrador), Sra. Corina Gallardo
(Gerente de Recursos Humanos y Administración), Cdor. Elías David
Jurado (Gerente de Economía y Finanzas), Cdora. Adriana L. Flores (Jefe
Departamento Contaduría), Sra. Juana Miriam Herrera (Jefe División
Tesorería) y Sr. Jaime Obrador (personal contratado con funciones en
Contaduría).
Este último responsable (fallecido), representado por sus
herederos, en función de lo normado por el artículo 23 de la Ley N° 1003
(Teresa Angélica Púrpura, Gabriel Eduardo Obrador Púrpura, Mario Javier
Obrador Púrpura, Pablo Waldo Obrador Púrpura, Mauricio Obrador y
Mailen Paula Obrador Púrpura). Se dispuso su notificación mediante

79
Acuerdo N° 6513 (fs. 474/475), de fecha 18/12/2019, obrando copia de las
mismas a fs. 480/485.

El Tribunal comparte lo dictaminado por la Secretaría Relatora


respecto de los procedimientos administrativos irregulares configurados,
remitiéndose a lo tratado en estos aspectos en el Considerando II.
Asimismo, en relación a los gastos por servicios personales y
profesionales, analizada la contestación y documentación de descargo
presentada por parte de los responsables, sin lograr acreditar el destino
dado a los fondos efectivamente erogados o de acompañar las rendiciones
pertinentes, atento a lo informado por la Revisión y lo dictaminado por la
Secretaría Relatora, entiende que existe una partida no comprobada de
$ 557.300,00 por el ejercicio 2019 (periodo entre el 1/1/19 y 30/9/19) y,
por ende, un perjuicio para el Estado, correspondiendo la formulación del
cargo en forma solidaria, el cual será aplicado a los responsables generales
determinados en el Considerando III (Administrador, Gerente de Economía
y Finanzas y, Jefe División Tesorería) y a los receptores identificados de
los anticipos, rendidos con comprobantes no válidos, y a quien autorizó con
su firma y/o avaló estos gastos no conformes, según responsables
informados en el Anexo V (Gerente de Recursos Humanos y
Administración y herederos del Sr. Obrador, personal contratado, con
funciones en Contaduría).

Partida no
Expte DPV 2019 N° Rendicion N° Anticipo N° Fecha anticipo comprobada
2292755 40 141 10/5/19 $89.600,00
2083076 38 134 29/4/19 $33.700,00
3956990 87 201 y 202 2/8/19 $80.000,00
100153 3 5 8/1/19 $36.500,00
1462667 25 12 11/1/19 $38.500,00
3079523 54 168 13/6/19 $42.000,00
3750529 91 223 14/8/19 $42.000,00
3631989 68 176 2/7/19 $37.500,00
3956868 84 190 16/7/19 $38.500,00
4153732 99 217 12/8/19 $42.000,00
4823120 107 255 12/9/19 $42.000,00
4153732 98 219 13/8/19 $35.000,00
$557.300,00

80
Así lo resuelve, por el importe antes mencionado con más los
intereses determinados hasta la fecha de este pronunciamiento, según la
normativa vigente. La determinación de los montos a cargo de cada
responsable y el cálculo de los intereses, cuyo importe asciende a
$ 64.009,55, obran a fs. 914 de autos. Esta suma, adicionada al capital
antes mencionado, totaliza un monto de $ 621.309,55 (siendo imputable
hasta esa suma para el Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y
Jefe de División Tesorería, en tanto que para la Gerente de Recursos
Humanos y Administración, por $ 582.972,56 y el Sr. Obrador, personal
contratado, con funciones en Contaduría, por $ 38.336,99).

IX. Que la observación 10. Irregularidades en la prestación


de servicios de chapería tuvo su origen en el Anexo VI, confeccionado
por la Revisión, donde se expusieron distintos gastos correspondientes a
servicios de chapería. En los pagos efectuados se observó que no se
adjuntaba detalle de los trabajos realizados ni identificación de los
vehículos reparados. Se verificó en la mayoría de los casos que las facturas
eran conformadas por Jaime Obrador y Oscar Sandes, e incluso había dos
comprobantes con prestaciones que no han sido confirmadas por ningún
responsable.
Destaca la Revisión que la confirmación de realización de las
reparaciones era responsabilidad del Jefe de Departamento Taller, Sr. José
Corzo.
Los comprobantes y las pocas notas de pedido agregados a los
expedientes se encuentran firmados por el Sr. Oscar Sandes y Jaime
Obrador, conforme surge del Anexo VI, en tanto que los anticipos de
fondos fueron retirados por los responsables Miriam Herrera y Corina
Gallardo.
Los responsables debían justificar en forma documentada para
cada una de las facturas detalladas en el Anexo VI (Pliego de
Observaciones, fs. 435/437 vta.):
1) El destino del gasto (Ley N° 8706, artículos 92 y 153, Decreto
N° 1000/15).
2) Su relación con el objeto del ente (Ley N° 8706, artículo 92 y 153,
Decreto N° 1000/15).
3) Aportar constancias acreditativas de la prestación de servicios
realizadas, esto es, un informe de las reparaciones realizadas en cada
unidad, con indicación de patente, presupuesto, fotografías (artículos 92 y
153, Decreto N° 1000/15).
81
4) Responsable que realizó efectivamente el gasto, ya que las facturas se
encuentran firmadas mayormente por el Administrador y el Sr. Jaime
Obrador.
5) Acreditar los controles efectuados por el Contador de la repartición
sobre las rendiciones observadas, ya que no se encuentra la firma de ningún
responsable de Contaduría en las rendiciones del fondo permanente. Sin
embargo, se ha verificado la reposición del fondo (Ley N° 8706, artículos
80 y 81, artículo 92 Decreto N° 1000/15).
En caso de no cumplimentar lo solicitado, los responsables
podían incurrir en procedimientos administrativos irregulares, siendo de
aplicación la multa prevista en el artículo 42 de la Ley N° 1003, siempre y
cuando no ocasionaran daño al Estado por partida no comprobada, por la
suma de $ 168.000,00 (cifra rectificada a fs. 829, se consignó erróneamente
el total en el texto de la observación, la suma total del Anexo notificado es
correcta), correspondiente al total de gastos detallados en el Anexo VI, en
cuyo caso los responsables serían pasibles de la aplicación de cargo
solidario, de acuerdo a lo previsto en el artículo 40 de la Ley Nº 1003.

Analizadas las contestaciones presentadas por los responsables


(Cdor. Elías David Jurado, Cdora. Adriana Flores, Sr. Daniel Alvarado y
Sr. José Luis Corzo), la Revisión concluye que: “... la presente observación
respecto del Sr. Daniel Osvaldo Alvarado puede considerarse salvada,
atento a que se verifica que el agente no tuvo intervención en el
comprobante, en tanto que se mantiene subsistente, para Oscar Sandes,
por haber firmado la factura y para la Tesorera Miriam Herrera por haber
aceptado la rendición con dicho comprobante…
Por lo tanto, la presente observación respecto del Sr. José
Luis Corzo puede considerarse salvada, atento a que se verifica que el
agente no tuvo intervención en los comprobantes que habrían estado
firmados por su persona y generados electrónicamente desde la máquina
del Sector de Contabilidad (Usuario José Bucolo), en tanto que se
mantiene subsistente para Jaime Obrador, por haber firmado la factura y
para la Tesorera Miriam Herrera por haber efectuado el anticipo y
aceptado la rendición con dicho comprobante.
Los restantes responsables no han justificado
“documentadamente” para cada una de las facturas detalladas en el
Anexo VI, el destino del gasto (Ley 8706, art. 92 y 153 Dto. 1000/15), su
relación con el objeto del ente (Ley 8706, art. 92 y art. 153 Dto. 1000/15),
ni aportado constancias acreditativas de las prestaciones de servicios
82
realizadas, esto es, un informe de las reparaciones realizadas en cada
unidad, con indicación de patente, presupuesto, fotografías. (art. 92 y 153
Dto. 1000/15), ni responsable que realizó efectivamente el gasto, como así
tampoco acreditado los controles efectuados por el Contador de la
repartición sobre las rendiciones observadas, ya que no se encuentra la
firma de ningún responsable de Contaduría en las rendiciones del fondo
permanente, a pesar de haberse verificado la reposición del fondo (Ley
8706, arts. 80 y 81 y art. 92, Dto. 1000/15).
Se observa que las órdenes de pago no están firmadas ni
hechas por el sector Contable. Se constató que fueron realizadas por el
sector de Tesorería, en su mayoría por la Tesorera, cuando armaba la
Rendición en SIDICO.
Considera que se ha configurado daño patrimonial al Estado
por partida no comprobada, debiendo aplicarse cargo solidario (art. 40 de
la Ley Nº 1.003) por la suma de $ 168.000,00 que se encuentran incluidos
en el Anexo VI Corregido, correspondiente al total de gastos detallados
precedentemente, a los siguientes responsables: Administrador: Arq. Oscar
Sandes; Gerente de Recursos Humanos y Administración: Sra. Corina M.
Gallardo; Jefe División Tesorería: Sra. Juana Miriam N. Herrera y
Contratado: Sr. Jaime Obrador, conforme sus respectivas participaciones
que surgen del detalle de erogaciones sin justificar.
Respecto a la Cdra. Adriana Flores, lo observado subsiste
como procedimiento administrativo irregular, por falta de control,
debiendo aplicarse multa, de acuerdo a lo previsto en el art. 42 de la Ley
Nº 1003”.
Finalmente, la Revisión realiza una aclaración sobre la
inclusión de responsables (fs. 732 vta./733 vta.).

La Secretaría Relatora, siguiendo el criterio expuesto en los


reparos anteriores, coincide con la Revisión en cuanto a la existencia de
una partida no comprobada por la que corresponde formular cargo solidario
en los términos del artículo 40 de la Ley N° 1003, toda vez que no se ha
acreditado el destino del gasto, su relación con el objeto del ente, ni
aportado constancias acreditativas de las prestaciones de servicios
realizadas.
Afirma también que cabría el mismo análisis de responsables
del reparo anterior, entendiendo que sólo resultan responsables del cargo
aquellos que recibieron los fondos y no justificaron razonablemente su

83
rendición, así como aquellos que con su firma avalaron tales rendiciones
(Anexo de fs. 822vta./823vta.).
Asimismo, sostiene que, respecto al Arq. Sandes y la Sra.
Corina Gallardo, caben las mismas apreciaciones en cuanto a la
determinación de su responsabilidad hecha en el reparo 4.
Respecto de los funcionarios del Sector Contable, lo
observado subsiste como procedimiento administrativo irregular, por falta
de control, debiendo aplicarse multa, de acuerdo a lo previsto en el artículo
42 de la Ley Nº 1003.
Normas Legales: Ley N° 8706, artículos 10, 11, 47, 48, inc. b), 75, 79, 80,
81, 92, 107, 146, 153 y 196; Ley N° 8993, artículos 3°, 4° y 7°; Decreto
Nº 1000/15, artículos 10, 47, 48, inc. b), 80, 81 y 153; Acuerdo Nº 2988
(t.o. Acdo. Nº 6222), artículo 60, inc. d); Resolución Nº 1199/18 Consejo
Ejecutivo DPV; Resolución Nº 14/19 Administrador DPV y Resolución
Nº 156/19 Consejo Ejecutivo DPV.
Responsables: Arq. Oscar Sandes (Administrador), Sra. Corina Gallardo
(Gerente de Recursos Humanos y Administración), Cdor. Elías David
Jurado (Gerente de Economía y Finanzas), Cdora. Adriana L. Flores (Jefe
Departamento Contaduría), Sra. Juana Miriam Herrera (Jefe División
Tesorería) y Sr. Jaime Obrador (personal contratado con funciones en
Contaduría).
Este último responsable (fallecido), representado por sus
herederos, en función de lo normado por el artículo 23 de la Ley N° 1003
(Teresa Angélica Púrpura, Gabriel Eduardo Obrador Púrpura, Mario Javier
Obrador Púrpura, Pablo Waldo Obrador Púrpura, Mauricio Obrador y
Mailen Paula Obrador Púrpura). Se dispuso su notificación mediante
Acuerdo N° 6513 (fs. 474/475), de fecha 18/12/2019, obrando copia de las
mismas a fs. 480/485.

El Tribunal comparte lo dictaminado por la Secretaría Relatora


respecto de los procedimientos administrativos irregulares configurados,
remitiéndose a lo tratado en estos aspectos en el Considerando II.
Asimismo, en relación a los gastos por servicios de chapería,
analizada la contestación y documentación de descargo presentada por
parte de los responsables, sin lograr acreditar el destino dado a los fondos
efectivamente erogados o de acompañar las rendiciones pertinentes, atento
a lo informado por la Revisión y lo dictaminado por la Secretaría Relatora,
entiende que existe una partida no comprobada de $ 168.000,00 por el
ejercicio 2019 (periodo entre el 1/1/19 y 30/9/19) y, por ende, un perjuicio
84
para el Estado, correspondiendo la formulación del cargo en forma
solidaria, el cual será aplicado a los responsables generales determinados
en el Considerando III (Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y
Jefe División Tesorería) y a los receptores identificados de los anticipos,
rendidos con comprobantes no válidos, y a quien autorizó con su firma y/o
avaló estos gastos, según responsables informados en el Anexo VI (Gerente
de Recursos Humanos y Administración y herederos del Sr. Obrador,
personal contratado, con funciones en Contaduría).

Partida no
Expte DPV 2019 N° Rendicion N° Anticipo N° Fecha anticipo comprobada
207866 7 OC N° 9 16/1/19 $24.000,00
968574 17 45 y 52 26/2/19 $24.000,00
1462667 25 80 19/3/19 $12.000,00
1968263 36 117 10/4/19 $18.000,00
3632178 73 y 74 161 y 163 5/6/19 $39.000,00
3632157 71 183 10/7/19 $18.000,00
2020614 37 107 5/4/19 $33.000,00
$168.000,00

Así lo resuelve, por el importe antes mencionado con más los


intereses determinados hasta la fecha de este pronunciamiento, según la
normativa vigente. La determinación de los montos a cargo de cada
responsable y el cálculo de los intereses, cuyo importe asciende a
$ 22.808,22, obran a fs. 915 de autos. Esta suma, adicionada al capital
antes mencionado, totaliza un monto de $ 190.808,22 (siendo imputable
hasta esa suma para el Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y
Jefe de División Tesorería, en tanto que para la Gerente de Recursos
Humanos y Administración, por $ 57.474,08 y el Sr. Obrador, personal
contratado, con funciones en Contaduría, por $ 97.700,38).

X. Que la observación 11. Duplicidad de facturas en la


rendición de gastos fue formulada en base al Anexo VII presentado por la
Revisión, donde expuso distintos gastos correspondientes a servicios de
mantenimiento y reparaciones varias que fueron rendidos en distintos
expedientes (duplicidad) por una suma de $ 61.980,00.
Los comprobantes y las notas de pedido que obran en los
expedientes figuraban con las firmas de los Sres. Oscar Sandes y Jaime

85
Obrador, conforme surge del Anexo VII (Pliego de Observaciones, fs. 438
y vta.).
Se observó:
“a) La factura Nº 0002-00000003 del Proveedor Daniel Rubén Moreno por
$ 24.000,00, rendida en el expediente 207866 con fecha 16/01/2019, no se
encuentra conformada por ningún responsable, en tanto que idéntica
factura rendida en expediente 697996 con fecha 14/02/2019 ha sido
firmada por Jaime Obrador. Se visualiza que el primer expediente rendido
es el 207866, y por la fecha de la rendición vinculada a la fecha de factura,
hace presumir que la factura que ha sido nuevamente rendida es la
incorporada en el expediente 697996, siendo ésta firmada por Jaime
Obrador. Es de destacar que en el expediente 207866 se detalla el
comprobante como CR 2-3 de fecha 15/01/2019 por $ 24.000,00, en tanto
que en el expediente 697996, no se detalla en la rendición dicho
comprobante.
b) La factura Nº 0002-00000004, José Bucolo (Plasticuyo) por $ 35.000,00
rendida en el expediente 3632157 con fecha 18/07/2019 se encuentra
conformada por Sandes, en tanto que la rendida en expediente 4153732
con fecha 03/09/2019 ha sido firmada por Jaime Obrador. Se visualiza que
el primer expediente rendido es 3632157 y por la fecha de la rendición
vinculada a la fecha de factura, hace presumir que la factura que ha sido
nuevamente rendida es la incorporada en el expediente 4153732, siendo
ésta firmada por Jaime Obrador. Es de destacar que en el expediente
3632157 se detalla el comprobante como “CR 2-4” de fecha 11/07/2019
por $ 35.000,00, en tanto que en el expediente 4153732, se la detalla como
“RC 2-4” de fecha 11/07/2019 por $ 35.000,00, permitiendo con tal
maniobra incluir el mismo comprobante en distintas rendiciones,
vulnerando los puntos de control establecidos por el Sistema SIDICO
respecto de la carga de comprobantes.
c) De la revisión del expediente 2815499 se verifica la existencia de la
factura Nº 0001-00000667, de fecha 28/03/19, correspondiente al
Proveedor AyEME S.A., en donde se constató que la misma fue abonada
dos veces. Se tuvo acceso al recibo del proveedor Nº 0001-00002585 de
fecha 27/05/2019, donde se visualiza agregado en dos oportunidades el
pago de dicha factura. Esto fue posible porque se adulteró el número de la
factura “en la rendición del fondo fijo”, a efectos de poder introducirla en
el sistema SIDICO y así proceder a su pago duplicado”.
Los responsables debían aportar documentación que justificase
la rendición en dos oportunidades de una misma factura, debiendo, en su
86
caso, restituir las sumas rendidas en duplicidad (Ley N° 8706, artículos 75
y 92), de lo contrario lo observado ocasionaría un daño al Estado por
partida no comprobada, correspondiendo aplicarse cargo solidario a los
responsables por la suma de $ 61.980,00, conforme surge del Anexo VII,
obrante a fs. 438 (Ley Nº 1003, artículo 40).

Analizadas las contestaciones presentadas por los responsables


(Cdor. Elías David Jurado y Cdora. Adriana Flores), la Revisión concluye
que: “... no han aportado documentación que justifique la rendición en dos
oportunidades de una misma factura, como tampoco constancias
acreditativas de la devolución a la DPV de las sumas rendidas en
duplicidad.
Las OP no están firmadas ni hechas por el sector Contable. Se
constató que fueron realizadas por el sector de Tesorería, en su mayoría
por la Tesorera, cuando armaba la Rendición en SIDICO.
Considera subsistente el reparo por haberse configurado un
daño patrimonial al Estado por partida no comprobada, debiendo
aplicarse cargo solidario (art. 40 de la ley Nº 1003) por la suma de
$ 61.980, conforme surge del Anexo VII, a los siguientes responsables:
Administrador: Arq. Oscar Sandes; Gerente de Recursos Humanos y
Administración: Sra. Corina M. Gallardo; Jefe División Tesorería: Sra.
Juana Miriam N. Herrera y Contratado: Sr. Jaime Obrador, conforme sus
respectivas participaciones que surgen del detalle de erogaciones sin
justificar”.
Respecto a los responsables del Sector Contable, la Revisión
considera que lo observado subsiste como procedimiento administrativo
irregular, por falta de control, debiendo aplicarse multa, de acuerdo a lo
previsto en el artículo 42 de la Ley Nº 1003.
Finalmente, la Revisión realiza una aclaración sobre la
inclusión de responsables (fs. 736 y vta.).

La Secretaría Relatora coincide con lo expresado por la


Revisión en cuanto a la existencia de una partida no comprobada por la que
corresponde formular cargo solidario a los responsables, en los términos
del artículo 40 de la Ley N° 1003, por la suma de $ 61.980,00.
Entiende que cabría el mismo análisis de responsables hecho
para los reparos anteriores, resultando responsables del cargo aquellos que
recibieron los fondos y no justificaron razonablemente su rendición, así

87
como aquellos que con su firma avalaron tales rendiciones (Anexo de fs.
823 vta./824).
Asimismo, respecto al Arq. Oscar Sandes y la Sra. Corina
Gallardo, opina que caben las mismas apreciaciones en cuanto a la
determinación de su responsabilidad hecha en el reparo 4.
En honor a la brevedad se remite a las disposiciones que cita el
Revisor en su informe y por medio de las cuales incluye a los responsables
del reparo.
Respecto de los responsables contables, lo observado subsiste
como procedimiento administrativo irregular, por falta de control, debiendo
aplicarse multa, de acuerdo a lo previsto en el artículo 42 de la Ley
Nº 1003.
Normas Legales: Ley N° 8706, artículos 10, 11, 47, 48, inc. b), 75, 79, 80,
81, 92, 107, 146, 153 y 196; Decreto Nº 1000/15, artículos 10, 47, 48, inc.
b), 80, 81 y 153; Acuerdo Nº 2988 (t.o. Acdo. Nº 6222), artículo 60, inc. d);
Resolución Nº 1199/18 Consejo Ejecutivo DPV; Resolución Nº 14/19
Administrador DPV y Resolución Nº 156/19 Consejo Ejecutivo DPV.
Responsables: Arq. Oscar Sandes (Administrador), Sra. Corina Gallardo
(Gerente de Recursos Humanos y Administración), Cdor. Elías David
Jurado (Gerente de Economía y Finanzas), Cdora. Adriana L. Flores (Jefe
Departamento Contaduría), Sra. Juana Miriam Herrera (Jefe División
Tesorería) y Sr. Jaime Obrador (personal contratado con funciones en
Contaduría).
Este último responsable (fallecido), representado por sus
herederos, en función de lo normado por el artículo 23 de la Ley N° 1003
(Teresa Angélica Púrpura, Gabriel Eduardo Obrador Púrpura, Mario Javier
Obrador Púrpura, Pablo Waldo Obrador Púrpura, Mauricio Obrador y
Mailen Paula Obrador Púrpura). Se dispuso su notificación mediante
Acuerdo N° 6513 (fs. 474/475), de fecha 18/12/2019, obrando copia de las
mismas a fs. 480/485.

El Tribunal comparte lo dictaminado por la Secretaría Relatora


respecto de los procedimientos administrativos irregulares configurados,
remitiéndose a lo tratado en estos aspectos en el Considerando II.
Asimismo, en relación a las facturas duplicadas observadas en
rendiciones de gastos, analizada la contestación y documentación de
descargo presentada por parte de los responsables, sin lograr acreditar el
destino dado a los fondos efectivamente erogados o de acompañar las
rendiciones pertinentes, atento a lo informado por la Revisión y lo
88
dictaminado por la Secretaría Relatora, entiende que existe una partida no
comprobada de $ 61.980,00 por el ejercicio 2019 (periodo entre el 1/1/19 y
30/9/19) y, por ende, un perjuicio para el Estado, correspondiendo la
formulación del cargo en forma solidaria, el cual será aplicado a los
responsables generales determinados en el Considerando III
(Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y Jefe de División
Tesorería) y a los receptores identificados de los anticipos, rendidos con
comprobantes no válidos, y a quien autorizó con su firma y/o avaló estos
gastos, según responsables informados en el Anexo VII (Gerente de
Recursos Humanos y Administración y herederos del Sr. Obrador, personal
contratado, con funciones en Contaduría).

Partida no
Expte DPV 2019 N° Proveedor Anticipo N° Fecha anticipo comprobada
697996 Moreno 38 12/2//19 $24.000,00
4153732 Plasticuyo 219 13/8/19 $35.000,00
2815499 AyEME OC 51 4/6/19 $2.980,00
$61.980,00

Así lo resuelve, por el importe antes mencionado con más los


intereses determinados hasta la fecha, según la normativa vigente. La
determinación de los montos a cargo de cada responsable y el cálculo de
los intereses, cuyo importe asciende a $ 7.413,96, obran a fs. 916 de autos.
Esta suma, adicionada al capital antes mencionado, totaliza un monto de
$ 69.393,96 (siendo imputable hasta esa suma para el Administrador,
Gerente de Economía y Finanzas y Jefe de División Tesorería, en tanto que
para la Gerente de Recursos Humanos y Administración, por $ 38.336,99 y
el Sr. Obrador, personal contratado, con funciones en Contaduría, por
$ 66.061,26).

XI. Que la observación 12. Irregularidades por gastos


rendidos con facturas adulteradas fue formulada debido a que en el
Anexo VIII la Revisión expuso servicios y gastos de diversa índole,
rendidos en distintos expedientes, sobre cuyas facturas se observaron
adulteraciones, conforme surgió de los procedimientos de auditoría
aplicados por la Revisión y comprobantes duplicados aportados por
proveedores de la DPV (Anexo VIII, obrante a fs. 839/844).
Se detectaron los siguientes casos:

89
“a) Comprobantes emitidos por el mismo puño escritor, pero sobre
facturas de distintos proveedores por $ 274.550,00...
Conforme puede apreciarse a simple vista, se han rendido 9
comprobantes en los que el común denominador es que las mismas han
sido emitidas por la misma persona, a pesar de que los comprobantes
corresponden a distintos proveedores y que respecto del concepto
facturado, en lugar de indicar los productos comercializados a DPV, se
indican cuestiones propias que personal de la repartición puede sólo
conocer, tales como que los gastos se efectúan en el marco de un Convenio
de Colaboración DPV-Municipalidad de Luján de Cuyo R:125 –
12/12/2018, o Desayuno y Almuerzo de Trabajo Ministerio y DPV Normas
ISO 9001-2015 Mes de Diciembre de 2018.
Asimismo, respecto de los comprobantes incluidos en Anexo
VIII … en la que se concluye lo manifestado por esta revisión respecto de
que la totalidad de los mismos han sido escritos por la misma persona,
todo lo cual permite configurar esta conducta, un daño directo y doloso
para el Estado por la sumatoria de los comprobantes adulterados que
totalizan $ 274.550.
Las facturas adulteradas pertenecen a los siguientes
proveedores:
1. Jorge Oscar Gallo (Concesionario del Buffet de la DPV).
2. María Patricia Valdez (Panificadora Patricia, con domicilio comercial
en la ciudad de Luján de Cuyo).
3. Estefanía Sandez (Panificadora Tentación).
4. Nicolás Germán Salas (La Tapera).
Con fecha 29/10/2019 se realizó Acta de constatación a María
Patricia Valdez, propietaria de Panificadora Patricia, solicitando copia de
las facturas N° 0001-00004382 y N° 0001-00003816 y toda cuanta otra
factura haya sido emitida a favor de la Dirección Provincial de Vialidad
correspondiente al ejercicio 2019. En dicha acta, la titular de la panadería
expuso que “la provisión de los insumos se relacionan exclusivamente con
panetones que son entregados a fin de año”. Constancia de la presente
actuación se adjunta a fs. 454 del Expediente 309-A-2019.
Respecto de estos proveedores, se ofició para que los mismos
aporten copia de los comprobantes duplicados obrantes en sus respectivos
factureros manuales.

b) Otros comprobantes adulterados que totalizan $ 274.710.

90
Respecto de los restantes comprobantes indicados en Anexo
VIII, se observan las siguientes irregularidades:
1. Adulteración de los comprobantes originales aportados por los
responsables, los cuales forman parte las rendiciones del Fondo
Permanente del CUC 880 Tesorería, habiéndose modificado los importes
originales por los cuales fueron emitidos por los proveedores.
2. Diferencias en los datos del “destinatario” entre las facturas originales
(rendidas por el organismo) y lo que figura en el duplicado de las mismas
(aportadas por el proveedor).
3. Adulteración en las “cantidades facturadas” entre las facturas
originales (rendidas por el organismo) y lo que figura en el duplicado de
las mismas (aportadas por el proveedor).
4. Adulteración en el “detalle” de productos o servicios entre las facturas
originales y lo que figura en el duplicado de las mismas.
5. Los pedidos de materiales presentados no provienen ni son firmados
por responsables de cada área a la cual correspondería formularlos, sino
que en la mayoría de los casos el requerimiento proviene de la máxima
autoridad del organismo. La fecha de los pedidos de materiales es
coincidente con la fecha de emisión de los comprobantes, no existiendo por
lo tanto constancia de pedido previo por el departamento responsable.
6. Los pagos de las facturas observadas han sido efectuados en efectivo,
no existiendo orden de compra previa a nombre del proveedor. La
totalidad de las facturas observadas han sido presentadas como rendición
de anticipos otorgados a distintos responsables de la D.P.V.
7. No se presenta constancia de recepción de los bienes o efectiva
prestación de los servicios facturados por parte de los responsables de los
departamentos correspondientes.
8. Se observan comprobantes de proveedores cuyos servicios corresponden
a gastos emitidos a consumidor final o sin especificar destinatario, no
correspondiendo por lo tanto sean pagados con recursos del Organismo.
Respecto de las facturas adulteradas vinculadas con este
punto se realizaron distintos procedimientos adicionales a la revisión del
expediente, … :
- Actas de constatación de fechas 31/10/2019 y 01/11/2019 donde se
entregan los duplicados de las facturas de los proveedores Librería y
Papelería Cervantes (de Felipe Carim Gutiérrez) y del Taller de Guillermo
Jesús Álvarez, a fs. 471 y 476 del Expte. 309-A-2019, respectivamente.
Lo observado podría configurar un procedimiento
administrativo irregular por la diversidad de irregularidades observadas,
91
en cuyo caso deberá aplicarse multa a los responsables (art. 42 Ley
Nº 1003), siempre y cuando no se ocasione un daño al Estado, por partida
no comprobada, debiendo aplicarse cargo solidario a los responsables por
la suma de $ 549.260,00, por la falta de autenticidad de los comprobantes
presentados en las rendiciones correspondientes al Fondo Fijo CUC 880
incluidas en Anexo VIII, de acuerdo a lo previsto en el art. 40 de la Ley
Nº 1003”.
Destaca la Revisión, además, que mediante expediente EX-
2019-5869791-GDEMZA-DPV#MEIYE los responsables contestan las
observaciones que surgen del Segundo Informe de Auditoría In Situ y
Contable, donde indican que se reponen a la cuenta bancaria Nº
6280118896 Suc. 2405 BNA, denominada “DPV HABILITADO
TESORERIA” el importe de algunos comprobantes, por “error de
rendición” ($ 5.700,00).

En virtud de lo expuesto, a fin de subsanar el reparo, los


responsables debían:
a) Justificar la falta de autenticidad y adulteración de los comprobantes
observados (Ley N° 8706, artículo 75 y Decreto N° 1000/15, artículo 153).
b) El destino del gasto (Ley N° 8706, artículo 92 y Decreto N° 1000/15,
artículo 153).
c) Su relación con el objeto del ente (Ley N° 8706, artículo 92 y Decreto
N° 1000/15, artículo 153).
d) Responsable que realizó efectivamente el gasto (Decreto N° 1000/15,
artículo 153 - Facturación).
e) Justificar la falta de correspondencia entre los sectores que emiten las
órdenes de pedido y la recepción de los servicios solicitados (Decreto
N° 1000/15, artículo 153).

Analizadas las contestaciones presentadas por los responsables


(Cdor. Elías David Jurado, Cdora. Adriana Flores y Sr. José Luis Corzo), la
Revisión considera que respecto del Sr. José Luis Corzo se encuentra
salvada la presente observación, atento a que se verifica que el agente no
tuvo intervención en los comprobantes observados.
Concluye su informe la Revisión señalando respecto a las
respuestas del Cdor. Elías Jurado y de la Cdora. Adriana Flores: “… la
Tesorería no era responsable por subordinación ante la Gerencia de
Economía y Finanzas ni ante Contaduría, pero por funciones que se
exponen en aclaración de los responsables, sí debían efectuarse controles
92
pertinentes a sus cargos. Además, rendían cuentas donde se expone que los
estados contables surgen de registros contables. Debieron advertir que no
les pasaban rendiciones de Fondo Permanente CUC 880 ni Órdenes de
Pago para reponer fondos (control por oposición).
Por tanto, los responsables no han demostrado la autenticidad
de los comprobantes observados (art 75 Ley 8706 y art. 153 Dto. 1000/15),
ni el destino del gasto (Ley 8706, art. 92 y 153 Dto. 1000/15), ni su
relación con el objeto del ente (Ley 8706, art. 92 y art. 153 Dto. 1000/15),
como tampoco el responsable que realizó efectivamente el gasto. (Art. 153
Dto. 1000/15 Facturación). No se justificó asimismo la falta de
correspondencia entre los sectores que emiten las ordenes de pedido y la
recepción de los servicios solicitados (art. 153 Dto. 1000/15).
Así, entiende que la observación subsiste como daño al Estado
por partida no comprobada, debiendo aplicarse cargo solidario (art. 40 de
la Ley Nº 1.003) por la suma de $ 543.560,00 conforme surge de la planilla
de erogaciones sin justificar.
A su vez dicha observación subsiste como procedimiento
administrativo irregular, para los responsables Cdra. Adriana Flores y
Cdor. Elías Jurado, por la diversidad de irregularidades observadas y
atento a que las órdenes de pago no están firmadas ni hechas por el sector
Contable, habiéndose constatado que fueron realizadas por el sector de
Tesorería cuando armaba la Rendición en SIDICO. En cuyo caso deberá
aplicarse multa, de acuerdo a lo previsto en el art. 42 de la Ley Nº 1.003.
En tanto que, se salva la observación ...por el importe de
$ 5.700,00, debido a que fue devuelto con fecha 23/10/2019…”
Finalmente, la Revisión realiza una aclaración sobre la
inclusión de responsables (fs. 742/743 vta.).

La Secretaría Relatora, siguiendo el criterio expuesto en los


reparos anteriores, coincide con la Revisión en cuanto a la existencia de
una partida no comprobada, por la que corresponde formular cargo
solidario en los términos del artículo 40 de la Ley N° 1003 por la suma de
$ 543.560,00, toda vez que se ha incumplido la propia resolución
reglamentaria de la DPV que establecía para qué tipo de gastos se utilizaba
el fondo permanente, y no se ha acreditado la vinculación de los gastos con
servicios a la DPV.
Señala que cabe el mismo análisis de responsables del reparo
anterior, entendiendo que sólo resultan responsables del cargo aquellos que
recibieron los fondos y no justificaron razonablemente su rendición, así
93
como aquellos que con su firma avalaron tales rendiciones (Anexo de
fs. 824/826).
Asimismo, en cuanto al Arq. Sandes y la Sra. Corina Gallardo,
caben las mismas apreciaciones en cuanto a la determinación de su
responsabilidad hecha en el reparo 4.
En honor a la brevedad se remite a las disposiciones que cita el
Revisor en su informe y por medio de las cuales incluye a los responsables
del reparo.
Coincide con la Revisión en cuanto a la configuración de un
procedimiento administrativo irregular, siendo responsables la Cdra.
Adriana Flores y Cdor. Elías Jurado. Respecto del Sr. José Luis Corzo se
tiene por salvada.
Normas Legales: Ley N° 8706, artículos 10, 11, 47, 48, inc. b), 75, 79, 80,
81, 92, 107, 146, 153 y 196; Decreto Nº 1000/15, artículos 10, 47, 48, inc.
b), 80, 81 y 153; Acuerdo Nº 2988 (t.o. Acdo. Nº 6222), artículo 60, inc. d);
Resolución Nº 1199/18 Consejo Ejecutivo DPV; Resolución Nº 14/19
Administrador DPV y Resolución Nº 156/19 Consejo Ejecutivo DPV.
Responsables: Arq. Oscar Sandes (Administrador), Sra. Corina Gallardo
(Gerente de Recursos Humanos y Administración), Cdor. Elías David
Jurado (Gerente de Economía y Finanzas), Cdora. Adriana L. Flores (Jefe
Departamento Contaduría), Sra. Juana Miriam Herrera (Jefe División
Tesorería), Sr. José Mariano Yanzón (Jefe División Equipos) y Sr. Jaime
Obrador (personal contratado con funciones en Contaduría).
Este último responsable (fallecido), representado por sus
herederos, en función de lo normado por el artículo 23 de la Ley N° 1003
(Teresa Angélica Púrpura, Gabriel Eduardo Obrador Púrpura, Mario Javier
Obrador Púrpura, Pablo Waldo Obrador Púrpura, Mauricio Obrador y
Mailen Paula Obrador Púrpura). Se dispuso su notificación mediante
Acuerdo N° 6513 (fs. 474/475), de fecha 18/12/2019, obrando copia de las
mismas a fs. 480/485.

El Tribunal comparte lo dictaminado por la Secretaría Relatora


respecto de los procedimientos administrativos irregulares configurados,
remitiéndose a lo tratado en estos aspectos en el Considerando II.
Asimismo, en relación a las facturas observadas, analizada la
contestación y documentación de descargo presentada por parte de los
responsables, sin lograr explicar, rectificar o acreditar el destino dado a los
fondos efectivamente erogados o de acompañar las rendiciones pertinentes,
atento a lo informado por la Revisión y lo dictaminado por la Secretaría
94
Relatora, entiende que existe una partida no comprobada de $ 543.560,00
por el ejercicio 2019 (periodo entre el 1/1/19 y 30/9/19) y, por ende, un
perjuicio para el Estado, correspondiendo la formulación del cargo en
forma solidaria, el cual será aplicado a los responsables generales
determinados en el Considerando III (Administrador, Gerente de Economía
y Finanzas y Jefe de División Tesorería) y a los receptores identificados de
los anticipos, rendidos con comprobantes no válidos, y a quien autorizó con
su firma y/o avaló estos gastos, según responsables informados en el Anexo
VIII (Gerente de Recursos Humanos y Administración, Jefe División
Equipos y herederos del Sr. Obrador, personal contratado con funciones en
Contaduría).

a) Comprobantes emitidos por el mismo puño escritor, sobre facturas de


distintos proveedores:
Partida no
Expte DPV 2019 N° Proveedor Anticipo N° Fecha anticipo comprobada
79412 Gallo, Jorge Oscar 6 9/1/19 $35.610,00
79412 Panificadora Patricia 2 7/1/19 $38.450,00
4114980 La Tapera 16 14/1/19 $32.240,00
207866 Gallo, Jorge Oscar 13 11/1/19 $29.500,00
207866 Gallo, Jorge Oscar 13 11/1/19 $12.000,00
1252206 Panif. Tentación 75 15/3/19 $34.500,00
2363524 Panif. Tentación 85 21/3/19 $34.000,00
1478536 Panificadora Patricia 91 28/3/19 $34.750,00
2451651 La Tapera 150 20/5/19 $23.500,00
$274.550,00
b) Otros comprobantes adulterados:
Partida no
Expte DPV 2019 N° Rendicion N° Anticipo N° Fecha anticipo comprobada
2363524 42 126 23/4/19 $28.300,00
1968263 36 124 22/4/19 $12.215,00
1343538 23 76 15/3/19 $14.306,00
781333 18 24 16/1/19 $5.700,00
1613418 30 66 7/3/19 $22.529,00
207843 6 14 11/1/19 $27.560,00
100167 2 8 10/1/19 $47.000,00
1252206 22 61 6/3/19 $18.000,00
1478521 26 79 15/3/19 $24.000,00
1112727 19 65 7/3/19 $21.000,00

95
207866 8 20 16/1/19 $48.500,00
$269.010,00

$549.260,00

Así lo resuelve, por el importe antes mencionado con más los


intereses determinados hasta la fecha de este pronunciamiento, según la
normativa vigente. La determinación de los montos a cargo de cada
responsable y el cálculo de los intereses, cuyo importe asciende a
$ 83.253,62, obran a fs. 917/918 de autos. Esta suma, adicionada al capital
antes mencionado, totaliza un monto de $ 626.813,62 (siendo imputable
hasta esa suma para el Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y
Jefe de División Tesorería, en tanto que para la Gerente de Recursos
Humanos y Administración, por $ 443.311,04, Jefe de la División Equipos,
$ 39.688,05 y el Sr. Obrador, personal contratado, con funciones en
Contaduría, por $ 127.045,92).
Corresponde también formular cargo en función de los
intereses generados por la retención indebida de la suma no utilizada del
anticipo N° 24 ($ 5.700,00), restituida con fecha 23/10/2019, concluyendo
que la salida de fondos no tenía como destino la aplicación inmediata a un
gasto concreto de la DPV (retiro de fondos injustificado).
Tal como señala la Revisión, los anticipos requeridos por los
responsables, que no fueron rendidos oportunamente, configuran un daño
para el Estado por los intereses devengados hasta la fecha de su restitución
(23/10/2019).
El cálculo de estos intereses, los que totalizan $ 562,49, a
cargo del Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y Jefe de
División Tesorería, obran a fs. 919 de autos.

XII. Que la observación 14. Documentación original


faltante en expedientes fue formulada debido a que la Revisión realizó un
análisis sobre los comprobantes de los siguientes expedientes:

Expediente Factura Nº Proveedor Importe Firma


2019-00821969 0002-00000136 Gregorio, Domingo Félix 58.900,00 José Corzo
2019-00683157 0002-00000130 Gregorio, Domingo Félix 49.500,00 Fernández
2019-03631989 0002-00000134 Gregorio, Domingo Félix 26.000,00 Obrador
Total 134.400,00

96
Como antecedentes del caso, la Revisión informó que: “... el
día 04/11/2019 se realiza Acta de Constatación en sede de la Dirección
Provincial de Vialidad, ante la falta de las facturas en soporte papel del
proveedor Domingo Felix Gregorio. La misma se encuentra agregada a fs.
482 del Expediente 309-A-2019.
Por otra parte, se solicitó por oficio los comprobantes
duplicados del propio proveedor, por presumir adulteración ya que se
detectaron otras facturas de este proveedor donde se comprobó su
adulteración conforme lo expresado en Observación N°12.
En virtud de lo expuesto, los responsables debían poner a
disposición de este Tribunal las facturas faltantes indicadas
precedentemente, a fin de no ocasionar un daño patrimonial al Estado por
partida no comprobada, en cuyo caso deberá aplicarse cargo solidario a
los responsables por $ 134.400,00 (art. 40 Ley Nº 1.003), atento no
verificarse el comprobante original en cada pieza administrativa (Art. 75,
92 y 107 Ley 8706, Dto. 1000/15 art. 153)”.

Analizadas las contestaciones presentadas por los responsables


(Cdor. Elías David Jurado, Cdora. Adriana Flores y Sr. José Luis Corzo), la
Revisión considera que respecto del Sr. José Luis Corzo se encuentra
salvada la presente observación, atento a que se verifica que el agente no
tuvo intervención en los comprobantes observados.
Concluye su informe la Revisión señalando que: “Por acta de
constatación efectuada por la revisión respecto del Sr. Domingo Félix
Gregorio, para fecha 05/12/2019, obrante a fs. 255, y con posterioridad a
la emisión del Informe del Juicio Parcial, manifiesta lo siguiente:
1) Que las facturas N° 0002-00000120 de fecha 08/01/2019 por la suma de
$47.000,00, N° 0002-00000136 de fecha 29/01/2019 por la suma de
$58.900,00, N° 0002-00000146 de fecha 05/02/2019 por la suma de
$18.000,00, N° 0002-00000147 de fecha 12/02/2019 por la suma de
$24.000,00, N° 0002-00000142 de fecha 14/02/2019 por la suma de
$21.000,00, N° 0002-00000134 de fecha 16/04/2019 por la suma de
$26.000,00, N° 0002-00000130 de fecha 30/01/2019 por la suma de
$49.500,00 y N° 0002-00000118 de fecha 16/01/2019 por la suma de
$48.500,00, no han sido emitidas por él, desconociendo los comprobantes
presentados en la rendición de la Dirección Provincial de Vialidad. Dichas
facturas corresponden al talonario impreso con fecha 14/6/2017. CAI
432381102368809.

97
2) Presenta talonario con comprobantes del N° 0002-00000051 al
N° 0002-00000100 sin utilizar. Que no cuenta con los talonarios del
N° 0002-00000101 al N° 0002-00000200, los cuales por encontrarse
vencidos no fueron utilizados, procediéndose a una nueva impresión de
comprobantes con fecha 15/06/2018.
3) Que con fecha 15/06/2018 procede a la impresión de un nuevo
facturero, cuya numeración va del 0001-000000001 al 0001-00000100,
con CAI N° 44248142762847, siendo el último comprobante emitido
correspondiente a esa impresión el identificado con el N° 0001-0000028 de
fecha 10/10/2018.
4) Presenta para su verificación los talonarios del N° 0001-00000001 al
0001-00000100 impresos con fecha 15/6/2018, encontrándose sin utilizar
los comprobantes desde el 0001-00000029 al 0001-00000100.
5) Que nunca prestó servicios ni recibió pago alguno por parte de la
Dirección Provincial de Vialidad.
6) Presenta D.N.I. que acredita su identidad.
7) Que con posterioridad a haber recibido los oficios de este Tribunal,
recibió un llamado telefónico con fecha 11/11/2019 desde el N° 261-
3906755 por parte de una persona que dijo llamarse “Jorge Gómez”,
identificándose como agente de la D.P.V. Área operativa, quien le solicitó
que se acercara a la D.P.V. porque necesitaban hablar con él, a cuyo
pedido no accedió.
8) Se adjuntan a la presente copia de los comprobantes N° 0001-00000028
(último utilizado) y N° 0002-00000051 (talonario completo sin utilizar).
La Revisión concluye que:
a) Respecto de la factura C Nº 0001-00000136 por $58.900, el responsable
Sr. José Luis Corzo demuestra haber estado de licencia en la fecha que se
firma la factura, además de su cambio de funciones, por lo que se lo
excluye de la responsabilidad en la presente observación. Por tanto, la
responsabilidad final respecto de este comprobante se mantiene subsistente
como daño patrimonial al Estado, debiendo aplicarse cargo (art. 40 de la
Ley Nº 1.003) por $ 58.900 para la Tesorera Miriam Herrera, que es quien
habiendo tenido la factura para abonar no detectó que la misma no
cumplía los requisitos formales para considerarla válida (CAI vencido) y
por no encontrarse el comprobante original en el expediente ni aportado
en los descargos presentados por los responsables.
b) En tanto que respecto de los comprobantes que se detallan a
continuación… Los responsables no han aportado los comprobantes
originales observados, y considera que la observación se mantiene
98
subsistente también como daño al Estado por partida no comprobada,
debiendo aplicarse cargo solidario (art. 40 Ley Nº 1.003) por la suma de
$ 75.500,00, correspondiendo la suma de $ 49.500,00 al Coordinador del
Área Operativa Sr. Eduardo Alberto Fernández, por haber firmado el
comprobante y a la Tesorera Miriam Herrera por haber aceptado y
rendido el gasto; y por la suma de $ 26.000,00 al Sr. Jaime Obrador y a la
Tesorera Miriam Herrera por haber aceptado y rendido el gasto.
Además, la presente observación se mantiene subsistente
como procedimiento administrativo irregular, por la falta de control en los
gastos rendidos, conforme surge del análisis de inclusión de los
responsables, respecto del Cdor. Elías Jurado y la Cdra. Adriana Flores”.
Finalmente, la Revisión realiza una aclaración sobre la
inclusión de responsables (fs. 749 vta./750).

La Secretaría Relatora, en coincidencia con la Revisión,


estima que: “... se configuran partidas no comprobadas por los importes
señalados en los puntos a) y b) y para los responsables allí determinados.
En efecto la carencia de documentación respaldatoria de un
gasto conlleva la configuración de una partida no comprobada. En efecto,
el principio de “rendición documental de las cuentas” guarda relación con
la naturaleza de la responsabilidad contable, con lo cual los únicos medios
que resultan admisibles para justificar una operación económica son
aquellos que se sustentan de manera documental, siendo el responsable
quien debe elaborarla y presentarla ante el Tribunal para justificar su
correcta intervención en la administración y/o disposición de los caudales
públicos. Las cuentas que se presentan deben estar fundamentadas con
documentación suficiente, pertinente y auténtica. Y ello es así, por cuanto
la rendición de una cuenta debe entenderse como la presentación de
estados contables que surjan de registros contables avalados por los
respectivos comprobantes (Ley N° 8706, artículo 75).
En el caso bajo examen debieron aportarse los elementos que
respaldaban la factura y que demostraban que se produjo la actividad o se
prestó el servicio por el importe facturado.
En este sentido, se requirió a los responsables presentar la
rendición de la cuenta en forma “integral”3, para lo cual debían aportar la
3
El concepto “integralidad de la cuenta”, implica que ella conforma un sistema de información coherente, en
obediencia a exigencias normativas del derecho público de aplicación, y a la razonabilidad técnica que
debe estar presente en la elaboración del documento por el que los responsables rinden sus actuaciones en
la administración financiera del Órgano a su cargo.
99
documentación que vinculara las facturas con la prestación de los
servicios.
En concordancia con este criterio, nuestra Suprema Corte ha
dicho: "El concepto de cuentas documentadas del art. 182 de la
Constitución de Mendoza debe ser interpretado con sentido lógico, por lo
que la rendición debe ir acompañada de todos los comprobantes
necesarios que constituyen la demostración que pruebe y acredite a las
cuentas como ciertas, por lo que es desde la fecha de la presentación en
tales condiciones que comienza a correr el término de un año.”4
En torno a los responsables del cargo, entiendo que si quien
asume la gestión, custodia o administración de caudales o efectos públicos
está obligado a dejar constancia documental del empleo dado a éstos,
resulta jurídicamente razonable que sea quien deba soportar las
consecuencias de no probar adecuadamente su existencia o, en su caso,
justificar su falta.
Existe un enlace, al menos suficiente, entre los actos de los
funcionarios que conformaron las facturas y autorizaron el pago, y el
perjuicio determinado. De acuerdo a la función que desempeñaban
debieron extremar los recaudos para conservar la documentación que
respaldaba la efectiva prestación del servicio.
De acuerdo a la función que desempeñaban debieron
extremar los recaudos para conservar la documentación que respaldaba la
efectiva prestación del servicio habida cuenta que del deber esencial de
rendir cuentas exige de los cuentadantes una actividad de demostración
que no pueden omitir.5
Por último, y en idéntico sentido que la revisión entiende que
se ha configurado un procedimiento administrativo irregular, por la falta
de control en los gastos rendidos, en cabeza del Cdor. Elías Jurado y la
Cdra. Adriana Flores, por lo que sugiere aplicarles la multa que regula el
art. 42 de la ley 1003.

4
Suprema Corte de Justicia, en pleno, juicio N° 40.669 “DE LA COLINA Oscar Jacinto c/ PCIA. DE
MZA. S/ A.P.A.”, 29 de agosto de 1988
5
Siguiendo los lineamientos del Acuerdo N° 5713: ¿cuándo se estará ante una partida no comprobada?
Para responder este interrogante debe partirse de un aserto: los movimientos de la Hacienda deben
comprobarse mediante documentos y asientos contables regulados por las normas de aplicación que
conforman un sistema de demostraciones no desprovisto de rigor formal (art. 38 de la Ley 3799). Si los
movimientos de la Hacienda carecen de esas demostraciones se está ante una partida no comprobada que
merece la aplicación de cargo. En este último caso, en principio, no corresponde al Tribunal un análisis de
daño, puesto que lo que se imputa no es la contradicción entre el acto y la norma sino la omisión de
prueba del movimiento.
100
En honor a la brevedad me remito a las disposiciones que cita
el revisor en su informe y por medio de las cuales incluye a los
responsables del reparo”.
Normas Legales: Ley N° 8706, artículos 75, 92 y 107; Decreto Nº 1000/15,
artículo 153; Acuerdo N° 1591 (t.o. Acuerdo Nº 6157), artículos 5° y 7°;
Acuerdo Nº 2988 (t.o. Acdo. Nº 6222), artículo 60, inc. d); Resolución
Nº 1199/18 Consejo Ejecutivo DPV; Resolución Nº 14/19 Administrador
DPV y Resolución Nº 156/19 Consejo Ejecutivo DPV.
Responsables: Arq. Oscar Sandes (Administrador), Sra. Corina Gallardo
(Gerente de Recursos Humanos y Administración), Cdor. Elías David
Jurado (Gerente de Economía y Finanzas), Cdora. Adriana L. Flores (Jefe
Departamento Contaduría), Sra. Juana Miriam Herrera (Jefe División
Tesorería), Sr. Eduardo Alberto Fernández (Coordinador Operativo) y Sr.
Jaime Obrador (personal contratado con funciones en Contaduría).
Este último responsable (fallecido), representado por sus
herederos, en función de lo normado por el artículo 23 de la Ley N° 1003
(Teresa Angélica Púrpura, Gabriel Eduardo Obrador Púrpura, Mario Javier
Obrador Púrpura, Pablo Waldo Obrador Púrpura, Mauricio Obrador y
Mailen Paula Obrador Púrpura). Se dispuso su notificación mediante
Acuerdo N° 6513 (fs. 474/475), de fecha 18/12/2019, obrando copia de las
mismas a fs. 480/485.

El Tribunal comparte lo dictaminado por la Secretaría Relatora


respecto de los procedimientos administrativos irregulares configurados,
remitiéndose a lo tratado en estos aspectos en el Considerando II.
Asimismo, en relación a las facturas observadas, analizada la
contestación y documentación de descargo presentada por parte de los
responsables, sin lograr explicar, rectificar o acreditar el destino dado a los
fondos efectivamente erogados o de acompañar las rendiciones pertinentes,
atento a lo informado por la Revisión y lo dictaminado por la Secretaría
Relatora, entiende que existe una partida no comprobada de $ 134.400,00
por el ejercicio 2019 (periodo entre el 1/1/19 y 30/9/19) y, por ende, un
perjuicio para el Estado, correspondiendo la formulación del cargo en
forma solidaria, el cual será aplicado a los responsables generales
determinados en el Considerando III (Administrador, Gerente de Economía
y Finanzas y Jefe de División Tesorería) y a los receptores identificados de
los anticipos, rendidos con comprobantes no válidos, y a quien autorizó con
su firma y/o avaló estos gastos, según responsables informados en el Anexo

101
obrante a fs. 828 vta. (Coordinador Operativo y herederos del Sr. Obrador,
personal contratado, con funciones en Contaduría).

Partida no
Expte DPV 2019 N° Fact N° Anticipo N° Fecha anticipo comprobada
821969 0002-00000136 49 25/2/19 $58.900,00
683157 0002-00000130 37 12/2/19 $49.500,00
3631989 0002-00000134 166 7/6/19 $26.000,00
$134.400,00

Así lo resuelve, por el importe antes mencionado con más los


intereses determinados hasta la fecha de este pronunciamiento, según la
normativa vigente. La determinación de los montos a cargo de cada
responsable y el cálculo de los intereses, cuyo importe asciende a
$ 19.621,18, obran a fs. 920 de autos. Esta suma, adicionada al capital
antes mencionado, totaliza un monto de $ 154.021,18 (siendo imputable
hasta esa suma para el Administrador, Gerente de Economía y Finanzas y
Jefe de División Tesorería, en tanto que para el Coordinador Operativo, por
$ 57.181,32 y el Sr. Obrador, personal contratado, con funciones en
Contaduría, por $ 29.051,62).

XIII. Que la observación 13. Irregularidades en reembolso


de sumas por salidas de fondos irregulares se mantiene subsistente según
lo informado por la Revisión y la Secretaría Relatora. La misma fue
formulada con el fin de que los responsables aportaran documentación
justificativa de los fondos reintegrados, relacionados con las observaciones
4, 5, 6, 8 y 12.
Si bien el Tribunal comparte la opinión de sus órganos
asesores, se remite a lo resuelto en los Considerandos respectivos donde
abordaron estas observaciones (III, IV, V, VII y XI) , habiendo tratado allí
cada caso en particular.

XIV. Que con fecha 4/6/2020 ingresa contestación en forma


extemporánea de los herederos del Sr. Jaime Obrador, la que no modifica el
análisis realizado previamente por el Tribunal.

XV. Que el Presidente, Dr. Néstor M. Parés y la Vocal, Dra.


Liliana Muñoz de Lázzaro votan en disidencia parcial, cuyos fundamentos
constan en el Acta de Acuerdo del día de la fecha.

102
Por ello, cumplido el trámite que la Ley Nº 1003 y
modificatorias dispone para el juicio de cuentas, en uso de sus facultades
constitucionales y legales,

EL TRIBUNAL DE CUENTAS DE LA PROVINCIA


RESUELVE

Artículo 1º: Aplicar multa a los siguientes responsables y por los importes
que en cada caso se indican: Arq. Oscar Sandes, DNI 7617064
(Administrador), NOVENTA Y OCHO MIL PESOS ($ 98.000,00); Cdor.
Elías David Jurado, DNI 29574452 (Gerente de Economía y Finanzas),
NOVENTA Y OCHO MIL PESOS ($ 98.000,00); Sra. Juana Miriam
Herrera, DNI 12044648 (Jefe División Tesorería), NOVENTA Y OCHO
MIL PESOS ($ 98.000,00) y a la Cdora. Adriana L. Flores, DNI 27062198
(Jefe Departamento Contaduría), CINCUENTA MIL PESOS
($ 50.000,00), por los hechos referidos en el Considerando II; y
emplazarlos en 30 días a contar desde su notificación para que depositen
dicha suma en el Banco de la Nación Argentina, Cuenta Corriente Nº 628-
02371-81 Suc. Nº 2405 Mza. a la orden de "Hon.Tribunal de Cuentas- TC
AUR”, y para que remitan al Tribunal el respectivo comprobante del
depósito. El monto depositado por el concepto señalado deberá ser girado
por el Tribunal a la Administración Tributaria Mendoza en el plazo
previsto en el Acuerdo Nº 3098.

Artículo 2º: Formular cargo en forma solidaria por VEINTISIETE MIL


SEISCIENTOS CINCUENTA Y TRES PESOS CON 25/100 ($ 27.653,25)
a los siguientes responsables, por la suma máxima: Arq. Oscar Sandes,
DNI 7617064 (Administrador), Cdor. Elías David Jurado, DNI 29574452
(Gerente de Economía y Finanzas) y Sra. Juana Miriam Herrera, DNI
12044648 (Jefe División Tesorería), y hasta los montos que en cada caso se
indican: Sra. Corina Gallardo, DNI 20809751 (Gerente de Recursos
Humanos y Administración) por la suma de SEIS MIL SETECIENTOS
NOVENTA Y SEIS PESOS CON 15/100 ($ 6.796,15), según lo expresado
en el Considerando III; y emplazarlos en treinta (30) días a contar desde su
notificación para que depositen dicha suma en el Banco de la Nación
Argentina, Cuenta Corriente Nº 628-02371-81 Suc. Nº 2405 Mza. a la
orden de “Hon.Tribunal de Cuentas- TC AUR”, y para que remitan al
Tribunal el respectivo comprobante del depósito. El monto depositado por
103
el concepto señalado, deberá ser girado por el Tribunal a la Tesorería de la
Dirección Provincial de Vialidad en el plazo previsto en el Acuerdo
Nº 3098.

Artículo 3º: Formular cargo en forma solidaria por CIENTO


CINCUENTA Y SEIS MIL NOVECIENTOS SETENTA Y TRES PESOS
CON 97/100 ($ 156.973,97) a los siguientes responsables, por la suma
máxima: Arq. Oscar Sandes, DNI 7617064 (Administrador), Cdor. Elías
David Jurado, DNI 29574452 (Gerente de Economía y Finanzas) y Sra.
Juana Miriam Herrera, DNI 12044648 (Jefe División Tesorería), y hasta los
montos que en cada caso se indican: Sra. Corina Gallardo, DNI 20809751
(Gerente de Recursos Humanos y Administración), por la suma de
CIENTO CINCUENTA Y TRES MIL OCHOCIENTOS DOCE PESOS
CON 18/100 ($ 153.812,18); Sr. José Mariano Yanzón, DNI 26792969
(Jefe División Equipos) por la suma de CUARENTA Y OCHO MIL
VEINTICINCO PESOS CON 81/100 ($ 48.025,81) y herederos del Sr.
Jaime Alberto Obrador, DNI 10655180 (personal contratado con funciones
en Contaduría): Teresa Angélica Púrpura, DNI 6374000, Gabriel Eduardo
Obrador Púrpura, DNI 24467728, Mario Javier Obrador Púrpura, DNI
30606582, Pablo Waldo Obrador Púrpura, DNI 32902137, Mauricio
Obrador, DNI 32316483, y Mailen Paula Obrador Púrpura, DNI 34627324,
por la suma de UN MIL CUATROCIENTOS SESENTA Y CINCO
PESOS CON 42/100 ($ 1.465,42) según lo expresado en el Considerando
IV; y emplazarlos en treinta (30) días a contar desde su notificación para
que depositen dicha suma en el Banco de la Nación Argentina, Cuenta
Corriente Nº 628-02371-81 Suc. Nº 2405 Mza. a la orden de
“Hon.Tribunal de Cuentas- TC AUR”, y para que remitan al Tribunal el
respectivo comprobante del depósito. El monto depositado por el concepto
señalado, deberá ser girado por el Tribunal a la Tesorería de la Dirección
Provincial de Vialidad en el plazo previsto en el Acuerdo Nº 3098.

Artículo 4º: Formular cargo en forma solidaria por DOSCIENTOS


DIECINUEVE MIL CUATROCIENTOS OCHENTA Y DOS PESOS
CON 96/100 ($ 219.482,96) a los siguientes responsables, por la suma
máxima: Arq. Oscar Sandes, DNI 7617064 (Administrador), Cdor. Elías
David Jurado, DNI 29574452 (Gerente de Economía y Finanzas) y Sra.
Juana Miriam Herrera, DNI 12044648 (Jefe División Tesorería), y hasta los
montos que en cada caso se indican: Sra. Corina Gallardo, DNI 20809751
(Gerente de Recursos Humanos y Administración), por la suma de
104
DOSCIENTOS QUINCE MIL OCHOCIENTOS NOVENTA Y DOS
PESOS CON 91/100 ($ 215.892,91) y Sr. José Mariano Yanzón, DNI
26792969 (Jefe División Equipos) por la suma de CIENTO SESENTA Y
NUEVE MIL QUINIENTOS NOVENTA Y SIETE PESOS CON 76/100
($ 169.597,76), según lo expresado en el Considerando V; y emplazarlos en
treinta (30) días a contar desde su notificación para que depositen dicha
suma en el Banco de la Nación Argentina, Cuenta Corriente Nº 628-
02371-81 Suc. Nº 2405 Mza. a la orden de “Hon.Tribunal de Cuentas- TC
AUR”, y para que remitan al Tribunal el respectivo comprobante del
depósito. El monto depositado por el concepto señalado, deberá ser girado
por el Tribunal a la Tesorería de la Dirección Provincial de Vialidad en el
plazo previsto en el Acuerdo Nº 3098.

Artículo 5º: Formular cargo en forma solidaria por DOSCIENTOS


SESENTA Y DOS MIL NOVENTA Y SEIS PESOS CON 82/100
($ 262.096,82) a los siguientes responsables, por la suma máxima: Arq.
Oscar Sandes, DNI 7617064 (Administrador), Cdor. Elías David Jurado,
DNI 29574452 (Gerente de Economía y Finanzas) y Sra. Juana Miriam
Herrera, DNI 12044648 (Jefe División Tesorería), y hasta los montos que
en cada caso se indican: Sra. Corina Gallardo, DNI 20809751 (Gerente de
Recursos Humanos y Administración), por la suma de DOSCIENTOS
CINCUENTA MIL NOVECIENTOS VEINTICUATRO PESOS CON
29/100 ($ 250.924,29) y herederos del Sr. Jaime Alberto Obrador, DNI
10655180 (personal contratado con funciones en Contaduría): Teresa
Angélica Púrpura, DNI 6374000, Gabriel Eduardo Obrador Púrpura, DNI
24467728, Mario Javier Obrador Púrpura, DNI 30606582, Pablo Waldo
Obrador Púrpura, DNI 32902137, Mauricio Obrador, DNI 32316483, y
Mailen Paula Obrador Púrpura, DNI 34627324, por la suma de DIEZ MIL
CUATROCIENTOS TREINTA PESOS CON 74/100 ($ 10.430,74), según
lo expresado en el Considerando VI; y emplazarlos en treinta (30) días a
contar desde su notificación para que depositen dicha suma en el Banco de
la Nación Argentina, Cuenta Corriente Nº 628-02371-81 Suc. Nº 2405
Mza. a la orden de “Hon.Tribunal de Cuentas- TC AUR”, y para que
remitan al Tribunal el respectivo comprobante del depósito. El monto
depositado por el concepto señalado, deberá ser girado por el Tribunal a la
Tesorería de la Dirección Provincial de Vialidad en el plazo previsto en el
Acuerdo Nº 3098.

105
Artículo 6: Formular cargo en forma solidaria por CUATROCIENTOS
SETENTA MIL TRESCIENTOS VEINTICINCO PESOS CON 35/100
($ 470.325,35) a los siguientes responsables, por la suma máxima: Arq.
Oscar Sandes, DNI 7617064 (Administrador), Cdor. Elías David Jurado,
DNI 29574452 (Gerente de Economía y Finanzas) y Sra. Juana Miriam
Herrera, DNI 12044648 (Jefe División Tesorería), y hasta los montos que
en cada caso se indican: Sra. Corina Gallardo, DNI 20809751 (Gerente de
Recursos Humanos y Administración), por la suma de TRESCIENTOS
SETENTA Y TRES MIL SETECIENTOS DIECISEIS PESOS CON
13/100 ($ 373.716,13); Sr. José Mariano Yanzón, DNI 26792969 (Jefe
División Equipos) por la suma de NUEVE MIL CUARENTA Y CUATRO
PESOS CON 71/100 ($ 9.044,71) y herederos del Sr. Jaime Alberto
Obrador, DNI 10655180 (personal contratado con funciones en
Contaduría): Teresa Angélica Púrpura, DNI 6374000, Gabriel Eduardo
Obrador Púrpura, DNI 24467728, Mario Javier Obrador Púrpura, DNI
30606582, Pablo Waldo Obrador Púrpura, DNI 32902137, Mauricio
Obrador, DNI 32316483, y Mailen Paula Obrador Púrpura, DNI 34627324,
por la suma de OCHENTA Y CUATRO MIL NOVECIENTOS
CINCUENTA Y SIETE PESOS CON 67/100 ($ 84.957,67), según lo
expresado en el Considerando VII; y emplazarlos en treinta (30) días a
contar desde su notificación para que depositen dicha suma en el Banco de
la Nación Argentina, Cuenta Corriente Nº 628-02371-81 Suc. Nº 2405
Mza. a la orden de “Hon.Tribunal de Cuentas- TC AUR”, y para que
remitan al Tribunal el respectivo comprobante del depósito. El monto
depositado por el concepto señalado, deberá ser girado por el Tribunal a la
Tesorería de la Dirección Provincial de Vialidad en el plazo previsto en el
Acuerdo Nº 3098.

Artículo 7: Formular cargo en forma solidaria por SEISCIENTOS


VEINTIUN MIL TRESCIENTOS NUEVE PESOS CON 55/100
($ 621.309,55) a los siguientes responsables, por la suma máxima: Arq.
Oscar Sandes, DNI 7617064 (Administrador), Cdor. Elías David Jurado,
DNI 29574452 (Gerente de Economía y Finanzas) y Sra. Juana Miriam
Herrera, DNI 12044648 (Jefe División Tesorería), y hasta los montos que
en cada caso se indican: Sra. Corina Gallardo, DNI 20809751 (Gerente de
Recursos Humanos y Administración), por la suma de QUINIENTOS
OCHENTA Y DOS MIL NOVECIENTOS SETENTA Y DOS PESOS
CON 56/100 ($ 582.972,56) y herederos del Sr. Jaime Alberto Obrador,
DNI 10655180 (personal contratado con funciones en Contaduría): Teresa
106
Angélica Púrpura, DNI 6374000, Gabriel Eduardo Obrador Púrpura, DNI
24467728, Mario Javier Obrador Púrpura, DNI 30606582, Pablo Waldo
Obrador Púrpura, DNI 32902137, Mauricio Obrador, DNI 32316483, y
Mailen Paula Obrador Púrpura, DNI 34627324, por la suma de TREINTA
Y OCHO MIL TRESCIENTOS TREINTA Y SEIS PESOS CON 99/100
($ 38.336,99), según lo expresado en el Considerando VIII; y emplazarlos
en treinta (30) días a contar desde su notificación para que depositen dicha
suma en el Banco de la Nación Argentina, Cuenta Corriente Nº 628-
02371-81 Suc. Nº 2405 Mza. a la orden de “Hon.Tribunal de Cuentas- TC
AUR”, y para que remitan al Tribunal el respectivo comprobante del
depósito. El monto depositado por el concepto señalado, deberá ser girado
por el Tribunal a la Tesorería de la Dirección Provincial de Vialidad en el
plazo previsto en el Acuerdo Nº 3098.

Artículo 8: Formular cargo en forma solidaria por CIENTO NOVENTA


MIL OCHOCIENTOS OCHO PESOS CON 22/100 ($ 190.808,22) a los
siguientes responsables, por la suma máxima: Arq. Oscar Sandes, DNI
7617064 (Administrador), Cdor. Elías David Jurado, DNI 29574452
(Gerente de Economía y Finanzas) y Sra. Juana Miriam Herrera, DNI
12044648 (Jefe División Tesorería), y hasta los montos que en cada caso se
indican: Sra. Corina Gallardo, DNI 20809751 (Gerente de Recursos
Humanos y Administración), por la suma de CINCUENTA Y SIETE MIL
CUATROCIENTOS SETENTA Y CUATRO PESOS CON 08/100
($ 57.474,08) y herederos del Sr. Jaime Alberto Obrador, DNI 10655180
(personal contratado con funciones en Contaduría): Teresa Angélica
Púrpura, DNI 6374000, Gabriel Eduardo Obrador Púrpura, DNI 24467728,
Mario Javier Obrador Púrpura, DNI 30606582, Pablo Waldo Obrador
Púrpura, DNI 32902137, Mauricio Obrador, DNI 32316483, y Mailen
Paula Obrador Púrpura, DNI 34627324, por la suma de NOVENTA Y
SIETE MIL SETECIENTOS PESOS CON 38/100 ($ 97.700,38), según lo
expresado en el Considerando IX; y emplazarlos en treinta (30) días a
contar desde su notificación para que depositen dicha suma en el Banco de
la Nación Argentina, Cuenta Corriente Nº 628-02371-81 Suc. Nº 2405
Mza. a la orden de “Hon.Tribunal de Cuentas- TC AUR”, y para que
remitan al Tribunal el respectivo comprobante del depósito. El monto
depositado por el concepto señalado, deberá ser girado por el Tribunal a la
Tesorería de la Dirección Provincial de Vialidad en el plazo previsto en el
Acuerdo Nº 3098.

107
Artículo 9: Formular cargo en forma solidaria por SESENTA Y NUEVE
MIL TRESCIENTOS NOVENTA Y TRES PESOS CON 96/100
($ 69.393,96) a los siguientes responsables, por la suma máxima: Arq.
Oscar Sandes, DNI 7617064 (Administrador), Cdor. Elías David Jurado,
DNI 29574452 (Gerente de Economía y Finanzas) y Sra. Juana Miriam
Herrera, DNI 12044648 (Jefe División Tesorería), y hasta los montos que
en cada caso se indican: Sra. Corina Gallardo, DNI 20809751 (Gerente de
Recursos Humanos y Administración), por la suma de TREINTA Y OCHO
MIL TRESCIENTOS TREINTA Y SEIS PESOS CON 99/100
($ 38.336,99) y herederos del Sr. Jaime Alberto Obrador, DNI 10655180
(personal contratado con funciones en Contaduría): Teresa Angélica
Púrpura, DNI 6374000, Gabriel Eduardo Obrador Púrpura, DNI 24467728,
Mario Javier Obrador Púrpura, DNI 30606582, Pablo Waldo Obrador
Púrpura, DNI 32902137, Mauricio Obrador, DNI 32316483, y Mailen
Paula Obrador Púrpura, DNI 34627324, por la suma de SESENTA Y SEIS
MIL SESENTA Y UN PESOS CON 26/100 ($ 66.061,26), según lo
expresado en el Considerando X; y emplazarlos en treinta (30) días a contar
desde su notificación para que depositen dicha suma en el Banco de la
Nación Argentina, Cuenta Corriente Nº 628-02371-81 Suc. Nº 2405 Mza.
a la orden de “Hon.Tribunal de Cuentas- TC AUR”, y para que remitan al
Tribunal el respectivo comprobante del depósito. El monto depositado por
el concepto señalado, deberá ser girado por el Tribunal a la Tesorería de la
Dirección Provincial de Vialidad en el plazo previsto en el Acuerdo
Nº 3098.

Artículo 10: Formular cargo en forma solidaria por SEISCIENTOS


VEINTISIETE MIL TRESCIENTOS SETENTA Y SEIS PESOS CON
11/100 ($ 627.376,11) a los siguientes responsables, por la suma máxima:
Arq. Oscar Sandes, DNI 7617064 (Administrador), Cdor. Elías David
Jurado, DNI 29574452 (Gerente de Economía y Finanzas) y Sra. Juana
Miriam Herrera, DNI 12044648 (Jefe División Tesorería), y hasta los
montos que en cada caso se indican: Sra. Corina Gallardo, DNI 20809751
(Gerente de Recursos Humanos y Administración), por la suma de
CUATROCIENTOS CUARENTA Y TRES MIL TRESCIENTOS ONCE
PESOS CON 04/100 ($ 443.311,04); Sr. José Mariano Yanzón, DNI
26792969 (Jefe División Equipos) por la suma de TREINTA Y NUEVE
MIL SEISCIENTOS OCHENTA Y OCHO PESOS CON 05/100
($ 39.688,05) y herederos del Sr. Jaime Alberto Obrador, DNI 10655180
(personal contratado con funciones en Contaduría): Teresa Angélica
108
Púrpura, DNI 6374000, Gabriel Eduardo Obrador Púrpura, DNI 24467728,
Mario Javier Obrador Púrpura, DNI 30606582, Pablo Waldo Obrador
Púrpura, DNI 32902137, Mauricio Obrador, DNI 32316483, y Mailen
Paula Obrador Púrpura, DNI 34627324, por la suma de CIENTO
VEINTISIETE MIL CUARENTA Y CINCO PESOS CON 92/100
($ 127.045,92) según lo expresado en el Considerando XI; y emplazarlos
en treinta (30) días a contar desde su notificación para que depositen dicha
suma en el Banco de la Nación Argentina, Cuenta Corriente Nº 628-
02371-81 Suc. Nº 2405 Mza. a la orden de “Hon.Tribunal de Cuentas- TC
AUR”, y para que remitan al Tribunal el respectivo comprobante del
depósito. El monto depositado por el concepto señalado, deberá ser girado
por el Tribunal a la Tesorería de la Dirección Provincial de Vialidad en el
plazo previsto en el Acuerdo Nº 3098.

Artículo 11: Formular cargo en forma solidaria por CIENTO


CINCUENTA Y CUATRO MIL VEINTIUN PESOS CON 18/100
($ 154.021,18) a los siguientes responsables, por la suma máxima: Arq.
Oscar Sandes, DNI 7617064 (Administrador), Cdor. Elías David Jurado,
DNI 29574452 (Gerente de Economía y Finanzas) y Sra. Juana Miriam
Herrera, DNI 12044648 (Jefe División Tesorería), y hasta los montos que
en cada caso se indican: Sr. Eduardo Alberto Fernández, DNI 13192538
(Coordinador Operativo) por la suma de CINCUENTA Y SIETE MIL
CIENTO OCHENTA Y UN PESOS CON 32/100 ($ 57.181,32) y
herederos del Sr. Jaime Alberto Obrador, DNI 10655180 (personal
contratado con funciones en Contaduría): Teresa Angélica Púrpura, DNI
6374000, Gabriel Eduardo Obrador Púrpura, DNI 24467728, Mario Javier
Obrador Púrpura, DNI 30606582, Pablo Waldo Obrador Púrpura, DNI
32902137, Mauricio Obrador, DNI 32316483, y Mailen Paula Obrador
Púrpura, DNI 34627324, por la suma de VEINTINUEVE MIL
CINCUENTA Y UN PESOS CON 62/100 ($ 29.051,62) según lo
expresado en el Considerando XII; y emplazarlos en treinta (30) días a
contar desde su notificación para que depositen dicha suma en el Banco de
la Nación Argentina, Cuenta Corriente Nº 628-02371-81 Suc. Nº 2405
Mza. a la orden de “Hon.Tribunal de Cuentas- TC AUR”, y para que
remitan al Tribunal el respectivo comprobante del depósito. El monto
depositado por el concepto señalado, deberá ser girado por el Tribunal a la
Tesorería de la Dirección Provincial de Vialidad en el plazo previsto en el
Acuerdo Nº 3098.

109
Artículo 12º: Agregar copia certificada de este Fallo al expediente
principal Nº 309-A-2019, en el que se tramita la rendición general de
cuentas de dicho organismo por el ejercicio referido.

Artículo 13º: Dar por terminado el presente juicio parcial de cuentas,


correspondiente al ejercicio 2019 (periodo 1/1/2019 al 30/9/2019) de la
DIRECCIÓN PROVINCIAL DE VIALIDAD.

Artículo 14º: Notificar esta resolución a los responsables, al señor Fiscal


de Estado y a las actuales autoridades del organismo cuentadante; ponerla
en conocimiento de la Dirección de Cuentas respectiva, darla al Registro de
Fallos, publicarla en el Boletín Oficial en forma abreviada, devolver la
documentación a su origen y, cumplido lo dispuesto en los artículos 1º, 2º,
3°, 4°, 5°, 6°, 7°, 8°, 9°, 10° y 11°, archivar las actuaciones.
Dr. HECTOR DAVID CAPUTTO Dr. NÉSTOR M. PARÉS
VOCAL CONTADOR PRESIDENTE
TRIBUNAL DE CUENTAS TRIBUNAL DE CUENTAS
MENDOZA MENDOZA
EN DISIDENCIA PARCIAL

Dr. RICARDO PETTIGNANO


VOCAL CONTADOR Dr. MARIO FRANCISCO ANGELINI
TRIBUNAL DE CUENTAS VOCAL CONTADOR
MENDOZA TRIBUNAL DE CUENTAS
MENDOZA

Dra. LILIANA M. DE LÁZZARO


VOCAL CONTADORA
TRIBUNAL DE CUENTAS ANTE MÍ
MENDOZA
EN DISIDENCIA PARCIAL
Dr. GUSTAVO A. RIERA
SECRETARIO RELATOR
TRIBUNAL DE CUENTAS
MENDOZA

Certifico que las firmas que anteceden han sido insertas holográficamente en el
documento obrante en el expediente.
Dr. Gustavo A. Barbera - Jefe Dpto. Despacho - Tribunal de Cuentas - Mendoza

110
Catamarca 83 – Ciudad –
www.tribunaldecuentas.mendoza.gov.ar

Digitally signed by SIGESCO


Date: 2020.06.10 13:19:13 -
03:00

RIERA GUSTAVO ANIBAL


DIRECTOR DE ASUNTOS
JURÍDICOS
Tribunal de Cuentas Mendoza