Está en la página 1de 2

CONTROL DE LECTURA # 3: SOCIOLOGÍA DE LA JUVENTUD

Apellidos y Nombres: Gamarra Paredes Gustavo.

“Algunas aproximaciones sobre la cuestión”

Luis Miguel Lazo López

El autor de este texto expone en primera instancia el tema de la juventud como categoría
independiente alejándose de la idea en situarlos dentro de una realidad, problema,
fenómenos. Sin embargo, en la actualidad ha nacido cierto interés por parte de instituciones
públicas y privadas en investigar a los jóvenes como tal en términos del autor, “investigar
sus discursos, acciones, interacciones y prácticas sociales.” Esto último, argumenta el autor,
se debe al protagonismo que recae sobre ellos porque “son portadores de nuevos
paradigmas culturales y estilos.”
Líneas más adelante, el autor realiza una exploración sociocultural del sujeto juvenil además
de interpretar la identidad de los micro grupos de jóvenes en este caso el contexto de
Huancayo.
Para cumplir con dicho objetivo parte por una revisión de antecedentes relacionados de
manera indirecta como son pandillas juveniles, barras bravas, etc. El primero en ser citado
es la investigación de Martin Santos en la “vergüenza de los pandilleros: masculinidad,
emociones y conflictos en esquineros del cercado de lima “(2002). El autor del texto enfatiza
sobre dicha investigación; la subcultura pandillera son resultados de un constructo donde lo
educativo y cultural son los que estructuran sus estilos de vida. Además, está el componente
sociocultura que es la identidad, el cual menciona que es un proceso donde “el individuo
adquiere, internaliza y hace suyo diversos elementos culturales”. Siguiendo esta idea,
cuando la identidad masculina es puesta a prueba o desafiada como el caso del término
“cabro” tomado como algo vergonzoso ello genera acciones conflictivas y violentas, el cual
Santos denomina “vergüenza de los pandilleros” a partir concluye que la vergüenza de un
individuo tiene como resultado, no siempre, el conflicto y violencia social.
La segunda en ser citado es la tesis “unidos nos hacemos respetar: jóvenes, identidad y
violencia en Ayacucho” (2008) de la alemana Cordula Strorka. Una vez mas el autor se centra
identidad colectiva edificada a partir de normas, valores, prácticas culturales, la clase social
desarrollados al interior de las “manchas juveniles”. El aspecto clase social étnico y
geográfico son componentes de la identidad individual y colectiva. El autor concluye en este
apartado al mencionar la identidad de manchas o pandillas es construida por una seria de
elementos culturales y sociales que se adquiere paulatinamente en el proceso de
socialización. Por que es necesario relacionar la juventud con la categoría identidad
Sandro venturo también es citado por el autor del texto respecto a los jóvenes con relación
e incursión en el mundo político del mismo modo estudia las tendencias y el tipo de
organización de los estudiantes. Donde a diferencia las generaciones de antaño con las
actuales se han iniciado un “proceso de despolitización y crea una cultura de apatía y
rechazo a la actividad política”, enfatiza el autor del texto. A partir de dicho disgusto se
genera diversos movimientos alternativos contractuales con la premisa cultural como lo es
el puck, el rocanrol, el metal, etc.
Las barras de futbol también son mencionadas por el autor el cual refiere que son
agrupación social dinamizado en torno a un sentimiento por un determinado deporte, para
ahondar más sobre esto último alude al análisis sociológico de Raúl Castro “las barras bravas
se cohesiona por una identidad sentimental al futbol”, por lo cual se compone una
comunidad o red social.
Finalmente, las “microsocialidades” de Américo Meza, define el ser, pensar y hacer de cada
individuo es decir estructura su derrotero de vida, también edifica su identidad al moverse
por estas microsocialidades. Sin embargo, para los jóvenes lo establecido por la sociedad
adulta no les genera un estado de pertenencia por lo que crean o diseñan microsocialidades.

También podría gustarte