Está en la página 1de 2

La metodología Lean StartUp rediseña el proceso haciéndolo mucho más eficiente,

y reduciendo el riesgo asociado al lanzamiento de cualquier proyecto innovador.


La metodología Lean StartUp es un concepto acuñado por Eric Ries, aunque
proviene de Japón de las teorías de Lean Manufacturing de Toyota. Es la evolución
del concepto tradicional de Lean, al caso concreto del lanzamiento de Startups al
mercado.

Tradicionalmente la filosofía Lean aplicada a los procesos productivos, pone su


atención en eliminar cualquier tipo de desperdicio. El caso típico, suele ser eliminar
los stocks intermedios entre procesos, que casi todas las plantas de producción
tienen. Con esta metodología de producción lo que se hace es resaltar todas
aquellas actividades que aportan valor a la cadena de producción, eliminando todo
aquello que es redundante y que genera gastos innecesarios.

Ries, ingeniero de software, como explica en su libro, aplica la teoría Lean al


lanzamiento de nuevas empresas. Básicamente, porque tuvo más de un fracaso
lanzando al mercado empresas con la manera tradicional de hacer las cosas, y se
planteó, que debería de haber otra manera de hacerlo. Tuvo la suerte de conocer a
Steve Blank, desarrollador de la metodología Customer Development, centrada en
conocer muy bien a los clientes y sus problemas antes de lanzar cualquier idea de
negocio al mercado.

Gracias al libro “The Lean Startup“, la metodología Lean Startup se ha convertido en


el movimiento que está transformando la manera de concebir, fabricar y lanzar
nuevos productos al mercado.

Aprendizaje validado, experimentación e iteración son los tres pilares en los que se


basa la metodología Lean Startup. El objetivo es reducir el riesgo en el lanzamiento
de nuevos productos y servicios. Aprender del cliente es la clave y cuanto más
rápido y barato mejor.
Con la metodología Lean Startup se va construyendo a medida que se obtiene más
y más conocimiento del mercado, pasando a invertir sumas más importantes
únicamente cuando el aprendizaje ya se ha realizado. De esta manera, el método
Lean StartUp permite invertir menos recursos (tiempo, dinero e ilusión) en la fase de
aprendizaje y testeo de la idea de negocio, para invertir más recursos o pedir
financiación cuando el conocimiento y las probabilidades de éxito son altos.

Esta metodología pretende encontrar un modelo de negocio que funcione, al mismo


tiempo que se evitan gastos innecesarios de tiempo, dinero y trabajo. Nació de la
necesidad de evitar invertir demasiado dinero en un producto o servicio que no
llegue a tener demanda.

Punto de inicio:  se empieza contestando esta pregunta, “¿estoy resolviendo algún
problema real para alguien?” Pues muchas veces creemos tener una gran idea,
pero puede que no exista una necesidad real detrás.

Segundo paso: la siguiente pregunta es, “¿pagarían las personas por la solución
que voy a crear?”
Lógica de la metodología: nuestra idea es una hipótesis y sobre ella diseñamos
una investigación sobre el producto o servicio a ofrecer. Se sigue un proceso que se
conoce como “ágil”:

1. La idea: la cual nace del propio emprendedor.

2. Producto: a partir de ahí se diseña o un producto o servicio, el cual es una versión


inicial.

3. Medición: se habla con potenciales clientes y se mide si la respuesta es de


aceptación o de rechazo.

4. Aprendizaje: tras la retroalimentación, se define si estamos yendo por buen


camino o si estamos equivocados, así podemos replantear la idea y cambiar el
rumbo de la estrategia en caso de ser necesario.

Bibliografía

 https://xconomy.com/san-francisco/2011/07/06/eric-ries-the-face-of-the-lean-
startup-movement-on-how-a-once-insane-idea-went-mainstream/

 https://innokabi.com/metodo-lean-startup/

 https://www.incae.edu/es/blog/2017/11/22/que-es-el-lean-startup.html